La Edad del Hierro y el Bronce:Los Metales en el Neolitico



Los Metales en el Neolítico: La Edad del Hierro y el Bronce

Al buscar piedras para fabricar sus joyas, los hombres se sintieron atraídos por el brillo de los cuarzos auríferos, el resplandor de las azuritas o el verde de las malaquitas.

Probablemente fue en los torrentes donde encontraron fragmentos de metales cuyas propiedades pudieron comprobar fácilmente: el oro y el cobre se moldean fácilmente, a golpes, permitiendo fabricar toda clase de adornos, agujas, brazaletes o collares, por ejemplo.

La Historia es una disciplina científica que se ocupa de reconstruir el desarrollo de la vida social y cultural de la humanidad, tomando como elemento fundamental los testimonios escritos de cada épocary siguiendo una sucesión cronológica.

Esta definición tiene una consecuencia directa:

la Historia debe comenzar, forzosamente, a partir de la aparición de la escritura, lo que complica bastante las cosas, porque aún no se sabe a ciencia cierta en qué momento se produce este hecho.

Algunos sotienen que fue en el III milenio a.C; otros dicen que antes, aunque no se conserven los manuscritos de épocas tan remotas …

Una cosa se puede afirmar: la difusión de la palabra escrita por medio de símbolos rudimentarios surge en plena Edad del Hierro.

Asociamos hierro y signos para tratar de desenmarañar la más oscura -por lo lejana- de las etapas de la Historia Universal.

El descubrimiento del metal:

El hombre neolítico descubrió enseguida la posibilidad de utilizar otros materiales, además de la piedra.

La arqueología ha descubierto, al noroeste del actual Irak, un colgante de cobre de 9.300 años antes de nuestra Era.

A partir del VI milenio, el metal empieza a influir considerablemente en la civilización.

Se inicia entonces un nuevo periodo de la evolución de la Humanidad, determinado por el avance de la metalurgia: la Edad del Cobre, la Edad del Bronce y la Edad del Hierro.

¿Trabajó el hombre primero el oro?

Puede ser, pero el cobre es el primer  metal que se explotó con fines utilitarios y que se transformó en armas y utensilios.

Estos logros se suceden con enormes diferencias de tiempo entre un foco de civilización y otro.

Los hombres de Anatolia, por ejemplo, daban forma al hierro y al cobre hacia el 6500 a.C., pero esta técnica no surge hasta el V milenio en Irán y en Turkmenistán, en el IV milenio en Egipto, Mesopotamia y Palestina, y en el III milenio en Siberia y Europa Occidental.

El trabajo del hierro surge, según el lugar, entre el III y el I milenio.

La Edad del Hierro y el Bronce:

• ►Nacimiento de la Metalurgia

Durante varios miles de años, el hombre trabajó el cobre en estado puro en frío, martilleándolo y cincelándolo.

Luego descubrió que podía extraer el metal del mineral, por fusión, observando posiblemente las huellas de cobre que quedaban al cocer los polvos de óxidos de cobre con qua los alfareros pintaban sus obras para teñirlas de azul.

El moldeado en caliente del metal obtenido le permitirá realizar herramientas más eficaces y elaboradas.

Poco a poco, los hombres aprenden a colar el bronce en moldes que permitían dejar un hueco en el instrumento a fabricar con ellos (para obtener por ejemplo hachas con hueco para el mango) e inventan el procedimiento de la cera perdida.

El avance de la metalurgia va unido al perfeccionamiento de los hornos, indispensables para alcanzar las temperaturas necesarias que requiere el trabajo del metal.

En este perfeccionamiento no hay que despreciar el papel que tuvieron los alfareros.

Una nueva jerarquía social

La metalurgia no cambió totalmente la vida cotidiana de los hombres del Neolítico, que continuaron tallando la piedra y alcanzaron incluso una perfección extraordinaria con la miniaturización de las puntas de flecha; quienes tallaban la piedra trataron de imitar las herramientas en bronce.

Por el contrario, la organización social experimentaba cambios importantes: el metal confiere a quienes saben trabajarlo y a quienes lo utilizan como arma, un poder mayor sobre las comunidades circundantes.

Los herreros, al dominar el fuego que transforma la materia y al conocer los «secretos de la forja», se aureolaban de poderes mágicos similares a los de los brujos.

Temidos y admirados al mismo tiempo por los campesinos, tienden a formar una casta aparte, iniciando sólo a sus hijos en el arte de la metalurgia.

Les protegía una poderosa aristocracia guerrera que la domesticación del caballo había transformado en caballeros armados con espadas y a quienes el desarrollo de las técnicas de la madera y de la rueda dotará de carros de combate.

Los campesinos se beneficiaban también del trabajo de los herreros: el arado de reja lastrada de metal  más pesado, permite cultivar mejor la tierra, y la hoz facilita la siega.

El metal y el auge de los intercambios

Con el bronce y el hierro también se intercambian minerales, lingotes o productos acabados.

En torno a los metales y la explotación de las minas, lejanas a veces, se desarrolla un comercio.

La creciente demanda de metales por parte de cretenses y micénicos, por ejemplo, estimula la explotación de las minas de Europa Central y de España.

Al mismo tiempo se difunden las técnicas hacia el Este: los pueblos del valle del Indo trabajan el cobre y dominan las aleaciones entre 2.500 y 2.000 años antes de nuestra Era.

El moldeado del bronce se desarrolla en China en el II milenio, no sabemos si introducido por los herreros extranjeros o descubierto por los alfareros; lo importante es que aquí no hay Edad del Cobre.

Fabricación de utensilios

En La Edad de los Metales: Los hombres de Neanderthal usaron las mismas herramientas durante cerca de cien mil años.

En cambio, los de Cro-Magnon, u hombres modernos (Homo sapiens sapiens), experimentaron muchísimos cambios tecnológicos en sus primeros cinco mil años de vida en el continente europeo.

No se sabe a ciencia cierta cuándo ni dónde el hombre comenzó a trabajar los metales; sin embargo, es probable que esa actividad, que requería de técnicas muy especializadas, haya surgido en los pueblos del Cercano Oriente y se haya difundido desde allí hacia todo el resto del mundo antiguo.

El nacimiento de la metalurgia, hace unos 10 mil años, coincidió con el surgimiento de las primeras comunidades agrícolas; se cree que comenzó como una actividad artística, más que con fines prácticos.

• ►Edad del cobre.

Los primeros metales que se trabajaron fueron el cobre y el oro.

Este último era el más codiciado, por su hermoso color y por ser el más pesado e inerte, es decir, que sus propiedades no se alteraban con el tiempo.

El cobre, por su parte, se utilizaba para confeccionar adornos, pero no podía usarse en la manufactura de herramientas porque se desgastaba fácilmente.

• ►Edad del bronce.

Más tarde se hicieron las primeras aleaciones de metales. Se incorporó así un material más duro, el bronce, consistente en un principio en una aleación de cobre y arsénico y, posteriormente, de cobre y estaño, que se utilizó muchísimo para fabricar herramientas, armas y armaduras.

En estas etapas de la edad de los metales, en tanto que la vida se iba haciendo cada vez más compleja, fue preciso inventar una forma de llevar el registro de las cosas y se desarrolló, entonces, la escritura.

El gran producto cultural de la edad del bronce fue La Riada, de Homero, que relata la guerra de Troya (en el 1200 a.C), y en esta obra se describe a héroes griegos y tróvanos que luchan con lanzas, escudos y armaduras hechos con ese metal.

• ►Edad del hierro.

Finalmente, hacia el año 1000 a.C, se empezó a utilizar el hierro, un metal que requiere técnicas más complejas para su extracción y moldeado.

Este material acabó reemplazando a los demás en la fabricación de armas y herramientas.

El invento descollante de este período, además de la escritura, es la rueda, que facilitó las comunicaciones y el transporte.

EL HIERRO:El Gran Descubrimiento del Hombre

El hierro es el segundo metal más común en la corteza terrestre (sólo el aluminio abunda más), pero siempre se presenta combinado con otras sustancias.

No se halla en forma metálica libre, salvo en algunos meteoritos, que no pertenecen a la Tierra sino que caen en ella desde el firmamento.

Algunos meteoritos fueron encontrados ocasionalmente por los antiguos, y utilizados desde los albores de la civilización.

Comparado con el oro, la plata y el cobre, el aspecto del hierro es feo, pero el de origen meteórico se revelaba más duro y resistente que el bronce.

Como se conservaba afilado más tiempo que ese metal, comenzó a ser muy apreciado para manufacturar las partes cortantes de las herramientas.

HierroEl resultado es que no se ha encontrado hierro meteórico en los lugares donde florecieron las civilizaciones primitivas, pues los antiguos lo acapararon.

Pero no había menas de hierro.

El oro, la plata, el cobre, el plomo, el estallo y, con el tiempo, el mercurio se obtenían con facilidad mediante hogueras, pero de ellas nunca salía hierro.

Éste se encontraba en otras sustancias en proporción más escasa que otros metales, y se precisaba mayor temperatura.

A la larga, sin embargo, se obtuvo carbón vegetal quemando madera con un suministro insuficiente de aire, de modo que entre otras sustancias quemadas quedaba carbono más o menos puro.

El carbón vegetal arde sin llama, pero alcanza temperaturas más elevadas que la leña.

Alrededor de 1500 a. J.C., los hititas de Asia Menor descubrieron que podían obtener hierro de ciertos minerales sometiéndolos al calor del carbón vegetal.

Al principio, ese hierro fue decepcionante.

En forma pura, es resistente, pero no tan duro como el mejor bronce. (El hierro meteórico no es hierro puro, sino una mezcla en proporción de 9 a 1 de hierro y níquel, algo que los antiguos no podían reproducir porque desconocían el níquel.)

Hacia 1200 a. J.C., sin duda por casualidad, se había descubierto que ese hierro, debidamente fundido, podía presentarse en una forma más dura.

Esto sucedía cuando una parte del carbono contenido en el carbón vegetal se mezclaba con hierro para formar una aleación de hierro y carbono que llamamos acero.

Hacia 1000 a. J.C., estas formas carbonadas de hierro podían producirse en gran cantidad: empezaba la Edad del Hierro, el período en que este metal fue el más usado para armas y herramientas.

AUNQUE EL HIERRO es mas abundante que otros metales, como el cobre, también es más difícil de trabajar. Para conseguirlo hay que extraerlo fundiendo el mineral de hierro calentándolo a altas temperaturas en hornos especiales.

La masa esponjosa que se obtiene se tiene que volver a calentar al tiempo que se golpea para conseguir que el hierro adopte la forma deseada.

LA PRIMERA PRUEBA

La cultura nok fue la primera en trabajar el hierro en la zona subsahariana oriental (la zona del este de África que está por debajo del Sallara).

En el 500 a.C. ya fundían el hierro en hornos con paredes de arcilla excavados en el suelo.

La técnica la habían aprendido de otras culturas con las que tuvieron contacto.

La ciudad de Meroe, en Nubia, fue el centro de una gran industria del hierro cuyos productos llegaron a comercializarse en zonas muy alejadas. La antigua Cartago también basó su poder comercial en el trabajo del hierro.

USOS DEL HIERRO

Los conocimientos para trabajar y producir objetos de hierro se extendieron por toda África con una rapidez sorprendente.

Saber trabajar el hierro significaba ser más poderoso: las nuevas flechas con punta de hierro permitían que pequeños grupos tribales exploraran con mayor seguridad territorios desconocidos; las azadas de hierro hacían más fácil preparar la tierra para la siembra, y con las hachas de hierro se podían abrir claros en el bosque con más facilidad que con las de piedra.

La expansión de las tribus bantús por el centro, este y sur de África se debió en gran parte a su dominio de las técnicas para trabajar el hierro.

• Para Saber Mas...

EL HIERRO EN LA ACTUALIDAD:

El hierro se extrae industrialmente de minerales que se encuentran en estado natural. Los dos más importantes son óxidos de hierro: hematites (Fe2O3) y magnetita (Fe3O4).

Mezclándolos con carbono y calentándolos a 1.500°C, los óxidos de hierro se reducen a hierro metálico, al combinarse el carbono con el oxígeno para formar dióxido de carbono.

Este proceso se llama fundición.

En la Edad Media el carbono se obtenía del carbón vegetal, pero en 1709 el inglés Abraham Darby (1677-1717) consiguió fundir hierro con coque, que podía obtenerse a partir del carbón mineral.

Ello hizo posible un gran aumento de la producción de hierro durante la revolución industrial .

Los altos hornos son el primer eslabón en la producción de hierro, donde el mineral de hierro se convierte en hierro metálico (ver gráfico).

Los altos hornos más modernos y capaces son construcciones enormes, que pueden alcanzar una altura de hasta 30 metros, con paredes de más de 3 metros de espesor.

En ellos se puede fabricar más de 10.000 toneladas de hierro diarias.

El hierro producido en los altos hornos sigue contaminado con algunas impurezas residuales.

Según la mena, normalmente contiene entre un 3 y un 5% de carbono, un 1% de manganeso y. un 3% de silicio.

ALTO HORNO

En la parte superior del horno se vierte una mezcla de mineral de hierro, fundente, coque metalúrgico y piedra caliza, mientras que, desde abajo, se envía un chorro de aire caliente y seco a través de la mezcla.

El coque quema a una temperatura alta y reacciona con el oxígeno del aire produciendo monóxido de carbono.

Esto reduce el mineral a hierro liquido, que fluye hacia el fondo del horno. La piedra caliza reacciona con las impurezas del mineral —principalmente silicio, procedente de la arena, arcilla y piedras— y evita que éstas contaminen el hierro. La sílice y la piedra caliza forman la escoria, que pesa menos que el hierro fundido y flota en la superficie del crisol.

De vez en cuando, se extrae el hierro líquido (la «colada») por uno de los agujeros de colada situados en el fondo, y sale a borbotones un chorro candente. La escoria es drenada a intervalos regulares por otro agujero de colada situado más arriba.

El proceso de fabricación del hierro es continuo y puede proseguir sin interrupción durante diez años o más, hasta que el revestimiento refractario del horno empieza a deteriorarse y tiene que ser sustituido.

Ampliar: Edad de los Metales

Temas Relacionados:

Historia del Descubrimiento de Metales:Fosforo y Cobalto
Metalúrgia Primitiva Fundicion de Metales Uso del Cobre Hierro
Procesos Para Obtener Metales desde Minerales
Propiedades Mecánicas de los Metales y los Ensayos
Bacterias Que Comen Metales:Microorganimos
La Alquimia y la Piedra Filosofal y el Elixir de la Vida
Transmutacion de Metales Conde Cagliostro
La Plata:Propiedades, Usos y Yacimientos del Metal

Enlace Externo:• Metales: Historia, Características, Propiedades

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------