Origen y Evolución del Hombre y de la vida en el planeta Tierra


Bibliografía: Historia de la Antigüedad Alonso/Elisalde/Vázquez

(Ampliar Flash – Versión Para PC)

EL ESTUDIO DE LOS RESTOS MATERIALES

Para reconstruir el pasado de los hombres que todavía no habían inventado la escritura sólo es posible apoyarse en técnicas especiales de investigación. Estas técnicas permiten extraer información de los restos materiales dejados por esos hombres, como por ejemplo sus huesos, los instrumentos que fabricaron con piedras, o los restos de alimentos.

La arqueología es la disciplina que estudia esos restos materiales. Pero el arqueólogo no se limita a recoger objetos hermosos como si fuera un coleccionista. Su trabajo consiste en reconstruir la vida de los grupos humanos que dejaron restos materiales: debe deducir su antigüedad, reconstruir las formas de subsistencia, sus costumbres y ritos, su organización social.

La excavación arqueológica:
Luego de realizar investigaciones bibliográficas y sobre el terreno, el arqueólogo llega al sitio donde supone que hallará restos materiales de culturas desaparecidas. Siglos, milenios de vida humana descansan bajo algunos metros de tierra.

“Toda la historia no escrita de la humanidad se encierra en las hojas superpuestas del libro de la tierra, y la técnica de la excavación tiene como primer objetivo asegurar su lectura correcta”, dijo un arqueólogo contemporáneo.

Por esto, la tarea del arqueólogo consiste en ir abriendo ese libro, hoja por hoja, cuidando de no dejar que desaparezca una sola palabra, porque se corre el riesgo de hacer quizás incomprensible el texto.

Para lograrlo, se deben registrar con la mayor precisión posible las características de cada hallazgo (medirlo, dibujarlo, fotografiarlo); y establecer con exactitud el orden de sucesión de las distintas capas de tierra que contienen los restos.

Aparición de los mamíferos
Hace 65 millones de años desaparecieron los grandes reptiles dinosaurios y comenzó el desarrollo de los mamíferos. Estos pequeños animales que dejaron el suelo para trepar a los árboles. El salto a la vida sobre los árboles se debió, posiblemente, a la necesidad de sobrevivir. Podemos decir que al desaparecer los grandes dinosaurios, los mamíferos sobrevivientes ocuparon el lugar predominante en la naturaleza y entre ellos se destacaron los primates que habitaban en las copas de los árboles y que desarrollaron una gran capacidad para sobrevivir: poseían un cerebro superior puesto que podían coordinar la vista y el movimiento de las manos. Sus manos eran prensiles y la posición de los ojos les permitía una visión tridimensional.

Características Básicas de los Primates:
El nombre de “Primates” fue usado por primera vez por Linneo en 1758 en su ordenación taxonómica de los animales; significa “primeros” en latín. Linneo incluyó en su orden Primates a los humanos, monos antropomorfos, monos del Viejo Mundo y monos del Nuevo Mundo, distinguiéndolos del resto de mamíferos, a los que llamó “Secundates” (segundos).

El grupo de los primates tienen características anatómicas que poseen ciertos rasgos que en su conjunto permiten identificarlos. Como características de los primates se pueden mencionar:

* Manos y pies con cinco dedos
* Pies plantígrados.
* Pulgar oponible en manos y pies (algunas especies, como el hombre, han perdido la capacidad de oponer el pulgar del pie).
* Clavículas presentes.
* Uñas planas en lugar de garras (en la gran mayoría de las especies).
* Visión a color (en la gran mayoría de las especies).
* Articulaciones del hombro y del codo bien desarrolladas.
* Hemisferios cerebrales bien desarrollados.
* Visión binocular (en diferentes grados).
* Órbitas oculares rodeadas de hueso.

El largo período que abarca desde la aparición del hombre hasta la invención de la escritura, es llamado edad de piedra. A su vez la edad de Piedra se divide en dos etapa: el paleolítico, que significa piedra tallada o antigua y el neolítico que quiere decir piedra pulida o nueva. Estas palabras llaman la ataención sobre el tipo de trabajo que los primeros hombres fueron realizando con las piedras, desde piedras apenas trabajadas, casi guijarros, primeros a piedras talladas luego, hasta llegar a pidras pulidas y bellamente adornadas. Este trabajo cada vez mas complejo y con mayores detalles permite suponer que también fueron mas complejas las técnicas empleadas para crear esas herramientas o utensillos, y a la vez mas complejas fueron las necesidades que satisfacían al hombre.

Surgimiento de los primates

Hace 70 millones de años, entre los mamíferos se desarrollaron diferentes tipos de monos llamados primates. Los primeros primates fueron animales pequeños, de hábitos nocturnos, que vivían (casi siempre) en los árboles.

Con el tiempo, algunos de éstos fueron cambiando sus hábitos y características físicas: su cráneo fue mayor, creció su cerebro, podían tomar objetos con las manos, adaptarse al día y alimentarse de frutas y vegetales.

Del tronco común de los primates, surgieron dos ramas de monos:
1) las de los simios: chimpancé, gorila y orangután
2) los homínidos o protohumanos, dando origen del hombre actual

Los homínidos o primeros humanos:
Se llama así a una de las dos familias de monos en que se dividió el grupo de los primates. Mientras que en la familia del orangután, del gorila y del chimpancé no hubo cambios, hace 15 millones de años en la familia de los homínidos comenzó la evolución hasta el hombre actual.

Los primeros homínidos y el largo camino hacia el hombre: Diversas fueron las especies que unieron al hombre actual con los primeros homínido. Las especies que representaron verdaderos saltos evolutivos, es decir, verdaderos momentos de cambio, fueron las siguientes:

Australopithecus: (“monos del sur”) fue el primer homínido bípedo (caminaba en dos patas y podía correr en terreno llano). Poseía mandíbulas poderosas y fuertes molares. Largos miembros y pasaban gran parte de su vida en los árboles. Su cerebro tenía un volumen inferior a los 400 centímetros cúbicos. De aquí se deduce que el andar erguido se produjo mucho antes que la expansión del cerebro. Su talla no superaría el 1,20 m. de altura y los 30 Kg. de peso. Antigüedad: 3 ó 4 millones de años

Está representado por un grupo de fósiles prehumanos hallados en el sur y el oriente del África. Los más antiguos fósiles tienen aproximadamente 5 millones de años y los más recientes, 1 millón de años. El primer australopithecus fue encontrado en la década de 1960 en África oriental, (Etiopía) y fue llamada Lucy.

Homo habilis: (“hombre hábil”) esta especie de homínidos, debieron adoptar una posición mas erguida porque las variaciones climáticas hizo crecer los pastizales y obligó a que se paren sobre sus pies para divisar posibles peligros. Tenían un cerebro más grande, alrededor de 750 centímetros cúbicos. Su característica más importante fue el cambio en su forma de alimentación: ya no sólo comían frutas y vegetales sino también animales. De cuerpo velludo. Actualmente los investigadores no están de acuerdo sobre si el homo habilis cazaba intencionalmente y fabricaba utensilios para hacerlo. Se cree que podrían haber hablado. Fueron hallados restos fósiles en la Garganta de Olduvai (Tanzania) junto a los primeros utensillos. Antigüedad: 2 millones de años

Homo erectus: (“hombre erguido”) Tambien llamado Pithecanthropus Erectus. Algunos lo consideraron el representante directo del hombre, pero hoy se sabe que muchos austratopithecus anteriores poseían rasgos semejantes. Son los primeros homínidos que se distribuyeron ampliamente por la superficie del planeta, llegando hasta el sudeste y este de Asia. Cuerpo alto, espesa cejas y gran musculatura. Poseían un cerebro mayor que el del homo habilis: alrededor de 1.100 centímetros cúbicos. Descubrieron el uso del fuego y fabricaron la primera hacha de mano. El primer homo erectus fue encontrado en Java (Oceanía) a fines del siglo pasado. El hallazgo de restos de homínidos de esta especie en las cavernas de Pekín permitió la reconstrucción de algunos aspectos de su vida. Antigüedad: 1.5 millones de años

Homo sapiens: (“hombre racional”) vivió en Europa, en África y en Asia. Los hallazgos arqueológicos reflejan cambios importantes en el comportamiento de esta especie: utilización de instrumentos de piedra y hueso más trabajados, cambios en las formas de cazar, uso y dominio del fuego, empleo del vestido, aumento en el tamaño de las poblaciones, manifestaciones rituales y artísticas. El representante del homo sapiens más antiguo es el hombre de Neanderthal (Alemania). Antigüedad: De 150.000 a 200.000 años

Homo sapiens sapiens: (“hombre moderno”) Sus características físicas son las mismas que las del hombre actual. Su capacidad cerebral es de alrededor de 1.400 centímetros cúbicos. Se cree que apareció en Europa hace alrededor de 40.000 años. El homo sapiens sapiens es el que protagonizó, a partir del año 10.000 a.C., cambios muy importantes en la organización económica y social, como las primeras formas de agricultura y domesticación de animales, y la vida en ciudades. Su representante mas fiel es el hombre de Cromagnon (Francia). Antigüedad: De 80.000 a 40.000 años.

De todas las teorías existentes sobre los orígenes del hombre moderno, la que parece tener más crédito es aquella que propugna el llamado “modelo de la sustitución”, es decir, la aparición del Homo sapiens sapiens en el continente africano y su posterior expansión por el resto del planeta.

Los restos fosilizados de diferentes individuos hallados en 1997 cerca del poblado de Herto, en Etiopía, atestiguan que, hace unos 160.000 años, ya existían en África seres humanos muy parecidos a nosotros. Según los datos que manejan los científicos, el Homo sapiens sapiens, la subespecie a la que todos pertenecemos, habría aparecido hace entre 200.000 y 160.000 años.

Y lo hizo con certeza en las mismas regiones en las que los homínidos habían adoptado la marcha bípeda hace más de 4 millones de años, y donde, por primera vez, una especie de apariencia humana aprendió a fabricar herramientas, hace 2,5 millones de años.

En paleontología, las culturas desarrolladas por estas sociedades de hombres genéticamente modernos se encuadran en el llamado Paleolítico Superior, un período de la prehistoria caracterizado por la aparición de las primeras manifestaciones artísticas, por la creación de nuevos instrumentos líticos y óseos especializados, por la fabricación de herramientas compuestas y por el despertar de las creencias religiosas.

La hominización es el conjunto de cambios que, en el transcurso de millones de años de evolución ,
dio origen a la línea humana: bipedismo, desarrollo del cerebro, habilidad manual para construir y utilizar herramientas

El bipedismo: Las nuevas características de la estructura ósea que hicieron posible la postura erguida y el bipedismo habrían representado una ventaja adaptativa particular y habrían colaborado en la evolución de los primates hacia un patrón humano. Existen diferentes hipótesis acerca de las presiones selectivas que podrían haber favorecido el bipedismo:

  • mejor obtención del alimento: la postura erguida habría sido una ventaja para la visualización y la búsqueda de alimento a grandes distancias en un ambiente mixto de selva y sabana, y para el transporte manual del alimento recogido en diferentes sitios;
  • mayor capacidad para evitar a los depredadores: el bipedismo aumenta la altura y, por lo tanto, la capacidad de observar por encima de los pastos c de los obstáculos del terreno, para anticipar la huida o buscar protección frente a los depredadores;
  • aumento del éxito reproductor: los machos bípedos transportaban en sus manos alimentos para sus hembras y crías, que podían permanecer en su. “hogar”, establecer un vínculo más estrecho que favoreciera el cuidado, el aprendizaje y, en consecuencia, la supervivencia de la descendencia.

La estructura ósea de los humanos posibilita un andar erguido y con menos gasto energético que el de los simios que se balancean de lado a lado. La curvatura de la columna vertebral humana aporta mayor equilibrio y una mejor distribución del peso del cuerpo; la pelvis es más ancha, lo que favorece la inserción de los músculos que participan en la marcha erguida; el orificio en la base del cráneo, por donde pasa la médula espinal, está centrado y deja la cabeza en posición adecuada para la marcha erguida; el dedo gordo del pie se alinea con el resto de los dedos, lo que aumenta la capacidad de caminar o correr directamente hacia delante.

Australopitecus Homo Erectus

Homo Habilis

Homo Sapiens

Homo Sapiens-Sapiens


Charles Darwin Ver Su Biografía

La teoría darwiniana ve a la evolución del hombre como un proceso lineal y continuo. En este proceso cada especie seria el eslabón de una extesa cadena evolutiva. Durante mucho tiempos los investigaron buscaron una especie mitad hombre, mitad mono ubicada en el intermedio entre la evolución de los primates y humanos. Como esa especie jamás fue hallada se la conoce como es eslabón perdido.

EVOLUCIÓN DEL CRÁNEO:

El cráneo humano ha cambiado drásticamente durante los últimos 3 millones de años. La evolución desde el Australopithecus hasta el Homo sapiens, significó el aumento de la capacidad craneana (para ajustarse al crecimiento del cerebro), el achatamiento del rostro, el retroceso de la barbilla y la disminución del tamaño de los dientes. Los científicos piensan que el increíble crecimiento de tamaño del cerebro puede estar relacionado con la mayor sofisticación del comportamiento de los homínidos. Los antropólogos, por su parte, señalan que el cerebro desarrolló su alta capacidad de aprendizaje y razonamiento, después de que la evolución cultural, y no la física, cambiara la forma de vida de los seres humanos.

CRÁNEO GORILA FRENTE A CRÁNEO HUMANO

Los seres humanos modernos son primates, así como los gorilas, los lemures y los chimpancés. En algún punto de la evolución, el desarrollo humano continuó por un camino distinto. A pesar de que existen muchas similitudes entre los seres humanos y los primates (especialmente con gorilas y chimpancés), hay diferencias fundamentales que atestiguan esa evolución independiente en sus respectivos desarrollos. Esta ilustración de los cráneos de un gorila y un ser humano moderno presenta algunas de estas diferencias. El gorila posee largos caninos y su mandíbula es más prominente que la de los miembros de la línea de los homínidos.

Según cree la mayoría de paleontólogos y avalan los genetistas, el hombre moderno surgió en África y, desde allí, se extendió por todo el planeta. A partir del Paleolítico Superior, la evolución humana dejará de ser genética y se convertirá en un fenómeno cultural.

La Paleoantropología es el campo de conocimiento donde convergen la Paleontología -el estudio de las antiguas formas de vida- y la Antropología -el estudio de los seres humanos. Esta ciencia intenta trazar el árbol evolutivo del hombre y develar el origen de la humanidad estudiando los restos fósiles hallados. Los científicos concuerdan en que entre 5 y 6 millones de años atrás tuvo lugar la divergencia entre la línea que daría origen a la especie humana y la línea que condujo hacia los chimpancés y gorilas. El “linaje humano” comprende una docena de especies, conocida como la familia Hominidae u homínidos. Subsiste gran controversia acerca de las relaciones evolutivas de los fósiles de homínidos descubiertos. Constantemente hay nuevos hallazgos o se comunican estudios que obligan a rescribir la historia evolutiva del hombre.

SOBRE SU POSTURA ERECTA: Si hoy nos parece natural ver al hombre desenvolverse en todos los niveles a partir de una postura erecta, ella es el fruto de una lenta y complicada evolución que ha marcado precisamente la historia biológica del mismo hombre. A comienzos del Mioceno los homínidos eran fundamentalmente arborícolas, pero la reducción progresiva de los bosques les obligó a abandonar las copas de los árboles que ya no les proporcionaban un cobertizo continuo viéndose a veces obligados a desplazarse por el suelo para salvar la continuidad de los bosques.

Ante esta necesidad la postura adoptada para andar fue a cuatro patas pero poco a poco se inicia la tendencia a andar sobre las extremidades posteriores utilizando los brazos como apoyo y ayuda. De este modo se adopta una postura más o menos erecta cuyo desenvolvimiento abrió una serie de posibilidades evolutivas totalmente insospechadas. El término actual de esta evolución es el bipedismo que caracteriza de un modo inconfundible al homo erectas.

El tránsito de la posición cuadrúpeda a la bípeda es el origen de la mayor diferenciación entre el hombre y los simios, y comporta una serie de cambios importantes en el esqueleto, como es el acortamiento de la pelvis y la reducción del ángulo de juego del fémur, lo que da estabilidad a La posición erecta del hombre.

La evolución hacia la postura erecta, ágil y apta para la carrera, se vio favorecida por la necesidad de adaptarse al nuevo medio, en donde no estaba protegido, como en los árboles, contra los grandes depredadores que poblaban las extensas sabanas, como el tigre y el león.

La necesidad de defenderse y huir, y la iniciación a la caza como nuevo medio de supervivencia obligó a una selección de los tipos mejor adaptados al bipedismo y a la carrera. Las particulares condiciones que se dieron en los homínidos posibilitaron la aparición del hombre; recordemos que en otros grupos, como los canguros, hubo un desarrollo de las extremidades posteriores y una posición bípeda al andar, pero ello no llevó consigo la utilización de las extremidades anteriores para la fabricación de herramientas y utensilios.

Big BangOrigen de la Vida – Origen del HombreTeoría de la Evolución

CUADRO MAS COMPLETO EVOLUCIÓN DEL SER HUMANO
4.0 ma Ardipithecus ramidus
Primer homínido, aunque muy parecido a las simios.
No es seguro que sea bípedo
3.8 ma Australophitecus anamensis
Cuerpo: varón: 50 kg – hembra: 30 kg
Fue el primero en desplazarse erguido.
Cerebro: similar a los simios.
Alimentación: frutas y hojas
No se hallaron herramientas.
3.6 ma Australophitecus afarensis
Cuerpo: varón: 150 cm. 45 kg – hembra: 100 cm 30 Kg.
Brazos largos y piernas cortas como el chimpancés y bonabo
Caminaba erguido.
Cerebro: 430 ce.
Alimentación: frutas y hojas
No se hallaron herramientas.
3.0 ma Australophitecus africanus
Cuerpo: -varón: 140 cm 40 kg. – hembra: 110 cm 30 kg.
Cerebro: 450 cm3
Alimentación: frutas, hojas, pastos.
No se hallaron herramientas
2.6 ma Australophitecus aethiopicus
También llamado Paranthropus aethiopicus
pues posee una contextura mas robusta que el resto de los australopitecus
2.3 ma Paranthropus boisei
Cuerpo: -masculino: 140 cm. 80 kg. -femenino: 120 cm. 40 kg.
Cerebro: 470 cm3
Alimentación: hojas, semillas, posiblemente carne.
2.1 ma Paranthropus robustus
Cuerpo: -masculino: 130 cm. 80 kg -femenino: 110 cm. 40 Kg.
Cerebro: 530 cm3
Alimentación: hojas, semillas y posiblemente carne
2.0 ma Homo habilis
Cuerpo: -masculino: 130 cm 50 kg. -femenino: 100 cm 40 kg.
Cerebro: 600 a 800 cm3
Alimentación: frutas, hojas, posiblemente carroña. Utilizaba herramientas simples de piedra.
Homo rudolfensis
Cuerpo: -masculino: 150 cm 60 kg. -femenino: 140 cm 50 kg.
Cerebro: 700 cm3
Alimentación: frutas, hojas, posiblemente carroña. Sería la primera especie del género Homo. Utilizaba herramientas simples de piedra
Homo ergaster
Cuerpo: -masculino: 170 cm 70 kg. -femenino: 130 cm 60 kg.
Cerebro: 1.000 cm3
Alimentación: altas cantidades de carne
Sería la primera especie en salir de África.
Homo erectus
Cuerpo: -masculino: 170 cm 70 kg. -femenino: 130 cm 60 kg.
Cerebro: 1000 cm3
Alimentación: omnívoro, altas cantidades de carne. Dominaba el fuego; sucedió a H. ergaster y continuó su expansión en Asia, África y Europa,
250.000
años
Homo sapiens heidelbergensis
Cuerpo: Masculino: 170 cm. 60 kg. -femenino: 160 cm. 50 kg.
Cerebro: 1.200 cm3
Alimentación: raíces, semilla, carne
250.000
años
Homo sapiens neanderthalensis
Cuerpo: -masculino: 160 cm 75 kg. -femenino: 150 cm 65 kg.
Cerebro: 1500 cm3
Alimentación: omnívora, con altas cantidades de carne.
Excelentes cazadores
Enterraban a los muertos.
40.000 años Homo sapiens sapiens (Cro-magnon, el hombre moderno)
Cuerpo: -masculino: 175 cm. 70 Kg. – femenino: 160 cm 50 kg.
Cerebro: 1.350 cm3
Alimentación: omnívoro, con altas cantidades de carne.
ma.=millones de años y los valores indicado son aproximados

ALGUNAS CURIOSIDADES…

El Homo erectus comía carroña, pero también sabía cazar. Lo hacía en grupo, con lanzas sencillas, y capturaba distintos tipos de animales. El hombre de Neanderthal
enterraba a sus muertos y
es probable que haya hecho
ceremonias mortuorias. Se han encontrado algunas sepulturas con restos de polen, un signo de que se dejaban flores junto con el difunto.
El Homo habilis, “hombre hábil”, fabricaba herramientas. Tallaba
guijarros que encontraba
a la orillas de los ríos y así obtenía utensilios para deshuesar, cortar madera y carne, romper frutos
duros y mucho más.
El hombre de Cromañón está considerado como el primer artista. Pintaba las paredes rocosas de las cuevas. Qatal Hóyük, en la actual Turquía, es
la ciudad más antigua hallada hasta
ahora. Fue construida hace unos
6400 años. Albergó posiblemente
a casi 5000 habitantes.
Se sabe que el hombre de
Cromañón construía refugios.
Algunos estaban hechos con
colmillos de mamuts sobre
los que se tensaban pieles.
La aguja de coser se
nventó hace 17.000 años.
Permitió mantener bien
sujetas las pieles para
confeccionar verdaderas
prendas de vestir.
La conquista del fuego fue una de las
revoluciones más grandes de la prehistoria. El hombre sin duda utilizó el fuego mucho antes de saber producirlo. Se cree que el uso del fuego se generalizó entre 500.000 y 400.000 años atrás.
Los restos más antiguos de
construcciones, hallados
en Cercano Oriente, datan de
12.500 a 10.000 años a. C.
Estas primeras casas
eran redondas, estaban
semienterradas y fueron
construidas con arcilla
y piedra.

Vocabulario:
Antropoide: miembro de la familia más elevada dentro del orderi de los primates.
Auriñaciense: cultura del Paleolítico superior, desarrollada por el hombre de Cro-Magnon.
Catastrofismo: teoría defendida por G. Cuvier que afirma que cada época geológica ha terminado con un cataclismo que acabó con todas las formas de vida dando origen a los fósiles. Civilización clasificación de las culturas que poseen la horticultura, agricultura o ganadería y lenguaje escrito.
Coxis: hueso formado por la soldadura de las cinco últimas vértebras, oculto en el hombre y que en los animales forma la cola.
Cromosoma: formaciones filamentosas que se hallan en el núcleo de las células y que contienen los genes.
Cultura: conjunto de los rasgos de conducta adquiridos y característicos de los miembros de una sociedad. Especie: clasificación taxonómica por debajo de género, con posibilidad de entrecruzamiento y flujo genético entre sus miembros pero no entre miembros de diferentes especies.
Estrato: depósito geológico formado por sedimentos dispuestos en capas sucesivas.
Evolución biológica: desarrollo evolutivo dirigido y controlado por principios biológicos y naturales.
Evolución cultural: influencia del entendimiento humano en la evolución al modificar de un modo consciente los factores que influyen en la evolución biológica.
Evolución divergente: proceso según el cual se originan varias líneas de modificación progresiva a partir de una forma originaria común.
Foramen magnum: agujero situado en la base del cráneo por el que sale la médula espinal.
Fósil: resto orgánico transformado en piedra por un proceso de sustitución natural.
Gen: unidad hereditaria mendeliana, localizada en un cromosoma.
Género: categoría taxonómica entre especie y familia, formada por especies estrechamente emparentadas. Habitat: conjunto de condiciones ambientales en que se desenvuelve la vida de un ser vivo.
Homínido: primate que pertenece a la familia de los seres humanos.
Inmovilismo: teoría que defiende la creación directa por parte de Dios de los géneros y especies que han permanecido invariables desde entonces.
Meiosis: proceso en el ciclo vital de los organismos, por el cual el número de cromosomas queda reducido a la mitad.
Mitosis: forma de división celular con duplicación de los cromosomas.
Musteriense: cultura existente durante el tercer período interglacial y la cuarta glaciación en Europa, asociada al hombre de Neandertal.
Mutación: modificación brusca de la composición genética de un organismo, de modo que esta modificación es heredada por las células descendientes.
Órgano: grupo de distintos tejidos unidos estructuralmente y cooperando funcionalmente para realizar una tarea conjunta.
Paleontología: rama de la Geología que estudia por medio de los fósiles las formas de vida que existieron en los tiempos antiguos.
Pleistoceno: quinto período de la Era Terciaria en el que tuvo lugar la glaciación en la que el hombre predomina sobre los otros animales.
Plioceno: cuarto período de la Era Terciaria en el que tuvo lugar el interglacial en el que el hombre se diferencia de los antropomorfos.
Primate: orden dentro de la clase de los mamíferos. Prognato que tiene la cara prominente.
Restos vestigiales: órganos que han perdido sus funciones fisiológicas.
Sabana: llanura muy dilatada sin vegetación arbórea que suele abundar en buenos pastos.
Taxonomía: clasificación de los organismos basada todo lo posible en las relaciones naturales.
Tiempo cósmico: todo tiempo anterior a la formación de la Tierra.
Uniformismo: teoría defendida por Ch. Lyell según la cual la Tierra ha adquirido su aspecto actual a través de cambios graduales que han actuado constantemente.

Fuente Consultada:
La Tierra y Sus Recursos
Levi Morrero
Biología II Ecología y Evolución Bocalandro-Frid-Socolovsky
Wikipedia – Enciclopedia Encarta
La Aparición del Hombvre Alvarez Perez Colección de Bolsillo Divulgación Científica

Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Powered by sweet Captcha