Historia de la Exploración del Fondo del Mar Breve Descripción



DESCRIPCIÓN DE LOS AVANCES EN LA EXPLORACIÓN MARÍTIMA

Los hombres realizaron las primeras exploraciones del fondo del mar mucho antes de hacer ensayos en el aire. En los tiempos clásicos de Grecia, y aún antes, se usaban esponjas y perlas, y éstas se sacaban del fondo del mar. Los pescadores de perlas de aquellas épocas probablemente actuaban de manera muy semejante a como lo hacen aún hoy los de Ceilán.

Pero es muy posible que algunos de los primitivos buzos tuvieran ayudas de tipo mecánico que les permitiesen permanecer por más tiempo bajo el agua. Aristóteles describe una especie de campana de inmersión y una gran vasija de metal, la cual, cuando era introducida en el agua, retenía aire dentro.

Algunos inventores de los siglos XVI y XVII fabricaron trajes de buzos, pero no se logró ningún éxito en esto hasta poco después de la batalla de Waterloo. Fue entonces, en 1819, cuando Augustus Siebe (imagen abajo) construyó un traje con una especie de yelmo dentro del cual podía bombearse aire para permitir al buzo respirar. El aire espirado burbujeaba hacia afuera bajo una plancha metálica colocada en la parte posterior del yelmo. Ésta fue la base real sobre la que se edificó mucho del progreso posterior en materia de exploraciones submarinas.

seibe auguste

Augustus Siebe, durante su juventud  estudió la calderería en Berlín, allí  se dedicó a  la fabricación y reparación de instrumentos y mecanismos de todo tipo. Participó activamente ingeniero de artillería durante las guerras napoleónicas, particularmente durante la batalla de Waterloo.

sistema de buzo para explorar el fondo del mar

Mientras tanto, los hombres habían hecho ya los primeros barcos submarinos; en 1620, un holandés llamado Cornelius Drebbel,  que vivía en Inglaterra construyó un pequeño submarino, propulsado por medio de doce remos, que según se dice, navegó durante varias horas a casi cuatro metros bajo la superficie del Támesis.

Cornelius Drebbel

1621: Demostración de Cornelius Drebbel en el Támessis



Muchos barcos de ese tipo fueron construidos durante los dos siglos subsiguientes, pero durante la guerra civil  estadounidense, en que un pequeño submarino hundió un barco llamado Housetonic, se comenzó a tomarlos en serio.

submarino usado en la guerra civil americana

En 1880, la marina francesa inauguró su primer navio submarino. Así, en 1870, cuando Julio Verne publicó su famoso libro Veinte mil leguas de viaje submarino, no estaba simplemente en el puro terreno de la fantasía. Al igual que los mejores escritores actuales de ciencia-ficción, extraía muchos de los acontecimientos de su historia de una interpretación inteligente de los experimentos y experiencias que se realizaban en su época. El capitán Nemo, amo del ficticio submarino Nautilus, revelaba algunos de los misterios de las profundidades marinas que aún no eran conocidos por los oceanógrafos.

La lámina de la izquierda muestra a Julio Verne. Desde la época de Verne, y especialmente en los últimos treinta años, las exploraciones del fondo del mar han progresado de modo notable.

En 1934, un estadounidense, el Dr. William Beebe, batió un record de inmersión en una bola de acero herméticamente cerrada, la batisfera, que pesaba 180 kg. y tenía un diámetro de 1,50 m. Llevaba unas ventanillas de cuarzo en forma de cilindros de 20 cm. de diámetro y 75 mm. de espesor.

Fue atada a un barco por medio de un cable e introducida en el niar y llevó al Dr. Beebe a una profundidad de 900 m. La duración de la inmersión fue de 3 horas; durante ella se mantuvo en contacto con el barco por teléfono, y, para la investigación submarina, disponía de proyectores potentes alimentados por generadores eléctricos ubicados sobre la cubierta de la nave.

Dr. William Beebe

El físico suizo, profesor Auguste Piccard pensó que era una pena que la batisfera no fuera libre para trasladarse bajo el agua y así, en 1939, planeó una especie de balón submarino, el batiscafo, capaz de hacerlo. No fue completado hasta 1953, y, en septiembre de ese año, Piccard y su hijo descendieron más de 3.000 m. en él.



batiscafo de Piccard

Es un barco submarino diseñado para operar a grandes profundidades. El primero de ellos fue diseñado en 1947 por el físico suizo Auguste Piccard para explorar el fondo del mar. En 1954 este barco alcanzó una profundidad de 4.000 m soportando una presión de hasta 400 veces la presión atmosférica. El batiscafo Trieste, construido en 1953, alcanzó un récord mundial el 23 de enero de 1960 al descender hasta 10.916 m en la fosa de las Marianas, la de mayor profundidad oceánica conocida (402 km) al suroeste de la isla de Guam. A dicha profundidad tuvo que soportar una presión de unas 1.000 veces la presión atmosférica.

batiscafo Trieste

Menos de un año después, dos franceses, Georges Houot y Pierre Willm (abajo foto de ambos) , se sumergieron en otro batiscafo, el FNRS 3, hasta una profundidad de más de 4.000 m.

franceses que exploraron el oceano

 

jacques costeau investigador frances

Jacques Cousteau:Conocido por sus magníficas películas y estudios del mundo submarino, el oceanógrafo francés Jacques Cousteau dedicó gran parte de su vida a explorar y defender la vida marina. Cousteau desarrolló la primera estación de buceo subacuática y participó en la invención de la escafandra autónoma, que permite a los buceadores moverse libremente bajo el agua durante periodos prolongados. Cousteau es considerado uno de los exploradores del mar más influyentes del siglo XX y un gran defensor del medio ambiente, produjo más de 70 programas para televisión, que han ganado numerosos premios.

Algo Mas En Este Sitio: Primeras Exploraciones Marinas

Fuente Consultada:
Cielo y Tierra Nuestro Mundo en el Tiempo y el Espacio Globerama Edit. CODEX
Enciclopedia Electrónica ENCARTA Microsoft



juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------