Masacre de My Lai Matanzas de Civiles en Vietnam Guerra


MATANZAS EN LA HISTORIA: LA MATANZA DE MY LAI EN VIETNAM

masacres humanas

El 16 de marzo de 1968 un centenar de soldados norteamericanos, fueron los responsables del hecho mas aberrante dentro del conflicto bélico en Vietnam, cuando masacraron a una indefensa aldea de campesinos. Asesinaron a mas 300 civiles vietnamitas, entre ellos gran parte de mujeres , niños y ancianos, que se encontraban en tareas pasivas, pues los jefes de familia trabajaban en sus cultivos para su alimentación.

En 1968, los efectivos norteamericanos en la contienda en Vietnam alcanzaron la cifra de medio millón. Ese año parecía que Estados Unidos comenzaba a dominar la situación en Vietnam, pero la ofensiva del Tet acabó con esta ilusión.

Aprovechando la tregua del Año Nuevo lunar budista (Tet), en enero de 1968, el Vietcong lanzó una gran ofensiva y 600.000 soldados arremetieron contra Vietnam del Sur, Saigón, su capital, fue atacada por 15 lugares distintos y los comunistas ocuparon la Embajada de Estados Unidos durante seis horas. Las represalias no se hicieron esperar.

En la mañana del 16 de marzo de 1968, un pelotón de soldados estadounidenses 1 legó a la aldea de My Lai, en la provincia vietnamita de Da Nang. Pensando que el pueblo albergaba una patrulla del Vietcong que había participado de  la ofensiva del Tet, se había ordenado su destrucción así como la detención de los no combatientes. Amparándose en estas instrucciones, el capitán de la compañía ordenó no sólo la destrucción de las viviendas y los alimentos, sino también de los habitantes, quienes fueron considerados enemigos.

Cuando los soldados llegaron, sólo encontraron mujeres, niños y ancianos desarmados y ni rastro de guerrilleros del Vietcong. Sacaron a todos de sus chozas, los mataron con bayonetas y los tiraron a zanjas.

El hecho trató por todos los medios de ocultarse, pero semejante atrocidad no pudo quedar oculta, y fue difundido por todo el mundo. Hay también información, que ese mismo día por la mañana, otro grupo de soldados americanos a llegar a la aldea de My Khe, y no encontrar resistencia, asesinados unas 150 personas de esa aldea.

No solo fueron asesinados, sino también las mujeres violadas y los hombres torturados. Los soldados potenciados por la agresividad lanzaban granadas adentro de las casas y tiraban ráfagas de balas por todas partes sin importar para nada las consecuencias.

TENIENTE CALLEY
(Georgia, EE. UU. – 1943)
Criminal de guerra sobre el que recayó la responsabilidad
de la masacre de My Lai (Vietnam del Sur) .
¿Asesino sádico, ejecutor de la irracionalidad
de la guerra, o chivo emisario?

teniente calleyTeniente del ejército estadounidense, Calley alcanzó celebridad internacional en 1971, cuando un jurado militar, luego de hacerlo responsable de la masacre ocurrida en My Lai, Vietnam del Sur, lo condenó a prisión perpetua. En dicha matanza, ocurrida en marzo de 1968, fueron bárbaramente asesinados 22 civiles.

Los pormenores del juicio fueron seguidos con gran interés por la opinión pública estadounidense. Perpleja, la multitud se dividió, no sabiendo cómo juzgar al reo: ¿criminal o no?

Hasta entonces, se creía que los soldados estadounidenses no cometían ningún tipo de atrocidad en Vietnam. La investigación de este caso y el largo juicio provocaron una crisis de consciencia en el ámbito nacional.

La mayoría, en descargo del teniente, decía que eran muchos los que sostenían que la culpa debería recaer sobre sus superiores, o por lo menos ser compartida por ellos. Otros decían que incidentes de ese tipo eran
inevitables durante una guerra. Se tachaba de irracional la condena porque el ejército enseñaba a los soldados precisamente a matar.

No todos los que minimizaban la actuación de Calley eran simpatizantes de la administración de Nixon. Algunos pertenecían a grupos pacifistas o de izquierda, y se pronunciaron en contra de la condena utilizando como argumento la teoría del «chivo expiatorio».

Alegaban que el nivel de inmoralidad alcanzado por la guerra era tal, que hombres comunes como Calley eran obligados a matar. Frente a la magnitud alcanzada por el problema, Nixon ordenó que Calley abandonara el Fuerte Benning y que fuera mantenido en prisión domiciliaria. Más tarde, otra comisión militar fue encargada de rever el caso, y en agosto de ese mismo año confirmó la culpabilidad del reo, pero la pena original fue conmutada por veinte años de prisión. Hace poco se habló de su posible liberación.