Biografia Guillermo de Ockham Significado de la Navaja de Ockham



Biografia de Guillermo de Ockham
Explicación y Significado de «Su Navaja»

Guillermo de Ockham nació en 1285 en Ockham en el condado de Surrey (Inglaterra), conocido como Doctor Invincibilis y Venerabilis Inceptor fue filósofo inglés y teólogo escolástico, considerado el mayor representante de la escuela nominalista, la más consistente y directa rival de las escuelas tomista y escotista.

En los siglos XIII y XIV el problema de las relaciones entre la razón y la fe sigue siendo fundamental.

Mientras que para santo Tomás de Aquino la razón y la fe son fuentes de información distintas que en algunos casos proporcionan informaciones comunes, para Ockham se trata de fuentes diferentes con contenidos diferentes.

Por lo tanto afirma que tanto los atributos como la propia existencia de Dios son indemostrables por la razón.

Fue un distinguido discípulo del teólogo escolástico escosés Duns Escoto. El filósofo murió en Munich, mientras intentaba lograr una reconciliación con el papa Clemente VI en 1349.

Biografia de Guillermo de Ockham
Guillermo Occam (u Ockam), nacido en la localidad de este nombre en el condado de Surrey (Inglaterra), en los finales del siglo XIII (quizá en 1270), y fue llamado Inceptor Venerabais y Doctor Invencibilis.

Fue arcediano (diácono) de Stowe (Lincolnshire), profesor de Filosofía en París y catedrático de la misma disciplina en Bolonia.

Contendió a favor de los nominalistas contra los realistas, haciendo triunfar la tesis de aquéllos. Fue uno de los más eminentes dialécticos de la Edad Media y el mejor polemista de su escuela.

Duns Escoto y Guillermo de Ockham fueron quienes desarrollaron el camino señalado por Santo Tomás, llevando hasta sus últimas consecuencias algunos de sus puntos de vista.

El pensamiento de Ockham consiguió estimular a quienes buscaban un tipo de conocimiento empírico y experimental. Pero suscitó también una reacción contraria.

Si sus ideas se relacionan, en cierto modo, con el renacimiento de Aristóteles en el siglo XIII, la reacción contra ellas se desencadenó a partir de un nuevo renacimiento de Platón en el siglo XV.



Ockham se formó en la orden de los franciscanos y estudió y enseñó durante diez años en la Universidad de Oxford desde 1309.

Desde 1324 y por un período de casi 4 años estuvo apresado en el Palacio de Avigñon en Francia, como consecuencia de ser acusado por el Papa Juan XXII (imagen abajo) de impartir enseñanzas peligrosas.

Papa Juan XXIII enfrentado con Guillermo de Ockham
Excomulgado por el Papa Juan XXII, Ockham escribió contra el papado y defendió al emperador hasta que este murió en 1347.

En el conflicto surgido entre el papa Bonifacio VIII y Felipe IV el Hermoso de Francia, se puso al lado del monarca combatiendo al pontífice en una obra en la que sostenía que el Papa no tiene autoridad alguna en asuntos civiles y de Estado, que son de la exclusiva incumbencia de los príncipes y señores y que éstos tienen derecho a gravar con impuestos los bienes de la Iglesia.

Tras varias incidencias y reiteración de sus conclusiones, indispuesto con el papa Juan XXII se acogió a la protección de Luis de Baviera, pasando a Munich, donde actuó con su dialéctica a favor del bando gibelino.

Tan firmemente negó la realidad de las ideas abstractas, que hasta sostuvo que la existencia de Dios era asunto puramente de fe, no para ser conocido por intuición ni para ser probado enteramente por la razón (en cuyas conclusiones estaba contenida la esencia del nominalismo).

Este gran filósofo y polemista murió en Alemania en 1347.

Sostuvo la libertad de opinión contra las preocupaciones de su tiempo; dio mayor amplitud a las concepciones filosóficas, ensanchó los horizontes espirituales y preparó el advenimiento de más libres concepciones.

Se alió con los franciscanos contra el papa en una disputa sobre la pobreza de la orden y huyó a Munich en 1328 para acogerse a la protección de Luis IV, emperador del Sacro Imperio Romano Germánico, que había rechazado la autoridad pontificia en asuntos políticos.

La gran aportación de Ockham al pensamiento medieval es su actitud crítica respecto de las corrientes filosóficas de la época: el agustinismo, el aristotelismo, el tomismo y el escotismo.

Coincide con Escoto en su concepción del conocimiento en la defensa de la primacía de la voluntad sobre el entendimiento. La corriente filosófica pugnada por Ockham recibe el nombre de criticismo.



Fue un gran defensor de la lógica, herramienta que tiempo despúes se aplicará rigurosamente en el método cientifico para estudios formales, por ejempllo, fenómenos naturales.

Afirmaba que muchas creencias de los filósofos cristianos , como por ejemplo Dios creador de todas las cosas, o que el alma es inmortal eran imposibles de demostrar mediante la razón filosófica, sino tan sólo a través de la revelación divina.

Es muy conocido por un proceso llamado «la navaja de Ockham» un método que defiende un principio de economía en la lógica formal, y dice que cuando estudiamos un modelo determinado para resolver un problema, siempre el que contiene menor numero de variables es el mas confiable de ser la solución.

«En igualdad de condiciones, la explicación más simple y suficiente es la más probable, mas no necesariamente la verdadera»

¿Una navaja sin filo? La idea de la simplicidad puede interpretarse de distintos modos. ¿Se trata de rechazar la incorporación de entidades injustificadas o de hipótesis injustificadas?.

Hay muchos aspectos distintos: a la limitación del número y de la complejidad de las hipótesis al mínimo se alude en ocasiones como «elegancia»; y a la minimización del número y la complejidad de entes, como «parsimonia».

Pero cada una de estas opciones puede contradecirse: la incorporación de un ente desconocido, como un planeta o una partícula subatómica, puede suponer una gran oportunidad para el andamiaje teórico como para descartarla.

Pero si existe una incertidumbre semejante acerca del sentido de la navaja, ¿es razonable esperar que nos proporcione una orientación segura?.

Ockham principio
Principio de Parcimonia
Albert Eisntein simplicidad de ecuaciones
Albert Einstein decía «Todo dede hacerse lo mas simple que sea posible, pero no menos»

¡NO LA COMPLIQUES!…

leonardo da vinci y la simplicidad

«La simplicidad es la máxima sofisticación«. En esta frase atribuida a Leonardo da Vinci se nos revela todo un mundo de interpretaciones, y nos trasmite su sabiduría respecto a la vida y al estudio científico.

SINTESIS SOBRE SU FILOSOFÍA: Fue el creador del nominalismo, respuesta al problema de los universales, tan controvertido en la Edad Media. Sostuvo que la fe y la razón son irreconciliables y que cualquier intento de fundamentar racionalmente el dogma religioso acabaría por destruirlo.



El pensamiento de Ockham contiene una valoración de lo individual y del conocimiento empírico de los hechos que contribuyó de forma decisiva al desarrollo de las ciencias experimentales. Entre sus obras destacan un comentario de las Sentencias de Pedro Lombardo y una Suma en la que comenta la lógica aristotélica.

Fuente Consultada: 50 Cosas Que Hay Que Saber Sobre Filosofía de Ben Duré Editorial Ariel

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------