Primeros Descubrimientos

Que es el Silex o Pedernal Historia de su Uso Por El Hombre

Que es el Sílex o Pedernal
Historia De Su Uso Por El Hombre Primitivo

La sílice, elemento que forma una cuarta parte de la corteza terrestre: De todos los cuerpos sólidos no metales, la sílice es el más abundante, constituyendo, como hemos dicho, un 25 por 100 de la corteza terrestre. Pero nunca se presenta libre en la Naturaleza, y es muy difícil obtenerlo en estado de pureza. Cuando está aislado, o tiene el aspecto de un polvo moreno parduzco, o toma la forma de cristales, según el procedimiento de su preparación.

En la Naturaleza se presenta principalmente como óxido de silicio o «sílice», como se le denomina y es hallado, o libre o en combinación con óxidos metálicos en forma de silicatos. En el cuarzo o cristal de roca se presenta libre y casi puro, y la arena está también, en su mayor parte, compuesta de sílice, con mayor o menor cantidad de impurezas.

La sílice ha desempeñado un papel muy interesante y curioso en el progreso del mundo civilizado. Ningún otro cuerpo, quizá, ha contribuido más a sacar al hombre del estado salvaje y a ensanchar su horizonte intelectual. El pedernal o el silex, que no es más que sílice pura, fue la substancia con que el hombre fabricó sus primeros utensilios.

El pedernal es una roca de origen orgánico, cuyo color obscuro es atribuido a este origen, en su mayor parte, se encuentra repartido en masas irregulares, en «nodulos» de cal, especialmente en los riscos gredosos de Inglaterra y en las rocas calizas del Cretáceo. El pedernal es muy duro, pero por su fragilidad se puede quebrar fácilmente, cuando presenta aristas finas y cortantes.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/pedernal.jpg

Pedernal o Silix Negro

De una manera extraña empezó su función civilizadora en ciertas esponjas antiguas, representadas hoy por la «Canastilla de flores de Venus», y otras cuyo esqueleto consiste en un delicado tejido de fibras y espinas parecidas al cristal, formadas de ácido silícico, que es la substancia conocida con el nombre de «ópalo».

Estas esponjas, que se desarrollan en gran cantidad en el limo del fondo de los mares antiguos—así como en los de nuestros tiempos—, extraen la sílice del agua del mar, y la tejen en bellas formas semejantes a cestas. En otro tiempo fueron cubiertas por acumulaciones de cal, y por un cierto proceso cuyos detalles aún no son suficientemente conocidos, se solidifican en masas duras, conocidas con el nombre de pedernal.

Si pensamos que para la formación de una onza de espinas, una esponja de medianas proporciones necesita toda la sílice que contiene una tonelada de agua marina, comprenderemos el trabajo que desarrolla la Naturaleza para formar estas concreciones a pesar de su abundancia. Muchos fragmentos de la grava común son simplemente pedernales pulimentados por el agua, y muchos pozos guardan yacimientos de ellos.

Cuando el hombre primitivo halló estas piedras pedernales, construyó con ellas sus primeros utensilios, así como sus primeras armas ofensivo-defensivas. Hizo anzuelos de pesca y los utilizó para pescar peces. Hizo también hachas, con las que partió el cráneo de sus semejantes. Así el hombre se convirtió en industrial e inauguró la Edad de Piedra.

Pero aún hizo cosas más maravillosas con estos trozos de pedernal: haciendo chocar el pedernal con el acero consiguió producir la chispa, y pudo calentar los miembros, cocer sus alimentos y fundir sus metales. Con sílice hizo, probablemente, sus primeras herramientas, encendió, por primera vez, el fuego, y en sílice dejó las primeras huellas históricas de sus varias actividades.

herramientas de silex

Pero la sílice ha significado todavía más para el hombre. Le proporcionó el fuego, y con él le torturó, dándole formas admirables destinadas a nobles usos. Con fuego, hizo de él una ventana abierta al infinito, pues con el fuego fundió la sílice, y, al fundirla, hizo cristal, y con el cristal sorprendió los secretos del Sol, de la Luna y de las estrellas, y escudriñó los secretos de la vida hasta sus más recónditos repliegues en las células-microscópicas.

Sin cristal, la química y, sobre todo, la astronomía, así como la bacteriología y la biología, estarían retrasadas en varias centurias. Jamás el hombre realizó hecho más importante que cuando, por medio del cristal, descubrió los elementos que forman el Sol; o cuando descubrió sus infinitesimales enemigos los microbios patógenos, o los pequeños centros nerviosos del cerebro, que se supone ser los órganos materiales del pensamiento.

Los productos «vitreosil» calentados al rojo, pueden ser sumergidos en el agua fría sin deterioro
El vidrio se hace mezclando arena que contenga sílice con cal y sosa, o potasa, o plomo y sosa y potasa. Con arreglo a la mezcla, el vidrio varía de carácter, pero la sílice es el ingrediente principal, y cuanto más sílice contenga la arena mejor será el vidrio. Mezclando cualquier óxido de metal, como óxido de hierro, protóxido de cobre, óxido de uranio, óxido de oro o sexquióxido de uranio, el vidrio puede salir teñido de diferentes colores.

La sílice pura, sometida a una alta temperatura y a una manipulación especial, puede convertirse en el llamado «cristal de cuarzo», cuyo coeficiente de expansión es tan bajo que los objetos hechos con este «vitreosil» (un nombre de fábrica de la variedad transparente) pueden ser calentados al rojo y sumergidos inmediatamente en agua fría sin uingún peligro de deterioro.

Conociendo las cualidades de la sílice, no sorprenderá que sea la base de muchas joyas y piedras preciosas, como la amatista, el topacio, el jaspe, el ónix, la calcedonia y el ágata. El ópalo es ácido silícico puro. En combinación con el aluminio, la sílice es la base del topacio, del granate y del berilo; y, en combinación con el sodio, del lapislázuli, ha arcilla es también un silicato de aluminio, y la forma más pura en que se presenta es el kaolín, o arcilla de China, de la cual se hacen los objetos más finos de china.

Historia de la Propiedad de La Tierra Concepto, Origen y Evolución

Historia de la Propiedad de La Tierra
Concepto, Origen y Evolución

Uno de los más complejos problemas de la evolución social es el concerniente al origen de la propiedad privada de la tierra. La materia tiene alguna significación para la política moderna y por esta razón hay pocos escritores que se aproximen a ella sin algún prejuicio. Desde que G. L. von Maurier publicó su obra sobre las comunidades aldeanas en 1854, se presumió generalmente que en el primitivo estado agrícola toda la propiedad territorial era tenida por una comunidad de agricultores libres.

Según esta concepción, el señor del feudo, con su séquito mezclado de siervos y terratenientes libres, es producto de una época posterior. Se supone que impusieron su dominación, por la fuerza de las armas, a la comunidad y redujeron a los hombres libres a una posición de esclavitud o dependencia.

En otras palabras, la apropiación individual de la tierra se dice que ha sido traída por un sistema de feudalismo basado en la guerra y la conquista, mucho tiempo después de desenvolver las comunidades de cultivadores el Estado agrícola. En particular las naciones del norte de Europa se supone que estuvieron principalmente compuestas de comunidades rurales, poseyendo la tierra en común, de tal modo que el movimiento moderno hacia la libertad es, en cierto modo, solamente un retorno al estado más antiguo de libertad.

La existencia de comunidades aldeanas primitivas ha sido trazada, desde Irlanda hasta la India, por una escuela de escritores, y éstos sugieren que deben haber triunfado por todo el mundo en las primeras edades agrícolas.

señor feudal dueño de la tierra en la edad media

La institución de la tierra comunal es un hecho histórico. En muchas partes de Europa, en la Edad Media, hubo aldeanos que formaron, por decirlo así, una orgánica y perpetua compañía comunal respecto al suelo en que vivían. El individuo no tenía propiedad en la tierra, sino solamente el derecho a cultivar un campo, a apacentar sus rebaños en un prado y a coger la madera de una parte del bosque.

En algunos casos ni siquiera este derecho de uso fue permanente y cada año los ancianos de la villa se reunían y dividían la tierra de nuevo, proporcionando a cada miembro de la sociedad su participación de tierra arable, pastos y bosque. Fue una especie de comunismo. Pero la cuestión es averiguar si este fue un desenvolvimiento ulterior de la vida aldeana, como el republicanismo de algunas ciudades medievales, o si puede ser descrito como un comunismo tribal primitivo.

Es claro que en la etapa cazadora de la sociedad no hay propiedad de la tierra. Cuando una tribu vive del alimento selvático, el señalamiento de pequeñas porciones sería inútil, aunque se les ocurriera a los cazadores el pensamiento de dividir el territorio. Si una gran cantidad de caza entra en una parte del territorio tribal, todos los hombres de la tribu se consagran a batirla para su alimentación y, generalmente, el primero que hiere a un animal o se apodera de él adquiere derechos sobre la pieza. Otras veces, cuando el alimento es abundante, la tribu no se opondrá a que cacen en su territorio los hombres de las tribus vecinas.

Por otra parte, cuando la caza escasea y la presión de la pobladon se hace sentir fuertemente, estallará la guerra entre las tribus y habrá una nueva división del territorio. Así los bantues, del África oriental, desposeyeron a los bosquímanos del sur de muchos de sus terrenos de caza, y en la parte septentrional del Norte de América, los indios algóquinos, que se habían extendido sobre todas las regiones forestales del Canadá, fueron privados de algunos de sus territorios por otras tribus más fuertes del sur.

En las tribus pastoriles y cazadoras no se dividía la tierra: Pero aun cuando es frecuente la lucha intertribal de esta clase, no lleva, en la edad cazadora, a ninguna apropiación privada de la tierra. La cosa es una imposibilidad económica.

También era difícil que en la edad pastoril se pusiese en práctica la idea de una división permanente del suelo. Los ganados tenían que ser trasladados con frecuencia a pastizales nuevos, sobre todo cuando aun no era conocido el arte de cultivar los pastos, y ni el ganado ni sus propietarios hubieran sobrevivido si cada familia hubiese sido reducida a un terreno.

La posesión unida de un amplio espacio le es igualmente necesaria a los pastores que a los cazadores. La tierra que habitan los bechuanas, por ejemplo, es la propiedad común de toda la tribu, y se usa como pastos para sus ganados. Otro pueblo pastoril del sur de África, los damaras, no tiene noción de las residencias estables. El país entero es considerado como propiedad pública, y un hombre que lleva su rebaño a un sitio es considerado como dueño del sitio mientras quiera permanecer en él. Claro está que cuando abandona la tierra los rebaños la han agotado y durante algún tiempo tendrá poco o ningún valor.

En la sociedad primitiva la tierra por si misma no tiene un gran valor: El hecho es que en la sociedad primitiva la tierra por sí misma no tiene gran valor. Nunca fue bastante valiosa para que un hombre se adscribiera a ella. Lo mismo ocurre en los comienzos de la edad agrícola. La propiedad permanente de la tierra es lo último que una familia necesita. Significaría la extenuación y el hambre.

El primitivo agricultor es errante. Como no acostumbra a abonar agota el suelo rápidamente, y en la estación siguiente se traslada y rotura otro campo de tierra virgen. Además, esta parte del trabajo es generalmente realizada por sus mujeres, y él, que busca pastos frescos para sus ganados, necesita tanto como ellos trasladarse a nuevos lugares. Así vemos que el hombre ha sido emigrante en mayor o menor grado durante centenares de millares de años. Por tanto, la idea de la propiedad privada del suelo con sus ventajas para él y su familia no se le ocurrió.

El hombre hace de los animales sus aliados antes de sojuzgar la tierra: Todo lo que necesitan los primeros cultivadores es un derecho temporal a la tierra que están cultivando y esquilmando. La agricultura no se generaliza prácticamente con amplitud hasta que el arado, tirado por las bestias, no reemplaza al azadón, que es un instrumento demasiado débil para la conquista del suelo; y aunque en ciertas partes de la antigua América, en que el guano era utilízame, pudo haberse empleado con resultados sorprendentes, la civilización del mundo moderno—la civilización que ha dado y desenvuelto en el hombre su maravilloso dominio sobre los recursos naturales— fue establecida originariamente por el buey y el arado.

La residencia permanente sobre el suelo fue así un desenvolvimiento de la etapa pastoril. Los hombres tenían que domesticar primero los rebaños salvajes, antes de obtener la fuente extrahumana de poder necesario para someter la tierra a sus propósitos.

Así, cuando el hombre se consagró a la tarea de cosechar su alimento directamente de la tierra, las desigualdades sociales de la época pastoril ejercieron un profundo efecto para modelar las condiciones de la sociedad agrícola. La riqueza en aquellos días era poder actual, porque consistía en rebaños y esclavos y sirvientes.

Entre las cosas que nosotros, en los tiempos modernos, hemos casi olvidado, está la importancia del ganado de cuernos, no simplemente» en la etapa de la infancia de la sociedad, sino en un período en que ésta había hecho ya un avance considerable hacia la civilización.

El «capital», en su sentido originario, significaba posesión del ganado: Actualmente, cuando usamos la palabra «capital» indicamos el dinero; pero «capital», originariamente, significó rebaños, contados por cabezas. La palabra inglesa chattels (biem-s) se deriva de cattle (ganado), y «pecunia», la palabra empleada durante más tiempo por la humanidad para designar el dinero, viene de pecus, que también significa ganado, en latín. Desde Irlanda hasta la India, el buey ha sido la medida originaria de valor y del número de ganados que el hombre poseía, se derivaba y mantenía su rango y su poder.

El secuestro de rebaños domesticados puso la riqueza en manos de los jefes: Los ganados de cuernos fueron desde lueso de gran importancia para el hombre en la época pastoril de la sociedad; le proporcionaban carne y leche. En aquellos días, los medios usuales de obtener una gran masa de este capital primitivo consistían en una expedición en su busca, tal como las que constituyen el tema de las piezas más celebradas de la antigua literatura irlandesa. Allí se lee cómo el rey de Connaught reunió un ejército para robar al rey de Ulster un toro maravilloso.

Naturalmente, en estas guerras de expoliación la mayor parte del botín despojado se la apropiaban las clases nobles, cuya ocupación era la guerra y que tenían un monopolio de los beneficios de la profesión. Así se producía ya una profunda diferencia entre los ricos y los pobres antes de que las tribus se fijasen sobre el suelo. Los medios de cultivar la tierra estaban en manos de los jefes y de los nobles, y los hombres pobres de la tribu tenían con frecuencia que solicitar de su señor el ganado que necesitaba para arar su tierra.

Cómo la riqueza pastoril se convirtió en territorial cuando el buey reemplazó al azadón: La tierra misma era prácticamente inútil. La población era pequeña, y, resi diendo en un lugar de la tierra, sólo se hubieran obtenido grandes extensiones de brezos y matorrales. La tierra era una cosa superflua, pero el capital era extremadamente perecedero y aumentaba con gran dificultad y se concentraba en muy pocas manos. La propiedad privada de los instrumentos de cultivo dio, valor y especial importancia a la posesión del suelo.

El resultado fue que el hombre rico, en la edad pastoril, se hizo todavía más rico y poderoso el día en que el buey arrastró el arado y substituyó al azadón, que había ideado y usado originariamente la mujer de la tribu.

¿Qué utilidad tendría el derecho de pesca sobre cierta porción del mar a un hombre que no tuviera barca? .No mucho más útil fue el derecho a cultivar cierta porción del suelo para los que no tenían ni bueyes ni arado. Desde el comienzo de la época agrícola, el jefe y los nobles se convirtieron en los mayores terratenientes por el hecho de que tenían los más numerosos rebaños. Ningún hombre de la tribu les disputaba sus vastas propiedades. Había una superfluidad de mera tierra y, al mismo tiempo, una falta lamentable de los medios de cultivarla.

Por otra parte, era urgente para la tribu obtener una provisión abundante de alimento. Esto la permitía multiplicarse más de prisa que sus enemigos y aumentaba de otro modo la fuerza guerrera del grupo.

Cómo el ganadero rico cambió existencias por servicios: Debe notarse que las primeras razas de la época agrícola tuvieron que luchar y abrirse paso en una Europa ocupada por dos razas de hábiles e intrépidos cazadores. Aquella lucha comienza en la Nueva Edad de Piedra, y aunque los invasores agrícolas no serían probablemente mejores guerreros que los cazaclores indígenas, pudieron vencer por la fuerza del número. Podían sostenerse un millar de agricultores donde sólo un cazador puede lograr alimento. Así las razas agrícolas obtuvieron nuevos terrenos, que parcelaron, roturaron y vinieron a aumentar sus recursos.

Fue así mala política para los jefes y los nobles ricos conservar más ganado que el necesario para trabajar sus propios terrenos. Aquí parece arraigar la costumbre que dio origen al sistema señorial de tener la tierra. Estaba en el interés de los jefes y nobles adscribir a su persona tantos guerreros como le fuera posible. Con este fin «prestaba capital», es decir, daba a sus hombres el ganado por medio del cual podían cultivar su porción de la tierra tribal, y en cambio les exigía la prestación de varias clases de servicio.

La nueva posición que asumió el hombre de la tribu al aceptar capital del jefe variaba según la cantidad de ganado recibido. El terrateniente libre tomaba solamente una pequeña cantidad y permanecía siendo libre y conservando sus derechos tribales. En Irlanda—el único país del cual tenemos completos detalles de esta práctica—su posesión duraba siete años; al cabo de este tiempo tenía que devolver el ganado que había recibido.

Durante los siete años el jefe tenía derecho a la leche, al estiércol y a las crías, y el otro usaba el ganado para los fines agrícolas exclusivamente. También tenía que ayudar a recoger las cosechas del jefe y a la construcción del fuerte. Desde luego que estaba obligado a seguir al jefe en la guerra.

Si un hombre de la tribu aceptaba una gran cantidad de ganado de un jefe, descendía a una posición semejante a la de un pequeño arrendatario respecto del señor. Perdía en parte su libertad y sus deberes se hacían muy onerosos. Tenía que pagar una fuerte renta en víveres, la cual se convirtió, con el tiempo, en una renta pagada por la tierra, y en ciertos períodos, que duraban un número fijo de días, él, su casa y sus bienes tenían que estar a disposición de sus jefes. Se convertía en un doméstico.

La multitud de personal dependiente alrededor del hombre rico: Hasta aquí el sistema del préstamo de ganado no alteró grandemente la condición ordinaria del nombre de la tribu. Introdujo un primer lazo de unión política entre el jefe y sus hombres, y quizá capacitó a los jefes para un fuerte ejercicio de la autoridad sin jugar sobre las supersticiones d*d pueblo, como habían hecho los viejos jefes hechiceros.

Los asuntos políticos fueron separados de la práctica de la magia, y la organización de la tribu o de la nación fue más lucidamente cometida y más perfectamente realizada. Pero este empleo de los primeros puebios agrícolas no favoreció en nada la libertad del sujeto.

El poder del jefe rico y victorioso aumentó a expensas de los hombres de la tribu. Prestando ganados a extraños de otras tribus y cediéndoles algunas de las tierras desocupadas, vemos a su alrededor un ejército de dependientes personales que eran distintos de los hombres de la tribu.

Los dependientes debían al jefe una renta por la tierra y otra por el préstamo, y así ellos le hacían aumentar su fuerza y su poder a costa de la tribu. Probablemente la tribu se hizo más fuerte para defender o atacar por esta adición a la población del territorio; pero cada dependiente extraño reducía la extensa tierra del pasto común.

Cómo el buey de arar hizo provechosa la labor del esclavo: Pero el rasgo peor de la primitiva sociedad agrícola fue el hecho de que el arado tirado por los bueyes hiciese provechosa la labor del esclavo.

Los jefes y los nobles ricos en ganados tenían ahora un nuevo interés por emprender la guerra. Cada prisionero que cogían era una nueva fuente de riqueza, porque aquel trabajador esclavizado le permitía aumentar los dominios que cultivaban. En muchas partes de Europa los siervos parecen haber tenido un origen distinto que el de las razas dominantes.

Procedían probablemente de los antiguos habitantes aborígenes del país. Familias o subtribus formadas de ellos sirvieron de leñadores o de portadores de agua a los hombres libres de la tribu. Otros permanecieron en una condición de especial servidumbre para el jefe o se hicieron dependientes de él, o fueron dedicados a cultivar sus propios dominios y a guardar sus rebaños, o fueron colocados por él en lugares separados en la parte ociosa de la tierra de la tribu. La renta o servicio que tenían que pagarle por el uso de esta tierra parece que era determinada solamente por el capricho del jefe.

La utilidad del buey expresada en una dignidad religiosa por los hindúes: Así vemos que la historia de un rebaño con cuernos está desdichadamente mezclada con la de una gran parte de la humanidad. Las mismas causas que alteraron la posición del buey y le convirtieron en un instrumento de la agricultura produjeron también una gran difusión de la esclavitud. La santificación del buey entre los hindúes, haciendo de su carne un alimento ilícito, parece haber estado conexionada con el deseo de conservarle para el cultivo, y la dignidad legal de la propiedad de los bueyes entre los romanos parece responder a su dignidad religiosa entre los hindúes.

En aquel tiempo, cuando el ganado tuvo la mayor utilidad para el hombre, comienza la lucha entre el capital y el trabajo. Hasta cuándo duró en la Nueva Edad de Piedra apenas tenemos medios de averiguarlo, aunque podemos discernirlo en algunas rápidas ojeadas sobre los acontecimientos más salientes de aquellos días lejanos.

Por qué los celtas, conquistadores, perdonaron a los iberos:, pequeños y morenos: Las primeras de las razas cultivadoras de Europa fueron los iberos, que todavía forman una parte considerable de la población, aun en las Islas Británicas. Con frecuencia se les llama raza mediterránea, ya que se encuentran en gran número en las costas meridionales de Europa. Ellos fueron quienes primero poblaron el Egipto y echaron los cimientos del admirable estado agrícola regado por el Nilo.

Se extendieron a través de las Islas Británicas, y probablemente erigieron el dolmen de Stonehenge y los demás extraños círculos de piedra que allí se encuentran, y construyeron la maravillosa villa lacustre de Glastonbury, aunque es muy dudoso que conservaran su posesión. Porque aun cuando fueron un pueblo muy ingenioso, pequeño de estatura, con cabellos y ojos negros, no podían competir en fuerza corporal con el celta, alto, melenudo y de ojos azules, el irlandés y el gales, que invadieron sus territorios.

Quizás en circunstancias ordinarias los íberos hubieran sido extinguidos o arrojados de tpda la tierra fértil. Ellos habían exterminado a los cazadores de la Antigua Edad de la Piedra, y fueron a su vez conquistados en el curso del tiempo. Cuando los celtas descubrieron la manera de hacer las armas de bronce para atacar lo barrieron todo ante sí e invadieron toda la Europa meridional y occidental, desde Grecia hasta Irlanda.

Los agricultores iberos, sin embargo, eran demasiado útiles para ser destruidos o expulsados como lo habían sido los antiguos cazadores. Así fueron reducidos a la esclavitud y adscritos a la tierra, y de ellos descienden muchos de los siervos de la Europa meridional y de las Islas Británicas. En otros casos, una población esclava nació de la guerra. Al mismo tiempo, muchos de los hombres libres de la tribu perdieron algo de su independencia por haber contraído deudas de ganado con los jefes y los nobles.

Así, en los comienzos de la historia, encontramos algunas de las razas principales de Europa divididas en dos o tres clases. Casi todo el poder y la riqueza son poseídos por la clase noble y un gran número de campesinos han tomado ganado a préstamo y se han convertido en deudores de las clases superiores. El caso de los patricios y los plebeyos de la Roma primitiva es el mejor conocido. En los comienzos de la historia de Roma nos encontramos a los romanos de la plebe en servidumbre económica de la nobleza.

Del mismo modo, en el comienzo de la historia de Atenas nos encontramos con que la plebe la forman los esclavos, en servidumbre, por deuda, de la aristocracia.Cómo la servidumbre por deuda divide las primeras sociedades Estos dos hechos son muy curiosos y se han hecho muchas tentativas para explicarlos. La más plausible de todas es la sugestión de que la repetición de malas cosechas puso a los pequeños agricultores de Atenas y de Roma a merced de las nobles ricos.

Pero cuando Julio César invadió las Galias encontró que aun los bárbaros de aquel país estaban divididos en una clase noble y otra plebeya, y una de las causas principales de esta división dice que era el gran número de deudores. «El pueblo era considerado en gran parte, como esclavos, sin ninguna voz ni iniciativa en los negocios públicos, y muchos de ellos son forzados por las deudas o por la presión de los impuestos, y aun por la violencia, a convertirse en los esclavos de los más poderosos.»

Una gran cantidad de luz ha sido arrojada sobre esta observación de Julio César por el estudio de las leyes Brehon de la antigua Irlanda. De este estudio se deduce que fue el «préstamo de capital» para los fines de cultivo lo que capacitó a los jefes y a los nobles a extender su dominio sobre los villanos. Con mucha frecuencia, no se admitía voluntariamente el donativo de ganado, porque significaba sometimiento, y los hombres de tribu sólo lo recibían bajo la amenaza, de la violencia.

Hay, sin embargo, otro pasaje en la » obra de Julio César que algunos autores han supuesto que muestra, entre las tribus germanas al menos, que la aldea comunal libre era una institución originaria y general. César condujo una expedición sobre la orilla izquierda del Rhin que duró diez y ocho días, y notó el hecho de que entre los teutones «no había propiedades separadas ni límites privados». César, sin embargo, no nos muestra nada semejante a una tenencia comunal de la tierra, con una asociación de hombres libres que cultivasen en común el suelo y del cual fueran ellos los propietarios comunales.

Lo que describe—y es cosa muy distinta—es a los jefes disponiendo del suelo, del cual parecen ser losúnicos propietarios y poseedores, y cada año renovándose de un lugar a otro un grupo de hombres y un cierto número de familias.

El pueblo parece haber tenido pocos derechos y poco poder. Porque los jefes se apoderaron de tanta tierra como creyeron necesitar y en el sitio que quisieron y forzaron a los villanos a trasladarse de un sitio para otro. Tácito dice también que los teutones estaban divididos en una clase noble, otra clase de hombres libres y otra clase de esclavos. Los hombres libres ocupaban una posición sólo un poco superior a la de los esclavos.

Cómo el hombre de la tribu perdió al fin su derecho nativo a participar de la tierra común: Así aparece como los nobles teutones surgen a la luz de la historia con tanto poder sobre los villanos como el que poseyeron las clases superiores en Grecia, Roma e Irlanda. Es cierto que cuando la razas teutónicas descendieron de sus bosques septentrionales hasta el Imperio romano y dividieron la tierra que conquistaron, tenían ideas interesantes y claras acerca de la propiedad privada del suelo. No conocían nada acerca de la comunidad de la tierra y nunca la practicaron.

Por ejemplo, en el año 68o, el rey de los sajones del sur concedió a San Wifredo la península de Selsey, con las personas y propiedades de todos sus habitantes y, entre éstos, doscientos cincuenta esclavos. Casi todas las primitivas concesiones de tierra, comenzando ya en el 674, transfieren expresamente con el suelo sus cultivadores, que son llamados siervos. El país estaba dividido, de hecho, en dominios pertenecientes a uno o más propietarios y culi irados por colonos más o menos serviles. Este sistema de propiedad de la tierra no es-tuvo confinado en Inglaterra, sino que triunfó también en la Europa occidental.

Lo que los terratenientes libres, descendientes de los hombres libres de la tribu, retenían fue un derecho sobre las tierras desocupadas. Hasta el siglo XIV, en Gales, todo hombre libre de la tribu tenía un derecho innato a una cierta cantidad de tierra para cultivarla.

Este derecho de nacimiento, sin embargo, no pudo sustentarse; cuando la población hubo aumentado de tal modo que no había ya más tierras sobrantes que dividir. En tanto que la tierra era una superfluidad y que podía ser obtenida por cualquier hombre con medios para cultivarla habría pocas o ninguna restricciones al derecho innato de los galeses.

Este hecho conduce a nuestro punto de vista de que no había en los primeros tiempos una propiedad común de la tierra cultivable, sino solamente una oportunidad para obtener la.posesión individual o familiar de una parte del suelo. La cantidad de tierra que obtenía un hombre dependía de la cantidad de bueyes o de caballos y el número de esclavos o dependientes que tenía.

Por otra parte, no hay razones para suponer que el primitivo señor tuviese ningún derecho de propietario en las tierras desocupadas. Indudablemente, podía dejar a un hombre que se estableciese en una parte de ellas; pero esto fue originariamente, en atención al beneficio general de los hombres de la tribu, porque aumentaba su número y sus recurso alimenticios. Pero cuando la tribu fue ya muy numerosa y las tierras sobrantes se habían convertido en pastizales comunales muy estimables, la llegada de un extranjero bajo la protección del señor no fue mirada con gusto.

El prado, y el campo y los parques de recreo que se encuentran todavía en muchas aldeas de Inglaterra representan una especie de tradición comunal. Proceden de los tiempos en que los villanos libres tenían un derecho innato a apropiarse y cultivar una parte de la vasta tierra sobrante, cuyas extensas tierras a su vez eran un remanente de los días libres, migratorios, de pastoreo y de caza.

En Inglaterra, sin embargo, la conquista normanda privó a los pecheros de este vestigio de las edades pastoriles. Porque los legisladores normandos crearon ziadualmente la idea de que lo comunal era lo sobrante del señor y éste podía hacer de ello lo que quisiera. Los normandos hicieron con los ingleses lo que los ingleses habían hecho con los galeses y los galeses, a su vez, con los iberos.

Hasta donde alcanzaba la fuerza llegaba, entonces, el derecho. Pero aun los mismos iberos no podían quejarse, porque sus antepasados habían sido todavía más duros con la raza que conquistaron.

Lo que hizo la conquista normanda fue solamente desenvolver de un modo firme y lógico el principio del feudalismo, que había estado siempre implícito en las tribus agrícolas de Europa desde que el buey fue uncido al arado. El inteligente y práctico normando derivó de él todos los beneficios posibles mediante su riguroso sistema feudal, porque fue un organizador admirable. Desterró de la raza inglesa los restos de prácticas sentimentales y supersticiosas y colocó todos los asuntos políticos en un terreno de buen sentido práctico.

En los antiguos días, un villano estaba unido a su jefe tanto por el sentimiento como por la ley, porque en muchos casos el jefe fue considerado como el descendiente de un dios, por quien un hombre cualquiera daría gustosamente su vida. Aun cuando con la difusión del Cristianismo se desvanecieron las antiguas supersticiones, subsistió una lealtad apasionada hacia el jefe, en la cual influía mucho una emoción no razonada y heredada de los antiguos días paganos.

Ahora bien, una ciega y vehemente adhesión a la persona del jefe es siempre una cosa bella y romántica. En algunas circunstancias, es eficaz en la guerra. Pero cuando un país es fragmentado bajo un número de jefes, la mayor parte de los cuales son fieramente ambiciosos, la lealtad apasionada de sus secuaces no conduce a la unidad nacional ni al desenvolvimiento político.

El normando, con su mano fuerte y su esforzado ánimo, forzó a los villanos y siervos ingleses a mirar las cosas como realmente eran y a luchar por su propia tierra. Durante centenares de años se habían entregado al feudalismo sin mirar dónde iban. Los normandos apresuraron sencillamente el progreso: suprimieron a una población de usufructuarios, dependientes y esclavos, sus últimas ilusiones, y la llevaron a luchar para abrirse el camino de la libertad.

En el «Doomsday Book»—el gran catastro hecho por Guillermo el conquistador—hay algunas ligeras indicaciones de que había comenzado la batalla por la libertad, porque parece haber existido aldeas en las cuales se había expulsado al señor.

Pero, por regla general, la lucha por la libertad y la independencia comienza en las ciudades grandes y prósperas, donde la clase media, por su riqueza y su organización, pudo resistir las fuerzas del feudalismo.

El comienzo de la lucha por la libertad entre el señor y el campesino: En el campo, en tanto, los asistentes y ayudantes del señor se combinaron para suprimir el «préstamo de capital». Los campesinos adoptaron un sistema de cooperación y comenzaron a proporcionarse sus propios arados y arreos y a criar sus propios caballos y ganado en general. De este modo pudieron escapar de las más degradantes formas de servidumbre. En vez de trabajar juntos para el señor comenzaron a trabajar jumos para ellos mismos.

Conforme aumentó su ritpieza fueron capaces de obtener, primero, «Cartas», y luego escrituras de arrendamiento, y los más distinguidos entre ellos gradualmente se convirtieron en el arrendatario o colono moderno, y al cabo en la honorable posición del moderno hacendado agricultor, poseedor de tierra libre, al valor anual de 40 chelines, y con derecho a actuar como jurado y a votar por el caballero del condado.

La libertad es una cosa noble y preciosa. Da a la raza que verdaderamente ha sabido ganarla una capacidad, variedad y atento poder de iniciativa personal que con frecuencia influye más en el avivamiento del progreso que todas las demás fuerzas humanas. Pero hasta que la sociedad no fue organizada de un modo firme y permanente para los fines corporativos no se hizo posible la libertad individual.

No debemos, por consiguiente, pensar que siempre ha habido precedentes en la historia pasada de nuestra raza para todos los avances hacia una libertad más amplia, por la cual ahora laboramos. Las aldeas comunales de la Edad Media, por ejemplo, estuvieron muy lejos de ser un modelo para la imitación moderna.

Derivadas de la rígida organización del trabajo en el señorío, no lograron ningún progreso para la agricultura ni para la libertad personal de los campesinos. Tenemos ahora que ver cómo el primitivo sistema de la posesión común, que tanto se generalizó en Inglaterra, cuando fue colonizada América fué suplantado por un sistema más eficaz de granjas separadas y de cultive científico.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Moderna de Conocimientos Universales Tomo VI – Editores W.M. Jackson , Inc. Capítulo 24 – La Propiedad de La Tierra –

Principios del Comunismo Origen y Características Resumen

Principios del Comunismo – Su Origen y Características

Origen del Comunismo:  El comunismo es un movimiento económico-social y político que se propone la destrucción, aun por la violencia, de la actual estructura social y la creación de una sociedad nueva. Sus ideas centrales son: ateísmo agresivo, materialismo, e internacionalismo; supresión de la propiedad privada, de la familia y del Estado; socialización de los medios de producción, trabajo esforzado, retribución de acuerdo a las necesidades de cada uno.

Sinónimos de comunismo son: marxismo, bolcheviquismo, colectivismo, maximalismo.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios4/primeinter1.jpg

Ideólogos de la Doctrina Comunista

Se denomina comunismo, porque sostiene que los bienes deben ser de la comunidad; marxismo, por inspirarse en las doctri nas de Carlos Marx; colectivismo, por propender a que la pro piedad privada pase a la colectividad; bolcheviquismo, por derivación la palabra rusa «bolchevik» máximo programa, do ahí que sus adeptos reciban también el nombre de maximalistas. El distintivo del comunismo es el emblema de la hoz y del martillo entrecruzados, pues se presenta como partido de los campesinos y obreros.

El color de su bandera, el rojo; el saludo es el puño derecho cerrado, en alto.

Aunque la idea comunista es muy antigua, el movimiento eo munista bolchevique es moderno: cristalizó en Rusia por obra principalmente de Lenín.

ANTECEDENTES: El pueblo ruso estaba sometido al dominio de los zares. Ya en la primera mitad del siglo XIX, había habido numerosos co natos revolucionarios. Baste decir que de 1826 a 1854 se registraron en Rusia 526 motines organizados por labriegos servios.

Sociedades secretas como la «Unión de Salvación» y la «So exedad de Caballeros Rusos», atizaban el fuego revolucionario y mantenían en el pueblo el odio hacia las clases altas. Las ideas comunistas se difundían entre el pueblo, pobre y hambriento y los líderes trabajaban para derribar el edificio zarista, por la violencia.

Durante la primera guerra mundial (1914-1918) Rusia luchó contra Alemania. El zar Nicolás II se había desprestigiado por la corrupción administrativa y por la ineficaz campaña militar; en 1915 las tropas alemanas se habían internado muchos kilómetros dentro del territorio ruso. El zar tomó el mando con su ejército mal equipado.

Los revolucionarios comunistas trabajaban intensamente entre el pueblo y deseaban la derrota de Rusia. Si Rusia gana la guerra, decían, muere la revolución; si la pierde triunfa la revolución. Abundaron las huelgas, sabotajes y tumultos. El 12 de marzo de 1917 estalló una revolución y la Duma (Asamblea legislativa), estableció un Gobierno Provisional. Se pensó instalar una monarquía parlamentaria.

El zar Nicolás II abdicó por sí y por su hijo, en favor de su hermano el gran Duque Miguel, pero este también abdicó en favor del Gobierno Provisional.
La decisión del Gobierno Provisional, de continuar la guerra contra Alemania y cumplir los compromisos internacionales que el zar había contraído con los aliados, fue mal recibida por el pueblo, agitado por los comunistas, y obligó a una reorganización del gobierno, que fue encabezada por Kerensky.

El 1° de mayo se había realizado en Moscú una gran manifestación popular maximalista al grito de ¡Viva la fraternidad universal!; y exhibiendo carteles con la leyenda: «Transformación de las espadas en arados«.

Vladimiro Ulianov (imagen abajo) , conocido por el nombre de Lenín, partidario de los métodos violentos, propagaba su programa. Terminación de la guerra que era, decía, una aventura de bandidos preparada y sostenida por los partidos burgueses, reparto de las propiedades entre los proletarios; en resumen: paz y pan.

lenin lider ruso

A pesar de contar en su seno a socialistas y marxistas moderados, la decisión del gobierno de Kerensky, de proseguir la guerra, produjo nuevos tumultos.

El 7 de noviembre de 1917, estalló una revolución encabezada por los comunistas bolcheviques, que se adueñaron del poder. Comenzó el gobierno rojo.

Lenín (1870-1924), ocupó el cargo de Presidente del Soviet o Consejo de Comisarios del Pueblo, integrado por trabajadores y soldados, y su lugarteniente León Trotsky (1877-1940) (su verdadero nombre era Lieb Bronstein), el Comisariato de Relaciones Exteriores.

Se implantó la Dictadura del Proletariado y se realizaron las reformas correspondientes a los postulados comunistas. Confiscación de tierras y su entrega a los campesinos y las fabricas a los obreros. Nacionalización de los bancos, de los transportes por agua, del comercio exterior e interior,

a) Régimen del Trabajo: Se impuso el trabajo obligatorio y se prohibieron las huelgas.

Los trabajadores no podían elegir libremente su trabajo, ni el lugar en donde deseaban traba jos, pues les eran impuestos por el Estado. Se exigió al pue blo que entregara el sobrante de las cosechas. En las fábricas los trabajos debían quedar terminados a plazo fijo, bajo penas que podían llegar hasta la de muerte. Las faltas de puntualidad en acudir al trabajo se castigaban: la primera vez con la privación de la tarjeta de alimentos, la segunda con trabajos forzados durante tres días, y la tercera con el fusilamiento.

Todo intento de huelga fue reprimido severamente hasta con el fusilamiento.

b) Supresión de libertades: El 10 de julio de 1918 se promulgó la Constitución Soviética, que sentó las bases de la Dictadura del Proletariado, ejercida por el Partido Comunista. Se suprimió la libertad de palabra, de opinión, de conciencia, y en fin, todas las libertades individuales, civiles y políticas.

La Constitución establecía que los obreros y campesinos, reu nidos en Consejos locales (Soviets), enviaban delegados a los Consejos provinciales; estos, a su vez, elegían representan les ante un Congreso General. De este Congreso se elegían los miembros para integrar el Comité Ejecutivo y el Consejo de Comisarios del Pueblo, que era la máxima autoridad. Tenían voto únicamente los obreros y campesinos, y por su puesto, presentaba candidatos un único partido: el Comunista.

No tardó en estallar una terrible guerra civil de los «blancos» contra los «rojos», que duró de 1918 a 1920, y terminó con el triunfo de los rojos por la violenta represión que ejercían: un mentaron las medidas represivas e implantaron el régimen del terror.

Se estableció una Comisión Especial, la terrible y tristemente célebre Cheka, encargada de efectuar arrestos de sospechosos y ejecuciones sin juicio previo. Se efectuaron ejecuciones en masa, cuyo número nunca los Soviets se atrevieron a revelar.Los años siguientes se caracterizaron por una profunda crisis económica, que puso de manifiesto el fracaso de la colectivización comunista y obligó a dar marcha atrás. Se estableció entonces como único dueño al Estado. «El capitalismo que es nefasto en manos de particulares o consorcios, decía Lenín explicando la nueva táctica, es beneficioso en manos del Estado, hoy por hoy, al menos».

La N. E. P. (Nueva Política Económica), fue calificada por Lenín de «retirada temporal», un paso atrás para poder avanzar más.

A la muerte de Lenín, en 1924, se entabló una lucha por el poder entre León Trotsky y José Stalin (cuyo verdadero nombre era José Yugashvili).

 José Stalin

Dictadura de Stalin: Venció Stalin, quien en 1927 hizo expulsar del partido a Trotsky, que terminó por residir en Méjico donde murió asesinado en 1940. Con Stalin comienzan los diversos planes quinquenales y el período de la industrialización.

La nueva Constitución puesta en vigor el 1° de enero de 1938, establece la estructura interna del régimen soviético.

La U.R.S.S. (Unión de las Repúblicas Socialistas Soviéticas), es una federación de 16 repúblicas.

El gobierno está compuesto de dos cámaras legislativas. Consejo de la Unión (600 miembros) y el Consejo de las Nacionalidades (400 miembros).
El Consejo de la Unión y el de las Nacionalidades forman el Consejo Supremo.

Esta asamblea (Consejo Supremo) elige el Presidium, organismo de 37 miembros, encargado de dictar decretos, remover funcionarios, declarar la guerra, etc., y el Consejo de Comisarios del Pueblo, la máxima autoridad ejecutiva.

Los derechos y libertades enumeradas en la Constitución existen solo en el papel, pues todo el mundo conoce el régimen de opresión y esclavitud imperante en Rusia. El derecho de sufragio se concede a los ciudadanos o ciudadanas de 18 años de edad, que pueden votar por el único partido permitido: el Comunista.

Afirmaba Alfredo Trenkler que Rusia es «el estado más totalitario del mundo. Es dador del pan y del trabajo, único empresario y capitalista, legislador, juez y señor de la guerra, es el único productor y distribuidor de los bienes económicos, en sus manos está el poder absoluto sobre vida y muerte de cada individuo. Él es juez sobre arte y ciencia, define lo que es verdad y error, lo que deben cantar los poetas, investigar los sabios y proclamar los pensadores. Ha creado una religión del Estado. De este modo, gobierna a la masa bajo un absoluto dominio».

Contenido Doctrinario: Afirma el marxismo que por la evolución de todas las cosas, la humanidad deberá llegar inevitablemente a una sociedad sin clases sociales: la sociedad comunista donde reinará la fe-licidad completa y donde ya no habrá ni opresores ni oprimidos.

Se basa en las doctrinas de Carlos Marx, expuestas en el celebre manifiesto del año 1848. Esas doctrinas tienen su raíz filosófica en la filosofía de Hegel y en la de Fuerbach. Marx fue discípulo de ambos. De Hegel tomó el evolucionismo y la ley de esa evolución dialéctica que, del mundo de las ideas de Hegel, traspuso al mundo de la materia. De Fuerbach, heredó el materialismo más absoluto. De ahí resultó el materialismo dialéctico e histórico.

PRINCIPALES IDEAS DEL COMUNISMO Y SU CRÍTICA:

Materialismo: no existe nada espiritual; la única realidad existente es la materia. También las actividades espirituales (pensar, querer. . .) no son más que formas superiores de la materia. La materia está en continua evolución, según una ley de la naturaleza, llamada dialéctica. Esa evolución terminará al llegar a la sociedad comunista.

Crítica:  Es falsa la afirmación de que no existe nada espiritual. El alma humana es espiritual y son espirituales las operaciones que realiza: pensar, querer. .. No basta asegurar que Dios no existe: hay que dar las pruebas y demostrar que Dios no existe.

No es suficiente negar la existencia de un Dios espiritual y, luego, para tratar de explicar de alguna manera el universo y sus fenómenos, atribuir a la materia todo lo que se dice de Dios. La materia es, de por sí, inerte. La vida que bulle en el mundo proclama la existencia de un ser vivo, espiritual que la ha producido. ¿Desde cuándo un elemento inferior, como la materia, produce seres superiores? Si la materia está en continua evolución, por una ley de la naturaleza, ¿cómo puede esa ley cesar en la sociedad comunista?

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Dialéctico: Según la ley dialéctica todo evoluciona de lo inferior a lo superior. La evolución la causan los elementos de contraste. En cada estado se producen esos elementos de contraste. La lucha entre los elementos se agudiza en tal forma, que resulta imposible sostener la forma precedente.

Crítica: La existencia de la ley dialéctica es una afirmación, pero, sin ninguna demostración. La evolución de lo inferior a lo superior, sin que haya algo precontenido, es un surgir de la nada. Es evidente que la nada no produce nada. Si existe algo, hay que admitir la creación. La evolución creadora es tan absurda como un círculo cuadrado, porque supone que la nada produce algo.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Materialismo Histórico: La historia atestigua que en el mundo siempre existió lucha. Todos los hechos históricos tuvieron su origen en el factor económico. El primado en el hombre lo constituyen las condiciones de la vida económica. Todo lo demás deriva de allí. En los distintos períodos de la historia, los hombres han vivido determinadas relaciones de producción; esas relaciones han suscitado un mundo de concepciones ideales: jurídicas, políticas, morales, religiosas …, de acuerdo a esas relaciones. El factor económico en continuo desarrollo, es el fundamento y estructura de la sociedad; es el elemento activo de la sociedad.

Pero en la sociedad hay otro elemento pasivo: esas sobre-estructuras políticas, jurídicas, artísticas, ideológicas religiosas, fundadas sobre lo económico, y que buscan y adquieren cierta estabilidad.

De ahí surge la lucha entre los dos elementos, el activo y el pasivo, lucha necesaria, fatal, fuente y origen de todo progreso social. «Los hombres antes de ocuparse de política, ciencia, arte, religión, etc… deben comer, beber, vestirse, alojarse» (argumento de Engels en el discurso sobre Marx, del 17-III-1883). «La verdadera explicación de toda la historia individual y social está en los intereses económicos».

Crítica: Las luchas que existieron en el mundo no tuvieron siempre origen exclusivamente en el factor económico. Las guerras de religión, por ejemplo, no estallaron por asuntos económicos. El primado en el hombre lo constituyen las condiciones que le permiten llevar una existencia acorde con su dignidad humana ennoblecida por los valores morales, espirituales y sobrenaturales. Nunca han demostrado que las concepciones ideales: jurídicas, políticas, morales, religiosas … son proyecciones de las relaciones de producción. Afirmar y repetir incesantemente, no es demostrar.

Además es falso que las relaciones de producción, influyan en la solución de problemas. Muchísimas de las concepciones ideales de la humanidad, no dependen en absoluto de las condiciones económicas. El estado de las relaciones de producción en nada puede influir en la solución de ciertos problemas; p. ej. si el mundo se basta o no a sí mismo, cuál es el fin del hombre; si el matar y el robar son malos, etc.

Eso prueba que para el hombre los hechos materiales son condiciones del ejercicio de la actividad intelectual, pero no que tales hechos entren como factores determinantes en la solución de los problemas intelectuales mismos.

No es exacto. Que esos intereses tengan muchas veces, un puesto importante en la historia y no pocas se hallen ocultos bajo el manto del ideal, no puede negarse; pero es ridículo querer explicar toda la historia desde ese punto de vista. ¿Qué tuvieron que ver esos factores en los fenómenos históricos del Imperio Romano, del Cristianismo, del cisma de oriente, del protestantismo, del martirio, en los grandes movimientos filosóficos, literarios, artísticos (Renacimiento), políticos, etcétera? ¿Qué parte tuvieron en las acciones de Belgrano, en la gesta emancipadora de San Martín?.

¿Cómo explicar por el solo factor económico la vida de tantos genios: Platón, Aristóteles, San Agustín, Descartes, Kant, Galileo, Newton, Colón, etc.?

En los fenómenos históricos ejercen preponderante influencia varios factores: el orgullo personal o nacional, el amor a la patria, el amor o el odio al prójimo, los ideales religiosos, el amor a la ciencia, etc., con más frecuencia que el factor económico.

El factor económico es uno, pero no el único de los elementos explicativos de la historia. El materialismo histórico niega la libertad humana, porque hace depender todos los hechos de causas fatales. Además se contradice: ¿cómo una ley inmanente de continua evolución se detendrá en la sociedad comunista?

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

La Propiedad: La propiedad privada ha sido la causa de todos los males de la sociedad. «La propiedad es un robo». No existe el derecho de propiedad privada. Las propiedades, por lo menos los medios de producción o capitales, deben pasar al Estado.

Crítica: La causa de los males de la sociedad no ha sido la propiedad, sino las pasiones humanas: egoísmo, odio, venganzas, orgullo, prepotencia, ambición. . . Para conjurar los males hay que reformar al hombre, causante de ellos. El derecho de propiedad es un derecho natural que consiste en: «retener como propio lo que legítimamente se ha adquirido; de usar, disfrutar y disponer de ello con exclusión de los demás.

La propiedad individual es un estímulo para el trabajo, sacrificio y el ahorro. Hace nacer interés y preocupación por cuidar, reparar y mejorar lo que se posee como propio. De aquello que es de todos, nadie se preocupa, ni siente interés en preocuparse. Solo la propiedad personal de cuanto es necesario y útil a una vida conveniente según la posición social, produce real y legítima independencia respecto de los demás. Es también factor de dignidad individual y familiar. El ahorro sobre el propio trabajo, es un medio legítimo para formarse un capital.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

El Trabajo: El trabajo es la única fuente de dignidad para el hombre. El verdadero fin del hombre es trabajar para el bien de la sociedad, prescindiendo de su bienestar o interés personal. El que no trabaja no tiene ningún derecho, ni siquiera el de vivir.
(Téngase en cuenta que es el Estado quien determina qué clase de actividad es o no, trabajo ). El trabajo es la única fuente de riqueza a más de las ofrecidas por la naturaleza. En cuanto al método, todo es lícito, hasta el trabajo forzado.

Crítica:  El trabajo dignifica al hombre. Pero el hombre no existe para ser esclavizado por la colectividad: el fin del hombre es perfeccionarse y alcanzar su felicidad temporal y eterna. El hombre no puede ser sacrificado al Estado. Antes que existiera el Estado, existió el hombre. Si el hombre organizó el Estado, fue para vivir mejor y no para vivir en esclavitud. Tiene además derechos que ninguna persona ni la colectividad pueden atrope-llar. No solo el trabajo manual es trabajo, lo es también el intelectual. En el mundo se necesitan diversas clases de trabajos.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Teoría del plus valor»:  En toda mercadería puesta en el mercado deben distinguirse dos valores: «valor de uso» (o valor útil) y «valor de cambio» (valor comercial). Valor de uso: Consiste en la utilidad de la mercadería para satisfacer una necesidad. Se funda en sus propiedades físicas y químicas. Valor de cambio: Es la aptitud que una cosa tiene para ser trocada o cambiada por otra. La diferencia entre el valor de cambio y el valor de uso es llamada plus valor, que significa sobrevalor o aumento de valor.

El plus valor, según Marx, se funda únicamente en el trabajo que fue necesario para su producción. La medida del valor de cambio debe ser, por consiguiente, según Marx, la cantidad de trabajo objetivado en la cosa. La cantidad de trabajo se mide por el tiempo y duración del mismo.

Según Marx, todo plus-valor (llámese interés, renta o provecho), no es más que la materialización de una cierta duración de trabajo no pagado. El capital paga al obrero según sus necesidades, pero se queda con el plus-valor. De ahí su teoría que el capital, formado por el plus-valor de las cosas, es un robo.

Crítica: El valor de los objetos para el hombre está constituido no por el trabajo, sino por su idoneidad para satisfacer las necesidades humanas. Lo que no posee esa aptitud no vale nada, haya o no costado trabajo, p. ej. un palacio en el polo sur; una bolsa de perlas encontrada por uno que se está muriendo de hambre y sed, perdido en el desierto.

El trabajo cristalizado nada tiene que ver: mercaderías que no han costado trabajo pueden valer mucho, y puede suceder que mercaderías de poco valor hayan costado mucho trabajo. El trabajo aumenta el valor solo y en cuanto aumenta la utilidad de la mercadería. También la rareza aumenta el valor: un objeto sube de valor cuando escasea. Un «objeto único» tiene valor por sí, pero vale mucho más, precl sámente, por ser «único».

Es falso que solamente el trabajo humano produce plus valor; el ganado, los tractores y aun el más simple motor eléctrico produce plus-valor: rinden más de lo que consumen. Varios son los factores del aumentó del valor de la materia prima: los principales son dos; el trabajo y el capital (terrenos, maquinarias… etc.) ni el uno ni el otro por sí solos habrían alcanzado el mismo resultado. De aquí se deduce que, separada la parte que eo rresponde al trabajo, queda la parte debida al capital.

La ganancia lícita del capital no es, entonces, un robo, como afirma el marxismo.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

La Familia: La familia es una forma de opresión, con la cual el régimen capitalista explota a la mujer. La familia desaparecerá cuando desaparezca la propiedad privada. Mientras tanto, en los países no comunistas, deberá hacerse cuanto se pueda para desintegrarla: divorcio, libertinaje, etc. De esa manera se acelera la llegada de la era comunista.

Crítica: Falso también lo que afirma de la familia. No es un inven to de los capitalistas; la famí lia ha existido siempre, muchi simo antes de que aparecieran los capitalistas. El matrimonio monógamo o indisoluble, enaltece y dignifica a la mujer. En cambio, la poligamia y el «amor libre» a que tiende el comunismo, es una explotación y degradación de la mujer.

La disolución de la familia causó tantos males en Rusia produjo tal degeneración que también en este punto el co munismo tuvo que dar marcha atrás. Se confirma una vez más, que no se puede ir contra el recto orden natural. Los hijos pertenecen a sus padres y no al Estado. Si por naturaleza los hijos pertenecen a sus padres, también corresponde a ellos el educarlos para completar la obra de la procreación.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

La Educación: Los niños son del Estado, a quien le corresponde su educación. El Estado comunista se reserva exclusivamente para sí el derecho de la instrucción. La escuela y las publicaciones de todas clases, son el principal medio para la formación colectivista del pueblo.

Crítica: El derecho de educar a los hijos, es un derecho natural e inalienable de la familia. Como de costumbre, el régimen comunista desconoce y atropella los derechos más sagrados. También en el plano educativo las teorías comunistas fracasaron: tuvieron que prohibir la coeducación por los desastres que en la niñez y juventud producía tal sistema.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

La Religión: La religión es un producto del estado presente de la economía capitalista. Como el pueblo no goza aquí, tiende a imaginarse un paraíso en el más allá y esta idea lo lleva a soportar el orden de cosas presentes. En este sentido es el «opio del pueblo». La religión es aliada del capitalismo, producida por él y caerá con él Es un absurdo una conciliación entre marxismo y religión. En el colectivismo definitivo, no podrá hablarse de religión.

Crítica: Es falso que la religión haya sido inventada por el capitalismo y que dependa de las condiciones económicas. Desde que el mundo es mundo, existió la religión, en cambio el capitalismo, comenzó muchos siglos después. La religión responde a una de las necesidades más profundas del ser humano. El sentimieno religioso es tan connatural al hombre que el naturalista Quatrefages definió al hombre «animal religioso». Esto es tan cierto, que después de cuarenta años de intensas campañas antirreligio sas v ateísticas, el marxismo soviético no ha podido extinguir el sentimiento religioso del corazón del pueblo ruso. La religión eleva los pensamientos hacia los bienes ultra-terrenos, sin descuidar por eso, el bienestar temporal.

No es opio que adormece, sino licor que purifica y vigoriza. No es producida por el capitalismo, no caerá, aunque caiga el capitalismo v no es su aliada. El capitalismo es fruto del liberalismo económico, que la religión condenó no bien hubo aparecido.

El liberalismo sostiene el interés individual; la religión, la justicia social. El capitalismo surgió, precisamente, por la laicización de la economía y por no haber conformado los hombres su actuación a los preceptos religiosos.

La doctrina de la «Rerum Novarum», «Quadragésimo Anno», «Divini Redemptoris» y «Mater et Magistra«, para citar los principales documentos, es un rotundo mentís a la afirmación comunista. El comunismo no permite la religión porque pretende erigirse él mismo en una religión y hacer de sus jerarcas, unos semidioses.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

Fuente Consultada
Educación Democrática Ciclo 1º – Mario Alexander – Ediciones “Civism

Las Virtudes Sociales y Éticas Para La Convivencia Social

Las Virtudes Sociales Para La Convivencia

Cada uno de nosotros está ligado a otros seres humanos, vive y convive con ellos. Las distintas formas que puede asumir una comunidad son formas de convivencia. Una persona puede vivir siempre peleando con otras, enojada porque no se hace lo que ella quiere, puede vivir sin preocuparse por las necesidades personales y familiares, por los proyectos personales y compartidos. Puede vivir, diríamos, de manera desinteresada. También es posible vivir de otra manera, tratando de conocer las necesidades de los demás, dialogando, llevando a cabo proyectos en común con otras personas, es decir, «negociando» y haciéndose responsable de las distintas funciones que cada uno desempeña.

Si, por ejemplo, en la escuela se nos pide que hagamos un trabajo grupal, tendremos que establecer acuerdos entre los miembros del grupo, es decir, «negociar» el tema a elegir, el modo de hacer el trabajo, las responsabilidades que cumplirá cada miembro del grupo, el tiempo que le dedicaremos a la realización de la tarea y lo que hará cada uno para que los demás cumplan con lo pactado. La forma en que vivimos los seres humanos está, en alguna medida, en manos de todos, porque todos tenemos aspiraciones y posibilidades y gozamos de la capacidad responsable de ser creadores del mundo en el cual queremos vivir. Veamos ahora las virtudes  humanas necesarias para lograr una buena convivencia social.

Virtudes sociales: La  vida ordenada y pacífica de la sociedad reclama el fortalecimiento de los valore humanos y también de ciertas virtudes como la solidaridad, el altruismo, la fraternidad, el respeto recíproco de los derechos, la probidad. (Ver: Valores Humanos)

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/convivencia.jpg

A. – La solidaridad

«La solidaridad expresa la mutua dependencia (|u«’ existe entre las diversas partos de un lodo, y que hace que no se pueda remover o modificar una sola sin remover o modificar, por eso mismo, las otras y el todo que constituyen.»

La solidaridad implica conexión entre las partes y, por consiguiente, dependencia recíproca.

La solidaridad existe, no solo en el mundo físico debido a la eficacia y permanencia de leyes cósmicas, sino también entre las personas.

Los hombres en la sociedad son solidarios unos con otros, pues hay interdependencia entre ellos.

La solidaridad humana existe en el tiempo y en el espacio. Solidaridad en el tiempo: Todo hombre está relacionado con los millones de hombres que existen, con los millones de hombres que le precedieron y con los millones de hombres que existirán.

Casi no puede moverse, obrar, vivir como ser humano sin que deba hacer referencia a la acción presente, pasada y, hasta venidera, de otro hombre. Los vestidos conque se viste, las herramientas con que trabaja, la luz artificial que lo ilumina, la ciencia y la cultura y los mismos elementos naturales utilizados por la industria humana denuncian la intervención social de otros hombres.

El hombre es beneficiario del progreso cultural y científico de sus antepasados y contemporáneos y, a su vez, la posteridad se beneficiará con el aporte cultural, moral y científico que logre la actual generación.

Solidaridad en el espacio: Los que habitan un mismo lugar, pueblo, municipio, ciudad, estado; o conviven en la misma familia, escuela, fábrica, oficina, están entrelazados por intereses, finalidad y necesidades comunes.

La negligencia o la actividad de uno repercute en los otros; ciertos trabajos no podrán realizarse hasta tanto algunos no hayan cumplido su parte.

Como puede advertirse esta solidaridad, es algo natural, independiente, muchas veces, de la voluntad de los individuos: surge de la misma naturaleza de las cosas. De esta solidaridad natural aflora la solidaridad moral.

La solidaridad moral consiste en la aceptación de las mismas responsabilidades y en la ayuda y apoyo que se presta en circunstancias difíciles o adversas.

El concepto de solidaridad moral comprende ideas de unión, adhesión, concordia, colaboración, ayuda mutua, etc.

Así por solidaridad una persona comparte la responsabilidad que surge de la actitud de un compañero; por solidaridad se ayuda al necesitado para que pueda superar una situación económica angustiosa; por solidaridad se reúnen socorros para las víctimas de alguna catástrofe: inundación, terremoto, incendio, etc.

En el terreno político, en momentos difíciles para la vida nacional, por solidaridad se unen y fusionan fuerzas políticas opuestas en ideales y procedimientos para salvar a la Nación de un peligro inminente.

La solidaridad moral se manifiesta en los diversos órdenes de la vida. En la esfera social, todas las mutualidades, las com-pañías de seguros, las cooperativas, en general, las sociedades de obreros y de patrones son expresiones de solidaridad.

La solidaridad abarca las tres esferas originarias de la vida social: la familiar, la nacional y la universal.

B. – La solidaridad como deber y como necesidad:

El hombre debe ser solidario con sus semejantes y con la sociedad. En otras palabras, debe interesarse por las necesidades del prójimo y los problemas sociales.

La solidaridad se manifiesta por medio de la ayuda mutua.

La solidaridad es un deber: todo hombre se ha beneficiado con el aporte valioso de los antepasados y de sus contemporáneos, no puede ser entonces un elemento puramente nega tivo en la sociedad. Debe cooperar positivamente en cuan lo le sea posible al bienestar común e individual.

El hombre nace deudor y a medida que avanza en la vida lo va siendo más.

La solidaridad es también una necesidad porque el progreso de la sociedad y su misma supervivencia no sería posible sin la solidaridad.

«Se diría que la sociabilidad y la solidaridad humanas se impondrían por una necesidad «de facto» si no se impusieran antes por una necesidad de naturaleza.

Todo en la sociedad de los hombres se mantiene por colabo ración, por espíritu de entendimiento y de solidaridad».

La vida en la sociedad civil muestra el gran concurso de con peración humana, p. ej., en el sector de la instrucción: las ciencias, las artes y la técnica son frutos de la cooperación humana. Los jóvenes deben habituarse a la solidaridad. Generalmente viven creyendo que su pereza o laboriosidad son asuntos individuales que solo a ellos interesan, sin repercusión social. A lo sumo que deberán responder ante la Dirección del Colegio.

Sin embargo, no es así; aun el silencio que se exige en el aula para que los alumnos se concentren en un ambiente de seriedad tiene un carácter eminentemente social: crear un clima propicio al trabajo de todos.

El que quiere divertirse hasta el último momento, el que quiebra con su indisciplina ese ambiente propicio para el trabajo intelectual fecundo, conspira contra la solidaridad social. No debe olvidar el joven estudiante que también por solidaridad está obligado a perfeccionar su personalidad para hacerse más útil a los demás y colaborar al bien general. Ni tampoco debe olvidar que un buen consejo, unas palabras de aliento dichas a un compañero que sufre un estado de depresión pueden producir un cambio total y orientar toda una vida. Por el contrario insinuaciones perversas pueden influir de tal manera que tuerzan hacia el vicio una existencia y malogren toda una vida.

Los malos ejemplos ejercen poderoso influjo sobre los demás. Es conocido el refrán: «Las palabras mueven, el ejemplo arrastra».

Por supuesto que nadie podrá recurrir al deber de solidaridad para exigir cooperación para el mal. Ocurre frecuentemente entre los estudiantes creerse obligados, por un falso y equivocado compañerismo, a solidarizarse con el mal. La solidaridad solo existe para lo bueno y honesto. Toda cooperación para lo malo, no es solidaridad, sino complicidad.

C. – El altruismo:

Etimológicamente la palabra altruismo proviene del término latino alter: el otro.

Se opone a egoísmo. Egoísmo proviene de «ego»: yo, y significa, exagerado amor e interés por sí mismo. Es la virtud por la cual el hombre piensa y se preocupa por el bien de los demás.

Es lo opuesto al egoísmo que consiste en encerrarse en sí mismo y buscar siempre y exclusivamente el propio provecho, desentendiéndose de los demás.

El egoísta solo piensa en sí; es insensible a las penas, afliciones y necesidades del prójimo. Es incapaz de un sacrificio, de una privación para proporcionar un bien a otro.

En cambio el altruista es generoso. En ciertos casos es capaz de olvidarse de sí mismo y privarse no solo de comodidades sino hasta de cosas necesarias para ir en ayuda del prójimo necesitado.

Muchos de los males que aquejan a la humanidad tienen su raíz en el egoísmo. Felizmente no todos los hombres son egoís tas. De serlo, la vida sería muy dura y muy triste. La solidaridad supone el altruismo.

D. – Fraternidad

Fraternidad es sinónimo de hermandad. Llámase fraternidad al amor que se profesan los hermanos entre sí. Como son hijos de los mismos padres, miembros de un mismo hogar, siéntense unidos por un vínculo muy especial establecido poi la sangre e idéntica formación espiritual. Lo que sucede en el pequeño núcleo familiar debe reflejarse en la gran familia humana.

Fraternidad, es entonces, el amor universal que une a los hom bres entre sí en cuanto son miembros de la gran familia hu mana.

A semejanza de lo que ocurre en el hogar, la fralernidad debe comprender el respeto, aprecio, defensa y ayuda mutua, unión V solidaridad.Este sentimiento de cordialidad y afecto universal tiene su raíz en el cristianismo que enseña que todos los hombres son hermanos, pues todos son hijos del mismo Padre que está en los cielos.

La fraternidad lleva a considerar a los demás hombres, sea cual fuere su nacionalidad y condición social, como hermanos, acreedores al respeto, estima y ayuda en los casos de necesidad. Estando compuesta la gran familia humana no solo de individuos sino también de sociedades, el sentimiento de fraternidad debe extenderse a las relaciones de las familias y de las naciones que deben considerarse hermanas.

La Argentina tiene una hermosa tradición de hermandad. Ha considerado a las naciones, teórica y prácticamente como hermanas.

El sentimiento de fraternidad dentro del territorio se refleja en el Preámbulo de la Constitución, donde se expresa ser propósito de los constituyentes asegurar los beneficios de la libertad «para nosotros, para nuestra posteridad y para todos los hombres del mundo que quieran habitar en el suelo argentino». Se opone a la fraternidad cualquier discriminación racial.

E. – Respeto recíproco de los derechos:

La base de la tranquilidad pública y de la paz social está en que cada uno respete los derechos de los demás. Si todos respetan los derechos ajenos, cada uno a su vez, será respetado. «No hagas a los demás lo que no quieras te hagan a ti». Las jóvenes generaciones deben comprender bien la importancia que tiene el respeto de los derechos. Deben comenzar a practicarlo en las múltiples ocasiones que le brinda la vida escolar y social.

En la sociedad humana no puede imperar la ley de la selva, o sea, la de la fuerza bruta.

Los hombres, seres racionales, deben regularse por normas morales y no apoyarse en el imperio de la fuerza o de la violencia.

El respeto de los derechos es lo opuesto a la prepotencia y a la arbitrariedad.

Todos y cada uno de los derechos deben ser respetados. Con todo, existen algunos derechos de la persona humana que revisten capital importancia y que más frecuentemente son atropellados: el derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de la persona.

F. – La probidad Individual y Social:

Probidad significa rectitud en el obrar, honradez de procederes.

Probidad deriva del vocablo latino: «probus»: honrado. Hombre probo es el hombre de honor, íntegro, consecuente con sus ideas tanto en la vida privada como en la vida pública.

El hombre, debe, desde niño, acostumbrarse a obrar con honor, siguiendo la voz de la conciencia que le indicará cuál es el camino, la senda de la honestidad. Siendo sensible a las indicaciones de la conciencia moral adquirirá el hábito de la probidad.

Los obstáculos que se interpongan, las insinuaciones malvadas, los ejemplos reprobables no deben torcer su conducta rectilínea.

No es probo el hombre que roba, estafa, el que traiciona la fidelidad conyugal, el deshonesto, el que engaña al prójimo, el que falsifica mercaderías, etc.

La probidad social es aquella honradez y rectitud que se manifiesta en la administración pública.

La Nación marcha bien cuando la gobiernan hombres probos. De ahí la gran responsabilidad del sufragio: los electores de ben elegir para los cargos públicos a aquellos ciudadanos ca pacitados que se distingan por probidad de vida. Esa probidad deberá resplandecer no solo en la vida pública y social, sino también en la vida privada.

Fuente Consultada
Educación Democrática Ciclo 1º – Mario Alexander – Ediciones “Civismo”

 

Funcion Social de la Familia Su Relación Con El Municipio

Función Social de la Familia

Cronológicamente  es la familia la primera sociedad: existió antes que ninguna otra y antes que el mismo Estado. Biológicamente es la familia la célula de la sociedad: es el medio adecuado para la propagación de la vida. Sin la familia se extinguiría la especie humana. La familia comprende fundamentalmente a los esposos y a sus hijos; por lazos más o menos estrechos de parentesco, en línea directa o indirecta, forman también parte de ella los hijos adoptivos, los abuelos, los tíos, los primos, etc..

En la Declaración Universal de los derechos del Hombre, artículo 16, párrafo 3º se dice: «La familia es el elemento natural y fundamental de la sociedad y tiene derecho a la protección de la sociedad y del Estado».

funcion social de la familia

La familia es sociedad necesaria porque la exige la misma naturaleza del hombre y la mujer que posee la tendencia a la generación.

Es necesaria porque para el niño resulta imprescindible la familia no solo para existir, sino también para vivir y llegar a su perfecto desarrollo.

Ningún ser de la escala animal después de nacido necesita tanto como el hombre de los cuidados de otros para seguir viviendo. Se calcula que no duraría muchos días si no se le dispensaran esos cuidados.

LA FAMILIA, SOCIEDAD PRIMERA Y NECESARIA

Todos sabemos que el niño al nacer es un ser débil e indefenso, incapaz de satisfacer por sí mismo ninguna de sus necesidades vitales; librado a sus propios recursos, en pocos días perecería.

Esa dependencia del niño con respecto de sus padres no dura, como sucede en la mayor parte de los animales, unas pocas semanas, sino que se prolonga por varios años. Entre todos los seres vivos, el hombre es el que más tarda en comer por sus propios medios, en pararse, en caminar, etcétera. Además muy pronto aparecen otras necesidades, como la de expresarse por medio de la palabra, jugar, aprender, etc.

Ese proceso de crecimiento y de aprendizaje debe ir acompañado de cariño, de ejemplos morales, de iniciación en la fe y en las prácticas religiosas; es un proceso largo, difícil, en el que sólo los padres, asistidos por la ayuda de Dios, pueden ser los guías y apoyos seguros.

Sólo con su ayuda los hijos pueden llegar a ser sanos y fuertes tanto en lo material (el cuerpo) como —y principalmente— en lo espiritual (sus sentimientos, sus creencias, su manera de comportarse).

Es por eso que Dios creó la institución del matrimonio, para que los hijos encuentren al nacer todo lo que necesiten hasta alcanzar el normal desarrollo de su cuerpo y la adecuada educación de su espíritu.

Por lo tanto, el matrimonio debe ser una relación estable, duradera y permanente; no basta que un hombre y una mujer se unan para tener un hijo. La misión encargada al matrimonio tiene tres aspectos fundamentales:

• El fundar la familia con mutuo amor, respeto y protección de los esposos.
• El de tener hijos para perpetuar la especie; de esa manera Dios hace a los esposos colaboradores en la obra de la Creación.
• El de cuidarlos, protegerlos y guiarlos en el largo camino de ia niñez y de la juventud.

La familia es, pues, la célula básica de la sociedad, célula es sinónimo de vida; la célula posee en potencia fuerza evolutiva y reproductiva; también se halla expuesta a sufrir todas las consecuencias de los ataques, todos los efectos de los malos cuidados. Si estos ataques y estos malos cuidados llegan a hacerla enfermar, entorpeciendo su marcha biológica, esta enfermedad y entorpecimiento se transmiten al cuerpo al que esta célula pertenece. Por ejemplo: un brazo está compuesto por una inmensa cantidad de células. Cada una de éstas tiene movimientos, tiene dinamismo, puede reproducirse. Si las atacamos, si les hacemos daño, enfermamos el brazo.

Lo mismo sucede con la familia. Si se la ataca, si no se lucha por su integridad, se está atacando al cuerpo social.

Sin la familia no existiría la sociedad. La familia como unidad social es la piedra fundamental sobre la cual se apoya la inmensa construcción de la civilización. «La familia es la raíz de la patria», ha dicho el historiador alemán Juan Bautista Weiss. Por eso es la institución que más que ninguna necesita la ayuda de todas las fuerzas sociales para salvar su pureza e integridad.

A través de la historia de todos los pueblos, la familia fue rodeada de respeto, muchísimas veces de carácter religioso, pero por desgracia siempre estuvo expuesta a los ataques del materialismo.

Debemos, pues, considerar a la familia como a la comunidad primera, donde el hombre viene al mundo, donde nace y se desarrolla la plenitud de su personalidad.

CARACTERES DE LA FAMILIA COMO SOCIEDAD

La familia es una sociedad:

• natural, porque la misma naturaleza humana lleva al hombre a nacer y a vivir en una familia;
necesaria, porque es el elemento indispensable para formar las naciones, los estados;
imperfecta, por cuanto no se basta a si misma para cumplir sus fines propios y los de sus miembros: necesita de otras sociedades como el estado, el municipio, la escuela, . . iglesia).

Función social de la familia

La función social de la familia abarca la fecundidad y la educación. La primera función social de la familia es la propagación y perpetuación de la especie humana.

Todo ataque a la fecundidad es un crimen contra la naturaleza y un fraude a la fuente de la vida. En regímenes totalitarios, en nombre de una pretendida superioridad de raza, la autoridad despótica se atrevió a pisotear ese derecho sagrado.

La generación se complementa con la educación. Es deber y derecho de la familia la educación de sus hijos. La familia debe preocuparse, entonces, en formar bien, física y moralmente, a sus hijos que serán los futuros ciudadanos. Tal como sean los ciudadanos así será la Nación. Como la sociedad civil está compuesta de familias e individuos, la bondad o maldad de la sociedad dependerá de cómo sean las familias e individuos.

Son falsas y antidemocráticas las teorías que sostienen que los hijos son del Estado a quien, por lo tanto, le corresponde su educación.

La familia es anterior al Estado. Los hijos pertenecen por naturaleza a la familia, antes que a la sociedad civil. Son como una extensión de la persona paterna y si entran a formar parte de la sociedad civil o Estado es solo por medio de la familia en la que fueron engendrados.

«Sería un acto contra la justicia natural que el niño antes del uso de razón fuese substraído del cuidado de los padres o de alguna manera se dispusiese de él contra la voluntad de los padres, como suelen hacer los estados totalitarios».

La Declaración Universal de los derechos del hombre en su artículo 26, párrafo 3 sostiene que: «Los padres tienen derecho preferente a elegir el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos».

El derecho de los padres no es despótico ni exclusivo. No pue den disponer de los hijos a su antojo, sino que deben encauzar su educación para que lleguen a la perfección de la naturaleza humana y puedan vivir y aduar como hombres.

También el Estado tiene derecho a la educación, pero no es el suyo un derecho natural, sino tan solo completivo y supletorio, como ya se ha explicado anteriormente.

Siendo tan importante la función social de la familia se debe combatir todo lo que perjudique, quebrante o destruya la unión familiar. En cambio, se debe alabar, estimular y potenciar todo lo que favorece su unidad, estabilidad, fecundidad y prosperidad.

La juventud, llamada en su generalidad, a formar una familia debe prepararse con esmero a la gran misión que le está reservada.

La familia en el municipio:

La familia es la base del municipio.

Así como el hombre no puede vivir ni actuar sin ayuda de sus semejantes, tampoco la familia aislada logra satisfacer por sí misma todas las necesidades del hombre ni las suyas propias. De ahí surge su tendencia a reunirse con otras familias para ayudarse mutuamente.

La convivencia de varias familias en un lugar da origen a la aldea.

Surge así la sociedad civil. Sociedad civil es la unión moral de familias e individuos para lograr una tranquila prosperidad común que haga más fácil una vida honesta y virtuosa.

Como puede advertirse, la sociedad civil, es una sociedad natural pues proviene necesariamente de la naturaleza social del hombre.

Ese pequeño grupo de población irá creciendo por agregación de otras familias y se convertirá en pueblo. El pueblo crecerá y se transformará en ciudad y, alguno, como sucedió con Buenos Aires, en gran metrópoli.

En el pueblo se plantean problemas que no son tan solo familiares, ni que pueden ser resueltos por cada familia en particular: se requiere la colaboración del vecindario. De esa manera se resuelven los problemas de los caminos, desagües, del alumbrado público, de la instrucción de los niños, etc.

Cuando un núcleo de población, bastante crecido, siente la necesidad de organizarse jurídicamente, eligiendo autoridades y dictando ordenanzas para el mejor desarrollo de las relaciones y de la vida social, surge el municipio.

El municipio es la ciudad o pueblo organizado jurídicamente con autoridades propias para que gobiernen sus intereses locales. Puede también definirse al municipio como la «sociedad formada por familias e individuos unidos por la contigüidad de domicilio y por las relaciones de necesidades e intereses comunes».

En el municipio o comuna se encuentran los siguientes elementos:

Territorio: ciudad o comarca.

Población: familias, individuos; otros grupos sociales. Finalidad: bien común. Lograr los intereses generales de todos los que forman el municipio.

Organización: jurídica; según leyes.

Autoridades: propias, para gobernar los asuntos locales. La aparición del municipio es consecuencia de la sociabilidad 0 humana que busca estrechar vínculos con otras personas y familias para que la vida sea más humana y, por consiguiente, más perfecta.

El municipio es una sociedad perfectamente natural por lo cual se llama también necesaria.

La ley no crea el municipio, sino que reconoce como existente esa sociedad humana, creación de la vida social. Lo que hace es darle personería jurídica, es decir reconocerlo como persona moral de acuerdo al Derecho, organizar sus elementos y re guiar sus relaciones.

«En la historia de la civilización, afirma Bielsa, aparece el municipio a través de todas las épocas y en casi todos los pueblos como el más fuerte baluarte de las libertades poli ti cas y de los derechos privados».

El municipio se llama también municipalidad, partido, comuna o departamento.

El municipio, patria menor:

Llámase al municipio la patria menor o la «patria chica» porque allí el hombre siente más el amor patrio y vive más intensamente los problemas locales de los cuales se siente protagonista.

Experimenta gran afecto hacia el lugar que lo vio nacer, al pequeño mundo que desde muy niño comenzó a conocer. Su afectividad y fantasía se han impresionado con las primeras emociones y sensaciones de la edad feliz de la niñez. Esos recuerdos lo acompañarán durante toda la vida hasta la ancianidad.

En el municipio el ambiente social es más familiar, se está en contacto más directo con los intereses y problemas comunes, se viven más las tradiciones, se despierta el sentido localista y son más fuertes los vínculos que unen a los vecinos.

Cada pueblo imprime su modalidad especial a sus habitantes, sea en el modo de expresarse, sea en el modo de encarar y enfocar los asuntos.

Ese significado de la patria chica se vive intensamente en los pequeños municipios, pero se pierde, en las ciudades monstruosas donde el hombre se deshumaniza convirtiéndose casi en una máquina. En las grandes ciudades córrese el peligro de que los hombres y las familias se ignoren unos a otros. A veces el egoísmo, para no crearse problemas ni sufrir incomodidades, lleva a esas situaciones.

La patria mayor o la «patria grande»:

Si el municipio es la «patria chica», el reino, la nación o el Estado es la «patria grande».

Aunque el municipio se baste a sí mismo para su vida interior no podría subsistir enfrente de enemigos que lo combatiesen. El temor a los enemigos y la necesidad de defensa común ha ce que las ciudades o municipios se unan entre sí para formar el reino, nación o Estado.

Cuando la sociedad civil o los municipios se organizan de acuerdo a los siguientes requisitos:

jurídicamente: conforme a leyes;

políticamente: para la función de gobierno;

independientemente: sin sujeción a otro, se tiene la sociedad política o Estado.

El Estado es la sociedad civil organizada jurídica, política e independientemente.

En el Estado es donde el hombre encuentra la suficiencia completa de la vida.

Ver: Virtudes Sociales

 

FUNCIÓN SOCIAL DE LA FAMILIA

«… La familia no es la simple agrupación material de padres e hijos, sino que encierra una gran cantidad de deberes recíprocos, pero los más importantes están a cargo de los padres que son los que deben formar a los menores en el respeto, encauzándolos a través de sólidos principios morales que no deben ser solo pregonados, sino también practicados por ellos mismos.

Los padres son los maestros de sus hijos, y como tales deben estar permanentemente a su lado, no ya como censores severos, sino como amigos íntimos que sean capaces de vivir y sentir sus inquietudes para apoyar exhaustivamente las buenas y corregir con consejos afectuosos y oportunos las que estén equivocadas.

En síntesis, la familia es: estrecha vinculación material y moral de los padres con sus hijos, pero teniendo presente siempre los primeros que lo que están moldeando es una materia virgen que, por medio de sus directivas, podrá luego ser o no útil cuando se incorpore al mundo de los adultos. Por ello es que todas las fallas de la familia como escuela recaerán sobre el menor; y todos los estigmas de los padres serán incorporados a la personalidad del niño y este será, como hombre lo que sus padres hayan dejado que sea.

Crisis de familias y crisis de educación son los constantes problemas que se presentan como distintivo de los menores que llegan con su carga delictiva al Tribunal; familias disgregadas, de cualquier clase social que sean; padres separados o que, unidos están totalmente separados de sus hijos; hacen su vida y dejan que sus hijos hagan la suya; nunca o casi nunca se acercan a sus hijos para saber cuáles son sus inquietudes, sus pasiones o sus problemas. Y ante ese cuadro, los menores, que no pueden ser más sabios que sus maestros, siguen cualquier camino, que desgraciadamente, muy pocas veces es el mejor…».

Jorge R. Moras Mom, La Nación, Buenos Aires, 3-10-61.

ALGO MAS… La familia es donde nace y se desarrolla una nueva vida, la cual para no perecer necesita cuidado y educación. La familia es, pues, la dispensadora universa! de la vida; la que entrega ciudadanos a las naciones. Estos ciudadanos desarrollan sus actividades en esas mismas naciones para engrandecerlas, integrando las instituciones sociales y propendiendo con su trabajo al ennoblecimiento de éstas.

La función social de la familia es amplísima y ejerce una influencia preponderante en el avance de la civilización, por lo cual necesita del cuidado del estado y de los poderes públicos para no verse ahogada y esclavizada y poder desarrollar con libertad sus fuerzas.

Pero la familia no sólo entrega al cuerpo social el hombre como tal, sino que ese hombre es un compuesto de cuerpo y alma, y por lo tanto como realizador de la sociedad y elemento constitutivo de la misma tiene un fin que lo trasciende. Por ello, en una concepción superior de la vida el objetivo de la familia no sólo es dar vida espiritual sino proporcionar los medios para alcanzar el fin último del hombre.

Además la familia es la primera educadora. En ella los hijos, en un clima de amor, descubren más fácilmente el verdadero sentido de las cosas, al mismo tiempo que se imprimen de modo casi inconsciente en el alma de los adolescentes formas probadas de cultura a medida que van creciendo. Se debe dar entonces libertad de acción a la familia y proporcionarle los medios necesarios para que se desarrollen en su seno los verdaderos valores educativos y culturales, a fin de no desvirtuar su noble sentido y no entorpecer su proyección eterna.

Fuente:  Formación Moral y Cívica de Blas Barisani

Fuente Consultada
Educación Democrática Ciclo 1º – Mario Alexander – Ediciones «Civismo»

Tratado de las Obligaciones del Hombre Aprobado por la Primera Junta

Tratado de las Obligaciones del Hombre Aprobado por la Primera Junta de Gobierno de 1810

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/tratado_obligaciones.jpg

Se publican aqui algunos fragmentos de este tratado, en lo que respecta a los deberes del hombre frente a Dios, a si mismo, a los demas y en la familia.

OBLIGACIONES RESPECTO DE DIOS

Dios es el Ser Supremo que ha creado y conserva todas las cosas. Como creador de todas es igualmente Señor de ellas, y con la misma facilidad con que las ha sacado de la nada, puede destruirlas y anonadarlas. Nosotros mismos hemos recibido de la mano de Dios La vida y todo lo que tenemos; y basta con un solo acto de su voluntad para quitárnoslo todo, y aniquilarnos en un instante.

Debemos pues en primer lugar adorar a Dios con la más profunda humildad… Estamos al mismo tiempo obligados a profesar sumo y perpetuo agradecimiento por los infinitos beneficios que nos ha hecho, pues cuanto poseemos es don suyo. Por esta razón debemos, llenos de reconocimiento, darle gracias todos los días, de todo lo que nos suceda de bueno; seguros de que todo viene de su mano, y de que ningún bien podemos tener sin él. . .

OBLIGACIONES RESPECTO DE NOSOTROS MISMOS

Estamos compuestos de dos substancias, una espiritual, que es el alma, y otra material, que es el cuerpo.

El alma es la más noble de las dos substancias, como que es la que piensa, la que quiere, la que dirige todas nuestras acciones, y la que, siendo por su naturaleza inmortal, ha de durar eternamente. El cuerpo es la substancia menos noble, como que está sujeto a mil imperfecciones, a mil males, y últimamente a la corrupción y a la muerte. De estos antecedentes se infiere que debemos cuidar principalmente del alma, y procurar mejorarla cada día, como que es la parte más excelente de nosotros mismos. E igualmente se sigue de ellos que tampoco debemos omitir el cuidado del cuerpo, para conservarlo y hacerlo cada vez más apto para el servicio del alma. . .

Redúcense nuestros cuidados para con nuestra alma a procurar enriquecer el entendimiento con útiles conocimientos, cultivar la memoria para conservarlos después de adquirirlos, arreglar sabiamente la voluntad a los preceptos de la virtud, honradez y prudencia, ejecutar lo que estas nos inspiran, con presteza y con cuidado al mismo tiempo; evitando por una parte la pereza, y por otra la precipitación. . .

Debemos procurar que el cuerpo se haga cada día más ágil y robusto; y no consiguiéndose esto sino por medio del ejercicio, conviene acostumbrarse con tiempo al movimiento y a la fatiga, que son las dos cosas que más contribuyen a mantener el cuerpo sano, y a darle agilidad y robustez.

Es menester también hacerse, con método y prudencia, a sufrir el calor, el frío, y todo género de incomodidades; huyendo de la pereza y de la demasiada delicadeza, que debilitando el cuerpo, lo afemina y pone en estado de enfermar fácilmente con cualquier friolera.

DEBERES DEL HOMBRE PARA CON LOS DEMÁS

Tenemos para con los otros, algunas obligaciones que son generales y comunes para todos, y otras respectivas a cada uno en particular. Nuestras obligaciones generales para con todos los hombres se encierran en estos dos preceptos: no hacer a otro lo que no queramos que se nos haga a nosotros, y hacer con los otros lo que queremos que se haga con nosotros mismos. El primero de ellos contiene las obligaciones que se llaman negativas o de rigurosa justicia. El segundo, las obligaciones positivas o de beneficencia.

Las obligaciones negativas se reducen a abstenernos de ofender a otro en manera alguna.

Podemos ofender a otro de tres modos: en la persona, en la hacienda o en la honra. . .

Las obligaciones positivas se reducen a hac&r a todos todo el bien qtio podamos. . .

DEBERES PARA CON LOS PADRES

Después de Dios no hay obligación más estrecha, que la que tenemos a nuestros padres.

Además de habernos dado la vida, han empleado todo su cuidado cu conservarla. Ellos nos mantienen, nos visten y nos proporcionan todas las comodidades que disfrutamos, se desvelan y afanan continuanionln para educarnos.

Siendo estos beneficios los mayores que se nos puedan hacer, ha de ser proporcionada por nuestra parte la gratitud.

Debemos pues tenerles:

1- Un amor sincero y el mayor después del que profesamos a Dios.

2- Un verdadero agradecimiento, que nos haga tener continuamrntr presente los beneficios que de ellos hemos recibido y recibimos, y procurar pagárselos del mejor modo que podamos ayudándoles y con placiéndoles en todo.

3- Una verdadera sumisión y obediencia; pues estando ellos encargados de nuestra educación, debemos ejecutar pronta y gustosamente lo que nos manden, tenerles todo el respeto posible, abstenernos de toda acción o palabra que pueda ofenderlos, recibir con humildad sus avisos y correcciones, y aun sufrir con gusto los castigos que nos impongan para corregir nuestros vicios y defectos.

Deberes de los Padres e Hijos en la Familia Educación y Respeto

Deberes de los Padres e Hijos en la Familia
Amor, Educación, Respeto y Obediencia

Función de la familia: padres e hijos: Función primordial de la familia es la procreación y educación de los hijos, la vida en común y la ayuda mutua. Con el nacimiento de los hijos se cumple la finalidad principal del matrimonio. Pero esa finalidad no es completa por la sola transmisión de la vida, comprende también la formación del niño hasta su madurez: la educación.

El niño hace su aparición en el mundo en el seno de una familia, y en ella encuentra el ambiente adecuado para su desarrollo físico, intelectual y moral. La familia «es la fuente donde recibe la vida, la primera escuela donde aprende a pensar, el primer templo donde aprende a orar». Con la vida en común y la ayuda mutua que deben prestarse sus miembros se integra la función familiar.

valores de una amilia

La familia es una pequeña sociedad jerárquica: hay en ella superiores e inferiores; autoridades y subditos. Aunque el esposo es el jefe natural de la familia, su autoridad se extiende tan solo a los intereses familiares y debe ejercerla con dulzura y amor.

La esposa comparte con el esposo el gobierno de la casa y la educación de los hijos, pero en lo referente a sus bienes personales, religión y política, la esposa queda siempre indepen diente.

Los hijos integran la sociedad familiar. Hasta el momento de su emancipación  dependen de sus padres. El derecho que los padres tienen sobre sus hijos menores se denomina «patria potestad«.

La familia es una institución natural porque la exige la misni:i naturaleza del hombre. Aparece desde un principio en todas las épocas y en todos los pueblos. La misma naturaleza establece las relaciones entre los mieni bros de la familia, de manera que muchas leyes civiles no han hecho más que inspirarse en ellas y darles carácter legal; p. ej., el derecho de los padres de criar y educar a sus hijos, el de corregirlos, etc.

El amor recíproco entre padres e hijos y hermanos entre si forma el encanto del hogar y deja recuerdos indelebles en el corazón humano.

Deberes Recíprocos: Comprenden los deberes de los cónyuges entre sí; de los pa dres para con sus hijos; de los hijos hacia sus padres y de los hermanos entre sí.

En virtud del contrato matrimonial los esposos se deben, recíprocamente, respeto, fidelidad y mutua asistencia.

Los padres deben a sus hijos, amor, educación y cuidados corporales.

a) Amor: Debe ser eficaz y ordenado; sin excesos ni defectos. Pecan por exceso los padres que miman a sus hijos y los con sienten, no corrigiendo sus faltas y vicios; por defecto, tratán dolos con demasiado rigor y dureza; no cuidando de apartar los de los peligros.

b) Educación: La educación consiste en el desarrollo armó nico de la persona en sus aspectos físico, intelectual y moral La educación es el complemento de la generación. Es un deber y, al mismo tiempo, un derecho natural, exclusivo e inalienable de los padres. Esa educación podrán darla por sí mismos o por medio de personas competentes, maestros y profesores, que son, entonces sus mandatarios.

Fuera del caso de grave negligencia e indignidad de la familia, nadie puede prescindir de la voluntad de los padres en esta misión educativa que les es propia. Cuando la familia para la educación de sus hijos pide, o acepta, la colaboración del Estado no renuncia a sus derechos, que son inalienables.

La misión educativa del Estado es completiva y supletoria; completa lo que la familia comenzó y no puede llevar a cabo; suple la deficiencia de la familia pero no la sustituye. Todo monopolio escolar es antidemocrático. Aunque los padres deben procurar a sus hijos un estado de vida y profesión convenientes, no pueden imponer ni forzarles su voluntad cuando eligen estado de vida y profesión que son en sí honestas.

c) Cuidados corporales: Abarcan dos aspectos: La vida y el sustento. Tienen obligación los padres de velar por la vida de sus hijos. Deben proporcionarles alimento, vestidos, habitación y lo necesario para su bienestar corporal.

Los deberes de los hijos hacia sus padres pueden compendiarse en: amor, respeto y obediencia.

a) Amor: Deben tenerlo internamente y demostrarlo externamente con obras, dándoles muestras de cariño y socorriéndolos en sus necesidades como a sus principales bienhechores.

b) Respeto: Deben manifestarlo en las actitudes, en las palabras y en las obras, tratándoles siempre con gran reverencia. El ser padres es el título más honroso que pueden ostentar para hacerse acreedores a la veneración de los hijos. Particularmente en las enfermedades y durante la ancianidad, los padres deben ser rodeados de sumo respeto y máximo cariño.

c) Obediencia: La obediencia a todas sus órdenes y buenos consejos debe ser pronta, generosa, alegre y llena de confianza.

No hay en el mundo personas a quienes se deba estimar más y tenerles más confianza que a los propios padres. El deber de la obediencia desaparece con la mayoría de edad (22 años) o al contraer matrimonio. Con mucho acierto los padres van preparando a sus hijos para esa emancipación concediéndoles a medida que crecen en edad una mayor libertad para que se habitúen a gobernarse solos.

La emancipación no significa que la voluntad de los padres no merezca siempre máxima consideración y que los buenos hijos no deban hacer cuanto puedan para contentarlos. S: la obligación de la obediencia desaparece al llegar a la mayoría de edad no sufre mengua alguna la obligación del respeto.
Se deben especial cariño, respeto, mutuo buen ejemplo y ayuda en caso de hallarse en necesidad.

EL RESPETO, LA OBEDIENCIA Y LA GRATITUD

El respeto es el reconocimiento de la jerarquía que ocupan los padres:

— por el amor que brindan,
— por su mayor edad y experiencia,
— por el cuidado y abnegación con que se prodigan a los hijos.

El respeto no debe confundirse con sumisión servil; debe ser consecuencia del amor. El hijo respeta a sus padres en primer término porque los ama, y en segundo lugar, sencillamente, porque son sus padres.

El respeto no impide la relación cordial y franca entre padres e hijos; por el contrario, la favorece. El respeto une, nunca separa. Lo contrario es esa falsa camaradería en la que padres e hijos pierden el control del lugar que cada uno debe ocupar; se llega entonces a extremos como el de las palabras destempladas, los insultos y aún al uso de la fuerza. Se quiebra así el diálogo con los padres, que es uno de los más preciosos dones que se deben conservar.

La obediencia es la virtud por la cual aceptamos el orden jerárquico establecido y cumplimos las órdenes que nos imparten los que tienen autoridad para hacerlo.

Los hijos están obligados a obedecer a los padres en todo lo bueno que ellos les encomiendan. Desde muy temprano el niño sabe distinguir el bien del mal; la experiencia le enseña que los padres se esmeran en exigirle sólo aquello que es para su bien, y que llegan hasta sacrificarse para lograr que lo hagan.

Tomemos un ejemplo:
Los padres piden a sus hijos que cumplan correctamente sus deberes como alumnos de una escuela. ¡Cuántas veces esa exigencia les significa, además de gastos, privaciones y disgustos:

El estar sometido a los padres en la niñez y en los primeros años de la juventud es provechoso; el niño o joven rebelde comienza demasiado pronto a sufrir los golpes de la vida y se siente muy solo.

La gratitud es también una consecuencia del amor por los padres. Es el reconocimiento de sus esfuerzos; es retribuir todo con cariño, comprensión y tolerancia lo que han hecho por sus hijos.

La gratitud es un sentimiento que debe cultivarse con mucho cuidado; no solamente gratitud para con los padres sino hacia todos los que de alguna manera nos ayudan y comparten nuestras vidas: los hermanos, los abuelos, los tíos y primos, los amigos de la familia. El hombre agradecido reconoce en cada una de esas personas 1a mano de Dios, que las ha puesto en el camino de su vida para ayudarlo a ser mejor.

Fuente Consultada
Educación Democrática Ciclo 1º – Mario Alexander – Ediciones «Civismo»
Formacióm Moral y Civica de Blas Barisani – Editorial Estrada

Deberes Morales del Hombre: Con Dios, Consigo Mismo y Los Demás

Deberes Morales del Hombre: Con Dios, Consigo Mismo y Los Demás

El deber moral es la obligación que tiene el hombre frente a cierta situación y cuya ejecución no se puede exigir judicialmente, ya que no impone al obligado sino un deber de conciencia. Este deber moral está profundamente emparentado con la ética, que estudia las acciones clasificándolas en buenas o malas. Lo que se debe hacer es lo bueno, pero a veces lo que es bueno para unos no lo es para otros. Cuando realizamos cualquier cosa que sea meritoria, no es el aplauso del público lo que buscamos, no es la fama lo que ambicionamos, sino satisfacer nuestra conciencia y justificar la fe que tienen en nosotros los que nos aman. 

señora ayudando a un anciano ciego a  cruzar la calle

Una señora ayudando a un anciano ciego a cruzar la calle. Vemos muy a seguido esta situación, pero está en nuestra conciencia  si queremos ayudar o no.

En base a lo anterior podemos plantera que los deberes morales  del hombre se agrupan en tres rubros:

1. Obligaciones o deberes para con Dios.
2. Obligaciones debers para consigo mismo.
3. Obligaciones deberes para con los demás.

PARA CON DIOS: Estos deberes se llaman también deberes religiosos. El fenómeno religioso es un hecho universal: no hay grupo humano de cierta importancia y ninguna forma de civilización algo evolucionada que no le haya dado cabida, porque el sentimiento religioso es una función esencial al hombre y solo el hombre lo posee. De ahí que Quatrefages  definiese al hombre «animal religioso».

En el Preámbulo de nuestra Constitución se invoca a Dios «fuente de toda razón y justicia«.

En realidad todos los deberes morales son, en último término, deberes para con Dios; pero, por deberes religiosos se entienden los que se refieren directamente a Dios. Esos deberes son, los de adoración, alabanza, reconocimiento, obediencia, et.

Nacen de la condición del hombre: ser creado, y son conocidos por la inteligencia humana; de ahí que todos los pueblos los cumplieran más o menos a su manera, constituyendo su conjunto la religión natural.

Pero no basta. Le queda al hombre el deber de averiguar si existe una religión revelada y cuál sea ella. Una vez conocida debe prestarle su adhesión.

PARA CONSIGO MISMO: El primer deber es perfeccionarse: llevar a completo desarrollo todo el ser para abrazar, en forma inteligente y libre, su finalidad.

Estando compuesto de cuerpo y alma, deberá el hombre perfeccionar ambos elementos.

a) Respecto al cuerpo: El cuerpo, elemento material (mineral, vegetativo, sensitivo) que el hombre posee desde el comienzo de su existencia tiene que servir al perfeccionamiento del espíritu humano.

Para cumplir su cometido debe estar bien dotado y subordinado al espíritu.

Tiene el hombre el deber de procurarle lo que sea necesario y útil para su conservación y funcionamiento y evitar todo aquello que le sea dañoso.

Deberá proporcionarle alimentación, vestido, higiene, descanso, medicinas; conveniente desarrollo, agilidad y vigor por medio de ejercicios físicos y moderada práctica de los deportes. Está obligado a evitar la intemperancia en alimentos y bebidas, en el uso del alcohol y del tabaco, y todo aquello que pueda excitarlo llevándolo a pasiones que obscurecen la claridad del juicio y mueven la voluntad al mal: ira, odio, lujuria, venganza, etc.

b) Respecto al alma: El perfeccionamiento del espíritu humano es ilimitado: la inteligencia que busca lo verdadero y la voluntad lo que es bueno, tienen posibilidades inagotables. No puede el hombre renunciar a ese progreso por pura negligencia:

Tiene respecto del alma, los siguientes deberes:

Conservar la dignidad personal y no sacrificar el alma ni los bienes del alma, como son el honor y la inocencia, a ninguna ventaja material;

nutrir y desarrollar la inteligencia con el estudio y la reflexión para el propio perfeccionamiento intelectual y para ser útil a la familia, a la Patria y a la sociedad;

cultivar la afectividad: desarrollar sentimientos nobles que enaltecen, y desechar los innobles y las pasiones bajas que desdicen de la dignidad humana;

gobernar la voluntad y fortalecerla con hábitos buenos, para que sea sensible a los motivos morales y sepa elegir siempre bien;

formarse la conciencia moral para obrar siempre según los dictados de la recta conciencia y de la ley moral.

PARA CON LOS DEMAS: Varias son las razones que dan origen a estos deberes. Sin ahondar en ellas, baste decir que esos deberes nacen del hecho de ser los demás personas humanas y, por consiguiente, merecedoras de respeto y aprecio.

Nacen de la coexistencia con otros hombres, de las exigencias de la vida social que reclaman el cumplimiento de normas que hagan posible la convivencia.

Tiene el hombre deberes para con los individuos y para con la sociedad como tal.

Todos los deberes pueden compendiarse en esta fórmula negativa: no hacer a los demás lo que no quieres te hagan a ti. Se complementa con la forma positiva: trata a los demás como quisieras te tratasen a ti.

Son deberes de justicia hacia los semejantes, respetar: su vida, su fama, su honor,
sus bienes de fortuna, su libertad.

Cumplir con la palabra dada.

Dentro de las posibilidades de cada uno, es deber de caridad, hacerles todo el bien espiritual y material posible.

Salud física y salud moral

La salud es un gran bien para el hombre y el manantial de muchos otros bienes.

Tiene el hombre el deber de cuidar la salud física, sea no descuidando la alimentación nutritiva, la higiene personal y del trabajo, el descanso reparador; sea con todo aquello que contribuya a dar vigor, agilidad y resistencia al cuerpo. Debe evitar los excesos que dañan a la salud y el exponerla, sin motivos, a peligros innecesarios.

En caso de enfermedad deberá procurar recuperar la salud con los medios que la ciencia proporciona.

Es más importante que la misma salud física por la superioridad del espíritu sobre la materia. El ideal sería gozar siempre de salud en los dos aspectos: físico y moral.

Siempre es de actualidad la sentencia de Juvenal : «Mens sana in corpore sano«. Una mente sana en un cuerpo sano. La salud moral comprende: la rectitud en el obrar, la veracidad en el decir y la honestidad en el vivir. La rectitud significa ausencia de doblez, de tortuosidad e hipocresía y la actuación leal y noble.

Por veracidad se debe entender amor a la verdad, rechazo del error y aborrecimiento de la mentira.

La vida honesta comprende la delicadeza en pensamientos, conversaciones y obras.

Es sabido que la libertad que brindan los regímenes democráticos es desnaturalizada por los que trafican con las miserias humanas.

Y es aprovechada por el totalitarismo marxista para corromper a la juventud empujándola hacia todas las formas de placer, atacando y ridiculizando las normas de moral, aun las más fundamentales.

Una vez que la juventud haya malogrado con la pérdida de la salud moral, todo su vigor y fuerza de resistencia, podrá ser manejada fácilmente y ser reducida a un dócil rebaño con la implantación del más crudo materialismo que suprime las libertades, aun las más esenciales.

Fuente Consultada
Educación Democrática Ciclo 1º – Mario Alexander – Ediciones «Civismo»

El Hombre y su Jerarquia en la Naturaleza Su Relación Con Otros Seres

El Hombre y su Jerarquía en la Naturaleza
Su Relación Con Demás Seres

El término «hombre» significa «ser humano», comprende, por consiguiente, tanto al varón como a la mujer. Es de suma importancia comenzar el estudio por el hombre: «ese desconocido«, como lo llamó Alexis Carrell. Según cual sea el concepto que se tenga del hombre: qué es el hombre, qué valor representa en la vida, cuál es su misión y su destino, así será diverso el enfoque del mundo: diversa la forma de vivir y diversa la organización social en los pueblos y en las naciones.

Los que consideran al hombre una porción de materia sin finalidad espiritual ni destino ultraterreno, lo reducen a uno de los tantos elementos del universo, a una rueda o engranaje del gran mecanismo social. Lo esclavizan al Estado y pretenden que viva sin libertad.Los que así piensan forman uno de los dos «bandos» en que se hallaba (o halla)  dividida la sociedad, el «bando» de los totalitarios: comunistas, fascistas, nazis.

En cambio, los que reconocen que el hombre está por encima de las cosas y de las aplicaciones del progreso técnico; que es sujeto de derechos inalienables y de valores supremos, defienden la dignidad de la persona humana y luchan para que viva con libertad.

Los que alientan estos ideales, constituyen el «bando» de los que quieren la organización democrática de la sociedad: una manera de vivir digna del hombre, con una organización social al servicio del hombre y una forma de gobierno democrático.

Corresponde, entonces, conocer cuál es el valor del hombre, investigar cuál es su jerarquía en la naturaleza.

jerarquia del hombre en la naturaleza

Su jerarquía en la naturaleza:

Llámase naturaleza al conjunto de seres que componen el universo.

Jerarquía significa orden o gradación: «Existe una jerarquía de valores».

Los seres de la naturaleza según los diversos grados de perfección que poseen forman una escala de seres, o sea una jerarquía.

El grado ínfimo está representado por los seres inanimados: desprovistos de órganos, sin vida, sin movimiento. Los minerales no viven, tan solo existen. Crecen por yuxtaposición de partes nuevas; reciben su organización de los cuerpos químicos que los componen y de las múltiples acciones físicas circundantes.

Un grado más elevado de la escala corresponde a los seres dotados de vida vegetativa. Los vegetales en general, son seres que nacen, crecen, se reproducen y mueren. Pero carecen de sensibilidad y movimiento.

Ascendiendo en la escala biológica, el grado superior corresponde a vivientes más ‘perfectos, con aparatos locomotores y capaces de sensaciones o conocimiento sensitivo: los animales. Un perro, un pez, un pájaro, ven, oyen, advierten un contacto, gustan un alimento.

Estos seres crecen por asimilación activa de elementos tomados del exterior y transformados en substancia viva. Son pequeños laboratorios de síntesis vitales.

En la cumbre de la escala, se halla el hombre: no solo posee vida vegetativa y sensitiva sino también intelectiva que lo coloca sobre todos los demás seres.

Además de expresar orden o gradación, jerarquía significa también puesto elevado, lugar jerárquico: «Los que ocupan cargos jerárquicos no se plegaron a la huelga». El hombre ocupa, entonces, la jerarquía suprema en la naturaleza, pues es el ser más perfecto, la obra maestra en el universo visible.

Posee un cuerpo maravilloso por su belleza, por su organización interna y por su admirable funcionamiento. El cuerpo está animado por un alma, inteligente, libre e inmortal.

De todos los seres del universo solo el hombre puede realizar actividades y operaciones espirituales como pensar, razonar y querer. Solo él tiene el don de la palabra articulada; posee el sentido estético: es capaz de apreciar la belleza, el sentido moral: es capaz de distinguir entre el bien y el mal y de comprender y realizar el bien moral; solo el hombre está dotado de libertad interna.

Posee además valores y destino trascendentes que le confieren una dignidad que debe ser reconocida, respetada y llevada a su plena realización.
El hombre ha sido definido «animal racional». Aunque tiene algo común con los animales, su alma espiritual lo diferencia esencialmente de los animales y lo eleva sobre todos los seres. No se debe olvidar que la actividad instintiva es característica del animal y la intelectiva del hombre y que tanto más se perfecciona el hombre cuando su comportamiento es menos instintivo y más gobernado por la razón.

El hombre no solo es individuo, es también persona. Individuo es el ser que reúne en sí todos los caracteres de su especie: un caballo, un durazno, un adoquín son individuos, cada uno de su respectiva especie.

Por reunir todos los caracteres de la suya, el hombre es un individuo de la especie humana; por estar dotado de inteligencia y voluntad es persona.

Persona es todo ser dotado de inteligencia y voluntad.

Si al hombre se lo considera en cuanto es un ser: la unidad de su especie, es un individuo; si se lo considera dotado de racionabilidad y, por consiguiente, de inteligencia, voluntad, libertad, finalidad, responsabilidad, etc., es una persona. «El hombre, solo será verdaderamente una persona, en la medida que la vida de la razón y la libertad domine en él a la de los sentidos y de las pasiones; sin esto, permanecerá como el animal, un simple individuo esclavo de los acontecimientos y de las circunstancias, siempre a remolque de alguna otra cosa, incapaz de dirigirse a sí mismo; solo será una parte, sin aspirar a ser un todo».

Cuando se dice que el hombre es una persona, se quiere en tonces, significar que no es solamente una porción de materia,un elemento individual en la naturaleza como una piedra, una flor o un tigre, sino un ser inteligente y libre, capaz de actos morales.

Jerarquía de los seres:

Seres con vida vegetativa, sensitiva e intelectiva: hombres.

Seres con vida vegetativa y sensitiva: animales

Seres con vida vegetativa: vegetales.

Seres sin vida: minerales.

Todos los seres de la naturaleza se rigen por leyes; no puede el hombre constituir una excepción.

Como ser compuesto de materia está sujeto a las leyes físicas, pero como hombre, es decir, como ser dotado de inteligencia y libertad se rige por la ley moral.

La ley moral es una norma de la actividad humana que se impone obligatoriamente a la conciencia. Guiado por su conciencia moral nada debe hacer el hombre que desdiga de su dignidad o que lo rebaje al nivel de los irracionales. Debe, por el contrario, sentirse sanamente orgulloso de su excelsa dignidad y respetarla en sí mismo y en los demás.

Su relación con los demás seres: Relación es la conexión que unos seres tienen con otros. El hombre está relacionado con los seres y cosas (1) de la naturaleza, pues vive en contacto con ellos. Su relación es de superioridad y predominio.

Desde un primer momento comprendió el hombre que el mundo, este amplio escenario donde habita y actúa, existe para su beneficio.

Observándolo descubrió las piedras, las plantas, las flores, los frutos, los animales más variados y diversos; las fuentes, los arroyos, los ríos…

Comenzó por hacer servir a las cosas y a los animales en su propio provecho: para su alimento, vestido, defensa, etc. Utilizó la piedra para fabricarse utensilios y armas; trabajó los metales: el cobre, el bronce y el hierro. Domesticó las bestias y descubrió el fuego.

Comprendió que la tierra le había sido entregada como la materia prima al artista. Roturó, entonces, la tierra para rendirla fecunda, para embellecerla, para hacerla servir más a su propio bienestar.

Armonizó los sonidos y creó la música; combinó los colores, las formas y las proporciones y aparecieron la pintura, la escultura …

Con su inteligencia fue descubriendo las leyes que rigen el cosmos. Gradualmente fue ensanchando el campo de sus descubrimientos y conquistas y adueñándose de la naturaleza para ponerla a su servicio.

Logró arrancar a la tierra sus tesoros: carbón, petróleo, energías eléctricas…; encauzó el rayo, desintegró el átomo e intenta explorar los astros.

Con su inteligencia penetrante descubrió las esencias de los seres y sus relaciones; asoció, separó y combinó y se multiplicaron los inventos.

Son también fruto del ingenio humano las obras de la literatura, las realizaciones de la arquitectura e ingeniería; las organizaciones jurídicas, económicas, políticas… El conjunto de las investigaciones, experiencias, deducciones e inducciones realizadas por el hombre constituye la ciencia, diversificada en varias disciplinas: filosofía, astronomía, matemáticas, historia, física, química, etc.

Tiene el hombre el predominio0 sobre los demás seres, pero al contacto con la naturaleza comprendió su limitación: si bien su poder es inmenso, no es absoluto.

El hombre no es creador, es modificador o transformador. No puede dominar absolutamente a la naturaleza ni hacerla servir a su capricho. Hay una ordenación universal superior que forzosamente debe respetar y a la cual debe someterse. Su relación de superioridad y predominio sobre los demás seres le permite servirse de ellos pero no lo autoriza a abusar o a causar daños que perjudiquen a los demás hombres.

Fuente Consultada
Educación Democrática Ciclo 1º – Mario Alexander – Ediciones «Civismo»

Vida de los Pigmeos Costumbres Alimentacion y Organización

Vida de los Pigmeos de África
Costumbres, Alimentación y Organización

En África, y, sobre todo, en las selvas del Ituri, en el nordeste del Congo, viven los hombres más pequeños de la tierra, los pigmeos. Llevan una existencia muy primitiva, y para vivir se contentan con los productos de la caza y los recursos de la selva. Son nómadas y desconocen la agricultura y la cría de ganado. Algunos grupos ni siquiera conocen la existencia de los metales.

Definimos como pigmeo, a un grupo étnico que se caracteriza por tener en la edad adulta una estatura inferior al 1,50 m, piel muy oscura y cabello rizado, que constituyen rasgos hereditarios. Algunos grupos conservan su estilo tradicional de vida basado en la caza y la recolección, mientras que otros la han abandonado en favor de una existencia agrícola sedentaria.

pigmeos

En África viven numerosas tribus que difieren enormemente entre si, no sólo por la pigmentación de la piel, sino también por la estatura. Al lado de tipos muy altos como los batusis aparecen verdaderos enanos. Estos últimos viven en grupos reducidos en una zona que se extiende desde Camerún hasta África del Sur.

Los bosquimanos de África del Sur pertenecen a estos pueblos enanos. Sin embargo, los representantes más característicos viven en el Congo: los pigmeos. Pertenecen al tipo humano de más baja estatura del mundo: los hombres tienen una altura media de, aproximadamente, 1,50 m y las mujeres de 1,40 m.

Sin embargo, sería un error creer que los pigmeos son negros de baja estatura, pues además de ésta, entre los pigmeos y los negros de África existen otros puntos de diferencia. Por ejemplo, los pigmeos, por lo general, tienen la piel más clara, mientras que las proporciones de los miembros con respecto al tronco son distintas: los pigmeos tienen las piernas muy cortas.

Al principio, estos hombres pequeños se extendían por regiones más vastas de África, y el Egipto de los faraones sabía de su existencia. Incluso existe una escultura que demuestra que estaban al servicio de los faraones. Homero también habló de los pigmeos. Actualmente viven bajo la dependencia de los bantúes y sudaneses, cuya influencia acusan en el aspecto cultural y lingüístico. Ahora sólo ocupan el este del Congo y la cuenca central.

Los de la selva de Ituri, en el nordeste del Congo, parecen ser los que mejor han conservado el tipo primitivo. La zona ocupada por los pigmeos no es fácil de establecer: son un pueblo nómada. Por otra parte, existen grupos étnicos que están emparentados con ellos y que aparecen en otros lugares.

A través de los siglos, los pigmeos han sido progresivamente exterminados y rechazados a las regiones menos hospitalarias, es decir, la selva tropical. Allí llevan una existencia muy primitiva y subsisten gracias a los recursos de la selva.

Las mujeres recorren los alrededores en busca de alimentos y recogen animales pequeños, frutas, raíces y todo lo que es comestible. Los plátanos representan un papel importante, como alimento y como medicina. Las mujeres los chafan sobre grandes piedras planas y con ellos hacen pan. También corre a su cargo la pesca y la construcción de las chozas.

En cuanto a los hombres, se dedican, sobre todo, a la caza. La magia y el sentido comunitario representan un papel primordial en las cacerías. El perro también: lo consideran, prácticamente, un ser humano, y antes de salir de caza lo bendicen. Cuando muere lo envuelven en cortezas y lo entierran solemnemente.

Los pigmeos son excelentes cazadores que actúan siempre en grupos. En cuanto avistan la caza —simios, antílopes y, sobre todo, elefantes—, los batidores la ojean hasta que llega a las trampas o redes tendidas por sus compañeros. Detrás de estas redes aguardan hombres provistos de largas lanzas, que matan a las piezas que se han dejado apresar.

Los pigmeos desconocen la agricultura y la cría de ganado. Algunos ignoran hasta los objetos de piedra y se limitan a trabajar la madera o el bambú.

Para el pigmeo, el mundo sombrío, húmedo y cálido en el que vive al amparo de un muro de plantas, no tiene ningún secreto y sabe utilizar de modo admirable los recursos que la naturaleza pone a su disposición. Le es fácil encontrar su camino a través de los troncos, liqúenes y musgos.

Las plantas trepadoras le permiten hacer excelentes puentes colgantes, que parecen redes trenzadas, y con los que puede salvar hendiduras y torrentes. Tanto los puentes como los senderos de la selva son propiedad de la tribu.

Tienen casi un carácter sagrado, como también la naturaleza con la que el pigmeo vive en estrecha relación. El menor ruido, el más mínimo movimiento de una hoja o de una rama despiertan su atención.

En el aspecto social, el pigmeo tiene una organización distinta de las que poseen las comunidades negras. Por ejemplo, entre los negros, la mujer es netamente inferior al hombre y con frecuencia ella es quien debe efectuar el duro trabajo del campo. Entre los pigmeos es totalmente distinto: la mujer es igual al hombre. Esto no priva que los hombres discutan entre sí sobre cuestiones que no comunican a las mujeres. Por norma general, en una comunidad de pigmeos las relaciones son muy amistosas.

Los pigmeos no conocen la propiedad privada, pero conviene decir que prácticamente no disponen de nada. Sus chozas descansan sobre las raíces de árboles gigantes. Constan de una armazón de ramas cubierta con hojas y ramas entrelazadas. No se puede decir que sean confortables, pero no dejan de constituir una eficaz protección contra las lluvias tropicales.

Una de las cualidades esenciales de estas chozas es la facilidad con que se pueden construir. En cuanto al ajuar, se reduce a lo más estricto: una o varias camillas hechas de ramas y bejucos trenzados, así como algunas piezas de barro, redes, un mortero, cuchillos y algunos otros objetos de uso que no son necesariamente fabricados por los pigmeos. Por ejemplo, una tribu negra de los alrededores les proporciona, por lo general, las puntas metálicas de las lanzas y otros objetos.

Las ropas también se hallan reducidas al máximo. La mayoría se limitan a llevar un taparrabo de cortezas. Otra de las características es la ausencia total de tatuaje, práctica muy corriente entre los negros. Se calcula que en África viven algunas decenas de millares de pigmeos. Es imposible dar una cifra exacta.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa3.jpg

Campañas Militares y Guerras en las Montañas Cruce de

Campañas Militares Donde se Cruzaron Montañas

Muchas montañas han sido en el transcurso del tiempo escenario de grandes acontecimientos guerreros. La Antigüedad nos ha dejado ya muchos ejemplos. Recordemos la Retirada de los Diez Mil de Jenofonte o la expedición de Aníbal en los Alpes. En la Edad Media Carlomagno pasó los Alpes con su ejército, y más tarde los Pirineos. En Perú, los incas, y después sus conquistadores, los españoles, no retrocedieron ante la  montaña.

En el curso de los tiempos, numerosos macizos montañosos han desempeñado el papel de verdaderas barreras. Con frecuencia han impedido a los pueblos ponerse en contacto, tanto para fines pacíficos como para los militares. Si para cualquier persona es penoso afrontar un lugar de montañas salvajes, cuánto más lo será para los ejércitos, que deben necesariamente llevar consigo enormes cantidades de material, sin olvidar los problemas derivados del avituallamiento.

Sin embargo, las montañas han sido a través de la historia escenarios de importantes hechos de armas. En efecto, ciertos estrategos no han dudado en arriesgarse con sus tropas por tan difíciles terrenos. Hay que añadir que en todos los casos se hizo así por absoluta necesidad. Pensemos, por ejemplo, en una de las más importantes expediciones militares de la historia de la estrategia, concretamente la marcha que los Diez Mil Griegos emprendieron bajo el mando de Jenofonte.

Jenofonte

Jenofonte: fue un militar y polígrafo griego Jenofonte escribió hacia el 386 a.C. una de las obras de la antigüedad griega más leídas, la famosa Anábasis, en la cual narró la campaña emprendida quince años antes por el príncipe Ciro de Persia el Joven contra su hermano Artajerjes II, así como la consiguiente retirada de las tropas mercenarias griegas dirigida por el propio autor.
Después de la batalla de Cunaxa pasaron de Mesopotamia, más allá de las montañas de Armenia, en dirección al Asia Menor occidental. Esto aconteció entre el 401 y 399 antes de Jesucristo. En su famosa obra Anábasis, Jenofonte relata esta retirada forzosa de los griegos. No obstante, ésta no fue, ni mucho menos, la única de su género que se desarrolló en la Antigüedad.

Una de las más conocidas y sensacionales expediciones a través de las montañas fue la de Aníbal, que condujo, en el siglo III antes de Jesucristo, a todo su ejército desde España a Italia atravesando los Alpes. Con gran frecuencia se ha considerado esta expedición una empresa temeraria. Es posible, indudablemente, que debido a su ardor juvenil, Aníbal aceptase grandes riesgos.

//historiaybiografias.com/archivos_varios4/anibal.jpg

Aníbal Cruza los Alpes

El general cartaginés, que había impuesto ya su autoridad en España, esperaba un ataque de los romanos y quiso adelantarse pasando él mismo a la ofensiva. Por esto decidió sorprender a los romanos en su propio terreno; pero para pasar de España a Italia le era necesario atravesar los Alpes.

Descontaba, por otra parte, recibir apoyo de ciertas tribus del sur de las Galias. Es totalmente verosímil que el ejército que llevaba en su expedición contase con cuarenta mil o cincuenta mil hombres. Nada se sabe con absoluta certeza acerca de esta empresa, la cual impresionó de tal forma a los historiadores de la generación posterior que la llenaron de versiones completamente fantásticas.

Por la misma razón, las pérdidas sufridas por los cartagineses han sido enormemente exageradas. Sin duda, no deben subestimarse, teniendo en cuenta las dificultades del terreno y el hecho de que las tribus de la montaña no les dejaban pasar sin entablar combate. El frío debió de ser también un serio obstáculo para estos soldados, que en su mayor parte procedían del norte de África.

A pesar de todas estas pérdidas y dificultades, la empresa de Aníbal fue coronada por el éxito. Su caballería y su infantería se encontraban preparadas para la batalla cuando consiguieron llegar a Italia. Incluso vencieron a las temibles legiones romanas enviadas a su encuentro.

No se ha podido determinar con exactitud el lugar de los Alpes por donde Aníbal hizo pasar sus tropas. Según toda verosimilitud, la expedición siguió un itinerario inédito. Algunos historiadores se inclinan a creer que Aníbal tomó el paso de Suse, un valle excavado en la vertiente italiana de los Alpes, por la Dora Riparia.

//historiaybiografias.com/archivos_varios3/JULIO1.gif

Julio César

Se ha probado que César siguió este valle más tarde, cuando condujo sus tropas a las Galias. Pero la expedición de Julio César se desarrolló en circunstancias bien distintas. En esta época las carreteras estaban trazadas y, además, las tropas atravesaban un país amigo donde podían contar con el apoyo de todos. Los cartagineses de Aníbal, por el contrario, se desplazaban en un país salvaje, inexplorado y habitado por tribus hostiles.

Es curioso constatar cómo en países montañosos varios generales han seguido los mismos itinerarios. El paso de Suse, que ha sido utilizado con toda seguridad por César y probablemente por Aníbal, fue también la ruta tomada por Carlomagno cuando en 733 marchó con sus tropas francas al encuentro de los lombardos, encuentro que se produciría en Pavía. Gracias a esta feliz marcha y a su victoria, este emperador cambió el curso de la historia.

Hasta esta época, Italia había impuesto su supremacía a la Europa situada al norte de los Alpes. Desde entonces, los papeles se invirtieron hasta el punto de que la península italiana fue como un anexo de la Europa occidental.

Carlomagno demostró en otras circunstancias que no dudaba en atravesar las montañas con su ejército. Recordemos, por ejemplo, su campaña de 778 al sur de los Pirineos, que dio por resultado el establecimiento de la Marca Hispánica, situada entre los Pirineos y el Ebro.

//historiaybiografias.com/archivos_varios3/carlomagno.jpg

Carlomagno

Conviene destacar, de todas formas, que en el conjunto de los acontecimientos de aquella época, esta última expedición de Carlomagno no fue muy conocida. Eginhard no hizo mención de ella en su Vita Caroli, su crónica de Carlomagno. La explicación de esta omisión se encuentra en el hecho de que la retaguardia del ejército mandada por el conde Roldán fue sorprendida y deshecha por los vascos en el desfiladero de Roncesvalles.

Sin embargo, en Normandía, en la región de Coutances, de donde era natural Roldán, se ha conservado el recuerdo de estos hechos. Más tarde, en la época del feudalismo, los trovadores popularizaron el relato de esta batalla.

Más o menos por la época en que los trovadores cantaban en Europa occidental las hazañas de Roldán, se constituía un potente imperio fuera de Europa, el cual, en muchos aspectos, iba a convertirse en uno de los más sorprendentes que jamás hayan existido: el imperio de los incas en Perú.

El establecimiento de un Estado tan enorme en las montañas, concretamente en la cordillera de los Andes, da testimonio de una gran maestría también en el terreno militar. Más tarde, la conquista de este imperio por los españoles, conducidos por Pizarra, debe ser considerada una expedición militar excepcional en un país de montañas.

No solamente en la Antigüedad, sino también recientemente, las regiones montañosas fueron escenario de batallas y guerrillas. Napoleón llevó a cabo peligrosas expediciones a través de los Alpes, y, en América del Sur, Bolívar contribuyó eficazmente a la conquista de la independencia con sus batallas en los Andes. Durante las dos guerras mundiales la montaña también fue escenario de batallas encarnizadas.

//historiaybiografias.com/archivos_varios1/sanmartin.jpg

Ver:
San Martín Cruza Los Andes
La Aventura Militar Mas Grande de la Historia

Guerra y guerrilla en la montaña
Si antiguamente los ejércitos beligerantes evitaban en la medida de lo posible llevar a la montaña el teatro de sus operaciones, en los tiempos recientes ya no parece ser igual.

La historia militar contemporánea comenzó con las campañas de la Revolución francesa y especialmente con las de Napoleón.

//historiaybiografias.com/archivos_varios4/NAPOL1q.jpg

Napoleón Bonaparte

Poco tiempo después de ser investido por el Directorio como jefe supremo de los ejércitos, decidió atravesar los Alpes con sus tropas (5 de abril de 1796).

Para ello, resolvió ir por una de las rutas más peligrosas, pero también más cortas, hacia su objetivo, que era concretamente la Corniche, marchando sobre los acantilados entre los Alpes y el Mediterráneo ; de esta forma, también se exponía a los ataques de los buques ingleses a lo largo de la costa. Pero Napoleón realizó perfectamente su plan y a través de este camino llegó a Italia en cuatro días.

Más tarde, Napoleón se adentró en los Alpes por los caminos más difíciles, después de que los austríacos hubieran sido, una vez más, batidos por los franceses fuera de Italia del Norte.

El paso de los franceses por la ruta del puerto de San Bernardo empezó el 16 de mayo; los austríacos no esperaban ver a Napoleón tomar este itinerario que atravesaba Suiza y que constituía un campo de operaciones difícil, y su ejército, por consiguiente, estaba menos reforzado.

La vanguardia francesa, dirigida por el general Lannes, desembocó de improviso en el valle del Po y atacó a los austríacos por la retaguardia. Napoleón no dudó ni un momento en llegar hasta Milán. El 14 de junio de 1800 batió en Marengo al ejército austríaco, que tenía superioridad en efectivos y armamento.

Estas dos brillantes hazañas demuestran claramente que Napoleón, hábil estratego, estaba en perfectas condiciones de hacer pasar su ejército a través de los Alpes, que, por otra parte, no era una excepción, pues en 1799, un año antes del paso de Napoleón por San Bernardo, el mariscal ruso Suvorov, mandando un ejército austro-ruso, había pasado los Alpes para extenderse con éxito en el valle del Po. En 1800 no fue Suvorov el que tuvo que replegarse ante Napoleón, sino Mélas.

Algunos años después de estos memorables acontecimientos militares, varias campañas se desarrollan en el Nuevo Mundo sobre las regiones montañosas; algunas de ellas fueron conducidas por Simón Bolívar, que, gracias a sus caminatas por los Andes, sorprendió a los españoles y sus partidarios y les infligió numerosas derrotas, contribuyendo activamente a la liberación de Hispanoamérica.

Durante la primera guerra mundial, la lucha en la montaña iba a ser un importante campo de operaciones militares. En los Cárpatos se libraron furiosas batallas entre rusos y austríacos, mientras que en los Alpes estos últimos estaban en disputa con los italianos.

También durante la segunda guerra mundial se ha combatido en las montañas, a menudo entre unidades especializadas. Recordemos la rudeza alemana a través del Cáucaso. El 9 de agosto de 1942 los alemanes ocuparon los yacimientos petrolíferos de Maikop y las refinerías de Krasnodar y avanzaron en seguida en dirección al este hasta adentrarse 100 kilómetros sobre los campos de petróleo de Grozny.

Una patrulla de cazadores alpinos escaló el Elbrús el 21 de agosto de aquel mismo año y plantó la cruz gamada sobre el pico más alto de Europa. Sin embargo, su ofensiva se desencadenó en el Cáucaso, principalmente en el valle del Terek.

Otra región donde se ha combatido encarnizadamente durante la segunda guerra mundial es en el sudeste asiático.

En Birmania, el avance del general norteamericano Stilwell, jefe de Estado Mayor de Chang-Kai-chek, desde Ledo hasta el campo de aviación de Myitkyna y a través del valle de Hukawang, fue una de las más impresionantes expediciones de montaña que jamás se han realizado (1943-1944).

Uno de los principales problemas para la guerra en esta parte de Asia era el del transporte; las fuerzas armadas tuvieron que ocuparse en más de una ocasión de construirse sus propias vías de comunicación; en muchos lugares, los soldados encargados de trazar las carreteras iban pisando los talones a las vanguardias.

La zona fronteriza entre Birmania y la India, donde en el transcurso de la primera mitad de la guerra los británicos tuvieron que batirse en retirada ante los japoneses, no poseía casi carreteras; se trata de un macizo montañoso, salvaje y espeso, constituido por un contrafuerte del Himalaya.

Durante los meses de enero a mayo de 1942, los británicos y los chinos fueron rechazados por los japoneses, ocupando la famosa Ruta de Birmania, una de las más importantes carreteras de montaña en el sudeste asiático. Este trabajo representaba un interés estratégico muy importante para el abastecimiento de las tropas chinas.

La conquista de esta carretera por los japoneses suscitó graves problemas; el aprovisionamiento de Chang-Kai-chek debió hacerse desde el exterior por vía aérea, o desde abajo a través de los contrafuertes al sudeste del Himalaya, y aun así, los aliados rechazaban el tener que restablecer una situación que de por sí era desesperada, particularmente por las audaces intervenciones del general Stilwell.

En algunas ocasiones se ha recurrido en las regiones montañosas a métodos de guerra clásicos, generalmente por movimientos de resistencia y guerrilleros. Precediendo a las líneas de formación regulares de sus ejércitos, estos grupos creaban numerosas dificultades al enemigo, al que a veces infligían cuantiosas pérdidas.

Los acontecimientos en Yugoslavia son un ejemplo reciente de esta táctica. En el macizo abrupto y poblado de árboles, la guerra de guerrillas contra los alemanes y a veces contra otros guerrilleros alcanzó su máximo desarrollo.

En principio, el jefe de la resistencia yugoslava era el general Mihailovich, partidario del rey Pedro, pero a partir de 1942 Tito tomó el mando del movimiento, al frente de más de doscientos mil hombres armados desde el aire por los ingleses o con armamento conseguido del enemigo, sobre todo después de la capitulación de Italia.

Los hombres de Tito llegaron a apoderarse de enormes cantidades de armas. Hubo ocasiones en que los partidarios de Mihailovich y los de Josip Broz —alias Tito— habían combatido juntos. En cierta ocasión Tito cercó una veintena de divisiones  enemigas,  ya  que dirigía la guerrilla de manera magistral.

Nunca Tito se dedicó a la defensa de un territorio determinado; si la presión del enemigo era muy fuerte, se retiraba a la montaña para reaparecer en seguida de improviso en otro lugar; tanto él como sus partidarios llevaban una vida difícil; mal alimentados, equipados y armados, debían combatir a un adversario mucho más fuerte, pero Tito logró resistir hasta la victoria final. Mihailovich, su adversario en el propio país, compareció ante los tribunales y fue fusilado.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Los Pueblos Sármatas Origen,Costumbres, Cultura e Historia

Historia de los Pueblos Sármatas Origen , Costumbres y Cultura

Los Sármatas, fueron un pueblo nómada y pastor que hablaba una lengua indoirania, y que en el siglo V a.C., según los relatos del historiador griego coetáneo Heródoto, vivía entre el mar Caspio, el río Don y el mar de Azov (zona que actualmente forma parte de Rusia), en el país denominado Sarmacia. Hacia el siglo III a.C., habían sometido a los escitas de las grandes llanuras del norte del mar Negro (con quienes guardaban numerosas semejanzas), y su territorio aumentó desde el mar Báltico hasta el mar Negro y desde el río Vístula al Volga.

Los sármatas, o saurómatas, eran un pueblo nómada emparentado con los escitas. Procedían de Irán, y en el siglo v antes de Jesucristo invadieron la parte oriental de Europa y fijaron su residencia en la región situada al este del Don y que llega hasta el Volga.

Un siglo más tarde atravesaron el Don y pasaron al oeste. Unos cien años después se adueñaron de la región del Dniéper y sometieron a los escitas. En el siglo I antes de nuestra era llegaron hasta el curso inferior del Danubio, y durante la época comprendida entre 250 antes de Jesucristo y 250 de nuestra era, aproximadamente, dominaron la parte sur de Rusia.

Los sármatas eran un pueblo numeroso compuesto por diversas tribus. Los escritores clásicos que nos hablan de este pueblo nos transmitieron incorrectamente los nombres de aquéllas y se equivocaron en lo que se refiere al área que ocupaban.

samartas y marco aurelio

Delegación de sármatas frente a Marco Aurelio

El historiador griego Herodoto afirmaba que no eran de pura raza escita, sino resultado de la unión de los escitas con las amazonas. Herodoto añade que hablaban un dialecto incorrecto, y que sus mujeres, a las que incluso incitaban a tomar parte en los combates, gozaban de mucha libertad. Hipócrates, otro autor griego, clasificaba por el contrario a los sármatas dentro del grupo escita. De ello deducimos que aquéllos eran un pueblo distinto, aunque con fuertes afinidades con los escitas.

Entre los sármatas, los roxolanos fueron los primeros en ir a instalarse al oeste del Don. Después de ellos vinieron los yacigios, que avanzaron hasta el mar de Azov y ocuparon, en el siglo I de nuestra era, el llano que se extiende entre los ríos Don y Tisza, donde se hicieron llamar yacigios metanastai.

Un tercer grupo, los alanos sármatas, resultado del cruce entre los siracos y los adorsos fue mencionado por primera vez por un general chino en la reseña de su viaje. Los alanos sármatas vivían en las estepas que rodean el mar de Aral y el Caspio. De allí se dirigieron a la parte oriental de Europa, llegando finalmente al Don.

Pertenecen también al grupo sármata   los   marcomanos,   que combatieron a menudo contra los romanos (durante el reinado de los emperadores Augusto, Nerón y Marco Aurelio, entre otros). Finalmente, los sármatas fueron parcialmente rechazados por los hunos y obligados a replegarse hasta el Cáucaso. Los restantes, durante su emigración en masa, llegaron a África, donde fueron exterminados.

El país en el cual habitaron (la región al este del Vístula y del Dniéster) fue llamado Sarmacia por los romanos, y es la denominación latina de la actual Polonia.

Como los sármatas procedían de Oriente, vestían al modo oriental o, más exactamente, al modo persa. Adornaban sus vestidos con pequeñas placas de metal, de plata u oro. Utilizaban también hebillas, y, a partir del siglo n, se puso de moda la hebilla de clavillo que habían introducido en toda el área de Asia Menor en la que se hablaba el griego.

Apreciaban igualmente los adornos de esmalte o de filigrana (objetos confeccionados con hilo de oro o plata). Cuatro sepulturas yacigias del siglo ni descubiertas en Hungría nos indican que los sármatas realizaban sacrificios humanos; también enterraban diversos objetos junto con los muertos.

En las tumbas, al lado del carro fúnebre, se encontraron guarniciones y otras piezas, casi siempre de plata y hierro, y también, aunque no tan a menudo, de bronce o de oro.

En la época de la dominación sármata la prosperidad de Rusia meridional se vino abajo. La economía ganadera sarmática suplantó a la economía agrícola escita. Los sármatas eran, en efecto, pastores nómadas que criaban ganado y caballos exclusivamente para el uso de la tribu. Usaban los carros como viviendas, y la ciudad o cualquier otro tipo de establecimiento permanente era desconocido entre ellos.

Los sármatas eran un pueblo belicoso. El arma que más utilizaban era la espada corta, que según parece copiaron de los alanos. En tiempos del imperio romano aparecieron las espadas de hierro, largas o cortas, provistas de un pomo redondo adornado o formado por cabujones.

A partir del siglo II antes de Jesucristo emplearon también largas flechas con la punta de hierro y tres aletas. Otras armas de uso frecuente fueron la lanza, la azagaya y el lazo. Raramente utilizaron hachas de guerra. Para protegerse, los guerreros sármatas llevaban unos cascos redondos o acabados en punta, hechos generalmente de hierro o con cuero de buey.

En el siglo II apareció la coraza. Los sármatas se especializaron principalmente en la guerra de guerrillas. Su caballería era excelente y constituía la base de su poder militar. A la muerte de un caballero le enterraban junto con los arneses de su montura, e incluían las grandes espuelas de oro y plata.

La población sármata del sur de Rusia se dedicaba también al comercio y a la industria. Fabricaba artículos de cerámica, especialmente unas vasijas esféricas; por ello se encontró en las sepulturas toda clase de utensilios de bronce y de cerámica.

Los sármatas mantuvieron continuamente relaciones comerciales con numerosas comarcas. Durante el primer período de la dominación sármata en  Rusia importaron  de  Persia numerosos productos. Más adelante adquirieron gran cantidad de artículos en las colonias griegas del mar Negro, y las importaciones de Persia fueron disminuyendo progresivamente.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

 

Arquitectura Árabe o Islamica Arco Herradura, Arabescos, Alminares

Arquitectura Árabe o Islámica
Arco Herradura, Arabescos, Alminares

El arte musulmán nació del contacto con otras culturas. Sin embargo, la religión restringió la exteriorización de la forma artística en la construcción de mezquitas y palacios. En cambio, fue mayor la riqueza de la decoración y de los motivos ornamentales. La cerámica, el estuco, los frisos y los arabescos abundan en las paredes y en los arcos de herradura con motivos en madera, cobre o bronce.

En el momento en que los árabes, espoleados por su reciente fe en Mahoma, se lanzaron a la conquista del mundo, sólo eran nómadas sin el menor pasado cultural. Todo lo referente al arte les era extraño y el primer contacto lo tuvieron en los países conquistados, de tradiciones artísticas y culturales bien establecidas; a saber, Siria, Egipto y Mesopotamia.

Los musulmanes tuvieron el enorme mérito de no ignorar este capital y mucho menos de destruirlo. Por el contrario, lo aceptaron y adaptaron a sus necesidades personales y estéticas. Esta mezcla, esta fusión de valores artísticos extranjeros y conceptos propios, es una de las más importantes características del arte musulmán cuyo florecimiento duró tres siglos. La influencia de la religión en la estética es una segunda característica de este arte.

Por tal motivo, dado que el Islam veía con malos ojos la representación de seres vivos, la escultura y la pintura no existen prácticamente, pero como los califas y altos dignatarios eran protectores naturales de las artes, sus palacios y casas estuvieron ricamente decorados. Esto explica que en todos los países musulmanes se encuentren, a pesar de todo, frescos murales y frisos con numerosos personajes.

Sin embargo, todo esto repercute en el arte decorativo. Pero fue un arte decorativo que no conquistó las mezquitas, en las que, no obstante, la creación artística se manifestaba con mayor fuerza. Puede decirse, pues, que la escultura, así como la pintura, tuvieron sólo un papel secundario en todas las manifestaciones y creaciones artísticas del Islam.

Por el contrario, los motivos decorativos son mucho más importantes y ricos, hasta el punto que constituyen la característica esencial de la arquitectura. Con frecuencia las formas estructurales se ven sofocadas por exuberantes motivos decorativos, tanto en el interior como en el exterior de las construcciones. Asimismo, el artista usa como temas, puertas, hornacinas y arcos. Así, los arcos de herradura se han extendido a través de todo el Islam.

arcos herradura de la arquitectura arabe

Santa María la Blanca, en Toledo, que fue primero una sinagoga y después una iglesia católica, es un testimonio de la influencia e importancia del   estilo   árabe   en   España

El carácter ornamental llevado al máximo en la arquitectura musulmana impidió que fuera monumental. Este abuso de técnicas decorativas se debe al hecho de que los artistas musulmanes copiaron de otros pueblos los medios de exprésión artística.

Los asirios y los persas les transmitieron el arte de la loza y la cerámica, pero hay que reconocer el valor de sus trabajos en yeso, que les permitía dar a una pared desnuda la finura ; riqueza de un tapiz.

El estuco, mezcla de cal muerta, polvo de mármol y agua, les permitió realizar magníficos frisos que rodeaban arcos o dividían las paredes en varios paneles.

El arabesco es una de estas magníficas decoraciones murales. Se compone de figuras geométricas y líneas íntimamente mezcladas (ajaracas y almocárabes, atauriques), hojas estilizadas o motivos de escritura en árabe arcaico, particularmente destinado a este efecto.

En Córdoba, Granada y Sevilla, donde abundan las obras maestras de la arquitectura musulmana, encontramos otra forma de decoración de complicada poligonía, en «estalactita», es decir, que cae del techo. Asimismo se hizo empleo intensivo de mosaicos esmaltados.

Las mezquitas de España y Sicilia están adornadas con notables cinceladuras en madera y marfil. En otros países musulmanes predominó, sobre todo, la cerámica, tanto para el revestimiento del suelo como para la decoración de objetos de uso. El trabajo del cobre y el bronce, así como la perfección alcanzada en el arte del vidrio, completan la muy variada gama del arte ornamental musulmán.

Esta profusión y riqueza de motivos decorativos, ¿pueden considerarse una compensación o reacción contra la sobriedad del moblaje y la ausencia de cualquier otra ornamentación en las mezquitas? Cualquiera que sea el tipo al que pertenezca la mezquita, el único mobiliario está constituido por el mimbar, pulpito desde el cual el játib pronuncia la plática del viernes.

Este pulpito está situado en una especie de hornacina llamada mihrab, practicada en medio de la pared posterior de la mezquita y que señala la dirección de La Meca. La entrada al santuario está delimitada por un pequeño patio rectangular en medio del cual se alza la fuente que sirve para las abluciones rituales. Por el contrario, no hay bancos, sillas ni cuadros. Cada mezquita está coronada por un alminar. Los entendidos pueden reconocer el estilo arquitectónico de la mezquita observando su alminar…

Desde esas torres, siempre distintas, pero siempre esbeltas, donde mayormente se evidencia la diversidad y evolución del estilo árabe, e incluso sus influencias, el almuédano convocaba o convoca a los fieles a la oración.

alminar en la arquitectura árabe

Alminar árabe:El Corán es el libro sagrado de los musulmanes. Contiene los preceptos y dogmas que muchos musulmanes saben de memoria. «Los cinco pilares del islam» tiene especial importancia; junto con la fe en Alá, la oración, la caridad, el ayuno y la peregrinación a La Meca, forma el centro de las preocupaciones espirituales de los discípulos de Mahoma

Fuente Consultada:Enciclopedia Juvenil – Tomo I Credsa AZETA – Historia del Arte Árabe

Etapas de la Evolucion del Desarrollo Tecnológico Historia Cientifica

HITOS EN LA HISTORIA DEL DESARROLLO TECNOLÓGICO-CIENTÍFICO

fuego

1.El fuego: Además de la fabricación de herramientas, otro hecho que diferenció a los homínidos de sus parientes los primates fue el control de! fuego. Ver cómo un rayo hacía arder un bosque o una mata de arbustos era bastante común, pero hasta hace 500.000 años el hombre no supo controlar el fuego. Si bien existen indicios de su uso controlado en Sudáfrica hace 1,5 millones de años, estos no son conduyentes. En cambio, se han encontrado restos de carbón, semillas quemadas y huesos carbonizados de hace unos 500.000 años que indican que ya los homínidos sabían encender y mantener el fuego. Sin embargo, hasta 3000 a. C. el hombre no aprendió a controlarlo. El dominio del fuego fue un gran avance, ya que podía utilizarse para cocinar, calentarse, iluminarse o protegerse de los depredadores. (Ver Más…)

hacha de piedra

2.Herramientas Primitvas:  Hace unos 500 000 años el hombre dio un gran paso: comenzó a hacer herramientas con las piedras. Este hombre primitivo de la Edad de Piedra está astillando un trozo de pedernal para hacer una herramienta. La primera herramienta reconocible fabricada por el hombre es el hacha de mano, utilizada para rascar, cortar y golpear. Estaba hecha de sílex o de cualquier otro tipo de piedra fácil de afilar. Nuestros antepasados comenzaban extrayendo lascas hasta obtener la forma de un hacha y aprovechaban estas últimas como cuchillos o rascadores. (Tanzania; año 60000 a. C; piedra; Instituto Británico de H istoria y Arqueología, Dar-es-Salam) (Ver más…)

agricultura en el neolitico
3. Agricultura: Otro gran avance se produjo miles de años después al iniciar trabajos agrícolas, unos 10.000 años antes de Cristo. En el Medio Oriente la gente comenzó a establecerse en pequeñas aldeas agrícolas.La agricultura cambió el modo de vida del ser humano y marcó el ¡nielo del Neolítico o Edad de Piedra tardía, que Implicó profundos cambios sociales.La cultura del Neolítico surgió en Oriente Próximo alrededor de 8500 a. C, Influenciada por los natuflenses de Palestina, llamados protoneolítlcos, que ya cosechaban grano con hoces. . (ver mas…)

domesticacion de animales

4. La domesticación de los animales: Alrededor de 7000 a. C, las comunidades asentadas, sobre todo en Oriente Medio, empezaror a diversificar y optimizar los recursos. Fue entonces cuando comenzaron a domesticar animales. Gracias a la técnica de datación por radiocarbono, se sabe que, en torno a 9000 a. C, ya había ovejas domesticadas en el norte de Iraq, mientras que los primeros indicios de domesticación de ganado vacuno datan de 6000 a. C. (Ver más…)

ceramica del neolitico

5.Cerámica. Entre 7500 a. C. y 250 a. C, la cerámica Jomon japonesa era una de las formas artísticas más decorativas.  A medida que los agricultores produjeron más alimentos, ya no fue necesario que todos se dedicaran a los cultivos y algunos hombres pudieron dedicar más tiempo a hacer vasijas y herramientas que canjeaban  por alimentos.Las primeras vasijas de cerámica se fabricaron en Japón hace unos 10.000 años. Pertenecen al período Jomon, que abarcó de 7500 a 250 a. C. Con anterioridad, se fabricaban con madera o piedra, por lo que el uso de la arcilla supuso un gran avance tecnológico. La arcilla se mezclaba con arena o con restos de materia orgánica para que no se contrajera durante el secado. Tras secarse al sol, las vasijas se cocían en crisoles domésticos o en hogueras y, más adelante, en hornos excavados en la tierra.

aldea del neolitico

6.Primeas Aldeas: Las pequeñas aldeas agrícolas fueron convirtiéndose gradualmente en ciudades, y fue mayor la cantidad de gente que comenzó a trabajar en tareas no agrícolas. Al principio, cuando las ciudades eran aún muy pequeñas, los habitantes salían todos los días de la población para trabajar en el campo. Después, más personas comenzaron a trabajar como artesanos, comerciantes, o mercaderes. En las distintas partes del mundo, la gente comenzó a fabricar herramientas, a cultivar la tierra y a vivir en la ciudad en épocas diferentes. Los sumerios de la Mesopotamía vivieron por primera vez en ciudades hace unos 5 500 años. En el valle del Indo, donde está hoy Pakistán, se levantaron muchas ciudades muy bien trazadas desde alrededor del 2300 a. C. Pero en Europa, aún en el siglo IX de la Era Cristiana, muchas poblaciones no eran otra cosa que un grupo de chozas cercadas por un muro. Todavía hay gente en el mundo que no siembra la tierra y vive de la caza y sus reservas. Y en muchos países los artesanos aún trabajan en el hogar, del mismo modo que lo han estado haciendo  durante siglos.

invencion de la imprenta

7.La Imprenta: El desarrollo de la Imprenta fue un hito Importantísimo del siglo xv. Es indudable el Impacto que provocó en cuanto a la difusión de las ¡deas humanistas y la expansión del Renacimiento por toda Europa. En siglos anteriores, los viajeros y los cruzados habían dado a conocer en Europa las técnicas de fabricación de papel originarias de China y Oriente Medio. En consecuencia, se fundaron importantes núcieos dedicados a la industria papelera en Italia, Alemania y Francia. (Ver Mas…)

uso de la energia en la historia

8.Uso de Diversas Energías: El hombre utilizó herramientas desde la Edad de Piedra. Pero hasta el siglo XVIII las herramientas y las máquinas fueron impulsadas por el viento, el agua, la fuerza humana o animal, o funcionaban por elementales principios mecánicos. Después el hombre descubrió la forma de utilizar el vapor para hacer funcionar las máquinas, las que eran más veloces de lo que hubiera podido lograr la fuerza humana. Las nuevas máquinas se instalaron en las fábricas.

taller revolucion industrial

Aquí vemos mujeres en una fábrica textil del siglo XIX. (Ver Más…)

ciudad de la revolucion industrial

9 Anteriormente, muchos artesanos y las mujeres habían trabajado en el hogar, con sus propias herramientas y máquinas, pero ahora empezaban a trasladarse a las ciudades para trabajar en las fábricas. Las ciudades fueron creciendo más y más. En los Estados Unidos el número de gente que vivía en las ciudades se triplicó entre 1820 y 1840. Hubo mucha gente que descubrió que allí podía ganar más dinero que en el campo, pero las condiciones de vida eran peores. Tenían que vivir en barrios bajos superpoblados debido a la escasez de viviendas.

energia moderna: petroleo, plastico y electricidad

10. Petroleo, Plástico y Electricidad: la investigación de tres nuevos elementos revolucionan el mundo del transporte, comunición y producción industrial. El petróleo dió popularidad al motor de combustión interna, alimentado con gasolina. A su vez, en la medida del aumento de consumo, se fueron descubriendo nuevos métodos de refinamiento del «crudo», como el craqueo térmico y catalítico. Gracias a los catalizadores, se aceleró el proceso de craqueo, mejorando el rendimiento del petróleo. Más tarde la introducción del plástico fue una de las grandes Innovaciones de la época. Fue el resultado de los conocimientos que se iban adquiriendo sobre la industria petrolífera, y de las crecientes mejoras experimentadas en el proceso de refinamiento del petróleo. La electricidad
Si el vapor fue el combustible por excelencia de la Revolución industrial y del siglo XIX, la electricidad fue la principal fuente de energía del siglo XIX. En 1914 ya se generaba y se utilizaba en motores y otros aparatos. Sin embargo, a principios de siglo XX hubo un gran aumento en la producción de electricidad, a medida que los hogares europeos y estadounidenses comenzaban a utilizarla. Tanto en las fábricas como en otras industrias, la energía eléctrica y los motores de combustión interna sustituyeron casi por completo al vapor. Aunque al principio se utilizaba corriente directa en la mayoría de lugares, pronto se cambió a corriente alterna porque era mucho más fácil de transportar a largas distancias sin pérdidas significativas. (Ver Más…)

aeroplano de los hermanos wright fly II

11. Los Transportes: Los automóviles y los ferrocarriles cambiaron el concepto de distancia de los seres humanos de un modo fundamental. Por primera vez, las personas y las mercancías podían cubrir grandes distancias. Además de los progresos en el transporte terrestre y marítimo, esa época vio también cómo los humanos levantaban el vuelo por primera vez. En 1903, los hermanos Oville y Wilbuf Wright llevaron a cabo el primer vuelo con éxito en una máquina controlada más pesada que el aire. Consiguieron esta notable hazaña tras años de experimentación con planeadores y mecanismos de control. Siguieron mejorando sus diseños y, por fin, en 1905, crearon su primer aparato volador, que se mantuvo en el aire durante más de 30 minutos.

Marcno, comunicacion sin hilos

12. Comunicación Por Cable y Aire: Si el telégrafo fue la Innovación más importante para las comunicaciones escritas, la invención del teléfono en 1876 iba a revolucionar la comunicación oral. Alexander Graham Bell, un inventor escocés-americano, fue la primera persona que consiguió una patente para transmitir sonidos de labia a través de cables eléctricos en 1876. El trabajo de Bell se basaba en los principios de solido y electricidad, y su patente se considera la más valiosa de las jamás concedidas. Marconi transmite señales inalámbricas
El ingeniero y físico italiano Guglielmo Marconi perfeccionó el aparato de Hertz para generar y recibir ondas electromagnéticas. En 1901, Marconi pudo transmitir y recibir mensajes en código Morse a través del Atlántico. Siguió perfeccionando el aparato, que acabaría llevando a la invención, en 1906, de la primera transmisión por radio por parte de Reginald Fessenden. Aquí vemos a Marconi trabajando en un aparato similar al que transmitió las primeras señaíes a través del Atlántico.

linea de montaje fordismo

13. El Fordismo:  Henry Ford inventa una nueva forma de producción en serie, utilizando un sistema conocido como «cadena de montaje», donde cada operario parado frente a un cinta realiza sólo una tarea repetitiva en la secuencia productiva. Por ejemplo estas mujeres trabajan en una fábrica de heladeras. Cada obrera coloca una parte distinta del refrigerador, a medida que va pasando por la cinta transportadora. En los países altamente industrializados, un gran número de personas trabaja en fábricas. Cuando un país se industrializa, por lo general el nivel de vida de la gente sube. Sin embargo la industrialización tiene también sus desventajas. A menudo, las ciudades están superpobladas y hay escasez de viviendas. Las fábricas suelen contaminar el aire, el agua o la tierra con sus desechos. Las comunidades industriales acumulan gran cantidad de desperdicios a medida que la gente tira sus coches, cocinas y muebles viejos, y envases usados. Otra desventaja está en que la industria utiliza enormes cantidades de minerales, tales como el hierro. Los países industriales también necesitan grandes cantidades de carbón y petróleo como fuente de energía. El carbón, el hierro y el petróleo se encuentran en yacimientos subterráneos. En lo que va del siglo XX el hombre ha utilizado cada vez mayores cantidades de estos yacimientos. Y aunque los recursos de que dispone la tierra son muy vastos, no durarán para siempre.

fision del atomo

14. La Energía del Átomo: Las armas nucleares y las centrales atómicas desencadenan parte de la energía de cada núcleo atómico.El combustible nuclear es una forma tan concentrada de energía, que un kilogramo de uranio produce una cantidad de energía semejante a la de 400 barriles de petróleo, suficiente para satisfacer la demanda diaria de una ciudad de 300.000 habitantes. La energía proviene de las fuerzas que mantienen unidos los núcleos y los átomos. En las plantas nucleares esta energía se obtiene al separar los núcleos atómicos, en un proceso llamado fisión nuclear. El uranio es el elemento empleado debido a que sus inmensos núcleos son inestables por naturaleza y fáciles de dividir. El calor liberado por la fisión se utiliza en las plantas nucleares para producir el vapor que acciona turbinas generadoras de electricidad. Se emplean diversos sistemas, incluidos los de enfriamiento por gas, por agua y por sodio. Cada uno de éstos tiene sus ventajas e inconvenientes, pero todos generan desechos radiactivos que mantienen su peligrosidad durante largo tiempo. Dado que la fisión requiere un material tan escaso como el uranio, y debido a los riesgos que genera, los científicos piensan que el futuro de la energía nuclear se encuentra en la fusión nuclear. La energía nuclear también es utilizada para crear devastadores armamentos, como fue el caso en Nagasaki e Hiroshima (Japón) para finalizar la 2GM.

15: Viajes Espaciales: Primer Hombre en llegar la Luna, el 20 de julio de 1969, se convirtió en el primer hombre que pisaba la Luna. Millones de pegadas al televisor fueron testigos de la Armstrong, junto a Aldrin y Michael Collins, sus dos compañeros de la misión espacial Apolo XI, cumplían así un de la Humanidad. Armstrong, murió el 25 de agosto de 2012 en Cincinnati, por una afección cardíaca.

londres vista aerea siglo xx
16.  Londres se extiende a lo largo de kilómetros. En el siglo XX las ciudades continúan creciendo. Un país que cuenta con gran cantidad de fábricas se considera un país industrializado. Por lo general a medida que un país se va Industrializando, hay más gente que se traslada a las ciudades en busca de empleos. El número de gente aumenta por lo regular rápidamente en las ciudades. En el Japón, sólo el 18% de la población vivía en las ciudades en 1920. Hacia 1972, esta cifra había subido al 70%. Durante este siglo, muchas ciudades europeas y norteamericanas han tratado de mejorar las malas condiciones de la vivienda. Se han derribado casas viejas para construir en su lugar bloques de departamentos. Estos son limpios y modernos, pero a menudo la gente se siente aislada en ellos. Las madres temen que sus hijos se caigan de los balcones, y la gente se siente molesta con el ruido de los vecinos. Así es que los médicos consideran que la vida en edificios altos de varios pisos, es mala para la salud mental.

ordenador de la segunda guerra mundial eniac a valvulas

17. Válvula Electrónica Aplicada al Primer Ordenador: Uno de los avances más importantes del período que abarca los años 1914 a 1950 fue el desarrollo de los ordenadores. Las máquinas de calcular se habían utilizado desde tiempos remotos, empezando por el abaco y pasando por la máquina diferencial de Babbage, la regla de cálculo y, finalmente, las máquinas estadísticas de Hollerith, que son aparatos mecánicos que pueden realizar operaciones aritméticas como la suma, la resta y la multiplicación. Sin embargo, el concepto de ordenador moderno nació tras el desarrollo de ordenador electrónico de uso general. Arriba vemos el panel del ordenador ENIAC de IBM En 1946 se puso en funcionamiento el ordenador ENIAC. Este gigante no era muy avanzado tecnológicamente y tenía muchas limitaciones, pero fue un gran avance comparado con sus predecesores, puesto que podía calcular 5.000 sumas por segundo. Ocupaba un espacio de 15×9 metros y tenía miles de tubos de vacío, condensadores y relés. Aunque fue diseñado para colaborar en la guerra, se acabó de construir una vez esta hubo terminado. Los primeros cálculos de ENIAC se emplearon para diseñar la bomba de hidrógeno.

microprocesador de silicio

18. Chip de Silicio o Microprocesador: La «revolución del silicio», gracias al diminuto chip de silicio, un enorme potencial informático y sofisticados sistemas de control pueden comprimirse en pequeñas computadoras y dispositivos computarizados. El chip de silicio, o microchip, un pequeño disco de unos cuantos milímetros de diámetro, en el que se graban las conexiones de numerosos transistores. En los microchips más simples, como los empleados en los aparatos estéreo personales, se utilizan no más de una docena de transistores. Pero los asombrosos microprocesadores de una computadora son chips con un millón o más de transistores, unidos todos en un solo circuito integrado.La aparición de los microprocesadores, en 1971, dio origen a una revolución en la computación, ya que se podían construir circuitos complejos en un espacio muy pequeño, y su reproducción era fácil y económica. Con los microprocesadores vinieron las primeras microcomputadoras, de un tamaño que permitía su instalación en un escritorio o inclusive llevarlas en el bolsillo. La existencia de los microprocesadores significa que los circuitos de control computarizados altamente sofisticados pueden encontrarse no sólo en las computadoras, sino también en muchos aparatos eléctricos, incluyendo calculadoras de bolsillo, cámaras, relojes, equipos de sonido y televisores.

Dolly oveja clonada

19. Genética y Biología Molecular: Los avances en biología molecular de la segunda mitad del siglo XX tuvieron un impacto trascendental en eí ser humano. Todo empezó con el descubrimiento del material genético, el ADN, en 1953 por James Watson y Francis Crack, de la Universidad de Cambridge. Aunque mucho del trabajo para intentar entender la genética a nivel celular se había realizado en los años anteriores, la brillante visión de Watson y Crick hizo encajar el rompecabezas. Dolly, la oveja clonada: El primer animal en ser clonado a partir de una célula adulta no reproductiva fue una oveja, a la que llamaron Dolly. Su clonación exitosa a partir de células mamarias demostró el potencial de las técnicas de clonación y también abrió debates éticos. Creada en el Instituto Roslin de Escocia, Dolly vivió casi siete años antes de ser sacrificada en 2003.

internet red de redes

20. Internet: Nace a partir de un proyecto militar-cientifico para conectar varias universidades y centros de investigación en EE.UU. y con el tiempo esta «red de redes», llamada Internet supone el medio por excelencia para obtener información de los más variados temas a cualquier hora del día y sin necesidad de moverse de casa. Así, se pueden conocer las noticias de última hora, ver el tráiler del próximo estreno de cine, visitar lugares lejanos, reservar los billetes de avión para las vacaciones, contactar con personas de todo el mundo o comprar cualquier cosa que a uno se le pueda ocurrir. Esto se debe a que la información disponible en Internet es casi ilimitada, y aumenta día a día. Las empresas vieron en la red primero un medio para anunciarse y, actualmente, una vía para atender a sus clientes y ofrecer sus productos. Muchas instituciones públicas y privadas la utilizan para dar a conocer sus actividades y publicar datos de interés general o de un tema específico. Y los particulares disponen de un número creciente de servicios accesibles a través de Internet.

Fuente Consultada:
Historia de los Inventos Edit. hfullman
Ciencia Explicada Edit. Clarín
El Hombre y Su Medio Ambiente Edit. Sigmar

Historia de los Conflictos Entre Inglaterra y Escocia Origen

Historia de los Conflictos Entre Inglaterra y Escocia

La  historia  de  Inglaterra  y   Escocia   está  llena  de   guerras  y   de   sangre.   Durante   siglos,   ambos países  han  mantenido  entre  sí  una  enconada  enemistad.  Los gobernadores romanos que rigieron Inglaterra desde el siglo I al V de nuestra era fueron incapaces de romper la resistencia de las tribus escocesas.

Los jefes de las legiones romanas se contentaron con contemplar las tierras de Escocia desde lejos, temerosos de la fiereza de sus gentes ocultas tras las altas montañas, y con retirarse hacia terreno seguro protegido por la Muralla de Adriano. La retirada de los romanos dejó a las tribus escocesas (pícts y scots) a sus anchas para continuar merodeando a su arbitrio por las indefensas zonas del norte de Inglaterra.

Hasta 1005 de nuestra era, Escocia no estuvo unida bajo un único rey. Hasta entonces, esa tierra primitiva y bravia no tuvo conciencia alguna de nación, ni de raza, ni de una lengua única. Contaba con tres reyes, por lo menos, y estaba dividida territorialmente por selvas vírgenes, marismas, interminables pantanos y ríos infranqueables.

Cualquier rey que aspirara a la unidad se encontraría con la ingente tarea de soldar los varios elementos integrantes de una tierra amorfa y darles una unidad territorial y política. Al mismo tiempo tendría que frenar las incursiones inglesas de Northumbria y hacer frente a la amenaza que podría representar una Inglaterra unida bajo los reyes normandos.

Los clanes escoceses demostraron ser temibles adversarios de cualquier posible conquistador. Sus miembros vivían violenta y celosamente bajo la égida del todopoderoso jefe del clan, cuyo apellido llevaban todos, como los MacDonald, los Murray o los Campbell. Eran temibles con sus vestidos de tartán, sus dagas, sus espadas, sus redondos escudos de cuero y sus feroces gritos guerreros.

Durante dos siglos, la frontera entre Escocia e Inglaterra gozó de tranquilidad. Las incursiones ocasionales a ambos lados de la misma no alteraron la pacífica coexistencia entre ambos pueblos, y hasta hubo un rey, el gran David I (1124-1153), que adoptó un régimen de mando similar al de los reyes normandos.

La doncella de Noruega
Esta paz se vio quebrada por un infortunado incidente que provocó la lucha de Escocia por su independencia. En marzo de 1286, Alejandro III, rey de Escocia, desapareció en la oscuridad de una tormenta al intentar atravesar el río Forth durante la noche. A la mañana siguiente, su cuerpo maltrecho fue arrojado por el río a una playa rocosa. Como único heredero dejó una nieta, Margarita, «la doncella de Noruega», todavía una niña de tierna edad.

En el tratado de Brigham, firmado cuatro años más tarde, Inglaterra quiso forzar una unión con Escocia intentando unir en matrimonio a Margarita con el príncipe Eduardo, hijo de Eduardo I. Este arreglo matrimonial, de haberse llevado a cabo, pudiera haber evitado más de dos siglos de luchas entre ambos países. Pero Margarita enfermó durante su viaje por mar desde Noruega y murió en las islas Oreadas, al noreste de la costa escocesa.

Roto el tratado, Eduardo se vio forzado a cubrir la vacante del trono escocés de otra manera. Como juez entre trece candidatos rivales que aspiraban al trono, Eduardo cometió un error de juicio que resultó desastroso. Por elegir a John Baliol suscitó los celos del poderoso Robert Bruce. Baliol apenas tuvo tiempo de disfrutar de sus poderes de rey.

En 1296, tras un breve intento de deshacerse de la influencia de Eduardo, Baliol fue derrocado y Escocia conquistada. La piedra que solía utilizarse en la ceremonia de coronación de los reyes escoceses fue removida simbólicamente de Scone y trasladada a Inglaterra, donde se encuentra en la actualidad debajo del sillón de coronaciones en la Abadía de Westminster.

Para el rey Eduardo esto constituyó el fin de los problemas, mientras que para Escocia la remoción de la piedra significó la llamada a la lucha por la independencia patria. Los clanes escoceses se vieron invadidos de un nuevo espíritu de exaltación patriótica, y en 1297 William Wallace, el héroe popular escocés, condujo a sus compatriotas a la victoria sobre un ejército inglés en el Puente Stirling. Eduardo no se arredró ante el desafio que esta victoria suponía y se lanzó una vez más hacia el norte. Esta vez los mortales dardos de sus arqueros galeses se impusieron a los pequeños escudos y a las espadas de los escoceses.

Los clanes no se rindieron tan fácilmente. Convocando a sus guerreros en valles y marismas, Robert Bruce reemprendió la lucha en 1306. En aquel mismo año, fue proclamado rey de Escocia aunque antes se vio forzado a eliminar a su poderoso rival Red Comyn.

El ejército de Bruce era muy pequeño en relación con el inglés, viéndose forzado Bruce, capturada su esposa y muerto su hermano, a huir de los ingleses y de los partidarios de Comyn. Sin embargo, a la muerte de Eduardo I condujo a sus seguidores a la victoria contra Eduardo II en el verano de 1314. En 1328, Inglaterra reconoció a Robert Bruce como legítimo rey de Escocia.

Tres universidades
Por fin Escocia se había convertido en nación, viéndose pronto destinada a jugar un importante papel en la historia de Gran Bretaña. Durante el resto de la Edad Media. el país se vio envuelto en continuas luchas domésticas, viviendo siempre a la sombra de Inglaterra. A pesar de este estado permanente de guerra, Escocia fue civilizándose a marchas forzadas.

Prueba de ello son las tres universidades fundadas en el siglo XV: la de San Andrés en 1412, la de Glasgow en 1451, y en 1495 la de Aberdeen. Las guerras entre Inglaterra y Francia absorbían las energías de los monarcas británicos, no permitiéndoles respiro alguno para guerrerar contra los escoceses, y éstos, debido a sus conflictos tribales, tampoco estaban en condiciones de atacar, teniendo en cuenta sobre todo la debilidad de los Estuardo.

Además. Londres, sede del poder inglés, estaba demasiado lejos para las desamparadas tropas escocesas. Continuaron, sin embargo, las luchas fronterizas y, a veces, el estado de guerra general. En 1346, los magnates del norte de Inglaterra capturaron en Nevilles Cross al rey David II de Escocia (1329-71) y lo tuvieron cautivo durante 11 años.

Más tarde, en 1385, el rey Ricardo II de Inglaterra, marchando al frente de sus tropas, llegó hasta Edimburgo, capital escocesa. La familia Percy de Inglaterra fue derrotada por un pequeño ejército de merodeadores en Otterburn. en 1388.

Los Percy se vengaron de la derrota en la batalla de Homildon Hill, en 1402. Los reyes ingleses, sucumbiendo a la tentación de climas más cálidos que el de Escocia y de un botín más preciado en otras partes, mostraron poco afán de lucha en los últimos años de la Edad Media.

Enrique IV, en el año 1400, fue el último rey inglés de la Edad Media que cruzó la frontera. La lucha entre ambos pueblos quedó en manos de las grandes familias inglesas, como los Percy y los Neville.

María Estuardo
Los monarcas de la familia Tudor se vieron forzados sin embargo a interesarse más por los asuntos escoceses por razón de un suceso importante ocurrido en 1503. Tras largas negociaciones e intrigas, Jacobo JV de Escocia contrajo matrimonio con Margarita, hija de Enrique VII de Inglaterra.

La boda no trajo la paz inmediatamente a las dos naciones, pero fue el primer eslabón en una larga cadena de sucesos que había de dar a Inglaterra sus Estuardos y, más tarde, producir la unior. política de los dos países. Al morir sin hijos Isabel I, en 1603, Inglaterra eligió, para sucederle en el trono, al mayor de los descendientes de Enrique VI, Jacobo VI ce Escocia.

Reina Maria Estuardo de Escocia

Mientras las costas de Inglaterra estaban protegidas contra Francia, enemigo secular de Inglaterra, por el canal, la frontera con Escocia quedaba al descubierto. Tras la ruptura de Inglaterra con la Iglesia de Roma, las católicas Francia y Escocia suponían una continua amenaza: María, la reina de Escocia, era al mismo tiempo delfina de Francia, y los monarcas escoceses, campeones del catolicismo contra la protestante Inglaterra, Como consecuencia de esta situación, Inglaterra tenía que vigilar los movimientos que ocurrían tanto al norte como al sur de sus fronteras.

En 1587, la reina Isabel resolvió definitivamente el problema escocés al destruir todos los posibles centros de conspiración pro-escoceses en Inglaterra con la firma de la sentencia de muerte de María Estuardo. Dice la leyenda que María sonrió al tiempo que su cabeza rodaba por el suelo tras el golpe del verdugo. Un hijo suyo, Jacobo VI de Escocia, llegó a ser rey de Inglaterra en 1603 con el nombre de Jacobo I.

No por ello desaparecieron las fronteras entre ambos países. Escocia, más próxima a Inglaterra que nunca, teniendo a su rey en Londres, fue elemento muy importante en la política exterior inglesa. Los escoceses, que eran oficialmente protestantes desde 1560 a pesar de que sus monarcas continuasen siendo católicos, se sintieron ofendidos al ver que Jacobo apoyaba abiertamente a la Iglesia de Inglaterra.

Los escoceses presbiterianos, que eran los que virtualmente regían el país, se rebelaron en 1640 cuando el arzobispo Land intentó forzarles a abrazar la Iglesia de Inglaterra. Carlos I conmovió a Inglaterra convocando al Parlamento.

Se aplazaron los trabajos sobre la constitución inglesa y se inició una nueva serie de guerras en las que los presbiterianos escoceses prestaron su apoyo a los defensores del Parlamento, contribuyendo a que éstos ganasen la batalla de Marston Moor (1643). Como compensación, los parlamentarios prometieron establecer en Inglaterra la Iglesia Presbiteriana. A modo de represalia, el marqués de Montrose barrió Escocia con sus tropas, logrando seis victorias para Carlos I.

El futuro Carlos II aceptó entonces el presbiterianismo atrayendo hacia sí a los escoceses en contra de los parlamentarios. Oliver Cromwell, dictador parlamentario, los derrotó en las batallas de Dunbar en 1650 y de Worcester en 1651, viéndose Escocia invadida por el ejército del general Monk. Los escoceses creían que la base de todos sus problemas era la unión de las dos coronas. Estando el rey de Escocia entronizado en Londres, ¿cómo podían esperar ser tratados con justicia?

historia de escocia

Izq.: William Wallace (c. 1272-1305), «martillo y azote de Inglaterra», se convirtió en un héroe  popular  escocés.
Der.;Tras su gran victoria en Bannockburn, Robert Bruce fue reconocido por Inglaterra como legítimo rey de  Escocia.

El exilio de los reyes escoceses
Los temores de los escoceses se vieron confirmados por Guillermo III, primer rey de una nueva dinastía de monarcas ingleses. En 1689 Guillermo, defensor del presbiterianismo, fue derrotado en Killiecrankie por los católicos jacobitas que se oponían, apoyados por los montañeses de Escocia, a una política tan parcialmente favorable a Inglaterra. (Los jacobitas apoyaban a Jacobo II Estuardo y a sus descendientes). Para conseguir una paz rápida, Guillermo acordó perdonar a todos los jefes de los clanes montañeses que depusieran sus armas para antes del fin de año de 1691.

La mayor parte de ellos así lo hicieron, acogiéndose a las promesas de amnistía de Guillermo. MacDonald de Glencoe, que se encontraba acampado con sus tropas en el oeste de Escocia, se rindió el último día.

Guillermo, creyendo que MacDonald había rehusado rendirse, envió a Glencoe a otro escocés, el capitán Campbell de Glenlyon. Campbell y sus tropas fueron recibidos en Glencoe como amigos, pero aquella misma noche, los MacDonald y todos sus familiares fueron traidoramente asesinados cuando dormían.

Cuando los dos países se encontraban de nuevo al borde de la guerra en 1705, se reunieron en una conferencia de paz varios hombres prudentes de cada nación, acordando una Unión Política entre ambos en 1707. Como resultado de dicha unión, Westminster había de acoger en sus escaños a 45 miembros del Parlamento Escocés y la Iglesia presbiteriana sería la Iglesia oficial de Escocia. Esta importante decisión, aclamada por todos, fue el espaldarazo de Escocia como nación de pleno derecho.

No acabaron, sin embargo, los problemas. Muchos aceptaron como rey a Jorge I de Hannover mientras que los montañeses se declararon a favor de Jacobo Estuardo, hijo del depuesto Jacobo II. Los jacobitas se rebelaron en 1715 a favor de Estuardo. Como los clanes montañeses andaban con rencillas entre sí y Luis XIV de Francia había muerto, las negras perspectivas de Jacobo se cumplieron. El marqués de Ormonde no tuvo éxito en su intento de sublevar al pueblo en favor de los jacobitas y el conde de Mar, Juan Bobbing, fracasó también en su empresa de reunir a los ingleses del norte a favor de la causa.

En Sheriffmuir, el ejército inglés puso fin a los sueños de los invasores escoceses y Jacobo tuvo que volver a Francia derrotado y arruinado.

Durante los 30 años siguientes, poco dieron que hablar en su exilio en Francia los supuestos héroes escoceses. En agosto de 1745, el osado Carlos, hijo de Jacobo, espoleado por sus grandes sueños de gloria y apoyado por la promesa de ayuda de Francia, penetró en pleno corazón de las montañas escocesas.

Logró captar inmediatamente las simpatías de las tribus y, derrotando a la oposición en Prestonpans, entró en Edimburgo con 5.000 hombres. Escocia se había rendido a sus pies, pero no así Inglaterra. Lleno de esperanzas, Carlos cruzó la frontera y marchó hacia el sur de Inglaterra con la ilusión de atraerse al pueblo. Sus esperanzas se vieron truncadas desde el principio al rehusar los ingleses tomar partido a su favor. Los ingleses se encontraban muy contentos con sus monarcas hannoverianos, y la seguridad que éstos les proporcionaban no quedaba compensada con las vagas promesas que aquella curiosa banda de aventureros les ofrecía.

Mientras tanto, en la capital del reino, Londres, el pánico se había apoderado de aquellos que más tenían que perder con la victoria de los invasores. El «viernes negro» —6 de diciembre de 1745— todos se lanzaron a retirar sus depósitos del Banco de Inglaterra cuando cundió la noticia de la llegada a Derby de Carlos con sus mesnadas. Pero el pequeño ejército de escoceses, fatigado y falto de ánimo, marchó hacia el norte camino de sus hogares. Perseguidos por Guillermo, duque de Cumberland, hijo de Jorge II, fueron derrotados y pasados por las armas en el pantano de Culloden.

Ante el temor de que, en el futuro, pudiera repetirse una insurrección del mismo tipo, el gobierno disolvió los clanes ejecutando a sus jefes y promulgando una ley que prácticamente supuso la destrucción del sistema.

Los jefes que pudieron huir de la muerte se vieron desprovistos de todo poder y autoridad, se confiscaron las armas que tenían en su poder y se prohibió el uso de la típica falda escocesa y de todo tipo de tartán que pudiera recordar a los antiguos clanes.

El general Walde construyó puentes y carreteras para facilitar el acceso a las zonas montañosas. Desde entonces, Escocia ha permanecido fiel a los lazos que unen las Islas Británicas. En este siglo XX, los nacionalistas escoceses han comenzado a demandar de nuevo una mayor independencia para el país.

Fuente Consulatada:
Colección La LLave del Saber Tomo I Pasado y Presente del Hombre Editociones Cisplatinas S.A:

Caballo Salvaje de Przewalski Características e Historia

HISTORIA DEL ÚLTIMO CABALLO SALVAJE

De hermosa estampa y músculos de acero, recorre todavía en manadas la tundra manchuriana, defendiendo a feroces mordiscos, frente al acoso del hombre y al ataque del tigre, su libertad y su vida.

Los antepasados de los actuales equinos tuvieron dos características fundamentales. Eran generalmente de menor alzada y jamas pudieron ser domesticados por el hombre, que compartió con ellos el período paleolítico. Aunque parezca extraño, en nuestros días queda un representante, un tanto remoto, de esos corceles de crin erecta y muy larga; nos referimos al caballo de Przewalski, descubierto por el viajero ruso de ese apellido que visitó el noroeste de Sinkiang, entre la Mongolia Exterior y el Kirghizistán, en 1879.

Se trata del último caballo salvaje propiamente dicho, ya que el resto de los animales considerados «antecedentes equinos», como los asininos, los hemíonos y los onagros o asnos salvajes, han estado sometidos al hombre desde la antigüedad.

Este caballo es de talla mediana, de 1,30 a 7,40 metro de alzada con miembros sólidos y musculatura muy desarrollada. De cuello corto y bajo, con crin tupida y recta, que no se prolonga en mechón en la frente como ocurre con los caballos comunes, y una cola larga y espesa desde la base, ambas de color leonado en su raíz y más oscuro, hasta llegar al negro, en el extremo, tiene un pelaje fino y brillante en el verano, largo y también brillante en invierno.

En los cuatro miembros ofrece la particularidad de aumentar considerablemente la longitud del pelo, hasta formar una gruesa capa alrededor de los vasos… Las pezuñas son redondeadas y no muy altas y la grupa, ancha y un poco inclinada.

caballo salvaje

El color general del pelaje es leonado con algunas zonas rojizas o doradas. El vientre, los flancos, la cara interna de los miembros y el hocico son blancos. Los miembros están frecuentemente cruzados por una serie de rayas horizontales, como en la cebra.

Presenta además toda la línea dorsal, desde la cruza hasta el nacimiento de la cola, de color negro subido. Su cabeza es voluminosa y cargada en la quijada inferior y sus ojos oscuros y de expresión inteligente. Tiene el hocico redondeado y las fosas nasales más bien estrechas. Posee espejuelos o callos en los cuatro miembros, pero rara vez son visibles por cubrirlos el pelo.

De hábitos gregarios, forma nutridas manadas que se desplazan por la tundra manchuriana. Esmuy desconfiado y posee vista y olfato extraordinarios, condiciones éstas que le han permitido sobrevivir a través de las distintas glaciaciones desde el Paleolítico inferior, y competir con éxito tanto con el hombre como con el resto de los animales salvajes carniceros, entre los cuales especialmente el tigre manchuriano ha sido y es uno de sus principales enemigos.

Con respecto a sus métodos de defensa, utiliza su terrible mordisco, capaz de cercenar un brazo de hombre de regular talla, y sus características coces, especialmente cuando se trata del ataque de un tigre. Si la fiera se le encarama, busca inmediatamente la espesura en la cual entra a toda velocidad, raspando contra las ramas bajas a su atacante, que, a su vez, lo desgarra en los flancos y trata de desnucarlo. Si llega a ser capturado por el hombre se muestra absolutamente reacio a todo tipo de domesticación y siempre trata de morder a sus cuidadores.

Se considera que apareció en la tierra al producirse la glaciación del paleolítico inferior y ha compartido las sabanas europeas junto con el mamut, el rinoceronte peludo, el buey almizclero y el reno.

Los hombres primitivos del período magdaleniense han dejado múltiples pinturas rupestres en las cuales se reproducen con gran fidelidad estos caballos que, con seguridad, al perfeccionarse el instrumental de caza, sirvieron como parte de la dieta del hombre de esas épocas. Actualmente, rara vez se lo caza, por considerárselo un testigo de épocas muy lejanas de la humanidad y por no constituir un trofeo propiamente dicho.

Fuente Consulatada:
Nota del Profesor Rodolfo A. Perri Para Revista Ciencia Joven Fasc. N°31

La Edad del Bronce Consecuencias en el Arte y la Guerra

LA EDAD DEL BRONCE: NUEVAS TÉCNICAS , ARMAS Y ARTE

Esta metalurgia nace cerca de la actual meseta de Armenia, para extenderse rápidamente hacia Oriente y Occidente. Las gran riqueza minera del oeste se hace velozmente conocida. Desde las «cunas de la cultura» -Mesopotamia y Egipto– no tardan en llegar contingentes de colonizadores prehistóricos.

La isla de Chipre, las llanuras de Alemania y los territorios británicos (estos últimos colmados del preciado estaño) se hicieron muy pronto tan importantes que sus tribus primitivas fueron reemplazadas por pueblos mucho más avanzados. .. .Nueve partes de cobre .. .una de estaño.

He aquí la fórmula más acabada que se empleo en los antiguos talleres de fundición, no sin antes haber pasado por una etapa de interminables pruebas, seguidas de otros tantos fracasos. Con esta aleación «mágica» que da por resultado el bronce, vinieron muchos adelantos, pero también se hizo más terrible aún uno de los peores flagelos de la humanidad: la guerra.

Las hachas se perfeccionaron haciéndose armas mortíferas en manos de sus poseedores. Ya no se trataba de emprenderla a los golpes con el enemigo. Ahora una sola estocada de espada o hacha terminaba la pelea en cinco segundos. Quedaban menos prisioneros y más cuerpos sin vida tendidos en el campo de batalla.

En los túmulos, cajones de piedra enterrados en una loma –las tumbas de la época-, se lian descubierto las armas, los cascos y otros utensilios de aquellos guerreros incansables. En ese tiempo también se generalizó el uso de los caballos y los carros, lo que trajo como consecuencia el desarrollo de los caminos -algunos de ellos, base de rutas trazadas en la actualidad- y, en definitiva, del comercio en general. Este último permitió la comunicación entre las ciudades y la expansión de la cultura.

Los objetos comerciales fueron las alhajas –jade y pedrería– y las armas. Al hablar de Edad del Bronce usamos un concepto cronológico que sólo tiene valor local.   Mientras que el uso de éste aleación por las culturas que poblaron la Mesopotamia asiática en la Antigüedad data de varios milenios, en Japón recién se introdujo el bronce unos cuatro siglos antes de nuestra era y hay tribus australianas, amazónicas y africanas que tomaron contacto con los aviones de los occidentales antes que con el bronce.

De ellos se puede decir que saltaron del Megalítico a la Era Espacial. Por tanto, cuando se hable de la Edad del Bronce de un pueblo determinado, es aconsejable precisar algo más la cronología, tomando como referencia hechos culturales coetáneos de otras civilizaciones.

Pero no fue solamente en el campo bélico donde la aparición del bronce transformó la ida de aquellos pueblos que, trabajosamente, habían descubierto los secretos de la preparación, del moldeo y del cincelado a esta aleación. En  efecto, el nuevo material permitió al hombre de aquellos tiempos producir objetos artísticos menos frágiles y más elaborados.

arte en la edad e bronce

El descubrimiento de los metales sumó nuevos y variados útiles y objetos artísticos a ios ya realizados con las antiguas técnicas y materiales.

La variedad de dichas creaciones plásticas es sorprendente y prueba de la nobleza del material es que lo adoptaron las más diversas culturas. Su uso en el campo artístico se conservó hasta épocas muy posteriores a la aparición del hierro, metal que por su mayor dureza poco tardó en reemplazar al bronce en la fabricación de armas.

Entre las piezas ornamentales de bronce mejor logradas se cuentan algunas estatuillas provenientes de las estepas euroasiáticas que representan combates de animales, unas pocas de las cuales han llegado hasta nuestras manos y se conservan en los grandes museos del mundo.

Otro campo en el que el bronce aun no ha sido desplazado por otros metales es la ya milenaria técnica de la fabricación de campanas. Todavía quedan artesanos en el Viejo Mundo que, aprovechando la experiencia acumulada por varias generaciones de antepasados -en la mayoría de los casos los secretos de estas artesanías se fueron transmitiendo de padres a hijos dentro de una misma familia-, siguen fabricando gigantescas campanas de
bronce, algunas de las cuales llegan a pesar varias toneladas.

También los grandes escultores siguen mostrando una marcada preferencia por el bronce, material que resiste muy bien los efectos de la intemperie y que tiene consistencia suficiente como para permitir hacer gitantescas estatuas huecas.

El punto de funsión relativamente bajo de esta aleación permite trabajarla con sencillos métodos artesanales, aun tratándose de piezas de grandes dimensiones. Si a lo antedicho se suman las nuevas aplicaciones que día tras día se dan al bronce, cuyas propiedades se fueron modificando mediante al agregado de otros metales a la aleación (el llamado bronce Admiralty, por ejemplo, que se usa en las construcciones navales porque el agua de mar no lo corroe, está compuesto por un 70% de cobre, un 29% de cinc y apenas un 1% de estaño), es fácil comprender que a los arqueólogos e historiadores del futuro les resultará tan difícil precisar la fecha del comienzo de la Era del Bronce como la de su fin.

LA Edad del bronce

Las nuevas técnicas no se emplearon solamente con fines pacíficos. El perfeccionamiento de las armas hizo que, a partir de entonces, las guerras fueran cada vez más cruentas y dirigidas a la total exterminación del enemigo.

EL SECRETO DE LOS CHINOS

Cuando empezaron a llegar a manos de los historiadores y arqueólogos occidentales antiquísimas estatuillas y objetos ornamentales de bronce hechos por los chinos se planteó un interrogante al que por muchas décadas no se pudo dar una respuesta satisfactoria: ¿como habían logrado aquellos artesanos fundir piezas tan complicadas? A través del análisis de las tradiciones orales y escritas de aquellos pueblos, se descubrió finalmente el secreto.

El artista hacía primero un modelo en cera de la pieza a fundir, con todos los detalles tanto estructurales como decorativos. Luego la recubría con un barro arcilloso que, al secarse, formaba un molde herméticamente cerrado, con excepción de unos pocos conductos que se hacían introduciendo, antes que el barro fraguara, delgadas varillas que atravesaban la pared del molde.

Calentando fuertemente éste, la cera que estaba en el interior se fundía y escapaba por los conductos, de los que previamentese habían retirado las varillas. Por esos mismos conductos se vertía finalmente el bronce fundido y, una vez que se enfriaba la pieza, se rompía el molde para sacarla.

Esta ingeniosa técnica concebida en plena Edad del Bronce fue readaptada en los últimos años por la industria metalúrgica para producir directamente por fundición piezas que, cuando se las fundía por los métodos convencionales, requerían un largo y costoso proceso de maquinado para darles sus formas definitivas.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°8 Edit. Cuántica

Historia del Descubrimiento de la Célula Primera Observación

Historia del Descubrimiento de la Célula
Primeras Obsevaciones

Cada organismo se compone de partes infinitamente pequeñas, que pueden ser consideradas como los elementos constitutivos o los ladrillos del edificio de la vida. Pero se trata de partes tan pequeñas que no pueden en ningún caso ser observadas a simple vista; hace falta un microscopio para descubrirlas.

No se sabe con exactitud quién es el inventor del microscopio, si bien un tal Zacarías Janssen de Middelburg está considerado generalmente como el hombre que habría descubierto por casualidad los aumentos de tamaño que se obtienen con una serie de lentes superpuestas.

Por otra parte está perfectamente probado que un tendero de Delft, llamado Antonio Van Leeuwenhoek (1632-1723), talló cientos de lentes que luego reunía de tal manera que objetos muy pequeños se veían considerablemente agrandados.

Sus microscopios, que nunca estuvo dispuesto a ceder o a vender, aumentaban de dos a trescientas veces el tamaño natural y le valieron muy pronto una gran celebridad. Bien merece el título de «padre de la microscopía».

Antonio Van Leeuwenhoek fue igualmente el primero en descubrir los protozoarios, que él llamó «infusorios», porque los encontró principalmente en el agua en que había hecho fermentar un poco de heno. Dirigió largas cartas, a menudo muy divertidas, sobre sus descubrimientos a los miembros de la Royal Society de Londres; donde las revelaciones casi increíbles del tendero de Delft provocaron gran estupefacción.

Alrededor de 1590 fue construido un microscopio compuesto. La imagen, captada por una lente (objetivo), era aumentada por otra lente (ocular). Además, sobre el objeto motivo de la observación se proyectaba la luz. que, a través de una bola de vidrio llena de agua, producía la llama de una bujía.

MICROSCOPIO PRIMITIVO

En la ilustración  vemos un microscopio primitivo de este tipo.
Se trata del instrumento que utilizaba el naturalista inglés Roberto Hooke (1635-1703).

Un día cortó una fina lámina del corcho de una botella de vino y la colocó bajo la lente del microscopio. ¡Cuál no sería su sorpresa al ver que esta lámina estaba constituida por una multitud de pequeñas cámaras, que hacían pensar en un panal de miel! Por esa razón Hooke las llamó «células», sin sospechar siquiera que acababa de hallar un término de importancia mundial cuya significación sería particularmente extraordinaria en biología.

En 1838, el naturalista alemán M. J. Schleiden pudo probar que todas las plantas estaban constituidas por partículas microscópicas: las células. Alrededor de un año más tarde, su compatriota Teodoro Schwann comprobó lo mismo en los cuerpos de los animales.

imagen de una celula vegetal, con sus partes

Cada ser vivo es un edificio de células y el tamaño de las mismas no depende en absoluto de las proporciones del cuerpo del animal o de la planta, del, cual son una ínfima parte. El elefante, a pesar de su tamaño, no está constituido por células más grandes, sino por muchas más células que un ratón.

Las células de una sequoia de California, que yergue su corona a más de 100 metros de altura, no son más voluminosas que las de una pequeña violeta. Sin embargo, no todas las células tienen las mismas dimensiones o la misma forma. El diámetro de una célula redonda varía de un décimo a un centesimo de milímetro. Existen, naturalmente, excepciones que no responden a estas generalidades.

En circunstancias favorables el ojo humano puede distinguir, sin aparatos, células de un décimo de milímetro de diámetro.

El hombre es, igualmente, un edificio de numerosísimas células. Si cada célula de nuestro cuerpo fuera un ladrillo, se podría edificar  la gran muralla de China, la construcción más colosal de todos los tiempos, que tiene 16 m. de altura , 8 de ancho por miles de km.  de largo, también podría, con las células del cuerpo humano —si fueran ladrillos— dar 17 vueltas alrededor de la Tierra.

Ver: La Célula

Fuente Consultada:
Las Maravillas de la Vida Tomo V El Descubrimiento de la Célula Globerama Edit. CODEX

Uso de las Fuerzas Naturales Aplicaciones Viento, Calor y Agua

APLICACIONES DE LA ENERGÍA NATURAL: CAÍDA DE AGUA, VIENTOS Y CALOR

Cómo el Hombre Utiliza las Fuerzas de la Naturaleza: A lo largo de una gran parte de ‘la historia, la única fuerza que estaba al servicio del hombre fue la de sus propios músculos. Durante el período neolítico comenzó a usar la fuerza muscular de varios animales, asnos, bueyes, caballos y camellos.

Luego, en los primeros estadios de la civilización, fabricó el hombre las primeras máquinas simples para ayudar a sus músculos a sobrellevar las tareas más dificultosas. Entre las más importantes, figura la palanca. Fue con simples artefactos y con el trabajo de los esclavos como levantó varias de las colosales obras de la antigüedad.

Posiblemente, la primera de las fuerzas naturales que usó para relevar el esfuerzo muscular, fue el poderío del viento. Rápidamente, debe el hombre haber notado cómo los árboles se inclinan y las ramas se rompen si los azota el vendaval y cómo las hojas son arrastradas aun cuando sople la brisa más suave. Así aprendió a aprovechar el poder del viento para hinchar las velas de los barcos. Con el tiempo, inventó aparejos y velas más perfeccionados, de manera que pudo primero navegar haciendo ángulo con el viento y eventualmente, después de muchos siglos, virar casi directamente contra él.

maquinas simples usadas por el hombre

En algunos de los antiguos centros de civilización, usaban molinos de viento muy simples; pero fue más tarde, en el siglo XIII, cuando entraron en uso en Europa. Tiempo después, se construyeron molinos más perfeccionados cuya parte superior podía ser movida para captar el viento en cualquier dirección que éste soplara.

energia eolica

Las corrientes y caídas de agua también se utilizaron desde tiempos remotos. En muchas partes del mundo, pueblos que viven aún en forma primitiva, usan balsas que son impulsadas por la fuerza de la corriente; muy posiblemente nuestros antecesores usaron medios similares.

Muchos navegantes primitivos, especialmente aquellos que vivían en las orillas del Pacífico, aprovechaban las corrientes oceánicas que les eran conocidas cuando tales corrientes seguían la misma ruta que ellos deseaban tomar.

La tremenda fuerza de las caídas de agua debe haber sido también evidente para los hombres de la antigüedad, pero no hay datos seguros de su uso hasta después de la invención de la rueda en la Mesopotamia. Luego, con el correr del tiempo, los artesanos construyeron ruedas con paletas para impulsar el agua, las que se utilizaron en un principio para irrigar los terrenos. Estas ruedas hidráulicas fueron lo suficientemente poderosas para arrastrar las pesadas y toscas maquinarias de los molinos y se pusieron en uso en muchas partes de Europa, muy a principios de la Edad Media.

energia hidraulica

La caída del agua hace girar una turbina que a su vez su movimiento genera energía eléctrica

Hoy, los ingenieros han hallado métodos completamente nuevos para utilizar el poder del agua. Haciendo represas en los grandes ríos y embalsando sus aguas, han creado enormes desniveles que se emplean para mover turbinas y generar electricidad. En zonas montañosas que se hallan alejadas de campos carboníferos, tales como en las Hébridas y en partes de Noruega y Suecia, trabajos de este tipo producen energía hidroeléctrica a bajo costo, y atraen a las industrias pequeñas.

Ver: Energía Mareomotriz

Aún el hombre moderno ha hecho uso de la fuerza colosal que la naturaleza provee mediante los saltos de agua; pero, en el norte de Francia, se están realizando planes muy avanzados para producir electricidad en gran escala, utilizando esta fuente de recursos.

Desde fines de la Edad Media, cuando las lentes comenzaron a fabricarse en una escala considerable, los niños pequeños gustaban dirigir la luz del sol sobre un papel o madera seca para producir una débil llama. Hoy, en el sur de la Rusia, en Francia y en otras partes, enormes espejos cóncavos concentran los rayos solares sobre enormes fuentes de agua hirviendo para obtener vapor y con ello poner en movimiento turbinas para la producción de electricidad.

USO DE LA ENERGÍA CALÓRICA: No hay duda de que los inventores desconocidos que se ingeniaron para aprovechar la fuerza del viento y la del agua, fueron grandes benefactores para sus semejantes. Pero, en cierto sentido, su tarea fue más fácil que la de inventores posteriores que usaron por primera vez otras formas de energía.
El viento mueve naturalmente las cosas y utilizar su fuerza era, simplemente, hacer mover las cosas que el hombre quería que se moviesen; la corriente oceánica fluye en una dirección fija y usarla significaba, sencillamente, hacer conducir a los hombres y a los objetos fabricados por ellos, en la misma dirección.

Los hombres que primero se ocuparon de hacer trabajar el calor, se enfrentaron con un problema mucho más difícil. Tenían que convertir una forma, de energía, el calor, en otra totalmente diferente, es decir, en energía mecánica capaz de realizar una tarea.

A fines del siglo XVII ya se habían cavado minas muy profundas, y extraer el agua de ellas era una necesidad imprescindible. Una bomba común no puede elevar el agua más que a unos 10 metros, y el único método posible para drenarla era usar varias bombas sucesivamente, cada una de las cuales elevara el agua 10 metros más alto que la anterior. Este método requería un arduo trabajo y los inventores de este período se pusieron a pensar en una posibilidad mejor.

A principios del siglo XVIII un francés, Papin, y dos ingleses, Savery y Newcomen, fabricaron bombas en las que el vapor hacía presión en un gran gabinete y expulsaba el aire hacia afuera; cuando se derramaba agua fría sobre el gabinete, el vapor se condensaba y se hacía un vacío. La presión de la atmósfera impulsaba entonces el agua de la mina dentro del gabinete vacío.

corte de una olla a presión

Ejemplo: presión del agua en estado de ebullición

Cierta vez, justamente a mediados de siglo, mientras James Watt, un fabricante de instrumentos de Glasgow, estaba reparando un modelo de bomba de vapor de Newcomen, tuvo una idea que significó un notable adelanto. En lugar de enfriar el gran recipiente de vapor y volver a calentarlo cada pocos minutos, agregó otro recipiente pequeño donde el vapor estaría constantemente condensado; así se ahorraría tiempo y combustible. .

Pasaron unos cuantos años hasta que Watt comenzó a fabricar máquinas que utilizaban el vapor para impulsar un pistón y mover una rueda. A partir de ese momento, los motores de vapor se usaron en escala creciente para impulsar las máquinas de las nuevas industrias.

Luego, durante el primer tercio del siglo XIX, George Stephenson y algunos otros ingenieros lograron construir locomotoras de vapor capaces de transportar pesadas cargas a lo largo de vías, a velocidades que excedían en mucho a las que el hombre había alcanzado antes.

Nuestros abuelos gustaban contar cómo James Watt, mientras era aún un niño, se inspiró para utilizar la energía del vapor de agua al ver cómo éste levantaba la tapa de una marmita, al hervir el líquido. No hay ningún documento que nos permita tomar por cierta esta historia, pero podemos imaginárnoslo a Watt como un hombre de mediana edad observando la marmita, reflexionando sobre los grandes cambios que el vapor de agua había traído e imaginando los que traería en el futuro.

La utilización de la electricidad fue una hazaña aún más difícil y que no podemos considerar ligada a un solo hombre. Desde la época de los griegos, se sabía que algunas sustancias, cuando se frotaban con otras, atraían o repelían pedazos pequeños de materia.

En el siglo XVIII, el inventor italiano Galvani produjo electricidad mediante pequeñas baterías eléctricas. Pero no fue sino hasta bien entrado el siglo XIX que un inglés, Michael Faraday, demostró que una corriente puede producirse por la rotación de un imán; y así, en 1881, una poderosa dínamo fue puesta en acción en la primera usina.

Fuentes Consultadas:
El Mundo en su Tiempo – Uso de las Fuerza Naturales – Tomo III Globerama  – Edit. CODEX –

Ver: Alimentos Naturales Explotados Por El Hombre

Ver: Combustibles Naturales Que se Extraen de la Tierra

El Mesolítico Características, Alimentos, Utensillos, Armas

CARACTERÍSTICAS DE LA VIDA EN EL MESOLÍTICO

Muchas dificultades ofrece reconstruir los comienzos de la evolución cultural del hombre a partir de la época en que empezó a poblar la superficie terrestre. En una primera y larguísima etapa desconocía la vida común organizada, no cuidaba rebaños ni sembraba pero, debido a su inteligencia superior y a su aptitud para emplear un lenguaje hablado, pudo adaptarse a la naturaleza e iniciar una lenta y difícil marcha hacia una vida mejor.

Por el conocimiento transmitido a través de sucesivas generaciones y la habilidad de sus manos flexibles, el hombre alcanzó un nivel de progreso que comprende su cultura primitiva, así denominada porque debe ubicarse al comienzo de la historia de la humanidad.

Por ejemplo según el material que el hombre de aquella lejana época empleaba en sus armas y utensilios, la ciencia prehistórica distingue la Edad de Piedra y la Edad de los Metales.

Cuando estudiamos la Edad Media, que comprende el período histórico posterior al auge dé la cultura greco-latina, se nos suele indicar que se trata de una época de oscuridad y retroceso. En realidad, se trata de una etapa de lenta transformación del proceso cultural, en la que se produce una concentración de valores, que se ha visto como una detención. Algo así como cuando retrocedemos para tomar impulso y dar un gran salto.

caracteristicas del mesolitico

En la prehistoria también se produjo una Edad Media con estas características. Se la conoce con el nombre de Edad de Piedra Intermedia o Mesolítico y tuvo lugar después del décimo milenio a. de C, entre los períodos Paleolítico (de la piedra tallada) y Neolítico (de la piedra pulida). Ya aparecido el Cro Magnon, un tipo humano muy similar al actual, mucho más evolucionado que el de Neanderthal, los métodos de tallado de las piedras ya no constituían ningún secreto.

Desde el hacha hasta la lezna, pasando por las puntas de flecha, los buriles y otras herramientas, todos los elementos eran fabricados por manos bastante diestras que sacaban el máximo provecho del sílex, el pedernal, la obsidiana y otras rocas.

También la madera y el hueso formaban parte de los materiales usados por este hombre primitivo. La regularidad del clima le dio confianza en el suelo que habitaba y así comenzó a hacerse sedentario. De esta época data una práctica que le abrió nuevos horizontes: el pastoreo.

Es en esta Edad Media cuando el hombre descubre que más fácil que cazar resulta criar los animales para usarlos cuando los necesite.

Casi al mismo tiempo se produjo la observación atenta de la vida vegetal, que llevó al hombre al cultivo. También se valió de las ramas y hojas fibrosas para efectuar trenzados y con ellos construyó viviendas y vestidos. En ambas empresas el cuero fue un valioso auxiliar.

El fuego, cuyo origen cierto es motivo de serias controversias, ya alumbraba los campamentos de esta época y constituía un nuevo factor de dominio sobre el resto de las criaturas vivientes. Con trigo, cebada, cabras, vacas, ovejas y cerdos, esta civilización se extendió por África, Asia, Europa (hasta Noruega) y América, aunque en este último continente la evolución se produjo con más lentitud.

mesolitico

Sus yacimientos se reconocen por estar semi-cultos en montañas de valvas de moluscos, usados como alimento por la familia mesolítica. El perro, descendiente del lobo, comienza a ser, en estos tiempos remotos, el mejor amigo del hombre y lo ayuda en la caza o tirando de sus trineos.

Un miedo ancestral a la muerte y a todo lo sobrenatural ya se ha apoderado de nuestro antecesor, el cual respeta ciegamente los ritos funerarios de su tribu y entrega ofrendas a los dioses invocando sus poderes mágicos. Todo esto se revela en los monumentos conservados en muchos sitios, ante todo en Europa y Asia, lo que atestigua la existencia de una intensa vida espiritual.

Quizá la fijación de este concepto de la inmortalidad del alma haya sido el paso más importante dado en esta etapa, que ayudó al hombre a concretar los grandes progresos del Neolítico.

La posibilidad de vivir bien alimentado, gracias a la agricultura y el pastoreo, dejó tiempo libre para pensar. Esta fue la gran conquista del Mesolítico.