Dia Internacional del Trabajo: Su Origen Las Conquistas Obreras



Dia Internacional del Trabajo: Su Origen y Las Conquistas Obreras

«Sólo se crece en una civilización si muchos aportan su trabajo y colaboración al esfuerzo. Si todos prefieren gozar el fruto, la civilización se hunde.» José Ortega y Gasset

El episodio más famoso de la lucha obrera fue el funesto incidente de mayo de 1886 en la Haymarket Square de Chicago: durante una manifestación contra la brutal represión de una reciente huelga dondeuna bomba provocó la muerte de varios policías. Aunque nunca se pudo descubrir quién fue el responsable de este atentado, cuatro líderes anarquistas fueron acusados, juzgados sumariamente y ejecutados.

Imagen: Trabajadores de la Carne en Huelga

Los Hechos: En noviembre de 1884 se celebró en Chicago el IV Congreso de la American Federation of Labor, en el que se propuso que a partir del 1º de mayo de 1886 se obligaría a los patronos a respetar la jornada de 8 horas y, si no, se iría a la huelga.

En 1886, el Presidente de los Estados Unidos, Andrew Johnson, promulgó la llamada Ley Ingersoll, estableciendo las 8 horas de trabajo diarias. Como esta ley no se cumplió las organizaciones laborales y sindicales de Estados Unidos se movilizaron. Llegada la fecha, los obreros se organizaron y paralizaron el país productivo con más de cinco mil huelgas.

La magnitud de la lucha fue tal, que la Federación de Gremios y Uniones Organizadas afirmó: “Jamás en la historia de este país ha habido un levantamiento tan general entre las masas industriales…”. Pero, en Chicago la represión patronal fue brutal.

En una concentración estalló una bomba y murió un policía. Se ordenó el arresto de los culpables y comenzó un proceso de allanamientos de imprentas de domicilios privados y de persecución. Hubo ocho detenidos y fueron condenados a la horca. A ellos se los llamó “Mártires de Chicago”, por la injusta condena realizada en esa ciudad norteamericana.

El procedimiento mediante el cual fueron condenados los ocho detenidos fue parcial. La condena se realizó antes del juicio.

En 1889, París, una conferencia internacional de trabajadores toma la decisión de que todos los 1º de mayo paralizarían sus actividades los obreros del mundo. Así quedó instituido el Día del Trabajo. Paradójicamente en el lugar de los hechos este día se conmemora en septiembre.

Al año siguiente, en 1890, quince naciones reunidas en Berlín, realizaron el tratamiento de la intervención del Estado en lo relacionado a las tareas laborales. Así nació la idea y la necesidad de crear un organismo internacional que velara por los Derechos y Deberes emanados del trabajo, así como informar y asesorar.



Así nació la Oficina Internacional del Trabajo, que más adelante se transformó en OIT (Organización Internacional del Trabajo), con residencia en Ginebra, bajo el control de las Naciones Unidas.

Relato de la ejecución:«…salen de sus celdas. Se dan la mano, sonríen. Les leen la sentencia, les sujetan las manos por la espalda con esposas plateadas, les ciñen los brazos al cuerpo con una faja de cuero y les ponen una mortaja blanca como la túnica de los catecúmenos cristianos… abajo la concurrencia sentada en hilera de sillas delante del cadalso como en un teatro… plegaria es el rostro de Spies, firmeza el de Fischer, orgullo el del Parsons, Engel hace un chiste a propósito de su capucha, Spies grita que la voz que vais a sofocar será más poderosa en el futuro que cuantas palabras pudiera yo decir ahora… los encapuchan, luego una seña, un ruido, la trampa cede, los cuatro cuerpos cuelgan y se balancean en una danza espantable…»

José Marti (Corresponsal en Chicago de «La Nación» de Buenos Aires)

Los Mártires:

El Proceso a los mártires de Chicago, fue una causa judicial dónde fueron condenados a la horca, sin pruebas, varios dirigentes y militantes anarquistas. Los historiadores coinciden en que se adjudicaron a aquellos sindicalistas supuestos delitos para castigar sus ideas políticas y su acción gremial.

El fraudulento proceso judicial llevado a cabo en Chicago tendía a escarmentar al movimiento obrero norteamericano y desalentar el creciente movimiento de masas que pugnaba por la reivindicación de la jornada de ocho horas de trabajo.

Aquellos trágicos hechos ocurridos en Chicago en 1886 -la huelga del 1º de Mayo, la protesta sindicalista y el proceso judicial a los dirigentes y militantes anarquistas- serían tenidos muy en cuenta, años después, por el movimiento obrero internacional que, justamente, adoptó como el Día de los Trabajadores, el 1º de Mayo.

El 11 de noviembre de 1887 se consumó la ejecución de Albert Parsons (estadounidense, 39 años, periodista),August Spies (alemán, 31 años, periodista), Adolph Fischer (alemán, 30 años, periodista) y Georg Engel(alemán, 50 años, tipógrafo). (en la imagen ubicados en el mismo orden de lectura)

Louis Linng (alemán, 22 años, carpintero) se había suicidado antes en su propia celda. A Michael Swabb (alemán, 33 años, tipógrafo) y Samuel Fielden (inglés, 39 años, pastor metodista y obrero textil) les fue conmutada la pena por cadena perpetua y Oscar Neebe (estadounidense, 36 años, vendedor) fue condenado a 15 años de trabajos forzados.



Definición del Trabajo: Esfuerzo personal para la producción y comercialización de bienes y/o servicios con un fin económico, que origina un pago en dinero o cualquier otra forma de retribución. Es una parte o etapa de una obra de un proyecto para la formación de un bien de capital. Labor, deber, relación y responsabilidad que debe realizarse para el logro de un fin determinado y por el cual se percibe una remuneración.

Un Chiste Sobre El Trabajo:
Pedido de Aumento

Jefe, súbame el sueldo!

Un empleado le dice a su jefe:

-Jefe, súbame el sueldo. Le advierto que hay cuatro empresas detrás de mí!

-¿Ah sí? ¿Y cuáles son?

-La del gas, la luz, cable y el teléfono!

LA CELEBRACIÓN DEL PRIMERO DE MAYO: La fecha del Primero de Mayo como jornada reivindicativa de la clase obrera fue propuesta por el Congreso de la Internacional celebrado en París en 1890.

Ahora bien, la fecha del Primero de Mayo había sido lanzada a la palestra por e! movimiento obrero norteamericano como recordatorio de las jornadas de Chicago del año 1886. Ésta era una ciudad con una fuerte presencia anarquista y un movimiento obrero muy reivindicativo. En la primavera de aquel año hubo un importante movimiento huelguístico y en un alboroto callejero una bomba mató a ocho policías. Como represalia fueron detenidos y procesados los principales dirigentes anarquistas.

El proceso conmovió a la opinión mundial, ya que la inocencia de los procesados era evidente. A pesar de ello, cuatro de los acusados fueron condenados a muerte y cuando, en 1893, se revisó el proceso, las irregularidades que se descubrieron dieron como resultado la liberación de los que aún permanecían encarcelados y la rehabilitación pública de los que habían sido colgados. A partir de estos hechos, el Primero de Mayo quedó indisolublemente unido al episodio de los «mártires de Chicago».



Mitin de obreros celebrado en el Teatro del Buen Retiro el 7 de mayo de 1892.

La fiesta oficial
Durante el gobierno peronista, la celebración del 1.° de Mayo tuvo un carácter de fiesta oficial. En La razón de mi vida (1951), Eva Perón sintetizó su concepción de este festejo.

«El 1° de Mayo, que en otros tiempos fue triste celebración de los trabajadores oprimidos, es ahora una de nuestras dos fiestas mayores. […] Antes de Perón, el 1.° de Mayo se reunían los trabajadores en las plazas y en las calles de todas las ciudades del país y sus dirigentes aprovechaban la oportunidad para hablarles.

Los buenos dirigentes, por lo general, tenían muy poco que decir en realidad: (más que hablar de esperanzas, las realidades eran muy pocas, entonces).

Los malos dirigentes, los falsos dirigentes, los que habían aprendido la lección en libros extraños o en tierras extrañas no desperdiciaban la ocasión de agitar a sus compañeros. Ante las escasas realidades que podían ofrecer, y ante la larga espera de las promesas nunca cumplidas, el camino más fácil era excitar a la rebelión y a la anarquía. […]

En vez de gritos con los puños crispados frente a las puertas cerradas de la Casa de Gobierno, el pueblo trabajador argentino celebra ahora cada 1.° de Mayo en una fiesta magnífica que preside desde los balcones de la Casa de Gobierno su conductor en su calidad de ‘primer trabajador argentino’, título sin duda el más preciado por Perón.»

El 1.° de Mayo peronista
Con el peronismo, el 1.° de Mayo se convirtió en una fiesta oficial, asociada a la otra gran celebración, la del 17 de octubre. En ambas se enfatizaba la figura de Perón a quien se le atribuía el título de «el primer trabajador» y los logros de los trabajadores bajo su gobierno.

Con posterioridad a la caída de Perón, las celebraciones del 1.° de Mayo fueron de menor envergadura. Durante la tercera presidencia de Perón, y pocos días antes de su muerte, la celebración del 1.° de Mayo fue el escenario de la explosión del conflicto interno del peronismo entre los grupos de la izquierda peronista y el ala sindical, respaldada por Perón.

CRÓNICA DE LA ÉPOCA:

Un Congreso Internacional Obrero reunido en París resolvió que el 1° de mayo sea, a partir ahora, el Día de los Trabajadores de todo el mundo, y llamó a una movilización mundial para reclamar la jornada de ocho horas, a partir del año próximo. Los trabajadores argentinos estuvieron representados y ya han anunciado que nuestro país será uno de los que celebrarán el primero de Mayo.

La Segunda Internacional creada en París eligió esa fecha en recuerdo de los cuatro dirigentes sindicales ahorcados en Estados Unidos hace dos años, en juicios escandalosamente arreglados por el gobierno, por liderar una huelga reclamando las ocho horas, iniciada el 1 de mayo de 1886. La propuesta fue realizada por el socialista alemán Friedrich Engels, autor junto a Karl Marx del Manifiesto Comunista de 1848.

La Argentina tuvo una doble representación en el Congreso. Una correspondió a Alejo Peyret, un socialista francés que actuó en las barricadas francesas de 1848 y que se radicó en nuestro país al reestablecerse la monarquía en Francia. La otra correspondió al dirigente socialista alemán Wilhelm Liebknecht, en nombre del Club Wórwarts de Buenos Aires.

Finalizado el Congreso, los miembros del Grupo Wórwarts de Buenos Aires han dado a conocer sus planes para que el próximo 1° de mayo trabajadores de todas las corrientes, tanto socialistas como anarquistas, se unan fraternalmente en el Prado Español en Buenos Aires y probablemente en otras ciudades, como Rosario, Bahía Blanca y Chivilcoy.

Su intención es elevar un petitorio al Congreso nacional, reclamando una docena de leyes protectoras del trabajo, encabezado por la jornada máxima de ocho horas, pero también exigiendo limitaciones al trabajo nocturno y al de las mujeres y niños, descanso semanal de 36 horas, un seguro de accidentes laborales, la creación de una oficina estatal de policía de trabajo y tribunales paritarios.

Algunos periódicos porteños han ridiculizado las pretensiones obreras de trabajar sólo ocho horas por día y excluir a los niños de las fábricas, y catalogaron a los sindicalistas como «polillas humanas». Sostienen que si alguna vez estos desvarios se hicieran realidad, las empresas deberían cerrar o emigrar hacia otros países más atractivos.
El primer 1 de Mayo habrá de realizarse en un momento de crisis, de creación de sindicatos y huelgas en todas partes. Los grupos obreros que actúan en el país lo imaginan como el día en que «el pueblo trabajador de la República Argentina levante por primera vez su potente voz». (Fuente: Diario El Bicentenario Fasc. N°4 Año 1889)

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------