Claudio

Historia de Cuba Desde Su Descubrimiento Hasta la Revolución

RESUMEN HISTORIA DE CUBA DESDE SU DESCUBRIMIENTO HASTA LA REVOLUCIÓN

Cuba fue descubierta por los españoles en el siglo XVI. Introdujeron el cultivo de la caña de azúcar y del tabaco, que se han convertido en la principal fuente de riqueza de la isla. En el siglo XIX, Estados Unidos apoyó el movimiento revolucionario y, en 1902, la isla obtuvo la independencia, pero siguió bajo la tutela económica de su poderoso vecino. En 1958, Fidel Castro instauró un régimen comunista orientado hacia la Unión Soviética.

Cuba fue descubierta por Cristóbal Colón el 27 de octubre de 1492, durante su primer viaje. En 1511, el adelantado Diego Velázquez tomó posesión de la isla en nombre de la Corona española. Tres años después, Velázquez inició la construcción de la capital, La Habana. También fundó Santiago de Cuba. Los españoles no tardaron en llevar a Cuba la caña de azúcar, y como los indios que constituían la población local no parecían dotados para esta clase de trabajos, Velázquez hizo importar esclavos negros de África.

Las plantaciones de caña de azúcar experimentaron tal desarrollo que provocó una afluencia masiva de negros. También se introdujo el cultivo del tabaco, que, en el siglo XVII, pasó a ser monopolio del Estado, decisión que causó gran descontento por parte de la población.

Cuando en el siglo XVIII los Estados de América del Sur se separaron de España, Cuba también hizo cuanto pudo por obtener su libertad, pero el movimiento revolucionario fracasó. La situación no evolucionó hasta ñnes del siglo xix, cuando la revolución fue abiertamente apoyada por Estados Unidos. Los guerrilleros sembraron el desorden en el país y el gobernador español no vaciló en detener a los sospechosos. Ésta fue una de las causas de la guerra de 1898 entre España y Estados Unidos.

En virtud del Tratado de París, España hubo de renunciar a sus derecho sobre Cuba, Puerto Rico, las islas Filipinas y Guam, y Cuba pasó a ser territorio norteamericano. En 1902 obtuvo la independencia, pero los tropiezos entre los grandes propietarios y el pueblo provocaron la intervención armada de Estados Unidos.

Pese a esta agitación, diversas sociedades americanas invirtieron enormes capitales en Cuba, cuyas plantaciones eran muy florecientes. El tabaco y la caña de azúcar se producían en masa y se exportaban a Estados Unidos y, en el aspecto económico, la isla no tardó en depender totalmente de su poderoso vecino. Durante la ley seca fue el gran productor de ron. La Habana se convirtió en una cueva de bandidos.

En el aspecto interior, el abismo que separaba a la masa de los ricos propietarios de tierras se hizo todavía mayor y los distintos regímenes dictatoriales que se sucedieron, entre otros el del coronel Batista, estuvieron apoyados por Estados Unidos.

recolector de caña de azucar en Cuba

Coecha  de caña de azúcar en Cuba

Tras una larga lucha de guerrillas emprendida por Fidel Castro y sus partidarios, éste, en 1959, logró poner fin a la dictadura de Batista. Su reforma agraria y su política de nacionalización de las refinerías de azúcar y petróleo le indispusieron con Estados Unidos, y se produjo en seguida una ruptura entre ambos países.

En 1962, Fidel Castro llegó a autorizar la instalación de una base de cohetes soviéticos en su territorio. Esto provocó una crisis internacional que habría podido originar una tercera guerra mundial.

Desde que está en el poder, Castro ha asumido la dirección en América central y del Sur de los movimientos    de    extrema    izquierda. Cuba es la mayor isla del archipiélago de las Antillas. En otro tiempo desaparecía bajo un espléndido manto de bosques que cubrían un relieve relativamente poco accidentado.

La continua extensión de las plantaciones hizo que los límites de los bosques sufrieran un incesante retroceso. Es cierto que el suelo de Cuba se presta admirablemente al cultivo del tabaco y de la caña de azúcar. La provincia de Pinar del Río pasó a ser el gran distrito del tabaco, de fama mundial. De allí proceden los famosos puros habanos.

Después de la instauración del régimen castrista, Cuba atravesó un período difícil. Estados Unidos, que quería neutralizar a toda costa aquel Estado comunista que se había instalado a sus puertas, decretó el boicot económico y se negó a seguir comprando azúcar cubano.

Fidel Castro no permaneció inactivo: siguió una política de redistribución de tierras y de mejora del nivel de vida del proletariado agrícola. También, y sobre todo, pretende llegar a una mayor diversidad de producción, para que el país no dependa de monocultivos: se ha emprendido o desarrollado con éxito el cultivo de café, tomates, limones, especias, arroz, etcétera. A simple vista, Cuba parece más pobre que nunca.

La Habana, la ciudad más moderna del archipiélago, ciudad de lujosos hoteles, poderosos bancos y magníficos inmuebles, se ha vaciado literalmente.

Ver: Che Guevara

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Historia de los Portugueses en Brasil Emperador Pedro I

HISTORIA DE BRASIL

La historia de Brasil se inicia en 1500. Durante tres siglos los portugueses fueron dueños del país. Debido a que sólo consideraban a su colonia corno una fuente de beneficios, estalló una serie de revueltas. En 1822 Brasil pasó a ser imperio independiente, y en 1889, República. Tras haber vivido bajo un régimen dictatorial, actualmente se gobierna mediante una democracia representativa, que lamentablemente hace poco tiempo está herida por graves hechos de corrupción de decena de funcionarios en la obra pública.

Por lo general, se hace comenzar la historia de Brasil a principios del siglo XVI pero, sin embargo, contrariamente a lo que se podría creer, no se inicia con la llegada del explorador portugués Pedro Álvarez Cabral, que llegó por casualidad, sino con la del español Vicente Yáñez Pinzón, quien, en enero de 1500, pocos meses antes que Cabral, arribó a la costa brasileña, en los alrededores de Pernambuco (hoy Recife).

Cabral descubridor de Brasil

Pedro Alvarez Cabral descubridor de Brasil

El 22 de abril de aquel mismo año, los portugueses, al mando de Cabral, desembarcaron en los parajes de la actual Bahía. Tomaron posesión de aquella tierra en nombre de Portugal y la llamaron «Terra da Santa Cruz» (Tierra de la Santa Cruz). El país no recibió el nombre de Brasil hasta mucho después. Se deriva del nombre de una clase de madera (palo brasil) que allí abunda y se exporta en grandes cantidades. Hasta el siglo XIX,  Brasil fue colonia de Portugal, y el portugués sigue siendo la lengua oficial.

Al principio, Brasil fue dividido en varias regiones, confiadas cada una a grandes señores portugueses, los donatarios. Pero al cabo de algunos años este sistema se suprimió y fue reemplazado por una administración central, situada bajo la autoridad de un gobernador general.

En 1549, Tomé de Sousa, el primero de ellos, fundó San Salvador (que más tarde fue Bahía) y allí estableció la capital. Al mismo tiempo que él llegaron los jesuítas, quienes instalaron su cuartel general en el actual Sao Paulo. No sólo se dedicaron a predicar la doctrina cristiana, sino que también desempeñaron un papel importante en el aspecto cultural y social.

La soberanía de Portugal sobre Brasil se vio amenazada varias veces por otras potencias coloniales. A partir de 1555, en la bahía de Rio de Janeiro se estableció un grupo de hugonotes franceses dirigido por Nicolás Durand de Villegaignon. Pero a los pocos años tuvieron que rendirse a los portugueses.

Los holandeses también constituían una amenaza: en 1624, la Compañía de las Indias Occidentales ocupó Bahía. Después lograron apoderarse de gran parte de las costas brasileñas. Pero en 1661 también se vieron forzados a devolver a los portugueses los territorios conquistados.

Al principio, los portugueses limitaron sus empresas coloniales a las regiones costeras. Les desilusionó el hecho de no encontrar en Brasil metales preciosos como los españoles en Chile y Perú. Además, allí los indios no estaban dispuestos en absoluto a correr con los duros trabajos de las plantaciones.

Por lo tanto, a partir de 1535 los colonos decidieron importar regularmente de África esclavos negros, y los pusieron a trabajar en las plantaciones de caña de azúcar y más tarde en las de algodón, café y cacao.

Desde sus albores, la colonización portuguesa se caracterizó por su egoísmo. Portugal consideraba a Brasil únicamente como tierra de explotación y fuente de beneficios. A esto se debe que se tomaran medidas como la aplicación de gravosas tasas sobre la importación, las restricciones a la inmigración de extranjeros, la prohibición de cultivos que también se explotaban en Portugal (por ejemplo, la vid y el olivo), la prohibición de crear industrias, etc. Inútil decir que todas estas trabas no favorecían en absoluto a la población local.

El hecho de que a finales del siglo xvn se descubriera oro y diamantes en el estado de Minas Gerais no cambió la situación en lo más mínimo. Al igual que en las colonias españolas, todos los funcionarios influyentes eran originarios de la metrópoli.

Se comprende, por lo tanto, que, pese a la introducción de acertadas reformas durante el siglo XVIII, la Administración portuguesa no gozara en absoluto de la simpatía de la población local.

En Brasil, al igual que en toda Hispanoamérica, la guerra de Independencia de Estados Unidos y la Revolución francesa ejercieron profunda influencia. La corriente revolucionaria y nacionalista, momentáneamente frenada, se reforzó cuando las colonias españolas se separaron de su metrópoli.

Las vueltas de la historia darían a este movimiento una orientación muy particular. En efecto, expulsado de Portugal por Napoleón, el rey Juan VI vivía en Brasil desde 1808. Cuando regresó a su país (1821) confió la regencia de Brasil a su hijo don Pedro. El 7 de setiembre de 1822, éste proclamó la independencia de Brasil, y, algunas semanas después, fue nombrado emperador (el primero de Brasil) con el nombre de Pedro I.

Gracias a la intervención de Gran Bretaña, en 1825 Portugal reconoció al nuevo Estado. Pero no faltaron dificultades y, en 1831 Pedro I abdicó en favor de su hijo Pedro II, quien apenas contaba seis años.

Después de la Regencia, Pedro II asumió personalmente el gobierno del país a partir de 1840. Fue un buen soberano que gobernó con sabiduría y moderación. Durante su reinado, Brasil vivió un período de verdadera prosperidad.

En 1888 se publicó un decreto que abolía la esclavitud. Al año siguiente, este hecho provocó un levantamiento fomentado por los grandes propietarios de tierras que se sentían perjudicados. En noviembre de 1889, Pedro II se vio forzado a abdicar y fue exiliado a Europa con su familia. De este modo, Brasil pasaba a ser una República organizada sobre una base federal, pero con un poder central muy importante.

Al principio, el general Manuel Deodoro da Fonseca, que había dirigido el levantamiento contra Pedro II, se puso al frente del poder. Se tomaron importantes decisiones: separación de la Iglesia y el Estado, ampliación del derecho de voto y, en 1891, proclamación de una Constitución. Después del general Fonseca, los presidentes se sucedieron con bastante rapidez.

Durante la primera guerra mundial, Brasil se puso de parte de los aliados, y en 1917 declaró la guerra a las potencias centrales.

Brasil sufrió las repercusiones de la crisis mundial de 1929. Toda su economía se vino abajo. Para mantener los precios se destruyeron enormes cantidades de café. En 1930, la intervención de Getulio Vargas en calidad de dictador puso fin al desorden general. Concedió subsidios a los plantadores de café, fomentó la agricultura y la industria, proclamó una nueva Constitución e introdujo profundas reformas sociales. Vargas mantuvo relaciones amistosas con Estados Unidos.

En el segundo conflicto mundial, Brasil declaró la guerra a Alemania y sus aliados en agosto de 1942. Finalizada la guerra, estalló un levantamiento contra el régimen dictatorial y el general Dutra subió a la presidencia. Du-tra encauzó a su país por el camino de la democratización.

Pero en 1950, Vargas fue elegido nuevamente presidente. Sin embargo, incapaz de superar las dificultades, se suicidó en 1954. En 1956 fue nombrado Juscelino Kubitschek, que antes había sido gobernador del estado minero de Minas Ge-rais; es el fundador de la nueva capital, Brasilia.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg

Invasion de Holanda a Brasil Reconquista de Vidal de Negreiros

Invasión de Holanda aBrasil
Reconquista de Vidal de Negreiros

A principios de 1595 doce navios ingleses de los filibusteros James Lancas-ter y el capitán Vanner se aparecieron frente a Pernambuco en actitud poco amistosa. Los habitantes del indefenso puerto de Recife huyeron hacia Olinda, abandonándola todo.

Los invasores no podían creer lo que veían. Ahí a su mano estaban los depósitos colmados de ricos productos del Brasil, en cantidad tanta que los navios no eran bastantes para cargarlos en sus bodegas. Y aquello era buena presa, pues su país estaba en guerra con España, que desde quince años atrás había realizado la unión ibérica mediante la soberanía de un monarca común con el reino de Portugal, y, por consiguiente, este ataque a las colonias portuguesas encuadraba dentro del conflicto existente.

Tres barcos holandeses que se encontraban en el puerto, y otros cinco franceses que llegaron poco después, fueron invitados a participar en la prolija devastación de aquellas insuperables riquezas, con las cuales todos regresaron a Europa satisfechos por sus pingües ganancias, y con la impresión de que aquella era una tierra riquísima y muy fácil de conquistar.

Los israelitas de Amsterdam —vinculados a judíos portugueses del Brasil— no ignoraban aquellas tentadoras circunstancias. Holanda se había convertido en una gran potencia marítima —rival de España, su antigua metrópoli— y las antiguas posesiones portuguesas, que tan desdeñosamente descuidaban los reyes, entraban en sus cálculos comerciales.

LA  BAHÍA  DE  TODOS  LOS  SANTOS
En todo el litoral brasileño no había centros más codiciables que Bahía y Pernambuco; aquélla por ser la capital de la colonia; y éste por ser “el país del azúcar”.

El 8 de mayo de 1624 ancló en Bahía una escuadra holandesa con un millar de hombres, al mando de Juan van Dorth, quienes, después de un día y una noche de combate, se adueñaron de la ciudad. Quince navios que había en el puerto fueron pronto dominados, y los fuertes de la costa, ocupados por los conquistadores, a quienes una tenaz resistencia, encabezada por el obispo Marcos Teixeira, hostilizaba de continuo.

En marzo de 1625 ocupó la entrada del puerto una fuerte escuadra hispano-portuguesa al mando de Fadrique de Toledo; desembarcaron tropas y obligaron a los holandeses a capitular y a reembarcarse para su país. El golpe había fracasado.

El corsario holandés Piet Hein, a quien se le llamara el “terror de los mares”, volvió a atacar a Bahía en 1627 y saqueó su puerto, pero no consiguió posesionarse de la ciudad. Con mejor suerte, un año más tarde logró apoderarse de la famosa “flota de la plata”, que transportaba de América hispana tesoros valuados en nueve millones de ducados.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/holanda_brasil1.jpg

Andrés Vidal de Negreiros, héroe de la resistencia brasileña contra la invasión de los holandeses.

CONQUISTA DE PERNAMBUCO
Estimulados por tales sucesos, los holandeses se dispusieron a conquistar a Per-nambuco. Para ello la “Compañía de las Indias Occidentales” puso al mando del almirante Pedro Adrianswoon una escuadra de 61 navios y 7.300 hombres, que el 2 de marzo de 1630 llegaron frente a Olinda.

No habiendo podido contener al invasor, el gobernador de Pernambuco, Matías de Alburquerque, se retiró al “Arraial de Bom Jesús” donde, después de fortificarse, organizó una tenaz resistencia, que durante cinco años de guerra impidió a los holandeses afianzar su conquista.

El 6 de junio de 1635 cayó al fin el “Arraial” en poder de los conquistadores, después de tres meses de sitio, obligando al heroico Alburquerque a retirarse hacia Bahía. Los holandeses llegaron hasta el río San Francisco por un lado, y por otro hasta Marañón.

mapa holanda en brasil

“NUEVA HOLANDA”
Con gran acierto los holandeses confiaron el gobierno de la colonia al príncipe Mauricio de Nassau Siegen, quien llegó a Pernambuco   el   23   de   enero   de   1637,   y  quedó vivamente impresionado por el país, al que llamó “Nueva Holanda”. Nassau era un hombre distinguido y generoso que pronto ganó gran popularidad por su espíritu tolerante y liberal. El desarrollo del comercio y la prosperidad de Recife revelaron que Nassau era también un gran estadista.

LA RECONQUISTA
Cuando Nassau se volvió a Europa en 1644, la “Nueve Holanda” perdió a un gran propulsor; circunstancia que favoreció el estallido de una insurrección brasileña preparada por el gran patriota Andrés Vidal de Negreiros, por el mulato y rico mercader Fernández Vieira, el indio Felipe Camarao, y el negro Enrique Días: razas que se fusionaron en un nuevo sentimiento patrio de liberación.

En las decisivas batallas de Guararapes los holandeses sufrieron en 1648 duros descalabros frente a los brasileños; su situación se volvió cada vez más insostenible, al extremo de que en 1654 tuvieron que capitular ante una escuadra portuguesa, después de haber dominado el país durante 24 años. Así recuperó el rey de Portugal la soberanía sobre aquellas ricas tierras.

Fuente Consultada: Enciclopedia Estudiantil Editorial CODEX Fasc. N°145

Ecuador Geografía Clima Cultivos Montañas e Historia

Geografía de Ecuador
Clima, Cultivos, Montañas e Historia

El Ecuador llámase así por su especial situación geográfica: la línea ecuatorial atraviesa la capital, que es Quito, situada a unos tres mil metros de altitud. Por otra parte, la cordillera de los Andes la cruza en sentido longitudinal. Estas circunstancias geográficas, que establecen grandes diferencias entre la zona costera, la sierra y la región oriental, han constituido una remora para el desarrollo económico del país. Sin embargo, actualmente se está llevando a cabo un plan muy amplio de explotación racional de los recursos del suelo y una intensa industrialización.

En una especie de circo de montañas, a 2.819 m. de altitud, se halla una hermosa ciudad andina de tejados rojos. El viajero no la ve hasta que prácticamente se encuentra en ella, pues el Pichincha, la Colina del Panecillo y una larga serie de cerros la protegen celosamente, como si quisiera sorprender de pronto con toda su radiante belleza al que llega a ella.

La ciudad está atravesada por la línea invisible del ecuador, línea que puede verse dibujada en el suelo de una de sus calles, señalando la exacta trayectoria de su recorrido.

Esta ciudad se llama Quito y es la capital de la República del Ecuador, uno de los más pequeños Estados de Hispanoamérica, y desde luego el más pequeño de América del Sur. Su extensión, según la Dirección Técnica de Agricultura, es de 300.180 km², en los que se hallan incluidos los 7.430 de las islas Galápagos, de las cuales hablaremos en el capítulo siguiente. No obstante, parece que la verdadera cifra es algo menor.

El origen de Quito es muy antiguo. Los primeros pobladores de que se tiene noticia eran los indios caras, pero no fueron ellos sus fundadores, pues se instalaron en la ciudad por derecho de conquista. Más tarde, a raíz de la batalla de Atuntaqui, Huayna Capac (¿14507-1525) se apoderó de ella y la integró en el imperio inca.

Este gran rey, bajo cuyo mandato alcanzó el imperio el máximo esplendor, quedó prendado no sólo de la ciudad, sino de la hija del rey vencido, que era el jefe de la Confederación de Quito. Se casó con la joven e hizo de la ciudad el centro del imperio. Allí vivió y allí viviría también su hijo Atahualpa.

Con el matrimonio del rey y la princesa quedó constituido el Tahuantinsuyo, es decir, el imperio incaico, formado por Ecuador y Perú. Cuando murió Huayna Capac, el imperio se dividió entre los hijos del rey difunto. Atahualpa heredó el Chinchasuyo, es decir, el Ecuador, y Huáscar el Perú. Pero como quiera que cada uno de ellos deseaba el predominio, se enzarzaron en una lucha fratricida que parecía liquidada (Atahualpa había vencido y hecho prisionero a Huáscar) a la arribada de Pizarro.

Cuando llegaron los españoles, Rumiñahui, un gran general indio, al ver que la ciudad, a pesar de la heroica resistencia que tanto él como sus soldados oponían a los conquistadores, estaba perdida, la incendió. Pero la ciudad no podía desaparecer y el 6 de diciembre de 1535 Sebastián de Belalcázar fundó sobre sus ruinas San Francisco de Quito.

Creció la ciudad y cincuenta y un años después de su conquista se fundó la Universidad por disposición del papa Sixto VI y del rey de España Felipe II. Hoy la ciudad vieja, con sus estrechas calles hacia las montañas, conserva todavía el sabor de los pasados tiempos.

Sin embargo, a pesar de su condición de capital, Quito no es la ciudad más importante del Ecuador. Guayaquil, situada en el golfo de su nombre en el Pacífico, con sus 652.000 habitantes supera en 250.000 a la capital del Estado. La supremacía sobre Quito la debe a la circunstancia de ser el único puerto importante del país.

Ésta es, además, la causa de su constante y rápido crecimiento, pues se halla unido a Europa y toda América por las más poderosas líneas de navegación del mundo. Por si fuera poco, Guayaquil domina la región más rica del país, formada por la cuenca del Guayas, cuya red fluvial le ha convertido en el principal centro agrícola, ganadero y forestal de la República del Ecuador.

En realidad el Ecuador es un país de montaña totalmente protegido por los Andes. Apenas existe a orillas del Pacífico una estrecha llanura costera, que se extiende a lo largo de unos mil kilómetros, menos habitada por cierto que la sierra andina.

Los Andes invaden prácticamente casi todo el territorio. Divididos en dos cadenas paralelas —la Cordillera Oriental o Real y y la Occidental— cruzan el Ecuador en sentido longitudinal y parecen haber reunido en él una buena parte de sus picos más altos: Chimborazo (6.287 m), Cotopaxi (5.896), Cayambe (5.790), Aníisana (5.705), Sangay (5.323), Altar (5.320), Illinaza (5.305), Tungu-ranua (5.087), y numerosas otras cumbres que sobrepasan los cuatro mil metros, como el Cotocachi, Pichincha, Carihuairazo, Matanga, Quilindaña, Cerro Hermoso, etcétera.

Quizá por tal razón debiéramos haber incluido este país entre los de carácter específicamente montañoso, que estudiaremos en el próximo volumen. Sin embargo, las características especiales de su situación geográfica, el hecho de que su capital se halle situada justamente en el ecuador, nos permite hacer una excepción e incluirlo en este volumen dedicado al ecuador y los trópicos.

mapa geografia de ecuador

La cordillera de los Andes, al atravesar el país en sentido longitudinal, determina tres zonas naturales muy diferenciadas y, por tanto, de climas distintos. La franja constituida por la costa viene a ser una zona de transición entre las características climáticas de Colombia y el Perú en sus provincias limítrofes, es decir, entre un régimen de lluvias constantes y otro propio de las zonas desérticas.

Por otra parte, en esta región hay que tener en cuenta la influencia de la corriente fría de Humboldt. Puede decirse que la costa del Ecuador carece de primavera y otoño, y por tanto, se pasa sin transición del verano al invierno. El mes de junio divide el año en dos estaciones: verano hasta avanzado el mes de noviembre, e invierno los meses siguientes.

El clima de la zona andina de-rende, como es natural, de la altitud: tropical (de 500 a 1.500 m); subtropical (de 1.500 a 2.550 m); templado (hasta 3.500) y frío, que al superar los 4.600 m alcanza el límite de las nieves perpetuas.

La zona oriental es de clima ecuatorial, cálido y húmedo. Todas estas diferencias climáticas implican un régimen muy diverso de temperaturas y precipitaciones.

El Ecuador fue el centro de búsqueda del fabuloso El Dorado, obsesión de Belalcázar, Pizarro y Orellana. Pero El Dorado no se encontró jamás. Sin embargo, esta empresa no fue totalmente un fracaso. El día 12 de febrero de 1542 Francisco Orellana descubrió el Amazonas. Su hazaña de recorrer el río hasta su desembocadura fue realmente una aventura fabulosa.

Las grandes diferencias geográficas de las distintas regiones han hecho del Ecuador un país económicamente poco desarrollado.

La base fundamental de la economía ecuatoriana es la agricultura, en la que trabaja más de cincuenta por ciento de la población activa. Ecuador es país productor del mejor cacao del mundo (cacao de Arriba), que se cultiva sobre todo en la cuenca del Guayas. Produce además excelente café, plátanos, arroz, cebada, maíz, trigo, algodón, tabaco y patatas.

En la zona cálida costera se cultivan, además, plantas oleaginosas. Uno de los cultivos más característicos del Ecuador es el del piretro. Se trata de un insecticida natural que se cultiva en la sierra entre los 3.000 y los 4.000 m y uno de los más importantes artículos de exportación, puesto que la totalidad de la producción se envía a Estados Unidos.

Una de las industrias más originales e interesantes del país es la fabricación artesana de sombreros de jipijapa, cuya materia prima procede de la palma toquilla.

La Polinesia Francesa Tahití Geografia Población Costumbres

La Polinesia Francesa- Isla de  Tahití
Geografía, Población, Vida y Costumbres

Francia posee una serie de archipiélagos en el océano Pacífico que, tanto por el clima como por las bellezas de la naturaleza, son verdaderos paraísos terrenales. Estas islas constituyen la Polinesia francesa, islas de la Sociedad, Tuamotu, Marquesas, etc. Estas islas se esparcen por una vasta extensión del sureste del océano Pacífico. La superficie total es de 4.167 kilómetros cuadrados.

En cambio, en el aspecto económico la situación de estas islas es menos envidiable. Su principal producto de exportación es la copra (medula seca del coco); el aceite que se extrae de ella entra en la fabricación de margarina y jabón. El turismo aumentará considerablemente los recursos de la Polinesia francesa.

La mayor parte de los habitantes de las islas son polinesios, aunque también hay una minoría de chinos y europeos. La población en 2008 era de 283.019 habitantes. El idioma oficial es el francés, aunque se hablan frecuentemente idiomas polinesios. La principal isla es Tahití, y su ciudad más importante, Papeete (26.017 habitantes en 2007), es la capital del territorio.

La Polinesia francesa está compuesta de cinco archipiélagos, que se extienden en pleno océano Pacífico sobre 4.000.000 de km2: son las islas de la Sociedad, las Tuamotu, las Gambier, las Marquesas y las Tubuai o islas Australes. El primero de estos grupos, las islas de la Sociedad, se subdivide, a su vez, en islas de Barlovento e islas de Sotavento. Todas estas islas son formaciones volcánicas constituidas por sucesivas erupciones de lava y basalto, o atolones formados por colonias de corales en torno a un zócalo volcánico que después se hundió.

El clima de estas islas está determinado por la situación de éstas: cerca del ecuador y en medio del océano. Se trata, pues, de un clima tropical que, sin embargo, se halla muy sometido a las influencias oceánicas, con una temperatura que oscila todo el año entre 25 y 27° C. Las vertientes bien situadas son húmedas, pero en las islas bajas el clima es seco.

Los polinesios tienen la piel de color pardo dorado; el cabello, negro azabache, y los ojos, oscuros. Todo parece indicar que son originarios de Asia. Sin embargo, algunos antropólogos se sienten inclinados a creer que llegaron de América del Sur.

El carácter de los polinesios es alegre y despreocupado. La naturaleza les proporciona alimentos en abundancia: el coco contiene una especie de leche vegetal que es una bebida fresca y agradable. Con el jugo dulce que rezuma de la envoltura de las flores del cocotero se elabora el vino de palma. Además, la yema terminal de este árbol providencial es un sabroso alimento: la chou-palmiste.

pescador de la Polinesia

Pescador de la Polinesia

El clima de las islas es tan benigno que una simple caseta resuelve el problema de la vivienda. Los materiales están al alcance de todos: con el delgado tronco de los cocoteros, que pueden llegar a medir 25 m, se construye la armazón, y las hojas sirven para techar. Las fibras, previamente trabajadas, se emplean en la confección de vestidos, cestos, esteras y escobas.

La llegada de los blancos y la introducción de un ritmo de vida moderna  han  trastornado   estas islas, que constituyen excelentes escalas para la navegación y los transportes aéreos o bases militares de experimentación. Papeete, la capital, cuenta con un aeropuerto muy frecuentado.

Gracias a la lucha que se entabló contra las enfermedades, la población creció rápidamente. Más de la mitad se halla integrada por jóvenes menores de veinte años.

Papeete, la capital de la Polinesia Francesa:Esta ciudad es la capital y puerto principal de un territorio de ultramar dependiente de Francia, formado por más de cien islas, la Polinesia Francesa. Se localiza en la isla de Tahití y sobresale como una importante parada en las rutas de transporte internacionales y como centro turístico.

La economía de las islas de la Polinesia francesa se basa, sobre todo, en la agricultura. Los principales productos son el coco, la vainilla (fruto de la planta del mismo nombre), el café y la fruta.

Por desgracia, esta agricultura es muy vulnerable y no puede sostener el ritmo del crecimiento de la población. Las tierras de labrantío son insuficientes, y su rendimiento, poco elevado. El relieve y la dispersión de las islas dificultan la mecanización del equipo.

La población prefiere ocuparse en las plantaciones de cocoteros y vainilla, que requieren menos cuidados y esfuerzos. Sin embargo, el mercado mundial de la vainilla está sometido a grandes oscilaciones; la vainilla sufre la dura competencia de un producto sintético: la vainillina.

Los cafetales proporcionan un café de buena calidad, pero el rendimiento es muy bajo y sólo alcanza de 200 a 300 kg por hectárea.

Las plantaciones de cocoteros ocupan la mayor parte de las superficies cultivadas. Los cocos se parten en dos y se secan: este producto es la copra. El aceite que se obtiene se emplea en la fabricación de jabón, glicerina, productos cosméticos, explosivos y margarina. La copra es el principal producto de exportación de estas regiones (25.000 tm al año). Sin embargo, los cocoteros viejos no son reemplazados al ritmo preciso.

Los polinesios son hábiles pescadores, pero el producto de su pesca se dedica, casi exclusivamente, al consumo local. Sólo se exportan perlas, que se extraen de las ostras que los buzos van a buscar al fondo de las lagunas de los atolones. La importancia económica de la pesca de ostras ha disminuido de modo considerable: las lagunas están prácticamente las lagunas y las perlas naturales sufren la competencia de las perlas artificiales. En Tahití y en las Gambier se recoge nácar (capa interna, irisada, de la concha de las madreperlas).

En la Polinesia francesa todavía no se puede hablar de industrias. En la isla de Makatea (islas de Barlovento) hay fosfatos, cuya explotación se ve amenazada por el agotamiento de los yacimientos. Estas regiones también fundamentan todas sus esperanzas en el turismo.

En efecto, no hay duda de que, en un porvenir muy próximo, la principal fuente de ingresos de estas islas tan privilegiadas por su belleza será el turismo.

isla de la polinesia

Tahití, maravillosa isla situada en el Pacífico, fue descubierta por Quirós en 1606 y el segundo que la visitó fue Wallis durante la segunda mitad del siglo XVIII. Dos circunstancias, sobre todo, hicieron famosa a Tahití: el amotinamiento de la Bounty y la estancia del pintor Paul Gauguin. Es una isla volcánica cubierta por una vegetación lujuriante. Exporta, especialmente, vainilla y copra.

TAHITÍ:

Un Poco de Historia…:Todo parece indicar que los polinesios de las islas vecinas se establecieron en Tahití en el siglo XIV. Pero hasta 1606, fecha en que la descubrió Pedro Fernández Quirós, navegante portugués al servicio de España, no fue conocida por los europeos. Más tarde, en 1767, llegó a ella el inglés Wallis. Al año siguiente, en 1768, arribaron a sus orillas unos navegantes franceses capitaneados por Bougainville. En cuanto a James Cook, ancló allí por tres veces: en 1769, en 1773 y en 1777. Pero debido a la ausencia de agua potable, ninguno de estos viajeros permaneció durante mucho tiempo en Tahití.

La «Nueva Citeres» fue ensalzada en numerosos relatos llenos de romanticismo. Al principio, la población de Tahití fue descrita como un pueblo feliz, que vivía, sin preocupaciones, de la caza y de la pesca. Cuál no sería la desilusión cuando se supo que aquellos «buenos salvajes», en realidad eran cazadores de cabezas.

Tahití fue escenario del amotinamiento de la tripulación del navio inglés Bounty. Bajo las órdenes del capitán Bligh, este navio había zarpado en diciembre de 1787 con destino a Oceanía. El viaje se realizó sin incidentes y la tripulación permaneció unos seis meses en Tahití. Pero cuando el barco tuvo que regresar a Inglaterra, los marineros se amotinaron: el 28 de abril de 1789, el marinero Fletcher se puso al mando de la tripulación rebelde, y abandonaron en un bote salvavidas al capitán Bligh y a 18 marinos que le habían permanecido fieles.

Pero Bligh, que era un viejo lobo de mar, después de una arriesgada travesía logró desembarcar en la isla de Timor, el 12 de junio de aquel mismo año. En cuanto a la Bounty, hizo rumbo a la isla de Pitcairn (al sudeste de las Gambier), en la que los amotinados fundaron una colonia. Hasta 1808 no fueron encontrados por un barco norteamericano: sólo quedaba con vida uno de los rebeldes.

A fines del siglo xvm, misioneros ingleses fueron a establecerse en Tahití, e intentaron implantar la civilización occidental. Pero a pesar del apoyo que encontraron por parte de los potentados locales, sus primeras tentativas fracasaron. Hasta 1815 no se establecieron plantaciones de café, azúcar y algodón. En aquella época, en Tahití reinaba la dinastía de los Pomaré. Estos despóticos soberanos se dejaban influir por los inmigrantes europeos, cuyos consejos no eran totalmente desinteresados.

En 1842, un bajel francés hizo escala en Tahití. Su comandante, el capitán Dupetit-Thouars, obtuvo autorización de la reina Pomaré IV para fundar un establecimiento en la isla y le hizo firmar un tratado en virtud del cual la isla se convertía en protectorado.

Incitados a la revuelta por el cónsul inglés Pritchard, los autóctonos se resistieron durante cinco años a la influencia francesa. En 1880, tras la abdicación del rey Pomaré V, la isla pasó a ser colonia, centro de los establecimientos franceses de Oceanía.

En 1891, un pintor parisiense llamado Paul Gauguin desembarcó en Tahití, adonde había ido en busca de nuevas fuentes de inspiración. Deseoso de integrarse más en la sociedad primitiva de los polinesios, se fue a vivir a la isla de Hiva-Hoa (Marquesas), pero allí cayó enfermo y murió. Actualmente, sus cuadros están considerados obras maestras de inapreciable valor.

Hoy Tahití forma parte de la Polinesia francesa, territorio de ultramar que envía representantes a París, y está dotado de una asamblea territorial. Tahití cuenta, aproximadamente, con cuarenta y cinco mil habitantes, de los cuales 20.000 viven en Papeete, ciudad principal y capital de la Polinesia francesa. Además de tahitianos y franceses metropolitanos, estos últimos funcionarios la mayoría, también hay varios millares de chinos, casi todos comerciantes. Desde 1945, todos los habitantes de Tahití, excepto los chinos, son ciudadanos franceses.

Antes de la llegada de los europeos, Papeete era un modesto establecimiento de la costa. Su nombre significa «lugar donde las mujeres sacan el agua». Gracias a sus instalaciones portuarias y a su aeropuerto de categoría internacional, Papeete es hoy una ciudad moderna.

La isla de Tahití está constituida por dos volcanes, unidos por el estrecho istmo de Taravao. En ella se suceden altas montañas y profundos valles. Las temperaturas son elevadas (un promedio de 26°), y las precipitaciones, abundantes (casi dos metros en Papeete).

Sólo la tercera parte de la superficie total —sobre todo la llanura costera— se dedica al cultivo. Allí, los autóctonos cultivan la fruta (plátanos, pina, agrios), batatas y árbol del pan. Los europeos han creado plantaciones de vainilla, cocoteros, café y caña de azúcar. Estos productos están destinados, sobre todo, a la exportación. Además, Tahití exporta algunos productos de la extracción minera, sobre todo fosfatos. Dos terceras partes del país están cubiertas de espléndidos bosques.

Los tahitianos son hábiles pescadores. La pesca es básica para su abastecimiento. El turismo constituye una valiosísima fuente de ingresos para la isla, a la cual acude cada vez mayor número de veraneantes en busca de mundos nuevos y acuciados por el afán de vivir.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Tribu Papúes en Nueva Guinea Características y Costumbres

Tribu de los Papúes en Nueva Guinea
Vida, Características y Costumbres

La palabra papú es un nombre colectivo con el que se designa a numerosos grupos étnicos muy distintos unos de otros. Los papúes viven en Nueva Guinea y en las islas vecinas. Los papúes primitivos no conocían el uso del metal. Los actuales practican una especie de agricultura rudimentaria o viven de la caza o la pesca. Poseen un desarrollado sentido artístico

Junto con Groenlandia, Tierra de Baffin y Borneo, Nueva Guinea es una de las mayores islas del mundo: tiene una extensión de 800.000 km², en el límite de Asia y Oceanía. Su relieve, accidentado y volcánico, está cubierto, en gran parte, por la selva virgen. El clima es muy húmedo, como lo demuestran las inmensas llanuras pantanosas situadas al sur de la cordillera central.

tribu papues

Nueva Guinea tiene al norte las islas de Micronesia, al sur Australia, al oeste Indonesia y al este y sudeste las islas de Melanesia. Por tal motivo no es de extrañar que los papúes, nombre genérico de las poblaciones que se hallan diseminadas por estas vastas regiones, formen tribus verdaderamente distintas.

Bien resguardados en las selvas del interior, poco penetrables, y cuya exploración apenas ha logrado llevarse a cabo actualmente, viven, sobre todo, los papúes pigmeos, quienes han permanecido durante mucho tiempo sin el menor contacto con el mundo exterior.

Pese a presentar considerables divergencias, la mayoría de tribus que pueblan Nueva Guinea tienen ciertos rasgos comunes. Por lo general, el papú tiene la piel oscura. Es de estatura media, más bien pequeña. Posee cabellera abundante y encrespada, cejas muy pobladas, nariz ancha y labios gruesos. En ciertas ocasiones, los papúes se pintan la cara de negro, azul o rojo. También se adornan con conchas, trozos de bambú y, sobre todo, con las tornasoladas plumas del ave del paraíso.

Ubicación Geográfica de los Papúes

Algunas tribus todavía usan conchas como moneda: cuantas más conchas lleva un papú, mejor considerado está. Algunas jóvenes llegan a adornarse con varios kilogramos de conchas. En efecto, el papú da mucha importancia a los signos externos de opulencia. Con frecuencia lleva una diadema de palitos que miden de dos a tres centímetros de largo. Cada palito significa un distintivo de riqueza: armas, adornos, útiles, esposas, etc.

Muchos papúes todavía viven como nuestros antepasados de la edad de piedra: no conocen los metales y todos sus utensilios son de piedra, madera o hueso. Por lo general, la fabricación de armas o útiles corre a cargo de viejos artesanos que guardan celosamente sus secretos profesionales.

Algunos papúes practican una primitiva agricultura utilizando un simple palo para cavar. Otros son nómadas y viven de la caza, la pesca y de lo que pueden recolectar. Crían cerdos y aves y no temen aventurarse en alta mar en sus piraguas de balancín. En las regiones costeras, algunas plantaciones producen copra.

Las «casas de hombres», en las que, desde su juventud, los hombres llevan una vida retirada, constituyen una de las características de las comunidades papúes. Entre éstas existen muy notables diferencias en la construcción de las casas. Algunos papúes tienen sólidas casas de madera. Otros viven en chozas construidas en las ramas más altas de los árboles.

Esta costumbre proviene, sin duda, de la necesidad de defenderse contra toda clase de peligros y, especialmente, de los cazadores de cabezas, práctica que sigue en vigor en muchas tribus. Algunos grupos atrasados todavía practican la antropofagia.

El sentido artístico de los papúes se manifiesta en sus casas de ceremonia, grandes construcciones de madera con techo en forma de silla de montar. Antaño fueron escenario de numerosos festejos; hoy sólo constituyen las singulares reliquias de un mundo extraño. Las esculturas de los revestimientos de madera que cubren las paredes de estas casas de ceremonia son muy notables. Las numerosas columnas que sustentan el edificio acusan gran parecido con los tótemes.

Los papúes son Consumados maestros en la fabricación de máscaras. Los objetos de arte: escudos, máscaras, instrumentos de música, eran realizados, sobre todo, por las comunidades de hombres. Pero a medida que la sociedad papú fue evolucionando se perdieron las tradiciones artísticas. Ante los papúes apareció un mundo nuevo.
Nueva Guinea estuvo dividida entre Países Bajos (oeste), Alemania (nordeste) e Inglaterra (sudeste).

En 1906 la parte inglesa (Papua o Papuasia) pasó a ser dependencia de Australia. En 1921, la parte alemana fue puesta bajo el gobierno australiano.

El 1 de mayo de 1963, Nueva Guinea occidental fue cedida a Indonesia y desde ese momento se llamó Irian. El papú Bonay fue nombrado gobernador de este territorio por el presidente Sukarno.
La isla representó su papel durante la segunda guerra mundial

El Envejecimiento en Japón El Silver Market del Siglo XX

El Envejecimiento en Japón El “Silver Market”

Desde los 55 ó 60 años en adelante, se puede identificar un mercado de la tercera edad, que se conoce como silver market o Mercado de Plata, denominación ésta que hace alusión al color del cabello canoso de las personas que encuadran en este segmento.

El “envejecimiento” del Japón es un fenómeno que comenzó a llamar la atención después de la Segunda Guerra Mundial, fundamentalmente por la velocidad con que se produjo el incremento de la longevidad (de una expectativa de vida de 50 años a principios de la década del 40 a una expectativa de 80 años en la actualidad). Se estima que la población japonesa de más de 65 años se duplicará hacia el año 2025. Esta realidad es motivo de preocupación tanto en el sectoV público como en el privado.

El gobierno ha coministerio de Comercio Exterior e Industria del Japón o MITI (Ministry of International Trade and Industry). La propuesta inicial, cuya implementación se ha reservado al sector privado, consistía, básicamente, en promover el establecimiento de una suerte de colonias de japoneses retirados de las actividades laborales en diferentes países extranjeros.

ancianos en japon

La emigración sería atractiva para esta generación madura debido a las mejores condiciones climáticas y habitacionales, como así también por el bajo costo de vida comparado con el del Japón. El proyecto provocó diversas reacciones, llegándoselo a calificar de una mera exportación de ancianos. Como una alternativa, se propuso un proyecto mejorado que contempla el establecimiento de población senil en el exterior por períodos limitados.

El programa contribuiría a canalizar divisas al exterior, que es uno de los problemas que tiene actualmente la economía japonesa. Ciertamente, es necesario que los países elegidos como destino reúnan una serie de condiciones básicas, tales como que no exista recelo contra los japoneses por parte de los pobladores locales, que se solucionen las trabas burocráticas que puedan impedir el ingreso de personas y bienes, que exista una infraestructura adecuada para albergar á estos huéspedes.

Los países receptores de estos inmigrantes transitorios se beneficiarían con el ingreso de divisas creando además oportunidades en el sector servicios, tales como en la hotelería, gastronomía y clínicas especializadas. El turismo se vería incentivado tanto por el movimiento de los huéspedes en el país como por el flujo de personas que se genere cuando los parientes y amistades de éstos concurran a visitarlos.

Entre los diferentes países que se mencionan en forma extraoficial se encuentran Canadá, Australia, España, Nueva Zelandia, Portugal, Estados Unidos y Grecia. Dentro de los países latinoamericanos se ha considerado a México y la Argentina. Obviamente los interesados en este tipo de proyectos no deben tener una actitud pasiva. Es necesario que difundan las cualidades de su tierra en todos los niveles de la sociedad japonesa. En este sentido, desde fines de 1986, el gobierno español ha venido promocionando su país, dando charlas y conferencias explicativas sobre los beneficios de establecerse en suelo español.

A principios de 1987, el MITI publicó los resultados de una encuesta realizada entre los trabajadores japoneses en la cual la gran mayoría de los entrevistados calificó de atractiva la idea de residir en el extranjero luego de su retiro. Australia sería el país de destino más solicitado por los interesados, seguido de Canadá y España.

Al respecto puede destacarse el excelente trabajo de promoción que han venido realizando las empresas y el gobierno australiano para incentivar el turismo y la venta de sus productos en el Japón, lo cual ha contribuido a que se forme una opinión muy favorable de ese país entre los japoneses.

Los impulsores de estos revolucionarios proyectos reconocen que este tipo de iniciativas no han de solucionar los problemas de fondo de la creciente población senil del Japón, pero al menos servirían para paliar la coyuntura de los años venideros.

Más allá de las polémicas que han generado, es necesario realizar algunas reflexiones desde otra óptica. La edad promedio de retiro en Japón tiene lugar entre los 55 a 60 años, etapa aún activa para muchas personas. Al mismo tiempo, el empleado recibe al momento de su retiro una indemnización especial que oscila entre los 100.000 y 200.000 dólares, más una pensión de unos 1.000 dólares mensuales, monto que depende del tipo de aportes que haya realizado.

En función de estas cifras resulta evidente que no se trataría del establecimiento de una simple colonia de jubilados sino más bien del traslado físico de un segmento de mercado con un poder adquisitivo muy elevado.

La presencia de una población senil numerosa no es un fenómeno novedoso para los países industrializados de Occidente. El porcentaje de la población senil, definido como las personas mayores de 65 años con respecto a la población total, es del 17% en Suecia, 15% en el Reino Unido, 13% en Francia, 12% en Estados Unidos comparado con sólo el 10% que se observa actualmente en Japón.

Sin embargo, la característica relevante en este último es la gran rapidez con que se ha producido el incremento de la población de tercera edad, debido principalmente al mejoramiento del nivel de vida y a los avances logrados en materia de infraestructura hospitalaria, servicios sociales y de salud. Así, Japón requerirá sólo de 26 años para duplicar su población senil, (del 7% en 1970 al 14% en 1996), mientras que por ejemplo Francia requirió de 115 años para alcanzar los mismos porcentajes.

De acuerdo con la estructura actual de la sociedad japonesa, la proporción de la población activa con respecto a la no activa se reducirá sustancialmente en los próximos años, lo cual obligará a replantear numerosos aspectos, tales como el sistema de retiros y jubilaciones. Una proporción reducida de jóvenes y adultos en edad económicamente activa tendrán que dar de comer a un enorme ejército de ancianos.

EL silver market en Japón ha comenzado a adquirir una significación especial no sólo para las firmas locales, que están diversificando sus productos y servicios, sino también para las empresas extranjeras, que esperan lograr una porción considerable de ella aprovechando el rápido crecimiento que se espera en los próximos lustros.

Fuente Consultada: JAPÓN, ¿Por que es como es? Juan Borga-Emilio Sawada – GF García Ferré – Anexo Revista Muy Interesante

 

 

La Sociedad Japonesa Vida, Costumbresy Tradiciones

La Sociedad Japonesa Costumbres de Vida y Tradiciones – Religión

Con 130.000.000 de habitantes, Japón es un país superpoblado. Tokio, sobre todo, y los demás centros industriales, tienen que hacer frente a problemas prácticamente insolubles. Japón es, también, un país de tradiciones seculares, que todavía se manifiestan en la forma de vestir y en la vida familiar, pero los japoneses acogen gustosos lo que llega del extranjero. Pese a la acusada modernización de la industria, en numerosos lugares subsisten sistemas artesanos.

El número de japoneses asciende a 130.000.000, es decir, un promedio de 259 por kilómetro cuadrado, pero como gran parte del país es inhabitable a causa del relieve, la concentración de la población constituye uno de los graves problemas nacionales.

Esta concentración alcanza su punto máximo en Tokio, la capital, que, junto con sus arrabales, cuenta con 10.500.000 habitantes. Es la ciudad más poblada del mundo. En las horas punta, Tokio es un verdadero hormiguero de peatones y vehículos. En estas horas, los ferrocarriles llevan con frecuencia un número de viajeros tres veces mayor que el máximo autorizado.

En algunas estaciones hay empleados que se encargan exclusivamente de empujar a los viajeros al interior de los vagones que ya están hasta los topes. Sin embargo, la población de Tokio, como también la de otras ciudades, no deja de ir en aumento.

El gran incremento demográfico y el crecimiento de gigantescas ciudades, con rascacielos y autopistas, no constituyen las únicas características de la moderna sociedad japonesa.

Es sorprendente ver hasta qué punto han sobrevivido costumbres y tradiciones seculares. La mayoría de jóvenes, el día de su boda, y en otras muchas circunstancias, todavía llevan el quimono, traje nacional. El quimono fue considerado traje nacional durante el período de 1200 a 1600, la Edad Media japonesa. El dibujo de la tela difiere según las estaciones: en pleno verano se elegirá un tejido adornado con rosas, y con crisantemos al acercarse el invierno.

ayudando a subir al tren en Japon

A pesar de que la moda occidental ha logrado introducirse en Japón, el quimono sigue siendo, incluso para los hombres, el vestido casero por excelencia.

Todavía subsisten muchas tradiciones familiares, especialmente el mantenimiento de extensos grupos familiares que, con mucha frecuencia, comprenden tres generaciones, y que son responsables del bienestar de todos sus miembros.

En la familia se conserva una jerarquía muy estricta. Cuando una joven se casa, lleva un alto tocado llamado bunkin takashimade, es decir, «obediencia al esposo». Cuando éste regresa de su trabajo, su mujer acude a recibirle y lo saluda con una ceremoniosa reverencia.

El té se prepara según un ritual que se remonta a la época en que las mujeres deseaban introducir un poco de refinamiento y cortesía en la violenta sociedad feudal.

Otra de las características del japonés es su agudo sentido de la limpieza. En la vida social del japonés casi es tan importante bañarse como comer o beber. Esto se debe, sin duda, a las prescripciones purificatorias de la religión sintoísta. En el campo aún se utilizan grandes bañeras en las que se baña a la vez toda la familia.

Tras la ocupación norteamericana, después de la segunda guerra mundial, el norteamericano ha influido profundamente en ciertos medios. Los cabarets, los shows, las estrellas de aires hollywoodenses, las orquestas de jazz y los drugstores constituyen las manifestaciones más evidentes de este ambiente.

Los japoneses son unos porfiados trabajadores. A esto se debe que después de su derrota en la segunda guerra mundial, hayan logrado restaurar con tanta rapidez su equipo económico, que, actualmente, puede ser considerado uno de los más poderosos del mundo.

Sin embargo, en muchos lugares ha conseguido mantenerse la industria domiciliaria. Los procedimientos de los artesanos se remontan a varios siglos atrás. Su rendimiento es mediocre, pero el japonés es poco exigente. El arroz y el pescado, que se encuentran en abundancia, constituyen sus alimentos básicos. Los granos de soja, ricos en albúmina, figuran, con frecuencia, en sus comidas.

La Religión:

En Japón existen dos grandes religiones: el budismo y el sintoísmo. Este último fue religión de Estado hasta después de la segunda guerra mundial. El budismo fue importado de China y en seguida se dividió en varias sectas. Una de ellas es el budismo zen, que carece de doctrina y predica la meditación. Sintoísmo y budismo disponen de numerosos templos y santuarios dispersos por todo Japón, pero el centro religioso por excelencia es Kioto.

En la vida de los japoneses la religión ha representado siempre un importante papel. Las tradiciones religiosas han dejado profundas huellas en la vida pública: casi en todas partes aparecen elementos religiosos. Además, el japonés es muy tolerante. No tiene el menor inconveniente en observar las prescripciones de varias religiones. Éste es el caso, especialmente, de dos de las más importantes religiones locales: el sin-toísmo y el budismo, que muchos japoneses practican sucesivamente, según las circunstancias. Es cosa corriente casarse según el ritual sintoísta y hacerse enterrar por monjes budistas.

En la celebración de las bodas hay que observar un complicado ritual: beber, especialmente, nueve tragos de alcohol de arroz. La novia lleva un peinado alto y viste un quimono multicolor. En cambio, el novio, por lo general, va vestido a la europea: chaqué y pantalón de corte.

Pero muchas solemnidades se celebran según los ritos del budismo. La fiesta popular japonesa más importante celebra la llegada de la mitad del verano: todos se dirigen a su pueblo natal para tomar parte en festividades de carácter simbólico. Se organizan desfiles con estandartes, antorchas y faroles, con objeto de escoltar a los espíritus de los difuntos hasta la casa en la que antaño vivieron y para conducirlos de nuevo, al finalizar las fiestas conmemorativas, a su lugar de descanso. Los ecónomos de la mayoría de templos budistas obtienen la mayor parte de sus ingresos durante esta festividad y todas las que se relacionan con el culto de los muertos.

Jardín de Ryoanji

Jardín de  Ryoanji

LA OCCIDENTALIZACIÓN DEL CONSUMIDOR JAPONÉS

El .Japón es un país con profundas raíces en la cultura de la China. El budismo fue un vehículo en el proceso de transmisión cultural, de la misma manera que lo fue el cristianismo en la transmisión de muchos aspectos de la cultura europea a los países de América latina. La incorporación de diferentes elementos de la China se extendió desde lo político hasta lo tecnológico, pasando por distintas expresiones culturales tales como la pintura, poesía e incluso costumbres que aún hoy se encuentran arraigadas en el pueblo japonés.

Hacia mediados del siglo XVI Japón tomó contacto directo con Occidente por primera vez. Posteriormente, diferentes acontecimientos contribuyeron a que en el llamado Período de Tokugawa (1603-1867) el país se aislara del resto del mundo y se prohibiera, bajo pena de muerte, todo contacto con el extranjero, excepto con comerciantes holandeses y chinos que fueron autorizados a operar en una limitada zona de Nagasaki, al sudeste del archipiélago.

Este período de aislamiento contribuyó a la asimilación de las distintas corrientes culturales que hasta ese momento habían confluido al país consolidándose las bases de una cultura nacional con identidad propia. Hacia fines de la época de Tokugawa, ante la presión de los Estados Unidos y de las potencias europeas, Japón se vio obligado a abrir nuevamente sus fronteras al mundo.

Con el comienzo de la época de Meiji (1868-1912) se inicia un período de rápido aprendizaje, hito que se suele identificar como el comienzo de la occidentalización del Japón, proceso para el cual se tomaron como principales modelos a Gran Bretaña y a Alemania. Diferentes costumbres fueron llevadas desde Europa, tales como el uso de vestimenta occidental, la introducción de nuevas comidas y bebidas, etc., las cuales se fueron difundiendo especialmente entre los miembros de la corte y de la alta sociedad.

Desde esa época, a la par del acelerado proceso de industrialización, se suceden guerras con China (1894-1895), con Rusia (1904-1905), y luego nuevamente con China (1937), acompañado de un proceso de militarización que culminó con la participación del país en la Segunda Guerra Mundial. Luego de la derrota y la rendición incondicional del Japón en dicho conflicto bélico, se inicia una nueva etapa para el país.

A partir de entonces se comienza a recibir una fuerte influencia de los Estados Unidos, cuyas fuerzas militares ocuparon el país durante casi 7 años, hasta abril de 1952. La occidentalización de posguerra fue principalmente la incorporación de elementos culturales y científicos de los Estados Unidos.

Este fenómeno puede ser apreciado en innumerables facetas de la vida cotidiana, aunque es menester señalar que los aspectos occidentales se combinan con los tradicionales en formas muy interesantes, tal como se verá en los siguientes ejemplos.

La vestimenta:
La población en general ha adoptado como regla las prendas occidentales y como excepción las vestimentas tradicionales. Estas últimas suelen ser utilizadas por ejemplo por los novios y algunas invitadas en los casamientos, o por jóvenes en las ceremonias de graduación o en las fiestas en las que se festeja la mayoría de edad a los 20 años. Los grandes almacenes y las tiendas especializadas en la venta de ropa destinan cada vez menos espacio para la comercialización de vestimentas tradicionales, limitándose a las prendas de alta calidad, que sólo suelen ser utilizadas en ocasiones especiales. Un kimono completo puede costar más de 5.000 dólares.

La alimentación:
La dieta alimenticia del pueblo también se encuentra experimentando cambios importantes. Los platos básicos continúan siendo el arroz, el pescado y los vegetales, pero paulatinamente se han ¡do incorporando otros alimentos propios de Occidente, los cuales han sido adecuados al paladar japonés. El desayuno tradicional en Japón generalmente incluye pescado, sopa y arroz, pero en los últimos tiempos se tiende a suplir estos platos por café, pan, leche, yogur, huevos y jugos de fruta, siendo más notorio estos cambios en las generaciones jóvenes.

La vivienda:
Las casas generalmente son de madera, de uno o dos pisos, aunque en las últimas décadas se han difundido los edificios de hormigón. Estos últimos están diseñados al estilo occidental pero mantienen muchas características de las casas tradicionales. Por ejemplo, en la entrada de los departamentos hay un pequeño espacio de aproximadamente 1 m², en desnivel con respecto al resto de la vivienda, que se utiliza para dejar el calzado, ya que en el interior se acostumbra caminar descalzo o con unas pantuflas de uso interno.

A pesar de que los pisos de los departamentos son de cemento, sin mosaicos, cubiertos de madera o alfombrados, normalmente tienen una o varias habitaciones a la usanza tradicional, con pisos de estera de paja o tatami.

Es interesante el caso de los accesorios sanitarios. Tradicionalmente los retretes o inodoros utilizados en Japón son instalados al ras del suelo, conocidos en algunos países como inodoros “a la turca”. Se estima que el 70% de los baños japoneses tienen aún esta característica. Sin embargo, en los últimos años se ha extendido el uso de sanitarios occidentales de “asiento”, principalmente en las grandes ciudades, estimándose que tres de cada cuatro nuevos baños que se instalan actualmente responden a este último estilo.

En la década del ’60 nacieron en Japón muchas revistas de historietas. La más popular fue Tetsuwan Atomu creada por el artista Tezuka Osamu, que luego fuera llevada a la televisión. Conquistó rápidamente al público infantil, no sólo local, sino de todo el mundo.

El mobiliario:
Los muebles para las viviendas están cambiando radicalmente, con lo cual también se modifican aspectos importantes de las costumbres. Los japoneses normalmente duermen extendiendo colchones en los pisos de tatami y a los fines de aprovechar más eficientemente el espacio durante el día se los guarda en grandes placares. Sin embargo, entre las generaciones jóvenes se está notando cierta predilección por el uso de camas.

Algo similar ocurre con otros muebles de uso diario, que en general tienden a adoptar características occidentales. Las mesas tradicionalas son bajas, ya que normalmente se come sentado en unos almohadones extendidos en el suelo, pero en los últimos tiempos se está extendiendo rápidamente el uso de mesas y sillas occidentales. Este nuevo estilo de amoblamiento se ha adoptado a los requerimientos del consumidor japonés. Las camas en general son más anqostas, las mesas más difundidas son para pocas personas (dos, cuatro o seis), los sillones son más pequeños, las patas de los inuebles son más cortas, etc.

El idioma:
A la par del proceso de occidentalización, se observa un cambio en el lenguaje, con la incorporación de gran cantidad de términos procedentes de idiomas extranjeros, principalmente del inglés. Estás expresiones extranjeras ajaponesadas son usadas no sólo en la conversación diaria sino también en situaciones formales, tales como en los discursos oficiales, en los textos escolares e inclusive en los documentos públicos. Se han popularizado también las marcas de productos con nombres de origen extranjero.

Fuente: JAPÓN, ¿Por que es como es? Juan Borga-Emilio Sawada – GF García Ferré – Anexo Revista Muy Interesante

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Batallas en el Pacífico Durante la Segunda Guerra Mundial

La Guerra en el Pacífico Durante la Segunda Guerra Mundial

Japón, que hasta la primavera de 1942 había conquistado inmensos territorios, elaboraba nuevos planes para desembarcar en Nueva Guinea y, desde allí, en Australia. Pero Estados Unidos preparaba la contraofensiva y reunió una flota norteamericano-australiana bajo el mando del almirante Nimitz, de modo que los japoneses tuvieron que renunciar a sus proyectos.

Las fuerzas de Nimitz y Mac Arthur recobraron, uno por uno, todos los puntos estratégicos importantes. En 1945 llegaron a las puertas de Japón.

El 6 y el 9 de agosto fueron lanzadas dos bombas atómicas sobre Hiroshima y Nagasaki, respectivamente. El 15 de agosto de 1945 Japón capituló sin condiciones.

En menos de seis meses (diciembre de 1941-primavera de 1942), Japón había extendido su dominio por el océano Pacífico.

Estados Unidos pasó a la ofensiva a partir de mayo de 1942. Bajo la dirección del almirante Nimitz, reunió una flota constituida por buques norteamericanos y australianos, cuyo mando fue confiado al contralmirante Fletcher. Esta flota se enfrentó a los navios japoneses en el mar de Coral: la lucha, librada sobre todo por los aviones que transportaban los portaaviones, fue encarnizada.

El resultado del combate fue dudoso, pero obligaba a los japoneses a renunciar a sus planes de desembarco en la costa sur de Nueva Guinea y bloqueaba su avance en dirección a Australia.

En junio de 1942, los norteamericanos obtuvieron una rotunda victoria en la batalla de las Midway, al norte de las islas Hawai. Este encuentro representó para los japoneses la pérdida de cuatro poderosos portaaviones, y señaló el principio de su caída Durante estos combates, la artillería naval no intervino para nada; las pérdidas fueron causadas por los aviones y, en menor medida, por los submarinos.

En lo sucesivo, la aviación representaría un papel decisivo en la lucha. Por otra parte, antes de la batalla del mar de Coral, 79 aviones norteamericanos habían logrado lanzar sus bombas sobre Tokio (18 de abril de 1942). Sin embargo, Japón todavía no renunciaba a sus planes de desembarco en Australia.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/iwo_jima.jpg

Americanos alzando la Bandera en Iwo Jima

Como los japoneses tenían en su poder las islas Salomón, se hallaban en disposición de amenazar las comunicaciones entre Australia y Nueva Caledonia, del mismo modo que podían dirigir su acción contra la costa oriental de Australia o incluso contra Nueva Zelanda. El general Mac Arthur decidió recuperar Guadalcanal, base aérea japonesa en el archipiélago de las Salomón, y utilizarlo como trampolín para su contraofensiva.

Desde agosto de 1942 hasta febrero de 1943, norteamericanos y japoneses lucharon encarnizadamente por la posesión de la isla. Finalmente, la victoria fue para Estados Unidos. Además, como los japoneses no habían podido proseguir su avance por Nueva Guinea, Australia ya no se encontraba en peligro inmediato.

Gracias a su potencial industrial, Estados Unidos forjaba las armas de la contraofensiva. De 1943 a 1945 aniquilaron las bases japonesas del océano Pacífico. En su lucha contra Japón aplicaban una táctica especial. No atacaban todos los territorios ocupados por los japoneses, sino únicamente los que tenían interés estratégico en el sentido de su propio avance.

Antes de que las tropas norteamericanas desembarcasen en una isla ocupada por los japoneses, ésta era sometida a violentos bombardeos aéreos. Pese a esta preparación, con frecuencia las tropas de desembarco tuvieron que conquistar el terreno palmo a palmo, pues los soldados japoneses preferían siempre la muerte á la rendición.

Cuando los norteamericanos habían conquistado una isla, establecían en ella los aeropuertos y centros de abastecimiento destinados a facilitar el siguiente ataque. Como Estados Unidos sólo dirigía su ofensiva contra los puntos estratégicos, a menudo en las regiones reconquistadas había islas que todavía seguían en poder de los japoneses. La aviación norteamericana se limitaba a vigilarlas.

En estas operaciones, el papel principal tan pronto lo desempeñaba la aviación como la marina. En el sur del océano Pacífico, las tropas norteamericanas y australianas, bajo el mando del general Mac Arthur, partieron de Guadalcanal en dirección a la costa de Nueva Guinea (1943).

Al año siguiente se establecieron en las islas Palaos, base desde la que podrían atacar las Filipinas.

Los japoneses intentaron defender el archipiélago, pero su flota fue destruida en el combate naval de Leyte, en octubre de 1944. Durante esta batalla, los japoneses pusieron por primera vez en linea sus pilotos suicidas o kami-kazes, quienes, a bordo de pequeños  aviones   abarrotados  deexplosivos, se estrellaban contra el puente de los buques norteamericanos.

En febrero de 1945, las islas Filipinas ya habían sido reconquistadas en gran parte. Más al este, las fuerzas del almirante Nimitz habían ido recuperando las islas una por una: las Gilbert en 1943, y el archipiélago de las Marshall y las islas Saipán y Guam en 1944. Seguidamente se dirigieron a menos de mil quinientos kilómetros de Japón y, tras una encarnizada lucha, se apoderaron de las islas Iwo Jima y Okinawa (1945).

A partir de ese momento, Tokio y el sur de Japón se encontraban al alcance de los bombarderos norteamericanos, que atacaron los centros industriales japoneses. Al mismo tiempo, la aviación norteamericana que sobrevolaba el mar de China impedía toda navegación entre Japón y el continente asiático.

Los ingleses ya habían reconquistado Birmania en 1944, y un año después, China reemprendió, a su vez, la ofensiva contra Japón. Sin embargo, Indochina, el archipiélago indonesio y la costa china continuaban en poder de los japoneses. En las islas niponas seguían apostados ejércitos numerosos y bien equipados. Las poblaciones japonesas se disponían a ofrecer una encarnizada resistencia en caso de invasión.

El presidente Truman decidió emplear una nueva arma, la terrible bomba atómica. El 6 de agosto de 1945 se lanzó una sobre Hiroshima, que destruyó 12 km² de la ciudad y causó 150.000 víctimas ; entre ellas hubo 80.000 muertos. Tres días después se dejó caer otra bomba sobre Nagasaki: quedó arrasada una superficie de 4.500 m² y hubo 40.000 muertos y otros tantos heridos. Por su parte, la Unión Soviética declaró la guerra a Japón y entró en Manchuria.

Toda resistencia fue inútil: el 15 de agosto de 1945, Japón, por orden del emperador, capituló sin condiciones.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Historia de la Isla de Formosa o Taiwan Población y Recursos Naturales

Historia de la Isla de Formosa o Taiwan

La isla de Taiwan , también llamada Formosa fue descubierta por navegantes portugueses. La población de origen malayo ha tenido que sufrir muchas ocupaciones: portuguesa, española, holandesa, china y japonesa. Después de la segunda guerra mundial, Formosa pasó a ser refugio y sede de la China nacionalista del mariscal Chiang Kai-Chek. Fue durante mucho tiempo una base estratégica bajo protección de Estados Unidos, y dracias a la ayuda norteamericana, Formosa ha logrado un notable progreso económico.

Es una isla de Asia oriental y, desde la victoria comunista de 1949 en la parte continental de China, sede del gobierno nacionalista, entidad no reconocida por la República Popular China, que considera a la isla una provincia más. Está separada de la China continental por el estrecho de Taiwan (Formosa) y linda al norte con el mar de la China Oriental, al este con el océano Pacífico y al sur con el mar de la China Meridional.

Además de la isla de Taiwan (Formosa), incluye las islas Pescadores (o P’enghu), las pequeñas islas Quemoy, a la altura de Amoy (Xiamen), una ciudad del continente, y el grupo Matsu, a la altura de Fuzhou (Foochow). Taiwan tiene una extensión aproximada de 36.000 km². La capital y mayor ciudad es Taipei (Taibei).

LA HISTORIA DURANTE EL SIGLO XX: Formosa, isla situada en el océano Pacífico a lo largo de la costa oriental de China y al sur de Japón, tiene una superficie de 35.974 km2. Se encuentra a 140 kilómetros del continente chino. Geológicamente pertenece a la rotura más reciente de Asia oriental, Al este está recorrida por montañas que alcanzan los 4.000 m y, en ciertos lugares, cortadas a pico sobre el mar. En cambio, la parte occidental está constituida por llanuras aluviales.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/mapa_taiwan.jpg

El clima de Formosa se halla totalmente sometido a los monzones, y su vegetación es muy rica. Pero, por desgracia, también es azotada regularmente por tifones.

Se sabe muy poco de la historia de Formosa, por lo menos en lo que concierne a la época anterior a la llegada de los europeos. Es indudable que la isla sirvió de etapa a numerosos pueblos y que piratas chinos y japoneses la utilizaron como base. Los portugueses desembarcaron en ella por primera vez en 1590, pero hasta 1626 no empezaron a establecerse en el norte de la isla españoles y portugueses. El sur ya estaba ocupado por los holandeses, quienes, en 1642, también conquistaron el norte.

Algunos años después (1662) los holandeses tuvieron que ceder el puesto al pirata chino Kosinga. En 1683, los chinos, ayudados por los holandeses, lograron reconquistar la isla.

Después de la guerra chino-japonesa de 1894-1895, en virtud del Tratado de Shimonoseki, Formosa fue cedida a Japón.

A pesar de que la población, de origen malayo y chino, sufrió mucho con la política japonesa, los nuevos dueños de la isla contribuyeron enormemente a su desarrollo económico.

Durante la segunda guerra mundial, Formosa, punto estratégico, fue ocupada por los norteamericanos. En 1943, Roosevelt, Churchill y el mariscal Chiang Kái-Chek habían convenido que todos ios territorios conquistados por Japón en detrimento de China serían devueltos a esta última. De este modo, en 1945, Formosa volvió a ser china.

Cuando el mariscal Chiang Kai-Chek fue expulsado de China por las tropas comunistas de Mao Tse Tung, se refugió en Formosa con las tropas nacionalistas que le habían permanecido fieles. Desde 1950, Formosa es la sede de la China nacionalista, que se encuentra protegida de la China comunista por la VII flota norteamericana.

La población malaya autóctona, a la que los inmigrantes han hecho retroceder constantemente, se ha retirado a las montañas. Antes de la guerra, la isla contaba con numerosos japoneses. En efecto, a causa del crecimiento demográfico de la metrópoli, Japón fomentaba una política de emigración. Colonia nipona, cuyo medio no difería mucho del de Japón, Formosa ejercía gran atracción sobre numerosos japoneses. En ella se habían establecido unos trescientos mil, que tuvieron que marcharse después de la derrota.

Desde entonces, Formosa ha vivido una verdadera revolución. Los norteamericanos tuvieron allí un ejército que disponía de la mayor tecnología para el control político. Por otra parte, han invertido enormes cantidades para promover la economía y prosperidad de la isla.

La población ha aumentado de modo considerable y las ciudades se han transformado rápidamente en modernas aglomeraciones muy pobladas. Todas las grandes ciudades se encuentran en el oeste de la isla, donde las tierras son más fértiles. Las llanuras costeras y las cuencas interiores son objeto de una explotación intensiva. Se producen grandes cantidades de fruta, tabaco, té, y, sobre todo, arroz y caña de azúcar. Setenta por ciento de la producción azucarera se exporta, y el principal cliente es Japón.

La actividad comercial de Taiwan es una de las más importantes de Asia. En 2003 el valor anual de las exportaciones fue de 127.243 millones. Las principales exportaciones fueron textiles y prendas de vestir, equipos eléctricos y electrónicos, artículos de plástico, juguetes y productos de la industria alimentaria. Entre las importaciones destacaron petróleo bruto, madera, hierro y acero, maquinaria, equipos eléctricos y electrónicos y productos de la industria alimentaria. Taiwan comercia principalmente con Estados Unidos, Japón, Alemania, Hong Kong, Australia y Arabia Saudí.

Formosa también es rica en sal, petróleo, lignito y oro, que constituyen importantes fuentes de explotación. En el aspecto industrial, las fábricas de ácido sulfúrico, sosa cáustica, superfosfatos y abonos nitrogenados, y las de hilados, cemento y acero se encuentran en plena expansión.

La isla dispone de una excelente red de vías de comunicación, que ha sido construida con fines militares. Las bahías, grandes y pequeñas, de este país montañoso, permiten que los buques fondeen en ellas. En las aguas costeras abundan mucho los peces, y esto hace que la subsistencia de gran parte de la población se base en la pesca. A pesar de las ocupaciones e inmigraciones que ha sufrido Formosa, la población autóctona ha conservado su carácter particular: música, cantos y danzas ocupan, en este país, un lugar preponderante.

taiwan recurso natural tierra

El recurso natural más importante de Taiwan es la tierra, cultivable en un 25% de su superficie. También posee recursos minerales, entre los que destacan carbón, oro, plata, cobre, mármol y gas natural.

 

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

 

 

Indochina Francesa Creación de Laos, Camboya y Vietman

HISTORIA DE INDOCHINA FRANCESA

Durante mucho tiempo, una vasta zona del sudeste asiático permaneció bajo el control de Francia: la indochina francesa. Durante el siglo XIX, gracias a una serie de acuerdos y expediciones militares, Francia logró situar bajo su control prácticamente a toda la península indochina. En 1954, después de la ocupación japonesa (segunda guerra mundial), se produjo un levantamiento cuyo resultado fue la división de Indochina en cuatro Estados: Camboya, Laos, Vietnam del Norte y Vietnam del Sur. El país está cruzado por dos ríos muy importantes desde el punto de vista económico: el Rojo en el norte y el Mekong en el sur.

Con el nombre de Indochina se designa una península situada al sudeste de Asia, entre la India y China. Comprende Birmania, Tailandia, Malasia, Singapur, y también las antiguas colonias o protectorados franceses: Laos, Camboya y Vietnam, que hasta 1954 constituyeron la Indochina francesa.

Desde hace mucho tiempo, el Gobierno francés intentó mantener relaciones con los Estados de Indochina. En 1856, Francia obtuvo, por fin, la autorización del rey de Siam (actual Tailandia) para establecerse en el país a fin de dedicarse a actividades comerciales.

Las relaciones con el imperio de Anam fueron más borrascosas. Cuando el emperador Tu-Duc persiguió a los misioneros católicos, Napoleón III se sirvió de esta persecución como pretexto para enviar una expedición militar. Los combates se sucedieron, principalmente en la región de Turan, en la costa oriental, y también en Cochinchina (parte meridional del actual Vietnam del Sur).

Los franceses ocuparon Saigón en 1859, y tres años después se firmó un tratado en virtud del cual se cedía Cochinchina a Francia, y en 1863 Camboya pasó a ser protectorado francés.

A raíz de un altercado surgido en 1873 entre las autoridades de Tonquín (la parte septentrional de la antigua Vietnam del Norte) y comerciantes franceses, Francia ocupó Hanoi y otras ciudades del país. Se firmó entonces un acuerdo con el emperador Tu-Duc, en virtud del cual Francia renunciaba a sus conquistas a cambio de que el emperador concediera ciertos privilegios a los comerciantes franceses. Esto no impidió que la lucha prosiguiera. En 1883, Anam y Tonquín aceptaron el protectorado de Francia.

A partir de ese momento, toda Indochina hallábase bajo influencia francesa. En Anam, cada provincia fue puesta bajo el gobierno de un mandarín anamita que al mismo tiempo era gobernador y juez. Este mandarín debía rendir cuentas de su administración a un residente francés. En las demás regiones, los dirigentes locales se vieron, asimismo, sometidos a la tutela de residentes franceses.

A fin de unificar la administración en sus posesiones indochinas, Francia reunió los cuatro territorios (Cochinchina, Anam, Camboya y Tonquín) en una Unión Indochina que más tarde se convirtió en el Gobierno general de la Indochina francesa. Mientras tanto, Laos, país salvaje de población primitiva, también pasó a ser protectorado francés (1893).

Después de la segunda guerra mundial, una serie de trágicos acontecimientos  provocó la creación de tres Estados: Camboya, Laos, Vietnam (inialmente del Norte y del Sur).

mapa de indochina

ACLARACIÓN: Durante la guerra de vietnam, las conversaciones de paz de París dieron como resultado un alto el fuego en 1973, permitiendo la retirada completa de EE. UU. Cuando las fuerzas norvietnamitas reemprendieron la ofensiva en 1975, el ejército survietnamita perdió todo espíritu de resistencia. A finales de abril el Norte había tomado la capital del Sur, Saigón, y poco después Vietnam quedó reunificado. Laos y Camboya también cayeron ante los insurgentes comunistas. La guerra había costado la vida de 58.000 soldados americanos y de millones de vietnamitas.

Desde el punto de vista económico, Vietnam se centra en el río Rojo y, sobre todo, en su delta. El valle de este río se hace en seguida abrupto y estrecho y se adentra en una región de difícil acceso.

Hanoi, la segunda ciudad más grande de Vietnam (7.500.000 habitantes), fue construida en el delta. De muy moderna concepción, representa un fragmento de Europa en Extremo Oriente. El país está cruzado por una línea de ferrocarril que fue trazada por los franceses y que llega hasta Yunnan, en la China meridional. Los chinos contribuyen con su ayuda al desarrollo de esta red.

En Vietnam también encontramos otras ciudades que cuentan con un buen equipo industrial, entre otras Nam Dinh, centro de la industria algodonera y de la seda, y Haifong, puerto industrial y ciudad en la cual se fabrica vidrio y cemento. También debe citarse Hongai, situado no lejos del mar, centro industrial productor de hulla.

El régimen concede gran importancia a la industrialización. Sin embargo, la región del delta y la parte sur del país siguen centrándose en la agricultura. Muy pobladas, estas regiones están cubiertas de arrozales, y casi todos los agricultores se hallan agrupados en cooperativas de producción.

El Mekong es el mayor río del sur de la antigua Indochina francesa. Las tierras más ricas de Vietnam, Laos y Camboya se encuentran a lo largo de este río.

Cada año, el Mekong se desborda e inunda vastas extensiones. Cuando las aguas se retiran, en los lugares que han ocupado dejan un precioso limo. Toda la región tributaria del Mekong se dedica a la producción de arroz, considerado uno de los mejores del mundo.

Durante la ocupación francesa, las exportaciones eran muy importantes, pues la población era menos densa que en otros países sometidos a la influencia de los monzones.

Durante la estación de las lluvias, el agua llega hasta el centro de Camboya y forma un verdadero mar interior de agua dulce, el Tonlé Sap o Gran Mar.

En el aspecto comercial, el Mekong representa un papel de escasa importancia, pues numerosos saltos y rápidos impiden la navegación a larga distancia. Éste es uno de los motivos de que Laos permanezca parcialmente aislado del resto de la región. Sin embargo, están efectuándose importantes trabajos, financiados por potencias extranjeras, cuyo fin es lograr una explotación más racional de la cuenca del Mekong.

Además, se encuentran en vías de realización otros trabajos de regularización y creación de presas que dieron  origen a lagos artificiales, para la producción de energía eléctrica.

La mayor ciudad de Vietnam es Saigón (hoy llamada Ho Chi Minh) , su capital, que se extiende al norte oeste del delta del Mekong. Esta ciudad, que cuenta con 8.400.000 habitantes, es, a la vez, un puerto cosmopolita y el primer conjunto industrial del país.

Camboya y la antigua Vietnam del Sur, que antaño fueron grandes exportadores de arroz, actualmente han centrado todas sus actividades en el caucho. Los franceses habían instalado plantaciones de heveas en las tierras rojas de las mesetas.
Laos exporta madera de teca y opio, que se obtiene de las adormideras que crecen en las montañas.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Los Jemeres En Camboya Vida y Costumbres Historia

Historia De Los Jemeres En Camboya
Angkor: Antigua Capital

Al principio de nuestra era, en los alrededores del Mekong, en la actual Camboya, vivieron los jemeres. El apogeo de su civilización empezó en el siglo IX durante el reinado de Jayavarman II y finalizó en el siglo XIII, cuando los tais de la China meridional invadieron su territorio.

Los jemeres veneraban a sus reyes como verdaderos dioses. Habían conseguido irrigar el país por medio de una red de canales, lo que les permitía obtener varias cosechas de arroz al año. Los jemeres eran adeptos del hinduismo. Más tarde se incorporaron a una secta  budista.

A principios de nuestra era, en los parajes del Mekong, en Camboya, vivía el pueblo de los jemeres (khmers). Éstos presentan los caracteres físicos de los pueblos indoeuropeos, con los cuales parecen estar emparentados: esbeltez, color y forma de los ojos. Se diferencian de los pueblos vecinos del sudeste asiático por su color de piel más oscuro y por sus cabellos ligeramente ondulados, contrariamente a los de los polinesios, japoneses y chinos.

El Estado jemer se constituyó en el siglo IX  y se mantuvo hasta el XV. Los jemeres estuvieron gobernados por reyes que pretendían descender de Siva, la divinidad india.

La edad de oro de la civilización jemer se inició durante el reinado del rey Jayavarman II (de 802 a 850), contemporáneo de Carlomagno. Este rey fue el fundador de la dinastía de Angkor. Hizo construir un magnífico templo en honor a Siva, y uno de sus sucesores, Yasovarman I, edificó Angkor, la capital.

Durante el reinado de este rey, los jemeres extendieron su poder desde el Bajo Laos hasta el golfo de Siam. Pero en esta época sin duda tuvieron que defenderse de los ataques de los indonesios.

Yasovarman I fue sucedido por su hermano Harshavarman I, que fue un soberano débil, pero, en realidad, su tío Jayavarman IV era quien ejercía el poder. Mandó construir una nueva capital a 70 km al nordeste de Angkor: Chok Gargyar, la actual Koh Ker. Pero esta ciudad no podía rivalizar con Angkor, y su sobrino y sucesor Rajendravarman volvió a establecerse en ella.

Jayavarman VII, que reinó de 1181 a 1218, fue, sin duda, el soberano jemer más importante. Rey poderoso, consiguió extender considerablemente su imperio. Invadió el reino de Champa, al sudoeste de Indochina, y arrasó la capital.

A continuación conquistó Anam, llevó las fronteras de su reino hasta Vientian y Birmania y después avanzó hasta los límites meridionales de la península de Malaca. Al mismo tiempo, se preocupó de engrandecer su capital.

Tras la muerte de Jayavarman, en 1218, se inició la decadencia del reino jemer. Hasta entonces, los jemeres habían honrado a sus reyes como dioses y les habían obedecido ciegamente. Estos reyes poseían inmensas riquezas y mantenían una corte fastuosa.

Pero surgió una nueva religión: el budismo teravada, que enseñaba que el rey debía renunciar a la riqueza y vivir en la pobreza, tal como lo había hecho el mismo Buda. Además, los monjes predicaban que la salvación sólo se podía encontrar en la renuncia suprema y en la humildad. En consecuencia, los jemeres cada vez dieron menos importancia a los bienes materiales.

Las invasiones de las tribus tais, procedentes del sur de China, fueron otra de las causas de la decadencia. En el siglo XV, el rey Ponhea Yat decidió entregar la capital, Angkor, a los invasores. Junto con gran parte de su pueblo fue a establecerse en una nueva capital, Pnom-Penh, situada mucho más al sur.

palacio real en camboya

Palacio Real Pnom-Penh , en Camboya

La civilización de los jemeres ha llegado hasta nosotros a través de inscripciones lapidarias y de los relatos de viajeros chinos. El pueblo veneraba a sus reyes como a dioses y construía maravillosos templos en su honor.

Contrariamente a nuestras iglesias occidentales, esos templos no servían de lugar de reunión para los fieles: eran santuarios en los que sólo vivían los sacerdotes y en donde se enterraba a los reyes que, después de su muerte, eran identificados con el dios Visnú.

Cuando el rey salía de palacio, siempre iba precedido por un cortejo de soldados, músicos y damas de honor. El rey iba montado sobre un elefante, y rodeado de otros elefantes y soldados que cuidaban de su protección.

La prosperidad del pueblo jemer dependía, ante todo, del agua necesaria para la irrigación de los arrozales. Para este fin, establecieron un complicado sistema de depósitos de agua, canales y regueros. Gracias a este sistema, los agricultores llegaban a obtener hasta tres cosechas de arroz al año.

En ios siglos XIV y XV , estos canales se obstruyeron, y esto pudo haber sido una de las causas de la decadencia del reino.

Al principio, los jemeres eran adeptos del hinduismo: veneraban, sobre todo, al dios Siva. Conocían y toleraban el budismo, que sólo gozó de gran acepción a partir del siglo XIII. La lengua oficial, utilizada en las inscripciones y en los templos, era un dialecto del sánscrito llamado pali.

Nada subsiste hoy de aquel fabuloso imperio, excepto sus imponentes ruinas, que figuran entre las más grandiosas del mundo.

Durante diez siglos (desde el siglo V al XV) el pueblo jemer creó una civilización que desaparecería misteriosamente en la selva virgen.

Los camboyanos son los descendientes de los antiguos jemeres. Contrariamente a sus antepasados, viven en chozas edificadas sobre pilotes. Para granjearse la benevolencia de las fuerzas de la. naturaleza y, sobre todo, de los genios de las aguas, construyen capillitas sobre estacas de bambú.

arte jemer

COSTUMBRES ACTUALES:

Aunque el matrimonio mixto entre los jemer y otros grupos étnicos fue una práctica habitual en el pasado, hoy no lo es. Las bodas duran todo el día y son ocasiones en las que hay multitud de invitados, comida abundante y mucha música. Una camboyana tiene una media de 3,08 hijos por mujer  y a menudo las familias desean adoptar niños huérfanos o cuidar de los hijos de una familia necesitada.Suelen convivir varias generaciones juntas o en cercanía, y los hijos cuidan de los mayores.
Las madres solteras que no se vuelven a casar tienden a reunirse en pequeños grupos de mujeres y niños para ayudarse mutuamente y estar acompañadas. La tradición jemer permite a un hombre tener más de una mujer (incluyendo viudas), pero pocos lo hacen debido a la carga económica que supone.
La sopa y el arroz son los componentes básicos de la dieta camboyana. Un cuenco de sopa puede combinarse con pescado, huevos, verduras, carne y especias.

Los camboyanos se saludan juntando las manos en el pecho en una posición de súplica sin tocarse el cuerpo. Cuanto más altas están las manos, más grande es el signo de respeto, aunque nunca deben superar el nivel de la nariz. Las visitas imprevistas entre amigos y familiares son muy comunes. La gente disfruta del fútbol, del tenis de mesa, del voleibol y del bádminton. También bailan, tocan música y cantan.

ANGKOR, LA ANTIGUA CAPITAL JEREME

Angkor fue antaño la maravillosa capital del Estado jemer. Cuando este Estado dejó de existir en 1432, Angkor fue abandonada. La ciudad no tardó en ser una ruina perdida en el seno de la invasor a selva virgen. Durante más de cuatrocientos años sus únicos habitantes fueron los animales salvajes.

Angkor Ciudad Perdida en Camboya

Hacia 1850, un explorador francés, Henri Mouhot, oyó hablar de una ciudad fabulosa perdida en la jungla. Tras un fatigoso viaje descubrió por fin la ciudad: en su carnét de ruta la describió como algo mucho más prestigioso que lo que nos habían legado Roma o Grecia.

Actualmente, las ruinas han sido liberadas del cerco aprisionador de la selva y hasta ellas se puede llegar por una excelente carretera. Constituye la gran atracción turística de Camboya, y algunas veces reina en ella una animación digna de una ciudad moderna.

Las inscripciones en los templos y monumentos han aportado muchos datos sobre la historia de la ciudad y de sus habitantes. La construcción de Angkor fue iniciada por Yasovarman I, que reinó durante la segunda mitad del siglo ix, e hizo construir un templo de piedra en una colina llamada Pnom Bajeng.

En aquella época, este templo constituyó el centro de Angkor. Más tarde, los reyes jemeres trasladaron de lugar el centro de la ciudad, de modo que, actualmente, el templo de Pnom Bajeng se encuentra extramuros.

Fuera de Angkor Thom, la ciudad propiamente dicha, se construyó otro gran conjunto de templos. Se trata de Angkor Vat, la «ciudad-templo», edificada por Suriavarman II al sudeste de la antigua capital de Yasovarman. La construcción fue iniciada en 1110 y se concluyó hacia 1150.

Este templo, levantado sobre un vasto rectángulo de 1.500 por 1.300 m, se halla rodeado por un ancho foso. El templo, construido en gres, sobre tres terrazas rectangulares, ocupa unos cuarenta mil metros cuadrados y presenta cinco torres, la principal de las cuales alcanza una altura de 70 m sobre la selva virgen.

Las tres terrazas dan al complejo forma de pirámide, símbolo de Meru, la montaña sagrada en la que los jemeres situaban el centro del universo y la residencia de los dioses del hinduismo.

Allí vivía también, rodeado de las estatuas de las divinidades, el constructor del templo, el rey, a quien el pueblo veneraba como a un dios.

La galería que rodea cada terraza está provista de cuatro torres de ángulo y, en medio, un pabellón a cada lado. El principal camino de entrada, de 350 m de longitud, está bordeado por representaciones del naga, la serpiente sagrada de los jemeres.

Actualmente, Angkor Vat sigue siendo considerado uno de los puntos culminantes de la arquitectura jemere clásica y uno de los más grandes e impresionantes monumentos de toda Asia.

De Angkor Vat parte un ancho camino que llega hasta la puerta sur de Angkor Thom. La ciudad está rodeada por un foso y una muralla de 12 km. Conducen hasta ella cinco caminos por los cuales los visitantes avanzan contemplados por grandes estatuas de gigantes y demonios.

Al extremo de cada uno de esos caminos hay una gran puerta de entrada, ricamente adornada con bajorrelieves y coronada por tres torres, sobre las cuales se alzan cuatro gigantes que miran en dirección a los cuatro puntos cardinales. Se supone que son representaciones de Jayavarman VII.

Este rey constructor hizo reconstruir Angkor, que en 1177 había sido devastada por la invasión de un pueblo vecino, los chams. Se edificaron nuevos palacios y depósitos de agua. En el centro de la ciudad se alzó un grandioso templo: Bayon, también construido en forma de pirámide y dotado de numerosas puertas, torres, galerías, santuarios y sonrientes rostros de gigantes.

Los relatos de antiguos viajeros y las crónicas dicen que este templo era de oro. Sin duda las torres principales y el techo estuvieron recubiertos  de  láminas  de  oro.

No lejos de allí, un poco más al norte, Jayavarman VII hizo construir su palacio, del que hoy sólo subsiste la magnífica terraza adornada con estatuas de elefantes de tamaño natural. Además, este rey mandó edificar grandes monasterios en los alrededores de la ciudad: Preah Khan, que dedicó a su padre; Ta Prohm, en memoria de su madre, y Banteay Kdei, pero la selva ha dañado considerablemente, estos edificios.

A pesar de tal número de construcciones, no cedió la fiebre arquitectónica de Jayavarman: durante su reinado se fabricaron unos cien hospitales y se trazaron carreteras en todos sus estados.

Los monumentos de Angkor presentan numerosos bajorrelieves que muestran aspectos de la vida de los antiguos jemeres. En las gruesas murallas de los templos de Angkor Vat aparecen esculpidos gigantes, bailarinas y serpientes. Los artistas se inspiraron en escenas mitológicas y antiguas leyendas indias, así como en la vida cotidiana y en los grandes hechos de la historia jemere.

Los muros de Angkor Vat cuentan las hazañas guerreras de Suriavarman II en su lucha contra los anamitas y los chams, mientras que en el templo de Bayon aparecen representadas las guerras en tierra y mar entabladas por el rey Jayavarman VII. Este templo nos informa sobre la vida de los reyes, las procesiones que celebraban en su honor, las festividades y las cacerías.

Los jemeres, que se dedicaban sobre todo al cultivo del arroz, necesitaban mucha agua para regar sus campos. Por este motivo edificaron al este y al oeste de Angkor Thom dos inmensos depósitos de agua que estaban alimentados por un río. De estos depósitos partían unos canales que aseguraban la irrigación de los arrozales.

La escuela francesa de Extremo Oriente se encarga de explorar, conservar y restaurar los monumentos de Angkor, de traducir las inscripciones que aparecen grabadas en él y de reseñar su evolución artística.

Ver: Los Jeremes Rojos

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Conquista y Colonizacion de la India Por Inglaterra

Conquista y Colonización de la India

Hasta el siglo XVIII, la India estuvo bajo la hegemonía de los grandes mongoles, príncipes musulmanes. Cuando murió el último de estos soberanos, el país se dividió en una multitud de pequeños Estados rivales. Franceses e ingleses, que tenían factorías comerciales en el país, hicieron lo posible por conquistarlo. La India, que durante la guerra de los Siete Años pasó a ser colonia inglesa, proporcionó a Inglaterra enormes riquezas.

A principios del siglo XVIII, la India era un imperio muy poblado cuya civilización nada tenía que envidiar a la de Occidente, salvo desde el punto de vista técnico. Hasta 1700, aproximadamente, toda la península había permanecido bajo la autoridad de los grandes mongoles, que pertenecían a una rama musulmana de emperadores que descendían de Tamerlán.

Cuando hubo desaparecido el último gran mongol, el país se dividió en una multitud de pequeños Estados rivales.

Había finalizado el período fastuoso de la civilización india. Por otra parte, la rivalidad entre el hinduismo y el islamismo, así como las diferencias de razas, lenguas y castas desgarraban el país. La India iba a ser una presa fácil para un nuevo conquistador.

Francia e Inglaterra habían instalado en la India establecimientos comerciales o factorías. Las factorías inglesas más importantes se encontraban en Bombay, Calcuta y Madras, mientras que los franceses habían fundado Pondichery, Chandernagor, Mahé, Karikal y Yanaón.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/cipayos.jpg

Revuelta de Cipayos

Hacia mediados del siglo xvm, el gobernador francés Dupleix intentó, a partir de estas concesiones, lanzarse a la conquista de todo el país. Disponía de un ejército de soldados autóctonos encuadrados por oficiales europeos.

Manejando hábilmente la oposición que existía entre los señores indios, en seis años logró situar gran parte de la India bajo la influencia de Francia.

Pero como Francia no tenía la intención de enfrentarse abiertamente a Inglaterra, en 1754 Dupleix fue llamado a su país, y su sucesor Godehey firmó un acuerdo con los ingleses: ambas partes abandonaban sus protectorados y renunciaban a concluir acuerdos con los príncipes locales.

Cuando, en 1756, estalló la guerra de los Siete Años entre Francia e Inglaterra, un francés de origen irlandés, Thomas Lally Tollendal, partió para las factorías francesas en la India e inició la lucha contra los ingleses.

Obtuvo algunas victorias, pero no le llegaron refuerzos, y cuando Robert Clive se dirigió hacia el sur de la India, su situación se hizo precaria.

Cuando el nabab de Bengala mandó matar a ciento veinticinco prisioneros ingleses, Robert Clive pasó al ataque. La batalla de Plassey (1757) hizo que Bengala pasara a manos de los ingleses. Tollendal, que permanecía acorralado en Pondichery, tuvo que rendirse cuatro años más tarde. Había caído el poderío francés en la India, aunque por el Tratado de París (1763) se permitió a Francia conservar sus posesiones con la condición de que las fortificaciones fueran destruidas.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/palacio_maharaja.jpg

Palacio del maharajá en Mysore:Este majestuoso edificio se encuentra en la ciudad india de Mysore, en el estado de Karnātaka. Construido a finales del siglo XIX, este palacio amurallado se proyectó con cúpulas, arcos, torrecillas y columnatas de acuerdo con el estilo indo-sarraceno. El interior está decorado con deslumbrantes colores, vidrieras, pavimentos de mosaico, espejos y puertas de madera tallada.
Cipayo: Soldado indio de los siglos XVIII y XIX al servicio de Francia, Portugal y Gran Bretaña.

Los ingleses reemprendieron por su cuenta la política de Dupleix y se adentraron en el país. Robert Clive y sus sucesores, especialmente Warren Hastings, sometieron a toda la India al control de Inglaterra. Al principio el territorio fue puesto bajo la autoridad de la Compañía inglesa de las Indias Orientales, pero a causa de las quejas contra las exacciones de la Compañía, el Gobierno británico no tardó en instaurar un consejo de vigilancia.

robert clive

Robert Clive

A principios del siglo XIX, la autoridad de Inglaterra hallábase ya sólidamente impuesta: sólo las regiones del Indo quedaban todavía fuera del poder británico. Los territorios del curso inferior del río se encontraban en manos de los emires musulmanes, que en 1843 se vieron forzados a someterse.

En 1849, tras dos violentas campañas emprendidas contra el Penyab, fueron sometidas también las regiones más septentrionales. Desde ese momento toda la India estuvo bajo el control de Inglaterra. Los territorios confiscados a los príncipes hostiles a Inglaterra fueron colocados bajo la autoridad del «gran procónsul», el gobernador lord Dalhousie, que los dominó con mano férrea de 1848 a 1856.

Mientras tanto, Inglaterra había extendido su hegemonía a los Estados vecinos de la India: ocupó Aden y Birmania.
Inglaterra tuvo que reprimir varias revueltas. Una de las más importantes fue la de los cipayos, en 1857.

Delhi, Canpur y Lajno cayeron en manos de los rebeldes, y durante los dos años siguientes se libraron feroces combates.

Una de las consecuencias de la rebelión fue la abolición de la Compañía inglesa de las Indias Orientales: la India se convirtió en una colonia que dependía directamente de la Corona, y era dirigida desde Londres por un secretario de Estado asistido por un consejo de 25 miembros. De este secretario de Estado dependía, en Calcuta, un virrey, asistido por un consejo legislativo y ejecutivo. En 1876 la reina Victoria fue proclamada emperatriz de las Indias.

En el siglo XIX, la oposición al régimen colonial inglés cobró un cariz más violento. El movimiento nacionalista fundó un Congreso Nacional que exigía la autonomía del país. Se concertaron varias reformas, pero no se habló de autonomía. Para obtenerla, Gandhi aplicó una política de resistencia pasiva y lanzó la frase: «ingleses, abandonad la India». En 1947, la India fue dividida en tres Estados autónomos: la Unión India, Paquistán y Ceilán

LA DESCOLONIZACIÓN:

La rebelión de los cipayos, soldados indios que prestaban sus servicios en el ejército inglés al mando de oficiales europeos, sorprendió a Gran Bretaña. Sin embargo, la rebelión había estado incubándose desde hacía mucho tiempo: fue tanto más peligrosa cuanto que en ella participaron hindúes y musulmanes. No obstante, los ingleses lograron dominarla, en parte porque algunas regiones de la península india, especialmente el Penyab, permanecieron fieles a ellos.

A pesar de las importantes reformas que siguieron a la pacificación, los indios todavía tenían muchos agravios políticos y económicos contra Inglaterra. El Congreso Nacional Indio, asociación de patriotas fundada en 1885, les proporcionó la ocasión para formularlos. Este congreso pedía la indianización de la Administración, e hizo aplicar una serie de beneficiosas medidas en el terreno social y educativo.

Con Bal Giandaghar Tilak no tardó en imponerse la tendencia extremista que reclamaba la independencia. El poeta Rabindranath Tagore también se declaró partidario de la independencia.

En 1905, el Congreso aconsejó que se boicotearan los productos ingleses en beneficio de los productos indígenas. El país fue escenario de actos de terrorismo cometidos por una organización clandestina.

En 1909, todos estos acontecimientos dieron como resultado unas reformas que sólo satisfacían en parte los deseos de los patriotas moderados: se concedió entrada a un indio en el Gabinete del virrey, y otros dos, un hindú y un musulmán, obtuvieron escaños en el Consejo del secretario de Estado en Londres.

La primera guerra mundial aportó un cambio radical en las relaciones entre Inglaterra y la India: más de un millón de soldados indios combatieron en el frente aliado en el Próximo Oriente, Europa y África. Además, la India, desarrollando su industria y su comercio, cooperó con Gran Bretaña en el esfuerzo de guerra.

En 1917, los nacionalistas le arrancaron a Montagu, secretario de Estado para los asuntos indios, la promesa de una progresiva autonomía.

En 1919, en virtud de la Indian Act, se concedió a los indios atribuciones particulares en el aspecto regional, pero la Administración central siguió prácticamente en manos del virrey.

Los dirigentes indios no se sintieron satisfechos con estas reformas. Entre ellos estaba Mohandas Karamchand Gandhi (1869-1948), que no tardaría en ocupar una posición predominante en el movimiento de independencia.

Gandhi era un abogado que había defendido los intereses de los indios emigrados a Natal, en África del Sur. No era contrario a los ingleses ni a Occidente, pero sentía una viva repulsión por el materialismo, al que consideraba una de las características esenciales de la sociedad occidental. En cambio, no ocultaba su admiración por los valores espirituales de Occidente.

Al igual que Tolstoi, con quien mantenía correspondencia, sentía predilección por la vida en el campo y se oponía a la técnica moderna. Entre los eslóganes políticos de Gandhi citaremos satya (verdad), ahimsa (no violencia) y brahmacharya (amor al prójimo).

Gandhi preconizó una resistencia pasiva a Inglaterra, es decir, la desobediencia civil y la no cooperación con el Gobierno colonial. Organizó manifestaciones pacíficas y reuniones, que provocaron una reacción brutal por parte de las autoridades inglesas. En Amritsar, un general inglés dio orden de disparar sobre la multitud. Esta represión indujo a los nacionalistas moderados a apartarse de Inglaterra.

Después de la muerte de Tilak en 1920, Gandhi se convirtió en el jefe indiscutido del Congreso Nacional. Aquel mismo año apoyó al Congreso con su campaña de no cooperación, y en 1921 provocó una huelga de impuestos.

A pesar de que Gandhi fue enemigo declarado de la violencia, menudearon los incidentes entre indios e ingleses y entre hindúes y musulmanes. En 1922, Gandhi empezó su primera huelga del hambre y fue condenado a seis años de cárcel.

Dos años después fue puesto en libertad. Hasta 1930, Gandhi se dedicó exclusivamente a actividades sociales y económicas. Puso toda su influencia y su prestigio al servicio de los millones de parias a quienes llamaba «pueblo de Dios».

Mientras tanto, el partido moderado (moderado únicamente en lo concerniente a la táctica, pues la meta seguía siendo la autonomía) había obtenido mayoría en el Congreso Nacional. La comisión de información enviada por Inglaterra fue boicoteada por los indios que, en 1928, exigieron la inmediata instauración de un régimen de dominio.

En 1930, Gandhi partió con gran número de discípulos en dirección a la costa a fin de recoger allí un puñado de sal y romper, de este modo, simbólicamente, el monopolio inglés de la sal. En efecto, la sal estaba grabada con un impuesto. (Ver: Marcha de la Sal)

Al año siguiente, el Congreso participó en una mesa redonda en Londres, pero esta conferencia no dio resultado alguno. En 1937, el partido del Congreso obtuvo brillantes victorias en las elecciones para los parlamentos provinciales. Sin embargo, la oposición entre hindúes y musulmanes se había acentuado.

Durante la segunda guerra mundial, Gandhi se declaró partidario de Inglaterra y China, mientras que Subhas Chandra Bose, presidente del Congreso, se ponía de parte de Alemania y Japón. La invasión de la India partiendo de Birmania, que había planeado Bose, terminó en fracaso. Sir Stafford Cripps, representante británico en Delhi, prometió a la India el estatuto de dominio, estatuto que le sería concedido inmediatamente después de la guerra.

Pero en 1942 Gandhi lanzó su proclama: «Ingleses, abandonad la India». Poco después de finalizadas las hostilidades, Mohamed Ali Kinnah, jefe de la Liga Musulmana, invitó a los musulmanes a pasar, a su vez, a la acción.

A Inglaterra sólo le quedaban dos alternativas: emplear la violencia o abandonar la India, repartiéndola entre hindúes y musulmanes. Optó por la segunda solución, y, en 1947, el Congreso y la Liga Musulmana aceptaron el plan de división que les había presentado el virrey, lord Mountbatten.

La India sería dividida en tres dominios: la Unión India, Paquistán y Ceilán. Algunos meses después, el 30 de enero de 1948, Gandhi fue asesinado por un fanático, y el primer ministro, Jawaharlal  Nehru,  le  sucedió  como señor espiritual y político de la nueva India.

En 1966, Indira Gandhi sucedió a Nehru, su padre. La división de la India provocó emigraciones masivas, acompañadas de violencias que costaron la vida de centenares de miles de personas. Numerosos hindúes abandonaron Paquistán, mientras que los musulmanes se retiraron de la Unión India. Sin embargo, una décima parte de la población de la India son musulmanes.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Maharajaes de la India Vida e Historia Maharajá o Principes

Maharajaes de la  India

Maharajá, es un título que significa gran rey y se aplica a casi todos los príncipes de la India. Ya en la época de la colonización francesa e inglesa, la India estaba dividida en una multitud de pequeños reinos feudales, dirigidos por maharajaes tan poderosos como ricos. Cuando la India alcanzó la independencia, se modificó la posición política de estos príncipes, pero su lujo subsistió. Los maharajaes todavía llevan hoy una existencia de cuento de hadas.

Cuando en el siglo XVIII los franceses penetraron en el interior de la India no encontraron la menor resistencia. En efecto, la India estaba dividida en una multitud de pequeños reinos de carácter feudal. El poder estaba en manos de los maharajaes, que también eran dueños de las tierras.

Los franceses no tardaron en ser expulsados por los ingleses, pero el régimen feudal subsistió. Por otra parte, los ingleses tuvieron en cuenta este elemento: los maharajaes ejercían gran influencia sobre sus súbditos y, además, disponían de colosales fortunas. Gran Bretaña consideró que era mejor tenerlos como amigos que como enemigos.

De modo que la Administración inglesa les permitió ejercer amplios poderes, y así los maharajaes conservaron el control de todos los asuntos interiores (enseñanza, justicia, etc.).

Por otra parte, pudieron seguir acumulando riquezas, pues también eran los que recaudaban las tasas y los impuestos.

Los ingleses se reservaron únicamente los asuntos que podían ser de interés general para la India, como, por ejemplo, la defensa nacional, las comunicaciones y el comercio exterior. Sólo intervenían en los asuntos interiores cuando la situación amenazaba volverse anárquica. Además, administraban los territorios que no pertenecían propiamente a un maharajá determinado.

Los colonizadores ingleses cuidaron de asegurar la educación de los hijos de esos príncipes. Estos niños fueron enviados a importantes escuelas inglesas, a fin de que cuando sucedieran a sus padres en las funciones que les correspondían por derecho, estuvieran totalmente impregnados del espíritu y sistema de vida ingleses.

Los maharajaes podían ser miembros de los clubes integrados por los oficiales superiores y altos funcionarios de servicio en las Indias. Algunos incluso fueron invitados a la corte británica.

La influencia de estos poderosos príncipes causó muchas dificultades a los dirigentes nacionalistas indios que, después de la segunda guerra mundial, proclamaron la independencia del país. En efecto, no se podía prescindir de ciertos maharajaes que figuraban al frente de importantes comunidades: el de Haiderabad (unos dieciséis millones de subditos), el de Maisur (unos siete millones), el de Travancor (seis millones) y el de Yaipur (tres millones).

Sin embargo, tanto por la persuasión como por la fuerza se logró arrebatarles sus prerrogativas. Tuvieron que aceptar la presencia de un consejo y conceder a la población una participación en la administración de los asuntos corrientes.

Desde la proclamación de la independencia en la India, la posición política de los maharajaes ha experimentado cambios radicales. Sin embargo, su situación material no ha cambiado en absoluto: muchos conservan sus palacios, sus riquezas e incluso ciertas funciones.

A veces, el Estado les concede una indemnización para compensar la pérdida de sus ingresos. Los palacios y la corte que mantienen todavía reflejan con frecuencia el fantástico ambiente en el que antaño vivían. Su vida, por tanto, no ha cambiado prácticamente, salvo que el esplendor de Oriente se ha matizado con las comodidades occidentales.

Las cacerías de tigres, que los maharajaes organizan para sus invitados, siguen siendo un espectáculo típico que requiere la participación Je numeroso personal, elefantes, caballos, etc.

Cuando los maharajaes comparecen en público, lo hacen rodeados de un lujo inusitado: caballos o elefantes desaparecen bajo los adornos más costosos.

Sus palacios son pequeñas ciudades: comprenden varios edificios separados por jardines y parques. El palacio del maharajá de Yaipur comprende un edificio que antaño albergaba a centenares de elefantes. Actualmente, este número es mucho más reducido.

Numerosos maharajaes poseen una verdadera casa de fieras: el de Rewa, a orillas del Ganges, tiene una manada de tigres, y ha hecho disecar y rmaharaja de Patialaellenar de paja otros muchos, que adornan el salón del trono. Los demás viven en su residencia de Givindgarh.

Muchos de estos animales tienen el pelo blanco con rayas negras. Pertenecen a una variedad especial, pues hacia 1950 el maharajá capturó un tigre que presentaba estos caracteres albinos.

Con frecuencia los maharajaes demuestran interés por las artes y las ciencias. El palacio de Yaipur posee un observatorio que data del siglo XVIII. El maharajá de Patiala (imagen), en el Penyab, es el afortunado propietario de una biblioteca excepcionalmente importante.

Los maharajaes poseen las fortunas más impresionantes del mundo. Durante la segunda guerra mundial, el soberano de Haiderabad pagó de su bolsillo varios aviones, como contribución personal a la defensa de Inglaterra.

Estos príncipes han debido de ser considerados como divinidades por las poblaciones que llevaban una existencia precaria a la sombra de los palacios. Los desheredados podían medir la gran diferencia que había entre su miserable vida y la fastuosa existencia de sus amos.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

 

 

Vientos Monzones Causas de su Origen e Importancia Para India

Vientos Monzones – Características
Importancia Para La India

La  zona de los monzones se encuentra entre los dos trópicos. Los monzones son vientos periódicos que, durante la estación fría, soplan de las regiones continentales de altas presiones al mar; en verano van del mar al interior del país, adonde llevan benéficas lluvias. Estos monzones ejercen gran influencia sobre los cultivos y, por lo tanto, sobre la vida de los hombres. A pesar de que el arroz, alimento básico de estas regiones, posee alto valor nutritivo, la subalimentación sigue constituyendo un inquietante problema.

Durante la época de vacaciones a orillas del mar se puede observar que, hacia el mediodía, los veleros y las cometas son impelidos por un viento que sopla del mar en dirección a la costa. En efecto, la tierra recalentada constituye una zona de baja presión y se levanta brisa de mar.

Por la tarde, cuando el sol se ha puesto, la tierra se enfría mucho más de prisa que el mar y se convierte en zona de alta presión. La brisa de tierra sopla en dirección al mar y las barcas de pesca la aprovechan para salir.

Esta alternancia de vientos se produce, a mayor escala, entre Asia y los dos océanos que la bañan: el Indico y el Pacífico.

Los monzones son vientos estacionales que traen consigo lluvias torrenciales en verano y tiempo soleado y seco en invierno. Estos vientos soplan en respuesta a las diferencias de temperatura entre el aire de la tierra y el aire del mar.

En Indonesia, Filipinas, China y Japón, pero sobre todo en la India y en Vietnam, reina un clima particular, totalmente influido por la alternancia de vientos de estación llamados monzones (del árabe mausim, que significa «estación»).

Viento monzon en Tailandia

Tailandia goza de un clima tropical húmedo afectado por la acción de los vientos monzones, que varían de dirección según la estación del año. De abril a octubre, los vientos son en su mayoría de componente sureste y están cargados de humedad. Los continuos aguaceros que se producen, provocan grandes inundaciones.

Durante el invierno las tierras del interior de Asia son glaciales y constituyen una región de altas presiones, mientras que el océano es centro de bajas presiones: el viento sopla del continente al mar. Este viento (monzón de invierno) es seco, frío o tibio según la latitud.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/monzones1.jpg

Monzón de Invierno

En verano el fenómeno se produce a la inversa. Los vientos soplan del mar (zonas de altas presiones) al continente recalentado (más caliente y, por lo tanto, área de bajas presiones). Los vientos de verano provocan fuertes lluvias que pueden registrar hasta 12 m. al año.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/monzones2.jpg

Monzón de Verano

El viento monzón sopla desde el suroeste, en general entre abril y octubre, y en la dirección opuesta, la noreste, desde octubre a abril. Así, típicamente se distingue un “monzón de verano” debido a que en la región del sur de Asia se forma un centro de bajas presiones que atrae los aires procedentes del Índico y del Pacífico suroeste. Estos aires, húmedos y cálidos, se dirigen hacia el norte y noroeste generando fuertes lluvias en la región sureste de Asia.

En los países monzónicos cae más agua en cuatro meses que en un año en zona ecuatorial, donde, sin embargo, llueve durante los doce meses.

El clima de estos países se caracteriza, pues, por la alternancia de una estación anormalmente fría y lluvias de verano anormalmente abundantes. Los monzones soplan hacia la derecha en el hemisferio norte y hacia la izquierda en el hemisferio sur.

El paso del monzón de invierno al de verano va siempre acompañado de profundas perturbaciones, especialmente de ciclones o tifones, de manera que, cerca de las costas, el océano Pacífico nada tiene de pacífico. Muy al contrario, ciertas regiones son asoladas de modo regular por graves cataclismos.

A pesar de que el régimen de los monzones es característico del clima del sur y sudeste del continente asiático, en Australia y en las costas de Guinea también encontramos corrientes parecidas. En verano, el monzón llega a penetrar profundamente en América del Norte por el golfo de México.

Los monzones, que son responsables en gran parte de la sequía y humedad de las regiones intertropicales, ejercen profunda influencia sobre las plantas, los animales y los hombres.

Si en la India, por ejemplo, no sopla el monzón, la consecuencia inevitable es el hambre. Tras el largo período de sequía invernal, todas las plantas y cultivos esperan la humedad. Si las lluvias se retrasan, las cosechas se agostan. Las precipitaciones prematuras también pueden ser catastróficas, sobre todo si los chaparrones son demasiado fuertes y echan a perder los trabajos preparatorios para los cultivos.

Como vemos, los monzones ejercen gran influencia sobre la vida de los hombres.

En la zona de los monzones de Asia las variaciones de temperatura son muy débiles. En efecto, en la región ecuatorial siempre hace calor. En este territorio, durante la estación calurosa la temperatura casi es constante. Oscila entre 26 y 29,5°. En invierno, por el   contrario,   las   diferencias   de temperatura entre las regiones del norte y del sur son más sensibles y se sitúan entre —5 y +25°.

Los monzones de Indonesia difieren totalmente de los de China meridional. A estas diferencias se debe, precisamente, la diversidad del mundo asiático. La alternancia de una estación húmeda y otra seca determina, sobre todo, las modificaciones del suelo: éste pierde sus constituyentes orgánicos y también ciertas sales minerales, lo que influye en la vegetación. Además, las lluvias monzónicas provocan enormes inundaciones de dramáticas consecuencias. Las aguas invaden inmensas extensiones que a veces quedan cubiertas por gruesas capas de limo nuevo, como ocurre, especialmente, en los deltas donde se cultiva el arroz.

Si comparamos dos mapas de la región de los monzones, uno relativo a la densidad de la población y el otro a las precipitaciones (es decir, las lluvias), veremos que coinciden. Las regiones que no reciben las lluvias monzónicas están prácticamente deshabitadas. También es interesante observar que la zona de los monzones es una región esencialmente agrícola. En ella las poblaciones viven en comunidades bien organizadas.

El arroz, probablemente originario de Bengala, es el principal cultivo de los países de los monzones y el alimento básico de la mayoría de sus habitantes. A pesar de que el arroz tiene alto valor nutritivo, estas regiones deben hacer frente a la subalimentación.

El hombre necesita un promedio de 2.750 calorías diarias: en la India, Birmania, Tailandia, Laos, Vietnam, Camboya, China, Indonesia y Corea el promedio es muy inferior a esta cantidad: no llega a 2.200 calorías.

En estas regiones, el consumo de proteínas de origen animal también se sitúa por debajo de lo normal.

Con frecuencia se cree que las poblaciones subalimentadas se encuentran, sobre todo, en África. Esto no es exacto: en África, el promedio diario oscila, en efecto, entre 2.200 y 2.750 calorías.

Actualmente, la zona de los monzones constituye el principal motivo de preocupación de la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO), dependiente de las Naciones Unidas.

Esta inquietud es tanto más viva cuanto que la población de la zona de los trópicos registra un aumento anual de dos y medio por ciento, mientras que el promedio mundial de la producción alimenticia sólo aumenta dos por ciento.

Esto se podría solucionar mejorando los sistemas de cultivo (en Asia los métodos de cultivo del arroz son arcaicos, en África el rendimiento por hectárea no llega a la tonelada, mientras que en Australia rebasa las seis toneladas), ampliando las superficies cultivadas (según los especialistas, se podrían recuperar ocho millones y medio de kilómetros cuadrados) y buscando nuevos recursos alimenticios: plancton, algas, prótidos obtenidos del petróleo, etc.

Flora de la Zona Tropical Plantas Que Habitan en los Trópicos

Flora de la Zona Tropical

A pesar de que generalmente el suelo de las regiones tropicales es de mala calidad, da vida a numerosas plantas útiles. Los blancos han empezado a explotar la selva por sus maderas preciosas y han establecido plantaciones que abastecen de productos tropicales al mercado mundial: caucho, aceite de palma, algodón, café, té, cacao, azúcar de caña, especias, etc. Pero esta dependencia de los mercados mundiales hace que el mundo tropical sea económicamente muy vulnerable

En los trópicos muchos pueblos viven todavía en condiciones muy primitivas. El sofocante clima frena la actividad humana y es difícil crear en su medio una sociedad moderna evolucionada. Además, la exuberancia de la vegetación dificulta la construcción de buenas vías de comunicación, que son uno de los fundamentos del progreso de una sociedad.

Por el contrario, la selva y la sabana proporcionan medios de subsistencia, sin obligar al hombre a realizar grandes esfuerzos. La naturaleza también le ofrece vestido y habitat. En las regiones más próximas a los trópicos todavía existen estas ventajas, pero de modo más atenuado. Por este motivo el hombre se ha visto obligado a preocuparse más por su subsistencia: se ha dedicado a la agricultura. Así sucede, sobre todo, en el sudeste de Asia.

La zona tropical no es en absoluto acogedora para el hombre. El suelo es de mala calidad: en un clima tórrido la roca se descompone con mayor rapidez que en un clima templado. Con frecuencia se efectúa un proceso de profunda colada que rechaza a las profundidades los óxidos de hierro y aluminio.

Los óxidos de hierro pierden el agua que contienen y forman duras costras de color ladrillo: la laterita, que cubre inmensas extensiones en África, la India y Brasil. Sin embargo, la zona tropical posee gran diversidad de plantas útiles. La rápida descomposición de ias plantas muertas permite que se forme suficiente humus para proporcionar a los vegetales los elementos indispensables. En general, esta zona no es apta para la agricultura.

Afortunadamente, en los trópicos abundan las tierras aluviales, a lo largo de los ríos, en las costas y en los deltas. Son suelos jóvenes, en plena formación y de muy buena calidad.

Las relativamente precarias condiciones de vida de las regiones tropicales explican la débil densidad de la población. Los habitantes de la selva virgen llevan una existencia primitiva, basada en la caza, la pesca o la recolección de frutos. En la sabana se practica la agricultura, pero la población todavía aparece diseminada.

Al cabo de dos o tres años, cuando el suelo está agotado, los indígenas emigran. Los principales cultivos de sabana son el maíz en América central y del Sur, el arroz en Asia, y diversas clases de raíces, entre ellas la mandioca, en África. En los suelos aluviales fértiles se cultiva, con preferencia, el arroz.

El arroz constituye el primer cultivo cerealista del mundo: para más de la mitad de la población del globo representa el elemento esencial de la alimentación. En la mayor parte de regiones se practica el «cultivo acuático»: los arrozales permanecen anegados durante todo el tiempo que duran las operaciones de preparación del suelo, nivelación, plantío y trasplante. No se desagua hasta el momento de la cosecha.

Los blancos han modificado profundamente el aspecto económico de las regiones tropicales. En primer lugar explotaron la selva, en la que abundan las maderas preciosas como la limba, la teca (muebles y construcción naval), la caoba (muebles), el ébano y el okumé (muebles y suelos).

La selva proporciona importantes productos, por ejemplo, las nueces de palmito de las que se obtiene aceite. El fruto de la palmera oleífera está protegido por una gruesa cascara carnosa que contiene gran cantidad de aceite de palma.

De otros árboles se extraen jugos. El más conocido es la hevea. En su corteza se practican ligeras incisiones a lo largo de las cuales fluye un jugo lechoso y gomoso que se utiliza en la fabricación del caucho. El copal, resina que ha sido encontrada en la selva virgen, se emplea en barnices y material aislante.

Para obtener cosechas más abundantes, los blancos establecieron en estas regiones unas plantaciones muy modernas y emplearon la mano de obra allí existente. De este modo, en el África tropical numerosos negros trabajan en las plantaciones de palmeras de aceite.

En las regiones tropicales los blancos han dado impulso a cultivos especiales, entre otros los del algodón, café y cacao. En China, el cultivo del algodón está asociado al del arroz. En el interior de Bombay, en la India, los ingleses introdujeron el cultivo del algodón a gran escala del mismo modo que lograron aclimatarlo en Egipto y Sudán. Más tarde, los franceses, belgas y portugueses siguieron su ejemplo en sus colonias.

Actualmente, la América tropical proporciona al mundo grandes   cantidades   de   café,   planta originaria de Arabia (Moka) y Etiopía. El cacao también procede de la América tropical. El fruto del cacao, que contiene algunas docenas de semillas, crece pegado al tronco de un arbusto que se da en las tierras húmedas ecuatoriales. África (Ghana, Nigeria) proporciona mucho cacao.

Y llegamos al té, otro cultivo tropical: 90 % de la producción mundial de té procede del Asia de los monzones. El té es muy exigente: necesita tierra buena, mucho calor y abundantes lluvias. Dado que el agua estancada le resulta perjudicial, las plantaciones se encuentran en las pendientes. La recolección requiere mano de obra muy numerosa.
China y Japón eran los productores tradicionales de, pero a fines del siglo XIX perdieron su monopolio e incluso han sido aventajados por Ceilán, la India y Java.

La caña de azúcar, originaria de la India, fue importada en el siglo XVIII por América central, y sobre todo por Cuba, Puerto Rico y las Antillas. Actualmente, Brasil y México también cuentan con grandes plantaciones de caña de azúcar.

Desde muy antiguo también se cultiva en España la caña de azúcar, pero sólo en aquellas tierras cuyo clima ofrece cierta semejanza con el de los países que acabamos de citar. Tal sucede con las islas Canarias y las provincias andaluzas, especialmente Málaga, Almería y Granada.

Los países tropicales nos proporcionan tantas plantas útiles que es imposible citarlas todas. Mencionaremos las fibras textiles (yute, sisal, capoc), las semillas oleaginosas (cacahuetes, copra), numerosas especias (pimienta, vainilla, nuez moscada, canela) y frutas, de las cuales los plátanos y las pinas se exportan a todo el mundo.

El mundo tropical sufre cada vez más las alzas y bajas de precios de los mercados mundiales, y por este motivo se halla muy expuesto a las crisis económicas.

Plantas Que Habitan en los Trópicos

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Animales Raros de la Zona Tropical

Animales Raros de la Zona Tropical

En las regiones tropicales las temperaturas medias mensuales son elevadas y bastante uniformes a lo largo del año, siendo la media anual superior a los 20 ºC. El régimen térmico varía entre 3º y 10º, mayor en el interior y menor en las áreas costeras. Las precipitaciones oscilan entre los 400 y los 1.000 mm anuales, aunque la variedad de clima monzónico alcanza valores muy superiores. Alternan las estaciones secas y lluviosas.

En el mundo tropical hay gran diversidad de plantas y animales. Algunos de estos animales son muy singulares. Poseen un sistema especial de defensa, como el camaleón, que cambia de color y adopta el del lugar en que se encuentra, o la raya eléctrica, que produce electricidad con la que paraliza a sus enemigos. Otras especies, el cerdo hormiguero por ejemplo, prácticamente han desaparecido o viven retiradas en lugares de difícil acceso.

El mundo de los trópicos, con sus variados tipos de clima y vegetación, está habitado por un considerable número de animales diferentes. En los capítulos anteriores hemos hablado de la fauna de la selva virgen y de la estepa.

En ese mundo tropical todavía subsisten extraños animales: los calificamos de extraños tanto por su aspecto exterior como por su sistema de vida, o también por su origen y parentesco con animales cuya raza se extinguió hace mucho tiempo. Además, entre las poblaciones indígenas estos animales han originado numerosas leyendas y supersticiones.

Algunos son tan raros que despiertan irresistiblemente en nuestra imaginación el recuerdo del hombre primitivo.

Tal es el caso del camaleón. Este animal pertenece a la familia de los lagartos. Lo más sorprendente en él son sus grandes ojos globulares que puede mover independientemente uno del otro. También es notable su lengua rugosa, casi tan larga como su propio cuerpo, y cubierta de baba: la utiliza para atrapar los insectos de los cuales se alimenta. En cuanto ve una presa a su alcance, el camaleón lanza su lengua sobre su víctima: ésta queda pegada a la viscosa saliva y no puede escapar. Para protegerse de sus enemigos, el camaleón dispone de un original sistema de defensa: adapta su color al medio en el que se encuentra. Si está entre las hojas se tornará verde, y de color pardo si está en el tronco de un árbol.

Existen varias especies de camaleón: el que aparece representado al pie de esta página es un camaleón que vive en la región del Ruwenzori, en el Congo. También recibe el nombre de camaleón tricórneo de Johnston. Pero sólo el macho presenta estos tres cuernos.

Numerosas mariposas tropicales se distinguen por sus colores o tamaño. En Madagascar vive una mariposa gigante que mide alrededor de veinticuatro centímetros de longitud. Sus matizadas alas están rematadas por largas colas. Esta mariposa produce seda.

En cuanto al cálao, es un pájaro extraordinario. A primera vista puede parecer dañino, pero no lo es en absoluto. Es de trato agradable. El cálao perfora en el tronco de los árboles un orificio destinado a su compañera y monta la guardia delante del agujero. Cuando la hembra está incubando, el macho tapona la entrada y sólo deja una pequeña fisura por la que introduce el alimento. En caso de peligro se agita y lanza unos gritos que recuerdan el rebuzno de un asno.

El okapi pertenece a la familia de las jirafas. Vive en la selva-virgen africana, en la que se oculta en lugares tranquilos y de difícil acceso. Animal muy tímido, no tiene cuernos ni ningún otro medio de defensa. Los blancos descubrieron el okapi en 1901. Tiene el pelo muy corto de color pardo rojizo, y en las patas presenta estrías negras y blancas. Se alimenta de ramas y hojas.

En los cursos de agua tropicales viven animales en extremo sorprendentes. La raya eléctrica o torpedo es uno de ellos. Este pez produce, en efecto, verdadera electricidad. Se supone que se sirve de ella para defenderse de sus enemigos y para paralizar a sus víctimas.

Los naturalistas saben desde hace mucho tiempo que ciertos animales poseen la propiedad de producir electricidad. Galvani fue el primero en demostrarlo experimentalmente. Desde entonces esta facultad se ha observado en varios animales y, sobre todo, en el torpedo. Los órganos productores de electricidad pueden producir descargas muy fuertes capaces de paralizar a un hombre momentáneamente. En América del Sur, y especialmente en el Orinoco y el Amazonas, se han encontrado rayas eléctricas y otras especies semejantes.

El orycteropus, llamado cerdo hormiguero —permanece durante el día en una madriguera—, no pertenece, sin embargo, a la familia de los cerdos, sino que forma un grupo aparte. Los orycteropus sólo viven en el sur de África. Excavan profundas madrigueras y se alimentan exclusivamente de hormigas y termes.

Utilizan las zarpas para hacer agujeros en los termiteros. Con su larga y pegajosa lengua vermiforme recogen glotonamente multitud de insectos. Las orejas, parecidas a las de un asno, y la cola, larga y gruesa, les dan a estos animales un extraño aspecto.

Existen muy pocos ejemplares, pues a causa de su valiosa piel han sido objeto de una caza implacable. Es tímido y se espanta al menor ruido. Entonces se apresura a cavar un agujero y a los pocos segundos desaparece bajo tierra.

Los murciélagos son los únicos mamíferos que pueden volar. Existen unas mil especies distintas. Algunos son frugívoros, pero la mayoría se alimentan de insectos que atrapan al salir y ponerse el sol. El resto del tiempo dormitan cabeza abajo.

En África occidental se da una especie particular, el murciélago de Weltwitsch, de color naranja claro.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

Fauna de la Sabana Animales Que Habitan la Zona Intertropical

La Fauna de la Sabana

Conforme nos vamos acercando a los trópicos, el clima se vuelve más seco y el paisaje se transforma en sabana y después en estepa. La sabana es el reino de los herbívoros: gacelas, jirafas, antílopes. En la estepa abundan los camellos y las cabras y también acoge a gran cantidad de roedores.

Recordemos que la estación seca se prolonga a medida que se acercan los trópicos: entonces aparecen las regiones de sabanas y estepas. En la sabana encontraremos otra clase de animales, por lo general herbívoros: antílopes, jirafas, rinocerontes, cebras, búfalos y, desde luego, elefantes.

También tienen allí su morada los animales carniceros: leones, leopardos, chacales, hienas (sólo en África), pumas (únicamente en América) y tigres, que se encuentran, sobre todo, en Asia.

Entre las numerosas aves rapaces, la más temible es el buitre. También se encuentran reptiles: serpientes, cocodrilos en África y caimanes en América.

Más cerca aún de los trópicos, allí donde las estaciones de lluvia sólo duran dos o tres meses, la sabana se convierte progresivamente en estepa. La hierba es corta, dura, y a veces incluso espinosa. Crece en tupidas masas. Aquí y allá aparecen algunos arbustos, especialmente los de la goma y las acacias.

La mayor parte de las plantas de la estepa son carnosas y pueden almacenar una reserva de agua que les permite resistir en la estación seca.

Como la estepa es árida y estéril, está menos habitada que la sabana. En ella viven, principalmente, los herbívoros que han logrado adaptarse a la sequía, su principal enemigo. Es el dominio del camello y la cabra y, en la estepa australiana, del casuario.

Si bien se encuentran roedores, los carnívoros, en cambio, son raros. Estos animales han de poder desplazarse rápidamente, pues los lugares donde hay agua están muy distantes unos de otros.

Entre los insectos que más abundan figuran los termes, que, además, también aparecen en la sabana.

Citamos a continuación algunas especies características en vías de desaparición.

En primer lugar, el rinoceronte. Puede medir más de cuatro metros de largo, y su cabeza prácticamente representa un tercio de su longitud total. Por lo general, estos grandes animales viven por parejas, cerca de las charcas y cenagales de la sabana, pues para poder digerir las hierbas secas de las que se alimentan durante la estación seca necesitan mucha agua. Por otra parte, el fango protege su piel contra los parásitos. Algunos de los pájaros que viven en sus cercanías se alimentan de estos parásitos y los libran de ellos.

El rinoceronte debe su nombre al gran cuerno que tiene en la parte delantera de la cabeza, entre los ojos, y que no sólo utiliza para abrirse camino a través de la espesa vegetación, sino también como arma.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fauna_sabana.jpg

Existen dos clases de rinocerontes: el blanco y el negro. El primero se encuentra exclusivamente al nordeste del Uelé (Congo), sobre todo en el Parque nacional del Garamba, o también en la reserva de Umfolosi, en África del Sur. Su hermano negro, de menor tamaño, pero más peligroso, vive en la sabana arbórea y en las selvas: su habitat se halla, por lo tanto, más disperso.

La sabana acoge a varias especies de rumiantes y bóvidos. Los más numerosos son los antílopes. A este grupo pertenece el ñu, del que subsisten muy raros ejemplares. Su cabeza recuerda la del toro y tiene una larga cola cubierta de pelos de color blanco amarillento.

El impala, que presenta muchas similitudes con la gacela, es otro animal con cuernos. Los impalas viven en la sabana y la selva en grupos de veinte o treinta dirigidos por un macho. Pueden llegar a medir dos metros de largo, incluida la cola, pero en Katanga existe una especie de menor tamaño.

Entre los bóvidos citaremos el springbok, antílope de El Cabo (Sudáfrica) y el gran antílope kudú.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fauna_sabana1.jpg

La sabana arbórea es la residencia preferida de las jirafas. La hierba constituye su principal alimento, pero también sienten predilección por las hojas de los árboles. En los mismos lugares encontramos las cebras, équidos de pelo listado blanco y negro y de crin recta que viven en grandes manadas. Son difíciles de domar y más aún de adiestrar como los caballos.

Tanto en la sabana como en la estepa viven millones de pájaros. Debido a su propiedad de engullir todo lo que es comestible, el marabú, que se encuentra extendido por toda África, recibe, a veces, el sobrenombre de «basurero».
Los avestruces también tienen costumbres características. Por lo general se mezclan a una manada de antílopes o cebras. Comen hierba, granos, hojas y frutos; sin embargo, no vacilan en dar consistencia a su alimento normal con insectos, serpientes pequeñas o pájaros.

Por último mencionaremos los animales carniceros: el león, la hiena y el leopardo cazador. El leopardo, muy ágil y astuto, puede ser adiestrado para la caza de antílopes.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

La Zona Tórrida o Intertropical Características Climas Ubicación

La Zona Tórrida o Intertropical
Características,Climas,Ubicación Geográfica

La zona tórrida o región intertropical  está comprendida entre los dos trópicos. En ella se distinguen tres climas principales, a los que corresponden paisajes típicos: clima ecuatorial, caracterizado por la selva de lluvia o selva virgen; clima tropical de dos estaciones, con la selva-parque y la sabana; clima subtropical seco, con la estepa. Podría también definirse como la franja latitudinal de nuestro planeta en la cual los rayos solares inciden verticalmente por lo menos una vez en el año (una vez en los trópicos y dos veces en el resto).

Las regiones de la tierra que pertenecen a la zona tórrida, que se halla situada entre los dos trópicos. Se da el nombre de trópicos a dos pequeños círculos de la esfera terrestre, paralelos al ecuador y entre los cuales se efectúa el movimiento aparente del Sol alrededor de la Tierra.

El trópico del hemisferio norte es el de Cáncer. El 21 de junio, día del solsticio de verano (en el hemisferio norte), el sol envía sus rayos verticalmente sobre este trópico (se dice que el sol pasa por el cénit).

El trópico del hemisferio sur es el de Capricornio. El sol pasa por su cénit el 21 de diciembre, día del solsticio de invierno, en el hemisferio norte.

Los trópicos están situados a 23° 30′ de latitud a uno y otro lados del ecuador.

He aquí algunas ciudades que se encuentran aproximadamente en el trópico de Cáncer: Asuán (Egipto), La Meca (Arabia), Calcuta (India), Cantón (China), México D. F. (México) y la Habana (Cuba). Pretoria (Transvaal), Alice Springs (Australia) y Sao Paulo y Rio de Janeiro (Brasil) están situadas cerca del trópico de Capricornio.

De modo general puede decirse que la zona situada entre los trópicos (zona intertropical o tórrida) se caracteriza por la exuberancia de la naturaleza y por estaciones más o menos diferenciadas.

Existen tres tipos principales de climas cálidos:

1) Clima ecuatorial (a ambos lados del ecuador hasta 10° de latitud norte y sur), con fuertes lluvias durante todos los meses del año.

Estas lluvias torrenciales alcanzan dos máximas por año, en los equinoccios, cuando el sol está en el cénit, y dan origen a gigantescos ríos, como el Amazonas, cuyo caudal medio equivale a doscientas veces el del Sena. Su desembocadura mide 270 km, o sea, aproximadamente, la distancia entre París y Bruselas. En cuanto a su cuenca, es alrededor de veinte veces la superficie de la provincia de Buenos Aires.

La temperatura y la humedad son altas y constantes a lo largo del año. La temperatura media del mes más frío supera los 18 ºC, y la temperatura media anual se sitúa por encima de los 25 ºC. Las precipitaciones anuales sobrepasan los 1.500 mm e incluso, en algunas áreas, los 3.000 milímetros. La duración del día y de la noche es muy similar.

En las regiones ecuatoriales la humedad permanente, unida al calor, favorece el desarrollo de inmensas selvas compuestas por gigantescos árboles de inimaginable variedad: plátanos, palmeras, sifonias, caobas, etc. El bosque bajo de bejucos y heléchos arborescentes es prácticamente impenetrable: el hombre tiene que abrirse camino a través de él a golpe de hacha. Es la selva virgen o selva de lluvia, que cubre inmensos territorios en Guinea, Congo, Amazonia e Indonesia (o Insulindia)

La selva ecuatorial constituye un obstáculo para la población: el hombre se ve como abrumado por la violencia de la naturaleza. Los cultivos y las vías de comunicación están permanentemente aménazados por una vegetación natural que lo invade todo. La atmósfera pesada y húmeda y las lluvias casi diarias no favorecen la actividad humana.

La selva virgen sólo cuenta con algunas poblaciones aisladas, cuyos habitantes se dedican principalmente a recoger hierbas, frutos comestibles y raíces. Amazonia, por ejemplo, tiene menos de un habitante por kilómetro cuadrado.

2) Climas tropicales de dos estaciones, que son los de las regiones situadas entre los grados 5° y 20° de latitud norte y sur. El invierno es la estación seca y el verano la húmeda, con fuertes lluvias parecidas a las de la zona ecuatorial.
A medida que nos alejamos del ecuador aumenta la duración de la estación seca y disminuye la de la lluviosa. En estas regiones la selva es menos densa: los árboles no son tan gigantescos. Es la selvaparque, típica de Australia septentrional y del sudeste de Brasil, India y Vietnam.

Donde la estación seca predomina sobre la húmeda, la selva cede gradualmente el sitio a la sabana, inmensa extensión de hierba que durante la estación de las lluvias a veces llega a medir cuatro o cinco metros de altura. Pero la sequía de la estación invernal no permite que estas plantas se desarrollen: se marchitan y mueren. Son los llanos de las Guayanas, los campos de Brasil y la maleza congoleña (en ocre oscuro en el mapa).
Las poblaciones de las sabanas viven del cultivo y la ganadería.

3) Los climas subtropicales secos, que dan origen a la estepa: el suelo está cubierto de masas de hierbas cortas y secas, espaciadas unas de otras: Australia, África del Sur, noroeste de la India, pampa argentina. Cada uno de los tres medios, selva virgen, sabana y estepa posee fauna y flora netamente características.

Excepto la zona de los monzones, que goza de clima particular, puede decirse que la zona tórrida es inhóspita para el hombre. En ellos gran cantidad de gente que vive en esa región, lleva una existencia nómada o practica una primitiva forma de agricultura.

Los nómadas vagan en grupos reducidos, cazan, pescan y recogen frutos silvestres hasta que la región en la que se han establecido temporalmente deja de proporcionarles la subsistencia necesaria; entonces se ven forzados a buscar un nuevo habitat. Sus emigraciones no causan problema alguno, pues estos nómadas son poco exigentes en cuanto a comodidades.

EL MEDIO NATURAL: SABANA, SELVA VIRGEN Y ESTEPA

La transición entre las distintas zonas climáticas se realiza de modo progresivo; cada zona posee un paisaje característico: selva de lluvia en zona ecuatorial, sabana en zona tropical de dos estaciones, y estepa en zona subtropical seca. En cada uno de estos tipos de vegetación vive una fauna distinta. El conjunto suelo-flora-fauna constituye  el  medio natural

Dos veces al año, el 21 de marzo y el 21 de setiembre, el día y la noche son de igual duración en toda la superficie de la tierra. Son los equinoccios.

Esos días los rayos del sol caen verticalmente sobre el ecuador: se dice que el sol está en el cénit del ecuador.

Como decíamos antes el sol pasa por el cénit del trópico de Cáncer el 21 de junio y por el del trópico de Capricornio el 21 de diciembre. Son los días de los solsticios.

Cuando el sol pasa por el cénit de un lugar, sus rayos caen, pues, verticalmente sobre la tierra. De este modo provoca una intensa evaporación. Este paso del sol siempre coincide con una estación de lluvias abundantes: en efecto, el aire saturado de vapor de agua por la evaporación se eleva hacia las capas superiores más frías, se condensa y cae en forma de lluvia.

Estas lluvias reciben el nombre de cenitales, porque se producen en el momento en que el sol pasa por el cénit. Si se observa el diagrama de la izquierda se verá que el sol pasa dos veces al año por el cénit del ecuador, y en períodos que distan lo mismo uno del otro.

En teoría deberían producirse lluvias cenitales en marzo y setiembre. En la práctica, debido a la sobreabundante evaporación y al hecho de que el sol se aleja relativamente poco del cénit, el aire está constantemente saturado de vapor de agua. Todos los días del año las nubes se acumulan y después, por la tarde, se desencadenan violentas tormentas.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/diagrama_sabana.jpg

Observe los distintos ambientes a medida que nos alejamos del Ecuador, desde el bosque virgen en el ecuador hasta la estepa en el Trópico de Cáncer. Lo mismo ocurre en el hemisferio sur.

El clima ecuatorial es un clima de lluvias constantes. Si nos alejamos del ecuador, entre los 5 y 20 grados de latitud encontraremos un clima tropical con dos estaciones: seca en invierno y húmeda, análoga al clima del ecuador, durante los meses de verano. El diagrama nos muestra claramente que cuanto más nos alejamos del ecuador más corta es la estación húmeda.

Entre el ecuador y los trópicos, las distintas especies vegetales cobran vida según su capacidad para soportar la abundancia o la escasez de agua. Hemos visto que la selva virgen, la sabana y la estepa corresponden a los tres tipos de climas intertropicales. Pero la transición no es brusca: existen numerosos paisajes intermedios. La ilustración de la derecha nos muestra un aspecto típico de la selva de lluvia o selva virgen: en ella reina una húmeda atmósfera de estufa y la vegetación es lujuriante.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios4/sabana.jpg

Sabana

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estepa.jpg

Estepa

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/selva_virge.jpg

Selva Virgen

Debido a la estabilidad del clima, las plantas no gozan de período de reposo. Sus hojas caen una vez al año, pero no todas, motivo por el cual la selva siempre verdea. Los árboles llegan a medir 70 m. de altura y están unidos entre sí por bejucos que van de un tronco a otro.

Los árboles grandes detienen los rayos del sol y el bosque bajo aparece sumido en la penumbra. Allí la vegetación está menos desarrollada : se compone, sobre todo, de hierbas, musgo y tupidas alfombras de heléchos.

Si nos alejamos de la zona ecuatorial, disminuye la humedad y los árboles son de tamaño más reducido. Las plantas pierden la hoja durante la estación seca, período de descanso de los vegetales. En estas regiones, la selva de tipo ecuatorial sólo subsiste a lo largo de los cursos de agua: se trata de la selva en que abunda la caza.

Siempre alejándonos del ecuador, encontramos la sabana arbórea,  la sabana parque, la de matorrales y la herbosa. Con frecuencia, en la sabana se practica el cultivo itinerante en chamiceras: durante la estación seca se cortan los árboles a un metro del suelo, se queman las hierbas secas y los arbustos y después se procede a las plantaciones (arroz, mijo). En cuanto el suelo está agotado, cosa que sucede al cabo de cuatro o cinco años, y a veces menos, se abandona el campo que rápidamente recobra su estado salvaje, y se rotura más lejos.

En la región subtropical, la sequía ya no permite que crezcan árboles. En su lugar aparece la estepa, recorrida por gacelas, chacales y antílopes. Sus habitantes son pastores nómadas.

Observemos que cada zona climática se caracteriza por cierta clase de vegetación (flora) y por animales (fauna) que en este clima encuentran favorables condiciones de vida.

Esta asociación suelo-flora-fauna recibe el nombre de medio natural.

La selva virgen: Si la vegetación de la selva virgen es lujuriante y arrolladura, el mundo animal no aparece representado en ella de modo tan abundante. Las ramas, los bejucos y la maleza hacen que la selva sea tan densa que sólo los grandes animales pesados (elefantes, hipopótamos) pueden abrirse camino a través de ella. Los cursos de agua no sólo son los únicos caminos naturales sino también los lugares de reunión de numerosos animales: peces, en primer lugar, pero también, en el légamo de las orillas, cocodrilos y gaviales (cocodrilos de hocico largo).

Sabana, pradera tropical poblada de arbustos y árboles dispersos de varios tamaños. La aparición de la sabana podría deberse a las características del suelo, a fuegos periódicos provocados por rayos o por la acción humana, y a la influencia del clima. Las sabanas que aparecen por razones climáticas, como las del oeste y suroeste de África, se desarrollan en regiones con estaciones húmeda y seca bien marcadas y una precipitación media anual entre 100 y 400 mm.

Estepa (ecosistema), paraje llano y muy extenso que carece casi por completo de vegetación arbórea. El término estepa, en sentido estricto, tiene su origen en la palabra rusa stepj (traducido como desierto, en el sentido de no cultivado ni arbolado) con la que se nombran las praderas de gramíneas de la zona templada de Rusia y de la Europa del Este.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2_a.jpg

La Patagonia Características Fauna Suelo Clima Recursos Naturales

LA PATAGONIA, Recursos Naturales
Fauna, Suelo, Clima

La Patagonia se extiende desde los 40° de latitud sur hasta el estrecho de Magallanes. Se trata de una meseta situada entre los Andes y la costa atlántica. Su clima es decididamente continental. La Patagonia es el país de los inmensos rebaños de ovejas, productores de lana y de carne. Los vigilan los famosos gauchos, que están al servicio de grandes estancias. El petróleo es la principal fuente de energía del país, aunque éste se halla en trance de utilizar la fuerza hidroeléctrica de sus ríos.

Argentina se extiende desde el trópico de Capricornio hasta los 50° de latitud sur, y presenta por ello gran diversidad de paisajes. Éstos evolucionan desde la sabana de carácter ecuatorial, en el norte, hasta un paisaje polar, la Tierra del Fuego, en el sur. La Patagonia se extiende del paralelo 40 hasta el estrecho de Magallanes.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/mapa_patagonia.jpg

Mapar de la Patagonia: El subsuelo de Santa la Patagonia encierra riquezas incalculables, cuya explotación, que se traduce en grandes aportes a la economía del país, ha significado un cambio fundamental en la vida de las
provincias sureñas. El necesario incremento de la misma requiere grandes inversiones, la implementación de moderna tecnología y un plan que respete escrupulosamente  las condiciones ecológicas.

Si trasladáramos la Patagonia al hemisferio norte comprobaríamos que se encuentra prácticamente en la misma latitud que Francia. Y, sin embargo, la Patagonia está muy lejos de tener clima templado. Está formada por una meseta rocosa de una altura media de 300 a 400 m., situada al sur del río Colorado, entre los Andes, al oeste, y el océano Atlántico, al este. En esta meseta los ríos que proceden de las montañas han excavado profundas cortaduras y cañones.

¿Por qué tiene la Patagonia diferente clima que Francia, si la latitud es la misma? La razón principal es su situación en la vertiente interior de los Andes. Esta cordillera detiene los vientos del oeste, que suavizan la temperatura y provocan precipitaciones; cuando los vientos consiguen vencer el obstáculo de la montaña se han vuelto fríos y secos. La Patagonia tiene, pues, clima continental muy notable.

Además, las tempestades de arena no son raras, pues la meseta, que se compone de una base muy antigua, está recubierta de capas sabulosas terciarias. Su suelo no es estéril; la estepa de los desiertos constituye la vegetación espontánea del país.

A lo largo de la costa atlántica, la meseta domina con sus acantilados una delgada franja litoral. Aunque muy recortada, esta costa ofrece pocas posibilidades a la instalación de puertos. Algunas corrientes y fuertes mareas convierten dicha zona costera en poco segura para la navegación.

El aspecto general de la Patagonia argentina es el de una llanura de estepas escalonadas en una serie de abruptas terrazas, cubierta con una enorme capa de grava, casi desprovista de vegetación. Hacia los Andes la grava se ve sustituida por lavas porfíricas, graníticas y basálticas; la vida animal se hace más abundante y la vegetación más rica (hayas, coniferas).

Entre las principales depresiones que cortan transversalmente la meseta se cuentan el Gualicho, al S. de Río Negro; el Maquinchar, el Valcheta, el Senguer y el Deseado. Otras depresiones estuvieron ocupadas por lagos más o menos extensos, como el Yagagtoo, Musters y Colhuapi y otros situados al S. de Puerto Deseado.

La vertiente oriental es más cálida que la occidental, sobre todo en verano, por la influencia de la corriente ecuatorial del S. Hacia el O. se halla la región minera, que contiene yacimientos de oro, plata, cobre y lignito. Presenta una baja densidad de población, que se concentra sobre todo en ciudades como Neuquén, Comodoro Rivadavia, Trelew, San Carlos de Bariloche y Río Gallegos, entre otras. La región fue explorada por Magallanes en 1520.

Monte Fritz Roy en la Patagonia

La Patagonia posee reservas naturales que contienen gran diversidad de animales y plantas. Numerosos animales originarios de la pampa buscaron allí refugio. Éste es el caso del ñandú (Rhea americana), un ave corredora que mide 1,70 m. de altura; del guanaco, originario de Perú y pariente de la llama, aunque vive en estado salvaje, y del mará, llamado liebre de Patagonia o de las pampas.

La estepa patagónica
la estepa patagónica se extiende por el centro de Neuquén, centro-sur de Río Negro, casi la totalidad de Chubut, Santa Cruz y el norte de Tierra del Fuego, exceptuando la franja cordillerana. Se caracteriza por el dominlo de arbustos bajos de ramas cortas y hojas pequeñas, adaptados a la aridez y los fuertes vientos.
Casi todas las especies vegetales se presentan agrupadas y compactas, formando una superficie uniforme y muy próxima al suelo. Se localizan arbustos como la llareta, el coirón, el neneo y la mata negra.
En el sector occidental de la meseta y el norte de Tierra del Fuego, donde la humedad es mayor, se desarrolla un manto ce gramíneas. En cuanto a la fauna, hay herbívoros como el guanaco y la mará o liebre patagónica, carnívoros como el zorro gris y el puma, y aves como las martinetas, el ñandú petlso y las perdices.

También encontramos allí al tuco-tuco, mamífero roedor apodado rata de peine a causa de los pelos resistentes que envuelven la base de sus uñas. El puma merodea igualmente por aquellos parajes. También se encuentran grandes colonias de pingüinos, mientras que las aguas rebosan de focas y de marsopas.

Tuco Tuco

Tuco-Tuco

fauna de la patagonia

Cuando los españoles que se habían establecido en Argentina llegaron hasta la Patagonia, encontraron en ella una población autóctona: los tehuelches, que vivían principalmente de la pesca y de la caza. Esos tehuelches han desaparecido por completo hoy día.

El desarrollo moderno de la Patagonia data de 1880. El territorio situado al sur del río Negro fue proclamado posesión argentina al término de una campaña militar contra los indios; mientras, algunos españoles e ingleses organizaban la cría de ganado lanar.

La Patagonia es el país de los grandes rebaños de ovejas, que vigilan los gauchos. Durante mucho tiempo esos hombres, que llevaban una vida nómada, se opusieron a cualquier intrusión en lo que consideraban sus dominios; pero hubieron de ceder.

Se construyeron líneas férreas que llegaban hasta muy adentro del país, y los grandes terratenientes españoles cercaron sus tierras con alambre espinoso. Así se puso fin a la vida errante de los gauchos, que pelearon encarnizadamente, a principios del siglo XIX, para rechazar a los invasores.

Esta lucha por la libertad se vio coronada por el éxito, y es todos los años motivo de conmemoración. Los gauchos del siglo XX están sindicados y trabajan al servicio de grandes estancias o empresas agrícolas. Sin embargo, han conservado sus canciones y su forma de vestir. A ellos se unieron, también, los inmigrantes que encontraron empleo   en   estas   explotaciones.

Las estancias, en la Patagonia, son generalmente muy grandes (1.000 ha. aproximadamente) y cuentan con varios millares de ovejas. En la época del esquileo reina allí una actividad febril. Las balas de lana son transportadas por camiones y ferrocarril a los puertos de la costa. Más de la mitad de la producción argentina de lana proviene de la Patagonia. Algunos cruces han permitido también obtener ejemplares destinados a la producción de carne.

En otoño principia la temporada en los grandes mataderos y frigoríficos de Río Gallegos, San Julián, Santa Cruz y Puerto Deseado. Las ovejas se encuentran principalmente en el sur, donde un clima más suave les permite encontrar hierba de mejor calidad.

El norte de la Patagonia, allí donde es posible irrigar las tierras, y el valle del río Negro, se dedican a la agricultura. Los campos se cultivan de manera intensiva y producen patatas y centeno. Los vergeles no son raros, y en algunas lomas bien preparadas se llega a encontrar hasta algún viñedo.

petroleo en la patagoniaEsta parte del país es naturalmente la menos poblada. Es una región magnífica en la que abundan los lagos; entre otros, el Nahuel Huapi, cuyo lugar de emplazamiento ha sido notablemente valorizado y convertido en un gran centro de turismo.

Recientemente se ha descubierto carbón en la Patagonia, aunque no de gran calidad. Los yacimientos están cerca de la frontera chilena. La industria carbonífera ocupa a unos seis mil obreros.

Económicamente, es más importante la explotación de los yacimientos de petróleo, cuyo principal centro es Comodoro Rivadavia, capital de la Patagonia. Los campos petrolíferos están situados a lo largo de la costa atlántica.

Hasta lo presente, sin embargo, resultan insuficientes para proveer a las necesidades del país, que ha de recurrir a la importación. Se están realizando grandes trabajos para construir junto a los ríos centrales hidroeléctricas.

Como en todo el territorio argentino, en la Patagonia las ciudades están emplazadas a lo largo de la costa o en la desembocadura de los ríos. Son, generalmente, poblaciones portuarias que se benefician de la riqueza del interior del país.

La Patagonia está llamada a representar un gran papel en la economía del país argentino, y hay puestas en ella grandes esperanzas, especialmente en el plano industrial.

CHIBUT: LAS BALLENAS EN LA  PENÍNSULA DE VALDÉS

La península Valdés, a la que se puede acceder desde Puerto Madryn, se extiende sobre una superficie de 3.620 km2. Sus 400 km de costa cambiante, templada, constituyen un paraíso para los pescadores y una de las mayores atracciones turísticas del país. Asombra recorrer el estrecho istmo Ameghino, que se interpone entre el golfo de San José, al norte, y el Nuevo, al sur, y une la península al resto del continente.

En ambos golfos se registran las mareas con mayor diferencia de nivel del mundo: cada cuatro horas, las aguas suben en uno y bajan en el otro, con un desnivel tan marcado, que se ha considerado a la península como la más extraordinaria fuente de energía mareomotriz, con un potencial eléctrico que urge aprovechar.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/valdez.jpg

Pero Valdés no es sólo uno de los accidentes geográficos más espectaculares de la Argentina: sus condiciones climáticas -su temperatura no excede los 30° C ni desciende por debajo del cero-, su topografía y su ubicación geográfica la convierten en una de las reservas de fauna más importantes del país y del mundo.

Las loberías y las elefanterías de Valdés, con poblaciones estables de más de 150.000 ejemplares, alternan con colonias de pingüinos de diferentes variedades, cuyo número supera los dos millones.

Como sí no bastara tanta belleza, como si tanta majestuosidad no fuese suficiente, entre los meses de junio y diciembre, convocadas por la gran concentración de plancton y krill que hay en las aguas y las temperaturas reinantes, ingresan majestuosamente a los golfos San José y Nuevo las ballenas francas, la variedad más antigua y de mayor tamaño que existe en el mundo. Cuesta creer cuando, en un extraño ballet, esas moles de más de 30 toneladas de peso emergen, saltan y caen de espaldas sobre el mar. No es una pirueta, sino todo un gesto de amor.

ACTIVIDADES AGROPECUARIAS. Más de la mitad de los terrenos sembrados están ocupados por plantaciones de hortalizas. Las tierras aptas para la agricultura en la provincia de Chubut se concentran en los valles cordilleranos y pre-cordilleranos, únicas áreas fértiles en las cuales es posible realizar cultivos de secano.

Tal es el caso de Maitén-Leleque, Epuyén, Cholila, Esquel-Trevelin, Tecka y Alto Río Senguer. Se trata de un recurso de localización limitada y escasa, que solamente puede ser ampliado mediante prácticas de riego, como las que habitualmente se aplican, por ejemplo, en el valle inferior del río Chubut y en Sarmiento, en el curso inferior del río Senguer.

La naturaleza de los pastizales de estas tierras las vuelve aptas para la actividad pecuaria. En el resto del territorio chubutense predomina la ganadería ovina extensiva.

SANTA CRUZ:
EL PETRÓLEO Y EL GAS. Estos productos se obtienen de las cuencas de San Jorge, al noreste, y de la Austral, al sur. La prospección y explotación de la cuenca de San Jorge se iniciaron en la zona costera, en Cañadón Seco, y posteriormente progresaron hacia el oeste y suroeste, en dirección a Pico Truncado, Coluel Kayke y Las Heras.

Los principales centros del área, con la excepción de Puerto Deseado, crecieron estrechamente relacionados con la expansión de la explotación. Los núcleos más estables son los relacionados con la planta depuradora y compresora de gas ubicada en la cabeza del gasoducto Pico Truncado-Buenos Aires, al que se ha conectado el proveniente de la cuenca Austral, desde Cerro Redondo, en 1973, y desde San Sebastián, en 1978.

En Cañadón Seco se encuentra también una planta compresora de gas relacionada con el primitivo gasoducto. En Caleta Olivia están emplazados los principales depósitos de petróleo y el puerto de salida de la producción de la cuenca.

Ya en el ámbito de la cuenca Austral, ios yacimientos de Cerro Redondo y El Cóndor, situados al sur de Río Gallegos, en las proximidades del límite con Chile, son de tipo estructural, lo que en gran medida reduce el carácter aleatorio de las perforaciones. Sin embargo, la producción de petróleo es reducida.

El gran potencial de la cuenca Austral es el gas, con reservas comprobadas de casi 100.000 millones de metros cúbicos en la cuenca Austral, mientras que las de San Jorge llegan a unos 45.000 millones. El yacimiento más importante es el de Posesión, al sur de Cerro Redondo.

Tanto la cuenca de San Jorge como la cuenca Austral comparten su carácter meramente extractivo, sin contar con ningún tipo de procesamiento industrial en el lugar. Este hecho representa un síntoma más de las condiciones en que se desenvuelve la economía de Santa Cruz.

http://historiaybiografias.com/archivos_varios5/fuente_credsa2.jpg