La Macroeconomia Concepto Politica Fiscal y Economica


Concepto de Macroeconomia

Temas Tratados:

1-Ingresos y Gastos

2-Poítica Fiscal

3-La Política Macreconómica

4-La Política Monetaria

5-Política de Precios e Ingresos

6-Las políticas de precios e ingresos

7-Tipos de Cambio

La macroeconomía estudia el funcionamiento del conjunto de la economía. Identifica los factores que definen los niveles de ingresos nacionales, de la producción y del gasto, del empleo, de los precios y de la balanza de pagos.La premisa de la macroeconomía y la razón para que el gobierno administre la economía es que hay ciertas “fuerzas” activas en ésta que trascienden los mercados individuales.

El nivel de gastos en la economía afecta a todos los mercados en mayor o menor medida, así como afecta a los niveles globales de empleo y de precios. Así, si el gasto total (la demanda agregada) es demasiado bajo en relación a la producción potencial de la economía (la oferta agregada), el resultado será probablemente el aumento del desempleo.

Si el gasto total es demasiado alto, lo que ocasionaría un “sobrecalentamiento” de la economía, el resultado puede ser la inflación y/o el aumento de las importaciones, lo cual crearía un desequilibrio en la balanza de pagos.

 

Ingresos y gastos

Los “hogares” compran bienes y servicios a las ”empresas”, utilizando los ingresos percibidos al proveer de “recursos” económicos (el trabajo y/o el capital) a las empresas. Las empresas producen bienes y servicios utilizando recursos proporcionados por los hogares. Este modelo básico se puede desarrollar para incorporar un cierto número de “inyecciones” y “sustracciones” del flujo del ingreso nacional (ver recuadro sobre el Producto nacional bruto).

Las empresas no sólo producen bienes de consumo sino también bienes de inversión o de capital (industrias, maquinaria, etc.). Las inversiones reinyectan fondos en el flujo del ingreso. Parte de los ingresos recibidos de los hogares está sujeto a impuestos por el gobierno y sirve para disminuir la proporción del ingreso que gastan los consumidores. Los impuestos son una sustracción del flujo del ingreso. Sin embargo, cuando los gobiernos gastan los ingresos percibidos por impuestos proporcionando bienes públicos (carreteras, escuelas, etc.) y beneficios individuales (como pensiones de vejez o seguros de desempleo), vuelven a inyectar en el flujo parte de esos ingresos.

Los hogares gastan parte de sus ingresos en bienes y servicios producidos en el extranjero. Las importaciones constituyen, por tanto, un retiro del flujo del ingreso. Pero, por otro lado, parte de la producción doméstica se vende a clientes en el extranjero. De ello se deduce que las exportaciones representan un gasto de los extranjeros en bienes y servicios producidos en el país y, por lo mismo, constituyen una inyección en el flujo del ingreso nacional.

La política macroeconómica

Los gobiernos intentan administrar o controlar los flujos de ingresos y gastos en la economía con el fin de asegurar que sean congruentes con sus objetivos económicos globales. En términos generales, los gobiernos deben asegurar cuatro objetivos macroeconómicos fundamentales:



Pleno empleo: debe combatirse el desempleo no sólo por sus consecuencias sociales sino también porque tiene como resultado un producto “perdido” para el país.

Estabilidad de los precios: debe combatirse la inflación, porque produce efectos nocivos. Por ejemplo, disminuye el nivel de vida de las personas con ingresos fijos, como los pensionistas.

Crecimiento económico: el crecimiento permite a la economía producir más bienes y servicios en un tiempo determinado, lo cual sirve para aumentar el nivel de vida.

Equilibrio de la balanza de pagos: debe combatirse un exceso constante de las importaciones en relación a las exportaciones, dado que tal exceso comporta una caída de los ingresos domésticos y provoca la pérdida de empleos.

Los gobiernos utilizan fundamentalmente cuatro métodos para controlar la distribución y el nivel del gasto en la economía: la política fiscal, la política monetaria, la política de precios e ingresos y la política de tipos de cambio.

La política fiscal

La política fiscal comprende la ejecución de diversas medidas impositivas para controlar el gasto. Si hay que disminuir el gasto, las autoridades pueden, por ejemplo, aumentar los impuestos directos a las personas (aumentando los impuestos sobre la renta) y a las empresas (aumentando los impuestos sobre los beneficios de éstas). También se puede disminuir el gasto mediante un aumento de los impuestos indirectos.

Un aumento en el Impuesto sobre el valor añadido (IVA) sobre los productos en general o un aumento en los impuestos al consumo, que afectan a productos específicos como el tabaco o la cerveza, provocará, al aumentar los precios, una disminución del poder adquisitivo. Como alternativa, el gobierno puede modificar sus propios gastos para influir en los gastos globales. Una disminución de las compras de productos o de inversiones de capital, por ejemplo, disminuirá el gasto total en la economía.

Los impuestos y el gasto fiscal están relacionados por lo que respecta a la posición global del gobierno en materia fiscal o presupuestaria. Un superávit presupuestario (cuando los impuestos y otros ingresos percibidos por el gobierno superan a los gastos) sirve para disminuir el gasto total, mientras que un déficit presupuestario (cuando los gastos son superiores a los impuestos percibidos) aumentará el gasto total en la economía.

La política monetaria

La política monetaria comprende la regulación de la oferta de dinero (bonos, moneda, depósitos bancarios) y de las tasas de crédito y de interés en la economía. Por ejemplo, si las autoridades quieren disminuir el nivel de gasto, pueden intentar disminuir la oferta de dinero mediante una operación de mercado abierto, como en el caso de la venta de bonos del gobierno a las personas. Las personas pagan por estos bonos sacando dinero de sus depósitos bancarios (un componente importante de la oferta de dinero). Esto obliga a los bancos a disminuir la cantidad de préstamos bancarios a las personas y a las empresas.

Las autoridades también pueden disminuir el gasto encareciendo los préstamos, es decir, aumentando los tipos de interés de préstamos concedidos para comprar coches, televisores, casas, etc. Esto se lleva a cabo mediante una intervención directa del gobierno en los mercados monetarios para disminuir la disponibilidad de activos monetarios en relación a la demanda existente, lo cual provoca un aumento de los tipos base de los préstamos.



Las autoridades pueden utilizar metodos más directos para limitar el crédito, por ejemplo, dando instrucciones a los bancos para que limiten o disminuyan la cantidad de préstamos que otorgan.

Las políticas de precios e ingresos

Las políticas de precios e ingresos son controles obligatorios sobre los costos y precios de los bienes, de las materias primas y de los sueldos y salarios. En algunos países se han llevado a cabo políticas para restringir los precios y los ingresos mediante acuerdos voluntarios entre sindicatos y empresas.

n los países escandinavos, los salarios suben siempre como respuesta a negociaciones colectivas centralizadas. Los gobiernos comunistas, por ejemplo en la antigua Unión Soviética, controlaban los precios de artículos básicos como la alimentación, la calefacción o los alquileres.

Tipos de cambio

La administración de los tipos de cambio (el precio de la moneda de un país en relación a la moneda de otro país) influye en el comercio exterior y en la posibilidad de realización del pago de la deuda externa de los países.

 

inflacion en alemania siglo xx post guerra mundial

Al comienzo de los años 20, Alemania experimentó una inflación galopante y el valor del marco cayó hasta cotizarse a 4.200.000.000.000 marcos por dólar. Las causas de la inflación y sus soluciones son frecuente tema de debates económicos y políticos, pero los factores que contribuyen a desatarla son siempre —en mayor o menor medida— un aumento en la oferta de dinero, un gasto excesivo y una demanda no satisfecha.

 

elogios importantes para la mujer

Los tipos de cambio son fijos cuando los países utilizan la medida específica de un metal, por ejemplo, el oro, o algún otro estándar acordado, para definir el valor de su moneda. Cuando la oferta y la demanda o la especulación definen el valor de una moneda, se dice que la moneda es flotante. La mayoría de las monedas -incluyendo el rublo ruso desde 1992- son flotantes, pero dentro de límites controlados por cada gobierno.

El MTC (mecanismo de tipos de cambio) es un acuerdo firmado por la mayoría de los países miembros de la Comunidad Europea con el fin de limitar las fluctuaciones en el valor de sus monedas. Los miembros del MTC han acordado un conjunto de tipos de cambio en relación a sus monedas, junto a unos márgenes de estos tipos centrales para permitir una fluctuación diaria de su cotización en los mercados. En este sistema, las monedas pueden llegar a so-brevalorarse, lo cual provoca una presión sobre el gobierno en cuestión para que devalúe su moneda.

Cuando la moneda de un país se devalúa, pierde valor en relación a otras divisas. Por tanto, los bienes y servicios ofrecidos por ese país bajan de precio en los mercados internacionales, y se dice que los términos de intercambio lo favorecen, al menos a corto plazo. Sin embargo, las importaciones, incluyendo las de materias primas, subirán de precio, y las ventajas de los costes de las exportaciones serán provisionales. Si una moneda es revaluada, es decir, si vale más en relación con otras monedas, las exportaciones del país en cuestión subirán de precio, pero sus importaciones serán más baratas.

Las doctrinas económicas-

Desde 1945 hasta la actualidad, la política monetaria ha sido usada a menudo como una medida a corto plazo, si bien ba sido relegada a un segundo plano por la política fiscal (la regulación de los impuestos y del gasto del gobierno como medio de control del nivel y de la composición del gasto en la economía). Esto refleja el predominio de las ideas del economista británico John Maynard Keynes (1883-1946).

John Maynard Merilan

Sin embargo, la creciente influencia de las ideas del monetarismo ha conducido a un control a largo plazo de la oferta de dinero, que se ha convertido en un elemento central de la política económica de los gobiernos. La Depresión, a comienzos de los años 30, llevó a Keynes a sostener que el desempleo sólo puede evitarse mediante el gasto realizado por los gobiernos en programas de obras públicas.

Su defensa de la intervención del gobierno en la economía llevó a varios países a adoptar estos programas en los años 30, uno de cuyos paradigmas fue el New Deal del presidente Roosevelt, en los Estados Unidos. A pesar de la actual popularidad de las tendencias monetaristas, la economía keynesiana sigue presidiendo hoy en día la política de muchos gobiernos.

El monetarismo es una doctrina económica que pone de relieve el papel del dinero en el funcionamiento de la economía, sobre todo en la oferta de dinero . A diferencia de los economistas keynesianos, los monetaristas creen que, con la excepción del control sobre la oferta de dinero, los gobiernos no deberían intervenir en la economía.

Milton Friedmann

Las raíces históricas del monetarismo moderno -asociado con la obra del economista estadounidense, Milton Friedman (1912-2006)- residen en la teoría monetaria, que señala que un excesivo aumento de la oferta de dinero provoca inflación. En términos de política económica, significa que la cantidad de dinero utilizado para financiar la compra de bienes y servicios (demanda agregada) debe estar “equilibrada” con la capacidad de la economía para producir bienes y servicios (oferta agregada).

Si la oferta de dinero aumenta a un ritmo más rápido que la capacidad de oferta de la economía, el exceso de demanda trae consigo la inflación. Las políticas monetaristas fueron adoptadas por diversos gobiernos en los años 70 y 80, entre los cuales destacan Gran Bretaña, Estados Unidos y Argentina.

El producto nacional bruto

El Producto nacional bruto (PNB) es generalmente considerado el mejor indicador para medir el poder económico de un pais. El PNB incluye el PIB (ver más abajo), más los ingresos percibidos del exterior, menos los pagos por exportaciones.

El Producto interior Bruto (PIB) es la suma de todos los productos fabricados en el país. Se define como el resultado del gasto doméstico global, más el valor de las exportaciones, menos el valor de las importaciones.

Existen tres métodos para calcular el PIB, según los países: el método del gasto calcula el PNB sobre la base de cuánto dinero se ha gastado en el país: el método de la producción o Producto nacional neto (PNN) calcula el PIB sobre la base del valor de los bienes vendidos en el país; el método de los ingresos calcula el PIB sobre la base del total de los ingresos percibidos en el país.

El ingreso nacional es la suma de todos los ingresos percibidos en una economía durante un periodo específico de tiempo, que suele ser un año financiero. Es igual al PNB menos la depreciación.

En el período 1992-93, los PNB de las principales potencias industriales fueron los siguientes:

País          PNB en U.S. $
Estados Unidos  5.920.200.000.000
Japón                   3.674.500.000.000
Alemania            1.325.100.000.000
Francia               1.066.600.000.000
Italia                  1.012.200.000.000
Reino Unido        945.300.000.000
Canadá                539.500.000.000
España                502.300.000.000
China                  435.571.000.000
Brasil                  409.220.000.000
México                329.301.000.000
Corea del Sur     307.938.000.000
Argentina           228.779.000.000

Ver: Concepto de Microeconomia

Fuente Consultada: Enciclopedia Temática Guinnes – Editorial La Nación – Entrada: La Macroeconomía

ocio total

imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

anticonceptivos

fotos

creencias

mujeres



OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final