Origen de las Tarjetas Amarillas en el Fútbol Historia



Origen de las Tarjetas Amarillas en el Fútbol

Los primeros semáforos se utilizaron en los barcos, eran dos lámparas de colores, una verde a estribor y otra roja a babor, y su uso era para la prioridad de paso en la maniobras del puerto. Tomando esta práctica, también se comenzó a utilizar el mismo método en los ferrocarriles y aviones.

Cuando fue necesario ordenar el tránsito, los primeros semáforos fueron de dos colores y parece ser que el primer semáforo se utilizó frente al Parlamento inglés, y recién en 1914 se agregó la luz amarilla a los efectos de dar aviso a los conductores del cambio que viene a corto plazo.

Pero bien, ¿que tiene esto que ver con la tarjeta amarilla del fútbol?, según el historiador Daniel Balmaceda en su libro «Historia de las Palabras», nos cuenta que en el mundial de 1966 en Inglaterra, la Argentina sorteó la primera fase sin sobresaltos: venció a España (2-1) y a Suiza (2-0), mientras que empató con Alemania Federal (0-0). Por contar con menor diferencia de goles a favor que los alemanes, la representación nacional quedó segunda y obligada a jugar con Inglaterra, el dueño de casa. El vencedor accedería a la instancia de semifinales de la competencia. El partido se llevó a cabo en el estadio de Wembley, el 23 de julio.

En el primer tiempo Antonio Ubaldo Ratín, le hizo un foul a Boby Charlton, y fue amonestado por el árbitro alemán Rudolf Kreitlein. A los pocos minutos Roberto Perfumo hizo otro foul, y frente a la agresividad del jugador golpeado, Ratín se queja con el árbitro, quien en otro idioma le informa (como puede) que si sigue protestando lo iba a expulsar.  Ratín quería explicarle que como capitán podía hablar con él, pero no hubo forma de comunicarse y el árbitro termina echando al jugador argentino.

Ubaldo RatínRoberto PerfumoBoby CharltonRudolf Kreitlein

Este no fue solo el único problema por desconocimiento del idioma, sino también cuando terminó el partido Kreitlein informa que dos jugadores ingleses habían sido amonestados y lógicamente se les complicaba para el próximo partido.

El revuelo fue grande y se decidió que debía tratar de codificar una forma comunicación universal para todos los partidos internacionales a los efectos de evitar futuros problemas graves con todos los equipos.

En ese problema pensó Ken Aston, protagonista de los mundiales, como empleado de la FIFA,  cuando manejaba por las calles de Londres, y un semáforo lo obligó a frenar su automóvil. Pues sugirió la amarilla como una forma de indicar una amonestación sin tener que hablar.

Las tarjetas amarillas se usaron primera vez en el Mundial de México en 1970, y fue una novedad y un éxito a la vez.

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------