Geografía Argentina

Primeras Exploraciones Geograficas en Argentina y Mapas

Primeras Exploraciones Geográficas en Argentina – Cartografía – Primeros Mapas

Durante el curso de tres siglos de dominio español, es decir, desde el siglo XVI hasta comienzos del XIX, se lleva a cabo la exploración, la conquista y más tarde, con la llegada de don Pedro de Mendoza, la colonización del actual territorio que hoy forma la República Argentina, durante la cual se realizan innovaciones de orden político, social, económico y cultural.

En este amplio período se acrecienta el acervo cultural, ya sea mediante exploraciones científicas, ya sea como fruto de investigaciones personales.

Las expediciones gográficas dan a conocer nuevas tierras; las crónicas acrecientan el saber histórico; el conocimiento del hombre americano, con su religión, lenguas y costumbres, enriquece la etnografía y la lingüística; pero es en el campo de las ciencias naturales, con el estudio de la gea, la flora y la fauna, donde la cosecha es más abundante, como lo veremos en este capítulo de apretada síntesis.

LA EXPLORACIÓN GEOGRÁFICA
LAS PRIMERAS EXPLORACIONES EN EL TERRITORIO ARGENTINO.

El descubrimiento de América significó un gran incremento de los conocimientos geográficos: inmensas regiones terrestres desconocidas hasta entonces entran en la órbita de la civilización occidental. Nuevos e ilimitados horizontes se abren a los científicos europeos en todos los órdenes del saber humano.

La geografía, la cartografía, la antropología y las ciencias naturales reciben un nuevo impulso Sabemos que al constituirse la Casa de Contratación, en 1503, para atender al comercio ultramarino, se constituye también en centro científico: se crean cátedras de matemáticas, cosmografía y navegación, y se recopilan memorias, relaciones, planos geográficos, de acuerdo a los datos suministrados por exploradores y navegantes, y de este modo se mantiene al día el mapa oficial.

El descubrimiento de las costas del Brasil, en 1500, por Pedro Alvarez Cabral, determinó a España hacia la exploración de las regiones situadas al sur que le correspondían según el Tratado de Tordesillas.

Se encomendó esta misión al piloto mayor Juan Díaz de Solis, que encontró la muerte después de descubrir, en 1516, el gran estuario que más tarde se bautizó como Río de la Plata, pues según versiones indígenas conducía a una fantástica Sierra de la Plata donde abundaban los metales preciosos.

Tres años más tarde salió otra expedición de España bajo la dirección de Magallanes, con la finalidad de continuar la obra de Solís.

En 1520 las naves llegaron a las regiones del Plata, y siguiendo al sur, por primera vez, reconocen y exploran las costas patagónicas, donde tiene lugar el encuentro con los habitantes de la región: los patagones

Pasado el invierno en la bahía de San Julián, sigue hacia el sur, descubriendo a fines de 1520 la comunicación entre los dos océanos.

Dos de los integrantes de los escasos sobrevivientes de la expedición documentaron por escrito las peripecias de este célebre viaje: el piloto Francisco Albo, en su Diario, y Antonio Pigafetta, en las Noticias del Nuevo Mundo.

Una nueva expedición salida de España en 1526, encabezada por Sebastián Caboto, remonta el río Paraná, y después de reconocer sus costas, funda, en 1527, el fuerte de Sancti Spiritu, primera fundación española en el territorio argentino.

Sigue después río arriba hasta llegar a la confluencia del Paraguay con el Pilcomayo, pero la destrucción del fuerte hacia fines de 1529 le obliga a volver a España. Años más tarde publicó un mapa donde señala detalladamente los afluentes del Paraná recorridos personalmente por él.

Con el viaje de don Pedro de Mendoza se inicia la colonización de las nuevas tierras descubiertas. En 1536 funda, en la orilla derecha del vasto estuario del Río de la Plata, la ciudad «Puerto de Buenos Aires», que es abandonada cinco años más tarde, después de toda suerte de privaciones; sus pobladores fueron trasladados a la Asunción.

Los detalles de esta expedición fueron consignados por el cronista Ulrico Schmidel en el interesante libro aparecido en 1567 con el título Derrotero y viaje a España y las Indias (1534-1554).

La segunda mitad del siglo XVI fue de descubrimientos y fundación de ciudades en el interior, siguiendo un derrotero inverso al de los navegantes españoles entrados por el este.

Estos fundan Santa Fe (1573), Buenos Aires por segunda vez (1580) y Corrientes (1588). La expedición colonizadora del norte da origen a Santiago del Estero (1553), Tucumán (1565), Córdoba (1573) y Jujuy (1593). Por su parte, la corriente del oeste, originaria de Chile, asienta las ciudades de Mendoza (1561), San Juan (1562), La Rioja (1591) y San Luis (1593).

El emplazamiento de estas y otras muchas ciudades fue tan acertadamente ubicado, que aún conservan su situación geográfica después de más de cuatro siglos de fundadas.

LA CARTOGRAFIA JESUITA. La llegada de los jesuías al país, en 1585, marcó entre nosotros un aporte valiosísimo en las ciencias geográficas.

Viajeros infatigables, estos celosos misioneros, con el fin de establecer la civilización cristiana, recorrieron el país casi durante dos siglos en todo sentido quedando la vida de no pocos de estos preclaros varones tronchada en medio de selvas y bosques.

Fruto de estas correrías apostólicas son los innumerables trabajos científicos que en todo orden nos dejaron en obras de divulgación y en valiosa cartografía, que permitió un mejor conocimiento geográfico de las actuales repúblicas rioplatenses.

De aquí que Estrada haya podido decir, con toda razón, de los jesuítas, estas justicieras palabras: «viajeros infatigables abrían sin cesar a las ciencias campos para sus explotaciones: la geografía, la lingüística, la botánica y la historia les deben en América sus primeros rudimentos, incontrovertible blasón que hace glorioso su nombre en los anales de nuestra historia».

Siendo muy complicado seguir el itinerario de todas estas arriesgadas expediciones que desde 1585 hasta 1767 realizaron los jesuítas en nuestro territorio, nos limitaremos a señalar las más importantes, por respectivas zonas.

En la región norteña abren la serie de estas exploraciones recorriendo el río Bermejo los PP. Alonso Barzana, Francisco Ángulo y Tomás Fields. Por su parte, en 1721, los PP. Gabriel Patino y Lucas-Rodríguez exploran el desconocido río Pilcomayo y dejan dilucidado que su curso es diverso del río Bermejo.

El célebre P. Antonio Ruiz de Montoya, después de recorres.- varias veces toda Ta región chaqueña, nos lega una interesant« carta geográfica de estas regiones. El P. Pedro Lozano publica su obra fundamental Descripción Chorographica del Gran Chaco Gualamba en la que incluye un hermoso mapa del P. Antonio Machoni y el P. José Jolís, a su vez, es el autor de Saggio sulla historia naturale della provincia del Gran Chaco, de la que sólo se publicó el primer tomo, en el que se inserta un mapa chaqueño del P. Joaquín Camaño, el más científico, que nos legó la época colonial.

El jesuíta austríaco P. Martín Dobrizhoffer, después de estudiar minuciosamente las costumbres de los indios chaqueños, estampa sus observaciones en Historia de Abipónibus y nos traza un mapa, admirable por su justeza, de las regiones rioplaténses.

primeros mapas de argentina
Mapa de Argentina, Paraguay y Uruguay, año 1734, confeccionado por
P. Martín Dobrizhoffer

Finalmente, el polígrafo P. Sánchez Labrador nos dejó en veinte gruesos volúmenes variados y meticulosos conocimientos geográficos relativos a vastas regiones; tres de estos volúmenes han sido dados a luz por el Museo de La Plata.

En la zona andinopatagónica abrió la serie de exploradores, hacia 1670, el intrépido P. Nicolás Mascardi, recorriendo la región surcordillerana en demanda del estrecho de Magallanes; murió heroicamente a orillas de los grandes lagos del Sur.

Alcanza la confluencia de los océanos el P. José García, que después de salir desde la isla Chiloé bajó hasta Tierra del Fuego. En sus atrevidos viajes, el P. José Cardiel recorre varias veces desde Guaira hasta cerca de Bahía Blanca, dejándonos sus impresiones en diez interesantes cartas geográficas de gran valor.

Al lado de este incansable viajero debemos mencionar al jesuíta P. Tomás Falkner, que después de cruzar el sur varias veces y en distintas direcciones , nos dejó consignado el fruto de sus correrías en una excelente obra titulada Descripción de la Patagonia y partes adyacentes.

Le cupo, además, la gloria de ser el primer descubridor de restos fósiles de grandes vertebrados, y en particular de un caparazón de gliptodonte a orillas del río Carcarañá, en 1760.

Cerramos esta interesante reseña geográfica haciendo alusión a las Cartas Anuas , que bajo un título tan poco expresivo, son, sin embargo, una mina de vadosísimas informaciones geográficas y un caudal de primer orden sobre fauna, flora, productos indígenas y comercio de nuestras primitivas poblaciones.

Otras expediciones hubo por esta época, que citaremos por orden cronológico: la del P. Quiroga, la Comisión de Límites, la expedición de Villarino y la organizada por Malaspina.

Por orden de S. M., en 1745, el P. José Quiroga emprendió una expedición para explorar las costas patagónicas. Acompañaban al jefe de esta empresa marítima los PP. José Cardiel y Matías Strobel, llevando todos una colección de instrumentos medidores.

Llegados a su destino en la fragata «San Antonio», los tres eximios geógrafos jesuítas reconocieron las tierras patagónicas a costa de ingentes sacrificios.

Años más tarde, Quiroga y Cardiel escribieron sendas relaciones de suma importancia, y el primero, además, compuso un magnífico mapa que ha sido reeditado últimamente por la Universidad de Buenos Aires.

Consecuencia del tratado de San Ildefonso, firmado en 1777 entre España y Portugal, fue la creación de cuatro comisiones demarcadoras de límites, formadas por un grupo selecto de matemáticos y hombres de ciencia, los cuales llegaron a estas tierras años después munidos de abundante y moderno instrumental astronómico.

La índole misma de sus trabajos produjo un manifiesto progreso en los conocimientos geográficos y cartográficos. Entre los miembros de estas Comisiones cabe destacar al perito español Félix de Azara, naturalista y geógrafo, que después de cumplida su misión permaneció veinte años en el país recorriendo el Plata.

Fruto de sus estudios, en el orden geográfico, fueron sus memorias: Voy age dans l’Amerique meridionale y Descripción e historia del Paraguay y Río de ta Plata.

Las constantes amenazas inglesas a las costas de la Patagonia determinó al virrey Vértiz, en 1782, a mandar una expedición a esas tierras para establecer algunos fuertes.

Responsables de estas exploraciones fueron el piloto Basilio Vilariño y los hermanos Francisco, Antonio y Andrés Viedma, que fueron los primeros en navegar el río Negro realizando estudios sobre los indios patagones y araucanos.

Pero la expedición mejor científicamente organizada fue la de Alejandro Malaspina (1789-1794), que salió de Montevideo con las corbetas «Descubierta» y «Atrevida»}con objeto de hacer estudios de oceanografía, climatología, geología, flora y fauna, Después de costear la parte sur de Patagonia pasó a las Malvinas, para volver a Tierra del Fuego y doblar el cabo de Hornos.

En Valparaíso se le incorporó el naturalista húngaro Tadeo Haenke, en 1790, que cruzó el continente por haber perdido la expedición en Montevideo.

Costeando Perú y México, los viajeros tomaron rumbo al oeste, visitando las islas Marianas, Filipinas y Nueva Zelandia, para volver a Callao y de aquí nuevamente a España, vía Pacífico, mientras que Haenke lo hacía a Buenos Aires atravesando nuevamente el Virreinato.

Sus conocimientos geográficos los condensó en la publicación Descripción del Perú, Buenos Aires, etc., de los que en 1943 se publicó el fragmento relativo a la Argentina. Regresado a América, Haenke se radicó en Cochabamba, donde fue designado «profesor de Ciencias Naturales», según veremos más adelante.

RELATOS DE VIAJEROS. De algunos de los viajeros que recorrieron las regiones argentinas durante los siglos XVII y XVIII, ya en espíritu de aventura, ya en busca de fortuna, son interesantes los datos de carácter geográfico, etnográfico o histórico que registran sus relatos.

En 1599 divisó Buenos Aires, cuando aún no tenía veinte años de fundada, el piloto Enrique Ottsen, y dejó estampadas sus impresiones en el libro Un buque holandés en América del Sur .

A mediados del siglo XVII desembarcó en Buenos Aires el navegante Acárette du Biscay, y dejó de la ciudad una interesante descripción: Voyage up the River de la Plata, conocida entre nosotros con el título de Relación de los viajes de Monsier Ascárate du Biscay al Río de la Plata, y desde aquí por tierra hasta el Perú con observaciones sobre estos países.

Uno de los relatos más curiosos escritos durante la época colonial es el titulado Lazarillo de ciegos caminantes, editado en Lima en 1773.

Contiene datos interesantes sobre los lugares recorridos por su autor, que parecen ser no del indio Concolorcorvo (con color corvo), sino del propio don Alonso Carrió, comisionado a Lima «para el arreglo de correos y estafetas, situación y ajuste de postas desde Montevideo».

Como consecuencia de sus observaciones, algunas veces cáusticas, del régimen colonial, el comisionado prefirió atribuir el libro a su acompañante.

Son dignas de ser mencionadas también: las memorias de don Félix de Azaran perito en la Comisión de Límites, que en su Voyage dans Amérique Méridionale («Viaje en la América Meridional») trae en su último capítulo una reseña histórica de la conquista.

Con motivo de las invasiones inglesas aparecieron en Gran Bretaña varios libros sobre el régimen del Plata, entre otros el del comerciante Samuel Hull Wilcocke, editado en 1807 con el título de Historia del Virreinato de Buenos Aires, en donde, además de la descripción geográfica del país, trae datos sobre su flora y su fauna; el del mayor Alejandro Gillespie, aparecido en 1818, se titula Buenos Aires y el interior: observaciones reunidas durante una larga residencia (1806-1807).

Este autor, que tomó parte en las invasiones inglesas y, hecho prisionero, fuera después confinado en varios puntos del interior del país, describe en su obra, interesantes observaciones de carácter histórico, social y económico. Se tradujo al castellano en 1921.

Fuente Consultada: HISTORIA DE LA CULTURA ARGENTINA de Francisco Arriola Editorial Stella

BIOGRAFIAS PARA INFORMARSE:
Biografia de Francisco I Sforza
Biografia de Cosme de Medicis
Biografia de Federico de Montefeltro
Biografia de Fra Angelico
Biografia de Ludovico Sforza
Biografia Andrea del Verrocchio
Biografia della Pico de la Mirandola
Biografia de Filipino Lippi

Los Suelos Concepto de Suelo Su Formacion Perfil

Los Suelos: Concepto, Su Formación y Perfil

Suelos: El Suelo es una capa de la corteza terrestre, formada por elementos de origen mineral y orgánico.

Esto se debe a la alteración (o meteorización) de las rocas de la litosfera (denominada roca madre) y al aporte de los restos de materia orgánica de las plantas y de los animales (que nacen, viven y mueren sobre el).

La naturaleza del suelo es dinámica, esto significa que no siempre es igual.

Es decir, que su origen se debe al ataque erosivo de las rocas, pero su nacimiento propiamente dicho se produce cuando los restos orgánicos se incorporan a los restos minerales.

Comenzando, entonces, a formarse un suelo joven que luego evoluciona hasta contar con varios estratos superpuestos en horizontes.

concepto de suelo

Su formación

La formación general de los suelos es un proceso que varía según los distintos elementos presentes en él y la intensidad con los que actúan los factores que intervienen.

Es por estos que podemos nombrar algunos elementos y factores como los más importantes:

  • Roca madre; es decir la roca original. Sus elementos pasan a constituir el suelo que se forma por encima de ella. Por ejemplo, los suelos calcáreos son formados gracias a las rocas calizas.
  • El Clima; en aquellas zonas en donde la temperatura es mucho más elevada, la descomposición de la materia orgánica por ende es mucho más rápida, facilitando la formación de humus y alterando químicamente sus elementos. Sumado a ello, las abundantes lluvias propician que algunos elementos del suelo se disuelvan.
  • El relieve; la acumulación de sedimentos que conforman el suelo es facilitada por la pendiente o las distintas formas que se presentan en el relieve.
  • Finalmente, quienes aportan mayor cantidad de materia orgánica, es la vegetación y la vida animal. Esto es importantísimo, ya esta materia es el que permite la formación de suelos ricos en humus.

Entonces, podríamos decir que todos estos elementos y factores interrelacionados inciden directamente sobre la formación de distintos tipos de suelos.

Estos se diferencian por presentar además, diversas propiedades físicas y químicas; por ejemplo:

Textura: el suelo esta formado por un sinnúmero de partículas de distinto tamaño. Esto determinara la porosidad, la capacidad para retener agua y la aireación del suelo.

Tal es así, que las partículas se clasifican en arenas (si tienen granos muy gruesos), limo (intermedios) y arcilla (si las partículas son muy finas).

Color: esta es la propiedad más manejada, por su utilidad y rapidez para determinar el tipo de suelo al que corresponde. Por ejemplo: marrón (es que posee poca cantidad de materia orgánica y su fertilidad es variable); negro (abundante materia orgánica, buena estructura y elevada fertilidad); rojo (suelos ricos en óxidos de hierro, situados en lugares de altas temperaturas, baja actividad del agua, poco fértiles); amarillos (baja fertilidad), etc.

Acidez: se mide la acidez o alcalinidad de los suelos, a través de reactivos químicos expresados en una escala de pH (de 0 a 14). Es decir, que los que contengan pH 7 son neutros, los que se sitúan por debajo son ácidos, y los que superan al 7, son alcalinos.

Perfil del suelo

Los horizontes o capas del suelo, hacen referencia a su estructura. En ellas podemos evidenciar la presencia de materiales muy similares a la roca original, los cuales se sitúan en su extremo inferior, mientras que en el superior predominan materiales muy alterados producto de múltiples factores externos.

Quien juega un rol muy importante en esta diferenciación horizontal es el agua, ya que transporta de manera vertical los materiales, esto puede ser a través de las precipitaciones arrastrando materiales o bien por ascenso del mismo por capilaridad.

A tal punto que esta diferenciación a la que hacemos referencia, la podemos observar mediante un corte vertical, denominado “perfil del suelo”. Identificando del mismo capas de distintos colores y texturas. Por ejemplo: el primer horizonte que encontramos se denomina A, y corresponde a la capa superior.

Esta por lo general posee un color oscuro debido a la acumulación de humus, formado por materia orgánica que se mezcla con los componentes minerales del suelo.

Seguidamente encontramos el horizonte B, compuestos por minerales aportados por otros horizontes. Debajo de este, encontramos el horizonte C, que es la capa que esta más en contacto con la roca madre y poseyendo de esta algunos fragmentos, cuestión que lo diferencia del anterior.

Y finalmente, nos encontramos con el sustrato sólido en donde se apoya el suelo, denominado roca madre. Su función es aportar materiales a los demás horizontes.

Sin embargo, cabe aclarar que no todo lo suelos presentan esta diferenciación bien definida en horizontes, esto por lo general es más claro en los suelos fértiles y duros, mientras que en los demás esta secuenciación es poco desarrollada.

Corte del suelo

Fuente Consultada: Geografía Argentina. Editorial Troqvel Geografía Argentina. Editorial Santillana.  Atlas Mundial Clarín. Tomo 1. El mundo Físico.Profesora de Geografía: Claudia Nagel

Concepto de Meteorización:
Es la acción de la atmósfera sobre las rocas y los suelos. Esta acción puede ser mecánica, física (acción del viento, lluvia, etc.) o química.

El contraste térmico entre noches muy frías y días muy calurosos produce en las rocas contracciones y dilataciones que con el tiempo ocasionan su destrucción y desmenuzamiento (areniscas). Las raíces de las plantas van también abriéndose camino entre las rocas en una acción puramente mecánica.

El aire marino, impregnado en sales, ejerce una acción corrosiva sobre rocas y piedras. La aridez y la sequedad del-aire preservan los materiales (monumentos egipcios). Numerosas rocas experimentan los efectos de la meteorización química.

Las calizas son atacadas por el agua en combinación con el anhídrido carbónica del aire, y los bloques de granito se disgregan y se transforman en arena al destruirse los silicatos. Como resultado de esta acción se produce un problema clave para la humanidad.

El manto de rocas se convirtió en una capa de tierra vegetal, pero ésta, a su vez, arrastrada por los vientos y las aguas, desaparece y vuelve a quedar nuevamente el suelo rocoso o arenoso,-propio para los cultivos.

La Erosión del Suelo: Los suelos se encuentran entre los recursos más maltratados. La erosión del suelo es un proceso natural, que forma parte del denominado ciclo de las rocas. Una vez que se forma el suelo, las fuerzas erosivas, en especial el agua y el viento, mueven sus componentes de un lugar a otro.

Cada vez que llueve, las gotas golpean la tierra con una fuerza sorprendente. Cada gota actúa como una pequeña bomba, haciendo estallar partículas del suelo móviles fuera de sus posiciones. El agua que fluye a través de la superficie arrastra las partículas sueltas dejando el suelo cada vez más pobre.

La erosión es el último destino de prácticamente todos los suelos. En el pasado, ocurría con más lentitud que en la actualidad porque buena parte de la superficie terrestre estaba cubierta por árboles, arbustos, hierbas y otras plantas.

Las actividades humanas como la agricultura, la explotación forestal y la construcción que eliminan o alteran la vegetación natural, aceleraron en gran medida la velocidad de erosión.

La velocidad normal de erosión de un suelo depende de las características que este tiene, del clima, de la pendiente y del tipo de vegetación. En muchas regiones, la velocidad de erosión es significativamente mayor que la de formación. Entonces, un recurso renovable se convierte en uno no renovable.

En la actualidad, se calcula que en una tercera parte de las zonas de cultivo del mundo, el suelo se está erosionando más rápidamente de lo que se forma, con el resultado de una menor productividad, una peor calidad de las cosechas, un menor ingreso agrícola y un futuro incierto.

Fuente Consultada:
Atlas Mundial del Medio Ambiente Preservación de la Naturaleza
BIOLOGÍA Activa Polimodal Puerto de Palos

Ventajas del Transporte Fluvial Hidrovias y Tranporte Marítimo

Ventajas del Transporte Fluvial o Marítimo Hidrovias o Tranporte Por Río

Un río es una calle libre y líquida, que cualquiera puede utilizar para
transportar bienes con una finalidad económica.

transporte fluvial

Esta definición resume, en buena medida, la potencialidad de las cuencas fluviales.

¿Cuáles son las ventajas de este tipo de transporte? Un HP de potencia mueve 150 kilogramos por kilómetro en cambio , 500 en ferrocarril y 4.000 en barco. Se trata de una cuestión de costos, el transporte de mercadería por vía fluvial es ocho veces más económico que el ferrocarril y 26 veces más que el camión.

El problema radica en que no todos los ríos son navegables. El desafío consiste, entonces, en construir una hidrovía. La Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay y Uruguay coincidieron en el Comité Intergubernamental de la Hidrovía Paraguay-Paraná en la necesidad de dar prioridad a la navegación en esa red fluvial, para permitir el paso de grandes convoyes de empuje, barcazas y remolcadores.

Ello implicará trabajos de ensanche y profundización de los canales y de derrocamiento (eliminación de las rocas). También habrá que colocar balizas para un permanente tránsito diurno y nocturno, realizar un relevamiento cartográfico y disponer de un eficiente sistema de comunicaciones.

La hidrovía Paraná-Paraguay requerirá una mejora en la operatividad de algunos puertos fluviales y un aprovechamiento de las bodegas superior al 30 por ciento del registrado en la actualidad, según un estudio de Jorge José Álvarez, ex subsecretario de Transportes Marítimos y Fluviales.

La disminución de los costos de producción, comercialización y transporte —expresa el trabajo de Álvarez— tendrá un alto impacto sobre una estructura productiva y tecnológica basada sobre la exportación de materias primas o semielaboradas, de precio internacional relativamente bajo, sumado a una ubicación geográfica alejada de los mayores mercados de consumo mundiales.’

Un ejemplo de los atributos de las hidrovías es la llamada Rin-Meno-Danubio en Europa, que une el Mar del Norte con el Negro. Otro, la hidrovía Ohio-Mississippi, que atraviesa los Estados Unidos.

Para Álvarez, la hidrovía Paraná-Paraguay tendrá dos efectos positivos: la internacionalización de las aguas y la integración con países vecinos, además del desarrollo de las economías regionales.

El beneficio para la navegación será el pasaje por tramos considerados ahora difíciles debido a la acumulación de sedimentos (ardua y arenisca), que deben ser dragados periódicamente. Ellos serán eliminados con escolleras o fijados con espigones.

transporte fluvial

Un puerto con limitaciones
Los ríos de la Mesopotamia, que desembocan en la cuenca del Plata, demuestran desde tiempos remotos la prevalencia de Buenos Aires como puerto y punto de salida de la producción. La red está constituida por el Paraná, el Paraguay, el Alto Paraná y el Uruguay, que tienen afluentes importantes como el Bermejo y el Pilcomayo.

Pero una vez concluida la hidrovía, el problema será el puerto por utilizar. El de Buenos Aires tiene una profundidad de 28 ó 29 pies y —según los expertos— resulta insuficiente para barcos de mayor capacidad.

La transferencia de cargas de embarcaciones fluviales a las de ultramar —sobre todo, provenientes de Brasil y Bolivia— se realiza actualmente en Escobar, cuya profundidad de 32 pies es suficiente para barcos de 15 000 a 35 000 toneladas de capacidad, o en la zona Alfa, cerca de Montevideo, que tiene un calado efectivo de 42 pies. Un barco tipo Panamax puede cargar allí hasta 61 000 toneladas de granos.

El principal perjudicado por no poder utilizar el puerto de Buenos Aires es el productor agropecuario, porque debe pagar un recargo en el costo del flete.

La solución sería construir un puerto artificial, de 50 pies (15 metros) de profundidad. La ubicación de esa suerte de isla con forma de espiral, cuyo centro estaría protegido de los vientos, seria al surde la línea divisoria de aguas, para que quede en jurisdicción argentina. Su superficie inicial podría ser de 300 hectáreas, aunque podría llegar a 1.200.

Un observador afirmó que serviría, en buena medida, de llave para dominar la estrategia geopolítica de la cuenca del Plata, ya que sería el paso obligado de productos del sudoeste de Brasil, de Bolivia, de Paraguay, de Uruguay y del norte de nuestro país.

En caso de revertirse la situación económica, también sería utilizada para el ingreso de mercaderías importadas.

Inversiones condicionadas
Del proyecto de ley de puertos, que se debate en la actualidad en el Congreso de la Nación, depende que el puerto artificial no sea ejecutado por el Estado sino por empresas privadas. La norma en cuestión permitirá la transferencia de los puertos nacionales a manos de municipalidades o de particulares.

Si bien habría varios interesados, ninguno pondrá manos a la obra antes de la sanción de la ley. La inversión de riesgo sería recuperada a través del cobro de peaje, como sucede con las autopistas. La construcción podría hacerse por etapas, a través de módulos asentados sobre pilotes de hormigón armado. Se podría comenzar con uno destinado a granos y, sucesivamente, se harían otros para minerales, contenedores y combustibles.

El primer tramo de la obra, cuyo costo sería de 500 millones de dólares, permitiría una transferencia de 50 000 toneladas de granos por año de embarcaciones fluviales a marítimas.

Sobran ejemplos de este tipo de islas en el mundo: Indonesia, Alemania Federal, Holanda y los Estados Unidos, entre otros.  Una idea para el futuro: la cuenca del Plata podría conectarse con el río Amazonas y éste, a su vez, con el Orinoco. Esa red sería, en caso de concretarse, un fabuloso canal de comunicación continental desde el Norte hasta el Sur y viceversa. El infinito potencial de las calles líquidas

El río brinda posibilidades de desarrollo que requieren la inversión de empresas privadas.

Recursos Hidricos de Argentina

Recursos Hídricos de Argentina

El agua: su importancia  

De todos los planetas conocidos, la Tierra es el único que posee agua en su superficie, lo cual ha sido de vital importancia para el desarrollo de la vida.

Tal es así, que podríamos decir que las primeras formas de vida fueron pequeñas plantas marinas, las cuales debemos la creación del oxígeno, dando origen a una capa de aire apto para la respiración en nuestra atmósfera.

La importancia del agua en nuestro planeta se explica a través del 70,8 % de la superficie que ocupa en la superficie terrestre, mientras que el resto solo es superficie de tipo sólida donde se asientan los actuales continentes.

Sin embargo, sólo una pequeña proporción (2%) de esa enorme masa acuática, es agua dulce que circula por los continentes, a las cuales denominaremos aguas continentales.

No obstante, este porcentaje tan reducido no significa que no cumpla un rol importante, todo lo contrario, gracias a esta agua dulce todos lo animales incluyendo al ser humano, obtienen alimentos, fuerzas para generar su energía, satisfacer necesidades básicas, entre otros.

Si tendríamos que describir la repartición de las aguas en nuestro país, a simple vista diríamos “esta desigualmente distribuida”.

Ya que poseemos áreas que contienen exceso de agua, y que llegan a padecer severas inundaciones; y otras, en donde el agua es intensamente escasa, teniendo que acudir a obras de infraestructura para su aprovechamiento.

Lo que debemos tener en cuenta es que si conocemos que ofrece nuestro país en cuanto a cursos de agua, lograremos aprovechar de mejor manera este recurso para el beneficio de la sociedad y su posterior preservación para las generaciones venideras.

Aguas Continentales

Esta agua, tan fundamental que circula por la superficie continental está en constante movimiento.

Tal es así, que se origina en la atmósfera. ¿Por qué? Por que la atmósfera se carga de humedad que proviene de la evaporación, la cual al producirse un descenso en las temperaturas, se condesa transformándose en vapor de agua, la cual contiene pequeñísimas gotitas que forman las nubes.

Por último, estas caen a la superficie en forma de lluvia o nieve.

Estas precipitaciones, es decir el agua que cae al suelo desde las nubes, vuelve a la atmósfera por evaporación en parte, otra se infiltra formando corrientes subterráneas y el resto discurre independientemente por la superficie formando corrientes de diversa importancia. Por ejemplo, las aguas escorrentía, los torrentes, ríos, lagos, hielos, entre otros.

El hombre, durante su historia ha logrado crear diversas formas para poner a su disposición el agua. A tal punto que hoy en día, los avances tecnológicos permiten un adecuado manejo de los mismos nunca antes alcanzadas; inmensas represas, riego artificial a través de canales, desalinización del agua de mar, proyecto de transporte de témpanos, entre otros.

Pero la otra cara de esta verdad, es que los problemas de escasez de agua para distintos usos, continúan acentuándose. Esto se debe en parte, a la gran demanda y a su progresiva contaminación.

Como mencionábamos anteriormente, Argentina se caracteriza por los grandes contrastes en la localización de las aguas continentales.

A grandes rasgos, un tercio de la superficie del país posee agua suficiente y en exceso; por ejemplo las Sierras Subandinas, la Mesopotamia, el este chaco-pampeano y los Andes patagónicos-fueguinos.

En estas áreas se originan los ríos cuyas aguas son aprovechadas a lo largo de sus cursos, muchas veces donde esta escasea.

En el segundo tercio del territorio, este recurso natural es calificado como suficiente a escaso.

Y finalmente, el resto del territorio argentino presenta un déficit de agua, por que recibe de precipitaciones anuales menos de 200mm., por lo que aquí el rasgo sobresaliente es la aridez.

Tal es el caso de los valles calchaquíes, los llanos de Catamarca y la Rioja, San Juan, el oeste chaqueño y el norte de la Patagonia.

Fuente: MARRED, Enciclopedia Temática Color. El Universo y la Tierra. Geografía Argentina, Editorial Santillana.

Recursos Energeticos Renovables y No Renovables (Naturales)

Recursos Energéticos Renovables y No Renovables (Naturales)

La búsqueda de la energía: La energía es fundamental para el desarrollo industrial, para las comunicaciones, el transporte y para nuestra vida cotidiana: calefacción, refrigeración, alumbrado, etc.

En el mundo actual existe una importante dependencia de las energías o combustibles fósiles, que generan alrededor del 75% de toda la energía que se consume en el mundo.

Como recurso energético natural, el combustible más difundido es el petróleo, al cual corresponde el 33% del total del consumo mundial, seguido del carbón, con un 24%, y el gas natural, con un 18%.

Desde el punto de vista geológico, el potencial de los recursos energéticos combustibles fósiles es enorme, pero no infinito. Su disponibilidad depende en gran medida de las tecnologías que se emplean para su extracción.

La importante dependencia de este tipo de recurso energético en las economías industrializadas origina uno de los principales problemas medioambientales: la contaminación del aire, el aumento del efecto invernadero y el consecuente calentamiento global.

Existe gran diferencia de consumo de energía entre los países industrializados y los países en desarrollo. Los primeros albergan al 25% de la población mundial y consumen alrededor del 80% del total mundial de energía.

En cambio, en los países en desarrollo los recursos energéticos escasean y sufren la falta de eficacia técnica y de capital (se pierde energía en todas las fases de producción y distribución, los equipos son antiguos y se utilizan combustibles de baja calidad).

Durante los últimos veinte años, se han conectado a las redes de electricidad cerca de 1.000 millones de personas que habitan en países en desarrollo.

A pesar de este logro notable, hay todavía casi 2.000 millones de personas que no tienen acceso a la electricidad, y se estima que más de 2.000 millones dependen casi con exclusividad de los biocombustibles. como los residuos de los cultivos, el estiércol y la leña, para cocinar. En consecuencia, la leña está desapareciendo y los suelos se empobrecen, ya que los residuos orgánicos no se devuelven a aquellos.

En África, por ejemplo, el consumo de energía comercial per cápita en 1994 fue de sólo 305 kilogramos de equivalente de petróleo (Kgep) al año, frente a unos 8.000 Kgep en los Estados Unidos de América. Cerca del 90% de la población de muchos países de África subsahariana prácticamente no tiene acceso a la energía comercial (o si lo tiene, no puede costearla).

Un suministro adecuado de energía es fundamental para alcanzar las metas del crecimiento económico y el logro de un mejor nivel de vida. Actualmente, estos países de África no sólo deben destinar gran parte de la inversión pública a la producción energética, sino que deben afrontan costos medioambientales: descenso de la calidad del aire urbano y degradación del suelo, el agua y los bosques.

Para revertir esta situación del África subsahariana, los países industrializados deben jugar un papel fundamental facilitando nuevas tecnologías alternativas aplicadas a la energía que son viables comercialmente, y crear mecanismos financieros y modelos políticos que ayuden a estos países a satisfacer sus necesidades presentes y futuras.

LOS RECURSOS NATURALES ENERGÉTICOS:

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/recursos_energeticos.jpg

LOS RECURSOS NATURALES ENERGÉTICOS: Las fuentes de energía renovables son aquellas que si se agotaran no sería posible la vida en la Tierra y los recursos de energía no renovables se consumen más rápidamente de lo que se producen.

El viento

El viento es el movimiento del aire de la atmósfera, y se origina por las diferencias de temperatura en distintas zonas atmosféricas y por la rotación terrestre.

El viento es la fuente de energía de la que se obtiene la energía eólica. La humanidad ha empleado y emplea la energía eólica directamente, para producir movimiento. Por ejemplo, en los barcos veleros o los molinos de viento.

Desde hace unos años, la energía eólica se transforma en eléctrica en las centrales eólicas, Una central eólica o parque eólico es un lugar donde se instalan aerogeneradores. Las palas de estos aparatos se mueven con el viento, haciendo que se muevan, a su vez, las turbinas de un generador que hay en su interior. Se produce así energía eléctrica.

El Sol

Llamamos energía solar a aquella que llega a la Tierra en forma de radiación electromagnética proveniente del Sol.

En la actualidad empleamos la energía solar directamente en diversos sistemas de calefacción y también para producir energía eléctrica. La producción de energía eléctrica puede hacerse por vía térmico, aprovechando la radiación solar para poner en ebullición un líquido cuyo vapor moverá las turbinas de un generador de electricidad.

También puede hacerse por vía fotovoltaico; en este caso, la energía solar se transforma directamente en energía eléctrica. A los lugares donde se realiza la transformación de la energía solar en energía eléctrica se les llama centrales solares.

El agua

El agua embalsada a cierta altura tiene energía potencial. Si está en movimiento tiene energía cinética. Estas energías son el origen de la energía hidráulica.

Esta energía no suele emplearse directamente, sino que se transforma en energía eléctrica en las llamadas centrales hidroeléctricas. Estas suelen estar asociadas a grandes embalses, o aprovechar pequeños cauces de agua, como las llamadas minicentrales hidráulicos.

En estas centrales, el movimiento del agua se utiliza para mover las turbinas de un generador. Así, se convierte la energía cinética del agua en energía eléctrica. Los recursos energéticos no renovables se agotarán en un piazo de tiempo más o menos largo. En la actualidad son los combustibles fósiles y el uranio.

 El viento fuente de energía
VentajasEs una fuente de energía inagotable.
Es limpia y gratuita
DesventajasEs discontinua (no siempre hace viento).
Provoca impacto ambiental (ocupación del terreno, cambios en el paisaje,..)
 La Energía Solar
VentajasEs una fuente renovable. El Sol seguirá emitiendo energía al menos durante 5.000 millones de años. Es gratuita
Es limpia No produce residuos contaminantes.
DesventajasEs intermitente El Sol se pone por las noches y reduce su potencia los días nublados.
Para su transformación en energía eléctrica es necesaria una tecnología que, por el momento, es cara y rinde poco.
 El agua fuente de energía
VentajasEs una fuente de energía agotable.
Es limpia y gratuita
DesventajasEn períodos de sequía hay menos agua embalsada
La creación de embalses provoca impacto ambiental

Combustibles fósiles 

Son combustibles fósiles el carbón, el petróleo y el gas natural. Provienen de restos de seres vivos enterrados hace millones de años, que se transformaron bajo condiciones adecuadas de presión y temperatura.

Los combustibles fósiles se pueden emplear directamente, quemándolos para producir calor y movimiento, en hornos, estufas, calderas y motores. También pueden usarse para obtener electricidad en las centrales térmicas o termoeléctricas. En estas, con el calor generado al quemar estos combustibles se obtiene vapor de agua que, conducido a presión, es capaz de poner en funcionamiento un generador eléctrico.

Sus principales inconvenientes: se agotarán a mediano plazo; su uso produce la emisión de gases que contaminan la atmósfera.

El uranio

El uranio, que puede extraerse de la Tierra, es un elemento químico capaz de producir energía por fisión nuclear.

La energía nuclear se utiliza para producir electricidad en las centrales nucleares. La forma de producción es muy parecida a la de las centrales termoeléctricas, aunque el calor no se produce por combustión, sino por la fisión del uranio.

Sus principales inconvenientes: genera residuos radiactivos muy peligrosos; puede producir graves catástrofes ambientales.

La energía nuclear es la que está contenida en el núcleo de los átomos. Se manifiesta en las reacciones nucleares, en las que se ibera una gran cantidad de energía. En las reacciones nucleares, parte de la masa inicial de las sustancias se transforma en energía, por lo que, al final, hay menos masa que al principio.

La relación entre energía y masa nos la proporcionó Einstein con su ecuación E=mc² esto es: energía es igual a mesa por velocidad de la luz el cuadrado. Como la velocidad de la luz es enorme (300.000.000 mIs), pequeñas masas producen grandes cantidades de energía.

Las reacciones nucleares pueden ser de dos tipos: de fisión o de fusión.

Esquema de un reactor nuclear

Fuente Consultada:
Enciclopedia del Estudiante Tomo14 Ecología – Wikipedia – Enciclopedia Encarta –
Almanaque Mundial Anua 2008

SOBRE LA ENERGÍA EÓLICA: La energía eólica figura en el grupo de energías renovables y está considerada como una de las mejores alternativas en la actualidad, según la física Ana María Cetto, directora adjunta de la Agencia Internacional de Energía Atómica (IAEA). Para la funcionaria, desde el punto de vista de impacto ambiental, seguridad y costos, la energía eólica es la mejor opción y produce el 16% de la electricidad actual.

Y aunque la experta defiende la energía atómica, como la de mayor proyección después de la eólica, asegura que tiene «fecha de caducidad, antes de cien años, si no se logra reciclar sus residuos, en cuyo caso su vida se alargaría más de 16.000 años».

La capacidad de generación de energía nuclear es tal, que aproximadamente 106 naciones del mundo se han mostrado interesadas en aplicarla. La medida de las masas atómicas ha demostrado la existencia de dos reacciones: fusión, que se produce en determinados elementos pesados, y la nuclear, que se conjuga en los reactores cuyo objetivo es proporcionar un medio a través del cual la fusión sea iniciada, sostenida y controlada. Ésta suministra una buena parte de la electricidad que se consume en el mundo.

El uranio, elemento básico para estas instalaciones, es relativamente abundante en la corteza de la tierra. Pero sus minerales lo contienen en pocas cantidades. Esto hace que su explotación sea muy costosa. Para la física Ana María Cetto, que en abril de 2007,se refirió al asunto, a finales del presente siglo el planeta requerirá de 3,5 veces más energía que la que se produce en la actualidad. En ese caso, la energía nuclear jugará un papel muy importante, a menos que surjan otras fuentes más poderosas y menos dañinas.

La funcionaria precisó que una posible solución sería la de fusión, que consiste en «hacer chocar dos elementos para originar un núcleo más pesado en un proceso similar al del sol, en el que se libera una gran cantidad de energía».

Un aspecto interesante que tocó durante la conferencia que ofreció en Barcelona (España), tiene que ver con la aplicación de una nueva arquitectura que aproveche al máximo los recursos naturales de luzy temperatura. Según estadísticas, el 15% del consumo energético actual se gasta en acondicionar e iluminar edificios.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

PARA SABER MAS…
ENERGÍAS ALTERNATIVAS
Se estima que la energía solar que llega a la Tierra en sus diversas formas es 100.000 veces mayor que la que se requiere para cubrir las necesidades humanas. Algunas fuentes de energía convencionales (petróleo, carbón, hidroelectricidad) tienen un origen solar indirecto.

Pero hay otras formas de energía (todas ellas, directa o indirectamente, de origen solar) que también cabria explotar: luz y calor del Sol (energía solar), movimientos de la atmósfera (energía eólica), movimientos y variaciones térmicas de los océanos (energía del mar). Estas nuevas formas son tanto más importantes cuanto que los recursos tradicionales (carbón, petróleo y gas, uranio) no parecen inagotables y son relativamente contaminantes.

Todas estas razones explican que, desde los años setenta, haya crecido el interés por las formas de energía alternativas. Éstas, llamadas también «nuevas energías», ofrecen muchas ventajas: son virtualmente inagotables y muy poco contaminantes. Presentan, por contra, el inconveniente de tener bajos rendimientos y de exigir técnicas sofisticadas.

Energía solar. A la manera de una gigantesca lámpara de incandescencia, el Sol procura a la Tierra luz y calor. Esta energía puede ser convertida en diversas formas por las células solares, los calentadores de agua y las centrales solares. Las células solares convierten directamente la energía luminosa en energía eléctrica. Agrupadas en paneles, permiten obtener potencias adaptadas a diversos usos.

Actualmente, pueden competir con la electricidad de tipo clásico fuera de las redes, para instalaciones que requieran poca potencia, por ejemplo, para estaciones de telecomunicación en montaña o para viviendas aisladas. La mejora de las técnicas y la producción en masa deberían permitir extender más su uso.

El calor solar permite también calentar el agua con fines sanitarios o para calefacción. Unos captadores, situados en general en los tejados de las viviendas, absorben la radiación solar y calientan tubos por los que circula el agua. Muchas viviendas de todo el mundo están ya equipadas con estas instalaciones.

En los hornos o centrales solares, unos captadores de forma parabólica o constituidos por una multitud de espejos reflejan la radiación y la concentran en un foco de pequeñas dimensiones, donde la temperatura asciende hasta varios cientos de grados. Dicho calor sirve para vaporizar un fluido que acciona un turboalternador. Estas centrales tienen un coste elevado y no existe ninguna instalación de tamaño importante.

Energía eólica. La fuerza del viento ha sido una de las primeras formas de energía explotadas por el hombre, aplicada a la molinería y a la navegación a vela. El viento también puede accionar una hélice acoplada a un alternador, que convierte la energía mecánica en energía eléctrica. Algunos de estos aerogene-radores llegan a producir hasta varios mega-watios.

El gran tamaño de estos aparatos, el ruido que producen y, sobre todo, la inconstancia del recurso, hacen que su uso no se generalice y quede limitado a algunas zonas especialmente favorables, como California. No obstante, hay países con programas ambiciosos: Dinamarca, por ejemplo, está tratando de que en el año 2000 el 10 % de su electricidad sea de procedencia eólica.

Energía del mar. Dejando aparte la energía de las mareas, el mar constituye un inmenso depósito de energía. Se podría aprovechar la energía mecánica debida al movimiento de las olas o la energía térmica derivada de la diferencia de temperatura entre la superficie y zonas más profundas. Estas técnicas están en estudio, pot lo que sólo hay instalaciones experimentales de poca potencia.

Ver: Energía Mareomotriz

Ver: La Actividad Primaria

Recursos Energeticos del Planeta

RECURSOS  ENERGÉTICOS DEL PLANETA

Ecología y EcosistemasModos de Vida Biomas del Mundo Biodiversidad
Mentiras Ecológicas –  Extinción de Animales Recursos Energéticos
Desastres Naturales –  Ecología Matemática – Ecología Social

Los recursos naturales son los elementos y fuerzas de la naturaleza que el hombre puede utilizar y aprovechar.

Estos recursos naturales representan, además, fuentes de riqueza para la explotación económica.

Por ejemplo, los minerales, el suelo, los animales y las plantas constituyen recursos naturales que el hombre puede utilizar directamente como fuentes para esta explotación. De igual forma, los combustibles, el viento y el agua pueden ser utilizados como recursos naturales para la producción de energía.

Pero la mejor utilización de un recurso natural depende del conocimiento que el hombre tenga al respecto, y de las leyes que rigen la conservación de aquel.

recursos naturales

La naturaleza está formada por un número inmenso de elementos que, al ser utilizados por las sociedades para satisfacer sus necesidades, se convierten en recursos. La sociedad es, pues, la que le da valor a esos elementos y por medio de la tecnología, el capital y el trabajo los convierte en recursos.

No todos los elementos de la naturaleza son recursos. Las sociedades, a través de su historia, han tenido diferentes maneras de valorar los recursos de un mismo espacio. Actualmente, se consideran recursos elementos que en otras épocas no lo fueron.

Por ejemplo, antes de la Revolución Industrial ya existían combustibles como el carbón y el petróleo, pero no eran utilizado  por los hombres; la aplicación de nuevas tecnologías lo hizo posible.

¿Recursos ilimitados?

Las sociedades utilizaron los recursos sin tener en cuenta su futuro  cuando muchos de ellos comenzaron a desaparecer, se encontraron con serias dificultades para reemplazarlos. Sólo los recursos denominados renovables como el agua, el suelo y los pastizales- pueden volver a generarse.

En cambio, cuando la naturaleza no los regenera, o lo hace en un tiempo geológico muy largo (y no en el breve tiempo humano), se los denomina no renovables; es el caso de las rocas, los minerales y los combustibles.

El uso de los recursos debe ser siempre racional, adecuado e integrado. Para ello, se debe tener en cuenta el recurso y el medio, y utilizar tecnologías apropiadas que no pongan en peligro la existencia de ambos y, por lo tanto, la nuestra.

En el planeta hay varios ejemplos que ilustran el uso irracional de los recursos naturales: en el norte de África y el Oriente Medio quedaron desoladas e improductivas enormes extensiones de tierra debido al sobrepastoreo, la agricultura inadecuada y la tala excesiva de especies para obtener leña.

A estas prácticas (realizadas durante siglos) se suman la explotación de las minas de plata en Potosí (Bolivia) y la tala indiscriminada de la selva amazónica en América latina (Brasil); la caza de mamíferos marinos (lobos, elefantes, focas y ballenas) perseguidos hasta su exterminio parcial o total en los mares del sector antártico sudamericano; los bosques de maderas preciosas en Centro América y el Caribe, arrasados para dar paso al monocultivo del cafeto, etc.
La enumeración puede continuar y seguirá causando asombro.

La conservación de algunas especies se ve amenazada por la progresiva industrialización, sobre todo en las naciones más desarrolladas del globo. Debido a esto, en los últimos años se observan algunos esfuerzos de coordinación internacional para revertir esta situación.

Sin embargo, para que esto ocurra, el hombre deberá cambiar algunas ideas y actitudes que prevalecen desde los tiempos de la Revolución Industrial, como la ambición de poder y riqueza. Cuando estos son los únicos objetivos para interactuar con la naturaleza, en vez de respetarla y conservarla, se la explota y destruye.

Sobre la necesidad de la conservación de los recursos ha escrito una notable página la naturalista norteamericana Rachel L. Carson. al decir: «El Hemisferio Occidental tiene una historia relativamente corta de la explotación de sus recursos naturales por el hombre. Aunque corta, esta historia contiene muchos capítulos de un desperdicio inconsciente y de una destrucción aterradora. Especies enteras de algunos animales han sido exterminadas o reducidas a un número tan pequeño que es de dudarse que puedan sobrevivir.

Los bosques han sido talados por cortes excesivos sin control y los terrenos de agostadero han sido arruinados por el exceso de pastoreo. Estas y otras prácticas parecidas nos han traído los males de la erosión de los suelos, las inundaciones, la destrucción de las tierras agrícolas y la pérdida de los ambientes naturales para la fauna.

Todos los habitantes de un país tienen interés directo en las medidas de conservación de los recursos. Para algunos, como quienes se dedican a la pesca y a atrapar animales en escala comercial, el interés es económico. Para otros, un adecuado programa de conservación significa la conservación de su afición favorita —la caza, la pesca, el estudio y observación de la fauna o la fotografía de la naturaleza.

Para todos en general, la preservación de la fauna y de su medio ambiente significa también la conservación de los recursos básicos de la tierra, que el hombre al igual que los animales debe tener a su disposición para poder vivir. La fauna, los bosques, los pastizales, todos son parte del ambiente esencial que el hombre requiere; no se puede conservar ni aprovechar eficazmente uno de ellos sin que los otros sean conservados)

Las Energías Alternativas

Forma de EnergíaCaracterísticas
Energía
Mareomotriz

Es la energía producida por las mareas.Los controles maremotrices no consumen combustible; por lo tanto, su funcionamiento es económico pero tienen altos costos de instalación.

Funcionamiento: a causa de las mareas el agua entra y sale alternativamente y al través de las compuertas accionando generadores eléctricos instalados en su interior.

Energía
Eólica

Las partículas de aire en movimiento poseen energía cinética que transmiten a unas hélices situadas a gran altura y que se encuentran conectadas a un generador eléctrico.

Una forma de aprovechar la energía eólica es mediante la utilización de molinos de viento para bombear agua del subsuelo o para producir energía eléctrica en casas de campo.

Energía
Geotérmica

Es la energía que se produce del agua caliente y del vapor de alta temperatura que sale del subsuelo.

Este tipo de energía se localiza en zonas de actividad volcánica en las cuales la temperatura subterránea es más elevada.

El agua caliente se utiliza para el uso doméstico y el vapor para producir energía eléctrica a través de generadores.

Energía de la Biomasa
Es la energía que se obtiene de los residuos orgánicos. Por ejemplo, a partir del estiércol se puede producir gas.
Energía
Solar
La energía solar puede utilizarse como fuente de calor, mediante paneles solares colocados sobre los tejados de las casas: los rayos del Sol calientan el agua que circula por el interior del panel.
Energía
Hidráulica
Esta energía se obtiene al aprovechar las caídas de agua. El agua acciona un conjunto de aparatos que transforman la energía mecánica en eléctrica.

 

Fuente Consultada:
Enciclopedia del Estudiante Tomo14 Ecología – Wikipedia – Encarta –
Geografía El Mundo Contemporáneo Echeverría-Capuz

Recursos Naturales Combustibles Gas, Carbon y Petroleo

frente index9

Recursos Naturales Combustibles: Gas ,Carbón, Petróleo

El término energía posee diferentes connotaciones, pero desde los términos más generales, hace referencia a la capacidad para producir trabajo o para estimular cambios físicos.

Sin embargo, lo que nos interesa es su significado desde la geografía económica; en donde podemos dar tres puntos de vistas heterogéneos. 

El primero de ellos es entender a la energía como la materia prima indispensable para las actividades industriales. 

La segunda como parte instrumental económico, ya que se la requiere para activar todo tipo de maquinarias y herramientas.

Y finalmente se la entiende como un bien de consumo final, utilizada para el confort humano, desde la electricidad que poseemos hasta el enfriamiento de cualquier equipo en nuestro hogar.

Lo más importante y lo que debemos destacar en la historia del hombre, es que este ha logrado controlar, producir, usar y almacenar diferentes formas de energía, las cuales muchas veces han sido más complejas y de mayor eficacia para sus progresos.

recurso energetico natural, carbón

Como mencionamos anteriormente, encontramos diferentes fuentes de energía, es así como podemos clasificarlas, y en este caso lo haremos desde el punto de vista de su permanencia:

  • Autorenovables: hidráulica (ríos, mareas, etc.),  eólica, solar, geotérmica.
  • Renovables con la acción del hombre: biomasa (materia total de los seres vivos), utilizada para leña y carbón de leña.
  • No renovables: combustibles fósiles, gas natural, minerales radiactivos.

Por otra parte, los combustibles son de gran importancia para el mundo actual.

Esto se debe a que son utilizados para el funcionamiento de maquinarias y de los medios de transporte, así como también como materias primas en las industrias: siderurgia, petroquímica, etc., y para la calefacción entre otros usos.

A los combustibles también los podemos clasificar. Por ejemplo: encontramos los sólidos como el carbón mineral o fósil; los líquidos como el petróleo; y los gaseosos como el gas natural.

Su importancia

Para el normal desarrollo de nuestra vida cotidiana y de las actividades económicas que emprendamos, es importante el desarrollo de los diferentes productos energéticos que conocemos. 

Por ejemplo, el 80% de de la energía que es producida y consumida en el mundo, proviene de los combustibles fósiles como el petróleo, el gas natural y el carbón

Esto nos daría la idea de que la economía mundial depende en gran medida del uso de fuentes de energía no renovables. 

Es por esto que surge la incógnita del futuro abastecimiento energético, ya que el consumo y las proyecciones que los científicos realizan sobre esta tendencia son cada vez más preocupantes.

Si analizamos los distintos sectores de la economía implicados en el consumo de energía,  el industrial es el que consume y demanda más rápidamente de el. Seguido por el sector residencial, el de transporte, el comercial y sin lugar a dudas nuestro consumo diario de energía.

Gas y carbón

El carbón es un combustible fósil sólido.  Su origen es vegetal. Su producción es destinada en su mayor parte (67%) a la generación de energía eléctrica y el resto (30%) se utiliza para las industrias.

En cambio, el gas natural es una mezcla de gases, cuyo origen esta íntimamente relacionado con otro combustible: el petróleo. ¿Por qué? Porque en el proceso de formación de este último, se almacena una capa de gases, que se libera al perforarse los pozos para la extracción del mismo.

Esta fuente de energía (el gas) tiene diferentes aplicaciones, por ejemplo, se utiliza para la calefacción, para generar agua caliente y alimentos, para aires acondicionados y fundamentalmente para el sector industrial y la generación de energía.

Petróleo

A partir de la descomposición de restos orgánicos acumulados en las cuencas marinas se forma un hidrocarburo líquido denominado: petróleo.  

Sin embargo tal como se lo extrae de los yacimientos no puede ser utilizado, es por eso que a través de distintos procesos industriales se refina el mismo, obteniendo diversos productos que hoy utilizamos diariamente. Por ejemplo, se logran productos y combustibles en bruto, que luego son sometidos a otros procesos de mejoramiento hasta llegar a condiciones que puedan ser comercializables.

Este combustible constituye además la base de la industria petroquímica, con una variedad de cinco tipos de productos con finalidades disímiles.  Los plásticos (juguetes, bolsas, muebles, envases, etc.), fibras sintéticas, cauchos sintéticos, detergentes y abonos nitrogenados.

Es en el siglo XIX, con la expansión industrial y con la necesidad de utilizar nuevos combustibles, que comienza a explotarse auténticamente el petróleo como recurso.

Y se comienza a hacer a gran escala a partir de la invención del automóvil y ante las necesidades energéticas propias de la Primera Guerra Mundial.

Sumado a ello, el carbón que hasta el momento era la principal fuente de energía, se vio desplazado por el petróleo debido a su bajo precio.  Lo que permitió a los países europeos y fundamentalmente a Estados Unidos importando petróleo del Golfo Pérsico, expandir sus economías.

De todos los combustibles fósiles, actualmente es el más utilizado. Además es un recurso “estratégico” para los países que lo poseen, ya que varios sectores económicos dependen de el, como por ejemplo la industria y el transporte. Por lo que influyen en el abastecimiento y en los precios de los mismos.

Los mayores consumidores son los países altamente industrializados, tal es el caso de Estados Unidos con un 25% del total de petróleo consumido en el mundo, junto con Canadá, Alemania, Japón, Francia y Gran Bretaña, con algo más del 40% del consumo total.

Pese a la importancia de este recurso, debemos tener en cuenta que el mismo es una fuente no renovable, porque sus reservas se van agotando con el tiempo y su fuerte dependencia en la economía mundial, genera una situación de crisis energética permanente en constante crecimiento.

Profesora de Geografía: Claudia Nagel
Fuente: Geografía Mundial y los desafíos del SXXI. Editorial Santillana. Geografía Mundial, Editorial Puerto de Palos.  

Condecoracion a Eva Peron Orden del Libertador Unica Excepcion

Condecoración a Eva Perón
Orden del Libertador

Párrafo aparte merece el Collar que, en Grado Extraordinario, fuera conferido a la señora María Eva Duarte de Perón, única excepción en la historia del Collar, en lo que a sus destinatarios se refiere.

Le fue otorgado por ley 14.128 del 18 de julio de 1952. Esta ley agregó un segundo apartado en el articulo 4″ de la ley 13.202, que justificó el uso.

La condecoración fue impuesta por el presidente Perón, en su calidad de Gran Maestre de la Orden, el 21 de julio de 1952. De características notables, esta pieza fue única por su contenido.

El Collar no incluyó nombre o imagen personal alguna, sólo el habitual busto del Libertador y su nombre. Poseyó seis piezas principales: un gran medallón; corona de laureles con e! sable corvo; cóndor andino; gran Escudo Nacional con cuatro banderas; el Collar compuesto con los escudos de las entonces catorce provincias unidos por una doble cadena de tambores (réplica del tambor de Tacuarí) y cierre de laureles con remate de un gran sol.

El Collar estuvo constituido por 4.574 piezas, distribuidas en 3.821 de oro y platino y 753 piedras preciosas, entre brillantes, esmeraldas y rubíes. Su confección se le adjudicó a la joyería Ghiso S.A. Su bosquejo y trazado lo realizó la diseñadora de joyas Aída Louzao, teniendo como base el original de Ibarra García.

Acaecido, el levantamiento militar de 1955, el gobierno dispuso el embargo de bienes del ex presidente Perón y su esposa a través del decreto-ley 8124/57, que tuvo antecedente en el decreto-ley 5148/55.

La condecoración, junto a otras joyas y piezas de arte, en primera instancia, fue ofrecida en subasta pública el 21 de octubre de 1957. Los peritos del Banco Municipal de la Ciudad de Buenos Aires aconsejaron su desengarce y venta en lotes.

El acto del des engarce se efectuó ante el escribano Miguel F. Punta, el 15 de enero de 1958 en dicho banco (inventario número 279 T.G.).

Luego en 55 apreciados lotes fueron subastados y adquiridos por distintos compradores.

El agraciado debe usar el Collar en las grandes ceremonias a las cuales es invitado y asiste el presidente de la Nación. En actos oficiales menores debe usar la miniatura de la insignia.

Esta es una réplica en escala reducida del mismo, excepto el Collar propiamente dicho.

En la vida civil debe usar la pequeña cinta especial de tela de hilo metálico dorado, que se le entrega con el Collar, para su uso en e! ojal del saco.

Respecto a los demás grados de la Orden, ellos son: la Gran Cruz, que se compone solamente de una banda de fa ya blanca y azul celeste con medalla y placa de oro; Gran Oficial, banda y placa de oro y plata; Comendador, medalla circular, corona de laureles todo en oro y plata y venera azul celeste y blanca; Oficial, medalla circular y corona en plata y oro y cinta azul celeste y blanca; Caballero, medalla circular en oro y cinta azul celeste y blanca.

Estos grados son entregados con su miniatura y distintivo para su uso en la solapa de la prenda. La Orden del Libertador General San Martín y otras piezas notables pueden ser admiradas en el Museo de la Diplomacia Argentina.

Obra de la Fundación Evita

Fuente: Revista  Todo Es Historia Nro.315

DIA DEL MEDIO AMBIENTE Principios y Objetivos de la Conferencia ONU

DIA DEL MEDIO AMBIENTE
Principios de la Conferencia de Naciones Unidas

La Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente, celebrada en Estocolmo del 5 al 16 de junio de 1972, atenta a la necesidad de un criterio y principios comunes que ofrezcan a los pueblos del mundo inspiración y guía para preservar y mejorar el medio ambiente, proclama que:

1: El hombre es a la vez obra y artífice del medio que lo rodea, el cual le da el sustento material y le brinda la oportunidad de desarrollarse Intelectual, moral, social y espiritualmente.

En la larga y tortuosa evolución de la raza humana en este planeta se ha llegado a una etapa en que, gradas a la rápida aceleración de la ciencia y la tecnología, el hombre ha adquirido el poder de transformar, de innumerables maneras y en una escala sin precedentes, cuanto lo rodea.

Los dos aspectos del medio humano, el natural y el artificial, son esenciales para el bienestar del hombre y para el goce de los derechos humanos fundamentales, incluso el derecho a la vida

2. La protección y mejoramiento del medio humano es una cuestión fundamental que afecta al bienestar de los pueblos y al desarrollo económico del mundo entero, un deseo urgente de los pueblos de todo el mundo y un deber de todos los gobiernos.

3. El hombre debe hacer constante recapitulación de su experiencia y continuar descubriendo, inventando, creando y progresando. Hoy en día, la capacidad del hombre de transformar lo que le rodea, utilizada con discernimiento, puede llevar a todos los pueblos los beneficios del desarrollo y ofrecerles la oportunidad de ennoblecer su existencia.
Aplicado erróneamente o imprudentemente, el mismo poder puede causar daños incalculables al ser humano y a su medio.

A nuestro alrededor vemos multiplicarse las pruebas del daño causado por el hombre en muchas regiones de la Tierra: niveles peligrosos de contaminación del agua, el aire, la tierra y los seres vivos; grandes trastornos del equilibrio ecológico de la biosfera; destrucción y agotamiento de recursos insustituibles y graves deficiencias, nocivas para la salud física, mental y social del hombre, en el medio por él creado, especialmente en aquel en que vive y trabaja.

4. En los países en desarrollo, la mayoría de los problemas ambientales están motivados por el subdesarrollo.Millones de personas siguen viviendo muy por debajo de los niveles mínimos necesarios para una existencia humana decorosa, privadas de alimentación y vestido, de vivienda y educación, de sanidad e higiene adecuadas. Por ello, los países en desarrollo deben dirigir sus esfuerzos hacia e desarrollo, teniendo presente sus prioridades y la necesidad de salvaguardar y mejorar el medio.

Con el mismo fin, los países Industrializados deben esforzarse por reducir la distancia que los separa de los países en desarrollo. En los países industrializados, los problemas ambientales están generalmente relacionados con la industrialización y el desarrollo tecnológico.

5. El crecimiento natural de la población plantea continuamente problemas relativos a la preservación del medio, y se deben adoptar normas y medidas apropiadas, según proceda, para hacer frente a esos problemas. De todas las cosas del mundo, los seres humanos son lo más valioso. Ellos son quienes promueven el progreso social, crean riqueza social, desarrollan la ciencia y la tecnología y, con su duro trabajo, transforman continuamente el medio humano.
Con el progreso social y los adelantos de la producción, la ciencia y la tecnología, la capacidad del hombre para mejorar el medio se acrecienta cada día que pasa.

6. Hemos llegado a un momento de la historia en que debemos orientar nuestros actos en todo el mundo atendiendo con mayor solicitud a las consecuencias que puedan tener para el medio. Por ignorancia o indiferencia, podemos causar daños inmensos e irreparables al medio terráqueo del que dependen nuestra vida y nuestro bienestar.
Por el contrario, con un conocimiento más profundo y una acción más prudente, podernos conseguir para nosotros y para nuestra posteridad unas condiciones de vida mejores en un medio más en consonancia con (as necesidades y aspiraciones de vida del hombre.

Las perspectivas de elevar la calidad del medio, de crear una vida satisfactoria son grandes. Lo que se necesita es entusiasmo, pero, a la vez, serenidad de ánimo, trabajo afanoso, pero sistemático. Para llegar a la plenitud de su libertad dentro de la naturaleza, el hombre debe aplicar sus conocimientos a forjar, en armonía con ellas, un medio mejor.

La defensa y el mejoramiento del medio humano para las generaciones presentes y futuras se han convertido en meta imperiosa de la humanidad, y ha de perseguirse al mismo tiempo que las metas fundamentales ya estableadas de la paz y el desarrollo económico y social en todo el mundo, y de conformidad con ellas.

7. Para llegar a eso meta será menester que ciudadanos y comunidades, empresas e instituciones, en todos /os planos, acepten las responsabilidades que les incumben y que todos ellos participen equitativamente en la labor común.
Hombres de toda condición u organizaciones de diferente índole plasmarán, con la aportación de sus propios va/ores o la suma de sus actividades, el medio ambiente del futuro.

Corresponderá a las administraciones locales y nacionales, dentro de sus respectivas jurisdicciones, la mayor parte de las actividades de gran escala sobre el medio. También se requiere la cooperación internacional con objeto de llegar a recursos que ayuden a (os países en desarrollo a cumplir su cometido en esta esfera.

Y hay un número cada vez mayor de problemas relativos al medio que, por ser de alcance regional o mundial o por repercutir en el ámbito internacional común, requerirán una amplia colaboración entre las naciones y la adopción de medidas para las organizaciones internacionales en interés de todos.

La Conferencia encarece a los gobiernos y a los pueblos que aun en sus esfuerzos para preservar y mejorar el medio ambiente en beneficio del hombre y de su posteridad.

Principios
Expresa la convicción común de que:

Principio 1
El hombre tiene el derecho fundamental a la libertad, la igualdad y el disfrute de condiciones de vida adecuadas en un medio de calidad tal que le permita llevar una vida digna y gozar de bienestar, y tiene la solemne obligación de proteger y mejorar el medio para las generaciones presentes y futuras.
A este respecto, las políticas que promueven o perpetúan el apartheid, la segregación racial, la discriminación, la opresión colonial y otras formas de opresión y de dominación extranjera quedan condenadas y deben eliminarse.

Principio 2
Los recursos naturales de la Tierra, incluidos el aire, el agua, la tierra, la foro y la fauna y especialmente muestras
representativas de los ecosistemas naturales, deben preservarse en beneficio de las generaciones presentes y futuras mediante una cuidadosa planificación u ordenación, según convenga.

Principio 3
Debe mantenerse y, siempre que sea posible, restaurarse o mejorarse la capacidad de la Tierra para producir recursos vitales renovables.

Principio 4
El hombre tiene la responsabilidad especial de preservar y administrar juiciosamente el patrimonio de la flora y la fauna silvestre y su habitat que se encuentren actúa/mente en grave peligro por una combinación de factores adversos. En consecuencia, al planificar el desarrollo económico debe atribuirse importancia a la conservación de la naturaleza, incluidas la flora y la fauna silvestre.

Principio 5
Los recursos no renovables de la Tierra deben emplearse de forma que se evite el peligro de su futuro agotamiento y se asegure que toda la humanidad comparta los beneficios de tal empleo.

Principio 6
Debe ponerse fin a la descarga de sustancias tóxicas o de otras materias y a la liberación de calor, en cantidades o concentraciones tales que el medio no pueda neutralizarlas, para que no se causen daños graves irreparables a los ecosistemas. Debe apoyarse la justa lucha de los pueblos de todos los países contra la contaminación.

Principio 7
Los Estados deberán tomar todas las medidas posibles para impedir la contaminación de los mares por sustancias que puedan poner en peligro la salud del hombre, dañar los recursos vivos y la vida marina, menoscabar las posibilidades de esparcimiento o entorpecer otras utilizaciones legítimas del mar.

Principio 8
El desarrollo económico y social es indispensable para asegurar al hombre un ambiente de vida y trabajo favorable y crear en la Tierra las condiciones necesarias para mejorar la calidad de la vida.

Principio 9
Las deficiencias del medio originadas por las condiciones del subdesarrollo y los desastres naturales plantean graves problemas, y la mejor manera de subsanarlas es el desarrollo acelerado mediante la transferencia de cantidades considerables de asistencia financiera y tecnológica que complemente los esfuerzos internos de los países en desarrollo y la ayuda oportuna que pueda requerirse.

Principio 10
Para los países en desarrollo, la estabilidad de los precios y la obtención de ingresos adecuados de los productos básicos y las materias primas son elementos esenciales para la ordenación del medio, ya que han de tenerse en cuenta tanto los factores económicos como los procesos ecológicos.

Principio 11
Las políticas ambientales de todos los Estados deberían estar encaminadas a aumentar el potencial de crecimiento actual o futuro de los países en desarrollo y no deberían coartar ese potencial ni obstaculizar el logro de mejores condiciones de vida para todos. Los Estados y las organizaciones internacionales deberían tome-‘ las disposiciones pertinentes con miras de llegar a un acuerdo para hacer frente a las consecuencias económicas que pudieran resultar, en los planos nacional e internacional, de la aplicación de medidas ambientales.

Principio 12
Deberían destinarse recursos a la conservación y mejoramiento del medio, teniendo en cuenta las circunstancias y las necesidades especiales de los países en desarrollo y cualesquiera gastos que pueda originar a estos países la inclusión de medidas de conservación del medio en sus planes de desarrollo, así como la necesidad de prestarles, cuando lo soliciten, más asistencia técnica y financiera internacional con ese fin.

Principio 13
A fin de lograr una más racional ordenación de los recursos y mejorar así las condiciones ambientales, los Estados deberían adoptar un enfoque integrado y coordinado de la planificación de su desarrollo, de modo que quede asegurada la compatibilidad del desarrollo con la necesidad de proteger y mejorar el medio humano en beneficio de su población.

Principio 14
La planificación racional constituye un instrumento indispensable para conciliar las diferencias que puedan surgir entre las exigencias del desarrollo y la necesidades de proteger y mejorar el medio.

Principio 15
Debe aplicarse la planificación a los asentamientos humanos y a la urbanización con miras a evitar repercusiones perjudiciales sobre el medio y a obtener los máximos beneficios sociales, económicos y ambientales para todos. A este respecto deben abandonarse los proyectos destinados o la dominación colonialista y racista.

Principio 16
En los regiones en que existe en riesgo de que la tasa de crecimiento demográfico o las concentraciones excesivas de población perjudiquen al medio o al desarrollo, o en que la baja densidad de población pueda impedir el mejoramiento del medio humano y obstaculizar el desarrollo, deberían aplicarse políticas demográficas que respetasen los derechos humanos fundamentales y contasen con la aprobación de los gobiernos interesados.

Principio 17
Debe confiarse a las instituciones nacionales competentes la tarea de planificar, administrar o controlar la utilización de los recursos ambientales de los Estados con el fin de mejorar la calidad del medio.

Principio 18
Como parte de su contribución al desarrollo económico y social, se debe utilizar la ciencia y la tecnología para descubrir, evitar y combatir los riesgos que amenazan al medio, para solucionar los problemas ambientales y por el bien común de la humanidad.

Principio 19
Es indispensable una labor de educación en cuestiones ambientales, dirigida tanto a las generaciones jóvenes como a los adultos y que presente la debida atención al sector de población menos privilegiado, para ensanchar las bases de una opinión pública bien informada y de una conducta de los individuos, de las empresas y de las colectividades inspirada en el sentido de su responsabilidad en cuanto a la protección y mejoramiento del medio en toda su dimensión humana. Es también esencial que los medios de comunicación de masas eviten contribuir al deterioro del medio humano y difundan, por el contrario, información de carácter educativo sobre la necesidad de protegerlo y mejorarlo, a fin de que el hombre pueda desarrollarse en todos los aspectos.

Principio 20
Se deben fomentar en todos los países en desarrollo la investigación y el desarrollo científicos referentes a los problemas ambientales, tanto nacionales como multinacionales. A este respecto, el libre intercambio de información científica actualizada y de experiencias sobre la transferencia debe ser objeto de apoyo y asistencia, a fin de facilitar la solución de los problemas ambientales; las tecnologías ambientales deben ponerse a disposición de los países en desarrollo en condiciones que favorezcan su amplia difusión sin que constituyan una carga económica excesiva para esos países.

Principio 27
De conformidad con la Carta de las Naciones Unidas y con los principios del derecho internacional, los Estados tienen el derecho soberano de explotar sus propios recursos en aplicación de su propia política ambiental y la obligación de asegurar que las actividades que se lleven a cabo dentro de su jurisdicción o bajo su control no perjudiquen al medio de otros Estados o de zonas situadas fuera de toda jurisdicción nacional.

Principio 22
Los Estados deben cooperar para continuar desarrollando el derecho internacional en lo que se refiere a la responsabilidad y a la indemnización a las víctimas de la contaminación y otros daños ambientales que las actividades realizadas dentro de la jurisdicción o bajo el control de tales Estados causen en zonas situadas fuera de su jurisdicción.

Principio 23
Toda persona, de conformidad con la legislación nacional, tendrá la oportunidad de participar, individual o colectivamente, en el proceso de preparación de las decisiones que conciernen directamente a su medio ambiente y, cuando este haya sido objeto de daño o deterioro, podrá ejercer los recursos necesarios para obtener una indemnización.

Principio 24
Incumbe a toda persona actuar de conformidad con lo dispuesto en la presente Carta. Toda persona, actuando individual o colectivamente, o en el marco de su participación en la vida política, procurará que se alcancen y se observen los objetivos y las disposiciones de la presente Carta.

Fuente Consultada: Enciclopedia del Estudiante Tomo 14 Ecología Clarín

Los Hechos Historicos más Destacados de la Historia Argentina

Los Hechos Históricos más Destacados de la Historia Argentina

hechos históricos de argentinaHECHO I: ARGENTINA SE INDEPENDIZA DE ESPAÑA:

A partir del 13 de Mayo cuando se le informa al virrey Cisnero que España estaba invadida y controlada por Bonaparte, nace un sentimiento de independencia en el pueblo criollo y se inicia una actividad política muy febril. Apresuradas reuniones se efectuaron en las casas de los patriotas, y el alba del 25, lluviosa y fría, sorprendió a la ciudad desvelada y en plena revolución.

El Cabildo se negó en un principio a reconocer la evidencia de aquel movimiento, pero el pueblo acabó por imponerse y, apoyado por las tropas -que se habían apostado en lugares estratégicos-, llevó al poder a los esclarecidos patriotas que constituyeron la Primera Junta de Gobierno.

Presidente: Cornelio de Saavedra
Vocales: Manuel Belgrano Manuel Alberti Juan José Castelli, Domingo Matheu Miguel de Azcuénaga Juan Larrea
Secretarios: Mariano Moreno Y Juan José Paso

Por diversos conflictos internos (enfrentamiento ideológicos) y externos (expediciones militares) , el país no lograba unificarse y establecer una Constitución, que represente la independencia definitiva de la metrópolis, hasta que en 1816 se decide convocar a un Congreso constituyente en la ciudad de Tucumán.

La situación del país en momentos de reunirse el Congreso era por demás sombría: las expediciones militares habían fracasado y, como consecuencia, el Alto Perú y la Banda Oriental estaban perdidos; las provincias del litoral desconocían la convocatoria y acudían, en cambio, al congreso convocado por Artigas en Paysandú; la presencia realista en las fronteras era una pesadilla constante.

Por si todo ello no bastara, el rey Fernando Vil, reinstalado en el trono español desde hacía tres años, preparaba una fuerte expedición de veinte mil soldados destinada a sofocar la revolución de Buenos Aires, el único de los movimientos libertadores de América del Sur que aún quedaba en pie.

En tan dramáticas circunstancias, se formularon al Congreso diversas propuestas acerca de la forma de gobierno que debía adoptarse, y hasta hubo una sugestión por parte de Belgrano de entronizar a un monarca incaico y restablecer el antiguo imperio del Cuzco. Ésta idea no logró debatirse en la Asamblea ante la oposición enérgica del representante de San Juan, fray Justo de Santa María de Oro, ardiente defensor de la democracia.

Urgía hallar una solución definitiva que consolidara el movimiento de Mayo. Así lo entendía- es defensores de la causa patriota, y así lo manifestaba San Martín -a la sazón gobernador de Cuyo- en una de sus cartas al diputado Godoy Cruz: «¿…Hasta cuándo esperaremos para declarar nuestra Independencia…?»

Llegó por fin el día 9 de julio. En el transcurso de la sesión, presidida por Francisco Narciso de Laprida, se preguntó a los congresales «si querían que las Provincias de la Unión fuesen una nación libre e independiente de los reyes de España y su metrópoli». La propuesta fue unánimemente aceptada por los diputados, cada uno de los cuales ratificó luego, con su firma puesta al pie del acta, lo que de viva voz había manifestado.

El 21 de julio el Congreso juró solemnemente la Independencia y algunos días después adoptó oficialmente la bandera celeste y blanca creada por Belgrano, disponiendo que en lo sucesivo se usara «en los ejércitos, buques y fortalezas».Así, sencillamente, se cumplió una etapa fundamental en la vida de la patria.

En 1826 el Congreso eligió a Bernardino Rivadavia como presidente de las Provincias Unidas. Este prócer encarnó la idea de nacionalidad argentina, dio gran impulso al crecimiento de Buenos Aires y enarboló el pabellón de la cultura, el constitucionalismo y la libertad.

En 1829 se impuso el general Rosas, que actuó como dictador en forma implacable. A él se debe la creación de una milicia llamada La Mazorca, que exterminaba a la oposición sin contemplaciones.

Se calcula que durante su mandato fueron asesinadas unas 22.000 personas. Fue hombre poco dado a proteger la cultura, pero sí el comercio y la industria. Finalmente, la reacción liberal se impuso y el llamado Ejército Grande de Urquiza le derrotó en 1852 en Monte Caseros.

Entonces se proclamó la Constitución de 1853 y poco después subió al poder Bartolomé Mitre, militar y político inteligente que dio gran impulso a los ferrocarriles. Le sucedió Faustino Sarmiento, para quien «gobernar es educar», y así lo hizo, dando gran importancia a la Enseñanza.

En tiempo de Avellaneda (1874) la Argentina progresó con la llegada de capital inglés y la creciente afluencia de emigrantes. Debe tenerse en cuenta que hasta mediados de siglo esta nación no alcanzaba los dos millones de habitantes.