Biografía de Comte Augusto – Origen de la Sociología Como Ciencia



VIDA DE AUGUSTO COMTE Y EL NACIMIENTO DE LA SOCIOLOGÍA:

Auguste Comte (1798-1857) fue un pensador y filósofo,  estableció las bases de una nueva ciencia social, la sociología.

En su afán de comprender científicamente la evolución de las sociedades, inició una de las grandes aventuras intelectuales de su siglo.

Si Herodoto fue llamado «el padre de la Historia», por haber sido el primero en dar a sus relatos sobre la Antigüedad un carácter orgánico y sistematizado, el filósofo positivista francés Augusto Comte podría ser considerado «el padre de la Sociología».

Fue, en efecto, el creador de la ciencia sociológica, a la cual empezó por darle el nombre que ahora la distingue, encuadrándola, con exactitud, dentro de ciertos y determinados límites.

La consideración ordenada de los problemas sociales se remonta a lejanos tiempos.

Varios fueron los pueblos de la Antigüedad cuyos filósofos tomaron en cuenta las relaciones que podían establecerse entre los seres humanos al vivir en comunidad, pero la Sociología, como ciencia sistemáticamente organizada, sólo nació a comienzos del siglo XVIII por obra del positivista francés Augusto Comte (1798-1857).

Es cierto que hubo otros autores, como el político florentino Nicolás Maquiavelo (1469-1527) o el pensador inglés Tomas Hobbes (1588-1679), que anticiparon -durante los siglos XVI y XVII– sus curiosas y a veces muy kiscutibles ideas sobre Estado, sociedad, gobierno y relaciones humanas.

Pero fueron manifestaciones esporádicas y de carácter localista, hechas para corresponder a determinados hechos o circunstancias.

Durante el Humanismo, Bacon (1561-1626) y Descartes (1596-1650) bregaron, entre otros, por organizar metodológicamente el sentido de la vida en sociedad.

Los enciclopedistas aprovecharon el significado político de tales conceptos, que la Revolución Francesa trató de sintetizar en su lema: «Libertad, Igualdad, Fraternidad».

Todo esto fue anterior a Comte y a su doctrina. Por otra parte, a fines también del siglo XVIII y comienzos del XIX, el filósofo alemán Jorge Guillermo Hegel (1770-1831) impuso el principio de lo que él llamó «idea» básica, identificando a la materia con el espíritu a través de un proceso dialéctico desarrollado en tres pasos: tesis, antítesis y síntesis.

Más tarde, con la emancipación del Tercer Estado o Clase Media, surgieron los impulsos del Socialismo, que’ trató de elevar la situación de los obreros, del proletariado.

Roberto Owen (1771-1858) organizó, en Inglaterra, las primeras sociedades cooperativas de producción y consumo.

Por la misma época, en 1848, Carlos Marx (1818-1883) y Federico Engels (1820-1895) redactaron el «Manifiesto del Partido Comunista«.

Posteriormente, en 1867, el primero de los nombrados expuso su doctrina socioeconómica en «El capital».

Principios del Comunismo: Origen y Características-Resumen

Además del aporte brindado por los historiadores, filósofos, estadistas y políticos que tomaron parte activa en la integración de conocimientos, teorías y conceptos acordes con la nueva disciplina, hay que considerar, también, la importante colaboración de quienes –en el terreno de las Matemáticas, de la Geografía, de la Física, de la Biología y de otras materias afines– determinaron las leyes que rigen la marcha del Universo y, en consecuencia, del ser humano.

Estas normas, sumadas a los datos y elementos brindados por la Antropología, la Ética, la Etnografía, la Jurisprudencia, la Psicología y demás asignaturas humanísticas, fueron agrupándose hasta constituir una ciencia independiente: la Sociología, que nació de la tentativa de unificar dichos conocimientos en un momento especial del proceso histórico: cuando las relaciones tradicionales entre los hombres se vieron conmovidas por la llamada «revolución industrial».

Augusto Comte, el iniciador

Augusto Comte llamó Sociología al estudio de las relaciones humanas.

Estructuró el vocablo combinando dos palabras latinas: socius (que significa socio o compañero) y logos (tratado), debido a que la nueva disciplina se ocuparía de los seres humanos cuando viven como compañeros, en sociedad.

El filósofo nació en Montpellier el 18 de enero de 1798, y falleció en París el 5 de setiembre de 1857.

En el liceo de su ciudad natal, al que ingresó como interno en 1807, todos los profesores reconocían al joven Auguste Comte sus cualidades intelectuales particularmente brillantes.

Su padre, Louis Comte, era funcionario en la tesorería municipal. Inculcó a su hijo los principios de un catolicismo ferviente y de un apego indefectible a la monarquía.

Pero el joven recibiría muy poca influencia paterna y confesaría más tarde haber dejado de creer en Dios en el liceo, aun cuando iba a quedar profundamente marcado por un cierto misticismo.

Su madre, Rosalie Boyer, lo cobijaba con un afecto que él jamás olvidaría.

En octubre de 1814, Auguste Comte, que tenía tan sólo dieciséis años de edad, fue admitido en la Escuela politécnica, donde permaneció no más de dos años, hasta abril de 1816, antes de que el prestigioso establecimiento fuese cerrado en forma provisional por razones políticas.

Mas tarde  actuaría como profesor en ese instituto.

augusto comte y la sociología

Auguste Comte (1798-1857), filósofo francés, considerado el fundador del positivismo y de la sociología.

La filosofía positivista de Auguste Comte abandonó la especulación de lo sobrenatural en favor de la investigación científica. Según él, el conocimiento de todos los temas, desde la astronomía a la sociología, debería venir de la correlación de la evidencia empírica.

El estudio sistemático de Comte de la estática y dinámica de la sociedad sentó las bases de la sociología moderna, que al principio llamó física social.

Tuvo por amigo a Claudio Enrique de Rouvroy, conde de Saint-Simón (1760-1825), idealista obsesionado por la reorganización social europea y cuyas ideas influyeron grandemente en el socialismo moderno. Saint-Simón, que admiraba las extraordinarias dotes intelectuales de Comte, lo tuvo, durante cierto tiempo, como secretario, haciéndolo colaborar, además, en Le Froducteur, órgano oficial del saint-simonismo.

Pero cuando, poco después, el revolucionario aristócrata se trasladó a EE.UU., donde combatió junto a Washington, Comte se independizó, volcándose por entero hacia la Sociología y el positivismo filosófico.

Basó sus conocimientos en lo real, que es exacto y demostrable.

Tales conocimientos los agrupó en una especie de religión científica y humana, suprema filosofía del saber.

La «ley de los tres estados»:

En contacto con Saint-Simón, Auguste Comte se familiarizó con el pensamiento social, al que aportó su experiencia científica. Nació entonces en él la certidumbre de que a una sociedad «teológica y militar» le debía seguir una sociedad científica e industrial, a cuyo advenimiento comenzó a trabajar con fervor.

El sistema que elaboró se basaba en la afirmación de la «ley de los tres estados», la cual hace que se sucedan, en la percepción humana del mundo y de sus fenómenos, tres métodos distintos.

El primero, el método teológico, consiste en explicar el mundo por «la acción directa y continua de agentes sobrenaturales más o menos numerosos».

En el segundo método, llamado metafísico,«los agentes sobrenaturales son reemplazados por fuerzas abstractas».

Finalmente, por el tercer método –el que Comte llama científico o positivo– «el ser humano renuncia a buscar el origen y el destino del universo y a conocer las causas íntimas de los fenómenos, para dedicarse únicamente a descubrir, por el uso bien combinado del razonamiento y de la observación, sus leyes efectivas; es decir, sus relaciones invariables de sucesión y de similitud».

Para Comte, se trataba nada menos que de establecer leyes a las que todos los fenómenos estarían sometidos y, precisando sus relaciones, de controlar científicamente la evolución social.

El método comtiano para determinar si un objeto es «positivo» (o sea real, verdadero) tuvo como base los principios expuestos, doscientos años antes, por el filósofo y matemático francés Renato Descartes.

Ambos aconsejaron la división de cualquier problema en tantas partes como fuera posible (Análisis), reconstruyendo luego tales unidades para obtener de nuevo la primera (Síntesis).

Por otro lado, convenía tener de las cosas una visión previa, para apreciarlas sincrética, globalmente.

La Sociología, según Comte, debía ajustarse, con exactitud, a este proceso. Además, toda ella obedecía a leyes que estaban en relación directa con las del mundo físico.

Desde el punto de vista político, las ideas de Augusto Comte fluctuaron entre ciertos principios conservadores y algunas normas de cambio y renovación.

Comte deseaba un progreso basado en el orden; creía que las transformaciones son necesarias, pero realizadas en paz y sin violencias.

Estableció diferencias entre la «estática social» y la «dinámica social», pero sostuvo que ambas deberían corresponderse para lograr un adecuado equilibrio.

El lema básico de su doctrina fue: «El amor, por principio; el orden, por base; el progreso, por fin».

Lejos de permanecer encerrado en una torre de marfil, Auguste Comte tuvo la preocupación de mejorar la sociedad de su época; sin embargo, su vida íntima sufriría las desventuras.

Su fracaso más vergonzoso fue su matrimonio civil, en febrero de 1825, con Caroline Massin, una prostituta del Palais-Royal que él se propuso reeducar. Ésta le hizo la vida difícil, protagonizando múltiples escapadas y afectando su ya frágil salud mental.

Desde 1826, Comte estuvo internado en la clínica del doctor Esquirol durante seis largos meses, pero que no bastaron para sanarlo.

El año siguiente intentó suicidarse, lanzándose al Sena, sin lograr su objetivo al ser rescatado por un guardia real que se hallaba en el lugar.

Muchos años despúes Auguste Comte conoció a Clotilde de Vaux, por intermedio de su hermano Maximilien.

Iniciaron una correspondencia intensa, reflejo de un amor apasionado y platónico.

Clotilde apoyó con entusiasmo los trabajos de Comte e incluso colaboró en el proyecto de una novela, Wilhelmine, que quedaría inconclusa, pues ella muere en 1846. A su muerte, Comte le prometió, como a todos los verdaderos servidores de la Humanidad, «la eternidad subjetiva».

Comte, durante algunos años fue secretario particular del teórico socialista Claude Henri de Rouvroy, conde de Saint-Simon, cuya influencia quedaría reflejada en algunas de sus obras.

Los últimos años del pensador francés quedaron marcados por la alienación mental, debida a las crisis de locura en las que se sumía durante prolongados intervalos de tiempo. Murió en 1857.

Comte aconsejaba la división de cualquier problema en tantas partes como fuera posible.

Es lo que se llama análisis. Una vez estudiadas, se vuelven a reunir para obtener una visión sintética. También afirmaba  que convenía apreciar las cosas previamente en forma global, para tener de ellas una visión sincrética.

UN PLANTEAMIENTO DE COMTE

Las ciencias en la era del pensamiento positivo

¿Hay una ley que explique el desarrollo del pensamiento?

La ley de las tres etapas que atraviesa el pensamiento humano es el corazón del positivismo.

La etapa teológica representa la infancia de la humanidad; la metafísica, la juventud; la positiva, la madurez.

En sus orígenes, la humanidad vivía en una condición espiritual teológica o ficticia: todos los hechos naturales se explicaban a través de la intervención de uno o más poderes sobrenaturales.

Con el nacimiento de la filosofía en la antigua Grecia se sugirieron explicaciones igualmente abstractas, aunque ya no de origen mítico, tales como la esencia, la causa final y otras nociones elaboradas por la metafísica.

Todos éstos son conceptos que nada significan, puesto que intentan explicar la naturaleza sólo con palabras apropiadas –como afirmar que el fuego quema porque contiene la virtud calorífera o porque posee la esencia del calor-.

La tercera etapa científica o positiva renuncia a plantearse interrogantes sobre la naturaleza íntima de las cosas; se limita, con modestia pero resultados fecundos, a identificar las leyes que regulan el mundo físico.

Esta etapa comenzó con la revolución copernicana del s. XVI, pero todavía no ha abarcado todos los sectores del saber: astronomía, física, biología y química se configuran ya como auténticas ciencias, mientras que la sociología se apresta a serlo. (Del Curso de filosofía positiva.)

• La Epoca de Augusto Comte

La vida de Augusto Comte coincide con la primera mitad del siglo XIX, y su filosofía, que se conoce bajo el título general de positivismo, llena satisfactoriamente las aspiraciones especulativas de la segunda mitad.

Es el siglo en el que termina la diligencia y comienza el ferrocarril, se sustituyen los barcos de vela por los barcos de vapor, aparece el industrialismo y la revolución social.

La revolución del siglo XVIII había tenido, en medio de la tragedia, un cierto aire de fiesta, una exaltación incendiaria que estaba de acuerdo con los afanes luminosos de los hombres de la Ilustración.

En el siglo XIX, en cambio, tiene un carácter convulsivo, con sacudidas intermitentes y continuas.

Cuando no se hace pie, se sueñan futuros. Ha cambiado la noción de progreso: de ser una ilusión pasa a ser un deseo.

En este siglo, el alma se ha rebelado contra el espíritu y la materia contra la razón.

Sus rasgos más sobresalientes podrían resumirse de este modo: lucha en primera línea por el dominio técnico de la Naturaleza y por el dominio político de la Historia; exaltación de la sensibilidad y de la vida emocional, potenciando ciertas formas del arte como la novela y la música; atraviesa un verdadero desierto la vida espiritual, habiéndose llevado hasta el límite la racionalización del espíritu.

Los grandes hombres de este siglo no lo superan ni lo contradicen, sino que lo expresan.

Comte tenía dieciséis años en 1814, cuando al Imperio va a suceder la Restauración.

Ese mismo año hace ya de profesor de matemáticas especiales en el Instituto de Montpellier, su ciudad natal.

El que era profesor de esta asignatura, Encontre , tuvo que interrumpir sus clases y se las deja a él como su mejor discípulo.

En agosto del mismo año ingresó en la Escuela Politécnica con el número uno en la lista de mediodía y el cuarto en la general.

Pequeño de talla, no llega a 1,60; con la carne marcada de viruelas, su figura no era muy atrayente.

Le gusta divertirse además de trabajar.

La Escuela Politécnica había luchado al lado de Napoleón y lo espera en 1815 de vuelta de la isla de Elba. Visita la Escuela, que está dispuesta a ayudarlo.

También Comte participa con entusiasmo: piensa alistarse en el Ejército del Norte, pero llega antes la derrota de Waterloo.

El nuevo Gobierno, que no estaba muy de acuerdo con esta institución de orientación jacobina, aprovecha una protesta por escrito de Comte y sus condiscípulos contra uno de los profesores, para cerrarla y enviar a sus alumnos a casa de sus padres.

Comte vuelve a Montpellier, vigilado por el prefecto deja policía.

• CRONOLOGÍA DE SU VIDA

1798 Nacimiento de Isidore Auguste Marie Francois Xavier Comte en Montpellier.
1807 Comte ingresa como interno en  el liceo de Montpellier.
1813 Publicación del Tratado elemental  de estadística de Monge.
1814 Saint-Simón publica la Reorganización de la sociedad europea.
Comte   ingresa en la Escuela politécnica.
1817 Comte, secretario de Salnt-Simon.
1825 Matrimonio con Caroline Massin.
1826 Primer curso de filosofía positiva.
1827 Comte intenta suicidarse.
1830 Publicación del primer volumen del   curso de filosofía positiva.
1832 Comte es nombrado pasante de análisis y   de matemáticas en la Escuela politécnica.
1842 Publicación del sexto y último volumen del Curso de filosofía positiva.
1844 John Stuart Mill ayuda a Comte  económicamente.
1845 Comte conoce a Clotilde de Vaux.
1846 Muerte de Clotilde.
1848 Comte funda la Sociedad positivista.
1851 Primer volumen del Sistema de política positiva.
Comte aprueba el golpe de Estado de Luis
Napoleón Bonaparte del 2 de diciembre.
1852 Publicación del Catecismo positivista.
1857 Muerte de Auguste Comte.

Fuente Consultadas:
Enciclopedia Ciencia Joven Fasc. N°8 y 12 Editorial Cuántica
Hicieron Historia Tomo II Entrada: Augusto Comte Edit. Larousse

Temas Relacionados

• El Positivismo: Caracteristicas y Concepto
• Primeros Gobiernos Conservadores Paz y Administracion Positivismo
• Biografia de Spencer Herbert Pensador Positivista Evolucionista
• Difusion de la Enciclica Rerum Novarum en Defensa de los Obreros
• Darwinismo Social de Herbert Spencer
• Nacionalismo y Unificacion de Paises: Principios Democracia Liberal
• Historia de la sociologia? Resumen de su Origen y Conceptos

Enlace Externo:Frases Célebres de Auguste Comte

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------