Expedición de John Franklin – La Exploración del Artico



Expedición de John Franklin – La Exploración del Artico

Expedición de sir John Franklin. Sir John Franklin fue un capitán de la Royal Navy y explorador del ártico británico. Él y todos los miembros de su expedición murieron en el ártico canadiense mientras pretendían encontrar el Paso del Noroeste.

Este célebre y desgraciado explorador, que ya se había distinguido entre 1819 y 1826 en varias expediciones terrestres y fluviales (entre ellas una hacia el Oeste desde la bahía de Hudson al río Coppermine, un invierno pasado en la costa del Grand Bear Lake [lago del Oso Grande] y un viaje por el río Mackenzie), habiendo sufrido mucho en todas, cuando ya había cumplido los sesenta años de edad se lanzó de nuevo a otra expedición hacia el Noroeste en mayo de 1845, compuesta por dos buques cuyos nombres se hicieron famosos por el trágico final de la expedición: el Erebus y el Terror.

Explorador John Franklin

Las últimas noticias que de ambos buques se tuvieron datan del 26 de julio de 1845, en que fueron vistos en la bahía de Melville, en la costa occidental de Groenlandia, sin que después hubiese el menor indicio de su paradero.

La ansiedad por su ausencia fue grande y más de veinte expediciones, unas costeadas por la señora Franklin y varios particulares y otras por los Gobiernos inglés y americano, salieron de Europa y América entre los años 1848 a 1859, en busca de los desaparecidos, sin que sus exploraciones en todas direcciones diesen el menor resultado positivo.

El Erebus era capitaneado por el explorador británico John Franklin. En 2014 un grupo de expertos en el norte de Canadá identificó  los restos de un barco inglés que naufragó a mediados del siglo XIX

Aparte su finalidad principal, no conseguida, dichas expediciones lograron extender el conocimiento de las regiones árticas. En 1850 el capitán Mac Clure (más tarde almirante sir Robert) descubrió el paso del Noroeste al Asia; avanzó por el estrecho de Behring hasta el punto más extremo alcanzado por Parry, y allí tuvo que abandonar su barco.

En 1853 el explorador Rae tuvo por algunos indígenas las primeras noticias de la destrucción de los barcos de Flanklin después de haber sido abandonados.

En 1855 se encontraron algunos restos de los buques en la parte occidental de Boothia. En su expedición de 1857-1859, el capitán Mac Clintock (más adelante almirante sir Leopoldo Mac Clintock) pudo sentar la conclusión de que Franklin y todos sus compañeros habían perecido (por frío, hambre o enfermedad) entre 1847 y 1848. Mac Clintock encontró en 1859 en Kíng William’s Land (Tierra del Rey Guillermo) un documento depositado doce años antes.

Con fecha de mayo de 1847 el tal documento manifestaba que todos estaban bien; una nota marginal, fechada el 28 de abril de 1848, hacía saber el fallecimiento de sir Juan Franklin, ocurrido el 11 de junio de 1847 y que nueve oficiales y quince tripulantes habían también perecido y que los buques, aprisionados por los hielos desde el mes de septiembre de 1846, acababan de ser abandonados.

Asimismo comunicaba que los oficiales y tripulantes sobrevivientes, 105 en total, habían marchado por el hielo dirigiéndose a tierra firme hasta el lugar en que fue encontrado el documento. Unos esquimales nómadas contaron que todos aquellos hombres habían perecido, y, más tarde se encontraron cadáveres y restos de la expedición.

Fuente Consultada.
Historia Universal de la Ciivlizacion-Tomo II – Del Renacimiento  a la Era Atómica – Biblioetca Hispania Ilustrada – Editorial Sopena

 

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------