El Mesolítico Características, Alimentos, Utensillos, Armas



CARACTERÍSTICAS DE LA VIDA EN EL MESOLÍTICO

Muchas dificultades ofrece reconstruir los comienzos de la evolución cultural del hombre a partir de la época en que empezó a poblar la superficie terrestre. En una primera y larguísima etapa desconocía la vida común organizada, no cuidaba rebaños ni sembraba pero, debido a su inteligencia superior y a su aptitud para emplear un lenguaje hablado, pudo adaptarse a la naturaleza e iniciar una lenta y difícil marcha hacia una vida mejor.

Por el conocimiento transmitido a través de sucesivas generaciones y la habilidad de sus manos flexibles, el hombre alcanzó un nivel de progreso que comprende su cultura primitiva, así denominada porque debe ubicarse al comienzo de la historia de la humanidad.

Por ejemplo según el material que el hombre de aquella lejana época empleaba en sus armas y utensilios, la ciencia prehistórica distingue la Edad de Piedra y la Edad de los Metales.

Cuando estudiamos la Edad Media, que comprende el período histórico posterior al auge dé la cultura greco-latina, se nos suele indicar que se trata de una época de oscuridad y retroceso. En realidad, se trata de una etapa de lenta transformación del proceso cultural, en la que se produce una concentración de valores, que se ha visto como una detención. Algo así como cuando retrocedemos para tomar impulso y dar un gran salto.

caracteristicas del mesolitico

En la prehistoria también se produjo una Edad Media con estas características. Se la conoce con el nombre de Edad de Piedra Intermedia o Mesolítico y tuvo lugar después del décimo milenio a. de C, entre los períodos Paleolítico (de la piedra tallada) y Neolítico (de la piedra pulida). Ya aparecido el Cro Magnon, un tipo humano muy similar al actual, mucho más evolucionado que el de Neanderthal, los métodos de tallado de las piedras ya no constituían ningún secreto.

Desde el hacha hasta la lezna, pasando por las puntas de flecha, los buriles y otras herramientas, todos los elementos eran fabricados por manos bastante diestras que sacaban el máximo provecho del sílex, el pedernal, la obsidiana y otras rocas.

También la madera y el hueso formaban parte de los materiales usados por este hombre primitivo. La regularidad del clima le dio confianza en el suelo que habitaba y así comenzó a hacerse sedentario. De esta época data una práctica que le abrió nuevos horizontes: el pastoreo.

Es en esta Edad Media cuando el hombre descubre que más fácil que cazar resulta criar los animales para usarlos cuando los necesite.

Casi al mismo tiempo se produjo la observación atenta de la vida vegetal, que llevó al hombre al cultivo. También se valió de las ramas y hojas fibrosas para efectuar trenzados y con ellos construyó viviendas y vestidos. En ambas empresas el cuero fue un valioso auxiliar.

El fuego, cuyo origen cierto es motivo de serias controversias, ya alumbraba los campamentos de esta época y constituía un nuevo factor de dominio sobre el resto de las criaturas vivientes. Con trigo, cebada, cabras, vacas, ovejas y cerdos, esta civilización se extendió por África, Asia, Europa (hasta Noruega) y América, aunque en este último continente la evolución se produjo con más lentitud.

mesolitico

Sus yacimientos se reconocen por estar semi-cultos en montañas de valvas de moluscos, usados como alimento por la familia mesolítica. El perro, descendiente del lobo, comienza a ser, en estos tiempos remotos, el mejor amigo del hombre y lo ayuda en la caza o tirando de sus trineos.

Un miedo ancestral a la muerte y a todo lo sobrenatural ya se ha apoderado de nuestro antecesor, el cual respeta ciegamente los ritos funerarios de su tribu y entrega ofrendas a los dioses invocando sus poderes mágicos. Todo esto se revela en los monumentos conservados en muchos sitios, ante todo en Europa y Asia, lo que atestigua la existencia de una intensa vida espiritual.

Quizá la fijación de este concepto de la inmortalidad del alma haya sido el paso más importante dado en esta etapa, que ayudó al hombre a concretar los grandes progresos del Neolítico.



La posibilidad de vivir bien alimentado, gracias a la agricultura y el pastoreo, dejó tiempo libre para pensar. Esta fue la gran conquista del Mesolítico.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *