Primer Transplante de Corazón La Cultura de los Años 60 Ciencia



Primer Transplante de Corazón – La Cultura de los Años 60

Cuando entró al quirófano hace casi cincuenta años, Christian Barnard creyó que solamente iba a aplicar una nueva técnica quirúrgica. Pero después de una operación que duró cinco horas, el cardiocirujano sudafricano trasplantó por primera vez el corazón de una joven de 25 años para que latiera en el pecho de un hombre de 55. Aunque el corazón apenas vivió dieciocho días, el primer trasplante abrió el camino para que en la actualidad, según datos de la Sociedad Internacional de Trasplante Cardíaco, se hayan efectuado 20.000 intervenciones de este tipo en todo el mundo.

Cirujano priner transplante de corazon, barnardEn Ciudad del Cabo (Sudáfrica) el cirujano Christian Barnard, asistido por un equipo de treinta profesionales, salvó la vida de Louis Washkansky, de 55 años, al sustituir su corazón enfermo por el de una mujer muerta en un accidente de tránsito.

Denise Darvall, de 25 años, había sufrido graves heridas en la cabeza y en el cuerno a causa del impacto, pero su corazón quedó ileso y latía impulsado por el sistema nervioso.

Las circunstancias dieron a Barnard la oportunidad de practicar cirugía experimental y a Washkansky, que moría por una enfermedad cardíaca, la oportunidad de sobrevivir.

El cardiocirujano sudafricano Christian Barnard fue quien, después de una operación de cinco horas, logró realizar el primer trasplante de corazón.Después del primertrasplante, Estados  Unidos hizo unintento el 6 de  diciembre de 1967 ydurante los ocho meses siguientes se  realizaron veintiocho cardioinjertos en  nueve ciudades,aunque el éxito no llegara.


Louis Washkansky, de 55 años, sonríe tras la operación en la que se le injertó el corazón de una joven de 25 y que ¡o convirtió en el paciente más célebre del mundo.

La operación, el primer trasplante de corazón humano que tuvo éxito, despertó un enorme interés internacional. Notas periodísticas describieron el proceso en forma detallada. En primer lugar, Barnard y su equipo abrieron el pecho de Washkansky y partieron su esternón. Luego, apartaron las costillas y abrieron el pericardio (revestimiento cardíaco) y el corazón quedó al descubierto. A través de una máquina, la sangre de Washkansky circulaba en torno al corazón enfermo. Al retirar el órgano, los médicos dejaron en su sitio la parte superior.

Luego, cortaron el 95 por ciento del corazón sano de Darvall y lo cosieron a la «cobertura» del corazón de Washkansky. Para estimular un latido, Barnard aplicó dos electrodos al corazón y le dio una descarga eléctrica. «Fue como poner en marcha un auto», dijo un miembro del equipo.

En el pecho de Washkansky, un corazón nuevo empezó a bombear sangre. Horas después de la operación, cirujano y paciente se encontraron en la sala de recuperación. «Me prometió un corazón nuevo», susurró Washkansky. «Y tiene un corazón nuevo», respondió Barnard.

Aunque el trasplante en sí resultó un éxCirujano priner transplante de corazon, barnardito, Washkansky contrajo una neumonía y murió 18 días después. La operación provocó una discusión ética sobre los límites de la vida y la muerte y acerca del papel adecuado de la medicina.



Tradicionalmente, se pensaba que la vida acababa cuando se detenía el corazón. Ahora, los médicos eran capaces de reanimar o sustituir corazones que no funcionaban.

Un teólogo jesuita de prestigio, al descubrir el corazón como una «bomba eficiente», rechazó las objeciones éticas de los trasplantes; otros religiosos mantuvieron que alterar radicalmente el cuerpo era usurpar la función de Dios. Los médicos ofrecieron una definición nueva de la muerte: la inactividad eléctrica del cerebro.

Las cuestiones referentes a cuándo acabar con una vida y cuándo prolongarla, y sobre quién debe tomar estas decisiones, siguen vigentes. (Imagen Izquierda: Dr. Halmiton Naki ayudante clandestino de Barnard. Una historia de vida para conocer)

EN ARGENTINA: Apenas cinco meses después de la hazaña de Barnard, se concretaba en ¡a Argentina la primera experiencia de este tipo. El primer intento de trasplante cardíaco se realizó en la Clínica Modeló de Lanús, el 31 de mayo de 1968, por un equipo médico dirigido por el doctor Miguel Bellizi. El paciente era un hombre de 54 años, quien falleció a tos cuatro días de la operación. Recién en 1980 ei doctor Rene Favaloro y su equipo realizó un trasplante que tuvo una sobrevida de nueve meses, A esta intervención siguieron muchas más. Un caso conmovedor, es el de Marcela Severini, operada por Favaloro en noviembre de 1984, Hoy, Marcela no sólo goza de buena salud, sino que además tuvo un hijo que la convirtió en la segunda cardioinjertada en el mundo que pudo concretar la maternidad.

AMPLIACIÓN DEL TEMA: Apenas dieciocho días vivió el corazón humano trasplantado que revolucionó al mundo, un 3 de diciembre de 1967. Christian Barnard, un cardio-cirujano sudafricano, después de una operación que duró cinco horas, logró por primera vez que el corazón de una joven de 25 años latiera en el pecho de un hombre de 55.

Louis Washkansky, un comerciante de comestibles, había ingresado al hospital cuatro semanas antes con un grave estado de insuficiencia cardíaca. Denise Darvall, por su parte, gozaba de buena salud. Sin embargo, un accidente terminaría con su vida e iluminaría la de Washkansky.

El 3 de diciembre de  1967, un equipo de treinta profesionales repartidos en dos quirófanos de un hospital de Ciudad del Cabo y dirigido por el cardiocirujano sudafricano Christian Barnard, abrían una nueva era en la medicina moderna al realizar el primer trasplante de corazón.

A pesar del éxito de la operación, Washkansky no llegó a cumplir un mes de vida con su nuevo órgano. Pero Barnard no se rindió por este fracaso. Un mes y medio más tarde reincidía con el dentista Philip Blaiberg, de 58años. Esta intervención contó, además, con una particularidad: el donante del corazón fue un mulato, Clive Haupt. Sudáfrica, el país del apartheid, reconocía la igualdad «de corazones» entre negros y blancos, pero no de derechos. De todos modos, Blaiberg tuvo más suerte: vivió diecisiete meses.

Estados Unidos había hecho su intento el 6 de diciembre de aquel 67. En los ocho meses siguientes se llevaron a cabo veintiocho cardioinjertos en nueve ciudades. Pero el éxito no llegaba, pues los cirujanos, faltos de experiencia, no habían calculado bien los riesgos del rechazo del organismo humano a órganos extraños. Los glóbulos blancos, entonces, tomaban al nuevo órgano como si se tratara de una infección. No obstante, desde 1980 se emplea un medicamento llamado cy-closporin A para evitar ese rechazo.

La hazaña del 3 de diciembre fue quedando sepultada por los trasplantes realizados en todo el mundo, y el doctor Barnard pasó del anonimato a la fama. Recorrió el planeta varias veces con sus conferencias y terminó desacralizando su imagen de científico con actitudes de playboy.



Todo esto produjo en la opinión pública planteos éticos sobre hasta qué punto una persona. seguía siendo ella misma cuando empezaba a Vivir con un corazón ajeno o con qué derecho el hombre se inmiscuía en los secretos de la vida.

En la actualidad, según datos de la Sociedad Internacional de Trasplante Cardíaco, se han efectuado 20.000 intervenciones de este tipo en todo el mundo. Sólo se espera ahora poder perfeccionar los corazones artificiales para eliminar el trámite del donante, debido a su limitado número.

Por su parte, el médico sudafricano abandonó los quirófanos en 1980, a raíz de una artritis sin remedio. Después de su retiro de la cirugía, publicó catorce libros y siguió trabajando en un centro de trasplantes de Estados Unidos, donde se dedicó, sobre todo, a la inmunología.

Así recuerda aquel 3 de diciembre: No había ni periodistas, ni fotógrafos, ni cámaras de televisión. No pensé que hubiera dado un gran paso. Sólo entendía que había ideado una nueva técnica quirúrgica. Lo habíamos experimentado con animales y creía que era un paso más después del trasplante de riñon. Esperábamos que funcionara y así sucedió.

Fuente Consultada:
Magazine Enciclopedia Popular N°27 Año 3 Primer Transplante de Corazón

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------