Biografia Hunter John Primer Cirujano Cientifico-Cronología



Biografia Hunter John Primer Cirujano Cientifico

Hoy en día los cirujanos son miembros muy respetados de la profesión médica, pero no siempre ha sido así. Los primeros cirujanos tenían pocos conocimientos de anatomía, pero ejercían su oficio porque tenían instrumentos afilados y largos brazos.

A menudo se dedicaban a esta profesión en el tiempo libre que les quedaba de su trabajo de barberos o de herreros, John Hunter ha pasado a la historia como el primer cirujano científico.

Llevó a cabo su profesión en un momento en el que se producían disecciones de cuerpos muertos para probar y para descubrir el funcionamiento del cuerpo y aplicar luego ese conocimiento al trabajo quirúrgico.

Ver: Historia de la Cirugia

HUNTER, John. (Long Calderwood, Escocia, 1728-Londres, 1793.): fue un médico cirujano escocés nacido en Long Calderwood. En 1748 estudió anatomía con su hermano, el anatomista y ginecólogo William Hunter, y más tarde con otros famosos cirujanos, antes de inscribirse en la Universidad de Oxford.

A partir de 1763 ejerció la cirugía en Londres, primero en el St. George’s Hospital en 1768, más tarde como cirujano extraordinario del rey en 1776, y finalmente como cirujano general del ejército británico en 1793.

Biografia Hunter John Primer Cirujano Cientifico
Fue un estudioso incansable de la anatomía comparada y la fisiología, e insistió en que la cirugía debía enseñarse como una ciencia basada en la anatomía y la fisiología.

Aunque no terminó los estudios, fue ayudante de su hermano William, famoso tocólogo y profesor, con quien colaboró en la preparación de sus cursos. En 1753 fue nombrado profesor de anatomía en Surgeon’s Hall, y en 1758 cirujano del hospital de St. George. También actuó como médico militar durante la guerra de los Siete Años.

Tácticas de brazos fuertes: El menor de 10 hermanos, a John Hunter no le gustaba el colegio y no mostraba interés alguno por el aprendizaje. Sí que le gustaba observar insectos, nidos de pájaros y animales salvajes en general.

Tras la muerte de su padre, cuando tenía 13 años, dejó el colegio completamente y con 17 años trabajó durante unos meses con su cuñado, un comerciante del timbre y fabricante de armarios en Glasgow.

Allí aprendió a afilar las herramientas y a usarlas con cuidado y precisión. Así, cuando John Hunter se mudó de Escocia a Londres a la edad de 20 años, tenía todo el aprendizaje necesario para ser cirujano: poca educación formal, pero habilidades con cuchillos, cinceles y sierras.

Lo que le faltaba ahora era saber un poco acerca del cuerpo humano. Su hermano mayor, William Hunter, era ya físico y obstetra, pero en la parte trasera de su casa tenía también una habitación para hacer disecciones.

Cuando John llegó a Londres, William estaba a punto de dar un curso de otoño de disección y anatomía. Su primer trabajo en las salas de Great Windmill Street fue diseccionar un brazo.

Lo hizo con tanta precisión que su hermano lo llevó al poco tiempo a clases de cirugía en los hospitales St. George y St. Bartholomew.

También fue aceptado como discípulo de William Cheselden en el hospital de Chelsea y en 1751 empezó a trabajar como aprendiz de John Percivall Pott en el hospital St. Bartholomew.

William pensaba que la falta de aprendizaje de John era una pena y en el verano de 1775 lo persuadió para inscribirse en St. Mary’s Hall, Oxford, para aprender dicción y lenguas clásicas.

John encontró la universidad tan aburrida como el colegio y lo dejó pronto, impaciente por volver a las actividades de la vida real. Dijo que prefería trabajar con cuerpos muertos antes que aprender lenguas muertas.

En la primavera de 1761, la salud de John Hunter se vio resentida por la pobreza del aire de Londres y de la sala de disección.

En busca de un clima más cálido, se unió al cuerpo expedicionario y partió desde Porstsmouth a Belle-ile-en-Mer, una pequeña isla a poca distancia de la costa francesa, cercana al estuario del Loira.

Ahora tenía tiempo para llevar a cabo sus capacidades de disección curando heridos y las usó más a fondo porque el conflicto se desplazó a Portugal.

Fue una capacidad a la que dio buen uso durante el resto de su vida. Plasmó sus ideas en el libro Tratado sobre la sangre, la inflamación y las heridas por arma de fuego, que se publicó un año después de su muerte.

Hunter había analizado muchos de los problemas a los que se enfrentaban los cirujanos y desarrolló estrategias racionales para tratarlos.

Entre sus alumnos destacaron Edward Jenner y James Parkinson. Se le considera el padre de la Cirugía científica. Descubrió la circulación en la placenta (1780), desarrolló un método quirúrgico para el tratamiento del aneurisma, e inventó el aparato que lleva su nombre para la operación de la fístula lacrimal. Investigando la sífilis, se inoculó a sí mismo y contrajo la enfermedad.

Museos y galerías e animales salvajes: A la vez que diseccionaba cuerpos humanos, Hunter empezó a estudiar otros animales y esto se convirtió en una pasión absorvente.

Durante su estancia en Londres estudió todos los diferentes peces que cayeron en sus manos y durante sus estancias en Francia y Portugal pasó muchas horas diseccionando animales.

Su interés no era tanto observar los animales como miembros de especies individuales, sino compararlos y buscar estructuras comunes entre ellos. De vuelta al sur de Europa, Hunter compró tres parcelas en Earl’s Court y se construyó una casa.

Pronto la habitaría una extraña colección de animales, algunos muertos y otros vivos. Tenía leopardos y chacales, búfalos, sementales, corderos, cabras y carneros.

Plantó una morera para darles las hojas a los gusanos de seda y mosto de san Juan para polen de las abejas. Otros disfrutaron aportando cosas nuevas a la galería de animales, por ejemplo, Joseph Banks (1744-1820), llevó un canguro cuando regresó del viaje de James Cook (1768-1771).

Las habitaciones de su casa estaban habitadas por cuerpos momificados, esqueletos, cadáveres y disecciones. Su colección se covirtió enseguida en museo, mostrando cómo las diferentes especies, incluyendo la humana, se relacionan entre sí.

De nuevo, este conocimiento intrincado de la anatomía le permitió perfeccionar sus técnicas de cirugía.

A la par que su fama crecía, crecía también el volumen de su trabajo. Le gustaba comenzar el día en las salas de disección con sus alumnos, después hacer alguna operación, para terminar el día exponiendo sus ideas o saliendo al teatro.

Su colección anatómica, que comprendía también esqueletos de especies extinguidas, llegó a incluir 13.682 ejemplares. Entre sus obras destacan The natural history of human teeth (Historia natural de los dientes humanos, 1771) y A treatise on the venereal disease (Tratado sobre la enfermedad venérea, 1786).

Cronología

1728: Nace en Long Calderwood, East Kilbride, Escocia, el 13 de febrero

1748: Se muda a Londres como ayudante de la sala de disección de su
hermano

1749-54: Estudia en Londres en los hospitales de Chelsea, St.
Bartholomewy St. George

1756-63: Sirve a la armada británica en Francia y Portugal durante la
guerra de los Siete Años

1763: Trabaja como cirujano en Golden Square, Londres

1767: Elegido miembro de la Royal Society

1768: Empieza a trabajar en el hospital St. George, Londres, y coge discípulos, entre los que se incluía Edward jenner (1749-1823)

1771: Publica Tratado de la historia natural de los dientes humanos se casa con Anne Home

1773: Empieza una serie de conferencias sobre «Principos de cirugía»

1786: Publica Tratado sobre enfermedades venéreas

1793: Muere el 16 de octubre tras un fallo cardíaco durante una discusión en el hospital St. George

1794: Se publica otro de sus libros: Tratado sobre la sangre, la inflamación y las heridas por arma de fuego

Fuente Consultada:
E=mc2 – Las Grandes Ideas Que Formaron Nuestro Mundo de Pete Moore – Editorial Lisma
Enciclopedia ENCARTA Microsoft
Grandes Cientificos de la Humanidad de Manuel Alfonseca Editorial ESPASA

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------