Curiosidades de los Animales

Flora y Fauna de América Animales y Plantas Que Habitan América

Flora y Fauna de América

El macizo montañoso americano, que se extiende desde Alaska hasta el extremo más meridional del continente, es el lugar de residencia de una infinidad de plantas y de animales. Esta extensión de territorio se divide en diversas provincias botánicas, todas ellas dotadas de reservas naturales. La flora y la fauna difieren bastante según el clima, la altura y la latitud de cada zona  botánica.

En América, la cadena de montañas parte de Alaska, en el norte extremo, y desciende a través de Canadá y de Estados Unidos hasta México. A continuación, atravesando América central, llega hasta América del Sur, que bordea en toda su longitud hasta su extremidad austral. Esta cordillera, que va casi de polo a polo, contiene un mundo maravilloso e incalculable de plantas y de animales.

La gran variedad de fauna y flora se explica, en efecto, en gran parte por las zonas climáticas por las que se extiende.

Se encuentra en ella la selva virgen y también la tundra; bosques de coniferas y bosques de árboles de hoja caduca; una lujuriante vegetación alternando con áridas estepas e incluso desiertos. Cada uno de estos medios botánicos alberga a determinados animales cuyo comportamiento es posible observar en su medio natural.

Tundra en America

En el norte extremo, en el complejo ártico de Alaska, se desarrolla el mundo propio de la tundra. Sin embargo, ya allí encontramos bosques. En primer lugar, bosques de coníferas en Canadá, entre los que dominan los abetos blancos, los pinos weymouth y los hemlock.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/abetos.jpg

Abetos

pino de america

Pinos Weymouth

Más al sur, en la frontera entre Canadá y Estados Unidos, abordamos la región mixta de los abetos y de los árboles de hoja caduca. El pino amarillo y el abeto Douglas son característicos de estas regiones. Todavía más al sur, en California, crecen los gigantes del bosque, las secoyas, cuya altura sobrepasa a menudo los cien metros.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/cecuoya.jpg

Secoyas

En cada uno de estos sectores vegetales la fauna está abundantemente representada: rumiantes, fieras, roedores, aves, reptiles, insectos escapan a todo intento de establecer un censo de los mismos. El oso es, indudablemente, huésped habitual de las montañas, desde Alaska hasta México.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/oso_gris.jpg

Oso Gris

En el norte extremo hallamos al oso polar y más al sur a los macizos osos pardos que pueden llegar a pesar hasta 450 kg. El oso negro, el baribal, que jamás abandona el bosque, es un animal simpático; es relativamente pequeño y su peso no excede de 180 kg. Es muy retozón y guarda más de un truco en su talego.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/oso_polar.jpg

Oso Polar

Muy originales son los carneros de las nieves de Alaska, que viven en pequeños rebaños y se desplazan por las partes libres de arbolado de las cordilleras. Debido a su vellón, blanco como la nieve, se distinguen perfectamente contra la masa sombría de las rocas. La gamuza de las nieves, que habita también en las montañas desde Alaska hasta el norte de Idaho, es un excelente trepador y saltador.

El alce, el mayor representante de los cérvidos, es también uno de los huéspedes habituales de los bosques norteamericanos, mientras que en el extremo norte los lobos constituyen una grave amenaza para los renos.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/alce.jpg

Alce

Las montañas Rocosas de Estados Unidos constituyen, desde el punto de vista de la geofísica, un territorio particularmente instructivo. Este macizo se extiende sobre más de dos mil kilómetros y es por ello muy rico en medios diferentes. Piensa, por ejemplo, en las mesetas de los estados de Idaho, de Utah, de Nevada y de Arizona, que siguen estando prácticamente deshabitadas debido a su enorme sequedad. Allí domina una estepa típica con toda clase de plantas crasas y de manojos de hierbas duras y picantes.

Esta curiosa asociación de plantas se completa con algunos matorrales desmedrados. Los americanos llaman a esta magra vegetación scrub, y chaparral a la vegetación de matorral y de plantas espinosas de hojas coriáceas propias del Mediterráneo y que también se encuentran allí.

Nevada, situado en el corazón de las montañas Rocosas, es el estado más desértico de Estados Unidos. El sensacional filme de Walt Disney La gran pradera prueba, sin embargo, que este estado no deja de poseer por ello una fauna rica y variada. En ese desierto se encuentran a menudo árboles petrificados, vestigio de la vegetación lujuriante de tiempos que pertenecen a épocas desaparecidas hace mucho.

En sectores menos áridos de las montañas Rocosas se encuentran como en su casa los osos grises, las cabras salvajes y los ciervos Wapiti. Allí vive también el lince, que se dedica a dar caza a los pájaros, a los ratones y a todos los animales de corta talla.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/ciervo.jpg

Ciervo Wapiti

En México, y hasta una altura de 1.800 m, domina un mundo subtropical de estepa herbosa y arbustiva que se caracteriza por los agaves y los cactos. Hay quien califica a los cactos de «puerco-espines del mundo vegetal».

Hay numerosas especies de cactos, tanto grandes como pequeños. Entre los primeros es preciso nombrar los cactosirios, que pueden llegar a medir de 7 a 8 m de altura y que se utilizan a veces para hacer cercas. Los agaves y las yucas son también muy numerosos en las altiplanicies desérticas, de las que constituyen una atractiva decoración.

Muy típicos son también los cirios, que pueden alcanzar la edad de dos a tres siglos; sus flores son del color de la tierra de Siena y de un decímetro de diámetro.

Más arriba de los Andes, entre los 1500 y los 3.000 m, los bosques están poblados de palmeras reales, quinos, árboles de la cola y otras especies.

Allí encontramos, por ejemplo, la gran malva, con sus flores estriadas de color rojo oscuro. Algunas bromeliáceas se hacen notar por su forma de vivir; son plantas epífitas agarradas a los árboles de la selva tropical. Pero no todas las bromeliáceas son epífitas: la puya brota entre las piedras o en las grietas de los farallones; exuda una goma: el chugual.

Mayor aún es la diversidad de la fauna que puebla los Andes. Enumeremos las serpientes, los perezosos, los monos, los pumas, las aves… La mayor ave de presa de la región, el cóndor, tiene una envergadura de unos tres metros.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

Historia del Espiritismo Origen, Primeros Casos e Investigaciones Cientificas

Historia del Espiritismo Origen, Primeros Casos e Investigaciones Científicas

Espiritismo, doctrina según la cual los muertos pueden entrar en contacto con los vivos, por lo general a través de un clarividente o médium; son también las prácticas de quienes profesan esta doctrina. Parece que su origen se inicia en 1848 a partir de una cadena de sucesos aparecidos en el siglo XIX, lo que dió pie para que comiencen el analisis e investigación de esos hechos.

Una niña médium, Margaret Fox, fue explotada por su hermana y su padre en Estados Unidos, dando origen a una serie de sorprendentes historias que propiciaron la creación de una ‘religión’ espiritista. Esta iniciativa cobró impulso a través de los escritos de otro médium, Andrew Jackson Davis, que afirmaba ser capaz de realizar en estado de trance ciertas proezas intelectuales imposibles en su vida normal.

Veamos La Historia,… parece que todo comenzó con los espíritus: Se considera que el espiritismo nació en 1847 con las hermanas Fox, que vivían en una casa en Hydesville, Nueva York, en la que se producían fenómenos extraños tales como golpes en las paredes y ruidos de las más variadas índoles y procedencias que hicieron pensar en la existencia de un espíritu.

Las hermanas improvisaron un alfabeto, que en relación con los golpes permitía obtener respuestas a las preguntas que hacían. Estas eran contestadas y contaban la extraña aventura de un hombre que fue asesinado en aquel lugar.

mesa de esperitismo

La difusión del hecho fue grande y en pocos años se hicieron habituales las reuniones tanto en Europa como en América, con el único fin de comunicarse con “el más allá”, por medio de golpes que los “supuestos espíritus” daban sobre las mesas.

Después, siguiendo un proceso lógico, surgió el espiritismo como religión, que tuvo en Alian Kardec a su gran teórico. Kardec escribió, entre otros tratados, “El libro de los espíritus”, que es considerado el libro base del espiritismo, y “El libro de los médiums”; ambos tuvieron en su época —y posteriormente—, y aún hoy la continúan teniendo, una importancia capital a la hora de buscar una interpretación racional y humana a los fenómenos espiritistas.

Como consecuencia de todos estos hechos, pronto aparecieron los médiums, personas a través de las cuales se manifiestan supuestamente “los espíritus”. De los golpes en las mesas como manifestaciones del “más allá”, se pasó al estado de trance del médium, en el cual la entidad desencarnada tomaba supuestamente posesión del cuerpo y se manifestaban verbalmente respondiendo a las preguntas de los asistentes a la sesión.

Otros supuestos hechos, aún más espectaculares, en las sesiones mediúmnicas, eran las comunicaciones de hechos futuros, o de acontecimientos lejanos que más tarde se constataban. Los efectos físicos también se cuenta que estaban presentes y así sucedían los consabidos golpes (raps), movimientos de objetos, levitaciones de mesas, luces en el aire, apariciones y otras diversas manifestaciones. Algunas perfectamente explicables por los conocimientos actuales de percepción extrasensorial y psicoquinesis, y otras que la parapsicología actual pone en duda y considera probable sucedieran como consecuencia de fraudes.

Uno de los primeros en interesarse por constatar los extraños movimientos que se producían en las mesas durante las sesiones espiritistas fue el doctor suizo De Gas-parin. En 1854, trató de demostrar que mesas con un pesado lastre, que con fuerza muscular apenas podían moverse, levitaban en las sesiones mediúmnicas. Para ello, ponía una capa de harina con el fin de descubrir posibles huellas de una acción directa de las manos sobre el tablero.

En 1855, un profesor de física de la Academa de Ginebra, el doctor Thury, revisó las experiencias de De Gasparin y realizó nuevas pruebas, llegando a la conclusión de que las mesas se desplazaban sin contactos aparentes e inexplicables por una teórica acción mecánica. Uno de los científicos más célebres de la época, que dedicó una gran parte de su vida a la constatación de los fenómenos del espiritismo, fue sir Williams Crookes.

Inglaterra se vio envuelta también en la investigación de servado ha sido también corroborado por otros investigadores en otros lugares… Habiéndome cerciorado de su veracidad, sería para mí una cobardía el no dar testimonio sobre ellos…”.

Y más adelante continuaba: “El poder que posee el señor Home es lo suficientemente fuerte como para no ser alterado por la influencia de la luz, como en otros casos. Muy al contrario, él es opuesto a que sus sesiones se realicen con poca luz”.

“Voy ahora a clasificar algunos de los fenómenos presenciados, desde los más simples a los más complejos… Es importante recalcar que los hechos tuvieron lugar en mi propia casa, a plena luz y con amigos personales míos a ambos lados del médium”.

Los poderes de Dunglas Home
La enumeración de los fenómenos que podía producir este vidente constituyen prácticamente todos los PK que conocemos:

Tipo I: Movimiento de objetos pesados con contacto, pero sin ejercer presión sobre ellos. Este tipo es uno de los más simples. Varía desde una simple vibración hasta la levitación en el aire de un objeto pesado, cuando la mano está puesta sobre él… Estos movimientos, y debo afirmar que todos los demás fenómenos, van precedidos de un aire frío. A veces, cuando había hojas de papel en la mesa, volaban y, también, el termómetro bajaba varios grados”.

Tipo II: Fenómenos de percusión y sonidos similares… En diferentes ocasiones, durante mis experimentos, he oído pequeños golpes, detonaciones en el aire, golpes metálicos, sonido como arañazos sobre madera, el canto de un pájaro, etc. Estos sonidos se oyen con casi todos los médium, aunque cada uno tenga su peculiaridad; pero con el señor Home suelen ser variados…”.

Tipo III: Alteraciones del peso de objetos. En alguñas ocasiones procedí a medir con un dinamómetro de muelle la fuerza requerida para levantar una mesa. Prendía el dinamómetro bajo un extremo de la mesa, de forma que midiera dicha fuerza. Primer experimento: Pedíamos a la mesa que pesara poco. Las manos del señor Home y los otros cinco participantes tocaban ligeramente la mesa. Al intentar yo levantar la mesa por debajo, el dinamómetro registraba una fuerza de 1 kg., que era la necesaria para levantarla. Segundo experimento: Pedíamos a la mesa que pesara mucho. Las condiciones eran las mismas: el señor Home y los cinco participantes tocando ligeramente la mesa. La elevé por debajo 4 ó 5 veces, registrándose una fuerza de 18 kgs., que era la que ejercí para poder levantarla”.

Tipo IV: Movimiento de objetos pesados colocados a cierta distancia del médium. Las veces en las que objetos como mesas, sillas, sofás, etc., se movieron sin que el señor Home los tocara han sido muy numerosas. Mencionaré las más extrañas. En cierta ocasión vimos todos moverse una silla desde un rincón de la habitación y levantarse, hasta posarse lentamente sobre una mesa.

En otra ocasión, un armario se movióhacia nosotros y volvió a su sitio siguiendo órdenes mías… He repetido varias veces la experiencia, que fue concluyente para la Sociedad Dialéctica, y que consistió en el movimiento de una pesada mesa, colocando las sillas de espaldas a ella a unos 30 cm. y con los presentes de rodillas cada uno sobre su silla, con las manos sobre el respaldo de éstas y no tocando la mesa”.

“Tipo V: Levitaciones de mesas, y sillas sin contacto con ninguna persona. …En cinco ocasiones distintas, una pesada mesa del comedor se elevó desde unos pocos centímetros, hasta 40 centímetros del suelo, en condiciones imposibles de trucaje…”.

Tipo VI: Levitaciones de personas. En una ocasión, una silla con una señora sentada, se elevó varios centímetros… Pero los más extraños casos los he contemplado con el señor Home. En tres ocasiones diferentes le he visto levitando: una, sentado en una silla; otra, de rodillas sobre su asiento, y la última, de pie. En cada ocasión tuve la oportunidad de contemplar toda la escena mientras tuvo lugar…”.

Tipo VII: Movimientos de objetos varios sin contacto con personas. Bajo este epígrafe, me propongo describir algunos fenómenos de los que he sido testigo y que es imposible atribuirlos a truco alguno… Un médium sentado en mi salón no puede hacer, mediante truco y en presencia de otras personas, que un acordeón se contraiga sonando, mientras lo sujeto con mi propia mano hacia abajo por el extremo opuesto al de las teclas. Lo mismo que no puede hacer, en esas mismas condiciones, que un acordeón flote por la habitación sonando. Tampoco puede introducir una maquinaria que pueda hacer que un pañuelo se haga un nudo y vaya a parar al otro lado de la habitación, ni hacer que uh piano toque solo, ni un cenicero flotar, ni levitar una botella o poner en marcha un péndulo encerrado en una caja de cristal”.

Tipo VIII: Luminiscencias. Comprobar luminiscencias requiere, obviamente, tener la luz apagada. No necesito explicar que en estos casos tomé precauciones especiales para no ser sorprendido con sustancias fosforescentes, o de otro tipo. Bajo estrictas condiciones de control, he visto un cuerpo luminoso del tamaño de un huevo, que flotaba sin hacer ruido sobre la habitación. Fue visible durante diez minutos y antes de desaparecer botó tres veces sobre la mesa, haciendo un ruido como el que haría un objeto sólido y pesado”.

Tipo IX: Apariciones de manos luminosas o visibles con luz ordinaria. Las manos no siempre me parecieron sólidas. A veces presentan aspectos de nebulosa en parte condensada en la forma de una mano. Esto no es igualmente visible para todos los presentes. Por ejemplo, en una ocasión, se vio moverse una flor; algunos vieron una nube luminosa en torno a ella, otros vieron una mano nebulosa y otros sólo vieron la flor moviéndose”.

Las teorías de Crookes
Más adelante, Crookes intentó dar una explicación elaborando sus teorías acerca de los fenómenos observados.

Primera teoría: Los fenómenos son resultado de trucos; el médium es un impostor y los observadores están locos. Está claro que esta teoría podría explicar sólo una pequeña parte de los hechos observados… Hay una gran diferencia entre los trucos de un profesional rodeado de todo su aparato y ayudado por varios asistentes y los fenómenos observados con el señor Home, que tienen lugar a plena luz, en mi propia casa y rodeado de amigos míos, que están al tanto de detectar cualquier truco. Además, el señor Home ha sido frecuentemente registrado antes y después de las sesiones, y él siempre se ofrece a serlo. En las ocasiones más espectaculares yo mismo le sujetaba las manos”.

Segunda teoría: Las personas presentes en la sesión son víctimas de un tipo de manía, e imaginan fenómenos que no tienen existencia objetiva. Tercera teoría: Todo es resultado de una acción consciente o inconsciente del cerebro. Estas dos teorías no pueden abarcar sino una pequeña parte de los fenómenos e incluso ni podrían explicar siquiera esa parte”.

Cuarta teoría: Los fenómenos son producidos por el espíritu del médium, probablemente asociado al de alguno de los presentes. Quinta teoría: Es la acción de demonios… Sexta teoría: Son acciones de otro tipo de seres, que habitan la tierra, pero invisibles para nosotros… Séptima teoría: Son los espíritus de personas difuntas”.

Octava teoría: De acuerdo con ella, el médium, o las personas presentes como un todo, poseen una fuerza (fuerza psíquica), por medio de la cual seres inteligentes producen los fenómenos observados. Lo que son estos seres es objeto de otras teorías… Los más ardientes espiritistas admiten la existencia de dicha fuerza psíquica, pero añaden que sólo los espíritus pueden producir los fenómenos a través de dicha fuerza poseída por el médium.

La diferencia entre los abogados de la fuerza psíquica y los espiritistas estriba.en que pensamos que todavía no hay ninguna prueba de la acción de un agente que no sea la propiamente del médium; mientras para los espiritistas es una cuestión de fe que no requiere prueba…”.

A través de estos testimonios del célebre Williams Crookes, nos podemos dar una idea de aquellos supuestos fenómenos de acción de la mente sobre la materia, que fueron típicos en las sesiones realizadas con Daniel Dunglas Home. Son dignas de resaltar —lo que ya hemos indicado en varias ocasiones de este extraordinario caso – las condiciones de claridad y visibilidad en la que este dotado manifestaba sus facultades.

Al menos, los informes de Crookes así lo denotan. Es importante también la clasificación que hizo el investigador de los fenómenos analizados, ya que nos permiten una visión sistemática de todos aquellos hechos extraordinarios, ilustrados con casos que vivió el mismo Crookes. Por otro lado, resulta igualmente interesante observar las diferentes alternativas que ofreció como explicaciones de los fenómenos que investigó durante varios años con Home. Recogió las hipótesis espiritistas, tan en boga en aquella época, para terminar con su idea de la “fuerza psíquica”, en la que de alguna manera estaban de acuerdo los espiritistas, salvo en el importante matiz acerca de quién dirigía dicha fuerza.

investigadores de espiritismo

1-Henry Sidwick fue el primer presidente de la Society for Psychical Research de Londres, fundada en 1882.
2-Frank Podmore, uno de los más destacados miembros de la S.P.R. Participó en la elaboración del Censo de Alucinaciones, y publicó, junto con Myers y Gurney, la famosa compilación de apariciones llamada “Fantasmas de los Vivos”.
3-Edmond Gurney cuya teoría sostenía que las apariciones se producían por un “contagio” telepático.
4-F.W.H. Myers, que mantuvo la teoría opuesta, según la cual la aparición fantasmal ocupaba un espacio “metaetérico”.

La Sociedad de Investigaciones Psíquicas de Londres y su aportación
Mención aparte merece, como la más antigua de las Sociedades formadas para estudiar los fenómenos paranormales, la Sociedad de Investigaciones Psíquicas de Londres (Society for Psychical Research). Las experiencias del célebre Williams Crookes, las investigaciones emprendidas por la Sociedad Dialéctica de Londres y el auge del espiritismo en Inglaterra hicieron que se consolidara la idea de aunar todos los esfuerzos con el objeto de investigar sobre estas extrañas manifestaciones.

A tal fin  un grupo de científicos, filósofos e investigadores dec’idieron crear, en 1882, la Sociedad. Entre ellos figuraban los nombres de Barrett, Gurney, Podmore Sidgwick, Oliver Lodge, Myers, Massey… Pronto la asociación adquirió fama por todo el continente y formaron parte como asociados hombres de la talla de William James, W. McDougall (que luego en EE.UU. sería el impulsor de los trabajos de Rhine) y el mismo Sigmund Freud.

Si bien este último no estuvo implicado en trabajos de investigación como los dos psicólogos antes citados, contribuyó con algunas obras a dar su opinión sobre fenómenos tales como la telepatía y la precognición.

La importancia de la S.P.R. londinense fue decisiva, pues no sólo recopiló miles de casos e investigo cientos de sujetos, sino que aunó a hombres de gran talla. Igualmente impulsó la investigación en los EE.UU. con la fundación, en Nueva York, en 1884, de la Sociedad Americana de Investigaciones Psíquicas (American Sosiety for Psychical Research), de la mano de insignes hombres como fueron los psicólogos William James, Stanley Hall y W. McDougall.

Ambas sociedades existen todavía, publicando sus revistas trimestrales y coordinando los trabajos de diversos investigadores.

Los dotados de efectos físicos: Eusapia Palladino
Los grandes dotados tuvieron su época a finales del siglo pasado y principios del presente. De algunos ya hemos hablado, como es el caso de Daniel Dunglas Home, del que se cuentan hechos extraordinarios, muchos de ellos constatados por Crookes. Home se paseo por todos los países de Europa entre 1850 y 1880, desafiando a ilusionistas y científicos a explicar sus habilidades. No tuvo la oportunidad de enfrentarse con el gran ilusionista de la época, Robert Houdini, pero sí con otros menos conocidos.

En 1853, Home desafió a una comisión de científicos ingleses a que explicaran sus demostraciones. Entre ellos el célebre físico Faraday aceptó, pero afirmó simplemente que Home era un hábil mago. La Sociedad Dialéctica de Londres, por el contrario, aceptó las telequinesias de Home, confirmando la existencia de una fuerza desconocida capaz de mover objetos sin contacto directo. Para la investigación, se realizaron 50 sesiones, nombrando una comisión de 30 científicos. Crookes, por su parte, confirmó, después de múltiples experiencias, la capacidad de Home para mover objetos tan pesados como un piano que levitó varios centímetros e incluso un acordeón, que se contraía sonando, como si alguien interpretara con él una melodía.

Otra de las grandes dotadas fue la italiana Eusapia Palladino, mujer campesina con una cultura muy elemental y que fue el asombro de personas tan sensatas como el astrónomo Schiaparelli, el fisiólogo y premio Nobel Richet, el gran ilusionista Howard Thurston, el psiquiatra alemán Schrenck-Notzing, los doctores Morselli y Tamburini y una larga lista de otras notables personalidades de la época, serias y consecuentes.

La Palladino fue, sin embargo, sorprendida en fraude varias veces, y algunas asociaciones, como la S.P.R. de Londres, de  la  que  ya  hemos  hablado,   la  tomaron  como defraudadora. No obstante, para otras entidades los fenómenos que producía Eusapia, tales como telequinesias, levitaciones de objetos, ectoplasmias, etc., fueron auténticos. Se realizaron pruebas en el Instituto de Psicología de París, en el laboratorio de Psiquiatría de la Universidad de Turín y en otros círculos científicos. Veamos lo que decía de Eusapia uno de los más célebres investigadores de la Época, Hereward Carrington, en sus informes para la revista de la Sociedad Americana de Investigaciones Psíquicas.

“Como fueras de serie y entre mis más vividas y extraordinarias experiencias, debo considerar mis sesiones con la médium napolitana Eusapia Palladino. Analfabeta, con dificultad para escribir su propio nombre, y a pasar de todo ello poseía poderes únicos que por muchos años sorprendieron a científicos de toda Europa… Eusapia Palladino fue, sobre todo, médium de efectos físicos; aunque también se le detectaron ciertas facultades de tipo mental.

Los objetos se movían alrededor, en su presencia, sin que nadie los tocara; se oían raps de gran estruendo; aparecían luces; había instrumentos musicales que sonaban sin que nadie visible los tocara. Todos estos fenómenos sucedían mientras la médium estaba sentada bien controlada, especialmente sus manos y pies y, naturalmente, con luz suficiente para permitirnos percibir todo lo que acontecía en la habitación con cierta nitidez.

“Eusapia realizaba sus sesiones en cualquier lugar, en casas privadas, en el laboratorio de una universidad o dondequiera que se la convocara. A menudo se la controlaba antes de la sesión pero nunca se encontró nada sospechoso. Entonces, tomaba asiento en su lugar delante de una mesa de madera, mientras los otros participantes se sentaban también alrededor. Las personas, a ambos lados de Eusapia, le sujetaban las manos, rodillas y pies. Las sesiones comenzaban a plena luz.

“Detrás de ella, se montaba una cabina construida con dos cortinas negras, cerrando un rincón de la habitación. En dicha cabina, se introducía una mesa sobre la que se depositaban pequeños instrumentos musicales propiedad de los asistentes. Eusapia nunca se sentaba dentro de la cabina, sino fuera, en el círculo.

El respaldo de su silla estaba a unos 30 centímetros de las cortinas. “A plena luz, con sus manos, pies y rodillas controladas, la mesa comenzaba a vibrar y a moverse. Muchos médiums consiguen que las mesas vibren, y si esto hubiera sido todo, no habría lugar para el caso. Pero, después de las vibraciones, la mesa del círculo comenzaba a levitar completamente del suelo, quedando suspendida en el aire por espacio de varios segundos.

“He visto en mi existencia cientos de levitaciones y estoy tan seguro de su realidad como de otros acontecimientos de la vida. Muchas veces, cuando la mesa estaba en el aire, le pasábamos una cuerda por debajo y por encima y entre su cuerpo y la mesa, sin encontrar obstáculo alguno.

Estas levitaciones las sostenían mientras uno de los asistentes estaba debajo de la mesa, agarrando los pies, mientras que las manos de Eusapia no tocaban la mesa, siendo esto último perfectamente visible a todos los presentes. Había una curiosa resistencia elástica de la mesa cuando estaba suspendida en el aire, como si estuviera sobre goma; de repente, dicha resistencia se desvanecía, cayendo la mesa sobre el suelo.

“He visto la mesa subir más de un metro durante las sesiones con Eusapia, e incluso estando yo de rodillas sobre el tablero, la mesa levitada. La médium permanecía sentada sin moverse, con sus manos y pies perfectamente sujetos por otros presentes.

“Después de las levitaciones, se oían raps en la mesa que estaba dentro de la cabina y en la del círculo. A menudo, los ruidos adoptaban una forma muy peculiar. Por ejemplo, Eusapia golpeaba cuatro veces la mesa con sus nudillos, dejando la mano sobre ella a unos 20 centímetros. Unos pocos segundos después sonaban unos raps, imitando exactamente sus golpes, como si fueran su eco diferido en unos instantes.

“Después se oían cinco golpes que querían decir que la luz debía ser disminuida. La luz era sustituida por una más débil. Aun con esta luz, se podía ver todo claramente, incluida la médium. Entonces, se oía que los instrumentos de la cabina se movían sobre la mesa, terminando por salir, uno o más, flotando por el aire, en torno a la habitación y además sonando. Si era, por ejemplo, una mandolina, sus cuerdas vibraban mientras flotaba por el aire; si era una campana, sonaba con estridencia hasta que caía al suelo.

“Es cierto que Eusapia a veces recurrió al fraude y en ello fue sorprendida, por nosotros y por otros. Su método consistía en liberar un brazo del control, produciendo fenómenos con la mano libre. Casi todos los investigadores han denunciado este tipo de engaño. Sin embargo, todos salían convencidos de la veracidad de sus fraudes, ¿por qué, se puede uno preguntar, recurría al truco, stsus poderes eran genuinos? ¿No sería que todos sus fenómenos fueran más bien fraude mal controlado?.

Es difícil contestar a esto en pocas palabras… De alguna manera pretendía trucar los fenómenos para divertirse, pero cuando lo descubríamos y comprobaba que no podía engañarnos, entonces realizaba el fenómeno genuino. Esto se lo he visto hacer a menudo y cuando defraudaba y era descubierta, lo repetía de forma que nunca pudo ser explicado”.

Este es uno de los testimonios de uno de los investigadores más célebres que tuvo la metapsíquica. ¿Qué se puede concluir de todo esto? La respuesta queda en el aire una vez más.

Los dotados hermanos Schneider
Ya en el presente siglo, nos encontramos a los hermanos Schneider, Willi y Rudy, investigados por el Instituto Psicológico de la Universidad de Munich y el Hospital Psiquiátrico de Viena y por el doctor Osty, por el doctor Schrenck-Notzing, el doctor Holud, el doctor Dingwall y otros expertos en la materia, uno de los cuales fue el gran desenmascarador de fraudes de principios de siglo.

Se trataba de Harry Price, que adquirió fama por sus exhaustivos controles en las sesiones mediúmnicas. Price asistió, en los primeros contactos con los hermanos Schneider, a las sesiones organizadas por el psiquiatra alemán Schrenck-Notzing. De las que el investigador inglés salió vivamente impresionado, ya que, aparentemente, los medios de control no detectaban qu Rudy Schneider cometiera fraude.

Sin embargo, algunas de las sesiones se organizaban en la misma casa de 1 familia Schneider, de la que todos sus miembros, desd el padre a la madre, pasando por los hijos, se decía qu eran dotados de efectos físicos. Price, cuando investigó en este ambiente, nunca detectó ningún fraude, seguí consta en sus informes al Laboratorio Nacional de In vestigación Psíquicas de Londres, del que fue fundado; y director.

Pricé decidió llevar a Rudy Schneider al laboratorio de Londres. Para tal ocasión, preparó unos métodos de detección de fraudes muy inteligentes. Consistían en rodear los objetos, que se suponía iban a ser movidos poi el médium a distancia, con rayos infrarrojos. Esta emisión cerraba un circuito que cuando era alterado por un objeto físico del tipo que fuera, automáticamente hacía que varias cámaras de fotografiar se disparasen desde distintos ángulos, retratando el objeto que, evidentemente, había sido movido por algún tipo de energía u otro medio que pudiera tener carácter fraudulento.

Fue, concretamente, en la sesión número 25, del año 1932, llevada a cabo en el laboratorio, cuando las cámaras se dispararon, recogiendo en sus placas un brazo de Rudy junto al objeto, cuando se suponía que debía estar en trance. Este hecho vino a minar la confianza de Price en todas las pruebas que durante años atrás y en diversos lugares había realizado con los hermanos Schneider. Cuando Price le recriminó al día siguiente su acción, la primera reacción de Rudy fue decir que el brazo debía ser de algún espíritu, a lo que Price replicó que el “espíritu” en cuestión llevaba el mismo pijama con el que vestían a Rudy en cada sesión.

Literalmente, sobre el caso de Rudy Schneider escribió: “Mis palabras finales son que, en mi opinión, hemos asistido a fenómenos genuinos en nuestros experimentos con Rudy en los años 1929 y 1930 y que es altamente probable que las telequinesias de pañuelos y las interferencias registradas por los rayos infrarrojos durante las pruebas de 1932 se debieran también a algún tipo de energía exteriorizada por el médium. En cuanto a otros fenómenos, debo suspender por el momento mi opinión, ya que me temo que tendremos que comenzar toda la investigación con Rudy de nuevo”.

Price sustentaba esta opinión por el hecho de que, salvando aquella sesión de 1932, en las demás en que se repitió la experiencia la cámara no registró nada anormal, sino tan sólo el pañuelo levantándose sin nada extraño alrededor. Según él, sería la energía procedente de Rudy la que interrumpiría el circuito, originando las fotografías.

Una vez más, se pone de manifiesto el estrecho margen en el que se desenvolvían los investigadores de la metapsíquica, ya que debido a la condiciones de escasa luminosidad que imponían los médiums, los fraudes, si se detectaban, tenían que serlo con aparatos tales como los descritos y que incluso dejaban la duda en el aire, ya que, como el mismo Price escribía, había teóricamente un tiempo (1/2 segundo) entre la interrupción del circuito y la deflagración de las lámparas de magnesio, que bastaba para empujar el pañuelo y volver la mano a la posición de control, sin que lo detectara la placa.

Otro gran dotado de los años 20 fue el polaco Jean Guzik, también investigador por el Instituto Metapsíquico Internacional de París. Estos últimos dotados sufrieron condiciones de control más severas, no sólo por una mayor experiencia acumulada, sino porque los medios de detección se perfeccionaron. Así se empleaban, como hemos visto, las fotografías de magnesio, los rayos infrarrojos y otros medios que dificultaban el fraude.

Algunos de los grandes dotados fueron sorprendidos en fraude, alegando los matapsiquistas que, al ser los fenómenos parapsicológicos evasivos por naturaleza, el médium, aun estando inconsciente, puede intentar fraudar para alcanzar el objetivo.

Sin embargo, la cantidad de fraudes detectados en los últimos años de la metapsíquica hicieron que muchos científicos se alejaran de este tipo de investigación a pesar de los testimonios en sentido contrario de investigadores tan célebres como los citados.

Por último, citaremos algunos nombres más de conocidos médiums sin detenernos en otras aclaraciones y remitiendo al lector a cualquier libro sobre esta época. Nombres tales como Florence Cook, Stanislava Tomsc-yk, Marta Beraud, Miss Goligher y Kluski fueron otros tantos dotados célebres de aquellos años.

Del espiritismo a la moderna parapsicología
Los resultados obtenidos por los sucesivos investigadores fueron demostrando que, más que al poder de los espíritus, los curiosos sucesos ocurridos durante las sesiones se debían a los poderes mentales de los verdaderos médiums; a quienes muchos científicos e investigadores comenzaron a llamar “clarividentes” o, más contemporáneamente, “psíquicos”.

Pero eso es otra historia. La historia de la parapsicología.

Fuente Consulatad:PARADIGMAS Tomo 6 Mitos, Enigmas y Leyendas Contemporáneas -El Espiritismo- P.Y.E.S.A.

Biografía de Bronislaw Malinowski Teorías Del Antropólogo Investigaciones

Biografía de Bronislaw Malinowski
Vida y Teoría del Antropólogo Británico

Bronislaw Malinowski (1884-1942), antropólogo británico de origen polaco, considerado el fundador de la escuela funcional de antropología, defendió que las instituciones humanas deben analizarse en el contexto general de su cultura. Elaborón interesantes teorías, que en su momento ayudaron a entender la humanidad.

La antropología es una ciencia cada vez más importante, gracias a ella, Malinowski elaboró sus interesantes teorías, que ayudan a comprender a la humanidad. Bronislaw Kasper Malinowski, fundador y pionero de la antropología social, nació en Cracovia (Polonia) el 7 de abril de 1884.

Su vocación por la ciencia se despertó muy temprano. En 1908 se doctoró en física en la universidad de su ciudad natal.

Pero esa vocación sufrió un giro radical cuando leyó La rama dorada, del antropólogo escocés Sir James Frazer. Este libro analiza profundamente las diferentes prácticas y creencias religiosas que se dan en todo el mundo.

Malinowski se apasionó por el tema en 1910, y se fue a estudiar a Londres. Allí tuvo como maestro a C. G. Seligman, uno de los pocos antropólogos que creían que el mejor método para conocer realmente la vida y costumbres de los pueblos era la investigación de campo.

Por investigación de campo se entiende los estudios hechos directamente en el lugar que interesa y con la gente a la que se desea conocer, es decir sin limitarse a informaciones de biblioteca.

Gracias a la influencia de Seligman, Malinowski obtuvo el cargo de secretario en una expedición a Australia, con lo que inició sus investigaciones de campo. Realizó tres viajes. El primero a Mailu, en 1915. Los dos siguientes a las islas Tobriand, situadas en el extremo oriental de Nueva Guinea.

Allí vivió con los aativos, aprendio su idioma, los trató directamente. Pudo comprender sus actitudes, sus sentimientos, sus temores y sus esperanzas. Y concibió sus importantísimas teorías antropológicas.

Malinowski convivió con los nativos de las islas Tobriand durante dos años, aprendió su idioma y participó de la vida tribal. El tercer personaje, contando desde la derecha, un famoso hechicero, explicó al antropólogo algunos ritos mágicos.

UN NUEVO MODO DE ESTUDIAR ANTROPOLOGÍA
En 1918 Malinowski regresó temporalmente a Australia. En ese año contrajo matrimonio y se fue a vivir a las islas Canarias. En 1921, cuando nació su primera hija, se trasladó a Cassise, en Italia.

Durante ese período comenzó a ordenar las investigaciones realizadas en las islas Tobriand. De estos estudios provienen sus tres libros más importantes: Los argonautas del Pacífico oeste (1922), Sexo y represión en la sociedad salvaje (1927) y Vida sexual de los salvajes (1929).

En 1924 empezó a dictar un curso de conferencias sobre antropología en Londres. Dos años después hizo lo mismo en la Universidad de California. Regresó a Londres en 1927, designado para la cátedra de antropología en la Escuela de Economía de dicha ciudad.

Sus clases y seminarios adquirieron renombre internacional. Aunque algunos profesores y estudiosos no estaban de acuerdo con sus ideas, todos asistían a sus conferencias, porque Malinowski inflamaba a los oyentes con su propio entusiasmo.

Ese entusiasmo provenía de sus experiencias reales, e intentaba probar que el único método válido para un antropólogo radica en la observación directa y la participación.

En 1933, famoso universalmente, retornó a Estados Unidos como profesor en la Universidad de Corneil, y al empezar la Segunda Guerra Mundial permaneció en ese país, pero ahora en la Universidad de Yale.

Falleció de un ataque cardíaco el 16 de mayo de 1942. Mas su obra ha quedado como un legado invalorable. Porque hasta fines del siglo XIX los pueblos primitivos eran estudiados desde el punto de vista histórico, y a nadie se le ocurría que la “civilización” occidental pudiera aprender algo de esas sociedades consideradas inferiores. Malinowski rompió con las viejas teorías, pues para él cada costumbre tenía funciones justificadas.

Es decir que esas tribus primitivas no eran meros casos de “supervivencia”, sino que en cada sociedad las costumbres, creencias e instituciones cumplían una función vital para el  sosteni miento general del sistema, interrelacionándose en todos los aspectos.

niños de una tribu africana

Niños jugando a la Pesca de Kuboya, practicada solo en la infancia.

COSTUMBRES, CREENCIAS Y SOCIEDAD
Sus investigaciones en las islas Tobriand llevaron a Malinowski a plantearse los siguientes interrogantes:

1— ¿Cómo funciona ahora una institución?.
2— ¿Cómo satisface esa institución los intereses individuales y culturales de esa sociedad considerada específicamente?.
3— ¿Cuál es la relación entre esa institución y las demás instituciones de la sociedad estudiada?.

Para responder ampliamente a esas preguntas enunció una teoría denominada “teoría de las necesidades”, que puede explicarse así:

Del mismo modo como el hombre necesita satisfacer ciertas necesidades básicas para sobrevivir —alimentación, abrigo, protección y reproducción—, la sociedad también debe satisfacer necesidades propias.

Para ello, algunas costumbres o instituciones de la mencionada sociedad se desarrollan como respuesta a las necesidades biológicas y psicológicas del hombre. De esta manera, costumbres, creencias y sociedad forman una intrincada red de relaciones ¡nterdependientes unas de otras, que facilitan la existencia y desarrollo de una comunidad determinada.

El “manto de la maternidad” se hacía con fibras de plátano y se usaba solamente durante la primera gestación.

  Tobulubakiki, gran amigo de Malinowski, con su mujer y su hija, frente a un depósito de alimentos vegetales.

Malinowski con uno de sus asistentes. Los nativos se sorprendieron de la barba del antropólogo. De acuerdo con las costumbres de las islas Tobriand, sólo los hombres mayores se dejaban crecer la barba, pues ya no necesitaban atraer a las mujeres.

EL PARENTESCO MATRI LINEAL
Un día, durante su permanencia en las islas Tobriand, Malinowski observó un grupo de personas que se lamentaban alrededor de un cadáver.

Conocía muy bien a esas personas, y notó que sólo lloraban los parientes por la línea paterna, mientras que los por la línea materna (herederos en la sociedad matriarcal) permanecían alejados.

Advirtió que eso se debía a que en las Tobriand el sistema social impuesto era el de parentesco matrili-neal, es decir la herencia y parentesco a través de la línea femenina.

En un sistema asi, el hombre trasmite sus recursos por línea materna, o sea a los hijos de sus hermanas. Con respecto a sus sobrinos, el nativo de las Tobriand actuaba como lo hace un padre entre nosotros. Era, con sus propios hijos, una especie de compañero de juegos. Por eso los misioneros cristianos tuvieron grandes dificultades para imponer en esas comunidades la idea de un Dios Padre.

Malinowski, que estudió bien el sistema, descubrió que existen conflictos entre el natural amor hacia un hijo y la obligación social para con una sobrina heredera. Pero, además de eso, sus investigaciones revelaron que los habitantes de las islas Tobriand ignoraban por completo el papel y la función masculina en la concepción.

Para ellos la concepción tenía lugar cuando el espíritu de una persona fallecida se cansaba de permanecer en lo que llamaban “Isla de los Muertos”. Para volver a la tierra utilizaba como camino el útero de una mujer del clan al que había pertenecido en vida.

Según esta teoría una mujer podía quedar embarazada sin mantener relaciones sexuales. Y la mayor prueba que daban los nativos era la de mujeres muy feas que habían sido madres. Sostenían que debía ser por la encarnación de un muerto, ya que ningún hombre vivo hubiera querido tener contactos sexuales con ellas.

TOBRIAND, EL PARAÍSO DEL SEXO
De acuerdo con las observaciones y descripciones de Malinowski, muchos creyeron que las islas Tobriand eran el paraíso de la libertad sexual.

Los juegos sexuales entre niños eran aceptados, y desde su más temprana juventud los nativos consideraban al sexo como uno de los mayores placeres de la vida. La satisfacción, para ellos, dependía únicamente de dos factores: disponibilidad y elección personal.

La vergüenza sólo existía para la relación incestuosa entre hermanos, porque ambos se consideraban de la misma sangre y tenían totalmente prohibido el contacto.

En realidad, los habitantes de Tobriand no conocían las barreras culturales que Occidente opone al sexo. Seguían pautas adecuadas a su propia organización social.

EL”KATUYASI”
Una de las costumbres más difundidas entre los jóvenes de las islas Tobriand era el Katuyasi.

Las jóvenes de un lugar, adornadas con flores y otros elementos de la naturaleza, se dirigían a otra aldea vecina.
Allí se encontraban con los muchachos, y todos se dirigían a un bosque aislado y tranquilo, donde cantaban y tocaban instrumentos musicales. Así se formaban las parejas. Cada muchacho ofrecía un regalo a su compañera. Si éste era aceptado, pasaban la noche juntos.

Si este juego sexual daba origen a una relación más profunda y surgía el deseo de casarse, la pareja debía tener en cuenta otros detalles:

•  Obtener el permiso de los padres de la chica.
•  Investigar si existia algún lazo de parentesco por parte de madre.

En caso afirmativo, el matrimonio era imposible.
• Ver si ambos ocupaban una posición equivalente en la sociedad local, porque el casamiento se regía de tal modo según esa posición, que los padres podían elegir por sus hijos.

Pero una vez cumplidos todos esos requisitos el matrimonio era algo sólido, permanente y exclusivo. Y si se descubría adulterio, éste podía castigarse hasta con la muerte.

¿SOCIEDADES INFERIORES?
Pero por sobre todo lo anecdótico, hay algo mucho más importante: el descubrimiento de Malinowski de que una sociedad primitiva no es necesariamente una sociedad inferior.

Demostró que son grupos humanos con principios morales y éticos diferentes de los de la civilización occidental.
Pero se trataba de principios perfectamente coherentes dentro de esa funcionalidad necesaria para que la sociedad se mantenga y desarrolle.

Es decir que no se puede considerar que haya inferioridad porque las pautas culturales sean distintas.

De todas las investigaciones realizadas por el célebre antropólogo polaco queda claro que los valores son relativos: los que sirven a una comunidad pueden no servir a otras. O sea que no son arbitrarios, no pueden imponerse porque si, desde afuera.

Y, por sobre todo, Malinowski dejó perfectamente establecido que no se pueden estudiar las costumbres de ningún pueblo basándose sólo en libros. Los investigadores, observadores y científicos deben preguntarse: “¿Por qué este grupo humano actúa de tal modo? ¿Por qué cree en tal o cual cosa? ¿Por qué sus valores son diferentes a los nuestros?”.

Es ésta la única manera de comprender a una comunidad humana. Si nos contentamos con lo anecdótico, con los detalles pintorescos y los comportamientos que nos parecen raros, no seremos verdaderos antropólogos sino turistas de la antropología.

Fuente Consultada:
HOMBRE Y MUJER Para Vivir en Pareja Tomo N°3 Editorial SALMO S.R.L.

Que es una Actitud Humana? Como se Forman – Psicologia

PSICOLOGIA: ¿Que es una Actitud Humana?
Como se Origina y Su Función Social

¿Qué se entiende por actitud? ¿Qué circunstancias son las que la originan? Los psicólogos conceden una gran importancia a este tema, ya que la actitud condiciona, en cierto modo, el comportamiento.

El hombre, que es un «animal organizador» y está en contacto constante con sus congéneres, y con objetos y situaciones, elabora su propio sistema de creencias, sentimientos y respuestas. Este «sistema» lo utiliza para valorar las personas y situaciones nuevas favorable o desfavorablemente; dicho en otros términos, se forma una actitud.

Una actitud se adquiere mediante el conctacto directo con la situación implicada, por relación con otros que la tengan ya formada, o a través de experiencias infantiles e influencias familiares. Cualquiera que sea el modo en que se forme, entraña unos recuerdos de experiencias anteriores.

Si opinamos que un hombre manifiesta una actitud autoritaria, lo que queremos decir es que sus opiniones, sus creencias y sus actos con respecto, por ejemplo, a las revueltas estudiantiles, y el tratamiento de los delincuentes, poseen una notable continuidad que los diferencia claramente de las opiniones, creencias y actos de otra persona con una actitud liberal.

Tener una actitud es comprometerse con un punto de vista. Por esta razón, los psicólogos consideran las actitudes de una persona como un elemento clave para comprender lo que dice o hace y para predecir su comportamiento en determinadas situaciones.

El término ACTITUD puede ser definido como la manifestación de un estado de ánimo o bien como una tendencia a actuar de un modo determinado.

Utilidades de las actitudes

Una actitud es una tendencia relativamente duradera a interpretar las cosas de una determinada manera, ya que, una vez formada, actúa a modo de filtro de la información recibida. Existe una tendencia a negar, desfigurar o ignorar los datos nuevos que puedan perturbar la actitud existente, y a seleccionar a los que la refrendan o apoyan. Esta discriminación tiene el efecto de dividir en categorías los objetos y acontecimientos, de manera que sea mucho más fácil dar una respuesta generalizada.

Tomemos, por ejemplo, la situación de dos estudiantes que comienzan a conocerse. Pedro comparte una habitación con Juan. Al principio todo marcha bien hasta que Juan hace una observación que induce a suponer que es protestante. Pedro tiene sus ideas sobre los protestantes; en consecuencia comienza a experimentar una profunda aversión hacia Juan. Su actitud hacia este último no es como persona individualizada, puesto que no le conoce lo bastante, sino como miembro de una categoría de individuos que se supone son todos iguales.

juego de niños en el exterior

La falta de espacio en sus casas induce a estos niños a jugar en un solar. Tales experiencias infantiles pueden dar origen a la formación de fuertes lazos comunitarios y de una afición por el ejercicio físico. Si una madre lleva a sus hijos a un museo de ciencias. Despertar el interés del niño es un modo de formar actitudes.

Dicha categoría ha sido ya catalogada con anterioridad, de modo que, habitualmente, Pedro siente, piensa y actúa respecto a sus miembros de manera más o menos consistente. Tenía una actitud hacia los protestantes que Juan contribuyó a activar.

Sin embargo, las actitudes no sólo simplifican la complejidad de nuestro ambiente social, sino que nos proporcionan claves para conducirnos adecuadamente. Pueden llevarnos a juzgar erróneamente a nuestros vecinos hasta que los conocemos mejor, pero alguna clasificación es esencial para hacer frente con rapidez y eficacia a todos nuestros encuentros sociales. Necesitamos una advertencia previa de que un hombre puede ser honrado, una opinión peligrosa o una política desastrosa, de manera que podamos prepararnos para actuar en consecuencia. Sin nuestras actitudes no sabríamos cómo actuar en situaciones nuevas.

Cuatro funciones básicas
La manera cómo se forman y cambian las actitudes se comprende mejor observando las razones que inducen a las personas a ostentar las que poseen. Según el profesor Katz, de la Universidad de Michigan, las funciones que cumplen las actitudes para la personalidad pueden agruparse bajo cuatro epígrafes principales: la función del ajuste social: sirven para alcanzar metas deseables y evitar las indeseables.

La función de la expresión de valores: el individuo las utiliza para ofrecer una imagen de sí mismo que le sea satisfactoria. La función de conocimiento: se utilizan para elaborar un sistema de criterios que organizan y estabilizan el mundo de experiencias cambiantes. La función autodefensiva: se utilizan para protegerse de verdades interiores o de las realidades del mundo exterior.

Veamos primero la función de ajuste social: En general, la persona trata de ajustar su comportamiento de modo que obtenga el mayor número de recompensas y los menores castigos posibles. En el curso de su iniciación en una sociedad determinada, y en diversos grupos en el seno de la misma,el niño se siente atraído por los objetos y personas que asocia con la satisfacción de sus necesidades y deseos; y le repelen los que se lo impiden o los que le castigan.

Una investigación estadounidense puso de manifiesto que dos tercios de los niños preguntados tenían actitudes políticas similares a las de sus padres. La intensidad de una campaña política puede dejar una impresión duradera.

Puesto que depende de los adultos durante un período de tiempo relativamente prolongado, en una época en que la imagen de sí mismo es más maleable, sus padres ejercen una poderosa influencia en la formación de sus actitudes. Los efectos de las necesidades sociales así inducidas pueden ser muy duraderos.

Por ejemplo, un grupo de investigadores norteamericanos descubrió, en un estudio a escala nacional, que cuando ambos padres tenían las mismas ideas políticas, aproximadamente los dos tercios de los hijos pertenecían al mismo partido que ellos; la pauta era, sin embargo, menos marcada cuando los padres diferían en actitudes políticas.

Los padres contribuyen de dos maneras a formar las actitudes de los hijos. En primer lugar, los métodos de crianza dirigirán la atención del niño hacia ciertas partes de su medio, al mismo tiempo que ignorará otras. Los padres le pondrán en contacto con determinados alimentos, determinados tipos de personas y un determinado tipo de literatura y esparcimiento, que constituyen su estilo de vida.

El niño se ve obligado a juzgar estos objetos y actitudes, manifestándose en pro o en contra de los mismos.

Los padres desempeñan un papel crítico en la adquisición de las actitudes de ajuste social del niño, pues éste está en contacto directo y constante con sus actitudes y valores. Una investigación estadounidense sobre las actitudes de los escolares blancos hacia los negros reveló que el contacto con estos últimos tenía poco efecto sobre las actitudes negativas.

Los niños de las escuelas de Nueva York exclusivamente para blancos y los alumnos de las escuelas mixtas tenían hacia los negros actitudes notablemente parecidas a la de los niños del Sur. Aunque algunos de los niños dijeron haber tenido experiencias agradables con negros, esto no variaba el grado de su prejuicio contra ellos.

El factor crítico era la actitud de los padres, fortalecida no sólo ante la vista de cómo se trataba a los negros como seres inferiores, sino también por estar claro que se trataba de una actitud socialmente aceptable. En resumen, la actitud daba resultado.

A medida que van pasando los años, el individuo pasa a formar parte de numerosos grupos fuera del ambiente familiar, y se independiza cada vez más de sus padres para la satisfacción de muchas de sus necesidades. La pertenencia a estos nuevos grupos ejerce gran presión sobre las actitudes, que desempeñan una función de ajuste social.

El aspirante a ingresar en un grupo está sumamente interesado en demostrar que comparte ciertas actitudes, creencias y características de comportamiento, puesto que eso significa «comprar la aceptación». En los grupos políticos, por ejemplo, el converso es a menudo más fervoroso en sus protestas de fidelidad que quienes han pertenecido al partido durante toda su vida.

El compartir las actitudes significa tener una comunicación más fácil con el grupo. Cualquier grupo que carezca de unidad de criterio para atribuir significados comunes a los mismos objetos o acontecimientos se disolverá rápidamente.

Esta es la razón de que cuando un Gobierno adopta una política de discriminación racial, erige barreras materiales entre los grupos raciales a fin de evitar que compartan creencias y actitudes. A los grupos sociales reprimidos no sólo se les mantiene en una situación económica deprimida, con el fin de que «se vea que son ciertas» las actitudes promovidas oficialmente respecto a su inferioridad, sino que se les encierra en campos o reservas que reducen la oportunidad de comunicación. Se establece así un círculo vicioso.

Las actitudes «desviadas» tienden a considerar el comportamiento del otro grupo como indeseable, hostil o peligroso, reduciendo de este modo las motivaciones para superar las barreras de la comunicación. La falta de comunicación provoca una mayor divergencia entre las actitudes, lo que conduce a considerar el comportamiento como hostil e inaceptable.

confort de niños en sus hogares

Rodeados de cuadros y de confort material, los niños aprenden a asociar estas cosas con los conceptos de placer y satisfacción y con un determinado estilo de vida.

Actitudes valorativas
Mientras que muchas actitudes sirven a la función de conformidad social, acatándolas o demostrando que quien las detenta «está de acuerdo», la finalidad de lo que Katz ha denominado «actitudes valorativas» es frecuentemente otra, consistente en disociar a quien manifieste la actitud de su grupo de pertenencia obligado.

Un hombre puede considerarse diferente de su grupo en algún aspecto importante y encontrar un verdadero placer en expresar las actitudes que reflejen sus creencias en contra de quienes le rodean. Así, los jóvenes, mediante su atuendo, lenguaje y actitudes, se disocian de las opiniones y estilo de vida de sus padres, y se identifican con sus iguales.

Un estudio intensísimo de las actitudes de diez hombres hacia Rusia (época de la Guerra Fría), ilustra muy bien el funcionamiento de una actitud valorativa. Uno de los sujetos del estudio era un hombre que se regocijaba mostrando sus opiniones radicales ante sus conservadores compañeros.

Todos los días hablaba de los despropósitos de la prensa «capitalista» en un intento de mostrarse superior. No le preocupaba lo más mínimo que su actitud le aislara del grupo, porque su verdadera identificación era con un grupo de intelectuales, aunque no tuviera contacto con ellos más que a través de la lectura.

En el caso de las actitudes valorativas, la recompensa no está tanto en el prestigio o reconocimiento social como en la confirmación del tipo de persona tal y como se ve a sí misma.

Los individuos no sólo adquieren actitudes para satisfacer diversas necesidades sociales y psicológicas; también tratan de dar un significado a hechos que afectan a sus vidas, de conocer lo que pasa en el mundo. La gente necesita un marco de referencia —una escala de valores con la que entender al mundo— y las actitudes proporcionan dicha base. En el estudio citado más arriba, se descubrió que tener una actitud hacia Rusia significaba algo más que estar en pro o en contra: era también un modo de percibir y conocer Rusia.

Las actitudes se utilizaban para mantener la imagen ordenada y firme a la que ya se habían ajustado sus gustos y asperaciones. Un hombre que no había podido cursar estudios centró su valoración en las oportunidades para la enseñanza superior que había en Rusia. Otro, que deseaba mantener a toda costa su precario rango de clase media, excluía sistemáticamente todo cuanto pudiera amenazar sus aspiraciones sociales, aunque no fueran inmediatas, y, en consecuencia, veía el comunismo como un «objeto» que debía evitarse.

Actitudes defensivas
Tal vez nuestras actitudes no nos den una imagen muy completa del mundo y es bastante probable que nos ofrezcan una visión distorsionada. Sin embargo, es un mundo posible, al que hemos aprendido a adaptarnos.

Además de gastar una considerable cantidad de energía en sacar el mayor provecho del mundo exterior y en ofrecer una imagen de sí misma a los demás, la persona también la gasta en formarse una imagen de sí misma. Tenemos que defender dicha imagen tanto de los peligros exteriores —el modo de reaccionar de los demás— como contra los propios impulsos inaceptables procedentes de nuestro interior y contra nuestro conocimiento de cómo somos en realidad.

Muchas de las actitudes tienen su origen en la defensa de nuestra propia imagen. Si, por ejemplo, tenemos un complejo de inferioridad profundamente enraizado, trataremos de ocultárnoslo a nosotros mismos proyectando esos sentimientos en algún grupo minoritario y haciendo gala de una fanfarronería manifestada en actitudes de superioridad  hacia  él.

En un estudio sobre las actitudes de los ex-combatientes estadounidenses hacia los judíos y los negros, se comprobó que los que pensaban que su posición social había descendido desde la guerra manifestaban intensas actitudes negativas hacia ambos grupos, mientras que quienes consideraban que su posición había mejorado tenían unos prejuicios notablemente menores.

No es que los miembros del primer grupo sufrieran una privación económica debida a la competencia de judíos y negros, sino que estimaban que su posición social relativa había descendido y era esencial para su autodefensa creer que todavía había un estrato por debajo del suyo.

Todas las personas utilizan actitudes defensivas de vez en cuando, pero difieren en el grado y en el concepto que tienen de ellas como medidas de protección. Generalmente, no se dan cuenta de sus actitudes de autodefensa, especialmente en el momento en que las utilizan, pero quienes poseen una personalidad esencialmente sana sí advierten, más tarde, que han estado engañándose a sí mismos.

discusion entre hombres

Las actitudes pueden modificarse o cambiarse radicalmente mediante la discusión y el contacto con otras personas. En la fotografía, un hombre discute acaloradamente con otro en un intento de hacerle variar de opinión  sobre  un determinado tema.

Dado que las actitudes desempeñan una diversidad de funciones para la personalidad, es obvio que no habrá un sistema universal para cambiarlas. El primer paso debe ser siempre determinar cuál es la función que cumple la actitud en cuestión. Si es fundamentalmente un medio de conocer el mundo pero se ha formado sobre la base de una información inapropiada, los intereses de la persona podrán progresar merced a su flexibilidad para absorber nuevos datos. En tales casos existen diversas técnicas que pueden resultar eficaces, tales como películas, discusiones de grupo y conferencias.

Si, por otro lado, la actitud es fundamentalmente un medio de ajuste social, un medio de identificarse con un grupo admirado o una forma de autoafirmación, el individuo estará menos interesado en los hechos y más en lo que los demás piensan de él. En este caso deben cambiarse las actitudes de todo el grupo, como se ha hecho, en ocasiones, con bandas de delincuentes, o proporcionarse al individuo un nuevo grupo que le resulte igualmente satisfactorio y que apoye su cambio de actitud.

Las actitudes utilizadas para proyectar conflictos internos sobre otros individuos o grupos estarán más enraizadas en el sistema defensivo de la personalidad y es improbable que respondan a nuevos datos o a la manipulación en grupo. Para modificar una actitud de este tipo es preciso reducir la amenaza de que se siente objeto la personalidad, y esto puede implicar una terapia individual.

En general, es probable que una actitud persista sin modificar mientras le sea útil al individuo y le ayude a llevar una vida feliz y satisfecha. Una vez que ya no cumple su función, será modificada o sustituida por otra radicalmente nueva.

Fuente Consultada: La LLave del Saber Tomo II La Evolución Social – Ediciones Cisplatina S.A.

El Mecanismo de Anticitera Función del Reloj Astronómico

El Mecanismo de Anticitera
Historia de su Descubrimiento

Por el año 1900, un grupo de exloradores marinos en busca de esponjas e  intentando buscar suerte en el fondo del mar, cerca de una isla griega llamada Anticitera,  se toparon por casualiadad con una rara pieza metálica que luego de un meticulo estudio resultó ser un mecanismo misterioso, que para algunos resultó ser la máquina del futuro. El físico inglés Derek J. de Solla Price empezó en los años 50 y luego de dos décadas junto a otro destacado físico  nuclear Charalampos Karakalos Descubrieron que había 27 ruedas de engranaje adentro, y que era tremendamente complejo. Era obvio que un mecanismo mecánico, formado por piezas de semejante precisión haya sido de aquella remota época, datado en unos 100 a.C.

SU HISTORIA: El Mecanismo de Antikythera es un artefacto antiguo creado para ser una máquina de medición de tiempo. Fue descubierto en un barco hundido en las inmediaciones de la isla griega de Antikythera, entre las islas de Kythera y Creta, y fue datado sobre el año 87 a.C.

mecanismo anticitera

El mecanismo de Anticitera (que data del año 87 a.C.) es una computadora analógica construida por científicos griegos diseñada para predecir posiciones astronómicas y eclipses con propósitos astrológicos y calendáricos así como las olimpiadas, tales como los ciclos de los Juegos Olímpicos de la Antigüedad. Se trataba de un mecanismo de cálculos (el primer mecanismo de engranajes conocido) que en un principio se creía              
que era capaz de calcular con precisión la posición del Sol y de la Luna, pero que
luego se demostró que también podía hacerlo con las posiciones de Venus y Mercurio

Como decíamos antes, este  artefacto fue descubierto por unos buceadores, recolectores de esponjas marinas, en el año 1900 a una profundidad de unos 40 metros, así mismo también obtuvieron en dicho hallazgo varias estatuas, ánforas y otros objetos arqueológicos. El 17 de Mayo de 1902, el arqueólogo Spyridon Stais notificó a la comunidad internacional que una de las piezas poseía una rueda dentada incrustada en roca.

Este mecanismo es el artilugio mecánico más antiguo que ha sobrevivido hasta nuestros días, hecho de bronce en un recipiente de madera, y que ha intrigado y desconcertado a los historiadores de ciencia y tecnología desde su descubrimiento. La teoría más comúnmente aceptada es su función como una máquina u ordenador analógico diseñado para seguir el movimiento de los cuerpos  celestes.

Recientes reconstrucciones fiables del  objeto amparan  este análisis. Lo que vuelve  al mecanismo,  si cabe, más impresionante por el  empleo de un engranaje    diferencial, lo cual  se creía desde siempre que había sido inventado en el siglo XIII d.C.

Varios años después de su hallazgo, el  profesor  Derek  De  Solla Price, un historiador científico de  la  Universidad  de Yale (EE.UU.), publicó un artículo sobre  el  mecanismo  en  la revista  “Scientific American” en  Junio  de   1959,   cuando todavía    el    Artefactc Antikythera solamente había sido  inspeccionado  parcialmente.  Entre  1973 y  1974, dicho   profesor,   publicó   un análisis basado en imágenes de rayos gamma hechas por arqueólogos   griegos.   En este  análisis,   el   profesor Price, declaraba que dicho artefacto había sido construido por un astrónomo griego antiguo, Geminus de Rodas. Su conclusión no fue aceptada por los expertos de la época, ya que estos creían que los griegos antiguos poseían el conocimiento teórico pero no las habilidades prácticas necesarias para su creación.

En 1993, una reconstrucción parcial fue realizada por los australianos Frank Percival (relojero) y Alian George Bromley (Ingeniero informático). Este proyecto condujo a Bromley a revisar los análisis del profesor Price y a realizar unos nuevos, con unas imágenes de rayos X más perfeccionadas.

Años después John Gleave, un británico constructor de planetarios, construyó una funcional réplica del Mecanismo de Antikythera. De acuerdo con esta reconstrucción, el disco delantero muestra el progreso anual del sol y la luna a través del zodiaco en un calendario egipcio. El disco superior trasero muestra un período de cuatro años y tiene asociados discos que muestran el ciclo metónico de 235 meses sinódicos, lo que equivale a 19 años solares. El disco trasero inferior muestra el ciclo de un mes sinódico, con un ¡disco secundario mostrando el año lunar de meses sinódicos.

El mecanismo original de Antikythera permanece en el Museo Arqueológico Nacional de Atenas (Grecia). Siendo interpretado ocasionalmente como un anacronismo y “piedra angular” por aquellos que pretenden probar la posibilidad del viaje en el tiempo.

Este artefacto es una muestra clara del gran avance tecnológico que se poseía, antes de la destrucción de la Biblioteca de Alejandría y todos los conocimientos que en ella se albergaban, y que, como otros muchos, han tenido y tendrán que ser redescubiertos. Arquímedes (287-212 a.C.) fue el mayor inventor de la humanidad, seguido de lejos por Leonardo Da Vinci el cual fracasó en reinventar muchos descubrimientos del griego (como en el caso de odómetro -cuentakilómetros-). Es pues a Arquímedes a quien se le atribuye la invención del original (tal como narra el cronista romano Cicero en el año 212 a.C.) del que el Mecanismo de Antikythera posiblemente fuese réplica.

Así pues, la hipótesis de que este artefacto sea algún objeto perdido por algún viajero en el tiempo, se desvanece como el humo, ante la cada vez más fuerte evidencia de que la humanidad, de la Edad Clásica, estaba mucho más desarrollada a nivel tecnológico de lo que luego estuvo hasta el siglo XIX.

El ciclo metónico, en estudios de la astronomía y del calendario, es un múltiplo común aproximado de los periodos orbitales de la tierra y de la luna. Se compone de 19 vueltas orbitales de la tierra que equivale a 235 meses sinódicos (lunares). Esta medición es empleada en el calendario judío, y era conocido por el astrónomo griego Metón, quién lo divulgó en el año 432 a. C. Un mes sinódico es el periodo que transcurre entibados “lunas nuevas”, es pues una medición de calendario lunar.

El constructor y el propietario del mecanismo no han sido identificados. “Para fabricarlo era necesario un muy buen conocimiento de ingeniería y de astronomía, inimaginable tratándose de un periodo situado 1.700 años antes de la revolución científica de los siglos XVI y XVII ”. En el frente  los meses están escritos en el dialecto de la ciudad de Corinto, lo que hace suponer que el constructor  era originario de esta ciudad o de alguna de sus colonias situadas en las costas de Epiro, en el mar Jónico.

Fuente Consultada: Revista Código X Año 1/1

El Faisán Alimentación Costumbres Origen y Distribución

INFORMACIÓN SOBRE ORIGEN Y COSTUMBRES DEL FAISÁN

Faisán es el nombre común que reciben unas 50 especies de aves y que pertenecen a la familia del pavo real. Sobreviviente, a través de los siglos, de la rapacidad y la gula, la hermosa ave se ha aclimatado en bosques y praderas de diversos países, donde su cria se encara hoy no solamente como un “hobby” sino como una excelente inversión. Todos los faisanes, a excepción de la gallina del Congo africana son nativas de Asia, aunque algunas especies han sido introducidas en diferentes lugares.

el faisan

A través de los siglos la naturaleza, fatalmente, clasifica y descarta a las especies vivas en forma tal que, a esta altura del siglo puede asegurarse acerca de las especies silvestres que “sólo sobrevivieron las más capacitadas”.

Tal ocurre con los faisanes, gallináceas de notable belleza y elevado valor gastronómico, que a pesar de ello se han conservado, un poco por su gran capacidad de defensa y otro por el hecho de haber recibido protección, primero de los grandes señores feudales, luego de reyes, más tarde de gobiernos republicanos conservacionistasy por último de particulares que comprobaron que su presencia en campos y bosques significa una considerable entrada anual de dinero, sin mucha inversión de personal y prácticamente ninguna en cuanto a infraestructura.

Ubicado entre las gallináceas de mayor porte, el faisán es considerado oriundo del extremo este asiático. Desde allí, según tradiciones y leyendas, fue trasladado hacia el oeste y despertó el interés y la gula de los aristócratas romanos.

A ellos se debería la aclimatación en masa, en las selvas y llanuras europeas, de las razas asiáticas, las cuales, por otra parte, habrían sido antes aclimatadas en la Macedonia y algunos valles de Grecia. Lo cierto es que ya en la Edad Media se lo consideraba natural de los bosques del centro de Europa, tal su aclimatación y difusión.

Las especies más comunes, en cuanto a la caza se refiere, fueron el faisán “tenebroso” (de plumaje brillante en tonalidades negras, rojas y azules) y el “decollar”, perteneciente a la gran subfamilia “colchica” y que, por su corpulencia y rapidez en el vuelo ha sido adoptado por casi todos los criaderos y cotos de caza europeos y norteamericanos.

Por tratarse de un ave omnívora, el faisán justifica su presencia tanto en las zonas rurales como en parques y haciendas exclusivamente ganaderas, ya que, una vez adulto, está obligado a combinar su dieta de cereales y gramíneas con hidratos, grasas y calcio que le aportan los pequeños roedores, reptiles y muy especialmente insectos de todo tipo.

Al igual que otras caminadoras, el faisán es un gran consumidor de ratones de campo y, aunque víctima propiciatoria de las comadrejas, no vacila en seguir a éstas, ya adulto, cuando están con la cría, para engullirse al primer cachorro que se desprenda de la madre. Tal condición ha favorecido la expansión del faisán que, por otra parte constituye uno de los trofeos máximos de la caza menor, algo así como el ciervo rojo para los aficionados a la caza mayor.

La aclimatación de los faisanes se ha intentado siempre con éxito en los países que cuentan con dos elementos fundamentales y próximos, a saber: praderas con grano suficiente y bosques con árboles desarrollados. En la pradera, el faisán se alimenta; en los árboles altos, duerme. Esa combinación, más alguna aguada natural, le bastan.

Los intentos de sueltas deben ser, al principio, masivos, es decir no se puede intentar, por problemática, la población de determinado sitio con cinco o diez yuntas o planteles (un macho ydos hembras). Las observaciones de los técnicos indican que las sueltas deben hacerse con ejemplares jóvenes (no más de 4 meses de edad) y en número superior a cien para campos de 500 hectáreas. Además, se suministrará en el lugar de la suelta, durante los primeros meses, una cantidad determinada de alimento al cual estén acostumbrados los faisanes.

En todos los casos, antes de efectuarse la suelta, corresponde realizar un censo de animales depredadores, especialmente comadrejas, zorros y zorrinos y realizar batidas con el propósito de asegurar que los faisanes jóvenes alcancen la adultez. Esa batida deberá repetirse al comenzar la primavera siguiente, para asegurar la subsistencia de los primeros nidos y el nacimiento de faisanes en libertad. El resto será de competencia exclusiva del equilibrio y la selección naturales, ya que, según la vieja frase de los cazadores “donde haya faisanes, habrá zorros” .

faisan dorado

El faisán dorado, es una especie autóctona de China central y occidentaly se caracteriza por el largo y brillante plumaje. Se alimenta de bayas , semillas  e insectos. Sus vuelos son cortos y debido a sus poderosas alas puede despegar del suelo, casi vertical.

faisan comun

Faisán Común

Faisán común, el dorado y el dorson negro fueron introducido en Argentina en el oeste de la provincia de Río Negro y sur de Neuquén con fines ornamentales y cinegéticos. Posteriormente se registraron parejas lejos de los jaulones originarios (Gelain, 2010 y Grigera y Trejo, 2009)

Fuente Consultada:
Ciencia Joven Fasc. N°34 Edit. Cuántica Nota de Agustín Perri

La velocidad de los Animales Tabla comparativa de su rapidez

La desaprensión y la fantasía del común de la gente suelen a menudo magnificar y alterar la realidad en todo lo referente a costumbres y particularidades de la fauna salvaje. Es así como, entre otras patrañas, se llega a describir a cóndores elevándose por los aires con un ternero entre sus “garras”; a boas tragándose a un buey. V a gigantescos pulpos envolviendo en sus tentáculos a un barco.

Tales exageraciones son el fruto de la impresión que causan las proporciones y la voracidad de determinadas especies. Su versión incontrolada suele, en ocasiones, estamparse en el libro.El zoólogo, el hombre de ciencia, establece y registra como verdad sólo que ha comprobado y experimentado.

Así, por ejemplo, veamos lo que cuenta en una de sus narraciones el docto! Roy Chapman Andrews, que falleció el 11 de marzo de 1960, y que había sido director del Museo de Historia Natural de Nueva York durante dieciséis años. Dirigió, además, importantes expediciones a diferentes regiones de Asia, en una de las cuales localizó los primeros huevos fósiles de los gigantescos dinosaurios del período jurásico.
Describe el Dr. Chapman Andrews, en la narración aludida, cómo en el transcurso de una de sus exploraciones en la India, mientras cruzaba en un “jeep” unos pastizales del Nepal, divisó a la distancia y, ya más cerca, reconoció a una onza o leopardo cazador (Acinonyx venáticus), al que los hindúes denominan chita (cheetáh). El naturalista se aproximó en su vehículo.

Alarmado, el carnívoro arrancó a la carrera y el doctor lo persiguió sin lograr alcanzarlo, haciendo desarrollar a su coche… ¡110 kilómetros por hora!

Contó más tarde el explorador “que el chita corría a tal velocidad que no se alcanzaban a distinguir sus patas, del mismo modo que no pueden verse las palas de un ventilador eléctrico”.

Cuando, por la naturaleza del terreno, el animal comenzó a acrecentar ventajas, el Dr. Chapman Andrews disminuyó la velocidad de su vehículo y se quedó contemplando al ágil carnívoro, hasta que desapareció, tras un elástico salto, entre la maleza cercana.

La suprema ley biológica que rige en el mundo animal —atrapar y evitar ser atrapado— se cumple en gran parte por la rapidez.
Ya naden, repten, anden o vuelen, las particulares condiciones de adaptación de los distintos animales les imprimen características específicas que se reflejan en su conformación: alas poderosas, elásticos miembros adaptados al salto o a la carrera, o cuerpo fusiforme para hender el aire o las aguas, son recursos que procuran velocidad tanto en el ataque como en la huida.

Los cazadores por excelencia, cualquiera que sea el lugar que ocupen en la escala zoológica (insecto, pez o mamífero), son rápidos en la embestida, pero tanto o más veloces deben serlo las especies que tienen que esquivarlos para poder subsistir.

El cuerpo ahusado de un pez vela, su simétrica aleta caudal y su enorme vela dorsal cortando las aguas a más de cien kilómetros por hora; las finas patas de un antílope impala, comportándose como acerados resortes, cuando devora a saltos las distancias con mecánica regularidad, y la imagen de flecha de un halcón, una golondrina o un rabihorcado surcando los aires, dan idea de la perfección con que la naturaleza ha construido estas “máquinas vivientes”.

Se consignan en esta nota las máximas velocidades que, en el mundo animal, se han logrado registrar en las diferentes especies.

TABLA DE VELOCIDADES EN Km./h.
AVES

Velocidad Aprox.

Pinzón, Petirrojo, Gorrión

35

Cuervo 50
Mirlo , Tordo 56
Garza Centinela 65
Chorlo, Búho , Avestruz 70-80
Perdiz, Picaflor 85
Paloma, Faisán 95
Agachadiza 105
Águila 130
Paloma Mensajera 160
Gaviota 180
Golondrina 210
Halcón 314
Vencejo 320
INSECTOS
Abejorro, Avispa, Mosca, Mariposa 7-9
Abeja, Avispa 14
Libélula, Esfinge 50
Moscón Dorado 70
MAMÍFEROS
Cerdo, Camello 17
Oveja, Canguro 24
Perro, Elefante 35
Rinoceronte, Lobo, Jirafa 45-50
Conejo, Búfalo 56
Caballo, Cebra 65-70
León 85
Gacela, Antílope 95
Leopardo Cazador 115
PECES Y CRUSTÁCEOS
Cangrejo, Carpa, Pulpo 0.40
Ballena, Anguila 20
Salmón 29
Trucha, Cachalote 35
Tiburón, Pez Gato 44
Delfín 61
Atún 74
Pez Espada 96
Pez Volador 110

(*):En condiciones favorables de clima se han medido velocidades superiores, por ejemplo el avestruz ha llegado a 120 Km./h.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Estudiantil Tomo VI Editorial CODEX
Enciclopedia Ilustrada Larousse Tomo 2
Consultora Enciclopedia Temática Ilustrada Tomo. Los Seres Vivos 

Estrategia de Defensa de los Animales Mimetismo Olores y Tácticas

MECANISMOS DE DEFENSA DE LOS ANIMALES

En la permanente violencia que, en el seno de la naturaleza, caracteriza las luchas, asechanzas y persecuciones entre víctimas y depredadores, se utilizan las armas ofensivas más variadas e ingeniosas, que van desde el empleo de garras, colmillos, venenos, fuerza constrictora, tentáculos y aguijones paralizantes, hasta el uso de trampas, redes, proyectiles y descargas eléctricas.

Si la supervivencia de los seres inermes dependiese sólo de la posibilidad de ser atacados o no por las especies agresivas, muchos de ellos hubieran sido ya irremisiblemente exterminados. Pero la eficacia de los recursos de la defensa pasiva, de los más débiles contrarresta el poder destructor de las armas ofensivas, en la justa medida para mantener el maravilloso equilibrio que reina en la naturaleza, y que sólo la intervención del hombre destruye.

Cartas Historicas Testimonios Historicos Darwin escriba a WallaceEnumerar la variedad de los medios a que recurren las especies animales para salir airosas en su lucha por la vida, (“struggle for life” es la expresión inglesa utilizada por Darwin), sería interminable. Recordemos que tanto la fuga, como el permanente estado de alerta, la muerte aparente o actitud de absoluta inmovilidad (cataplexia), la coloración protectora, el empleo de corazas rígidas o articuladas, las secreciones fétidas, las actitudes amenazadoras, el arte del disimulo, el disfraz, las mutilaciones voluntarias (autotomía) y las secreciones tóxicas constituyen sólo algunas de las artimañas de que se valen los más débiles en su incesante lucha contra el acosamiento de los más fuertes.

La locución latina Si vis pacem para bellum (Si quieres la paz, prepara la guerra) pareciera inspirada en la actitud que adoptan justamente las especies menos pertrechadas para el combate, y que pretenden eludirlo con la apariencia agresiva o feroz (disfraz de malhechor), destinada a infundir temor y evitar los riesgos de la lucha.

Tal es la imitación de ofidios venenosos que suele advertirse en muchas especies totalmente inofensivas (corales y y ararás falsas, culebra viperina), y de coleópteros, mariposas y moscas inermes, miméticas, de avispas y abejas respetadas por la generalidad de los animales por sus temibles aguijones.

Otros insectos desprovistos de armas, pero maestros en el arte del disfraz, aparentan ser lo que no son: la fulgora (Fulgora lanternaria), por ejemplo, cicádido sudamericano, constituye una obra maestra de la simulación, desde su “cabeza postiza” que imita la de un pequeño saurio, hasta los “ojos de lechuza” que lleva pintados, con fines intimidatorios, en su segundo par de alas.

Es indudable que la llamada coloración protectora (mimetismo cromático), tanto sirve como una efectiva defensa para la launa que posee tonalidades imitativas del follaje o del suelo, en o I ambiente en que vive (por ejemplo, el pelaje y plumaje blancos de la fauna polar, que la confunde con la nieve), como también representa una facilidad para el ataque en las especies predadoras (del latín praeda = botín) que necesitan atrapar a sus víctimas mediante la agresión sorpresiva. (Son ejemplos: las rayas de la piel del tigre, las manchas del yaguareté, el blanco uniforme del oso polar y el verde del mamboretá.)

Para defenderse de sus enemigos, los animales no sólo se identifican con las características del ambiente, circunstancias que ayudan, cuando es necesario, con una absoluta inmovilidad que los convierte momentáneamente en un objeto más en el paisaje (recordemos la librea juvenil de los ciervos, de la liebre, de nuestras “perdices” y de las aves que anidan en las playas), sino que se disimulan con disfraces tan ingeniosos, que parecieran el resultado de actos meditados. Algunos cangrejos marinos (Drómia), por ejemplo, colocan sobre su caparazón trocitos de esponja que, al desarrollarse, los cubren y disimulan en el ambiente acuático, tan lleno de asechanzas.

Otros, como el ermitaño (Pagurus), no sólo se guarecen en la cáscara vacía de algún caracol, sino que colocan sobre ella una actinia, para disfrutar de la protección de sus tentáculos y filamentos urticantes; y ciertas especies (Melia) llevan a las actinias aferradas con sus pinzas, como quien, amenazante, empuña un arma.

LAS CORAZAS COMO DEFENSA
En toda la escala animal se registran ejemplos de defensa pasiva mediante armaduras, que pueden consistir en caparazones rígidos o articulados, de consistencia córnea (escamas de los reptiles, pangolines); ósea (armadillos, tortugas, cocodrilos); quitinosa (exoesqueleto de los insectos, miriápodos y crustáceos) o caliza (muchos protozoarios, radiolarios, corales, moluscos). También la conformación y disposición de estos blindajes permite, en ciertos casos, a sus poseedores encerrar totalmente las partes blandas, ya retrayéndolas (como hacen las tortugas y los caracoles), cerrando las valvas (ostras, mejillones) o arrollando el cuerpo (armadillos, cochinillas de la humedad, quitones).
La piel gruesa de los mamíferos dé distintos órdenes que se califican como paquidermos (elefantes, rinocerontes, hipopótamos) y las púas (o pelos hipertrofiados y endurecidos) de los puerco espines, cuim o coendú, equidna y erizos oponen resistencia a los ataques de los agresores.

OTROS RECURSOS DEFENSIVOS
Muchas especies aparentemente inermes no toman mayores precauciones para pasar inadvertidas. Por el contrario, algunas de ellas, incluso, llaman la atención con chillonas tonalidades que no significan otra cosa que una coloración de advertencia, pues quienes la ostentan disponen de secreciones tóxicas u olores fétidos que harían pasar un mal momento a sus atacantes. Es lo que sucede con las chinches de las plantas, con los sapos y la rana coralina, la salamandra, el bicho moro y la cantárida, y las orugas de muchos lepidópteros. Algunos animales pueden proyectar a la distancia la sustancia repelente: así lo hacen los zorrinos o mofetas y, entre los insectos, el crepitante o escopetero, que rechaza a sus enemigos descargando moléculas de gas asfixiante.

A veces son realmente originales las artimañas empleadas por los animales para defender su vida: la muerte aparente (“hacerse el muerto”, como suele decirse) es un recurso que tanto se observa en los arácnidos (arañas terrícolas y opiliones, por ejemplo) e insectos (diversos coleópteros), como en los zorros y comadrejas picazas, verdaderos artistas en la simulación de la muerte en los momentos en que no tienen escapatoria frente a sus enemigos. La muerte no la simulan únicamente con la completa inmovilidad (cataplexia). También la expresan con toda su actitud: boca entreabierta, ojos apagados y semicerrados, y laxitud en los miembros. Se los puede, incluso, golpear, sin que se muevan. No obstante, en cuanto el atacante se descuida, huyen con toda la rapidez posible.

Algunas aves se fingen heridas con el propósito de alejar de sus nidos o de sus crías a los enemigos: simulan dificultad para volar y, paulatinamente, y como ni apena» pudieran hacerlo, en cortos vuelos se  apartan del nulo incitando al agresor a perseguirlas, (Este comportamiento es típico en el ave tría, zancudita europea afín a nuestro tero.)

Entre las formas curiosas de defensa de la cría figuran las envolturas miméticas de los nidos de muchas clases de insectos, verdaderos disfraces que suelen observarse en las “moscas de carcaj” (Trichóptera), cuyas larvas acuáticas construyen cajitas forradas de caracolillos, arena, etc.; en nuestros “bichos de cesto” (Oeceticus), y en las “chicharritas espumosas” (Ptyelus, etc.), que en estado larval se protegen de la desecación y de posibles ataques de insectívoros envolviéndose en masas de espuma (son las que vemos, según las especies, en las ramas de los seibos, tipas, etc., y entre las hojas envainadoras de los caraguataes).

Con esta enumeración no se agota la lista de los ingeniosos medios defensivos en las especies animales (medios que en su mayoría, el hombre, en el transcurso de la historia de la Humanidad, imitó y aplicó en sus artes de guerra): tanto el camuflaje o mimetismo de forma y de color, que tiene aspectos asombrosos por su perfección en casi todos los peldaños de la escala zoológica (las imitaciones de hojas y ramillas en los insectos tropicales, los colores variables del camaleón, los lenguados y las ranitas de zarzal; la aposemática o coloración de advertencia); las cortinas de humo (descargas de tinta de los moluscos cefalópodos) como las corazas y armaduras (quelonios, armadillos, coleópteros, moluscos bivalvos, crustáceos), y los gases y la guerra química (secreciones cáusticas de actinias y medusas, orugas de lepidópteros; olores fétidos de chinches, crepitantes, zorrinos, etc.).

Por último, puede considerarse otra maravillosa condición defensiva: la facultad que tienen ciertas especies de mutilarse voluntariamente (autotomía, del griego autos = uno mismo, y terrino = cortar), y la capacidad de reconstruir (regeneración) partes del organismo dañadas o perdidas en sus luchas.

Así, un cangrejo regenera una pinza o una pata; las estrellas de mar o los ofiuros, dos o tres  brazos, y las salamandras, lagartijas y lagartos, la cola que dejaron en poder del enemigo. En ocasiones, un órgano (por ejemplo, el ojo pedunculado de un cangrejo) que se pierde es reemplazado por otro distinto (una antena) que aparece y ocupa su lugar. Este fenómeno es llamado heteromorfosis.

tigre

TIGRE. La piel rayada, que imita la sombra de los cañaverales,
les sirve para no hacerse muy visibles cuando acechan una presa.

mariposa
MARIPOSA. Muchas mariposas tienen, para protegerse, “mimetismo cromático” y “colores de advertencia”.

erizo

ERIZO. Como el equidna y el puerco espín, se protege con las púas que lo recubren
y que detienen al enemigo más audaz.

tortuga


TORTUGA. La coraza rígida de los queionfos (espaldar y peto) es una eficiente defensa.
Cuando se ven en peligro se retraen dentro de ella.

chinche


CHINCHE. Las chinches de las plantas, a! ser tocadas, segregan sustancias
muy pestilentes que repelen al enemigo.

mibucure

MIBUCURÉ (hediondo, en guaraní). Es la comadreja picaza o zarigüeya.
Se defiende con secreciones pestilentes y, en último extremo, fingiéndose muerta.

ave fria
AVE FRÍA: Se finge herida, para atraer fa atención del agresor y
alejarlo del nido en el momento oportuno (protección de la prole).

coral
CORALES. El pólipo se protege con un exoesqueleto calcáreo, el cual es
una verdadera armadura salvadora en no pocas oportunidades.

camaleon

CAMALEÓN. Mediante su variable coloración mimética (poseen cromatóforos),
los camaleones disimulan su presencia.

pulpo
PULPO Para favorecer su huida ante un peligroso enemigo, los pulpos y calamares
lanzan “cortinas de humo” (tinta).

lagarto
LAGARTO. Tanto los lagartos como las lagartijas, en caso de sumo peligro,
desprenden a voluntad parte de su cola, para salvarse (autotomía).

Fuente Consultada:
Enciclopedia Estudiantil Tomo VI Editorial CODEX
Enciclopedia Ilustrada Larousse Tomo 2
Consultora Enciclopedia Temática Ilustrada Tomo. Los Seres Vivos

Mamiferos que Viven en el Agua Aprender a Conocer los Animales Ballenas

MAMÍFEROS CONSIDERADOS como los animales más evolucionados —la especie humano forma parte de ellos—, los mamíferos deben su nombre a las mamas, gracias a las cuales las hembras alimentan con leche a sus pequeños. Tienen un cerebro muy desarrollado y la mayoría poseen el cuerpo cubierto de pelo. Su diversidad anatómica es muy acusada: existen mamíferos anfibios, acuáticos y voladores. Algunos son minúsculos, otros gigantescos. Algunos son muy abundantes otros corren peligro de desaparecer.

L= longitud de la cabeza + el cuerpo

C = longitud de la cola

CR = altura en la cruz (pata los ungulados)

LOS MAMÍFEROS QUE VIVEN EN EL AGUA. Es notable constatar que el mayor animal que vive en el mar no es un pez, sino un mamífero, es decir, un vertebrado que respira aire gracias a sus pulmones, que amamanta a sus crías y que tiene el cuerpo cubierto de pelo y no de escamas.

Todos los mamíferos que se adaptaron a la vida del mar presentan el cuerpo pisciforme, alargado, con sus miembros atrofiados convertidos en aletas y la cola notablemente engrosada parecida a la de los peces.Un hombre que permaneciera constantemente en el agua acabaría por morir de enfriamiento debido a que el líquido es muy buen conductor del calor.

Este peligro no existe para los mamíferos que viven en el mar porque una gruesa capa de tejido adiposo, de grasa, impide que el cuerpo se enfríe.

Todos ellos conciben a sus hijos dentro del agua y los amamantan en el líquido elemento. Por ser mamíferos necesitan aire para respirar y deben salir a la superficie al cabo de un tiempo, que a veces es de varias horas.

FOCAS Y MORSAS. Son los únicos carnívoros provistos, por tanto, de colmillos, de caninos, adaptados a la vida marítima. Incluso sus extremidades presentan la forma de garras con membranas interdigitales que favorecen la natación. Su cuerpo está cubierto de un pelo espeso, áspero y duro. Viven en climas fríos y en tierra se manifiestan sumamente torpes y pesados.

mamiferos focaLas «loberías», como se llama en América a los grupos de leones marinos que se reúnen en el mar, alcanzan, a veces, hasta 20.000 individuos que chapotean en el agua, ocupando extensiones considerables. Estos animales son los que se exhiben en los circos con el nombre de «focas», aunque realmente son otarios y su nombre científico no es el de phoca, sino el deotario. Éstos tienen orejas mientras que las focas verdaderas carecen de ellas.

Las focas nadan no sólo bajo el agua, sino por debajo de la capa de hielo abriendo agujeros para respirar. El peor enemigo de la foca es el oso blanco y, en segundo lugar, el hombre, que la busca por su grasa, muy estimada por los esquimales, por su carne y por su piel. Las focas poseen uñas en sus garras, y sus dientes son parecidos a los de muchos carnívoros terrestres.

Los osos marinos y los elefantes marinos son también carnívoros acuáticos. Los primeros, que no se han de confundir con los osos blancos, eran muy numerosos en el siglo pasado, especialmente en los alrededores del estrecho de Bering, pero fueron diezmados sin piedad. Los segundos suelen ser animales tan confiados que es posible acercarse a ellos y tocarlos sin que huyan. Poseen una corta trompa que inflan cuando se enfadan. Abundan en los mares del Sur, especialmente en las zonas más frías.

Las morsas se caracterizan por los espesos bigotes de duras cerdas, entre cuyos pelos asoman dos largos colmillos que pueden llegar a medir hasta cerca de un metro. El cuerpo deforme y redondeado de una morsa puede alcanzar más de 4 m de longitud. Son animales lentos y perezosos y suelen cazarse como si se tratara de ballenas, con arpón. Estos animales pertenecen al orden de los pinnipedos y son esencialmente parecidos a los carnívoros a pesar de su vida acuática. Los sirénidos, en cambio, son mamíferos que viven en el mar, pero de régimen herbívoro y entre ellos se encuentran el manatí, y eldugón o vaca marina, el animal que sirvió a la imaginación de los primitivos para crear el mito de la sirena.

DELFINES Y CACHALOTES. Cuando se contempla, a poca distancia de la orilla del mar, el elegante salto de los delfines cuya piel lustrosa y negra destaca de la blanca espuma, cuesta trabajo admitir que no se trata de un pez, sino de un mamífero.

mamiferos delfinLas ballenas, los cachalotes y los delfines constituyen el gran orden de los cetáceos, los mamíferos enteramente adaptados a la vida acuática que jamás tocan tierra si no es para encontrar en ella la muerte.

Su cuerpo, en cuanto a la forma, es casi idéntico al de un pez, alargado, provisto de aletas y de cola, sin cuello, fusiforme. Su cola es fuerte y tan musculada que por sí sola es capaz de conseguir la propulsión del animal. Los coletazos de las ballenas han adquirido trágica celebridad.

Los delfines se alimentan de peces y de calamares. Tienen dientes en sus mandíbulas y poseen un solo orificio nasal. Su hocico es prolongado y en su boca pueden contarse hasta 8o dientes prácticamente iguales. Aunque se trata de un animal inofensivo que sigue en bandadas la ruta de los buques, los pescadores le atribuyen la destrucción de grandes bancos de pescado.

Así como el delfín raramente alcanza los 3 m. de longitud el cachalote puede llegar a los 25, por lo que a veces se le confunde con la ballena. Aquél presenta un aspecto macizo porque sobre la mandíbula superior tiene una enorme masa de esperma. Debido a tener el orificio nasal ligeramente desviado hacia la izquierda, lanza el chorro de vapor inclinado mientras la ballena lo lanza recto y doble.

El cachalote solamente tiene dientes en la mandíbula inferior y en número de 60. Por donde nadan los cachalotes suelen encontrarse unas masas grisáceas de olor almizclado. Es el «ámbar gris», sustancia segregada por estos cetáceos.

LAS BALLENAS. Cada año se hacen a la mar centenares de buques balleneros enarbolando pabellón de distintas nacionalidades y cada año varias decenas de millares de estos enormes cetáceos ser capturados y despedazados convirtiéndose en un£ fuente de riqueza importantísima para mucho; países.

mamiferos ballenaLa caza de la ballena es uno de los espectáculo: más apasionantes que pueden cautivar al hombre aficionado a la aventura. Ha sido popularizada por la novela y el cine; pero, aunque están lejos los días en que el arponero, firme en la proa de la canoa. se acercaba a la inmensa masa del cetáceo para clavarle, con el solo esfuerzo de su brazo la punta de acero, aún tiene esta caza interés y peligro.

Hoy se localizan las ballenas no sólo por el vigía instalado en lo alto del mástil sino por procedimientos acústicos de detección, ultrasonidos y radar. El arpón se dispara desde el castillo de proa gracias a un cañón y el peligro que corren los marineros ha sido reducido al mínimo.

Los mamíferos, entre los que se cuentan los seres humanos, comparten características que los diferencian de otros tipos de vertebrados, entre ellas:

CARACTERÍSTICAS DE LOS MAMÍFEROS
• tienen glándulas mamarias que producen leche, para alimentar sus crías
• mantienen la temperatura corporal constante a través de su metabolismo
• tienen diafragma para el proceso respiratorio de inspiración y espiración
• casi todos son vivípara es decir las crías se forman dentro del cuerpo de la madre
• tienen pelos y glándulas sudoríparas
• tienen el corazón dividido en compartimentos para proteger la sangre
• tienen mandíbula para despedazar los alimentos y poder tragarlos
• tienen un paladar óseo que separa los conductos nasales de los digestivos
• tienen corteza cerebral desarrollada que posibilita diversas capacidades

Fuente: Enciclopedia Ilustrada Larousse Tomo 2

FABULA SOBRE LA AMISTAD Cuento Sobre la Amistad Hombre-Animal

FABULA SOBRE LA AMISTAD
La Amistad Hombre-Animal

LA AMISTAD HOMBRE Y ANIMAL, FABULA

Un hombre, su caballo y su perro, caminaban por una calle. Después de mucho caminar, el hombre se dio cuenta que los tres habían muerto en un accidente.

La caminata era larga y cuesta arriba, el sol era fuerte y los tres estaban empapados en sudor y con mucha sed. Precisaban agua desesperadamente.

En una curva del camino, avistaron un magnifico portón de mármol, que conducía a una plaza calzada con bloques de oro; en el centro de ella había una fuente de donde brotaba agua cristalina. El caminante se dirigió al hombre que cuidaba la entrada desde una garita.

Buen día.- dijo el caminante
Buen día.- respondió el hombre
– ¿Qué lugar es éste?
– Esto es el cielo.
– Qué suerte que llegamos aquí; estamos con mucha sed.
– Usted puede entra a tomar agua a voluntad – dijo el guardián, indicándole la fuente.
– Mi caballo y mi perro también están con sed. Dijo el hombre
– Lo lamento mucho; aquí no se permite la entrada de animales.

El hombre se sintió muy decepcionado porque su sed era grande, pero decidió no beber si dejaba a sus amigos con sed; y prosiguió su camino.

Después de mucho caminar cuesta arriba, con la sed y el cansancio multiplicados, llegaron a un sitio, cuya entrada estaba marcada por un portón viejo semi-abierto. El portón daba a un camino de tierra, con árboles de ambos lados que le hacían sombra. A la sombra de uno de los árboles, un hombre estaba recostado, con la cabeza cubierta por un sombrero, parecía que dormía…..

Buen día.- dijo el caminante.
Buen día.- respondió el hombre.
– Mi caballo, mi perro y yo tenemos sed…
– Hay una fuente en aquellas piedras; pueden beber a voluntad.
El hombre, el caballo y el perro fueron hasta la fuente y saciaron su sed.
– Muchas gracias – dijo el caminante al salir.
– Vuelvan cuando quieran – respondió el hombre.
– A propósito ¿cual es el nombre de este lugar?
– Cielo.
– ¿Cielo?, pero si el guardián del otro portón de mármol me dijo que el cielo era allí!
– Aquello no es el cielo, aquello es el infierno.
El caminante quedó perplejo y dijo: – Pero esta falsa información debe causar grandes confusiones.

De ninguna manera; ellos nos hacen un gran favor, porque allí quedan aquellos que son capaces de abandonar a sus mejores amigos….

   

Fábula de Jorge Bucay

Historia del Cura Brochero, el Cura Gaucho Anecdota del Bandido

Historia del Cura Brochero – El Cura Gaucho 

JOSÉ GABRIEL BROCHERO. El “Cura Gaucho”

JOSÉ GABRIEL BROCHERO. El "Cura Gaucho"El cura “gaucho” José Gabriel Brochero fue oficialmente beatificado el 15 de septiembre de 2013, en una ceremonia que presidió el enviado del Vaticano, el cardenal Angelo Amato, y que se desarrolla en la localidad cordobesa que lleva su nombre.

Muchos lo llamaban “el Cura Gaucho” y él siempre se comportó como tal, sin abandonar su condición de sacerdote pero hablándole a la gente como uno más, recorriendo los 120 kilometros cuadrados de su parroquia a lomo de burro, tomando mate con ellos y demostrando un carácter lleno de fe pero tan bien encarador y corajudo.

El padre José Gabriel Brochero evangelizó a poncho toda la zona, creó escuelas, organizó casas de ejercicios espirituales que aún hoy existen y —a la semana de haber sido nombrado canónigo de la Catedral de la ciudad de Córdoba— volvió a su parroquia diciendo:

—Este apero no es para mi lomo ni mi mula para este corral.

Se le adjudican muchísimas conversiones y también curaciones milagrosas que realizaba sin hacer ostentación. Toda Córdoba lo amaba y lo ama como un hijo dilecto. Murió en 1914, después de haberse contagiado lepra al haber visitado a dos personas que sufrían ese mal y con quienes tomó mate toda una tarde para que no se sintieran tan solas.

Debido al mal estaba ciego, además no tenía un centavo y apenas podía hablar en sus últimos momentos, pero no estaba solo. Dicen que quien lo acompañó hasta el final, cuando el ángel vino a buscarlo, fue otro ángel, aquel bandido temible que lo tomó de la mano y lloró al despedirlo.

“La gracia de Dios es como la lluvia que a todos moja.”

En 1974 fue admitida en Roma la causa para su beatificación, para lo que se requiere un milagro realizado por él o en su nombre y eso existe: un bebé nació prematuramente a sus cinco meses de gestación y no tenía probabilidades de vivir desde la ciencia, sin embargo la invocación y el pedido al Cura Gaucho obraron la maravilla.

El chico tiene hoy veintitrés años y vive en Córdoba, en Traslasierra, en un pueblo que merecidamente se llama Villa Cura Brochero. Aún sin ser nombrado oficialmente como santo, el pueblo lo considera aún hoy como tal y le piden cosas en sus oraciones. Cosas que, según cuentan, suelen cumplirse.

“Dios es como los piojos, está en todas partes, pero prefiere a los pobres”

UNA ANÉCDOTA QUE MUESTRA SU CARÁCTER Y SUS AMOR A CRISTO

En una ocasión había un temible bandido que se escondía en los montes cordobeses y al cual ni los más aguerridos policías se atrevían a ir a buscar a su guarida. Brochero fue. Cabalgó largo rato internándose en la espesura y, al fin, halló al bandido en un pequeño claro.

El hombre estaba en cuclillas frente a un fogón por él mismo construido y se cebaba mate con toda tranquilidad. Ni siquiera levantó la vista cuando Brochero detuvo su muía a pocos pasos de él. Con seguridad lo estaba observando desde hacía largo rato y dejó llegar sin inmutarse a ese fulano de sotana que debía estar loco. No podía imaginar que ese cura llevaba un arma mucho más poderosa que las que él estaba acostumbrado a enfrentar. Brochero saludó, desmontó y se sentó a su lado. El hombre, nada. El cura le dijo que había ido a buscarlo y —sin vueltas— agregó:

—¿Por qué no se deja de joder con esta estúpida vida de bandido que está llevando”?

Recién entonces el otro levantó la vista y le clavó con fijeza esos ojos que tantas veces habían reflejado odio, fulminándolo con la mirada, sin pronunciar palabra. El Cura Gaucho no se asustó. Con la mayor naturalidad tomó la pava, se cebó un mate y le dijo mientras lo hacía:

—Mire, don; vengo a convidarlo pá que se venga conmigo a los ejercicios espirituales…

El hombre, que ni siquiera sabía qué cosa eran los ejercicios espirituales, le manoteó el mate sacándoselo de la mano y arrojándolo a unos metros. Se paró de golpe, como un animal en alerta, y comenzó a insultar al cura con las peores palabras que le llegaban a la boca. Parecía que iba a sacar su cuchillo para terminar con el sacerdote allí mismo, pero Brochero, sin abandonar su posición en cuclillas y sin que se le moviera un pelo, sacó de entre sus ropas el crucifijo que siempre lo acompañaba y mostrándoselo al bandido le dijo:

—Oiga, no soy yo el que quiere que usté venga… El que lo convida es éste… ¿A ver si se anima a insultarlo a El”?

El bandolero buscado en toda la provincia quedó como petrificado. Lo miró largamente sin decir palabra, después se volvió a sentar y hablaron. Hablaron todo ese día y parte de la noche. Con las primeras luces del amanecer los dos partieron para el pueblo.

El hombre asistió a los ejercicios espirituales y, poco después, se transformó en uno de los vecinos más honrados y trabajadores de la zona. Y cuidadito con que alguien llegara a decir algo malo del Cura Gaucho.

De todos los que han repetido esta conocida anécdota real, nadie se atrevió nunca a arriesgar qué hubiera pasado si el bandido se le hubiese ocurrido insultar, también, al crucifijo. Pero en voz baja aventuraban hipótesis que —de cumplirse— no dejarían en buenas condiciones a la anatomía del hombre.

Peor que la lepra…
En cierta ocasión un hombre le dijo al cura Brochero, luego de que este visitara a un enfermo de lepra.

–    Señor Cura, no se exponga tanto a enfermarse… mire que vale más su vida que la de ese hombre. Ya lo ha confesado, déjelo que muera en paz.

    –    ¡Caray, que habías sido bárbaro! Si la lepra no vale nada… Si Dios quiere, ni el diablo me ha de contagiar. La lepra hedionda es la de adentro, y esa no se pega, esa se lava con la caridad.

    –    Pero exponerse, sin necesidad… refregándose con el leproso…

    –    ¡Déjate de zonzeras! ¿No mandas tú a tus hijas al baile a que se refrieguen con esos calaveritas que vienen de la ciudad? ¡Eso es peor que la lepra!

El papa Francisco confirmó en marzo de 2016 que el cura argentino José Gabriel Brochero será canonizado en el Vaticano el próximo 16 de octubre, en el marco del Jubileo Extraordinario de la Misericordia. De esa manera, se convertirá en el primer santo nacido y muerto en el país.

Vida del Sanador Riojano Pancho Ormeño

Fuente Consultada: Crónica Loca Maravillas, rarezas, curiosidades y misterios de los argentinos de Víctor Sueiro

Pancho Sierra Madre María Las Comadronas La Medicina Colonial

 

Humor Político de Tato Bores Gobiernos Argentinos de Peron a Menem

Humor Político de Tato Bores – De Perón a Menem

Con un impecable gusto por el buen humor afilado y crítico de una realidad argentina transcurrida en varias décadas, un hombre supo ser al Biografia de Tato Bores Humorista Politico Argentino mismo tiempo capocómico e historiador. Es que al volver a ver los monólogos de Tato Bores no quedan dudas de que gran parte de la historia política de la Argentina ha sido narrada de una manera admirable por este mito de la pantalla chica nacional.

El humor reflexivo, irreverente y a la vez respetuoso de las instituciones. Un humor de Estado que era también un reflejo innegable de la condición argentina. Frase de cabecera por aquel entonces: “No culpe al espejo quien tiene la cara fea“, rezaba uno de los carteles en escena.

La historia de Tato es, también, la historia de la libertad de expresión en la Argentina, aunque por momentos pareciera ser una historia invertida. Los gobiernos constitucionales desde Frondizi a Campera fueron, según Tato, tiempos de completa libertad. Todo lo contrario de los gobiernos militares, desde Aramburu hasta Videla, donde había que cuidarse. Así, atendiendo las restricciones del censor de turno, Tato siguió en el aire y el show continuó.

De todos modos, Tato recordaría algunos episodios ocurridos durante gobiernos democráticos, donde su programa se vio expresamente excluido de la televisión estatal. En 1974, un Secretario de Prensa de Isabel Perón lo mandó a sacar del aire, aprovechando la excusa del duelo por la muerte del líder.

Una década después, en 1987, otro funcionario, pero radical, consideraría que los chistes de Tato no eran convenientes en tiempos de elecciones y no le renovaron el contrato hasta 1989.

Mucho antes, Tato había sido “el diputado que no cesó”, época en que el presidente de facto Juan Carlos Onganía mandaba a todos los legisladores a la casa y el humor político era casi lo único político que quedaba. Su monólogo dominical batió todos los records de audiencia el domingo siguiente de la caída del radical Arturo Illia. Allí se le oyó decir: “Ustedes estarán esperando que yo hable de la que se armó. Pero de la que se armó no pienso hablar y de la que se va a armar mucho menos”.

Decirlo todo, en una sola frase, que a su vez no diga nada. Tato habló cuando muchos otros callaban, un privilegio que solo gozan los que no hablan del todo en serio.

Carpooling compartir auto y gastos para llegar a nuestro trabajo

Carpooling: Compartir Auto y Gastos para llegar a Nuestro Trabajo

Gran parte de nuestras vidas se las dedicamos al trabajo diario, pero también en n las ciudades grandes una parte importante de ese tiempo la vivimos sentados sobre el asiento de nuestro automóvil que nos lleva y nos regresa. No solo se pierde un día al mes viajando, sino también ese recorrido tiene un costo importante, que cuando lo calculamos en base a un año, observamos que la cifra se aproximada al costo de un pasaje al exterior.

carpooling al trabajoEs normal viajar en transporte público, resignándonos a pasar por todos los inconvenientes archiconocidos que conlleva la aventura de subirse a un tren, subte o colectivo público.

La otra opción muy usada hasta hoy es llegar al centro urbano es viajando solo en nuestro auto particular con capacidad para cuatro o mas personas,   pero soportando las congestiones diarias en las autopistas, generando a la vez un problema de polución ambiental y como dijimos antes, aceptando el costo que tiene el traslado.

A partir de esta situación  fue naciendo una nueva manera de llegar a nuestras lejanas oficinas, pero ahora compartiendo nuestra unidad entre otros (conocidos o desconocidos) de manera de bajar los costos y disminuir el tráfico. Aparentemente esta nueva modalidad está siendo aceptada y los objetivos son logrados.

Lo que se llama genéricamente carpooling es un servicio ideado para que dos o más personas se pongan en contacto y compartan un vehículo para realizar un trayecto similar ya sea a sus trabajos, lugares de estudio o regreso a sus hogares. Los usuarios se relacionan entre sí a través de una plataforma online.

El interesado se conecta a Internet, entra en el sitio elegido y publica su trayecto, qué días le importa viajar y en qué horario. Otros usuarios podrían comunicarse con él si el trayecto resultara compatible. Una vez que se ponen de acuerdo comparten sus informaciones personales (nombre, apellido, teléfono, dirección exacta) y se concreta la transacción que consiste en una contribución a los gastos que insuma el viaje. Se considera el combustible y el pago de peajes a lo largo del recorrido.

En la Argentina, la práctica es incipiente. Se calcula que hay 5.000 usuarios y una media docena de plataformas diferentes donde es posible que las personas se contacten entre sí. Los usuarios tienen entre 20 y 45 años, en su mayoría personas que trabajan o estudian.

Las plataformas incluyen los comentarios de los usuarios y el índice de confiabilidad. De este modo “el chofer” del grupo será calificado por la puntualidad, las condiciones en que tiene el vehículo, si respeta o no las normas del tránsito y si tiene el seguro al día. “Los pasajeros” también son evaluados por cuestiones referidas a la puntualidad, la disposición para pagar lo acordado en tiempo y forma o hasta por su grado de adaptación al grupo.

En caso de un inconveniente ante lo pactado, los usuarios pueden notificar al moderador del sitio. Lucas Todre, de encamello.com, dice que su mayor preocupación está relacionada a la seguridad y recomienda: “Si se encuentra con un usuario simpático pero con un auto destartalado, no se suba, si el conductor maneja muy rápido, o tomó alcohol, bájese del vehículo, si un usuario tiene varias opiniones negativas, ¿para qué viajar con él?”.

El carpooling es una solución que ya se implementa exitosamente en otros países. Se calcula que en Europa hay unos 20 millones de usuarios que ya lo tienen instalado como un hábito. Una costumbre saludable, económica y que nos hace ahorrar tiempo. A propósito, los invito a sacar cuentas: si en promedio dedicásemos una hora diaria para viajar habremos gastado en el trayecto ¡un día entero de nuestra vida por mes!

¿Cómo se calcula el costo de un viaje?
El conductor, cuando propone un trayecto, indica cuál es el costo total del viaje incluyendo gastos por combustible y peaje. En ningún caso se permite que el dueño del auto gane con el acuerdo. Puede cobrar, como máximo, a cada pasajero la parte porcentual del costo. Si son 4 personas las que viajan (dueño del vehículo más tres personas), cada uno pagará el 25 por ciento de los gastos. Siempre el pasajero le paga directamente al conductor, sin intermediarios.

Algunas plataformas interesantes:
www.encamello.com.ar
www.vayamosjuntos.com.ar
www.coviajero.com.ar

Fuente Consultada: Revista Selecciones
Nota: Mi Planeta a cargo de  Sergio Elguezábal

Longevidad de los Animales – Envejecimiento de los Animales – Fecundacion

Longevidad de los Animales – Envejecimiento de los Animales y Fecundación

LONGEVIDAD Y FECUNDIDAD: A LONGEVIDAD de los animales es objeto de numerosas creencias erróneas. A veces resulta difícil de determinar con exactitud, sobre todo en las especies salvajes. Ciertas técnicas, como el anillamiento de las aves, permiten obtener datos precisos. De todos modos, conviene distinguir, en cada especie, la longevidad media de la longevidad potencial, es decir, la edad que un animal puede alcanzar en teoría.

La vida está llena de peligros para un animal salvaje, tanto en forma de enfermedades como de accidentes, parásitos y predadores, sin olvidarnos de la acción humana. En estas condiciones, conseguir vivir muchos años constituye una proeza. Algunas especies animales tienen la ventaja de su tamaño: un elefante adulto no tiene los mismos enemigos que un roedor. Los grandes depredadores como el tigre o el tiburón— carecen de enemigos. Otros peligros, sin embargo, acechan a estos animales.

Hombre. Tal vez nos resulte sorprendente saber que una de las especies que vive más años es el hombre. Con una longevidad potencial de 80 a 100 años, no se conoce más que un solo rival del hombre entre los mamíferos: el elefante, animal que puede alcanzar una edad comparable.

Aves. No existen especies centenarias entre las aves. El cuervo puede alcanzarlos 70 años, seguido a continuación por los loros y las grandes rapaces.

Reptiles. Los cocodrilos y las tortugas terrestres pequeñas llegan a menudo a centenarios. Las tortugas terrestres de gran tamaño alcanzan la edad de dos siglos: es el caso de la tortuga gigante que vive en las Galápagos y, en estado de semidomesticidad, en ciertas islas del océano Indico y del Atlántico sur. En este sentido no resulta descabellado pensar que algunas tortugas de la isla de Santa Helena llegaron a conocer a Napoleón.

Otros animales. Entre los petes, el medio siglo parece la edad máxima. Algunos gusanos alcanzan los 30 anos, algunos moluscos 50 y algunas larvas de insectos 30 años. Se cree que algunas anémonas de mar podrían llegar a centenarias.

Un caso realmente excepcional, que pulveriza todos los récords, es el de los pogonóforos. Se trata de invertebrados marinos de la región indo pacífica, de cuerpo muy alargado y provistos de una especie de plumero (de hecho es una corona de tentáculos que tiene funciones alimenticias). Viven en el interior de un tubo que ellos mismos segregan. Se calcula que este tubo tiene un crecimiento extraordinariamente lento: 1 mm. cada 250 años.

Un tubo de 75 cm tendría, pues, la edad de 187.500 años. Como un pogonóforo no puede cambiar de tubo en el transcurso de su vida, se deduce que tiene la misma edad!

LA FECUNDIDAD DE LAS AVES: La fecundidad de las aves es muy variable: el número de huevos por puesta oscila entre 1 (en el fulmar y el águila culebrera) y una veintena (en la perdiz). Además, muchas aves realizan varias puestas sucesivas a lo largo del año.

Especie Huevos Nº. de Puestas
águila real   2 1
gaviota común    3 1
ánade real   8-10 1-2
garza real  3-5 1-2
avefría               4 1
vencejo   2-3 1
golondrina       4-5 2-3
carbonero común  9-12 1-2
mirlo                  4-5 2-3
estornino         5-7 1-2
gorrión       4-5 2-3
Incubación de las Aves
Gorrión 13 Cormorán 35
Paloma 13-17 Cisne 35
Colibrí 16-21 Búho Real 35
Corneja 19-20 Avestruz 42
Gallina 21 Pájaro Bobo 53
Avefría 27 Quebrantahuesos 55
Ánade Real 28 Albatros 60-90
Cigüeña 33 Kiwi 75-80
Gestación de Mamíferos (días)
Zarigüeya 8-13 Ciervo 240
Ratón 21 Gorila 255
Rata 23 Vaca 280
Conejo 29 Foca 300
Ardilla 36 Ballena 305-365
Erizo 38 Camello 320
Gato 60 Llama 330
Perro 63 Caballo 335
Castor 105 Delfín 350
Jaguar 110 Elefante 600-750

(Ver una tabla de longevidad con los animales dibujados)

Fuente: Enciclopedia Larousse Ilustrada Tomo 2

Tamaño de Animales Mas Grandes del Planeta Record de Tamaños Medidas

Tamaño de Animales Más Grandes del Planeta Record de Tamaños y Medidas

RÉCORDS DE TAMAÑO Y DE PESO: CUAL ES EL MAYOR animal de nuestro planeta? En principio es el rorcual azul, o ballena azul, el que ostenta dicho título. Con una longitud que puede alcanzar los 33 m. y un peso que oscila entre las 93 y las 120 t —la hembra tiene mayores dimensiones que el macho— , es sin duda la especie de mayor peso que vive sobre la Tierra.

animales peligrosos

Invertebrados. Los animales actuales que realmente pueden ostentar el título de gigantes del planeta no son los que cree la mayoría. Una medusa de loa mares boreales (Cyanea capillata) tiene tentáculos de unos 40 m. de longitud, su envergadura llega, por tanto, a los 80 m. Un gusano marino del grupo de los nemertinos, que vive en las costas del canal de la Mancha, mide 10 m.  de largo, aunque puede estirarse hasta alcanzar una longitud cuatro veces superior!.

Lo cierto es que vive apelotonado entre las piedras del litoral y su espesor tebeas apenas el de un cordón de zapato. Sin embargo, tiene bien merecido su nombre científico de Litseus lotsgissimus. Los pulpos gigantea de las Bahamas, según loa indicios que se poseen, tendrían tentáculos de 25 a 30 m. y, por lo tanto, alcanzarían los 60 tu de envergadura.

Sin abandonar los invertebrados, recordemos que existen gusanos parásitos, como la tenia y el botriocéfalo, que miden más de 10 m. Un anélido marino del género Eunice alcanza los 8 m. El cangrejo gigante de Japón tiene las patas extraordinariamente largas, y su envergadura supera los 4 o 5 m. Sin embargo, su cuerpo no sobrepasa los 30 cm de anchura. El cangrejo gigante de Tasmania, de aspecto parecido a nuestro buey de mar y cuyo cuerpo mide unos 40 cm de ancho, peas hasta 13 kg.

Entre los moluscos lamelibranquios destacan las tridacnas de los mares cálidos; sus conchas pesan hasta 200 kg. Estas tridacnas a veces se utilizaron como pila de agua bendita en algunas iglesias.

  1. De hecho, en la mayoría de los grupos, las especies de mayor tamaño corresponden a formas marinas. Esto es normal si tenemos en cuenta la inmensidad del medio oceánico. Los peces no escapan a esta regla. El campeón es el tiburón ballena. Este apacible comedor de plancton de los mares tropicales tiene un aspecto extraño, con su amplia cabeza y su dorso cuadriculado y manchado de blanco. Alcanza de 16 a 20 m. de longitud y 43 t de peso. El peregrino se sitúa en segunda posición, con sus 8 o incluso 12 m. de longitud. Entre las especies de agua dulce, algunos esturiones miden hasta 4 m. y rivalizan con los siluros, que alcanzan una longitud equivalente.
  2. El cocodrilo más grande es el cocodrilo marino de las costas de Asia meridional y de Australia. Este animal, que a veces se adentra en el mar, puede alcanzarlos 10 tu de longitud. Entre las serpientes, la anaconda suramericana y las pitones africanas y asiáticas alcanzan, probablemente también, los 10 tu de longitud. Numerosos datos demuestran la existencia de ejemplares mucho más grandes. En la actualidad, sin embargo, la caza sistemática de serpientes y cocodrilos para aprovechar su piel hace imposible que estos animales alcancen su tamaño máximo; de ahí la rareza de los grandes especímenes.

Entre los lagartos, el varano (imagen) o dragón de Cotuodo, que vive en algunas islas de Indonesia, es considerado como la especie de mayor tamaño. Esto, sin embargo, es erróneo. Lo cierto es que este animal, de cuerpo macizo, es el más pesado de los lagartos, con sus 160 kg. de peso, pero en longitud es superado pos el cabaragoya (Vatanus salvador), que vive en Nueva Guinea. Bate último, gracias a su des mesurada cola, puede superar loa 4 tu de longitud, mientras que el varano de Comodo alcanza, como mucho, los 3 m.

La tortuga de mayor tamaño es la tortugas laúd, cuyo caparazón mide hasta 1,90 m. El de la tortuga gigante de las Galápagos, considerada por muchos la mayor, no supera 1,20 m.

Anfibios. Entre los anfibios, la primera posición corresponde indiscutiblemente a la salamandra gigante de China y Japón, cuya longitud oscile entre 1,50 y 1,85 m.

Aves. La mayor ave actual es el avestruz, que alcanza fácilmente los 2,50 tu de altura.

Mamíferos. En el caso de los grandes mamíferos, es la altura en la cruz la que se tiene en cuenta. El elefante africano, que mide entre 3,50 y 4 m. en la cruz, es considerado clásicamente como el mayor mamífero terrestre del planeta. Pesa 7 y, a veces, hasta 10 o 11 t. El elefante asiático no supera los 2,5 m de altura.

A continuación vienen los rinocerontes, sobre todo el rinoceronte blanco africano, con 1,70 m en la cruz y un peso de 2 t. Si se tiene en cuenta la altura total, es, evidentemente, la jirafa la que ocupa el primer lugar con sus 5,50 m de altura. Dos camélidos, el camello y el dromedario, vendrían a continuación.

Varios. Existen, sin duda, gigantes en todos los grupos zoológicos. Algunas lombrices exóticas miden hasta 3 m. Ya hemos citado con anterioridad los insectos más grandes. Las mayores arañas, por su parte, son las famosas migalas de América del Sur: su cuerpo mide 9 cm, pero si incluimos las patas alcanza los 27 cm de envergadura. Un escorpión africano debe su nombre científico de Pandinus imperator a sus 18 cm de longitud: es negro y poco peligroso.

RÉCORDS DE TAMAÑO (en metros)
Mamíferos:
cetáceos
— rorcual azul ungulados 33
— elefante africano (altura en la cruz) 4
carnívoros marinos
— elefante marino 6,50
— oso kodiak (de pie) 2,70
primates
— gorila de montaña (de pie) 2

Aves:
— avestruz (altura total) 2,50

Reptiles
cocodrilos
— cocodrilo marino 10
serpientes
—anaconda 10
— pitón de Seba 10
lagartos
— cabaragoya 4,20

Anfibios
— salamandra gigante 1,85

Peces
peces marinos
— tiburón ballena 20
peces de agua dulce
esturión 4
siluro     4

Moluscos
— calamar gigante 17
— pulpo gigante (envergadura: 60 m) 30

Gusanos
gusanos
Lineus 40
anélidos
Eunice 8
gusanos parásitos
Tenia, botriocéfalo 10

Medusas
Cyanea (envergadura: 80 m.) 40

Velocidad de los Animales Records de Velocidad de Animales

Velocidad de los Animales: Records de Velocidad de Animales

RÉCORDS DE VELOCIDAD: TANTO SI SE MUEVEN en el agua, como en tierra o en el aire, los animales también tienen sus campeones de velocidad. Las especies más rápidas no se encuentran en cualquier medio natural. Si el aire y el agua, y sobre todo el mar, son especialmente favorables a los desplazamientos rápidos, no todos los biotopos terrestres lo son en la misma medida.

Los mamíferos más rápidos son los que viven en las llanuras, estepas o desiertos, y no en los bosques. Se trata, según los casos, de depredadores a los que su velocidad les permite capturar a sus presas o, inversamente, de víctimas potenciales de los carnívoros que, gracias a su velocidad, consiguen escapar de sus enemigos.

Velocidad de los Animales Records de Velocidad de AnimalesTierra. Pobladores de la sabana africana, el guepardo y las diferentes gacelas y antílopes constituyen un buen ejemplo de lo antedicho. El primero alcanza fácilmente los 90 km/h. y, en distancias cortas, los 110 km/h. Sus uñas no retráctiles (caso único entre los felinos) le ayudan a fijarse bien al suelo. Por su parte, ciertos antílopes, como el antílope saltarín o springbok, pueden correr a 95 km/h.

En nuestras latitudes, la liebre alcanza los 70 km/h. Descendiente del caballo salvaje, animal de estepa, el caballo de carreras alcanza los 69 km/h. Perfectamente adaptado ala carrera, el galgo ocupa también una buena posición. En 1930 un célebre perro alcanzó en el canódromo de White City, en Gran Bretaña, los 61 km/h.

La velocidad no lo es todo. El lobo no corre a más de 45 km/h., pero su resistencia es proverbial. Por lo que respecta a la carga del elefante, aunque no supera los 40 km/h., no deja de ser realmente impresionante.

Velocidad de los Animales Records de Velocidad de AnimalesAire. Entre las aves, cabe distinguir entre el vuelo en línea recta y el vuelo en picado. Los primer supuesto. Las tardes de verano, por encima de nuestras cabezas, los vencejos nos deleitan con sus persecuciones vertiginosas a 200 km/h., parece que vayan a estrellarse contra un muro, pero en el último momento lo esquivan. Hay que destacar que tienen una vista excelente. Sólo un halcón, el alcotán (imagen) , es capaz, excepcionalmente, de capturar algún ejemplar de vencejo.

En picado, el halcón peregrino se lanza sobre sus víctimas a 360 km/h.: emite entonces un ruido que recuerda al de los aviones a reacción. A pesar del valor netamente superior de su masa, el águila real vuela en picados “sólo” 300 km/h.

En línea recta, las cercetas vuelan fácilmente a 120 km/h. Una zancuda común colas costas europeas, el ostrero, debe rondar unas velocidades similares. Entre los insectos, las libélulas alcanzan los 75 km/h.

Velocidad de los Animales Records de Velocidad de AnimalesMar. En el mar, es el pez vela, pariente próximo del pez espada y como él provisto de un hocico alargado y puntiagudo, quien ocupa el primer lugar con sus 110 km/h.

El pez espada le sigue a cierta distancia, con sus 90 km/h y, tras ellos, la tintorera y el atún, que gracias a su figura hidrodinámica alcanzan los 70 km/h.

Por lo que se refiere a los mamíferos marinos, la velocidad máxima de los delfines ha sido estimada en 64 km/h; aunque por lo general se desplazan a unos 30 o 40 km/h.

En principio, los animales no pueden mantener durante mucho raro las velocidades máximas que los caracterizan. Su resistencia es muy variada. En el caso de las aves, por ejemplo, las más rápidas no son forzosamente las que efectúan las migraciones más largas y viceversa.

RÉCORDS DE LENTITUD: CARACOLES, sin duda, el primero que nos viene a la mente: se le atribuye una velocidad de 50 m/h. El indolente perezoso de la Amazonia, cuando anda por el suelo, alcanza una velocidad de 110 a 150 m/h.

 el tarseroRÉCORDS DE SALTO: A RANA efectos saltos de 2 m de longitud (en ocasiones puede llegar a los 5 m). Algunos mamíferos efectúan saltos de longitudes muy superiores a la alcanzada por la rana: 15 m en el caso de la pantera de las nieves; 13 en el canguro; 12 en el antílope saltarín; 9 en el perro; 8 en ciertos monos; 5 en la ardilla.

Otros mamíferos bien dotados para el salto son: el jerbo (roedores) y el tarsero (primates – imagen izq.). Entre los insectos, la pulga realiza saltos de 33 cm y el saltamontes de 3 m.

El campeón de salto de altura es el delfín, con un salto de 7 m, seguido por la manta (5 m), el canguro (4 m), el perro (3,50 m) y el caballo (2,50 m).. ¿Y el ave más lenta? El guión de codornices parece ser el merecedor de esta calificación, con sus 20 km/h, que no le impiden emigrar hasta África tropical.

tabla de velocidad de la aves

LOS FELINOS: El récord de velocidad en carrera entre los animales lo posee el cheetah u onza cazadora, que es precisamente un felino. A diferencia de sus primos, como el tigre o la pantera, no se vale del ataque por sorpresa. Corre desde atrás a su perseguido hasta darle alcance. Por esa razón, un esquive oportuno resulta a veces salvador para la víctima. El cheetah puede recorrer un kilómetro en menos de un minuto, pero tiene el inconveniente de que al poco trecho se cansa y debe abandonar la carrera.

felino Cheetah , record de velocidad

Físicamente se trata de un animal de largas y poderosas patas que no oculta, como es característico entre los felinos, sus garras entre los dedos (su disposición nos recuerda la pata de un perro). Su figura, esbelta, se reduce en la parte de la cabeza y el vientre. Tiene un color amarillo pajizo, profusamente recargado de manchas negras. Habita en las sabanas del centro de África, así como en el sur de Asia, especialmente en la India, en las áreas de menor densidad de población.

El sistema nervioso de los felinos, sumamente sensible, permite que hasta el mínimo detalle sea percibido por estos animales. Sus ojos están dotados de pupilas contráctiles y cuando la luz es muy intensa éstas se transforman en una delgadísima línea vertical. Causa asombro la aptitud que poseen para ver en la oscuridad.

Y tanto el olfato, como el gusto, el oído y el tacto han alcanzado en ellos un alto grado de evolución. Además, cuentan con un excelente sistema de equilibrio. Observemos, por ejemplo, que resulta improbable que un gato caiga al suelo golpeándose con el lomo o la cabeza. Siempre logra darse vuelta en el aire y recuperar la posición para terminar cayendo sobre sus cuatro patas; de ese modo, atempera el golpe.

tabla de record de velocidad de los felinos

Animales Feroces y Ponzoñosos Animales Peligrosos Para El Hombre

Animales Feroces y Ponzoñosos: Animales Peligrosos Para El Hombre

animales peligrosos

Víboras. Cuando se habla de animales venenosos, casi siempre se piensa en serpientes. El riesgo resulta importante, sobre todo en los países tropicales, donde las especies venenosas (cobras, crótalos, mambos, víboras, etc.) son numerosas, y donde los habitantes andan, a menudo, descalzos. Se calcula en 30 000 el número de personas que anualmente mueren por mordedura de serpiente.

Algunas serpientes poseen unos dientes llamados colmillos venenosos; por el conducto que los recorre puede circular el veneno. Este veneno es producido por una glándula salival modificada y transformada en una glándula venenosa.

La mayoría de las culebras no poseen colmillos venenosos. Además, su veneno se encuentra muy diluido en la saliva. La culebra de Montpellier posee, sin embargo, colmillos venenosos conectados con una glándula funcional, pero colocados hacia el fondo de la boca, por lo que difícilmente pueden resultar peligrosos para el hombre.

vivoras venenosas

Por el contrario, las víboras disponen de colmillos venenosos situados en la parte delantera de la boca. Estos colmillos, atravesados por un conducto, se encuentran replegados hacia atrás cuando la boca está cerrada, aunque se levantan en el momento de la picadura. Las glándulas venenosas, al ser comprimidas por un músculo, expulsan el veneno como si se tratase de una jeringa. Este veneno está compuesto en un 90 % de proteínas, a las que se añaden iones de zinc, cobre y magnesio. La acción del veneno da lugar a la formación de trombos sanguíneos y, en consecuencia hipotensión y edemas.

Entre las diversas víboras destacan: la víbora común, que se encuentra desde el nivel del mar hasta los 3.000 m. de altitud y vive en el SO de Europa; la víbora delataste, que vive en pedregales y zonas de poca vegetación en la península Ibérica y el NO de África (montes del Atlas); la víbora pelíade, del centro y N de Asia y Europa; la víbora de cuerno, que vive en bosques, chaparrales, etc., del O de Asia y SE de Europa; la víbora de Orsini, que se encuentra entre los 1.000 y los 2.500 m. de altitud en Asia central y centro y E de Europa; la víbora cornuda, que frecuenta zonas áridas y arenosas del N de África y Oriente medio; la víbora de Gabón, propia de las zonas de matorrales de África, y la víbora nariguda, que se caracteriza por sus apéndices nasales y vive en América Central.

Según las estadísticas, el 43 % de las picaduras de víboras se sitúan, en el caso del hombre adulto, en los pies o en la parte inferior de las piernas. En los niños este porcentaje sube hasta el 71 %. Manos y antebrazos son afectados en el 51 % de los adultos y sólo en un 28 % de los niños.

La picadura, en el primer momento, sólo provoca un poco de dolor, aunque éste aparezca con mayor intensidad más tarde. El edema, en cambio, aparece en seguida, acompañado de problemas digestivos, neurológicos, cardiovasculares, etc. La gravedad de la picadura es muy variable. Contrariamente a lo que se podría creer, sólo el 10 % de las picaduras de víbora son graves. Los casos mortales todavía resultan más raros (quizás el 1 %). Las víctimas que corren un mayor riesgo son las de poco peso y, en especial, los niños.

El peligro potencial que representan las víboras no es motivo que justifique la destrucción sistemática de que son objeto, ya que afecta de rebote a las demás especies de serpientes.

Aves. De cuando en cuando, la prensa recoge la noticia de que una persona ha sido picoteada por un grupo de aves. En este senado la película de Alfred Hitchcock Los pájaros ha lo fluido mucho en la imaginación popular. La realidad, sin embargo, resulta mucho menos espectacular. Las rapaces que a veces atacan a alguien son casi siempre ejemplares escapados de zoológicos o de casas particulares y que habían sido adiestrados para la cetrería.

Estas aves, acostumbradas a la presencia humana, “marcadas” por ella, se acercan espontáneamente al hombre. Lo hacen, sin embargo, sin cuidado y tienen tendencia, por ejemplo, a colocarse sobre la cabeza o los hombros de los paseantes. Estos, impresionados por el pico y las garras, piensan que se trata de un ataque.

En los demás casos, el ave no hace más que defender su nido o su territorio. Las especies de talla media o grande no dudan en “amenazar” a un perro o aun ser humano que atraviese su territorio. En la mayoría de los casos, el ave se lanza en picado en dirección al intruso, y luego, en el último momento, desvía su trayectoria.
Con ciertas especies las cosas van un poco más lejos.

Este es el caso del págalo (pariente de las gaviotas, con el plumaje pardo y que nidifico en las regiones nórdicas, como Islandia, por ejemplo), que es célebre por sus costumbres piratas: acosa a las otras aves marinas, hasta obligarlas a soltar el pescado que han capturado y que el págalo atrapa, después, al vuelo. Los págalos no dudan en atacar al hombre que penetra en su territorio de nidificación. Literalmente, lo “abofetean” con sus alas.

Una creencia secular que se ha mantenido casi hasta nuestros días sostenía que las águilas eran capaces de raptar a los niños. Los pocos casos citados no resisten una investigación seria. Una rapaz del tamaño del águila real podría llevarse por los aires, como máximo, a un bebé de 7 Kg. y a condición de aprovechar una fuerte corriente de aire ascendente.

De hecho, todos los rumores que surgen de vez en cuando y que ponen en entredicho a rapaces, lobos, linces y gatos salvajes no son más que la expresión interesada de una animadversión hacia la existencia de vida salvaje. La ignorancia conduce al miedo, el miedo al odio y el odio a la destrucción.

Resulta fácil comprender que tal estado de ánimo dificulte las medidas de protección de la naturaleza y las reintroducciones de especies desaparecidas. Es necesario constatar, por otro lado, que la tradición cultural de muchos países europeos ha fomentado el miedo a la naturaleza, a excepción, tal vez, de la cultura británica, más proclive a la protección de la launa salvaje. Por fortuna, las ideas proteccionistas son cada vez más frecuentes en Europa.

Simios. Los exploradores y cazadores europeos del siglo pasado presentaron al gorila como un mono terrible, capaz de matar a un elefante o… de raptar a las mujeres. Esta imagen ha llegado hasta nosotros de la mano del cine, la novela y la publicidad de los circos. De hecho, el gorila es un primate pacífico que sólo en muy raras ocasiones resulta peligroso, como, por ejemplo, si se amenaza a sus casas. La imagen clásica del gorila profiriendo gritos espantosos y golpeándose el pecho, por muy impresionante que sea, está destinada sólo a intimidar.

Conviene recordar, sin embargo, que los primates superiores (gorila, chimpancé y orangután) están dotados de una fuerza considerable: un chimpancé, por ejemplo, es capaz de derribar aun hombre cogiéndolo por la mano. Además, estos monos poseen unas mandíbulas muy desarrolladas. Relativamente frecuentes y graves resultan los accidentes provocados por chimpancés en zoológicos y circos. Hay que ser prudente con estos animales, ya que no son animales de compañía, y menos en estado adulto. Razón demás para respetar las convenciones internacionales que los protegen. (sigue parte I)

Animales Peligrosos Venenosos Medusas ,Insectos, Animales Feroces

Animales Peligrosos y Venenosos: Medusas e Insectos  

animales peligrosos

TRADICI0NALMENTE serpientes, sapos, cárabes y búhos, murciélagos y arañas han sido temidos por ciertos pueblos. En la actualidad se han superado muchos prejuicios y supersticiones.

Grandes mamíferos. Si existe algún animal que haya sembrado el terror durante siglos, es sin duda el lobo. Este temor al lobo, que aparece en numerosos refranes y obras literarias, carece de fundamento. Aunque es cierto que el lobo ataca a los animales domésticos, es falso, sin embargo, que se enfrente con el hombre.

Resultaría muy difícil encontrar, a lo largo de la historia, más de uno o dos casos en que los lobos hayan atacado realmente a los hombres; en los pocos casos que se conocen se trataba de individuos borrachos que se habían quedado dormidos en medio del campo. Los pastores saben que dar algunos bastonazos contra la maleza basta para alejar a un lobo.

Sin embargo, las viejas crónicas se encuentran llenas de crímenes atribuidos al lobo. Los autores de estos crímenes eran, sin embargo, humanos. En Francia, entre 1764 y 1767, se produjeron una serie de asesinatos (el lamoso caso de la bestia de Gévaudan) atribuidos en principio a los lobos y que más tarde se comprobó que eran obra de sádicos que utilizaban, además, perros adiestrados.

El lobo huye del hombre, en vez de atacarlo; es ésta una ley que casi nunca presenta excepciones. Y que también sirve para las grandes fieras tropicales: león, tigre, leopardo, etc. Los raros casos de tigres comedores de hombres son consecuencia de una disfunción en estos animales que los vuelve incapaces de capturar a sus presas habituales: uno de estos tigres, por ejemplo, tenía una espina de puercoespín clavada en la pata.

A veces, la vida moderna crea situaciones nuevas entre hombre y animales, situaciones que pueden ser peligrosas. En América del Norte, los osos polares y los grizzlys, atraídos por los depósitos de basuras, se acercan a los lugares habitados: hombres y osos se encuentran a veces cara a cara, lo que puede traer graves consecuencias.

El confinamiento de los animales en zoológicos y circos, al establecer un contacto excesivamente estrecho entre hombres y fieras, puede ser el origen de accidentes graves, mortales en ocasiones. Incluso animales domésticos, como toros y perros grandes, no son siempre inofensivos. La responsabilidad del hombre, que no siempre educa bien a los grandes perros guardianes, es evidente.

En África, un animal como el búfalo ha llegado a cargar contra los hombres hasta herirlos de muerte, aunque en estos casos se trataba de cazadores que le habían herido. Lo mismo ha sucedido con elefantes.

Cocodrilos y tiburones. La ferocidad del cocodrilo ha sido a menudo explotada en las historias de aventuras y en los cómics. Únicamente las grandes especies —el cocodrilo del Nilo y el cocodrilo marino— son realmente peligrosas. En el Sureste asiático, los cocodrilos marinos pueden ocasionalmente provocar una mortandad; pero esto, si se produce, es después de un naufragio, cuando decenas de personas se agitan nerviosas en el agua, esto es, en circunstancias excepcionales.

Algunas especies de tiburones han adquirido fama de devoradores de hombres. Si bien los dos tiburones de mayor tamaño, el tiburón ballena y el peregrino, no son más que inofensivos comedores de plancton, el tiburón tigre y, sobre todo, el tiburón blanco pueden realmente ser peligrosos. Tercero entre los tiburones por su talla (puede alcanzar 10 m), el tiburón blanco, también llamado “gran blanco” o “muerte blanca”, es muy capaz de devorar a un hombre. Los accidentes se producen de vez en cuando, por ejemplo en las costas de Australia donde es bastante abundante, aunque, a veces, incluso llega a penetrar en el Mediterráneo.

Dos tipos de estímulos atraen a los escualos hacia sus víctimas: las vibraciones del agua y el olor, sobre todo de la sangre. Un pescador submarino no debe mantener nunca en sus manos un pez sanguinolento. Contrariamente a lo que se cree, el tiburón no se da la vuelta para atacar.

Existen diversos ingenios para protegerse de los tiburones: jaulas antitiburones, repulsivos (acetato de cobre), barreras antitiburones o incluso delfines amaestrados.

El peligro que representan los tiburones, los cocodrilos y las grandes serpientes, resulta un riesgo estadísticamente bajísimo. Los animales venenosos constituyen un peligro notablemente más alto.

Animales venenosos. Resulta ilustrativo constatar que existen especies venenosas en la mayoría de los grupos zoológicos. Existen erizos de mar venenosos, así como pulpos y ciertos gasterópodos como los conos. Todo el mundo sabe que muchos insectos (abejas, avispas, hormigas), arácnidos (arañas, escorpiones) y miriápodos (escolopendras) también lo son.

animal gilaEntre los peces destacan por su veneno las rayas, como la pastinaca o el pez araña (hay que evitar pisar su aleta dorsal, que a veces sobresale de la arena donde el animal esté enterrado).

Los anfibios pueden segregar veneno, pero carecen de órganos especializados para inoculado. Entre los reptiles, además de numerosas serpientes, existen lagartos venenosos como el gila (imagen) de los desiertos norteamericanos.

Muy pocos mamíferos son venenosos: tan sólo algunas musarañas y el ornitorrinco, que posee una espina venenosa. Hay que destacar la inexistencia de especies venenosas entre las aves.

Algunas especies venenosas pueden representar un cierto peligro en nuestras regiones. Himenópteros. Poseen a menudo un aguijón enferma de sierra, ligado a una glándula venenosa: Cuando el insecto pica, el aguijón penetra en su víctima, siendo extraído a continuación: el veneno surge entre las dos láminas barbuladas que constituyen el aguijón.

A veces, el insecto no puede extraer el aguijón del cuerpo de su víctima y abandona con él una parte de su abdomen. En este caso está condenado a muerte. El avispón puede resultar peligroso: la picadura de esta especie de avispa grande puede ser peligrosa para los niños.

Sin embargo, son las picaduras múltiples las que pueden entrañar un verdadero peligro, en caso de un ataque masivo de avispas o abejas y, en particular, si sus picaduras se localizan en la boca (situación, por otra parte, excepcional). La hinchazón que provocan puede llegar a impedir la respiración. Los individuos alérgicos corren un mayor riesgo.

Medusas. Tanto en las playas como en el mar es preferible evitar el contacto con las medusas. Estas, como todos los cnidarios, son urticantes, un poco al modo de las ortigas. Poseen unas minúsculas células provistas de una glándula venenosa que encierra, además, un filamento en espiral. La célula presenta, en la cara exterior, un pequeño cilio: cuando este entra en contacto con un animal—o un hombre— se produce la evaginación del filamento y la consiguiente inoculación del veneno. Como se disparan a la vez numerosos filamentos, la sensación de dolor puede ser muy fuerte. El individuo afectado sufre una intensa picazón y puede llegar a perder el conocimiento, si no se acuesta en el suelo de inmediato.

Estos últimos años, se han observado importantes invasiones de medusas en las costas atlánticas y mediterráneas de Europa. Se trata de acalefos y aurelias. En Grecia, ocasionalmente, las medusas se concentran en tal cantidad que llegan incluso a bloquear los motores de las embarcaciones.

Las causas de estas espectaculares explosiones demográficas parecen complejas. Los peces que se alimentan de medusas son cada vez más raros. La abundancia de plancton y la temperatura del agua también juegan un papel importante, así como las corrientes que dirigen las medusas hacia el litoral. Estas invasiones se producen, generalmente, en verano.

Víboras. Cuando se habla de animales venenosos, casi siempre se piensa en serpientes. El riesgo resulta importante, sobre todo en los países tropicales, donde las especies venenosas (cobras, crótalos, mambos, víboras, etc.) son numerosas, y donde los habitantes andan, a menudo, descalzos. Se calcula en 30 000 el número de personas que anualmente mueren por mordedura de serpiente.

Algunas serpientes poseen unos dientes llamados colmillos venenosos; por el conducto que los recorre puede circular el veneno. Este veneno es producido por una glándula salival modificada y transformada en una glándula venenosa.

La mayoría de las culebras no poseen colmillos venenosos. Además, su veneno se encuentra muy diluido en la saliva. La culebra de Montpellier posee, sin embargo, colmillos venenosos conectados con una glándula funcional, pero colocados hacia el fondo de la boca, por lo que difícilmente pueden resultar peligrosos para el hombre.

Por el contrario, las víboras disponen de colmillos venenosos situados en la parte delantera de la boca. Estos colmillos, atravesados por un conducto, se encuentran replegados hacia atrás cuando la boca está cerrada, aunque se levantan en el momento de la picadura. Las glándulas venenosas, al ser comprimidas por un músculo, expulsan el veneno como si se tratase de una jeringa. Este veneno está compuesto en un 90 % de proteínas, a las que se añaden iones de zinc, cobre y magnesio. La acción del veneno da lugar a la formación de trombos sanguíneos y, en consecuencia hipotensión y edemas.

Entre las diversas víboras destacan: la víbora común, que se encuentra desde el nivel del mar hasta los 3.000 m. de altitud y vive en el SO de Europa; la víbora delataste, que vive en pedregales y zonas de poca vegetación en la península Ibérica y el NO de África (montes del Atlas); la víbora pelíade, del centro y N de Asia y Europa; la víbora de cuerno, que vive en bosques, chaparrales, etc., del O de Asia y SE de Europa; la víbora de Orsini, que se encuentra entre los 1.000 y los 2.500 m. de altitud en Asia central y centro y E de Europa; la víbora cornuda, que frecuenta zonas áridas y arenosas del N de África y Oriente medio; la víbora de Gabón, propia de las zonas de matorrales de África, y la víbora nariguda, que se caracteriza por sus apéndices nasales y vive en América Central.

Según las estadísticas, el 43 % de las picaduras de víboras se sitúan, en el caso del hombre adulto, en los pies o en la parte inferior de las piernas. En los niños este porcentaje sube hasta el 71 %. Manos y antebrazos son afectados en el 51 % de los adultos y sólo en un 28 % de los niños.

La picadura, en el primer momento, sólo provoca un poco de dolor, aunque éste aparezca con mayor intensidad más tarde. El edema, en cambio, aparece en seguida, acompañado de problemas digestivos, neurológicos, cardiovasculares, etc. La gravedad de la picadura es muy variable. Contrariamente a lo que se podría creer, sólo el 10 % de las picaduras de víbora son graves. Los casos mortales todavía resultan más raros (quizás el 1 %). Las víctimas que corren un mayor riesgo son las de poco peso y, en especial, los niños.

El peligro potencial que representan las víboras no es motivo que justifique la destrucción sistemática de que son objeto, ya que afecta de rebote a las demás especies de serpientes.

Aves. De cuando en cuando, la prensa recoge la noticia de que una persona ha sido picoteada por un grupo de aves. En este senado la película de Alfred Hitchcock Los pájaros ha lo fluido mucho en la imaginación popular. La realidad, sin embargo, resulta mucho menos espectacular. Las rapaces que a veces atacan a alguien son casi siempre ejemplares escapados de zoológicos o de casas particulares y que habían sido adiestrados para la cetrería.

Estas aves, acostumbradas a la presencia humana, “marcadas” por ella, se acercan espontáneamente al hombre. Lo hacen, sin embargo, sin cuidado y tienen tendencia, por ejemplo, a colocarse sobre la cabeza o los hombros de los paseantes. Estos, impresionados por el pico y las garras, piensan que se trata de un ataque.

En los demás casos, el ave no hace más que defender su nido o su territorio. Las especies de talla media o grande no dudan en “amenazar” a un perro o aun ser humano que atraviese su territorio. En la mayoría de los casos, el ave se lanza en picado en dirección al intruso, y luego, en el último momento, desvía su trayectoria.
Con ciertas especies las cosas van un poco más lejos.

Este es el caso del págalo (pariente de las gaviotas, con el plumaje pardo y que nidifico en las regiones nórdicas, como Islandia, por ejemplo), que es célebre por sus costumbres piratas: acosa a las otras aves marinas, hasta obligarlas a soltar el pescado que han capturado y que el págalo atrapa, después, al vuelo. Los págalos no dudan en atacar al hombre que penetra en su territorio de nidificación. Literalmente, lo “abofetean” con sus alas.

Una creencia secular que se ha mantenido casi hasta nuestros días sostenía que las águilas eran capaces de raptar a los niños. Los pocos casos citados no resisten una investigación seria. Una rapaz del tamaño del águila real podría llevarse por los aires, como máximo, a un bebé de 7 Kg. y a condición de aprovechar una fuerte corriente de aire ascendente.

De hecho, todos los rumores que surgen de vez en cuando y que ponen en entredicho a rapaces, lobos, linces y gatos salvajes no son más que la expresión interesada de una animadversión hacia la existencia de vida salvaje. La ignorancia conduce al miedo, el miedo al odio y el odio a la destrucción.

Resulta fácil comprender que tal estado de ánimo dificulte las medidas de protección de la naturaleza y las reintroducciones de especies desaparecidas. Es necesario constatar, por otro lado, que la tradición cultural de muchos países europeos ha fomentado el miedo a la naturaleza, a excepción, tal vez, de la cultura británica, más proclive a la protección de la launa salvaje. Por fortuna, las ideas proteccionistas son cada vez más frecuentes en Europa.

Simios. Los exploradores y cazadores europeos del siglo pasado presentaron al gorila como un mono terrible, capaz de matar a un elefante o… de raptar a las mujeres. Esta imagen ha llegado hasta nosotros de la mano del cine, la novela y la publicidad de los circos. De hecho, el gorila es un primate pacífico que sólo en muy raras ocasiones resulta peligroso, como, por ejemplo, si se amenaza a sus casas. La imagen clásica del gorila profiriendo gritos espantosos y golpeándose el pecho, por muy impresionante que sea, está destinada sólo a intimidar.

Conviene recordar, sin embargo, que los primates superiores (gorila, chimpancé y orangután) están dotados de una fuerza considerable: un chimpancé, por ejemplo, es capaz de derribar aun hombre cogiéndolo por la mano. Además, estos monos poseen unas mandíbulas muy desarrolladas. Relativamente frecuentes y graves resultan los accidentes provocados por chimpancés en zoológicos y circos. Hay que ser prudente con estos animales, ya que no son animales de compañía, y menos en estado adulto. Razón demás para respetar las convenciones internacionales que los protegen.