Sociedad de Consumo

Historia de la Actividad Económica del Hombre y Sus Realizaciones

Historia de la Actividad Económica del Hombre
Los Bienes , Producción y Materias Primas

NECESIDADES DEL HOMBRE: El hombre para subsistir y realizarse necesita determinados bienes materiales. La realidad nos muestra que estos bienes son limitados, mientras que las necesidades son ilimitadas. De ahí surge la actividad económica, que procura y distribuye esos bienes materiales.

El hombre tiene además inclinaciones y aspiraciones trascendentes, como la religión, el arte, la ciencia y la cultura; toca también a la actividad económica atender a ellas y satisfacerlas en la medida que los bienes materiales ayuden a conquistar esos bienes espirituales.

La actividad económica no debe ser un fin en sí misma sino uno de los medios por los que el hombre logre realizarse en sus necesidades, en sus deberes y en sus aspiraciones.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/el-hombre1.jpg

«La economía y la técnica son fuerzas útiles e incluso necesarias mientras permanezcan sometidas a la obediencia de las exigencias espirituales superiores; y resultan peligrosas y nocivas cuando se les concede un indebido predominio, y por decirlo así, la dignidad de fin en sí mismas.» (Pío XII).

La necesidad es la carencia de un bien de la que el hombre es consciente. Las necesidades humanas se clasifican en:

• Necesidades materiales, que pueden ser satisfechas con bienes materiales, como el alimento, la vivienda, el vestido, etc.
• Necesidades espirituales, como la necesidad de afecto, de comunicación con sus semejantes, de libertad, de comprensión, etc.

BIENES ECONÓMICOS

Recibe el nombre de bien todo aquello que ayuda al hombre a lograr su plena realización personal o que sirve para satisfacer sus necesidades. Lo mismo que ellas, los bienes pueden ser espirituales (como la fe en Dios, la voluntad, el entendimiento) y materiales. La religión, el arte y la ciencia son bienes destinados a satisfacer las necesidades espirituales.

Entre los bienes materiales existen:

• Los bienes materiales no económicos, que por su abundancia no dan lugar a la actividad económica, tal es el agua de los mares, el aire que respiramos, las arenas del desierto. Entre estos bienes pueden incluirse la salud y la resistencia física de cada persona.

• Los bienes materiales económicos, que son los que existen en cantidad inferior a la requerida por las necesidades, y por lo tanto dan lugar a las actividades económicas.

Resultado de imagen para historiaybiografias.com marx

Para el marxismo, la actividad humana del trabajo es un bien económico. Esto es un error, puesto que el trabajo humano no es un bien económico porque no es un bien material aunque los resultados del trabajo del hombre puedan medirse en magnitudes materiales y su fruto pueda ser un bien material, porque su naturaleza íntima escapa a lo material. El trabajo, aun el trabajo manual, siempre es fruto de una persona, y por eso mucho más que una mercadería que pueda ser comprada o vendida es la obra de un ser espiritual.

Clasificación de los bienes económicos

Los bienes económicos pueden clasificarse en:

Bienes de consumo o directos, que son los destinados a satisfacer una necesidad inmediata, como los alimentos, los combustibles, el vestido.
Bienes instrumentales, de producción o indirectos. Son los medios que se utilizan para producir otros bienes económicos, tales como las materias primas, las maquinarias agrícolas e industriales, también los combustibles y los medios de transporte.
Bienes durables, que pueden usarse un tiempo más o menos largo sin destruirse, como los edificios, los muebles, los libros, las tierras cultivables; todos requieren, sin embargo, un mantenimiento adecuado.
Bienes no durables o fungibles, que se destruyen o consumen con el uso, como les alimentos, los combustibles, el papel, etc.

ALIMENTACIÓN
Aristóteles define la vida como un proceso de nutrición. Efectivamente, todo ser viviente recibe en forma continua sustancias que se incorporan y se eliminan del organismo haciendo posible las transformaciones químicas y ia producción de energía que caracterizan la vida. El hombre, como todos los seres vivientes, toma de la naturaleza los elementos que necesita para ese proceso: aire, agua, sales y sustancias orgánicas, vegetales y animales, que integran su alimentación.

La alimentación debe ser:

suficiente en cantidad, de acuerdo con la edad, condiciones de trabajo, desarrollo físico;
completa, por la variedad de los productos que la componen (frutas, carne, verduras, leche);
equilibrada, por la proporción de los elementos que la componen (grasas, proteínas, hidratos de carbono, etcétera):
adecuada también al individuo (su talla, su peso, su edad, sus ocupaciones, el clima, etc.).

La alimentación y la salud: Hipócrates (s. V a. C), llamado «padre de la nedicina», dijo «que su alimento sea su medi-:amento». Desde entonces y hasta ahora, grabas a los renovados esfuerzos de la ciencia, se lan descubierto hechos que demuestran que se puede conservar y recuperar ia salud por nedio de una conveniente alimentación. os conocimientos adquiridos y aplicados constituyen la dietoterapia.

Numerosos hechos animaron la investigación; entre ellos hay que recordar el trágico destino de las expediciones de navegantes que veían asoladas sus tripulaciones por el escorbuto. Esta enfermedad, debida a la carencia de ácido ascórbico o vitamina C, que faltaba en la dieta de a bordo, fue superada con la incorporación de alimentos frescos (frutas y verduras especialmente). El raquitismo causa estragos en poblaciones cuya alimentación es pobre en vitaminas A y D, contenidas especialmente en ciertas grasas de pescado: la carencia de proteínas aflige a las poblaciones que no disponen de una adecuada dieta de carne o de ciertos vegetales que las contienen.

El problema del hambre: El problema del hambre es un azote que aflige a la humanidad, y que pese a los esfuerzos realizados no ha sido posible eliminar completamente. Las últimas estadísticas indican que un 60% de la población mundial está mal alimentada. En nuestros tiempos el hambre tiene una estrecha relación con problemas de adelanto y cultura de los pueblos.

La situación es considerada por diversos organismos internacionales:

• La FAO (Organización para la Alimentación y la Agricultura, dependiente de las Naciones Unidas), encargada de proporcionar la asistencia técnica necesaria destinada a aumentar la productividad del suelo y la producción de alimentos para atender a las necesidades de la población mundial.

• La OMS (Organización Mundial de la Salud), dedicada a estudiar y remediar los problemas de la salud difundiendo una adecuada educación sanitaria, que lleve al mejor aprovechamiento de los recursos disponibles para conservarla (entre ellos, el alimento).

• La Comisión Seleccionada para el Desarrollo de Ultramar, que funciona en Londres. En su último informe (1976) dice que el hambre en el mundo es un problema de distribución.

En dicho informe de hace varios años ya se expresaba: «Aproximadamente hay 430 millones de personas en el mundo que sufren seria desnutrición; pero sólo se requerirá de un 2% en la producción anual de cereales (25 millones de toneladas) para ayudarlos eficazmente. Lo decisivo es que ese incremento se dirija realmente hacia las personas que lo necesiten.

Entre las directivas del Concilio Vaticano II se destaca el llamado a los gobiernos y a los particulares en el sentido de que según sus propias posibilidades presten su ayuda tanto a los individuos como a los pueblos que padecen hambre para palear ese flagelo y para que ellos mismos puedan producir lo que necesitan para alimentarse.

La vivienda, desde los más remotos tiempos, fue el lugar en el que el hombre buscó refugio en procura de descanso y de protección contra la intemperie. Fue siempre el lugar del encuentro familiar, la sede de su hogar; allí encuentra reposo para su fatiga, consuelo para sus penas, la alegría que le proporcionan las cosas más queridas.

A través de la historia y de las costumbres y necesidades de los pueblos ha adquirido diversas formas, desde los refugios naturales en las rocas (cuevas), las viviendas lacustres del neolítico, los sampanes chinos, los toldos de los Indios americanos, los iglús de los esquimales hasta las modernas construcciones, verdaderos monumentos de cemento, de las ciudades populosas de nuestra época.

En todos los tiempos y lugares la vivienda cumpie una función social y, especialmente en nuestros días, debe ser considerada para el hombre como un derecho.

Toda vivienda debe ser:

Adecuada a la cantidad y condición de quienes han de habitarla. Se evitará así la promiscuidad y el hacinamiento y la vida de familia podrá desarrollarse dentro de las normas de la moralidad y el orden.
Higiénica, limpia y aireada.
Confortable, para que la vida en ella sea grata.
Económica, es decir, estar al alcance de la capacidad de quienes han de adquirirla y conservarla.

El PROBLEMA DE LA VIVIENDA

El problema de la vivienda se ve agravado en nuestros días por el desequilibrio que producen las grandes industrias y el comercio al atraer hacia los centros urbanos a la mayor parte de la población. Ese fenómeno ha provocado el desarrollo de monstruosos centros poblados, en los que los habitantes se «refugian» en edificios de muchos pisos, donde se pierde la noción de la existencia del cielo, del sol y del verdor de las plantas.

La familia es donde nace y se desarrolla una nueva vida, la cual para no perecer necesita cuidado y educación. La familia es, pues, la dispensadora universal de la vida; la que entrega ciudadanos a las naciones. Estos ciudadanos desarrollan sus actividades en esas mismas naciones para engrandecerlas, integrando las instituciones sociales y propendiendo con su trabajo al ennoblecimiento de éstas.

SOLUCIONES PARA EL PROBLEMA DE LA VIVIENDA
Las soluciones que actualmente se buscan para el problema de la vivienda se orientan hacia la necesidad de:

• Descongestionar las zonas administrativas y comerciales, llevando las correspondientes oficinas a barrios situados en la periferia de las ciudades.
• Erradicar las industrias de los centros urbanos, estableciendo normas acerca de a qué distancia mínima de ellos pueden instalarse.
• Fomentar el establecimiento de familias e individuos en las zonas rurales, creando para ello condiciones adecuadas de confort.
• Desarrollar una política crediticia accesible, que haga posible la adquisición de la vivienda propia.
• Alentar la inversión de capitales para la construcción de viviendas para alquilar.

La vivienda contribuye a ia dignificación del hombre y al mantenimiento de la salud física y moral de la población. Por lo tanto la primera acción del estado es la de auspiciar, estimular y proteger la construcción de viviendas dignas para toda la población del país.

EL VESTIDO
El vestido cumple en el hombre una doble función de protección y de adorno. En algunos casos representa los atributos de un cargo o una jerarquía.
El vestido en la realidad actual: El uso de una vestimenta adecuada y suficiente debe ser contemplado desde el punto de vista de las necesidades reales del ser humano. La simplificación de las costumbres y la incorporación de nuevos materiales (fibras sintéticas) ha ampliado el campo de posibilidades a fin de abaratar y hacer accesible los elementos del vestido a la mayor parte de las personas.

PROGRESOS, A TRAVÉS DE LA HISTORIA, EN LA OBTENCIÓN DE BIENES MATERIALES

En todos los tiempos a través de la historia, el hombre ha procurado la obtención de bienes materiales destinados a satisfacer sus necesidades inmediatas. Se ha valido para ello de sus dones (voluntad, entendimiento) y consciente o inconscientemente lo ha hecho para lograr el perfeccionamiento que lo coloca por sobre todos los demás seres creados.

Las primeras actividades económicas del hombre fueron:

• La recolección de frutos tal cual los ofrece la naturaleza.
• La caza, actividad casi exclusivamente reservada al varón; fomentaba el valor y daba prestigio. Estuvo muchas veces ligada a la magia y a prácticas religiosas.
• La pesca, a la que se unía el ingenio para dominar otro elemento: el agua.
• El apacentamiento de rebaños, a los que el hombre consiguió domesticar.
• La práctica primitiva de la agricultura, que arraigó al hombre a la tierra.

El cultivo de la tierra
El cultivo de la tierra arraigó ai hombre a un territorio y trajo consecuencias trascendentales:

• Lo convirtió de depredador en productor.
• Pudo alimentar a los animales domesticados.
• Se consolidó la idea de comunidad, de familia, de autoridad.

Importancia y aprovechamiento del agua: Un tema de tanta actualidad como el aprovechamiento del agua como técnica para asegurar la posibilidad de las siembras, el éxito de las cosechas y la supervivencia de los animales, fue preocupación constante del hombre desde los albores de la civilización.

Las llamadas civilizaciones agrícolas, asentadas junto a los grandes ríos (asirios y caldeos en la Mesopotamia, egipcios junto al Nilo, chinos entre los ríos Amarillo y Azul, hindúes junto al Ganges), aguzaron su ingenio para disponer del agua de acuerdo con sus necesidades. Fueron notables las obras de ingeniería que realizaron para su mejor aprovechamiento:

• Los asirios y los caldeos construyeron canales y cañerías subterráneos que conducían el agua hacia todas las direcciones. Se conservan todavía hoy macizos diques de piedra que retenían el agua para llevarla a los canales; se conocía además el uso de bombas con las que el agua llegaba hasta lo alto de las colinas. El historiador Herodoto dice que en los terrenos inundables de Babilonia las cosechas eran extraordinarias y que bosques de palmeras fructíferas se extendían por todo el país.

• Entre los egipcios la agricultura dependía de las crecientes del Nilo; al retirarse las aguas en otoño dejaban el suelo cubierto de un limo fértil que inmediatamente era aprovechado para las siembras. Realizaron obras de canalización, trabajos de limitación de los terrenos inundables, construyeron diques y terraplenes, supieron depurar las aguas.

Otras técnicas utilizadas Estos pueblos supieron de:

• Selección de semillas.
• Incorporación progresiva de nuevas especies comestibles.
• Utilización del arado.
• Adaptación de animales, especialmente vacunos, a las tareas agrícolas.
• Oportuno descanso de las tierras «fatigadas», a las que se volvía a cultivar sólo después de varios años.
• Almacenamiento de cosechas, especialmente en grandes recipientes de cerámica.
• Obtención de alimentos derivados de los frutos cosechados (harinas, aceites, etc.).

El uso de los metales.
La metalurgía

Recibe el nombre de metalurgía el conjunto de procedimientos que se siguen para extraer los metales de los minerales que los contienen y ponerlos en condiciones de ser utilizados.

Sólo a fines del neolítico se descubrieron las primeras técnicas; lo más probable es que dicho hallazgo haya sido casual. Pero desde que el hombre comprobó su utilidad inventó métodos de búsqueda de minerales y procedimientos para extraer los metales.

Valiosos auxiliares fueron otros descubrimientos, como:

• El carbón de leña, obtenido de troncos encendidos y apagados antes de su completa combustión.
• Hornos de fundición con adecuada disposición para concentrar el calor y permitir la ventilación constante y forzada del fuego.
• Recipientes apropiados (crisoles) para recibir al metal fundido.
• Las aleaciones destinadas a mejorar las condiciones de dureza y resistencia de ciertos metales. Tal es el caso del bronce (2900 a. C), aleación de cobre y estaño.

El uso de los metales, hacia 400 a. C, cambió la vida del hombre. Primeramente de cobre, luego de bronce, oro y plata se fabricaron adornos, armas y diversas herramientas; más tarde (1200 a. C.) el hierro sustituyó al bronce, especialmente en las armas e instrumentos. Pronto el uso de este metal se difundió por todo el mundo conocido desde India y China en Oriente hasta España en Occidente.

Se puede afirmar que la utilización del hierro marcó el paso de la prehistoria a la historia. Se produjeron adelantos como nunca se habían visto; el hombre logró:

• mejorar sus herramientas de trabajo;
• talar los árboles;
• perfeccionar sus armas, no sólo para la lucha, sino también para aumentar sus medios de subsistencia.

Las formas primitivas del comercio: El trueque es la forma más primitiva del comercio; consiste en el intercambio de productos sin intervención de la moneda.

El comercio por trueque presenta serias dificultades, ya que generalmente sucede que los objetos que una persona o comunidad posee en abundancia como para negociar el sobrante, no interesa a su probable comprador, ya que éste tiene lo mismo. Es el caso de los pueblos vecinos que cultivan o elaboran los mismos productos. Esa es la razón de los largos viajes de los comerciantes primitivos, generalmente de climas diversos y diferentes condiciones de suelo y relieve, llevando de un lugar a otro sus mercancías.

El uso de la moneda: La moneda se define como una pieza de metal o papel que representa el precio de las cosas y facilita su intercambio.

Mucho antes de la aparición de las primeras monedas (siglo VII a. C. ?) se utilizaron diversos medios que facilitaban el comercio; esas costumbres perduraron a pesar del uso de la moneda propiamente dicha. Así es que se fijaba el precio de las cosas relacionándolas con otras («un buey igual a 10 ovejas») o bien utilizando ciertos productos a modo de moneda, como el té en el Tibet, la sal en los pueblos mediterráneos, el cacao en América, las pieles en los pueblos cazadores.

La idea de utilizar piezas de metal como símbolo del precio de las cosas surgió de la comodidad que significaba por su duración, su fácil transporte y la posibilidad de fraccionar los valores. De los metales se utilizaron sobre todo el bronce, el oro y la plata; para los valores menores, el cobre y el estaño.

En un comienzo la moneda fue el metal en lingotes, que en cada ocasión debían pesarse; más tarde comenzó la acuñación de los valores en discos de diverso tamaño y espesor que llevaron impresa la efigie del gobernante y símbolos alegóricos.

La moneda desempeña el papel del intermediario en el comercio. Con ella el trueque de productos o de objetos se desdobla en dos operaciones:

• Se cambia un bien por moneda.
• Con esa moneda se adquiere otro bien.

El uso de la moneda significa:

• Un valor uniforme para las mismas cosas y en un mismo momento.
• Posibilidad de ahorro, ya que no siempre es necesario adquirir cosas con el dinero obtenido de la venta de bienes o en el trabajo.

La organización económica de la ciudad medieval

En la Edad Media se produjo en Europa la expansión del cristianismo, que trajo como consecuencias:

• El afianzamiento de la idea de que el hombre es un ser digno y trascendente.
• El ennoblecimiento del trabajo.

En la ciudad medieval es donde por primera vez se da la división del trabajo en tal forma que permite el desarrollo y el perfeccionamiento del trabajo artesanal; muchas de las artesanías de la Edad Media han perdurado a través de los tiempos, y las ciudades y pueblos en los que se practicaban han pasado a ser la cuna universal de esos oficios. Pueden ser ejemplos la labor de las tejedoras de puntillas de Bruselas (Bélgica), los artesanos del vidrio de Murano (Italia), los relojeros de la Selva Negra (Alemania), los forjadores de Toledo (España), etc..

Los artesanos se agrupaban en talleres y éstos en corporaciones. El taller estaba a cargo de un maestro, que tenía bajo su dirección varios oficiales y aprendices.

Las corporaciones se distinguían:

• Por su carácter monopólico, que impedía ejercer el oficio a quien no perteneciera a ellas.
• Por su autonomía, continuamente reclamada y sus pretensiones de participar en el gobierno público.
• Por sus reglamentos proteccionistas, que beneficiaban a sus componentes; el severo control que ejercían sobre los productos elaborados, así como la fijación y defensa de precios justos, favorecía por igual a los artesanos y al público consumidor, a la vez que evitó el enriquecimiento ilícito de unos a costa del trabajo de otros.
• Por su organización jerárquica.
En los talleres el maestro gozaba de merecido respeto; había adquirido su título con la elaboración de una obra maestra dentro de su especialidad: así había sido considerada por reunir las severas condiciones exigidas por la corporación. Los oficiales eran conocedores del oficio y se preparaban para ser maestros. Los aprendices no recibían paga pero eran mantenidos por el maestro, quien además se ocupaba de formar su carácter.

• Por el control de la producción que ejercían:
— Tenían un criterio formado acerca de la función social del capital.
— Impedían la competencia desleal; sólo se abrían nuevos talleres si la demanda del producto así lo exigía.
— Cada maestro no podía tener a su cargo más que un número determinado de oficiales y aprendices: aquellos a los que alcanzaba a dirigir y entrenar debidamente en el oficio.
— Siguiendo la concepción cristiana de la economía determinaban cuándo la ganancia era legítima y cuándo era abusiva.
Esta severa organización del trabajo hizo que hacia el siglo XIII las ciudades medievales gozaran de una próspera economía, basada en la alta calidad de sus productos y un comercio floreciente.

Surgió así una nueva clase social, la burguesía (de burgo = ciudad; burgués = habitante de la ciudad), integrada principalmente por comerciantes y banqueros, cuya influencia fue creciendo transformándose en un poderoso factor de poder.

Principios de la economía en la Edad Media
En la Edad Media quedaron afirmados determinados principios que fueron los que gobernaron su economía.

• Los bienes económicos sirven para que el hombre se perfeccione y logre sus fines espirituales.
• La sociedad civil y el estado deben intervenir para que eso se cumpla.
• La familia, la sociedad civil y la Iglesia deben cooperar en la obtención del bien común.
• El talento y las cualidades personales deben ser ejercidos totalmente y aplicados al trabajo u oficio que se desempeñe.
• La actividad económica debe responder a los designios que tiene Dios al otorgar la posesión de bienes materiales.

LOS ELEMENTOS DE LA PRODUCCIÓN

Factores de la producción
Llamamos producción al hecho de extraer y, según convenga, transformar los elementos naturales con fines útiles (alimentación, vestido, maquinarias, etcétera).
La producción se ha ido desarrollando y organizando en el transcurso de los siglos, con la mayor o menor influencia de tres factores fundamentales:
• La naturaleza.
• El trabajo.
• El capital.

La naturaleza
El hombre no crea; la naturaleza, por obra de Dios, le proporciona los elementos (frutos, sustancias minerales, etc.).La naturaleza es la que determina la tendencia económica de cada región. Por ejemplo: el Reino Unido es una nación manufacturera, porque su riqueza de minas de hierro y carbón le ha permitido fabricar máquinas y hacerlas funcionar. La República Argentina es un país principalmente agrícola-ganadero porque así lo determinan la extensión de sus llanuras, las características de sus suelos, el tipo de clima, etc..

El trabajo: El trabajo es el esfuerzo humano voluntario y consciente aplicado a fines útiles. En todo trabajo el hombre utiliza al mismo tiempo su fuerza física y su capacidad intelectual. Aun en aquellos trabajos que en apariencia son sólo físicos se utiliza la inteligencia.

El profesor que escribe en el pizarrón está realizando una tarea eminentemente intelectual, pero también está haciendo un esfuerzo físico; por su parte, el labrador, el carpintero albañil aplican su inteligencia en la ejecución de su labor.

Sabemos que, si bien los animales «trabajan» cuando cavan sus cuevas, construyen sus nidos, tejen sus «telas», etc., jamás progresan en su rutina y cada especie hace siempre lo mismo. En el trabajo del hombre, por el contrario, entran, además de la fuerza, el esfuerzo, la voluntad, la imaginación, etcétera, cualidades todas de su condición de ser espiritual.

El capital: El capital es el conjunto de bienes aplicados a la producción. Es factor instrumental porque ayuda al hombre a realizar su trabajo y a multiplicar su esfuerzo. Tal es el caso de una moderna cosechadora que permite a un solo hombre realizar el trabajo de muchos; para adquirirla se necesita invertir un capital que, a la vez, es fruto del trabajo.
Forman parte del capital aplicado al trabajo, tanto el dinero como las máquinas, herramientas, locales, etcétera, que lo hacen posible.

MATERIAS PRIMAS

Los recursos naturales son considerados materia prima porque es a partir de ellos que se elaboran otros productos. Según la economía moderna, son materia prima no sólo los productos naturales sino también aquellos que son fruto de alguna elaboración; un ejemplo es el acero, materia prima indispensable para la fabricación de maquinarias, pero que, a su vez, ha sido elaborado partiendo de otros productos naturales (hierro, carbón, etc.).

Producción de Materia Primas en Argentina: 

Los cultivos: Las cifras estadísticas indican que en nuestro país se están produciendo cambios en la orientación seguida en el cultivo de la tierra; así es que en los últimos tiempos:

• Ha disminuido la cantidad de hectáreas sembradas con cereales (soja, trigo, maíz, etc.) y lino.
• Ha aumentado el rendimiento por hectárea gracias a la cuidadosa selección de semillas.
• Ha aumentado la superficie sembrada con frutas y hortalizas. Esto es muy importante porque estos productos están destinados, más que ninguno de los otros, al consumo directo de la población; esto contribuye a diversificar su dieta con productos de efectivo poder alimenticio, vitamínico, etcétera.
• Se nota una evolución favorable en los cultivos industriales.
• Existen notables mejoras, sobre todo en calidad, en la producción de pastos y plantas forrajeras (alfalfa, sorgo, etcétera), destinados a la alimentación del ganado.

La producción forestal: La República Argentina cuenta con importantes áreas de bosques cuyo perfecto aprovechamiento constituye una de las principales metas a alcanzar. Entre ellas se destaca:

• El Chaco oriental, con extensiones pobladas de quebrachos, algarrobos, urundayes.
• La selva subtropical de Misiones, con pinos (especialmente útiles en la fabricación de papel), y maderas de calidad, como el cedro.
• La selva serrana del noroeste con cedros, quebrachos, eucaliptos (que se usa para alimentar los altos hornos siderúrgicos de Zapla).
• El parque de la Mesopotamia, con pinos y álamos.
• Los bosques al pie de los Andes patagónicos, especialmente de araucarias, cipreses, lengas y ñires.
La producción forestal es no sólo fuente de materia prima útilísima, sino de trabajo (aserraderos, fábricas de envases, de muebles, de papel, etc.).

La ganadería: La ganadería en la República Argentina representa, junto con la agricultura, casi el 70 % del total de las exportaciones del país, y ello se debe:

• A las excelentes condiciones físicas (suelo, clima, pastos, etcétera) que casi todo el país presenta para la cría de ganado.
• A la cuidadosa labor de selección y mejoramiento de razas llevada a cabo por el hombre de campo.
• Al mejoramiento de las pasturas destinadas a la alimentación de los animales.
• A los adelantos técnicos y científicos aplicados a la ganadería (vacunas, asistencia médico-veterinaria).

La pesca: El extenso litoral marítimo, así como los ríos del país contienen una valiosa riqueza en peces, cuya explotación no ha llegado, sin embargo, a su mayor perfeccionamiento y adecuado rendimiento.
Tanto la pesca de cabotaje (sin alejarse de las costas) como la pesca de altura (lejos de las costas), ofrecen la más diversa variedad de especies marinas, ya sean peces (caballas, pejerreyes de mar, merluzas, atunes, anchoas) o mariscos (crustáceos, pulpos, calamares).
La pesca de agua dulce en los ríos de llanura (dorados, pejerreyes, etc.), en los torrentes de la montaña (truchas y salmones principalmente) o en las lagunas interiores tiene, principalmente, interés deportivo.

La minería: La minería participa nada más que en una mínima parte en la producción total del país (menos del 4 %). El petróleo constituye la explotación mineral más importante, con miras a lograr en no mucho tiempo el autoabastecimiento del país en cuanto a este valioso combustible. Las principales áreas de explotación son:

• La cuenca del golfo de San Jorge (Chubut y Santa Cruz).
• La cuenca de Neuquén (Mendoza, Neuquén, La Pampa y Río Negro).
• La cuenca del noroeste (Salta y Jujuy).
• La cuenca de Cuyo (Mendoza y San Juan).
• La cuenca de Magallanes. Derivada de la explotación petrolera es importantísima la producción de gas natural, con la que se procura abastecer a la mayor parte de la población, especialmente por medio de gasoductos.

En cuanto a los demás productos minerales, las explotaciones son de menor importancia y no satisfacen las necesidades del país, aunque en algunos casos las posibilidades futuras son muy prometedoras, como las de los yacimientos de hierro en el noroeste y los de Sierra Grande, próximos al golfo de San Matías.

Las materias primas son:
• de origen vegetal, como los cereales, las frutas y hortalizas, plantas industriales (algodón, lino, girasol, caña de azúcar, té, yerba mate, tabaco, etc.), productos forestales (madera, celulosa), ciertas algas, etc..
• de origen animal, como los ganados (vacuno, ovino, porcino, etc.), las aves, los peces y mariscos, animales de pieles finas, etc.
• de origen mineral, como los combustibles (carbón, petróleo) y otras fuentes de energía (minerales radiactivos), metales (hierro, plomo, plata, níquel, etc.), piedras (mármoles, piedra pómez, etc.).

Para hacer posible el máximo aprovechamiento del trabajo del hombre, éste debe contar con obras de infraestructura realizadas por el estado o empresas particulares; tales obras son, por ejemplo:

• ferrocarriles,
• caminos,
• puentes,
• túneles,
• comunicaciones (teléfono, radio, satélites),
• puertos y aeropuertos,
• silos y elevadores de granos, etc.

Las industrias en la República Argentina
Por el grado de su importancia como país industrial, la República Argentina figura en el mundo moderno como un país en desarrolló. En la actualidad ha alcanzado ia etapa de una economía mixta, es decir, ya no es exclusivamente un país agrícola-ganadero; la industria abarca alrededor del 35 % de la producción total.

Entre las industrias más importantes se destacan:
• La siderurgia (elaboración de aceros), cuyo centro principal está en San Nicolás (provincia de Buenos Aires).
• La petroquímica (elaboración de productos derivados del petróleo y del carbón, como los plásticos).
• La fabricación de automotores.
• La industria textil.
• La elaboración de productos derivados de la agricultura y de la ganadería (alimentos, artículos de cuero, de lana y de algodón).
• Industrias químicas y farmacéuticas.

Las fuentes de energía
En los tiempos actuales el consumo de energía (electricidad, gas, petróleo, energía hidroeléctrica) es tan importante que sirve para medir la situación económica de los países más desarrollados con los que consumen mayor cantidad de energía por habitante:

• para el transporte,
• para la industria,
• para usodoméstico, etc.

En la República Argentina las principales fuentes de energía son las producidas:
• por la combustión del petróleo y del carbón,
• por las caídas de agua (diques y represas),
• por las plantas nucleares, como la de Atucha I y II (provincia de Buenos Aires) y la de Río Tercero (provincia de Córdoba).

El conjunto que forman la ciudad de Buenos Aires y los 19 partidos que la rodean consume más de la mitad de toda la energía que se produce.

Uno de los problemas que más preocupa al estado y a los particulares es la provisión de energía eléctrica a todos los puntos del país, especialmente a ios ambientes rurales. Muchas veces el hombre los abandona y se instala en la ciudad, sufriendo otras incomodidades con tal de disponer de adelantos técnicos cuyo uso es posible solamente por medio de la electricidad (iluminación, radio, cine, televisión, calefacción, refrigeración, etc.).

El transporte y comunicaciones
Los primeros medios de transporte terrestre fueron los animales, especialmente equinos (caballos, asnos, muías), camélidos (camellos, dromedarios), proboscídeos (elefantes). Más tarde, con la invención de la rueda (entre 4000 y 3000 a. C.) el hombre construyó vehículos en lenta evolución hasta la invención, a fines del siglo XVIII, de la máquina a vapor y, consecuentemente, del ferrocarril; de allí en adelante el hombre progresó en los dos últimos siglos más de lo que lo había hecho en el curso de más de 50.000 años. Al ferrocarril le siguió el automóvil. El transporte aéreo con el avión y, en nuestros días, con las naves interespaciales, ha hecho ciertos los más atrevidos sueños descriptos en los libros de ciencia-ficción.

En cuanto al transporte por agua, en un principio fue el preferido por el hombre, ya que por mar y sin alejarse de las costas estableció puertos y factorías que con el tiempo serían las grandes ciudades de hoy; el curso de los ríos le señaló caminos y lugares propicios para su instalación. Muchas de las actuales capitales del mundo son antiquísimos asentamientos del hombre; el río les proporcionó fáciles comunicaciones y transporte y, además, agua para beber y fertilizar sus cultivos.Entre las obras llamadas de infraestructura, aquellas destinadas al transporte y a las comunicaciones superan las conveniencias puramente económicas para ser vías por las que avanza el progreso social y cultural de los pueblos.

En la República Argentina el transporte y las comunicaciones reciben especial atención.

Ferrocarriles argentinos
El país poseía la más extensa red ferroviaria de América del Sur (más de 41.000 km de vías férreas). Sin embargo su distribución no atiende a las necesidades generales de todo el territorio, ya que la mayor concentración de vías se produce en la región de la Pampa y la Mesopotamia (más del 50 % del total). Lamentablemente durante el gobierno de Menem muchas líneas fueron levantadas o abandonadas, auqnue hoy hay un proyecto nacional de volver a integrar las economías regionales mediante el reacondicionamiento de esos mismos ramales abandonados en la década neoliberal de los 90.

Los caminos
En la República Argentina el desarrollo organizado de la red caminera comenzó en el año 1932, cuando por la Ley Nacional de Vialidad se creó la Dirección Nacional de Vialidad.

Actualmente el país cuenta con rutas nacionales y provinciales y caminos vecinales pavimentados; existen también caminos «mejorados» y rutas de tierra. El total de los caminos completa una extensión de aproximadamente 360.000 km.

Los caminos, recorridos por toda clase de automotores, enlazan las más distantes localidades, llevando pasajeros y productos y diseminando por todo el país los elementos necesarios para un desarrollo armónico de la técnica (maquinarias, herramientas, aparatos, etc.), del progreso agrícola-ganadero (semillas seleccionadas, animales finos, etcétera) y de la cultura y educación (transporte de escolares, profesores y maestros, elementos de difusión cultural).

Lo mismo podemos decir de la navegación marítima y costera (de cabotaje), de la fluvial en los ríos mesopotámicos y de la red aérea, que pone en rápida comunicación los más distantes puntos de este extenso país.

Las comunicaciones
A las comunicaciones telefónicas, telegráficas y radiofónicas, por las que la Argentina ocupa un lugar destacado en América del Sur (el primero en comunicaciones telefónicas), se han agregado las comunicaciones por vía satélite, con una estación terrena en Balcarce (provincia de Buenos Aires), que desde 1969 posibilita la inmediata comunicación telefónica y televisiva con la mayor parte de los países de Europa y América.

EL TRABAJO EN RELACIÓN CON LA PLENA REALIZACIÓN DEL HOMBRE Y SU DIGNIDAD

El trabajo
Desde el punto de vista económico, el trabajo es el ejercicio de la actividad humana aplicado a la producción de un bien destinado a satisfacer alguna de nuestras necesidades materiales.

El trabajo es querido por Dios y forma parte de los planes que forjó para que el hombre logre su propia perfección.

Leemos en el libro del Génesis en la Biblia que el hombre fue creado «ut operaretur» (para trabajar). La rebeldía del hombre con el pecado original no alteró el plan divino ni el sentido del trabajo; pero el desorden que el pecado introdujo hizo del trabajo un sinónimo de esfuerzo y fatiga.

El trabajo forma parte del cumplimiento de la voluntad de Dios, sobre todo si lo hacemos por un motivo sobrenatural y no sólo por conveniencias materiales (afán de lucro, poder, etc.). De esta manera habremos santificado el trabajo.

«El trabajo es testimonio de la dignidad del hombre, de su dominio sobre la Creación. Es ocasión de desarrollo de la propia personalidad. Es vínculo de unión con los demás seres, fuente de recursos para sostener a la propia familia; medio de contribuir a la mejora de la sociedad en la que se vive y al progreso de toda la humanidad.» José M. Escrivá de Balaguer: «El taller de José».

La división del trabajo
Ningún hombre es capaz de producir, por sí solo, todo cuanto necesita para cubrir convenientemente las necesidades de su vida material.

Esta limitación e insuficiencia de la productividad individual ha dado lugar en las sociedades primitivas a una primera forma de división del trabajo según el  sexo. Por ejemplo, en las tribus antiguas los hombres cazaban y pescaban y las mujeres recogían frutos y raíces.

El progreso de la producción económica en el transcurso del tiempo, mediante el establecimiento de la gran industria y la implantación de la producción intensiva y del trabajo colectivo, ha desarrollado otra forma posterior, que consiste en la repartición entre muchos operarios de las diversas etapas que se necesitan cumplir para la obtención de un producto. Esto es lo que se llama especialización de tareas.

Ventajas de la división del trabajo o especialización de tareas

La división del trabajo para la producción ofrece las siguientes ventajas:
• Economía de tiempo.
• Aumento de la habilidad de los trabajadores en determinada tarea, que permite un considerable crecimiento de la producción.
• Oportunidad de dar empleo a personas que de otra forma no trabajarían, especialmente mujeres, personas de edad, adolescentes, etc.
• Simplificación de las operaciones y disminución del tiempo de aprendizaje.

Desventajas de la división del trabajo:

La división del trabajo presenta los siguientes inconvenientes:
• Disminución del nivel intelectual de los trabajadores, al reducir sus tareas a operaciones muy simples, maquinales y monótonas.
• Aumento de accidentes por el descuido que ocasiona la monotonía de la labor.
• Utilización abusiva del trabajo de la mujer y de los adolescentes, si no media una reglamentación adecuada.

Áreas de aplicación de la división del trabajo:

La división del trabajo no puede aplicarse por igual a las diversas especialidades de la actividad humana. La industria manufacturera o fabril la admite en un grado máximo, en grado menor el comercio, en grado todavía menor la agricultura, en la cual es necesario que un mismo hombre se aplique a muy distintas operaciones.

Muchas veces la división del trabajo se aplicó y se aplica en forma egoísta.

Es por ello que la ejecución del trabajo debe estar rodeada de todas las precauciones y garantías que tornan más justas y humanas sus condiciones.
Por muy recomendable que pueda ser la división del trabajo, hay que precaverse contra toda desviación que convierta al obrero en autómata y disminuya su capacidad intelectual.

El trabajo debe, por el contrario, afianzar y aumentar el dominio de esas facultades, logrando la felicidad del hombre para que pueda así confiar en su capacidad y tener conciencia de su valer.

Clases de trabajo y sus problemas

El trabajo puede ser:
• En relación de dependencia, cuando se realiza para otros y se recibe una remuneración.
• Independiente, cuando se hace por cuenta propia.
El trabajo en relación de dependencia puede tener la desventaja de las bajas remuneraciones, cuando el patrón o empresario no contempla:
• la capacidad y eficiencia del empleado y su rendimiento;
• las necesidades mínimas (personales, familiares y sociales) de la persona que trabaja para él.

Las leyes laborales modernas tratan de aliviar estos inconvenientes obligando al empleador a respetarlas.
El trabajo independiente, por su parte, tropieza en muchos casos con la disponibilidad de bienes (locales, capitales, cantidad adecuada de materiales, herramientas), que hacen posible el adecuado rendimiento del esfuerzo realizado. Es deber del estado proteger a ¡a pequeña y mediana empresa.

La Iglesia Católica dedica especial atención a este tipo de actividad laboral porque:
• permite la relación más estrecha entre obrero y patrón, con el consiguiente conocimiento mutuo de sus necesidades e inquietudes;
• facilita el desarrollo de aptitudes personales;
• contribuye al perfeccionamiento del producto, por la atención directa que recibe su elaboración.
Un adecuado equilibrio entre la acción de las grandes empresas con personal numeroso y justamente remunerado, las medianas y pequeñas empresas y el trabajo personal e independiente, es el camino justo para lograr dentro de un país la realización del hombre y el respeto de su dignidad.

AHORRO Y PREVISIÓN
El ahorro
El ahorro consiste en dejar de gastar ei total de los ingresos para reservar algo para ei futuro. En su forma más simple se trata del ahorro individual, practicado particularmente por cada persona.

Sin embargo, en la práctica se recurre a instituciones especializadas (cajas de ahorro, bancos, etcétera), donde se depositan ios fondos y se pagan intereses.

El ahorro, en países de economía estable, es una buena costumbre digna de practicarse ya que acostumbra a las personas a valorar sus ingresos, a privarse de cosas superfluas y a protegerse para el futuro (vejez, enfermedad, invalidez).

La previsión es una forma de ahorro organizada de una forma que el dinero ahorrado se administra de tai manera que, sean cuales fueran los cambios económicos que sufra un país, los montos depositados se transforman en un momento dado (por jubilación, vejez, invalidez, enfermedad) en una entrada segura y constante que protege a la persona beneficiada con el sistema.

Actualmente la previsión se ha convertido en una necesidad y obligación social. El estado y los particulares están obligados a destinar pane del dinero obtenido por el trabajo a integrar ios fondos que se utilizan para cumplir los fines que persigue la previsión social:

• Protección de las personas en el orden económico.
• Salvaguardar la dignidad humana frente a los peligros de la vejez, la invalidez, el desamparo, etc.

El que elude las obligaciones que imponen las leyes de previsión (tanto empleadores como empleados) atenta contra el sistema y comete un verdadero delito social.

La cooperación
La cooperación o cooperativismo asocia a determinado número de personas que aportan capitales y a veces también trabajo, cuyos beneficios favorecen a los propios asociados. Las cooperativas pueden ser:

Cooperativas de crédito, en las que los capitales son destinados a facilitar a los asociados sumas determinadas, a ínteres razonable, para ampliar un negocio, construir una casa, adquirir bienes de consumo, etc.

Cooperativas de consumo. En este caso los capitales se invierten en mercaderías que, compradas en grandes cantidades, pueden llegar al socio a precios mucho más bajos que los ofrecidos en el comercio común.

Cooperativas de producción, en las que se asocian el capital y el trabajo para llevar a cabo una empresa, y los beneficios se reparten equitativamente entre capitalistas y trabajadores.

Fuente Consultada:
Formación Moral y Cívica Capitulo IV  de Blas Barisani  Editorial Estrada

Biografía de Erich Fromm Obras e Ideas Filosóficas El Arte de Amar

Biografía de Erich Fromm
Obras e Ideas Filosóficas

Erich Fromm de nacionalidad alemana, nacido con el inicio del siglo XX (1900-1980), fue un destacado psicoanalista , que aplicó su teoría psicoanalítica a problemas sociales y culturales. Nacido en Frankfurt del Main, se educó en las universidades de Heidelberg y de Munich, y en el Instituto Psicoanalítico de Berlín. Desde 1934 vivió en los Estados Unidos, escapando del régimen NAZI imperante del momento.

Fue Miembro de la Sociedad Berlinesa de Psicología. Su principal preocupación fue destacar la importancia del componente ‘social’ en la personalidad psicológica del individuo, vertiente que Sigmund Freud había rechazado en sus estudios esencialmente individualistas.

Erich Fromm

Erích Fromm nació en 1900 en Francfort, Alemania. Era hijo de un rico comerciante y fue educado en una escuela judía religiosa. Pero posteriormente renegó de sus creencias. ¿Por qué?. Muy simple: porque no pudo aceptar tipo alguno de diferencia entre las personas. Ni religiosa, ni política, ni de ninguna clase.

Erich Fromm se doctoró en filosofia en la Universidad de Heidelberg, ciudad célebre por su larga tradición intelectual.

Después de haberse recibido trabajó durante dos años en Munich, con un psicoanalista, y completó sus estudios en el Instituto de Psicoanálisis de Berlín.

En 1925 comenzó a ejercer, y al poco tiempo se había convertido en un renombrado analista. En 1926 se casó con Frieda Reichman, también psicoanalista y pionera en el estudio de la psicoterapia de la esquizofrenia. Pero la unión terminó pronto.

Fromm siguió enseñando en Francfort durante tres años más, y publicó su primer libro en 1930.

Cuando el nazismo tomó el poder en Alemania, se exilió en los Estados Unidos de América. Corría el año 1934.

Hasta 1939 enseñó en la Universidad de Columbia, en Nueva York. Posteriormente fue profesor en varias universidades más, y en diversos centros de investigación, hasta 1950.

En 1944 se había casado por segunda vez. Su esposa murió en 1952, y años después Fromm realizó su tercer matrimonio.

En 1955 fue elegido profesor de psicología en la Universidad de México. Luego, hasta 1962, expuso sus doctrinas en Nueva York.

LAS IDEAS DE FROMM
Puede decirse, en general, que todos los libros de Fromm fueron éxitos resonantes.

El primer best-seller data de 1941, y se tituló El miedo a la libertad. Este conocido libro trata el desarrollo de la autoconsciencia del ser humano frente a la libertad, en todas las épocas históricas desde la Edad Media.

Fromm dice que el hombre moderno tiende a colocar la libertad en un punto abstracto, lo que facilitó y facilitará la aparición de movimientos como el nazismo.

Combinando pautas de filosofía política y de psicología describió la sumisión al poder autoritario como medio de escapar a la soledad y aislamiento del hombre.

En 1950 publicó Psicoanálisis y religión. En esta obra plantea la necesidad que tienen todos los individuos de comunicarse, superando las propias condiciones de alienación.

El medio sería lo que él llama «estructura de orientación». Dicha «estructura de orientación» puede ser una ideología, una religión o hasta una enfermedad como la neurosis.

Entre sus publicaciones, habría que señalar: El miedo a la libertad (1941), El hombre para sí mismo (1947), El lenguaje olvidado (1951), La sociedad sana (1955), El arte de amar (1956), La misión de Sigmund Freud (1956), Más allá de las cadenas de la ilusión (1962), ¿Tener o ser? (1976) o La anatomía de la destructividad humana (1973).

EL PSICOANÁLISIS: CURA DEL ALMA
En realidad Fromm describió la neurosis como una religión particular, creada por el neurótico para dar sentido al mundo que lo rodea. Y  comparó  el  psicoanálisis,  al que llama «cura del alma», con las religiones que refuerzan los poderes del individuo.

De hecho el análisis como «cura del alma» pone al hombre en contacto con su inconsciente y lo ayuda a liberarse en sus relaciones, particularmente las afectivas.

Fromm trata también los temas del sadismo y del masoquismo, e incluso les encuentra puntos en común.

Su conclusión es la siguiente: el masoquista es incapaz de asumir la pesada carga de su libertad. Opta entonces por someterse a una persona o poder que lo dominen. Un masoquista es incapaz de ser independiente.

¿Y el sádico? Usa del autoritarismo para obtener una fuerza de la que carece. Por lo tanto también es dependiente. Ni el sádico ni el masoquista saben ser libres y proyectarse hacia otro en el amor.

Fromm se refiere, asimismo, al mecanismo más común para evadirse de la libertad en la sociedad moderna. Sería la creciente y aceptada automatización. ¿Qué significa esto?.

El individuo se convierte en un autómata y no se distingue ni logra ser distinguido de los demás. En esa masificación abandona su propia libertad.

¿Con qué ventaja? Muy simple: siendo un ente indiferenciado de los demás no necesita preocuparse por lo que la sociedad exige o deja de exigirle.

EL ARTE DE AMAR
El libro más famoso de Fromm es El arte de amar, varias veces citado y utilizado como bibliografía en «Hombre y Mujer».

En esa obra trata cinco tipos de amor:

1. Amor fraternal.
2. Amor entre padres e hijos.
3. Amor erótico.
4 Amor a sí mismo.
5. Amor a Dios.

Sus conclusiones son las siguientes:

a.  Todas esas formas de amor tienen un elemento común: están basadas en el cariño, la responsabilidad, el respeto y el conocimiento.

b.   Para cualquier individuo el amor es la mejor manera de superar la soledad.

c.  El amor no se limita a un medio de satisfacción sexual mutua. La felicidad sexual es consecuencia, no causa del amor.

En sus estudios psicoanalíticos Fromm sostiene también que la frigidez femenina y la impotencia masculina no se deben a la ignorancia de técnicas sexuales, sino a motivos psicológicos que no siempre se pueden discernir, y también a presiones socioculturales que al intentar estereotipar el amor lo transforman en un medio para evitar la soledad en lugar de considerarlo como una emoción importante en sí misma.

Fromm describe, además, otro dos tipos de amor a los que considera más bien como «pseudoamores», o sentimientos neuróticos.

Estos son:
1.  Amor idólatra.
2.  Amor sentimental.

El amor idólatra, tal como la palabra lo expresa, consiste en venerar al otro cual si fuera un divinidad. La relación creada a través de este amor está condenada al fracaso por su deshumanización.

En cuanto al amor sentimental, sería el caracterizado por expectativas irreales, que juega más en planos ilusorios que en planos concretos y de recuerdos. Tampoco puede garantizar una relación armoniosa.

EL HOMBRE SE ESTÁ ALIENANDO

Para Erich Fromm el hombre se está alienando paulatinamente. Es decir, se está desligando de la realidad. ¿Por qué? Porque la sociedad de consumo y la tecnología creciente lo llevan a mecanizarse, lo convierten en una especie de «máquina de consumir» inepta para incrementar so capacidad de dar y recibir amor.

Aunque aceptando la importancia freudiana, Fromm resta importancia al inconsciente frente a las presiones socioculturales, que considera fundamentales. Cree en el valor y la dignidad de! individuo, condicionados por el medio exterior en que vive.

Afirma que la psicología tradicional no tiene medios para resolver los problemas del hombre actual frente al amor.
Insiste en que, en cualquiera de los cinco tipos de amor que describe en El arte de amar, son necesarios el esfuerzo constante, la disciplina, la concentración y la paciencia.

Y aprender a respetarse a sí mismo para poder amar a los demás. Cosa que es difícil, porque las represiones e inhibiciones que todos sufrimos hacen que, a menudo, nos desvaloricemos en lugar de valorizarnos.

Fuente Consultada:
HOMBRE Y MUJER Para Vivir en Pareja Tomo N°3 Editorial SALMO S.R.L.

Biografía de Simone de Beauvoir Obras e Ideas del Feminismo

Biografía de Simone de Beauvoir
Pensamiento y Filosofía

Simone de Beauvoir (1908-1986), novelista e intelectual francesa que por su vida y sus obras desempeñó un papel importante en el desarrollo del feminismo. ¿Cómo es la importante escritora y filósofa francesa? ¿Cuáles fueron sus aportes a la liberación de la mujer?. Simone de BeauvoirSimone de Beauvoir es, sin lugar a dudas, uno de los personajes destacados de nuestro tiempo.

Su labor creadora ha sido reconocida en el campo de la literatura, la filosofía y la sociología. Y también dentro de las luchas del feminismo.

Después de la Segunda Guerra Mundial, Simone se convirtió en uno de los ejes del movimiento existencialista. Pero antes de eso vivió intensamente las contradicciones de su clase y de su ambiente.

Desde 1929, año en que se doctoró en filosofía, es íntima colaboradora de Jean-Paul Sartre, filósofo, político, novelista, ensayista y autor teatral considerado uno de los intelectuales más importantes de Francia.

Es de hacer notar que la pareja siempre trabajó muy unida y sin competir, y que la figura de Sartre nunca eclipsó a la de Simone. Al contrario: es como si ambas se iluminaran mutuamente.

UN POCO DE BIOGRAFÍA…
Simone de Beauvoir nació en París, en 1908. Su padre, miembro de una familia aristocrática y conserva dora, la instó a leer mucho desde muy pequeña.

La madre, de extracción burguesa muy católica, la estimuló en el trabajo y en el concepto tradicional de la feminidad, dentro del cumplimiento de los deberes de la mujer y el corsé de rígidos valores establecidos.

Nació en París en el seno de una familia de la burguesía tradicional y católica.Simone de Beauvoir siempre tuvo una estecha relación con Sartre, relación de varias décadas, desde que eran estudiantes en la Sorbona. En 1954, cuando ganó el Goncourt, uno de los mayores premios literarios de Francia. La idea motriz que marca toda la obra de Simone de Beauvoir es la idea de libertad —libertad tanto para las mujeres como para cualquier individuo— y que, según ella, implica la noción de responsabilidad.

En su libro Memorias de una joven formal, cuya lectura recomendamos, Simone describe el ambiente en que se desenvolvía una familia francesa convencional, católica y altamente respetable.

Cuenta los terribles esfuerzos y las contradicciones en que se debatió antes de poder llegar a una ruptura que le permitiera conocerse a sí misma y elegir sus propias actitudes vitales.

Como dijimos, en 1929 conoció a Sartre, y con él estableció una relación que aún perdura. Pero nunca se casaron ni vivieron juntos, por considerar al casamiento basado en un principio de propiedad contrario a la libertad individual.
Actualmente viven cerca y se ven a diario.

Ambos tienen su mesa de trabajo en el departamento propio y en el del otro. La relación es muy amplia como para que ambos se permitan mutuamente otras experiencias por separado.

Simone de Beauvoir activista feminista

Simone de Beauvoir militante del Movimiento Francés de Liberación de la Mujer, participaba en las campañas por la igualdad femenina y por las leyes que permitan el aborto y el derecho a obtener anticonceptivos gratuitamente.

SIMONE Y LOS CELOS
Simone de Beauvoir enseñó filosofía en Marsella, Ruán y París, entre 1931 y 1943. En este último año se publicó su primera novela: La invitada. Se trata de un libro que muchos consideran colmado de episodios autobiográficos, y que describe el ambiente intelectual parisiense de la época.

Fue escrito después que Sartre tuvo un romance con otra mujer, y muestra que la filosofía de vida que sustentaban y la relación «libre» que construyeron no los defendían ni de la inseguridad ni de los celos.

Por otra novela, Los mandarines (1954), Simone de Beauvoir recibió el codiciado Premio Goncourt. Este nuevo libro trata del compromiso político de los intelectuales franceses después de la Segunda Guerra Mundial. Pero el capítulo más conmovedor y memorable es aquel que refleja, indirectamente, el romance de la autora con el escritor estadounidense Nelson Algren.

Ver: Personalidad del Celoso

EL SEGUNDO SEXO:
UN ESTUDIO SOBRE LA MUJER
En 1949 Simone de Beauvoir escribió uno de los libros más polémicos del siglo: El segundo sexo. Constituye, hasta hoy, su obra más conocida y discutida. En ella se describen las condiciones fisiológicas, históricas y psicológicas en que se ha desarrollado la mujer hasta nuestros días.

En la década del 50 este ensayo conmocionó todos los niveles intelectuales y adquirió también características de «best-seller» por su difusión masiva. Puede asegurarse que influyó en el movimiento feminista no sólo en Francia sino en el mundo entero.

En la introducción de la obra Simone relata las intenciones que tuvo al prepararla: derribar el mito de la feminidad como «segundo sexo» débil y sometido, afirmar la independencia de la mujer y demostrar cómo ésta ha sido subordinada al varón por exigencias culturales y educativas.

El segundo sexo fue violentamente criticado, y su autora blanco de todo tipo de agresiones verbales. Se la acusó tanto de frígida como de ninfómana, tanto de lesbiana como de madre soltera. Aclaremos que Simone de Beauvoir nunca quiso tener hijos.

Como contraparte, el trabajo fue bien recibido por algunos psicólogos, sociólogos e investigadores. Y, en verdad, durante más de una década fue el libro más completo y profundo acerca de la condición femenina.

CRÍTICAS AL SEGUNDO SEXO
A pesar de haber resultado una auténtica toma de conciencia con respecto a los problemas de la mujer, hoy El segundo sexo se considera superado en algunos aspectos.

1. Simone coincidía, con Freud, en que una mujer sexualmente madura no tenía el clítoris como centro erótico. Consideraba el climax logrado por ese medio como inferior, aunque necesario para la independencia erótica femenina. Las investigaciones de Kinsey, y luego las de Master y Johnson, descubrieron que no hay dos tipos de climax femenino.

2.  Siempre siguiendo a Freud, Simone pensaba que en una relación sexual el hombre constituye el elemento agresivo. Pero tanto Kinsey como Master y Johnson demostraron que la mujer es capaz de tener una sexualidad agresiva.

3.  En la parte dedicada a la maternidad, El segundo sexo destaca, . sobre todo, los aspectos negativos en la crianza de los hijos. Por otra parte deja de lado el bebé como persona, considerándolo casi como un ser totalmente pasivo.

4.  Al estudiar la psicología humana Simone se vio obligada a hacerlo sobre las bases de los primeros estudios al respecto. Y aunque lo hiciera con sentido crítico, cometió algunos errores. Pensaba, por ejemplo, que cualquier aborto espontáneo es el resultado del rechazo materno al niño. Hoy se sabe que esto no es científicamente cierto.

LA FEMINISTA
Entrevistada por el periodismo en 1972, Simone de Beauvoir declaró que las mujeres tenían que luchar por una mejor situación social.

Esta teoría es compartida hoy no sólo por mujeres, sino también por muchos hombres.

Hay que reconocer, entonces, que, aunque criticada, la obra de Simone es un trabajo monumental, que ha ayudado a definir el movimiento de liberación femenina actual. Casi todas las tesis del feminismo contemporáneo están elaboradas a partir de El segundo sexo.

Pero la vida misma de su autora ha sido fuente de inspiración para mujeres que quieren terminar con la sumisión. Su carrera, su intimidad, su compromiso político, intelectual y artístico, su relación con Sartre, que al fin y al cabo ha sido duradera, demuestran que:

•  la sexualidad es una característica del amor, que se integra con aspectos emocionales y afectivos.
•   libertad no significa una serie indefinida de relaciones con otros, sino poder elegir responsablemente.

Los hombres y mujeres que deseen comprender el significado de libertad, autonomía e independencia podrán acercarse a él a través de la obra de Simone de Beauvoir, pero analizando paralelamente el ejemplo de su vida.

Esto no quiere decir que la relación de esta notable mujer con Sartre sea el modelo ideal, pero es al menos un intento válido —sobre todo teniendo en cuenta la época en que comenzó— para conciliar las contradicciones de una clase en un momento de crisis.

Ver: El Feminismo

Fuente Consultada:
HOMBRE Y MUJER Para Vivir en Pareja Tomo N°3 Editorial SALMO S.R.L.

¿Que es un Ídolo? Características, Cualidades y Función Social

¿Que es un Ídolo?
Características, Cualidades y Función Social

Los ídolos: La necesidad del ídolo tiene raíces psicológicas, pero es estimulada  por la sociedad de consumo. Antiguamente un ídolo era una imagen o figura de una deidad adorada como objeto mágico o personificación de un poder divino, pero hoy, a partir de la sociedad de capitalista-industrial del siglo XX, un ídolo también puede ser un artista de cine, un cantante o un destacado deportista.

Por ejemplo en los años 70, nacía un ídolo moderno, James Bond quien representaba la sexualidad y violencia y que parecen conformar un ideal masculino masivo. En él se proyectaban fantasías de poder, de sexo, de omnipotencia, valores propios de esa etapa socio-económica del mundo, post segunda guerra mundial.

james bon idolo de los años 70

El cantante de moda termina de aullar su canción, marcando el compás con movimientos frenéticos de sus caderas. Y con su último aullido crece otro desde la platea: el de la multitud de adolescentes que intentan abalanzarse sobre el ídolo, tocarlo, besarlo, arrancarle las ropas, llevarse una parte de él… Este fenómeno, tan común en nuestro tiempo, se repite en todas partes.

La sociedad de consumo «produce» ídolos… y los consume. Pero para entender el aspecto social del problema hay que conocer sus aspectos psicológicos.

¿QUÉ ES EL ÍDOLO?
El ídolo, como su nombre lo indica, es un objeto idealizado, al cual otras personas invisten de cualidades valiosas, tales como poder u omnipotencia. Cualidades que esas personas desean poseer en su fantasía.

Los primeros ídolos son la madre y el padre. Cuando un niño dice «quiero ser como mi papá», cuando una niña dice «quiero ser como mi mamá», están manifestando su aspiración a un ideal. En la infancia dicho ideal sirve como modelo de identificación, y el niño aprende así el papel masculino o femenino que culminará en la adultez.

En la adolescencia la necesidad, del ídolo se exacerba. Los jóvenes, en su búsqueda de sí mismos, en su lucha por la independencia, se alejan de los padres y buscan otros ídolos. Los encuentran en el actor de cine, en el cantante, en el rebelde. Están buscando en ellos características que desean poseer, y como en la fantasía se identifican con esos ído-
los creen tener las virtudes que atribuyen a éstos.

En los adultos quedan resabios de las etapas anteriores, y por eso no es raro que también ellos tengan ídolos.

ÍDOLOS Y LÍDERES
El ídolo, indudablemente, goza de un prestigio que le da una popularidad enorme. El prestigio consiste en una especie de fascinación que, por una parte, simboliza esos valores que el individuo desea poseer, y que por otra simboliza valores colectivos.

Cuando a ese prestigio se agrega el ascendiente moral, aparece una figura que tiene algo del ídolo, pero que en cierto sentido es más que él. Nos referimos al líder.

El prestigio significa en cierto modo ilusiones mágicas, y confiere al ídolo un poder irracional y a menudo ilusorio.

El ascendiente convierte a ese prestigio en efectos positivos.

Es así como el ídolo se encuentra en ios personajes «inalcanzables», mientras que el líder aparece entre los compañeros de colegio, entre los amigos del barrio, entre personas que están cerca y con las que se puede mantener una comunicación más o menos directa.

No nos referimos aquí al líder en sentido político, en el cual la masa suele ver encarnados sus anhelos individuales, sabiendo al mismo tiempo, inconscientemente, que forma con los otros un todo solidario identificado con aquel líder.

ÍDOLOS INDISCUTIBLES DE LOS AÑOS 70

Keneddy en un discurso

La relevante personalidad de otro líder: John Kennedy.
Presidente de los Estados Unidos, contaba con enorme adhesión, gracias a su prestigio y ascendiente.

idolo de los años 60 elvis presley

La atracción física y talento musical de Elvis Presley.
Pero también una dosis de sexo y de violencia que fascinó a los adolescentes de todo el mundo.

LOS ÍDOLOS DE LA VIOLENCIA
Desde hace mucho tiempo la sociedad de consumo advirtió que po-, día explotar la necesidad masiva de ídolos y se dedicó a la producción de ellos, adaptándola a supuestas necesidades del público, o creando directamente, mediante la propaganda, dichas necesidades.

Así con el nacimiento del cine, nacieron personales como Rodolfo Valentino quien encarnó al ideal romántico del latin lover, Clark Gable al «recio», James Dean al «rebelde»…

En el presente parecen proliferar los ídolos de la violencia. Quizás el arquetipo sea James Bond, que reúne condiciones de sexualidad, valor, agresión y muchas «cualidades» que definirían al ideal de una supermasculinidad.

Este ídolo violento sirve para canalizar las tendencias agresivas que todos tenemos, y que por razones de convivencia social se reprimen.

Estos ídolos violentos entrarían dentro de lo que Erich Fromm, en su libro El corazón del hombre (Fondo de Cultura Económica), denomina violencia juguetona o lúdica. No está motivada por un impulso realmente destructor, sino por el juego que plantea la ficción (ya sea en el cine, la televisión o la literatura).

Es cierto que el exceso de espectáculos violentos puede resultar negativo. Pero también es negativo adoptar una actitud tremendista, y prohibir absolutamente a los niños o jóvenes esos espectáculos que, como dijimos, les sirven para canalizar los impulsos destructivos o agresivos normales en toda persona.

EL ÍDOLO EN CASA
¿Pero qué ocurre cuando tenemos al ídolo en casa? ¿Qué ocurre, por ejemplo, si atribuimos cualidades deídolo a la mujer o al hombre que comparte nuestra vida?

Toda persona lleva en su inconsciente un modelo de lo que para ella debe ser el compañero o compañera de su vida. Este modelo nace en su propia historia personal, en las pautas personales y en el bagaje psicológico hereditario.

Una persona madura, al casarse, podrá jerarquizar siempre a su pareja. Pero su misma madurez hará que pueda aceptar y comprender las imperfecciones, los defectos, la probable ausencia de esas cualidades que se consideraban insustituibles… y que en realidad no lo son.

Una persona inmadura, en cambio, al proyectar su propia realidad interna distorsionará la figura del compañero, pretendiendo que actúe siempre como el ídolo. No ve lo que en verdad el compañero es, sino lo que en su inconsciente necesita ver.

Y cuando la relación está basada en eso, cuando exige la repetición automática de determinados clisés, los resultados sólo pueden ser dos: o el derrumbe o una armonía superficial para esconder el desequilibrio. Esto último sucede cuando el ídolo, también por motivos inconscientes, concuerda con la patología de su pareja.

Con un ídolo en casa será difícil la realización personal de los cónyuges individualmente. Y también la maduración de esa unidad que es la pareja. Los hijos acentuarán estas falencias, alterando el vínculo o viéndose obligados a aceptar aquellos clisés impuestos por sus mayores.

En una pareja sana sus integrantes deben aprender a conocerse y a aceptarse como lo que son: seres humanos, sin un exceso de cualidades irreales. Esto no implica minimizar ni desvalorizar al otro, sino medirlo en su realidad y complementarlo con la propia.

Fuente Consultada:
HOMBRE Y MUJER Para Vivir en Pareja Tomo N°3 Editorial SALMO S.R.L.

 

Biografia de Bertrand Russell Filosofía e Ideas Libertad Sexual Obras

Biografía de Bertrand Russell
Su Teoría Filosófica-Lista de Obras Editadas-

Bertrand Russell (1872-1970), es uno de los pensadores más interesantes y complejos de nuestra época. A lo largo de su dilatada vida —muere a los noventa y ocho años— se ha interesado no sólo por los problemas propios de la filosofía, sino también por las ciencias naturales y sociales, por toda clase de problemas educativos y políticos.

Fue precisamente su actividad política la que le dio a conocer mundialmente. Pero aquí nos interesa sobre todo su obra filosófica. En este sentido su producción es inmensa y él mismo reconoció que su obra sobre lógica matemática era, con mucho, lo más valioso. No obstante, como veremos más adelante, hizo también importantes aportaciones a la filosofía de la lógica, a la teoría del conocimiento y a la ontología.

El mundo entero lo identificaba con el defensor número uno de la paz, y al mismo tiempo el enemigo número uno de las armas nucleares. Esta actividad política del talentoso intelectual británico no fue sin embargo la única. En efecto, se dedicó a la investigación filosófica, psicológica y sociológica, siendo el pionero de algunas libertades que recién hoy se aceptan sin polémica.

bertrand russell biografia y obra literaria

Bertrand Russell vivió hasta los 97 años. Durante toda su vida, dedicada a la investigación y la filosofía, fue un ferviente defensor de la libertad sexual. Tercer conde de Russell (1872-1970), filósofo, matemático y escritor británico, galardonado con el Premio Nobel de Literatura en 1950. Su énfasis en el análisis lógico repercutió de forma notable en el curso de la filosofía del siglo XX.

Bertrand Russell nació el 18 de mayo de 1872, de famdia aristocrática. Bertrand Arthur William fue su segundo varón y tercer hijo. El mismo Russell relata la historia de su familia en la obra titulada The Amberley Papers, publicada en 1937, en colaboración con su tercera esposa, Patricia.

A los dos años de edad Russell pierde a su madre y a su hermana, a causa de la difteria, y dos años más tarde muere su padre. Junto con su hermano fue educado por sus abuelos paternos. Su niñez fue solitaria, pero no infeliz. No fue a la escuela, sino que fue educado por institutrices y tutores.

Huérfano de padres, lo educaron sus abuelos dentro de una concepción puritana de la vida. La influencia de una educación sexual rígida fue inevitable, pero disminuyó hasta desaparecer   cuando   Russell   pudo comprender  algunas  ideas  de   sus propios padres. Estos, en efecto, fueron defensores del control de la natalidad y de la libertad sexual cuando tales conceptos eran casi umversalmente rechazados.

En 1890 obtuvo una beca para estudiar matemáticas en el Trinity College de Cambridge. Tenía sólo dieciocho años. A partir de este momento «todas las cosas me fueron sobre ruedas», manifiesta él mismo. Cursó las matemáticas obteniendo brillantes resultados. Sin embargo, su interés empezó a dirigirse a la filosofía y dedicó el cuarto año de estancia en Cambridge a preparar los exámenes especiales para la obtención de matrícula de honor en Ciencias Morales. Obtuvo el primer puesto e inmediatamente inició el trabajo para conseguir un puesto de investigador.

En 1894 contrajo matrimonio con Alys Pearsall. Al año siguiente Russell obtuvo el puesto de investigador en el Trinity College. Desempeñó el cargo hasta 1901. Como que las normas del cargo no le exigían enseñar ni residir en Cambridge, él y Alys se marcharon a Berlín, donde estudió economía.

Allí concibió el plan de escribir dos series de libros: una «sobre la filosofía de las ciencias, que iría haciéndose gradualmente más concreta al pasar de la matemática a la biología», y la otra sobre «cuestiones sociales y políticas, haciéndose cada vez más abstracta».

Estas dos series culminarían en una síntesis hegeliana, en «un trabajo enciclopédico que tratara igualmente de la teoría y de la práctica». El primer resultado concreto de este proyecto fue la publicación de una obra sobre la Democracia social alemana en 1896. Fue el primero de los setenta y un libros y ensayos que Russell publicaría. Siguiendo la misma idea, publicó, un año más tarde, Un ensayo sobre los fundamentos de la Geometría. En 1900 publica la obra titulada Una exposición crítica de la filosofía de Leibniz.

En julio de 1900 Russell asiste al Congreso Internacional de Filosofía de París y allí conoció al lógico italiano Giuseppe Peano, que había desarrollado un sistema propio de lógica matemática, y Russell descubrió que su notación era «el instrumento de análisis lógico que había estado buscando durante años». Desde este momento su filosofía adquiere una nueva dirección y emprende la tarea de analizar las nociones fundamentales de la matemática, tarea que quedó plasmada en su obra Los principios de la matemática.

Aunque Russell se centró en los estudios de la lógica matemática, no descuidó enteramente otros aspectos de la filosofía. En 1910 aparecieron sus Ensayos filosóficos que contenían un ensayo sobre la ética y algunas críticas de las teorías pragmáticas e idealistas de la verdad.

La primera guerra mundial causó un fuerte impacto emocional en Russell y se dedicó a escribir contra la guerra, pronunció discursos en reuniones pacifistas y tomó parte activa en movimientos como la «Unión de control democrático» y la «Asociación de no reclutamiento».

Por escribir un libelo contra los americanos fue encarcelado durante seis meses. Gracias a la intervención de un amigo, pudo cumplir la condena en condiciones que le permitían el libre uso de sus libros y así encontró la oportunidad para escribir su Introducción a la filosofía matemática, en la que explica de una manera sencilla las principales ideas de Los principios de la matemática. Comenzó a trabajar también en su obra Análisis de la mente.

Acabada la guerra, Russell viajó y dio conferencias por todo el mundo. En 1921 contrajo de nuevo matrimonio con Dora Black y se instaló en Inglaterra. Poco después nació su hijo John Conrad y dos años después su hija Kate. Fue éste un período de intensa actividad literaria.

Publicó en 1921 El análisis de la mente, en donde lleva su empirismo hasta el extremo. Con el título El análisis de la materia se publicaron una serie de conferencias dadas en 1927 y en el mismo año apareció un libro titulado Un bosquejo de la filosofía.

Mientras tanto, había publicado también un libro sobre China, otro sobre Las perspectivas de la civilización industrial, dos pequeños libros titulados El A B C de los átomos y El A B C de la relatividad, una breve obra sobre El futuro de la ciencia, otra titulada Lo que creo y, poco después, un libro sobre la educación: Educación, especialmente en la primera infancia.

Entre 1928 y 1930 aparecen una serie de obras que hicieron gran impacto y que convirtieron a su autor en una personalidad peligrosa por su defensa de una cierta libertad sexual y por su escepticismo. Dichas obras son: Ensayos escépticos, Por qué no soy cristiano, Matrimonio y moral y La conquista de la felicidad.

A pesar de las críticas, Russell sigue escribiendo infatigablemente. En 1932 publicó Perspectiva científica; en 1934, Libertad y organización 1814-1914; Apología del ocio, en 1935; ¿Qué camino hay para la paz?, en 1936, además de otros libros de menor importancia.

En 1938 publica Poder y vuelve a los temas filosóficos y pronuncia conferencias en Oxford, en la universidad de Chicago y en la de California.

A partir de 1955 Russell se dedicó a la política de modo continuado. Le empujaba a ello su creencia en la probabilidad de una tercera guerra mundial que ocasionaría la destrucción de la mayor parte de la raza humana. Creía que la única esperanza de paz se encontraba en la renuncia al uso de las armas atómicas.

Sus puntos de vista aparecen en el libro Sentido común y guerra nuclear, publicado en 1959, y en ¿Tiene sentido el hombre?, aparecido en 1961.

Las actividades de Russell se extendieron sin cesar. Llegó a ser presidente de la Campaña para el desarme nuclear, mantuvo correspondencia con jefes de estado, intervino en la crisis cubana de 1962 y en la disputa fronteriza chino-india.

Defendió la causa de los judíos en Rusia, la de los árabes en Israel y la de los prisioneros políticos en Alemania Oriental y Grecia. Rechazó la explicación oficial del asesinato del presidente Kennedy y llegó a ser presidente del comité británico constituido para esclarecer las verdaderas causas del asesinato del presidente.

En 1964 constituyó la Fundación Bertrand Russell para la paz.

En 1967 publicó un libro cuyo título era Crímenes de guerra en el Vietnam, en el que expone la idea de que la acción del gobierno de los Estados Unidos representaba el mayor peligro para la paz.

El día 2 de febrero de 1970, a los noventa y siete años, moría Bertrand Russell, cuya preocupación constante por la humanidad es digna de admiración, se esté o no de acuerdo con sus puntos de vista filosóficos y políticos.

No es exagerado afirmar que la filosofía anglosajona contemporánea es ininteligible si no se conoce la obra de Bertrand Russell. Sin embargo, ésta es prácticamente desconocida en algunos países o, por lo menos, no se le da la importancia que tiene en la historia del pensamiento occidental.

LA RAZÓN AL SERVICIO DE LA EMOCIÓN
Cuando ingresó en la Universidad de Cambridge, Bertrand Russell comenzó a interesarse por la lógica. En 1910 publicó su primer volumen de Principios de matemática, en colaboración con el doctor A. N. Whitehead. Pero los ataques más virulentos   contra   él   se  desataron  en 1929, cuando publicó Casamiento y moral.

Es que sus ideas eran realmente revolucionarias y de avanzada. Russell las defendía diciendo que «sólo había usado la razón al servicio de la emoción humana», pero era difícil imponer en ese entonces que el amor, para producir todo el bien de que es capaz, debe ser libre, generoso, irrestricto e integral.

Y si pensamos que, además, negaba que las relaciones extraconyugales pudieran afectar al verdadero amor, comprenderemos que la polémica debió haber sido realmente explosiva.

Además, Russell pareció confirmar sus ideas en la vida real. Se casó cuatro veces y mantuvo sus posiciones radicales hasta sus últimos años.

Siempre sostuvo que la psicología del adulterio estaba «falsificada» por la moral convencional. Esta moral convencional sustenta, en los países monogámicos, que la atracción hacia una persona no puede coincidir con el afecto hacia otra. Russell afirmaba que esto es falso, y que si los individuos no son perfectos mal puede existir un amor perfecto.

En algunas ideas coincidimos con Russell. Por ejemplo:

1  — El que ama debe sentir que el ego de la persona amada es tan importante como el propio. Y percibir los sentimientos y deseos del ser amado como si fueran los propios.

2  — La verdadera moral de una relación amorosa libre de prejuicios consiste esencialmente en el respeto por la otra persona, y la negativa a usarla como medio de placer personal sin tener en cuenta sus deseos.

Pero en otras cosas no estamos de acuerdo, y señalamos una contradicción del mismo Russell. Porque si hay que respetar al otro, ¿cómo aceptar que el adulterio no dañe la relación?. Una infidelidad implica siempre de algún modo una fisura en ese respe’to esencial. Y aunque a veces no sea bastante para destruir un matrimonio, hay que tomar conciencia de ella y asumir sus peligros.

Los tres volúmenes de Principia Mathematica, escritos por Bertrand Russell y Alfred North Whitehead, influyeron de forma decisiva en el posterior desarrollo de las matemáticas y la lógica filosófica. Russell también estuvo profundamente interesado en el campo de la teoría educacional y puso en práctica sus innovadores métodos de enseñanza en el Beacon Hill School, centro que dirigió desde 1928 hasta 1932.

MAYOR LIBERTAD PARA LOS NIÑOS
En Casamiento y moral, Russell critica la educación sexual tradicional, proponiendo más libertad para todos. Este libro fue escrito entre 1927 y 1932, período durante el cual, junto a su segunda mujer, Russell fundó y sostuvo un colegio experimental para niños.

Las pautas de la época obligaban a la infancia a permanecer en un grado casi de supina ignorancia en materia sexual, sin que los niños pudieran tocarse los órganos genitales y, por supuesto, sin hablar jamás de ellos.
Rebelándose contra eso, Bertrand Russell escribió:

«La ley declara perentoriamente que los niños y los jóvenes no deben conocer los hechos del sexo. Pero como en estos hechos en sí no reside la cuestión del bien y del mal, es imprescindible conocerlos».

Esa educación era un método limitativo y equivocado. Bertrand Russell lo advirtió y dio la voz de alarma. Insistía en la imposibilidad de impedir la curiosidad científica de los jóvenes. Decía que los niños inteligentes quieren saberlo todo: hacen preguntas sobre trenes, automóviles y aviones, sobre el sol y la lluvia, sobre cómo nace un bebé.

Para ellos todas esas preguntas son igualmente honestas y están al mismo nivel. Si se les induce a pensar que su curiosidad con respecto al sexo es nociva o pecaminosa, deducirán que también es malo preguntar acerca de otros temas. Su curiosidad científica quedaría mutilada o, al menos, limitada.

Russell sostenía algo que todos los educadores de hoy aceptan: que el misterio aumenta la falsedad, creando inhibiciones y complejos. Para el precursor inglés los adultos deberían hablar de sexo con sus hijos como de cualquier otro tema, respondiendo a las preguntas infantiles y brindando toda la información que los niños desean, necesitan y están en condiciones de comprender.

Esta sería la mejor manera de impedir que el sexo se convierta en obsesión nociva. Russell lo afirmaba, y afirmaba también que si los padres no hablan con sinceridad, los niños ven alrededor del sexo un misterio que acaba por convertirlo en algo sucio y prohibido.

EL CASAMIENTO: UNA EXPERIENCIA MARAVILLOSA
Desde el punto de vista de la comunicación de la pareja, la obra más importante de Bertrand Russell sigue siendo Casamiento y moral.

En 1936 publicó Nuestra ética sexual y en 1952, Religión y moral. En ambos libros refirma las opiniones sustentadas en el primero.

Según dichas opiniones el casamiento es una experiencia maravillosa si se basa en un sentimiento de igualdad entre el hombre y la mujer, sin interferencias en sus libertades, incluyendo la sexual. Requiere además completa intimidad física y mental, normas y valores parecidos.

En principio se puede coincidir con esta posición. Pero volvemos a insistir en lo referente a la libertad sexual. Si la intimidad, como el mismo Russell dice, debe ser completa, física y mental, ¿cómo se justificaría una infidelidad?.

De todos modos, poder discutir estas ideas es esclarecerlas. Lo importante es que Russell fue un hombre de avanzada en el campo de las relaciones sociales y de las relaciones de pareja.

En 1950 recibió el Premio Nobel de la Paz.

Un premio merecido, porque si algo no puede negársele fue su valentía y su honestidad para exponer teorías no siempre bien recibidas por los demás.

FRAGMENTO DE «EL MATRIMONIO A PRUEBA», DE B. RUSSELL
Opino que toda relación sexual en la que no entran enjuego los hijos, debe ser considerada como Un asunto puramente privado, y que si un hombre y una mujer deciden vivir juntos sin tener hijos, esa cuestión no atañe más que a ellos. No me parece deseable que un hombre o una mujer entren sin experiencia sexual previa en un asunto tan serio como el matrimonio, en el que existe la intención de tener hijos. (…) Parece absurdo pedir a la gente que entre en una relación para toda la vida sin ningún conocimiento previo de su compatibilidad sexual.

Es tan absurdo como si a un hombre que quiere comprar una casa no se le permitiera verla hasta después de realizada la compra. Si la función biológica del matrimonio se reconociese como es debido, la forma correcta de encararlo sería declarar que ningún matrimonio obliga legalmente hasta el primer embarazo de la mujer.

En la actualidad, un matrimonio es nulo si la relación sexual es imposible, pero los hijos, más que las relaciones sexuales, son el fin último del matrimonio, que no debería considerarse consumado hasta tanto no haya un hijo en perspectiva. Esta idea depende, al menos en parte, de la separación entre la procreación y lo meramente sexual que han traído los anticonceptivos, los cuales han alterado el aspecto del sexo y el matrimonio, haciendo necesarias distinciones que antes podían ignorarse.

Las personas pueden unirse sólo por el sexo, como ocurre con la prostitución; o por una relación de compañerismo que incluye un elemento sexual; o, finalmente, con el fin de fundar una familia. Estos tres casos son diferentes, y ninguna moral que los confunda en un todo indiviso puede adecuarse a las circunstancias modernas.

CRONOLOGÍA DE LAS OBRAS DE BERTRAND RUSSELL

La socialdemocracia alemana. 1896.
Un ensayo sobre los fundamentos de la geometría. 1897.
Exposición crítica de la filosofía de Leibniz. 1900.
Los Principios de las matemáticas. 1903.
Sobre la denotación. 1905.
Principia Mathematica. 1910, 1912, 1913.
Los elementos de la ética. 1910.
Ensayos filosóficos. 1910.
Los problemas de la filosofía. 1912.
Nuestro conocimiento del mundo exterior. 1914.
Principios de reconstrucción social. 1916.
Ideales políticos. 1917.
Los caminos de la libertad. 1918.
Misticismo y lógica. 1918.
La filosofía del atomismo lógico. 1918.
Introducción a la filosofía matemática. 1918.
Viaje a la revolución. Práctica y teoría del bolchevismo y otros escritos. 1920.
Análisis de la mente. 1921.
El problema de China. 1922.
El ABC de los átomos. 1923.
Sobre la vaguedad. 1923.
Ícaro o el futuro de la ciencia. 1924.
Como ser libre y feliz. 1924.
Lo que yo creo. 1925.
El ABC de la relatividad. 1925.
Sobre la educación, especialmente en la infancia temprana. 1926.
Análisis de la materia. 1927.
Fundamentos de filosofía. 1927.
Por qué no soy cristiano. 1927.
Ensayos escépticos. 1928.
Matrimonio y moral. 1929.
Vieja y nueva moral sexual, 1930
La conquista de la felicidad. 1930.
La perspectiva científica. 1931.
Educación y el orden social. 1932.
Libertad y organización 1814 – 1914. 1934.
Elogio de la ociosidad. 1935.
Religión y ciencia. 1935.
¿Qué camino hacia la paz?. 1936.
Los documentos Amberley. 1937.
El poder en los hombres y en los pueblos. 1938.
Investigación sobre el significado y la verdad. 1940.
Cómo convertirse en filósofo. 1942.
Cómo leer y entender la historia. 1943.
El valor del libre pensamiento. 1944.
Historia de la filosofía occidental. 1945.
El conocimiento humano. Su alcance y sus límites. 1948.
Autoridad e individuo. 1949.
Ensayos impopulares. 1950.
Nuevas esperanzas para un mundo en transformación. 1951.
El impacto de la ciencia en la sociedad. 1952
Satán en los suburbios. 1953.
Pesadillas de personas eminentes. 1954.
Sociedad humana, ética y política. 1954.
Retratos de memoria y otros ensayos. 1956.
Lógica y conocimiento. 1956.
Sentido común y guerra nuclear. 1959.
La evolución de mi pensamiento filosófico. 1959.
Los escritos básicos de Bertrand Russell. 1961.
Hecho y ficción. 1961.
¿Tiene el hombre un futuro?. 1961.
Victoria pacífica. 1963.
Crímenes de guerra en Vietnam. 1967.
Autobiografía. 1967-1969.

Fuente Consultada:
HOMBRE Y MUJER Para Vivir en Pareja Tomo N°3 Editorial SALMO S.R.L.

Karoshi, Fenomeno laboral Muerte Por Exceso de Trabajo

Concepto de Karoshi, Fenómeno Laboral
Muerte Por Exceso de Trabajo

No es un término nuevo, pero ha tomado relevancia últimamente debido a una serie de estadísticas que han salido a la luz en japón. Karoshi en esáñol significa muerte por exceso de trabajo, y suena a broma , pero hoy realmente es un fenómeno social identificado en Japón desde el año 1987, cuando el ministerio de Salud empezó a recopilar estadísticas.

Un estudio publicado por el gobierno de Japón sobre este fenómeno está derrumbando el tabú de la «muerte por exceso de trabajo», y ha revelado que una quinta parte de las empresas encuestadas reconocen que su personal de tiempo completo trabaja peligrosamente largas horas.

karoshi japon exceso de trabajo

Vemos un empleado agotado, descansando sobre su puesto de trabajo, para muchos es un signo positivo, pues se supone que ha trabajo mucho hasta su rendición, nadie supone que pueda dormir por haragán, eso es una deshonra.

El informe de 280 páginas – publicado casi tres décadas después de que un primer libro ya hablara sobre este fenómeno – reconoce la muerte por el exceso de trabajo, conocido como karoshi. El primer caso de karoshi fue documentado en 1969, con la muerte de una mujer de 29 años de edad, que trabajaba en un departamento de transporte en Japón.

La causa principal de la muerte Karoshi es la tensión continua que lleva a la persona finalmente a sufrir una muerte súbita por un ataque al corazón o un derrame cerebral. Las principales víctimas son los salaryman, el nombre dado a los empleados japoneses, especialmente los varones, que trabajan en diferentes empresas en Japón.

Estos empleados son conocidos por sus largas horas de trabajo, la falta de un sueldo proporcional a la carga de trabajo y también sufren en algunos casos, todo tipo de humillaciones por sus superiores como consecuencia de su bajo estatus dentro de la jerarquía corporativa.

Hamada era un empleado de una compañía de seguridad en Tokio, casado con una joven esposa y que exhibía un ritmo y predisposición de trabajo impresionante. Su rutina semanal incluía una jornada de 15 horas diarias de trabajo y 4 extenuantes horas de traslados entre su casa y la oficina.Un día lo encontraron desplomado sobre su escritorio.

Karoshi, la muerte por exceso de trabajo:  Como decíamos antes el primer caso de karoshi fue documentado en 1969, con la muerte de una mujer de 29 años de edad, que trabajaba en un departamento de transporte en Japón. Sin embargo, fue a partir de los años 80 con la «burbuja económica», que este síndorme pasa a ser visto como un problema social y una seria amenaza a los empleados en general.

En 1987, como una manera de advertir a la clase obrera en el riesgo de muerte por exceso de trabajo, el Ministerio de Trabajo japonesa comenzó a publicar estadísticas anuales sobre las cifras preocupantes relacionados con karoshi y karojisatsu (suicidio causado por las condiciones estresantes de trabajo).

De acuerdo con cifras oficiales, al menos 150 trabajadores mueren a causa de karoshi anualmente. Sin embargo, las cifras han sido mucho más alto. En 2005, 328 trabajadores japoneses murieron por exceso de trabajo, 7 veces más que en 2000. En 2007, 672 de 2207 suicidios tenían la misma razón que la causa principal, pero ya en 2015 el número de víctimas alcanzó las 2.310, según el Ministerio del Trabajo en Japón. De acuerdo con el Consejo Nacional en Defensa de las Victimas de Karoshi, la verdadera cifra puede llegar a las 10.000 víctimas anuales, más o menos el número de personas que mueren cada año en accidentes de tránsito.

El mundo japonés el agotamiento físico debido al exceso de trabajo o estudio, es visto como algo positivo, ya que indica que la persona está dando su mejor esfuerzo y esforzándose al máximo en él está haciendo, pero ahora también indican que la persona es probable que se convierta en una víctima de Karoshi.

Estas características y actitud laboral de los japoneses se formaron en las familias de los años 50 y 60, que ayudaron a reconstruir Japón económicamente durante la post guerra mundial, convirtiéndola en poco tiempo en una gran potencia mundial, pero lamentablemente por  otro lado, ha contribuido a la aparición de Karoshi, un grave problema que persiste entre los trabajadores en la sociedad moderna.

Ya se ha transformado en un caso tan popular, que si un juez determina que alguien murió como consecuencia de karoshi, su familia recibe una indemnización de unos USD20.000 por parte del gobierno y pagos de hasta USD 1,6 millones por parte de la compañía en la que trabajaba la víctima, de acuerdo a un artículo de BBC Mundo.

Karoshi en los tribunales:
Durante décadas, el gobierno japonés ha estado intentando y no simpre con eficiencia achicar los límites establecidos en relación con las horas extraordinarias o extras. Según el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar de Japón, un empleado que trabaja un promedio de más de 60 horas por semana ya se pueden clasificar como karoshi.

Japón tiene hoy la quinta parte de sus empresas con la posibilidad que muera un empleado por este síndorme, originado por el exceso de trabajo.

Una carga de trabajo de más de 70 horas extras al mes puede causar estrés, la fatiga y el cansancio físico que puede llevar a la muerte o incapacidad repentina. Además, horas extras no pagadas (Furoshiki) sigue siendo habitual en muchas fábricas y oficinas en Japón y sin duda se suma a la tensión.

Actualmente hay muchos procesos de reclamación  ejecutándose desde hace años en los tribunales japoneses, activados por los familiares que requieren una compensación de las empresas por la muerte de un miembro de la familia, cuya causa se atribuyó a karoshi. Sin embargo, estos procesos pueden tardar años en completarse, ya que una investigación detallada se hace para intenatr demostrar que la muerte ocurrió realmente por exceso de trabajo.

Además de la muerte súbita debido al exceso de trabajo, la justicia japonesa otorga subvenciones por compensación a los miembros de la familia por casos de incapacidad o empleado suicidado, cuya causa comprobada judicialmente fuera el estrés o la depresión causada por el exceso de trabajo. Tristemente muchos de ellos terminan renunciar a la compensación por el largo tiempo que tardan esos litigios.

Por otro lado, desde hace unos años muchas empresas japonesas han convocado a sus empleados a charlas y conferencias para que los ellos aprendan acerca de la importancia de la calidad de vida y el desarrollo de un equilibrio entre el trabajo y la vida personal. El número de jóvenes japoneses que acuden al trabajo temporal muestra que las nuevas  generaciones  están más preocupados por «trabajar para vivir» en lugar de «vivir para trabajar».

Estos jóvenes a pesar de ganar mucho menos de lo que podría ganar en un trabajo fijo en cualquier empresa, tienen una calidad de vida superior a los de generaciones mas antiguas. En esta misma línea, una nueva generación conocida como Sōshoku Danshi (herbívoros de los hombres) y Hikikomori (personas que están aisladas del resto del mundo) ha sido señalado como «la generación perdida» en la sociedad japonesa moderna.

Las dos caras de la misma moneda
Como contracara esta nueva generación no está interesado en las citas y el matrimonio.Estas personas, en su mayoría hombres, no tiene intención de crecer económicamente, lo que trae preocupaciones al gobierno japonés en relación con la fertilidad y el desarrollo económico del país.

Más del 40 por ciento de los jóvenes solteros en ese país es virgen, según un reciente estudio realizado por el Instituto Nacional de Población y Seguridad Social. El informe puso en alerta a las autoridades que ven cómo su población envejece sin poder revertir esa tendencia. El universo abarca a personas de ambos sexos entre los 18 y los 34 años. Entre los hombres, el número de aquellos que nunca han tenido relaciones alcanza el 42 por ciento, mientras que ese número asciende al 44,2 cuando se trata de las mujeres. (Fuente: Infobae)

Con estos fenómenos que caracterizan a la sociedad japonesa podemos ver una vez más que Japón es realmente un país de contrastes. En mi opinión, tanto el Karoshi como Hikikomori son ejemplos de equilibrio entre el trabajo y la vida. Creo que se necesita un punto medio en estas dos situaciones, es decir, se esfuerzan por desarrollar profesionalmente, pero sin descuidar la salud y calidad de vida.

Trabajar con garra, sin exceder los límites de nuestro cuerpo y sin olvidar los momentos de descanso y de ocio, a ambos lados de la familia o amigos, para mostrar que estamos dando el necesario equilibrio entre el trabajo y la vida, que es muy importante para garantizar nuestra salud física y mental.

Fuente Consultada:
Sitio Web Portugues: «Japao Em Foco»

Las sociedades secretas crean acontecimientos mundiales por poder

Las sociedades secretas crean acontecimientos mundiales para mantener su poder

La base de cualquier Estado y de cualquier gobierno es la existencia de un enemigo. La lucha contra un enemigo común sirve para aglutinar más a las masas.

Un peligroso enemigo externo muchas veces aparece de manera espontánea o imprevisible, pero según Strauss, y los políticos que han caído bajo su influencia, si ese enemigo no existe, es necesario crearlo. Si no hay uno a mano, éste debe ser fabricado, porque sin un enemigo poderoso se corren riesgos de que se den las condiciones para que aparezcan importantes niveles de disenso interno que pongan en riesgo la conducción del Estado y el dominio de un país por los “elegidos” a través del derecho natural, o sea los más fuertes.

Obviamente es necesario entender que en un régimen capitalista global, los más fuertes no son otros que los más ricos.(uno de los principio de la filosofía política del alemán Leo Strauss)

Si el enemigo actual del capitalismo corporativo anglo-norteamericano, manejado por su elite, no es otro que el terrorismo islámico internacional, manufacturado por ella misma, es necesario hacer notar que hasta hace poco más de una quincena de años no era así.

guerra fria ee.uu - rusia

Entre 1989 y 1991 se derrumba el bloque soviético, que desde la Segunda Guerra Mundial, era el “gran enemigo occidental” según lo que prácticamente toda la prensa internacional reconocía. Sólo entonces, cuando se derrumbó el imperio soviético, “nació” el terrorismo en la magnitud y con la metodología actual. ¿Qué hubiera ocurrido si en cambio tras el derrum­be soviético, el mundo hubiera ingresado en una etapa de paz mundial muy prolongada, como algunos pronosticaban?

Las agencias internacionales de espionaje habrían perdido una buena parte de su razón de ser, las empresas de armas habrían visto recortadas sus ganancias, y deberían haber afrontado un duro proceso de reconversión, la industria petrolera anglo-norteamericana se encontraría en una muy difícil situación, dado que no tendría pretextos para empujar a sus gobiernos a la guerra en Oriente Medio, con lo que sus posibilidades de negocios se extinguirían a medida que se acaba el petróleo inglés del Mar del Norte y el norteamericano en Texas.

Finalmente, muchos de los principales bancos del mundo probablemente se encontrarían en un muy precario estado de debilidad debido a sus lazos con esos sectores, dado que no se han limitado a proporcionarles financiamiento, sino que son controlados por los mismos clanes familiares, propietarios ocultos de las petroleras.

Sobrarían recursos para la lucha contra el narcotráfico, el cual no podría trabajar con las grandes facilidades que hoy lo hace en países como Afga­nistán o Colombia. Una lucha con más y mejores recursos contra el narcotráfico debilitaría a su vez a muchas agencias inter­nacionales de espionaje, que se nutren de esos fondos “negros’, y a buena parte del sistema financiero internacional que ha ob­tenido grandes ganancias del lavado —y de la liquidez— que apor­tan sus ganancias.

Entonces, estaríamos en otro mundo quizá no necesariamente estable, pero sería un mundo en el que la elite que hoy determina los acontecimientos tendría mucho menos poder, y la misma se iría extinguiendo y fraccionando. Por supuesto, no estaríamos leyendo en las primeras planas de los diarios titulares como Clarín del 12 de septiembre de 2006, basado por entero, según declara el matutino, en una noticia publicada por USA Today del día anterior: “Incremento millonario del gasto en seguridad en todo el mundo: «Este año se invertirán US$ 59.000 millones seis veces más que en el año 2000»

Por eso es de hacer notar que la presencia de algún enemigo mortal como es hoy el terrorismo, y antes lo era la Unión Soviética, es siempre funcional a los intereses de esa elite que ha corrompido las estructuras políticas y económicas de muchísimas naciones tras la fachada de la “democracia’ y del supuesto “capitalismo de libre mercado’.

Sin embargo, así como el terrorismo actual es prácticamente manufacturado a “medida’ de la propia elite que se dice horrorizada por su existencia, cuando se investiga el ocaso y la caída del bloque soviético aparecen varios elementos que son una muestra clara de que la manipulación, la creación, o al menos un estímulo determinante a la organización y el sostenimiento del enemigo no son nada nuevos.

Fuente Consultada: Nadie Vio Matriz de Walter Graziano

Sacco y Vanzetti Caso del Juicio a los Italianos Anarquistas Historia

LA EJECUCIÓN DE LOS ANARQUISTAS SACCO Y VANZETTI

Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti eran dos inmigrantes italianos, acusados del asalto y homicidio del pagador de una fábrica, Frederick Parmenter, y su escolta Alessandro Berardelli, en el pueblo de South Braintree, Estados Unidos, el 15 de abril de 1920. El proceso judicial causó un gran escándalo internacional y fuertes protestas, sobre todo en Europa aunque también tuvo grandes dimensiones en Latinoamérica, debido a las escasas e insuficientes pruebas.(wikipedia)

Pero no pudieron matarlos en la memoria. Sacco y Vanzetti pasaron a ser, para siempre, “Héroes del pueblo”. Publicaciones, actos, conferencias, obras de teatro, filmes, hermosas canciones, los recuerdan. Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, un zapatero y un vendedor de pescado, así de humildes. Dos italianos inmigrantes. Pero saltaron a la gloria. A los jueces, a los funcionarios que actuaron en este increíble crimen legal ni se los recuerda. Pero se los nombra. Principalmente al juez Fuller. En realidad, todos los jueces que interpretan las leyes a favor del poder quedan en la lista negra de la historia.

Situación Histórica en EE.UU.:La toma del poder de Rusia por los bolcheviques en 1917 y su proclamación de la revolución mundial alarmó a los líderes políticos de Europa Occidental y los Estados Unidos. En 1919, el procurador de los EUA, A. Mitchell Palmer, previno que 60 mil radicales extranjeros se proponían iniciar la revolución roja en el país, recordando las bombas postales enviadas a funcionarios en abril y que el 3 de junio hubo explosiones en casas de políticos de ocho ciudades, incluyendo la suya en Washington.

Según el procurador, ya era hora de poner de lado las “muy liberales” normas de la declaración de derechos y actuar prontamente contra la subversión. Valiéndose de agentes del Departamento de Justicia, Palmer infiltró los partidos Comunista, Comunista Obrero y Socialista, consiguiendo coordinar reuniones de éstos y otros grupos radicales el 2 de enero de 1920. Esa noche los agentes del procurador apresaron en 33 ciudades a 3.000 personas, casi todos extranjeros, a quienes se acusó de querer deponer al gobierno de los Estados Unidos.

Las llamadas incursiones Palmer continuaron durante junio, arrestando a 6.000 extranjeros indeseables y deportando a casi mil de ellos. Fue durante esta histeria antirradical y antiextranjera cuando se llevó a cabo el asalto en South Braintree(próximo ítem) y, subsiguientemente, las detenciones e inculpaciones de Sacco y Vanzetti que causarían tanta controversia.

El asalto en South Braintree: Hacia las tres de la tarde del día jueves 15 de abril de 1920, el pagador de la compañía zapatera Slater & Morrill, con sede en South Braintree, Massachusetts, salió de la oficina acompañado de un guardia armado para llevar la nómina semanal, unos 16.000 dólares, a la fábrica, a unas cuantas cuadras de ahí. Dos hombres morenos los detuvieron y les dispararon.

El guardia murió instantáneamente y el pagador murió poco después. Cuando uno de los pistoleros se agachó para tomar el arma del guardia, se le cayó su gorra. Mientras los pistoleros tomaban las cajas con dinero, apareció un tercer asaltante con un rifle. Los tres huyeron en un coche azul descapotable, tripulado por dos hombres: la huida fue cubierta por un rifle que salía de la ventana trasera. El coche, un Buick sin placas, fue hallado dos días después en un bosque cercano. Cerca había huellas de un vehículo más pequeño, al que el grupo pasó su botín y huyó, cumpliendo así la última parte del plan.

Dos hombres sospechosos que tenían características similares a las buscada por la policía y que caminaban hacia una parada de tranvía camino a Brockton, fueron denunciados. Enseguida el jefe de policía deBridgewater, Michael Stewart, telefoneó a su contraparte de Brockton, el siguiente pueblo al norte, pidiéndole arrestar a los dos hombres. A las 22:00, dos oficiales abordaron el tranvía en Brockton y arrestaron a los dos sospechosos: Nicola Sacco, un zapatero de 29 años, y Bartolomeo Vanzetti, un vendedor ambulante de pescado de 32 años.

Ambos llevaban armas y se mostraron evasivos respecto a lo que hacían esa noche en Bridgewater. Tampoco recordaban lo que hicieron el 15 de abril. Varios testigos del asalto en Braintree identificaron a Sacco como uno de los pistoleros. Otros testigos no estaban seguros. Sólo uno identificó a Vanzetti. No obstante, cinco meses después de los incidentes se inculpó a Sacco y a Vanzetti por el delito.

Sacco y Vanzetti Caso del Juicio a los Italianos Anarquistas

Polémico proceso por asesinato celebrado en Massachusetts, que duró desde 1920 hasta 1927. Nicola Sacco (esposado a la izquierda)y Bartolomeo Vanzetti,
dos emigrantes italianos que llegaron a Estados Unidos en 1908, fueron acusados del asesinato de un cajero y
e un vigilante y del robo de más de 15.000 dólares

Sacco Nicola: Italiano de Torre Maggiore, provincia de Foggia, nació el 23 de abril de 1891. A los 17 años, fundamentalmente la situación de su familia lo llevó a emigrar. Llegó a la tierra prometida en 1908, año de hambre y desocupación. A pesar de tener conocimientos de mecánica no encontró trabajo en este oficio. Los extranjeros no eran considerados para las tareas especializadas y apenas si conseguían trabajo en fábricas.Trabajó primero como mozo de agua, consiguiendo luego colocación como zapatero en la fábrica de calzados de Kelly. Su capacidad de amor y de ternura hacia su compañera Rosina y hacia sus hijos se vuelca a todos los seres humanos, a su clase explotada, y lo impulsa al combate.

Vanzetti Bartolomeo: Nació en Villafalleto, en el Piamonte, en 1888. Le gustaba el estudio pero sólo pudo hacer la escuela. Empezó a trabajar a los 13 años de edad, eran 15 horas diarias sin descanso semanal, sólo tenía un asueto de tres horas dos veces al mes. A los 20 años de edad decide abandonar Italia. Llega a Norteamérica en 1908. Lo espera un largo peregrinar en busca de trabajo, muchos días de hambre, sin ni siquiera un lugar donde descansar.

Recibe en su andar el desprecio de los patrones, la solidaridad de sus iguales. En su oficio de confitero no encuentra plaza fija. En muchos lugares lo echan a los pocos meses de trabajo. Trabajó de picapedrero, albañil, foguista, barredor de nieve. Hacía jornadas de 12 y 14 horas en verdaderos tugurios insalubres, recibiendo, por ser extranjero, la mitad del jornal de un norteamericano, de por sí bajo. Con ansias de leer y estudiar se quedaba de noche, después del trabajo, dormido sobre los libros.Vanzetti no se casó y se dedicó a la venta de pescado en Plymouth.

Con el tiempo, ambos fueron influidos por un filósofo anarquista llamado Luigi Galleani, quien abogaba por derribar el capitalismo. Entre 1917 y 1918, ambos huyeron a México por las movilizaciones de la Primera Guerra Mundial. Al ser interrogados por la policía, en un principio ambos negaron sus afiliaciones radicales, pero posteriormente Sacco y Vanzetti admitieron que en la noche de su arresto buscaban un coche para deshacerse de literatura anarquista comprometedora que poseían.

El hecho de portar armas, las declaraciones falsas y evasivas, las actividades izquierdistas y la identificación tentativa de los testigos fueron más que suficientes para inculparlos del asalto y asesinatos deSouth Braintree. Pero antes de ser juzgados juntos, Vanzetti fue procesado por separado y se le sentenció a prisión por su participación en un asalto en Bridgewater el 24 de diciembre de 1919. El juez de este proceso fue Webster Thayer, quien luego juzgó a Sacco y Vanzetti en Dedham, el 21 de ruayo de 1921. “Dado que los testigos son italianos”, instruyó el juez Thayer al jurado en el primer juicio, “no se deberá inferir nada en su contra. Se supone que son honestos, sinceros e inocentes.” En el juicio llevado a cabo en Dedham, siete testigos del fiscal identificaron a Sacco como uno de los pistoleros de Braintree, y cuatro identificaron a Vanzetti.

De los 12 testigos de la defensa que dijeron que los acusados estaban en otra parte el día del asalto y asesinatos, 11 eran italianos. Los jurados, pueblerinos de clase media, eran predominantemente anglosajones. Uno de ellos dijo después, procurando dar dirección al juicio, que el testimonio contradictorio de cada testigo era anulable. “Pero las balas , añadió, “no hay forma de dar la vuelta a esa evidencia.” La fiscalía pudo al fin establecer que las balas y casquillos hallados en la escena del crimen fueron disparados por el revólver que tenía Sacco al ser arrestado. La identificación del arma de Vanzetti como aquella que se tomó del guardia, fue menos concluyente. Pero el fallo de culpabilidad del 14 de julio, aunque esperado, no fue el acto final de la tragedia.

Mientras Sacco y Vanzetti permanecían bajo custodia, la defensa reunió durante los años siguientes varias solicitudes para que fuera reabierto el caso. Todas fueron denegadas. En todo el país y en el mundo entero hubo protestas por lo que se consideró como absurdas y persecutorias condenas por creencias políticas impopulares más que por culpabilidad criminal.

A fines de 1925 pareció haber una pausa en el caso cuando un tal Celestino Madeiros, reo en la prisión de Dedham, condenado a muerte por asaltar un banco, confesó tener parte en el asalto de Braintree. Madeiros juró que los pistoleros no eran Sacco y Vanzetti. Aunque no pudo hacer un recuento coherente del asalto ni identificar a los otros participantes, Madeiros consiguió ganar dos años de vida antes de que se llevara a cabo su sentencia de muerte.

Su “confesión” no fue de ninguna ayuda para los esfuerzos legales de Sacco y Vanzetti. En la primavera de 1927, el profesor en derecho Felix Frankfurter, de Harvard, que luego fue juez de la Suprema Corte de Justicia, publicó una indignada denuncia del juicio de Dedham: “Fuera del juzgado campeaba la histeria antirroja… y dominó al proceso.”

El alegato de Frankfurter produjo otra ola de protestas contra el veredicto. Cediendo ante la presión, el gobernador de Massachusetts, Ailvin Fuller, nombró al rector de Harvard, A. Lawrence Lowell, para dirigir una comisión de tres miembros que revisaría minuciosamente el caso. En otro juicio más largo que el de Dedham, de seis semanas y medial, la comisión Lowell leyó la copia estenográfica, llamó a testigos y entrevistó al juez Thayer, al fiscal y al jurado. La conclusión: Sacco era sin duda culpable y Vanzetti también, aunque la evidencia contra él era “más débil”. El 8 de agosto se negó un aplazamiento de la sentencia de muerte.

Hacia la medianoche del 23 de agosto de 1927, Sacco y luego Vanzetti fueron ejecutados en la silla eléctrica. “Viva el anarquismo!”, clamó Sacco en italiano. “Soy inocente”, protestó Vanzetti.

La noticia de las ejecuciones inició una ola de disturbios antiestadunidenses. Desde mediados de la década de 1950, y durante tres décadas, el escritor Francis Russell estudió y escribió acerca del caso Sacco-Vanzetti. En un principio, aceptó la opinión general de que el juicio fue una falsedad y que su sentencia fue un error de la justicia. Pero cuando publicó su primer libro acerca del tema, Tragedia en Dedham, tomó la postura de que Sacco era culpable y Vanzetti inocente.

Sacco pudo salvar a su colega confesando, pero quizá sintió que eso sería traicionar al movimiento anarquista. En lo que se refiere a Vanzetti, le pareció válido morir, no por un crimen que no cometió, sino en aras del avance de su movimiento.

En noviembre de 1982, Russell recibió lo que parecía confirmar su tesis: una carta del hijo del último miembro sobreviviente del comité de defensa de Sacco y Vanzetti, Giovanni Gambera. Poco antes de su muerte, unos meses atrás, el anciano Gambera confió a su hijo que todos en el círculo anarquista de Boston sabían que Sacco era culpable y Vanzetti era inocente, pero nadie quería romper el acuerdo de silencio, aunque le costara la vida a Vanzetti. “Entre usted y yo”, escribió el joven Gambera a Russell, “ésta es la última palabra.”

Ultimas palabras de las víctimas

«Muero como he vivido, luchando por la libertad y por la justicia. ¡Oh, si pudiera comunicar a todos que no tengo nada que ver con ese horrendo crimen… Mi corazón está lleno, rebosante de amor por los míos. ¿Como despedirme de vosotros? ¡Oh, mis queridos amigos, mis bravos defensores, a todos vosotros el afecto de mi pobre corazón, a todos vosotros mi gratitud de soldado caído por la causa de la libertad! …Continuad la soberbia lucha, que yo también en lo poco que pude, he gastado mis energías por la libertad y por la independencia humana. …¿Que culpa tengo si he amado demasiado la libertad? ¿Por qué he sido privado de todas las cosas que hacen deliciosa la vida? Ningún reflejo de la propia naturaleza, del cielo azul y de los esplendidos crepúsculos en las tétricas prisiones construídas por los hombres para los hombres. Pero yo no he llevado mi cruz en vano. No he sufrido inútilmente. Mi sacrificio valdrá a la humanidad a fin de que los hermanos no continúen matándose; para que los niños no continúen siendo explotados en las fábricas y privados de aire y luz. No está lejos el día en que habrá pan para todas las bocas, techo para todas las cabezas, felicidad para todos los corazones. Tal triunfo será mío y vuestro, compañeros y amigos.» Bartolomé Vanzetti

«¡No hay justicia para los pobres en América! …¡Oh, compañeros míos, continuad vuestra gran batalla! ¡Luchad por la gran causa de la libertad y de la justicia para todos! ¡Este horror debe terminar! Mi muerte ayudará a la gran causa de la humanidad. Muero como mueren todos los anarquistas -altivamente, protestando hasta lo último contra la injusticia. …Por eso muero y estoy orgulloso de ello! No palidezco ni me avergüenzo de nada; mi espíritu es todavía fuerte. Voy a la muerte con una canción en los labios y una esperanza en mi corazón, que no será destruida…» Nicolás Sacco

«Queridos amigos y compañeros del Comité de defensa. Mañana, inmediatamente después de la media noche, deberemos morir en la silla eléctrica. No tenemos ya ninguna esperanza. …Hemos decidido, por eso, escribir esta carta para expresar nuestro reconocimiento y admiración por todo lo que habéis hecho en favor de nuestra defensa en estos siete años, cuatro meses y once días de lucha. El hecho de que hayamos perdido y que debamos partir, no disminuye para nada nuestra actitud y nuestra apreciación de vuestra conmovedora solidaridad hacia nosotros y nuestras familias. Amigos y compañeros: ahora que la tragedia de este proceso toca a su fin, unamos nuestros corazones, nuestros errores, nuestras derrotas, nuestra pasión, para las batallas futuras, para la emancipación final. Unamos nuestros corazones en esta hora, la más negra de nuestra tragedia. Armaos de valor, saludad a los amigos y a los compañeros de todo el mundo. Os abrazamos a todos y os damos el último adiós, con el alma desgarrada, pero llena de amor. Ahora y siempre un viva a todos nosotros, un viva a la libertad. Vuestros en la vida y en la muerte» Nicolás Sacco – Bartolomé Vanzetti

CRÓNICA DE LA ÉPOCA:
POR GABRIEL CARRIZO Historiador
Períodico El Bicentenario Fasc. N°6 Período 1910-1929

El 23 de agosto fueron ejecutados en Estados Unidos, mediante silla eléctrica, dos militantes anarquistas de nacionalidad italiana, llamados Niccola Sacco y Bartolomeo Vanzetti. Este hecho adquirió gran repercusión mundial al ser catalogado como un acto de arbitrariedad e injusticia en contra de dos ciudadanos por su adscripción ideológica.

Varios factores intervinieron para el desenlace del lamentable suceso. En primer lugar, la inflación generada por la Gran Guerra hundió a los sectores trabajadores en una profunda crisis económica. La pérdida constante del poder adquisitivo de los salarios generó condiciones para la declaración de huelgas. De hecho, Sacco y Vanzetti militaban en una organización anarquista que lucha en contra de las pésimas condiciones laborales que sufren los trabajadores.

En segundo lugar, el temor que experimenta gran parte de la sociedad norteamericana ante cualquier estallido social que pueda conducir desde su perspectiva a una revolución bolchevique, miedo que es alimentado recurrentemente por la prensa. En tercer lugar, las medidas adoptadas por el Estado, como la denominada Acta de Espionaje promulgada por el Congreso de Estados Unidos en 1917 (que multa a quienes suministren informaciones que puedan afectar las operaciones de las Fuerzas Armadas) y el Acta de Sedición de 1918 (que multa y encarcela a aquellos que propaguen opinión respecto de la forma de gobierno, Constitución Nacional o contra las Fuerzas Armadas), que son disposiciones que dejan un gran margen para la arbitrariedad, pues cualquier crítica al gobierno puede ser susceptible de prisión o multa. Pero fue el Acta de Extranjería de 1918, que prohibe el ingreso al país a anarquistas o a aquellos que promuevan la violencia contra el gobierno, la normativa que habilitó la persecución y deportación de todo inmigrante sospechado de ser anarquista.

Sacco y Vanzetti fueron acusados de un doble crimen y sometidos a un proceso jurídico plagado de violaciones a la legítima defensa de los acusados. La ejecución no solamente buscaba ser un escarmiento a los trabajadores que intentaban rebelarse ante las pésimas condiciones laborales, sino que además fue considerado por las organizaciones obreras como una demostración de la persecución ideológica y xenófoba de las autoridades de Estados Unidos.

Períodico El Bicentenario Fasc. N°6 Período 1910-1929

Ver: El Aislacionismo de EE.UU. Post Primera Guerra Mundial

Fuente Consultada:
Wikipedia – El Ortiba – Secretos y Misterios de la Historia

Rol Femenino en la Sociedad Actual

Rol Femenino en la Sociedad Actual Las Mujeres

El nuevo rol femenino

Rol Femenino en la Sociedad Actual Las Mujeres del Tercer Mundo LuchaComo consecuencia de los cambios producidos por la Revolución Industrial a lo largo del siglo XIX, las mujeres irrumpieron como trabajadoras asalariadas en la industria y en los servicios.

La ruptura de la vieja familia agraria, en la que cada uno tenía su ocupación en la unidad económica familiar, dio origen a una nueva escena familiar de la clase trabajadora en la que el salario de la mujer —y el de los niños— era indispensable para el sustento familiar.

 Pero a partir de mediados del siglo XX esta situación se generalizó, ya no sólo entre los trabajadores, sino entre las clases medias y altas, y especialmente entre las mujeres casadas de estos grupos, que con anterioridad se limitaban al trabajo doméstico y al cuidado de los hijos.

El masivo acceso de las mujeres a la enseñanza superior que se produjo tras la Segunda Guerra Mundial permitió, poco a poco, la ocupación de cargos de responsabilidad que esta formación posibilitaba. En la actualidad, chicos y chicas acceden por igual a los estudios en el mundo desarrollado.

La combinación de independencia económica y acceso a la formación superior dio extraordinaria relevancia y auge a los movimientos feministas en tomo a los años 60.Desde la Revolución Francesa, y a lo largo del siglo XIX, sobre todo con el sufragismo, las mujeres habían reivindicado su derecho a gozar en pie de igualdad con los hombres de todos los derechos políticos, sociales y económicos.

La gran diferencia fue la amplitud que alcanzó en esta época una nueva conciencia del feminismo y del papel de la mujer. Se produjo un cambio revolucionario respecto a lo que esperan las mujeres de sí mismas y lo que el mundo espera de ellas en cuanto a su lugar en la sociedad.

El derecho a gozar de su sexualidad, a elegir tener o no tener hijos, a divorciarse, a permanecer soltera, a compartir las tareas domésticas, a rebelarse contra el mal trato, a optar a todos los puestos de trabajo o de decisión política, se convirtieron en demandas cada vez más generalizadas entre las poblaciones femeninas del mundo occidental.

Aunque algunas de estas aspiraciones —lo que esperaban las mujeres de sí mismas— fueron al principio planteamientos de las mujeres de clase media o alta, con el tiempo se generalizaron a todos los sectores sociales y acabaron siendo también asumidas por los medios de opinión y por los poderes públicos. Si en nuestros días no son todavía una realidad, sin duda son ya una fuerte aspiración.

Mientras, en el Tercer Mundo, las cosas eran relativamente diferentes. Para la inmensa mayoría de las mujeres pobres las cosas habían cambiado poco. La sumisión al padre o al marido, la reducción al ámbito de lo doméstico y el trabajo como una necesidad de supervivencia y no como una forma de emancipación, continuaban siendo generales. Ahora bien, también se han producido cambios.

En primer lugar, en todos los países, con escasas excepciones (fuerte integrismo islámico), una minoría de mujeres de la clase alta, educadas y acomodadas, han accedido a la vida pública y ha sido significativamente relevante el número de jefes de Estado femeninos en estos países (India, Pakistán, Sri Lanka, Filipinas, Nicaragua, Argentina…), aunque casi siempre como hijas o viudas de hombres famosos.

Por otro lado, en aquellos países en los que se desarrollaron regímenes de tipo socialista (Argelia, Cuba, Afganistán, Vietnam…), las mujeres conquistaron muchos derechos (acceso a la enseñanza, al mundo laboral, a la actividad política, etc.), aunque en la actualidad parte de estos avances se han eliminado con la caída de estos sistemas. Por último, aquellos países que han tenido procesos de occidentalización presentan situaciones de mayor libertad de las mujeres y mayores conquistas feministas, mientras los más tradicionales o cerrados presentan todavía, incluso en las clases altas, una profunda subordinación de la mujer al hombre.

Fuente Consultada: Wikipedia – Historia del Mundo de Peter Haugen – ACTUAL Historia del Mundo Contemporáneo García y Gatell

La Prudencia Tolerancia Valor Humano Calidad Humana

LA PRUDENCIA COMO VALOR HUMANO

valores humanos sinceridad generocidad paciencia

el valor humano

La Prudencia: Podríamos definirla en palabras justas como una virtud, la cual nos ayuda a actuar frente a las situaciones diarias de la vida, con mayor conciencia. Gracias a ella, nuestra personalidad concordará con alguien decisivo, emprender, comprensivo y conservador. Es decir, la prudencia pasa inadvertida ante nuestros ojos, ya que es muy discreta.

Tal es así, que las personas que viven esta virtud, son aquellas que toman las decisiones acertadas en el momento y lugar adecuado; lo que se proponen lo logran con éxito,  en las situaciones más difíciles demuestran calma y serenidad, entre otras cuestiones.

Como mencionábamos anteriormente, este valor, nos ayuda a actuar correctamente ante cualquier circunstancia, mediante la reflexión y razonamiento de los efectos que pueden producir nuestras palabras y acciones en la misma.

Las emociones, el mal humor, las percepciones equivocadas de la realidad y la falta de la justa y necesaria información; en la mayoría de los casos proporciona que tomemos las decisiones incorrectas. Es decir, que posiblemente esto refleje que nos cuesta mucho reflexionar y conversar con calma en cualquier hecho. Es decir, que la prudencia se forma en nosotros por la manera en que nos conducimos frecuentemente, y no a través de lo que aparentamos ser.

Las consecuencias de ser imprudentes, se presentan en todos los niveles de nuestra vida; es decir, en lo personal y colectivo. Por ello, siempre es necesario saber que todas nuestras acciones deben estar destinadas a proteger la integridad de los demás sujetos como primer medida y como símbolo de respeto hacia nuestra especie.

El simple hecho de lastimar a los demás, de tener preocupaciones, no poder comprender los errores de los demás, imposibilitar la vida de los demás o ser antipáticos; son motivos comunes en donde deberíamos centrar nuestras fuerzas, para luchar y tratar cada día de ser un poquitos más prudentes.

 Detente a pensar un momento y aprecia las cosas en su justa medida. Luego observarás que todos hacemos más grandes los problemas de los que verdaderamente son, y actuamos y por ende decimos, cosas que por lo general luego terminamos arrepentidos.

Otra cuestión, es tratar de no aparentar ser prudentes, ya que esto significa que no somos capaces de actuar adecuadamente, decidir y comprometernos, por el simple temor que poseemos, junto a la pereza y las razones que creemos son valederas. Seamos sinceros con nosotros mismos y reconozcamos que hay algo que no nos gusta o nos incomoda en determinadas circunstancias.

La inconsciencia en nuestros deberes y en el actuar cotidiano, reflejan  la falta de prudencia en nuestras vidas. Nunca pensaste que trabajar con intensidad y provecho, cumplir con las obligaciones y compromisos, ser amables con las personas y preocuparnos por su bienestar general, son una manifestación fiel de esta virtud humana.

Ahora bien, ¿Cuáles son los verdaderos beneficios de actuar con prudencia? En primer lugar, conservamos un buen estado de salud, ya sea física, mental y espiritual; manejamos nuestro presupuesto apropiadamente, cuidamos de las cosas para que ellas funcionen y permanezcan en condiciones para nuestro bienestar.

Ojo, el ser prudente no significa que estemos exentos de equivocarnos. Todo lo contrario, uno aprende de los errores una y otra vez, porque reconoce en cada uno de ellos sus fallos y limitaciones. Uno aprende, pide perdón y consejos.

Recuerda, las mejores decisiones para actuar provienen de la experiencia. Todas las cosas que se desarrollan a nuestro alrededor nos enseñan a ser más críticos y observadores, prediciendo los éxitos y fracasos para cualquier acción a emprender.

Entonces, la prudencia será el valor que nos guíe por el camino más seguro, construyendo en nosotros una personalidad más segura y perseverante, capaz de comprometerse en todo y por todos, el cual generara confianza y reflejará amabilidad por el prójimo.

MANERA PERSONAL DE VIVIR LA GRATITUD
1

Tengo buena memoria en el sentido de que recuerdo las cosas tal como ocurrieron, y hago uso de esta información para comprender mejor las situaciones actuales.

(En gran medida la prudencia se basa en la memoria, ya que si no recuerdo nada de lo que ha ocurrido, de lo que he estudiado, o de lo que he observado, por ejemplo, ¿cómo podré tener una base para enjuiciar una situación presente? Ojalá se prestase más atención al desarrollo de la memoria en los colegios)

2

Habitualmente consigo superar el deseo de no sufrir con el fin de conocer las situaciones difíciles.

(Otro motivo de esconderse de la realidad es la pereza).

3

Estudio regularmente con el fin de saber más respecto a las realidades que me incumben como padre, madre o profesor.

(Podemos disponer de mucha información como consecuencia del estudio. Sin embargo, también hace falta desarrollar una «sensibilidad situacional» que podríamos llamar intuición).

4

Desarrollo mi capacidad de observación, con el fin de conocer mejor la vida de los distintos miembros de la familia o miembros del colegio.

(También es necesario crear las situaciones adecuadas para poder escuchar a los demás).

5

Sé distinguir entre lo que es importante y lo que es secundario en la familia o en el colegio.

(De hecho, cualquier cosa importante significa cualquier cosa que puede influir de una manera significativa, positiva o negativamente, en los valores familiares o en los valores del colegio).

6

Compruebo la fiabilidad de mis fuentes de información antes de aceptar la información aportada, e intento informarme de diferentes fuentes con el fin de tener una visión más objetiva de la realidad cuando el tema es importante.

(No es fácil tener una visión objetiva respecto a la realidad, especialmente en situaciones inesperadas).

 

7

Intento conocer mis propios prejuicios y lucho contra ellos.

(Los prejuicios producen una información sesgada, incompleta. Po-ejemplo, puede que escuchemos únicamente a aquellas personas que nos son simpáticas, o tenemos un punto de vista cerrado respecto a la capacidad de un joven para aportar una opinión interesante en algún tema).

8

Reflexiono sobre qué criterios debo utilizar para enjuiciar cada situación.

(Es fácil tomar decisiones, o sencillamente reaccionar, en base a criterios inadecuados o incompletos. Por ejemplo, decidir enviar a un hijo a estudiar en un país extranjero únicamente en base al criterio de eficacia —que conviene que sepa el idioma correspondiente— En cambio, un buen educador hubiera tenido en cuenta también criterios como: el bien del hijo, su grado de madurez, el tipo de s -tío donde va a estar, etc.).

Fuente Consultada: La Educación de Virtudes Humanas y su Evaluación David Isaacs

 Ver Todos Los Valores Humanos

 

Principales Hechos Historicos Linea del Tiempo Cronologia Historia

LÍNEA DEL TIEMPO EDAD CONTEMPORÁNEA

POLÍTICAECONOMÍA Y SOCIEDADCIENCIA Y CULTURA

 

1789 imagen

La Revolución Francesa

1798 imagen

Malthus publica Ensayos Sobre el Principio de la Población

1799 imagen

Napoleón Sube al Poder

1800

imagen

Volta inventa la Pila Eléctrica

1804 imagen

Napoleón es coronado como emperador

1804

imagen

Muere el Filósofo Immanuel Kant

1807

imagen

Abolición de la servidumbre en
Rusia

1807

imagen

Primer Barco
a Vapor

1814 imagen

Derrota de Napoleón

1815 imagen

Congreso de Viena
Restauración del
Absolutismo

1823imagen

Doctrina Monroe

1825imagen

Fin del proceso de independencia en las colonias españolas de america

1826

imagen

Primera Locomotora a Vapor inventada por Stephenson

1829 imagen

Las Guerras del Opio
En China
(1830-1864)

1827

imagen

Muere el músico alemán Luwing Beethoven

1830 imagen

Revoluciones
Liberales en
Europa

1830

imagen

Delocroix pinta la libertad guiando al pueblo

1834

imagen

Se crea el Zollverein
en Alemania

1837

imagen

Morse inventa el Telegrafo
por hilo

1839imagen

Guerra México contra
Estados Unidos

1846

imagen

Triunfo librecambista en Gran Bretaña

1848 imagen

Revoluciones
Liberales en
Europa

1848

imagen

Marx y Engels publica el Manifiesto Comunista

1849

imagen

Muere el compositor
polaco Chopin

1852 imagenProclamación del
II Imperio Francés
1854 imagenFrancia construye el Canal de Suez
1855 imagenFin de la Guerra
De Crimea
1859 imagenEl Petróleo
Apertura del Primer
Pozo en EE.UU.
1859 imagenDarwin publica
El Origen de las Especies
1860 imagenExpedición de Garibaldi y Los mil Camisas Rojas a Sicilia y Nápoles
1863 imagenAbolición de la Esclavitud en EE.UU.
1864 imagenMaximiliano de Austria es nombrado emperador de México 1864 imagenSe crea la AIT
1865 imagenFin de la
Guerra de Secesión en EE.UU.
1865imagenMovimiento Sufragista en el Reino Unido
1867 imagenComienza la Era Meiji en Japón 1867 imagenMarx publica
El Capital
1868imagenGuerra de los Diez años en Cuba 1868 imagenSe patenta la primera Máquina de Escribir
1869 imagenPrimer Concilio Vaticano
Se inaugura el
Canal de Suez
1869 imagenLeon Tolstoi acaba su novela
Guerra y Paz
1870 imagenUnificación Italiana
1871 imagenUnificación Alemana 1871 imagenComuna de París
1872imagenSi disuelve la AIT en Europa
1876 imagenAlexander Bell
patenta su telefono
1879imagenGuerra del Pacífico
o del Salitre
1879 imagenEdison inventa
la bombilla eléctrica
1880 imagenSublevación de
los boers por la ocupación británica de Transvaal
1882imagenReino Unido ocupa Egipto y crea un protectorado 1882imagenSe abre en Nueva York la primer planta hidroléctrica
1884 imagenComienza la expansión colonial alemana
1885 imagenConferencia de Berlín 1885 imagenPasteur descubre la vacuna contra la rabia
1886imagenSe funda la Segunda Internacional
1888 imagenFin de la esclavitud
en Brasil
1889imagenConstitución de Japón 1889 imagenConstrucción de la Torre de Eiffel
1890 imagenBismark es destituido en Alemania
1891 imagenLeon XIII publica la encíclica Rerum Novarum
1893imagenPrimera Central
Eléctrica en EE.UU.
1894imagenComienza la guerra
Chino-Japonesa
1895 imagenLos hemanos Lumiere proyectan en París la primera película
1896 imagenAntoine Becquerel
Descubre la
radioactividad
1898imagenEspaña pierde Cuba y Filipinas
1899 imagenComienza la guerra
Anglo-Boers
1899imagenComienza a fabricarse la aspirina
1900 imagenGuerra de los Boxers:
insurrección xenófoba en China
1900 imagenFreud publica La Interpretación de los Sueños
1900 imagenMax Planck crea la Física Cuantica para explicar ciertos fenómenos físicos
1900 imagenSe descubren los grupos sanguíneos
1901 imagenMuere la Reina Británica Victoria I 1901 imagenSe entregan los primeros Premios
Nobel
1901 imagenMarconi une Europa y América con ondas de radio
1902 imagenPrimeros rascacielos en Nueva York
1903 imagenLos hermanos Wright realizan el primer vuelo con motor
1904 imagenLa Entente Cordiale entre Francia y Reino Unido 1904 imagenFinaliza la construcción del tren transiberiano
1905 imagenDomingo Rojo en Rusia estalla la primera revolución 1905 imagenSe publica la Teoría de la Relatividad
1906imagenPartido Laborista en
el Reino Unido
1909 imagenRobert Peary
llega al polo norte
1910 imagenJapón anexiona Corea
1911 imagenRoald Amundsen
conquista el polo sur
1912imagenPrimera Guerra de los Balcanes 1912 imagenHundimiento del Titanic
1913imagenSegunda Guerra de los Balcanes 1913 imagenPrimera cadena de montaje aplicada automóviles
1914 imagenAsesinato de Sarajevo
Inicio Primera Guerra Mundial
1914 imagenInauguración del Canal de Panamá
1916 imagenMuere el poeta nicaragüense Ruben Darío
1917 imagenComienza la Revolución Rusa
1918 imagenFin de la Primera Guerra Mundial 1918 imagenEpidemia de Gripe con millones de muertos en todo el mundo
1919 imagenTratado de Versalles
Constitución de Weimar
1919imagenTercera Internacional
1920 imagenSe funda la Sociedad de la Naciones 1920imagenSufragio Femenino
en los EE.UU.
1920 imagenPrimera emisiones de Radio en EE.UU. y Reino Unido
1921 imagenInicio del NEP
en Rusia
1921 imagenAlbert Einstein recibe el premio Nobel de Fisica
1922 imagenMarcha fascista
sobre Roma
Mussolini toma el poder
1922 imagenDescubrimiento en Egipto de la tumba de Tutankamon
1923 imagenFundación de la Unión Sovietica 1923 imagenCrisis inflacionaria en Alemania
1924imagenThomas Mann
publica
La Montaña Mágica
1925imagenTratado de Locarno 1925 imagenFranz Kafka publica
El Proceso
1927 imagenStalin se hace al poder en la URSS al morir Lenin 1927imagenVacuna contra la tuberculosis
Lindbergh cruza
el Atlántico
1928 imagenComienza la aplicación del Primer Plan Quinquenal en Rusia 1928 imagenAlexander Fleming
descubre la penicilina
1929imagenCreación de la
Ciudad del
Vaticano
1929 imagenCrack de la Bolsa de Nueva York
La Gran depresión
1933 imagenHitler es nombrado Canciller en Alemania 1933 imagenRoosevel comienza el New Deal en EE.UU.
1934 imagenLas tropas comunista de Mao inician la Larga Marcha en China
1935imagenLa internacional comunista aprueba el proyecto del Frente Popular
1936 imagenJ.K. Keynes publica La Teoría General del Empleo, el Interés y el Dinero
1937 imagenJapón invade
China
1937imagenVacuna contra la fiebre amarilla
1939 imagenFin de la Guerra Civil
en España
1939 imagenSe estrena
Lo que el viento se llevó
1941 imagenJapón bombardea
Perl Harbor
EE.UU. entra en la guerra
1941 imagenSe estrena Ciudadano Kane de Orson Wells
1944 imagenDesembarco en
Normandía
1945 imagenRendición incondicional
de Alemania
1945 imagenSe lanzan dos bombas atómicas en Japón: Hiroshima y Nagasaki
1947 imagenSe pone en marcha el Plan Marshall para la recuperación europea 1947imagenAlbert Camus publica La Peste
1948 imagenGandhi es asesinado 1948 imagenDeclaración Universal de Los Derechos Humanos de la ONU
1949 imagenCreación de la
OTAN. División de Alemania
1949 imagenOrganización del COMECON
Se inicia el apartheid en Sudáfrica
1949imagenOrwell publica
1984
1950 imagenPacto de amistad entre la Unión Soviética y China 1950 imagenLa población mundial asciende a 2515
millones de personas
1950 imagenPablo Neruda publica
Canto General
1952 imagenDictadura Batista en Cuba
1953 imagenFin de la Guerra de Corea
1954imagenIndochina se divide en Laos,Camboya y Vietnam
1955 imagenPacto de Varsovia 1955 imagenConferencia de Bandung 1955 imagenMuere el físico Albert Eisntein
1956imagenRevolución Húngara 1956 imagenRevolución Cultural
en China
1957 imagenFundación de la
Comunidad Económica
Europea (CEE)
1957 imagenLa Unión Soviética lanza el Sputnik
1958imagenCreación de la NASA
1959 imagenRevolución Cubana
1960 imagenNace la OPEP 1960 imagenPrimer aparato de rayo láser
La Primera Píldora
Anticonceptiva
1961 imagenConstrucción Muro
de Berlín
1962 imagenCrisis de los misiles
en Cuba
1962 imagenConcilio Vaticano II en Roma
1963 imagenAsesinato de J.F. Kennedy 1963 imagenManifestaciones en Washington por los derechos civiles
1964 imagenGuerra de Vietnam
Se constituye la OLP
1967 imagenGuerra de los
Seis Días
1967 imagen Primer Transplante
De Corazòn
1968 imagenPrimavera de Praga 1968 imagenMayo Francés
Luther King es asesinado
1969 imagenNeil Armstrong
llega a la Luna
1973 imagenEE.UU. retira sus tropas de Vietnam 1973 imagenCrisis del petróleo 1973 imagenEl Departamento de Defensa de los EE.UU. crea el protocolode Internet
1974 imagenRevolución de los claveles 1974imagenLa nave espacial Mariner 10 toma fotos de Venus
1975 imagenLos jeremes rojos toman el poder en Camboya 1976imagenLos robot Viking I y II pisan suelo marciano
1978imagenNace el primer bebe de probeta
1979 imagenInvasión soviética a Afganistán
Jomeini toma el poder en Irán
1979 imagenSegunda crisis del petróleo
1980 imagenGuerra Irán-Irak
Sadam Hussein
1981imagenIBM lanza la primera computadora personal (PC)
1982 imagenComienza la quinta guerra arabe-israelí 1982 imagenGabriel García Márquez Premio Nobel de Literatura
1983imagenNace el primer compact disc (CD)
1984 imagenAsesinato de Indira Gandhi imagenMueren miles de personas en la India por escape de un gas venenoso 1984imagenBurt Rutan dá la vuelta al planeta sin escalas
1985 imagenGorvachov es elegido secretario del partido
1986 imagenDesastre Nuclear en Chernobyl (Ucrania) 1986 imagenLa nave Challenger explota al iniciar el despegue
1987 imagenAcuerdo de desarme nuclear entre Rusia y EE.UU.
1988 imagenRetirada sovietica de Afganistán.
Gorvachov avanza con la perestroika
1988 imagenMatanza de Tiananmen en China
1989 imagenCaída del muro de Berlín 1989 imagenCondena a muerte por Irán de Salman Rusdhie
1990imagenReunificación de Alemania 1990 imagenNelson Mandela es liberado
1991 imagenInvasión a Kuwait por Irak-Guerra del Golfo
Guerra de Yugoslavia
Desaparece la URSS
1991 imagenFin del apartheid en Sudáfrica
1992 imagenFirma del Tratado de Maastricht-Division de Checoslovaquia 1992 imagenRigoberta Menchú recibe el Premio Nobel de la Paz
1993 imagenPaz entre Israel y la OLP 1993imagenEntra en vigor el Espacio Económico Europeo (EEE) 1993imagenTratado Internacional sobre Biodiversidad
Se crea el GPS
1994 imagenNelson Mandela primer presidente negro de Sudáfrica
Guerra Civil en Ruanda
1994imagenSublevación indígena en el Estado de Chiapas en México 1994imagenEncontrados en Atapuerca los restos humanos más antiguos de Europa
1996 imagenLos talibanes toman el poder en Afganistán
1997 imagenHong Kong vuelve a la soberanía China 1997 imagenCrisis económica en el sudeste asiático 1997 imagenClonación de la oveja Dolly
1998 imagenAcuerdo de paz en el Ulster
Detienen al dictador chileno Pinochet
1998 imagenPrimera fase de la moneda única de la Comunidad Europea 1998 imagenSaramago Premio Nobel de Literatura
1999 imagenGuerra de Kosovo 1999imagenCumbre de la OMC en Seatle
2000 imagenDerrocado el presidente yugoslavo, Milosevic
Comienza la segunda Intifada
2000 imagenAccidente en el Concorde en París
El submarino ruso Kurs queda atrapado en el fondo del mar
2000 imagenSe obtiene la secuenciación del genoma humano
Primera imágenes del planeta Marte
2001 imagenAtaque a las Torres Gemelas de Nueva York
Guerra en Afganistán
2001imagenReunión del G8 en Génova. Hay incidentes violentos 2001 imagenClonación del primer embrión humano
2002imagenSecuestro en el Teatro Dubrovska en Moscú 2001 imagenEl Euro moneda única en 12 estados de la UE 2002 imagenEl petrolero Prestige derrama 77.000 tn. de crudo en el mar
2003 imagenInvasión aliada
a Irak
2003 imagenLa población mundial supera los 6250 millones de personas 2003 imagenSe completa la secuenciación del genoma humano
2004 imagenAtentado terrorista en Madrid el 11 de marzo
Muere Yasir Arafat
2004 imagenMaremoto en el océano Indico, mas de 150.000 víctimas 2004 imagen716 millones de personas tienen acceso a Internet
2005 imagenMuere el Papa Juan Pablo II
Atentado en Londres el 7 de Junio

imagen

 

La Sociedad de Consumo Origen Y Características Resumen

La Sociedad de Consumo Origen y Características

Como consecuencia de la implantación del llamado Estado de bienestar, a partir de fines de la Segunda Guerra Mundial, importantes sectores sociales de los países industrializados aumentaron, considerablemente, el poder adquisitivo. Para mantener esa situación de mejoramiento salarial y de cobertura social, era necesario acrecentar la producción y, en forma paralela, el consumo para que se pudiera absorber todo lo fabricado.

Así aumentarían las ganancias de los industriales que, a su vez, dispondrían de más capitales para seguir mejorando la capacidad adquisitiva de las clases medias y bajas, formando un círculo en el cual todos los elementos debían conservar el equilibrio.

EL ESTILO DE VIDA AMERICANOTodo esto se hizo posible gracias a los adelantos tecnológicos. El mejoramiento salarial se dio a partir de las negociaciones entre los sindicatos y las organizaciones patronales, y asegurando las mayores ganancias a los empresarios.

Para sostener este nivel de vida, era necesario aumentar el consumo, aun de productos superfluos que comenzaron a ser publicitados como imprescindibles.

A fin de lograr ese objetivo, fue creado en los Estados Unidos un nuevo estilo de vida, que comenzó a difundirse como el american way of life (estilo de vida americano).

Para ello, se utilizaron dos elementos: la publicidad y la disminución de la calidad de los productos, con el fin de que tuvieran menor vida útil y por lo tanto, fuera necesario reponerlos más rápidamente.

Esta nueva forma de vida se basaba en el consumo de todo tipo de artículos, como uno de los principales caminos para la realización individual de los seres humanos. Se dejaban en segundo plano muchos de los valores culturales sostenidos hasta entonces, como el crecimiento intelectual y espiritual.

Las características de ese “estilo» fueron —además del consumismo— la exageración, la ostentación de la riqueza y la grandiosidad, reflejadas en todos los órdenes. La industria automotriz norteamericana, por ejemplo, se diferenció de las demás por el enorme tamaño de sus vehículos y por su mayor potencia. Los automóviles Impala, inmensos en tamaño, se convirtieron en el símbolo de la riqueza de los años 60.

Se creó, de este modo, una notoria influencia y hasta dependencia cultural, pues el resto de los países estuvieron influidos por la moda y las preferencias norteamericanas, más allá de sus propias tradiciones o idiomas.

LA SOCIEDAD DE CONSUMO: En las sociedades de los países desarrollados —y en cualquier lugar del mundo donde se deje sentir la influencia del modelo dominante del capitalismo industrial— el trabajo se ha convertido en una forma de obtener dinero y éste en un medio para conseguir bienes. Esta cadena que llamamos «sociedad de consumo» es producto del gran crecimiento económico de los años siguientes a la posguerra mundial.

La venta de productos de consumo crece de forma imparable gracias a la publicidad, dirigida a una población cada vez más amplia, que se encuentra en condiciones de adquirirlos. Las nuevas técnicas publicitarias presentan los productos no sólo de forma atractiva, sino haciéndolos indispensables, con el objeto de aumentar el consumo.

En muchas sociedades vivir es consumir y una nueva escala de valores, en la que se prima el éxito económico, la abundancia de bienes y la búsqueda del máximo bienestar, ha sustituido a otros principios. Todo se compra y se vende: la cultura, el deporte, las noticias, los sueños. Ello provoca profundas insatisfacciones entre quienes no consiguen esos objetivos: los marginados del sistema, los parados, los jóvenes que no acceden al trabajo, los jubilados que pierden su actividad y parte de su nivel económico

Después de la Segunda Guerra, el avance tecnológico (en electrónica, física y química), la mayor disponibilidad de mano de obra —producto de la paz y del aumento demográfico— ocasionaron un gran incremento de la producción industrial. Para mantener y aumentar el nivel de ganancias de los empresarios, fue necesario elevar el consumo, para lo cual se incorporó a los sectores medios y bajos en el mercado consumidor de productos antes reservados a las clases privilegiadas, tales como, electrodomésticos, automóviles, etc.

Además de aumentar el consumo, las mejoras en el nivel de vida de los obreros hacían disminuir los reclamos y los alejaban de los posibles conflictos sociales. A este modelo basado en el consumo masivo se lo denominó sociedad de consumo. Dos elementos fundamentales ayudaron a instalar el consumismo: la publicidad y las ventas a crédito.

Se estimulaba a través del cine, la radio, la televisión, de los diarios y de las revistas, el deseo por acceder a un mundo ideal y fantástico, al cual sólo se ingresaba comprando determinadas “marcas” de productos.

Para triunfar en la vida, había que manejar tal automóvil, beber determinada gaseosa o vestir la ropa de los famosos. Incluso, las manifestaciones artísticas, como la música, el cine, el teatro o la literatura, eran impuestas por la propaganda de las empresas discográficas, las distribuidoras cinematográficas y por las empresas teatrales o editoriales. Había nacido la cultura de masas, en la que era

más importante la difusión que la creación artística en sí misma. Tenía más valor lo más conocido que lo más creativo o mejor producido. Prevalecía lo comercial sobre lo artístico.

EL PENSAMIENTO ALTERNATIVO Y LA RESISTENCIA CULTURAL: A partir de los años 50, la modernización socioeconómica comenzó a expresarse claramente en el arte, la literatura y en otras manifestaciones culturales. A su vez, la expansión de los denominados medios masivos de comunicación, implicó una nueva y compleja relación entre las diferentes culturas.

Sobre todo, porque el poder político y económico de los países centrales también iba a mostrarse en una capacidad, hasta ese momento impensable, de difundir sus valores culturales a otros pueblos.

A su vez, en el interior de cada sociedad, también existían determinados valores predominantes, es decir, un cuerpo de ideas coherentes que explicaban una particular visión del mundo e impregnaban la vida social y cultural de una comunidad.

Y en toda sociedad, paralelamente a esa cultura dominante, surgieron grupos que se planteaban otros valores, otras ideas sobre lo que estaba bien o estaba mal, y que cuestionaron los valores los modos de relación y el sistema político de una época.

Esos grupos comenzaron a surgir en los años de posguerra, al calor de la urbanización y del crecimiento de la matrícula estudiantil en todos los niveles. Fueron movimientos que cuestionaron la forma en que estaba ordenada la sociedad y que se pronunciaron c por alternativas de vida distintas de las formas en que habían sido educados por sus mayores.

Estas voces fueron, a veces, subculturas que expresaron a subgrupos de la sociedad, como pueden ser los jóvenes que utilizaban una manera particular de vestirse, hablar, etc., o auténticas contraculturas, es decir en corrientes de opinión que planteaban valores contrarios a los predominantes en la sociedad de la que eran parte.

La complejidad de este proceso de intercambio cultural estuvo dada, también, porque los modernos medios de difusión fueron parte de la Guerra Fría. Estos medios, controlados por los países centrales, comenzaron a irradiar a todas partes del mundo sus valores y hábitos culturales, como los que se correspondían con el mundo occidental y cristiano frente al ateísmo socialista.

Otro importante elemento de propaganda fueron los comics, donde héroes dotados de poderes sobrehumanos —como Súperman o el Capitán América— lograron proteger al mundo occidental de la constante amenaza de sus enemigos.

Frente a esta influencia cultural, marcada y guiada por la sociedad de consumo, nacieron en la postguerra pensamientos alternativos a los dominantes, es decir verdaderos movimientos contraculturales: todos dieron muestras de inconformismo, rebeldía y resistencia a la imposición cultural a Li que se sentían sometidos.

La denominada cultura beat se originó en los Estados Unidos y fue la expresión de una generación que no creía en los mitos de los adelantos científicos que habían producido la mecanización, ni en la adoración del dinero como medio de satisfacción. Allen Ginsberg y Jack Kerouac fueron —a través de poesías y cuentos que transitaban en revistas subterráneas (underground) sin circulación comercial— típicos representantes de una búsqueda por separarse de una sociedad que consideraban arbitraria y falsa.

En ella los hombres —afirmaban— habían perdido la capacidad de comunicarse y vivir, producto de los bombardeos publicitarios que alentaban únicamente la superficialidad del confort: el auto, la casa, el televisor, etcétera. Para manifestar su disconformidad, alentaron la resistencia al consumo.

En Europa, junto al desarrollo del Estado de bienestar que daba lugar a la “sociedad del ocio”, la resistencia cultural se expresó también en el terreno filosófico: autores como Herbert Marcuse o Jean Paul Sartre adquirieron notoriedad en los 50, aunque sus libros y figuras fueron célebres en los 60.

La búsqueda de lo auténticamente latinoamericano fue parte de ese pensamiento alternativo, y la crítica apuntó a padecimientos de sus habitantes por parte de dictaduras o regímenes que permitían y alentaban el despojo económico, acompañado de la destrucción de la identidad cultural propia. Julio Cortázar, Mario Vargas Llosa, Alejo Carpentier y José María Arguedas fueron —entre otros— parte de esa generación que, en sus novelas, expresaron la resistencia y alternativa cultural en Latinoamérica.

CONSTRUCCIÓN DE UNA NACIÓN DE CONSUMIDORES

Expresa Annie Leonard, experta en el crecimiento con desarrollo sostenible internacional y salud ambiental. «En Estados Unidos trabajamos más horas que cualquier habitante de casi todos los otros países industrializados del mundo, y dos de las principales actividades en las que empleamos nuestro escaso tiempo libre son mirar televisión e ir de compras: vamos al trabajo, llegamos exhaustos a casa y nos desplomamos frente al televisor; los comerciales nos dicen que necesitamos más COSAS para sentirnos mejor con nosotros mismos, entonces salimos de compras, y después tenemos que trabajar aun más para pagar todo lo que compramos. Es lo que denomino rutina del trabajo-la TV-las tiendas».

Hace un siglo, la vida económica, política y social de Estados Unidos no se centraba de forma tan unilateral en el consumismo. Es cierto que la gente compraba COSAS, pero este aspecto se equilibraba con otras actividades y nietas. ¿Cuál fue la causa del desplazamiento hacia el exceso de consumo?

Tal como señala David Orr, profesor del Oberlin College, «el surgimiento de la sociedad de consumo no fue inevitable ni accidental. Lejos de ello, fue el resultado de la convergencia de cuatro fuerzas: un ideario según el cual la Tierra es nuestra para que tomemos todo de ella; el surgimiento del capitalismo moderno; la inteligencia tecnológica, y la extraordinaria prodigalidad de América del Norte, donde echó sus primeras raíces el modelo de consumo masivo.

Para expresarlo de forma más directa, nuestra conducta de consumo es el resultado de la seducción publicitaria, las trampas del crédito fácil, la ignorancia acerca del contenido peligroso que tiene mucho de lo que consumimos, la descomposición de la comunidad, la despreocupación por el futuro, la corrupción política y la atrofia de los medios alternativos que podríamos usar para aprovisionarnos».

En otras palabras, en Estados Unidos había muchísimos recursos a mano, creíamos que apoderarnos de ellos era nuestro derecho y dilucidamos nuevas y astutas maneras de hacerlo. A medida que el capitalismo (véase el capítulo introductorio por más detalles sobre el capitalismo), con su incesante necesidad de producir ganancias, fue evolucionando hasta convertirse en el modelo económico dominante, la cultura del consumismo se volvió necesaria para sostenerlo.

En EE.UU. los gastos de consumo personal (la cantidad que gastamos en bienes y servicios en el nivel de los hogares) superaron los 24 billones de dólares en 2005,3 de 4,8 billones (en dólares de 1995) en 1960.

En 2004-2005, los estadounidenses gastamos dos tercios de nuestra economía de 11 billones de dólares en bienes de consumo, invirtiendo más dinero en zapatos, joyas y relojes (100.000 millones de dólares) que en educación superior (99.000 millones de dólares). De acuerdo con las Naciones Unidas, en el mundo entero se gastaron 18.000 millones de dólares en cosméticos, mientras que el cuidado de la salud reproductiva de todas las mujeres habría alcanzado los 12.000 millones.

Mientras que para eliminar el hambre y la desnutrición habrían bastado 19.000 millones de dólares, se gastaron 17.000 millones de dólares en alimento para mascotas en Estados Unidos y Europa combinados.

Y los gastos en cruceros marítimos alcanzaron los 14.000 millones de dólares, aunque habría costado 10.000 millones de dólares proporcionar agua potable para todos. En 2000, sólo los adolescentes (de 12 a 19 años) gastaron 115.000 millones de dólares; el mismo grupo controló 169.000 millones de dólares en 2004.

El paseo de compras Malí of America, de más de 400 hectáreas -siete veces el tamaño del estadio de los Yankees- es una de las atracciones que más visitantes recibe en Estados Unidos.8 El estadounidense medio tiene 6,5 tarjetas de crédito. El supermercado estadounidense promedio ofrece a la venta 30 mil artículos.10 Desde 2003, Estados Unidos tiene más automóviles privados que conductores con licencia.

PARA SABER MAS…
LA SOCIEDAD DE CONSUMO:

A medida que el aparato productivo de las sociedades industriales avanzadas iba cubriendo las necesidades básicas vitales, el problema económico se desviaba de la producción para pasar a la venta de bienes y servicios que pueden considerarse más como lujos que como necesidades. Siempre hubo artículos de lujo para un sector privilegiado de la población, y su mercado siempre había sido inseguro, mientras que el de los productos de consumo masivo variaba poco.

Desde principios del siglo XX, incluso el mercado de los productos de consumo masivo era incierto para la población en general, mientras los productores necesitaban pedidos de grandes cantidades para mantener bajos los costes de producción. Uno de los métodos para salvar esta contradicción entre un mercado inconstante y un alto coste fijo, era la publicidad.

Ésta empezó a tener más y más recursos, al tiempo que se hacía indispensable para los fabricantes. Al mismo tiempo, también empezó a afectar el clima moral: la avidez de posesiones, el deseo de superar al vecino, la búsqueda del lujo se convertían en virtudes aceptables. La adquisición podía convertirse en un fin en sí misma; a finales del siglo XX, la sociedad de consumo estaba en su punto culminante.

Dado que un gran número de personas con ingresos disponibles buscaban un modo de gastarlos, un método adoptado por los anunciantes fue crear, en interés de los productores, necesidades que no existían antes. En algunos casos, se alimentaba el deseo de productos o servicios enteramente nuevos. Otras veces, se despertaba el deseo del último modelo, estimulado por la caducidad programada.

Los artículos descartados, como los coches de ocasión, pasaban a las clases cada vez más bajas hasta que acababan en enormes montones de chatarra, uniendo el derroche de recursos por un lado con la desfiguración del paisaje por otro.

Los moralistas y los que eran hostiles al capitalismo tenían mucho que criticar. Sin embargo, también podría afirmarse que un elemento de derroche era el precio necesario para el indudable empuje del progreso en las economías de mercado industrializadas.

Sin duda, ninguna alternativa resultó tan eficaz, y la menos eficaz fue la de las economías gobernadas por los planificadores con actitudes más puritanas sobre lo que constituía las necesidades vitales. De hecho, existen indicaciones de que los que se criaron con pocos bienes, por ejemplo en la Unión Soviética, se sentían más atraídos por el lujo que aquellos que tenían contacto diario con él.

El énfasis en los consumidores del sexo femenino, que se observa en la publicidad de la década de los años 60, ha dado paso a un llamamiento más equilibrado en la década de los 80, aunque las chicas guapas eran utilizadas más a menudo para llamar la atención de los hombres, más que de las mujeres, del mismo modo en que los hombres atractivos debían atraer las miradas de las mujeres.

Muchos de los productos y servicios presentados por los anunciantes han aligerado las cargas de las mujeres tanto en el hogar como en los puestos de trabajo en Occidente. Por el contrario, las mujeres en los países del Este han llevado sobre sus espaldas muchas de las cargas del fracaso de planificación, al tener que perder mucho tiempo haciendo cola, luchar con materiales de calidad inferior y al tener que trabajar la jornada completa.

Las chicas desnudas como truco publicitario para los automóviles representaron un intento de hacer que un determinado modelo fuese más deseable a través de la asociación de ideas. Hacia la década de los 80 este tipo de explotación del sexo fue criticado con frecuencia aunque sigue utilizándose, si bien de un modo más sutil.

Orígenes de las Grandes Marcas y La Sociedad de Consumo

Fuente Consultada: Historia El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z de Felipe Pigna y Otros

Origen del estado de bienestar Caracteristicas y Objetivos Creación

Origen del estado de Bienestar:
Características y Objetivos Creación

OBJETIVOS: Uno de los desarrollos sociales mas notorios en la Europa de postguerra fue la creación del estado de benefactor. En cierto sentido este representa otra extensión del poder del Estado sobre la vida de  sus ciudadanos, un proceso que se incrementó en forma drástica como resultado de las dos guerras mundiales.

Aunque el propósito del Estado benefactor era hacer posible que la gente viviese mejor y tuviera vidas más plenas, sus defensores creyeron que al eliminar la pobreza y la falta de vivienda, proporcionar servicios médicos para todos, asegurar la dignidad para los ancianos y extender las oportunidades educativas para todo el que quisiera aprovecharlas, liberaría a la gente para que lograra la felicidad, satisfaciendo sus necesidades materiales.

Como consecuencia de la implantación del llamado Estado de bienestar (ver su justificación) , a partir de fines de la Segunda Guerra Mundial, importantes sectores sociales de los países industrializados aumentaron, considerablemente, el poder adquisitivo. Para mantener esa situación de mejoramiento salarial y de cobertura social, era necesario acrecentar la producción y, en forma paralela, el consumo para que se pudiera absorber todo lo fabricado. Así aumentarían las ganancias de los industriales que, a su vez, dispondrían de más capitales para seguir mejorando la capacidad adquisitiva de las clases medias y bajas, formando un círculo en el cual todos los elementos debían conservar el equilibrio.

La distensión de la guerra fría fue posible, además, por el gran desarrollo económico que se produjo en todos los países industriales a partir de mediados de la década de 1950. Los de mayor crecimiento fueron los que más habían sido perjudicados por la guerra: los países europeos y Japón. En todos, la utilización de nuevas tecnologías y la disminución del precio de la energía –carbón, petróleo, gas natural y electricidad– posibilitaron un aumento espectacular de la producción agrícola e industrial.

El modelo de producción fordista se difundió en todo el mundo.

modelo fordista
En los Estados Unidos se aplicó en todas las industrias, desde la construcción de edificios hasta la fabricación de comida rápida. McDonald’s fue un éxito de esta época. Los artículos que en otro tiempo habían sido un lujo, como las heladeras, lavarropas y teléfonos, ahora estaban al alcance de la mayoría de la población. Además, gracias a las innovaciones tecnológicas, nuevos productos invadieron el mercado: televisores, discos de vinilo, casetes, relojes digitales, calculadoras de bolsillo y muchísimos más.

Una de las grandes novedades fue la miniaturización y la portabilidad de los productos como la radio a pilas. La población fue bombardeada por masivas campañas publicitarias que incitaban a consumirlos.

La nuevas políticas económicas implementadas por los gobiernos favorecieron el gran crecimiento económico de la posguerra. Quedaron atrás las ideas del liberalismo que sostenían que el Estado no debía intervenir en la economía. Las experiencias del New Deal y la planificación económica, iniciadas en la década de 1930, mostraron que el Estado debía jugar un importante papel para asegurar empleos a todos los habitantes, garantizar el bienestar de la población, impulsar el desarrollo económico y evitar crisis como la que se había producido en 1929.

El Estado que cumplía estas funciones fue denominado «estado de bienestar» y se difundió en muchos de los países del bloque occidental. En ellos, se modernizaron los transportes y las comunicaciones, se construyeron carreteras y vías férreas, se estimuló el desarrollo la producción de energía y, por medio de créditos y ventajas impositivas, se orientaron las inversiones de las empresas privadas.

Fue muy importante, también, la política social. Gracias a ella, la población pudo gozar de atención médica y educación gratuitas, pensiones a la vejez, subsidios de desempleo y muchos otros beneficios y servicios. Estas medidas junto con la disminución de las horas de trabajo y la desaparición del desempleo, permitieron un importante aumento del nivel de vida de la población.

LA POLÉMICA SOBRE LA CREACIÓN DEL ESTADO DE BIENESTAR

El estado mínimo
Para los fundadores del liberalismo, el poder del estado había nacido para garantizar la libertad y la propiedad de los individuos que se asocian para autogobernarse. A partir de este principio, durante el siglo XIX y parte del XX, los pensadores liberales, en general, sostuvieron que las funciones del estado debían ser mínimas. Para ellos, el estado no debía intervenir en la esfera de los asuntos privados de los ciudadanos salvo que estos asuntos se convirtiesen en una ofensa al derecho de uno por parte de otro. Desde este punto de vista, la función mínima del estado era asegurar que cada individuo pueda gozar de la más completa libertad para desarrollar sus facultades singulares.

Para Smith, padre del liberalismo económico, el estado tenía tres deberes de gran importancia: la defensa de la sociedad contra los enemigos extranjeros, la protección del individuo contra las ofensas de otros individuos, y encargarse de las obras públicas que no dejaran ganancias a los capitales privados. Hacia mediados del siglo XIX, algunos pensadores, preocupados por la vigencia de los principios fundamentales del liberalismo en la sociedad industrial, comenzaron a plantear que la economía regulada únicamente por el mercado no creaba las condiciones suficientes para que todos los hombres pudieran gozar de sus derechos fundamentales y desarrollar al máximo sus capacidades.

Estas ideas tuvieron consecuencias en la economía. Para los liberales, el estado tampoco tenía que intervenir en las actividades económicas que los hombres organizaban para satisfacer sus necesidades básicas. La riqueza y la pobreza de los hombres eran explicadas como resultado de los esfuerzos individuales para desarrollar al máximo las capacidades individuales y obtener los mayores beneficios.

Sin embargo, hacia finales del siglo XIX, algunas sociedades europeas comenzaron a revisar la idea de que el estado no debía intervenir en la economía ni en la distribución de la riqueza producida por la sociedad.

Por un lado, los problemas cada vez más complejos que enfrentaba la economía capitalista internacional justificaron -para estos economistas- la intervención del estado en la regulación de algunos aspectos del sistema económico. Por ejemplo, la conquista militar de regiones del planeta para asegurar mercados y fuentes de materias primas y la protección de sus propias industrias a través de impuestos que tenían que pagar los productos importados.

Por otro lado, las malas condiciones de trabajo y de vida que sufría la mayoría de la población -en cada país en el que se desarrollaba la industrialización- originaba numerosos conflictos impulsados por el movimiento obrero organizado que ponían en peligro la estabilidad de los gobiernos.

Creación del estado de bienestar

Frente a estos riesgos, algunos pensadores liberales comenzaron a plantear que, para garantizar el orden social, la sociedad debía considerar a la pobreza como una cuestión a la que los estados no podían responder nada más que con represión. Pensadores, economistas y políticos estuvieron de acuerdo en que el estado impulsara algunas leyes sociales y asumiera nuevas funciones para asegurar un bienestar mínimo a todos los ciudadanos.

educacion en el estado benefactor

Desde entonces, cada vez más estados comenzaron a intervenir en la organización de la economía y la sociedad a través de algunas medidas como las siguientes:

-expansión progresiva de la educación, la vivienda y la asistencia médica como servicios públicos a cargo del estado;

-establecimiento de derechos para los trabajadores relacionados con las condiciones de trabajo;

-establecimiento de un sistema de aportes jubilatorios para asegurar a todos los trabajadores un ingreso que les permita satisfacer sus necesidades básicas cuando, por su edad o a causa de alguna enfermedad o accidente, ya no puedan trabajar más.

Estas medidas se fueron generalizando muy lentamente y no en todas las sociedades al mismo tiempo. Durante el siglo XX, muchas de las propuestas de solución para las crisis que enfrento la economía capitalista reforzaron cada vez más la intervención del estado. Después de la crisis económica mundial de 1930 y de la Segunda Guerra Mundial se generalizaron las ideas del economista liberal inglés John M. Keynes.

Los gobiernos de las sociedades capitalistas comenzaron a impulsar el pleno empleo como solución para reactivar la economía. Esta política tenía como objetivo asegurar ganancias para los capitalistas pero, al mismo tiempo, permitía que todos los habitantes del país en condiciones de trabajar pudieran hacerlo y obtuvieran un ingreso suficiente para satisfacer sus necesidades básicas.

Las políticas keynesianas permitieron al estado utilizar más recursos para financiar más servicios públicos y sociales.

En muchos países, los beneficios ya existentes, que cubrían accidentes, enfermedades, desempleo y vejez simplemente se extendieron para asegurar a más gente y ofrecer mayores pagos. Por lo general, los hombres podían obtener pensiones por vejez hasta la edad de  65 años, y las mujeres, a la de 60, aunque en Italia y Francia las edades eran de 60 y 55 años. Los beneficios por vejez no siempre eran generosos. Tanto en Inglaterra como en Francia, por ejemplo, una persona tenía derecho a recibir 40 dólares mensuales, pero sólo después de 40 años de trabajo.

Otro objetivo del Estado benefactor fue que todas las personas contaran con servicios de salud, aunque los métodos para lograrlo variaron. En Gran Bretaña, Italia y Alemania, por ejemplo, el cuidado médico era gratuito para todas las personas que tuvieran algún tipo de seguro, en tanto que en Francia, los países escandinavos, Bélgica v Suiza, las personas tenían que contribuir al costo del servicio médico. La cantidad variaba de 10 a 25 por ciento del costo total.

Otras dos características de los estados benefactores eran las pensiones familiares y las nuevas políticas educativas. Las primeras instituyeron en algunos países a fin de brindar un nivel mínimo    de cuidado material para los niños. La mayoría de los programas de pensión familiar ofrecía una cantidad fija por niño. Por ejemplo, en 1964, Francia daba 60 dólares al mes; Italia, 24; Inglaterra, sólo 10.

Los estados benefactores también intentaron eliminar las barreras de clase en cuanto a oportunidades, extendiendo el número de universidades y ofreciendo una ayuda s los servidos educativos de forma que todos pudiesen asistir a esas instituciones de educación superior. Sobre todo los colegios europeos tendieron a una enseñanza gratuita o bien un pago mínimo.

El estado benefactor incrementó drásticamente la cantidad de dinero que se gastaba en servicio sociales. En 1967 , tal gasto representaba sentó 17 por ciento del producto nacional bruto en los principales estados europeos; para la década de 1980, éste absorbió de 40 a 50 por ciento.

 Para algunos críticos, dichas cifras mostraban que el Estado benefactor había producido una nueva generación de ciudadanos muy dependiente del Estado. Pero la mayoría de las personas estaba a favor de estos beneficios, y muchos líderes eran muy conscientes de que la política de eliminarlos o disminuirlos severamente era un acto suicida.

El estado neoliberal
Durante las últimas dos décadas, las propuestas de solución para las nuevas crisis económicas sostienen, contrariamente a las anteriores, que el estado debe abandonar la mayoría de las numerosas funciones que viene desempeñando desde mediados de siglo. Los economistas neoliberales afirman que deben recortarse, sobre todo, los gastos sociales -que son los destinados a atender las necesidades básicas de los sectores de la población de menores recursos, generalmente los más desprotegidos—.

Sin embargo, no todos están de acuerdo con que el estado deje de cumplir algunas funciones por considerarlas fundamentales para asegurar una vida digna a todas las personas.

PARA SABER MAS…
La Teoría General del economista inglés John Maynard Keynes es uno de los estudios más importantes sobre el funcionamiento de la economía capitalista. Las propuestas de Keynes significaron una ruptura con los principios de la escuela económica clásica que fundamentaban el funcionamiento de! capitalismo liberal.

Keynes afirmó que, en una economía capitalista, el pleno empleo era una de las condiciones necesarias para que tuviera lugar el crecimiento económico, aun cuando para lograrlo, inicialmente, el Estado tuviera que realizar inversiones y aumentar el déficit público. Lo revolucionario de su teoría consistió en afirmar que los capitalistas no debían considerar el pago de salarios como un gasto sino como uno de los pasos necesarios para obtener futuras ganancias. Afirmó que los asalariados gastan la mayor parte de sus ingresos en comprar los bienes que necesitan para su subsistencia. Y que son las empresas las que producen esos bienes.

Por esto, según Keynes, ante una mayor demanda se generará una mayor inversión por parte de los capitalistas para producir más bienes, lo que generará mayor empleo y posibilidades de pagar mayores salarios y mayores impuestos al Estado. Por lo tanto, si el Estado y cada vez mayor número de habitantes tienen ingresos suficientes para gastar en la compra de productos, los capitalistas tienen asegurada la realización de ganancias crecientes. Después de la Segunda Guerra Mundial, muchos países, particularmente los de Europa occidental, pusieron en práctica políticas keinesianas y estuvieron en condiciones de crear un nuevo tipo de Estado: el Estado de Bienestar o Estado Benefactor

El informe Beveridge y el Estado de bienestar británico

William Henry BeveridgeWilliam Henry Beveridge, primer barón Beveridge, fue una de las figuras más influyentes detrás del compromiso británico por conseguir el pleno empleo y un estado de bienestar después de 1945. Beveridge se había convertido en la autoridad líder sobre el desempleo y la seguridad social en el Reino Unido durante los años entre las dos guerras, cuando surgió por primera vez un persistente desempleo masivo.

El informe Beveridge de 1942 establecía un marco de referencia para un amplio sistema de seguridad social; sirvió de base al Acta de Seguridad Nacional de 1946, la creación del Servicio Nacional para la Salud y la provisión de subsidios familiares y pensiones para la vejez, todo ello llevado a cabo por los gobiernos laboristas británicos entre 1945-1951. Beveridge mantenía que un amplio sistema de seguridad social eliminaría las enfermedades sociales (pobreza, enfermedad, miseria, ignorancia y ociosidad) causadas por el desempleo y la pobreza.

Propuso que cada persona dispusiese de unos ingresos nacionales mínimos financiados por las contribuciones semanales a la seguridad social por todas las personas mayores de 16 años. De este modo todo el mundo estaría protegido de las consecuencias del desempleo, la enfermedad, los accidentes y la vejez. El estado garantizaría que el acceso a la asistencia médica, la vivienda y la educación estuviese a la disposición de todos.

Nacido en Rangpur (India) en 1879, Beveridge vivió lo suficiente tanto para ver como muchas de sus ideas eran llevadas a la práctica como para presenciar los cambios que conllevaron. Era un liberal, más que un socialista, preocupado por eliminar la debilidad, más que por alterar los principios de la economía de mercado. En 1960, tres años antes de su muerte, Beveridge modificó la introducción de su libro. Consideraba que la inflación, causada por concesiones salariales superiores al crecimiento de la productividad, era la principal enfermedad social de la época.

Fuente Consultada:
Los Derechos de las personas de Alonso-Bachmann-Correale
Historia El Mundo Contemporáneo Polimodal A-Z de Felipe Pigna y Otros
Civilizaciones del Ociidente Tomo B Jackson J. Spielvogel

El Nuevo Orden Mundial Explotacion de Recursos Naturales Objetivos

El Nuevo Orden Mundial y la Explotación de los Recursos

Durante la Guerra Fría, la humanidad vivía con el temor de que en cualquier momento se desataría una conflagración con el uso de las armas nucleares, por parte de cualquiera de las dos potencias: la Unión Soviética o Estados Unidos. Sin embargo, no parecía darse cuenta de que, en los últimos 30 años, nuevos peligros están acechando a la vida de los habitantes del planeta.

Unos de ellos son la utilización y explotación indiscriminada de los recursos naturales y la contaminación del medio ambiente, que se agravan por la condición de no imponer limitaciones al libre comercio. El mensaje de la OMC, durante la reunión ministerial en Doha, fue claro: “No a la protección ambiental si ésta significa restricción comercial.”

Con la expansión de los mercados se ha incrementado el uso de materia prima de origen animal, vegetal y mineral para la elaboración de los productos, sin importar destruir selvas, provocar sequías y hambrunas, desecar y contaminar ríos y lagos, producir nuevas enfermedades a hombres y animales, erosionar la tierra cultivable, sumir en la miseria a incontables poblaciones, ni contaminar el aire con desechos tóxicos.

Manifestaciones contra el Nuevo Orden

El paisaje urbano y rural ha sido cambiado por el hombre a causa del cultivo agrícola organizado. Las montañas han sido cortadas para construir carreteras y vías de ferrocarril. Los bosques y praderas han desaparecido para construir casas. Además se han desviado ríos y construido industrias contaminantes.

Es imposible tratar de conservar la naturaleza como está, porque debido a las necesidades propias del hombre actual se vuelve necesario cambiarla. Para juzgar lo que sucedería en el futuro, debemos basarnos en la experiencia acumulada. La degradación del medio ambiente es un fenómeno global. Los gobiernos no han creado estrategias adecuadas para proteger el medio ambiente, ni se ha educado ni concientizado adecuadamente a la población para solucionar tales problemas.

Existen organismos no gubernamentales, como Greenpeace, que se preocupan por evitar la tala inmoderada de árboles, la contaminación del agua y el aire, el uso de aerosoles e insecticidas, la producción de alimentos transgénicos, la caza inmoderada de animales en peligro de extinción, etc.; sin embargo, no se toma en cuenta con la seriedad que se necesita.

Se trata de un problema prioritario de seguridad nacional que debe atenderse considerando su importancia vital. Por otra parte, los Estados poderosos quieren el control y la explotación de los países ricos en recursos naturales, lo cual ha generado conflictos bélicos, que, a su vez, también aumentan la destrucción del medio ambiente, y la contaminación en tierra, ríos y mares.

Otro de los grandes problemas que forma parte de la vida cotidiana es el narcotráfico. Su presencia corrompe a autoridades civiles y militares, sumiendo en la drogadicción y la dependencia a millones de niños, jóvenes y adultos. Se ha convertido en un gran problema social que destruye física y mentalmente y provoca delincuencia, trastornos en la educación y en la producción, por h inasistencia a los centros de trabajo, así como problemas familiares.

Males de nuestro tiempo son el desempleo, la explosión demográfica y los trastornos psicológicos como el estrés y la depresión, provocados por cuestiones tanto económicas como sociales. El hombre se preocupa más por producir y poseer cosas que por pensar y buscar satisfactores para su crecimiento espiritual y emocional. Vivimos en una sociedad de consumo donde la riqueza está mal repartida; donde se manipula, se controla y se deshumaniza al hombre. Una sociedad que tiene un Big Brother que vigila, que dice lo que se tiene qué hacer.

Éste es el mundo donde nos tocó vivir. Tenemos que convivir en él de la mejor manera. Debemos construir nuestro presente construyendo al mismo tiempo nuestro futuro. Esto debe conducirnos a una reflexión histórica y razonada, con un sentimiento de comunidad y de humanismo, buscando  la preservación de la individualidad, pero sin perder la vista del conjunto.

Asimismo se necesita una orientación racional con principios morales, que construya nuestra propia historia con base en el respeto de otras lenguas, otras culturas, otros pensamientos, otras formas de vida. Busquemos un mundo globalizado en las prácticas humanas, en la justicia, en la responsabilidad, en la dignidad, para encontrar una forma de vivir a la altura de nuestras esperanzas y de nuestras aspiraciones.

Fuente Consultada: Historia Universal de Gómez Navarro y Otros

Modelo Social en los Siglo XX y XXI Transformacion Social Vida Urbana

Modelo Social en los Siglo XX y XXI

Un tiempo de cambios sociales
Quizás nunca en la historia de la Humanidad el ritmo de cambio social ha sido tan acelerado como en los últimos decenios del siglo XX. El tiempo histórico se ha de medir en etapas muy cortas para poder analizar los fenómenos sucedidos respecto a la transformación de las sociedades.

El primer gran cambio ha sido la casi desaparición, en el mundo occidental y desarrollado, del grupo social más importante en la historia de la Humanidad: el campesinado. En España la población campesina, que era el 50% en 1950, se ha visto reducida a poco más del 10% o en los años 90. Pero este fenómeno también ha afectado a sociedades menos industrializadas. Así, en América Latina el porcentaje de campesinos se ha reducido a la mitad en países como Colombia, México o Venezuela. En Argelia ha pasado del 75 al 20% y en países como Irak o Siria, los campesinos no superan el 30%.

Modelo Social en los Siglo XX y XXI

Un cambio social es una alteración apreciable de las estructuras sociales, las consecuencias y manifestaciones de esas estructuras ligadas a las normas, los valores y a los productos de las mismas.  El estudio del cambio social comprende la determinación de las causas o factores que producen el cambio social. El término es relevante en estudios dedicados a historia, economía y política, y puede abarcar desde conceptos como revolución y cambio de paradigmas hasta cambios superficiales en una pequeña comunidad. La idea de progreso y la idea de innovación son conceptos que deben incluirse en el análisis.

Las razones de esta reducción de la población campesina son muy complejas e intervienen factores como la mecanización o el desarrollo industrial. Pero en el Tercer Mundo también están relacionadas con cuestiones como la transformación del mercado internacional de alimentos, la caída de las producciones de plantación o los excedentes de alimentos a escala mundial.

El caso es que una inmensa avalancha de antiguos campesinos se abatió sobre las ciudades y el mundo se urbanizó. En los países ricos, extensas redes urbanas acogieron a esta emigración. Conjuntos de grandes y pequeñas ciudades unidas por transportes —sobre todo por el automóvil— integraron centros y periferias urbanas.

En el Tercer Mundo las ciudades crecieron aún más rápidamente y de forma anárquica, sin servicios y sin estructura que uniese centro y periferia. En cualquier caso, una sociedad distinta nació en las ciudades. Los lazos familiares o los de vecindad se deshicieron, la movilidad se impuso entre la gente y la vida, familiar o de ocio, se hizo más individual y menos colectiva.

El segundo gran cambio social lo constituye el auge de las profesiones y oficios que requieren estudios secundarios o superiores. Sin duda en los países más pobres el gran reto continúa siendo la alfabetización de su población, pero, incluso en estos países, la demanda de estudios superiores ha avanzado.

En las sociedades industriales occidentales, hasta los años 50 de nuestro siglo, la enseñanza universitaria fue patrimonio de una minoría. Ante la Segunda Guerra Mundial, Alemania, Francia y Gran Bretaña, con 150 millones de habitantes no tenían más de 150.000 estudiantes universitarios entre las tres naciones. En los años 90, los países europeos cuentan con millones de jóvenes universitarios.

Los estudios se han convertido, ya no sólo en una forma de promoción social, sino en una necesidad en un mundo con tecnologías y recursos cada vez más avanzados. Profesores de todo tipo, técnicos, licenciados, diplomados y especialistas, inundan nuestras comunidades.

El masivo acceso a los estudios conformó también cambios en las mentalidades de los jóvenes. El mayor nivel cultural les hizo en algunos momentos más reivindicativos y más capaces de contestar el modelo social y familiar del pasado (movimiento juvenil de los años 60). Pero, además, les hizo abrigar más expectativas de futuro que, cuando se ven frustradas (falta de trabajo), también les convierten en un colectivo en demanda de cambios económicos y sociales.

Otro ámbito donde también se han producido variaciones ha sido en el mundo obrero. La vieja clase obrera, el trabajador de fábrica, predominante en el mundo industrial de mediados de siglo, fue retrocediendo ante el avance de nuevas tecnologías que reducían la mano de obra y ante el empuje del sector servicios, que en muchos países desarrollados ocupa al 60% de la población. Los obreros fabriles no son ahora más del 25% y su peso, sus reivindicaciones, sus formas de lucha y también su «cultura’, han ido retrocediendo.

La creencia en la acción colectiva de los trabajadores como medio de transformación, el orgullo de su peso e importancia como factor esencial de producción se fue rindiendo ante una nueva organización del trabajo. Una parte de los trabajadores (cualificados, técnicos, mandos intermedios) prosperó y se integró en los nuevos hábitos de una clase media cada vez más extensa en los países occidentales. Otra parte coincidió en sus preocupaciones con los sectores más desfavorecidos por el sistema capitalista: nuevos emigrantes, jóvenes sin trabajo, parados. En su conjunto, la clase obrera se plantea al iniciar el siglo XXI la renovación de sus formas organizativas sindicales y políticas.

Fuente Consultada: Wikipedia – Historia del Mundo de Peter Haugen – ACTUAL Historia del Mundo Contemporáneo García y Gatell

La Sociedad del Siglo XXI Nuevo Modelo Familiar Cambios Sociedades

La Sociedad del Siglo XXI Nuevo Modelo Familiar

La Sociedad del Siglo XXI Nuevo Modelo Familiar La transformación del modelo de familia
Hasta mediados del siglo XX, el modelo familiar de la mayoría de la Humanidad compartía una serie de características: la existencia del matrimonio formal, con relaciones sexuales limitadas al ámbito conyugal; el poder del marido, de los padres sobre los hijos, o de los ancianos libre los jóvenes; unidades familiares amplias y estructura básica de padres e hijos como núcleo fundamental de la familia.

Pero en las últimas décadas del siglo XX , este modelo empezó a cambiar, especialmente en las sociedades occidentales, a una velocidad extraordinaria. El número de divorcios se triplicó en países como Bélgica, Francia o los Países Bajos y alcanzó cifras más espectaculares (un divorcio por cada 2 ó 3 bodas) en países como Gran Bretaña y EE. UU.

El número de hijos por familia descendió también muy rápidamente, y las parejas con uno o ningún hijo se hicieron habituales. La cantidad de gente que vivía sola también empezó a dispararse. En muchos países occidentales, más de 1/4 de los hogares están formados por una sola persona y en algunas grandes ciudades representan más de la mitad de los hogares. En Suecia, a mediados de los años 80, la mitad de los niños nacidos lo eran de madres solteras, y en EE. UU. la mitad de las familias negras estaban encabezadas por mujeres solteras.

Los cambios de modelo de familia están vinculados a los cambios en las relaciones de pareja, a los hábitos sexuales y al nuevo papel de la mujer. Hasta aproximadamente los años setenta, en Occidente las leyes, la religión o —más importante— los hábitos y las costumbres imponían muchas restricciones. Sin embargo, durante los años 60 y 70 la legalización de los anticonceptivos, la despenalización del aborto, de la homosexualidad, del adulterio, la legalización del divorcio y la igualdad legal de los hijos habidos dentro o fuera del matrimonio, fueron pasos hacia esa nueva concepción de las relaciones personales, sentimentales, sexuales y familiares.

Pero estos fenómenos o transformaciones no se producen de igual manera en todo el mundo: las sociedades del Tercer Mundo, las culturas orientales y los países islámicos presentan normas de conducta diferentes y más parecidas a las fórmulas tradicionales. Pero hay que tener en cuenta que estos nuevos modelos familiares se extienden por todos los países donde la influencia de los modelos culturales de tipo occidental e industrial avanza.

Fuente Consultada: Wikipedia – Historia del Mundo de Peter Haugen – ACTUAL Historia del Mundo Contemporáneo García y Gatell

La Belle Epoque, Los Años Locos Antecedentes, Características

«Belle Epoque», Antecedentes y Características
«Los Años Locos»

Se denominó Belle Epoque al período que abarca desde fines del siglo XIX hasta la Primera Guerra Mundial (1914), caracterizado por un transitorio bienestar económico, una gran euforia y optimismo, en las clases altas y medias de los países industrializados de Europa y algo en los EE.UU..

Esto fue producto de los avances tecnológicos y científicos de la época. El crecimiento de las ciudades fue cambiando los hábitos de la gente, abarcando todas las clases sociales.

El descanso dominical, la reducción de la jornada laboral y la posterior incorporación del Sábado Inglés (media jornada), crearon un tiempo libre difícil de ocupar.

La burguesía fue el motor de estas transformaciones. El optimismo del que hacían gala los sectores sociales hegemónicos daba la espalda a la auténtica crisis que se vivía en esos momentos, tanto en el orden político internacional como en el social.

Sin embargo, tales problemas eran ignorados o minimizados y se procuraba disfrutar de entretenimientos, paseos y reuniones. La «Belle Epoque» se transformó así, en el reinado de la ilusión, de la felicidad perpetua. Por otra parte esta paz y fehcidad aparentes recibirían un duro golpe al doblar el siglo, cuando estallase la Primera Guerra Mundial.

Antecedentes:  Francia, desde 1814, después de la derrota final de Napoleón, encuentra su estabilidad gobernada por Luis Felipe, un monarca constitucional.

Dependiendo de la estabilidad de Francia, Europa también entró en una era de paz, el desarrollo en todos los sectores. El mundo está fascinado con el avance tecnológico europeo impulsando la expansión del capitalismo mundial.

En 1855, un nuevo proceso de fabricación de acero, permite su uso en la investigación a escala industrial sobre el electromagnetismo condujo a la posibilidad de uso de la electricidad, en sustitución del vapor de agua, la energía potencial de otros como el petróleo, también comenzó a ser empleado.

Daimler creó el motor de combustión, diseñado por neumáticos Dunlop apareció.

En 1886, Daimler puso en marcha el primer coche y con él llegaron los primeros vehículos propulsados por motor de combustión interna. En 1893, lanzó la «Victoria», el primero de cuatro ruedas Benz.

En 1895 se presentó el primer coche con un motor de gasolina. En 1913, Henry Ford abrió la planta en la primera serie de la industria automotriz.

También en el siglo XIX, concibió la telegrafía sin hilos de Marconi, que abarca el principio, a una distancia de dos kilómetros.

En 1889, hubo una comunicación a través del Canal Inglés y en 1901, a través del Atlántico.

Todos estos cambios dieron lugar a mejoras en la producción y la consolidación del capitalismo, dando lugar a un crecimiento explosivo de la riqueza, era conocido por la formación de la «Belle Epoque», llena de refinamiento artístico y cultural, especialmente en Francia.

estilo de vida americanoMiles de personas, gracias al ferrocarril, se trasladaban los fines de semana en excursión a otras ciudades, al campo o al mar.

En los sectores populares, el tiempo libre era todo un problema: no tenían dinero pata consumir o para gastar en paseos.

El alcohol, el juego y las peleas eran los entretenimientos más difundidos.

Frente a esto, tos grupos religiosos, los colegios y otras instituciones fomentaron la práctica de juegos en los que se realizaran esfuerzos físicos y fueran vistosos para el público: surgieron así los espectáculos deportivos, el fútbol y el rugby en Inglaterra; el básquet, el béisbol y el fútbol americano en los Estados Unidos.

También fueron populares el box, las carreras de caballos y el ciclismo. Todos estos deportes fueron rápidamente aceptados en todo el mundo.

Mientras tanto, los sectores medios y altos disfrutaban del teatro, la música, las grandes exposiciones o simplemente salían de compras para estar a la última moda.

Otro cambio importante fue la valoración de la educación: ahora no sólo era más accesible estudiar, sino que constituía una forma de ascenso social.

Esta época de esplendor y optimismo se pudo ver simbolizada en el barco mas grande, lujoso y rápido del mundo: el Titanic, cuyo hundimiento, dos años antes de la guerra (1912), anticipó el fin de esta época de esplendor.

 La «Belle Epoque» se inició en el siglo XIX (1871) y se prolongó hasta el estallido de la Primera Guerra Mundial en 1914. Este período de poco más de treinta años no es, por supuesto, una definición matemática. De hecho, «Belle Epoque» es un estado de ánimo, que se manifiesta en algún momento en la vida de un país.

En «Belle Epoque» en París, que involucró a todo el mundo, floreciente filósofos Nietzsche y Freud abordó y debatió la sexualidad.

El progreso de la ciencia médica y química condujo a un aumento en la esperanza de vida. El desarrollo económico ha cambiado realmente la forma de vida de los parisinos.

La gente, gracias a la gramola, que podían escuchar la música en su propia casa y andar en bicicleta en la calle.

Barco Titanic, hundido en 1912

El 28 de diciembre de 1895, la película fue mostrada por primera vez por los hermanos Lumière en París, que marcó el comienzo del éxito de la película.

La fotografía de cine, la radio, el arte, la música y la pintura, hizo lugar a un clima propicio para el desarrollo del arte y la belleza.

París como la capital del mundo civilizado y del progreso. El francés era un signo de refinamiento.

La elegancia siguió el «dernier cri-» de París. Con sus cafés-conciertos, ballets, operetas, librerías, teatros, bulevares que la alta costura, la Ciudad de la Luz fue el productor y exportador del centro de la cultura mundial.

La cultura bohemia inmortalizada en las páginas de la novela de Henri Murger – Escenas de la vie de Bohème (1848) – era una referencia a la vida intelectual, los lectores ávidos de Baudelaire, Rimbaud, Verlaine, Zola, Balzac y Anatole France.

En «Belle Epoque» hubo varios cambios en el mundo del arte en Europa, permitiendo a los teatros, cines y exposiciones de pinturas, entrar en la vida cotidiana de las personas, dando lugar a la aparición de la cultura de la diversión.

Esta cultura de la burguesía obtuvo estatus social a través de los cabarets, donde era posible encontrar la fusión de elementos de la alta cultura con elementos de las clases bajas.

La industria del entretenimiento (parques de atracciones y el cine) se hizo posible gracias al desarrollo de la electricidad y la reducción de la carga de trabajo, permitiendo a los trabajadores tiempo libre para el ocio.

Los parques y los cines se convirtieron en entretenimiento de masas, porque la entrada era barata y estas diversiones causó una momentánea separación de la realidad cotidiana de las personas. Los parisinos comenzaron a disfrutar de la noche, ir a espectáculos, music hall y el circo.

Desde entonces, las clases sociales se mezclaban en los mismos lugares de entretenimiento, tales como los cafés-conciertos de la colina de Montmartre, por ejemplo.

Montmartre era en realidad la principal zona de ocio en París. Los cabarets como «Folies Bergere«, el «Chat Noir» y «Moulin Rouge» estaban en su pico más alto durante la «Belle Epoque». Más de un centenar de salas de cine se abrieron entre 1900 y 1913.

Pintores y músicos han grabado su nombre en la «Belle Epoque».

La capital francesa era el centro de una verdadera efervescencia cultural. Muchos artistas e intelectuales vivían en París, sobre todo en el «Montmartre«. Este distrito, entre otros, contó con la presencia de Modigliani, Picasso, Renoir, Toulouse-Lautrec.

La sala de música era un género musical popular en Europa durante el siglo 19. Por lo general, un solo de piano en el estilo romántico y, a menudo realizada por el compositor en el evento conocido como «Salas».

Cuando se habla de «Belle Epoque», recuerda de inmediato el can-can, su música y bailarines. Lo que realmente representa esta danza de origen francés, una mezcla de polka y la pandilla.

Desde 1850, Celeste Mogador, estrella del baile de Bal Mabille, París – que más tarde se uniría a la orquesta del cabaret Moulin Rouge – inventó la banda: ocho minutos de impresionantes armonías perfectas y Offenbach como maestro indiscutible de la música.

El nuevo baile se consideró un ritmo demoníaco, equilibrio, flexibilidad en los pasos de la sensualidad y acrobacias extremas, en la que los bailarines, fascinantes en su traje, perdió la mente de todo París.

El can-can se caracteriza principalmente por pasos firmes y saltando, pateando la pierna alta y con firmeza.

Normalmente, el traje de esta danza se compone de botas de la mitad de los ingresos,tacones altos, corsés, plumas en la cabeza y las faldas con volantes.

Desde hace algunos años, fue declarada ilegal porque se consideraba inmoral e indecente, y por lo tanto prohibida por la policía.

Algunas de las grandes damas de la can-can francés era Louise Weber (La Goulue), Jane Avril y Guilbert Yvette.

El can-can fue objeto de inspiración para muchos pintores impresionistas como Toulouse-Lautrec, el artista de cabaret, que pintó imágenes de famosas bailarinas de cancán.

Prostitutas, cabarets y bares están inevitablemente asociados con el nombre de Henri de Toulouse-Lautrec.

Además de Jane Avril, inmortalizando los aspirantes a estrellas de la época como La Goulue, Valentin-le-Bone, Aristide Bruant, Yvette Guilbert.

Algunos de cabaret, inmortalizados por la paleta de Lautrec se hizo internacionalmente famoso por cancan como Moulin Rouge y el Chat Noir.

La música más conocida de cancán fueron compuestas por Jacques Offenbach, el violonchelista eminente desde la infancia. Considerado por la crítica como el «Liszt del violonchelo,» no sólo se dedicó a componer varias obras para este instrumento como parte de una serie de conciertos en las principales capitales europeas.

La fama y popularidad se disparó a las alturas de Offenbach. Dentro de los diez años siguientes escribió  noventas operetas, el éxito más grande, como La Belle Hélène, La Vie Parisienne, La Grande-Duchesse de Gerolstein y La princesa de Trebizonde. Según Carpeaux, el can-can de Offenbach dictaminó que bailar al público, siendo un participante y espectador, orgía borracha de cínico.

Después de una gira de éxito de los Estados Unidos , derrochó su fortuna, Offenbach llegó a demostrar un amargo arrepentimiento por haber desperdiciado su talento, la composición de canciones populares y de mal gusto.

Atraído por los relatos fantásticos del compositor y escritor alemán Ernst Theodor Amadeus Hoffmann, Wilhelm, se lanzó febrilmente en la tarea de componer una ópera seria para permanecer para la posteridad. 60 años de edad y muy enfermo, trabajó duro para terminar cuentos de Hoffmann.

El creador de la opereta, no se dio cuenta el gran sueño de ver un montaje de su primer éxito gran ópera. Murió en París, cinco meses antes del estreno de su joya musical.

La operación fue considerada el mayor evento de la temporada, alcanzando un récord de 101 actuaciones.

Expresión pura de la época en que surgieron, las manifestaciones artísticas floreció en la «belle époque».

El arte tomó nuevas formas con el impresionismo y el modernismo. El estilo llamado «art nouveau«, caracterizó a la Belle Epoque. Este movimiento artístico surgido a finales del siglo. XIX, en respuesta al empleo abusivo en la técnica de razones clásicas o tradicionales.

El «art nouveau», adornos valiosos, los colores brillantes y curvas sinuosas sobre la base de las elegantes formas de animales y plantas de las mujeres. Estilo extravagante mezcla de barroco, rococó y el clasicismo, utilizando materiales como el vidrio y el hierro.

Principalmente decorativo, de pie en las fachadas de los edificios en forma de vidrieras y mosaicos, apareció en objetos decorativos como muebles, puertas, y los vasos, así como la innovación en la forma de joyería.

Uno de los mejores pintores más conocidos del «art nouveau», fue Alfonse Mucha.

En la literatura, se considera uno de los principales precursores del estilo «art nouveau», fue el renacimiento celta, especialmente en Inglaterra, Escocia, Irlanda y Escandinavia, dirigiéndose a los «tiempos» aureas de cada país.

A pesar de la caballería medieval, utilizado por razones de esta tendencia literaria, lo que contribuye a la «art nouveau» en otros géneros artísticos, esta escuela tenía un deseo de liberación de la vieja y la nueva parte de la demanda, tal como se refleja en movimientos como el nuevo paganismo o el nuevo hedonismo.

En la segunda mitad del siglo 19, cinco grandes exposiciones internacionales celebradas en París se indica, a los pintores y escultores de todo el mundo, la tendencia estética de moda.

La primera de estas exposiciones, 1855, fue el enfrentamiento decisivo entre los seguidores del estilo neoclásico Dominique Ingres y Eugène Delacroix, romántico, con la victoria final de este último – y por lo tanto del Romanticismo. Gustave Courbet, cuyas obras había sido denegada, levantado a poca distancia de la sede de la feria, su propio «Pabellón del Realismo».

Doce años más tarde, se negó en 1855 se convirtió en el héroe de la jornada: la Exposición de 1867 representó la victoria de Courbet y el realismo, y para mostrar a Europa el Inglés prerrafaelitas.

Esta vez, la junta corte que Manet, infeliz, también están expuestos a una bandera improvisada. La Exposición de 1878 marcó el inicio de la consagración del impresionismo.

El 1889 representó el triunfo de los simbolistas y, por último, en el año 1900 marcó la consagración del «art nouveau». Enormes pantallas de la industria francesa y el comercio, estas exposiciones pretendía atraer a nuevos mercados en países lejanos.

La moda se inspira en gran medida por el «Art Nouveau» durante la «Belle Epoque», un compromiso entre el deseo por el lujo abundante y simplicidad. Las mujeres ricas usaban corsés y sombreros de fantasía que se distinguen de los demás.

Los accesorios también fueron muy importantes: guantes de cuero, botines y sombrillas. Las mujeres más ricas llevaban perfumes, las joyas y el maquillaje. Había nuevos equipos destinados a ser utilizados en el deporte para las mujeres, como la natación y el ciclismo.

 Los hombres más ricos llevaban trajes oscuros, relojes de oro de bolsillo, bastones y guantes de cuero. El pelo corto y el bigote se convirtió en moda.

La Belle Epoque fue un período de alegría por vivir, disfrutando del ocio y el progreso. Experimentado algunos problemas: una vida significativa el déficit demográfico, los conflictos y social, porque, a pesar de la nueva legislación social, se hizo difícil sobrevivir para la clase trabajadora y la población rural.

Al terminar la Primera Guerra Mundial en 1914, la «belle epoque» se había detenido en el tiempo, convirtiéndose en el pasado.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

LA BELLE EPOQUE: MODOS DE VIDA

París da siempre el tono para la moda y el buen gusto (aunque Londres se precie de ser la capital de la elegancia masculina y Viena la de la música alegre). Hay, sin duda alguna, maneras de vivir que el pueblo puede considerar como, suyas.

El obrero renuncia a la blusa pero lleva todavía gorra; se siente más a sus anchas en su barrio y en la feria suburbial que en el paseo de los Campos Elíseos; tiene sus juegos favoritos, los bolos, el billar, el dominó, los naipes; frecuenta los cafés modestos, con frecuencia parecidos a «la taberna» que describe Zola. Pero la «sociedad» en la que reina la burguesía lo mira casi como a un extranjero.

Por lo demás, el burgués tiende siempre a distinguirse del obrero manual. Se enfunda en la levita o el chaqué, se cubre con el clac, lleva corbata con extraordinario placer y algunas veces monóculo; aunque deja desaparecer las patillas, cuida con esmero la barba y el bigote. Su esposa sigue de cerca la moda que tiene sus fantasías anuales o-incluso estacionales, que exige tiempo y dinero.

Tanto si se enfunda en una vaina como si prefiere las formas vaporosas, lo mismo si usa sombrero grande o pequeño, siempre da una gran importancia a los zapatos, a los guantes, al chai, al veliilo, al abanico. Como la vida moderna la incita a pasear y montar en coche, le es preciso arremangar a menudo la falda, que es larga. Hacia 1895 goza llevando el ridículo para guardar el pañuelo.

El vestido no evoluciona hasta 1900: el hombre adopta la americana, el sombrero y el bastón, la mujer el traje sastre y los zapatos bajos; el deporte y los paseos en bicicleta obligan a abandonar poco a poco las formas incómodas. Los vestidos de calle ganan en sobriedad, pero los de fiestas y espectáculos son siempre complicados y de una gran suntuosidad.

Robert Schnerb. El siglo XIX. En Historia General de las civilizaciones, dirigida por M. Crouzet.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Tercera Revolución Industrial El Mundo Contemporaneo Avances Tecnicos

Tercera Revolución Industrial

La sociedad de la información: Una tendencia en el desarrollo de la civilización industrial ha sido la aplicación creciente de la ciencia y la tecnología al proceso productivo.

Las transformaciones económicas y organizativas que caracterizan la nueva fase de la economía mundial están estrechamente asociadas a un profundo cambio científico y tecnológico. Este cambio tiene su núcleo en las tecnologías de la información —microelectrónica, informática, telecomunicaciones—.

Tercera Revolución Industrial Estas nuevas tecnologías tienen un doble efecto. Por una parte, abren nuevos sectores industriales, como la industria de la computación. Pero, además, desencadenan grandes transformaciones en un conjunto muy amplio de actividades económicas.

Estos cambios son acompañados en las sociedades capitalistas avanzadas por una importancia creciente de las actividades de procesamiento de información, tanto en el producto bruto como en la estructura ocupacional. La organización de la producción y el trabajo también se ha visto profundamente modificada.

Así como el fordismo —la aplicación sistemática de los principios de la organización científica del trabajo en un sector industrial específico que sirve como modelo para otros sectores— caracterizó la organización productiva desde los primeros años del siglo XX, desde el último tercio del siglo creció en importancia un nuevo modelo de organización del trabajo y de la producción.

Este modelo suele denominarse toyotismo —porque fue desarrollado en la fábrica japonesa de automóviles Toyota— u ohnismo —porque su concepción y diseño fueron realizadas por Taiichi Ohno, ingeniero jefe de Toyota—. Las nuevas formas organizativas se caracterizan por la flexibilidad de la producción y de la gestión empresaria, no sólo en la estructura interna de las empresas sino también en relación con sus sistemas de proveedores y su demanda.

 La economía global : La economía contemporánea es cada vez más una economía global, en la que, como señala Manuel Castells, “el capital, la producción, la gestión, los mercados, la fuerza de trabajo, la información y la tecnología se organizan en flujos que atraviesan las fronteras nacionales”. No se trata simplemente de que “la economía tenga una dimensión mundial (lo cual es cierto desde el siglo XVII, sino que el sistema económico funciona cotidianamente como una unidad en el ámbito mundial”.

La primera fase de la Revolución Industrial estuvo estrechamente identificada con el ascenso de Inglaterra; la segunda, con el avance de los Estados Unidos y Alemania. La tercera fase muestra el ascenso de Japón, que durante las décadas de 1970 y 1980 supo sacar el mayor provecho de las posibilidades productivas de las tecnologías de la información. Esto no significa que los Estados Unidos y los países de Europa occidental hayan quedado marginados de este proceso, sino más bien que hay nuevos y poderosos actores en el escenario económico internacional.

Cuadro Diferencias entre las Distintas Revoluciones Industriales

La Unificación o Comunidad Europea Distintos bloques economicos

Bloques En La Unificación o Comunidad Europea

Después de la guerra, algunos dirigentes europeos consideraron que era conveniente ensayar alguna forma de unificación de los países de Europa occidental. Después del fracaso de algunas tentativas demasiado ambiciosas, el proceso de unificación se inició en 1952 con un acuerdo entre seis países —Francia, Alemania Occidental, Bélgica, Holanda, Luxemburgo e Italia— que constituyeron la Comunidad Europea del Carbón y del Acero (CECA).

El hecho importante de esta unión fue la convergencia entre Francia y Alemania, los enemigos irreconciliables de las dos grandes guerras. El éxito de la CECA facilitó la ampliación de los acuerdos entre las seis naciones, que en 1957 constituyeron la Comunidad Económica Europea (CEE) —también conocida como Mercado Común Europeo—. Posteriormente se fueron incorporando otras naciones europeas y se fue ampliando la esfera de atribuciones de los organismos comunitarios.

En 1987, el Acta Unica estableció una ampliación del mercado común, con libre circulación de personas, mercancías y servicios. El Tratado de Maastricht firmado en 1992 dispuso la creación de la Unión Europea. Esta unión incluye dimensiones inéditas en la historia europea: la unión económica y la unión política.

La primera se manifiesta en la decisión de crear una moneda única y de armonizar las políticas económicas de todos los países miembros de la unión. La segunda supone la creación de una ciudadanía europea y la coordinación de las políticas exteriores y de seguridad de los distintos países. El tratado establece asimismo mecanismos de compensación social y regional para cerrar los desequilibrios entre regiones y grupos.

GLOBAL, REGIONAL, NACIONAL Y LOCAL

Uno de los problemas que aparece con mayor nitidez y recurrencia en el mundo actual es el de las relaciones entre lo global, lo regional y lo nacional. Las razones de la preocupación por este problema son bastante claras. Por una parte, la enorme expansión de los medios y posibilidades de comunicación vinculan cada vez más estrechamente a miles de millones de personas a lo largo y a lo ancho del planeta.

Existe una economía global, caracterizada por un creciente intercambio comercial, por el desarrollo de un mercado financiero global y por nuevas formas de organización de la producción a escala mundial. Existen también problemas globales, como por ejemplo la destrucción de la capa de ozono, que tienen efectos sobre todo el planeta y que requieren soluciones que escapan al radio de acción de cualquier estado nacional.

Para algunas interpretaciones, las tendencias a la globalización suponen una creciente homogeneización de valores, costumbres y estilos de vida en todo el mundo, impuesta por la convergencia entre las nuevas tecnologías de la información y la lógica del capitalismo. Estas tendencias efectivamente existen, pero no agotan la cuestión.

La globalización coexiste con la desigualdad y con la exclusión, en una nueva división internacional del trabajo. El proceso de exclusión comprende grandes regiones, como el África subsahariana, pero no se limita a áreas del mundo subdesarrollado. Afecta también a las grandes aglomeraciones urbanas del mundo desarrollado, con sus enormes bolsones de miseria y marginación.

Las tendencias a la globalización ponen en cuestión los márgenes de acción autónoma de los estados nacionales. La expansión de las empresas multinacionales ha sido enorme. En 1989, las ventas de las 50 empresas multinacionales más importantes equivalían al 37% del producto bruto de los Estados Unidos, lo que puede dar una idea del poder económico y de la capacidad de negociación de las grandes empresas frente a la mayoría de los países.

 Otro ejemplo de restricción a la capacidad de intervención estatal autónoma es el de la política monetaria: las posibilidades de los gobiernos de fijar sus políticas monetarias están muy fuertemente condicionadas por lo que hacen otros países y por las decisiones de los grandes inversores y especuladores internacionales.

La creación en 1994 de la Organización Mundial de Comercio (OMC) constituye un cambio significativo en el funcionamiento del comercio internacional. La incorporación de un país a la OMC supone la aceptación de un conjunto muy amplio y detallado de disposiciones que limitan los márgenes de decisión nacional. Frente a estos fenómenos, de creciente relevancia en el contexto internacional, se postulan diferentes alternativas políticas que van desde el aislamiento hasta la defensa a ultranza del comercio libre.

Una de las reacciones de los gobiernos ha sido la constitución de acuerdos regionales, que suponen diferentes grados de integración comercial, económica y política, como la Unión Europea, el NAFTA o el MERCOSUR.

LA UNIÓN EUROPEA: En 1987, la firma del Acta Única estableció una ampliación del mercado común. El Acta preveía «la creación de un mercado interno único, integrado, sin restricciones para el movimiento de mercaderías, la eliminación de los obstáculos para la libre circulación de las personas, de los servicios y de los capitales, la creación de un régimen destinado a garantizar que la competencia no se vea falseada por políticas proteccionistas, el acercamiento de las legislaciones nacionales necesarias para el funcionamiento del Mercado Común y la armonización de los impuestos directos en interés del mercado.»

En 1992, un tratado firmado en la ciudad holandesa de Maastricht dispuso la creación de la Unión Europea. Esta unión incluye dimensiones inéditas en la historia de este continente: la unión económica y la unión política. La primera se manifiesta en la decisión de crear una moneda única y de armonizar las políticas económicas de todos los países miembros de la unión. La segunda supone la creación de una ciudadanía europea y la coordinación de políticas exteriores y de seguridad de los distintos países. Asimismo, el tratado establece mecanismos de compensación social y regional para zanjar los desequilibrios entre regiones y grupos.

La integración europea ha permitido a los diferentes estados alcanzar importantes logros. Sin embargo, esta unión enfrenta ciertos problemas, como los diversos grados de desarrollo de los diferentes países, la pérdida de mercados frente a la competencia norteamericana y japonesa, y las altas tasas de desempleo, entre otros.

jefes de estado europeo

Jefes de gobierno de países europeos en la Cumbre de la Unión Económica y Monetaria, Madrid, 1989.

Historia y Justificación del Estado de Bienestar en Occidente

Historia y Justificación del Estado de Bienestar

EL ESTADO DE BIENESTAR: Analizaremos primero, en este punto, cómo se constituye el llamado “estado de bienestar” desde lo global. El mismo, surge como respuesta del propio sistema capitalista mundial a la crisis del ´29 cuyo máximo teórico es John M. Keynes .

 “El ´29 barre también con la nostalgia residual de aquellos valores que el ´17 había destruido. En el jueves negro de Wall Street, con la catastrófica caída del índice de la Bolsa, son arrasadas las mitologías estatales y políticas de un siglo de renovado dominio burgués sobre la clase obrera…(…) es el entierro final del mito liberal clásico de la separación del Estado y el mercado. Es el fin del “laissez faire”.

Pero aquí no se trata simplemente de la modificación de la relación clásica entre el estado y la sociedad civil y del arribo de un Estado “intervencionista” (…) eso ya había sido presenciado en los años posteriores a 1870.

Aquí el inicio de una nueva época en la historia del Estado contemporáneo es señalado por el hecho de que en ese mundo debe reconocerse la emergencia de la clase obrera y la imposibilidad de eliminar el antagonismo que ella representa como un elemento necesario del sistema…(…) la característica central que distingue a la nueva forma histórica del Estado capitalista es: la reconstrucción capitalista del Estado sobre la base del descubrimiento del antagonismo obrero radical.(…) La revolución obrera política puede ser evitada sólo reconociendo las nuevas relaciones de fuerza y haciendo funcionar a la clase obrera dentro de un mecanismo que sublime la continua lucha por el poder en un elemento dinámico del sistema, controlándola, funcionalizándola en una serie de equilibrios…(…)

El Estado está ahora preparado para penetrar en la sociedad, para recrear continuamente la fuente de su legitimidad en un proceso de permanente reajuste de las condiciones de equilibrio. La nueva “base material de la constitución” devino en el “Estado planificador” o, mejor aún, el Estado como “plan”.(…)” (Negri, Toni, “La crisis de la política. Escritos sobre Marx, Keynes, las crisis capitalistas y las nuevas subjetividades”, Ediciones El cielo por asalto, Argentina, 2002, pág. 15 y 16.)

Negri, se pregunta más adelante por las implicancias de la crisis del ´29 y sobre los nexos entre 1917 y 1929 y dice: “… el ´17 se presenta al mismo tiempo bajo dos aspectos: como problema internacional y como problema interno de los diversos países capitalistas, como el problema de la contrarrevolución, así como el aislamiento de la Unión Soviética, y como el problema de la represión del potente movimiento de la clase obrera –sindical y obrero- que extiende la experiencia revolucionaria a todo el mundo capitalista”.

Y Negri, contesta diciendo lo que proponía Keynes en 1919, como la única vía a seguir por el capitalismo: “…consolidar la economía de Europa central como una barrera contra los soviets rusos y como una forma de control de los movimientos revolucionarios internos, reunificar, en suma, los dos frentes de defensa del sistema capitalista”. (Negri, Ob. Cit, pág. 18).

Además, marca como característica específica de la nueva forma del Estado que emergió de 1929 que: “era más bien el tipo de dinámica de clase que entrará en acción en el marco del intervencionismo estatal, sobre la cual se fundaba la intervención. Únicamente la experiencia de la gran crisis del 1929 podía permitir a la ciencia capitalista dar este ulterior paso adelante hacia una nueva redefinición del Estado.(..) Asumir que el ´17 no tiene incidencia inmediata sobre el ´29 parece cosa obvia. Sin embargo, detrás de la obviedad de esta afirmación se encuentra una red de relaciones históricas cuya identificación, si no explicará, ciertamente dará un sentido político complejo de interpretación de la gran crisis.

Porque, si bien es cierto que la crisis del ´29 surge directamente de la estructura económica norteamericana, también es al mismo tiempo fruto de la acumulación de las contradicciones del sistema…(…) La excepcionalidad de la crisis del ´29 no se entiende sino teniendo presentes las condiciones del desarrollo económico de los años veinte, cuando el alargamiento de la base de la oferta (…) no se acompañó de un cambio en la relación en la que se encontraba con la demanda (…) y cuando se dice “demanda” se dice “clase obrera”, se dice posibilidad de insurrección y de subversión del sistema” (…) tenemos finalmente a este Estado capitalista que audazmente supera y recupera (Aufhebung) la noción de “revolución permanente” a su interior para su propia conservación” ( Negri, Ob. Cit., págs. 25, 26 y 34 ).

“John Maynard Keynes fue quizás el teórico más perpicaz de la reconstrucción capitalista, de aquella nueva forma de Estado capitalista que emergió como reacción al impacto revolucionario de 1917.(…) y el rol jugado por Keynes fue hacerla funcionar (a la revolución del 17) dentro del análisis de la crisis, convertirla en elemento científico (…) el punto decisivo en la “Teoría General” es: El redescubrimiento de la ley de la caída tendencial de la tasa de la ganancia” (…) y la necesidad del sistema de una previsión. Y la previsión, consecuentemente es el predominio de la demanda sobre la oferta.” (Negri, Ob. Cit., págs. 17 y 35.)

 Estado de Bienestar

Fue Keynes, quien aportó líneas de acción superadoras de la crisis e hizo alusión al rol del estado en esta coyuntura. Ya la Primera Guerra había provocado, en mucho países, situaciones de riesgo a las economías nacionales, lo que había obligado a abandonar la idea de un Estado abstencionista en materia económica.

La crisis del ´29, que es vista como una crisis de todo el sistema en su conjunto, pero del sistema capitalista. Dice el historiador Hobsbawm: “(…) Ahora bien, una vez que el capitalismo liberal había conseguido sobrevivir –a duras penas- el triple reto de la Depresión, el fascismo y la guerra, parecía tener que hacer frente todavía al avance global de la revolución, cuyas fuerzas podían agruparse en torno a la URSS, que había emergido de la segunda guerra mundial como una superpotencia. (…) El principal interrogante al que deben dar respuesta los historiadores del siglo XX es cómo y por qué tras la segunda guerra mundial el capitalismo inició – para sorpresa de todos- la edad de oro, sin precedentes, y tal vez anómala, de 1947-1973. No existe todavía una respuesta que tenga el consenso general…(…)” (Hobsbawn, Eric, “Historia del siglo XX”, Ed. Crítica, 1997, pág. 18).

La crisis del sistema capitalista, que no afectó a la ex Unión Soviética, obliga a el Estado, a realizar medidas dirigistas, corporativistas, intervencionistas (aunque volvamos a aclarar: ¡el Estado siempre interviene!). ¿Cuál va a ser el rol que se le va asignar al Estado en este periodo? El Estado va a ser pensado como activo agente de la economía, desde la regulación e incentivación de la producción; desde el control de los mercados, del consumo, de la producción, del comercio exterior; desde la elaboración de nuevas leyes que reglamenten el funcionamiento económico; desde la planificación de las medidas a adoptar; desde la nacionalización de empresas, etc.

Es que, siguiendo a Keynes, la idea era, incentivar el consumo, la demanda de bienes en oposición a la teoría del pensamiento clásico en la que el mercado es una espontánea fuerza reguladora de la economía, donde la oferta y la demanda (tanto de bienes y de mano de obra) se crean mutuamente, se generan mutuamente. A partir de las teorías keynesianas, surge también la idea de la plena ocupación y del pleno empleo como generador de más demanda de productos y más consumo.

El Estado pasa así, a intervenir para garantizar cierto nivel de ocupación y de consumo, incentivando la economía por medio de políticas que aseguren su funcionamiento. El Estado, asume el rol de protector tanto de los consumidores como de empresarios a fin de impedir los abusos de los sectores monopolistas.

En resumen, el “Estado de Bienestar” (“Welfare state”) pretende, frente a los avances de la economía, regular el funcionamiento de la sociedad. Surgió desde lo global (desde los países centrales e industrializados) como necesidad del subsistencia del propio sistema, pero también fue modelo en los países periféricos. Si bien, este tipo de Estado, no trata de transformar la estructura del sistema económico, intenta remediar las deficiencias adoptando medidas que mejoren los servicios de salud, educación, cultura, seguridad y defensa del ambiente.

El “Estado de Bienestar” interviene subsidiando actividades correctivas de las desigualdades sociales, trata de resolver los problemas graves dentro de la estructura del Estado Liberal. La idea para el “Estado de Bienestar” es que es necesario intervenir, porque si se deja a la sociedad librada a su suerte, se cae en una irracionalidad donde los que más tienen tienden a incentivar aún más las diferencias sociales y económicas. El Estado, entonces, no debe limitarse a garantizar el funcionamiento del sistema sino que debe ser regulador de las relaciones sociales y fundamentalmente debe hacerse cargo de la “justicia distributiva” de los recursos, o sea ser un Estado “incluyente”.

Pasando a las implicancias de todo lo dicho anteriormente, al nivel de lo Local, a lo que pasaba en esta etapa en Argentina y en América Latina en general, el rol del Estado en el periodo de Industrialización tiene un cambio cualitativo con respecto al que había tenido en el periodo anterior (“modelo agroexportador” en el que representaba exclusivamente los intereses de las clases dominantes).

En la etapa de la economía primaria exportadora, sobre todo a partir de la segunda mitad del siglo XIX, el Estado toma una posición decidida en el proceso, a través de la organización y la promoción de la inversiones en ferrocarriles e infraestructura y en el poblamiento de la zona pampeana. En ese periodo (1860-1930) el Estado integró al país en el sistema de división internacional del trabajo, organizó el sistema monetario en torno al patrón oro y una política arancelaria abierta a la importación de manufacturas. Se organizó el Estado de derecho liberal liderado por los sectores vinculados a la producción agropecuaria y a los intereses internacionales asociados a los grupos locales dominantes en ese sector dinámico.

Como dijimos, la complejidad creciente del proceso económico, plantearon al Estado un conjunto de problemas, a partir de 1930.

Uno de esos problemas, se refiere a la política de desarrollo industrial. En la etapa Agroexportadora (política librecambista), las responsabilidades del Estado se limitaban al manejo de la política arancelaria. En la nueva etapa, al asumir la Industria, el papel protagónico del proceso de desarrollo, y la protección arancelaria y otras medidas de fomento, un rol central en la evolución de la economía, el Estado asumió responsabilidades mucho más complejas: “Entre ellas se incluye no sólo el nivel y la estructura de la protección arancelaria sino, también, la política de financiamiento de promoción del cambio tecnológico, de precios relativos agro-industriales y otras cuestiones importantes.” (Peralta Ramos, Mónica, “Etapas de acumulación y alianzas de clases en la Argentina (1930-1970)” ).

En el nivel global, los países capitalistas obtuvieron durante este periodo inmejorables ganancias y una notable mejoría económica. Por primera vez apareció un sistema de consumo masivo basado en el pleno empleo y en el aumento constante del poder adquisitivo con la cobertura social financiada por el incremento de los ingresos del Estado.

Finalmente, el “estado de bienestar” entró en crisis a fines de los ´60 y comienzo de los ´70. El equilibro vital de su funcionamiento se vio alterado por el aumento de la producción y la capacidad del mercado de absorberlo. Es decir, mucha oferta y poca demanda. A todo esto se le sumó la denominada “crisis del petróleo” de 1973, que generó una importante disminución de las ganancias de las empresas y paralelamente una disminución en el poder adquisitivo de los trabajadores. Las empresas privadas culparon al “estado de bienestar” por esto y comenzaron una nueva etapa, una nueva fase capitalista: “Tecnológica Financiera” con el neoliberalismo comandando política e ideológicamente el proceso.

Ver: Crisis del Estado de Bienestar

Profesor: Pablo Salvador Fontana

BIBLIOGRAFÍA UTILIZADA EN: “EL ESTADO DE BIENESTAR”:
– Hobsbawn, Eric, “Historia del siglo XX”, Ed. Crítica, 1997.
– Negri, Toni, “La crisis de la política. Escritos sobre Marx, Keynes, las crisis capitalistas y las nuevas subjetividades”, Ediciones El cielo por asalto, Argentina, 2002.
– Peralta Ramos, Mónica, “Etapas de acumulación y alianzas de clases en la Argentina (1930-1970)”.