Concepto del Sindicalismo Definicion Sindicato Asociación de Obreros



CONCEPTO DE SINDICALISMO
Asociación de Trabajadores

Se llama sindicatos a las asociaciones de trabajadores de un mismo ramo o de una misma categoría profesional que se unen para la defensa de sus intereses laborales. Los sindicatos suelen también llamarse asociaciones profesionales y así los denomina expresamente una ley nacional que regula su actividad en el país. Gremio es el nombre genérico que se da al conjunto de trabajadores de un ramo o categoría, y dentro de cada gremio puede haber uno o varios sindicatos, e incluso en algunas circunstancias puede no haber ninguno.

Los empleadores también forman asociaciones en defensa de sus intereses y para negociar con los sindicatos. Las entidades de los patronos también son llamadas sindicatos por algunos teóricos, pero en la práctica se denominan cámara, unión, asociación, etc.

Las asociaciones que pueden formarse con participación de obreros y empleadores suelen llamarse corporación.En las sociedades modernas los sindicatos de trabajadores han tomado gran desarrollo, y su importancia e influencia aumenta día a día. También se desarrollan las asociaciones de patronos y las agrupaciones de empresarios.

CONCEPTO SINDICALISMO: Movimiento organizado que se basa en la asociación de trabajadores para tener una representación común de intereses económicos, políticos y sociales.

 SINDICATO, SINDICALISMOLos sindicatos buscan mejorar las condiciones de los trabajadores dentro de la organización social existente. De acuerdo con el período y contexto, algunos cumplieron fielmente su cometido y otros funcionaron como apéndices del poder o como opositores.

Surgido a fines de la década de 1870. en Francia, bajo la influencia de las obras del anarquista Pierre Joseph Proudhon, fue en 1902 cuando las importantes organizaciones sindicales obreras lograron su época de máximo esplendor (hasta la Primera Guerra Mundial).

Karl Marx y Friedrich Engels explican el surgimiento de los sindicatos como una respuesta obrera al empeño de los patronos en disminuir los salarios. El sindicalismo de origen anarquista planteaba la creación de una sociedad sin Estado, en la que la producción se destinara a la satisfacción de necesidades y no al logro de beneficios (abolición del capitalismo).

A lo largo del siglo XX, el sindicalismo tuvo un papel decisivo, a veces nefasto y otras exitoso, en sus relaciones con el poder. Tanto el régimen soviético (URSS) como el nazismo y el fascismo se apoyaron en el movimiento obrero organizado.

También el sindicalismo tuvo un destacado papel en la recuperación económica de EE.UU. en los movimientos republicanos españoles (finalmente vencidos), en el movimiento peronista (Argentina, a partir de 1945) y en Polonia en los años ochenta con el movimiento Solidaridad. El sindicalismo transformado en partido político llevó a la presidencia del Brasil a un ex dirigente sindical, Ignacio “Lula” Da Silva (2002).

Las películas norteamericanas Norma Rae (1978), de Martin Ritt; y Hoffa (1992), de Danny De Vito, son un intento de acercamiento a la historia de este movimiento en los Estados Unidos; la Huelga, de Serguei Einseinstein, es un clásico soviético sobre el tema.



certificado de sindicato siglo xix

Grabado que ilustra el certificado de admisión de La Sociedad de Impresores Gráficos en una organización sindical inglesa del siglo pasado. Organizaciones parecidas a ésta fueron tomadas como ejemplo para asociaciones   semejantes   en   otros   países.


LIBERTAD SINDICAL

La libertad sindical es una consecuencia de la libertad de trabajo y del derecho a asociarse para cualquier finalidad lícita y útil.El derecho de libertad sindical está reconocido en el art. 23 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, cuyo párrafo IV dice: «Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses»

El Concilio Vaticano II declara: «Entre los derechos fundamentales de la persona humana se cuenta el derecho de los trabajadores a fundar libremente asociaciones que sean representativas y contribuyan a un recto orden económico, como también el derecho a participar libremente y sin temor a represalias en las actividades de dichas asociaciones».

Asimismo el Concilio declara la licitud del derecho de huelga cuando se han agotado los medios pacíficos para lograr la justa solución de los conflictos.
En la Argentina los sindicatos fueron considerados asociaciones ilícitas, luego fueron tolerados de hecho, y posteriormente se reconoció legalmente su existencia.

Una ley de 1926 les reconoció los derechos de personas jurídicas. A partir de 1943 su formación y actividades fueron alentadas y promovidas desde el gobierno. En 1958 se aprobó la ley de asociaciones profesionales por la cual se rigen actualmente.

La libertad sindical implica:
1. libertad para adherir a un sindicato u otro;
2. libertad para sindicarse o no sindicarse;
3. libertad para formar sindicatos;
4. libertad para desarrollar actividades sindicales.

La existencia de una central única de trabajadores, o de una confederación general del trabajo, no se opone a la libertad sindical siempre que ella sea el resultado de una libre determinación de los trabajadores y que dentro de ella se respete el libre juego de los grupos.

AMPLIACION DEL TEMA:

EL SINDICALISMO:El sindicalismo puede considerarse como el movimiento de los obreros organizados para mejorar las condiciones de su existencia. Dentro del concepto ideológico del sindicalismo existen varias tendencias bien definidas.



Conviene hacer constar que sindicalismo, en su esencia, es más acción que teoría y, por tanto, muchas veces es a través del movimiento donde se precisan sus ideas. El «sindicalismo revolucionario» comprende: el anarcosindicalismo que tiende a la destrucción del Estado y su substitución por los sindicatos; el sindicalismo socialista que intenta llegar a la posesión de los medios de producción, los cuales pasarían al Estado; el sindicalismo comunista, que se aparta de los dos restantes por quedar supeditado a los partidos comunistas, que son los que deben dirigir el movimiento para llegar a la dictadura del proletariado.

En el grupo del «sindicalismo evolucionista», la vertiente fascista concibe el sindicato como una unidad compuesta por patronos y obreros, objetivo que expresa la superación de la lucha de clases por la patria.

Grupo aparte lo constituye el «sindicalismo cristiano», el cual, si bien tiene puntos de convergancia con la tendencia socialista moderada y con el sindicalismo evolucionista, constituye una característica propia, pues tiene por principios fundamentales de su actuación los que informan al cristianismo. El último grupo lo forma el «sindicalismo patronal», cuyas asociaciones son organizadas para contrarrestar la fuerza del sindicalismo obrero.

Puede situarse históricamente el origen del sindicalismo en el inicio de lo que media centuria posterior sería denominada era del maquinismo o de la revolución industrial. Con el descubrimiento de la máquina de vapor y el nacimiento de las grandes industrias, tendría lugar en los últimos decenios del siglo XVIII el surgir de inmensas aglomeraciones urbanas, origen del proletariado industrial. Es a partir de las condiciones infrahumanas bajo las que se desarrolla el trabajo de esta nueva clase social, cuando nacen las primeras organizaciones de carácter sindical.

El concepto sindicato, del griego sun ducatos», es decir, «con justicia», aunque pueda referirse históricamente a la idea de las organizaciones gremiales de la Baja Edad Media, se diferencia de éstas en que encierra claramente un contenido de lucha reivindicativa contra el poder de los patronos. Las urbes inglesas de la primera mitad del siglo XIX verán en su explosión demográfica y pujante crecimiento industrial, el nacimiento de las primeras organizaciones obreras con verdadero carácter sindicalista: las «Trade Unions».

Este será el inicio de todo un movimiento obrero bajo el que se dibujarán, dada la situación social y económica de cada país de la Europa del XIX, las distintas vertientes sindicalistas. Veamos sus aspectos y desarrollo.

El sindicato, vía revolucionaria
El anarquismo, opuesto a toda idea de centralización, negaba al estado como neta expresión de una clase dominante o poder dirigido de arriba a abajo, y proponía ladestrucción de éste, siendo el objetivo final su sustitución por las federaciones sindicales. Esta ideología animó en un principio el carácter básico de los primeros sindicatos, en Francia, Italia y España.

Casi paralelamente a la Asociación Internacional de Obreros, fundada en 1864 por K. Marx en Londres, nacía la Alianza Internacional de la Democracia Socialista, fundada por M. Bakunín en 1868. La primera organización difería de la A.I.D.S. fundada por Bakunín, en que Marx, representante de los «socialistas científicos», otorgaba un carácter autoritario a su ideología socialista, proponiendo la desaparición del estado burgués, y la instauración de la «dictadura del proletariado», o estado obrero. En 1869, Bakunín solicitó entrar en la Internacional de Londres, pero Marx se opuso y en el Congreso de La Haya de 1862 vino la ruptura definitiva entre ambos.

Entonces las fuerzas se dividieron en torno de estas dos figuras, recogiendo el segundo la adhesión entusiasta de los países latinos. El fracaso del movimiento revolucionario de la Comuna de París «en 1881 y la Restauración de la monarquía española marcaron, tras agudos antagonismos entre marxistas y bakuninistas, el fin de la Primera Internacional Socialista.

El sindicato en la vía revolucionaria de la toma del poder fue concepto soslayado y seguido en parte, por la idea de integración en los poderes estatales y parlamentarios.



En vista del auge de los partidos socialistas y para delimitar los campos respectivos de acción, se celebraron en París dos Congresos socialistas con motivo de la Exposición Internacional (1889), y como consecuencia de ellos, se estructuró una «Segunda Internacional» con un carácter socialdemocrático, antiimperialista y anticapitalista que había de durar hasta producirse la primera conflagración mundial que la aniquiló.

La nueva Internacional celebró ocho congresos en los que se adoptó el principio de la Jornada internacional del 1.° de Mayo, la expulsión de los anarquistas, aprobó un Código internacional de trabajo, condenó el militarismo y toda política imperialista y colonial, se trató del voto femenino y de la posibilidad de colaborar en ministerios burgueses.

 

primera internacional obrera

El sindicato en la vía revolucionaria de la toma del poder fue concepto soslayado y seguido, en parte, por la idea de integración en los poderes estatales y parlamentarios. Empezaron siendo movimientos localistas, pero a medida que transcurrió el tiempo se fueron ampliando hasta ser organizaciones internacionales.

Ver: La Segunda Internacional Obrera

Fuente Consultada:
La LLave del Saber Tomo II La Evolcuión Social El Sindicalismo Ediciones Cisplatina

Ver:PRIMERAS ASOCIACIONES DE TRABAJADORES

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------