Biografia de Charly Garcia Idolo del Rock nacional Argentino



Biografía de Charly Garcia: Ídolo del Rock Nacional

Distante de lo que fue aquella estrella de rock que no conocía límite alguno, hoy nos encontramos frente a un nuevo Charly, en cuya vida ya no hay escándalos por clavados a la pileta desde novenos pisos, ni guitarras rotas, ni alcohol, ni drogas. No obstante, el talento y el genio de este gran músico argentino continúa vivo, al igual que Biografia de Charly Garcia Idolo del Rock nacional Argentinosu bigote bicolor, que parece resistir al paso del tiempo.

Y a pesar de lo que muchos aseguran, Charly está satisfecho con su vida actual: “No me arrepiento de haber probado, pero a la larga la droga te mata. Si las conseguís borrar de tu vida, todo va a estar mejor. Hace tres años que no consumo y estoy feliz”.

El 23 de octubre de 1951 llegó a este mundo un niño llamado Carlos Alberto García Moreno, que con los años se convertiría en Charly García, uno de los más grandes compositores de rock de la Argentina, por lo que muchos consideran que Charly ha sido para el rock lo que Maradona para el futbol, y seguramente no se equivocan.

De muy chiquito, Charly empezó a estudiar seriamente el piano. A los 12 se había recibido de profesor del instrumento. Su habilidad sorprendía incluso a músicos experimentados, como la folklorista Mercedes Sosa, amiga de la familia. Una noche, cenando en casa de los García, Sosa lo escuchó tocar y opinó: “¡Este chico es como Chopin!” (famoso pianista y compositor de música clásica).

En la secundaria (en el barrio porteño de Caballito), Charly García armó sus primeras bandas de rock, que tocaban covers de las estrellas de la época. A los 17, junto con Nito Mestre, un compañero de la escuela, formaron Sui Generis. Como si fuera el guión de una película, la mayoría de las compañías grabadoras rechazó al dúo de pibes desconocidos que decían tener una banda, hasta que una aceptó grabarles un disco. El disco fue un éxito.

Sui Generis fue el grupo que hizo conocido a Charly, pero la historia apenas empezaba. Después de tres discos, Sui Generis se despidió del público en 1975 con dos presentaciones en el Luna Park que juntaron más de 25.000 personas, el mayor recital de rock que el país había conocido. Muchas de sus canciones, como Rasguña las piedras o Bienvenidos al tren, se hicieron clásicos.

charly garcia

Su interés en la música surgió cuando aún era muy pequeño, lo que lo llevo en su adolescencia a desarrollar una personalidad rebelde, que encontró su máximo medio de expresión a través del rock. Fue mientras cursaba la escuela secundaria que conoció a un personaje que sería fundamental en su vida de artista: Nito Mestre. Ambos conformaron junto a Carlos Piegari, Beto Rodríguez y los hermanos Belia una de las históricas bandas de nuestro país, a la que dieron en llamar Sui Generis.

Luego de varias deserciones, finalmente la agrupación quedó convertida en un dúo, cuyo estilo musical predominante tenía mucho de folk norteamericano. Para regocijo de sus seguidores, el dueto dejó registrados varios discos, comenzando con “Vida” en 1972, y culminando con “Adiós Sui Generis”, que retrató para siempre la separación del dúo en 1975.

Al año siguiente llegaría PorSuiGieco, una agrupación conformada por líderes del rock como Raúl Porchetto, León Gieco, Nito Mestre y María Rosa Yorio, con quienes Charly se dedicó a explorar el mundo del rock acústico. Aquello no duró más de un disco, por lo que García conformó La Máquina de Hacer Pájaros, una de las bandas más novedosas de la época, debido a su estilo musical en el que el músico comienza a experimentar con el rock sinfónico.



La duración del grupo fue corta, pero llegó a tiempo para editar los álbumes “La Máquina de Hacer Pájaros” en 1976 y “Películas” en 1977. En 1978 llega otro de los grandes hitos en la vida de Charly, cuando el músico conforma el grupo Serú Girán, dando lugar a una de las bandas más representativas del rock nacional.

Charly no se quedó quieto. En 1976, tocaba teclados, cantaba y era compositor principal de La máquina de hacer pájaros. Lo acompañaba un grupo de músicos que venía de algunas de las bandas pioneras del rock argentino: el baterista Osear Moro, Carlos Cutaia en teclados, Gustavo Bazterrica en guitarra y el bajista José Luis Fernández.Las nuevas canciones de Charly ya eran más largas y complejas. La música era distinta y La máquina no repitió el gran éxito de Sui Generis, aunque hicieron recitales de buena convocatoria. El grupo sacó su segundo disco en 1977 y enseguida se disolvió. Con el tiempo, se convertiría en una banda de culto. Algunos de sus temas más característicos son Bubulina, Rock and Roll e Hipercandombe.

El grupo fue disuelto por el propio García en 1982, dejando para la posteridad una colección de registros discográficos antológicos, como lo son los álbumes “Serú Girán”, “La Grasa de las Capitales”, “Bicicleta”, “Peperina” y “No llores por mí, Argentina”.

A partir de allí Charly García comenzó con su etapa solista, inaugurando este tramo de su carrera con el álbum “Pubis Angelical”, como banda de sonido de la película que lleva el mismo nombre, dirigida por Raúl de la Torre.

Le siguieron a este, importantes registros discográficos, tales como “Yendo de la cama al living”, “Clics modernos”, “Cómo conseguir chicas”, “Filosofía barata y zapatos de goma”, “La hija de la lágrima”, “Say No More”, “Demasiado Ego”, “Rock and roll yo”, entre muchos más, cada uno de ellos representando los cambios de la sociedad y la evolución del artista. Su personalidad ha sido siempre la del verdadero músico de rock, por lo que en general la vida de Charly ha estado plagada de escándalos y envuelta siempre en la polémica. No obstante, es precisamente esa controversia, sumada a su talento, la que lo ha convertido en el máximo exponente del rock nacional. Lo que queda para el futuro sólo él lo sabe.

En octubre de 1988, un show itinerante que difundía el ideario de Amnesty International sobre derechos humanos, se presentó en Buenos Aires, en el estadio de River. En la grilla figuraban el africano Youssou N’Dour, Tracy Chapman, Sting, Peter Gabriel y Bruce Spririgsteen, y era habitual que en cada punto de la gira se incorporasen dos números locales.

En Argentina los elegidos fueron León Gieco y Charly García, a quien se vio en muy mal estado durante la presentación, entre otras cosas, porque insistió en tocar con su banda cuando se estilaba que cada participante local lo hiciera solo. Antes había habido un ensayo para que locales y visitantes abrieran el show cantando todos juntos una adaptación de Get up, stand up, tema de Peter Tosh, al que se había adaptado para que su letra reflejara la consigna del show: “Human rights now“.

Pero en el medio del ensayo, Charly paró a todos para decirles que lo que estaba mal. Esto ocasionó la  contrariedad de Bruce Springsteen. Pero fue Sting el que se interpuso, escuchó a García, y acordó con él que la frase musical “Derechos humanos ahora”, no sonaba cacofónicamente bien. De esa manera, Charly, impuso su criterio, y todos juntos cantaron “Derechos humanos ya”.

Ver:Biografía de Rodrigo



https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias
imagen truco limonimagen cazar serpienteimagen depositos acertijo


noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


OTROS TEMAS EN ESTE SITIO

final

------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------