El Tratado Antartico Que establece? Objetivos Hielos Continentales



El Tratado Antartico Que establece?
Objetivos – Hielos Continentales

En la década del noventa, la opinión pública tomó conocimiento de que los problemas limítrofes con Chile aún no habían terminado, tal como se creía después de la firma del Tratado de Paz y Amistad por la denominada «cuestión del Beagle», en 1984.

Mapa De La Antártida

Persistían sin solución veinticuatro cuestiones limítrofes, desde Salta (mina La Julia) hasta Santa Cruz (campo de Hielo Continental). En poco tiempo, veintidós de ellas se resolvieron de común acuerdo pues sólo se trataba de cuestiones técnicas vinculadas a la demarcación o a la identificación de los puntos que sirven de apoyo a los hitos demarcatorios.

La penúltima cuestión, en la zona de la «Laguna del Desierto» (de aproximadamente 500 km2), se resolvió en 1994 previo sometimiento al arbitraje de un jurado integrado por juristas latinoamericanos. Así, por mayoría de votos, se reconoció que el área en disputa pertenecía a nuestro país.

De esta forma, sólo queda sin resolución un último punto: el Campo de Hielo Patagónico, mal llamado Hielo Continental Patagónico. Esta última expresión se utiliza cuando las masas de hielo ocupan una superficie superior a los 50.000 km2 y fluyen independientemente del sustrato rocoso. Estas dos condiciones no se cumplen en la zona en litigio, donde la superficie cubierta por el hielo es de 22.000 km2 y fluye bajo el fuerte control de la topografía del lugar.

Como relictos de las glaciaciones cuaternarias, la región patagónica conserva dos campos de hielo, de los cuales el más austral es compartido por la Argentina y Chile, motivo de las actuales discrepancias limítrofes. El principio que rige el límite entre estos dos países es el de las altas cumbres que dividen aguas, acordado en 1881 en el Tratado de Límites y en el Protocolo de 1893-Las características geográficas del área determinaron una demora en la demarcación del límite que dio lugar a los nuevos reclamos territoriales de Chile, que no respetan lo acordado a fines del siglo pasado.

Después de la falta de acuerdo entre las dos comisiones de límites, se buscó una solución «política»: el acuerdo Menem-Alwin de 1991 creó una línea poligonal que divide la zona argentina en dos partes. Esta es una demarcación arbitraria que cede a Chile 1.057 km2 de hielos con los afluentes de los tres principales glaciares argentinos: Viedma, Upsala y Moreno.

Queda comprometida además la cabecera del río Santa Cruz y también parte del Parque Nacional Los Glaciares, área que ha sido declarada patrimonio mundial por la UNESCO. Para que el acuerdo entrase en vigor era necesaria la ratificación de ambos Parlamentos, ya que las cuestiones de límites se deciden en el Congreso. Pero no se logró quorum, por lo que sigue pendiente de definición. A fines de 1998 se anuló la poligonal y se reiniciaron las tratativas, aunque Chile sigue pretendiendo territorio argentino al este de las altas cumbres divisorias de aguas.

AméricaEuropaAsiaOceaníaÁfricaAntártida

PANORÁMICA DE LOS HIELOS CONTINENTALES



juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------