Las Corrientes Marinas Concepto, Origen y Nombres



ORIGEN Y NOMBRES DE LAS CORRIENTES MARINAS

En muchas partes de los océanos el agua fluye siempre en la misma dirección, mientras en otras no muestra ningún movimiento. Este fluir origina las corrientes marinas, que se asemejan a las atmosféricas, pero se indican de diferente manera: los vientos según su origen y las corrientes marinas según la dirección que llevan.

Las corrientes marinas no fluyen de una manera estable; pueden cambiar de dirección, velocidad o dimensión. No hay nada de sorprendente en esto, puesto que son sumamente afectadas por los vientos. Existen, sin embargo, en los mares y océanos corrientes poderosas que, fuera de variaciones mínimas, siguen siempre el mismo curso, y se las suele indicar en mapas para su estudio, como el que se indica  aquí debajo.

MAPA DE LAS CORRIENTES MARINAS

mapa de corrientes marinas

Las corrientes marinas son el resultado del movimiento del agua de mar, igual que las olas y las mareas, con la diferencia de que estas dos últimas constituyen sólo movimientos ondulatorios. Eso sí: el oleaje engendra corrientes en las costas, y las mareas también pueden producirlas, especialmente en los estrechos y estuarios.

En realidad, las causas fundamentales que determinan la existencia de las corrientes son el viento y la diferencia de densidad de las aguas (determinada a su vez por diferencias de salinidad o de temperatura). Otros factores importantes son el movimiento de la Tierra, la morfología del fondo marino y las características del litoral.

Las corrientes pueden ser cálidas o tropicales y frías o polares según provengan de zonas ecuatoriales o polares, respectivamente, pero esto es relativo, ya que un mismo flujo puede resultar cálido o frío según el área que recorra. Las masas de agua cálidas, y por ende las corrientes por ellas originadas, circulan siempre más superficialmente que las frías. No sólo hay corrientes horizontales. También existen de ascenso o descenso en un mismo sector, que determinan ciclos de convección. Tanto las horizontales como las verticales tienen una importancia fundamental para la pesca.

Los vientos alisios, que son constantes, originan en el océano Atlántico, a ambos lados del Ecuador, las corrientes ecuatoria les del sur y del norte. La primera se bifurca, al llegar a América, en un ramal sur, la cálida del Brasil, y otro norte, que se une a la ecuatorial del norte.

La corriente de Brasil, recibe nueva vitalidad de la corriente fría que proviene de las Islas Malvinas y se vuelca hacia el este, sobre África. Se forma así la corriente fría de Benguela, que se calienta paulatinamente para reingresar en el ciclo ecuatorial.

En el Atlántico norte, la ecuatorial, reforzada con caudales provenientes del sur, ingresa en el Golfo de México para salir de allí transformada en la ya mencionada como «Gulf Stream». Esta luego de cruzar el Atlántico con rumbo nordeste alcanza las costas europeas, ejerciendo una influencia benigna en latitudes altas, donde impide los fríos excesivos. En su trayecto hacia Europa entra en contacto con las corrientes frías del Labrador y de Groenlandia que proceden de la región glacial del norte. Al continuar su recorrido se divide en tres ramas principales.



Una se encamina hacia el norte en dirección a las costas de Noruega; otra, hacia el sur, en dirección al Mar de los Sargazos y una tercera continúa hacia el este y luego de alcanzar el continente, torciendo hacia el sur se vuelca en la corriente más fría de las Canarias. En esta forma quedan cerrados todos los circuitos. En cuanto a las corrientes del Pacífico debemos decir que se producen corrientes ecuatoriales análogas a las mencionadas.

La del sur avanza hacia el oeste en dirección a Australia. Los contraalisios la tuercen hacia el sur y luego hacia el este. Al retornar a América ya se ha enfriado, y forma la corriente de Humboldt, que cierra el círculo. La ecuatorial del norte, frente a Asia, tuerce su masa más importante hacia el norte, originando la cálida de Kuro Shivo, impelida a su vez hacia el nordeste por interponerse entre ella y la costa la corriente fría de Oya Shivo.

Frente a América la de Kuro Shivo se bifurca: al sur se encamina la fría de California, y al norte un ramal que engrosará las nacientes de Oya Shivo. Al sur del Océano Indico corre la corriente ecuatorial en dirección a Madagascar. Luego de describir un arco y volver sobre sus pasos, recibe el nombre de australiana occidental y es fría. Este caudal vuelve a integrarse con el precitado Océano.

En el Indico septentrional las corrientes obedecen a la trayectoria de los vientos monzones, que circulan hacia el continente en verano y en dirección opuesta en invierno. En el Ártico son pocas las corrientes que no hayan sido mencionadas para el Pacífico y el Atlántico. Toda la parte central está cubierta por el casquete polar que, sin embargo, registra un movimiento -lento pero constante- de oeste a este. Como los vientos, las masas de agua antartica circulan de oeste a este y originan así la llamada «corriente fría del Antartico».

En Europa la más importante es la corriente del Golfo (subrayada con rojo en el mapa). Nace en el golfo de México, sigue la costa sudeste de los Estados Unidos y luego, alejándose de Terranova, cruza el Atlántico hacia Europa. A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa noroccidental de África mientras que la otra fluye hacia el noreste, y baña las costas de Irlanda, Escocia, Noruega e Islandia antes de perderse en el Ártico.

Las corrientes marinas, sean cálidas o frías, influyen notablemente en el clima. Europa, y especialmente Noruega, deben mucho a la corriente cálida del Golfo, pues ésta hace que los puertos más nórdicos estén todo el año abiertos a la navegación.

Los puertos americanos que están a la misma latitud que Narvik, por ejemplo, están bloqueados por los hielos en invierno, a causa de la corriente fría del Labrador. A la latitud de 35° N. una rama de la corriente del Golfo tuerce hacia el este y luego al sudoeste, dirigiéndose hacia Centroamérica, para unirse a la corriente principal.

Así, las corrientes en el Atlántico norte giran en la dirección de las agujas del reloj; lo mismo ocurre en el Pacífico norte; en la parte sur de los océanos Atlántico, Pacífico e Indico, las corrientes giran en dirección contraria a la de las agujas del reloj.

Con contadas excepciones, las zonas donde abundan las erupciones volcánicas están próximas a los grandes océanos o en medio de ellos, como lo muestra el mapa inferior, en el que las regiones volcánicas están indicadas en negro.

Algunas de las Corrientes Mas Importantes:



Corriente del Labrador: En Europa la más importante es la corriente del Golfo (subrayada con azul en el mapa). Nace en el golfo de México, sigue la costa sudeste de los Estados Unidos y luego, alejándose de Terranova, cruza el Atlántico hacia Europa. A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa noroccidental de África mientras que la otra fluye hacia el noreste, y baña las costas de Irlanda, Escocia, Noruega e Islandia antes de perderse en el Ártico.

Corriente del Este de Groenlandia: Se origina en el océano Ártico, es fría y de baja salinidad.

Corriente del Atlántico Norte: A medida que se va ensanchando se divide gradualmente en dos ramas: una bordea la costa

Corriente del Golfo: Es una corriente cálida que fluye en dirección noreste desde el estrecho de Florida a la región de Terranova. Tiene una gran importancia climática debido a sus efectos moderadores en el clima de la Europa occidental. Su origen son dos corrientes ecuatoriales que se mezclan con una cierta cantidad de agua del golfo de México para formar la corriente.

Corriente Ecuatorial del Norte: Es una corriente cálida que se forma en latitudes tropicales del océano Atlántico.

Corriente Ecuatorial del Sur: Corriente cálida del hemisferio sur en el océano Atlántico.

Corriente de Brasil: Corriente Es una corriente cálida del océano Atlántico que se forma en la zona de la plataforma continental brasileña y con dirección norte-sur.

Corriente de Humboldt: Es una corriente fría que fluye en dirección norte a lo largo de la costa occidental de Sudamérica. Fue descubierta en 1800 por el naturalista y explorador alemán Alexander von Humboldt. La temperatura de sus aguas es entre 5 y 10 ºC más fría de lo que debería ser y es muy rica en nitratos y fosfatos, lo que favorece la pesca y la abundancia de aves marinas (y de guano). Cuando esta corriente no llega a emerger, una corriente cálida conocida con el nombre de El Niño, la reemplaza, lo que supone una disminución del plancton y, por consiguiente, una catástrofe para la industria pesquera y la supervivencia de las aves marinas de la zona.

Corriente Circumpolar Antártica: La corriente de los vientos del oeste o Circumpolar antártica fluye de oeste a este alrededor de la Antártida, alejando las aguas cálidas de este continente, razón por la que mantiene de forma perenne las grandes masas heladas.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. 30 Las Corrientes Marinas Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft



juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------