Rompehielos Almirante Irizar Vida de la Tripulación Reformas Incendio



Rompehielos Almirante Irizar – Vida de la Tripulación

El buque ARA (Armada de la República Argentina) Almirante Irizar es el único rompehielos del hemisferio sur y es vital para el abastecimiento y las tareas científicas en el continente blanco.

Para muchos es una «envidia» viajar en nuestro gran rompehielos —primero en un avión Hércules y luego en el rompehielos ARA Almirante Irízar– a la base antártica de las Islas Orcadas del Sur, con motivo de cumplirse el 22 de febrero de 2004 , el centenario de la permanencia argentina en el continente blanco.

Rompehielos Almirante Irizar

Fue construido en Finlandia (1976) y es un buque apto para navegar en regiones polares, realizando campañas antárticas para relevar personal y abastecer las bases y estaciones destacadas en el continente blanco. En 1982 participó como buque hospital en la Guerra de Malvinas. Fue condecorado con la medalla por «Operaciones de Combate»; su casco es de color anaranjado y superestructura color crema, colores propios de los buques antárticos.  Es el primer buque que lleva este nombre en la Armada Argentina, en homenaje al destacado marino argentino, Vicealmirante Julián Irizar.


LA VIDA INTERNA: Fueron casi cinco días de navegación de ida y vuelta (Ushuaia-Orcadas-Ushuaia, casi unos 3.300 Km.) a bordo del colosal navío. No hubo un momento para caer en las redes del aburrimiento. Había mucho por conocer sobre el barco, su tripulación, por disfrutar con los sentidos y también algo para sufrir —día y medio de cama por el “mar de mar”—: por los mareos.

Este buque es como un pueblo. Tiene 121,3 m de eslora (largo), 25,2 m de manga (ancho) y sus 15.000 toneladas son propulsadas por cuatro motores diésel de ocho pistones cada uno.

El rompehielos nació como sustituto necesario de su antecesor, el ARA General San Martín (imagen abajo) , que era más pequeño, con 85 metros de eslora y 5.300 toneladas de desplazamiento.

Rompehielos Almirante Irizar Vida de la Tripulacion Reformas Incendio


El lrízar cumplió su primera campaña antártica a fines de 1979. Desde entonces abastece cada año a las seis bases nacionales permanentes y siete temporarias que hay en el continente blanco.

La tripulación permanente se compone de 128 personas (23 de ellas, oficiales), que se distribuyen en los departamentos de: máquinas, abastecimientos, operaciones y sanidad. Este último es el más pequeño, con un médico, una anestesista, uno o dos enfermeros, la dentista y hasta un bioquímico.



¿Pero qué rol cumple un bioquímico en el buque? Es quien controla, por ejemplo, la calidad del agua que se consume. (El buque produce 70.000 litros de agua por día.) El cuidado por la salud y la ecología no se restringe a eso: también se realiza tratamiento de residuos y de aguas servidas.

En los momentos de descanso, su tripulación puede gozar de una buena película, del juego de cartas o de un partido de ping-pong.

Durante la Guerra de Malvinas, seis buques hospitales actuaron durante el conflicto de Malvinas, cuatro británicos y dos argentinos.

La finalidad de los buques hospitales fue estrictamente humanitaria en cumplimiento de las normas de la Convención de Ginebra del 12 de agosto de 1949, creada para aliviar la suerte que corren los heridos, los enfermos y los náufragos de las Fuerzas Armadas en campaña y en el mar.

A estos fines,  la Armada Argentina decidió adaptar al Rompehielos ARA «Almirante Irízar» en los Talleres y Arsenales de la Base Naval de Puerto Belgrano en poco menos de cinco días de trabajos corridos.

Las numerosas dificultades que se presentaron para dotar a buques diseñados como logísticos antárticos, de todas las capacidades de hospitales flotantes, fueron eficientemente superadas gracias a la imaginación, voluntad y esfuerzo de las dotaciones del buque y de los talleres generales de la base naval y al conocimiento e iniciativa de los profesionales médicos del Hospital Naval de Puerto Belgrano.

Fueron refaccionados todos los interiores y convertidos en modernas unidades hospitalarias con una capacidad para cientos de camas, interconexiones directas desde las Salas de Recepción y Clasificación de Heridos con las demás dependencias; dotados de helipuerto y hangar para helicópteros; quirófanos equipados totalmente; laboratorio de análisis clínicos y hemoterapia; salas de rayos y de yesos; terapia intensiva, consultorio odontológico; sala de quemado; servicio de agua potable ilimitado; ventilación y calefacción en todos sus locales, frigoríficas, lavaderos, cocinas, etc.

Rompehielos Almirante Irizar, incendio

INCENDIO EN EL BUQUE: En el atardecer de abril de  2007,  declaró un incendio en la sala de generadores, al momento la nave se hallaba a 260 km. de Puerto Madryn con 241 tripulantes a bordo.

El siniestro destruyó primero el sistema de energía (del que dependía el dispositivo de extinción principal), también ardió el hangar donde se encontraban dos helicópteros Sea King.



Por lo que al descontrolarse el fuego, obligó al Comandante del buque, el Capitán de Fragata Guillermo Tarapow, a ordenar la evacuación total del buque durante las primeras horas del 11 de abril. La operación se completó con éxito logrando rescatar a todos los  náufragos en  32 balsas salvavidas usadas, reportándose sólo cuatro heridos leves y ninguna víctima fatal.

Cada dos años, el rompehielos se dirige a la Base Naval de Puerto Belgrano, y en dique seco se lo somete a una revisión general y a eventuales reparaciones. El buque ya cumplió 26 años de servicios y, por suerte, como afirma el comandante Tavecchia, “le quedan aún muchos años más de vida”.

ULTIMAS REFORMAS DEL BUQUE: El Ministerio de Defensa informó que el Rompehielos ARA Almirante Irizar, que llegó al Astillero Estatal Tandanor, dependiente de esa jurisdicción, el 01-OCT-2008, en la actualidad se encuentra con el 50% de los trabajos de desguace realizados, con un avance del 25% en la ingeniería básica y de detalle y con la adquisición del 40% de los motores y sistemas eléctricos.

El Director del astillero Tandanor, señor Mario FADEL, adelantó que el rompehielos estará listo para la Campaña Antártica de Verano 2011/2012 y que el nuevo perfil del buque será principalmente de investigación para personal científico del CONICET, aunque mantendrá sus funciones de orden logístico en las Campañas Antárticas, “ahora será básicamente un buque de investigación”.

Al respecto detalló, que antes del incendio el Rompehielos tenía 40 m2 destinados a investigación, en el diseño nuevo el previsto para esta materia es de 400 m2, y además con el agregado de que todas las bodegas de carga que tendrá podrán ser transformadas para tareas científicas en caso de que se quiera hacer una campaña exclusivamente de investigación; así el buque pasaría a tener 1000 m2 de laboratorios.

FUENTE: Diario Lo Nación – Sección Información General, 22 de marzo de 2004.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------