Daños Causados por el Hombre al Medio Ambiente Amenzas Futuras



DAÑOS PROVOCADOS POR  EL HOMBRE A LA NATURALEZA

Por su intelecto, el hombre se ha elevado por encima de los animales; pero, lamentablemente, sus conocimientos a menudo han sobrepasado su prudencia y algunos de sus hechos no han redundado en beneficio de los descendientes. Al principio, el hombre vivía de la caza; lo hacía para conseguir alimento y vestido. Pero, por muchos que fuesen los cazadores, no eran los suficientes como para amenazar la existencia de los animales elegidos; en realidad, éstos tenían más que temer de los ataques de otros animales que del hombre.

En épocas tan cercanas como el siglo XIX , las armas eran muy limitadas en su poder destructor, y las dificultades del transporte significaron para las selvas o los amplios desiertos el estar a salvo de la intervención humana. De esta manera, hasta hace una centuria, los animales de África y América estaban fuera del alcance del hombre. Una vez que fue inventado el rifle automático, con su largo alcance y precisión, y una vez que fueron accesibles nuevos medios de transporte, el hombre tuvo la posibilidad de unir fuerzas que usó, lamentablemente, con el máximo sentido destructor.

En América del Norte, el bisonte, que había pastado por las praderas en inmensos rebaños desde tiempos inmemoriales, fue despiadadamente diezmado. En pocos años se vio amenazado de una total extinción, en notorio contraste con su historia previa, cuando los indios lo cazaron durante siglos, sin que esto tuviera una influencia notable en el número de cabezas.

caza de bisontes en ee.uu.

Cacería indiscriminda de bisontes en EE.UU.

En África, los animales salvajes fueron cazados con la misma intensidad, no para alimento, sino por sus pieles o como trofeo demostrativo de la pericia y vanidad del cazador. Es tan injustificable la carnicería que se llevó a cabo en África, como la del bisonte norteamericano. Por otra parte, la historia es siempre análoga; aun cuando el hombre no haya cazado activamente a los animales, su sola llegada los reduce en número, por la creación de ciudades, villas, sembrados, etc., que los alejan de los sitios donde se criaban y alimentaban.

cacaeria de animales en africa

El hombre ha sido igualmente dañino en su trato con la tierra. Ha talado bosques, para leña y materiales de construcción, privando al suelo de su protección natural, reduciendo las lluvias, en algunos casos, o produciendo inundaciones, en otros.

deforestacion

Es evidente muchas veces que cuando los bosques, que protegen el suelo del sol, el viento y el agua, han sido talados, para crear zonas de pastoreo, el viento, combinado con otros factores, ha eliminado la capa fértil del suelo y dejado un desierto en su lugar. Esto explica el avance del desierto de Sahara en el período de la historia escrita, y la creación de una verdadera hoya de polvo en el medio oeste estadounidense, al igual que las características desérticas del valle del Tennessee.



caza de ballenas

Ni la fauna oceánica está a salvo, y así vemos que la incesante persecución de la ballena ha provocado su casi extinción.

Ahora el hombre está en una encrucijada; debe tomar una crucial decisión: ¿va a continuar siendo agente destructor o se decidirá a conservar y construir? Su decisión no debiera ser difícil de tomar, dados los descubrimientos científicos de los últimos cincuenta años, el crecimiento de la cooperación internacional y la creación de un fuerte sentido de responsabilidad social; todo ha tendido a aminorar la excesiva explotación de la naturaleza. Como veremos después, las medidas tomadas para la protección de la vida salvaje, la reforestación y la irrigación, muestran que el hombre está ansioso por devolver a la tierra lo que ha tomado de ella.

La mayor prueba de la madurez moral e intelectual humana la darán los problemas que crea el estudio y control de la fuerza atómica. Hasta es posible que la espantosa fuerza destructora de la bomba atómica y la de hidrógeno sea, en último término, una bendición, al darse cuenta el hombre de la inutilidad de desatar una guerra que nadie podrá ganar. Las posibilidades pacíficas de la energía atómica crean la promesa de una nueva y pujante era industrial.

bomba atomica

El hombre ha cometido muchos errores en su lucha por elevar las condiciones en que vive; pero no podemos dejar de sentirnos impresionados por el ingenio que ha demostrado y la tenacidad con la cual, cuando las ocasiones lo han requerido, ha luchado contra la hostilidad de la naturaleza y superado satisfactoriamente los desastres a través de las épocas.

La naturaleza puede mostrarse no menos cruel que bondadosa; catástrofes espectaculares, como la completa destrucción de la isla de Krakatoa, en 1883, con enormes pérdidas de vida, la de Pompeya y la de Herculano, en el año 79, y la del huracán Katrina en 2005, son testimonios del terror que la naturaleza puede desatar repentinamente y del relativo desamparo del hombre ante ella.

Pero, a pesar de que tales desastres son afortunadamente poco comunes y no constituyen en el presente una gran amenaza para la existencia del hombre, es bueno recordar que las condiciones en el globo pueden algún día manifestar un cambio fundamental.

La atmósfera que rodea la Tierra semeja un invernadero. El vidrio del invernadero permite dejar pasar el calor del Sol e impide la disipación del almacenado en su interior. Pero si un panel del vidrio se rompe, el calor escapará, el aire más frío de afuera entrará y las plantas que protegía se marchitarán y morirán rápidamente.

Si la Tierra no poseyera una atmósfera capaz de retener y almacenar el calor solar, la temperatura del suelo bajaría tan pronto el Sol se pusiese. Si la atmósfera se perdiera, sería sumamente lento el proceso. El aire se eleva a causa del calor del Sol sobre la superficie de la Tierra.



Los gases más volátiles han desaparecido hace mucho de la atmósfera, pero grandes cantidades de oxígeno están contenidas en las rocas, especialmente en las volcánicas. Pueden ocurrir grandes cambios en la composición de la atmósfera durante el transcurso de siglos. La posibilidad de la pérdida total de la atmósfera ha sido discutida por los científicos, pero es extremadamente remota.

diagrama efecto invernadero

Planetas tales como Venus y Marte poseen una atmósfera, a pesar de que ambos son mucho más pequeños que la Tierra y tienen una fuerza de atracción más débil. Pero antes de que la Tierra perdiera su atmósfera, los cambios en la composición del aire la harían inadecuada para mantener la vida. Posteriormente, y semejante a la Luna, quedaría un mundo sin sonido, pues éste se transmite sólo a través del aire.

La proporción del bióxido de carbono en la atmósfera no excede del tres por diez mil, pero la presencia de esta mínima cantidad contribuye materialmente a la capacidad terrestre para retener el calor que recibe; su importancia es, por lo tanto, fundamental. La falta de este gas traería aparejada una caída de, por lo menos, 21° en la temperatura media terrestre. El vapor de agua también impide la pérdida de calor de la atmósfera, aunque en menor proporción que el bióxido de carbono.

Pero mientras la Tierra mantenga la vida humana, el hombre continuará ejercitando su ingenio para afrontar condiciones variables. Está haciéndolo constantemente en toda la gama de sus actividades. En el siglo XVI, el hombre era considerado viejo a los 50 años; ahora, la duración media de la vida se ha extendido mucho y los científicos hablan con todo optimismo de que este promedio llegue a los 85 años para fines de esta centuria.

Vemos que métodos perfeccionados de cultivo han terminado con el avance de los desiertos, se previene la formación de otros nuevos y el uso de los fertilizantes químicos aumenta la producción.

Especialmente en África, el control sobre las pestes se ha difundido enormemente en los últimos años y el helicóptero se ha usado con todo éxito para la dispersión de insecticidas. La langosta y la mosca tsetse ya no son el azote que fueron; las enfermedades tropicales, que habían desafiado a todo tratamiento durante siglos, cedieron ante los avances de la ciencia médica; salud y nuevas esperanzas han llegado a millones de personas.

Fuente Consultada:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. 30 Las Corrientes Marinas Edit. Cuántica
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------