Gobierno de Irala en Asuncion del Paraguay

Gobierno de Irala en Asunción del Paraguay

Gobierno de Irala:

Se puso en vigor entonces la Real Cédula del 12 de septiembre de 1537 y fue nombrado Irala como teniente de gobernador.

Resuelto a hacer una nueva entrada al Chaco, partió en noviembre de 1547 hacia el Alto Paraguay en busca de la Sierra de la Plata, dejando al frente del gobierno de la Asunción a Francisco de Mendoza.

Se dirigieron hacia el oeste cruzando tierras habitadas por distintos pueblos indígenas, que ya habían sido recorridas por Juan de Ayolas.

Arribaron a tierras de indios que hablaban el castellano y que pertenecían al virreinato del Perú.

Los españoles después de tantas angustias y desazones habían llegado no a la Sierra de la Plata, que los enriquecerla en poco tiempo y para siempre, sino a tierras ya otorgadas en capitulación.

Sin comprender lo angustioso de esta situación, pues no imaginaron que el Perú era la Sierra de la Plata que ellos buscaban, Irala envió a Nufrio de Chávez para avisar al pacificador La Gasca de su llegada, ofrecerle sus servicios y pedir que lo confirmase como gobernador.

Mientras esperaban el regreso de Chávez, los soldados de Irala se amotinaron y le obligaron a entregar el mando a Gonzalo de Mendoza (noviembre de 1548) emprendiendo el regreso.

En Asunción, durante la ausencia de Irala, su reemplazante Francisco de Mendoza había sido eliminado del mando por los partidarios de Alvar Núñez, quienes nombraron a Diego de Abreu conforme a la Real Cédula de 1537.

Francisco de Mendoza acusado de acaudillar un motín, fue decapitado.

Al llegar al Paraguay los expedicionarios que regresaban del Perú, conocieron estos acontecimientos y devolvieron el mando a Irala por considerar que era el único que podía conjurar el peligro que amenazaba a todos, por ser enemigos de Alvar Núñez.

Después de llegar a Asunción, Ira1a tomó el mando, reduciendo a prisión a Abreu.

 Expedición de Sanabria:

Juan de Sanabria fue nombrado por el rey tercer adelantado del Río de la Plata, pero murió y heredó el titulo su hijo Diego que fracasó en la empresa.

Llegaron al Paraguay solamente su madrastra Mencia Calderón, sus hermanas, algunas mujeres y Juan Salazar de Espinosa, que dirigía las naves.

Esta expedición fracasó, pero su importancia estribó en que esas mujeres formaron las primeras familias de españoles en América; así María de Sanabria y Hernando de Trejo fueron los padres del obispo de Tucumán Trejo y Sanabria, de su segundo matrimonio con Suárez de Toledo nació Hernandarias, llamado como su bisabuelo; Isabel de Contreras, hija de Mencia Calderón, se casó con Juan de Salazar, teniendo dos hijas y una de ellas casó con Garay.

Segundo gobierno de Irala:

Ante el fracaso de la expedición de Sanabria, se dictó la Real Cédula del 4 de octubre de 1552, nombrando a Irala gobernador propietario del Río de la Plata y prohibiéndosele hace nuevos descubrimientos.

El gobernador entregó los puestos de mayor responsabilidad a sus yernos, Gonzalo de Mendoza y Francisco Ortiz de Vergara.

Durante todo su gobierno trató de aislar al Paraguay y a sus hombres para que no llegasen a España las noticias de los atropello que se cometían contra los indios y los españoles contrarios, y para que no se divulgaran las noticias sobre las riquezas que ellos buscaban y no deseaban compartir.

Recién a mediados de 1556 se permitió a algunos pocos regresar a España.

Encontrándose fuera de Asunción, Irala sufrió “un dolor al costado y fiebre” que se supone fuera apendicitis y llevado a su casa murió el 3 de octubre de 1556.

Sucesores de Irala

Como sucesor de Irala el Cabildo nombré interinamente a Gonzalo de Mendoza.

Durante su gobierno se llevaron a cabo expediciones para poblar algunas regiones.

Nufrio de Chaves penetró hacia el oeste y llegó a tierras pertenecientes al virreinato del Perú, encontrándose con Andrés Manso enviado por el virrey Andrés Hurtado de Mendoza, marqués de Cañete.

Ambos se consideraban con derechos sobre la. zona en que se encontraron y presentaron el litigio ante la Audiencia de Charcas y después al mismo virrey del Perú.

Este convino con Nufrio de Chaves que esa región fuera separada del Río de la Plata. Se nombró gobernador al hijo del Virrey, quien no se hizo cargo y nombró lugarteniente a Nufrio de Chaves, que fundó en el sudoeste de Bolivia, Santa Cruz de la Sierra en 1560 y organizó a los indios en encomiendas.

Gonzalo de Mendoza envió otra expedición para poblar, al mando de Ruy Díaz Melgarejo que fundó la Ciudad Real, situada sobre el río Paraná debajo del trópico de Capricornio.

Gonzalo de Mendoza murió en 1558 sin dejar sucesor y puesta en vigor la Real Cédula de 1537 se eligió a Francisco Ortiz de Vergara.

Este no comunicó al Perú ni a España su nombramiento; sólo después de seis años pidió su confirmación a la Audiencia de Charcas.

Los últimos Adelantados:

Mientras se resolvía esta causa, el Virrey del Perú nombró adelantado al rico estanciero Juan Ortiz de Zárate, quien se comprometía a ir a España para pedir su confirmación y a poblar después el Río de la Plata con hombres y animales.

En su ausencia quedó Felipe de Cáceres, que gobernó durante tres años y debió luchar contra los partidarios de Vergara; recorrió dos veces el Paraná hacia el sud, en compañía de Juan de Garay, esperando el regreso del Adelantado.

Cuando retornó a la Asunción estalló una rebelión, fue encarcelado y reemplazado por Martín Suárez de Toledo elegido por la Real Cédula de 1537.

Cáceres fue llevado a España, enjuiciado y finalmente absuelto.

Fuente Consultada: Historia Argentina de Etchart - Douzon - Wikipedia -

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema

Subir

Usamos cookies para darte una mejor experiencia de navegación. Si continuas navegando, aceptas el uso de las cookies Más información...