La Dinastia Ming Dinastias en China Historia Porcelana Cronologia





Haz Clic y Arrastra: Dos Veces "El"


DESCRIPCIÓN DE LA DISNASTIA CHINA MING

DISNASTIA CHINA MING

Ver Dinastía Yuan Ver Dinastía Qing

LA DINASTÍA MING (1368-1644)
Después de una larga campaña, los mongoles fueron expulsados de China: empezaban para este país 150 años de paz y prosperidad bajo la dinastía Ming.

Kublai Kan fue un gran emperador para China, pero era extranjero. Cuando murió en 1294, le sucedieron una serie de débiles emperadores Yuan, periodos de hambrunas y muchas dificultades. El último emperador Yuan, Sun Ti, fue un mal gobernante.

Los chinos estaban cansados de ser gobernados tiránicamente por extranjeros, encontraron a un gobernante chino en la figura de Zhu Yuanzhang, que había sido monje budista y que, durante las épocas más conflictivas, cuando había sido mendigo y jefe de un grupo de bandidos, había formado un ejército bien dispuesto. También demostró ser un excelente general. Después de una campaña de trece años, tomó Pekín, expulsó a los mongoles y se convirtió en emperador.

Fundó la dinastía Ming («brillante») y tomó el nombre de Hong Wu («muy guerrero»). Desplazó la capital hacia el sur, a la ciudad fortificada de Nankin (Nanjing). Hong Wu gobernó China durante treinta años, protegiéndola contra las invasiones mongolas y restaurando el orden y la prosperidad en el país.

El emperador Hong Wu (1328—1398) reorganizó la administración de China y creó colegios para formar mandarines (funcionarios civiles). Los candidatos para estos puestos tenían que pasar exámenes de literatura y filosofía.

Hong Wu dejó el trono a su nieto, Jianwen, pero fue destronado cuatro años después por su tío, Zhu Di, que se convirtió en el emperador Yongle (1360-1424) en 1403.

Dentro de Pekín, el emperador Yongle construyó la Ciudad Prohibida, que sólo podían utilizar el emperador y su familia Éste es un edificio típico dentro del complejo imperial.

PAZ CON LOS MING
China recuperó su grandeza bajo el mandato de Yongle, que fue emperador desde 1403 a 1424. Se reconstruyeron carreteras, pueblos y canales, y cuando Yongle se desplazó a Pekín, construyó las grandes salas, palacios y templos de la Ciudad Prohibida.

El conocimiento y las artes florecieron. Se estimularon el comercio y la industria y, algo inusual, China se abrió al exterior, exportando mercancías y extendiendo su influencia en el extranjero El almirante musulmán Zheng He fue enviado a realizar largos viajes a la India, el Imperio islámico y África. Sin embargo, después del reinado de Yongle, China perdió interés en otros países.

Por orden del emperador, el eunuco Zheng He inició en 1405 una serie de viajes marítimos, al mando de una numerosa flota, por lejanas tierras. En total fueron siete estas campañas navales, que se prolongaron hasta el año 1433. En su transcurso se visitaron diversos países de Asia Suroriental, del Océano Indico, del Golfo Pérsico, y también las islas Maldivas; incluso se llegó a pisar tierra en Somalia y Kenia. Estos viajes fueron los más largos del mundo antes de que Cristóbal Colón cruzara el Atlántico.

Muchos chinos se instalaron en el sureste de Asia y se dedicaron al comercio, cada vez más próspero. Mejoró la administración gubernamental y, aparte de problemas como la piratería y los ataques mongoles, China disfrutó de un siglo de florecimiento.

A partir de 1517, los portugueses y otros europeos empezaron a llegar a la costa para comerciar, principalmente en Cantón (Guangzhou).

A finales del siglo XVI China tuvo una serie de emperadores inútiles y despilfarradores, y sufrió graves ataques en sus fronteras. El comercio decayó, aumentó la corrupción y el bandidaje, y estallaron muchas rebeliones a causa de la mala administración. En 1592, los japoneses invadieron la vecina Corea, amenazando la seguridad de China, y en 1644, la dinastía Ming finalmente desapareció.



Anuncio Publicitario


La jardinería y el paisajismo se desarrollaron exquisitamente en China y Japón. El agua es un elemento importante en todos los bellos jardín ornamentales chino. La pintura de paisajes también fue una modalidad artística muy desarrollada durante la dinastía Ming.

Porcelana: La prosperidad económica alentó la demanda de arte y artículos de lujo, hecho que, junto con las mejoras en los procesos de fabricación, propició el florecimiento de los textiles y la cerámica. El Periodo Ming se relaciona sobre todo con la producción de porcelana decorada con escenas muy características pintadas a mano con azul sobre blanco. Los motivos decorativos más populares eran los dragones, el ave fénix, otros animales y plantas y las escenas de jardín.

Con el tiempo, la porcelana Ming se volvió más colorida e incorporó el rojo, el amarillo y el verde. El comercio con los portugueses en el siglo XVI conllevó un aumento de la demanda de porcelana Ming, muy buscada en Europa. La producción de porcelana se hallaba bajo control estatal y se concentraba en las fábricas de la provincia de Jiangxi, pero estas eran incapaces de satisfacer la demanada de producción y el control pasó a manos locales.

FECHAS CLAVES:
1353—1354 La peste negra se extiende por China.
1368Zhu Yuanzhang funda la dinastía Ming.
1403—1424 Gobierno del emperador Yongle.
1517 —Llegada de los primeros comerciantes europeos al sur de China.
1552—1555 Importantes ataques de piratas a los barcos en la costa china.
1582 —Aumento de la corrupción y decadencia.
1592 —Los japoneses invaden Corea, amenazando la seguridad de China.
1644 —Caída de la dinastía Ming.

DECLIVE: Son varios los motivos que explican la decadencia del Imperio Ming. A pesar de sus logros económicos, la Administración seguía haciendo frente a graves asedios en sus fronteras, en especial protagonizados por los japoneses en el litoral y por los mongoles en el norte. Varias expediciones militares contra los mongoles del norte y los manchús del nordeste acarrearon grandes costes y el Gobierno aprobó subidas de impuestos sumamente impopulares.

A principios del siglo XVII estallaron diversas rebeliones en el norte y el noroeste, las cuales, combinadas con años de cosechas pobres, extendieron el hambre en la provincia de Shanxi. Aprovechando la coyuntura, los ambiciosos manchús invadieron Pekín en 1 644, tomaron la capital y forzaron el suicidio del último emperador Ming, Chung-Chen. La derrota de los Ming se vio exacerbada por el fracaso de la Administración establecida por Hongwu.

El poder absoluto del emperador había cosechado sus éxitos en un primer momento, pero con el tiempo, sus sucesores, más pagados de sí mismos, optaron por disfrutar del poder y desocuparse del gobierno de la nación. Esta desatención, junto con la inexistencia de un primer ministro, derivó en una falta de continuidad en el gobierno y el imperio acabó sumido en la negligencia y la corrupción. Finalmente, el control administrativo recayó en manos de los eunucos.

La Ciudad Prohibida: Fn 1421, Yongle trasladó la capital de Nanjing a Pekín, donde ha permanecido hasta nuestros días. El corazón de la nueva capital era el complejo palaciego construido por Yongle, llamado la Ciudad Prohibida. El complejo, a cuya construcción se dedicaron 14 años y unos 200.000 hombres, albergaba 17 palacios y un 9.999 estancias y media, y cubría una superficie de 72 hectáreas. No podía contener 10.000 estancias, ya que este era el número divino de la infinitud, que solo podía existir en el cielo, y la «media estancia» en realidad era una escalera. Las ceremonias imperiales y los asuntos públicos del Estado se celebraban en los tres salones principales del palacio:

el salón de la Armonía Suprema, el salón de la Armonía Central y el salón de la Armonía Conservada. Los asuntos rutinarios se despachaban en los apartamentos privados de la Corte Interior, cómo el palacio de la Pureza Celes­tial y el salón para Cultivar la Mente. La vida palaciega se organizaba según rutinas y rituales estrictos que servían para alimentar el aura divina del emperador.

Las mujeres y los eunucos vivían en zonas restringidas, y los privilegiados que podían entrar al palacio para hablar con el emperador debían postrarse ante él. Muchos de quienes entraban en el complejo palaciego en calidad de sirvien­tes, concubinas y eunucos nunca lo abandonarían.

La Novela China:
Despreciada por la clase ilustrada y hasta prohibida por frívola o subversiva, la novela fue el mejor fruto literario de la época Ming. Nuevo género dirigido al público “burgués”, desterró el estilo literario clásico en favor del lenguaje cotidiano, para tratar con humor y sensualidad aspectos de la vida diaria y hechos históricos con un matiz crítico hacia el régimen imperial. Destacan: el Sarikuo chihyen-i (Historia de los Tres Reinos), novela de caballería, romance y drama; el Shui-hu chitan (Narración de la orilla del río), leyendas de bandidos; el Hsi-yu-chi (Viaje a Occidente), relato viajero; y el Chin p’ing mei (Relato de Loto de Oro), pieza maestra de la literatura, basada en escenas domésticas de la clase media provinciana.

Reformas en la administración
Con el absolutismo Ming volvieron los exámenes oficiales, basados en textos canónicos confucianos. Los escritos de Mencio fueron eliminados, porque hablaban en exceso de los derechos del pueblo. El imperio fue dividido en 15 provincias (sheng) y, para ahorrar funcionarios calificados, se redujeron drásticamente las prefecturas, grandes distritos y distritos. Al mismo tiempo, se hizo el catastro de las tierras de labor y el censo de la población. Se introdujo una reforma diferenciada de los impuestos, y se repoblaron las tierras baldías. La reforma dio un nuevo impulso a la economía, aun cuando el trueque, impuesto a finales de la época Yuan, se extinguió muy lentamente, como consecuencia del uso cada vez más extensivo del papel moneda y de la plata.

PARA SABER MAS…

EN 1397, EL PRIMER emperador ming, Hung-wu (1328-98), ordenó colocar este bando en todas las poblaciones: “Sé un buen hijo, sé respetuoso con los mayores y con los antepasados, educa a tus hijos y obten con paciencia tu sustento.” Estas normas gobernaron toda la vida cotidiana de la antigua China. Estaban basadas en las viejas ideas de Confucio acerca del deber y la obediencia.

PADRES Y ANTEPASADOS
Los miembros más jóvenes de las familias chinas debían respetar a los miembros de más edad. Los hijos honraban a sus padres, los padres a sus padres, los vivos a los muertos. Cuando moría un progenitor, el hijo llevaba luto durante 27 meses. Los deudos no podían comer carne ni afeitarse y debían llevar pesadas vestiduras. En primavera y otoño se celebraban festividades especiales en los que las familias cuidaban de las tumbas de sus antepasados y rezaban oraciones por sus almas. Las familias más pobres sentían como una gran desgracia no poder honrar debidamente a sus muertos.

ESPOSAS E HIJAS
El anciano merecía más respeto que la anciana, y mayores honras recibía la mujer que había parido varones que aquella que sólo tenía mujeres. La esposa debía obedecer al marido; la hija, al padre. Los pies pequeños eran canon de la belleza femenina, por lo que desde la infancia, las niñas llevaban vendajes compresivos en los pies para aminorar su crecimiento. No eran infrecuentes las fracturas. Las damas no podían ir más allá de los límites de la propia casa.

LA VIDA ALDEANA La mayoría de los habitantes de la China ming vivía en aldeas. Las familias campesinas pasaban el año sembrando, cultivando y cosechando trigo, arroz, mijo, etc. Nada se desperdiciaba. Los cerdos y las aves de corral eran alimentados con los desperdicios. Sus excrementos, al igual que los de los humanos, servían para abonar la tierra. Los emperadores ming favorecían el trabajo de los agricultores, y los campesinos se beneficiaban de nuevos canales de riego, de cabras y bueyes, y de la introducción de otros cultivos, como el algodón y el té. Todo se hallaba controlado por la policía local, y ésta, a su vez, por los mandarines.

EDUCACIÓN Y COMERCIO
Los primeros emperadores ming volvieron a establecer el sistema educativo que había desaparecido durante el imperio mongol. Las nuevas escuelas formaban alumnos que terminaban por realizar pruebas muy competitivas para conseguir ejercer como funcionarios del gobierno.

ALFARERÍA
La espléndida vida de los emperadores ming los llevó a respaldar las artes y la artesanía. Los alfareros chinos no daban abasto para proveer a los palacios imperiales. En un solo año, el emperador llegó a ordenar la fabricación de 433-500 piezas de porcelana. La porcelana más apreciada era blanca y pintada con variados colores, sobre todo el azul. Muy apreciada en Europa, la porcelana ming terminó siendo imitada en Occidente. Ingleses, portugueses, neerlandeses y españoles intentaron establecer relaciones comerciales con China, pero ésta los despreció tratándoles de “bárbaros”.

¿Se utilizaba ya el papel moneda?
Los chinos habían inventado el papel moneda hacia el s. IX, pero el Estado no lo había utilizado hasta el XI. A partir de 1260, los mongoles van a hacer de él una verdadera moneda nacional, que Marco Polo llegó a calificar como «piedra filosofal». La gran inflación que señaló el final de la dinastía había dejado malos recuerdos, pero aun así los Ming pusieron de nuevo en práctica esta experiencia, llegando a prohibir cualquier otro tipo de moneda. La devaluación fue tan importante, que la emisión tuvo que ser detenida en 1450 y no volvió a reemprenderse hasta 1643, justamente antes de la toma de Pekín por los manchúes. La creencia del Estado en la posibilidad de fijar autoritariamente la cotización, en un país que contaba con una importante economía comercial, fue la causa de que fracasara la moneda.

¿Qué era el clan de los eunucos?
Los eunucos, que eran personas de origen, por lo general, modesto, estaban en los palacios y en contacto con los miembros de la familia imperial. Ellos dirigían la guardia y controlaban los tributos que se recogían en las provincias. En muy poco tiempo, su poderío comercial y militar creció, a la vez que el poder autocrático de los emperadores.

A pesar de una ley que les prohibía, bajo pena de muerte, mezclarse en los asuntos políticos los eunucos controlaban ya, 50 años después del reinado de Hung-wu, toda la Administración Y sobre todo, la policía secreta. Su poder llego a ser tan grande que consiguieron corromper a los funcionarios y letrados más honestos del régimen.

¿Quién fue el más célebre de ellos?
La escisión entre los emperadores y el pueblo llegó a su punto más álgido entre 1615 y 1627. En esa época, un eunuco, Wei Zhongxian. un joven aventurero que se había convertido en el favorito de la nodriza del emperador Tian Qi se aprovechó de la juventud del monarca para gobernar el país a su gusto. Una ola de represión azotó China acto seguido, y sobre todo las academias de los letrados, considerados como excesivamente liberales. Wei Zhongxian pensó construir por todo el país templos dedicados a sí mismo y a sus colaboradores, lo que origino unos gastos fabulosos. Antes de hacerse asesinar había ordenado que licenciaran a todos los generales del ejército, con lo que dejó al país totalmente indefenso ante la amenaza de los manchúes.

¿Se puede hablar de una cultura Ming?
El advenimiento de la dinastía Ming supuso el triunfo de los valores tradicionales en el pensamiento y en las artes. Se puso el acento, especialmente, en la tradición china y Yung Lo hizo reunir toda la literatura antigua en una gran biblioteca imperial. A fin de favorecer el desarrollo de las ciencias, los Ming mandaren redactar la «Enciclopedia del período de Yung Lo», para la que trabajaron más de dos mil eruditos durante varios años y que habría debido llenar aproximadamente unos 10.000 volúmenes. En pintura, los artistas de la escuela Wu teorizaron sobre el regreso a las artes antiguas. Por último, la literatura, el teatro y la novela, asimilados al gusto de la burguesía, conocieron su edad de oro.

Fuente Consultada:
Civilizaciones de Occidente Tomo A y B Jackson Spielvogel
La Aventura del Hombre en la Historia Tomo 1
Historia del Mundo Grupo Z Multimedia DK
Atlas de la Historia del Mundo Kate Santon y Liz McKay
Gran Enciclopedia de la Historia Todolibro




OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *