Rock Nacional Los Caballeros de la Quema Trayectoria Bandas de Rock



Rock Nacional Los Caballeros de la Quema

Si bien aún no han llegado a la cifra tentativa de 50 mil personas en el grupo de Facebook armado para pedir el regreso de Los Caballeros de la Quema , lo cierto es que desde hace mucho tiempo se ha esperado por una reunión que nunca ha podido concretarse.

Es que a pesar de enorme éxito que la banda liderada por Iván Noble logró en poco más de una década no fue suficiente para que la agrupación se mantuviera unida.

Algunos sostienen que fue el casamiento de Noble con Julieta Ortega el motivo de la separación del grupo, otros aseguran que se debió a los desacuerdos permanentes que existían entre los integrantes del grupo, pero más allá del causante, la única verdad absoluta es que el inicio del año 2002 fue un momento determinante para Los Caballeros, ya que decidieron sin más anunciar su disolución.

El comienzo de la historia de la banda se produjo en las inmediaciones de Morón, allá por el año 1990, cuando tres amigos que compartían una banda de rock sinfónico llamada «El Aleph» decidieron hacer rancho aparte y fundar una nueva agrupación.

Para ello constituyeron un grupo de músicos inexperimentados, pero que tenían mucho por dar, y quedó constituida la formación original de la agrupación con Iván Noble en la voz, Martín Méndez y Pablo Guerra en las guitarras, Martín Carro Vila en el bajo, Javier «Nene» Cavo en la batería, Alejandro Sorraires y Martín «Cafusa» Staffolari con los saxos.

Lo cierto es que a lo largo de los años fueron ingresando y saliendo músicos, en una banda que comenzaba a perfilarse como uno de los grandes exponentes del rock nacional moderno.

El nombre elegido para el formato fue Los Caballeros de la Quema.

Sin lograr la contratación de ninguna compañía discográfica, en 1991 deciden editar de manera independiente la primera producción de la banda, la cual fue lanzada sólo en formato de cassette para abaratar los costos.

Aquel primer álbum fue titulado «Primavera negra».

Dos años más tarde lograron comenzar en el circuito comercial masivo, después de despertar el interés de los productores y luego de lanzar el álbum «Manos vacías», que en realidad no obtuvo el éxito esperado.

No obstante, había alguien que los estaba escuchando.

El disco llegó a las manos del músico español Joaquín Sabina, quien inmediatamente se sintió impresionado con el material incluido en el álbum, decidiendo contratar a la banda para que actuara como grupo telonero en una serie de shows que el cantautor ofrecería en el Estadio de Ferro.

Aquello fue un impulso espectacular para masificar a la agrupación.

En 1994, además de producirse un cambio en la agrupación, ya que Carro Vila fue reemplazado por Patricio Castillo, la banda lanza su álbum «Sangrando», y consiguen convertirse en la banda de apertura de los más importantes conciertos de músicos internacionales en la Argentina, como fue el caso de los shows de Aerosmith y Jimmy Page.

Dos años más tarde llegaría el turno del alejamiento del saxofonista Soraires y la edición de la tercera placa de la banda, titulada «Perros, perros y perros», en la que contaron con la participación espacial de León Gieco.

Le seguirían luego “La paciencia de la araña” en 1998, y el disco “En vivo” en 1999.

No obstante, según la mayoría de los seguidores de la banda, Los Caballeros de la Quema lograron exponer su mayor evolución en el álbum «Fulanos de nadie», donde la agrupación experimentó con diferentes estilos musicales, incluyendo el rock, el reggae, las baladas, e incluso la inclusión del sonido de un bandoneón, interpretado por Néstor Marconi.

Aquella fue una época especial para el rock argentino, durante la cual se produjo el nacimiento de un subgénero rockero, que rápidamente se expandió entre las bandas más populares.

Estamos hablando del denominado “rock chabón”, en el cual se perciben letras en las que se analizan las problemáticas sociales de los jóvenes.

Pero además, ese “rock chabón” incluye la utilización del lenguaje lunfardo en la lírica.

Precisamente ese fue el camino que siguieron Los Caballeros de la Quema, por lo que hoy son considerados exponentes indiscutibles de este estilo. Un claro ejemplo de ello es la canción archiconocida “Avanti Morocha”.

Con “Fulanos de nadie” no sólo se llevó al límite la composición relacionada a este estilo, sino que además hoy es considerado uno de los álbumes que han marcado la historia del rock nacional, y al mismo tiempo ha sido el último trabajo discográfico de la banda.

Fuente: Graciela Marker Para Planeta Sedna

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------