Diferencia Entre Alimentacion y Nutricion Tipos de Nutrientes



Diferencia Entre Alimentación y Nutrición
Tipos de Nutrientes y Grupos de Alimentos

Nuestro desarrollo físico e intelectual fundamentalmente durante el crecimiento está íntimamente relacionado con la alimentación, debido a que los materiales que necesita nuestro cuerpo para desarrollarse (calcio para los huesos, proteínas para los músculos…) se obtendrán directamente de los alimentos ingeridos. Los trastornos alimentarios alteran la salud, modifican la vida cotidiana y pueden acarrear la muerte.

La sentencia «somos lo que comemos» encierra algo de verdad: las sustancias químicas de los alimentos digeridos son transportadas por la sangre a las células, donde se utilizan en los procesos vitales. De ahí que el exceso o la carencia de ciertos alimentos pueda tener graves consecuencias para la salud.

La medicina antigua ya reconocía la importancia de la dieta equilibrada para la salud, mientras que los experimentos del s. XVIII establecieron su papel en la aportación de energía al cuerpo. Algunos de los primeros médicos ya notaron el efecto de la dieta sobre la salud. En la antigua Crecía, la dieta equilibrada se consideraba una condición del modo de vida saludable. El filósofo Anaxágoras fue uno de los primeros en apreciar que los nutrientes de la comida consumida eran absorbidos por el cuerpo

La alimentación saludable es la que aporta todos los nutrientes esenciales y energía que cada persona necesita para mantenerse sana. Los nutrientes esenciales son: proteínas, hidratos de carbono, lípidos, vitaminas, minerales y agua., o también podemos decir que la alimentación es la forma de proporcionar al hombre la energía (calorías) y los nutrientes (hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y agua) indispensables para su subsistencia.

La alimentación humana es mixta u omnívora, es decir, está constituida por alimentos diversos, tanto de origen animal como vegetal y mineral, es decir, come de todo. Las personas que en forma habitual se alimentan de toda clase de comestibles sin discriminación alguna y que además han tenido algún proceso químico o mecánico, sufren desequilibrios por deficiencia de nutrientes, por exceso o por la combinación inadecuada de los productos y los sabores.

Sin embargo, muchas personas optan, debido a diferentes motivos, por una alimentación vegetariana estricta, por una dieta lacto-ovo-vegetariana, por una macrobiótica, o bien por alguna de las dietas de moda que, en general, predisponen a sufrir carencias alimentarias.

Alimentación vegetariana estricta. Incluye sólo cereales, legumbres, hortalizas y frutas.

Alimentación lacto-ovo-vegetariana. Además de incluir alimentos vegetales, agrega lácteos y huevo.

Macrobiótica. Consiste solamente en la incorporación de algunos cereales y poca cantidad dé líquidos.

Dietas de moda. Son aquellas elaboradas sin ninguna base científica, que pretenden poseer cualidades que no pueden demostrarse y que



 exageran propiedades y efectos no evidentes ni probados.

Una alimentación variada, equilibrada y adecuada para cada etapa contribuye a mantener un buen estado de salud general mediante el correcto crecimiento, desarrollo y funcionamiento de todos los órganos y sistemas del cuerpo.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

Hay que diferenciar:

a) Alimentación: Es la forma de proporcionar al hombre (o animales) la energía (calorías) indispensable para su subsistencia. Es el aporte de todo tipo de productos (alimentos) ya sean naturales o transformados, que ingeridos dan al organismo lo que necesita, es un acto voluntario y consciente que se puede educar y modificar, para lo cual es muy importante que se conozcan los alimentos, cómo se agrupan, que tipo de nutrientes tienen, cómo utilizarlos…

b) Nutrición:La nutrición es el proceso por el cual los organismos vivos aportan alimento a sus células. Los animales –incluidos los humanos– deben ingerir comida y luego digerirla hasta que se convierta en una sopa compuesta de nutrientes químicos que serán distribuidos a las células en la sangre.

En sintesis la nutrición consiste en una serie de procesos que realiza el organismo, después de ingerir los alimentos, para transformarlos en nutrientes, que son en realidad los que reparan los continuos desgastes de materia y energía que sufre nuestro cuerpo. (Procesos fisiológicos como la digestión, la absorción, el transporte y metabolismo de los nutrientes)

Podemos encontrar personas muy bien alimentadas pero mal nutridas, cuando los alimentos que consumen no aportan nutrientes suficientes o son de baja calidad. Ejemplo: comer mucha bollería, patatas fritas, bebidas azucaradas y poca verdura, carne, pescado o yogur.

Los alimentos son todas aquellas sustancias —naturales o elaboradas— con propiedades nutritivas y psicosensoriales que, incorporadas al organismo, son susceptibles de ser digeridas y absorbidas por nuestro sistema digestivo y contribuyen, de esta manera, al mantenimiento del equilibrio funcional orgánico. Los nutrientes, en cambio, son compuestos químicos (o moléculas) que satisfacen las necesidades de materia y energía requeridas en todas las funciones orgánicas.

Ahora bien, ¿es lo mismo un alimento que un nutriente?, ¿qué diferencia existe entre ambos?

Los alimentos son todas aquellas sustancias –naturales o elaboradas– con propiedades nutritivas y psicosensoriales que, incorporadas al organismo, son susceptibles de ser digeridas y absorbidas por nuestro sistema digestivo y contribuyen, de esta manera, al mantenimiento del equilibrio funcional orgánico.



Los nutrientes, en cambio, son compuestos químicos (o moléculas) que satisfacen las necesidades de materia y energía requeridas en todas las funciones orgánicas.

Cuando incorporamos alimentos, nuestro cuerpo los degrada y transforma en partículas más pequeñas (digestión) y así pasan a la sangre (absorción), para luego ser metabolizados y asimilados por cada célula del cuerpo y, de esa manera, obtener la energía y los nutrientes indispensables para asegurar la formación, el mantenimiento y la reparación de los tejidos, para la regulación de la temperatura corporal, para el trabajo muscular y para el correcto funcionamiento del cerebro. Lo que no se utiliza, se elimina a través de productos de desecho mediante la orina y las heces (excreción).

lind james nutrientes

Lind James, médico escocés de la Marina Real británica, fue pionero en muchas prácticas que mejoraron la salud de los marinos, como la mejor ventilación e higiene. Su descubrimiento de que los cítricos aliviaban los síntomas del escorbuto (importante causa de muerte en travesías largas, que hoy día se sabe debida a la deficiencia de vitamina C también mejoró la alimentación a bordo. Incluso es posible que sus métodos sistemáticos para demostrarlo hicieran de su estudio el primer ensayo clínico.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

NUTRIENTES: Los nutrientes son las partículas más pequeñas de los alimentos que el cuerpo humano puede aprovechar y utilizar posteriormente.

El papel de los nutrientes: El químico británico William Prout clasificó en 1827 los nutrientes de los alimentos en categorías que aún son reconocidas hoy: hidratos de carbono, grasas y proteínas. En 1840, el alemán Justus von Liebig descubrió que estas sustancias están compuestas por los elementos químicos presentes en todas las demás sustancias orgánicas, en particular el carbono.

Se necesitan grandes cantidades de hidratos de carbono y lípidos (aceites y grasas) para aportar energía, la cual es liberada en las células mediante el nroceso mrímico de la respiración , normalmente en presencia de oxígeno. Primero los nutrientes son digeridos en el tracto digestivo y luego llevados a las células en sus formas más simples: los hidratos de carbono como azúcares, y los lípidos como ácidos grasos.

Los aminoácidos también son nutrientes esenciales: acumulados en las células dentro de las proteínas, se utilizan para el crecimiento y la división celulares , así como para otras funciones celulares. Algunos nutrientes se clasifican como «esenciales» porque no pueden ser creados por el organismo y deben ser obtenidos de la comida.

De los veinte aminoácidos necesarios, alrededor de la mitad deben proceder de la dieta. Algunos ácidos grasos son esenciales también para la regulación de diversas funciones, como  la tensión arterial y la coagulación.



Entre los nutrientes esenciales, tal vez los más conocidos sean las vitaminas. Su papel fue reconocido a principios del s. XX por el bioquímico británico Frederick Gowland-Hopkins y por el neerlandés Christiaan Eijkman. La importancia de las vitaminas para la salud resulta más evidente cuando faltan estos micronutrientes, lo que provoca una enfermedad carencial.

Estos nutrientes se clasifican de la manera siguiente:

I. Glúcidos o Hidratos de Carbono
Con este nombre se agrupa una serie de sustancias compuestas por carbono (C), hidrógeno (H) y oxígeno (O).

Los glúcidos se pueden dividir en:

elogios importantes para la mujer

Monosacáridos: son la galactosa, la fructosa y la glucosa. Esta última es muy importante en el metabolismo celular.

Disacáridos: son la sacarosa, la lactosa (que se conoce como el azúcar de la leche) y la maltosa.

Polisacáridos o glúcidos complejos: están formados por muchas moléculas de monosacáridos. Entre los más importantes tenemos el almidón, que se encuentra en los vegetales; el glucógeno que es el principal glúcido de reserva; y la celulosa (fibra vegetal) que no puede ser digerida por el intestino humano y que es muy beneficiosa para prevenir el estreñimiento.

II. Lípidos o Grasas
Son compuestos que están formados por carbono (C), hidrógeno (H) y oxígeno (O). También tienen en su estructura la presencia de moléculas de ácidos grasos y de glicerina.

Los lípidos se dividen en:

Ácidos grasos saturados que se encuentran en la carne, huevos, leche, pastelería, bollería y helados, que tienen una consistencia sólida a temperatura ambiente. Es aconsejable reducir su ingesta para mantener controlado el colesterol.
Ácidos grasos insaturados: se encuentran en las grasas vegetales como el aceite de oliva, giraso. Entre los ácidos grasos insaturados existen unos que se llaman “ácidos grasos esenciales” como el linoleico que son imprescindibles para la vida.

Dentro de los lípidos de origen animal hay que destacar los pescados azules (sardinas, boquerones…), los cuales son muy convenientes en nuestra dieta, porque son ricos en ácidos grasos insaturados, cuya ingesta resulta beneficiosa en la prevención de enfermedades coronarias como el infarto.

III. Proteínas
Las proteínas son muy importantes para el desarrollo del cuerpo humano. Están formadas por partículas muy pequeñas llamadas aminoácidos, de los cuales ocho, que se conocen como aminoácidos esenciales, no pueden ser sintetizados por el organismo y tienen que ser introducidos mediante la dieta, es decir, con los alimentos.

Desde el punto de vista nutritivo, son mejores las proteínas de origen animal que las de origen vegetal, pero cuando se mezclan lentejas o garbanzos con arroz, lentejas con acelgas, o garbanzos con espinacas, (por ejemplo) se refuerzan hasta el punto que pueden equipararse, nutricionalmente, con las proteínas de la carne.

IV. Vitaminas (ver tabla)
Es preciso ingerirlas en pequeñas cantidades, puesto que el organismo humano no las puede fabricar. Por tanto, si se realiza una correcta alimentación no es necesario el aporte externo en forma de complejos vitamínicos.
Tenemos dos clases de vitaminas:

paginas web

Liposolubles: Son la A, D, E, K; se disuelven en grasas y se almacenan en el hígado y en el tejido adiposo.
No es necesario administrarlas diariamente.

Hidrosolubles: Son el grupo de las vitaminas B y C. Se necesitan para el aporte diario y son solubles en agua. Las vitaminas se encuentran fundamentalmente en frutas y verduras.

El agua es  la única bebida que el ser humano necesita para vivir. La cantidad de agua al día es, aproximadamente, de uno a dos litros, dependiendo de la temperatura y del tipo de alimentación.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

AMPLIACIÓN:

HIDRATOS DE CARBONO: También denominados glúcidos o azúcares, constituyen a fuente de energía básica del organismo y, lo que es más, son el único combustible que el cerebro pue­de asimilar y aprovechar.

Representan el 2% del peso corporal.

Aportan unas 4 calorías por gramo.

Deben representar del 50 al 60% del total de los nutrientes consumidos por día; solamente un 10% de ese total podría es­tar constituido por azúcares, y el resto, por almidones y fibra.

Se incorporan con el azúcar común y con todos os alimentos que la contengan: frutas, pastas y harinas en general, dulces, arroz, papas, batatas, etcétera.

nutriente

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

PROTEINAS: Su función es bá­sicamente “plás­tica” o «estructu­ral, es decir, for­mar, mantener y reparar todos los tejidos del cuer­po. tas proteínas están constitui­das por veinte ti­pos distintos de aminoácidos, de los cuales diez son esenciales o indispensaoles (no pueoen ser fa­bricados por nuestro organismo), y los demás, no esenciales (son sintetizados por nuestro cuerpo).

Representan del 13 al 15% del peso corporal.

Aportan unas 4 calorías por gramo.

Deben representar del 15 al 20% del total de los nutrientes consumidos por día.

Se incorporan con carnes (vacuna, ovina, de ave, de pescado), productos lácteos, legumbres, clara de huevo, cereales, etcétera.

nutriente

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

LIPIDOS: Conocidos vulgarmen­te como grasas, son fundamentalmente fuentes de reserva energética. Tienen co­mo función principal aportar calorías, servir de vía de transporte para las vitaminas A, D, E y K y los ácidos grasos esenciales, amor­tiguar y proteger ór­ganos.

Representan del 10 al 13% del peso corporal.

Aportan unas 9 cabrias por gramo.

Deben representar del 25 al 30% del total de los nutrientes consumidos por día.

Se incorporan con aceites vegetales, grasas animales, algunos frutos como palta y nueces, frituras, fiambres y embutidos, etcétera.

nutriente

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

AGUA: El agua es un compo­nente indispensable para la vida y el más abundante en todos los alimentos: llega a una proporcion del 90% en algunas fru­tas y verduras; del 60% en carnes y es muy escasa en gra­sas, semillas y frutas secas.

Algunas de las principales funciones del agua son: el trans­porte de nutrientes y productos de desecho, la regulación de la temperatura corporal, la disolución de sustancias, la composición del citoplasma celular.

El agua representa el 70% del peso corporal. Se estima que un adulto requiere 35 ml de agua por kilogramo de peso cada día, y un niño, entre 50 y 60 ml en la misma proporción.

tomate

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

VITAMINAS Y MINERALES: Las vitaminas son compuestos orgánicos complejos presentes en forma natural en los animales y los vegetales, y se necesitan en muy pequeñas cantidades a diario.

Son esenciales para asegurar un sinnúmero de funciones celulares y, además, para llevar a cabo muchos procesos metabólicos.

Se dice que son nu­trientes esenciales porque nuestro organismo no puede formarlas; por lo tan­to, deben ser incorporadas con los alimentos.

Los minerales son compuestos inorgánicos reguladores de muchos procesos que tienen lugar en el organismo, como la contracción muscular. por ejemplo. Más adelante veremos en qué alimentos se encuentra cada vitamina y mine­ral, yen el siguiente capítulo, los efectos del déficit y el exceso de su ingesta.

vitaminas nutrientes

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ALIMENTOS: “Alimento” es todo lo que comemos o bebemos, prescindiendo de su valor nutritivo, que vendrá determinado por la cantidad y la calidad de los nutrientes que contenga el alimento.

GRUPOS DE ALIMENTOS
 ALIMENTOS LACTEOS
GRUPO I
 HUEVOS
GRUPO II
Leches y DerivadosHuevos, pecados,
carnes
 NUECES
GRUPO III
 LEGUMBRES Y VERDURAS
GRUPO IV
Frutos secos, Papas, LegumbresVerduras y Hortalizas
 VERDURAS Y FRUTAS
GRUPO V
 PAN
GRUPO VI
FrutasPan, Cereales, Azúcar
ACEITES
GRUPO VII
Aceites, grasas y manteca

GRUPO I: El calcio es el elemento más importante del hueso. La leche, el queso y el yogurt, son los únicos alimentos que lo aportan en cantidad considerable. Un régimen pobre en leche y derivados, ocasiona trastornos en el desarrollo óseo en el niño y desmineralización en el adulto acompañada de fatiga general, y de dolores pseudo reumáticos. Los enfermos con trastornos del metabolismo de las grasas (colesterol o triglicéridos) deben tomar la leche y sus derivados en forma descremada.

GRUPO II:  Es necesario considerar que las proteínas son los constituyentes principales de la materia viva, de ahí su importancia. El valor nutritivo de la carne es equiparable al de los pescados y los huevos. Conviene no obstante consumirlos todos en las raciones aconsejadas.

GRUPO III , V y IV: Son en general alimentos hipocalóricos, son fuente importante de vitamina C. Por otra parte, proporcionan fibra alimentaria, asegurando con ello un tránsito intestinal normal, si su consumo es regular. De entre las verduras, las más ricas en vitamina C son las verdes, que asimismo tienen la ventaja de aportar minerales antianémicos (hierro y cobre).

GRUPO VI: Este grupo de alimentos aporta fundamentalmente hidratos de carbono, como la papa, los cereales y derivados (pasta: fideos, macarrones, etc.) y las leguminosas. Pueden aportar también otros principios, sobre todo vitaminas del grupo B (cereales y leguminosas) y vitamina C (papa).

GRUPO  VII: Las materias grasas (mantequilla, margarina, aceites, tocino) son básicamente alimentos que aportan grasa, en consecuencia son alimentos hipercalóricos. Son fundamentalmente energéticos, si bien cumplen otras funciones de gran importancia biológica, ya que constituyen el vehículo de las vitaminas liposolubles y son fuente exclusiva de ácidos grasos esenciales.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

CONSEJOS PARA EVITAR INTOXICACIONES

# Compre la carne en un establecimiento de confianza, con una higiene escrupulosa.
# Nunca coma carne, pescado, aves o huevo pasados, o cuya fecha de consumo preferente haya caducado.
# Compre alimentos fríos, que hayan estado en neveras por debajo de 5 °C, y manténgalos a esta temperatura, o a una más baja, en casa.
# Transporte los alimentos frescos, fríos y congelados rápidamente y en bolsas isotérmicas.
# En casa, guarde los alimentos en las condiciones adecuadas. No deje que la carne cruda gotee en otros alimentos.
# Prepare bien la carne, el pescado, las aves y los huevos. Asegúrese de que la carne no presenta zonas rosadas una vez hecha.
# Proceda con especial precaución al recalentar comida. Cuando utilice el microondas, asegúrese de que los alimentos hierven en todo momento y déles la vuelta durante la cocción.
# Utilice rápidamente las sobras o tírelas.
# Mantenga muy limpios los utensilios, los platos, las sartenes y la cocina.
# Lávese y séquese las manos después de manipular alimentos crudos y antes de tocar otros.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria5.jpg

COMPLEMENTO INFORMATIVO:
Comidas rápidas y salud:

Un buen estado de salud se consigue cuando el conjunto de sistemas químicos que mantienen la actividad celular se encuentra en estado estacionario con el entorno, es decir que las velocidades de entrada y de salida de materia y energía del organismo están compensadas. Estos sistemas están formados por especies químicas muy variadas -iones, moléculas pequeñas, macromoléculas- reguladas por medio de complicados mecanismos enzimáticos y hormonales.

Precisamente, la descompensación del estado estacionario provoca el malestar del individuo. Los sistemas químicos se alteran debido al ingreso al organismo de sustancias externas: nutrientes, tóxicos, drogas, agentes infecciosos; también los modifican otros agentes no químicos, como la iluminación o la temperatura ambiente.

Casi siempre el organismo es capaz de compensar estas alteraciones, pero algunas veces no puede hacerlo, como ocurre en el caso de la mala alimentación.

Durante los últimos años, el problema de la alimentación deficiente, tradicionalmente asociado a poblaciones de escasos recursos económicos, se ha presentado también en otros grupos sociales, como aquellas personas que por moda o por falta de tiempo recurren a dietas o comidas que no cubren los requerimientos nutricionales y energéticos diarios.

Tal es el caso de las dietas para adelgazar que se realizan sin control médico y que, por lo general, suprimen algunos alimentos cuyos nutrientes no son reemplazados con otros y que, de esta manera, producen desequilibrios orgánicos.

Otro fenómeno que es materia de estudio en los últimos años son las llamadas «comidas rápidas», conocidas por todos nosotros. ¿Quién no disfrutó alguna vez de una rica hamburguesa o de un pancho con papas fritas? Sin embargo, el análisis químico de estos alimentos revela que contienen muchas grasas, exceso de sodio, poca fibra y calcio, y elevada concentración de proteínas, quizá demasiada.

El análisis del contenido calórico de estos alimentos tampoco resulta satisfactorio: las calorías provienen en un 40% o 50% de las grasas, en contra de la recomendación que dice que éstas no deben exceder el 30%. Además, la mayoría de las vitaminas y minerales son, en general, deficitarios.

La ingesta reiterada de estos alimentos provoca cuadros de desnutrición oculta, que se traducen en anemias ferropénicas (por déficit de hierro), dificultades en el crecimiento óseo (por falta de calcio), etcétera.

¿Qué hacer entonces ante esta situación?, ¿hay que dejar de consumir estos alimentos?

Por suerte, los especialistas dicen que no es necesario tomar una medida tan drástica. Ellos proponen algunas soluciones sencillas. Una de ellas es acompañar estas comidas con ensaladas, porque así se cubre la cuota de fibras, minerales y vitaminas que necesita el organismo.

Otra actitud es reducir la frecuencia del consumo. Finalmente, la medida más efectiva sería exigir a los restaurantes de comidas rápidas ciertas normas de preparación de los alimentos: por ejemplo, que utilicen leche descremada, harinas de buena calidad, carnes magras (sin grasas), bajo contenido de sal, etcétera.

De esta manera podremos comer una hamburguesa con papas fritas y mantener nuestros sistemas químicos compensados.

Fuente: Investigación y Ciencia, noviembre de 1997; New England Journal of Medicine, septiembre de 1989.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------