El Imperio de Rockefeller En América Latina

El Aislacionismo de EE.UU Presidencias de Harding y Coolidge

El Aislacionismo de EE.UU Post Guerra Mundial
Presidencias de Harding y Coolidge

El AISLACIONISMO fue una política que implicaba una participación mínima en los asuntos internacionales, en particular en alianzas militares. Fue la que aplicaron los EE.UU. hasta principios del siglo XX, como reflejo en parte de la hostilidad de las comunidades alemana e irlandesa del Medio Oeste contra la Gran Bretaña, su Imperio y sus aliados. El aislacionismo impidió a los EE.UU. ingresar en la sociedad de naciones y aseguró la victoria electoral del Presidente Harding (1865-1923) en las elecciones de 1920.

A lo largo de los decenios de 1920 y 1930 los sentimientos aislacionistas siguieron siendo muy fuertes y llevaron a una serie de Leyes de Neutralidad promulgadas entre 1935 y 1939 por las cuales se prohibió hacer préstamos y enviar armas o municiones a beligerantes en una guerra civil o internacional. Pero desde 1945 los EE.UU. se han visto obligados a adoptar el papel dirigente en el Occidente, aunque los republicanos conservadores siguieron practicando una forma de aislacionismo a principios del decenio de 1960, al propugnar la retirada a una «fortaleza América» muy defendida y sin obligaciones en el exterior, junto con la retirada de las Naciones Unidas.

Aislacionismo, antigua política exterior de Estados Unidos que evitaba las alianzas con otras naciones para preservar su libertad de acción en los asuntos internacionales. Nunca se aplicó en el terreno económico o cultural porque el aislacionismo estaba pensado ante todo para mantener la joven nación lejos de los conflictos nacionalistas y dinásticos de las potencias europeas.

La Primera Guerra Mundial sacudió los supuestos liberales y racionales de fines del siglo XIX y principios del XX de la sociedad europea. La increíble destrucción y muerte de casi diez millones de personas socavaron la idea misma de progreso. Las nuevas técnicas de propaganda habían manipulado a pueblos enteros para que se involucraran en una matanza sin sentido y por último, la Primera Guerra Mundial señaló el fin de la hegemonia europea sobre los asuntos mundiales.

En 1917, la Revolución Rusa sentó los fundamentos para la creación de un nuevo poder soviético y, además, Estados Unidos ingresó en la hierra. No obstante, el fin de la era europea no fue del todo evidente, porque lo eclipsaron dos acontecimientos: el aislacionismo estadounidense y el retiro de los soviets de los asuntos internacionales, mientras alimentaban el desarrollo de su propio sistema socialista. Pese a que estos acontecimientos fueron sólo temporales, crearon un vacío político en Europa que muy pronto sería ocupado por el renacimiento del poder alemán.

ANTECEDENTES DE LA ÉPOCA: La Gran Guerra había tenido resultados mucho más importantes que las cláusulas del Tratado de Versalles, muy pronto incumplidas, mal aplicadas, y origen de futuros conflictos. Mientras Europa estaba devastada y arruinada, e Inglaterra, aunque al margen de la invasión, había tenido que recoger de todas partes los capitales que constituían su poder, para financiar su esfuerzo de guerra, los Estados Unidos salían del conflicto con ligeras pérdidas (125.000 muertos) y un poder colosal.

De deudores, habían pasado a ser acreedores de Europa, por miles de millones de dólares. Este era, en fin, uno de los hechos más importantes, con la Revolución rusa, de la que nadie podía imaginar que saliese una URSS tan fuerte, veinte años después.

La deuda contraída por Europa con los Estados Unidos ascendía a unos 7 mil millones de dólares, a los que se sumarían, algo más tarde, 3 mil millones más para la reconstrucción del viejo continente.

presidente wilson

El presidente estadounidense Thomas Woodrow Wilson emprendió la mejora de la vida política, económica y social de su país a comienzos del siglo XX. Tuvo una ambiciosa visión para el cargo presidencial y buscó mejorar casi todos los aspectos de la vida nacional desde la presidencia. Durante sus dos mandatos (1913-1921), Wilson llevó a cabo significativas reformas sobre los aranceles aduaneros, los trusts, las relaciones laborales, la agricultura y la banca.

Los Estados Unidos se encontraban, al fin, con un aparato de producción considerablemente desarrollado. Ciertamente, Wilson había sufrido grandes decepciones con motivo de la Conferencia de la Paz, no sólo por parte de los europeos, como Clémenceau y Lloyd George, sino también a causa de la vieja tradición aislacionista que animaba al partido republicano y a una fuerte minoría del demócrata. Los Catorce Puntos, el idealismo de Wilson, los grandes principios de la S. de N. habían suscitado una dura oposición.

Adherirse a la S. de N. era meterse en el engranaje de los conflictos que desgarraban a los incorregibles europeos. «Nosotros no podemos retroceder» —había dicho Wilson—. El Senado, todopoderoso en materia de política exterior, no lo entendía así, y en la discrepancia estaba apoyado por la respetada opinión del viejo Teodoro Roosevelt y por los multimillonarios Mellon y Frick, que pagaron gigantescas campañas contra la S. de N., «esa cosa nefasta, con la aureola de un nombre edificante». Las minorías alemanas, italianas, irlandesas, que, por razones diferentes, consideraban injustos los tratados, eran también hostiles.

Para colmo de desgracias, Wilson sufrió un ataque de hemiplejía en septiembre de 1919, de modo que el dirigente de la oposición senatorial, Cabo-Lodge, resultó vencedor, y la firma del tratado de paz fue rechazada por 55 votos.

Como puede verse los norteamericanos,  de   acuerdo con esta política, deseaban tener el menor compromiso posible con Europa y con los inmigrantes. Entre 1920 y 1924, la inmigración disminuyó notoriamente. El nacionalismo, alimentado por el conflicto, continuó terminado éste, y potenciado por la Revolución Rusa, se dirigió contra los políticos reformistas y los dirigentes y militantes sindicales. Estos últimos estaban, en su mayoría,   integrados  por  inmigrantes  que  no eran considerados auténticos norteamericano.

Una breve crisis (1918-1920), acompañada de numerosas huelgas, aumentó miedos y rencores Profesores universitarios y realizadores cine matográficos fueron objeto de todo tipo de agre siones y denuncias. Muchos inmigrantes fueron deportados. La comunidad negra fue hostigada El Ku Klux Klan (organización secreta racicista terrorista) no sólo actuó en el sur de los Estado Unidos (donde había sido creada a la finalización de la Guerra de Secesión), sino en el oeste, y ne víctimas fueron, además de personas de raza n gra, miembros de la comunidad judía y católica.

PRESIDENCIA DE HARDING:
Vencido por la enfermedad, Wilson llegó hasta las elecciones de 1920. Los demócratas eligieron como candidato al gobernador de Ohio, James Cox, y, como vicepresidente, al joven Franklin Delano Roosevelt, pariente de Teodoro, y que se había distinguido como Secretario de Estado adjunto a la marina, en el gobierno Wilson.

 Harding  presidente de ee.uu.

Pero fue elegido el candidato de los republicanos, W. G. Harding, senador de Ohio y periodista, con una mayoría de 7 millones de votos. América había manifestado su deseo de volver al orden antiguo: distancias respecto a Europa, liberalismo, «laissez-faire», iniciativa privada, etc. Wilson murió, cuatro años después, sin resignarse nunca al fracaso de sus esperanzas.

Harding era muy distinto del austero moralista y profesor a quien sucedía: hombre de buena presencia, «bon vivant», aficionado al golf, al alcohol, a los cigarros y al poker. En plena prohibición, se veían grandes vasos de whisky en la mesa presidencial, cuando jugaba al poker con sus viejos amigos de Ohio. Estaba   rodeado   de  unas   gentes   bastante mal educadas, que ponían los pies sobre las mesas, y algunos de cuyos elementos se dejaban  corromper  y  traficaban   con   su  influencia.

La era de Harding empezó mal: la crisis financiera y económica y el paro (el ejército ya no compraba, y Europa disminuía  sus   importaciones)   duraron  hasta 1922. La campaña «anti-roja» y anti-sindical paralizaba el movimiento obrero.

CASO DE SACCO Y VANZETTI

Los salarios, insuficientes, limitaban el consumo. Dos italianos de ideas anarquistas, Nicolás. Sacco y Bartolomé Vanzetti fueron acusados de robo y asesinato de un cajero de Massachussetts. No había pruebas válidas, pero su fama de anarquistas bastaba.

caso de sacco y vanzetti

Ellos afirmaron siempre su inocencia, y el asunto Sacco-Vanzetti apasionó e indignó al mundo entero, desde 1921, fecha del primer proceso, hasta 1927, en que los dos hombres acabaron en la silla eléctrica, lo que desencadenó vivas manifestaciones en todas partes. Había llegado la hora del racismo y de la xenofobia: en 1921, la inmigración fue súbitamente reducida, a causa del paro. Desde entonces, sólo se admitía el 3 % de inmigrantes de cada nación, en función del número de compatriotas instalados ya en el país.

Dicho de otro modo, aquellas cuotas favorecían a las naciones cuya emigración había sido numerosa y antigua (anglosajones, escandinavos, alemanes), en perjuicio de los pueblos del Mediterráneo y de la Europa Oriental, la «segunda ola», más reciente. Por último, no se admitían más que 100.000 inmigrantes al año, sometidos a severas formalidades en Long Island. En 1923, se produjeron grandes escándalos a consecuencia de unas investigaciones acerca de los que rodeaban a Harding, y hubo hasta suicidios.

El presidente especulaba en la Bolsa. Partió para un viaje, salpicado por aquellos turbios asuntos de «barriles», y murió, repentinamente, de un ataque. El vicepresidente Coolidge le sucedió y permaneció en el cargo hasta 1928.

CALVIN COOLIDGE Y LA PROSPERIDAD
Calvin Coolidge nació en Plymouth (Vermont) el 4 de julio de 1872. Se licenció en filosofía y letras por el Amherst College en 1895, y posteriormente estudió derecho. Fue presidente de Estados Unidos (1923-1929). Falleció en 1933.

Coolidge era muy diferente de Harding: puritano de Nueva Inglaterra, de una moralidad perfecta, tenía el aspecto de un clérigo. Hablaba poco, y sus principios eran sencillos: «Menos gobierno en los negocios, y más negocios en el gobierno».

Coodlidge Calvin presidente de estados unidos

Coolidge se mostró tajante con respecto al pago de las deudas contraídas por los aliados con Estados Unidos durante la I Guerra Mundial, aunque adoptó una actitud más flexible a la hora de establecer el calendario de los plazos de las devoluciones. Durante su mandato, se moderó la política intervencionista en Latinoamérica mantenida por los anteriores presidentes.

Disminuyó los gastos federales, suprimió todo lo que quedaba de los controles del Estado y ayudó a las nuevas industrias. Modesto, iba regularmente a la iglesia, convencido de que las riquezas recompensaban el trabajo y la virtud. Enriquecerse no podía desagradar a Dios.

En las elecciones de 1924, venció fácilmente al candidato demócrata Davis, y su victoria reforzó sus principios: un gobierno que gastase poco y que dejase en libertad el mecanismo de la economía. Las dificultades de la postguerra iban desapareciendo, y el presidente pudo decir que el país se hallaba en «un estado de alegría, pocas veces visto en la historia de la humanidad».

Empezaba la edad de oro de los negocios, que recordaba los últimos decenios del siglo pasado, pero los héroes del día no eran sólo los «reyes», los magnates de las grandes empresas, sino los pequeños comerciantes  emprendedores, «ejecutivos», es decir, los cuadros dirigentes de las sociedades parecían, todos ellos, llamados a un porvenir dichoso. Las masas mismas, por el sistema de acciones, de distribución de beneficios y por las excepcionales facilidades de crédito que les permitían comprar cosas, automóviles,   radios   y   neveras,   parecían   ver aumentar su nivel de vida, de un modo regular.

En una optimista atmósfera de «colaboración de clases», los patronos favorecían los sindicatos de empresa, que renunciaban a la huelga a cambio de acuerdos  «libremente   negociados»,   nunca   desventajosos, por otra parte, para los capitalistas. La concentración  de  capitales   aumentó  notablemente,  a pesar de las leyes  «anti-trusts». Doscientas   sociedades   gigantes detentaban el 50 % de la riqueza industrial (el petróleo, el acero, las industrias químicas, el cobre y el aluminio, el tabaco, los transportes,  etc.).

El  automóvil  alcanzó un éxito espectacular:  de 1919 a 1929, el número de coches pasaba de 7 a 23 millones. Los salarios  altos eran efectivos en un cierto número de ramas industriales. Pero en el cuadro también había sombras: con el desarrollo de nuevas fuentes de energía (electricidad,  petróleo, nafta),  la demanda de carbón descendía, y los países, como Francia y Bélgica, que habían vuelto a poner en   funcionamiento   sus   minas,   inundadas por los alemanes, habían cesado en sus importaciones masivas.

Los distritos mineros sufrían paro y miseria, y las huelgas se multiplicaban, pero no detenían la baja de los salarios. El poderoso sindicato de John L. Lewis perdía cada vez más  afiliados. Los granjeros seguían también excluidos de la prosperidad:   producían   demasiado   y   los precios de sus artículos descendían.

Durante la guerra, habían comprado muchas máquinas, y se habían endeudado, creyendo que sus ventas iban a mantenerse. Por el contrario, los precios de los productos industriales   habían   aumentado.   Los   granjeros mantuvieron el Farm Bloc (bloqueo agrícola)   en   el  Congreso,  cuyos   representantes prepararon una ley que preveía la compra por el gobierno de los excedentes. Almacenados en los silos, los cereales se venderían al extranjero,  según las necesidades, pero Coolidge puso el voto presidencial a la ley, lo que aumentó notablemente el descontento en el Oeste.

Fuente Consultada:
HISTORAMA La Gran Aventura del Hombre Tomo XII El Aislacionismo Americano Edit. CODEX

 

Flores en Holanda Nokia en Finlandia Wipro en la India Explosion de Ideas

Flores en Holanda -Nokia en Finlandia -Wipro en la India

América Latina: claves para el siglo XXI

El siglo XXI representa para América Latina un siglo controversial, la mayoría de los países latinoamericanos continúan centrando su producción en la producción de materias primas.

El término “materias primas” contiene a un conjunto heterogéneo de bienes, englobando entre otros alimentos, materias primas de origen vegetal, metales, minerales y combustibles. El valor total de las exportaciones mundiales de estos bienes aumentó de $1.3 trillones en 2001 a $3.0 trillones en 2007. La razón del incremento del precio de las materias primas a nivel internacional se debe a la incorporación de China e India a la economía mundial. Si bien puede hablarse, en general, de un fuerte incremento en el precio de las materias primas, las evoluciones son distintas en función del tipo de producto.  Las que han registrado un mayor incremento son las materias primas minerales, como los metales (cobre, petróleo). En este sentido, se observa que ultimo quinquenio estos productos alcanzaron tasas anuales de crecimiento promedio del 30% y 20%. Al contrario, los productos tropicales (café, te, azúcar) han tenido un comportamiento oscilante, incluso han caído sus precios.

“La tendencia a largo plazo demuestra que los precios de las materias primas agrarias se están recuperando de una tendencia regresiva. En los países de América Latina, el sector de las materias primas tiene una gran importancia sobre la actividad económica, hasta el punto que América Latina es una de las áreas exportadoras de materias primas más importantes a nivel mundial, tras los países exportadores de petróleo del Golfo. En efecto, para países como Argentina y Chile las exportaciones representan un porcentaje superior al 34% del PIB, porcentaje que en Perú y Colombia se sitúa en 19% y 14% del PIB respectivamente. Esta tendencia se ha acentuado en determinados países (Venezuela, Chile y Perú), dado que algunas de sus principales materias de exportación han registrado una gran revalorización (petróleo y metales, y particularmente el cobre).”[1]

De esta forma, las cuatro mayores empresas de la región —PEMF PDVSA, Petrobras y PEMEX Refinación— son petroleras. De las doce compañías más grandes de la región, sólo cuatro venden productos que no sean petróleo o minerales (Wal-Mart de México, Teléfonos de México, América Móvil y General Motors de México).

Sumado a que la mayoría de los países de Sudamérica siguen dependiendo de las negociaciones con los países centrales como EEUU o Europa, presionando para modificar las políticas de proteccionismo sobre la producción de materias primas en los países desarrollados. Brasil y la Argentina hacen bien en exigir que los países ricos eliminen sus obscenos subsidios agrícolas, pero están concentrando sus energías en apenas una de las varias batallas comerciales que deberían estar librando.

Están poniendo una buena parte de sus energías en ampliar su tajada del 4 por ciento de la economía mundial lugar de —además de seguir exigiendo el desmantelamiento de barreras agrícolas- iniciar una cruzada interna para aumentar la competitividad de sus industrias y entrar en la economía del conocimiento del siglo XXI.

Sin embargo, este proceso contiene oportunidades como riesgos, todo depende de las decisiones y las políticas gubernamentales que se lleven a cabo.  En efecto, los elevados precios de las materias primas que han disfrutado las economías de América Latina las han situado ante una extraordinaria oportunidad de emplear los elevados ingresos financieros derivados de la extracción y producción de materias primas para desarrollar un patrón de crecimiento que explote sus ventajas comparativas.

Ahora bien, frente a este hecho existen posiciones controvertidas, algunos economistas son escépticos y manifiestan que esta coyuntura es solo un “cuento chino”, ya que los precios de las materias primas —incluso tras haber subido considerablemente en los últimos años— se desplomaron en más de un 80 por ciento en el siglo XX, y actualmente constituyen un sector minoritario de la economía mundial. En la década del 60 las materias primas constituían el 30% del Producto bruto mundial, en la actualidad sólo representan el 4%. Los nodos de la economía mundial están centrados en el sector de servicios (68%) y el sector industrial (29% porque desde la década del 70 a la actualidad, se produjo una transformación del modo de acumulación centrando las actividades rentables en las actividades financieras y de servicios.

Esto produce que las empresas multinacionales de tecnología como IBM, o Microsoft, tengan ingresos muchísimo más altos que las que producen alimentos u otras materias primas. Mientras que a principios del siglo XX diez de las doce compañías más grandes de los Estados Unidos vendían materias primas (American Cotton Oil, American Steel, American Sugar Refining, Continental Tobacco y U.S. Rubber, entre otras), en la actualidad hay sólo dos en esa categoría (Exxon y Philip Morris).

La posibilidad de crecimiento en América Latina  reside en la diversificación de sus economías, el desarrollo de actividades más rentables como el caso de Nokia en Finlandia o la multinacional Wipro en la India. Al igual que Nokia y Wipro, hay cientos de ejemplos de grandes compañías que nacieron produciendo materias primas y se fueron diversificando a sectores más redituables.

En el caso de Finlandia, uno de los países más desarrollados del mundo, empezó exportando madera, luego pasó a producir y exportar bienes, más tarde se especializó en el diseño de muebles, y finalmente, paso a concentrarse en el diseño de tecnología, que era mucha más rentable. El ejemplo más conocido de este proceso es la compañía Filandesa Nokia, una de las mayores empresas de telefonía ce& del mundo. Nokia comenzó en 1865 como una empresa maderera, fundada por un ingeniero en minas en el sudeste de Finlandia. A mediados del siglo XX ya diseñaba muebles, y empezó a usar su creatividad para todo tipo de diseños industriales. En 1967 se fusionó con una empresa finlandesa de neumáticos y otra de cables, para crear un conglomerado de telecomunicaciones que hoy se conoce como Nokia Corporation y que tiene 51 mil empleados y ventas anuales de 42 mil millones de dólares. Es el equivalente a cinco veces el producto bruto anual de Bolivia, y más del doble del producto bruto anual de Ecuador.

Por su parte, la multinacional Wipro Ltd., de la India, que empezó vendiendo aceite de cocina, y hoy día es una de las empresas de software más grandes del mundo. El empresario Azim Premji —conocido por muchos como el Bill Gates de la India— llegó a ser el hombre más rico de su país, y el número 38 en la lista de los más ricos del mundo de la revista Forbes, transformando radicalmente su empresa familiar.

Estaba estudiando ingeniería en la Universidad de Stanford, en los Estados Unidos, cuando murió su padre en 1966 y tuvo que regresar a su país a los 21 años para hacerse cargo de la empresa familiar, Western India Vegetable Products Ltd. (Wipro). La compañía estaba valuada en ese entonces en 2 millones de dólares, y vendía sus aceites de cocina en supermercados.

Premji inmediatamente comenzó a diversificarse, empezando por producir jabones de tocador. En 1977, aprovechando el vacío creado por la expulsión de IBM del país, empezó a fabricar computadoras.

El negocio fue prosperando, y la compañía comenzó a producir software hasta crearse una reputación de empresa innovadora, con gente creativa. Hoy día, Wipro Ltd. tiene ingresos de 1.900 millones de dólares por año, de los cuales el 85 por ciento proviene de su división de software, y el resto de sus departamentos de computadoras, de lámparas eléctricas, de equipos de diagnóstico médico y —aunque parezca un dato sentimental— de jabones de tocador y de aceites de cocina.

La empresa ha triplicado su número de empleados desde 2002, a 42.000 personas, y su sede de la ciudad de Bangalore está contratando un promedio de 24 personas por día.

El gran desafío consiste en aprovechar las actividades productivas, incluso las del sector primario, y  utilizarlas como “trampolines” hacia actividades más rentables. Para hacer eso, la experiencia de China, Irlanda, Polonia, la República Checa y varios otros países demuestra que hay que invertir más en educación, ciencia y tecnología, para tener una población capaz de producir bienes industriales sofisticados, servicios, y fabricar productos de la economía del conocimiento.

El ranking de las patentes

El cambio en el régimen de acumulación también se evidenció en el crecimiento del patentamiento de los distintos avances y descubrimientos científicos.  Entre 1977 y 2003, la oficina de patente de los Estados Unidos registró alrededor de 1.631.000 patentes de ciudadanos o empresas estadounidenses, 537.900 de Japón, 210.000 de Alemania, 1.600 de Brasil, 1.500 de México, 830 de la Argentina, 570 de Venezuela, 180 de Chile, 160 de Colombia y 150 de Costa Rica. En 2OQ3 la oficina registró unas 37.800 patentes de empresas o inversores 4 Japón, 4.200 de Corea del Sur, 200 de Brasil, 130 de México, 76 de la Argentina, 30 de Venezuela, 16 de Chile, 14 de Colombia y 5 de Ecuador.

En estos datos se puede demostrar el protagonismo de las empresas japonesas y surcoreanas frente a la situación de América Latina. En las oficinas de patentes de los países latinoamericanos, la situación es parecida: en México apenas el 4 por ciento de las patentes registradas provienen de personas o empresas mexicanas; el 96 por ciento restante son de compañía multinacionales como Procter & Cambie, 3M, Kimberly-Clark, Pfizer, Hoechst y Motorola.

A su vez, los países que más patentes registran, claro, son los que más invierten en ciencia y tecnología. En esa categoría están los Estados Unidos, que invierten el 36 por ciento del total mundial destinado a investigación y desarrollo, la Unión Europea, el 23 por ciento, y Japón el 13. Comparativamente, los países latinoamericanos y caribeños convirtieron apenas un 2,9 por ciento del total mundial destinado a investigación y desarrollo en 2000, según la publicación Un mundo de Ciencias de la Unesco.

Incluso, Latinoamérica esta rezagada por la falta de capacitación de la mano de obra destinada a la producción de bienes de alto valor agregado. En China, por ejemplo, se gradúan 350.000 ingenieros por año, y en India unos 80 mil. Comparativamente, en México se gradúan 13 mil, y en la Argentina 3 mil, según datos oficiarles. Claro que China e India tienen poblaciones muchísimo más grandes, y por lo tanto producen más ingenieros. Pero su cantidad de graduados en ingeniería es un factor importante en la economía global: a la hora de escoger en qué países invertir, las empresas de informática y otros productos sofisticados van a buscar aquellos que tengan la mayor mano de obra calificada disponible, al mejor precio.

Los economistas ortodoxos y las instituciones financieras internacionales se acordaron tarde de la importancia de la educación en el desarrollo de las naciones. En la década de los 90 bajo el Consenso de Washington, los países latinoamericanos aplicaron recetas recesivas y de achicamiento del gasto público, donde la educación sufrió un severo recorte de presupuesto.  Esta situación se agravo aun más con el paso de las décadas llegando a la actualidad con severos problemas estructurales.  Quizás la tarea más importante de los gobiernos actuales de América Latina es generar políticas educativas y sociales tendientes a solucionar estos problemas que afectan a las sociedades latinoamericanas. Y sólo a partir de allí, repensar qué lugar ocupará Latinoamérica en el nuevo concierto mundial

[1] Extraído de: http://gcg.universia.net/pdfs_revistas/articulo_106_1227718903252.pdf

Fuente Consultada: Cuentos Chinos de Andrés Oppenheimer

Historia Económica
Deuda Externa Latinoamericana
Pobreza Latina

Fusionopolis

 

Causas del Subdesarrollo de América Latina Hegemonia Britanica

Causas del Subdesarrollo de América Latina

Dominación y subdesarrollo: Durante mucho tiempo se pretendió convencer a los pueblos de Iberoamérica de que sus males residían en su incapacidad de absorción de las influencias modernizantes de los países más desarrollados. La recomendación entonces era la total apertura de puertas para la difusión de capitales, tecnología, instituciones y formas culturales provenientes de las mayores potencias capitalistas.

villa miserias en america latina

Nuestro subdesarrollo era atribuible a la perduración de elementos tradicionales, arcaicos, feudales, que tienen origen en la conquista española. El desarrollo capitalista, la estrecha ligazón al sistema capitalista mundial, se planteaba como la solución para nuestros males.

Pero se nos recomendaba paciencia: el subdesarrollo era la antesala del desarrollo, una etapa similar a la que todos los países actualmente avanzados pasaron en su momento. Con paciencia y subordinación a los consejos de aquellos países, algún día veríamos florecer pujantes nuestras economías, instituciones y cultura.

Actualmente, los latinoamericanos hemos comprendido que la raíz del atraso radica justamente en nuestra estrecha vinculación al sistema mundial capitalista. El subdesarrollo no es la antesala del desarrollo, sino la consecuencia del desarrollo de otras potencias. El desarrollo y el subdesarrollo son claramente visualizados como las dos caras de una misma moneda: somos subdesarrollados porque otros son desarrollados.

La dependencia hacia las potencias desarrolladas, la dominación que éstas ejercen sobre nosotros, se torna la clave de nuestros problemas. André Gunder Frank ha estudiado esta relación entre el desarrollo de las potencias capitalistas y el subdesarrollo de los países latinoamericanos, enunciando dos hipótesis básicas. La primera expresa lo que nosotros terminamos de afirmar: que el subdesarrollo de América Latina es el resultado de su participación en el proceso de desarrollo capitalista mundial.

La segunda proposición afirma que los países satélites logran su mayor desarrollo industrial capitalista clásico cuando y allí donde sus lazos con la metrópoli son más débiles. Señala dos tipos de aislamiento, el primero de los cuales reconoce como causa la guerra o depresión en la metrópoli. Cinco crisis aportan pruebas a su hipótesis: la depresión europea del siglo XVII, las guerras napoleónicas, la primera guerra mundial, la depresión de la década del 30 y la segunda guerra mundial.

En el mismo sentido, el historiador argentino José María Rosa atribuye a las dificultades de la metrópoli española para garantizar una frecuente comunicación con sus colonias, el incipiente desarrollo industrial registrado en América española desde el siglo XVII; «América tuvo que bastarse a sí misma. Y ello le significó un enorme bien: se pobló de industrias para abastecer en su casi totalidad el mercado interno.» (Rosa, Defensa y Pérdida de Nuestra Independencia Económica.)

La Independencia y la apertura al libre comercio, permiten la invasión de las potencias europeas, fundamentalmente de Inglaterra, que busca nuevos mercados para su producción manufacturera, desalojando a las rudimentarias industrias locales. Ante la limitación de nuestros mercados, los empréstitos ingleses constituyen el único medio para abrir los circuitos comerciales; la nueva metrópoli nos facilitaba, en préstamos bastantes onerosos, los medios para pagar las mercancías que ella misma nos enviaba.Sin embargo, entre mediados de 1820 y hasta 1850 aproximadamente, se observarán una serie de intentos de desarrollo autónomo.

A pesarque se había producido la apertura de los puertos de América al libre comercio, todavía Gran Bretaña no estaba en condiciones de garantizar la regularidad de sus flotas hasta puntos tan distantes, lo que recién ocurrirá en la segunda mitad del siglo XIX, cuando se generalice la utilización de los barcos a vapor. La endeblez de los vínculos con Gran Bretaña en este período se corresponde con la falta de consolidación de las clases dominantes iocales.

En esta situación se verifican una serie de intentos de desarrollo autónomo que, usualmente, protegen las industrias artesanales a través de aranceles aduaneros. Es el caso de Rosas en Argentina, que en 1835 dicta una Ley de Aduanas que defiende la producción de vastas zonas interiores afectadas por el librecambio.

En Colombia, entre 1826 y 1848 se lleva a cabo una política proteccionista en apoyo de la industria basada en pequeños talleres. El gobierno de Lucas Atamán, en México, llegará más lejos, otorgando préstamos para instalar industrias, especialmente textiles; se forma el Banco de Avíos, cuyo capital se integraba mediante un impuesto a las importaciones de algodón. Pero, en todos los casos, la mitad del siglo XIX marca el límite, pasado el cual los liberales se afianzan e imponen una política complementaria de los intereses de Gran Bretaña, que ya estaba en condiciones de subordinar férreamente a nuestros países.

El segundo tipo de aislamiento contenido en la hipótesis de Frank es el de aquellas regiones que por razones geográficas estuvieron débilmente vinculadas al sistema mercantilista y capitalista. El ejemplo típico es el Paraguay, que, sin posibilidades de utilizar las vías de navegación, promueve un desarrollo que, con el tendido de redes ferroviarias y la introducción de la industria siderúrgica hacia 1865, lo sitúa entre los países más avanzados de América del Sud. Luego de la derrota en la guerra de la Triple Alianza viene la imposición del libre cambio y la penetración inglesa.

Con la afirmación de la «modernidad occidental», terminó en Paraguay el desarrollo autónomo, constituyéndose en uno de los países más pobres del continente. Cuando las metrópolis restablecen los lazos comerciales e inversionistas y recuperan el control de áreas que intentaron afirmar su soberanía, el desarrollo previo es aplastado o canalizado en direcciones que consolidan la dependencia de los centros hegemónicos.

Las formas de dominación abarcan todas las instancias de nuestras sociedades, el control de los gobiernos, las Fuerzas Armadas, la economía, las organizaciones sindicales, instituciones culturales y medios de difusión. En esta ocasión analizaremos fundamentalmente la penetración económica, y la acción de los monopolios, como uno de los puntos de partida fundamentales para las demás acciones del neocolonialismo.

«A mucha gente le llama la atención ese estado permanente dé perturbación del orden y a menudo de la paz en los países iberoamericanos. Este hecho, aparentemente inexplicable para los que no conocen a nuestros países, aparece como hasta natural para los que sabemos cómo se desarrolla la vida real de esos pueblos explotados por el imperialismo, con la complicidad de las oligarquías nativas que medran con ello, amparadas en sus guardias pretorianas, que no titubean en convertir en fuerzas de ocupación cuando peligra «la colonia» o los intereses creados. . . No saldremos nunca de nuestra triste condición de «subdesarrollados» en tanto seamos tributarios de la explotación imperialista.»
Juan D. Perón, La Hora de los Pueblos.

cuadro caracteristicas mundo en desarrollo

Consideraciones históricas sobre la penetración económica en América Latina
De acuerdo con la concepción que hemos esbozado, las fases del subdesarrollo estarán determinadas, en lo fundamental, por los requerimientos económicos de los centros dominantes y por sus proyectos geopolíticos de expansión y seguridad. Desde antes de la Independencia hasta nuestros días, podemos señalar cuatro etapas en la evolución de las economías de los centros hegemónicos.

Las del capitalismo comercial, capitalismo industrial (en su faz libreempresista), imperialismo yneoimperialismo. La primera de ellas caracterizada por la preminencia de Portugal y España —que actúan como intermediarias de otras naciones europeas—, las siguientes por la hegemonía inglesa con la que competirán más tarde Estados Unidos, Francia y Alemania, y la última, en la que existirá influencia de los países del Mercado Común Europeo, pero Estados Unidos será el centro imperialista fundamental.

A cada una de estas corresponderán distintas formas de organización de la economía iberoamericana, que transitará desde lo que denominaremos modo dependiente colonial exportador hasta el capitalismo dependiente agro-exportador y el capitalismo industrializado dependiente. Sólo nos han de interesar en este trabajo las etapas de capitalismo monopólico, especialmente lo que se ha dado en denominar «neo-imperialismo», teniendo en cuenta que las tendencias del desarrollo capitalista llevan inexorablemente al dominio monopolice mundial. Como dijera el economista norteamericano Magdoff, «el imperialismo no es asunto de elección para la sociedad capitalista; es el modo de vida de tal sociedad»,

La hegemonía británica
Baran y Sweeze  describen las notas características de la etapa que se inicia en las potencias capitalistas avanzadas en el último cuarto del siglo XIX:

«La segunda fase, iniciada a partir de 1880 más o menos, se caracteriza por el dominio del capital financiero. La concentración y centralización del capital conduce a la expansión de la forma corporativa, de los mercados de valores, etc. En este escenario los banqueros copan la iniciativa, promueven combinaciones y monopolios sobre los cuales sientan su dominio y devienen así un sector decisivo dentro de la clase capitalista. Como los banqueros negocian con capitales más que con mercaderías, su interés primordial en los países subdesarrollados consiste en exportar capitales hacia ellos a las tasas más altas de ganancia que sean posibles. Los capitalistas financieros de cada país imperialista quieren establecer un dominio exclusivo donde sus rivales no puedan entrar y dentro del cual sus inversiones permanezcan perfectamente protegidas. No quiere decir, desde luego, que la exportación de capital se contraponga a los objetivos del período precedente —materias primas ymercados— pues, por el contrario, una y otras se complementan a las mil maravillas. Se trata sólo de que en !a teoría Hilferding-Lenin es la exportación de capital la que domina la política imperialista.»

Dentro de este panorama general, a partir de la crisis capitalista de 1873, gran cantidad de pequeñas y medianas empresas comienzan a arruinarse y son reemplazadas o absorbidas por grandes corporaciones que centralizan en sus manos la mayor parte de la producción de una rama de la economía (concentración horizontal) o las fases complementarias de un proceso productivo, Asimismo, las grandes empresas, al disponer de mayores capitales, pueden incorporar los nuevos y costosos adelantos tecnológicos, que les proporcionan nuevas ventajas sobre la competencia.

Surgen así los grandes trusts, cartels y otras formas de monopolio. Todas estas son uniones que tienen como propósito unificar o coordinar diversas empresas bajo una sola dirección con el fin de aumentar la tasa de ganancia. Para lograr dicho aumento de beneficio se exportan capitales a países donde haya menor competencia, se pueda pagar salarios más bajos que los exigidos por los sindicatos de los países desarrollados y se pueda producir con los equipos ya superados por el progreso técnico.

¿Cuáles eran los países inversores en el período que se cierra en la Primera Guerra Mundial? En 1914 las exportaciones británicas de capital ascendían a 18.288 millones de dólares, que representaban el 52 % del total invertido; luego venían Francia (23 %), Alemania (15 %) y los Estados Unidos (10 %). En líneas generales, los capitales extranjeros (y los sectores nativos a ellos ligados) inducen a los estados latinoamericanos a promover obras de infraestructura (transportes, comunicaciones, etcétera) destinadas a facilitar la producción de alimentos y materias primas con destino al mercado europeo.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de los Grandes Fenómenos del Siglo XX Tomo 1

El Capitalismo Americano en America Latina Influencia Economica EE.UU.

El Capitalismo Americano en America Latina

Estados Unidos y el surgimiento de los conglomerados multinacionales.
Hasta 1900 Gran Bretaña ocupa la posición hegemónica sobre el continente, basada en los mecanismos ya referidos, reforzados por e! control de los circuitos bancarios y financieros. Pero en las primeras décadas del siglo se fortalece en el escenario latinoamericano un adversario que ya tenía amplio desarrollo en Centroamérica y en el Caribe: los Estados Unidos. Con la finalización de la primera guerra mundial, la posición de los países inversores sufre transformaciones.

El predominio inglés comienza a decaer y los Estados Unidos se convierten en acreedores de vencedores y vencidos. A partir del período comprendido entre las dos guerras mundiales, los Estados Unidos se convirtieron en la principal fuente de capitales para el resto de América. En los años de la depresión, y durante la segunda guerra mundial, la corriente de capitales se interrumpe hasta que, luego de 1943, los capitales norteamericanos han abarcado la mayoría de las actividades económicas de América Latina.

Los Estados Unidos  desembolsaron más del 70 % de los préstamos netos para desarrollo concedidos a los países latinoamericanos, y es el país de origen de casi el 80 % de las inversiones directas (incluidas las reinversiones de beneficios) durante el período/Í951 – 62. De acuerdo con los datos de la CEPAL (Comisión Económica Para América Latina de las Naciones Unidas), el total de la corriente neta de capital a largo plazo desde los Estados Unidos hacia América Latina, entre 1951 y 1963, asciende a 10.840 millones de dólares, correspondiendo 6.936 millones a capitales privados (64 %) y 3.904 a capital público (36 %).

Cabe que nos preguntemos si lo único que ha variado en la segunda postguerra es el desplazamiento de Inglaterra por los Estados Unidos como potencia inversionista hegemónica o si también estamos en presencia de una nueva etapa en el «desarrollo del subdesarrollo». Antes mencionamos una etapa «neoimperialista»; corresponde ahora que expliquemos cuáles son las transformaciones ocurridas en los centros hegemónicos, fundamentalmente en Estados Unidos.

La concentración económica en los Estados Unidos
Es un hecho usualmente destacado que el grado de concentración del poder económico ha experimentado un notorio incremento en la economía norteamericana de las últimas décadas: para la totalidad de las corporaciones observamos que la participación de las 200 primeras en el total de los bienes corporativos ha aumentado drásticamente: del 49 % en 1950 al 55 % en 1962. Una parte sustancial de este aumento es atribuible a la creciente proporción de fusiones y adquisiciones realizadas en los últimos años: las primeras 200 corporaciones compraron 1.900 compañías en el período 1950-1962. Al mismo tiempo, es de notar que las cinco corporaciones más grandes poseen el 13 % de los bienes corporativos en el renglón de las manufacturas. Estas cinco corporaciones participan en el 20 % de las ganancias netas.

El surgimiento de los conglomerados económicos es la característica predominante de la actual evolución de la economía estadounidense. Estas empresas, de gigantescas dimensiones, se caracterizan por el hecho de que a través de fusiones o adquisiciones han diversificado su producción de bienes y servicios en múltiples actividades no relacionadas. Por ejemplo, la Minnesotta Mining produce, además de la cinta Scotch, otros 2.000 productos diferentes, que abarcan desde rollos y cámaras fotográficas, pasando por ácido sulfúrico hasta aisladores eléctricos, además de controlar la Mutual Broadcasting System.

La Textron era al principio una empresa textil; actualmente su renglón más importante es el de helicópteros, elaborando también alimentos para pollos, embarcaciones de fibra de vidrio, calefactores portátiles, prensas para papel de aluminio, maquinaria óptica, aceite de lino, autos eléctricos para golf, etc.

Este nuevo fenómeno debe ser atribuido a dos razones: 1) la búsqueda de nuevas formas de inversión más retributivas, que se observa muy especialmente en las corporaciones mayores; 2) la necesidad de las corporaciones gigantes de protegerse de los efectos de los ciclos comerciales o de una excesiva dependencia de los gastos gubernamentales.

Celso Furtado, por su parte, señala que la inversión en múltiples sectores con un mínimo de relación posibilita la reducción de los riesgos que implica la inversión y, constatando que las empresas que se han expandido por la vía de la conglomeración poseían gran disponibilidad de dinero, afirma que ese potencial financiero es el elemento fundamental para la participación exitosa en un nuevo mercado.5 Es importante tener en cuenta que el conglomerado económico no es sólo una diversificación de la producción (como la empresa citada más arriba, que produce 2.000 clases de artículos), sino también una diversificación geográfica: actúa en muchos países al mismo tiempo.

Señalamos este segundo aspecto pues le posibilita la obtención de más bajos costos de producción por unidad merced al control del mercado mundial o de grandes regiones. La tendencia a la dispersión de las empresas manufactureras en diferentes espacios geográficos se acentúa a partir de la segunda postguerra, ya convertidos los Estados Unidos en centro organizador y administrador del sistema capitalista mundial.

Esa tendencia se ha acentuado tanto en la actualidad que es posible afirmar, siguiendo a Theotonko dos Santos: «El sector de las grandes empresas norteamericanas ligado a la inversión en el exterior… se constituye en el elemento integral de esas empresas, disponiendo de alta participación en el total de sus inversiones y ganancias». En resumen, el desarrollo del capitalismo afianza las empresas gigantescas (en especial las norteamericanas), que encuentran estrechos los límites de sus economías nacionales, y son dichas empresas las que internacionalizan la economía capitalista. En esta etapa, lógicamente, coincide con la norteamericanización del sistema.

mapa de america latina

La política de las corporaciones
Cada corporación aspira a lograr su independencia financiera mediante la creación interna de fondos de los que pueda disponer libremente la dirección. Además puede, como parte de su política, obtener préstamos, directa o indirectamente, de instituciones financieras, aunque están en condiciones usualmente de evitar la dependencia del control financiero, tan común en los grandes negocios de hace cincuenta años.

Lo que señalan los autores de «El Capital Monopolista» es la singular transformación ocurrida en la unidad de la economía capitalista: la empresa. Para ellos, en la etapa inicial del capitalismo monopólico las grandes corporaciones tienen a los banqueros como figuras rectoras, en el momento en que más acuciante era la necesidad de capitales dado el inmenso volumen de capital original necesario para acometer empresas de alto nivel tecnológico. Más tarde, cuando las corporaciones recogen una rica cosecha de utilidades derivadas del monopolio, se encontraron cada vez más capaces de autofinanciarse. De tal manera, las grandes corporaciones fueron tornándose cada vez más independientes, tanto de los banqueros como de los accionistas fuertes.

En esta situación, los cálculos internos y externos son efectuados con absoluta independencia de cualquier control ajeno a la corporación misma, y es precisamente esa capacidad de autofinanciamiento la que posibilita crecer aún más gracias a la absorción y fusión con otras empresas.

De todo lo expuesto surgen dos series de cuestiones vinculadas con la nueva forma asumida por el capitalismo monopólico y su relación con los países subdesarrollados. Por un lado, dado que la penetración económica se realiza a través de conglomerados multinacionales, la ubicación y el papel que se le asigne a una subsidiaria en cualquiera de nuestros países no va a depender de las necesidades locales sino de los planes de la metrópoli, puesto que la racionalidad del sistema creado por la casa matriz se establece en el nivel del conjunto de la corporación y no de una de sus partes. Esa planificación en aras de una mayor rentabilidad determinará que la planta instalada produzca unos productos y no otros, que permanezca o sea levantada e instalada en el país que otorgue mayores posibilidades.

Por otra parte, las corporaciones multinacionales tienden a reproducir en los países dominados la estructuración interna que prevalece en los centros hegemónicos: el control monopólico de los distintos mercados por las corporaciones gigantes autofinanciadas.

Si se quiere entender el comportamiento de la empresa extranjera hay que tener en cuenta que, si bien actúa en el marco del país donde se localiza, es parte de un cuerpo cuya cabeza, la casa matriz, está situada en el exterior: La fuerte expansión de las subsidiarias y filiales de las matrices externas, sobre todo norteamericanas, se efectúa con la misma lógica que guía a la expansión en el centro hegemónico: se basa en la política de amplia retención de utilidades y captación del ahorro interno nativo, que, al reforzar el autofinanciamiento, permite nuevas y más eficaces conglomeraciones.

Estamos en este momento bordeando directamente el tema de las «desnacionalizaciones». Antes de entrar en él, deseamos completar el panorama de las tendencias internas de los centros hegemónicos.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de los Grandes Fenómenos del Siglo XX Tomo 1

Biografia de Pancho Villa Lider Revolucionario de Mexico

Biografía de Pancho Villa Líder Revolucionario de México

RESUMEN BIOGRAFICO: Al estallar la Revolución mexicana (1910), contra Porfirio Díaz, ofreció sus servicios al líder opositor Francisco Madero. Durante la gestión de Madero, sirvió a las órdenes del general Huerta, y fue condenado a muerte por insubordinación.

Escapó a los Estados Unidos, pero regresó tras el asesinato de Madero y, a la llegada al poder de Huerta (1913), se unió a la oposición encabezada por Venustiano Carranza. Al frente de un improvisado ejército controló el estado de Chihuahua y formó la División del Norte, con la que ocupó las ciudades de Torreón y Ciudad Juárez.

En 1914 tomó Zacatecas y, enemistado con Carranza, se entrevistó con Emiliano Zapata en Xochimilco. Ambos entraron en la ciudad de México. Cuando Carranza retomó el poder (1916), Villa se mantuvo en la oposición, pero sufrió una grave derrota en Celaya frente al general Obregón.

BIOGRAFIA DE pancho villa revolucionario

El 9 de marzo de 1916, Villa cruzó la frontera y atacó la ciudad estadounidense de Columbus (Nuevo México), matando a varios ciudadanos y destruyendo parte de ella. Una expedición a las órdenes del general John Joseph Pershing fue enviada en represalia, pero no logró capturar a Villa.

Convertido en guerrillero, continuó la lucha contra Carranza y, tras el derrocamiento de éste, en 1920, logró una amnistíay se retiró cerca de Parral (Chihuahua), donde fue asesinado por sus enemigos políticos.

————- 0000000 ————-

BIOGRAFIA: Pancho Villa (1878-1923): Revolucionario mexicano nacido en San Juan del Río, Durango, en 1876 – muerto en Parral, Chihuahua, en 1923. Pobre paisano, huérfano y habiendo recibido muy poca educación cuando estalla la Revolución mexicana en 1910, Francisco Villa, llamado Pancho Villa, se refugió durante varios años en las montañas después de haber asesinado al propietario de la hacienda donde trabajaba por defender a su hermana que fue agredida.

Pancho Villa , Biografía

Pancho Villa, cuyo verdadero nombre era Doroteo Arango, nació en 1878 en una hacienda de San Juan del Río, en el estado de Durango. Huérfano, analfabeto, peón y curtido en la brutalidad de sus patronos y de la dictadura porfirista, se echó a la sierra cuando apenas había superado la veintena de años, al parecer después de matar a un representante del gobierno que había violado a su hermana. Cuando acudió al llamado de Madero para luchar contra Porfirio Díaz, Pancho Villa ya había adquirido fama en el norte de México asaltando trenes y bancos y repartiendo en no pocas ocasiones lo robado entre los pobres.

Desde el comienzo de la revolución él se une a las filas de Madero en su lucha contra la dictadura de Porfirio Díaz, y dá muestras de sus dotes de combatiente y organizador en numerosas batallas victoriosas.

Aprovechando de su conocimiento del terreno y de los paisanos, forma su propio ejército en el norte de México, con el cual contribuye al triunfo del movimiento revolucionario.

En 1912 es tomado prisionero, sospechando el general Victoriano Huerta de participar en la rebelión de Orozco en defensa de las aspiraciones sociales de los paisanos, que Madero había aplazado.

Logra escapar a los Estados Unidos, después del asesinato de Madero, regresa a México y forma un nuevo ejército revolucionario, la División del Norte, en 1913.

Con sus tropas sostiene la lucha de Venustiano Carranza y Emiliano Zapata contra Huerta, quien se había impuesto como dictador.

Juntos, lo hacen caer en 1914; pero después de la victoria de esta segunda revolución, Villa y Zapata se sienten engañados por Carranza y retoman las armas contra éste último.

Esta vez, la suerte no está de su lado: Álvaro Obregón derrota las tropas de Villa y Carranza consolida su poder, obteniendo el reconocimiento oficial de los Estados Unidos para su gobierno.

En su intento de demostrar que Carranza no controla el país, y con el fin de poner contra el dictador al presidente norteamericano Wilson, Villa ataca el territorio norteamericano del Nuevo México y asesina 16 ciudadanos americanos (1916).

Wilson envía un ejército bajo el mando del general Pershing al norte de México para terminar con Pancho Villa; pero el conocimiento del terreno y el sostén de la población paisana permiten a Villa y sus tropas resistir durante cuatro años, en una guerra a medio camino entre la guerrilla y el bandidismo.

A la caída de Carranza en 1920, el nuevo presidente Adolfo de la Huerta le ofrece la amnistía y un rancho en Chihuahua, a cambio de detener sus actividades guerreras y su retiro de la vida política.

Villa acepta, pero muere tres años más tarde, asesinado en su rancho por razones políticas, durante la presidencia de Obregón. 

pancho villa lider mexicano

Al frente de un ejército de campesinos y proscriptos, expulsó a los federales del estado de Chihuahua y formó la División del Norte. Con ella defendió la causa constitucionalista, ganando magníficas batallas que le hicieron dueño del norte del país y le auparon a la gobernación mili tar de Chihuahua. En ese puesto organizó la administración, la economía y las finanzas del estado, expropió latifundios, repartió tierras y fundó centenares de escuelas. Coincidiendo con Zapata en la disidencia con Carranza, ambos caudillos entraron en México en 1914, pero incapaces de entenderse fracasaron en su intento de gobernar el país. Tras entregar sus armas en la convención de Sabinas, en 1920, después de varios años de azarosa lucha guerrillera, Villa se retiró a Durango, donde permaneció hasta que fue asesinado en una emboscada en Parral, en 1923. La profanación de su tumba y el robo de su cráneo contribuyeron aún más a la mitificación de quien fue llamado el «Centauro del norte».

———- 0000 ———

La Historia: Un caudillo llamado Pancho Villa
En 1908 aparece un libro titulado La sucesión presidencial en 1910, de Francisco Ignacio Madero. Este texto, prolongado por el Plan de San Luis de 1910, se va a convertir rápidamente en la plataforma de la revolución de 1910. Madero afirma en su libro: «Sufragio efectivo y no a la reelección del presidente», y prevé una insurrección contra Porfirio Díaz para el 20 de noviembre. Pero Madero, llegado al poder en 1911, es desbordado enseguida por las reivindicaciones sociales de sus antiguos aliados Pancho Villa y Emiliano Zapata; el contrarrevolucionario Huerta se aprovecha de estas divisiones.

A partir de ahí comienza la guerra civil, que va a durar siete años, en un contexto de crisis social y política y con la intervención de las potencias extranjeras, sobre todo de Estados Unidos. La guerra civil termina con la intervención de Carranza, un gran terrateniente, que dirige un ejército constitucionalista. El 5 de febrero de 1917 se promulga la nueva Constitución mexicana, especie de síntesis de todos los programas liberales planteados a lo largo del s. XIX.

La oposición entre los partidarios de Pancho Villa y los de Emiliano Zapata procede de una diferencia estructural entre el norte y el sur de México. Los amigos de Villa esperaban que la reforma agraria deshiciera los inmensos latifundios existentes y los repartiera entre un gran número de pequeños propietarios que establecerían de este modo sus ranchos. Los hombres de Villa eran verdaderos cow-boys vaqueros! que aspiraban a convertirse en rancheros. Como contrapartida, los seguidores de Zapata eran fundamentalmente indios que deseaban recuperar las tierras que habían perdido a raíz de las leves de expropiación y de colonización. Estos indios se hicieron soldados temporalmente para obtener e! derecho de labrar sus propias tierras.

Biografía: Pancho Villa – Fuente América Un Nuevo Mundo

Biografìa de Emiliano Zapata Lider Revolucionario Mexicano

Biografía de Emiliano Zapata
Líder de la Revolución Mexicana

Emiliano Zapata (1879-1919)
Protagoniza la Revolución Mexicana desde 1910, encarnó la lucha por la mejora de las condiciones de las clases menos favorecidas. Sus principios y propuestas siguen siendo hoy en día un punto de referencia básico en gran parte del campesinado mexicano.

biografia de emiliano zapata

——— 00000 ———-

RESUMEN BIOGRAFICO: De origen indio. Nació en San Miguel Anenecuilco, Morelos, y falleció en Hinameca, Cuernavaca. Hijo de campesinos, empezó en 1909 su actividad revolucionaria junto a Ayala, hostigando a los hacendados y repartiendo tierras entre los campesinos. Combatió el «porfiriato», encabezando el movimiento agrarista. Madero subió a la presidencia en 1911, pero Zapata no reconoció su gobierno porque creía que traicionaba los principios revolucionarios. Exigió que la revolución cumpliese con el reparto de tierras (plan de Ayala, rectificado en 1914) y se hizo fuerte en Morelos empezando la revolución agraria, en contra de Carranza y Huerta, con un ejército de 15.000 hombres, en contraposición a Obregón, Orozco y Villa. Se alió a Pancho Villa y ambos ocuparon la ciudad de México en 1914, pero su posterior ruptura con Villa fue aprovechada por Carranza, que lo aisló en Morelos.Se hizo cargo de la administración de su territorio con independencia del Gobierno central.Fue asesinado por los carrancistas en una emboscada.

———- 00000 ———-

En México fue conocido como el «Atila del sur» pues encabezó la lucha agraria en su Estado natal de Morelos, en el sur del país. A él se le atribuye el lema «la tierra es de quien la trabaja».

Héroe nacional, venerado por el campesinado mexicano. Sus adversarios consideraban que era simplemente un bandido roba-vacas que, con sus salvajes huestes armadas, amenazaba vidas, honor, propiedades y a la misma civilización.

Con el paso del tiempo, Zapata se convirtió en héroe; los defectos del caudillo quedaron difuminados, olvidados, transformados por la pluma del poeta, la mano del muralista o las elocuentes palabras del político.

Emiliano Zapata

BIOGRAFIA: Revolucionario mexicano:

(San Miguel de Anenecuilco, Morelos, 1883 – Chinameca, Cuernavaca, 19 de abril de 1919) Zapata nació en la zona sur mexicana.

Su vida fue, hasta que se lanzó como guerrillero, la de cualquier campesino mexicano, sólo que el rompió contra el sistema rígido y feudal existente y se lanzó al monte en compañía de otros compañeros para luchar contra los terratenientes y el Gobierno.

A la vez existía otra figura revolucionaria en aquel tiempo, la de Villa, en la zona Norte, que se lanzó primero al bandidaje y casi siempre luchó en apoyo de algún hacendado, buscando poder y riquezas personales; sin embargo, Zapata, más honrado, siempre estuvo al lado del pueblo, intentando conseguir su causa.

El Estado zapatista, conseguido después de la revolución de Madero, se localizo en el sur -en Morelos- , donde, a diferencia del norte, ya existía una conciencia proletaria, aún sin madurar, pero que comenzaba a dar frutos, a la par que la unidad e independencia del ejército de Zapata eran mucho más evidentes que las del de Villa en el norte.

Al poco tiempo, Madero comenzó a reprimir y limitar las concesiones del Estado de Morelos, ya que se le escapaba de las manos al no poder consolidar el poder burgués que deseaba. Zapata insistió en las reivindicaciones y finalmente rompió con la contrarrevolución burguesa disfrazada de revolución.

En 1913, Huerta tomó el poder, y en 1914, la alianza Zapata, Villa y Carranza lo derribó. Carranza intentó frustrar la revolución nuevamente y los otros dos atacaron y ocuparon la capital mexicana a fines de 1914.

Zapata apoyó constantemente la reforma agraria, que se intentaba implantar a nivel nacional; formuló el Plan de Ayala en 1911, que deseaba devolver al campesinado las tierras usurpadas por los hacendados; el lema «Tierra y Libertad» simbolizó dicho plan zapatista.

La burguesía se echó encima buscando todos los medios para que el plan no se llevase a cabo; los guerrilleros tuvieron que volver al monte, mientras que sólo en Morelos se realizaba la reforma. Carranza le hace promesas a Zapata, pero siempre se niega a cumplir.

El dirigente revolucionario ve que a la larga se producirá la ruptura, y se siente apoyado por la clase obrera mexicana contra Carranza.

Pero ésta aún no ha llegado a una unión total con el zapatismo. Carranza, por medio de un general fiel -Pablo González- , tiende una trampa a Zapata en 1919 y lo hace asesinar, imaginándose así que ha acabado con la revolución campesina.

Se equivocó, el zapatismo sobrevivió a Zapata. Carranza fue asesinado un año después en Veracruz, realizándose la unión entre pequeña burguesía, campesinado y grupos obreros.

No hay que olvidar que el dirigente popular desarrolló su revolución sobre unas bases socialistas, a la vez que apoyó mediante declaraciones la Revolución rusa, aunque en México no existía una vanguardia obrera que dirigiera óptimamente al campesinado mexicano, como sucedió en la Revolución soviética.

El Imperio de Rockefeller en America Latina Empresas de petroleo

El Imperio de Rockefeller en América Latina

«El capital privado que tanto necesita América Latina será atraído a la zona solamente si se le dan garantías contra la expropiación y trato discriminatorio, como también seguridad de que la repatriación de las ganancias será posible.» David Rockefeller (New York Times, 28-10-1967)

En 1970 se cumplió un siglo desde que la familia Rockefeller estableció un virtual monopolio de la industria petrolera en los Estados Unidos. El imperio fue creado por John D. Rockefeller aniquilando a todas las compañías menores que se interpusieron en su camino. Después de la primera guerra mundial el imperio se extendió por el resto del mundo.

El Imperio de Rockefeller en América LatinaEl estrecho entrelazamiento entre los monopolios y el Estado se manifiesta en grado sumo en la organización Rockefeller. Sus integrantes ocupan una posición predominante en varias organizaciones privadas de los grandes negocios, que ejercen notable influencia en el rumbo de la política que luego es ejecutada por el gobierno de turno.

En 1954, la revista «Fortune» señaló 18 instituciones (educacionales, culturales, benéficas y políticas) en las cuales participan los hermanos Rockefeller. Incluyen las tres organizaciones líderes en política exterior (Foreign Policy Association, Carnegie Endowment for International Peace y Council on Foreign Relations). Los intereses de los Rockefeller están representados por cuatro de los seis directores de la National Industrial Conference Board,quizás el más sobresaliente grupo político de los grandes negocios.

El Petróleo en América Latina
El imperio actúa a través de las siguientes compañías: La Standard Oil (Nueva Jersey), bajo el nombre de ESSO, realiza: producción, transporte, refinería y venta en países como la Argentina, Brasil, el Caribe, América Central, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú v Uruguay. En Venezuela, la Creóle Petroleum Company, subsidiaria de la Standard Oil, Agrícola), Colombia (B. del domina a través de la producción petrolera la economía venezolana. Además, opera una refinería en las Antillas Holandesas y dos en Colombia. La Mobil Oil Corp. Bajo las marcas Mobil y Socony realiza actividades dentro del campo petrolífero en Argentina, Barbados, Brasil, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Perú, Uruguay y Venezuela. La Standard Oil (California), bajo la marca Chevron actúa en Brasil, Colombia, Venezuela y América Central. La Standard Oil (Indiana), por cuatro de los seis directores dedicada fundamentalmente a la exploración y extracción, actúa bajo el nombre de Pan American en Argentina, Colombia, Trinidad, Venezuela y Puerto Rico.

El Imperio controla el Chase Manhattan Bank que, con un capital de 20.000 millones de dólares, es el segundo banco de los Estados Unidos y el más importante en materia de operaciones internacionales, ya que mantiene relaciones con 5.900 bancos de todo el mundo. Al mismo tiempo es propietario de bancos que actúan en Venezuela (B. Mercantil y Comercio), Brasil (B. Lar Brasileiro), Perú (B. Continental), Honduras (B. Atlántida) y Argentina (B. Argentino de Comercio).

A través de la Internacional Basic Economic Corporation (IBEC) el imperio ha diversificado su actividad fuera del campo petrolero: tiene intereses en 33 países por medio de 142 empresas subsidiarias o afiliadas.

Alimentos. IBEC es el mayor distribuidor de alimentos a través de 52 supermercados, de los cuales 31 están ubicados en Venezuela, 5 en Perú y 16 en Argentina. También produce semilla de maíz híbrido en Brasil, pesca y envasa atunes en Puerto Rico, pasteriza y distribuye leche en Venezuela, produce café en El Salvador, cultiva caña de azúcar y la refina en el Perú.

Avicultura. La IBEC controla «Arbor Acres», una de las principales empresas avícolas del mundo. Suministra aves de raza v huevos en 23 países, incluyendo Argentina, Colombia, Brasil, México y Perú. Industria La IBEC manufactura productos metálicos relacionados con la agricultura en los Estados Unidos, Argentina, Brasil, Colombia, México y Uruguay. Para terminar con esta rama del imperio hay que señalar que también controla fondos de inversión y realiza operaciones en seguros en numerosos países latinoamericanos. Extractado de los documentos publicados por NACLA (North American Congress in Latín America).

Los datos que damos a conocer no agotan, lógicamente, las propiedades, visibles e invisibles, de la familia Rockefeller, Hay traducción española: Tierra Nueva, Montevideo, 1970.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de los Grandes Fenómenos del Siglo XX Tomo 1

La Revolución Mexicana Antecedentes y Causas Porfirio Diaz Resumen

RESUMEN HISTÓRICO DE LA REVOLUCIÓN EN MÉXICO

La Revolución Mexicana, surge como una protesta de tono eminentemente político frente al régimen porfiriano, pero quienes van participando en ella, quienes van haciéndola, le imprimen la huella de sus ideas, de sus intereses, de sus aspiraciones…he aquí su historia.

América latina y el mundo entero se conmovieron en 1910 cuando, después de 30 años de gobierno despótico ejercido por Porfirio Díaz, estalló en México una insurrección armada. Agrupadas en torno a la figura de Francisco Madero se reunieron las fuerzas acaudilladas por Pascual Orozco, Emiliano Zapata y Pancho Villa, quienes se lanzaron a la conquista del poder político en busca de convertir a su país en libre y democrático.

Madero pertenecía a una acaudalada familia del norte que, como tantas otras, se había beneficiado de la dictadura de Díaz..No obstante esa posición privilegiada, tenía firmes ideales democráticos que expresó en su libro «La sucesión presidencial de 1910«.

Cuando Díaz quiso presentarse a su octava reelección, Madero se exilió en Estados Unidos y publicó un manifiesto revolucionario «El Plan de San Luis Potosí«. Orozco y Villa se le unieron en el norte y Zapata en el sur, y juntos lanzaron una ofensiva militar.

Los levantamientos se generalizaron en todo el país y Díaz no tuvo más remedio que renunciar y exiliarse. Pese a que Madero ingresó a la capital de la república y fue aclamado por una multitud, las diferencias con sus seguidores no tardaron en aparecer.

El nuevo presidente fue acusado de «moderado» e incluso de traidor, por retardar la puesta en marcha de algunas reformas. Madero después fue traicionado por su general, Victoriano Huerta, quien lo hizo asesinar (1913).

Villa y Zapata trataron luego de llevar la revolución al punto que habían soñado, pero sus muertes violentas cubrieron un período  de la historia de México que,  no obstante ello, lo puso en las puertas de la modernidad.

la revolucion mexicana

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria1.jpg

ANTECEDENTES DE LA REVOLUCIÓN DE 1910:
La época de Santa Anna

A comienzos del s.XIX , México tenía unos seis millones de habitantes, de los que unos tres millones eran indígenas. Estos, que habían sido los primeros en luchar por la independencia, eran un grupo despreciado por el régimen. Convertidos en ciudadanos con igualdad jurídica, igual que los criollos, perdieron de repente los privilegios que la corona española les concedía durante la época colonial, sin obtener a cambio ninguna contrapartida. El régimen, basado en el sistema de haciendas, perpetuaba y a veces agravaba la dependencia de los peones y campesinos indígenas respecto a los grandes propietarios.

La aristocracia terrateniente, todopoderosa en esa época, dirigía el país por medio de caudillos, por lo general salidos del ejército. Durante la primera mitad del siglo destaca la figura del criollo López de Santa Anna. La dictadura centralista que ejerció no pudo evitar que México perdiera la mitad de su territorio, en provecho de los Estados Unidos, no sin antes haberla defendido valientemente.

El intermedio liberal

Durante este período se va constituyendo una clase media que se va a convertir en el eje de la vida política. Dicha clase triunfa por medio de Benito Juárez: primero como ministro y después como presidente, Juárez se esforzó, entre 1855 y 1872, por limitar los privilegios, sobre todo del Ejército y de la Iglesia.

En 1857 se promulgó una Constitución que iba en esa línea. Sin embargo, dicha Ley constituyó un fracaso: aunque liquidaron la propiedad eclesiástica, las leyes de expropiación destruyeron también las estructuras de la propiedad comunal y abrieron paso a un incremento enorme de las tierras en manos de los grandes propietarios. Además, la política anticlerical suscitó grandes reacciones en su contra: concretamente tres años de guerra civil, 1859-1861. Ante una situación financiera desastrosa, Juárez no tuvo más remedio que suspender durante dos años el pago de las deudas exteriores de México.

Las potencias extranjeras vieron en esta situación un pretexto para intervenir en México, y así lo hicieron Francia, Inglaterra y España, aunque posteriormente, divididas entre sí, las dos últimas se retiraron de la lucha. Y la resistencia de Juárez, obligó a las tropas francesas a abandonar México en 1866.

México ante su industrialización: A la muerte de Juárez, en 1872, su sucesor Lerdo acentúa el anticlericalismo de su política y decide la separación entre la Iglesia y el Estado, hecho del que se aprovecha el general Porfirio Díaz para reunir a todos los descontentos con el régimen y organizar un levantamiento militar. Su programa de saneamiento financiero, de desgravación fiscal y su política condescendiente con la Iglesia tranquilizan a los grandes propietarios.

Gracias a una llamada permanente a los capitales extranjeros, Díaz va a hacer de México un país industrial, dotado de una infraestructura sólida: en 25 años la red de ferrocarriles pasa de 570 a 24.000 Km. México, país productor de oro, plata y petróleo, se enfrenta al s. XX en el grupo de cabeza de las potencias industriales. La otra cara de la medalla es la dictadura y la represión interior, y el malestar social provocado por un desmesurado crecimiento del poder de los grandes propietarios.

De este modo, las aspiraciones de un régimen más liberal y democrático van creando poco a poco un clima revolucionario que estalla en la guerra civil de 1910-1917.

LA REVOLUCIÓN MEXICANA: El primer gran movimiento político de masas del siglo XX, la Revolución Mexicana, encabezó la historia de América Latina. En 1910, Francisco Ignacio Madero se sublevó contra la dictadura de Porfirio Díaz, bajo cuyo gobierno el tejido social mexicano se había modificado gracias a una incipiente industrialización. Su levantamiento fue seguido en diferentes estados por las masas campesinas -comandadas por Pascual Orozco, Pancho Villa y Emiliano Zapata-, que reclamaban un nuevo reparto de la tierra, dominada por grandes latifundistas partidarios del porfirismo.

Estalla la Revolución la Revolución Mexicana

Emiliano Zapata

PANCHO VILLA RESUMEN: REVOLUCIÓN MEXICANA

Pancho Villa

La oposición entre los partidarios de Pancho Villa y los de Emiliano Zapata procede de una diferencia estructural entre el norte y el sur de México. Los amigos de Villa esperaban que la reforma agraria deshiciera los inmensos latifundios existentes y los repartiera entre un gran número de pequeños propietarios que establecerían de este modo sus ranchos. Los hombres de Villa eran verdaderos cow-boys vaqueros! que aspiraban a convertirse en rancheros. Como contrapartida, los seguidores de Zapata eran fundamentalmente indios que deseaban recuperar las tierras que habían perdido a raíz de las leves de expropiación y de colonización. Estos indios se hicieron soldados temporalmente para obtener e! derecho de labrar sus propias tierras.

En 1910, Porfirio Díaz se hizo reelegir presidente de México por sexta vez consecutiva. Casi treinta años de un poder siempre en aumento, pero poco renovado en sus hombres y en sus métodos, había desembocado en la paradoja de un presente de fuerza incontestable y, al mismo tiempo, de una inminente debilidad. Nada ni nadie parecía capaz de discutir el Porfiriato, ni menos aún de sustituirlo, pero sobre él se cernía ya la amenaza de su evidente envejecimiento, de la cada día más cercana posibilidad de la muerte del caudillo. Efectivamente, en el momento de la que habría de ser su última reelección, el general Díaz contaba 80 años de edad. Por todo eso, desde 1904 había surgido en la vida mexicana el problema de quién sustituiría al presidente. Pero Díaz no lo resolvió: la prolongación del tiempo de su próximo período de gobierno de cuatro a seis años, mediatizaba el asunto, no lo liquidaba.

En 1908, ante el periodista norteamericano Creelman, el presidente Díaz, explicándose a sí mismo, se miraba como el último de los hombres necesarios en la historia de México. Su larga permanencia en el poder y la forma rigurosa como casi siempre lo ejerció, habían sido capaces —decía— de operar un cambio esencial en la organización polaca y social del país. Afirmaba haber acortado, hasta casi desaparecerla, la distancia que hubo entre una ley constitucional avanzada y un pueblo sin educación política. Díaz pensaba entonces que su sucesor legítimo, el único posible, debería surgir de la organización de los mexicanos en verdaderos partidos políticos; de la lucha electoral libre y abierta. El pueblo mexicano, dijo en ese entonces Porfirio Díaz, estaba apto para la democracia.

Porfirio Díaz había llegado a la presidencia de México por primera vez en 1876, con la ayuda de las armas. Entre 1880 y 1884 había dejado el gobierno en manos de un amigo fiel, el general Manuel González. Pero Porfirio no concebía otro sucesor que no fuera él mismo: desde 1884 había gobernado sin pausas, reelecto sistemáticamente, en ocho oportunidades. Era el «caudillo indispensable», el general protagonista de «la hazaña militar más grande de la historia», y otras calificaciones elogiosas que proferían los aduladores del régimen.

En 1910 debían llevarse a cabo nuevas elecciones. A pesar de que en 1908 había afirmado lo contrario, Porfirio volvía a ser candidato. La oposición al régimen se nucleó alrededor de Francisco Madero, un político miembro de una familia de terratenientes del estado de Chihuahua, en el norte del país. El programa de Madero se centraba en la reforma política y era apoyado por un heterogéneo conglomerado de fuerzas regionales.

Existían dos corrientes de ideas muy claras. Los voceros de quienes, poseyendo fuerza social y económica, habían carecido hasta ese momento de poder político y esperaban ser los herederos naturales del Porfiriato, postulaban como paso siguiente al del gobierno personal de Díaz y previo al democrático, una especie de oligarquía de corte intelectual y —muy en el estilo de la época— científica. Otros, atenidos a un liberalismo ortodoxo en cuya base estaba la creencia en la capacidad innata de todos los pueblos para la vida democrática, pensaban que el mexicano, ejerciendo su libertad electoral, llevaría al poder a quien debiera y mereciera gobernarlo. En esta última línea de pensamiento estaba un hombre de claras y sostenidas preocupaciones políticas: Francisco I. Madero, quien en 1908 publica un libro: La Sucesión Presidencial en 1910.

En las elecciones (que, por cierto, no fueron limpias) triunfó Porfirio Díaz. En el momento de la elección, Madero se hallaba detenido en una cárcel mexicana. A diferencia de otras circunstancias, la oposición decidió resistir el veredicto. Madero, que había huido de la prisión y se había refugiado en Texas, lanzó un llamado a la insurrección: el Plan de San Luis Potosí.

La rebelión se inició en el norte de México. Desde allí, las tropas conducidas por Pascual Orozco avanzaron hacia el centro de México y derrotaron en varios enfrentamientos al ejército porfirista. En el centro sur surgió también un importante núcleo de resistencia liderado por Emiliano Zapata.

Porfirio Díaz capituló y se exilió en Europa. Madero fue electo presidente y asumió a fines de 1911. El gobierno de Madero carecía de bases firmes: los antiguos porfiristas descontaban de él, los campesinos y sus líderes que habían combatido contra Díaz no veían satisfechos sus reclamos de tierras y participación en el poder político y, desde fines de 1912, el embajador de los Estados Unidos conspiraba abiertamente contra el presidente de México. De este modo, surgieron diversos grupos opositores a Madero, muchos de ellos irreconciliables entre sí.

Los constitucionalistas A principios de 1913, el general Victoriano Huerta dirigió una rebelión exitosa contra Madero, y se proclamó presidente. Madero y su vicepresidente fueron asesinados. Mientras Huerta se consolidaba en el poder, un conjunto de grupos opositores establecía una alianza, formalmente encabezada por el gobernador del estado de Coahuila, Venustiano Carranza.

Los opositores, unidos bajo el nombre común de constitucionalistas -su principal objetivo era la restauración del orden constitucional-, estaban comprendidos por grupos del norte del país -el propio Carranza, el carismático y audaz Pancho Villa y un importante grupo del estado de Sonora, liderado por Alvaro Obregón- y de otras regiones -donde sobresalían los campesinos del estado de Morelos con su líder Emiliano Zapata-.

Los ejércitos constitucionalistas derrotaron a las tropas de Huerta, que dimitió y partió al exilio en julio de 1914. Los cuatro años de conflictos habían terminado con todo el complejo sistema de pactos y negocios nacionales, regionales y locales establecidos en los largos años del gobierno de Porfirio Díaz.

En su lugar, diversos grupos y caudillos, de base rural, luchaban entre sí para decidir quién iba a gobernar México. Para algunos, como los seguidores de Zapata, el problema principal era otro: la tierra. Su objetivo era el reparto de las tierras a las comunidades campesinas.

Los que habían vencido a Huerta no tardaron en enfrentarse entre sí. Carranza y Obregón fueron los jefes de los triunfadores. Villa y Zapata, los de los derrotados. En 1917 fue sancionada una nueva constitución que consagró importantes principios: aumentaba las atribuciones del poder ejecutivo, fijaba un mandato de cuatro años sin posibilidad de reelección para los presidentes, aseguraba al estado la propiedad del subsuelo, establecía numerosos derechos sociales -derecho de huelga, jornada de ocho horas, prohibición del trabajo infantil, salario mínimo, etc.-, separaba estrictamente la Iglesia del estado. Se nacionalizó la riqueza minera.

En 1920 terminaron las resistencia. Diez años de guerras habían dejado la economía absolutamente destruida y centenares de miles de muertos en los campos. De todas maneras no se avanzó en la democratización política, volviéndose a practicas muy parciales, parecidas a las de Porfirio Díaz. Los indígenas y pequeños propietarios siguieron sufriendo las injusticias del sistema y sus vidas sin grandes diferencias a la etapa oligárquica.

Villa contra Estados Unidos: En 1916, la abierta simpatía de Wilson por Carranza, que venció a los «villistas» gracias al apoyo estadounidense, encolerizó a Pancho Villa, que juzgó la actitud de Washington como una intervención ilegal, Como represalia, atacó Colombus (Nuevo México), lo que motivó su persecución en México por tropas de EE.UU. El general Pershing, Villa y Obregón en El Paso; 1914.

Ingerencia de EE.UU.: En 1913, la traición del general Victoriano Huerta, que asesinó a Madero, causó el alborozo conservador. Estalló la guerra civil contra el nuevo dictador. La llegada a la presidencia del demócrata e idealista Woodrow Wilson modificó la actitud de Estados Unidos respecto a Huerta, a quien condenó al embargo de armas, mientras prestaba apoyo a Venustiano Carranza y sus aliados -Alvaro Obregón, Villa y Zapata-. Abandonado por los norteamericanos, el dictador mexicano se volvió hacia Alemania, que le prometió ayuda. Esto provocó la intervención directa de EE.UU., que desembarcó 23.000 marines en Veracruz en 1914. Sin aprovisionamiento de armas, Huerta abandonó el país.

La reforma agraria mexicana: El mantenimiento de la propiedad privada y la exclusión de peones y grandes masas indígenas del reparto de tierras fueron algunas de las contradicciones de la reforma agraria mexicana, impulsada por los presidentes Alvaro Obregón, Plutarco Elias Calles y, sobre todo, Lázaro Cárdenas. Detalle del fresco Asalto de los campesinos al cuartel, de Juan O’Gorman; 1973.

AMPLIACIÓN DEL TEMA, PARA SABER ALGO MAS…

La cuestión agraria reavivó de nuevo la guerra civil en 1915 entre Carranza, de un lado, y Villa y Zapata, del otro. Ya en el poder, Carranza organizó en 1916 un congreso constituyente en Querétaro sin villistas ni zapatistas. A pesar de ello, la Constitución de 1917, que consagraba la intervención del estado en amplios sectores de la vida económica, recogía la cuestión agraria, amén de los derechos laborales y las libertades sindicales. No obstante, durante su mandato Carranza (1917-1920) reprimió las huelgas, protegió las grandes haciendas y urdió el asesinato de Emiliano Zapata.

Las pretensiones de Carranza de perpetuarse en el poder a través de hombres de su personal confianza provocó la revuelta armada de sus propios partidarios -De la Huerta, Obregón y Calles- en 1920. En su huida a Veracruz, Carranza fue asesinado. Con su muerte y la rendición de Pancho Villa, concluyó la etapa violenta de la revolución y empezó la institucional.

Los gobiernos de Álvaro Obregón (1920-1924) y Plutarco Elías Calles (1924-1928) pusieron en marcha una progresiva centralización del poder. Se inició lentamente la reforma agraria y se sentaron las bases de la reconciliación nacional. Mientras Obregón inició una extensa reforma educativa y cultural, el anticlericalismo de Calles desató la llamada «revolución cristera» (1926-1929), sólo resuelta mediante convenios con la Iglesia. Tras el asesinato de Obregón. Calles, nombrado jefe máximo de la revolución, creó el Partido Nacional Revolucionario (PNR), lo que significó la muerte funcional del multipartidismo.

CRÓNICA DE LA ÉPOCA:
POR PATRICIA FUNES Historiadora
Períodico El Bicentenario Fasc. N°6 Período 1910-1929

Tras haber festejado el Centenario de la Independencia, el gobierno de Díaz
cayó a manos de los revolucionarios Zapata y Villa.

Porfirio Díaz gobernaba México desde 1877 y quería celebrar el centenario de El Grito de Dolores con moderna solemnidad. Venía preparándolo con anticipación. Mientras las compañías deslindadoras, extranjeras y nacionales, despojaban de sus tierras a las comunidades campesinas y la crisis económica golpeaba a los sectores obreros, Díaz se empeñaba en convertir al Distrito Federal en París.
Abrió el Paseo de la Reforma (un pequeño Champs-Elysées) que corona en el grupo escultórico El Ángel de la Independencia.

Es una obra controvertida. La columna mide 36 metros de altura y, sumada la altura del grupo escultórico que la corona, alcanza 45 metros. La escultura que se encuentra en la cúspide de la columna -El Ángel- es de bronce con recubrimiento de oro y pesa siete toneladas. Se comenzó a construir en 1902 y el mismo Porfirio Díaz la inauguró para los festejos el 16 de septiembre de este año. La ciudad de México está asentada sobre la antigua Tenochtitlan, a su vez, sobre las aguas de un gran lago y es un frecuente epicentro de sismos y terremotos.

Sin embargo, el arquitecto Antonio Rivas Mercado proyectó esa altísima columna que requirió de complejas excavaciones y cálculos tan científicos como los asesores positivistas de don Porfirio. Muchos, en su momento, criticaron el proyecto: auguraban que la columna iba a desmoronarse ante el primer temblor.

El Ángel no se cayó, lo que se cayó fue el Porfiriato.

Pocos días después de los festejos del Centenario, el 5 de octubre, Francisco Madero, líder de la oposición, lanzó el Plan de San Luis de Potosí. Le puso hora, día y mes al alzamiento contra la tiranía de Díaz: el domingo 20 de noviembre las 18. Demandaba «sufragio efectivo y no reelección», consigna que representa a los sectores medios ahogados políticamente por la cerrada geron-tocracia porfirista. Los campesinos de Emiliano Zapata y Pancho Villa, más ahogados aún por el despojo de sus tierras, dijeron «Tierra y libertad».

En los suburbios de la ciudad, en pulquerías y palenques, en las milpas campesinas, en plazas y mercados, se escuchaban voces populares en corridos y rancheras: «Yo no he visto candidato/ que no sea convenciera;/ cuando suben al poder/ no conocen compañero./ Zapata le dijo a Villa:/ -Ya perdimos el albur;/ tú atacarás por el Norte,/ yo atacaré por el Sur./ Ya con ésta me despido/ porque nosotros nos vamos;/ que se termina el corrido:/ Despierten ya mexicanos».

La primera revolución del siglo XX latinoamericano está en marcha.

Fuente Consultada:
El Mundo Contemporáneo (Lucas Luchilo, Pedro Saccagio y otros)
Enciclopedias Consultora Tomo 7
Enciclopedia del Estudiante Tomo 2 Historia Universal
Enciclopedia Encarta
La Aventura del Hombre en la Historia Tomo I «El Ateneo»
Historia Universal Gomez Navarro y Otros 5° Edición
Atlas de la Historia del Mundo Parragon
Períodico El Bicentenario Fasc. N°6 Período 1910-1929

 

Todos los Presidentes de Estados Unidos Lista de Presidentes

TODOS LOS PRESIDENTES DE ESTADOS UNIDOS

presidentes ee.uu.

LISTA DE PRESIDENTES NORTEAMERICANOS

1. George Washington 1789-1797
2. John Adams 1797-180]
3. Thomas Jefferson 1801-1809
4. James Maddison 1809-1817
5. James Monroe 1817-1825
6. John Quincy Adams 1825-1829
7. Andrew Jackson 1829-1837
8. Martin Van Buren 1837-1841
9. William H. Harrison 1841
10. John Tyler 1841-1845
11. James Knox Polk 1845-1849
12. Zachary Taylor 1849-1850
13. Millard Fillmore 1850-1853
14. Franldin Pieree 1853-1857
15. James Buchanan 1857-186]
16. Abraham Lincoln 1861-1865
17. Andrew Johnson 1865-1869
18. Ulysses 8. Grant 1869-1877
19. Rutherford B. Hayes 1877-1881
20. James A. Garfield 188]
21. Chester A. Arthur 1881-1885
22. Grover Cleveland 1885-1889
23. Benjamin Harrison 1889-1893
24. Grover Cleveland 1893-1897
25. William McKinley 1897-190]
26. Theodore Roosevelt 1901-1909
27. William H. Taft 1909-1913
28. Woodrow Wilson 1913-192]
29. Warren G. Harding 1921-1923
30. Calvin Coolidge 1923-1929
31. Herbert C. Hoover 1929-1933
32. Franklin D. Roosevelt 1933-1945
33. Harry 5. Truman 1945 -1953
34. Dwight D. Eisenhower 1953-1961
35. John F. Kennedy 1961-1963
36. Lyndon B. Johnson 1963-1969
37. Richard Nixon 1969-1974
38. Gerald Ford 1974-1976
39. James Carter 1976-1980
40. Ronald Reagan 1980-1988
41. George Bush (padre) 1988-1992
42. Bill Clinton 1992-2001
43. George Bush (hijo) 2001-2009
44. Barak Obama (2010-2017)
Fuente Consultada: Atlas de Historia Universal y de Argentina

Los Recursos Naturales La Transformación Para el Desarrollo Economico

LOS RECURSOS NATURALES Y SU TRANSFORMACIÓN PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO DE UN PAÍS

Qué son los recursos naturales: La naturaleza proporciona a los seres humanos los recursos principales: agua, oxígeno y alimentos para poder realiza sus funciones biológicas.

El agua es necesaria para cualquier actividad de los seres vivos y el oxígeno también, aunque por su abundancia en el medio no se valora como un recurso fundamental para el desarrollo de la vida. Además los alimentos suponen a la vez la fuente de materia y energía.

De la flora y la fauna se obtiene gran parte de los alimentos y medicamentos y la materia prima para la industria textil, maderera y otras. El suelo es otro de los recursos que no ofrece la naturaleza, sobre el que se desarrollan muchos seres vivos. Numerosas rocas y minerales se usan en la construcción de edificios y la elaboración de nuestros utensilios. Y con fines energéticos se aprovechan el carbón petróleo, gas natural y minerales radiactivos, así como el se y el viento.

En los últimos años en las grandes ciudades se están produciendo problemas por las aglomeraciones de la población. Por ello, el espacio se considera también un recurso necesario. Por otra parte, el océano mundial adquiere cada vez más importancia como fuente de recursos alimentarios (peces, algas y sal) y energéticos (petróleo y gas).

Tradicionalmente, se considera que recursos naturales son aquellos que los hombres encuentran en su medio natural y pueden aprovechar de alguna manera; según esta concepción, son recursos naturales las rocas, las fuentes de energía, los minerales, los suelos, las aguas, las plantas y los bosques. Sin embargo, para hablar de recursos deben tenerse en cuenta otros aspectos. Aproximadamente hacia el año 3.000 a.C, el petróleo comenzó a usarse como betún. Así dejó de ser un simple elemento de la naturaleza para convertirse en recurso, esto es, un elemento que puede ser apropiado y utilizado en alguna actividad humana mediante el trabajo. Solo a mediados del siglo XIX surgió la necesidad social de su utilización en gran escala como » el principal combustible, así ,como la tecnología necesaria para extraerlo y procesarlo.

La percepción de un elemento de la naturaleza (el petróleo) como recurso por parte de la sociedad no depende de las características propias del elemento natural, sino del valor que los grupos sociales le asignan, según su mayor o menor potencialidad para satisfacer necesidades. Debido a que las necesidades sociales van cambiando a lo largo del tiempo, el concepto de recurso adquiere una dimensión histórica.

Finalmente, si bien los procesos de la naturaleza responden a leyes propias, no son intencionales: no se los puede considerar en sí mismos buenos ni malos, ni poseedores de utilidad. Cuando la sociedad transforma la naturaleza, aparece la intención de dar satisfacción a sus necesidades. Así, los objetos naturales comienzan a formar parte de la intencionalidad de la acción humana. En cuanto al petróleo, su existencia es el resultado de un largo período de formación, cuya duración escapa a la dimensión temporal humana. Por supuesto, esos procesos carecieron de intencionalidad.

En cambio, cuando los grupos sociales comenzaron la explotación guiados por la intención de dar satisfacción a una necesidad concreta, el petróleo empezó a constituirse en objeto de la intencionalidad humana.

Ahora estamos en condiciones de definir a los recursos de una forma tal que supere la visión tradicional —es decir, meros objetos del medio natural—.Si solo se considerara a los recursos como «naturales»(elementos de la naturaleza) significaría que son no valorados, no apropiados, no históricos. El concepto de «recursos naturales» debe incluir los aspectos de necesidad social, tecnología, apropiación, trabajo, dimensión histórica e intencionalidad.

En el momento en que la sociedad valora, hace suyos y modifica —mediante la tecnología y el trabajo— los objetos naturales, estos se convierten en recursos.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

PRINCIPALES CADENAS PRODUCTIVAS DE ARGENTINA:

NOA Azúcar; tabaco; cítricos; oleaginosas: soja y olivo; vino; bovinos para carne; legumbres y hortalizas; forestal (bosque nativo) -maderas; boratos; cobre y oro; plata; litio; petróleo, gas y destilados; electricidad; miel; camélidos algodón – textil; metalmecánico, construcción y acero; plomo; transportes; cemento; turismo.
NEA Forestal (bosque implantado) – papel -madera; forestal (bosque nativo) – madera – tanino; yerba mate y té; cítricos; oleaginosas – soja; tabaco; algodón – textil; bovinos para carne; arroz; hortalizas; petróleo y gas; eléctrico; turismo.
NUEVO CUYO Frutas de perita y carozo; vino; oleaginosas: olivo; petróleo y destilados; metalmecánico y construcción; maquinaria e insumos de construcción; legumbres y hortalizas; algodón – textil; bovinos para carne; turismo.
PAMPEANA Bovinos para carne y cuero; bovinos para lácteos; oleaginosas: soja, girasol, maní; trigo y maíz; legumbres y hortalizas; porcinos; frutas; arroz; pollos y huevos; metalmecánico y construcción; petróleo y destilados – petroquímica; algodón – textil; forestal (bosque implantado); madera; turismo; transporte; finanzas y seguros; comunicaciones; informática; supermercados; centros comerciales.
PATAGONIA Petróleo y gas; bovinos para carne; oleaginosas, soja y girasol; trigo y maíz; miel; manzana y pera; fruta fina y dulces; pesquero: calamar, langostino, merluza y trucha; ovinos para carne; lana y textiles; vino; forestal (bosque nativo) – madera; eléctrico – metalmecánico y construcción; aluminio; oro; turismo.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

LOS PROCESOS DE TRASFORMACIÓN

Todos sabemos que  hombre tiene necesidades de diversa índole y que para satisfacerlas necesita bienes.

Algunos de los bienes se los ofrece directamente la naturaleza, tales como el aire, el agua, las frutas. Otros, necesitan elaboración antes de ser consumidos, lo cual supone un proceso de transformación, la aplicación de una técnica creada por la inteligencia del hombre.

En todo proceso de transformación se necesitan productos naturales básicos a los que se denomina materia prima.

La existencia abundante de un recurso o  determinado producto en una región es la causa de la radicación de una industria que se alimentará con aquél. Por ejemplo, los metales en barras o chapas que se utilizan en  numerosos establecimientos para la industrialización, envasamiento y conservación del pescado; en la región cuyana, apta para el cultivo de ia vid, ha crecido la industria vitivinícola.

 bosque

Bosque como recurso para la madera de multiples aplicaciones

Las materias primas naturales proceden de la tierra, de lo que ella produce, del mar, y se sacan también de los subproductos; provienen de la agricultura, la explotación de bosques, la ganadería y la minería. Todos los productos industriales tienen como base de su elaboración algunas de las fuentes mencionadas.

También existen materias primas semielaboradas; productos que ya han tenido un tratamiento industria sirven de base a muchas industrias. Por ejemplo, los metales en barras o chapas que se utilizan en la indus1 tria metalúrgica; la celulosa empleada en las fábricas de papel, etc.

Además, la industria aprovecha como materia prima los restos y desechos industriales, recuperándose así productos que antes se desperdiciaban. Casos de ello lo constituyen ios restos de madera, astillas, virutas, etc., con los cuales se fabrica madera aglomerada; la preparación de alimentos para animales, con residuos de la industria frigorífica, oleaginosa, etc.

Uno de los problemas económicos mundiales de la actualidad, radica en la escasez de ciertas materias primas fundamentales, porque han sido explotadas irracionalmente (por ejemplo, la caza intensiva de ballenas), por su agotamiento, o por tratarse de recursos no renovables, como sucede con el petróleo.

Esta situación de carencia, el temor de la necesidad en un futuro cercano, las exigencias de la guerra, etc., han impulsado a los científicos y técnicos a buscar una nueva aplicación de las materias primas conocidas y a la búsqueda de numerosos sustitutos. Pensemos en las inumerables aplicaciones de los materiales plásticos en la construcción, industria textil, fabricación de mobiliario y menaje, etc.

La existencia de materia prima es condición para la radicación y desarrollo de las industrias; sin embargo, puede darse el caso de plantas productoras que reciban la materia prima de otras regiones y países.

lapón, por ejemplo, es un país muy industrializado que importa la mayor parle de las materias primas. Esta forma indirecta de aumentar la industria no es tan segura, sobre todo cuando existen conflictos armados.

Otro ejemplo de las dificultades que acarrea la carencia de materia prima, lo presentan los países que no producen petróleo; debieron vencer innumerables problemas en los últimos años para proveerse de tan imprescindible producto.

FUENTES DE ENERGÍA

a) Ideas preliminares
La actividad supone movimiento, la existencia de una fuerza que da impulso.

Energía es —precisamente- la fuerza activa que se manifiesta tanto en el brazo del hombre que maneja un hacha, como en el agua desbordada del cauce que arrastra todo a su paso o en el huracán desatado que arranca de cuajo a empinados árboles.

Todo trabajo presupone la condición de la energía; hasta la hormiga que lleva una brizna de hierba seca desarrolla energía. Una simple observación de la naturaleza a nuestro alrededor nos permitirá apreciar cómo la energía se refleja en todo lo que es fuerza y movimiento.

Muchas energías del universo fueron durante siglos, secretos para el hombre; por ejemplo, la energía química, eléctrica y atómica.

También existen fuentes de energía  que son conocidas pero cuya explotación no está generalizada; tal sucede con la energía eólica, la solar, la fuerza de las mareas, etc.

 petroleo

El petroleo ha sido en el siglo XX la principal fuente de energía

b) La energía y la industria
La actividad industrial exige el empleo de maquinarias de todo tipo, las que necesitan para su funcionamiento de la energía que proporciona el combustible.

Los combustibles fundamentales usados en la actualidad son el carbón en todas sus variedades, el petróleo y sus derivados, el gas natural y la electricidad. Esta última puede originarse en usinas alimentadas con otros combustibles o en la fuerza de la caída de las aguas en los cursos que lo permiten.

Una cuenca en la que exista abundancia de carbón o de pozos petrolíferos significa una gran posibilidad de radicación de industrias como se puede apreciar en algunos países europeos (Inglaterra, Alemania, Rusia) y en los Estados Unidos.

Otros países han visto crecer su potencial industrial por el aprovechamiento de la energía hidráulica en los saltos de agua naturales o artificiales («hulla blanca») para la producción de electricidad (Suiza, Suecia, etc.).

c) La energía atómica
La energía derivada de los materiales atómicos no puede emplearse directamente en el funcionamiento de la maquinaria industrial por el peligro de las radiaciones. Por eso, en las centrales termonucleares se la transforma primero en electricidad.

Partiendo del uranio se consigue una producción más económica del fluido eléctrico; un solo gramo de uranio encierra tantas calorías convertibles en energía como cerca de tres toneladas de carbón.

Los ingleses han alcanzado notables progresos en las investigaciones para la utilización de las materias primas atómicas en la supergeneración de combustibles.

TRANSPORTES

a) Ventajas del transporte
Conocemos las ventajas de las comunicaciones marítimas, el mar y de los ríos como vínculos de unión entre los pueblos, ventajas que podemos aplicar a las comunicaciones y transportes en general. Dichas ventajas, en relación con la industria y el comercio, las sintentizamos de esta forma:

– El transporte contribuye al engrandecimiento de los estados porque permite compartir la abundancia debida al trabajo de todos.
– Crea todo tipo de relaciones al poner en comunicación a los pueblos entre sí.
– Es un medio de difusión de la cultura, de la ciencia y del arte y por ello, favorece la comprensión internacional.

b) El transporte y la economía
Los transportes son fundamentales para la vida comercial e industrial. Su importancia económica también está relacionada con el nivel de vida y el confort (turismo).

Para el desarrollo del transporte el hombre ha debido vencer muchos obstáculos de la naturaleza; otros, han surgido de los mismos bienes que se debían transportar (peso, volumen, mercaderías perecederas, etc.).

Actualmente, la técnica ha conseguido salvar la mayor parte de dichos obstáculos para trasladar ¡os productos a los puntos deseados, tanto para su industrialización como para el consumo de los artículos ya elaborados.

Los problemas que se pueden presentar en el transporte se refieren al volumen de las cargas, rapidez, seguridad y costo.

Para el transporte de los recursos naturales así como de los productos ya elaborados el hombre dispone en la actualidad de los medios que detallamos por separado. Existen, además, otros medios secundarios (tracción animal, tuberías, jangadas, etc.).

c) Transporte automotor:

El transporte efectuado por carreteras y caminos posibilita el traslado rápido de las mercaderías no muy pesadas; liega incluso a poblaciones ipequeñas alejadas de las rutas ferroviarias.

El automotor no necesita lugares especiales de estacionamiento ni horarios; las paradas pueden acomodarse a las necesidades de los beneficiarios. Mediante su uso se posibilitan las operaciones de carga y descarga de puerta a puerta. Las condiciones naturales del suelo influyen en el trazado de las rutas y los fenómenos climáticos afectan la utilización de las mismas.

d) Transporte marítimo:

Entre sus ventajas sobresale la de la baratura de los fletes; posibilita el traslado a grandes distancias de enormes volúmenes de mercaderías, sin importar su peso o tamaño.

El Atlántico Norte es escenario del  tráfico marítimo de gran intensidad; no existe región, del planeta a través de la cual se transporte tan gran cantidad de mercaderías, pasaje y correspondencia. Los puertos que están en sus orillas son los más importantes del mundo. Lo expresado se aplica también al tráfico fluvial muy intenso en algunos países y regiones, y facilitado por canales artificiales.

e) Transporte ferroviario:

La circulación del ferrocarril está sujeto a las condiciones del relieve; por ello se explica el extraordinario desarrollo de vías en nuestra pampa húmeda.

Ha facilitado el comercio más que cualquier otro medio al estimular la obtención de productos y el transporte de los mismos a los puntos más lejanos. Muchas veces, a la vera del riel han nacido grandes centros productivos.

 tren de carga

Desde su invención la utilizacion del tren de cargas es el medio mas eficiente para el tranporte de materia prima

La aparición de los automotores, y con posterioridad la aviación, produjo la crisis del ferrocarril dado que comenzaron a disputarle las cargas. Se paralizó el trazado de nuevas líneas pero, en cambio, las empresas buscaron la modernización de los servicios agregándoles características de puntualidad, velocidad y comodidad.

En este aspecto tienen justa fama los ferrocarriles franceses, con una velocidad media de 200 km por hora; son, además, los más regulares del mundo dado que casi el 98 % de los rápidos y expresos llegan a la hora prevista. Y algo para deslumhrarnos todavía más: el rápido París-Lila posee el record mundial de puntualidad; el retraso medio, calculado por año, es de 3 centésimas de segundo.

f) Transporte aéreo

La aviación es principalmente para las grandes distancias. Sus fletes son caros y reducido el volumen de mercaderías transportables. De allí, que se utilice con preferencia para el transporte de pasajeros, el cual crece en forma constante. Sus altos costos se explican porque la vida útil de un avión es mucho más corta que la de un barco o de un ferrocarril; sus gastos de explotación, además, contribuyen a la elevación de costos mencionada.

El crecimiento constante al que nos hemos referido se refleja en la frecuencia de los vuelos, el perfeccionamiento de los aparatos y el incremento de personas y cargas transportadas.

RELACIONES ENTRE CENTROS INDUSTRIALES Y FUENTES DE ENERGÍA

Hay una íntima relación entre el proceso de desarrollo industrial y la existencia de fuentes de energía y combustible. Ningún factor ha influido tanto en la concentración industrial que se observa en las dos orillas del Atlántico Norte como la existencia en esas regiones de yacimientos de carbón y petróleo, así como de fuerza hidráulica.

La explotación de la hujla y de minerales metálicos ha sido un factor poderoso para el establecimiento, sobre todo, de las industrias pesadas; en ellas se concentran el carbón y los metales proporcionados por las minas de la misma región geográfica.

Si en una zona carbonífera se levanta un complejo industrial, de ello se originarán otras actividades productivas; por ejemplo: sistemas de transporte, edificación urbana, creación y mantenimiento de servicios públicos, almacenes y mercados, etc.

El establecimiento de bancos y de otras entidades de crédito, y la importancia del movimiento de dinero facilitará las operaciones de inversión.

Al llegar a una determinada etapa de desarrollo, las mismas industrias de la zona harán nuevas inversiones en otras afines de su ramo o diferentes, multiplicando así los beneficios de la actividad económica.

La energía es el elemento indispensable para el desarrollo industrial moderno; el mejor indicador de este nivel alcanzado por un país es el consumo de energía por habitante.

Si bien ella es importante para la localización industrial, en lo referente a la energía eléctrica se debe observar que si existen saltos de agua explotables, los progresos en materia de transporte de electricidad hacen posible su aprovechamiento a grandes distancias. Lo mismo cabe apuntar en relación con los gasoductos, dado que es posible alimentar industrias cercanas al trayecto que sigue el trazado.

RELACIONES ENTRE CENTROS INDUSTRIALES Y MEDIOS DE COMUNICACIONES

La industria y el comercio actuales ponen en movimiento toda clase de productos y de materias primas, para satisfacer necesidades tanto reales como superfluas.

Las exgiencias en continuo aumento de las empresas obliga a la movilización de mayores cantidades de materias primas tradicionales o de otras nuevas, no sólo en el ámbito regional sino también en el internacional.

Los grandes productos del comercio internacional (petróleo, minerales, productos químicos, maderas, trigo, lana, carne, caucho, azúcar, algodón, etc.) movilizan el transporte a grandes distancias, hacia los centros de industrialización y consumo.

Dicho movimiento comercial se diversifica para atender estas finalidades:

– Transporte de la materia prima.
– Acceso a la red de comunicaciones y de transporte por parte de las instalaciones industriales.
– Transporte disponible para llegar a los mercados consumidores.

Los puertos son ¡os lugares donde se entrecruzan estos movimientos comerciales. Se trata, sobre todo, de las instalaciones portuarias de ultramar. Existen en el mundo importantes puertos pesqueros, petroleros, trigueros, carboneros, etc.

Puede tener idea de lo que es uno de los más importantes puertos del mundo -Hamburgo, Alemania- con estos datos: posee 320 fondeaderos para barcos de altura, 74 galpones con 750.000 metros cuadrados de superficie de almacenamiento, 900 grúas, 1.200 rodados para transporte, etc.

RECURSOS Y NIVELES DE DESARROLLO ECONÓMICO DE LOS PAÍSES

a) ¿Qué es el desarrollo económico?

Después de la Primera Guerra Mundial cobró particular interés el estudio del desarrollo económico de los países.

¿Cómo lo podemos definir?
Es la tendencia de la economía de un país a aumentar sus recursos, su potencialidad, en forma superior al crecimiento de la población. En los países llamados subdesarollados el proceso es inverso: el crecimiento de la población es superior al aumento de los recursos económicos. En la práctica, el desarrollo económico sirve para reforzar y regular la actividad económica para que la misma continúe con su ritmo de crecimiento y de estabilidad, con la finalidad de evitar el estancamiento y la depresión.

Este problema interesa a todos los países. A los subdesarollados, para que den los pasos necesarios para activar su economía; a los indus-trializados para que eviten el aflojamiento de la actividad económica porque ello sería signo de decadencia.

b) Las etapas del desarrollo económico:

Para que de una economía tradicional se pueda pasar a la etapa del crecimiento económico se deben seguir estos pasos:

– Creación de las condiciones necesarias para el impulso. Es el intervalo de transición entre una economía tradicional y la de desarrollo.
– Despegue. Es el paso más importante. Se debe impulsar el ahorro y la formación de capitales para su aplicación a la industria como medio de superar los obstáculos que impiden el desarrollo.
– Eficacia tecnológica. Aplicación de la ciencia y de la tecnología al proceso de producción.
– Consumo. Es la obtención del resultado previsto y el aspecto social del desarrollo: más y mejores productos para todos.

c) Medidas para impulsar el crecimiento económico

– Planificación
Es necesario preparar un programa o plan que armonice las diferentes ramas de la producción, como condición imprescindible para conseguir un desarrollo equilibrado. En dicho programa se deben fijar metas posibles de alcanzar, las que se tendrán permanentemente en cuenta durante la marcha del proceso. En este punto es fundamental el entendimiento en+re el gobierno y los empresarios particulares.

– Incremento de la producción
Supone el aumento del rendimiento, de la productividad, mediante el mejor aprovechamiento de todos los recursos existentes, empleo de tecnología, inversión de capitales, métodos racionales de trabajo, etc. Productividad no significa necesariamente trabajar más, sino hacerlo en mejores condiciones, con herramientas y técnicas más modernas, con procesos aplicados a la agricultura, a la ganadería, a la siderurgia, etc., que den mejores resultados económicos. Un ejemplo de tecnología aplicada a la producción ganadera: en algunos países las cabras producen más leche que las vacas de otros.

– Cooperación económica internacional
La mayoría de los países no son capaces por sí mismos de efectuar el «arranque» hacia el desarrollo. Es imprescindible, por lo tanto, la cooperación económica y técnica de otros países o de organismos internacionales, como por ejemplo, de las Naciones Unidas. La mano tendida de los países industrializados hacia los que todavía están en proceso de crecimiento, es la mejor garantía de la paz internacional.

d) Características de los países subdesarrollados

 hambre en el mundo

En los países subdesarrollados una importante parte de la población sufre la calamidad del hambre

Vamos a repetir conceptos expuestos en el curso anterior, al explicar los bienes económicos.

Enunciamos, resumiéndolos, algunos de los caracteres generales de los países en desarrollo:

– Producción primaria
La mayor parte de la actividad se concentra en la agricultura, con rendimiento bajo. Como consecuencia del rápido ritmo del crecimiento de la población la necesidad de alimentos es superior a los recursos existentes. La industrialización es reducida; la producción de energía, escasa.La lógica consecuencia de todo  ello es el menor consumo. En Europa occidental solo el 20% de la población activa se dedicaa la agricultura; en América de  Sur está dedicado a esa actividad más del 50% de los habitantes.

– Crecimiento rápido de la población
La natalidad va en aumento por la reducción de los índices de enfermedad y muerte. Como no se explotan todos los recursos naturales existentes y faltan oportunidades de trabajo, el desempleo es un mal crónico; también existe el subempleo.

– Sectores comerciales subordinados a intereses extranjeros
Los pocos artículos que se elaboran y muchas de las materias primas son para la exportación, y a esta actividad se destinan las inversiones del extranjero. Esta forma de actuar del comercio sobre la actividad económica es parasitaria porque absorbe gran porcentaje de las ganancias del país.

– Estructuras sociales anticuadas
Predominan las minorías sociales económicamente poderosas que son dueñas de una parte importante de la riqueza del país. La injusta distribución de la renta nacional impide la formación de una clase media numerosa e influyente; por ello hay escasez de técnicos y profesionales. No hay un progreso que esté de acuerdo a las necesidades del país.

– Bajo nivel de renta por habitante
Hay países -en Asia y África, por ejemplo- donde existen deficientes condiciones de vida (hambre, analfabetismo, etc.) y cuya renta por habitante es considerablemente más baja que la de los países desarrollados.

Ver: Características de los Países Desarrollados y Subdesarrollados

e) Palabras rectoras
Las aspiraciones del hombre contemporáneo en lo referente al desarrollo están admirablemente sintetizadas en este fragmento de la encíclica «Populorum Progressio» (o «Sobre el desarrollo de los pueblos»): «Verse libre de la miseria, hallar con más seguridad la propia subsistencia, la salud, una ocupación estable; participar todavía más en las responsabilidades, fuera de toda opresión y al abrigo de situaciones que ofendan su dignidad de hombres; ser más instruidos; en una palabra, hacer, conocer, y tener más para ser más; tal es la aspiración de los hombres de hoy, mientras que un gran número de ellos se ven condenados a vivir en condiciones que hacen ilusorio este legítimo deseo.

Por su parte los pueblos llegados recientemente a la independencia nacional sienten necesidad de añadir a esta libertad política un crecimiento autónomo y digno, social no menos que económico, a fin de asegurar a sus ciudadanos su pleno desarrollo humano y ocupar el puesto que les corresponde en el concierto de las naciones» (Pablo VI).

Fuente Consultada:
Formación Cívica 2º Año Escuelas de Comercio Editorial Stella Roberto Kechichian

La Division del Trabajo en America Latina Historia Paises Perfericos

La División del Trabajo en América Latina

El ordenamiento económico de América Latina

Las inversiones extranjeras cristalizan en las últimas décadas de! siglo XIX la especialización de los países latinoamericanos en torno de un producto principal de exportación. En este sentido, Furtado realiza una tipología de los países latinoamericanos según el tipo de inserción en el sistema capitalista mundial como exportadores de productos primarios.

Frase del Pensador Uruguayo Eduardo Galeano

Frase del Pensador Uruguayo Eduardo Galeano

a) Países exportadores de productos agrícolas de clima templado:

Esencialmente constituidos por Argentina y Uruguay, con una producción fundamentada en la utilización extensiva de la tierra, para lo cual las inversiones extranjeras estructuraron una infraestructura agro-industrial (vías férreas, frigoríficos, elevadores de granos, grandes puertos, etc.). Europa, pero sobre todo Inglaterra, tiene aquí la influencia fundamental.

b) Países exportadores de productos agrícolas tropicales:

Dadas sus características especiales, la extracción de los productos tropicales, en especial el café y el cacao, no exigen la implantación de una infraestructura importante, prefiriendo los inversores extranjeros la compra de las tierras cultivables y su explotación. En este caso, aunque fueran abundantes las inversiones inglesas, a Estados Unidos también le cabe un papel importante en aquella etapa.

Estos países exportaban buena parte de sus productos tropicales a los Estados Unidos, pero adquirían sus productos elaborados a Inglaterra y Francia. Este grupo nuclea a Brasil, Colombia, Ecuador, América Central, el Caribe y ciertas regiones de México y Venezuela.

c) Países exportadores de productos mineros:

Constituidos principalmente por México, Chile, Perú, Solivia y Venezuela, que se integrará más tarde, en el siglo actual, como exportadora de petróleo. Ya no es el mineral precioso el buscado, sino los materiales no ferrosos, por ejemplo, cobre, estaño, etc.; las grandes cantidades demandada; provocaron una radical transformación de los métodos de producción, pues pierde significación la explotación artesanal, que pasa a ser sustituida por la producción en grandes unidades controladas por capitales extranjeros y administradas desde el exterior.

De tal manera, el desarrollo de la industria minera se combinó con una rápida desnacionalización, y las regiones productoras se convirtieron en enclaves más ligadas al exterior (donde se procesaba el mineral) que con el país donde se encontraban ubicadas. La riqueza generada en dicha actividad benefició fundamentalmente a la potencia que ejercía el control. También señala Furtado que, al abastecerse de productos especializados obtenidos fuera del país y al pagar salarios muy reducidos, este tipo de actividad no contribuyó a la creación de un mercado interno.

Con respecto a la lucratividad que obtenían las inversiones extranjeras, Cairncross calcula las exportaciones de capital inglés en 2.400 millones de libras esterlinas y el ingreso proveniente de esa inversión en 4.100 millones entre 1870 y 1913. También eran cuantiosos los beneficios británicos a través de los empréstitos. Deducidos los honorarios y descuentos y retenidos los intereses correspondientes a los primeros vencimientos, los países latinoamericanos sólo recibían aproximadamente un 60 % del monto de la deuda contraída.

Las mayores ganancias se repartían entre los banqueros, corredores y exportadores ingleses y los funcionarios y agentes de los países deudores de América Latina. Pero, tal como señala José María Rosa, los empréstitos eran también un importante instrumento de control político sobre los países latinoamericanos.

Amenazados por la posibilidad de la intervención extranjera para exigir el pago de la deuda y necesitados permanentemente de obtener nuevos créditos para responder al pago de los anteriores, los países deudores son inevitablemente sensibles a los requerimientos «voluntarios» de la metrópoli financiera.

Los beneficios de los monopolios en América Latina

América Latina no está al margen de esta oleada de inversiones protagonizada por las corporaciones conglomeradas multinacionales. No sólo no está al margen, sino que es uno de los campos más propicios, porque con un flujo no muy grande de capitales aportados externamente, se obtienen los mayores beneficios.

La relación entre inversiones norteamericanas e ingresos derivados de las mismas transferidos al país de origen revelan que, en el período 1950 – 1965, inversiones directas de 3.800 millones de dólares permitieron la remisión de utilidades por valor de 11.300 millones, con un balance negativo de 7.500 millones, cifra con la que América Latina financia parte de la sociedad de la abundancia en los Estados Unidos.

En el mismo lapso, Europa tiene un balance positivo de las inversiones sobre las utilidades remitidas de 2.600 millones y el Canadá de 900 millones

Estos datos son confirmados para 1960 – 1966 en una fuente francesa:

«Pero mientras las inversiones en América Latina muestran una tasa de beneficios de casi el 12 %, y las de Asia y África son aún mayores —gracias al petróleo, que contribuye en las dos terceras partes a las ganancias obtenidas en estas zonas—, opuestamente, en Europa Occidental y en Canadá, las tasas son de cerca del 8 % en los dos casos. «Las utilidades repatriadas representan casi constantemente desde hace cinco años un poco más del 70 % de los beneficios obtenidos . . . Esta tasa es mayor en ciertas zonas, sobre todo en América Latina, donde cerca del 90 % de los beneficios obtenidos son repatriados».

Historia Desarrollo Industrial en America Latina

Historia Desarrollo Industrial en América Latina

La industrialización de América Latina
La crisis del 30, al provocar la contracción de la economía en los países industrializados, redujo el volumen de sus importaciones. Así los países no industrializados, imposibilitados por carencia de recursos de seguir comprando en el exterior los bienes manufacturados, trataron de sustituir con producción interna sus necesidades más urgentes: es el denominado proceso de «sustitución de importaciones», que en algunos casos se prolonga hasta nuestros días.

Este desarrollo industrial es una maniobra defensiva de los sectores oligárquicos para poder conservar algunas reservas provenientes de un sector exportador con dificultades en su desarrollo: comprar menos para que quede algo de las pocas divisas que entran.

Esta sustitución coincide con la merma objetiva en la afluencia de productos manufacturados del centro a la periferia, y por lo tanto, en esta etapa, no afecta los intereses vitales de la potencia hegemónica. Es esta situación la que para Mauro Marini explica que en esa etapa se verifique, más allá de desajustes parciales, un pacto en provecho mutuo de la tradicional burguesía agrario -mercantil y la burguesía industrial ascendente, que tiene como consigna la diversificación productiva.

En esta etapa los Estados Unidos se transforman en el centro del mundo de la postguerra y participan en la sustitución de importaciones al realizar inversiones directas en el sector industrial, ver el cuadro de abajo.

Se marcha entonces hacia una nueva forma de división internacional del trabajo, en donde los centros hegemónicos se reservan, porque les es más rentable, la producción de mercancías que requieren una mayor densidad de capital y una tecnología más refinada y adjudican a los países latinoamericanos la producción en industrias manufactureras livianas, el procesamiento de los materiales alimenticios nativos y, por supuesto, la continuidad de las industrias extractivas.

Todo esto realizado con el control directo o indirecto de las corporaciones multinacionales. Entre 1951 y 1962, las inversiones en manufacturas crecen un 31 %, en tanto las petroleras lo hacen en un 33 %. Estos datos demuestran que «las inversiones americanas (y el capital extranjero en general), no sólo han tendido a penetrar más profundamente en América Latina, sino que se han integrado cada vez más en el sector industrial.

La distribución de estos datos por países mostraría sin lugar a dudas que las aún importantes inversiones en el sector primario (agricultura, ganadería, minería), y de comercio, que representan el 36 % del total en 1951 – 62, se encuentran en países menos desarrollados. Por otra parte, las inversiones de petróleo se encuentran principalmente en Venezuela. En los países en desarrollo las inversiones se alojan especialmente en la manufactura».

Desnacionalización de las industrias latinoamericanas
Esta tendencia inversionista en manufacturas no implica en absoluto una reducción de la dependencia con respecto a las potencias hegemónicas del sistema internacional capitalista. En primer lugar, téngase en cuenta que la industria sustitutiva, si bien limita la necesidad de ciertas importaciones, conduce a la necesidad de importar materias primas sintéticas y otros insumos de los países desarrollados, que conservan el monopolio tecnológico. Por otra parte, pese a las inversiones en manufacturas, se crea otra forma de división internacional del trabajo. Ahora los centros imperiales se reservan el monopolio de aquellas formas de producción que exigen tecnologías de avanzada.

Esto es, manteniendo el monopolio técnico en la electrónica, los sintéticos, la cibernética y la automatización en general, etc., la metrópolis puede abandonar (en algunos casos) el monopolio de industrias tradicionales sin perder el papel central en la economía.

Hay que señalar, además, que en el caso de los Estados Unidos, como consecuencia del acelerado e incesante ritmo de las innovaciones tecnológicas, se crea el grave problema de los cuantiosos equipos obsoletos al poco tiempo de su puesta en marcha. Un proceso de industrialización sustitutiva en América Latina crea entonces la posibilidad de exportar tales equipos bajo la forma de inversión directa.

Lo, más importante, en cuanto a la nueva estructura inversionista de los Estados Unidos y otras potencias del sistema capitalista internacional, es la tendencia de la desnacionalización de las industrias y las economías locales. Las grandes corporaciones multinacionales, que internacionalizan su producción, gracias al apoyo de sus poderosas matrices, fácil acceso a los mercados financieros, moderna y costosa tecnología, dominio de los canales de comercialización y medios de transporte, tienden a absorber las industrias locales —o a desplazarlas hasta aniquilarlas— y a establecer monopolios virtuales en sus ramos.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de los Grandes Fenómenos del Siglo XX Tomo 1

Desnacionalizacion de Empresas con Krieger Vasena Plan Económico

Desnacionalización de Empresas con Krieger Vasena

El caso argentino: La desnacionalización industrial en Argentina ha sido denunciada con claridad tanto por Rogelio García Lupo, en su trabajo «Contra la ocupación extranjera», como por Julián Delgado en el Informe Especial publicado por el semanario «Primera Plana» (N° 297-3/9/68). Este último manifiesta que a partir de 1962 se aceleró el proceso de transferencias.

«Algunas empresas comenzaron a pasar a manos extranjeras a través de un mecanismo sencillo y dramático a la vez: los proveedores de máquinas y equipos que quedaban impagos a los acreedores por royalties empezaron a tomar participación en el capital accionario de esas empresas, y luego, generalmente en un segundo paso, compraron el paquete mayoritario».

También señala que la administración frondicista abrió las compuertas para que entraran las grandes fábricas de automotores, que se colocarían rápidamente a la cabeza del grupo de empresas con mayor capital accionario y facturación de ventas.

Mientras para 1956, unas 75 de las 100 grandes empresas censadas por la revista «Panorama de la Industria Argentina» eran argentinas, para 1966 la participación había descendido a solo 50 empresas, y en 1970, el predominio de las empresas extranjeras ya era decisiva. (imagen: Ministro de Economía de  Onganía Krieger Vasena)

Para Julián Delgado, la reforma cambiaría que subvalúa el peso el 13 de marzo de 1967 es otro paso importante en la cadena de desnacionalizaciones: » . . . lo que no se había previsto era lo que los capitalistas extranjeros podían hacer con su dólar sobrevaluado en función de los pesos nacionales argentinos: utilizarlo como si disfrutaran de un subsidio para la compra de empresas locales ya instaladas y en funcionamiento».

Las dificultades financieras por las cuales atravesaban estas empresas convertían a sus titulares en vendedores deseosos de liquidar su paquete accionario a cualquier precio.

Es difícil compartir la afirmación de Delgado cuando señala que el resultado de la devaluación «no se había previsto». Veremos más adelante el impacto de las corporaciones multinacionales en la estructura de clases local, que incluye la asociación de una burguesía gerencial, cuyos miembros desempeñan con frecuencia funciones gubernamentales.

Analizando las 50 compañías con mayor facturación de ventas (más de 7.000 millones anuales), correspondiente a ejercicios cerrados el 31 de diciembre de 1961, pueden discriminarse cuatro grupos: en primer lugar, las cinco grandes empresas estatales (Yacimientos Petrolíferos Fiscales, Ferrocarriles Argentinos, Servicios Eléctricos del Gran Buenos Aires, Gas del Estado y Sociedad Mixta Siderúrgica Argentina), que facturaron, relativamente, el 34 % de la facturación total de las empresas en consideración; en segundo lugar, el grupo de empresas de origen europeo, que ocupan el 29 %; le siguen las firmas norteamericanas con el 22%, y, por último, las empresas argentinas de capital privado con un 15 %.

En cuanto a la discriminación del capital extranjero inversor por países de origen, el 22 %, como indicamos, corresponde a Estados Unidos, cuya tendencia a ser el mayor comprador de activos de empresas se acentúa; a empresas inglesas, el 10 %; italianas, el 9 %; alemanas, suizas y holandesas, otro 10 %.

Estos cálculos dejan de lado las adquisiciones en el campo bancario, protagonizadas por capitales norteamericanos (City Bank of N. Y., Morgan Guaranty Trust), españoles y franceses. También se omite la mención a la importancia de la actividad que algunas de las empresas transferidas cumplían para la economía nacional. El ramo de la fabricación de piezas de automotores, de la química, de los textiles sintéticos, por ejemplo, han sido un punto predilecto de los «invasores».

Es importante tener en cuenta que este proceso no se debe meramente a los avatares de un mercado con anomalías. Existe una política gubernamental, representante de los intereses de los sectores monopolistas nacionales y extranjeros, que crea las condiciones para que el mercado actúe en la forma en que lo hace. Refiriéndose a la política económica aplicada entre 1967 y 1969 por el ministro de Economía Krieger Vasena, una publicación señala que el nervio de su política económica fue la importante corriente inversionista extranjera:

«Claro está que, por vía de esa política de Krieger Vasena, la banca nacional había pasado a estar controlada por los centros bancarios extranjeros y numerosas empresas habían pasado a ser subsidiarias de firmas cuya nacionalidad estaba afincada en los Estados Unidos de Norteamérica o en Europa. La gestión de Krieger Vasena había producido, por vía accionaria, una evidente desnacionalización empresaria y bancaria que en ningún momento fue desmentida por los órganos de gobierno».

En esta etapa la política económica tiene como objetivo básico el detener la inflación, dado que pasa a ser un freno para la expansión del sistema ya que:

1) estimula movimientos de los asalariados para elevar los salarios, disminuyendo así los beneficios;
2) desorganiza la producción, pues no se pueden prever ni los costos ni el capital necesario para las inversiones, y3) se favorece la especulación a través de la retención de stocks que se valorizan automáticamente con las sucesivas alzas de precios.

La detención de la inflación se convierte entonces en un objetivo de los monopolios. Se implementan las medidas de una política estabilizadora que permitan planificar las inversiones. En la Argentina, la política de Krieger Vasena es en este sentido típica:

1) concreta una fuerte devaluación de cerca del 40 %, complementada con el desarme aduanero;

2) contención de los costos a través del congelamiento de los salarios;

3) restricción del crédito, que perjudica a las medianas y pequeñas empresas, en tanto las grandes empresas, en especial las extranjeras, tienen apoyo financiero de sus matrices o de los organismos financieros internacionales;
4) política tributaria exigente.

Esta política económica, que ha recibido el nombre de «eficientismo», tiende a desplazar del mercado a toda empresa que no produzca con altos niveles de eficiencia, es decir, con tecnología muy moderna y producción en amplia escala, y cuyos costos le permitan competir en el mercado mundial y latinoamericano. Esta concepción critica la política de autonomía, que pretende realizar una sustitución industrial integral, y enfatiza la necesidad de sustituir solo en aquellos casos en que a través de tecnología compleja se logre la eficiencia.

Evidentemente, esta política económica se inserta en el esquema de integración latinoamericana «funcional», planteada por los Estados Unidos como una nueva forma de división internacional del trabajo. Los conglomerados multinacionales norteamericanos son apasionados defensores de una política eficientista en la medida en que ella conduce a la concentración del mercado en pocas manos (oligopolio).

El presidente de Ducilo, filial argentina de la Dupont de Nemours, rechazaba recientemente las acusaciones sobre el presunto desarrollo de actividades monopolísticas señalando que el hecho de que una empresa sea la única productora de un artículo no es un hecho criticable, sino una consecuencia obligada de la economía de escala.

En la misma oportunidad señalaba, respecto de la adquisición de Hisisa (una empresa cuyo capital mayoritario era argentino): «La operación de venta de una empresa en sí no es ni mala ni buena para el país. Lo que importa es lo que hace el vendedor con el dinero y el comprador con la empresa que recibe».

Efectivamente, el problema es lo que hace el comprador con la empresa, y en tal sentido es rica la experiencia latinoamericana en estos casos: monopoliza el mercado y determina su política de acuerdo con las necesidades de su casa matriz y sin considerar las necesidades de la Nación.

Las ganancias de estas corporaciones demuestran la utilidad de la política económica que les permite desenvolverse: mientras que las ventas de las corporaciones norteamericanas en la Argentina pasaron de 385 millones de dólares en 1957 a 1.667 en 1968, las ganancias se elevaron de 9 millones de dólares en 1957 a 88 en 1968 —es decir, una variación del 877 %—, según datos de «El Economista» del 12/6/70.

Entre 1956 y 1965 las filiales de compañías de los Estados Unidos ganaron en la Argentina 571 millones de dólares, de los cuales giraron de vuelta a las corporaciones madres 303 millones de dólares.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

BIOGRAFIA DE KRIEGER VASENA ADALBERT (1920-1999): Se doctoró en Ciencias Económicas en la Universidad de Buenos Aires (1944) y, dedicado a la investigación sobre el rumbo económico del país, actuó en diversos cargos gubernamentales.

En 1957 fue nombrado director del Banco Central de la República Argentina y en 1963 miembro de la Academia Nacional de Ciencias Económicas, desde donde comenzó a publicitar sus puntos de vista de orientación liberal. Durante la dictadura de Juan Carlos Onganía, después de la breve e infructuosa gestión al frente de la cartera económica de Jorge Salimei, hombre estrechamente ligado al empresariado local, fue convocado Krieger Va-sena, quien se convirtió en el responsable del Plan Económico de esa gestión.

Al amparo de una férrea dictadura encargada de silenciar el disenso, implemento la reestructuración del Estado con el objetivo de detener la inflación y transmitir confianza a la inversión extranjera.

En marzo de 1967 dio a conocer el Plan de Estabilización y Desarrollo que contaba con pleno aval del Fondo Monetario Internacional. Implemento una devaluación del 40%, liberó el mercado de cambio y creó condiciones para que los capitales entraran y salieran libremente. Congeló los salarios por dos años, efectuó una reducción de personal en la administración y en las empresas del Estado y aumentó las tarifas de los servicios públicos.

Mediante un profundo endeudamiento interno (emisión de bonos) y externo (créditos del FMI, bancos europeos y norteamericanos), impulsó a su vez importantes obras públicas entre las que se cuentan las obras de la Central Nucleat de Atucha, la represa hidroeléctrica Chocón Cerros Colorados y la ampliación de la red caminera.

A comienzos de 1969 se observaba una paulatina recuperación económica, pero este «saneamiento» implicaba un alto costo social (se aumentó la edad para jubilarse, se redujeron las indemnizaciones, etc.).

Ese país «moderno, abierto y competitivo» que el ministro estaba gestando abría las puertas a los monopolios internacionales y cerraba las de muchas empresas nativas.

El nacionalismo herido de muchos integrantes de las mismas Fuerzas Armadas y la preocupación del interior, que veía cómo se hundían las economías regionales, fueron algunos de los principales enemigos del plan.

La reacción social estalló en Córdoba a fines de 1969 (el Cordobazo) y se propagó por el resto del país, derribando al ministro, que fue sucedido por José María Dagnino Pastore, quien no cambió sustancialmente el rumbo, hasta que finalmente Onganía también debió alejarse del poder.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de los Grandes Fenómenos del Siglo XX Tomo 1

Concepto de Nacion Argentina Definicion de Nacion Historia Oficial

Concepto de Nacion Argentina – Definición de Nación

Concepto: La Nación Argentina
El uso del concepto Nación Argentina ha generado polémicas entre los historiadores. Algunos sostienen que la Nación Argentina ya existía antes de 1810 y que fueron los miembros de esa nación preexistente los que lucharon por obtener la independencia de España. Para otros, la afirmación de la existencia de la Nación Argentina y el sentimiento de pertenecer a ella, se fueron construyendo durante el siglo XIX.

Desde 1880, la ldea de que la Nación Argentina ya existía en 1810 fue una de las bases de la versión oficial de la historia argentina. Durante la primera mitad del siglo XX, las corrientes historiográficas liberal y revisionista aceptaron esa idea y se enfrentaron por demostrar qué hombres y qué grupos fueron los auténticos constructores y guías de la Nación Argentina.

En los últimos años, los investigadores revisaron el concepto de nación y afirmaron que éste se generalizó —en el mundo occidental— a partir de la segunda mitad del siglo XIX, cuando se consolidaron las economías capitalistas y los Estados necesitaron definir un mercado nacional y un conjunto de valores de pertenencia para todos los habitantes del territorio.

Congreso de la Republica Argentina

Congreso de la Republica Argentina

En 1887, Bartolomé Mitre había publicado su Historia de San Martín y de la Emancipación Sudamericana y la cuarta y definitiva edición de su Historia de Belgrano y de la Independencia Argentina. En 1893, Vicente Fidel López publicaba el último tomo de su Historia de la República Argentina. Su origen, su revolución y su desarrollo político hasta 1852. Los grupos dirigentes y las clases cultas de la época consideraron estas obras como las bases de la historia del país y, a partir de ellas, fueron dando forma a una versión oficial de la historia de la Nación Argentina.

Pensaban que los estudios históricos de Mitre y López habían establecido para la memoria colectiva las acciones de los próceres fundadores de la nacionalidad argentina, Y que, por esta razón, habían contribuido a establecer como valores propios e inmutables, aquellos principios que habían guiado a los padres fundadores de la patria.

Sobre la base de estas obras, desde 1880 en adelante se afirmó cada vez más una versión oficial de la historia que establecía que la Nación Argentina había nacido como obra de las clases ilustradas que habían impuesto legítimamente a una población de escaso desarrollo un sistema de formas institucionales propias de las naciones más civilizadas de la época.

Para Mitre y López, la Nación Argentina ya se hallaba configurada desde tiempos coloniales y se había ido desarrollando desde 1810 en adelante guiada por las acciones de aquellos hombres de principios liberales conscientes de la necesidad de encuadrar a las fuerzas sociales rebeldes dentro de marcos institucionales.

De acuerdo con este razonamiento, el proceso de formación de la Nación Argentina no había terminado.

En cada época de la historia, era necesaria la guía de los hombres de principios liberales para realizar los cambios políticos que aseguraran el progreso. Está era la misión —postergada desde 1826, según entendían— que se atribuyeron los constituyentes en 1853, los vencedores de Pavón en 1862, y los gobernantes de 1880 en adelante. Hasta hace pocos años, estas ideas eran aceptadas por la mayoría de los historiadores argentinos.

EL PROBLEMA DE LA IRRUPCIÓN DE LAS MASAS POPULARES
José Luis Romero explica que para la versión oficial de la historia argentina, el desarrollo del regionalismo y del federalismo, la disgregación del Estado nacional —en 1820— y la irrupción y supremacía de las masas populares que obedecían ciegamente a sus caudillos y servían a sus intereses, eran fenómenos ajenos al destino argentino, desviaciones que debían ser corregidas.

Según José Carlos Chiaramonte, en las obras de Mitre y López los caudillos provinciales aparecían como uno de los obstáculos fundamentales para la organización de la nación. Por esta razón —explica Chiaramonte—, para buena parte de los líderes políticos e intelectuales que debían conducir el nuevo orden político abierto por la Constitución de 1853/60, resultó incongruente y políticamente insostenible esta visión.

Según este autor, fue por esto que, desde fines del siglo XIX, la versión oficial de la historia argentina consideró también como fundadores de la patria a los gobernadores provinciales que con su consenso hicieron posible la sanción de la Constitución Nacional de 1853.

Enseñar Valores Patrióticos a Nuestros Hijos

Fuente Consultada:
HISTORIA Argentina y El Mundo Contemporáneo  Alonso/Elisalde/Vázquez

El Mundo Actual: Desafíos de Hombre Para El Desarrollo Resumen

Los Desafíos del Mundo Actual

Nuestro planeta alberga casi 7000 mil millones de habitantes. Está formado por múltiples espacios geográficos, como consecuencia de la relación entre los diversos escenarios naturales y las sociedades que se asientan en ellos y le imprimen un tipo de organización.

desafios del mundo actual

El enorme crecimiento de la población del siglo XX estuvo directamente vinculado al aumento de la riqueza económica. En la actualidad, la esperanza de vida de Gran Bretaña, situada en 78,8 años, es treinta años más alta que la del año 1900 y más de 32 años superior a la esperanza de vida actual en el África subsahariana.

En los últimos años, los mayores crecimientos demográficos se han producido en Asia. China y la India albergan entre ellas casi la mitad de la población mundial, que actualmente se sitúa en 6.700 millones de personas, cantidad que según las últimas predicciones alcanzará los 9.000 millones en el año 2050.

El hecho de que un número tan elevado de personas abarroten un planeta del mismo tamaño ha cambiado radicalmente la vida terrestre en los últimos sesenta años. Los habitáis naturales, que siempre han sido vulnerables a los asentamientos humanos, han sido destruidos por la rápida industrialización y el crecimiento de los pueblos y las ciudades.

La deforestación, la minería, la pesca de altura y la agricultura intensiva son algunas de las principales causas de la pronunciada disminución del número de especies de la Tierra.

Una sexta extinción puede resultar igual de profunda que las cinco extinciones masivas que se sabe que se produjeron en la prehistoria  Se calcula que las actividades humanas de los últimos cien años han provocado un aumento del 1.000 por 100 del índice natural de extinciones, y algunos expertos estiman que es posible que hasta dos millones de especies vegetales y animales ya hayan sido víctimas de la destrucción de hábitats, la agricultura, la contaminación y la construcción de infraestructuras como los embalses.

Veamos algunas de las siguientes particularidades que presenta el mundo actual son:

  • La población está organizada políticamente en Estados que, en su mayoría, han adoptado regímenes políticos democráticos;
  • Hay tres centros de poder mundial: Japón, Estados Unidos y Europa Occidental;
  • El creciente comercio internacional permite que productos de muy diverso origen estén al alcance de casi todos los pueblos del planeta;
  • El escenario económico está fragmentado en bloques. La globalización obligó a que los países se integraran para afrontar en conjunto los problemas que presenta la economía mundial. Por ejemplo, el MERCOSUR y la Unión Europea;
  • El planeta se ha convertido en una aldea global; existen sistemas de comunicación cada día más perfeccionados que permiten a millones de personas ser testigos de los hechos mientras éstos están ocurriendo;
  • Existe una cultura mundial, más allá de las peculiaridades que sobreviven en pequeños grupos.
  • Los países en desarrollo y con economía más débil están afectados por el crecimiento incesante y desproporcionado de las ciudades. Como consecuencia de ello, se producen situaciones de marginalidad urbana y dificultades en la inserción laboral, que impulsan al ejercicio de la economía informal;
  • La competencia global obliga a realizar cambios en la forma de producir, que no son fáciles de implementar para los países en desarrollo. Éstos carecen de instituciones políticas e infraestructura económica para enfrentarlos;
  • La desigualdad en los ingresos y en el crecimiento del nivel de vida de la población. Dos terceras partes de la población mundial vive en países con ingreso per cápita bajo;
  • Las empresas multinacionales dominan la producción mundial;
  • Hay enfrentamientos entre productores y organizaciones defensoras del medio ambiente, por el manejo de los recursos naturales y la contaminación.

La humanidad deberá enfrentar en el nuevo siglo varios desafíos: poblacionales, políticos, económicos y ambientales. El reto mayor será reducir la brecha que separa a los países en desarrollo de los desarrollados, que es el origen de todos los males. La ayuda que los países ricos dieron a los pobres, en general, no ha dado frutos y sólo les acarreó a estos últimos un endeudamiento del que les es muy difícil salir.

Ver: Simulador Crecimiento Poblacional en Flash (solo PC)

Principales Desafíos De La Humanidad Para El Siglo XXI

Poblacionales

* Crecimiento Desmedido de la población.
* Analfabetismo.
* Intensas corrientes migratorias.
* Enfermedades globales.
*Inseguridad Social.
* Discriminación.
* Falta de reconocimiento a las minorías.(indígenas)
* Urbanización explosiva.
*Desigualdades de género.

Ambientales

* Escasez de agua.
* Deforestación.
*Pérdida de biodiversidad.
* Erosión de los suelos.
* Desertificación.
* Desastres naturales.
* Cambio climáticos
* Capa de ozono
* Contaminación.
* Residuos tóxicos y nucleares.
* Residuos urbanos.

Económicos

* Desempleo.
* Pobleza.
* Uso excesivo del suelo.
* Aprovechamiento irracional de los recursos natuarales.
* Brechas económicas.
* Globalización.
* Deudas externas.

Políticos

* Areas de soberanía.
* Refugiados.
* Conflictos bélicos
* Conflictos étnicos.
* Bloques económicos-políticos.
* Movimientos nacionalitas
* Violación de los DD.HH.
* Separatismo y regionalismos.

Todos estos temas son tratados en forma particular en este sitio

Desafios para el nuevo milenio

Desafios para el nuevo milenio

El Envejecimiento Global Causas Baja Calidad de Espermas

Causas del Envejecimiento Global de la Población

Los problemas para el planeta Tierra en un futuro no muy lejano no hay que buscarlos sólo en el cambio climático. Solo hay que mirar “hacia abajo”.

Ancianos reunidos en una plaza

Ancianos reunidos en una plaza

La población mundial envejece cada vez más rápido, y la marca de 9.000 millones de habitantes se habrá superado en 2050, según previsiones de la Organización de Naciones Unidas (ONU). El informe “Perspectiva de la población mundial: revisión 2006”, presentado oficialmente en marzo, prevé que en los próximos 43 años se sumarán 2.500 millones de habitantes al planeta, pasando de los 6.700 millones actuales a 9.200 millones en 2050. Un problema que no sólo estará en el número, sino en la edad: las proyecciones determinan que cada vez serán más los ancianos.

“La gran carga de este incremento poblacional será absorbida por los países en desarroll, afirmó la directora de la División de Población de la ONU, Hania Zlotnik, al presentar el informe. La población del Sur en desarrollo pasará de 5.400 millones en 2007 a 7.900 millones en 2050, según el nuevo cálculo.

Como resultado de la caída de la fertilidad y la creciente longevidad, la población crece cada vez más rápidamente, señaló Zlotnik. “El envejecimiento es el resultado de un gran éxito de la humanidad” en materia de salud, pero “la pregunta es, ahora, si la humanidad puede adaptarse a estas nuevas circunstancias”, subrayó.

La directora ejecutiva del Fondo de las Naciones Unidas para la Población (UNFPA), Thoraya Ahmed Obaid, coincide con esa evaluación. “El envejecimiento de la población es un fenómeno originado en el siglo XX, resultado en parte de las mejoras en la expectativa de vida. También coincide con el mayor número de personas jóvenes de la historia. El desafío es cubrir las necesidades de las personas ancianas y, al mismo tiempo, las urgentes demandas de los jóvenes, sobre todo en los países en desarrollo”, señala Obaid.

El lento crecimiento de la población debido a las bajas tasas de nacimiento hace que el número de personas ancianas crezca y el de jóvenes disminuya. Veinte por ciento de los habitantes del Norte industrializado son mayores de 60 años, y se prevé que esa proporción crecerá a 33 por ciento en 2050. En esas naciones, la cantidad de personas mayores ya superó al de niños y niñas, según el informe.

El estado de los espermatozoides en los hombres del continente europeo empeora, tanto en calidad como en cantidad. Un estudio científico realizado en varios países y recientemente publicado en el British Medical Journal asegura que en las últimas cinco décadas su número se ha reducido a la mitad (de 113 millones de espermatozoides por mililitro de eyaculación ha bajado a 66 millones) y su movilidad es cada vez menor y más torpe.

Según la discriminación por países, el norte del continente muestra los extremos: los hombres Lituanos son los que mejor calidad de semen tienen, mientras que los daneses presentan el cuadro más deficiente.

Los expertos que trabajaron en el informe atribuyen la reducción de la calidad del esperma a fenómenos como el tabaco, el estrés, la obesidad, el aumento de productos contaminantes y a un Lento pero imparable proceso de degeneración genética. Según datos publicados en la revista Nature, una de cada siete parejas occidentales busca en la actualidad algún tratamiento de reproducción asistida, y la principal razón de ello es la mata calidad media del esperma.

Los servicios de atención sanitaria, de pensiones y apoyo social otrora basados en una fuerza laboral joven para beneficio de las personas retiradas deben ser revisados a la luz de estas transformaciones demográficas.

“Para 2050, Asia, América latina y el Caribe estarán donde Europa y América del Norte están hoz«, dijo Zlotnik a la agencia IPS. África se destaca como la única región donde la población es todavía relativamente joven.

El envejecimiento de la población es menor en países del Sur, según la investigación. Pero en las naciones en desarrollo apenas ocho por ciento de la población es hoy mayor de 60 años, si bien para 2050 esta franja crecerá a 20 por ciento. La fertilidad alcanzó niveles muy bajos en 28 países en desarrollo, incluyendo a China.

Zlotnik se manifestó sorprendida de que, para 2050, según las previsiones, la población de México mermará a causa de una menor fertilidad, una mayor mortalidad y la emigración. “Los países en desarrollo deberán incrementar sus inversiones en los jóvenes”, dijo Zlotnik a la prensa.

La ONU calculó que el número de niños y niñas en el Sur —unos 2.000 millones— se mantendrá estable hasta mediados de siglo. Los países del Sur realizan grandes esfuerzos para lograr educación primaria universal para 2015, una de las Metas de Desarrollo de la ONU para el Milenio, pero aún tienen un largo camino por recorrer, dijo Zlotnik.

Deberá haber una mayor inversión en atención sanitaria y en servicios sociales, añadió. Las nuevas estimaciones dan a entender que se deberán realizar inversiones en planificación familiar.

“Estas nuevas proyecciones son otro llamado de alerta sobre la urgencia de darles a las parejas los medios para ejercitar su derecho humano de determinar libremente el tamaño de sus familias”, dijo Obaid.

El acceso a programas de planificación familiar puede decidir si el mundo añadirá 2500 millones o 5.000 millones de personas a su población para 2050, según el informe. “Actualmente, unas 200 millones de mujeres en esos países (del Sur) carecen de acceso a servicios anticonceptivos seguros y efectivos”, dijo Obaid.

Los fondos para programas de planificación familiar deben incrementarse para cumplir las necesidades de esas mujeres, no sólo para determinar el futuro del planeta, sino también para prevenir embarazos no deseados y reducir la muerte materna e infantil”, añadió.

El nuevo informe también hace proyecciones sobre envejecimiento de la población y otras tendencias que son más notorias en las naciones industrializadas. Entre 2005 y 2050, la mitad del incremento de la población mundial se deberá a un aumento en la cantidad de personas de más de 60 años, mientras que la de menores de 15 años se reducirá sensiblemente.

En las regiones más industrializadas, la población mayor de 60 años casi se duplicará, pasando de 245 millones en 2005 a 406 millones en 2050.

Se espera que la población total de las regiones más industrializadas permanezca prácticamente sin cambios en 1.200 millones. Según las nuevas estimaciones, la población de los países del Norte decrecerá para 2050, a pesar del aumento de inmigrantes del Sur.

Fuente Consultada: Revista Veintitrés Internacional

Expansion Economica de EE.UU. luego de la Primera Guerra Mundial

Expansión Económica de EE.UU. luego de la Primera Guerra Mundial

La gran expansión: Entre 1921 y 1929 se produjo una gran desarrollo industria basado en la expansión de los mercados de bienes durables y de bienes inmuebles.

  • La aplicación de una nueva organización de la producción —el taylorismo— permitió producir grandes volúmenes de bienes, ahorrar tiempo de trabajo y abaratar costos.
  • • La incorporación de la energía eléctrica al funcionamiento de la industria, las oficinas y los hogares permitió usar máquinas eléctricas tanto en el trabajo (taladros, tornos) como en los hogares (radios, aspiradoras, lavarropas).
  • • La industria del automóvil fue la gran locomotora del desarrollo económico: creó empleos, impulsó el surgimiento de otras industrias —como la de neumáticos y accesorios— e impulsó la construcción de rutas y pavimentos.
  • • La industria de la construcción fue el otro sector que impulsó la economía.

El acero y el hormigón armado permitieron la construcción de edificios “rascacielos” destinados a oficinas comerciales en el centro de las grandes ciudades.

Las mejoras en el transpone y en los caminos permitieron que pequeños pueblos se desarrollaran como ciudades o que, alrededor de las grandes ciudades, surgieran suburbios donde se levantaron las residencias particulares de una pujante clase media.

La industria de la construcción impulsó el mercado inmobiliario, muchas veces especulativo: los inversores compraban tierras baratas y las vendían más tarde a un precio más alto.

Construcción del Empire State Building, inaugurado en 1931.

Entre ambos obreros se ve el edificio Chrysler, inaugurado en 1930. Durante la década del 20 la mayoría de la población de los Estados Unidos dejó de vivir en zonas rurales para radicarse en zonas urbanas. El desarrollo de la construcción fue un signo de este cambio.

 IMÁGENES DE ALTURA EN LA CONSTRUCCIÓN DE EDIFICIOS EN LOS AÑOS 30

 

 

Historia Economica De América Latina Antecedentes y Consecuencias

Historia Económica De América Latina

Los países de América latina iniciaron su camino a la industrialización mucho antes que los NPI (nuevos países industrializados), entre las décadas de 1930 y 1950.También tienen una historia más larga como países independientes. Sin embargo, sus economías conservan, con algunos matices, el mismo papel que tenían en el comercio internacional en el siglo XIX: sus exportaciones están basadas todavía en bienes de origen primario (cereales, carnes, frutos tropicales, petróleo y minerales).

El insuficiente dinamismo de las exportaciones ha influido en el crecimiento económico general. Esto significa que el volumen y el precio de las exportaciones han sido y son muy dependientes de los cambios en la demanda internacional y en los precios. Las economías latinoamericanas se caracterizan por la gran dependencia externa, así como por condiciones internos relacionados con las políticas de los sucesivos gobiernos militares y democráticos.

INTRODUCCIÓN: Hacia el año 1900, los Estados nacionales formados en América latina durante el siglo XIX habían consolidado sus instituciones y se habían integrado, política y económicamente, en la comunidad internacional. Sin embargo, los sueños de aquellos que habían aspirado a una sociedad de ciudadanos libres y de iguales derechos y posibilidades no se habían hecho realidad.

Por el contrario, el liberalismo original fue suplantado por un liberalismo conservador, que postergó los ideales originales en beneficio de una élite que detentaba el poder político, excluyendo las mayorías y beneficiando económicamente a un reducido sector social.

Las primeras décadas de nuestro siglo mostraron que ya no era posible gobernar ni mantener una organización de la vida social y económica sin tener en cuenta al conjunto de la sociedad.

Los sectores excluidos del poder clases medias, obreros, campesinos- hicieron notar su descontento de diversas maneras. A veces, como en la revolución que asoló a México entre 1910 y 1917, desatando una ola de violencia que costó muchas vidas.

Había llegado el momento de realizar transformaciones que permitieran una mayor participación en la vida social y política, así como una distribución más justa de la riqueza.

Durante la primera mitad del siglo XX, las naciones de América latina emprendieron modificaciones que tuvieron importantes consecuencias en la organización de la sociedad y en la política.

Estas modificaciones tuvieron como escenario principal al Estado, que fue reorganizado. En los años ’20, ’30 y ’40, el Estado comenzó a jugar un nuevo rol, a ampliar su esfera de acción, a intervenir en todos los aspectos de la vida social y económica, y a llevar adelante una política que fortaleciera la idea de nación.

En la primera mitad del siglo XX, los estados latinoamericanos jugaron un rol intervencionista que se manifiesto, principalmente, en cuatro áreas:

■ en la economía, regulando las importaciones y las exportaciones, el valor de la moneda, controlando el sistema financiero, estimulando la industria nacional y las empresas estatales;

■ en la política, modificando el sistema vigente y formando nuevos partidos que incorporaron sectores populares que hasta ese momento no participaban;

■ en la organización de la sociedad, regulando las relaciones entre patronos y obreros, organizando servicios sociales (jubilación, salud, vacaciones), estimulando la formación de sindicatos y otras organizaciones corporativas;

■ en la cultura, reivindicando la cultura nacional, en especial la de origen popular; controlando los medios de comunicación desde organismos estatales, utilizándolos para difundir el mensaje oficial; ampliando el sistema educativo público en el que se estimulaban los valores de defensa de la nación y del Estado; defendiendo con particular fuerza las prácticas deportivas.

La consecuencia fue un Estado más grande, con mayor ingerencia en la vida de los individuos y en las organizaciones de la sociedad (lo que favoreció, a menudo, diversas formas de autoritarismo) y de un marcado nacionalismo.

Amplios sectores de la sociedad, especialmente sectores populares, encontraron que este nuevo Estado (llamado, a veces, nacional y popular) les proporcionaba un lugar en la vida política, económica y cultural y un reconocimiento social del que hasta ese momento habían carecido. Como resultado, la sociedad nacional apareció fortalecida y la nación misma, más consolidada.

De esta manera, los dirigentes que se pusieron al frente de estas transformaciones en la sociedad latinoamericana del siglo XX lograron popularidad y la formación de partidos y movimientos políticos de gran significación: por ejemplo, Lázaro Cárdenas en México, Getulio Vargas en Brasil, Juan Perón en la Argentina, Haya de la Torre en Perú o Rómulo Betancourt en Venezuela.

En Latinoamérica, en general, el mayor desarrollo industrial se inició con motivo de la crisis financiera internacional de 1930, que impulsó una política sustitutiva de importaciones, es decir, el reemplazo de los productos manufacturados de consumo final que tradicionalmente se importaban. Así, la producción industrial respondía a una circunstancia internacional desfavorable. Superados aquellos años de crisis, se creyó que la industrialización debía continuar, privilegiando la industria del hierro y el acero, la metalmecánica, la eléctrica y la química, junto con la infraestructura de energía, transporte y telecomunicaciones.

Este desarrollo, no obstante, se dio a costa de importar maquinarias, tecnología y capital para infraestructura. Como resultado, las exportaciones se han diversificado muy poco mientras que las importaciones de un conjunto mucho más amplio de productos han aumentado. Basta con mirar a nuestro alrededor la procedencia de ropa, calzado, galletas, lácteos, golosinas, alimentos envasados, bebidas, autos, heladeras, televisores, computadoras, artículos de plástico, de librería , y demás artículos.

Fuente:
Educación Cívica 2 – Edit. Santillana – Casullo-Bordone-Hirschmann-Masquelet-Podetti-Rasnosky-Rubinich-Pujato-Tadei

ETAPAS DE LA EVOLUCIÓN ECONÓMICA DE LOS PAÍSES DE AMERICA LATINA

1850: REVOLUCIÓN INDUSTRIAL: La revolución industrial, fue una serie acumulativa de cambios tecnológicos, productivos y sociales, que convirtió una sociedad    artesanal  y agrícola   en otra organizada industrialmente. 

  • En 1712 aparece en Inglaterra la energía mecánica generada por el vapor de agua a presión, que se comenzó a utilizar en las minas de carbón reemplazando la fuerza humana o animal.
  • Unos pocos años después se inventan los telares e hiladoras automáticas, movidas por la energía de la presión del vapor de agua.
  • Se transforma la organización industrial, de talleres se pasa las fabricas.
  • Comienza la producción en serie.
  • Aparece un nuevo estrato social: la burguesía, dueña de los medios de producción y de la materia prima.
  • Hay una evolución importante en las innovaciones tecnológicas e inventos aplicados a la industria creando aumentos de producción sobre todo en el campo de la siderurgia, química, electricidad.
  • Los países que gozaron de estos adelantos se modernizaron, y crecieron económicamente. Construyeron rutas, puentes, puertos, transportes, telefonía, etc.
  • A partir de esta situación el mundo se organiza según la División Internacional del Trabajo.
  • Surgen cinco potencias en el mundo, que se destacan por su desarrollo industrial: Inglaterra, Francia, Alemania, EE.UU. y Japón
  • Se las llamó: potencias centrales o países industriales, y tenían la tecnología para producir bienes industriales
  • A su vez los demás países fueron los proveedores de la materia prima y se los llamo: países periférico o primarios. Con el tiempo estos países fueron sometidos al dominio de los países desarrollados.
  • Nace el Capitalismo 

El Capitalismo: Este sistema económico-social se baja en la propiedad privada de los medios de producción, es decir, que el capitalista es el dueño de las herramientas y materia prima necesaria para elaborar un producto, y por otro lado está el obrero que aporta su mano de obra durante una jornada diaria de trabajo cambio de un salario periódico

El motor de este sistema es la ganancia obtenida, una parte de esta ganancia se destina a mantener la estructura de producción y poder así seguir generando ganancias.  La parte de las ganancias que no se invierte en la producción puede acumularse para generar luego más ganancias. 

El capitalismo originó el enfrentamiento entre las dos clase sociales:

–        La burguesía dueña de los medios de producción. Eran los industriales, grandes comerciantes, terratenientes.

–            Los obreros, sin tierras, ni dinero o herramientas necesaria para elaborar un producto.  Sólo les quedaba por vender s fuerza de trabajo. 

–        Del capitalismo, sumado a las ideas de la ilustración francesa (aquella que cuestionó las ideas  teológicas dominadora de la edad media, solo con razón puedo conocer la verdad) , surge la doctrina liberal: 

Triunfo del Liberalismo: Todos los hombres nacen libres y son iguales ante la ley. Es la doctrina que supone igualdad de derechos y libertades de todos los ciudadanos de una  nación. El ciudadano es libre de comerciar, estudiar, asociarse, de elegir una religión, de pasear, de construir. Acepta la diferencia de clases y  las diferencias económicas. El estado debe garantizar esas libertades a todos los individuos que habiten su suelo, mediante la sanción de una constitución. En el liberalismo económico el estado no debe participar ni intervenir en la economía nacional, ya que la oferta y la demanda regulara automáticamente la economía. (Adam Schmit, fue el padre de esta escuela)

Esta doctrina se difundió por todo el mundo, pero cada país la adoptó según su conveniencia. En la mayoría de los países evolucionados no se garantizó la libertad política y solo votaban los ricos o sectores tradicionales de la sociedad. Esto generó protestas exigiendo reformas políticas que con el tiempo le fueron otorgados. 

  • La burguesía se enriqueció notablemente mediante este sistema socio-económico, lo que dió lugar al nacimiento de diversos movimientos que se oponían a esta nueva organización. Surgió así el socialismo de Carlos Marx y de Engel, que afirmaban que la historia de la humanidad no era otra cosa que una permanente lucha de clases, entre explotados y explotadores, y que este sistema capitalista no hacia mas seguir acentuando esta triste realidad. Ellos luchaban por una sociedad más justa y sin diferencias de clases. Proponían la revolución del proletariado, para que conquistara el poder y construyera una sociedad mas justa. Los obreros se fueron organizando en sindicatos y partidos políticos. Reclamaban mejoras laborales, calidad de vida  y participación política. 

Otra doctrina que nace en esta época es el Positivismo, y acepta que el crecimiento y desarrollo económico de una país se debe a la evolución de la ciencia a través de la investigación científica. El resultado de toda esta evolución se ve reflejado en todos los nuevos inventos que día a día aparecen en la sociedad de principio de siglo: tales como ferrocarriles, teléfono, cine, radio, telégrafo, energía, barcos, fonógrafo, etc.

Gracias a todo este avance tecnológico un país podía crecer y lograr su hegemonía económica en el mundo.

También debido a los avances en medicina, se logra una mejor calidad de vida y se produce un importante crecimiento demográfico en los países centrales. Esto llevó a un mayor consumo de alimentos y de bienes industriales.

De todas maneras la producción  supera a la demanda y las potencias deciden expandirse al resto del mundo en busca de:(Imperialismo)

–         Más o nuevas materias primas

–         Nuevos mercados

–        Comienza la expansión colonial

–        Asia y Africa son colonizadas por el hombre blanco que se cree superior a la raza negra y amarilla, que vivía en condiciones muy humildes de pobreza y alimentación. 

Hay tres razones que explican el colonialismo:

–     Política: da prestigio y poder sobre el resto de los países.

Económica: nuevas oportunidades de colocación de los productos manufacturados. También se encuentran nuevas materias primas, como minerales, maderas.

–  Ideológicas: el hombre blanco debe culturizar y evangelizar a esa sociedad pagana y sin formación. 

Inglaterra, dueña de los mares, con la flota naval mas grande del mundo se apodera de gran parte de los territorios africanos y asiáticos, le sigue Francia, Bélgica,  mas tarde Alemania, por que estaba ocupada en su unificación con Prusia. Nunca tuvo un imperio colonial grande, pero su férrea política de estado hizo que sus industrias dedicadas a la química, siderurgia y eléctricas  superen en producción a Inglaterra, generando una gran competencia entre ambas potencias.

EE.UU. luego de la Guerra de Secesión (1861-1865), le lanza a la conquista del oeste americano, y se expande notablemente mediante la guerra contra los indios y el avance del ferrocarril y flota naval. EE.UU. incorporaron mediante tratados Alaska, Texas, Puerto Rico, Las Filipinas, y Hawai.  

Lo mismo para Japón que vivía aislado a partir de 1868, intenta a través de MEIJI, una apertura al occidente a través de una política de introducción de técnicas, métodos, tecnología, profesionales capacitados que le permite crecer y llegar a una de las potencias mas importantes del mundo. Se destacó en siderurgia, química, textiles.

Políticamente mantuvo sus tradiciones y gobernó un emperador con poder autoritario. Se estableció la igualdad de japoneses ante la ley. Formó un importante ejército nacional y de marina de guerra. Busca una expansión sobre China y luego en 1905 sobre Rusia. 

  • La expansión colonial originó permanentes disputas por los territorios conquistados, es decir, comenzó una rivalidad colonial entre las potencias centrales.
  • Para prepararse a posibles enfrentamiento bélicos se adoptó una política de investigación de nuevas armas de guerra, de esta manera se inicia una etapa conocida como la «paz armada», en donde a pesar de su pacifica relación internacional se aportaba mucho dinero para el mejoramiento de armamento bélico.
  • La evolución de la ciencia, de nuevos materiales y tecnología, dió lugar a la invasión de renovadas armas.
  • Los gobiernos recurren a los medios de información, como los periódicos y radios para campañas nacionalistas, es decir, se trataba de inculcar a la población profundo sentimientos nacionales que pudieran justificar en algún momento la defensa o el ataque  a otra nación.
  • También se crearon alianzas entre países para defenderse en conjunto en caso del ataque de una potencia a otra.
  • Todo acabó en la Primera Guerra Mundial

EN AMERICA LATINA:

En 1850 cuando los países centrales se consolidan económicamente, salen  al mundo en busca de materia primas y ventas de productos manufacturados. Estos países comienzan una política imperialista en Asia y Africa, y Latinoamérica logra ciertos acuerdos con los gobiernos reinantes. Grandes capitales de empresas y banqueros son depositados en los países del cono sur. 

  • Europa necesitaba carne, cereales, lanas, cueros, salitre, minerales, cacao, azúcar, café, etc., productos que América podría exportar.
  • Por lo tanto los países tuvieron que realizar diversos ajustes para formar un estado moderno y lograr prosperidad. Tales ajustes fueron:

–         Acabar con las guerras civiles, lograr paz interna

–         Redactar leyes o constituciones

–         Crear las instituciones para hacer cumplir la leyes.

–         Enseñar el respeto por las autoridades.

–         Infraestructura civil, como caminos, puentes y puertos.

–         Medio de transporte como el ferrocarril

–         Comunicaciones instantáneas tipo telégrafo

–         Medio de almacenamientos adecuados como silos

–         Preparar ejércitos 

  • Los hombres de mayor poder político y económico de encargaron de organizar el país, ellos fueron terratenientes, hacendados, agricultores, ganaderos, grandes comerciantes exportadores, banqueros, etc.
  • Lucharon contra el indio y ganaron tierras
  • Confiscaron tierras a la Iglesia
  • Promovieron la inmigración europea
  • Prepararon especialistas para diversas labores
  • Abolieron la esclavitud
  • Concedieron créditos
  • Nacieron los gobiernos oligárquicos (de unos pocos) 

Modelo primario exportador: explotación de materias primas

Desde mediados del siglo XIX y hasta 1930 aproximadamente, Latinoamérica adoptó el modelo primario exportador. Las actividades productivas se orientaban hacia la producción primaria exportable (agricultura, ganadería, minería, explotación forestal, particularmente), a la vez que importaban las manufacturas que no se producían en esta parte de América desde los países centrales.

La vinculación con el mercado internacional se advierte en el crecimiento de las ciudades portuarias litorales. Fue necesario construir infraestructura de transporte (como puertos y vías férreas) y de servicios inexistentes hasta el momento. Por su parte, en las áreas urbanas las inversiones extranjeras se destinaron al suministro de cloacas, gas y electricidad, teléfonos y telégrafo. Toda esta incipiente concentración de la actividad económica en determinados puntos trajo aparejada una concentración demográfica y constituyó el germen de las desigualdades regionales, tan propias de América latina.

Las ciudades América latina se modernizaron y crecieron demográficamente. Aparecieron nuevos sectores sociales populares como los obreros.

Siempre las leyes beneficiaron  sus propios intereses, olvidándose de la gran masa de hombres que trabajaban la tierra. Hicieron alianzas con las potencias centrales y concedieron grandes privilegios a estas, a medida que acrecentaban su propia fortuna. Para mantenerse en el poder recurrían al fraude electoral y a veces hasta la violencia.

Los sectores medios de la sociedad se fueron agrupando para defender sus derechos frente a las injusticias de los gobernantes. Así nacieron grupos socialistas, anarquistas, etc. Que luchaban  por justicia social y laboral. Pedían por una sociedad mas justa.

América creció y progresó pero esta evolución siempre estuvo atada a la necesidad de compra de los países desarrollados. Inglaterra siempre tuvo una gran injerencia y dominio sobre la evolución de la economía latinoamericana. Ellos controlaban el comercio internacional, Londres era el centro financiero del mundo, y tenían inversiones en frigoríficos, minería, centros azucareros y producción agrícola. 

En 1914 se inicia la Primera Guerra Mundial, y Europa termina destruida en 1918. Comienza una tarea de reconstrucción europea. EE.UU. sale incólume de la guerra  ahora es un país acreedor. EE.UU. no sólo era una gran potencia industrial sino también un gran productora de productos primarios. EE.UU. adquirió a bajo precios varias compañías inglesas y  francesas. Sus inversiones en poco tiempo superaron ampliamente a los capitales ingleses. En América central tuvo influencia directa sobre la economía y la política.

A partir del final de la guerra los productos primarios tuvieron una caída importante de precios y también bajaron las exportaciones, porque Europa compra a EE.UU.  lo que las economías latinas tuvieron un retroceso en su crecimiento. Consecuentemente cayeron las importaciones. 

Jueves Negro: En 1929 se caen los precios de las acciones de la bolsa de Nueva York, esta crisis afectó al poco tiempo a los bancos, empresarios y obreros de todo el planeta. La desocupación cayó a valores inimaginables. En EE.UU había 13.000.000 de desocupados y la producción industrial cayó un 50%. Los agricultores perdían sus tierras y los empresarios sus empresas. La gente perdía sus viviendas y bienes. El capitalismo estaba en crisis. Hoover era el presidente pero no le encontró una salida eficaz, hasta que Roosevelt con ideas de Keynes decide tomar medidas alejándose del liberalismo económico, ahora el estado interviene en la economía, se lo conoce como estado benefactor.

Entonces esta «crisis del capitalismo” produce:

  1. a) caída de precios internacionales
  2. b) caída de las exportaciones
  3. c) caída de la producción
  4. d) caída de los salarios
  5. e) aumento de la desocupación
  6. f) caída de los créditos internacionales

Nace el New Deal (barajar de nuevo o nuevo pacto) de Roosevelt, con medidas tendientes a aumentar la demanda de empleos realizando enormes obras civiles en todo el país.

Estado Benefactor:

  1. a) asegura empleos a costa de endeudar al estado
  2. b) asegura la salud y educación
  3. c) exenciones impositivas
  4. d) donaciones
  5. e) promociones industriales
  6. f) proteccionismo 

En América latina se detiene el crecimiento, caen los precios de los productos primarios (café, azúcar, cereales, carnes) y las exportaciones en un 50%. La importaciones se detienen. Los créditos exteriores se terminan.

América latina decide tomar un camino conocido como de “crecimiento hacia adentro” tratando ahora de producir lo que antes se importaba. También se conoce como:”industrialización por sustitución de importaciones”. Argentina también fortaleció los lazos con sus tradicional inversor inglés asegurándole grandes ganancias a sus inversiones si se le seguía comprando carnes y cereales. (pacto Roca-Runciman)

Modelo fordista o de la sustitución de importaciones

A partir de 1930, la demanda externa de productos primarios descendió; los países latinoamericanos tenían menor posibilidad de compra y no podían importar. Esta situación hizo que se optara por desarrollar la industria nacional. Primero se instalaron industrias livianas o vegetativas, hasta 1950 aproximadamente. Más tarde se incorporaron las industrias básicas o dinámicas, con inversiones directas del capital norteamericano a través de las empresas multinacionales. La industria se concentró en los puntos privilegiados por el modelo exportador. Podría decirse que la localización industrial adquirió un carácter selectivo. En la Argentina, por ejemplo, el Gran Buenos Aires concentraba en 1985 el 40% de la industria manufacturera nacional y el 48% de los empleados del sector. Estos centros dinamizados por la presencia de industrias se convierten en importantes polos de atracción para migrantes del interior de los países en busca de empleo. La urbanización empieza a tomar cada vez más vigor. Este proceso se combina con la expulsión de población del medio rural, debido a las crisis agrarias o la tecnificación de las tareas. El proceso de urbanización adquiere características impresionantes en América latina. Las ciudades latinoamericanas se van transformando en importantes focos de atracción, no sólo por la concentración

Latinoamérica buscó modernizarse en tecnología, pues debía producir nuevos productos. También el campo tuvo que conseguir mejores equipamientos. Es estado tuvo que mejorar su infraestructura civil, nuevos caminos, puentes y puertos. Debía otorgan créditos blandos a los futuros industriales y debió transformarse en empresario para los grandes proyectos de siderurgia, química y energía, ya que no había importantes aporte privados estos planes. El estado debió endeudarse, EE.UU. era su principal prestamista, Roosevelt le llamó la “política del buen vecino” y colaboró para que ese dinero llegue a los gobiernos latinoamericanos. (trataba de evitar cualquier tendencia hacia el comunismo, nacido en 1917)

Las industrias creadas fueron muy limitadas, centradas en perfumes, alimentos, electrodomésticos, bebidas, ropa, medicamentos. De EE.UU. se seguía importando: acero, máquinas y equipos  y combustibles. 

A nivel político era fundamental que haya gobiernos fuertes. Se pone en duda el liberalismo y el capitalismo, aparecen regímenes  militares o autoritarios que desean tomar el poder. Hubo 10 golpes militares de estado, donde 6 fueron exitosos. Más tarde continúan gobiernos populistas, como el de Perón en Argentina, Getulio Vargas en Brasil y Estensoro en Bolivia. Aparecen grupos socialistas que se infiltraron en el seno de los más necesitados y  provocaron estallidos sociales. 

Las economía de Centroamérica fueron muy sufridas y el pueblo reaccionó con estallidos sociales, los cuales fueron sofocados con la intervención de EE.UU. que fue digitando gobiernos que cuidaban sus intereses. Por ejemplo en Panamá estuvo Noriega, en Nicaragua Somoza, Trujillo en República Dominicana y Batista en Cuba. En Cuba los grupos revolucionarios fueron apoyados por Rusia. 

El gran endeudamiento de América latina hizo que se resquebrajara su solidez financiera y se devalúe la moneda local, creando inflación. Para salir de esta situación se fue pidiendo más créditos al exterior y “emparchando la economía”, pero a su vez la deuda se hacía cada vez mas grande. Se suponía que con buenas exportaciones se podía saldar este endeudamiento. Con la Segunda Guerra Mundial estos países logran una importante recuperación, ya que se demandaba alimentos y algo de bienes industriales (EE.UU. sólo fabricaba armas). De todas maneras había poco acero y combustibles, casi todo lo existente era para la guerra. Los países americanos se dieron cuenta de lo importante de ser productor de esta importante materia prima. (México, Brasil, Chile y Argentina siempre tuvieron una deuda controlada)

En 1959 termina la guerra con Corea, y EE.UU. nuevamente toma las riendas de economía mundial, retomando el comercio internacional con países tradicionales europeos que siempre le compraban. La tecnología estadoudinense fue en poco tiempo muy superior a la latina y logró mejores resultados en sus productos a mejor precio. Europa intensificó sus relaciones comerciales dejando de lado los productos latinos. La dependencia económica con EE.UU. estaba muy fuerte y ahora le exige que lo apoye en la guerra fría, contra el socialismo.

La exportaciones latinoamericanas caen y entra en crisis el proyecto de crecimiento hacia adentro. Se continúa buscando plata al exterior para pagar la deuda y continuar con su desarrollo industrial que ya nunca va alcanzar en calidad a EE.UU. Apenas se puede pagar los intereses de la deuda y la misma empieza a crecer.

Venezuela gran productor de petróleo queda afuera de este fenómeno americano y logró cierta autarquía.(Con Honduras pasó algo parecido)

1973: Conflicto en Medio Oriente (Guerra de Youn Kipur), EE.UU. apoya a Israel con armas y equipos bélicos en el medio oriente, la OPEP decide limitar la exportación de petróleo hasta tanto no se desarme la zona de guerra. El precio del barril de petróleo se multiplica por 3. Todos los subproductos aumentan notablemente. Los países de la OPEP multiplican sus ganancias.

Aparecen los “petrodólares” árabes en los bancos americanos. Ese dinero es destinado a América Latina en préstamos sin muchas exigencias y controles. Comienza la patria financiera. La plata dulce, aparecen cientos de bancos y financieras. La clase media estaba contenta, se viajaba por todo el mundo y había productos importados de lo que se busque. Estaba de moda el “deme dos”.  (gracias a ese dinero el Muro de Berlín se mantuvo hasta 1991, Rusia estaba destrozada económicamente)

Entre 1972 y 1976 comienza una nueva oleada de gobierno de facto, en Bolivia, Chile, Uruguay, Perú y Argentina, los militares tomaron en gobierno y establecieron rígidas dictaduras. Había que luchar contra el comunismo de Cuba, comienza el adoctrinamiento: La Doctrina de Seguridad Nacional, el enemigo no está sólo afuera, está adentro, puede ser tu amigo, alguien de tu familia, cualquier ser es cuestionado, …ante la duda: hay que borrarlo.

Estos gobiernos tenían el apoyo total de los EE.UU. que los consideraba un aliado en la guerra contra los revolucionarios de izquierda.

Tres características tuvieron todos estos gobiernos:

1-Autoritarismo excesivo.

2-Presencia militar en todos los rincones del país

3-Endeudamiento económico, que gran parte se usó para armas de guerra. Había plata de sobra, se sigan los lineamientos de la gran potencia del norte.

Escapan a esta constante: Brasil y México.

Llega la década del 80, casi todos los países latinoamericanos no pueden pagar los intereses, menos el capital.

En 1982 se cae México, que decide suspender el pago de los intereses.

Efecto Tequila: Se desata una crisis generalizada en todo Latinoamérica. Se cortaron los créditos, se aumentaron los intereses sobre el dinero prestado, y la deuda subió espectacularmente, y ya no hay más créditos para pagar los intereses.

Aparece “el Gran Brady”,  secretario del Tesoro de EE.UU., una especie de ministro de economía de los países latinos, lanza un plan para toda Latinoamérica, el Plan Brady. Se pensó que era la solución final al tema de la deuda Sudamérica: el canje de deuda (con estos bonos recotizados, más tarde compran todas las empresas nacionales)

Frente a este caos, no sólo económico, sino también social, los militares debieron retirarse del gobierno y comenzó una apertura democrática. En Argentina se retiraron luego de la Guerra de Malvinas.

Estos nuevos gobiernos debieron enfrentar “la herencia” y aplicaron severos ajustes, que sólo sirvió para pagar la deuda. Estos ajuste se aplicaron desigualmente, y como siempre, los más perjudicados fueron los de las clases medias y bajas.  Los países debieron luchar contra brotes inflacionarios que como en el caso de Bolivia llegó al 11750% en 1985. Argentina 672% (1988), Perú 667%, Brasil 586% son sólo algunos ejemplos.

Consecuencias: Aumentó de la pobreza,  deserción escolar,  problemas de  salud, educación y un crecimiento importante de la violencia callejera.

Latinoamérica Hoy: Como resultado del gran endeudamiento en la década de los 70, el crecimiento de toda Latinoamérica es muy dependiente de la existencia de créditos baratos. Para conseguirlos deben cumplir con las orientaciones económicas neoliberales que elaboran los organismo financieros internacionales como el F.M.I. que sólo favorece a grandes grupos económicos nacionales y extranjeros. La deuda por otra parte no deja de crecer, en 1985 era de 350 millones de dólares hoy es estimada en 700 millones.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

LECTURA COMPLEMENTARIA:

La Economía en América Latina

La Globalización Económica se vio fortalecida después de la desaparición de la URSS y la caída del socialismo, cuando se desarmó la división bipolar del mundo formado por un bloque de países capitalistas, dirigidos por EE.UU. y por otro de países comunistas, liderados por la URSS. Como resultado el capitalismo se presenta como el sistema dominante en el ámbito mundial.

Los países con antiguas economías socialistas, como los que hoy forman la Comunidad de Estados Independientes (CEI), todavía están resolviendo las dificultades surgidas de su traspaso a una economía de mercado. Entre uno y otro polo, se encuentran aquellos países que se rigen por una economía capitalista pero que le dan un papel importante al Estado en el área del desarrollo social; se trata del caso de algunos países de Europa nórdica, como Suecia, Noruega o Dinamarca, donde prevalecen las llamadas “socialdemocracias”.

Latinoamérica: algunas comparaciones

El camino seguido por América latina ha sido muy distinto de los países asiáticos que analizamos anteriormente. Esta región dispuso de una economía agro exportadora tradicional de donde obtener dinero para invertir en la industria. Los nuevos países industrializados, en cambio, no contaron con estoy por ello ahorraron lo máximo posible, siguiendo el modelo japonés.

Al no contar con excedentes de dinero por no desarrollar una actividad exportadora de materias primas9 necesariamente llevaron a cabo una política económica austera y más prudente que la de América latina. Cuando los préstamos extranjeros aumentaron, se utilizaron para incrementar la inversión y las exportaciones de manufacturas y. lentamente, fueron reemplazados por el ahorro nacional.

En América latina, por el contrario, se solicitan préstamos para pagar préstamos, con lo que se constituye un círculo vicioso. n el marco de la globalización, el sistema socioeconómico de América latina tiene numerosas dificultades que se vinculan principalmente al peso de la deuda contraída, a la expansión de las empresas transnacionales sin ningún tipo de control y al aumento del desempleo.

Otro elemento importante se relaciona con la aplicación de políticas de ajuste del Estado. Como vimos, dichas políticas neoliberales consisten en la disminución del papel el Estado en el desarrollo social yen la privatización de empresas y servicios públicos. La falta de trabajo provoca una disminución en el consumo: las familias que ven bajar sus ingresos intentan ahorrar gastar menos. Esto, finalmente, hace que pequeñas empresas terminen cerrando.

De este modo, a partir de la segunda mitad de la década del setenta, se acentuaron los obstáculos al crecimiento. Sólo el Brasil promovió exportaciones no tradicionales para proteger el desarrollo industrial yen menor medida, México. En el Brasil, en 1998, el 55% del total de las exportaciones de mercancías correspondía a manufacturas; en México, esta cifra se elevaba a 8%; en la Argentina, en cambio, era de un 35%. La composición de las exportaciones constituye un indicador de los rasgos productivos de un país. Sin embargo, puede resultar engañoso en aquellos casos donde esta producción se reduce a ensamblar piezas producidas en otras partes del mundo.

El Brasil se animó a desafiar la crisis de mediados de los setenta de otra manera. Hacia fines de la década, exportaba menos de lo que gastaba en importar petróleo yen pagar la deuda; por eso, utilizaba financiamiento externo para pagar el resto dE sus importaciones. Ante esto, realizó enormes esfuerzos para restringir el consumo de petróleo, desarrollar fuentes alternativas de energía, sustituir importaciones, y diversificar y aumentar sus exportaciones, sobre todo de manufacturas. Esta política contrastaba con la del resto de los países, que desmantelaron su sector industrial y abrieron su economía a las importaciones, al tiempo que aumentaban su deuda externa.

En general, la reestructuración económica impactó de manera negativa en América latina. La creciente participación extranjera en las actividades productivas, financieras y bancarias fue desplazando a los grupos económicos locales. Hoy en día es muy habitual la venta de empresas nacionales. El dinero obtenido por los empresarios extranjeros no siempre se reinvierte en el lugar: a veces, se fuga a un banco del exterior.

La falta de diversificación del sector industrial también se manifiesta en el comportamiento de algunas empresas latinoamericanas que buscan insertarse en el mercado mundial, en el marco de la globalización. En efecto, estas empresas transnacionales de origen latinoamericano se vinculan a las actividades primarias o a los productos industrializados asociados al sector.

Inversión Extranjera Por País en A.L.

Un caso argentino

Las empresas argentinas de la alimentación pasaron en poco tiempo al control de las empresas transnacionales. La empresa francesa Danone adquirió el 51% de Bagley, compró la mitad de Villa del Sural grupo Pulenta y se asoció para la elaboración de leches saborizadas, quesos y postres con La Serenísima. Stani se vendió a la inglesa Cadbury; La Montevideana pasó a manos de Philip Morris; Nestlé absorbió a Noel; Bonafide quedó bajo la órbita de Carrozi (“holding” chileno); la inglesa Grand Metropoli tan compró La Salteña y luego fue adquiriendo Cinzano, bodegas Navarro Correa y vinos Rodas; también adquirió la cadena Delicity y además es propietaria de la cadena Burger King, que posee decenas de locales en la Argentina.

Las empresas de la alimentación buscan su integración al mercado brasileño (como el grupo nacional Bungey Born,dueño de Molinos). Fuera de este proceso vertiginoso de venta sólo quedan Arcor, Molinos y Sancor.

Antes de 1990, las multinacionales tenían plantas con la producción completa del mismo bien en distintos países. Hoy se produce coordinadamente entre las filiales y las matrices, con un nivel homogéneo de calidad, lo que permite el desarrollo de marcas globales. Danoney Nabisco retiraron a Bagley y Terrabusi de la Bolsa local, inauguraron depósitos robotizados que funcionan online tercíarizaron el resto de la distribución y negocian desde otro país con los dueños de los grandes supermercados.

HOLDING
Agrupamiento de empresas pertenecientes a capitales individuales para asegurarla valoración de éstos. Los agrupamientos de empresas conducen a la formación de grupos económicos con distintas situaciones de integración. El “holding’ es la empresa madre” que rige el funcionamiento del conjunto de empresas que constituyen exclusivamente un grupo económico.

TERCIARIZAR
Estrategia comercial por la cual una gran empresa se desliga de la comercialización con sectores minoristas subcontratando a otras. Dichas empresas se convierten en intermediarios en la cadena de distribución y en responsables de la venta a los pequeños y medianos clientes.

DISTRIBUCION DE LA POBLACION QUE VIVE CON MENOS DE 1U$S POR DIA