Valores Humanos

Historia de la Asistencia Social Resumen y Conceptos Basicos

Conceptos Elementales de la Solidaridad Social

Solidaridad Social
Solidaridad social es la adhesión recíproca entre las personas que integran la sociedad.

Se manifiesta, principalmente, por la ayuda mutua.

Las principales formas de solidaridad social, son: la previsión y asistencia
social, el cooperativismo y el mutualism
o.

Ampliar: La Solidaridad Social

la asisnetcia social

Previsión social: Previsión social es el cuidado que pone el Estado, mediante leyes e instituciones adecuadas, para conjurar los riesgos de la vida humana. Se basa en el gran respeto que merece la persona humana.

Las principales formas de previsión social, son: ahorro, jubilaciones,
pensiones, seguros y asistencia moral.

a) El ahorro consiste en separar y guardar algo de lo destinado al gasto ordinario. El ahorro social es el que está organizado por instituciones bancarias o postales, y es estimulado por el Estado.

b) Jubilación designa tanto a una institución como a la suma que el beneficiario percibe. Como institución consiste en organizar cajas de retiro en favor de empleados y funcionarios. Jubilado es la persona que se ha retirado de la actividad y percibe la remuneración mensual que le acuerda la ley. Para gozar de este beneficio, es necesario haberse inscripto en la Caja de Jubilaciones correspondiente.

c) Pensión es la cantidad de dinero que se entrega mensualmente a una persona por méritos y servicios propios o extraños, o por causa de invalidez o de accidente del trabajo. Existen diversas clases de pensiones.

Cooperativismo: consiste en la difusión de sociedades cooperativas.

a) Cooperativas de producción son aquellas en las cuales los asociados aportan capital y trabajo, para obtener una mayor producción. No hay distinción entre patronos y obreros.
b) Cooperativas de consumo son las que abaratan los productos comprándolos al por mayor, y vendiéndolos directamente a los socios.
c) Cooperativas de crédito son las que facilitan capitales a los socios, para que no tengan necesidad de recurrir a los Bancos.

Ver: Historia del Cooperativismo

Mutualismo: La mutualidad es una sociedad que se propone por medio de un fondo común remediar los males o daños que puedan ocurrir a los socios.

El fondo común se forma con el dinero de las cuotas de los socios. Repartiendo los riesgos entre el mayor número posible de socioi, rm efectos son casi insensibles.

Las mutualidades suelen establecer seguros individuales o colectivos. Suelen resarcir de los siguientes riesgos: accidentes del trabajo, enfermedad, invalidez, desocupación, muerte, etc.

Asistencia social: Asistencia social es el cuidado que la comunidad tiene de sus miembros necesitados de ayuda, por medio de organismos especiales.Se basa en la solidaridad humana, en la convivencia social y en el deber que tiene la sociedad de velar por sus miembros más débiles. La asistencia social puede considerarse como ciencia, como acción y como régimen legal.

La asistencia social establece los llamados servicios sociales destinados a solucionar los distintos problemas. La asistencia social puede ser de carácter oficial y de carácter privado.

Seguridad social: Se entiende por seguridad social el conjunto de medidas que el Estado y otros organismos adoptan, para la protección biológica y económica de las personas, frente a los riesgos sociales y profesionales.

La seguridad social es un derecho de la persona respecto al Estado. Una forma de seguridad social es el seguro social. Son diversos los riesgos cubiertos por los seguros sociales: enfermedad, invalidez, accidentes del trabajo, vejez, muerte, etc.

Las leyes de previsión: Las Constituciones redactadas bajo la influencia del liberalismo, nada dicen de la protección del trabajador y de su familia.

En la reforma de 1957 a la Constitución Argentina, se incluyó el artículo 14 bis, que reconoce los derechos del trabajador, y lo protege.

Desde principios del presente siglo, fueron sancionándose algunas leyes sociales, hasta que el interés estatal por la previsión social tomó vigor con diversas leyes de ese tipo, y con la creación de instituciones, como fue el Instituto Nacional de Previsión Social.

linea divisoria

LA ASISTENCIA SOCIAL
… El advenimiento del cristianismo marcó una etapa’ trascendental en la evolución de la asistencia, y más aún en los fundamentos y móviles que la inspiraban.

La nueva doctrina proclamaba la igualdad, la dignidad y la perfectibilidad de los hombres, sin distinción de razas ni condiciones sociales; el derecho a la vida, inalienable y común para todo ser humano, cualquiera fuese su edad, sexo, estado o condición física o mental; la misericordia hacia los pobres, los esclavos, los niños, los débiles y los vencidos.

Estas tendencias, insólitas en el mundo antiguo, nacían de las enseñanzas evangélicas, del precepto fundamental del amor al prójimo, que Jesús identificó con el amor a Dios, recapitulando así todos ios Mandamientos: «…Amarás al Señor Dios tuyo con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente, y con todas tus fuerzas. Este es el primer mandamiento. El segundo, semejante al primero, es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No hay otro mandamiento que sea mayor que estos» (San Marcos, XII, 30-31).

La caridad, en su auténtico sentido de amor al prójimo, fue el elemento vital que introdujo el cristianismo en las relaciones de los hombres; y el prójimo —que significa próximo— mereció tal nombre, sin limitaciones territoriales ni barreras sociales, sin diferencias de amigos o enemigos, de propios o extraños.

Los cristianos, impulsados por el precepto de la caridad, empezaron muy pronto su acción en favor de los necesitados. Pero hacían una distinción muy señalada entre la limosna y la virtud de la caridad, sin la cual todas las demás carecen de valor y eficacia.

EN LA EDAD MEDIA:
En los primeros siglos de la Edad Media —período cuya iniciación se hace coincidir con la caída del Imperio Romano—, la asistencia al necesitado se ejerció bajo los auspicios de la Iglesia por medio de asilos, hospitales y hospederías, y, asimismo, con el sistema de distribuir a domicilio limosnas, alimentos y ropas.

Las órdenes monásticas que surgieron en Occidente a partir de la que fundó San Benito hacia el año 529, realizaban una intensa labor social, quo se orientó en tres aspectos principales: el trabajo intelectual, con obligación de horas de estudio y de lectura; el trabajo manual de cultivar eriales, desmontar selvas, secar pantanos, construir caminos y puentes; y las obras caritativas qus se abrían anexas a los conventos, y que consistían en refugios, hospederías y escuelas monásticas.

Cada abadía se convirtió en un centro de acción social, y en tomo a los conventos se agruparon las poblaciones. Pero la asistencia era insuficiente para atender a las necesidades de la época.

Las guerras y las epidemias asolaban a los pueblos, y la beneficencia adolecía de escasez e irregularidad de recursos, y de falta de coordinación. Intervino entonces el poder civil.

Carlomagno, al que se ha llamado con justicia emperador social, trató de que todos estuviesen a cubierto de la miseria; se proclamó legislador de la caridad pública, y el año 808 creó un plan de asistencia eclesiástico-civil, que extendía a los nobles la obligación de socorrer a los indigentes.

Establecía también que toda persona tiene el deber de sostener a los miembros de su familia, a los que habiten bajo su mismo techo o vivan en sus tierras. Fijó la tasa que debían aportar para ayuda de los pobres, los obispos, los abades, las abadesas, los nobles y los vasallos, y dispuso que los mendigos capaces fueran puestos a trabajar.

De esta manera se inició en Europa la reglamentación de la asistencia, estableciendo asimismo las obligaciones de los laicos hacia los necesitados.

LA ASISTENCIA SOCIAL EN AMERICA EN EL PERIODO HISPANO
En las Leyes de Indias se encuentran conceptos modernos para aquella época [de la colonización española en América], y precursores de la justicia social. Entre ellos cabe señalar los siguientes: la previsión social, la dignificación del trabajo, los sistemas cooperativos, la asistencia social, los seguros por accidentes, el control de industrias insalubres, la protección de la madre trabajadora, la reglamentación del trabajo de la mujer y del niño, y la limitación de la jornada de trabajo.

De acuerdo con las disposiciones de las Leyes de Indias, existía la obligación de trabajar tanto para los indios como para los españoles.

El holgazán, el vago, se consideraba un delincuente social, fuese español, criollo o mestizo. Con el indio, en estos casos, había mayor blandura, y para ellos no existía la pena de galeras.

El trabajo se declaraba voluntario, cuando se intentaba salvar al indio de los abusos de los conquistadores; pero cuando sobrevenían períodos de hambre, se establecía la obligatoriedad; más nunca con sanción penal. Diversos autores opinan que el indio trabajó durante la colonia menos de lo que antes lo hiciera, y que se vio amparado efectivamente por una legislación de verdadera justicia social.

En distintas épocas y países se efectuaron demoliciones de obrajes textiles, de fábricas de tejas y otras, por considerarlas insalubres, porque, según decía la ley, «importa menos que cese la fábrica de paños que el menor agravio que puedan recibir [los indios]».

Desde el año 1512 se prohibió emplear al indio como bestia de carga, y tampoco se lo podía emplear en la conducción de vehículos o sillas de mano. Por esta causa se introdujeron el caballo y el mulo en grandes cantidades.

La ley permitía que se los empleara como estibadores en los puertos; pero el peso que cargaran no podía pasar de los veintitrés kilos, y este trabajo estaba prohibido para los menores de dieciocho años.

Las autoridades virreinales tenían que vigilar el cumplimiento de estas disposiciones, cuya transgresión era una de las acusaciones más graves que podían formularse, y que acarreaban la pérdida de beneficios, de encomiendas, etc.

Estas disposiciones de protección al indio dieron origen a la introducción de los negros en América y al problema de la esclavitud. En los ingenios de azúcar, las labores livianas estaban a cargo del indio, y las pesadas se encomendaban a los esclavos negros. ..

La ayuda al necesitado la otorgaban, con fines caritativos, el Gobierno, la Iglesia y los particulares. En las disposiciones de aquella época se advierte el acuerdo que existía entre los cabildos y las obras de iniciativa eclesiástica o privada.

Valentina de Maidagán de Ugarte:
«Manual de servicios sociales», Buenos Aires

Fuente Consultada: Educación Democratica -Ciclo II, Escuelas Técnicas – Mario Alexander – Editorial Troquel

Que Estudia La Macroeconomia? Importancia y Politicas

Concepto de Macroeconomia

Temas Tratados:

1-Ingresos y Gastos

2-Política Fiscal

3-La Política Macreconómica

4-La Política Monetaria

5-Política de Precios e Ingresos

6-Las Políticas de precios e ingresos

7-Tipos de Cambio

La macroeconomía estudia el funcionamiento del conjunto de la economía.

Identifica los factores que definen los niveles de ingresos nacionales, de la producción y del gasto, del empleo, de los precios y de la balanza de pagos.

La premisa de la macroeconomía y la razón para que el gobierno administre la economía es que hay ciertas «fuerzas» activas en ésta que trascienden los mercados individuales.

El nivel de gastos en la economía afecta a todos los mercados en mayor o menor medida, así como afecta a los niveles globales de empleo y de precios.

Así, si el gasto total (la demanda agregada) es demasiado bajo en relación a la producción potencial de la economía (la oferta agregada), el resultado será probablemente el aumento del desempleo.

Si el gasto total es demasiado alto, lo que ocasionaría un «sobrecalentamiento» de la economía, el resultado puede ser la inflación y/o el aumento de las importaciones, lo cual crearía un desequilibrio en la balanza de pagos.

Ingresos y gastos

Los «hogares» compran bienes y servicios a las »empresas», utilizando los ingresos percibidos al proveer de «recursos» económicos (el trabajo y/o el capital) a las empresas.

Las empresas producen bienes y servicios utilizando recursos proporcionados por los hogares. Este modelo básico se puede desarrollar para incorporar un cierto número de «inyecciones» y «sustracciones» del flujo del ingreso nacional (ver recuadro sobre el Producto nacional bruto).

Las empresas no sólo producen bienes de consumo sino también bienes de inversión o de capital (industrias, maquinaria, etc.). Las inversiones reinyectan fondos en el flujo del ingreso.

Parte de los ingresos recibidos de los hogares está sujeto a impuestos por el gobierno y sirve para disminuir la proporción del ingreso que gastan los consumidores.

Los impuestos son una sustracción del flujo del ingreso.

Sin embargo, cuando los gobiernos gastan los ingresos percibidos por impuestos proporcionando bienes públicos (carreteras, escuelas, etc.) y beneficios individuales (como pensiones de vejez o seguros de desempleo), vuelven a inyectar en el flujo parte de esos ingresos.

Los hogares gastan parte de sus ingresos en bienes y servicios producidos en el extranjero.

Las importaciones constituyen, por tanto, un retiro del flujo del ingreso.

Pero, por otro lado, parte de la producción doméstica se vende a clientes en el extranjero. De ello se deduce que las exportaciones representan un gasto de los extranjeros en bienes y servicios producidos en el país y, por lo mismo, constituyen una inyección en el flujo del ingreso nacional.

La política macroeconómica

Los gobiernos intentan administrar o controlar los flujos de ingresos y gastos en la economía con el fin de asegurar que sean congruentes con sus objetivos económicos globales.

En términos generales, los gobiernos deben asegurar cuatro objetivos macroeconómicos fundamentales:

Pleno empleo: debe combatirse el desempleo no sólo por sus consecuencias sociales sino también porque tiene como resultado un producto «perdido» para el país.

Estabilidad de los precios: debe combatirse la inflación, porque produce efectos nocivos. Por ejemplo, disminuye el nivel de vida de las personas con ingresos fijos, como los pensionistas.

Crecimiento económico: el crecimiento permite a la economía producir más bienes y servicios en un tiempo determinado, lo cual sirve para aumentar el nivel de vida.

Equilibrio de la balanza de pagos: debe combatirse un exceso constante de las importaciones en relación a las exportaciones, dado que tal exceso comporta una caída de los ingresos domésticos y provoca la pérdida de empleos.

Los gobiernos utilizan fundamentalmente cuatro métodos para controlar la distribución y el nivel del gasto en la economía: la política fiscal, la política monetaria, la política de precios e ingresos y la política de tipos de cambio.

La política fiscal

La política fiscal comprende la ejecución de diversas medidas impositivas para controlar el gasto. Si hay que disminuir el gasto, las autoridades pueden, por ejemplo, aumentar los impuestos directos a las personas (aumentando los impuestos sobre la renta) y a las empresas (aumentando los impuestos sobre los beneficios de éstas).

También se puede disminuir el gasto mediante un aumento de los impuestos indirectos.

Un aumento en el Impuesto sobre el valor añadido (IVA) sobre los productos en general o un aumento en los impuestos al consumo, que afectan a productos específicos como el tabaco o la cerveza, provocará, al aumentar los precios, una disminución del poder adquisitivo.

Como alternativa, el gobierno puede modificar sus propios gastos para influir en los gastos globales. Una disminución de las compras de productos o de inversiones de capital, por ejemplo, disminuirá el gasto total en la economía.

Los impuestos y el gasto fiscal están relacionados por lo que respecta a la posición global del gobierno en materia fiscal o presupuestaria.

Un superávit presupuestario (cuando los impuestos y otros ingresos percibidos por el gobierno superan a los gastos) sirve para disminuir el gasto total, mientras que un déficit presupuestario (cuando los gastos son superiores a los impuestos percibidos) aumentará el gasto total en la economía.

La política monetaria

La política monetaria comprende la regulación de la oferta de dinero (bonos, moneda, depósitos bancarios) y de las tasas de crédito y de interés en la economía.

Por ejemplo, si las autoridades quieren disminuir el nivel de gasto, pueden intentar disminuir la oferta de dinero mediante una operación de mercado abierto, como en el caso de la venta de bonos del gobierno a las personas.

Las personas pagan por estos bonos sacando dinero de sus depósitos bancarios (un componente importante de la oferta de dinero).

Esto obliga a los bancos a disminuir la cantidad de préstamos bancarios a las personas y a las empresas.

Las autoridades también pueden disminuir el gasto encareciendo los préstamos, es decir, aumentando los tipos de interés de préstamos concedidos para comprar coches, televisores, casas, etc.

Esto se lleva a cabo mediante una intervención directa del gobierno en los mercados monetarios para disminuir la disponibilidad de activos monetarios en relación a la demanda existente, lo cual provoca un aumento de los tipos base de los préstamos.

Las autoridades pueden utilizar metodos más directos para limitar el crédito, por ejemplo, dando instrucciones a los bancos para que limiten o disminuyan la cantidad de préstamos que otorgan.

Las políticas de precios e ingresos

Las políticas de precios e ingresos son controles obligatorios sobre los costos y precios de los bienes, de las materias primas y de los sueldos y salarios.

En algunos países se han llevado a cabo políticas para restringir los precios y los ingresos mediante acuerdos voluntarios entre sindicatos y empresas.

n los países escandinavos, los salarios suben siempre como respuesta a negociaciones colectivas centralizadas.

Los gobiernos comunistas, por ejemplo en la antigua Unión Soviética, controlaban los precios de artículos básicos como la alimentación, la calefacción o los alquileres.

Tipos de cambio

La administración de los tipos de cambio (el precio de la moneda de un país en relación a la moneda de otro país) influye en el comercio exterior y en la posibilidad de realización del pago de la deuda externa de los países.

inflacion en alemania siglo xx post guerra mundial

Al comienzo de los años 20, Alemania experimentó una inflación galopante y el valor del marco cayó hasta cotizarse a 4.200.000.000.000 marcos por dólar.

Las causas de la inflación y sus soluciones son frecuente tema de debates económicos y políticos, pero los factores que contribuyen a desatarla son siempre —en mayor o menor medida— un aumento en la oferta de dinero, un gasto excesivo y una demanda no satisfecha.

Los tipos de cambio son fijos cuando los países utilizan la medida específica de un metal, por ejemplo, el oro, o algún otro estándar acordado, para definir el valor de su moneda.

Cuando la oferta y la demanda o la especulación definen el valor de una moneda, se dice que la moneda es flotante. La mayoría de las monedas -incluyendo el rublo ruso desde 1992- son flotantes, pero dentro de límites controlados por cada gobierno.

El MTC (mecanismo de tipos de cambio) es un acuerdo firmado por la mayoría de los países miembros de la Comunidad Europea con el fin de limitar las fluctuaciones en el valor de sus monedas.

Los miembros del MTC han acordado un conjunto de tipos de cambio en relación a sus monedas, junto a unos márgenes de estos tipos centrales para permitir una fluctuación diaria de su cotización en los mercados.

En este sistema, las monedas pueden llegar a so-brevalorarse, lo cual provoca una presión sobre el gobierno en cuestión para que devalúe su moneda.

Cuando la moneda de un país se devalúa, pierde valor en relación a otras divisas. Por tanto, los bienes y servicios ofrecidos por ese país bajan de precio en los mercados internacionales, y se dice que los términos de intercambio lo favorecen, al menos a corto plazo.

Sin embargo, las importaciones, incluyendo las de materias primas, subirán de precio, y las ventajas de los costes de las exportaciones serán provisionales.

Si una moneda es revaluada, es decir, si vale más en relación con otras monedas, las exportaciones del país en cuestión subirán de precio, pero sus importaciones serán más baratas.

Las doctrinas económicas:

Desde 1945 hasta la actualidad, la política monetaria ha sido usada a menudo como una medida a corto plazo, si bien ba sido relegada a un segundo plano por la política fiscal (la regulación de los impuestos y del gasto del gobierno como medio de control del nivel y de la composición del gasto en la economía).

Esto refleja el predominio de las ideas del economista británico John Maynard Keynes (1883-1946).

John Maynard Merilan

Sin embargo, la creciente influencia de las ideas del monetarismo ha conducido a un control a largo plazo de la oferta de dinero, que se ha convertido en un elemento central de la política económica de los gobiernos.

La Depresión, a comienzos de los años 30, llevó a Keynes a sostener que el desempleo sólo puede evitarse mediante el gasto realizado por los gobiernos en programas de obras públicas.

Su defensa de la intervención del gobierno en la economía llevó a varios países a adoptar estos programas en los años 30, uno de cuyos paradigmas fue el New Deal del presidente Roosevelt, en los Estados Unidos.

A pesar de la actual popularidad de las tendencias monetaristas, la economía keynesiana sigue presidiendo hoy en día la política de muchos gobiernos.

El monetarismo es una doctrina económica que pone de relieve el papel del dinero en el funcionamiento de la economía, sobre todo en la oferta de dinero .

A diferencia de los economistas keynesianos, los monetaristas creen que, con la excepción del control sobre la oferta de dinero, los gobiernos no deberían intervenir en la economía.

Milton Friedmann

Las raíces históricas del monetarismo moderno -asociado con la obra del economista estadounidense, Milton Friedman (1912-2006)– residen en la teoría monetaria, que señala que un excesivo aumento de la oferta de dinero provoca inflación.

En términos de política económica, significa que la cantidad de dinero utilizado para financiar la compra de bienes y servicios (demanda agregada) debe estar «equilibrada» con la capacidad de la economía para producir bienes y servicios (oferta agregada).

Si la oferta de dinero aumenta a un ritmo más rápido que la capacidad de oferta de la economía, el exceso de demanda trae consigo la inflación.

Las políticas monetaristas fueron adoptadas por diversos gobiernos en los años 70 y 80, entre los cuales destacan Gran Bretaña, Estados Unidos y Argentina.

El producto nacional bruto

El Producto nacional bruto (PNB) es generalmente considerado el mejor indicador para medir el poder económico de un pais.

El PNB incluye el PIB (ver más abajo), más los ingresos percibidos del exterior, menos los pagos por exportaciones.

El Producto interior Bruto (PIB) es la suma de todos los productos fabricados en el país. Se define como el resultado del gasto doméstico global, más el valor de las exportaciones, menos el valor de las importaciones.

Existen tres métodos para calcular el PIB, según los países: el método del gasto calcula el PNB sobre la base de cuánto dinero se ha gastado en el país: el método de la producción o Producto nacional neto (PNN) calcula el PIB sobre la base del valor de los bienes vendidos en el país; el método de los ingresos calcula el PIB sobre la base del total de los ingresos percibidos en el país.

El ingreso nacional es la suma de todos los ingresos percibidos en una economía durante un periodo específico de tiempo, que suele ser un año financiero.

Es igual al PNB menos la depreciación.

En el período 1992-93, los PNB de las principales potencias industriales fueron los siguientes:

País          PNB en U.S. $
Estados Unidos  5.920.200.000.000
Japón                   3.674.500.000.000
Alemania            1.325.100.000.000
Francia               1.066.600.000.000
Italia                  1.012.200.000.000
Reino Unido        945.300.000.000
Canadá                539.500.000.000
España                502.300.000.000
China                  435.571.000.000
Brasil                  409.220.000.000
México                329.301.000.000
Corea del Sur     307.938.000.000
Argentina           228.779.000.000

Ver: Concepto de Microeconomia

Fuente Consultada: Enciclopedia Temática Guinnes – Editorial La Nación – Entrada: La Macroeconomía

La Familia Argentina Valores y Evolución Desde la Epoca Colonial

La Familia Argentina: Valores y Evolución Desde la Etapa Colonial

LA FAMILIA ARGENTINA:

Su evolución y transformación desde el período hispánico hasta nuestras días:
El periodo hispánico imprimió su sello en el sentir, en el pensar y en el obrar de los habitantes de esta parte del Mundo; la Conquista instaló la raza y lengua hispánicas y con ellas la fe cristiana, el derecho, la justicia, la moral, los principios en que se basaba la constitución de la familia en España y en el mundo europeo occidental.

En la época de la conquista de América la familia española respondía al modelo de organización romano-cristiana, en la que la autoridad del padre era casi absoluta; en casos extremos hasta podía vender o empeñar a sus hijos. La religión católica atenuó esos rigores y logró eliminar esas prácticas.

La familia española en América o la familia criolla vivía en espaciosas casas de tres patios bajo la autoridad patriarcal, con esposa, hijos, criados, indios y esclavos. En muchos casos el esclavo recibía el apellido de la familia a la cual pertenecía. El historiador Diego Luis Molinari dice que fueron famosos el moreno Francisco Azcuénaga, la parda María Demetria Escalada de Soler, el negro Ortiz de Ocampo, etc.

En esas casonas se desarrollaban importantes actividades económicas que tendían a que la familia, en lo posible, se bastase a sí misma; eran además el centro de reunión de amigos y parientes.

Derechos civiles de la familia:
El hombre era considerado mayor de edad a los veinticinco años, pero después de los catorce podía contraer matrimonio; la mujer a los doce.

El mayor de veinticinco debía pedir consejo al padre antes de hacerlo; el menor de veinticinco, solicitar venia judicial en caso de negársele permiso paterno. El matrimonio no podía efectuarse sin consentimiento de los interesados.

La ley vedó a los altos magistrados casarse en los términos de su jurisdicción, como a sus hijos e hijas, pudiendo hacerlo sólo en virtud de permiso real; sin él quedaban suspensos en sus cargos, aunque el matrimonio tenía validez.

Se procuró mantener la integridad de la familia por medio de muchas disposiciones; el hombre casado sólo podía pasar a Indias en virtud de sólidas razones y con el consentimiento que por escrito debía dar la esposa. El lapso no se extendía a más de tres años, al término del cual se le obligaba a regresar a España.

La capacidad civil de la mujer era limitada; soltera estaba sometida a la autoridad del padre; en su falta, a sus hermanos mayores o parientes inmediatos.

Si la mujer era casada dependía del esposo. Solamente la viuda tenía capacidad jurídica.

En lo que se refiere al régimen de bienes del matrimonio, fue aceptado el de gananciales; esto es, los blenen adquiridos después de la celebración del matrimonio, luego de la muerte de uno de los cónyuges, debían repartirse entre el cónyuge sobreviviente y los hijos.

La autoridad paterna era sólida pero no absoluta, dado que estaba limitada por una serie de disposiciones. No podía disponer de los bienes ni de la dote de la esposa sin consentimiento libre de ella.

Tampoco podía suplantar la voluntad de los hijos para efectuar el matrimonio de ellos, porque en la negativa intervenía la justicia, como en los casos de oposición al matrimonio pretendido por los hijos. En su testamento sólo podía disponer de los bienes que poseía antes del matrimonio y de la mitad de los gananciales.

El divorcio vincular, o sea el que deshace el vínculo matrimonial, estaba proscripto, de acuerdo al Derecho Canónico (leyes eclesiásticas).

Dice Guillermo Borda «que contraer matrimonio suponía una irrevocalbe voluntad de vivir juntos, afrontando, si era precisó, actores y sufrimientos.»

Conviene recordar que la familia romana, en sentido propio, era un grupo de personas unido por la jefatura de uno de sus miembros, es decir, un conjunto de individuos, la domus, que vivían sometidos al poder doméstico de una sola autoridad. El vínculo que unía a esas personas era la sujeción a su jefe, llamado pater familiae, con un lazo de naturaleza civil o jurídico y no de parentesco, como lo entendemos actualmente.
Con el término pater familiae los romanos no hacían referencia a ¡a idea de generación o de paternidad, ni siquiera aludían al concepto de descendencia, sino exclusivamente a la situación de autonomía y poder de mando sobre la familia. De ahí que en el Derecho Romano las expresiones pater familiae y filius familiae no tienen el sentido actual de padre e hijo, sino de autoridad de uno de sus miembros y sumisión de los otros con respecto a él. Recién en la época romano-bizantina se comienza a utilizar el término familia en el sentido moderno.

La familia del período hispánico como sólido basamento social

La familia del período hispánico fue un centro de aprendizaje social. Bien organizada según los principios cristianos del derecho natural, constituía una fuerza educadora. La familia española o criolla reposaba toda entera sobre la unión conyugal, y ésta a su vez sobre el amor de los esposos. Estaba construida sobre este don mutuo y total de dos seres humanos.

La transformación de la economía nacional y la inmigración en grandes masas fueron factores que en la segunda mitad del siglo pasado hicieron sentir su influencia sobre la vida familiar argentina.

Pero, en razón de verdad, las características fundamentales de su organización, su clima espiritual y moral y su excepcional vigor, se mantuvieron firmes hasta principios de este siglo.

Influencias del mundo actual sobre la familia

Después de la Primera Guerra Mundial (1914-1918) comenzaron a notarse los primeros síntomas de que estaba también alcanzando a nuestra sociedad la crisis de la familia.

Guillermo A. Borda en su Manual de derecho de familia asevera que el proceso se ha ido acrecentando aceleradamente en los últimos tiempos. El matrimonio ha perdido estabilidad, los cónyuges se separan por motivos vanos o sin motivo alguno.

Por desgracia el hogar ha dejado de ser ya el centro de reunión de antiguos tiempos; ha desaparecido la larga mesa familiar, siempre lista para recibir amigos; se prefiere la tertulia de cafó, las comidas en restaurantes, etc.

En las grandes ciudades, el agudo problema de la vivienda ha convertido la casa en un lugar estrecho e incómodo, en el que la convivencia, muchas veces, se hace penosa.

Dice Borda que hubiera sido vano pretender que nuestro país se mantuviera al margen de este fenómeno mundial.

En un mundo empequeñecido y unido por el prodigioso adelanto de la técnica de las comunicaciones, es imposible defenderse de la invasión de las corrientes del pensamiento y de las tendencias universales. Las naciones tienen en sus manos medios de difusión poderosos, como la prensa, el cine, la TV, que penetran arbitrariamente en los hogares perturbando las costumbres sencillas y rompiendo todos los esquemas de la moral y las buenas costumbres.

Advirtamos que esta crisis de la familia argentina se hace notar sobre todo en las grandes ciudades. En el interior y en las zonas rurales se mantiene la solidez de la institución familiar bastante intacta.

Obligaciones de los argentinos con respecto a la familia

Es evidente la obligación que tenemos todos los argentinos de revalorizar la familia,.porque en ella aprende el hombre a tener paciencia y a perdonar, a saber lo que es la verdadera autoridad y la confianza, a servir y a entregarse, a ayudar ya participar, a escuchar y a saber lo que es el sacrificio. La hermandad entre los hombres sólo es posible si se vive primero entre los hermanos y hermanas de una misma familia.

La lealtad entre los hombres sólo será posible cuando vuelva a haber fidelidad entre los cónyuges. Sólo habrá una verdadera comprensión entre los hombres, cuando los padres y los hijos se comprendan. La renuncia a las ansias de poder y de consumo sólo es posible cuando el amor ordena y controla la desenfrenada avidez del hombre.

Bien decía Franz Kónig que en la familia el hombre consigue liberarse de los tres pecados capitales de nuestro tiempo: del materialismo, del egoísmo y de la falta de fe.

La madre, primera mestra y educadora

Valores permanentes que caracterizan a la familia argentina

En el curso de la historia patria, los argentinos hemos vivido experiencias graves referidas a intentos torpes por querer destruir a nuestra familia.
Un caso evidente es el ataque a esta célula vital de la sociedad que de continuo ejerce la subversión marxista.

Pero, convencidos de que la fe y la familia son las dos columnas sobre las que se apoya la vida del hombre, hemos sabido mantener los valores permanentes que han llegado a dar perfiles característicos a nuestro núcleo familiar.

La Argentina se halla en un momento histórico de revalorización de la familia, porque entiende que es en la familia donde el hombre conoce el amor, que tiene sus raíces en Dios, y en ella el amor encuentra su natural desarrollo.

Entre los valores permanentes que caracterizan a la familia argentina, los más destacables son:

• El carácter indisoluble del matrimonio.

• El divorcio limitado tan sólo a la separación de los esposos y la de los bienes matrimoniales.

• El matrimonio que los esposos separados contraigan en otros países carece de valor legal en la Argentina.

• La mujer, en cualquiera de sus estados: soltera, casada, viuda, goza, tanto como el hombre, de derechos civiles, sociales y políticos.

• El matrimonio es un contrato irrescindible que origina derechos y obligaciones contemplados por nuestras leyes.

• Nuestra legislación considera el divorcio vincular en oposición formal con la constitución de la familia y estima que la unidad y la indisolubilidad de la comunidad conyugal, como también el orden del amor que debe presidirla, hallan su justificación en el interés de ios hijos, en las exigencias de salvaguardia y desarrollo del verdadero amor conyugal, en el respeto de la mujer y en la función del hogar en la sociedad.

• La Argentina considera a la familia como la defensa y la fuerza de la patria.

 

Fuente Consultada:
Formación Moral y Cívica Capitulo II de Blas Barisani – Editorial Estrada

El Descubrimiento de la Dama de Elche Historia

HISTORIA DE LA DAMA DE ELCHE

Dama de Elche, se trata de un busto femenino en piedra caliza, descubierto en 1897 en La Alcudia (Elche). Ricamente alhajada, lleva una tiara ceñida con una diadema, dos grandes ruedas sobre las orejas para recoger el pelo y collares sobre el pecho. Se considera obra cumbre de la escultura ibera datada, aproximadamente, entre los siglos IV y I a.C. En la actualidad se conserva en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.

En un atardecer de agosto, hace ya medio siglo, surgió de la tierra, donde estuviera oculta dos mil cuatrocientos años. Llegó con su aire solemne de sacerdotista. Y como el retrato de una española, anunciando, ya, un complejo de virtudes raciales. La cara, de óvalo perfecto: sus ojos, almendrados, llenos de dignidad, y encuadrando facciones impecables y nobles; un monumental ornamento de pendientes, collares y peineta. Acudía a una cita dada 24 siglos antes, y llegaba con su atuendo castizo, que poco han variado los siglos.

La Dama de Elche

Manos trabajadoras la arrancaron de la tierra. Se estaba plantando granados, a dos kilómetros de la bella ciudad levantina de Elche, cerca del mar.

El día 4 de agosto de 1897, fue de terrible canícula, y ni las aguas del Vinalopó, ni las brisas marítimas tamizadas en los bosques de palmeras que dan fama a la ciudad, habían mitigado el sofoco.

Los obreros retrasaron su labor a las horas del crepúsculo; uno, llamado Maciá, dio con la azada en piedra.

El capataz Galiano tenía práctica en zona tan rica en hallazgos. Se extrajo, con sumo cuidado, la bellísima obra, y, en un carrito, fue llevada a la ciudad, a casa del doctor Campello.

El público, ese público de intuición sabia, del levante valenciano, acudió en masa a la vivienda del propietario.

Hubo que habilitar un tenderete en el balcón, para que miles de ciudadanos contemplaran, desde la plaza, «la obra de arte más espléndida, más asombrosa y más española de la antigüedad».

Elche celebra anualmente un drama campesino, un «misterio» de la pa-sión del Señor, que atrae extranjeros de todas partes. Aquel año fué (como otros) el hispanista Pierre Paris.

Derrochó oratoria: el museo del Louvre era inmenso, allí contemplarían a la «Dama de Elche» los millones de visitantes de la exposición universal de París. El Museo Arqueológico de Madrid era, entonces, apenas un proyecto. . . Y la dama de peineta castiza y grandes estuches redondos para conservar el tesoro de sus trenzas, salió para las brumosas orillas del Sena.

Allí, entre formidables toros babilónicos y colosos egipcios, atrajo, su belleza sin par y su gracia española, la mirada de los visitantes. Pero ella añoraba su patria; e, igualmente, su patria, a ella.

Por fin, tras largo destierro, el día 8 de febrero de 1941, a las tres de la tarde, volvió la magnífica obra de arte a cruzar, para siempre, la frontera hacia sus lares.

El día 10, a las nueve horas y 45 minutos, era recibida en la estación ferroviaria de Atocha, en Madrid.

Ahora se exhibe en el magno Museo del Prado, la colosal pinacoteca madrileña. La «Dama de Elche» puede ya deshacer el ceño de tristeza que le imprimieron 24 siglos de tinieblas, añorando volver a la luz de España.

En su salita del Prado, rodeada de mármoles que la encuadran, recibe la visita casi ininterrumpida del atol, por ella añorado, a la vez que miradas llenas de admiración.

La «Dama» está ya en su ambiente: si alguna mujer levantina acude a visitarla puede ver el origen de los rodetes de sus trenzas en los de la magnífica estatua ibérica; cualquier española en atuendo de fiesta, ve, en la sacerdotisa, la misma peineta que adorna su cabeza.

La «Dama de Elche» es «Dama de España», en la cara, en el vestido y en la espiritualidad que asoma a sus primitivos ojos de forma de almendra.

**** 0000 ****

AMPLIACION SOBRE EL TEMA…

¿Qué querrá decir ese mirar de apagada tristeza, ese rictus de tus labios juntos y apretados, cual si temieran revelar una rica angustia?. ¿Será una simple inhabilidad del artista arcaico que te labró o una revelación que captó tu alma atravesada por los dolores de la raza?.

La riqueza de tu tocado — la mitra que sostiene el velo rojo de la mantilla; la diadema, adornada por una serie triple de bolitas; los grandes discos que enmarcan tu rostro; los tres collares que descansan sobretu pecho—, todo esto no puede distraer nuestra atención porque el encanto de tu cara la retiene con devoción  ensimismada.

¿Cuál es tu poder, señora de la aña antigua?

Cuando te raptaron — porque aun tu representación ikórica fué capaz de producir arrebatos pasiona-—.y en las tristezas del inmenso Louvre sentiste ante más de cuarenta años la nostalgia de tu viejo patrio, guardaste esa actitud de soberana melancolia de la princesa en el destierro.

Pero hoy, que has regresado a la tierra de que eres símbolo, ¿sonreirás algún día y nos revelarás entonces la tragedia que no Be faltar en tu alma? ¿Dejarás de ser la esfinge de España?.

Quizá nos aproximemos a la verdad quienes vemos la expresión de una cultura próxima a ser desbordada y suplantada por la de otros pueblos, más afortunadps o  o más poderosos, más civilizados o más fuertes.

¿?Qué importa, en este caso, que el artista que inmorta-tus rasgos en ese bloque de arenisca fuese indigena o griego? ¿Qué importa si las joyas que luces son das y las tocas españolas?.

Cuestiones son éstas para ser debatidas por los arqueólogos que miden tu belleza con un compás y te consideran como una nueva piedra sujeta a su curiosidad. No. Lo que interesa es tu tipo netamente hispano y esa expresión de augusto fatalismo, ese desprecio del devenir histórico.

¿Acaso no apunta en tu boca esa admirable imperturbabilidad con que los héroes de Viriato y de Numancia, y más tarde, los de Sagunto, recibirían la muerte en defensa de la libertad e independencia de su pueblo?

Fuente Consultada: REvista Geográfica Americana – Nº193 Año XVII – Edición Mensual Ilustrada

Sati, el Sacrificio de las Viudas en la India Significado del Ritual

Sati, el Sacrificio de las Viudas en la India
Significado del Ritual

Es interesante averiguar el origen y el desarrollo histórico de una práctica tan impresionante, que todavía perdura en la India moderna pese a los esfuerzos que se han realizado para extirparla.No se sabe, a ciencia cierta, desde cuando se introdujo en la India o bajo cuales circunstancias se inició la práctica implicada por el suicidio de las viudas sobre la pira donde se incineran los restos del marido.

¿Es el sati una práctica religiosa o la consecuencia de las condiciones sociales de la viuda hindú? ¿Llegan las viudas al sati por su propia determinación o dominadas por la voluntad de los parientes? ¿Trátase de una práctica de mucho arraigo o sólo llegan a ella pocas personas? ¿Es el sati un sacrificio de carácter religioso elogiado por la opinión pública hindú, o merece la censura y la crítica de los que se refieren al mismo? ¿Existe un solo método de procedimiento, regulado por prácticas o ceremonias tradicionales, o el sati se practica de diversas maneras? ¿Es el sati una práctica de las clases mas desheredadas o realizan ese sacrificio póstumo las viudas de las mejores clases sociales?.

Estas y muchas otras preguntas, que podrían multiplicarse, pueden surgir en tropel, para quien no conozca la India, después de leer un mensaje del 9 de abril de este año, irradiado desde Nueva Delhi, en el cual se expresa lo siguiente: «Quedó formalmente prohibida desde hoy en todo el territorio de la India la antigua costumbre del suti, en virtud de la cual la viuda india debía precipitarse sobre la hoguera en la que se consumía el cadáver de su marido.»

sati en la india

El nombre sati, que los ingleses escriben suttee, de donde algunos autores lo han trascripto como suti, es una voz femenina que procede de la raíz sat a la que se le da el significado de «mujer virtuosa», «buena mujer» o «esposa fiel».

Los indólogos recuerdan que en la mitología de la India se hace referencia al sati. Siva, uno de los tres dioses que integran la Trimurti tenía una esposa, una de las sesenta hijas de Dakchahijo primogénito de Brahma— la cual se arrojó al fuego cuando el esposo fue insultado por su padre.

Se discute todavía si en los Vedas hay o no una alusión al sati. Algunos hindues se inclinan en ei sentido afirmativo, aludiendo al Atharvaveda (XVIII, 3, 1), mientras que la mayor parte de los autores occidentales suponen que se trata de una lectura «entre líneas.»

Entre los Puranas que elogian la vida de la mujer piadosa destácase el Padmapurana, uno de cuyos párrafos culmina con las siguientes expresiones: «Ella debe, a la muerte de su esposo, ceder por sí misma el ser quemada viva sobre la misma pira funeraria; así todos podrán elogiar su virtud…» (Citado por Katherine Mayo en Mother India. New York, 1927. p. 440).

La situación de la viuda en la India

Factores de orden racial, económico y religioso impiden una generalización que abarque, a la vez, a todas las mujeres de la India en todos los tiempos. Nada más difícil que difinir la sociedad hindú, tan llena de paradojas y contrastes. Las diferencias de raza, de casta y dé religión impiden toda generalización porque lo que puede decirse de un grupo en particular o de una época determinada, no se aplica a otro grupo o a otra época.

La India no es un país estático como tantos se la han imaginado. Hasta las mismas estatuas de sus templos parecerían animadas por formas que las más de las veces dan la impresión del movimiento. Las estratificaciones sociales, aunque llegaron a alcanzar fases de aparente consolidación, no se sedimentaron sino al través de varias crisis en las que intervinieron sucesivas invasiones.

Para el visitante moderno, la India ofrece la paradoja de lo heterogéneo mezclado con lo homogéneo. Lo moderno junto a lo arcaico. Lo científico frente a lo místico. Para muchos, cualquier cosa es posible, siempre que se trate de la India…

Es difícil conciliar a la recatada mujer hindú de nuestros tiempos con las formas voluptuosas de las mujeres representadas en sus templos por los escultores o por los pintores que las tallaron o las esbozaron con sus pinceles. La mujer hindú no ha escapado a las consecuencias de la invasión musulmana. Puede decirse que, en cierto modo, esa penetración tuvo un impacto definitivo sobre las costumbres.

En efecto, mientras se viaje por las tierras del Indo y del Ganges, los nativos suelen excusar los casamientos de las niñas de pocos años con hombres entrados en edad, al decir que éstos necesitan protegerlas y que fue un recurso al cual se apeló a raíz de la invasión musulmana. La poligamia en ese país parece tener el mismo origen, pero no ya como una práctica defensiva de la pubertad, sino como una adopción en vastas regiones de las enseñanzas y prácticas mahometanas.

Dentro del concepto musulmán, la mujer ocupa una posición muy secundaria respecto al hombre. Esa diferencia no se originó con el Koran. En la India, con las enseñanzas de Buda referentes a la reencarnación, se suponía que la mujer se hallaba en una etapa retrasada de la evolución kármica.

Por otra parte, en las leyes de Manú se indica categóricamente que la mujer siempre debe estar bajo la tutela del hombre, como hija, como esposa y aún como viuda. Durante mucho tiempo las prácticas relacionadas con la herencia buscaban exclusivamente la línea masculina, excluyendo a la viuda de todo beneficio material.

Como consecuencia de esas circunstancias de orden religioso, social y económico, la viuda hindú se ha encontrado durante mucho tiempo en una situación de lamentable inferioridad con respecto al hombre, a quien aprende a obedecer desde la cuna hasta la muerte. Claro está que hay una gran diferencia entre la viuda adolescente, que llega a esta condición porque fallece el esposo que le han buscado los padres, y la viuda que ha acompañado a su marido durante varias décadas.

No obstante, en términos generales, es de rigor el concepto de que la viuda no tiene derecho a casarse. Se supone que, de algún modo, debe continuar bajo la tutela de un pariente del esposo. Es esa compleja situación la que, para algunas personas, contiene la verdadera explicación del sacrificio máximo implicado por el sati.

Como la India ha sido y es un país de excepcionales paradojas, en su territorio se han conocido viudas que han alcanzado pública notoriedad. Entre ellas llegó a ser memorable la begun Nurmahai, quien a la muerte de su esposo, un raja del siglo XVIII, llegó a ser una reina tan rica como sabia, digna precursora de las nobles damas hindúes de nuestros días que han sabido distinguirse tanto por sus virtudes, como por su cultura.

La literatura hindú contiene muchos episodios en los cuales se destacan la ternura de las mujeres hacia sus maridos. Uno de esos casos llenos de profundo dramatismo es el de la muerte de Ravana, llorado por todas sus mujeres cerca del palacio de Lanka. Ese episodio inspiró el cuadro de F. Cormon, donde el dolor de las viudas se expresa sin que lleguen al paroxismo del sati.

sati en la india

Antigua ilustración que representa el sacrificio de varias esposas viudas que se dirigen hacia la hoguera en donde se consume el marido difunto. No se conoce muy bien el antiguo ritual que acompañaba tan impresionante ceremonia; no es difícil que algún brebaje narcotizante y música estruendosa contribuyeran a apag a r la sensibilidad psicológica y física de las víctimas voluntarias.

El sati y las creencias relacionadas con la transmigración

Resulta imposible disociar el sati de las creencias religiosas preponderantes en la India con respecto al «más allá». La idea de la transmigración de las almas, que de la India pasó a Grecia, dio a las prácticas funerarias un sentido religioso en consonancia con esa creencia.

En el Savitri-Mahabharata (II:293-299) se presenta una descripción de la muerte, en la cual se hace intervenir a Yama, el primer hombre, con Nirrti, el dios de la muerte, en relación con la defunción del rey Satyavant, para dar instrucciones a la viuda Savitri.

En la práctica del sati, prima en las viudas la idea de acompañar al esposo en el más allá, admitiendo que por un fenómeno de metempsícosis o transmigración de las almas, pueden seguir acompañando a sus maridos para velar por ellos en futuras reencarnaciones.

En algunos casos, esa idea va acompañada del concepto de fidelidad incondicional a la memoria del marido, tal como lo prescribe el Manú: «Una mujer virtuosa que desea obtener la misma mansión de felicidad que su marido, no debe hacer nada que pueda desagradarle, ya sea durante la vida, ya después de su muerte. Que enflaquezca voluntariamente su cuerpo viviendo de flores, de raíces y de frutos puros; pero que después de perdido a su marido no pronuncie siquiera el nombre de otro hombre.» (Leyes de Manú).

Algunos teólogos han interpretado el sati como un sistema de expiación en el cual la viuda acrecienta los méritos de su marido mediante la adición de los suyos sublimados por el sacrificio.

En ese sentido expresó su opinión Charles Lahaye al escribir: «La que sube a la pira, dicen aquellos sacerdotes, se iguala a Arundhenti, la esposa de Vashisht, y merece por ello ir a habitar en el cielo y vivir allí durante tres cotis y medio, o sean 35 millones de años, en compañía de su marido (es decir un número de años igual al de poros que, según ellos, hay en el cuerpo humano). Tal sacrificio purifica tres generaciones sucesivas, y aunque el esposo hubiese cometido los mayores delitos, incluso el de asesinar a un bracmán, será perdonado gracias a la viuda.».

Es indudable que para los occidentales resulta difícil el penetrar todas las tonalidades del pensamiento hindú. La realidad es que en la India coexisten numerosas religiones y que éstas suelen estar subdivididas en sectas, que se diversifican hacia extremos. Por consiguiente, las generalizaciones resultan riesgosas. Los jainas, por ejemplo, se han opuesto abiertamente a la práctica del sati, en el cual solo ven una superstición anticuada y perjudicial.

Entre las tradiciones referentes a esa ceremonia, se destaca la que se refiere al sati de las viudas del rey Ajit Singh de Marwar, en Rajputana. El rey había sido asesinado por su hijo y las seis reinas, que pertenecían a familias nobles, se arrojaron a la pira. Los nombres de las seis viudas que se sacrificaron de ese modo, son: Chouhan, Batthi de Jeysulmer, Gazela de Dirawal, Tuar, Chaora Rani y Shekawatti Rani.

Una descripción de ese sati, expresa: «Resonó el tambor. La comitiva funeraria avanzó. Todos invocaron el nombre de Hira, Reina del Cielo. La caridad fue dispensada como la lluvia que cae, el aspecto de las Reinas era radiante al sol y Urna (otro nombre para la Reina del Cielo) miró hacia abajo y les prometió que ellas podrían gozar de la compañía de Ajit en cada sucesiva encarnación. Cuando el humo se arremolinó desde la masa de llamas, la multitud reunida exclamó ¡Bien hecho! ¡Khaman Kher! La pira alumbró como un volcán.

Las fervientes reinas acostaron sus cuerpos en las llamas.».

El sati desde la antigüedad hasta el protectorado británico

Cuando los griegos siguieron a Alejandro Magno a la India tuvieron el primer vislumbre de un país que consideraron exótico. Del contacto de los helenos con los hindúes resultó un intercambio intelectual de carácter filosófico.

Los griegos no prestaron mayor atención a los aspectos religiosos de la India, si bien es cierto que hicieron alusiones a los faquires, ascetas y santones. Tal vez la más antigua referencia de un autor clásico al sacrificio de las viudas por el procedimiento del sati es la que consignó Diodoro de Sicilia, en el siglo I antes de Cristo. En efecto, describe con bastante laconismo esa práctica relacionada con la cremación de cadáveres.

El más antiguo de todos los monumentos conocidos que conmemora un sati data del año 510 después de Cristo. Se halla en Eran, cerca de Saugor, en Madhya Pradesh.

El epitafio es breve:

«Hasta aquí llegó Bhanu Gupta, el [más bravo de los hombres, un gran rey, un héroe valiente como Arjuna;
y aquí Goparaja lo siguió, como un hermano va en pos del hermano.
Y él libró una grande y famosa batalla,
pasando al cielo, como bueno entre los jefes.
Su mujer, leal y amante, querida y pura,
lo siguió de cerca entre las llamas» .

En el siglo XV, el viajero italiano Nicolo di Conti señaló que tres mil esposas y concubinas de los reyes de Vijayanagara habían sido quemadas.

Comentando esa información, A, L. Baslam, profesor de historia de la India en la Universidad de Londres, aporta la siguiente información: «En la India del Sur los reyes hindúes fueron frecuentemente acompañados en la muerte no solamente por sus mujeres, sino también por sus ministros y sirvientes de palacio. Hay también numerosos informes de oficiales que dieron sus vidas en sacrificio a algún dios, por la prosperidad de un rey y de su reino».

Entre los europeos que residieron en la India, algunos dejaron descripciones de la práctica del sati en forma pública. P. Martin menciona una de esas ceremonias, realizadas en el año 1710 a raíz de la incineración de los restos del príncipe Tudomán de Marava. Este príncipe contaba con ochenta años de edad y con un harem de cuarenta y siete mujeres.

Al describir la forma como esas viudas fueron quemadas, Martin proporciona diversas informaciones como testigo ocular. Primeramente se abrió una gran fosa en la cual se dispusieron ramas y troncos de leña entrecruzados. Sobre la leña se extendió el cadáver del príncipe vestido con sus mejores ropas, encendiéndose la pira. Las cuarenta y siete viudas aparecieron vestidas con lujosos atavíos, adornadas con piedras preciosas y coronas de flores. Una de ellas se destacaba por el hecho de llevar la espada de su esposo.

Al dirigir una breve arenga al heredero del trono, dijo: «Esta es el arma que usaba el príncipe para vencer a los enemigos; no la empleéis más que para este objeto… Puesto que el rey no existe, nada puede retenerme en este mundo y no me queda sino seguirle…» De inmediato se volvió hacia la pira y, después de pronunciar una plegaria, se arrojó al fuego.

La segunda viuda, quien era hermana del príncipe Tudomán, invocó en alta voz: «¡Siva! ¡Siva!», y procedió como la anterior, desapareciendo entre las llamas.

El relato proporciona la siguiente información:

«Siguiéronla inmediatamente las demás; pero una de ellas, loca de terror, imploró a un soldado cristiano que la salvara; éste se turbó de tal manera que, sin querer, empujó a la suplicante y la hizo caer involuntariamente en la hoguera.

Aquellas mujeres, no obstante la intrepidez que al principio habían mostrado, apenas sintieron los dolores del fuego prorrumpieron en gritos desgarradores y trataron de agarrarse al borde de la fosa; entonces el verdugo lanzó sobre sus cabezas gran número de trozos de leña, bien para rematarlas, bien para aumentar la hoguera, y al poco rato no se escuchó un solo lamento.

Cuando los cuerpos estuvieron consumidos, los brahamanes se aproximaron a la pira, todavía humeante, y practicaron algunos ritos supersticiosos. Al día siguiente recogieron los huesos calcinados confundidos con las enfriadas cenizas, y después de haberlos envuelto en paños, los llevaron a Ramesuren y los arrojaron al mar. Cerca de la hoguera se edificó un templo en donde diariamente se ofrecieron sacrificios en honor del príncipe y de sus esposas. ..».

La tremenda impresión que el sati hizo en los europeos que visitaron la India se debió mayormente al aspecto espectacular de ese acto de hondo dramatismo, que contó con el apoyo de los parientes de la víctima o, a veces, según parece, hasta con cierta coerción de los mismos o de los sacerdotes.

Por consiguiente, no participaba del todo la naturaleza voluntaria del suicidio de la viuda que también ocurre entre los pueblos occidentales, sin escoger, por lo general, el doloroso medio de las llamas.

En 1510, los portugueses prohibieron la práctica de la impresionante costumbre. Por un convenio entre hindúes y británicos, éstos se comprometieron a no intervenir en cuestiones de carácter religioso.

Uno de los efectos de ese acuerdo fue que las autoridades británicas se veían invitadas a las grandes ceremonias de cremación de los restos de personajes importantes y en esas circunstancias presenciaban, de tanto en tanto, el espectáculo impresionante de las viudas que se arrojaban sobre las llamas de la pira funeraria. Pero gradualmente se fue formando la opinión de que el presenciar tales actos implicaba un cierto grado de responsabilidad moral.

Entre los mismos pensadores de la India comenzó un movimiento tendiente a suprimir el sati. En efecto, Ram Mohun Roy dio a conocer su opinión de que era necesario dar término a esa antiguo práctica tradicional. Ese pensamiento llegó a encontrar eco entre los intelectuales en los comienzos del siglo XIX, preparando el ambiente para la intervención británica que actuó en el momento propicio para ponerle coto mediante una resolución oficial.

Los partidarios de la tradición que requería el sacrificio de las viudas adujeron el argumento de que el sacrificio era voluntario y que se les administraba un brebaje para mitigar la sensibilidad a los dolores. El brebaje narcótico, denominado hang, es una infusión de lino y opio.

La ley británica en contra del sati
Según los datos aportados por W. W. Hunter, siendo Director General de Estadísticas del Gobierno de la India, en el año 1817, en la sola región de Bengala se quemaron vivas a no menos de setencientas viudas.

Nada impedía que tan espantosas ceremonias se practicaran en público y que, donde ocurrían los sacrificios de viudas notables se erigieran monumentos recordatorios.

A pesar de la tenaz resistencia a las ideas propuestas por los occidentales en materia de prácticas tradicionales vinculadas con las religiones hindúes, Lord William, presentó al concilio un proyecto aceptado como reglamento XVII, el 4 de diciembre de 1829, según el cual los instigadores de la práctica del sati, serían culpables de homicidio.

Aunque las voz del poeta Baña, del siglo séptimo había sido ahogada y aunque la prédica de las sectas tántricas cayó en el desierto, la resolución inspirada en principios cristianos fue como una levadura que surtió lentamente su efecto, después de la resolución propuesta por William Bentick.

No obstante, en el mismo año cuando se votó esa resolución, el coronel Sleeman, siendo jefe del distrito de Jubulpore recibió una petición rubricada por el veterano de una familia bracmnánica, en la cual pedía permiso para que la viuda de uno de sus parientes pudiese arrojarse al fuego cuando fuese incinerado el cadáver de su esposo. Como el permiso le fuese denegado, la viuda dijo que se dejaría morir de hambre.

Frente a esa actitud inesperada, el coronel Sleeman procuró disuadir a la viuda de tales planes, pero ante la sorpresa de éste, ella le contestó: «No hay en mí, dijo ésta con exaltación, mas que un poco de tierra que deseo mezclar con las cenizas de mi marido, puesto que mi alma me ha abandonado. El fuego no producirá dolor alguno a mi cuerpo, y si de ello dudáis, decid que acerquen un brasero y veréis cómo se consume mi brazo sin que mis labios exhalen la más leve queja».

Relata el testigo que se permitió que se efectuara la ceremonia a la cual se presentó la viuda adornada con flores y mascando hojas de betel. Después de recitar una plegaria arrojó al fuego las flores y el collar y se tendió en medio de las llamas sin que se oyera un gemido.

Una década después, en 1839, varias espías del Maharajá Runjheet Singh, de Lahore, fueron quemadas públicamente. En realidad, los satis disminuyeron en las grandes ciudades donde se ejercía el control británico, pero subsistió en los lugares más apartados y en las regiones gobernadas por príncipes nativos de un modo autónomo.

En el año 1925 había en la India 26.834.838 viudas. En esa época Mohandas Gandhi escribió en favor de los derechos de las mujeres en general procurando producir una corriente favorable para mejorar la condición de éstas, principalmente de las viudas.

No obstante, en el número del 11 de noviembre de 1926 del semanario Young India, un escritor hindú insistía en mantener la tradición de que las viudas no puedan casarse, salvo que pudiesen demostrar que habían recibido el permiso del marido cuando éste se hallaba en su lecho de muerte, pero el artículo finalizaba con estas palabras alusivas a la voluntad de los esposos en trance de muerte: «Este estaría más de acuerdo que la esposa llegue al sati si puede hacerlo».

La práctica clandestina del sati dio bastante que hacer a la policía bajo la administración británica. Cerca de la ciudad de Sata Prag, llamada actualmente Allahabad, en abril de 1932 la policía recibió la denuncia de que se efectuaría un sati.

Cuando llegaron al lugar del hecho, ya era demasiado tarde. Se efectuó una investigación, que fue dada a conocer pocos días después, en los siguientes términos: «El Inspector de Policía declara que Gulzar Singh y Dalel Singh, hermanos jóvenes de Bhure Singh, según el informe del destacamento de policía de Marglalwar, que el hermano de éstos murió en la noche y que la viuda fue conducida al sati, aunque ella decía que era una práctica prohibida. Antes que el grupo de policías pudiese volver atrás oyeron un ruido y vieron el humo procedente del fuego de una fogata distante. Cuando llegaron hasta la hoguera encontraron que los cuerpos de Bhure Singh y de su viuda estaban quemándose. Kinder Singh y ocho más fueron acusados de homicidio e intento de suicidio».

El informe proporciona diversos detalles respecto a la culpabilidad de los parientes que ejercieron coerción sobre la viuda, hecho que fue presenciado por casi trescientas personas.

Hace dos años (XII, 1954) falleció el brigadier Jabar Singh, administrador del dominio del maharajá de Jadhpur, y su esposa Sugan Kunwar se vistió una vez más el traje de novia y se arrojó a la hoguera en donde se consumían los restos del Brigadier.

Pero todavía más cientemente, en agosto del año pasado, en la aldea Tukral, distrito de Ijjair, una mujer llamada Gend Kunwar Sai anunció que en caso de fallecer el esposo que estaba muy mal se arrojaría al fuego; la noticia atrajo a miles de espectadores a la vez que a un grupo de policía dispuesto a impedir el suicidio de la decidida mujer.

La ceremonia no se llevó a cabo porque el marido no murió, pero la presencia de la policía custodiando la casa irritó a la muchedumbre produciéndose fricciones violentas con el resultado de un oficial lesionado a pedradas y cuatro muertos y ocho heridos entre los curiosos, contra los cuales hubo que hacer fuego.

El sati prohibido por el gobierno de la India
Con la independencia de la India, celebrada en enero de 1950, ese país entró en una nueva etapa de su historia, en armonía con los conceptos de emancipación divulgados por Gandhi.

La situación que se le crea a la viuda, obligada a vivir con los parientes de su esposo, de existir ai margen de las alegrías de la familia, hasta que le llegue la muerte, y de privarse de alimentos tomando los estrictamente necesarios para no morir de inanición en breve plazo y, con la imposibilidad de formar otro hogar, constituyen problemas estrechamente relacionados con la práctica del sati al que se le dio un fundamento religioso.

Comentando cuál fue la situación de las viudas en la India y su relación con el sati, A. L. Basham destaca en primer término el color religioso que le dieron algunos hindúes a todo ese problema: «Pero algunos escritores medievales declaran francamente que el sati, mediante la inmolación propia de la mujer, expurga tanto sus pecados como los de su esposo, y que de ese modo ambos gozarán juntos 35 millones de años dichosos en el cielo. La cremación de la persona viva en el sati siempre fue, voluntaria en teoría, pero, si nosotros hemos de juzgar mediante el último análisis, la situación social y familiar, se puede presumir que se ha hecho obligatorio para las viudas en algunas clases sociales elevadas, especialmente entre aquellas que pertenecen a la clase militar»

La resolución tomada por el Gobierno de la India a principios de abril del año en curso, prohibiendo formalmente la práctica del sati, es una decisión de trascendencia y que habla elocuentemente en favor del movimiento intelectual que ha emancipado a los pensadores hidúes de las prácticas sancionadas por rancias tradiciones que no armonizan con los principios básicos de la vida.

La Educación Militar Valores, Principios y Doctrina Nacionalista

La Educación Militar Argentina

Las raíces de la conflictiva relación entre los militares y la democracia  probablemente se encuentran en la educación recibida a lo largo de su carrera, que va moldeando los rasgos profundos de sus personalidades, definiendo sus opiniones, sus actitudes básicas, sus valores. ¿Hasta qué punto ellos son compatibles con su adaptación a un sistema democrático?

Las tres últimas décadas han visto en América Latina excepcionales progresos en lo que refiere a relaciones cívico-militares.  El fin de las dictaduras  militares durante la década de 1970 y los años 1980, y la llegada (o retorno) de la democracia, ha sido considerado como uno de los momentos más  importantes para el progreso de la región desde su  independencia. La democracia se ha convertido en  un objetivo, al menos declarado, de toda la región, e incluso los gobiernos más autoritarios han tenido  que encontrar maneras de hacer sobrevivir procesos democráticos como elemento central de su vida política.

En medio de toda esta actividad positiva que se ha producido casi de forma generalizada, aunque con importantes excepciones, se dio la concreta subordinación de las Fuerzas Armadas al poder civil y constitucional. Esas mismas  Fuerzas Armadas, sin embargo, cuando se trata de la reforma de sus sistemas universitarios militares, han estado menos ansiosas por avanzar rápidamente hacia el cambio y reforzar la democracia a través de la preparación de los  futuros oficiales. (Ver Un Apunte)

La formación de los jóvenes: Lo más importante de la formación militar se realiza en el Colegio Militar, en la Escuela Naval o en sus equivalentes. Los jóvenes cadetes entran allí en la edad en que más permeables son a las influencias, con su personalidad aún no totalmente definida. El aislamiento del medio civil, con el cual los contactos se reducen al mínimo, ayuda en esa intensa tarea de moldeamiento de la personalidad, de adaptación a las exigencias de la vida militar, de adecuación a sus pautas y valores.

Colegio Militar

Hasta ahora la educación de los militares argentinos no ha enfatizado en las ventajas de la democracia. No es de extrañar entonces que las actitudes básicas de muchos de los oficiales de las fuerzas armadas presenten alguna incompatibilidad con el régimen democrático.

En esta educación —y debido a una tradición muy arraigada en nuestro Ejército—tienen una gran importancia los aspectos formales; saludos, fórmulas y ceremonial, todo lo que constituye la etiqueta militar y define los rasgos institucionales, recibe particular atención, en tanto se relaciona con una concepción rígidamente jerárquica y hasta estamental del servicio.

El resto de la enseñanza está básicamente orientada a la formación del combatiente, de modo que la educación general, la que contribuye a la formación integral de la persona, que podría atenuar al rigor de la formación profesional, es particularmente débil. No hay, ciertamente, una preocupación mayor por las humanidades y por la adquisición de ideas y valores universales, que trasciendan lo castrense.

La Historia, —la «maestra de la vida» de los antiguos— «será considerada con la mayor amplitud demostrándose cómo la Argentina ha llegado al puesto que ocupa entre las naciones de América, examinando su situación política, y la acción de los grandes hombres», dice un texto militar de 1918, que cita Alain Rouquié. En esta historia que se quiere tan donaría.

Doctrina política. De él, Rouquié ha extractado un párrafo revelador. Luego de denunciar la violación del «orden natural por el liberalismo, antecámara del bolcheviquismo«, Genta aboga por una «educación cristianocéntrica, patriótica, tradicionalista y jerárquica» y se pronuncia por una dictadura militar, «necesidad absoluta para salvar al país del sufragio universal… elección inorgánica, niveladora y anónima… prostitución universal».

También están los profesores civiles de los institutos militares, generalmente reclu-tados en los ateneos, círculos o sociedades ultranacionalistas, constituidos precisamente para hacer llegar ese mensaje a las fuerzas armadas. De esos círculos provienen luego los técnicos, los asesores, los consejeros. Su discurso tiene tres o cuatro rasgos básicos, cuya machacona repetición termina siendo eficaz.

En primer lugar, el anticomunismo radical, que se une a la apelación a las fuerzas armadas como escudo contra su avance. Luego el elitismo, la reivindicación de los valores de las auténticas minorías dirigentes, contra la ignorancia de las masas. A esto se unen el hispanismo, el catolicismo integrista y preconciliar, y hasta la apelación a una concepción heroica de la vida, que encuentra en la muerte sus más altos valores. Todo esto constituye el mensaje antiguo y tradicional; el moderno, en cambio, suele adoptar el lenguaje de la geopolítica, denuncia el avance del imperialismo y legitima la búsqueda del «espacio vital» para la comunidad nacional.

Las actitudes básicas: El oficial, en su carrera de joven cadete a maduro jefe superior, es acosado y bombardeado con todo tipo de mensajes que, aunque difieren en sus orígenes, coinciden en su mayoría ,en la opinión negativa sobre la organización democrática de la sociedad civil. No es de extrañar entonces que las actitudes básicas de muchos de los oficiales de las fuerzas armadas presenten alguna incompatibilidad con el régimen democrático.

En primer lugar, el espíritu de cuerpo, que la institución se encarga tan celosamente de arraigar, deriva en una acendrada convicción acerca de la superioridad de la institución militar sobre la sociedad civil, en términos de eficacia y coherencia. Desde esa perspectiva, es notoria la poca capacidad de los militares para comprender plenamente la heterogeneidad de la sociedad, su carácter intrínsecamente conílictivo y su transformación permanente. Tales rasgos suelen ser considerados, ya como signos de anarquía, ya como testimonios de una nefasta subversión.

Acostumbrados a la uniformidad y jerarquía de la institución, el pluralismo democrático suscita en muchos de ellos el reclamo de la unidad y la eliminación de las disidencias, mientras que el descubrimiento de la evolución de la sociedad —tanto sea en sus aspectos básicos como en otros tan superficiales como una moda capilar— origina un rechazo, la exigencia del quietismo y la conservación de unos valores que acostumbran a identificar —sin que esté claro por qué— con lo que llaman «nuestra tradición occidental y cristiana».

Si les cuesta comprender cómo funciona la sociedad, más difícil les resulta entender su comportamiento político. Todo el funcionamiento de las fuerzas armadas se apoya en el principio de la subordinación, en la existencia de quien manda y quien obedece, en el principio de que la comprensión general de las situaciones sólo reside en el nivel más alto de la decisión.

Por otra parte, la concepción militar, inculcada en las escuelas profesionales y poco balanceada con una adecuada formación general, acostumbra a dividir a los actores políticos, igual que en la guerra, en dos sectores inconciliables: amigos y enemigos.

A partir de estas premisas, es difícil entender la política, que es el arte del diálogo, la negociación y la transacción, el ámbito de los medios tonos y los grises. Menos aún, es posible admitir que el de la política sea el mundo de la participación, la discusión igualitaria y la elaboración del consenso a partir del disenso. No extraña, entonces, que reiteradamente las primeras medidas de los gobiernos militares apunten a suprimir por decreto el mundo de la política. No extraña, tampoco, que los militares con real  capacidad política puedan ser contados con los dedos de las manos.

Tales son las raíces del mesianismo militar, y de una política que, reiteradamente, tiende a romper el juego democrático. Quizás haya llegado la hora en la que el mundo de la democracia imponga sus propios principios en el ámbito de la formación militar.

Fuente Consultada:
Formación Política Para La Democracia Editorial Biblioteca de Redacción Tomo II – Los Militares y La Democracia – Educación Militar –

Batallas en el Pacífico Durante la Segunda Guerra Mundial

La Guerra en el Pacífico Durante la Segunda Guerra Mundial

A partir de mayo de 1942, se conoció que la guerra del Pacífico tendría carácter aeronaval y el papel que desempeñaría en ella el portaaviones. En este sentido, el país que intentase la contraofensiva debería contar con un gran potencial económico que le permitiese sostener una lucha tan costosa. Los Estados Unidos tenían la totalidad de sus fuerzas y decidían la estrategia global. El gobierno impulsó la industria bélica y aumentó el número de efectivos, de 2.000.000 a 12.000.000.

Japón, que hasta la primavera de 1942 había conquistado inmensos territorios, elaboraba nuevos planes para desembarcar en Nueva Guinea y, desde allí, en Australia. Pero Estados Unidos preparaba la contraofensiva y reunió una flota norteamericano-australiana bajo el mando del almirante Nimitz, de modo que los japoneses tuvieron que renunciar a sus proyectos.  Las fuerzas de Nimitz y Mac Arthur recobraron, uno por uno, todos los puntos estratégicos importantes. En 1945 llegaron a las puertas de Japón.

El 6 y el 9 de agosto fueron lanzadas dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, respectivamente. El 15 de agosto de 1945 Japón capituló sin condiciones.

En menos de seis meses (diciembre de 1941-primavera de 1942), Japón había extendido su dominio por el océano Pacífico.

Estados Unidos pasó a la ofensiva a partir de mayo de 1942. Bajo la dirección del almirante Nimitz, reunió una flota constituida por buques norteamericanos y australianos, cuyo mando fue confiado al contralmirante Fletcher. Esta flota se enfrentó a los navios japoneses en el mar de Coral: la lucha, librada sobre todo por los aviones que transportaban los portaaviones, fue encarnizada.

El resultado del combate fue dudoso, pero obligaba a los japoneses a renunciar a sus planes de desembarco en la costa sur de Nueva Guinea y bloqueaba su avance en dirección a Australia.

En junio de 1942, los norteamericanos obtuvieron una rotunda victoria en la batalla de las Midway, al norte de las islas Hawai. Este encuentro representó para los japoneses la pérdida de cuatro poderosos portaaviones, y señaló el principio de su caída Durante estos combates, la artillería naval no intervino para nada; las pérdidas fueron causadas por los aviones y, en menor medida, por los submarinos.

En lo sucesivo, la aviación representaría un papel decisivo en la lucha. Por otra parte, antes de la batalla del mar de Coral, 79 aviones norteamericanos habían logrado lanzar sus bombas sobre Tokio (18 de abril de 1942). Sin embargo, Japón todavía no renunciaba a sus planes de desembarco en Australia.

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/iwo_jima.jpg

Si bien los norteamericanos hubieran podido realizar una reconquista sistemática de las colonias europeas ocupadas por los japoneses, su objetivo fue otro: amenazar los enlaces marítimos entre las colonias y el Japón. En mayo de 1942, la batalla librada en el mar de Coral puso fin a la expansión nipona en el Pacífico. En junio del mismo año, los norteamericanos obtuvieron su primer triunfo aeronaval en Midway (archipiélago situado a unos 1.900 kilómetros de las islas Hawai) y, el 7 de agostó, el desembarco en Guadalcanal —llevado a cabo por tropas estadounidenses y australianas— destruyó las intenciones japonesas acerca de la ocupación de Australia. Guadalcanal significó el cambio de rumbo en la guerra del Pacífico: 1943 sería el año de las victorias aliadas.

Como los japoneses tenían en su poder las islas Salomón, se hallaban en disposición de amenazar las comunicaciones entre Australia y Nueva Caledonia, del mismo modo que podían dirigir su acción contra la costa oriental de Australia o incluso contra Nueva Zelanda. El general Mac Arthur decidió recuperar Guadalcanal, base aérea japonesa en el archipiélago de las Salomón, y utilizarlo como trampolín para su contraofensiva.

Desde agosto de 1942 hasta febrero de 1943, norteamericanos y japoneses lucharon encarnizadamente por la posesión de la isla. Finalmente, la victoria fue para Estados Unidos. Además, como los japoneses no habían podido proseguir su avance por Nueva Guinea, Australia ya no se encontraba en peligro inmediato.

Gracias a su potencial industrial, Estados Unidos forjaba las armas de la contraofensiva. De 1943 a 1945 aniquilaron las bases japonesas del océano Pacífico. En su lucha contra Japón aplicaban una táctica especial. No atacaban todos los territorios ocupados por los japoneses, sino únicamente los que tenían interés estratégico en el sentido de su propio avance.

Antes de que las tropas norteamericanas desembarcasen en una isla ocupada por los japoneses, ésta era sometida a violentos bombardeos aéreos. Pese a esta preparación, con frecuencia las tropas de desembarco tuvieron que conquistar el terreno palmo a palmo, pues los soldados japoneses preferían siempre la muerte á la rendición.

Cuando los norteamericanos habían conquistado una isla, establecían en ella los aeropuertos y centros de abastecimiento destinados a facilitar el siguiente ataque. Como Estados Unidos sólo dirigía su ofensiva contra los puntos estratégicos, a menudo en las regiones reconquistadas había islas que todavía seguían en poder de los japoneses. La aviación norteamericana se limitaba a vigilarlas.

En estas operaciones, el papel principal tan pronto lo desempeñaba la aviación como la marina. En el sur del océano Pacífico, las tropas norteamericanas y australianas, bajo el mando del general Mac Arthur, partieron de Guadalcanal en dirección a la costa de Nueva Guinea (1943).

Al año siguiente se establecieron en las islas Palaos, base desde la que podrían atacar las Filipinas.

Los japoneses intentaron defender el archipiélago, pero su flota fue destruida en el combate naval de Leyte, en octubre de 1944. Durante esta batalla, los japoneses pusieron por primera vez en linea sus pilotos suicidas o kami-kazes, quienes, a bordo de pequeños  aviones   abarrotados  deexplosivos, se estrellaban contra el puente de los buques norteamericanos.

En febrero de 1945, las islas Filipinas ya habían sido reconquistadas en gran parte. Más al este, las fuerzas del almirante Nimitz habían ido recuperando las islas una por una: las Gilbert en 1943, y el archipiélago de las Marshall y las islas Saipán y Guam en 1944. Seguidamente se dirigieron a menos de mil quinientos kilómetros de Japón y, tras una encarnizada lucha, se apoderaron de las islas Iwo Jima y Okinawa (1945).

A partir de ese momento, Tokio y el sur de Japón se encontraban al alcance de los bombarderos norteamericanos, que atacaron los centros industriales japoneses. Al mismo tiempo, la aviación norteamericana que sobrevolaba el mar de China impedía toda navegación entre Japón y el continente asiático.

Los ingleses ya habían reconquistado Birmania en 1944, y un año después, China reemprendió, a su vez, la ofensiva contra Japón. Sin embargo, Indochina, el archipiélago indonesio y la costa china continuaban en poder de los japoneses. En las islas niponas seguían apostados ejércitos numerosos y bien equipados. Las poblaciones japonesas se disponían a ofrecer una encarnizada resistencia en caso de invasión.

El presidente Truman decidió emplear una nueva arma, la terrible bomba atómica. El 6 de agosto de 1945 se lanzó una sobre Hiroshima, que destruyó 12 km² de la ciudad y causó 150.000 víctimas ; entre ellas hubo 80.000 muertos. Tres días después se dejó caer otra bomba sobre Nagasaki: quedó arrasada una superficie de 4.500 m² y hubo 40.000 muertos y otros tantos heridos. Por su parte, la Unión Soviética declaró la guerra a Japón y entró en Manchuria.

Toda resistencia fue inútil: el 15 de agosto de 1945, Japón, por orden del emperador, capituló sin condiciones.

Cuadro ofensiva americana en la guerra del pacifico

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/guerra-pacifico-cuadro.jpg

//historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

El Aislacionismo de EE.UU Presidencias de Harding y Coolidge

El Aislacionismo de EE.UU Post Guerra Mundial
Presidencias de Harding y Coolidge

El AISLACIONISMO fue una política que implicaba una participación mínima en los asuntos internacionales, en particular en alianzas militares. Fue la que aplicaron los EE.UU. hasta principios del siglo XX, como reflejo en parte de la hostilidad de las comunidades alemana e irlandesa del Medio Oeste contra la Gran Bretaña, su Imperio y sus aliados. El aislacionismo impidió a los EE.UU. ingresar en la sociedad de naciones y aseguró la victoria electoral del Presidente Harding (1865-1923) en las elecciones de 1920.

A lo largo de los decenios de 1920 y 1930 los sentimientos aislacionistas siguieron siendo muy fuertes y llevaron a una serie de Leyes de Neutralidad promulgadas entre 1935 y 1939 por las cuales se prohibió hacer préstamos y enviar armas o municiones a beligerantes en una guerra civil o internacional. Pero desde 1945 los EE.UU. se han visto obligados a adoptar el papel dirigente en el Occidente, aunque los republicanos conservadores siguieron practicando una forma de aislacionismo a principios del decenio de 1960, al propugnar la retirada a una «fortaleza América» muy defendida y sin obligaciones en el exterior, junto con la retirada de las Naciones Unidas.

Aislacionismo, antigua política exterior de Estados Unidos que evitaba las alianzas con otras naciones para preservar su libertad de acción en los asuntos internacionales. Nunca se aplicó en el terreno económico o cultural porque el aislacionismo estaba pensado ante todo para mantener la joven nación lejos de los conflictos nacionalistas y dinásticos de las potencias europeas.

La Primera Guerra Mundial sacudió los supuestos liberales y racionales de fines del siglo XIX y principios del XX de la sociedad europea. La increíble destrucción y muerte de casi diez millones de personas socavaron la idea misma de progreso. Las nuevas técnicas de propaganda habían manipulado a pueblos enteros para que se involucraran en una matanza sin sentido y por último, la Primera Guerra Mundial señaló el fin de la hegemonia europea sobre los asuntos mundiales.

En 1917, la Revolución Rusa sentó los fundamentos para la creación de un nuevo poder soviético y, además, Estados Unidos ingresó en la hierra. No obstante, el fin de la era europea no fue del todo evidente, porque lo eclipsaron dos acontecimientos: el aislacionismo estadounidense y el retiro de los soviets de los asuntos internacionales, mientras alimentaban el desarrollo de su propio sistema socialista. Pese a que estos acontecimientos fueron sólo temporales, crearon un vacío político en Europa que muy pronto sería ocupado por el renacimiento del poder alemán.

ANTECEDENTES DE LA ÉPOCA: La Gran Guerra había tenido resultados mucho más importantes que las cláusulas del Tratado de Versalles, muy pronto incumplidas, mal aplicadas, y origen de futuros conflictos. Mientras Europa estaba devastada y arruinada, e Inglaterra, aunque al margen de la invasión, había tenido que recoger de todas partes los capitales que constituían su poder, para financiar su esfuerzo de guerra, los Estados Unidos salían del conflicto con ligeras pérdidas (125.000 muertos) y un poder colosal.

De deudores, habían pasado a ser acreedores de Europa, por miles de millones de dólares. Este era, en fin, uno de los hechos más importantes, con la Revolución rusa, de la que nadie podía imaginar que saliese una URSS tan fuerte, veinte años después.

La deuda contraída por Europa con los Estados Unidos ascendía a unos 7 mil millones de dólares, a los que se sumarían, algo más tarde, 3 mil millones más para la reconstrucción del viejo continente.

presidente wilson

El presidente estadounidense Thomas Woodrow Wilson emprendió la mejora de la vida política, económica y social de su país a comienzos del siglo XX. Tuvo una ambiciosa visión para el cargo presidencial y buscó mejorar casi todos los aspectos de la vida nacional desde la presidencia. Durante sus dos mandatos (1913-1921), Wilson llevó a cabo significativas reformas sobre los aranceles aduaneros, los trusts, las relaciones laborales, la agricultura y la banca.

Los Estados Unidos se encontraban, al fin, con un aparato de producción considerablemente desarrollado. Ciertamente, Wilson había sufrido grandes decepciones con motivo de la Conferencia de la Paz, no sólo por parte de los europeos, como Clémenceau y Lloyd George, sino también a causa de la vieja tradición aislacionista que animaba al partido republicano y a una fuerte minoría del demócrata. Los Catorce Puntos, el idealismo de Wilson, los grandes principios de la S. de N. habían suscitado una dura oposición.

Adherirse a la S. de N. era meterse en el engranaje de los conflictos que desgarraban a los incorregibles europeos. «Nosotros no podemos retroceder» —había dicho Wilson—. El Senado, todopoderoso en materia de política exterior, no lo entendía así, y en la discrepancia estaba apoyado por la respetada opinión del viejo Teodoro Roosevelt y por los multimillonarios Mellon y Frick, que pagaron gigantescas campañas contra la S. de N., «esa cosa nefasta, con la aureola de un nombre edificante». Las minorías alemanas, italianas, irlandesas, que, por razones diferentes, consideraban injustos los tratados, eran también hostiles.

Para colmo de desgracias, Wilson sufrió un ataque de hemiplejía en septiembre de 1919, de modo que el dirigente de la oposición senatorial, Cabo-Lodge, resultó vencedor, y la firma del tratado de paz fue rechazada por 55 votos.

Como puede verse los norteamericanos,  de   acuerdo con esta política, deseaban tener el menor compromiso posible con Europa y con los inmigrantes. Entre 1920 y 1924, la inmigración disminuyó notoriamente. El nacionalismo, alimentado por el conflicto, continuó terminado éste, y potenciado por la Revolución Rusa, se dirigió contra los políticos reformistas y los dirigentes y militantes sindicales. Estos últimos estaban, en su mayoría,   integrados  por  inmigrantes  que  no eran considerados auténticos norteamericano.

Una breve crisis (1918-1920), acompañada de numerosas huelgas, aumentó miedos y rencores Profesores universitarios y realizadores cine matográficos fueron objeto de todo tipo de agre siones y denuncias. Muchos inmigrantes fueron deportados. La comunidad negra fue hostigada El Ku Klux Klan (organización secreta racicista terrorista) no sólo actuó en el sur de los Estado Unidos (donde había sido creada a la finalización de la Guerra de Secesión), sino en el oeste, y ne víctimas fueron, además de personas de raza n gra, miembros de la comunidad judía y católica.

PRESIDENCIA DE HARDING:
Vencido por la enfermedad, Wilson llegó hasta las elecciones de 1920. Los demócratas eligieron como candidato al gobernador de Ohio, James Cox, y, como vicepresidente, al joven Franklin Delano Roosevelt, pariente de Teodoro, y que se había distinguido como Secretario de Estado adjunto a la marina, en el gobierno Wilson.

 Harding  presidente de ee.uu.

Pero fue elegido el candidato de los republicanos, W. G. Harding, senador de Ohio y periodista, con una mayoría de 7 millones de votos. América había manifestado su deseo de volver al orden antiguo: distancias respecto a Europa, liberalismo, «laissez-faire», iniciativa privada, etc. Wilson murió, cuatro años después, sin resignarse nunca al fracaso de sus esperanzas.

Harding era muy distinto del austero moralista y profesor a quien sucedía: hombre de buena presencia, «bon vivant», aficionado al golf, al alcohol, a los cigarros y al poker. En plena prohibición, se veían grandes vasos de whisky en la mesa presidencial, cuando jugaba al poker con sus viejos amigos de Ohio. Estaba   rodeado   de  unas   gentes   bastante mal educadas, que ponían los pies sobre las mesas, y algunos de cuyos elementos se dejaban  corromper  y  traficaban   con   su  influencia.

La era de Harding empezó mal: la crisis financiera y económica y el paro (el ejército ya no compraba, y Europa disminuía  sus   importaciones)   duraron  hasta 1922. La campaña «anti-roja» y anti-sindical paralizaba el movimiento obrero.

CASO DE SACCO Y VANZETTI

Los salarios, insuficientes, limitaban el consumo. Dos italianos de ideas anarquistas, Nicolás. Sacco y Bartolomé Vanzetti fueron acusados de robo y asesinato de un cajero de Massachussetts. No había pruebas válidas, pero su fama de anarquistas bastaba.

caso de sacco y vanzetti

Ellos afirmaron siempre su inocencia, y el asunto Sacco-Vanzetti apasionó e indignó al mundo entero, desde 1921, fecha del primer proceso, hasta 1927, en que los dos hombres acabaron en la silla eléctrica, lo que desencadenó vivas manifestaciones en todas partes. Había llegado la hora del racismo y de la xenofobia: en 1921, la inmigración fue súbitamente reducida, a causa del paro. Desde entonces, sólo se admitía el 3 % de inmigrantes de cada nación, en función del número de compatriotas instalados ya en el país.

Dicho de otro modo, aquellas cuotas favorecían a las naciones cuya emigración había sido numerosa y antigua (anglosajones, escandinavos, alemanes), en perjuicio de los pueblos del Mediterráneo y de la Europa Oriental, la «segunda ola», más reciente. Por último, no se admitían más que 100.000 inmigrantes al año, sometidos a severas formalidades en Long Island. En 1923, se produjeron grandes escándalos a consecuencia de unas investigaciones acerca de los que rodeaban a Harding, y hubo hasta suicidios.

El presidente especulaba en la Bolsa. Partió para un viaje, salpicado por aquellos turbios asuntos de «barriles», y murió, repentinamente, de un ataque. El vicepresidente Coolidge le sucedió y permaneció en el cargo hasta 1928.

CALVIN COOLIDGE Y LA PROSPERIDAD
Calvin Coolidge nació en Plymouth (Vermont) el 4 de julio de 1872. Se licenció en filosofía y letras por el Amherst College en 1895, y posteriormente estudió derecho. Fue presidente de Estados Unidos (1923-1929). Falleció en 1933.

Coolidge era muy diferente de Harding: puritano de Nueva Inglaterra, de una moralidad perfecta, tenía el aspecto de un clérigo. Hablaba poco, y sus principios eran sencillos: «Menos gobierno en los negocios, y más negocios en el gobierno».

Coodlidge Calvin presidente de estados unidos

Coolidge se mostró tajante con respecto al pago de las deudas contraídas por los aliados con Estados Unidos durante la I Guerra Mundial, aunque adoptó una actitud más flexible a la hora de establecer el calendario de los plazos de las devoluciones. Durante su mandato, se moderó la política intervencionista en Latinoamérica mantenida por los anteriores presidentes.

Disminuyó los gastos federales, suprimió todo lo que quedaba de los controles del Estado y ayudó a las nuevas industrias. Modesto, iba regularmente a la iglesia, convencido de que las riquezas recompensaban el trabajo y la virtud. Enriquecerse no podía desagradar a Dios.

En las elecciones de 1924, venció fácilmente al candidato demócrata Davis, y su victoria reforzó sus principios: un gobierno que gastase poco y que dejase en libertad el mecanismo de la economía. Las dificultades de la postguerra iban desapareciendo, y el presidente pudo decir que el país se hallaba en «un estado de alegría, pocas veces visto en la historia de la humanidad».

Empezaba la edad de oro de los negocios, que recordaba los últimos decenios del siglo pasado, pero los héroes del día no eran sólo los «reyes», los magnates de las grandes empresas, sino los pequeños comerciantes  emprendedores, «ejecutivos», es decir, los cuadros dirigentes de las sociedades parecían, todos ellos, llamados a un porvenir dichoso. Las masas mismas, por el sistema de acciones, de distribución de beneficios y por las excepcionales facilidades de crédito que les permitían comprar cosas, automóviles,   radios   y   neveras,   parecían   ver aumentar su nivel de vida, de un modo regular.

En una optimista atmósfera de «colaboración de clases», los patronos favorecían los sindicatos de empresa, que renunciaban a la huelga a cambio de acuerdos  «libremente   negociados»,   nunca   desventajosos, por otra parte, para los capitalistas. La concentración  de  capitales   aumentó  notablemente,  a pesar de las leyes  «anti-trusts». Doscientas   sociedades   gigantes detentaban el 50 % de la riqueza industrial (el petróleo, el acero, las industrias químicas, el cobre y el aluminio, el tabaco, los transportes,  etc.).

El  automóvil  alcanzó un éxito espectacular:  de 1919 a 1929, el número de coches pasaba de 7 a 23 millones. Los salarios  altos eran efectivos en un cierto número de ramas industriales. Pero en el cuadro también había sombras: con el desarrollo de nuevas fuentes de energía (electricidad,  petróleo, nafta),  la demanda de carbón descendía, y los países, como Francia y Bélgica, que habían vuelto a poner en   funcionamiento   sus   minas,   inundadas por los alemanes, habían cesado en sus importaciones masivas.

Los distritos mineros sufrían paro y miseria, y las huelgas se multiplicaban, pero no detenían la baja de los salarios. El poderoso sindicato de John L. Lewis perdía cada vez más  afiliados. Los granjeros seguían también excluidos de la prosperidad:   producían   demasiado   y   los precios de sus artículos descendían.

Durante la guerra, habían comprado muchas máquinas, y se habían endeudado, creyendo que sus ventas iban a mantenerse. Por el contrario, los precios de los productos industriales   habían   aumentado.   Los   granjeros mantuvieron el Farm Bloc (bloqueo agrícola)   en   el  Congreso,  cuyos   representantes prepararon una ley que preveía la compra por el gobierno de los excedentes. Almacenados en los silos, los cereales se venderían al extranjero,  según las necesidades, pero Coolidge puso el voto presidencial a la ley, lo que aumentó notablemente el descontento en el Oeste.

Fuente Consultada:
HISTORAMA La Gran Aventura del Hombre Tomo XII El Aislacionismo Americano Edit. CODEX

 

Lagarto Que Camina Sobre el Agua En Dos Patas Reptil Bisiliscus

Lagarto Que Camina Sobre el Agua En Dos Patas
Reptil Bisiliscus

Para sorpresa de los zoólogos, un reptil ostenta el privilegio de correr en el agua. Le llaman «Cresta» por su parecido con los gallos y vive entre el Golfo de México y el Ecuador.

Al principio, los científicos no lo podían creer. Los primeros exploradores narraron a sus atónitos interlocutores más de un encuentro casual con un animal que podría caratularse como monstruoso, mítico o, simplemente una foto, por ejemplo, los mismos incrédulos y escépticos científicos buscaron una explicación en su metier para tan extraña criatura.

basiliscus reptil camina sobre el agua

Comenzaron por bautizarlo. A tai efecto, recurrieron al latín: Basíliscus plumifrons; claro que en el laboratorio y por ei gran parecido que su cabeza tiene con le cresta de un gallo se lo llama simplemente así: cresta, con un largo de 80 centímetros el parecido de este reptil con el que de corral, no es su principal característica. La más notable cualidad de este animalito es su estrategia de fuga frente a los predadores: huye de pie sobre el agua.

Este poder nada tiene mágico o misterioso como las referencias que al respecto a las caminatas que tiene al agua como superficie- podemos encontrar en la Biblia. En síntesis, no se trata de un poder milagroso.

La ligereza de su paso y la notable velocidad (12 kilómetros por hora), se deben a que el Basiliscus casi no emerge las patas posteriores del agua lo que da como resultado que estas extremidades aprovechen la tensión superficial del agua y operen en forma similar a las paletas que se utilizan para caminar sobre la nieve.

Mientras tanto, las patas anteriores -que son mucho más cortas– así como su Sarga cola, sirven para que este curioso animal pueda mantener el equilibrio y pueda, a su vez, desplegar la velocidad que habitualmente utiliza para huir de sus enemigos. Su recorrido no es de unos pocos pasos. Se ha visto al basiliscus atravesar un lago con no menos de 400 metros de diámetro.

Su habitat es cálldo-tropical y hasta el momento, sólo han podido verse algunos ejemplares en América del Sur, en los países que se encuentran ubicados en el mapa entre el Golfo de México y el Ecuador. Su dieta es a base de hierbas y de algunos pequeños insectos.

Asimismo resulta importante destacar que ningún ejemplar de Cresta de Gallo ha podido capturarse para mantenerlo vivo en un zoológico. Otro dato de singular importancia es que jamás se lo ha visto caminar sobre el mar. Al parecer, los basiliscus, sienten especial debilidad por las aguas dulces.


Fuente: Magazine Enciclopedia Popular N°10 Año 1

Trucos Simples de Magia Para Principiantes La Moneda y El Vaso

TRUCOS SIMPLE DE MAGIA
TRUCO DE LA MONEDA Y EL VASO QUE PASA LA MESA

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO1: Suma de Dados
EFECTO

Le pides a alguien del público que mueva tres dados (dados normales, no los de póker), y que los coloque en pila (uno encima del otro), le dices al publico que serás capaz de adivinar la suma de las caras que no se ven de los dados, después de concentrarte durante unos segundos serás capaz de decir ese número mágico.


SECRETO
La explicación a este truco es muy simple, por si nunca os habéis fijado, las caras opuestas de un dado siempre suman 7, por lo tanto, las caras opuestas de tres dados sumaran 21. Tu ves el número del dado de arriba (en la imagen es el 1), por lo tanto, la suma de las caras que quedan tapadas por los dados y el suelo son 20 (21-1=20).

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO 2: El Periódico Mágico
EFECTO

El mago corta una tira de periódico, en un lugar libremente elegido por un espectador. La frase por donde fue cortada la tira de periódico, coincide con una predicción que el mago entregó en un sobre cerrado anticipadamente.

SECRETO
Se utiliza una tira de periódico trucada, que tiene un encabezado con letras grandes al derecho y el resto del texto, en caracteres pequeños y escritos al revés (ver muestra).


Entregar previamente al publico, un sobre en el cual se habrá escrito como predicción la ultima frase de la tira, o bien la primera de letras pequeñas, invirtiendo la tira.

Luego el mago sostiene la tira de periódico con una mano, desde un extremo, y con la otra mano, va pasando la tijera, de arriba hacia abajo, para que un espectador, le diga cuando detenerse y cortar. Donde el espectador lo disponga, se corta la tira de periódico, y se deja caer el trozo cortado al suelo, para que lo levante el espectador y lea por donde se cortó.

El mismo pondrá la tira al derecho y leerá la frase la primera frase que coincidirá con la que está escrita en el sobre.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO 3: Adivinar la Carta
EFECTO

Este es un juego de los llamados de Mentalismo. El mago reparte 21 cartas y solo a nivel mental logra adivinar cual fue la escogida por el espectador.

SECRETO
Reparte 21 cartas de una baraja, cara arriba, en tres hileras de siete cartas cada una, tal y como muestra el dibujo, y en ese orden.


El espectador, debe pensar una carta y decirte en cual de las tres filas esta. Cuando te lo diga, coges la que te ha dicho , por ejemplo la tercera, y la recoges. Después recoges las otras dos, y las colocas una encima y otra debajo. La hilera que el espectador te ha dicho, ha de quedar entre las otras dos. Das la vuelta a todo el paquete,dejandolo dorso arriba, y vuelves a repartir cartas como al principio dándoles la vuelta, para que queden cara arriba. De nuevo deben decirte la columna en la que esta su carta.

Repites el paso anterior y vuelves a repartir dos veces mas.
A la cuarta vez, repartes dejando las cartas dorso arriba y sacas a relucir tus poderes mágicos y le señalas la carta que queda en medio de todo, es decir la numero 11, que será la elegida por el espectador.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO 4: Las Cajitas Vacías
EFECTO

El mago le dice al espectador que diga cual de las tres cajitas que tiene delante está llena de cerillas (o lo que sea), pero el espectador siempre falla en su elección.

SECRETO
Se tienen 3 cajitas de cerillas vacías y una con algunas cerillas o cosas que hagan ruidos. La caja llena, va enganchada con una gomita en la muñeca (que no se vea). Cuando se mueve la cajita vacía con la mano de la caja llena, hace ruido y parece que esa cajita este llena.

Se agarran las tres cajitas y se muestra que una está llena (hace ruido). Luego se mueven un
poquito las cajas mezclando. Y se le pregunta al espectador donde está la cajita llena. Esto se repite dos o tres veces.

El espectador nunca descubrirá la cajita llena porque todas están vacías.

TRUCO 5: La Cuerda Mágica
EFECTO

El mago coge una botella vacía y le mete parte de una cuerda, a continuación gira la botella de forma que la cuerda quede colgando hacia abajo, pero la cuerda curiosamente no se cae, para asombro de todos, le da la vuelta a la botella cogiéndola por la cuerda y tampoco se cae la botella, después el mago le da la cuerda y la botella al público para que lo examinen.

SECRETO
Antes de empezar el truco, introduces dentro de la botella una pelota de goma, lo suficientemente pequeña para que entre, pero que no quede muy holgada, la botella debe ser opaca, o de lo contrario se vería el truco.


El mago al introducir la cuerda y darla la vuelta a la botella, esta queda atrapada por la pelo de goma que no la deja salir, y al coger la cuerda y dejar colgando la botella, la pelota hace aún más fuerza y no se cae.

Después pones la botella recta otra vez, le sacas la cuerda y con disimulo dejas caer la pelota en tus manos, y mientras que el público examina la cuerda y la botella tu te guardas la pelota en un bolsillo.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO 6: Hacer Viajar dos Cartas
EFECTO

El mago muestra dos cartas 8 y 9, negro y rojo, los pierde dentro del mazo y con un chasquido de sus dedos a la velocidad de la luz las cartas suben al tope del mazo


SECRETO
Una baraja de póker o española, de la cual retirarás cuatro cartas, los 8 y 9 corazón y picas o los 8 y 9 de espadas y bastos.

Forma dos parejas con los números y palos distintos, por ejemplo 8 de corazón y 9 de picas y 8 de picas y nueve de corazón.

Coloca una pareja en el (lomo) y la otra en la boca del mazo.
Dile al público que realizarás una proeza de hacer viajar dos cartas a la velocidad de la luz. Toma el mazo y di que elegirás dos cartas que te gustan, diciendo: «Son el 8 y 9 de corazón y picas». No permitas que el público vea cuál es el palo de 8 o 9, sólo deberán recordar que se trata del 8 y 9 y de los palos de corazón y picas.

Luego toma claramente las dos cartas y colócalas en el medio del mazo; convenciendo al espectador de que realmente se pierden en el mazo.

Coloca el mazo sobre la mesa y relájate; puedes actuar, hacer bromas o lo que tú quieras. Ya está preparado el gran final.

Anuncia el milagro, un chasquido de los dedos y pide al espectador que el mismo dé vuelta las dos primeras cartas. Recibirás una ovación cuando se vea que se trata del 8 y 9 de corazón y picas.

Si quieres reforzar el final, ten escrito en un papel 8 de corazón y 9 de picas, que son las cartas que dará vuelta el espectador, dejándolo como testigo sobre la mesa antes de comenzar el juego, para que nadie dude de tus poderes mágicos.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO 7: La Moneda Viajera
EFECTO

El mago presenta dos copas de cristal, que entrega para que sostenga un espectador, una en cada mano. Muestra una moneda y un pañuelo. Se acerca al espectador y deja caer la moneda en una copa, cubriendo esta con el pañuelo. Toma la otra copa y, alejándose, le pide al espectador que la mueva para asegurarse de que aún está la moneda y, diciendo las palabras mágicas, levanta el pañuelo y descubre que la copa esta vacía, al mismo momento que se escucha caer la moneda en la otra.


SECRETO
Necesitas dos copas de cristal, un pañuelo y dos monedas iguales.
Deberás perforar una de la monedas cerca del borde para pasar un hilo y atarlo, cosiendo el otro extremo del hilo al centro del pañuelo. Ten en cuenta que el largo del hilo y la moneda debe quedar cubierto por el pañuelo al tomarlo del centro y dejar caer libremente las cuatro puntas.

Entrega las copas a un espectador.
Saca de tu bolsillo la moneda-pañuelo como si estuvieran separadas y tira la moneda dentro de la copa, cubriendo de inmediato la copa con el pañuelo.

Saca de tu bolsillo en forma encubierta la otra moneda y mantenla oculta en la punta de los dedos.
Toma la copa vacía de manos del espectador por el borde interior y exterior a la vez, dejando en contacto la moneda con la cara interior de la copa y cubierta por tus dedos.

Pídele al espectador que mueva la copa para que se oiga la moneda que todavía esta adentro.
Levanta el pañuelo tomándolo del centro, hacia arriba, a la cuenta de tres rápidamente y llévalo a tu bolsillo.
Deja caer al mismo tiempo la moneda dentro de la copa vacía. La magia se produjo: la moneda viaja de la copa del espectador a la copa que tú tienes. Un gran aplauso para un tradicional juego bien presentado.

ENSAYA ANTES DE PRESENTARLO VARIAS VECES Y…
¡BUENA SUERTE!

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO 8: El Misterio de la Servilleta
EFECTO

El mago toma una servilleta de papel, la rompe en muchos pedacitos y pide a un espectador que haga un bollito. Saca un pañuelo para envolverla y el público descubre otra bolita por la que pensaba cambiarla. El mago no le da importancia, dice las palabras mágicas y le pide al espectador que desenvuelva la servilleta rota. Sorpresa. La servilleta está entera.


SECRETO
Necesitarás tres servilletas de papel iguales y un pañuelo.
Prepara dos bolitas arrugando dos servilletas.

Una de las bolitas colócala dentro del pañuelo, que ubicarás en un bolsillo de tu camisa o saco, para sacarla junto con él sin que el público se dé cuenta.

La otra átala con un hilo sujeto con un alfiler imperdible al bolsillo.
Presenta la servilleta nueva al público mostrándola por ambos lados, tomándola de una punta con los dedos índice y pulgar.

Pártela al medio y luego en mil pedazos, entrégala a un espectador para que haga una bolita apretada con los pedazos, dirigiéndote a él dile que, para recomponerla, la envolverás en un pañuelo.
Toma el pañuelo de manera tal que puedas sacar la bolita con la servilleta entera oculta en un rincón.
Saca la bolita atada para que caiga fuera del bolsillo a fin de provocar la risa de los espectadores y su atención a ésta.

Toma la bolita rota de la mano del espectador y aprovecha el momento para cambiar la bolita rota por la sana, guardando nuevamente el pañuelo que oculta la bolita rota en el bolsillo. Al mismo tiempo entregarás la sana al espectador y guardarás la atada con el hilo también en el bolsillo.

Ahora relájate y disfruta del momento, pues todo está hecho. Di las palabras mágicas y pídele al espectador que desenrolle la servilleta que, al ver el público que está entera.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO 9: Truco con un Globo
EFECTO

El mago presenta un globo totalmente normal, luego con unas tijeras corta el globo por la mitad y presenta a los espectadores el globo ya cortado, Toma el globo cortado en sus manos y con un fuerte soplido lo logra inflar.


SECRETO
Debes conseguir dos globos iguales, tijeras sin punta y una barita mágica (la barita es opcional).
Dobla uno de los globos aproximadamente a la mitad.

Introduce el globo doblado dentro del otro, con cuidado para que no se desdoble.

Cerciórate que el globo que introdujiste este efectivamente doblado a la mitad dentro del otro.
Presenta a los espectadores el globo que parecerá normal pero que en realidad tendrá otro globo doblado, debes hacerlo sin muchas demostraciones para que el público no descubra que tiene un globo dentro.

Con las tijeras corta el globo por la parte de abajo (teniendo en cuenta que la parte superior es en donde el globo tiene la boquilla para inflar). Debes tener cuidado de cortar el globo de afuera sin llegar a tocar el de adentro .

Di las palabras mágicas y luego empieza a soplar fuerte a manera que el globo interior se desdoble por el aire y luego se infle, dando la impresión que fue el globo cortado el que lograste inflar.
No le digas a nadie el secreto, pues recuerda que el propósito es dar la impresión a tus espectadores que en realidad puedes hacer magia!!.

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

TRUCO 10: La Moneda Elegida
EFECTO

En un plato o bandeja, el mago recibe varias monedas que entrega el público. Luego un espectador toma una moneda del plato y le hace una marca reconocible, a gusto y la mantiene en su mano empuñada, de modo que nadie vea la marca.

Enseguida el mago pide prestado un pañuelo de bolsillo y tomándolo por sus cuatro puntas en una mano, confecciona una improvisada bolsa. El mago explica que hasta ese momento nadie sabe el valor de la moneda elegida y menos la marca de la misma y su propósito es encontrarla entre las demás una vez que el espectador meta la moneda en la bolsa de pañuelo y mezcle concienzudamente todas las monedas. Para lo que el mago invita al espectador a meter su mano, aún cerrada dentro de la bolsa y que deje caer allí la moneda y luego las mezcle revolviéndolas. Una vez revueltas las monedas, el mago mete su mano dentro de la bolsa sin ver, y a los pocos segundos retira una moneda, para sorpresa de todos es la moneda que está marcada, la hace ver por el espectador que la eligió y él confirma que esa es la moneda que él tomó y marco.


SECRETO
Necesitarás un pañuelo de bolsillo, que puedes pedir prestado a los espectadores.
Además, aproximadamente 15 monedas, pueden ser iguales o de distintos valores y tamaños.
Por último, consigue una bandeja o un plato de loza, y un plumón o marcador permanente.

El secreto es sumamente simple y no requiere una mayor explicación. Mientras el espectador mantiene en su mano la moneda, la calienta a la temperatura de su cuerpo y mientras tanto las demás monedas sobre la bandeja o plato, se enfrían y toman la temperatura del recipiente, la que siempre es bastante menor que la corporal. Entonces al meter tu mano dentro del pañuelo, después que el espectador ha revuelto las monedas, solo tienes que buscar la que al tacto te resulte más caliente

Por otro lado si quieres asegurarte que no hayan dudas respecto a la moneda elegida y posteriormente descubierta, pide al espectador que la marque (aquí es donde necesitarás el plumón o marcador), luego que muestre a sus amigos cercanos su marca y la mantenga oculta…

Es importante que tengas una buena cantidad de monedas, para no arriesgarte a que los espectadores te digan que no llevan monedas en sus bolsillos. La otra ventaja de usar tus propias monedas es que han tenido tiempo suficiente para emparejar su temperatura mientras esperan su turno sobre el plato.
A pesar que el truco es muy sencillo, la impresión que recibe tu público es grande. Nadie es capaz de darse cuenta que todo se debe a la diferencia de temperaturas de las moneda.

Personajes Mas Populares del Mundo

Personajes Mas Populares del Mundo

papa francisco

1-PAPA FRANCISCO

Francisco  de nombre secular Jorge Mario Bergoglio (Buenos Aires, Argentina, 17 de diciembre de 1936) es el 266.º y actual papa de la Iglesia católica.5 Como tal, es el jefe de Estado de la Ciudad del Vaticano. Tras la renuncia al cargo de Benedicto XVI, fue elegido el 13 de marzo de 2013 en la quinta votación efectuada durante el segundo día de cónclave.

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

obama

2-BARACK OBAMA

Nacido en Honolulu, Estados Unidos, 4 de agosto de 1961), conocido como Barack Obama, es el cuadragésimo cuarto y actual Presidente de los Estados Unidos. Fue senador por el estado de Illinois desde el 3 de enero de 2005 hasta su renuncia el 16 de noviembre de 2008.5 Además, es el quinto legislador afroamericano en el Senado de los Estados Unidos, tercero desde la era de reconstrucción. También fue el primer candidato afroamericano nominado a la presidencia por el Partido Demócrata y es el primero en ejercer el cargo presidencial

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

gandhi

3-GANDHI

Mahatma Gandhi (Porbandar, India británica, 2 de octubre de 1869 – Nueva Delhi, Unión de la India, 30 de enero de 1948) fue un abogado, pensador y político hindú. Recibió de Rabindranat Tagore el nombre honorífico de Mahatma (comp. en sánscrito e hindi de mahā: ‘grande’ y ātmā: ‘alma’). En la India también se le llamaba Bāpu (બાપુ), ‘padre’ en idioma guyaratí.

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

hitler

4-ADOLF HITLER

Nacido en Braunau am Inn, Imperio austrohúngaro, 20 de abril de 1889 – Berlín, Alemania, 30 de abril de 1945. Fue el presidente y canciller de Alemania entre 1933 y 1945. Llevó al poder al Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán o Partido Nazi,2 y lideró un régimen totalitario durante el periodo conocido como Tercer Reich o Alemania nazi. Además, fue quien dirigió a Alemania durante la Segunda Guerra Mundial, iniciada por él con el propósito principal de cumplir sus previos planes expansionistas en Europa.

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

messi

5-LIONEL MESSI

Lionel Andrés Messi Cuccittini (Rosario, Provincia de Santa Fe, Argentina, 24 de junio de 1987), conocido también como Leo Messi, es un futbolista y medallista olímpico argentino que también posee la nacionalidad española desde el año 2005. Juega como delantero en el F. C. Barcelona, de la Primera División de España, y en la selección de fútbol de Argentina, de la cual es también capitán.

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

beatles

6-LOS BEATLES
Fue una banda de rock inglesa activa durante la década de 1960, y reconocida como la más exitosa comercialmente y críticamente aclamada en la historia de la música popular.1 2 3 4 5 6 Formada en Liverpool, estuvo constituida desde 1962 por John Lennon (guitarra rítmica, vocalista), Paul McCartney (bajo, vocalista), George Harrison (guitarra solista, vocalista) y Ringo Starr (batería, vocalista). La naturaleza de su enorme popularidad, que había emergido primeramente con la moda de la «Beatlemanía», se transformó al tiempo que sus composiciones se volvieron más sofisticadas. Llegaron a ser percibidos como la encarnación de los ideales progresistas, extendiendo su influencia en las revoluciones sociales y culturales de la década de 1960.

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

dalai lama

7-DALAI LAMA
El Dalái Lama (de la palabra mongola dalai, «océano», y de la tibetana lama, «maestro espiritual» o «gurú») es el título que obtiene el dirigente del Gobierno tibetano en el exilio y el líder espiritual del lamaísmo o budismo tibetano. El actual Dalái Lama es Tenzin Gyatso (6 de julio de 1935).

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

maradona

8-MARADONA
Diego Armando Maradona (Lanús, Argentina, 30 de octubre de 1960) es un exfutbolista y director técnico argentino. Es considerado como uno de los mejores jugadores en la historia de este deporte, siendo calificado por muchos futbolistas y exfutbolistas,4 5 6 7 8 9 por periodistas y prensa en general,10 11 12 13 por personalidades, técnicos y relacionados a entes deportivos y admiradores del fútbol en general,14 15 16 17 18 como el mejor futbolista de la historia, asimismo ha sido catalogado como el mejor jugador de la historia de los mundiales,19.

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

mandela

9-NELSON MANDELA
Nelson Rolihlahla Mandela (Mvezo, Unión de Sudáfrica, 18 de julio de 1918 – Johannesburgo, Gauteng, Sudáfrica, 5 de diciembre de 2013),1 2 fue un abogado, político, líder del Congreso Nacional Africano (CNA). Pasó de terrorista a político hasta llegar a presidente de Sudáfrica (1994 – 1999).Encabezó la rama violenta de la oposición sudafricana al régimen del Apartheid con sabotajes primero y posteriormente asesinatos y atentados con minas antipersonal e incursiones armadas. En 1962 fue arrestado y condenado por sabotaje, además de otros cargos, a cadena perpetua. La mayor parte de los más de 27 años que estuvo en la cárcel los pasó en la prisión-isla de Robben Island.

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

bill gates

10-BILL GATES

(Seattle, Washington, 28 de octubre de 1955),más conocido como Bill Gates, es un empresario y filántropo estadounidense, cofundador de la empresa de software Microsoft junto con Paul Allen.4 Su fortuna está estimada en 78 mil millones de dólares según Forbes, la cual en 2013 aumentó en 15.8 mil millones de dólares, convirtiéndolo así en el hombre más rico del mundo y recuperando el título que anteriormente estaba en manos de Carlos Slim. Además, cabe recordar que Bill Gates donó 38 mil millones de dólares a caridad mediante su Fundación Bill y Melinda Gates, esto quiere decir que si no le interesara la filantropía, tendría 116 mil millones de dólares de patrimonio neto.

Votar

//historiaybiografias.com/linea_divisoria4.jpg

Diferencias entre Patriotismo y Nacionalismo Chauvinismo

Diferencias Entre Patriotismo y Nacionalismo

Como nacemos en una familia, los hombres nacemos formando parte de una sociedad humana concreta, enraizada en la historia y en un medio geográfico. Esta sociedad tiene su cultura propia, sus instituciones, sus costumbres, sus tradiciones, su estilo de vida, sus modos de pensar y de obrar; busca su continuidad histórica y la realización de su destino. Los hombres que la componen están unidos por estrechos lazos de solidaridad, aspiran a una unidad espiritual.

Patriotismo, es un concepto que refiere al amor por la patria, pudiendo ser entendida ésta en un sentido más amplio que la nación o el Estado. La vinculación emotiva del individuo respecto a la patria implica la constante defensa de ésta por aquél. El término patriotismo está relacionado con el de nacionalismo, en tanto que ambos se refieren a la identificación del hombre con un ámbito geográfico, por ejemplo dentro de las fronteras de su país.

Esta identificación crea una  ideología política que considera la creación de un Estado nacional la condición indispensable para realizar las aspiraciones sociales, económicas y culturales de un pueblo.

diferencia nacionalismo y patriotismo

El sentimiento de patria, el amor a la tierra y a la comunidad en que nacimos, a las tradiciones y costumbres de nuestros mayores, está profundamente enraizado en el ser humano. El patriotismo es el amor a la patria. Es sentimiento y es virtud. Estudiar la naturaleza del patriotismo, sus manifestaciones, los vínculos que nos unen con las generaciones pasadas y con las venideras es el objeto de este pots.
Veremos que las deformaciones que puede sufrir este noble sentimiento, es el nacionalismo.

EL AMOR A LA PATRIA

Concepto de Patria
El concepto de Patria está íntimamente ligado al lugar donde uno nace, tal es así que etimológicamente se otorga a dicho término el significado de tierra de los padres o de los antepasados (pater = padre, antepasado).

Sin embargo los países americanos reconocen como nativos o naturales a todos aquellos que nacen en sus respectivos territorios; en cambio las naciones del Viejo Mundo consideran como nacionales a los hijos de sus naturales, primando el vínculo de sangre para determinar su propia Patria.

Tal es la postura asumida por las distintas teorías acerca de la nacionalidad en el Derecho Internacional, entre las que se encuentran las del jus solisy jus sanguinis.

Amor a la Patria
El patriotismo es la expresión del amor a la patria y se considera tanto un sentimiento como un deber. El patriotismo como sentimiento esta presente en todas las actitudes afectivas que el hombre toma ante su familia, ante sus amigos, compañeros superiores y subordinados, valorando en ellos la existencia de antepasados, tradiciones, glorias, costumbres, etc., comunes a todos ellos.

Ese sentimiento de amor a la patria se manifiesta en toda situación en que determinados valores argentinos se destacan entre nosotros o ante el mundo.

El triunfo de un sabio, escritor o deportista argentino, hecho suyo por todos los conciudadanos, es una manifestación de ese sentimiento; pero no debe confundirse la alegría de un triunfo argentino con la idealización de un hombre.

El patriotismo como deber se expresa en el cumplimiento de todas aquellas normas jurídicas y morales que sustentan a la Nación Argentina. El cumplimiento sobre todo de la Constitución Nacional, las leyes, las disposiciones y aún las menores reglamentaciones que hacen al bienestar de todos los argentinos es una demostración de patriotismo.

DEFORMACIÓN DEL PATRIOTISMO:

nacionalismo patriotismo diferencias

El sentimiento y concepto de patria pueden sufrir deformaciones.

Las causas más frecuentes de estas deformaciones son:

1. un mal entendido universalismo;
2. el nacionalismo exagerado;
3. el sectarismo y la intolerancia.

El mal entendido universalismo. Hay quienes han entendido o entienden el patriotismo incompaginable con la fraternidad universal que liga a todos los hombres.

Creen que el sentimiento de patria empequeñece al hombre reduciéndolo en sus ideales y en sus aspiraciones, que ha surgido del egoísmo y del afán de dominio de algunos pueblos; que la preocupación por los intereses y objetivos nacionales es contrario al bien de la comunidad humana total.

Tal concepción es errónea y no responde a la naturaleza humana considerada objetivamente.

Todos los hombres estamos estrechamente vinculados por lazos de confraternidad, tenemos el mismo origen y el mismo destino; la solidaridad humana no está limitada por las fronteras nacionales. Pero el amor a la patria y el cuidado de los intereses nacionales, cuando son bien entendidos, constituyen la mejor forma de servir a la humanidad entera.

El sentimiento de patria es connatural al hombre, como es connatural el sentimiento de solidaridad universal.

Quien ama a su propia patria, respeta las patrias ajenas, como quien ama a su propia familia respeta a las familias ajenas. No es lógico esperar que quien no estima y respeta su propia familia, respete a las familias de los demás. Cosa semejante sucede con las patrias.

El amor a la familia, cuando es bien entendido, en nada se opone al amor a la patria, sino al contrario, es requerido por él.

De la misma forma el amor a la propia patria en nada se opone al amor a la humanidad.

Quien no está dispuesto a servir a sus propios conciudadanos, difícilmente estará dispuesto a servir a la humanidad.El marxismo teórico aboga por la desaparición de los estados nacionales y la constitución de una sociedad universal. Los movimientos comunistas establecidos en distintos países tienen un claro sentido de los intereses nacionales.

El nacionalismo exagerado. No es patriotismo sino fanatismo. Los nacionalistas exagerados consideran a su propia nación como realidad suprema. Convierte al patriotismo en patrioterismo.

El nacionalismo exagerado se caracteriza por una exaltación idolátrica de lo nacional, y un desprecio por lo extranjero.

El nacionalista exagerado se encierra dentro de los límites de su propia nación. Nada de lo que existe fuera de ella es válido. No hay para él más valores que los que encuentra en la historia y en la tradición de su nación. No hay hombres de valer si no son de su propia raza.

Tal tipo de nacionalismo suele ser violento, agresivo, exclusivista, fanático. Es xenófobo, odia al extranjero. Ataca y desprecia a los otros pueblos.

La actitud de los nacionalistas exagerados a veces obedece a ideologías equivocadas, pero con más frecuencia responde a resentimientos y a desequilibrios emocionales.

Para designar esta actitud suele usarse el término de chauvinismo, término originado en el nombre de Nicolás Chauvin, soldado de los ejércitos napoleónicos célebre por su fanatismo francés.

El sano nacionalismo, el patriotismo que nos lleva a cultivar los valores nacionales y a defender los intereses de nuestro pueblo, es muy distinto de la actitud fanática, cerrada y egoísta de los nacionalismos exagerados.

Ningún hombre intelectualmente maduro y emocionalmente equilibrado cree que para amar y defender a su propia familia sea necesario despreciar o atacar a las familias ajenas.

El espíritu de secta y la intolerancia. El parcialismo en la valoración de los hombres y de los movimientos que en el proceso histórico concurren a la formación de una nacionalidad conduce al sectarismo intolerante, convierte al patriotisdad atentando contra su unidad espiritual.

Para los hombres que están en actitud sectaria sólo son válidos como elementos constitutivos de la nación los que provienen de los hombres y los movimientos partidarios o ideológicos acordes con sus propias ideas. Llegan a negar el carácter de argentinos a quienes no las han compartido o comparten.

La historia se estudia no objetiva y desinteresadamente, buscando esclarecer la verdad y encontrar en ella los elementos constructivos de la comunidad, sino para extraer de ella los elementos parciales que confirmen sus propias ideas y prejuicios.

Lamentablemente en esta actitud, aunque en grado distinto, están aún un número considerable de argentinos de una y otra tendencia, de cuya buena fe y deseos de servir a la comunidad no es lícito dudar.

Frente a una historia escrita con criterio parcial y desprestigio sistemático de una de las tendencias, se ha reaccionado con la misma actitud frente a la tendencia opuesta. Se hace polémica, no científica, sino sectaria. Los hechos se parcializan y se utilizan como argumentos políticos. No se vacila en dar interpretaciones tendenciosas, ni en recurrir al lenguaje agresivo.

Esta actitud, además de no ser científica, ni justa, nos causa mucho daño a los argentinos. Fomenta la división y el desentendimiento, destruye la unidad, dificulta la concurrencia del esfuerzo comunitario a objetivos comunes.

A la formación de nuestra nacionalidad concurrieron Saavedra y Moreno, el Deán Funes y Monteagudo, Rivadavia y Quiroga, Dorrego y Lavalle, Rosas y Sarmiento, Urquiza y Mitre. Sus tendencias eran opuestas, pero todos son argentinos, miembros de nuestra familia, todos lucharon por el bien de la patria y todos hicieron positivos aportes a la nacionalidad.

Los hombres que actuaron en nuestra historia, como todos los hombres no eran ángeles, ni demonios. Eran simplemente hombres como nosotros. Tenían intereses personales y egoísmos, y sabían del sacrificio, la abnegación y el renunciamiento.

En sus vidas hay luces y sombras, en sus actitudes políticas aciertos y desaciertos.

Superar el espíritu parcialista es requisito indispensable para lograr la armonía, la paz y la prosperidad de la patria.

De los hombres que han tenido papel protagónico en nuestra historia todos nos han dejado aportes positivos, aciertos, que debemos conservar y afianzar. Todos, asimismo, han tenido fallas y desperdiciado oportunidades históricas que no se repiten. Subsanar sus defectos es también tarea nuestra.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

Deformación del patriotismo: Falso patriotismo.

El patriotismo tal como lo hemos expresado en el párrafo anterior puede ser deformado de dos maneras:

— Deformación por exceso.
— Deformación por defecto.

DEFORMACIÓN POR EXCESO

No debe entenderse un profundo patriotismo con una deformación por exceso de patriotismo.

El amor intenso a la patria es un sentimiento digno y noble, pero el amor egoísta, el nacionalismo exagerado, lleva al desprecio de otras nacionalidades y enfrenta la patria que se ama con la patria que amari otros.

El patriotismo por exceso se conoce frecuentemente como chauvinismo, ya que un político francés Chauvin representaba en su país esa tendencia.

El chauvinismo consideraba que sólo los valores franceses debían ser respetados y, por consecuencia, se despreciaba todas las manifestaciones extranjeras.

Algunos autores dicen que el chauvinismo consiste en la idolatría de una nacionalidad.

Chauvin Nicolas

Chovinismo o chauvinismo, representa unnacionalismo excesivo y enaltecimiento de la convicción propia que suelen ir acompañados de una actitud vioenta y agresiva. Término originado por el francés Nicolás Chauvín que siempre admiraba y engrandecía los discursos y logros del general Bonaparte.

DEFORMACIÓN POR DEFECTO:

Existen algunos pensadores que niegan la patria considerando que los hombres están unidos en una fraternidad universal y que los intereses de una nación son contrarios a la hermandad entre los hombres.

Esta concepción fue sostenida por numerosos filósofos griegos y romanos, anteriores a Cristo; inclusive J.J. Rousseau y algunos de sus seguidores sostuvieron esta teoría.

En realidad, la teoría de la fraternidad universal no destruye, sino fortifica el amor a la patria. El amor a los hombres no es excluyeme del amor a la patria, como el amor familiar no es tampoco excluyente de otros sentimientos.

Un hombre que respete las normas familiares, respetará su nacionalidad y, por extensión, reconocerá que otros hombres pueden tener un mismo sentimiento con respecto al lugar donde nacieron, a las tradiciones y costumbres en las cuales se educaron y a los valores que le inculcaron.

Sólo un hombre que ame a su patria puede comprender los otros sentimientos.

Pero el verdadero significado de Patria, no debe limitarse a un elemento tan material como es el del lugar en que se nace sino que debe ampliarse a otros elementos inmateriales como ser los distintos vínculos morales que existen entre los habitantes de una misma Nación y que pueden sintetizarse en:

—  Su tradición histórica que determina el nexo entre las distintas generaciones que se suceden.
—  Los símbolos nacionales a través de los cuales se representa la Patria.
—   Vivencia y continuidad de la tradición que determinan una vida en comunidad.

ALGO MAS SOBRE EL PATRIOTISMO:

Como nacemos en una familia, los hombres nacemos formando parte de una sociedad humana concreta, enraizada en la historia y en un medio geográfico.

Esta sociedad tiene su cultura propia, sus instituciones, sus costumbres, sus tradiciones, su estilo de vida,, sus modos de pensar y de obrar; busca su continuidad histórica y la realización de su destino.

Los hombres que la componen están unidos por estrechos lazos de solidaridad, aspiran a una unidad espiritual.

La formación de una comunidad humana no es el fruto de una generación, sino el resultado del esfuerzo y la labor, la abnegación, las luchas y el sacrificio de muchas generaciones.

En medio de esta sociedad, como miembros de ella, ligados a ella por innumerables lazos, adquirimos conciencia de nuestro ser, nutrimos nuestro espíritu, moldeamos y desarrollamos nuestra persona.

Los hombres nacemos en una patria, formando parte de ella.

Patria etimológicamente proviene de la palabra latina patria, término que los romanos usaban para designar la tierra paterna.

Patriotismo es amor a la patria.

Patria es un concepto difícil de definir por lo complejo y por las resonancias afectivas que despierta.

El sentimiento de patria reposa sobre una experiencia de tipo personal. ¿Quién puede definir con exactitud lo que es ser y sentirse miembro de una familia? Cosa semejante sucede con la patria.

Cada hombre sabe y siente que está profundamente ligado a los demás miembros de su propia comunidad, que está indestructiblemente unido a su pasado y a su futuro. Este sentimiento nace de lo hondo de su propio ser.

Sólo en base a una experiencia personal es posible entender lo que es la patria y lo que es el patriotismo.

Patriotismo es el sentimiento de amor y filial adhesión a la patria. Y es la conducta inspirada en este sentimiento.

Es sentimiento, estado de ánimo, afecto que hace vibrar nuestro ser y es capaz de suscitar nobles ideales, heroicos renunciamientos, energías impensadas.

Es virtud, conducta reiterada y constante de obrar como hijos fieles de la patria, de servirla con lealtad y abnegación.

El patriotismo nos une profundamente a nuestro pueblo y a nuestra tierra, a nuestras instituciones y a nuestra tradición, a su pasado, a su presente y a su futuro.

La patria es, en la tierra de nuestros padres, la unidad espiritual y la continuidad histórica entre las generaciones. Es unión de tareas, de preocupaciones, de anhelos y de ideales que se trasmite de una generación a otra. Es solidaridad.

La solidaridad es la expresión social del amor. Sin amor no hay patria, ni patriotismo.

No es la mera aglomeración de hombres en un territorio, ni la identidad de raza, ni la comunidad de lenguas, ni el sucederse de las generaciones, lo que constituye esencialmente la patria.

La patria es ante todo unidad espiritual y cultural, comunidad de esfuerzos y aspiraciones, de luchas y de ideales, solidaridad con nuestros conciudadanos, con nuestros antepasados y con nuestros descendientes, búsqueda de un ser y de un destino en el que todos participamos.
La sincronía de los espíritus, que hace de la comunidad una totalidad armónica, es el elemento esencial de la patria.

El logro de la totalidad armónica, la búsqueda de una mayor integración espiritual y social es un ideal dinámico. Aunque tengamos una comunidad integrada y armónica siempre es posible y necesario aspirar a una unión mayor y más profunda entre los argentinos, a una solidaridad más sentida y más eficiente. Esforzarnos en ello es «hacer patria», patriotismo, en su sentido auténtico.

ALGO MAS…

Las características mas sobresalientes de los distintos nacionalismos son las siguientes:

• Promueve sicológicamente un patriotismo exacerbado como valor supremo.

• Imprime la idea de que una raza es superior y tiene un destino de grandeza. La raza siempre va unida al concepto de nación (la raza aria del nacionalismo de Hitler). En otros casos se une nación con religión, dando base al nacionalismo religioso.

• Propugna la independencia económica en base a la autosuficiencia que determina la producción desarrollada por el capital nacional.

• No admite la interferencia de otros estados en los problemas nacionales.

• Es contrario a la formación de comunidades internacionales por considerarlas lesivas para la soberanía…

• Critica a la democracia por considerarla disolvente e inoperante, al mismo tiempo que con la partidocracia destruye el espíritu nacional.

• Cuando es posible se convierte en imperialista, al pretender la supremacía de la nación, mundial o regionalmente.

• Es tradicionalista y conservador, utilizando estos principios como elemento de unidad de los componentes de la nación.

• La posición antagónica con la democracia ¡o hace elitista, reconociendo en grupos reducidos o en un jefe, el mesianismo necesario para desarrollar la nación.

• Estas características no son comunes a todas las corrientes nacionalistas, pero si alguna.o un grupo de ellas,están presentes en todos los nacionalismos.

Fuente Consultada:
Formación y Moral y Cívica de César R. García y Apolinar E. García
Educación Democrática de Argentino Moyano Coudert – Texto Para 3º Año – Tercera Edición- Editorial Guadalupe
Diccionario Consultor Político  Editorial LIBREX – Julio César de la Vega

Vida de Barack Obama Carrera Política

BIOGRAFÍA DE BARACK OBAMA – SU CARRERA POLÍTICA –

Barack Hussein Obama es un político estadounidense perteneciente al partido demócrata, nacido el 4 de agosto de 1961 en Honolulu (Hawai). Obama fue elegido oficialmente presidente de los Estados Unidos de América el 4 de noviembre de 2008, ganando la elección  a John McCain, tomando el número 44 en la lista de los presidentes de Estados Unidos, pero sobre todo es el primer presidente afroamericano, y también uno de los presidentes más jóvenes de Estados Unidos.

Barack Obama Presidente 44 de EE.UU.

Nombre: Barack Obama
Nacimiento: 4 de agosto de 1961, Honolulu.
Educación: Universidad de Columbia, BA; Derecho de Harvard, doctorado en leyes.
Carrera: Líder de la Comunidad de Desarrollo del Proyecto Comunidades, 1985-1988; firma de abogados Miner Barnhill y Galland, 1993-2004; Senado del Estado de Illinois, 1997-2004; Senado de Estados Unidos, 2004-actualidad.
Familia: Casado desde 1992 con Michelle Robinson Obama; dos hijas, Malia, nacido en 1998; Sasha, nació en 2001.
Aficiones: Baloncesto, la escritura, el golf, el póquer, leer, pasar tiempo con su familia, ver «SportsCenter» de ESPN.

Obama era un miembro del Partido Demócrata y el senador de Illinois en el Senado de Estados Unidos desde 2005.

Obama fue educado en la Universidad de Columbia después de estudiar en Indonesia, sino también de Derecho de la Universidad de Harvard. En 1990, se convirtió en el primer presidente afroamericano del Harvard Law Review lo que ya es un hito.

En 1992, Barack Obama se casó con Michelle Robinson a quien  conoció en un bufete de abogados donde trabajaba. Se convirtió en Michelle Obama, su esposa dio a luz a dos hijas, Malia Ann y Natasha en 1998 en el año 2001.

SOBRE SU VIDA: Su biografía es algo excepcional, sobre todo debido a su exitosa campaña para la presidencia de Estados Unidos que ha abierto un nuevo capítulo en la política estadounidense.

Como decíamos Obama es el primer presidente afroamericano de Estados Unidos, y tiene una historia de vida diferente de otros líderes de América hasta el momento. Es hijo de padre keniano y madre blanca del estado de  Kansas en Estados Unidos.

Obama se disparó a la fama como una prominencia nacional con un gran discurso en la Convención Nacional Democrática en 2004, que fue recibido con gran admiración y entusiamos, el mismo año fue elegido para el Senado de los EEUU del estado de  Illinois. Después de eso, en tan sólo cuatro años se alcanzó el mismo nivel que sus colegas políticos democráticos y arrebató la nominación de su partido a la Casa Blanca para ganar luego la carrera de elección presidencial contra el republicano John McCain.

Con un particular estilo de fina oratoria, de retórica elocuente y edificante, con una especial capacidad de inspirar el entusiasmo de los votantes jóvenes, que sumado al uso sofisticado de Internet como herramienta de campaña, Obama era sin dudas el candidatos del siglo 21.

En su campaña, Obama hizo hincapié en dos temas principales: el cambio de las costumbres de Washington en la realización de negocios con la nación y la invocación de los estadounidenses de diferentes orígenes ideológicos, sociales y raciales para unirse en el bien común.

El presidente Barack Obama en su discurso en la Convención Nacional Demócrata de 2004 expresó: «No hay un Estados Unidos de negros o blancos, o un  Estados Unidos de latinos, o un Estados Unidos de Asia; Hay solo un Estados Unidos de América. (…) Somos un solo pueblo, todos nosotros unidos bajo el juramento a la bandera de Estados Unidos, todos nosotros en la defensa de los Estados Unidos de América «.

El periodista Antonio Navalón, autor del libro «Paren el Mundo que me Quiero ENTERAR«, comenta que Barack Husein Obama tiene  muchas características comunes con Abraham Lincoln y las resume así: «Lincoln poseía una visión de la historia nacional que le daba la imparcialidad y la paciencia del leñador que nunca dejó de ser. Era un purista del comportamiento ético del gobierno, sujeto siempre al mandato sagrado de la Constitución, y estaba de acuerdo con la creencia bíblica: la búsqueda de la unidad para el desarrollo del pueblo, por el pueblo y con el pueblo. Sobre todas las cosas, Lincoln era esencialmente pragmático y estaba enfocado en un solo objetivo: consolidar la unión de los Estados Unidos de América.»

Para Obama el desafío para la sociedad estadounidense no sólo es encarar el cambio histórico que significa la elección de un hombre negro para gobernar un país fundado por los WASP (blanco, anglosajón y protestante), sino encontrar la solución al embrollo en que se ha convertido el día a día de esta nación.

Obama, como Lincoln, no ataca al hombre de otra raza, ni pretende redimir los abusos contra la suya. Ambos fueron capaces de comprender la complejidad humana y la similitud de sus conflictos.

Los primeros años: Los padres de Obama provienen de orígenes muy diferentes. Su madre, Ann Dunham, nació y se crió en un pequeño pueblo de Kansas. Después de que su familia se trasladó a Hawai, conoció a Barack Obama padre, un estudiante de becas de Kenia matriculado en la Universidad de Hawai. Se casaron en 1959, y el 4 de agosto, 1961, Barack Obama Jr. nació en Honolulu.

Dos años más tarde, su padre deja su familia, por un trabajo como economista del gobierno en Kenia. El joven Obama volvió a encontrarse con su padre sólo una vez, cuando ya tenía 10 años.

Cuando Obama tenía 6 años, su madre volvió a casarse, esta vez con un ejecutivo de petróleo de Indonesia. La familia se trasladó a Indonesia, y Obama asistió durante cuatro años a la escuela en la capital Jakarta. Finalmente regresó a Hawai, donde vivirá con sus abuelos maternos, y terminará la  escuela secundaria.

En su primer libro, Sueños de mi Padre, Obama describe su infancia como más turbulenta de lo habitual en la vida de otros adolescentes, mientras trataba de entender su herencia birracial, costumbre todavía  relativamente poco común en los Estados Unidos.

Se supone que arraigado en esa cultura negro-blanco puede haber ayudado a dar a Obama la visión social mas amplia que trajo a la política años más tarde. «Barack tiene una increíble habilidad para sintetizar realidades aparentemente contradictorias y hacerlos coherentes «, dijo su compañero de la facultad de derecho Cassandra Butts a la editora de la revista New Yorker Larissa MacFarquhar. «Este es un resultado de haber sido criado por una familia blanca y luego salir al mundo y ser visto como negro.»

Obama dejó Hawai para asistir a Occidental College de Los Ángeles durante dos años. Más tarde se trasladó a la ciudad de Nueva York y obtuvo una licenciatura de la Universidad de Columbia en 1983. En un discurso pronunciado en 2008, explicó su pensamiento en ese momento: «… cuando me gradué de la universidad, estaba poseído por una idea loca, trabajaría con el nivel de las clases mas bajas para lograr un cambio «.

En busca de su identidad y un futuro en su vida, Obama deja su trabajo como escritor económico con una empresa de consultoría internacional en Nueva York y se traslada a Chicago en 1985. Allí trabaja como organizador comunitario para una coalición de iglesias locales en sur de la ciudad, zona pobre de africanos-americanos.

«Fue en estos barrios donde recibí la mejor educación de mi vida y aprendí el verdadero significado de mi fe cristiana», Obama contó años más tarde en el discurso anunciando su candidatura presidencial.

Obama disfrutó de algunos interesante éxitos  en este trabajo, dando a los residentes de la zona sur su voz en temas como la reconstrucción económica, capacitación para el trabajo y los esfuerzos de limpieza ambiental. Sin embargo, consideró que su papel principal como organizador comunitario, fue como un catalizador para la movilización de los ciudadanos comunes, en un esfuerzo  para forjar estrategias locales destinadas a la autonomía política y económica.

Después de tres años de dicho trabajo, Obama llegó a la conclusión de que para lograr mejoras reales,  las comunidades pobres requieren la participación en un nivel mas alto, en el marco legal y político. Por lo tanto, asistió a la Escuela de Derecho de Harvard, donde se distinguió por haber sido elegido el primer presidente negro de la prestigiosa Harvard Law Review y se graduó magna cum laude en Derecho en 1991.

Con estas credenciales, «Obama podría haber hecho lo que quisiera», señaló David Axelrod, estratega de su campaña presidencial. Obama volvió a su ciudad adoptiva de Chicago, donde ejerció como abogado de derechos civiles y enseñó derecho constitucional en la Universidad de Chicago. En 1992 se casó con Michelle Robinson, que también se graduó en Derecho por la Universidad de Harvard, y trabajó para el registro de votantes en Chicago con el fin de ayudar a los candidatos demócratas como Bill Clinton.

Cada vez más comprometido con el servicio público, Obama decidió ocupar por primera vez a un cargo público en 1996, ganando un asiento de Chicago en el senado del estado de Illinois. En cierto sentidos, la carrera fue una progresión lógica de su trabajo anterior como organizador comunitario, y Obama aplicó mucha de esa misma amplia perspectiva – el político como un facilitador de los esfuerzos  para el ciudadano de base y constructor de coaliciones amplias – a su visión de política.

Entre sus logros en el ámbito legislativo en los ocho años que siguieron a la reforma del senado del estado fueron la financiación de campaña, recortes de impuestos para los trabajadores pobres, y mejoras en el sistema de justicia criminal del estado.

En el año 2000 Obama hizo su primera elección por el Congreso de Estados Unidos, fracasando al  desafiar a Bobby Rush, demócrata de Chicago reelecto en la Cámara de Representantes. Desalentado por la derrota abrumadora y en la búsqueda de lograr influencia más allá de la legislatura del estado de Illinois, tomó de su esposa Michelle la idea de postularse para el Senado de Estados Unidos en una arriesgada estrategia de «todo o nada» para avanzar en su carrera política, objetivo que logró en 2004. Siete demócratas y ocho republicanos participaron en las primarias de sus respectivos partidos por la candidatura al Senado. Obama capturó la nominación demócrata con facilidad, consiguiendo el mayor número de votos – 53% -.

El deseo de dar un impulso a la campaña de Obama con un papel destacado en la convención, sus habilidades de oratoria conocidos y una impresión muy favorable en el candidato presidencial John Kerry selló la decisión de elegir a Obama como el orador principal en la convención.

El discurso de Obama, con un lenguaje pulido, que penetra y emociona, expresó la necesidad de superar las divisiones partidistas y su llamamiento a una «política de esperanza» en lugar de una «política de cinismo», hizo más que animar a los participantes de la convención, Obama es catapultado por los medios de comunicación nacionales como una estrella en ascenso en el Partido Demócrata. Mas tarde pasó a ganar sin esfuerzo las elecciones del Senado en ese otoño, con una victoria aplastante con el 70% del voto popular. La victoria de Obama fue impresionante, ya que ganó en 93 de 102 condados del estado y capturó a los votantes blancos por un margen de dos a uno.

En el Senado, la crítica a la guerra de Irak ha sido una de sus marcas, que se remonta a un discurso en 2002, incluso antes de que comenzara la guerra, advirtiendo de las consecuencias de una guerra en oriente. También trabajó para fortalecer las normas éticas en el Congreso, mejorar la atención a los excombatientes, y aumentar el uso de combustibles renovables, política que aun hoy (2015) sigue difundiendo en sus discursos de cada visita presidencial.

Candidato a Presidente: La larga campaña electoral primaria demócrata del 2008, con las elecciones o asambleas (anteriores) en los 50 estados, fue histórico.  Cuando Barack Obama y otros siete contendientes por la nominación presidencial demócrata comenzaron a organizarse en 2007, las encuestas de opinión ponen constantemente Obama en segundo lugar detrás de la presunta favorita, la senadora por Nueva York, Hillary Clinton. Obama, sin embargo, con su popularidad y emotiva oratoria, fue un gran éxito en la primera etapa de la carrera al alistar sus seguidores entusiastas, especialmente entre los jóvenes, que crearon una organización de la campaña a nivel nacional y la recaudación de fondos a través de Internet.

Hillary Clinton

Hillary Clinton (1947- ), abogada y política estadounidense, esposa del presidente de Estados Unidos Bill Clinton (1993-2001).Hillary Rodham, su nombre de soltera, nació en Chicago, el 26 de octubre de 1947. Estudió Derecho en la Universidad de Yale, donde conoció a su futuro marido.

En las primeras primarias nacionales, celebradas en Iowa el 3 de enero de 2008,  Obama obtuvo una inesperada victoria sobre Clinton. El triunfo de Iowa ha cambiado las reglas del juego, como publicaba el Washington Post: «La derrota de Clinton ha alterado el curso de la carrera mediante la llegada  de Obama como su principal rival  el único candidato con el mensaje, la capacidad de organización y los recursos financieros para desafiar a su situación favorito «.

Por último 4 de noviembre de 2008, Barack Obama fue elegido presidente de los Estados Unidos de América con el 63% de los votos contra McCain. Fue juramentado 11 semanas más tarde, el 20 de enero de 2009 y obtuvo sus derechos como presidente. El mismo año, Barack Obama recibe el Premio Nobel de la Paz por sus «esfuerzos extraordinarios para fortalecer la diplomacia internacional y la cooperación entre los pueblos».

El 4 de abril de, 2011 Barack Obama anuncia que él será nuevamente el candidato para las elecciones presidenciales, y por lo tanto se postulará para un segundo mandato. El 6 de noviembre de 2012, Barack Obama gana la reelección con el 51% de los votos, se convierte en el primer presidente despúes de Roosevelt en ejecutar dos períodos consecutivos.

Barack Obama sigue sumando popularidad , y su adicción a las redes sociales twitteado sus ideas y su campaña a través de su cuenta de Twitter. Él es una de las 10 personas más influyentes en Twitter con más de 55 millones de suscriptores.

Su presidencia se inicia en un contexto de guerra en Irak con el compromiso de Obama para poner fin a la presencia militar de Estados Unidos en Irak, también la guerra en Afganistán y no solo la crisis casi permanente en el Oriente Medio, sino también de la crisis económica y Estados Unidos y financiera global.

El Congreso aprueba un presupuesto adicional adicional de 250 mil millones de dólares para el rescate de los bancos de Estados Unidos y $ 200 millones de dólares para Afganistán e Irak, con la expresa  intención de reducir a la mitad el déficit de Estados Unidos para el año 2013 estimado en 1.750 millones de dólares para el año 2009.

OBAMA Y MICHELLE: Obama —como todo buen hombre que logra construir un hogar equilibrado— es lo que es gracias a su esposa. Ella es la encargada de recordarle que no es «un mesías que lo arreglará todo», pero al mismo tiempo es el motor que lo ha impulsado a continuar en una carrera que tiene como lema: «Juntos podemos lograr un cambio».

Michelle Obama

Esta mujer sabe que la política debe ser práctica y dar resultados antes que aportar inspiración y sueños poco terrenales. Por lo mismo, fundó un programa para entrenar líderes y ayudar a jóvenes a desarrollar habilidades que pudieran ser funcionales en el mundo de hoy dentro del sector público.

La sinceridad de Michelle ha llegado a tal punto que criticó en público el tamaño de las orejas de su marido, su mal aliente por las mañanas y la tensión que existió entre ellos cuando él estaba enfocado en su carrera política y ella estaba sola en casa cuidando a sus dos pequeñas hijas.Todo lo dicho le ha permitido ser vista como una mujer cotidiana y libre.

Fuente Consultada: Libro de Antonio Navalón,  «Paren el Mundo que me Quiero ENTERAR«

Los Cuatro Presidentes de Argentina Crisis Política Argentina

2001:HISTORIA DE LOS CUATRO PRESIDENTES ARGENTINOS

A comienzos de diciembre la mayoría de los argentinos estaba de acuerdo en que el 2001 había sido un año para olvidar. La recesión económica se profundizó y la pobreza ensanchó sus márgenes. Todo indicaba que la Navidad no iba ser muy feliz, y sin embargo era difícil que alguien imaginara que ese mes sería lo que finalmente fue: una interminable temporada en el infierno. Decenas de supermercados saqueados, más de veinte muertos por la represión policial, la renuncia de un ministro que había llegado como un salvador y se iba entre amenazas de linchamiento, y de un presidente, elegido y luego repudiado por el pueblo.

La sucesión presidencial grotesca, con cuatro mandatarios en diez días, fue el corolario de un drama que no encontraba su culminación. No obstante, entre el ruido de las cacerolas y una inquietud desesperada que se respiraba en toda la República, quedaban dos certezas contundentes: el país se encontraba finalmente de cara al abismo y los argentinos se habían cansado de su destino.

ANTECEDENTES:  «Aquí no hay crisis.» Creíble o no, esa fue la frase elegida por Fernando de la Rúa, tras un día vertiginoso, que terminó con la renuncia resonante a la vicepresidencia de Carlos «Chacho» Álvarez, a sólo un día de que el Presidente anunciara un nuevo gabinete. La presencia fortalecida en ese gabinete de Alberto Flamarique como secretario general de la Presidencia parece fue el disparador principal de la decisión de Álvarez. Flamarique, fue protagonista en la presunta compra de votos en el Senado para la aprobación de la ley de Flexibilización Laboral, presentada por la Alianza y a la que se opuso el PJ. Flamarique debió dejar su cargo, apenas estrenado, de secretario general de la Presidencia.

En mayo,  José Luis Machinea al frente de la cartera de Economía, dispuso nuevas medidas de ajuste para intentar paliar la crisis económica de ese momento. Las iniciativas de Machinea se alineaban con las pautas impuestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI). HorstKohler, titular del FMI, se había reunido con De la Rúa, Machinea y la CGT oficial. Según el organismo internacional, la Argentina iba «en la dirección correcta«, pero desde el mismo oficialismo surgieron fuertes cuestionamientos, como la del expresidenteRaúl Alfonsín que declaraba que esas medidas nos llevaría «al desastre». Opinión que también se sumaro  Carlos  «Chacho»     Álvarez y Rodolfo Terragneo.

Como respuesta se inició un paro general contra las nuevas medidas Las centrales de los trabajadores se movilizaron para expresar su disgusto con este nuevo recorte, La CGT oficial de RodolfoDaer, la fracción que lidera Hugo Moyano, la Corriente Clasista y Combativa de Carlos «Perro» Santillán y la CTA de Víctor De Gennaro coincidieron para organizar un paro general el 9 de junio en contra de las medidas de ajuste. Era  la segunda huelga general al gobierno aliancista. Otra de las medidas que se proponen es un llamado a no pagar impuestos, para forzar la anulación del ajuste.

Con tasas de desempleo superiores a los 20 puntos y más de la mitad de la población en situación de pobreza, el proceso de deslgualación que se había iniciado en el país a mediados de los años setenta, y que sólo momentáneamente se había podido revertir en los años ochenta y noventa, llegó a su punto máximo. Esto tuvo muchas manifestaciones: la más angustiante y visible fue el ejército de cartoneros, compuesto de niños y adultos, mujeres y ancianos, que hurgaba por las noches en la basura de las zonas comerciales y los barrios acomodados de las grandes ciudades buscando materiales reciclables para vender, restos de alimentos o cualquier otra cosa que les ayudara a sobrevivir.

De la Rúa emite un discurso nacional donde declaró el estado de sitio y ordenó la represión. Amplios sectores de la sociedad reaccionaron haciendo sonar sus cacerolas y marchando hacia el domicilio del ministro Domingo Cavallo, la Quinta Presidencial y la Plaza de Mayo. Su descontento ya se había manifestado en las elecciones legislativas de octubre con el «voto bronca». La falta de respuestas por parte del gobierno profundizó el descontento de la población y provocó finalmente su caída.

Es importante remarcar como elemento característico de esta crisis el proceso de vaciamiento de poder que se fue produciendo. Este proceso no solo dificultó la aplicación de medidas necesarias para la recuperación del país le quitó al gobierno mecanismos para sostenerse. La posición adoptada por el Partido Justicialista que se negó a conformar un gobierno de coalición, o como se lo denominó de «Salvación Nacional», fue un factor significativo. En esta visión las manifestaciones populares fueron un componente en el proceso de caída del gobierno, pero no el determinante. Lo decisivo fue la debilidad de la coalición oficialista.

El discurso de De La Rúa:

«Despojado de cualquier interés personal por el cargo que tengo el honor de ocupar, me dirijo a cada dirigente, radical, peronista o de otros partidos, para acordar con el Poder Ejecutivo las reformas políticas que son necesarias.

«Los convoco a este acuerdo, con valentía y patriotismo, para reformar la Constitución, nuestro sistema político, y conseguir la unidad nacional.

«Desde luego, no me aferraré a situaciones personales, porque yo mismo, como lo hice toda la vida, estoy dispuesto a las máximas actitudes de grandeza que sean necesarias para el bien de la Patria y la paz de los argentinos.

«Una pronta respuesta deljusticialismo, sin embargo, es necesaria. No puede seguir el cuadro de violencia en la calle, que arriesga situaciones más peligrosas. Vienen planteando modificaciones del sistema monetario, vamos a examinarlas en conjunto para proponer al Parlamento, que es quien debe decidir lo que corresponde.

«Voy a cumplir con mi deber hasta el final. Quiero proteger el presente y el futuro de los argentinos.

«Pido a quienes estén en posiciones de violencia que las depongan. Precisamos que prevalezca la paz entre nosotros, así encontramos el rumbo y el camino».

El licenciado en Ciencias de la Información Jorge Camarasa, en su libro «Días de Furia«, cuenta así la renuncia de Fernando De la Rúa:

Desencajado, encorvado, sin saco y con las mangas de la camisa arremangadas, De la Rúa comenzó a despedirse de los colaboradores que todavía no se habían ido. En la planta baja, sobre la entrada presidencial de la calle Balcarce, la alfombra roja del Salón de los Bustos ya había sido enrollada.

Las secretarias lloraban y vaciaban sus escritorios. A una de ellas, Ana Cernusco, De la Rúa le preguntó si había guardado las cosas del baño. «Sí, señor Presidente», dijo la mujer, con la voz quebrada.

De la Rúa se había sentado ante la pantalla de su computadora y estaba empezando a escribir. «¿Qué haces?» le preguntó su amigo Rodríguez Giavarini. «Voy a redactar mi renuncia…»

El canciller se sorprendió. «Mirá, Fernando… Mal que nos pese, esto será un documento histórico y quedaría mejor escrito de puño y letra».

De la Rúa entendió que tenía razón, y de un escritorio tomó una hoja con membrete de la Presidencia de la Nación. Colombo, Mestre, Delich y Hernán Lombardi estaban demudados. Jorge, el hermano, seguía fumando en un rincón. Leonardo Aiello y Ana Cernusco, los secretarios privados, observaban en silencio. Escribió:

«Buenos Aires, 20 de diciembre de 2001.
Al Sr. Presidente Provisional del H. Senado
Ing. Ramón Puerta
S/D
Me dirijo a Ud. para presentar mi renuncia como Presidente de la Nación.
Mi mensaje de hoy para asegurar la gobernabilidad y constituir un gobierno de unidad fue rechazado por líderes parlamentarios.
Confío que mi decisión contribuirá a la paz social y a la continuidad institucional de la República.
Pido por eso al H. Congreso que tenga a bien aceptarla.
Lo saludo con mi más alta consideración y estima, y pido a Dios por la ventura de mi Patria
(Firmado) Fernando De la Rúa».

Unos minutos más tarde, Víctor Bunge, el fotógrafo oficial de la Casa de Gobierno, salía del baño y se topó con el Presidente que venía de saludar a colaboradores. De la Rúa lo tomó del hombro y lo llevó a su despacho: «Venga, sáqueme la última foto».

Mientras el fotógrafo gatillaba, De la Rúa fingió acomodar papeles sobre el escritorio donde había trabajado 740 días. «Mándeme una copia. La quiero de recuerdo», le pidió al despedirse.

Los partidos lograrían poner en marcha un nuevo programa económico y contener el mal humor social, gobernando a partir de acuerdos entre sus bancadas legislativas. El presidencialismo argentino se «parlamentarizó».

La crisis política: En los últimos días de diciembre de 2001, sucesivas Asambleas Legislativas designaron a cuatro presidentes provisionales, todos ellos pero nistas, pero que no terminaban de reunir el apoyo generalizado de esta fuerza por disensos respecto de la duración de su mandato, la convocatoria o no a nuevas elecciones y las medidas inmediatas a adoptar.

Ramón Puerta

Ramón Puerta

El primero fue Ramón Puerta, presidente provisional del Senado (por lo tanto, primero en la línea sucesoria), que aspiraba a llegar al cargo con la fuerza del voto, por lo que a los pocos días cedió su puesto a Adolfo Rodríguez Saá, gobernador de San Luis, quien en principio aceptó la condición que los caudillos de los distritos más grandes, y en particular Duhalde, le impusieron: que habría elecciones anticipadas y él no podría presentarse; pero enseguida empezó a trabajar para burlarlas. Tras declarar la moratoria unilateral en el pago de la deuda, lo que le granjeó un apoyo entusiasta de los legisladores y la opinión pública, se negó a devaluar y anunció medidas que iban mucho más allá de los noventa días de plazo que sus pares le habían impuesto.

Adolfo Rodriguez Saa

Adolfo Rodriguez Saa

En respuesta, éstos lo dejaron solo y sin protección policial en una reunión organizada en Chapadmalal, residencia veraniega de los presidentes, que fue sitiada por grupos piqueteros. Temiendo terminar como De la Rúa, presentó al día siguiente su renuncia. Lo reemplazó momentáneamente el presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Camaño. Y éste le cedió el cargo a Duhalde, respaldado por el grueso de los peronistas, los radicales y lo que quedaba del Frepaso (en su gabinete habría representantes de las tres fuerzas).

Eduardo Camaño

Eduardo Camaño

Este apoyo pluripartidista le permitió extender su mandato hasta fines de 2003, aunque a cambio debió prometer que no pretendería ejercer el poder más allá de esa fecha, descartando una eventual candidatura.

Eduardo Duhalde

Eduardo Duhalde

Ver: Gobierno de Eduardo Duhalde

Fuente Consultada:
Días de Furia de Jorge Caramasa
Historia de Argentina 1955-2010 Jorge Navaro
Cuatro Décadas de Historia Argentina (1966-2001) Dobaño – Lewkowicz

Gobierno de Roosevelt Teodoro Política Gran Garrote

RESUMEN DE LA  ERA DE TEODORO ROOSEVELT Y DE WILSON

BIOGRAFIA: Roosevelt Teodoro (Nueva York; 27 de octubre de 1858-Oyster Bay; 6 de enero de 1919) – Político estadounidense, nace en Nueva York. Estudia administración en la Universidad de Harvard. Es elegido miembro de la Cámara Legislativa de Nueva York en 1882, de la United States Civil Service Comission en 1889 y secretario adjunto de marina entre 1897 y 1898 y se encarga de preparar la flota para la guerra contra España. Interviene en Cuba al frente del batallón de voluntarios Rough Riders.

En 1899 es gobernador del Estado de Nueva York y en 1900 es elegido vicepresidente a la candidatura de William McKinley y asume el cargo presidencial a la muerte de éste un año más tarde. Su política exterior se define imperialista.

En 1903, para controlar el canal interoceánico del istmo, instígala separación de Panamá de Colombia y asegura la hegemonía estadounidense, acerca de lo cual afirma que «I took Panamá», «yo me tomé Panamá». A su política se le conoce con el nombre de big strick, mano dura, pues considera que los países americanos son jóvenes y deben recibir un trato fuerte.

En 1902 induce a Gran Bretaña a levantar el bloqueo sobre Venezuela y en 1905 interviene como mediador en la guerra ruso-japonesa, donde obtiene la firma del Tratado de Paz de Portsmouth, por lo que en 1906 recibe el Premio Nobel de la Paz. Al ser derrotado en la elecciones de 1909, dirige una expedición a África un año después y a Brasil en 1914.

Al estallar la Primera Guerra Mundial critica la neutralidad propuesta por el presidente Woodrow Wilson. Muere en Dyster Bay.

HISTORIA: En septiembre de 1901, Mac Kinley, que acababa de ser reelegido, cayó bajo los disparos de un anarquista, y fue sustituido por su vicepresidente, Teodoro Roosevelt, muy popular desde sus «cabalgadas» cubanas. Perteneciente a una vieja familia de emigrados holandeses, rico, excelente administrador, de tendencias liberales y progresistas, «Teddy»  tenía  42  años.

Teodoro Roosevelt

Teodoro Roosevelt

Sospechoso para los republicanos conservadores como Mark Hanna, que temían ver en él a un socialista, Roosevelt fue, en realidad, un hábil político, que mantuvo el compromiso entre el trabajo y el capital, atacando a los «malhechores defendidos por sus grandes fortunas», pero empleando, si le era necesario, el ejército contra los huelguistas, como en 1902, en la cuenca del carbón. Puso en práctica un programa para preservar las riquezas naturales, debilitadas por el despilfarro y por las talas.

En el exterior, practicó el método del «palo duro» escondido tras las «buenas palabras». Su éxito más espectacular fue la construcción del canal de Panamá, que la Compañía francesa, presidida por Lesseps, había abandonado por falta de medios técnicos y de capitales, tras una quiebra escandalosa.

Los EE. UU. compraron los derechos de la Compañía, y, como el gobierno de Colombia planteaba grandes exigencias, una «revolución» bien organizada fundó el Estado «independiente» de Panamá, que se apresuró a concedei a los EE. UU. el contrato que les interesaba. Acabado en 1914, el canal de esclusas es tableció una comunicación directa entre el Atlántico y el Pacífico, muy importante para la marina americana.

Reelegido en 1904, Roosevelt no optó a un tercer mandato y dejó la presidencia a William Howard Taft, marchándose a África para dedicarse a la caza mayor. Taft decepcionó profundamente a los republicanos liberales, que le reprocharon su «diplomacia del dólar» y su complacencia respecto a los gran des trusts. Hombres como Norris y La Fol-lette crearon una liga republicana progresista; sin embargo, la convención del partido se decidió por Taft y no por Roosevelt como candidato a las próximas elecciones de 1912, y «Teddy» creó un partido disidente.

La división de los republicanos favoreció a los demócratas, cuyo candidato, Woodrow Wilson resultó elegido. Wilson, antiguo profesor de historia y de sociología, moralista, con aires de teólogo, pero muy orgulloso y autoritario, adoptó importantes medidas: disminución de las tarifas aduaneras, creación de los «Federal Reserve Banks», endurecimiento de la ley contra los trusts, mediante la «Clayton Act», créditos a los granjeros y protección a los sindicatos obreros. En 1917, hizo entrar a los EE. UU. en la guerra.

En vísperas del conflicto europeo, la América moderna estaba constituida y se imponía como potencia mundial. Desde 1908, Ford y General Motors habían desencadenado una nueva revolución industrial con el automóvil, con un millón de modelos «standard» ya en circulación, en 1914.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IX La Gran Aventura del Hombre

Presidencias de Adams y Jefferson Resumen

PRIMEROS PRESIDENTES DE LOS ESTADOS UNIDOS
Washington, Adams y Jefferson

Elegido en 1789, con John Adams como vicepresidente, Washington prestó juramento en Nueva York, en el mes de abril. Sus primeros colaboradores fueron los hombres que habían desempeñado un papel decisivo en los años precedentes: Jefferson como Secretario de Estado (negocios interiores y exteriores), Hamilton en la Tesorería, Knox en la Guerra. Hamilton hizo un trabajo considerable: era el «hombre fuerte» del joven gobierno.

Independencia de los Estados Unidos

El Estado Federal reconoció por igual las deudas contraídas por los Estados, especialmente los certificados de paga entregados a los soldados durante la guerra, lo que hizo, por otra parte, la fortuna de los especuladores, que habían comprado a los interesados sus certificados, muy por debajo de su valor nominal.

Contra el parecer de Jefferson, que encontraba inconstitucional la medida, Hamilton creó un Banco Nacional (1791), con un capital de diez millones de dólares, de los que el Tesoro suscribía dos millones. El dólar se basó en el oro, cuya relación con la plata se fijó de 1 a 15, lo que después causó serios trastornos monetarios, cuando la gran producción de las minas de plata hizo bajar el precio de este metal, depreciándolo con relación al oro, que desapareció de la circulación. Filadelfia se había convertido en la capital provisional, mientras se construía una nueva ciudad en las orillas del Potomac.

La política exterior de Washington durante su presidencia puede calificarse de prudente. Deseaba un engrandecimiento progresivo, pero sin sacudidas. No quería triunfos diplomáticos que le dejaran profundos rencores y que le hicieran crearse enemigos en aquellos momentos. Los esfuerzos diplomáticos americanos habían resultado inútiles desde 1783 hasta 1789. Salvo algún éxito en París, sobre modificaciones de tarifas y en Berlín con la firma de un tratado de amistad con el rey de Prusia, Inglaterra y España no habían tomado muy en serio a los Estados Unidos.

España, dueña de las bocas del Mississippi, se negaba a permitir la navegación americana, impidiendo la expansión de la Unión más allá de los montes Apalaches. Inglaterra, a despecho de los tratados de 1783, seguía manteniendo sus puestos militares en la región de los Grandes Lagos, como garantía del cobro de los créditos que la Unión le debía.

El inicio del conflicto entre España e Inglaterra a raíz de una incursión de la marina española, provoca una situación inmejorable para los Estados Unidos. De una y otra parte comienzan a hacerse preparativos para una guerra que podría llegar a involucrar a toda Europa, ya que por el Pacto de Familia, Francia debería aliarse con España, mientras que, en virtud del Tratado de La Haya, Holanda debería hacerlo con Inglaterra. Pitt inició inmediatamente tímidos contactos para una negociación con Washington, pero éste se negó a conceder algo que no fuera una «honrosa neutralidad».

Sin embargo, con la firma del Tratado del Escorial, que restableció la armonía entre España y Gran Bretaña, Washington perdió su más importante baza en política exterior.

En el momento de estallar la Revolución Francesa, Washington, pese a toda la desconfianza que le inspiraba, se mostró conciliador, dado que continuaba viendo en Francia a su principal aliado contra Inglaterra. El 19 de febrero de 1793, la Convención decretaba abiertos los puertos franceses a los barcos americanos, equiparándolos así a los nacionales en el momento en que Inglaterra y Holanda habían ya declarado la guerra a Francia.

Pero Washington se mantuvo firme en su tesis de neutralidad, rechazando las propuestas del embajador Genet de armar en América naves corsarias para atacar a los barcos y colonias ingleses, cuando los barcos ingleses detenían a los neutrales que transportaban mercancías a los puertos franceses. Washington sabía, no obstante, que Jorge III temía ahora una guerra con los Estados Unidos y se dispuso a presionar a Gran Bretaña enviando a un delegado para negociar los siguientes puntos: indemnizaciones al comercio americano por los actos de la marina inglesa, asegurar la ejecución del tratado de 1783 y firmar un tratado de comercio.

El 19 de noviembre de 1794 John Jay y lord Grenville ponían sus firmas al pie de un tratado de amistad, de navegación y de comercio que preveía la indemnización completa, la evacuación de los Grandes Lagos antes del primero de junio de 1796, libertad de comercio americano con las Antillas inglesas y el libre comercio y navegación entre los Estados Unidos y Gran Bretaña, a cambio, entre otras cosas, de indemnizar a los subditos ingleses que hubieran sufrido las consecuencias del retraso del pago de sus créditos.

Un gran malestar se produjo al conocerse la noticia, pero pese a todo Washington ratificó el tratado, tras enfrentarse con el Congreso de mayoría demócrata. Tras ello España firmó con los Estados Unidos un tratado de libre navegación que fue ratificado por el Senado el 3 de marzo de 1796.

George Washington                    John Adams                Thomas Jefferson

JOHN ADAMS Y JEFFERSON
La vida política se organizaba, y se habían dibujado claramente dos grupos. De una parte, los Federalistas (Hamilton), partidarios de un ejecutivo fuerte, y que eran los grandes terratenientes, los ricos negociantes, los abogados y los notables. De otra, los Republicanos (Jefferson), apoyados por los pequeños granjeros y por los artesanos. La Revolución Francesa vendría a acentuar las divisiones; acogida, al principio, fervorosamente por Ids americanos, su rápida evolución hacia el radicalismo y el terror provocó ásperas discusiones.

Los Federalistas eran anglofilos, y los Republicanos apoyaban a Francia. Estos últimos se vieron perjudicados por la torpeza del ciudadano Genét, representante francés en Filadelfia, que deseaba que los Estados Unidos, en virtud del tratado de alianza de 1778, abriesen sus puertos a los navios franceses que participaban en la defensa de las Antillas, llevando corsarios contra los ingleses.

Washington quería mantener la neutralidad. Genét, llamado a Francia en 1799, se quedó en los Estados Unidos y se casó con la hija del gobernador de Nueva York, muriendo como rico propietario de tierras en las orillas del Hudson.

Jefferson se había retirado, en 1793, a su bella propiedad de Monticello, desde donde preparaba su vuelta a la política contra los Federalistas. Reelegido Presidente en 1792, Washington rehusó un tercer mandato en 1796, y fue elegido John Adams, candidato de los Federalistas, con Jefferson como vicepresidente.

Thomas Jefferson, principal autor de la Declaración de Independencia de 1776, fue nombrado embajador en Paris en 1785. Después fue elegido Presidente de los Estados Unidos. Durante toda su vida, admiró profundamente a Francia, hasta el punto de que se le han atribuido estas palabras: «Todos los hombres tienen dos patrias: la suya y Francia».

Las relaciones con Francia habían empeorado en 1798, hasta el punto de que los Federalistas hablaban de entrar en guerra contra el Directorio (el representante de los Estados Unidos, James Monroe, creyendo expresar la simpatía de su país por la Revolución, había sido censurado por su gobierno, deseoso de neutralidad). A causa de un incidente entre Talleyrand, ministro de Negocios Extranjeros del Directorio, y tres enviados americanos, los Federalistas decidieron crear una flota y organizar un ejército que intentaban confiar a Washington.

En sus filas entró la discordia, animada por la rivalidad de Hamilton y de Adams. Finalmente, en 1800, la gran victoria de Bonaparte en Marengo y la prudencia de Jefferson arreglaron las cosas, y se firmó un convenio comercial entre Francia y los Estados Unidos.

En las elecciones de 1800, Jefferson, a quien los Federalistas presentaban como peligroso revolucionario, ateo y terrorista, fue elegido Presidente contra John Adams. Washington había muerto en su propiedad de Mount Vernon, el 14 de diciembre de 1799, y empezaba una nueva era.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IX La Gran Aventura del Hombre

Constitucion de 1787 de EE.UU. en Philadelfia Resumen

Constitución de 1787 de EE.UU. en Philadelfia Resumen

El 17 de octubre de 1781, los ingleses se rindieron y se iniciaron negociaciones de paz en París, con una delegación americana encabezada por Benjamín Franklin (1706-1790). El tratado de Versalles se firmó en 1783, el gobierno inglés reconoció la independencia y el nacimiento de una nueva nación: Estados Unidos de América.

Cuatro años más tarde se promulgó en Filadelfia la Constitución de 1787, de corte federal, influida por las ideas ilustradas y enciclopedistas. Se estableció la elección de un presidente y de dos miembros de las Cámaras de Representantes y del Senado. Nueva York quedó en ese momento como sede de los poderes federales.

Esta Constitución proclamó los derechos del ciudadano a la libertad, la seguridad de conciencia y de expresión. Sin embargo, no abolió la esclavitud; a los negros y los indios no se les asignó ningún derecho civil, y las mujeres no tenían derecho al voto.

Independencia de Estados Unidos

LA CONSTITUCIÓN DE 1787
¿Cómo organizar el Gobierno central? Casi todos los Estados se habían dado, durante la guerra de la Independencia, unas Constituciones particulares y diferentes, pero aún no había gobierno ni constitución en la esfera federal, y cada Estado seguía dirigiendo su propia política, interpretando, a veces a su gusto, el tratado firmado con Inglaterra.

Así como los problemas económicos y comerciales habían sido causa importante de la guerra de la Independencia, ahora los encontramos también en la base de la Constitución federal.

En 1785, los delegados de Virginia y de Maryland se reúnen para discutir problemas de la navegación por el Potomac, y las discusiones se extendieron después a Delaware y a Pensilvania. Por último, el buen sentido virginiano propone que todos los Estados envíen delegados a Annápolis para estudiar una posible uniformidad del sistema comercial exterior. Los comienzos fueron tímidos, y sólo cinco Estados enviaron doce delegados. Pero Hamilton pidió a éstos que apelasen a todos los Estados para convocar en Filadelfia una Convención encargada, a la vez, de poner al día las condiciones comerciales y de discutir un gobierno federal.

El segundo punto era, desde luego, el más importante; pero, al dejar en segundo plano la cuestión de una Constitución, los organizadores trataban de no asustar a los autonomistas. La Convención se reunió en Filadelfia, en mayo de 1786, bajo la indiscutida presidencia de Washington. John Adams y Jefferson eran embajadores en Inglaterra y en Francia, y el Congreso estuvo dominado por la personalidad de Hamilton, delegado de Nueva York.

El virginiano James Madison, próximo a Jefferson y, por consiguiente, opuesto a las concepciones aristocráticas de Hamilton, se encontraba, sin embargo, de acuerdo con él para instaurar un gobierno federal fuerte, ante el temor de ver al joven país, paralizado por mezquinas querellas entre Estados. Después de unas semanas de discusiones, el peso de la opinión de Washington fue decisivo.

Los delegados se habían inquietado también por la insurrección de Daniel Shays, antiguo oficial, pobre granjero de Massachussets, que se había puesto a la cabeza de una tropa de rebeldes, víctimas todos de la crisis económica. Los ricos se asustaron y fueron muchos los que se adhirieron a la idea de un ejecutivo fuerte, destinado a mantener el orden.

La Constitución de 1787 implica un compromiso en diversos planos. Inspirada en las ideas de Montesquieu sobre la separación de poderes, asegura la fuerza del ejecutivo por medio del régimen presidencial. Elegido para cuatro años (no por las Cámaras ni por sufragio universal, sino por electores especiales, elegidos, a su vez, en cada Estado), el Presidente (asistido de un vicepresidente) representa al pueblo de los Estados Unidos, ostentando un poder equivalente a los del rey y del Primer ministro en Inglaterra. Y la elección de Jorge Washington como primer Presidente de los Estados Unidos en 1789, reforzó todavía más el prestigio del cargo.

Dos Cámaras ejercían el poder legislativo: la Cámara de Representantes y el Senado. El número de representantes es proporcional a la población de cada Estado, mientras que los senadores son siempre dos por Estado, cualquiera que sea el número de sus ciudadanos, con lo que se daba satisfacción a los Estados pequeños, que podían temer el verse aplastados por sus vecinos más poblados.

Las dos Cámaras votan las leyes, pero las leyes de Hacienda deben presentarse con prioridad a los representantes, mientras que el Senado tiene prerrogativas en materia de política extranjera. El Presidente debe tener también la aprobación del Senado para nombrar a ciertos altos funcionarios. Además, el Senado puede transformarse en Tribunal inapelable para juzgar a los ciudadanos acusados por la Cámara de Representantes. Para asegurar la separación del Legislativo y del Ejecutivo, el Presidente elige a sus ministros, fuera del Congreso, al contrario de la tradición británica, que designaba a sus ministros entre los miembros del Parlamentó y eran responsables ante él.

Los ministros americanos no pueden ser depuestos por el Congreso. Puede haber, sin embargo, conflictos entre el Congreso y el Presidente, especialmente porque éste es elegido para cuatro años, mientras que el (Congreso se renueva cada dos.

En ese caso, el Presidente puede ejercer el derecho de veto contra las decisiones del Congreso, que i-monees no son efectivas más que con una mayoría de los dos tercios. Por encima de las leyes, de la interpretación de la Constitución y de los hombres mismos, está el Tribunal Supremo, cuyos siete jueces son nombrados por el Presidente, a título vitalicio, para asegurarles una completa independencia. Este Tribunal decide si las leyes están conformes con la Constitución y con el Derecho natural, resuelve las diferencias entre Estados, así como los conflictos entre los ciudadanos y la administración.

La Constitución enumeraba, cuidadosamente, los poderes del Presidente: decidir impuestos, pedir o conceder préstamos, regular el comercio entre Estados y con el exterior, acuñar moneda, crear cargos, asegurar la defensa del país, declarar la guerra, formar ejércitos y milicias. En cambio, numerosos poderes y decisiones seguían en manos de los Estados y de sus Asambleas.

La Constitución se completó, gracias a la iniciativa de Madison, con diez enmiendas que formaban una especie de Declaración de Derechos, garantizando las libertades individuales, la libertad de prensa, las libertades religiosas, y excluyendo toda religión de Estado. El Congreso elegiría, por último, un territorio —el distrito de Columbia—, en el que se edificaría la capital federal.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IV La Gran Aventura del Hombre

Tratado De Versalles Por La Independencia Colonias de EE.UU.

Tratado De Versalles Por La Independencia Colonias de EE.UU.

En 1776 los delegados de las 13 colonias americanas celebraron el tercer Congreso Continental en Filadelfia, en el que proclamaron la Independencia de las colonias el 4 de julio de 1776. El texto de la Declaración de Independencia fue redactado principalmente por Thomas Jefferson, y se basó en el principio de que todo ser humano tenía derecho a la libertad, a la igualdad y a la búsqueda de su felicidad; además exponía los motivos que habían dado lugar a tomar esa solución. Éste fue uno de los documentos políticos más importantes de la época de la Ilustración.

Independencia de los EE.UU.

La guerra de Independencia se prolongó durante ocho años. A pesar de la superioridad militar de los ingleses, los colonos obtuvieron las primeras victorias, lo que hizo que Francia, España y Holanda les prestaran su ayuda. El 17 de octubre de 1781, los ingleses se rindieron y se iniciaron negociaciones de paz en París, con una delegación americana encabezada por Benjamín Franklin (1706-1790). El Tratado de Versalles se firmó en 1783, el gobierno inglés reconoció la independencia y el nacimiento de una nueva nación: Estados Unidos de América.

Benjamin Franklin, unos de los encargados del Tratado.

TRATADO DE VERSALLES:

lAS CONVERSACIONES comenzaron en Parín en 1782. Por parte americana fue designado plenipotenciario John Adams, asistido por Jay y Franklin, pero no debía firmar nada sin previo acuerdo con Francia. A Adams no le gustaban los franceses, al contrario que a Franklin, el cual tuvo que arreglar, muchas veces, las cosas con Vergennes, el ministro de Luis XVI.

Además de la independencia, había que arreglar otras difíciles cuestiones, como las fronteras del Oeste, la navegación por el Mississipi y la indemnización a los leales, que perdían todos sus bienes en los Estados Unidos. Francia, a quien la guerra había costado mucho, no tenía reivindicaciones territoriales, pero España exigía Gibraltar, y Franklin quería que Inglaterra renunciase al Canadá.

Finalmente, se llegó a un acuerdo entre ingleses y americanos: los primeros conservaban el Canadá, pero renunciaban a los territorios entre los Apalaches y el Mississipi. La frontera del norte quedaba fijada en la región del Maine y de los Grandes Lagos, a la altura del paralelo 45; la navegación por el Mississipi sería libre para los ingleses, y los americanos tendrían derecho de pesca a lo ancho de Terranova y de Nueva Escocia.

Franklin tuvo la delicada misión de comunicar a Vergennes que los preliminares estaban firmados sin que el rey de Francia hubiera sido consultado. Francia recuperaba Saint-Pierre y Miquelon, y algunas ventajas en las Antillas y en las Indias. El tratado definitivo fue firmado en Versalles, el 3 de septiembre de 1783. España recobraba la Florida y Menorca, y, poco después, devolvería a Francia la Luisiana, que le había sido cedida como compensación de la Florida. En realidad, los verdaderos vencedores eran los americanos.

A finales de 1783, los últimos navios ingleses abandonaban Nueva York, y, desde aquel momento, era necesario organizar una nación nueva. La victoria americana tuvo considerables repercusiones en Europa, y obligó a Jorge III a abandonar sus tentativas de absolutismo, admitiendo la monarquía constitucional. Precipitó la crisis financiera de la monarquía en Francia, causa inmediata de la Revolución, al mismo tiempo que la Declaración de Independencia, el ejemplo de una insurrección por la Libertad y el Derecho alentaban a los partidarios de reformas. Más adelante, pudieron verse sus consecuencias respecto a la América latina.

George Washignton

El principal artífice de la victoria americana fue uno de los más ricos plantadores de Virginia. La Chevalier de Chastellux describió así a Jorge Washington: «Lo que mejor caracteriza a este hombre respetable es la perfecta armonía que reina entre sus cualidades físicas y las morales. General en una República, no tiene el fasto imponente de un mariscal de Francia… Despierta otra clase de respeto, que parece nacer de la sola idea de que la salvación de cada individuo depende de su persona».

UN PERIODO  CRITICO…
Muchas inquietudes asaltaban a los dirigentes del nuevo Estado: unir las colonias, muy inclinadas a su propia independencia; arreglar los atrasos de sueldos y de pensiones prometidas a los combatientes; crear una moneda estable, elaborar una Constitución que satisficiese tendencias contradictorias, etc.

Ciertamennte, la herencia era rica, y las ruinas de la guerra, relativamente pocas. Las tierras del Oeste ofrecían una inmensa salida a los insatisfechos, y Francia había prestado algunos millones de libras para atender a los gastos más urgentes. Pero, en realidad, no había un verdadero poder ejecutivo.

El Congreso no era más que una asamblea de delegados en la que se requería la unanimidad, y dirigía la guerra, los Negocios Extranjeros, etc., pero no tenía ningún derecho sobre cada uno de los Estados soberanos. Estos se negaban a establecer derechos fiscales o aduaneros para garantizar ingresos al Tesoro. Se hacían la guerra económica ios unos a los otros, y hubo incluso incidentes armados entre Connecticut y Pensilvania.

Los ingleses se aprovechaban de ello para vender sus productos manufacturados, con perjuicio para la pequeña industria americana creada durante la guerra de la Independencia. Una organización de oficiales, los Cincinnati, que tenían por insignia una cinta azul y un águila, representaba, prácticamente, la única fuerza común a todos los Estados, por medio de sus comités en cada ciudad, y contribuyó mucho al desarrollo del sentimiento unitario.

Entre la minoría dirigente, las opiniones diferían. En el plano político, entre los partidarios de un poder centralizador fuerte, y los que preferían la autonomía de los Estados; en el plano social, entre las tendencias aristocráticas (grandes señores del norte y plantadores del sur), y los ideales populistas, democráticos, de los tenderos y de los pequeños campesinos. El brillante Alexander Hamilton y Tho-mas Jefferson simbolizaban esta oposición. Era preciso, ante todo, resolver el problema del Oeste, donde los pioneros se instalaban, cada vez más numerosos, como en el valle del Ohio o del Kentucky.

Estados como Virginia, Georgia y Carolina del Norte reclamaban nuevos territorios. Otros, como Maryland, querían hacer de ellos una posesión común para mantener el equilibrio entre los Estados, y se salió con la suya en 1787: el Oeste fue declarado propiedad federal y dividido en territorios; los que tenían menos de 5.000 habitantes eran administrados por el Congreso. De 5.000 a 60.000 habitantes, tenían el derecho de elegir asambleas. Con más de 60.000, podían formar un Estado que entraría en la Unión. La victoria del principio federal iba a asegurar el futuro de los Estados Unidos y de su prodigiosa expansión.

Fuente Consultada:
Enciclopedia de Historia Universal HISTORAMA Tomo IX La Gran Aventura del Hombre