Historia del Azúcar

Historia del Lápiz Origen, Madera Usada y Fabricación

Breve Historia del Lápiz
Madera Utilizada, Dureza  y Fabricación

Los orígenes del lápiz, tal como lo conocemos actualmente, remontan a 400 años atrás. Hasta aquella época, para dibujar se utilizaba una pequeña vara hecha con una aleación de plomo y estaño.

Hoy, al mirar ese estilo (especie de punzón), podemos pensar, con justa razón, que fue la primera forma del lápiz actual.

Los romanos empleaban el plúmbum que era un pequeño disco de plomo con que escribían sobre los pergaminos.

En el año 1565, unos obreros ingleses que trabajaban en una cantera de Cúmberland hallaron, por casualidad, una substancia negra, de aspecto metálico, no muy consistente y grasienta al tacto.

Más tarde este producto se llamó plombagina, o mina de plomo, o grafito.

En realidad no contiene ni rastros de plomo, pero sí 90 a 96 % de carbono y 4 a 10 % de óxido de hierro.

En el año 1600, los ingleses tuvieron la idea de fabricar, con esos grafitos, unos pequeños cilindros que luego encerrarían en una funda de madera. Éstos fueron los primeros lápices «modernos.»

Desde ese momento su fabricación fue perfeccionándose no solamente en Inglaterra sino también en muchos otros países.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/grafito.jpg

Grafito, una de las tres formas alotrópicas del carbono; las otras son el diamante y el carbón.El grafito también se llama plu mbagina o plomo negro.

En 1795 fueron fabricados los lápices con plombagina artificial.

El francés Conté concibió la idea de mezclar plombagina con arcilla purificada.

Después transformó ese polvo en una pasta homogénea y con ella llenó unos finos moldes de madera.

Pero solamente ahora, con los progresos mecánicos y químicos, el lápiz se ha perfeccionado, siendo su uso universal.

A medida que el dibujo industrial se ha ido extendiendo, el instrumento indispensable para esa tarea se multiplica y diversifica a fin de responder a las exigencias siempre nuevas y variadas.

Así han surgido los lápices duros, blandos, para dibujo, para copiar, de trazo indeleble o no.

Alemania ha sido un país reputado como productor de lápices de calidad, pero actualmente existen excelentes fábricas en muchas partes del mundo.

El procedimiento de fabricación comprende dos fases: una se relaciona con el alma del lápiz, llamada corrientemente «mina»; la otra se refiere a la varita de madera que contiene la mina.

La mina negra se fabrica en base a una escala que incluye 17 graduaciones si se trata del tipo fino para dibujo, y de 3 a 5 para tipos corrientes.

Esas graduaciones indican la dureza de la pasta según la constitución de la misma, la dosificación de la materia grasa y fe temperatura de cocción. Se empieza por amasar suavemente el grafito con la arcilla: luego se incorporan las materias grasas y las gomas adhesivas. Se obtiene así una pasta fina la que, después de otras manipulaciones, pasará repetidas veces entre los rodillos de una máquina que pulverizarán las menores impurezas.

Cuando la pasta está perfectamente homogeneizada, se vuelca en unos filtros especiales y luego se estira con prensas hidráulicas de gran poder.

De aquí las minas salen como largos hilos tubulares.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/clasificacion_lapiz.jpg

Graduación moderna dureza de las minas de lápiz: B es blanda y H dura, por ejemplo la mas blanda es la 4B y la mas dura 4H.

Terminada esa operación se las coloca en unos estantes de madera para su estacionamiento.

Al final se cortarán según la medida deseada. Hasta ese momento, las minas son crudas; para utilizarlas deberán soportar una cocción a 800° centígrados.

El engrase es la última operación. Las minas ya cocidas se tratarán con emulsiones preparadas con cera, grasas vegetales y animales, para que tengan resistencia, blandura y fluidez.

Para conseguir minas indelebles se mezclarán substancias colorantes sintéticas básicas: talco muy fino, goma tragacanto y sales de ácido esteárico y oleico.

Esa mezcla deberá ser sometida a un largo calandrado para obtener una homogeneidad perfecta.

Después se la somete al secado a 40° centígrados sin hacerla cocer. Las minas producidas con esta mezcla se engrasarán con emulsiones especiales.

Análogo procedimiento se emplea en la fabricación de lápices de color. Pero en vez de los colorantes sintéticos básicos, se emplearán colorantes minerales y la operación de engrase se cumplirá antes del amasamiento.

En otros talleres se prepara la madera.

Para lápices de calidad superior y, por supuesto, de precio elevado, se utiliza el cedro colorado de América, enebro de California u otros árboles de fibras compactas y, al mismo tiempo, blandos y fáciles de cortar.

Pero, cuando se preparan fundas para lápices más baratos se emplea madera de bajo precio como el tilo y el aliso que, sin poseer las virtudes de las maderas antes mencionadas ni su hermoso color natural, dan un resultado satisfactorio.

Toda la madera destinada a la fabricación de lápices deberá cortarse a escuadra y en tablillas de diferentes tamaños.

Deberá asimismo estacionarse durante largo tiempo.Estas tablillas serán llevadas a una máquina que grabará en cada una pequeños surcos calibrados, en los cuales las minas tendrán exacta cabida.

Otra máquina untará la acanaladura con cola muy adhesiva para que se produzca la unión entre madera y mina.

Cada mina será ajustada en la estría que le corresponda. Sobre la primera tablilla, en la que estará la mina pegada en su acanaladura, se colocará otra cuyas hendiduras corresponderán exactamente a las de las tablillas inferiores.

Terminada esta operación, las tablillas que encierran ahora las minas son sometidas a un proceso de refinación.

Puestas en pilas bien ordenadas, las tablillas sandwiches se pondrán en prensas especiales donde permanecerán durante 24 horas para asegurar el encolado.

Muy importante es el procedimiento de perfilación confiado a máquinas complejas y delicadas, que separarán las varillas, a fin de que cada una contenga una sola mina encerrada en su correspondiente estría.

Perfiladas en la forma requerida (redonda o facetada) las varillas son luego alisadas eliminándose toda aspereza. Pasan después al barnizado que se hará según el aspecto que se quiera dar al lápiz: opaco, brillante, jaspeado, etc.

Secciones especiales afilarán las minas; otras confeccionarán minas destinadas a los lápices automáticos. No olvidaremos por fin la sección empaque que procederá a embalar el producto terminado enviándolo a los lugares de consumo.

Actualmente las fábricas de lápices trabajan en forma intensa y continua. El lápiz ya no es sólo artículo para escolares; ha llegado a ser imprescindible en oficinas, talleres, fábricas y en los más humildes hogares.

En la actualidad el lápiz tiene cada vez menos uso, debido a lo nuevos sistemas electrónicos de comunicación, diseño, etc. Una variedad práctica del lápiz consiste en el portaminas, que no es más que un lápiz de plastico o metalico huevo en su interior, por donde corre una mina de grafito que es sujetada por pequeñas mordazas en un extremo. A medida que se consume la mina, se la puede ir regulando con una simple presión en el otro extremo. Las minas vienen de diversos diámetros,largos y durezas. Abajo observamos el extremo de un portaminas

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/portamina.jpg

FABRICACIÓN MODERNA DE LAPICES

Fuente Consultada:
LO SE TODO Editorial Larousse Tomo V –  Historia del Lápiz –

El Corcho Propiedades, Producción y Usos Arbol Alcornoque

El Corcho Propiedades, Producción y Usos País de Origen

Las primeras noticias acerca del uso del corcho se encuentran en algunos escritos griegos, que mencionan el empleo de este material en los flotadores de las redes de pesca. Desde esa época, el corcho ha venido sirviendo a la humanidad de muchas maneras, y la demanda de este producto sigue aumentando a pesar del enorme avance en la producción de plásticos.

El corcho es una materia natural que producen los árboles como capa protectora. Todos los árboles lo producen en pequeñas cantidades; a escala comercial, sólo se utiliza el corcho del alcornoque (Quercus súber). Como es una materia natural, el corcho está formado por pequeñas células (acumulación de células muertas), que son compartimientos muy pequeños, rodeados cada uno de ellos por paredes resistentes, suberificadas, elásticas e impermeables. Cada centímetro cúbico de corcho contiene unos 40 millones de estas pequeñas celdillas.

Corcho Natural del Alcornoque

El corcho tiene que pasar un periodo de al menos 6 meses desde que
fue extraído del alcornoque hasta que es cocido.

La importancia del corcho proviene de su estructura celular elástica, que le da unas propiedades que no tienen otros materiales; por otra parte, es imposible obtener artificialmente una estructura tan complicada. El poliestireno expandido es un material celular artificial, pero los espacios son mucho más grandes que en el corcho.

Varios operarios arrancan tiras de corcho. Es característico el color rojizo del árbol, una vez que se le ha arrancado el corcho.

Cuando se aprieta el corcho, por ejemplo, colocando un peso sobre él, este se comprime el aire que hay dentro de sus células y, al quitarle ei peso, recobra su estado normal. La goma, en cambio, se ensancha al apretarla.

Las pequeñas celdillas no contienen más que aire, y esta característica da al corcho su extremada ligereza (su peso específico es 0,2). Cuando se aprieta el corcho, lo que se comprime es el aire que hay en las celdillas y, por ello, cuando cesa la presión, el corcho recobra su volumen normal, siendo, por tanto, un material muy elástico con una excelente capacidad amortiguadora.

Las células del corcho están distribuidas de un modo muy compacto, y ésta es la razón por la que el corcho no deja pasar a través de él líquidos o gases. Así, pues, resulta un material extremadamente idóneo para fabricar tapones y para hacer cierres de juntas. El corcho es resistente a muchas sustancias orgánicas e impide el paso del petróleo y los aceites. Es muy indicado para fabricar con él juntas y arandelas para bombas y motores de petróleo.

Sin embargo, hay que hacer una importante objeción en lo que respecta a la penetración de los líquidos. El corcho natural está atravesado por una serie de pequeños poros (lenticelas), que permiten respirar a las células interiores del tronco. Para evitar la evaporación o las filtraciones, los tapones de corcho deben cortarse siempre de manera que los poros sean transversales.

El corcho se puede utilizar como tapón para muchos líquidos orgánicos, que
destruirían rápidamente los tapones de goma ordinaria. (hoy se usa el plástico)

Su estructura celular hace del corcho un material ideal cómo aislante del sonido y la vibración. El efecto amortiguador es tan grande que si se instalan grandes máquinas sobre piezas de corcho funcionan sin transmitir vibraciones al resto del edificio. Las máquinas de precisión también se pueden proteger de este modo de las vibraciones exteriores.

El aserrín de corcho, mezclado con aceite de linaza oxidado, se emplea para fabricar linóleo. El vacío es el mejor aislante para los cuerpos, sean fríos o calientes. Sin embargo, no siempre resulta posible usar este aislante; en este caso, lo mejor es utilizar una protección de corcho. Éste es un mal conductor del calor, y el aire de sus células también lo es, debido aque, por estar encerrado y no poder circular, no hay convección de calor.

Además, presenta la ventaja de que no absorbe agua como otros materiales aislantes (por ejemplo, el fieltro) y de que no es atacable por muchos productos químicos. Esto lo hace todavía más útil. Aparte de sus propiedades estructurales, el corcho tiene propiedades químicas muy ventajosas. Su constituyente más característico y abundante es la suberina, una mezcla compleja de esteres de ácidos orgánicos, que está depositada, junto con algunos materiales detipo céreo menos abundantes, en las paredes de las células.

Estas sustancias son muy resistentes a la acción química y por eso se puede utilizar el corcho como tapón en frascos que contengan muchos compuestos químicos. También es insípido y no afecta el sabor de los vinos más delicados. Las paredes de las células son resistentes á la acción delos insectos.

Por otra parte, es muy difícil hacerlo arder, por lo que puede ser utilizado como material aislante. Debido a su estructura celular, el corcho tiene muchas aplicaciones. Sin embargo, solamente la mitad de su producido se utiliza en su forma originaria. Cada vez se usa más el corcho de composición, que puede moldearse en las formas que la industria requiera. El corcho de composición, o aglomerado de corcho, está hecho generalmente de corcho natural. Para su obtención se reduce el corcho natural (incluyendo los recortes de tapones, etc.) a pequeños fragmentos.

El tamaño de éstos depende del grado de aglomeración que se requiera. Aunque el corcho se reduzca a pequeños fragmentos, su estructura celular no se destruye, porque cada uno de ellos conserva millares de células. El corcho así tratado se pasa a un molde; luego se calienta hasta que las resmas naturales y otros compuestos fundan y empiecen a surgir. Entonces se enfrían los moldes, y estas resinas unen entre sí los fragmentos de corcho.

Este tipo de material se utiliza mucho para recubrimientos aislantes, arandelas de cierre impermeable a los aceites, y para el montaje de maquinaria pesada. La gran flexibilidad y resistencia del corcho hacen que las planchas amortiguadoras colocadas bajo las maquinarias resistan durante muchos años sin deteriorarse.

celulas del corcho

Estructura celular del corcho, muy ampliada. Las propiedades extraordinarias del corcho se deben a sus células de paredes elásticas. Debido a que es insípido e innocuo, el corcho se utiliza como tapón para ios vinos más finos.

tapon de cocho de vino

PRODUCCIÓN DE CORCHO
El corcho es un tejido protector que se forma en el tronco de los árboles. Sin embargo, el corcho del alcornoque («Quercus súber») es la principal fuente del corcho comercial. Sus tejidos productores de corcho crecen año tras año y pueden formar una capa de considerable espesor.

Luego de haber formado las células, ¡as sustancias del corcho se depositan en las paredes y las células .mueren. Los líquidos celulares van desapareciendo a medida que las paredes se hacen más gruesas. Las células de corcho sólo contienen aire.

El alcornoque se cultiva en toda el área mediterránea, pero la producción es más intensa en España y en Portugal, donde hay grandes plantaciones. El primer eorcho se arranca cuando el árbol tiene veinte años. Este «corcho virgen» o «corcho bornizo» es d? baja calidad y está lleno de agujeros. Un árbol descortezado comienza a formar corcho con bastante rapidez, produciendo alrededor de tres milímetros por año. Las leyes de los países productores ordenan que Se descortecen los árboles una vez cada nueve años.

Con esto se obtiene corcho de un espesor de 2,5 centímetros. El corcho de la segunda recolección y de las siguientes se llama «corcho cultivado». Es suave y uniforme, pero al cabo de ochenta años la calidad del corcho recogido empeora. Antes de utilizarlo, el corcho suele hervirse durante una hora o dos, con lo cual se elimina el tonino, en gran parte.

Portugal es el país mas importante en el cultivo mundial del corcho; casi una tercera parte de la superficie total de los alcornocales, que se ha estimado en 2.150.000 hectáreas, se encuentra en ese país, país que produce aproximadamente la mitad del corcho que se cosecha anualmente en todo el mundo (unas 310.000 toneladas).

Los arbolados de alcornoque se extienden por todo el país, aunque naturalmente, la intensidad de producción y la calidad del corcho varían según las diferentes zonas productoras. Esta especie, que cubre aproximadamente el 8 por ciento de la superficie total de Portugal y constituye el 28 por ciento de sus bosques, se da mejor en las regiones central y meridional del país, donde se hallan los alcornocales más extensos que suministran el mayor porcentaje de corcho de alta calidad.

El corcho de mejor calidad que se produce en Portugal procede de la provincia de Algarve y algunos sectores del Alentejo. El que se obtiene en el norte del país suele, en general, ser inferior.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/corcho.jpg

El noventa por ciento del corcho se usa en la fabricación de tapones. Ya los romanos conocían ese empleo en ánforas pompeyanas en las que se habían usado tapones de corcho. Durante el Medioevo y el Renacimiento se empleaban tapones de plomo. En el siglo XVII, el padre bodeguero de la abadía’ de Hauteville empezó a utilizar el corcho para tapar botellas.

ALGO MAS SOBRE EL ARBOL Y LA COSECHA…

El árbol del corcho pertenece al género Quercus (encina). La altura y la robustez del tronco varían según la edad y la especie. Generalmente alcanza los diez o quince metros de altura, pudiendo llegar hasta veintidós metros, mientras el tronco, cuyo perímetro medio es de dos metros cincuenta centímetros, puede alcanzar cuatro metros de circunferencia. Sus hojas coriáceas, más o menos ovaladas, dentadas o lisas, según las especies, son de color verde obscuro en su cara superior y blanquecino en la parte inferior, y están dispuestas oblicuamente en la rama. Dejan pasar la luz, y esto permite que la vegetación prospere en el bosque, con gran ventaja para esa clase de árboles que necesitan de la humedad del suelo.

El alcornoque florece en primavera, y su fruto, cupuliforme, contiene una bellota como la del roble. Este árbol presenta la particularidad de fructificar solamente año por medio.

El alcornoque, pese a poder prosperar en terrenos secos y rocosos, prefiere el clima templado, terrenos húmedos y profundos, y una altitud inferior a los mil metros. El clima ideal para su crecimiento y para la obtención de un buen producto, es generalmente el clima de la cuenca mediterránea y de Portugal, donde las influencias del Mediterráneo y las del Atlántico aseguran condiciones climáticas ideales sin interrupción.

En la cuenca mediterránea prospera la mejor especie: la Súber hispánium que no soporta trasplante a otras tierras y cuyo cultivo es fuente considerable de riqueza para España y Portugal. Crece igualmente en Francia, Argelia, Italia, Grecia y Turquía.

Las tierras que se extienden a orillas del mar Tirreno, y sobre todo Cerdeña y Sicilia, son las zonas italianas de mayor producción de corcho, pero la materia prima de esas localidades se manufactura en otras provincias, más industrializadas.

LA COSECHA
El tronco del alcornoque está provisto de doble corteza: la interna, llamada «madre» o «libro», está formada por tejidos fibrosos y muy delgados por los que corre abundantemente la savia; para proteger ese líquido precioso y muy delicado, cuya perfecta circulación es indispensable para la salud del árbol, la naturaleza ha cubierto el «libro» con una capa (el «manto» o «capa» felógena) que tiene la propiedad de producir un tejido celular, blando y esponjoso, excelente aislante del calor y del frío, y absolutamente impermeable.

Ese tejido es el corcho. Año tras año, las capas se van acumulando y alcanzan, a los catorce años, el espesor máximo (veinte a setenta milímetros).
En determinadas épocas, cuando las condiciones climáticas no pueden dañar al árbol por el frío o el calor excesivos, se procede a la separación del corcho, cuidando de no dañar la capa felógena durante la operación de descortezamiento.

Muy pacientes deben ser los cultivadores del alcornoque. Ese árbol puede soportar el primer descortezamiento entre el primero y el vigésimo año de edad, cuando el tronco, vigorizado ya, ha alcanzado una circunferencia  de  treinta  a   cuarenta  centímetros.

El producto de esa primera recolección se llama «corcho bornizo», «corcho primario», o «macho»; es muy áspero y nudoso.

No puede ser utilizado en la fabricación de tapones, pero se emplea en la preparación de «aglomerados».
En las recolecciones siguientes, que se realizan a intervalos de siete y hasta catorce años, se obtiene un corcho de mejor calidad, llamado «corcho segundero» o «hembra» que el alcornoque seguirá produciendo con intensidad uniforme, hasta los sesenta o setenta años. A esta edad, el árbol empieza a disminuir su rendimiento, dejando por completo de producir a los doscientos años.

Historia del Sacarcorcho

Fuente Consultada:
TECNIRAMA – Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología Fasc. N°93
LO SE TODO Tomo V Editorial Larousse – El Corcho –

Historia de la Cerámica: Origen, Evolución y Técnicas

Historia de la Cerámica Origen, Evolución y Técnicas

Que la alfarería haya sido en todas partes la más antigua de todas las industrias domésticas, aparece tan natural como inevitable.

En su grado más sencillo, no necesita instrumentos o herramientas especiales. La mano del hombre basta.

El hombre más agreste, habitador de las selvas, tiene que experimentar la necesidad de alguna cosa donde poder conservar su bebida.

Advierte que el suelo arcilloso, por donde le cuesta trabajo andar cuando está húmedo, se moldea bajo sus pies, y retiene el agua en las oquedades.

Ve que, cuando el Sol ha evaporado el agua, ha endurecido la arcilla que vuelve a ablandarse al humedecerse.

¿Qué puede haber más sencillo, entonces, que recoger una porción de aquel barro, amasarlo y moldearlo con la mano, dándole forma conveniente y ponerlo a secar y endurecer al Sol para obtener un receptáculo donde contener el agua para apagar la sed o eíconder el alimento para que un animal ladrón no se lo arrebate?.

Un chiquillo puede moldear la arcilla y, generalmente, para él es una diversión el hacerlo.

► Primeros Descubrimientos

Cuando los arqueólogos cavaron el suelo, encontraron vestigios de antiguas ciudades lacustres, casas desaparecidas y también fragmentos de vasijas y ánforas de terracota.

¡Habían pasado tantos milenios desde que primitivos artesanos las modelaran!

Esos pocos fragmentos de tierra cocida de la época neolítica son, junto con las piedras labradas, los únicos y preciosos documentos de una civilización en la cual se iniciaron los progresos técnicos que tanto nos enorgullecen actualmente.

Desde la época de Sos palafitos, la historia de la cerámica es la historia misma del hombre.

En la edad neolítica la cerámica era todavía un arte muy rudimentario. No había esmaltes, ni siquiera dibujos.

Mucho más tarde, el hombre comprendió que un objeto útil podía ser también bello.

Entonces aprendió a barnizar vasos; lo que, por otra parte, no servía sólo para que lucieran más y fueran más agradables de ver, sino también para terminar de impermeabilizarlos.

Surgieron así las vasijas esmaltadas de los sumerios y las ánforas decoradas de los egipcios, de las que se encontraron muchas en las tumbas del IV milenio antes de nuestra era.

Cerámica Egipcia

Los pueblos de la Mesopotamia: los sumerios, los acadios y los caldeos fabricaron ladrillos policromos (es decir, de muchos colores)   para revestir los frentes de sus palacios.

ceramica de los sumerios

El nombre «cerámica» proviene de épocas menos lejanas. Todos coinciden en que deriva del griego; pero para unos se originó en el nombre de Ceramos, hijo de Ariadna y de Dionisio (Baco), a quien los helenos atribuyeron el invento de la alfarería, y para otros simplemente de la voz keramiké, que significa arcilla.

Si pensamos en el Extremo Oriente nos será fácil recordar que, tres mil años antes de nuestra era, los chinos cultivaban ya este arte, pero no con fines utilitarios.

Cerámica china

Para ellos, la cerámica tenía sólo el valor de sus formas exquisitas. Esmaltaban, adornaban y esculpían por el placer de contemplar.

La porcelana (Tsé-Ki) nació en China en el,  segundo siglo de la era cristiana, cuando los chinos  tuvieron la idea de emplear esa fina arcilla blanca que es el caolín.

Pero volvamos al Mediterráneo, en el segundo milenio antes  de Jesucristo.

Tenemos  a  la  vista  una  máquina muy sencilla: es una rueda de madera accionada por un pedal,  la cual permite conseguir vasos de forma perfecta, de superficie lisa y de espesor uniforme, en un tiempo relativamente corto.

torno a pedal para ceramica

Los griegos aprovecharon la experiencia de sus maestros, los ceramistas asirios y caldeos, y los aventajaron.

En la isla de Creta, en Tirinto, Atenas y Samos se fabricarón ánforas y copas que eran verdaderas obras de arte y estaban decoradas con paisajes marinos.

Las cerámicas halladas en los palacios de Cnosos y de Faistos pertenecen a épocas distintas; las más recientes datan del primer milenio antes de Jesucristo y,no obstante, sus dibujos y colores nos asombran porque son sorprendentemente «modernos». Las cerámicas de Samos —ánforas, copas, platos— a menudo llevaban  dibujos rojos sobre  fondo  negro  o  azul.

ceramica griega

En ltalia, dos mil años antes de nuestra era, los etruscos estaban muy adelantados en el arte cerámico. Más tarde, tanto la cerámica etrusca como la griega y la perita fueron muy apreciadas por los romanos.

Cerámica etrusca

Los musulmanes enriquecieron la alfarería con dibujos y colores nuevos, pero sufrieron la influencia de los pueblos asiáticos y de los países ribereños del Mediterráneo.

Hacía trescientos años que los árabes de España conocían el barniz, o vidriado plomífero, cuando un alfarero de Selestat (Aliacia) encontró el procedimiento para realizarlo.

Entonces comenzó la fabricación de vajillas, tiestos y azulejos decerámica barnizada, que dio origen a la loza común actual.

Parece que esta loza fue llevada a Italia por ceramistas de las islas Baleares, aunque algunos historiadores afirman que fue el escultor Lucca Della Robbia.

Este artista florentino destinaba sus cerámicas a la decoración de edificios, como nuestros actuales azulejos y mayólicas.

Sólo un siglo después se inició en Pésaro la industria de la alfarería esmaltada para uso doméstico.

Ya al tanto del empleo del vidriado de plomo, los alfareros de esa ciudad del Adriático tuvieron la idea de utilizar el vidriado de estaño.

En seguida los imitaron otros artesanos. La loza pasó de Italia a Alemania, y fue al ver una copa fabricada en este país que Bernardo de Palissy (1510-1590),a quien más tarde se lo llamó el glorioso alfarero, emprendió las búsquedas que lo hicieron famoso y lo llevarían a perfeccionar  extraordinariamente  el  arte  cerámico.

alfarero Palissy

Bernardo de Palissy construyó su propio horno. Como era pobre tuvo que quemar leña prestada y, cuando ésta le faltó, fue echando a las llamas las maderas que sacaba de las sillas y de los pocos muebles que le quedaban.

Sus experimentos fracasaban siempre…

Una mañana, al levantarse del lecho, se sintió enfermo; estaba demacrado, pálido, más triste que de costumbre…

A pesar de todo, intentó la última prueba y apeló a un recurso, desesperado: arrancó las maderas del piso y las echó al horno; con los ojos afiebrados seguía ansiosamente la transformación del esmalte sobre la arcilla.

Su familia lo había abandonado creyéndolo demente, los vecinos lo acusaban de haber dejado su oficio por haraganería; sus hijos padecían hambre…

Pero después de dieciséis años de lucha llegó la recompensa, y, en aquel hogar azotado por la miseria, entraron la fortuna y la dicha.

La loza francesa comenzó a difundirse a principios del siglo XVII, impulsada por Carlos de Gonzaga, duque de Nevers, que había llamado a su provincia a un grupo de artesanos italianos.

En cuanto a la porcelana, sabemos que unos navegantes portugueses la descubrieron en China en el siglo XVI y trajeron muchas muestras que despertaron gran admiración, pero en vano se intentó imitarlas.

No se tenía la menor idea sobre la composición de la pasta, ni acerca del vidriado.

Se procedió a tientas hasta que, en 1695, la fábrica de Saint-Cloud produjo una magnífica porcelana parecida a la china, pero mucho más blanda.

En 1709, un químico alemán descubrió, por casualidad, el caolín.

Así nació la porcelana alemana e inmediatamente se abrió una fábrica en Meissen, Sajonia.

cerámica meisser alemana

Todavía no hemos dicho nada de América.

Cuando Colón llegó al Nuevo Mundo, los indígenas ya conocían la alfarería y el esmalte.

Algunas de sus vasijas podrían compararse con las de las  antiguas civilizaciones mediterráneas.

En México, aztecas y toltecas modelaban, esculpían y adornaban ánforas y jarrones de formas muy variadas.

En el Perú, los incas favorecían el desarrollo de una artesanía particularmente hábil, que se extendió mucho hacia el sur; los conquistadores se sorprendieron del alto grado de civilización que habían alcanzado estos pueblos.

ceramica inca

► La maravillosa rueda del alfarero se ha inventado muchas veces:

En todas partes se fabrica loza, sea de una clase, sea de otra.

El género y estilo dependen del ingenio de la gente de cada lugar, y la calidad, de la del barro disponible.

Antes de que existiese mucho comercio o cambio de productos entre países distantes, y, especialmente, de objetos tan frágiles como los de alfarería, toda comunidad importante que tuvo vitalidad intelectual suficiente para constituir un núcleo característico, desarrolló un estilo peculiar de cerámica y, en muchos casos, llegó a un alto grado de perfección en su manufactura, logrando no sólo satisfacer las conveniencias prácticas, sino también atender a la belleza, al gusto artístico.

Teniendo en cuenta estas circunstancias, es absurdo hablar de prioridad en el desenvolvimiento de esta industria.

La rueda o torno del alfarero, ese sencillo mecanismo que vino desde tiempos bien remotos en auxilio de la mano del hombre, surgió como cosa natural en muchos sitios distintos. Indudablemente, fue inventado en diferentes lugares y épocas, y con toda independencia en cada caso.

Los griegos pretenden haber sido los inventores; pero la útil rueda fue conocida por los egipcios y los chinos mucho tiempo antes de que los griegos aparecieran como pueblo de individualidad manifiesta.

Varias mitologías hablan de la rueda del alfarero como de un don hecho al hombre por los dioses.

En realidad, los dioses a que debió su nacimiento tan sencillo como beneficioso mecanismo, fueron la necesidad y la invención; y la rueda apareció tan pronto como fuu precisa, lo mismo en Egipto y en Caldea, que en China y en el Perú, ofreciendo un ejemplo notable de esa aspiración hacia mejorar, que, juzgada en globo por sus resultados, se llama progreso, y que es una marca de la mano de la Divinidad.

LA CERÁMICA HOY:

Convertir arcilla u otros materiales en porcelana fina, o incluso en ladrillos y tejas, es algo que requiere gran habilidad.

Básicamente, el proceso consiste en moldear la pieza con tierra amorfa, fijándose a continuación la forma por tratamiento térmico.

Lo que sucede es que, a altas temperaturas, los minerales que constituyen la arcilla pierden agua, modificándose sus estructuras.

Algunos se funden parcialmente, en particular los feldespatos y las micas; al enfriarse (vitrificación), la materia vitrea contribuye a mantener unidos los granos arcillosos, convirtiéndolos en un producto duradero y resistente.

En esto consiste el oficio y arte de la cerámica, una ocupación tan antigua como el hombre mismo.

El hombre primitivo se limitó a la fabricación de vasijas y otros útiles domésticos.

Hoy se hacen también materiales estructurales (ladrillos, tubos y tejas) y productos refractarios.

Las arcillas más puras, usadas en la fabricación de materiales cerámicos, son las arcillas de porcelana o de China (caolín), compuestas casi enteramente por mineral caolinita (un silicato alumínico hidratado).

La arcilla grasa (constituida por diminutos granos redondeados), se ha formado por la descomposición de los feldespatos, aunque los granos de caolinita han sidoy en este caso, trasportados desde las rocas de origen y depositados en otros lugares.

La arcilla grasa está constituida por granos más finos y más plásticos que las arcillas de China. Además, contienen otros minerales, como cuarzo y mica.

Una variedad de la arcilla grasa, con más sílice de la normal, es conocida con el nombre de arcilla de alfareros.

La arcilla refractaria, como su nombre indica, se usa en la fabricación de materiales muy resistentes al calor.

Se extrae de las rocas carboníferas, formadas hace 250 millones de años, que actualmente se encuentran  fosilizadas   en   los   suelos   pantanosos.

Además de los minerales del tipo caolinita, contienen mucha alúmina (Al2O3).

Esta última sustancia es la que da a las arcillas refractarias sus propiedades térmicas.

Las llamadas arcillas rojas y arcillas estructurales engloban compuestos de hierro, como impurezas.

Al calentarse en atmósfera de oxígeno, estos compuestos toman un color rojo-ladrillo.

Este tipo de arcillas es el más importante en la fabricación de materiales para la construcción.

A menudo, antes de moldear y cocer la arcilla se le añaden ingredientes no arcillosos.

El feldespato y la mica blanca son los más importantes.

Actúan como fundentes, bajando el punto de fusión de la arcilla, puesto que ellos funden muy fácilmente.

Durante el enfriamiento, el vidrio que se produce proporciona más dureza y cohesión al producto.

Los fundentes sirven también para dar a la pieza una resistencia extra, haciéndola impermeable al agua.

El mineral cuarzo, que se .añade como material de aporte, evita la excesiva contracción, cuando la arcilla se está secando y cociendo.

En la fabricación de cerámicas resistentes a las temperaturas muy altas no pueden usarse las arcillas refractarias comunes.

Se utilizan materias primas de característica no plástica, algunas de las cuales no se encuentran en la naturaleza y tienen que ser preparadas artificialmente.

Para los ensayos de los productos cerámicos refractarios se usan aparatos especiales; por ejemplo, instalaciones de rayos X, para comprobar la naturaleza de los componentes cristalinos, tanto de las materias primas como de los productos finales.

► ALFARERÍA:

Las primeras piezas de alfarería se hicieron de loza.

Las arcillas ordinarias se moldeaban hasta darles la forma definitiva, y se cocían a unos 1.200°C.

Como sólo hay presentes pequeñas cantidades de materiales vitreos (feldespatos y micas) durante la recristalización, la loza, al contrario que otros tipos de porcelana, es porosa y permite que los líquidos la atraviesen.

A pesar de esto, la loza puede hacerse impermeable vitrificando su superficie. Los lavabos y la porcelana económica se fabrican de este modo.

Las piezas de vajilla, incluidas las de mejor calidad, se hacen cociendo arcillas que tienen una considerable cantidad de fundentes naturales o añadidos.

La porcelana es blanca y se fabrica con arcillas de China (caolín), que contienen cuarzo y feldespatos, y a las que, a veces, se añade arcilla grasa (granular).

La cocción tiene» lugar a temperaturas comprendidas entre 1.200 y 1.400° C, con lo que se asegura una vitrificación máxima y, consecuentemente, una máxima impermeabilidad. Ésta es mucho más esencial para las porcelanas y utensilios eléctricos y químicos.

Estrictamente, la denominación de porcelana china se refiere sólo a la bella porcelana de huesos.

En su fabricación se mezcla la arcilla con fundentes y se añade una considerable cantidad de huesos calcinados de animales (fosfato calcico).

Las piezas así obtenidas son traslúcidas y muy bonitas.

►El Alfarero

alfarero

El alfarero contemplando una masa amorfa de arcilla colocada en su rueda y a la que puede dar a voluntad formas innumerables.

Utilizando sus manos y la rueda giratoria va modelando una vasija, ejerciendo al mismo tiempo presión interior y exterior sobre la masa.

La vasija va surgiendo bajo las diestras manos del obrero hasta tomar forma apreciable, pero no definitiva.

Al fin, mediante la delicada aplicación de la mano, la arcilla ha quedado definitivamente transformada en una vasija esbelta y elegante.

► MATERIALES CERÁMICOS PARA LA CONSTRUCCIÓN

Dos requisitos importantes que se exigen a los materiales de construcción son la cantidad y el bajo precio.

Afortunadamente, las arcillas impuras, apropiadas para la fabricación de ladrillos, tubos y tejas, son muy abundantes.

En primer lugar, las rocas arcillosas deben ser desmenuzadas en fragmentos pequeños. Antiguamente, este proceso se efectuaba apilando la arcilla y dejando que el tiempo hiciera el trabajo.

En la actualidad, los métodos de trituración mecánica y secado aceleran el proceso.

Para dar forma a la arcilla, ésta debe ser suficientemente plástica.

A veces hay que añadirle agua, para proporcionarle la consistencia adecuada. En el pasado, los ladrillos se moldeaban a mano. Actualmente, son máquinas las que realizan este trabajo.

La fabricación de ladrillos por el llamado método del alambre cortante hace necesaria una arcilla con un contenido del 15 al 20 por ciento de agua. Mediante unas paletas rotatorias, se fuerza a la arcilla a que salga, como una columna continua, a través de una boquilla de forma especial.

A continuación, esta columna pasa por una máquina que corta las piezas en el tamaño adecuado.

Con el método plástico – resistente («súff -plástic«), en la arcilla sólo es necesaria una cantidad de agua equivalente al 10 o al 15 %. Se fuerza a la arcilla laminada para introducirla en un molde cerrado y, después, es sometida a presión, mediante una máquina, con lo que se consigue un ladrillo de mejor calidad.

En los procesos semi-secos, sólo se necesita del 5 al 10 % de agua. La arcilla pulverulenta y húmeda se somete a presiones comprendidas entre 36 y 1.400 kg./cm2.

Esto proporciona gran cohesión a los constituyentes arcillosos.

Antes de someter los ladrillos a cocción es necesario secarlos. De otro modo, la rápida eliminación de agua produciría una contracción excesiva, con el consiguiente cuar-teamiento.

La atmósfera existente en el horno influye notablemente en el color de los ladrillos.

La abundancia de oxígeno produce la oxidación de algunos compuestos férreos, que lo colorean de rojo.

Reduciendo el oxígeno adquiere un color azul, mientras que, con una cantidad mediana de oxígeno, el producto es parduzco.

A los tubos usados en los drenajes y alcantarillas se les da forma haciendo salir la arcilla plástica a través de una abertura adecuada.

Las tejas se hacen también por extrusión; después, se cortan en tiras, a las que se da la forma curva por presión, antes de cocerlas.

► REFRACTARIOS

Los productos cerámicos que no se funden a altas temperaturas (por encima de los 1.000° C.) son llamados refractarios. Un grupo de refractarios es el formado por los ladrillos resistentes al calor, que se usan para recubrir los hornos.

Estos ladrillos deben tener también una cierta resistencia mecánica, e incluso, a veces, ser resistentes al ataque de distancias químicas fundidas.

Los refractarios ácidos son ladrillos especíales, usados para recubrir chimeneas domésticas y fábricas de gas, donde no son atacados por sustancias químicas básicas.

Como materia prima se usa la arcilla refractaria (cocida a 1.400° C.) o la sílice.

Ésta, que se presenta en la naturaleza en forma de arena, es sometida a presión, para darle forma, y se le añade algo de cal, para mantener la cohesión.

Cociéndolos a una temperatura de 1.400° C, los cristales de sílice adquieren una consistencia que no se altera con las altas temperaturas.

Cuando las piezas tienen que estar en contacto con sustancias químicas básicas, como ocurre en los hornos para la fabricación de hierro y acero, se usan refractarios básicos. Éstos podrían ser corroídos por las sustancias acidas.

Un refractario básico corriente es la dolomita (carbonato doble de calcio y magnesio).

La magnesita (carbonato de magnesio) sirve también para el mismo fin. Hay yacimientos de este mineral en muchas partes del mundo y también puede ser extraído del mar.

En el trabajo científico y en la industria, a veces son necesarios objetos particularmente fuertes y resistentes, que puedan soportar enormes temperaturas y también cambios bruscos de ésta (choques térmicos). Incluso las arcillas refractarias y otros refractarios corrientes pueden ser inadecuados.

Debe usarse un nuevo tipo de materia prima. Para estos fines, tienen gran valor ciertos carburos y nitruros, preparados artificialmente, así como los óxidos de los metales aluminio, berilio, magnesio, torio y circonio.

El óxido de aluminio (alúmina) combina una gran resistencia térmica (punto de fusión: 2.050° C.) con una gran dureza y una notable resistencia eléctrica.

Por ello, se usa en la fabricación de herramientas para cortar y como material aislante, para las bujías de encendido en los motores. Incluso, se aplica en partes vitales de los cohetes espaciales.

El óxido de berilio se utiliza como envoltura resistente al calor, para recubrir las varillas de metales radiactivos usados en los reactores atómicos.

Para la química y la metalurgia de altas temperaturas son esenciales los aparatos hechos con.estos óxidos resistentes al calor (el óxido de circonio no. funde hasta los 3050° centígrados).

Para moldear los materiales no plásticos, se les añade alguna sustancia orgánica, la cual, al darles cohesión, evita que la pieza se desintegre mientras está blanda. Durante la cocción, esta sustancia orgánica es destruida y sólo quedan los componentes del material no plástico sinterizados, es decir, fuertemente unidos.

Fuente Consultada
TECNIRAMA La Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología N°107  Productos Cerámicos
LO SE TODO Historia de la Cerámica

► LECTURA COMPLEMENTARIA:

Clases de cerámica que se mezclan y funden al encontrarse: Los objetos de cerámica pueden dividirse en tres grupos: de barro cocido a poco fuego y sin vidriar; de barro cocido a alta temperatura, hasta la vitrificación interna de la masa; y de porcelana.

Los productos del primer grupo son porosos v comprenden desde los tiestos comunes para plantas y de las vasijas ordinarias de loza basta, porosa, hasta los de china blanca; los del segundo grupo son duros, vitrificados en su estructura y pueden ser decorados mediante un vidriado exterior o barniz a fuego, tales son los objetos de gres.

La porcelana, que forma el tercer grupo, puede ser hecha con pasta blanda o con pasta dura; con esta última, resulta la verdadera porcelana, que es blanca, vitrificada y trasluciente.

El barro cocido del primer grupo, cuando es blanco, y la porcelana, exigen la arcilla de la mayor pureza.

Considerando en conjunto las varias formas y clases de cerámica en el pasado y en el presente, se aprecia que cualquiera que sea el nombre con que cada tipo se designe o el lugar del origen, seis circunstancias determinan su calidad.

Está, en primer lugar, la arcilla empleada o los materiales que con la arcilla se mezclan para darle las características necesarias.

La cerámica primitiva ha dependido casi enteramente, en cuanto a su color y consistencia, de la naturaleza de la arcilla de la localidad en donde se operase.

La supremacía de China respecto a la porcelana se marcó desde un principio por disponer de arcillas de extraordinaria pureza y por la excelencia de la manipulación, a causa de la gran habilidad operatoria conseguida por una minuciosa subdivisión del trabajo.

Las cartas que desde China escribió el misionero jesuíta P. d’Entrecolles, que fué el primero en describir a los europeos con todo detalle los métodos empleados por los manufactureros chinos a principios del siglo XVIII, consignan que la mejor loza china sólo podía fabricarse en ciertos lugares, y que los intentos hechos para atraer los obreros de aquellos sitios a localidades diferentes dieron por resultado el que los obreros trasplantados fracasasen en su obra.

Pero, actualmente, el alfarero no está adscrito a la arcilla como no sea cuando solamente elabora productos muy inferiores; hoy día, la localización de una fábrica de cerámica está determinada por otras muchas consideraciones distintas de la naturaleza de la arcilla que se le proporcione. Viene después el modo de preparar la arcilla, a fin de darle la composición y consistencia que corresponden a la calidad que se apetezca.

Esto se hace, en lo fundamental, siguiendo los mismos métodos que estaban en uso hace dos mil anos.

El P. d’Entrecolles refiere que, en el caso de las clases más finas de porcelana china, un cabello o un grano de arena que se deje en la pasta, puede echar a perder todo el trabajo de la obra más esmerada.

Sigue luego fijar el tamaño, forma y dibujo del artículo que haya de fabricarse.

El hombre primitivo elaboró ya vasijas de gusto artístico, esbeltas, elegantes y graciosas, antes de la invención de la rueda.

Así, los indios primitivos, preparaban la arcilla formando con ella largas tiras, a modo de longanizas, que arrollaban para formar la vasija, uniéndolas o soldándolas por presión, y alisando o decorando el exterior mediante toscos utensilios.

En todos los países y en todos los tiempos, se ha manifestado cierta disposición a repetir dibujos convencionales, resultando que los mismos tipos sencillos del arte cerámico han sido producidos independientemente por muchos artífices distintos.

El repetido P. d’Entrecolles menciona que en el centro donde se manufacturaba la mejor porcelana china, en los días más florecientes de aquella industria de reputación universal, en elaboración de un solo objeto intervenían, sucesivamente, hasta 17 operarios y, con frecuencia, el mismo objeto era ía-bricado por partes separadamente.

El resultado fue caer en la rutina y no poder crear nuevos tipos, nuevas formas y di bujos nuevos.

Nadie podía modelar y terminar una obra que presentase novedad en el conjunto; y cuando la porcelana llegó a utilizarse para hacer regalos o presentes a los reyes y el emperador de la China dio orden para que los objetos fabricados representasen ideas sugeridas por el mismo emperador, fué imposible representar con la cerámica tales ideas, y algunos de los obreros chinos convertidos al cristianismo pidieron al misionero jesuíta que interpusiera su gran influencia para que se revocase la orden imperial.

• La obra es tan delicada que la menor equivocación la estropea e inutiliza

La fase que después hay que considerar, común a todo trabajo cerámico, es la cocción de la arcilla ya moldeada.

Esta operación se efectúa, generalmente, por dos o tres veces, según se explicará más adelante; y lo peligroso de ella, en el caso de obras delicadas, como cuando se trata de porcelana fina, explica hasta cierto punto lo costoso de los objetos fabricados

Aunque parezca que todo marcha bien, es lo más probable, al abnr el horno, encontrarse con que el trabajo se ha perdido, a menos que en todas las operaciones anteriores se haya cumplido exactamente con todas las precauciones precisas.

La menor diferencia en cuanto a la composición adecuada de la mezcla arcillosa, el menor exceso o delecto en la temperatura del horno, la demasiada rapidez en el caldeo o en el enfriamiento, todo puede ser causa de que se estropee el total o gran parte de lo contenido en el horno.

En realidad, han sido precisos muchos años de experimentación y muchos gastos para llegar a aprender los secretos del arte cerámico moderno, cuyos productos, hechos indelebles por su bautismo de fuego, son la admiración de todos.

Intercalado con las sucesivas cocciones, se practica el vidriado o esmaltado, operación que tiene por objeto dar lustre a la superficie de los objetos y privarles de porosidad.

El uso del vidriado de la loza ha sido conocido desde tiempos bien remotos, como se aprecia en la antigua cerámica egipcia, aunque sus vidriados alcalinos sean muy inciertos.

Para la loza ordinaria, el material más geneíalmente empleado es la galena o sulfuro de p’omo (llamada por esto «alcohol de alfareros»); para la porcelana dura se emplea el feldespato ortosa no alterado («petuncé»), y para la loza fuerte, como el gres, la sal.

El colorido y los dibujos se dan unas veces bajo el vidriado, y otras, sobre éste. La loza que se deja sin vidriar se llama «bizcocho». Después que se ha efectuado el vidriado se practica una nueva cocción.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Moderna de Conocimientos Universales Tomo III – Editores W.M. Jackson , Inc. Capítulo 24 – La Cerámica –

El Azufre: Usos, Caracteristicas y Propiedades – Métodos de Obtención

El Azufre: Usos, Características y Propiedades

El azufre es el elemento N° 16; como ya se explicó, ello significa que sus átomos poseen 16 electrones, equilibrados por otros tantos protones del núcleo. Los electrones del átomo de azufre forman 3 capas u órbitas: la primera se completa con 2 electrones, la segunda con 8 y la tercera también con 8, pero sólo contiene 6.

Por esta razón, el azufre es un elemento activo, que procura capturar los 2 electrones que le hacen falta o bien compartir los suyos con otro átomo, hasta lograr alcanzar su equilibrio.

El azufre se conoce desde la prehistoria; Lavoisier estableció, en 1777, su carácter de elemento simple. Se combina con la mayoría de los demás elementos. Si éstos poseen un exceso de electrones (como los metales), los apresa y forma uniones electrovalentes; si el otro elemento presenta una carencia de electrones (como los no-metales) ambos átomos comparten  algunos electrones periféricos y  forman

FUENTES NATURALES
El azufre nativo (sin combinar) se encuentra siempre en regiones donde hay o hubo actividad volcánica. Los mayores depósitos conocidos son, con mucho, los de Texas y Luisiana, en los Estados Unidos; también son importantes los de Japón, México y Sicilia, donde aún brota de los volcanes.

azufre natural

LOS TRES MÉTODOS DE OBTENCIÓN
El más importante es el procedimiento Frasch, que se emplea en los enormes depósitos de azufre casi puro, situados a 300 m. de profundidad, en Texas y Luisiana (las capas arenosas intermedias están impregnadas de gases tóxicos que impiden el acceso directo). Se introducen tres tubos concéntricos, cuyos calibres son respectivamente de 15, 10 y 3 cm.

Por el caño exterior se inyecta vapor sobrecalentado y a presión (165°C), que funde el azufre y mantiene el calor de los dos tubos interiores. Por el conducto menor se insufla aire comprimido, y por el espacio intermedio asciende una mezcla espumosa de azufre fundido, agua y aire, que se acopia en grandes depósitos.

Allí se enfría y solidifica. La pureza del producto supera el 99 % y está libre de arsénico, selenio y teluro. En el antiguo método siciliano de los calcaroni, se apila la roca de azufre sobre suelo inclinado y se enciende el vértice del montículo.

El calor de la combustión funde el resto del azufre, que se acumula en el punto más bajo donde se solidifica en moldes. El procedimiento es lento, el rendimiento, pobre (casi el 40 % del azufre se consume como combustible) y el producto, relativamente impuro. Se lo refina por destilación en grandes hornos de ladrillos, en cuyas paredes se condensa la denominada flor de azufre.

El procedimiento Claus utiliza el gas sulfhídrico (SH2), subproducto de muchas industrias, tales como las coquerías. Consiste en despojar a dicho gas del hidrógeno que contiene, a fin de liberar el azufre. Esto se obtiene mediante el oxígeno, que forma agua (H20) con el hidrógeno. Se emplea óxido de hierro para acelerar la reacción. También se puede privar al gas sulfuroso (SO.,) de su oxígeno, mediante el carbón de coque, que forma entonces anhídrido carbónico   (C02).

EXISTEN MUCHAS FORMAS DE AZUFRE
La mayoría de las sustancias cristaliza de una sola manera; pero el azufre se ordena según varias estructuras, llamadas estados alotrópicos. Por debajo de los 95°C la única forma estable es la rómbica, que funde a 112°8C y cuyo color es amarillo limón; a temperaturas normales, todos los demás estados alotrópicos se transforman paulatinamente en cristales rómbicos.

La forma monoclinica estable entre 95°C y 119°C (que es su punto de fusión), se   presenta   fácilmente,   como   finas   agujas,   si   se enfría con rapidez azufre fundido en un recipiente pequeño. Cuando se echa el elemento hirviente sobre agua fría, se obtiene azufre plástico, formado por largas moléculas que se disocian en pocas horas.

A 445 °C el azufre se convierte en vapor, cuyas moléculas constan de sólo 2 átomos; si entonces se lo enfría bruscamente, se obtiene azufre púrpura. de idéntica estructura  molecular.

azufre en polvo

EL AZUFRE LÍQUIDO
El azufre fundido es una de las pocas sustancias cuya viscosidad aumenta con la temperatura. Al principio, es un líquido móvil y amarillo pajizo; poco a poco se vuelve pardo oscuro y forma una masa espesa; pasados los 200° se ennegrece y nuevamente aumenta su fluidez. Su vapor es rojizo, pero al elevarse la temperatura tiende a ser amarillo claro.

COMPUESTOS NATURALES
Son principalmente los sulfatos y sulfuros. Entre los primeros, que contienen oxígeno, se cuentan el veso (sulfato de calcio), el blanco fijo de las pinturas (sulfato de bario), el sulfato de sodio y el sulfato de magnesio.

A los segundos, que no contienen oxígeno, pertenecen la galena (sulfuro de plomo), las piritas (sulfuro de hierro), la blenda (sulfuro de cinc), el cinabrio (sulfuro de mercurio), el gas sulfhídrico (sulfuro de hidrógeno, que huele a huevo podrido) v el sulfuro de alilo (característico del ajo).

Casi todas las proteínas contienen vestigios de azufre; las sustancias de olor más repulsivo y penetrante son los mercaptanos, compuestos orgánicos del mismo elemento. Los gases extremadamente fétidos son útiles en los laboratorios de análisis, porque permiten percibir rastros infinitesimales de azufre.

IMPORTANCIA  INDUSTRIAL
El uso principal del azufre es la elaboración de ácido sulfúrico, base de toda la industria química. El elemento libre sirve para fumigar plantaciones y vulcanizar el caucho (actualmente se prefieren algunos compuestos orgánicos). El sulfuro de carbono es el solvente de elección del fósforo y del mismo azufre. Con el oxígeno arde fácilmente y forma gases (sulfuroso, sulfúrico), materia primera del  ácido sulfúrico.

Fuente Consultada
TECNIRAMA N°18 La Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnología (CODEX)

Sonidos de los Insectos-Como generan su canto?

Sonidos de los Insectos
¿Como generan su canto?

EL CANTO DE LOS INSECTOS: El chirrido de langostas y saltamontes es un sonido familiar para cualquier persona que esté acostumbrada a salir al campo en verano. Pero cada vez se lo escucha con menor frecuencia, debido a que el empleo de los insecticidas sintéticos y al cambio climático está eliminando una gran cantidad de insectos útiles y atractivos. Los saltamontes son, tal vez, los insectos músicos más conocidos, aunque su sonido no puede competir en volumen con el de la cigarra.

Estas últimas son los insectos más ruidosos y pueden mantenerse «cantando» estridentemente durante largo tiempo. Pertenecen al orden de los homópteros, y son comunes en las partes meridionales de Europa y en muchas otras regiones   del   mundo.

A   veces,   se   congregan de a miles en los árboles y en los arbustos, y arman tal ruido que quien está en el bosque se siente aliviado al alejarse. No hay mejor prueba que ellas acerca de que los insectos pueden producir sonidos. Aunque los variados sonidos que los insectos producen no sean exactamente musicales, existen grandes semejanzas de emisión entre la forma como lo hacen los insectos y los instrumentos de música.

Los saltamontes y los grillos producen los sonidos mediante el frotamiento de dos partes de su cuerpo, lo cual da lugar a vibraciones. Esto se llama estridulación o chirrido. Los insectos estridulantes se corresponden con los instrumentos de cuerda de una orquesta, que suenan cuando se pasa el arco por dichas cuerdas o se las tañe. Los insectos tamborileros están representados por las cigarras, que poseen finas membranas capaces de comportarse como la piel de un tambor, vibrando cuando son distendidas por los músculos.

Hay algunos insectos que emiten sonidos haciendo entrar o salir aire de su. cuerpo, y que equivalen a los instrumentos de viento de una orquesta. Además, existen otros sonidos que no son ocasionados por mecanismos especiales, sino que resultan de la consecuencia incidental de otras actividades. Un buen ejemplo de esto es el zumbido producido por las vibraciones rápidas de las alas de los insectos voladores.

INSECTOS ESTRIDULANTES
La mayoría de los sonidos que producen los insectos tienen lugar por frotamiento de una parte del cuerpo (el raspador) contra otra (la lima). Este método es muy común en los ortópteros (saltamontes, langostas y grillos).

La facultad de emitir estos sonidos está generalmente limitada al macho de cada especie, y, probablemente, tiene que ver con la búsqueda de compañera. En los saltamontes de antenas cortas, el canto se produce por frotamiento de las patas traseras contra las alas.

insectos

Saltamontes de Antenas Corta. Es un efecto como cuando pasamos una cartulina sobre las puas de un peine.

insectos

Grillo Común

Hay, en aquéllas, una serie de pequeños salientes que, al frotarlos contra los bordes duros de las alas, dan lugar a unas vibraciones, que se trasmiten como los demás sonidos. Se puede obtener un ruido parecido raspando las púas de un peine contra el borde de un trozo de cartón.

Los grillos y los saltamontes de antenas largas producen sonidos frotando los bordes de las alas anteriores entre sí. Aparte de esta forma de producirlos, hay muchas otras variantes. Las distintas especies emiten, a menudo, sonidos característicos, que difieren en la duración, en la frecuencia de su repetición y en el tono. Los entendidos pueden diferenciar las especies con sólo escuchar su «canto», y las técnicas modernas de registro de sonidos permitieron a los científicos analizarlos, puesto que, a veces, son muy complicados.

Cada chirrido es una emisión de sonido producida por el paso del raspador sobre la lima. Este sonido contiene varias oscilaciones, una por cada diente, o saliente, que pasa por la lima. Las vibraciones producidas se trasmiten a otras partes del cuerpo, y dado que estas partes vibran con distintas frecuencias, el sonido tiene varias frecuencias diferentes. Cuanto más pequeño es el cuerpo vibrante, más agudo es el tono de la nota resultante.

Otra característica interesante es la manera en que la temperatura influye en el sonido. En las tardes de verano, los saltamontes chirrían con mucha rapidez, pero la intensidad de la repetición va decreciendo a medida que el aire se enfría y llega la noche. Hay algunos escarabajos, chinches y hormigas que también chirrían. Los órganos que utilizan para ello son las alas, las patas o el cuerpo. En varios casos, los dos sexos pueden poseer la facultad de «cantar».

INSECTOS TAMBORILEROS
La capacidad de producir sonidos por medio de membranas vibrantes sólo se encuentra en las cigarras y algunos insectos parecidos. A cada lado de la parte delantera del abdomen poseen una membrana circular curvada (el timbal), que se corresponde con la piel de un tambor.

El sonido no se emite por golpeamiento de la membrana, sino por el rápido doblamiento de estay hacia dentro y hacia fuera. Hay un músculo unido internamente a la membrana que, al contraerse, la atrae hacia dentro. Así se produce un sonido, de la misma forma que se hace sonar una tapadera de hojalata con los dedos, abollándola hacia dentro y hacia fuera.

insectos

Saltamontes de Antenas Largas, frota sus alas

Cuando el músculo se relaja, la membrana se curva hacia fuera, produciendo un nuevo sonido. El músculo se contrae y se relaja alternativamente unas 100 o más veces por segundo. Para el oído humano, esta rápida oscilación de la membrana se presenta como un sonido agudo y continuo, parecido al emitido por un aparato de radio mal sintonizado. Sólo en unas pocas especies de cigarra, también las hembras «cantan».

insectos

Cigarra, tiene una membrana que vibra en su cuerpo

La clase de sonido varía según las especies. Otra forma de tamborileo es la producida por insectos que golpean cierta parte de su cuerpo contra algún objeto. El insecto más conocido de esta clase es la carcoma (xestobium), coleóptero llamado reloj de la muerte o carcoma peluda. Los adultos de esta especie golpean, con su cabeza, la madera dentro de la cual viven. Parece ser que este ruido atrae a los individuos del otro sexo.

SONIDOS  EMITIDOS POR OTROS  INSECTOS
Algunas moscas pueden producir sonid haciendo entrar o salir cierta cantidad de aire por sus poros respiratorios (espiráculos). Hay unos flecos de tejido que vibran cuando el aire pasa junto a ellos, dando lugar al sonido. La gran mariposa de la calavera (Acherontia átropos)tiene una rara habilidad:   produce sonidos por medio de la porción delantera del canal alimenticio, la espiritrompa; en ello hay un cierto paralelismo con lo que ocurre en la laringe de los seres humanos.

Muchos insectos producen sonidos al volar, debido a la rápida vibración de sus alas y, en algunos casos, a las vibraciones del esqueleto externo duro, causadas por los movimientos del vuelo. Cuanto mayor es la frecuencia del aleteo, más agudo es el tono producido, pero no existe una relación simple entre ellos, ya que hay otros factores implicados.

Se sabe todavía muy poco acerca de la misión que pueda desempeñar el ruido producido al volar, pero las nuevas técnicas fotográficas están contribuyendo a que los biólogos puedan comprenderla. Parece ser que el producido por la hembra del mosquito, al volar, atrae al macho, que detecta el ruido con sus antenas plumosas.

Fuente Consultada:
Revista TECNIRAMA Enciclopedia de la Ciencia y la Tecnologia N°96

Trufas Negras Y Blancas Cultivo y Recolección de trufas Produccion

Trufas Negras Y Blancas
Cultivo y Recolección de trufas Produccion

Las trufas constituyen un género de hongos que, a pesar de incluir pocas especies, crecen en casi todos los países de temperatura demente. Prefieren, sobre todo, los suelos arenosos y arcillosos. Sus más grandes amigos son las encinas y los castaños. Huyen de la claridad del día y vegetan en la tierra, a una profundidad de 15 a 20 cm., en donde se reproducen, como los demás hongos, por medio del micelio.

TRUFASLa trufa se caracteriza por un receptáculo carnoso, más o menos globuloso, de superficie lisa o con verrugas, compacto en su interior, indehiscente (esto quiere decir que está sólidamente encerrado en sí mismo, que no se abre espontáneamente), y que presenta esporas encerradas en esporangios redondos u ovoides.

Cuando es grande, está recubierta, en general, de verrugas prismáticas más o menos salientes. Pues este ser tan exquisito no hace gala de ninguna coquetería. Si se la corta, presenta a la vista una carne jaspeada recorrida por dos minúsculos sistemas de venas blancas, grises o de otro color que puede variar.

La trufa gris (Lycoperdon tuber sibarium peidomontam), llamada también trufa de ajo, es redonda, alargada y de superficie lisa. Se la emplea a menudo como condimento. Se la encuentra principalmente en Italia, en las regiones piamontesas de Acqui, de Alba, de Mondovi, de Chieri… Llegada a su madurez, exhala un exquisito aroma apreciado por todos los olfatos, aun los más delicados. Se produce su aparición (si es que puede emplearse esta palabra tratándose de un habitante que se esconde en el subsuelo) en el mes de julio (nos referimos a Europa, que es donde abundan), pero solamente el tiempo le conferirá esas preciosas cualidades que la hacen tan cara a los más exigentes “gourmets”. Pierde, así, toda discreción, pues su aroma se expande fuera de la tierra, delatando su presencia.

Los egipcios ya las conocían y eran muy apreciadas en su cocina. Las comían rebozadas en grasa y cocidas en papillote. Los griegos y los romanos les atribuían virtudes afrodisíacas, más que gastronómicas. En la Edad Media eran vistas como una manifestación del demonio debido a su color negro y a su aspecto amorfo, al lugar donde se encontraban (bosques de brujas y hechiceros) y al hecho de ser afrodisíacas. Razones de peso para que cayeran en el olvido, prueba que queda patente en los libros de cocina de la época, donde no aparece como ingrediente de ninguna receta.

La trufa negra (Lycoperdon tuber síbarium nigrum) debe su fama a la exquisitez de su gusto. Cuando es joven se llama trufa blanca, y hay que respetar su existencia, pues no está en edad de ser comida; pero al lograr su perfecto estado de madurez constituye una de las maravillas de la naturaleza. Crece entre octubre y febrero (Europa), como la trufa colorada (Lycoperdon tuber sibarium), cuyo aroma agresivo la hace menos apetecible que las otras. En ciertas regiones se encuentran también trufas pardas de piel lisa, cuyo olor recuerda el almizcle.

En Sicilia crece una trufa globulosa, blanca como la nieve (Niveum), que enriquece muchos platos regionales. Actualmente se cultiva también en las provincias del Norte de Italia. El Sudeste de Francia es muy renombrado como gran productor de trufas; se encuentran también en Alsacia y en el Delfinado; pero las trufas que enorgullecen a Francia son las de Quercy o de Périgord.

Su Búsqueda: Para buscarlas se emplean comúnmente perros de caza o cerdos, en razón de la sensibilidad de su olfato. El inconveniente principal es que el cerdo, al percibir el olor de las trufas, se abalanza sobre ellas para devorarlas, siendo necesaria mucha atención para impedírselo. Después de haber sido recogidas se conservan en tierra o en arena seca.

Busqueda de trufas con cerdos

Otra forma muy conveniente de presentarlas es conservadas en grasa. Los faraones conocían ya las trufas y las servían en sus banquetes, mientras que los romanos las hacían traer de Libia para sus festines. Los atenienses las comían crudas, o cocinadas bajo la ceniza y envueltas en tocino, pero acompañadas siempre con vino de Chio.

AMPLIACIÓN DEL TEMA:

UN VERRUGOSO y subterráneo honguito es uno de los manjares más caros y de mayor demanda en el mundo. Es la trufa francesa de Périgord, cuyo exquisito aroma y delicado sabor de almizcle han sido apreciados por los gourmets desde la época de los romanos. La trufa de Périgord tradicional, que se mezcla en rebanaditas con el paté de hígado de ganso, es negra, pero existe una variedad blanca, aún más rara.

Encontrar trufas es un arte. Los esquivos hongos crecen a cierta profundidad del subsuelo, entre las raíces del roble. En la superficie hay muy pocas señales que guíen al buscador de trufas, fuera de una grieta en el suelo producida por un espécimen muy grande, o la nube de las pequeñas y amarillas moscas de la trufa, las cuales depositan sus huevecillos sobre el hongo y le sirven diseminando sus esporas.

Pero es más fácil localizar la trufa por el olfato, y los mejores detectores son los cerdos, si bien les siguen de cerca perros especialmente entrenados. Los sabuesos de trufas de la provincia de Piamonte, al norte de Italia, donde se halla una fina trufa blanca, son muy hábiles. En Rusia, cabras e incluso oseznos participan en la búsqueda.

Desafortunadamente, los hongos, que requieren de siete años para madurar, sólo resultan comestibles durante una semana. Se los puede guardar en aceite, o congelar, pero las trufas en conserva pierden mucho de su extraordinario aroma. Los precios varían desde 880 dólares por kilo de trufas negras de Périgord hasta más de 2 330 dólares por kilo de la variedad blanca. Con estos precios, una rebanada de pastel de trufas de la variedad negra costaría cerca de 44 dólares, y 110 dólares si fuera de la blanca.

Video Sobre El Mundo de las Trufas

(Fuente Consultada: Sabía Ud. Que…? Rearder´d Degest)

Historia de la Papa: Origen, Propiedades, Cultivo y Recolección

Historia de la Papa Propiedades, Cultivo y Recolección

En el año 1541, unos oficiales españoles que exploraban el territorio peruano se sorprendieron ante unos sembrados desconocidos para ellos. En efecto, ante sus ojos se extendían, hasta donde la vista alcanzaba, unas plantas pequeñas, de hojas ligeramente plateadas, con flores blancas y bayas amarillas.

Pensando que estas plantas se cultivaban por sus frutos, probaron las pequeñas bayas (no más grandes que una nuez); las encontraron muy amargas, y su jugo viscoso les dejó en la boca una impresión tan desagradable, que no dudaron fueran tóxicas, y creyeron que los indígenas las usaban para emponzoñar sus flechas.

Alarmados por semejante descubrimiento, que les hacía ver a los pacíficos indios del Perú como peligrosos enemigos, decidieron destruir las plantaciones.

Pero cuando días más tarde volvieron al lugar, encontraron a mujeres y niños ocupados en la cosecha, y se asombraron muchísimo al ver que arrancaban las plantas y luego las quemaban, pues no era por las bayas que los indígenas las cultivaban, sino por una especie de tubérculo parduzco próximo a las raíces. A la hora del almuerzo, algunas mujeres pusieron a cocinar estos misteriosos tubérculos en unas marmitas llenas de agua. Los españoles se aproximaron y pidieron probar esta extraña. comida, que los peruanos llamaban “pappa”.

La papa se cultiva en más de 100 países, en clima templado, subtropical y tropical. Es esencialmente un «cultivo de clima templado», para cuya producción la temperatura representa el límite principal: las temperaturas inferiores a 10° C y superiores a 30° inhiben decididamente el desarrollo del tubérculo, mientras que la mejor producción ocurre donde la temperatura diaria se mantiene en promedio de 18° a 20° C.

La encontraron mucho más agradable de lo que suponían y comieron hasta quedar satisfechos. Los españoles llevaron a su país algunos tubérculos; los plantaron y observaron que se aclimataban fácilmente.

Gracias a la papa, el pueblo español, empobrecido por las guerras de Felipe II, pudo luchar contra el hambre. No fueron necesarios más de veinte años para que el cultivo de esta planta exótica se extendiera por toda la península ibérica. En el año 1565, el capitán inglés J. Hawkins intentó introducir la papa en Irlanda, pero no tuvo éxito.

En 1568, Inglaterra brindó mejor acogida a estos tubérculos, importados por Francisco Drake a su regreso de América del Norte, y pronto se los cultivó en el sur del territorio. En 1592, Gaspar Bauhin alentó a unos cuantos agricultores franceses, que lograron un gran éxito con el nuevo cultivo. Pero pronto se extendió la noticia de que la papa era un alimento peligroso, con lo cual se abandonaron los ensayos.

Parece que el mismo rumor se propago del otro lado de la Mancha, ya que sólo en el siglo XV se cultivó definitivamente la papa en Gran Bretaña, adonde el almirante Walter Raleigh había llevado nuevas variedades. Según Humboldt, la papa no fue cultivada en gran escala sino a partir de 1717 en Sajonia, de 1728 en Escocia y de 1738 en Prusia. Respecto a Francia, el precioso tubérculo era aún una rareza en 1763.

Sólo veinte años más tarde su uso se extendió. Algunos franceses la llamaron “parmentiére”, ya que es al empeño del farmacéutico Parmentier a quien deben su difusión. Deseoso de popularizar la papa, el rey de Francia Luis XIII pidió a los nobles que ludieran su flor en el ojal y cultivaran esta planta en sus posesiones. La papa (Solanum tuberosum) . pertenece a la familia de las solanáceas. Se reproduce por semillas o por tubérculos.

Las variedades nuevas se logran por semillas, pero por este procedimiento se demora mucho tiempo en obtener el producto. El segundo procedimiento se practica plantando el tubérculo entero o trozos de éste, siempre que cada uno tenga el brote correspondiente. La planta se desarrolla en dos direcciones: por encima de la tierra, las ramas se adornan de pequeñas hojas y más tarde de florecillas blancas, amarillas o violetas, que dan frutos (o bayas) verduscos o amarillentos, llenos de pepitas minúsculas.

Las papas semilla por lo general son el insumo más costoso en la producción de papas, y representa del 30% al 50% de los costos de producción. En las partes del mundo en desarrollo donde no hay un sistema oficial de suministro de semillas, los agricultores han creado sus propios métodos de selección de los tubérculos semilla: venden las papas más grandes para obtener efectivo, consumen en casa las de tamaño medio y conservan las más pequeñas como futuro material de siembra.

Al mismo tiempo, las raíces se alargan y desarrollan los estolones, que son particularmente ricos mi almidón y en sustancias nitrogenadas. Existen numerosas variedades de papas: según su forma, son redondas, cilíndricas o achatadas; por su color, son blancas, amarillas, rosadas, rojas o violetas, y según la época de maduración, son precoces, semiprecoces o tardías… Para la reproducción por tubérculo se emplean en general papas del año anterior, cuidadosamente seleccionadas.

Cuando se practica la siembra, se mezclan semillas de dos tipos diferentes. La siembra se efectúa en tierras cuidadosamente preparadas, a una profundidad de 25 cm. y en pequeños surcos paralelos que inmediatamente se recubren de tierra. Protegidas del frío, las yemas crecerán a expensas del tubérculo que las nutre; pronto la plantita emergerá de la tierra, y comenzará a desarrollarse.

Ahora comienzan los peligros: las heladas y los vientos cálidos, que resecan las plantas, son igualmente temibles; un minúsculo hongo parásito amenaza a los tubérculos, los atrae y los transforma en una masa manchada y dura como la piedra, pues les absorbe toda el agua; las dóríforas, coleópteros de alas amarillas y rojas, con rayas negras, atacan con encarnizada voracidad las plantas de patata. Si el agricultor no está atento, puede llegar a perder toda su cosecha.


Imagen de:http://www.potato2008.org/es/lapapa/cultivo

Para arrancar las papas se elige el tiempo seco, con el fin de poder separarlas más cómodamente de la tierra que ]as envuelve. La papa se aclimata en casi todos los terrenos y se la puede cultivar en todas las regiones donde crecen los cereales. Esta característica ha hecho posible la siembra de papas hasta en Islandia.

PLAGAS Y ENFERMEDADES
Los cultivadores de popas tienen que luchar con un gran número de plagas y enfermedades. Puesto que son un alimento tan importante, hay regulaciones estrictas en relación con estas plagas y enfermedades. La más grave de todas ellas es lo enfermedad producida por hongos, denominada «mildiu» (también añublo, gangrena, niebla, etc.). El hambre que padeció Irlanda, en 1846, fue debido o la pérdida de la cosecha, atacada por esta plaga. Los primeros síntomas son la aparición de puntos pálidos en las hojas.

Estos puntos aumentan de tamaño y número, volviéndose color pardo. La formación de tubérculos se detiene, cuando está afectada alrededor de las tres cuartas partes de la hoja. Pocos campos escapan por completo al ataque del mildiu, aunque el grado de ataque depende del clima.

Una estación húmeda favorece el hongo, y puede haber un 75 % de mildiu a mediados de verano. La mitad de la cosecha se pierde entonces. Si su difusión no alcanza el 75 % en el último mes estival, las pérdidas son menores, ya que el crecimiento se’ detiene, normalmente, en esta época. Las hojas afectadas producen gran cantidad de esporas que infectan las plantas próximas y también caen al suelo.

Las esporas pueden infectar los tubérculos y, en este caso, la enfermedad se transmite al año siguiente. El cortado o quemado de la planta, antes de que progrese demasiado, reduce el riesgo de que se infecten los tubérculos. También es beneficioso rociar las hojas con un fungicida, cuando, se noten los primeros síntomas de la enfermedad (caldo bórdeles, «zinebe», caldo sulfocúprico). Es bien sabido que las papas que proceden de la misma simiente durante varios años degeneran y dan pequeños rendimientos. Los responsables son varios «virus» que, gradualmente, s« multiplican en las plantas.

El pulgón esparce los virus de planta en planta. En regiones septentrionales, las enfermedades debidas a virus se pueden remediar, ya que los áfidos no pueden vivir allí, por lo que dichas enfermedades son raras en esos lugares.

La «sarna verrugosa» o «sarna negra» determina que los tubérculos presenten protuberancias que los hace poco aceptables. Muchas variedades de papas son inmunes a esta enfermedad, que es producida por un hongo microscópico, y, por tanto, en las regiones donde se ha registrado la plaga sólo se deben sembrar dichas variedades. La plaga más importante es la «anguilulosis«, producida por el nemátodo llamado «gusano de la raíz de la papa», que ataca las raíces y debilita la planta.

Es común que las plantas se agosten en un día. Las raíces infectadas se cubren de una fina capa blanca o parda de puntitos, que no son más que quistes con muchos huevos. Los quistes pueden sobrevivir en el suelo durante varios años, y no deben cultivarse papas en la tierra infectada, por lo menos, en seis años. La desinfección de la tierra y una adecuada rotación de cosechas pueden evitar la proliferación de grandes cantidades de gusanos de la raíz.

El «escarabajo de la papa» es una plaga importante en América, de donde es originario, y en algunas regiones de Europa. Los escarabajos y sus gorgojos se alimentan de las hojas, por lo que toda la planta puede llegar a ser destruida.

En la Argentina, la papa es atacada, además, por otros insectos, tales como el bicho moro, la vaquita de San Antonio, la «pulguilla», diversas chinches, el alquiche, el gorgojo, el grillotopo, la «polilla de la papa», el gusano blanco (larva del bicho torito), y el «gusano alambre» (larva de diversos elatéridos).

PARA SABER MAS…
FUTURO CERCANO: LA PAPA PODRÍA SALVAR DEL HAMBRE AL MUNDO

En la mayoría de los países, la papa se considera una hortaliza común y corriente, ideal para absorber salsas y llenar el estómago. Sin embargo, se trata de uno de los alimentos más energéticos que existen y de alto valor nutricional (contiene carbohidratos, proteínas y aminoácidos esenciales). Es muy rica en potasio y nos protege de enfermedades cardiovasculares. En promedio, una papa contiene la mitad del requerimiento diario recomendado de vitamina C.

A lo largo de un año y bajo los auspicios de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), expertos de todo el mundo se reunieron para instaurar el Año de la Papa. Se convencieron entonces de su asombroso potencial: ¡este alimento podría ayudar a evitar el hambre de millones de personas asoladas por la pobreza en los países que cuentan con menos recursos!

Se calcula que para el año 2030 la población mundial crecerá en más de 100 millones de habitantes por año, y el 95 por ciento de esas personas vivirá en naciones pobres.

Una solución sencilla es aumentar la producción de papa. «La papa es el producto agrícola ideal para zonas con tierras de baja calidad pero con mano de obra abundante», afirma NeBambi Lutaladio, especialista en hortalizas de raíz y tubérculos de la FAO. «La papa crece rápidamente, tolera climas extremos y necesita muy pocos fertilizantes». Millones de campesinos ya han duplicado su producción de papas en los últimos 30 años.

La tendencia va en aumento. Ahora, el desafío es ayudar a los pequeños productores para que lleven sus cosechas a los mercados nacionales e internacionales. A diferencia de los cereales, la papa no es objeto de especulación en los mercados agrícolas mundiales: su precio depende de la oferta y de la demanda locales.

La papa, pues, podría proveer un suministro alimentario constante para los consumidores más vulnerables.
Perú ha declarado su intención de reducir la cantidad de trigo importado, que es muy caro, y estimula a su población a consumir pan de harina de papa. La India tiene planes de duplicar su producción de papa en los próximos cinco a 10 años, con el fin de aliviar la pobreza en la región noreste del país.

En China, la hortaliza podría convertirse en el producto agrícola alimenticio dominante en las tierras de cultivo. Y en Sudáfrica, McCain, el mayor productor del mundo de productos derivados de la papa, prevé la producción futura de éstas en forma deshidratada, y enriquecidas con macro y micronutrientes.

La papa forma parte esencial de una alimentación nutritiva, su comercialización es barata y su precio es accesible para la población más pobre. Más universal que nunca, la papa es el alimento del futuro. (Fuente Consultada: Revista Selecciones Julio 2009)

AMPLIACIÓN DEL TEMA: Actualmente, la papa o patata es un alimento importante en la dieta humana. Oriunda de América del Sur, se cultivó durante centenares de años, en Chile, Bolivia y Perú. Los españoles la introdujeron en Europa en el siglo XVI. La papa, solanum tuberosum, está relacionada con la dulcamara y la berenjena de la misma familia de las solanáceas. La planta suele tener una altura de medio metro, con flores pequeñas de color blanco o violeta pálido y corola en forma de estrella de cinco puntas.

Los tallos subterráneos engruesan y forman tubérculos, que constituyen las verdaderas papas. Éstos contienen alimentos de reserva, almidón y proteínas. Y cada uno de ellos presenta yemas que pueden originar nuevas plantas al año siguiente. Las flores de la papa producen semillas, aunque la cosecha comercial se obtiene de los tubérculos de la temporada anterior. La semilla se usa solamente cuando se trata de obtener variedades nuevas.

Como medio de propagación de la papa se usan los tubérculos de pequeño tamaño. Cada uno posee un NÚMERO de yemas u «ojos», que constituye un pequeño brote y puede dar lugar a un vástago completo. Si se cortase cada «ojo» con una parte del tubérculo y se plantase, podría producir una nueva planta. Se hacen germinar los tubérculos antes de plantarlos. Se los esparce sobre bandejas y se los coloca a unos 4°C.

Esto favorece el crecimiento de las yemas y pueden ganarse unas dos semanas de tiempo, aumentando, además, el rendimiento. Existen muchas variedades de papas, divididas por su tamaño, forma, color, época de maduración, etc. Por la época pueden ser tempranas, semitempranas, semitardías y tardías. Se cultiva en zonas de clima preferentemente templado y algo fresco. Se plantan casi siempre en surcos hechos con el arado, después de remover bien y rastrillar la tierra.

Los surcos deben estar separados entre sí unos 60-70 cm. Las papas se plantan en el surco cada 35 cm, según el tamaño. Teniendo esto en cuenta, se necesitan cerca de dos toneladas de papas por hectárea. Crecen en cualquier tipo de terreno, aunque se obtienen las mejores calidades en suelos sueltos, profundos, permeables y ricos en materia orgánica. La cosecha media alcanza unas 20 toneladas por hectárea. Y llega hasta 35 toneladas en los años buenos.

La época de siembra depende de la estación y del clima. En América del Sur se extiende de agosto a marzo. Las cosechas se efectúan desde febrero hasta junio. Las variedades tempranas pueden sembrarse antes, en regiones abrigadas. Después de sembrar los tubérculos germinados en los surcos, éstos se tapan haciendo un nuevo surco entre dos de los anteriores. Dos semanas después, se rastrilla el terreno, para eliminar las malas hierbas.

El cultivo entre surcos impide el brote de nuevas hierbas y cuando las plantas miden unos 30 cm de altura, se remueve el terreno nuevamente con el arado; así quedan eficazmente cubiertos los tubérculos. Los que asoman en la superficie se tornan verdes y no pueden comerse. La recolección de las variedades tempranas comienza alrededor de fines de primavera. Y la de la cosecha normal, hacia el final del verano. Generalmente, las variedades tempranas se recogen a mano. Éste era el único método de recolección en tiempos pasados. La cosecha normal se efectúa con máquinas, de las que existen diversos modelos.

En muchos países se utiliza el volteador de papas, una máquina con espigones giratorios que esparcen los tubérculos sobre la superficie de la tierra. Esta máquina trabaja con rapidez, aunque puede dañar los tubérculos. Existen cavadoras elevadoras y cosechadoras automáticas, aunque solamente pueden usarse en terrenos sin piedras. Las variedades tempranas y algunas normales se venden inmediatamente aunque la mayor parte de la cosecha se almacena, para consumirla en otoño e invierno. El lugar de almacenamiento debe ser seco, bien ventilado, fresco y con poca luz. En algunos países se conservan en silos, o se embolsan a medida que se van juntando y se guardan en galpones. El valor principal de la papa reside en su condición de alimento de la población humana. El arte culinario ha creado diversas maneras de cocinarla y servirla.

En algunos países (por ejemplo, Irlanda), la harina de papa se utiliza para fabricar tipos especiales de pan. Durante la Segunda Guerra Mundial, la harina de papa seca constituyó importante reserva alimenticia. Los tubérculos pequeños y los dañados se usan para alimentar el ganado.

Existe gran número de plagas y enfermedades contra las que deben luchar los cultivadores. En la Argentina, la papa sufre el ataque de INSECTOS, tales como el bicho moro, la vaquita de San Antonio, la pulguilia, diversas chinches, el alquiche, el gorgojo, el grillotopo y el «gusano alambre»

Trabajo enviado por el colaborador:
Sergio J. Pellizzi, basado en Enciclopedia ALFATEMATINA N°56

UNA ANÉCDOTA HISTÓRICA DE Carlos Fisa en su libro «Historias de la Historia«:

«Durante la Guerra de los 30 Años , un francés llamado Antonio Agustín Parmentier cayó prisionero y, alojado en casa de un médico o farmacéutico alemán, hubo de alimentarse de patatas como todo el mundo. Estómago agradecido, a su vuelta a Francia procuró hacer propaganda del tubérculo. En un principio la patata no interesó más que como producto farmacéutico. Parmentier explicó que, durante su cautiverio, se le ocurrió hervir las patatas, y una vez hervidas descubrió que eran el mejor sustitutivo del pan. Como máximo argumento expuso que «si los puercos las comen, también las pueden comer los humanos». En 1776, siendo farmacéutico de los Inválidos de París, cultivó unas huertas de patata. El rey Luis XVI, en una de sus visitas, vió unas flores que desconocía y preguntó qué eran.

—Son la locura de Parmentier, que imagina que esta planta puede servir de alimento a los pobres.

Pero 1767, 1768 y 1769 fueron años de hambre. Parmentier publicó una memoria sobre el consumo de la patata, avalado por Turgot, Condorcet, Buffon e incluso Voltaire. El 24 de agosto de 1768 fue el día de la consagración real de la patata: Luis XVI visitó el terreno donde estaban plantadas y Parmentier le ofreció algunas flores, que el rey se puso en la casaca. Todos los cortesanos quisieron hacer lo mismo, y la flor de la patata se puso de moda. Algunos, incluso, se dedicaron a cultivar patatas en invernadero. Pero eso era privativo de la nobleza, que rechazaba las patatas para comer, lo mismo que el pueblo bajo, que exigía pan y no aceptaba el nuevo alimento. Parmentier pidió entonces al rey que unos soldados custodiaran los huertos donde cultivaba sus patatas.

Una noche, los soldados se retiraron y la gente del pueblo se lanzó a robar patatas. Creía que estaban reservadas á los nobles, y ello, sumado al atractivo de lo prohibido, hizo el resto. El 21 de octubre de 1787 se sirvió la célebre cena de los Inválidos, en que todos los platos eran a base de patatas. Incluso el aguardiente era producto de la destilación del tubérculo.

De todos modos, se consideraba como sucedáneo del pan. Fueron necesarios el advenimiento del Imperio y el bloqueo de Francia a causa de las guerras napoleónicas para que en este país triunfase la hoy popular patata.»

Historia de la Cerveza Resumen Origen Fabricacion Con cebada y Malta

Historia de la Cerveza
Resumen  de su Origen y Fabricación

“Sube, sube, sube la espumita (…) fresquita, fresquita, fresquita”, era el leitmotiv de una de las cervezas más conocidas de la Argentina en la década del sesenta, esa misma marca de cerveza que hoy se ha convertido en la Historia de la cervezareferente principal de la bebida alcohólica en el país.

Lo cierto es que la historia de esta sabrosa y refrescante bebida etílica, caracterizada por su aspecto espumante, no comienza allí, sino que se retrotrae a varios siglos atrás.

Según los documentos históricos, es preciso asegurar que el primer intento de crear una bebida similar a la cerveza se remonta a alrededor de 6000 años, cuando las antiguas civilizaciones chinas comenzaron a elaborar una sustancia denominada kyui, de características similares a la cerveza.

Pero lo cierto es que la primera cultura civilizada que se dedicó a la fabricación de cerveza fue la de los samaritanos asentados en la Mesopotamia.

Ellos la llamaban la “bebida divina”, por lo que comúnmente la utilizaban durante rituales y como ofrendas para los dioses.

Posteriormente, la cultura de los babilonios, derivada de los samaritanos, como consecuencia de su herencia comenzaron a fabricar cerveza, e incluso se perfeccionaron de tal manera en ello que lograron desarrollar más de 20 tipos diferentes de dicha bebida.

Existen también diversas representaciones en arcilla de la antigua Babilonia que demuestra la presencia de la cerveza hace más de 4000 años, en las que aparecen hombres y mujeres respetados por la sociedad bebiendo esta refrescante bebida.

Incluso se ha llegado a saber que en la época existían ciertos tipos de cervezas que eran exclusivamente reservadas para las ceremonias religiosas que tenían lugar en los templos.

En el año 2100 AC, el sexto rey de babilonia, llamado Hammurabi, decretó las primeras leyes escritas, entre las que se incluía la norma legal que establecía que los individuos de buena posición social debían ser recompensados con una ración diaria de cerveza. A partir de aquello, la cerveza comenzó a ser un producto comercial.

Por otra parte, existen documentos que aseguran que en Israel ya se producía cerveza hace más de 3000 años, en la época de los reyes Saúl y David.

Según uno de estos documentos históricos, la cerveza fue una de las bebidas transportadas a bordo del Arca de Noé.

Mientras tanto, los egipcios solían reunirse en las llamadas “casas de la cerveza” durante la noche, y allí tanto la realeza como los campesinos disfrutaban de la bebida, que al mismo tiempo era utilizada como medicamento.

Asimismo, la cerveza también era ofrecida como un obsequio para los dioses, incluso la diosa de la naturaleza, llamada Isis, era la patrona de fabricación de la cerveza.

Según se cree, fueron los egipcios quienes les enseñaron a elaborar cerveza a los griegos.

Para ellos también era sumamente importante esta bebida, y la enseñanza que recibieron de los egipcios se la transmitieron a los romanos, quienes a su vez le enseñaron a elaborar cerveza a las tribus salvajes en Gran Bretaña.

Pero lo cierto es que cuando el vino se convirtió en la bebida preferida de los romanos, la cerveza comenzó a fabricarse y distribuirse sólo en la periferia más lejana del imperio, por lo que pasó a ser conocida como la bebida de los salvajes.

Tiempo después la cerveza recuperó su estatus en la sociedad gracias a que comenzó a ser fabricada y mejorada por los monjes de los monasterios cristianos.

En este sentido, cabe destacar que existen tres santos cristianos que se consideran los patrones de elaboración de cerveza: San Agustín de Hipona, San Lucas Evangelista y San Nicolás de Myra.

Ya durante la época medieval la cerveza comenzó a ser elaborada por las mujeres, y se la solía considerar una bebida-comida.

Pero más allá de los lejanos tiempos de su creación, lo cierto es que la cerveza se convirtió en lo que es en la actualidad gracias a la revolución industrial y la evolución en la historia de la humanidad.

Es que después de las notables mejoras incorporadas por la máquina de vapor en 1765, la industrialización de la cerveza se convirtió en una realidad.

Debido a la gran historia que existe detrás de esta bebida, suele ser la impronta de muchos países, como Bélgica, Alemania, Austria, Irlanda y el Reino Unido, entre otros.

Y por supuesto en Argentina, disfrutamos del sabor que nos brinda la cerveza para nuestros encuentros.

FABRICACIÓN DE LA CERVEZA:

La cebada ocupa el sexto lugar como cultivo alimentario en el mundo… pero casi no se come; sólo la caña de azúcar, el trigo, el arroz, el maíz y la papa se producen en mayor cantidad.

¿Qué se hace entonces con los 220 millones de toneladas de cebada que en promedio se cosechan cada año?

Se destinan a elaborar bebidas.

La cebada es el ingrediente principal de la cerveza, de la cual se ingieren 70 000 millones de litros anuales.

Alemania Occidental encabeza la lista mundial de consumidores de cerveza, pues allí cada habitante consume en promedio 150 litros anuales.

Para convertir la cebada en cerveza los granos del cereal se humedecen con agua y se dejan germinar; la cebada germinada, llamada malta, se pone a secar para ser usada después.

Las cervecerías modernas compran la malta preparada: primero la remojan en agua caliente y luego extraen el líquido, que se llama mosto; éste se hierve entonces con brotes de lúpulo, que le dan a la cerveza su sabor, y luego se deja enfriar y se le añaden cepas selectas de levadura.

La levadura crece más deprisa a ciertas temperaturas. Para elaborar la cerveza inglesa, por ejemplo, el mosto se fermenta a una temperatura de entre 20 y 27°C durante dos a seis días, y para la cerveza tipo lager, entre 10 y 15°C durante ocho a diez días.

barril de cervezaDespués de la fermentación la cerveza se filtra o se agita en una máquina centrifugadora para eliminar la levadura; luego se pasteuriza para que dure más sin descomponerse y se deposita en barriles, se embotella o se enlata. Antes de distribuirla se deja madurar un tiempo.

Barriles de metal Además de embotellarse y enlatarse, la cerveza se distribuye en barriles metálicos como los que se muestra arriba.

La cerveza contiene de 85 a 93 % de agua, una pequeña cantidad de azúcar, entre 2 y 10 % de alcohol, algunos minerales y ciertas vitaminas del grupo B.

Las cervezas turbias, sin filtrar, como las que se elaboran con otros cereales, contienen una concentración más alta de vitaminas y pueden prevenir enfermedades causadas por deficiencia de nutrientes, como la pelagra.

PARA SABER MAS…

Cerveza´Es una bebida conocida desde épocas remotas. Los primeros datos concretos sobre ella tienen estrecha vinculación con los egipcios, pueblo en el que era considerada bebida nacional.

En aquellos tiempos se preparaba con cebada;, trigo germinado y se aromatizaba con especias. A partir del siglo IX se la aromatizó con lúpulo. La cerveza es una bebida que se obtiene por fermentación de un mosto preparado con agua, cebada y lúpulo. El microorganismo que produce la fermentación es la levadura de cerveza o «saccharomyces cerevisie».

La cebada cervecera contiene como sustancias principales agua, proteínas y almidón. En su cultivo se requiere un especial cuidado para evitar la transformación de estas sustancias. La cebada germinada y tostada se llama malta.

Las flores femeninas no fecundadas ce lúpulo le comunican a la cerveza el arroz y sabor amargos característicos.

La levadura de cerveza es un hongo: unicelular que puede transformar la maltasa y las dextrinas, produciendo alcohol etílico y dióxido de carbono.

Fabricación de la cerveza:

Podemos dividir este proceso en tres partes:

a) obtención de la malta;

b) elaboración de la cerveza propiamente dicha;

c) envasado.

a) Obtención de la malta. Los granos de «cebada bien maduros se pasan primero por máquinas limpiadoras para separar los granos rotos, cáscaras sueltas y semillas extrañas. Luego se remojan en agua durante 2 a 4 días; así se impregnan de agua, se hinchan y las sales que contienen se solubilizan; se preparan asilos granos para la germinación.

En las malterías, los granos son llevados a vasijas o cajones de germinación. En condiciones adecuadas de temperatura y de aireación, comienza la germinación, que dura aproximadamente 10 días. Esta etapa es de fundamental importancia porque de ella depende la calidad de la malta.

Al desarrollarse el germen, origina en el albumen del grano transformaciones químicas que dan origen a enzimas, tales como las amilasas, las dextrinasas y las maltasas, capaces de transformar la estructura compleja del almidón en glucosa:

Almidón

Amilasas-> Dextrinas Dextrinasas -> MaltosasMaltasas ->

Glucosa

Cuando la germinación ha alcanzado el grado necesario, que se puede apreciar por la longitud de las radículas, el proceso se detiene y se someten los granos a una tostación, que consiste en calentarlos con aire seco.

La interrupción de la germinación por medio del aire caliente tiene por finalidad evitar la hidrólisis total del almidón, es decir, su transformación completa en glucosa; deben persistir cantidades adecuadas de dextrinas y maltosa.

De acuerdo con las condiciones de temperatura a que se trabaje durante la tostación, se puede obtener la malta pálida (tipo Pilsen), usada en la elaboración de cerveza blanca, o la malta oscura (tipo Munich), para preparar la cerveza negra.

Cebada
Limpieza
Remojado
Germinación
Tostación
Malta Pálida
(Tipo Pilsen)
Malta Oscura
(Tipo Munich)

Resumen:

OPERACIÓN OPERACIÓN
Trituración Eliminación de elementos extraños de los granos de cebada.
Maceración Absorción de agua.
Filtración Formación de enzimas para transformar el almidón.
Cocción Interrupción de la germinación.

b) Elaboración de la cerveza. La malta es llevada a molinos, donde se procede a la trituración de los granos. El producto se empasta, en recipientes especiales, con agua tibia para formar una masa homogénea. Esta operación se llama maceración o braceado.

Las enzimas que se encuentran en la malta transforman el almidón en glucosa, como ya indicamos. Además, las proteínas presentes son descompuestas también en sustancias más simples y más fácilmente asimilables, y las sales minerales se solubilizan. El producto que se obtiene es llamado mosto.

Para separar del mosto las sustancias insolubles, .llamadas «heces de malta», se procede a la filtración por medio de «filtros prensas» formados por una sucesión de marcos que sostienen paños capaces de retener dichas heces. Éstos se utilizan como alimento del ganado.

A través de los filtros sale el mosto ya clarificado, que es llevado a calderas de cocción, en las que se le agregan las flores de lúpulo y donde se lo hierve durante dos horas.

El lúpulo le confiere al mosto propiedades estimulantes, al mismo tiempo que le comunica un sabor amargo característico. Por otra parte, el tanino que contiene contribuye a hacer precipitar las proteínas que quedaran; en caso contrario, ellas enturbiarían luego la cerveza.

Terminada esta operación de lupulado, se retiran las flores de lúpulo y las borras que hubieran precipitado. El mosto clarificado se enfría haciéndolo circular a través de refrigerantes y, en estas condiciones, se lo somete a una primera fermentación alcohólica, incorporándole la levadura de cerveza.

En condiciones adecuadas, a una temperatura controlada entre 6°C y 8°C y en un medio nutritivo propicio, la levadura se desarrolla al tiempo que produce la enzima zimasa, que transforma la glucosa en alcohol etílico y dióxido de carbono:

Esta primera fermentación dura de 8-a 14 días. Durante este tiempo, la levadura, en forma de una masa sólida, se va depositando en el fondo de las tinas de fermentación. Se la separa, se la lava, y una parte se destina a nuevas fermentaciones otra se vende para la industria alimentaria y para la elaboración de productos farmacéuticos.

Después de la primera fermentación, le cerveza pasa a cubas de reposo, cerradas, donde a una temperatura de 1 °C sufre una segunda fermentación (secundaria) que dura aproximadamente 60 días Durante esta etapa, llamada también maduración, se regula la presión del CO2 gaseoso, de manera que la cerveza quede saturada de dicho gas.Terminado el proceso de elaboración de esta bebida, se filtra y, así clarificada queda lista para su comercialización.

c) Envasado: Si la cerveza se destina a un consumo inmediato, se la suele envasar en barriles; éstos deben estar perfectamente limpios y recubiertos interiormente por una capa de resinas de tal manera que formen una película impermeable. De esa manera se evita la pérdida de CO2 el contacto con el aire.

Como la cerveza se altera fácilmente por la acción de microorganismos, cuando no se la consume inmediatamente se la envasa en botellas o en latas. Para asegurar su conservación, se la somete a un proceso de «pasteurización» que elimina restos de levadura y otros agentes que pueden producir fermentaciones. Esta operación consiste en calentar gradualmente las botellas bien cerradas hasta una temperatura de 68°C durante 90 minutos.

Tipos de cerveza y productos de cervecería

Según como se hayan conducido los procesos de germinación y testación, se obtiene malta para elaborar cerveza blanca o cerveza negra. Esta última es de producción más limitada; tiene menor contenido alcohólico y más proporción de dextrinas.

Cuando la cerveza se elabora exclusivamente con mosto de cebada germinada, se denomina cerveza genuina. Si se la fabrica con mosto de cebada germinada y hasta un 30% de otros cereales, se llamará simplemente cerveza.

Además de las cervezas, las fábricas preparan otros productos, como los que se indican a continuación.
Cerveza sin alcohol. Es la que se fabrica según el procedimiento ya visto, siempre que su contenido alcohólico no exceda del 0,5%.

Malta líquida. Es elaborada exclusivamente con malta de cebada poco fermentada o no fermentada, aromatizada con lúpulo. No debe contener más del 1 % de alcohol.

Extracto de malta. Es un producto de consistencia de jarabe o pastoso, obtenido a partir de malta de cebada sometida a tratamientos especiales de maceración, digestión, concentración, etc.

Composición química de la cerveza

La cerveza es una bebida en la que se encuentran diversos componentes, como glúcidos, proteínas, vitaminas y minerales.

Su proporción de alcohol es baja; contiene 4 g por cada litro, aproximadamente: la tercera parte de lo que contiene el vino.

Las vitaminas que contiene son las que se encuentran en la levadura de cerveza y corresponden a las que forman el complejo vitamínico B.

La composición química de un litro de cerveza es la siguiente:
alcohol: 4 g
extracto
seco: 48,5 g
glúcidos: 42,8 g
proteínas: 3,8 g
sustancias
acidas: 1,8 g

Es débilmente acida (pH = 4,7). Contiene también elementos minerales y vitaminas en muy baja proporción.

CRONOLOGÍA

6000 a.C. — Primeros residuos de vino encontrados en vasijas de cerámica encontradas en el yacimiento neolítico de Shulaveri, en la actual Georgia.

5000 a.C. — Residuos de vino en una vasija encontrada el las montañas Zagros de Irán.

4000 a.C. — Primera mención de la cerveza en una tabla sumeria. No tardarán en fabricarla los egipcios.

3500 a.C. — Residuos de vino encontrados en vasijas en Uruk, Sumeria, en Mesopotamia.

3200 a.C. — Primeros indicios de la fabricación de la cerveza en China e India a partir de arroz.

Siglo III — Papiro de Zósimo de Panópolis egipcio con la receta más antigua conocida de fabricación de cerveza a partir de cebada fermentada.

822 — Se introduce el uso del lúpulo para la fabricación de cerveza en el imperio carolingio, constatado por la abadesa Hildegard de Bingen en 1067, que recomienda su uso si se quiere hacer cerveza con avena.

Siglo XIII — En Alemania, se perfecciona la fabricación de la cerveza con lúpulo, que pasa de hacerse en casa a hacerse en lugares especializados.

Siglo XIV — Los métodos alemanes llegan a Holanda, de donde pasarán a Inglaterra en el siglo siguiente.

1516 — Primera ley en la que se establecen los ingredientes de la cerveza redactada por Guillermo IV de Baviera a partir de agua, malta y lúpulo. En esta época y durante el gobierno de Carlos I de España y V de Alemania, cerveceros alemanes introducen en España los métodos centroeuropeos de fabricación de cerveza.

1855 — Primera fábrica de cerveza en Asia, Dryers Breweries, en Kasauli, India, actualmente Mohán Meakin.

1864 — Abre la primera fábrica de cerveza de gran tamaño en España, fundada por Louis Moritz en Barcelona.

1996 — La empresa inglesa Courage comercializa una réplica de la cerveza encontrada en la tumba de Tutankamón.


Ver: ¿Porque Nos Duele La Cabeza al Tomar Alcohol?

Ver: Historia del Fernet

Fuente Consultada:
Graciela Marker Para Planeta Sedna
Merceología 2 Biasioli-Weitz-Chandías

historia del vino

Pimiento Mas Picante del Mundo Alta Capsaicina-Naga de Dorset

Pimiento Más Picante del Mundo – Naga de Dorset Alta Capsaicina

CURIOSIDADES DE LOS ALIMENTOS

Los agrónomos Joy y Michael Michaud estaban ansiosos por cultivar una planta de pimientos poco común que descubrieron en un mercado paquistaní cerca de Dorset, en Inglaterra.

La compraron, la dejaron crecer y quedaron atónitos cuando los análisis revelaron que el pequeño chile, al que llamaron naga de Dorset (foto abajo), tenía una cantidad asombrosamente alta de capsaicina, el compuesto químico que causa el picor. «Cuando lo freímos, abrimos las ventanas y aun así no dejábamos de toser…Pero la salsa quedó deliciosa.» —Catherine L. Barker

LA NAGA DE DORSET
El naga de Dorset, de la familia del feroz naga morich, de Bangladesh, es uno de los tres competidores en la carrera por coronarse como el chile más picante del mundo.

La capacidad destructiva en la lengua de un pimiento está relacionada con su contenido en capsaicina, y se mide en unidades Scoville (SHU). El actual récord del mundo lo tiene una variante de chile habanero llamada Red Savina, que alcanza 577.000 SHUs. La Dorset Naga alcanza nada menos que 937.000 SHUs; como comparación, un jalapeño no sobrepasa los 5.000 SHUs, y la capsaicina químicamente pura marca 16 millones de SHUs.

Competencia Los tres chiles superpicantes son de la familia del habanero. Su picor es más de tres veces mayor que el del campeón decano.

Artritis La capsaicina, un compuesto que sólo se encuentra en los chiles, se utiliza en muchas cremas tópicas usadas para tratar la artritis.

 

Peligro La áspera piel del naga protege contra la capsaicina cáustica contenida en su interior, pero si usted lo sostiene, las semillas y carne pueden quemarle la piel.

•  Levanta el ánimo Al comer la capsaicina, se liberan betaendorfinas en el cerebro, con un efecto similar al estado de euforia que alcanzan algunos corredores.

 

Sabor El chile crudo es «demasiado picante para nosotros-dice Michael Michaud-. Pero el aroma es dulce y afrutado.»

Alivia la congestión

Se le atribuyen propiedades útiles para limpiar los conductos nasales.

 

Actividad metabólíca

Puede servir como un supresor del apetito y también ayuda al aceleramiento del metabolismo.

ÍNDICE DE PICOR
Las unidades Scoville de picor (SHU, por sus siglas en inglés) se usan para clasificar el potencial picante de un chile. Las cifras que aquí se muestran son un promedio: el grado de picor varía según el tipo de chile y las condiciones de su cultivo.

INDICE DE PICOR

Fuente Consultada:National Geographic en Español Mayo 2007

La Vida de los Insectos Sociales: Caracteristicas y Organizacion

VIDA DE LOS INSECTOS SOCIALES – Características y Organización
Abejas, Hormigas, Mariposas y Arañas

vida de los insectos abeja

Ver: Clasificacion de los Insectos

LA VIDA DE LOS INSECTOS: Es tan extenso, variado y al mismo tiempo interesante el mundo de los seres vivos provistos de tres pares de patas, pues ésta es la definición concisa y concreta de los insectos, que por sí solo ha dado vida a una ciencia: la Entomología.

Entre una mosca, un escarabajo, un grillo y una mariposa existen diferencias enormes no sólo en cuanto a género de vida, sino también en su forma de reproducirse, su anatomía y su aspecto. Sin embargo, todos los insectos poseen ciertas características comunes, siendo las más destacadas la presencia de tres pares de patas y el hecho de que no viven en el mar. Todos llevan vida terrestre aunque algunos sean parásitos de otros animales y bastantes permanezcan casi toda su vida enterrados en el suelo.

Cerca de un millón de especies distintas han sido clasificadas en esta clase de artrópodos y es muy posible que existan muchas desconocidas aún. Su tamaño es muy variado. Mientras unos son tan diminutos que no llegan a medir un cuarto de milímetro, hay coleópteros que miden hasta cerca de 30 cm de longitud, y en algunas mariposas la envergadura de sus alas supera esta cifra.

El cuerpo de los insectos está diferenciado claramente en tres regiones: una cabeza en la que se hallan las antenas y la boca masticadora o chupadora, un tronco en el que se insertan las alas y las patas y un abdomen. El tegumento del cuerpo es quitinoso; en algunas especies sumamente blando, mientras en otras, en algunos escarabajos por ejemplo, es más duro. Algunos insectos tienen el cuerpo recubierto de cerdas, semejantes a pelos como en el caso de la mosca.

Las antenas san muy variadas. En ciertas mariposas adoptan formas que recuerdan penachos de plumas. La boca de estos artrópodos es muy interesante, pues adopta dos formas distintas. O bien el animal se alimenta masticando y triturando la comida o bien chupa sustancias, generalmente líquidas, gracias a una trompa.

En el primer caso la boca masticadora ofrece una especie de trampilla o piececita llamada «labro» o labio superior y debajo un labio inferior que abre o cierra, el orificio bucal, el cual está rodeado de un par de «maxilas con palpos» y un par de «maxilas trituradoras», sin palpos o piezas de protección.

Las bocas chupadoras, en esencia, están constituidas por una trompa arrollable en el caso de las mariposas o un pico alargado capaz de succionar como en los piojos o bien una trompa no arrollable provista de pelillos como en las moscas.

El tórax se compone de tres segmentos, de cada uno de los cuales brota un par de patas formadas por cinco artejos o piezas articuladas. Las alas son independientes de las patas en el sentido de que no deben su origen a una pata transformada, sino a una formación tegumentaria sostenida por nerviaciones. No todos los insectos tienen alas, pero los insectos alados son los únicos artrópodos provistos de este elemento de locomoción.

Las patas sirven para múltiples funciones. En algunos escarabajos se hallan diferenciadas y adoptan la forma de palas que les permiten acarrear y amasar diversas sustancias. En otros, como la pulga, son resortes capaces de proyectar al animal a una altura 30 veces superior a su talla.

Si el hombre tuviera la facilidad de dar saltos como este insecto, podría salvar edificios de doce pisos con suma facilidad. Para el grillo cebollero las patas delanteras son verdaderas excavadoras, y para los zapateros o sastres, que con ambos nombres se les conoce, las patas son puntos que les permiten sostenerse sobre el agua gracias a la tensión superficial de los líquidos.

Los insectos suelen caminar moviendo tres patas a la vez, pero no todas de un lado, sino la primera y posterior de un lado, al mismo tiempo que la segunda del lado opuesto, cambiando el orden al siguiente movimiento. Algunos insectos poseen millares de músculos y su fuerza es considerable, por lo que no es raro advertir a una hormiga arrastrando objetos 50 veces más pesados que ella.

La velocidad de vuelo, proporcionalmente a su tamaño, es considerable ya que una libélula puede cubrir 30 km en una hora. Estableciendo una comparación a escala humana es como si una persona de talla normal corriera a 70 km por hora. El abejorro es el insecto que aletea con mayor rapidez, dando unas 240 oscilaciones por segundo mientras que la mosca sólo alcanza las 200.

En relación con el vuelo hay mariposas que se conducen exactamente como un avión y necesitan calentarse antes de emprender la marcha por el espacio y cuando están lanzadas, alcanzan hasta 40° de temperatura. Sobre la resistencia del vuelo de los insectos, se dan hechos asombrosos como el de cierta mariposa que, saliendo de Alaska y sin tener ningún punto sólido donde posarse, emprende cada año una emigración en masa hacia las islas Hawai, en pleno Pacífico, realizando unos 6.000 km de vuelo sin escalas.

La sangre de los insectos no se parece en nada a la humana, pero en algunos este líquido vital es tan abundante que representa la quinta parte del peso del animal. Aunque el sistema circulatorio esté reducido a un vaso central a modo de corazón, numerosos tubos irrigan todos los tejidos del insecto.

Los sentidos de los insectos están muy aguzados. El hombre, por ejemplo, necesita un excitante 200 veces más intenso del que precisa una mosca para percibir una sustancia azucarada. Los ojos son variadísimos en número y forma, pues mientras las hormigas poseen menos de 10, la mariposa denominada «esfinge del convulvo» tiene nada menos que 27.000 ojos.

Esto no significa que posea ojos independientes en tan elevado número, sino que sus ojos compuestos se hallan constituidos por la agrupación de 27.000 facetas, cada una de las cuales capta una imagen distinta. Hay insectos que son ciegos para algunos colores como la abeja que no distingue el rojo; otros son miopes y algunos, como la mosca, poseen sus ojos tan bien distribuidos que pueden ver en una zona de 360°. Por esto no se puede atrapar una mosca atacándola «por detrás». En cambio, hay insectos que viven en lo más profundo de algunas cavernas y son ciegos.

Los insectos, naturalmente, no hablan, pero pueden producir multitud de ruidos y sonidos. El grillo, las chicharras y las cigarras, parecen incansables durante las noches de verano. Estos ruidos se deben a enérgicas fricciones de los élitros que son las alas córneas de coleópteros y ortópteros o bien por la acción de otros órganos. Ningún insecto emite sonidos de origen bucal. El zumbido, por ejemplo, se debe a la vibración de las alas.

La producción de luz es debida a la presencia de ciertas bacterias o bien a la oxidación de una sustancia llamada «luciferina», pero en ningún caso se produce desprendimiento de calor se trata de una luz fría.

Todos los insectos, pese a su gran variedad, respiran por medio de tráqueas, tubos muy ramificados que comunican con el exterior por medio de unos orificios llamados «estigmas».

Ciertas glándulas, en algunas especies, producen seda, cera o venenos que, inyectados en un animal o en el hombre, pueden ocasionar agudos dolores. El llamado escarabajo escopetero lanza un chorrito de líquido maloliente al mismo tiempo que se produce una pequeña explosión, perfectamente audible debida a la rápida volatilización de aquella sustancia. La chinche vulgar segrega un producto en extremo maloliente que constituye su mejor defensa cuando la atacan.

La reproducción de los insectos presenta una gran variedad y riqueza. Se dan casos de elementos estériles como las abejas obreras, pero también se dan casos de partogénesis, es decir, la reproducción de una hembra sin participación del macho.

Los pulgones nacen durante la primavera y el verano solamente de la madre, pero en otoño, cuando ya existen machos, la reproducción es sexual quizá porque las nuevas crías tendrán que afrontar la dureza del invierno y precisan una constitución más fuerte.

Aunque los insectos nacen de un huevo, éste no se convierte directamente en animal adulto como ocurre en una gallina, sino que sufre una metamorfosis.

La metamorfosis complicada o compleja se desarrolla según estas fases:
Las larvas nacen del huevo y se parecen mucho a un gusano. En el caso de la mariposa de la seda se denominan así, gusanos de seda, aunque no lo son. Entonces comen con una voracidad insaciable y aumentan rápidamente de tamaño. Al término de este crecimiento experimentan una muda.

El resultado es una ninfa, un insecto adulto, pero simplificado, con las alas y patas arrugadas, plegadas y todo el cuerpo reducido. Pero no son insectos acabados porque no comen ni se mueven. Viven en perfecta quietud y semejan tanto una momia que en algunas especies incluso se hallan envueltas en sustancias protectoras como en el capullo, y entonces se denominan crisálidas.

Esta quietud es sólo externa porque en su interior se operan profundas transformaciones hasta dar lugar a la última fase. El insecto adulto aparece rasgando la envoltura que le resguardaba y protegía. La metamorfosis sencilla consiste en la carencia de ninfosis. La larva se convierte en insecto adulto directamente.

La palabra insecto, exceptuando quizás las abejas y las mariposas, sugiere una idea de destrucción, molestia o lucha cuando no la de repugnancia. En efecto, hay muchísimos insectos molestos y perjudiciales. Algunos constituyen verdaderas plagas de la agricultura y no son escasos los que viven parásitos de animales domésticos y del hombre, mientras otros producen enfermedades gravísimas.

La langosta de los sembrados puede sumir en la miseria regiones enteras. Pero también hay muchos cuya labor es altamente beneficiosa por estar entregados a una guerra implacable y cruel, como los insectos que se alimentan de huevos o de larvas de otros. La enorme destrucción que se produce en sus filas mantiene en la naturaleza un equilibrio que el tiempo demuestra ser perfecto.

Una termita hembra puede poner loo millones de huevos, pero los pájaros, los animales insectívoros y otras causas se encargan de eliminarlos, de lo contrario acabarían por invadir el mundo.

El peligro no reside sólo en los insectos propiamente dichos cuya voracidad es proverbial, sino en los gérmenes que pueden propagar. Se calcula que una sola mosca puede llevar 500 millones de bacterias capaces, cada una de ellas, de transmitir una enfermedad a un ser humano.

Sin embargo, no se puede tomar una posición negativa frente al mundo maravilloso y variado que estudia la Entomología. Si el mosquito, tan desagradable, es un insecto, también lo es la mariposa de la seda.

Para clasificar y estudiar un mundo tan diverso se atienden principalmente estos datos anatómicos y fisiológicos:
El tipo de metamorfosis.
La forma de alimentación (masticadora o chupadora).
‘ El número y forma de las alas.
Una rápida ojeada a las principales especies permitirá que nos demos cuenta de la riqueza que ofrece esta clase de artrópodos, prescindiendo, en este breve estudio de las denominaciones excesivamente científicas.

SIN METAMORFOSIS Y SIN ALAS. Los apterigógenos constituyen un grupo muy poco numeroso. Alguna vez nos habrá sorprendido, al tomar un libro viejo de una estantería, ver un pequeño insecto blanco, provisto de finísimas antenas y seis patitas. Si lo tocamos, deja en los dedos un polvillo parecido a escamas. Es un lepisma.

LAS LIBÉLULAS. Son insectos muy elegantes. Cuando se posan en un tallo o una flor, la cabeza y el tórax forman una masa redondeada, brillante, su abdomen se prolonga como la carlinga de un avión y sus alas membranosas, casi transparentes, aletean con viveza. Su cabeza posee gran movilidad y durante el vuelo mastican rápidamente los insectos que han podido aprisionar.

Las libélulas no andan, sus patas le sirven sólo para apoyarse y si desean mantenerse casi inmóviles en el aire, lo consiguen gracias a movimientos rapidísimos de sus alas.

Quien haya contemplado el revoloteo de las libélulas sobre las aguas de un río quizás se habrá extrañado al ver que, en un momento determinado^ curvan el extremo del prolongado abdomen y lo introducen por un instante en el agua. Se trata de la puesta de huevecillos.

Es una paradoja que este insecto predominantemente aéreo y volador, surja de larvas acuáticas que viven siempre dentro del líquido. Como su metamorfosis es sencilla, llega un momento en que la larva crecida sale del agua, trepa hasta el tallo de una planta y deja que el sol seque su tegumento, apareciendo al cabo de poco con unas alas frágiles, casi siempre cabeza abajo y sale de su piel realizando de este modo la primera muda y con ella su entrada en el mundo animado.

LOS TERMITAS. De vez en cuando se pueden leer en la prensa noticias alarmantes acerca del daño causado en edificios y construcciones por cierta especie de hormigas. No hay exageración en el peligro que suponen estos insectos. En Italia se calcula que más de 100.000 libros y unos 200 monumentos han sido atacados por ellas en el transcurso de pocos años.

En España se localizaron, en 1956, más de 4.500 focos de termes. Cuando alguien advierte la existencia de estos voraces insectos en su domicilio, debe dar cuenta a las autoridades para atajar el mal sin perder tiempo si es que ello resulta posible.

En Hamburgo fue preciso incendiar un barrio entero para librarlo de termitas y, en Francia, el palacio de Versalles ha sido objeto de grandes reparaciones para salvarlo de la invasión de estas hormigas blancas, las cuales nada tienen que ver con las hormigas vulgares.

Como éstas, los termitas viven en comunidad, en número exorbitante. La mayoría de individuos son obreras, estériles y sin alas. La hembra, al ser fecundada, desarrolla en forma tan desmesurada su abdomen repleto de huevos que alcanza hasta 10 cm de longitud.

Las obreras excavan la tierra si la colonia se halla en el campo o bien construyen sus canales en el interior de la madera si se hallan en edificios. Su actividad es prodigiosa porque son a millones y su boca masticadora tritura la madera más resistente.

Una hembra puede poner más de 4.000 huevos al día, cifra que supone más de 1 millón al año y aún existen especies que superan estas cantidades. Las obreras son las encargadas de alimentar las larvas en su primera fase de vida, con su propia saliva. Se calcula que i millón de termitas consumen cada día 30 Kg. de madera y en un termitero pueden vivir varios millones de insectos.

En África existen termiteros enormes, que se elevan varios metros sobre el suelo a modo de monolitos de impresionante aspecto. Bajo la superficie se extienden también las galerías abiertas por las obreras. Son, pues, innumerables los corredores y pasadizos.

¿Dónde se halla la cámara real en la que vive la reina, el insecto único y poderoso, culpable de la proliferación masiva de la colonia? Si se diera con esta cámara real sería muy fácil exterminar el termitero, pero esto es muy difícil. Los corredores son tan complicados que en algunas ocasiones se extienden a gran distancia del montículo de tierra.

En los edificios las hormigas blancas pueden trazar un corredor perfectamente disimulado en las junturas de puertas, marcos o paredes empleando sus propios excrementos y las obreras discurren por su interior. De este modo se comunican y atacan las partes de madera de un edificio separadas por grandes distancias.

La lucha contra estos voraces animalitos adquiere perfiles cómicos cuando se ven brigadas de trabajadores abriendo una profunda zanja alrededor de un edificio atacado, como si se tratara de ponerle sitio y una vez construido el foso, lo llenan de sustancias, desinfectantes, gasolina, etc. Esta medida ha sido a veces necesaria para cortar el paso a los termitas que serán atacados en el interior del edificio por medio de toda clase de sustancias tóxicas.

Si estos datos pueden parecer exagerados, téngase en cuenta que Italia gastó en 1956 más de 750 millones de liras en su lucha antitermes. Nada menos que la Biblioteca del Vaticano había sido amenazada por las implacables hormigas blancas.

SALTAMONTES Y GRILLOS. Como un caballero medieval provisto de coraza, yelmo y cota, el saltamontes o langosta es un insecto alargado y vistoso. Contemplando su cabeza con una lupa ofrece un aspecto impresionante: grandes ojos múltiples y antenas delicadas.

Las patas anteriores son cortas y las posteriores alargadas y dispuestas como un resorte a punto de saltar. De ahí su nombre vulgar de saltamontes. Las alas membranosas se doblan bajo el primer par de alas endurecidas que constituyen una protección para aquéllas, delicadas, largas y finas.

A través de la Historia, las plagas de langostas, ya citadas en la Biblia, han constituido un motivo de terror para los pueblos. Su aparición viene precedida de un ruido inconfundible, se nubla el sol y como una nube que se ensancha y cubre el firmamento, se abaten sobre los poblados, los bosques, los campos y los cultivos devorando en poco tiempo todas las plantas.

A veces es inútil intentar ahuyentarlas con fumigaciones o destruirlas a golpes o con ayuda de las llamas. A miles de millones llueven del cielo y cuando vuelven a levantar el vuelo, la tierra se ha convertido en un lugar desértico en el que los arbustos y los árboles muestran la desolación de sus ramas completamente desnudas.

Las tropas de Carlos XII de Suecia se vieron detenidas en un desfiladero que resultó obstruido por una lluvia de langostas. En épocas más modernas, estas plagas incluso han detenido trenes al obstruir las vías. El inglés Carruthers, a fines del siglo pasado, fue testigo de la invasión de una zona del Mar Rojo y calculó que la nube de langostas estaría formada por unos 20.000 billones de insectos, cifra exorbitante, pero que el viajero dedujo del área ocupada por la plaga que era de unos 4.000 Km².

Lo cierto es que tanto España, Marruecos, China, Arabia como América (igual la septentrional que la meridional) se han visto afectadas por esta plaga. En los Estados Unidos, por ejemplo, una sola invasión de este insecto en Missouri ocasionó pérdidas por más de 2 millones de dólares.

En África del Sur un viajero vio una nube de langostas que empezó a pasar sobre su cabeza a la una de la tarde a una velocidad de 20 Km por hora cubriendo un frente de 16 km. Al ponerse el Sol aún seguían pasando langostas, pero si bien durante la noche se detuvieron, la invasión prosiguió a primeras horas del día hasta que el sol estuvo bastante alto. La cifra dada por Carruthers en la zona del Mar Rojo no es exagerada si se tiene en cuenta la información de este testigo del África del Sur.

Resulta un misterio saber de dónde proceden, por qué emigran, por qué realizan viajes tan largos y cuál es la causa que les impulsa a abatirse sobre un determinado país. En muchos casos las bandadas dejan atrás regiones ricas en vegetación y, en cambio, se posan sobre tierras más pobres, refutando de este modo la hipótesis de que sea el hambre la causa de estas migraciones masivas.Al parecer, se dan dos formas de langosta, una sedentaria que no se mueve del país de origen y se reproduce en cantidades moderadas, y otra emigrante de reproducción más rápida y numerosa.

Los hebreos, los indios y otros pueblos utilizaron las langostas como alimento, pero en general es tal la aversión que produce este insecto, particularmente perjudicial, que contra él se han intentado toda clase de medios de exterminio incluso el empleo de lanzallamas, trincheras, barreras de redes, cremación con gasolina, tóxicos, etc.

El canto típico lo producen frotando los fémures, las patas, contra unas nerviaciones de los élitros o alas anteriores endurecidas. En la base de estas alas se halla una formación circular, a modo de membrana vibrátil capaz de ampliar el sonido producido por el roce anteriormente citado.

El grillo, que algunos llegan a enjaular sólo para escuchar su monótono «ric-ric», es un insecto emparentado con el saltamontes, pues como él pertenece al orden de los ortópteros. Es notable constatar que estos animales cantores, aunque la palabra esté mal empleada ya que no está en la boca el origen del ruido que producen, son amantes del silencio.

El grillo sólo canta cuando no se oye el menor ruido. Basta el producido por una ramita al troncharse para que enmudezca y se meta de nuevo en el interior de su madriguera, pues este insecto suele situarse frente a la entrada de la misma cuando quiere entonar su monótono canto.

En España, a principios del verano, la hembra pone unos cuantos huevos en un agujero practicado en el suelo y antes de un mes aparecen las larvas desprovistas de alas, pero en todo semejantes a un grillo adulto, ya que su metamorfosis es sencilla. Al llegar el otoño se hunden en el suelo y en la primavera siguiente son grillos ya adultos.

El grillo cebollero es un cavador consumado. Sus patas anteriores son auténticas zarpas excavadoras con las cuales abre profundas galerías en las que vive, como si fuese el topo de los insectos. Aunque los agricultores suelen exterminarlo, es un buen auxiliar, pues se alimenta de insectos perjudiciales y, si rompe o desgarra raíces, sólo lo hace por su afán de abrir galerías pues se trata de un insecto masticador.

LAS MANTIS Y EL MIMETISMO. La mantis religiosa o insecto de Santa Teresa es un animal sumamente delgado. Dobla sus patas delanteras como si rezara, por lo cual el vulgo le ha dado esta denominación mística. Sin embargo, es un insecto cruel. Después del aparejamiento la hembra atrapa al macho y se lo come. Sus patas anteriores se hallan transformadas en dos poderosas pinzas capaces de aprisionar a su pareja, mucho más débil.

Es difícil distinguir una mantis cuando se halla posada sobre un tallo porque su delgado y verde cuerpo se confunde con aquél y sus patitas semejan nerviaciones.

El «mimetismo» o facultad de enmascararse, es muy grande en los insectos. Existe un grupo denominado insectos-palo, insectos-hoja, etc., cuyo cuerpo es tan parecido a una de estas formaciones vegetales que pasan completamente inadvertidos.

En la lucha por la vida estos animales no tienen fuerza, ni velocidad y su única defensa está en el disimulo, en el camouflage que el hombre utilizó en las artes de la guerra y que para ellos la naturaleza lo dispuso en su cuerpo, especialmente formado. Insectos de esta clase llegan a medir hasta 10 cm de longitud con un grosor inferior a los 2 mm. Una especie que vive en Malaya alcanza los 27 cm de longitud y’ su grueso apenas es superior al centímetro.

La mantis, con su actitud orante, inmóvil, no es sino un cazador que aguarda su presa, sobre la que se lanza con presteza sorprendente. En cambio, la tijereta, que ha sido calumniada por atribuírsele nada menos que la facultad de penetrar en el oído humano y con sus apéndices llamados tijeras poder cortar la membrana del tímpano, es un insecto maternal, uno de los pocos que ponen sus huevos, los incuban y vigilan hasta que de ellos nacen las larvas. Estas injusticias abundan en el conocimiento, muchas veces falso, que el hombre tiene de los animales, pero uno de los casos más curiosos lo da sin duda la célebre fábula de La Fontaine mundial-mente conocida.

LA CIGARRA Y LA HORMIGA. Se pasó la cigarra el verano cantando, y luego, cuando llegó el invierno, tuvo que pedirle a la hormiga un poco de alimento. Ésta, avara y sin buen corazón, se lo negó. Se pueden deducir muchas enseñanzas morales de esta narración, pero el zoólogo se rebela contra ella en toda su integridad.

En primer lugar, el enemigo más terrible que tiene la cigarra es la propia hormiga, la devoradora de todo insecto muerto y que tantos destrozos causa a la agricultura. Pero es que además la cigarra no necesitaba pedirle alimento a la hormiga porque no existe una sola cigarra adulta que pueda sobrevivir un invierno. Al llegar los primeros fríos mueren todas, tengan o no comida.

vida de los insectos hormiga

Por otra parte, ¿qué haría la cigarra del grano almacenado por la hormiga si aquélla se alimenta sólo de líquidos? La cigarra tiene boca chupadora, no masticadora, por tanto su alimento son los jugos, la savia de las plantas. Durante el verano canta y succiona incansable. ¿Canto amoroso para atraerse a la pareja? No, porque si bien el único que canta es el macho, se ha demostrado que la hembra es sorda y muda. O, por lo menos, casi sorda al estridor de los élitros del macho.

Los huevos puestos por las cigarras en verano, darán paso a larvas antes de llegar el otoño, pero éstas permanecerán aletargadas durante el invierno siguiente y el otro y quizás otro. Las cigarras nacidas este año en España, los ejemplares adultos, corresponden a huevos puestos 4 años antes y en América existe una especie de cigarra que necesita 20 años para que el huevo adquiera el estado de pleno desarrollo, el de cigarra capaz de reproducirse y la cual sólo vive un verano y, por tanto, es inútil prestarle comida para un invierno que no ha de conocer. Sus últimos cantos, en el mes de septiembre, anuncian su próximo fin.

INSECTOS REPULSIVOS. Los hemípteros son insectos chupadores, de metamorfosis sencilla, provistos de un pico articulado y distribuidos en una serie de especies la mayor parte de las cuales resultan molestas, parásitas o repulsivas.

En los jardines es posible encontrar un insecto de forma casi pentagonal de aspecto no muy desagradable parecido a un escudo pero que produce un hedor insoportable. Es la chinche de jardín o de campo. Una especie semejante puede habitar en casas poco limpias constituyendo lo que se denomina chinche de las camas. En las épocas frías se esccen cualquier intersticio y aparece en verano, Su picadura ocasiona fuerte escozor.

Parásitos de distintos vegetales son el pulgón . trigo, de la col, del rosal, de los manzanos, etc. Parientes de ellos es la temible filoxera, que en épocas no muy lejanas destruyó enormes extensiones de viñedos europeos. Como las vides americanas son inmunes a este parásito, fue preciso repoblar las plantaciones del Viejo Continente con cepas procedentes del Nuevo Mundo a fin de salvar la riqueza vinícola de España, Francia, Italia y Grecia.

Sin alas, redondeados y voraces, los piojos son uno de los parásitos más molestos tanto para el hombre como para gran número de mamíferos. Se agarran a los pelos por medio de sus patas cortas fuertes y se alimentan de su sangre gracias a su boca chupadora. Durante las épocas de miseria o de guerra, la propagación de los piojos puede abrir el camino al tifus exantemático.

Sin embargo, incluso en este orden de insectos, es posible encontrar un grupo simpático. Los zapateros o sastres, que se deslizan con rapidez sobre aguas de los ríos apacibles o de los estanques. Sui patas son largas y finas y su peso es tan liviano que la tensión superficial del líquido puede sostenerles A muchas millas de la costa, en la superficie de. mar, es posible encontrar insectos semejantes ¿ nuestros zapateros que «andan» sobre las aguas.

En ciertos árboles es posible advertir como una; plaquitas blancuzcas, grisáceas, desecadas. Se trata de cochinillas hembras, las cuales, una vez fecundadas por el macho, que es alado y de vida muy corta, permanecen fijas en el tronco o la rama hasta que mueren. Antes de que esto ocurra ponen los huevos, los cuales se hallan resguardados por el cuerpo de la madre.

Una vez muerta, ésta sigue protegiéndolos al desecarse, pues constituye de este modo un escudo contra las inclemencias del invierno. Al llegar la primavera, innumerables cochinillas recién nacidas brotan de estas escamas al parecer inofensivas. El enemigo más implacable de las cochinillas es un coleóptero muy conocido: la mariquita.

Antiguamente de las cochinillas se obtenía una laca de color encarnado vivo, que se utilizaba en la industria de colorantes.

LOS ESCARABAJOS. Los coleópteros constituyen el orden más numeroso de los insectos. Comprende más de 250.000 especies distintas; algunas tan diminutas que no llegan a medir 0,25 mm, mientras otras sobrepasan los 10 cm.

Si poseen alas (hay especies ápteras), las dos anteriores son duras, consistentes y se denominan «élitros» y forman una especie de estuche dentro del cual se dobla el otro par que es membranoso. Un coleóptero es un animal generalmente de color negro, brillante, acorazado, con antenas muy variables, pues las hay en forma de largos cuernos y otros las ofrecen delicadas y finas. Todos son masticado-res, pero mientras unos se alimentan de vegetales y son, por tanto, fitófagos, los hay implacables carnívoros, necrófagos y también omnívoros, o sea, que comen lo que se les pone a su alcance.

Todos ellos presentan metamorfosis complicadas. Existen algunas especies acuáticas, pero por lo general suelen vivir en hendiduras, bajo las piedras, más o menos ocultos. Aunque existen algunas especies útiles a la agricultura, la mayoría suelen constituir una pesadilla para el campesino.

Los cárabos, son implacables exterminadores de larvas y orugas, especialmente las que dan origen a la mariposa de los pinos y abetos. Los escopeteros de los que se habló al citar los ruidos producidos por los insectos, son cárabos también. Los ditiscos, son escarabajos capaces de nadar con gran rapidez zambulléndose y volviendo a la superficie para hacer nuevo acopio de aire.

¿Qué es de los cadáveres de los pajarillos, reptiles y otros animales que mueren en el bosque o en los montes?

Existe un escarabajo enterrador que cava una auténtica sepultura a estos animales, mucho mayores que él. Este trabajo tan noble lo realizan estos coleópteros con un fin egoísta, porque al enterrar al pajarillo, por ejemplo, depositan sus huevos con él, a fin de que al nacer las larvas encuentren alimento.

Existen muchos escarabajos cavernícolas, los cuales carecen de ojos y desenvuelven su vida en la más completa oscuridad.
Los niños conocen la mariquita, cuyo caparazón muestra varios puntitos y ofrece hermosas coloraciones. Es un gran amigo del campesino, pues extermina las cochinillas y los pulgones y da muestras de una muy loable voracidad.

El gusano de luz no es tal gusano, sino un coleóptero cuya hembra ofrece durante toda su vida el aspecto de larva con el abdomen fosforescente y se alimenta de babosas y caracoles, a los cuales baña con su saliva y efectúa así una digestión previa antes de comérselos.

De noche, si se duerme en una habitación donde haya muebles antiguos se oyen unos ruidos secos que el silencio amplifica. Se deben a un pequeño escarabajo, el anobio, que los produce al excavar galerías en el interior de la madera. ¡Y se deben a simples y contundentes cabezazos de este coleóptero!

Hasta aquí los coleópteros zoófagos. Ahora citaremos aquellos que se alimentan de vegetales y que, por tanto, en su mayoría, son una plaga para la agricultura.

Es posible encontrarles en todas partes. Unos atacan las raíces, otros las hojas, los frutos, el tallo… nada se libra a su voracidad. Así, el escarabajo de la patata, de rayas amarillas y negras, lo mismo ataca este tubérculo que los tomates y las berenjenas. Antes no era conocido en Europa, pero en los últimos años se ha extendido, después de su desembarco, procedente de América, hasta la misma Rusia.

La galénica de los olmos ataca las hojas de estos árboles y no deja sino las nerviaciones. Lo mismo podría decirse del gorgojo del trigo o del arroz, el picudo del algodón o el escarabajo del abedul, cuyas hojas enrolla para verificar dentro de este embudo improvisado la puesta de huevos. Unos atacan las hojas, otros abren galerías en los troncos, muchos se introducen en los frutos, etc.

A veces, en un camino vecinal poco frecuentado se puede ver un escarabajo atareado en la confección de una bola de estiércol que empuja con grandes dificultades hasta la entrada de su madriguera. Es el escarabajo pelotero. En ella depositará sus huevos, que al dar paso a las pequeñas larvas, encontrarán en el estiércol alimento suficiente para conseguir su transformación.

Este trabajo y esta previsión hizo que los, antiguos egipcios llegaran a reverenciarlo, pues decían que simbolizaba la rotación de los planetas, el curso de los años, etc., y de ahí que en jeroglíficos y monumentos de la época faraónica se encuentre el «escarabajo sagrado» representado con tanta profusión como respeto.

En países tropicales es posible encontrar bellísimos escarabajos de elegantes cuernos, formas muy desarrolladas y algunos de aspecto francamente amenazador a pesar de su tamaño, que no suele exceder los 10 cm, como en el caso de los Goliat y Hércules.

Fuente Consultada
Enciclopedia Temática Ilustrada CONSULTORA Tomo II Los Seres Vivos – Los Insectos –