Medicamentos de Origen Animal Usos, Tipos y Negocio






Nuevos Medicamentos de Origen Animal

Elixires de nuestro siglo, saliva de golondrinas, testículos de águila y polvo de cuerno molido de rinoeronte. Raros polvos, soluciones y extractos prometen al hombre lo que más parece ambicionar en este fin de siglo: juventud, vigor, belleza y salud. Un nuevo gran negocio, casi negro, ha comenzado: medio kilo de saliva de ave cuesta veinte veces más que medio kilo de oro. Todo sea para estar mejor.

SUSTANCIAS MILAGROSAS:
Muy utilizados en oriente, lugares como Japón y China, por ejemplo diminutos frascos conteniendo saliva de golondrina en solución. También desde hace poco tiempo en Europa y algunos países de América, existe un floreciente mercado “casi negro” (ya que las operaciones no son del todo ilegales) de esta sustancia. Que es muy costosa, por ejemplo en el lugar de origen, China y regiones cercanas, medio kilo de extracto seco de saliva de golondrina cuesta 4.000 dólares.

Diluida diez veces y puesta en solución acuosa en Japón, Alemania o Estados Unidos, se paga hasta 20.000 dólares o más. Si saca bien las cuentas, verá que esto quiere decir que por 50 gramos se pagan 20.000 dólares. Por supuesto, mucho más caro que el oro.

Desde fines del siglo XX viene acompañado, entre otras cosas, por la valorización astronómica de una serie de sustancias que prometen los efectos más ambiciosos: juventud, vigor, salud y belleza. Todo en forma instantánea, casi milagrosa. Esto las transforma en valiosas mercancías, con un valor directamente proporcional a la ansiedad y el poder económico de quien las necesita, e inversamente relacionado con su abundancia: su precio se multiplica geométricamente cuanto más rara es la sustancia.

En el ejemplo del comienzo, el valor de la saliva de golondrina está dado porque, según las revalorizadas tradiciones médicas orientales, la sustancia cura absolutamente todas las dolencias de los ojos y del estómago. ¿Es cierto?… Bueno, ese es otro tema. La medicina convencional suele ni siquiera saber de su existencia.

golondrina

Más de 200.000 golondrinas llegan cada año a una antiquísima gruta de la región de Yunnan, en el sudeste de China. El lugar, situado a 1.300 metros de altura, tiene una antigüedad estimada de ocho millones de años. Durante seis meses anidan, ponen sus huevos y luego parten con sus pichones hacia Malasia.

Cuando se alejan dejan atrás, en sus nidos abandonados, una sustancia que se ha transformado en una de las más caras de la Tierra: su saliva seca. Según la tradición del lugar, se trata de un eficaz remedio que alivia todas las enfermedades de los ojos y el estómago.

Dentro de la gruta, más de cien campesinos arriesgan su vida para recoger uno por uno todos los nidos, cerca de 100.000. Fuera de allí, las mujeres del pueblo los preparan, sacando cada una de sus ramas hasta dejar sólo la parte central del nido, que contiene alta concentración de saliva seca.

Los nidos son cuidadosamente lavados con agua hirviendo para quitarles las impurezas. Finalmente, son envueltos en lujosos paquetes, exportados luego a Hong Kong, Taiwán, Indonesia y Japón. Por 50 gramos de extracto seco de saliva se llega a pagar, en Nueva York, cerca de 20.000 dólares.

TESTÍCULOS DE ÁGUILA CONTRA EL PARKINSON
A los múltiples peligros que amenazan la subsistencia del ave nacional de los Estados Unidos, el águila calva, como la destrucción de su habitat, su declinación reproductiva o la acción aislada de cazadores furtivos, hay que sumar uno siniestramente novedoso: la extracción de sus testículos.aguila

El majestuoso animal de más de un metro de envergadura está siendo diezmado por cazadores a los que poco les interesa su cuerpo como trofeo.

Sucede que de los órganos sexuales de estos pájaros se puede extraer y purificar una sustancia hormonal que, según una gran corriente de investigadores de los Estados Unidos, tiene un activo efecto como reconstituyente del sistema nervioso.

En otras palabras: la solución tan afanosamente buscada para enfermedades como el mal de Parkinson o la demencia senil depende de los testículos del águila calva.

Para obtener unos pocos miligramos de la droga hay que extirpar por lo menos dos docenas de testículos. Doce poderosas águilas que morirán por una nueva terapia que está lejos de ser reconocida legalmente. El extracto -del que no existe ningún informe oficial que avale su eficacia-cuesta 100 veces más que su peso en oro: por un miligramo se han pagado 3.500 dólares.

La cosa tiene mayor olor a negocio cuando los médicos que la prescriben explican que “cualquier cantidad es efectiva, quien diluya al 10% la dosis de un miligramo tardará diez veces más en notar mejorías que quien la use concentrada. A mayor cantidad de droga que  entre en el cuerpo, mayores progresos hacia la cura del mal”. Efectivo o inocuo -no para el águila, por supuesto- este extracto es una de las sustancias más caras del planeta.


Anuncio Publicitario


Y no solo para curar es que han surgido los nuevos “polvos milagrosos”. También es decididamente escaso -y muy caro- el ámbar gris. Esta materia de aspecto pastoso se extrae de las proximidades del cerebro de un grupo de gigantescas ballenas dentadas (odontocetos) como el cachalote. De hecho, los contados cachalotes que aún quedan en el mundo no deberán su segura extinción próxima a la extracción del ámbar, pero es un factor más que contribuye a su matanza.

cachalote

15 metros y 7.000 kilos de valiosa e irrepetible vida marina sirven para llenar un pequeño recipiente de ámbar gris. De él se extrae el mejor compuesto fijador de perfumes que se conoce. Digámoslo de otra forma: para que el cuello de una dama retenga por tres o cuatro horas más que lo habitual la fragancia de su perfume, se pagan 50.000 dólares por todo el ámbar gris que se extrae de un cachalote adulto. Las conclusiones, por cuenta de quien está leyendo esta nota.

El gran rubro proveedor de este mercado de sustancias tan caras como escasas, es el de las necesidades sexuales insatisfechas. Basándose en la antigua creencia de que la ingestión de cierto órgano confiere a quien lo come las funciones que cumplía en vida la viscera en cuestión, existe un verdadero tráfico de extractos de hígado humano, tejidos cardíacos desecados, ovarios, etc. Pero la “moda” es la de consumir concentrados que ayuden a recuperar el vigor sexual que se perdió (o que nunca se tuvo).

En China y regiones cercanas se cree que la solución de saliva de golondrina, cura todas las dolencias de los ojos y el estómago. Según una corriente de investigadores, el extracto de una sustancia hormonal obtenida de los testículos de águila calva, soluciona enfermedades del sistema nervioso.
Japoneses, marroquíes y taiwaneses, sostienen que la deshidratación y pulverización de testículos de mandril aumenta el vigor sexual. Diez pastillas cuestan entre 500 y 2.000 dólares.
Un gramo de cuerno molido de rinoceronte sirve a los mismos fines y cuesta alrededor de mil dólares.

POTENCIA EN PASTILLAS
Al margen de sexólogos, psicoterapeutas y científicos que “blanquean” el tratamiento de estas disfunciones existe, como en los anteriores ejemplos, un mercado negro de compuestos que prometen efectos instantáneos y espectaculares. Dejando de lado pócimas, filtros, conjuros y demás, algunas sustancias se han transformado en las estrellas del mercado de los vigorizantes sexuales.

La colorida cola del mandril africano, un gran primate tan vistoso como agresivo, pronto va a poder ser vista tras los barrotes de una jaula en el zoológico. Cultores de renacidas terapias orientales anuncian que quien coma -preferentemente crudos- los testículos del desafortunado mono, se transformará en un verdadero macho cabrío, cuyo único límite en su rendimiento sexual será el cansancio de su compañera.

mono fricano

Adaptándose a los nuevos tiempos, aparentemente menos bárbaros, japoneses, marroquíes y taiwaneses han perfeccionado técnicas de deshidratación y pulverización de testículos de mandril para evitar el durotrance de consumirlos al natural.

Para quien desee ponerse al día en cuanto a satisfacciones hormonales haciendo uso del extracto de mono (mejor dicho de parte de él) le informamos que diez pastillas, producto de un par de testículos, cuestan entre 500 y 2.000 dólares, según la cara y la urgencia del comprador. Para obtener buenos resultados hay que tomar una pastilla por día… toda la vida. Debido al costo del “tratamiento” esta sustancia pasa a formar parte del surtido de nuestro selecto almacén.

Y sin cambiar de rubro, para aquellos que están más acostumbrados a dar excusas que a recibir elogios, del norte y el sudoeste de África promete venir la solución. Un polvo que, aunque la sola mención de su precio invite a la resignación, es de las sustancias más buscadas: el cuerno molido de rinoceronte: 1.000 dólares el gramo de alta pureza.

Aunque no es tan novedoso, la escasez de la materia prima -debida, paradójicamente, al comercio desenfrenado de sus cuernos- hace que el precio de esta sustancia aumente día a día. Debe tomarse mezclada con alcohol, todos los días. O sea que, aunque no produzca su promocionado efecto, luego de alguna sobredosis de “medicamento”, el usuario ya habrá olvidado para qué lo tomaba.

¿Oro, petróleo, piedras preciosas?…, no. Parece ser que los clásicos símbolos de riqueza dejan su lugar a extrañas sustancias, muchísimo más caras, que insólitamente se han convertido en la base de un comercio que mueve millones de dólares al año. En un mundo donde medio kilo de saliva de ave cuesta veinte veces más que medio kilo de oro, algo debe estar pasando. Algo muy extraño.

Fuente Consultada:Magazine Enciclopedia Popular Año 3 N°30





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *