Biografia de Isabel de Portugal Reina



Biografia de Reina Isabel de Portugal

Mujer exquisita de soberana belleza, con ese velo de melancolía que tan bien supieron captar los pinceles del Ticiano y de Sánchez Coello, Isabel de Portugal, la única esposa del César, pasó rauda por esta vida, dejando tras de sí el recuerdo de su bondad y de sus virtudes inmarcesibles.

Isabel de Portugal
Isabel de Portugal fue la única esposa de Carlos I de España, y por tanto emperatriz del Sacro Imperio Romano Germánico y reina de España. Actuó como gobernadora de los reinos españoles durante los viajes por Europa de su marido.
Fecha de nacimiento: 24 de octubre de 1503, Lisboa, Portugal
Fallecimiento: 1 de mayo de 1539, Toledo, España
Entierro: Cripta Real del Monasterio de El Escorial
Cónyuge: Carlos I de España (m. 1526–1539)
Hijos: Felipe II de España, María de Austria y Portugal, Juana de Austria
Padres: Manuel I de Portugal, María de Aragón

En la corte de Carlos V no podía caber más reina que esa delicada portuguesa, de rasgos aristocráticos y nresencia majestuosa. Fue adorada por muchos de los cortesanos españoles, con ese amor platónico que era capaz de inspirar y de merecer.

Nacida en Lisboa el 25 de octubre de 1503, del rey don Manuel el Afortunado y de la infanta María de Aragón, tercera hija de los Reyes Católicos, fue destinada en matrimonio a su primo hermano, Carlos V, respondiendo a la política que tendía a enlazar firmemente las dos coronas de la península Hispánica.

La boda se celebró con gran pompa el 10 de marzo de 1526 en Sevilla. En los años siguientes dio a luz al príncipe don Felipe (1527) y a la infanta María (1528). Cuando Carlos V pasó a Italia y Alemania para atender a los asuntos de estas dos naciones (1529), Isabel fue nombrada regente de España, cargo que ejerció durante cuatro años.

En este tiempo gobernó con sumo tacto, asesorada por los consejos de Castilla y Aragón.

En septiembre de 1532 presidió las cortes de Segovia, cuyos procuradores presentaron un memorial con importantes peticiones. Doña Isabel difirió la respuesta hasta la llegada de su esposo, que se anunciaba próxima.

En efecto, desembarcó en abril de 1533 en Barcelona. Poco después, el emperador partía de nuevo para la empresa de Túnez, dejando otra vez confiada la re gencia a Isabel (30 de mayo de 1535).

Aun no había transcurrido un mes, la emperatriz ponía al mundo una hija, la infanta Juana (24 de junio). Esta nueva etapa de regencia, tan pacífica como la anterior, se prolongó hasta noviembre de 1536.

Dos años después, el 1° de mayo de 1539, Isabel moría en Toledo, de sobreparto de un niño que nació muerto. Carlos sintió tal pesar que se retiró por algunas semanas al monasterio de los Jerónimos de Sisla.

El cadáver de la emperatriz quedó tan desfigurado y fueron tantas las vicisitudes de su conducción a Granada, efectuada en un mayo tórrido, que su contemplación produjo en el alma del duque de Gandía la reacción que había de conducirlo a despreciar las vanidades del mundo y a buscar cabida para su fervor religioso en la Compañía de Jesús.



fuente

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------