Primera Asociacion Internacional de Trabajadores del Mundo



Primera Asociación Internacional de Trabajadores del Mundo

La Primera Internacional y la Comuna

La expansión del sistema capitalista a través de la industrialización progresiva del continente generalizó las condiciones de vida de los obreros, pero también sus reivindicaciones. Al mismo tiempo, la actuación coordinada de los diferentes gobiernos contra los opositores políticos redundaba en la necesidad de la cooperación más allá de la diversidad nacional.

La toma de conciencia por parte de la clase trabajadora fue más rápida que la manifestación práctica de esa doble realidad. Los primeros intentos organizativos sucumbieron a causa de las numerosas tendencias socialistas y la represión gubernamental. La recuperación del asociacionismo obrero tras las revoluciones de 1848 creó nuevas expectativas gracias a la aportación marxista. Ambos factores condujeron a la fundación de la Asociación Internacional del Trabajadores (AIT) en 1864, conocida históricamente como la Primera Internacional.

Como decíamos antes, en 1864 se fundó en Londres la Asociación Internacional de Trabajadores, formada por sindicatos ingleses y franceses de obreros especializados, buscando en ella más una asistencia mutua de tipo sindical que un programa de acción política de tipo colectivista, a pesar de que Marx fue su principal impulsor y quien redactó el mensaje inaugural: “La Internacional es prohibida en la mayor parte de los países y aunque divisiones internas entre anarquistas y marxistas le restan mucha fuerza, aun así consiguió cierta extensión, no solamente en Europa, sino también en Estados Unidos”.

Los antecedentes más cercanos acerca de una organización internacional de trabajadores se encuentran en la Liga de los justos (1826), convertida a instancias de Marx en Liga de los Comunistas. Otros precursores fueron la británica Fraternal Democrats y la belga Association Démocratique. El último paso está representado por la International As

ESTATUTO DE LA PRIMERA INTERNACIONAL

Art. 1°: Se establece una asociación para procurar un punto central de comunicación y de corporación entre los obreros, de diferentes países, que aspiran al mismo objetivo, a saber: el concurso mutual, el progreso y la total liberación de la clase obrera.

Art. 2°: El nombre de esta asociación será: Asociación Internacional de Trabajadores.

Art. 3°: En 1865 tendrá lugar, en Bélgica, la reunión de un Congreso General. Este Congreso deberá dar a conocer a Europa las comunes aspiraciones de los obreros, concluir el reglamento definitivo de la Asociación Internacional, examinar los mejores medios para asegurar el éxito de su trabajo y elegir el Consejo General de la Asociación. El Congreso se reunirá una vez al año.



Art. 4°: El Consejo General radicará en Londres y constará de obreros que representan a las diferentes naciones que formen parte de la Asociación Internacional. (…)

En París, en 1871, se produjo una insurrección obrera que consiguió controlar la ciudad durante más de un mes.

La Comuna fue una sublevación espontánea contra los elementos conservadores que habían triunfado en las elecciones, a pesar de haber sido los responsables de la derrota, los sufrimientos del asedio de la ciudad y la capitulación frente a los prusianos.

El manifiesto de la Comuna fue un auténtico proyecto para crear un Estado socialista formado por municipios comunes— libres y autónomos, federados entre sí a nivel nacional e incluso internacional. Se adoptó la bandera roja como enseña, se decreté la separación de la Iglesia y el Estado, y se realizó una avanzada legislación social que reglamentaba el trabajo.

La Comuna de París tendría una enorme resonancia en el mundo, tanto entre el dividido movimiento obrero, que por primera vez veía la realización práctica de sus programas, como entre las burguesías y los gobiernos europeos, que se disponían a tomar medidas represivas en previsión de hechos similares.

La Comuna, totalmente aislada y sin ningún apoyo exterior, fue aplastada después de una terrible represión del ejército francés; se calcula que el número de ejecuciones ascendió a unas 20 mil. Con ello también la Internacional en el Congreso de La Haya, de 1872, entró definitivamente en crisis, tanto por los enfrentamientos internos como por su fracaso en acudir en ayuda de la Comuna de París o en no haber logrado evitar la guerra franco-prusiana, que fue un preludio del fracaso similar del movimiento obrero europeo de 1914.

La fundación. La Primera Internacional surgió de la colaboración entre las clases obreras británica y francesa, en consonancia con la mayor industrialización de sus respectivos países. El sindicalismo británico practicaba una acción reformista sin ninguna referencia al socialismo. Las corporaciones de oficios (trade-unions) sólo agrupaban a los obreros cualificados, interesados en ampliar los derechos políticos y sindicales.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------