Historia de Ana Frank Joven Judia Atrapada Por los Nazis Resumen






Historia de Ana Frank Joven Judía
Atrapada Por los Nazis

Carlota CordayFlorence NightingaleAna FrankMaría Antonieta

Resumen Biografía de Anna Frank
Forzada a refugiarse en un sórdido escondite para escapar de la muerte a manos de los nazis, y urgida por la necesidad de aliviar su encierro, Anna Frank -una joven judía holandesa- logró plasmar una obra que refleja fielmente el crimen de la guerra. Su inmolación, en un campo de exterminio, convirtió definitivamente a su “Diario” en un testimonio inapelable.Ana Frank Joven Judia Atrapada Por los Nazis

Corría el año 1933 y Hitler acababa de ser designado Canciller del Reich alemán, cuando los Frank, una familia de comerciantes, decidió emigrar a Holanda, porque las primeras medidas de los nazis contra los judíos tornaban insegura su permanencia en Alemania. Anna, Margot y sus padres se instalaron en Amsterdam y llevaron una vida cómoda durante algunos años.

Pero esa prosperidad dura poco. En 1940 Ale manía invade Dinamarca y Noruega, luego Holanda y Bélgica, y consigue la rendición de Francia. Europa entera está convulsionada por la guerra.

Las disposiciones de los nazis contra los judíos se extienden a los territorios ocupados por los alemanes. Se les imponía la obligación de llevar puesta una estrella de David identificatoria; debían ceder sus bicicletas -imprescindibles para movilizarse-; tenían que hacer sus compras en lugares y horarios determinados. Paulatinamente se les prohibió subir a los tranvías; salir de sus casas después de las ocho de la noche; practicar deportes; frecuentar a los gentiles (es decir a los no judíos).

BREVE HISTORIA
Anna Frank, segunda hija de un matrimonio de clase media, había nacido en Francfort el 12 de junio de 1929. Era inteligente y sensible, bonita y vivaz, y cursaba el segundo año del Liceo Judío cuando cumplió trece años. Entre los regalos que recibió en esa oportunidad había chocolates, algunos juegos, unos libros y un cuaderno con tapas de cartón titulado Diario.

Anna tenía padres excelentes, una hermana tres años mayor que ella, muchos camaradas y hasta algunos admiradores. Pero echaba de menos a una Amiga, con mayúscula: alguien a quien confiar sus pensamientos más íntimos. Entonces inventó una: Kitty, y comenzó a escribirle largas y frecuentes cartas en su Diario.

Por entonces -1942- la persecución antisemita arreciaba. Los judíos eran apresados por familias enteras y enviados a los campos de concentración y de exterminio; sus pertenencias pasaban a poder del gobierno alemán. Los Frank tuvieron que optar entre caer en las garras de la Gestapo -la policía secreta alemana-, y esconderse, ya que era imposible huir del país.

Prepararon entonces con todo cuidado un refugio en la trastienda de una vieja casona de comercio, adonde trasladaron solo lo imprescindible para la subsistencia. Y una noche lluviosa se ocultaron allí desapareciendo como imprevistamente de la casa familiar.

Compartían el escondite con cuatro personas más. Debían vivir siempre en él, sin dejarse ver, sin que ninguna señal alertara sobre su presencia a los vecinos o a las patrullas -ni luz, ni ruidos, ni movimiento—. Dos fieles amigos de la familia los proveyeron de alimentos conseguidos en el mercado negro, ya que el racionamiento era muy estricto y de recurrir al aprovisionamiento normal hubieran sido pronto descubiertos.

Durante dos años, los ocho fugitivos convivieron estrecha y penosamente hasta que el 4 de agosto de 1944 la policía irrumpió en la trastienda. Nunca se supo cómo pudo descubrirlos pero los ocho infortunados fueron detenidos y trasladados a campos de concentración.

Solo el padre de Anna sobrevivió a la barbarie nazi. Ella fue recluida en el campo de exterminio de Bergen-Belsen, donde murió en mayo de 1945, después de ocho meses de cautiverio y pocos días antes de la rendición alemana.

UNA CIRCUNSTANCIA CASUAL
Durante el allanamiento del refugio todo lo que había en él fue destruido. Entre los libros y revistas revueltos y diseminados por el piso se encontró, después, intacto, el Diario de Anna y, con excepción de algunos párrafos que no ofrecen interés general, fue publicado íntegramente. Este acontecimiento fortuito permitió conocer la personalidad de una talentosa adolescente, cuyo diario se convirtió en un testimonio inapelable del crimen de la guerra.

Anna leyó mucho en su pequeño mundo de reclusión puesto que, como la lectura era prácticamente la única actividad permitida, su padre había tenido la previsión de reunir una buena cantidad de libros. Y en las horas que no se empleaban en comidas, higiene, estudios o ejercicios físicos -rigurosamente planificados para aprovechar al máximo las escasas posibilidades de movimiento-Anna leía o meditaba. Volcaba luego sus reflexiones en el diario que escribía para sí, sin preocuparse por asombrar, y sin haber previsto nunca que pudiera llegar a ser otra cosa que su desahogo confidencial.

A lo largo de sus páginas impresionan lo certero del juicio y la penetración psicológica de la muchacha. Anna sabe observar y observarse, descubrir sus propias actitudes y las motivaciones ajenas, y las transmite con una mezcla conmovedora de frescura y madurez.

ELLA Y LOS OTROS
Cuando comenzó a escribir, Anna era una chiquilla alegre, sociable, quizás algo frívola. Pero a medida que transcurre el tiempo y que el aislamiento la hace más reflexiva, va cobrando forma su personalidad adulta. Observa paso a paso sus propios cambios: los sentimientos que experimenta por su padre fluctuarán de una admiración infantil e incondicional hasta la tolerancia comprensiva y filial. En cambio, las diferencias de carácter la separan un tanto de su madre y las relaciones con Margot -la hermana- oscilan entre una franca indiferencia y una intimidad muy tierna.

La población de la trastienda la completaban un matrimonio, su hijo Peter -jovencito reservado y solitario- y un viejo dentista amigo de la familia. Anna no siente ninguna afinidad por ellos. La peculiar relación conyugal del matrimonio Van Daan la fastidia: no comprende sus disputas y peleas ni su modo de entrometerse en la vida privada de los Frank.


Anuncio Publicitario


No obstante, después del primer año de convivencia, la sorda hostilidad que sentía por Peter se fue transfigurando .en curiosidad, interés, solidaridad, hasta que finalmente el Diario refleja el más candoroso enamoramiento.

Una particularidad del Diario consiste en que Anna utiliza las anécdotas de la vida cotidiana para reflexionar sobre problemas trascendentales que indican la vastedad de sus inquietudes: la religión, la amistad, la educación.

LA GUERRA EXTERIOR
A menudo Anna interrumpe en su narración las pequeñas historias del refugio y su gente; así suele hacer cuando algún acontecimiento importante hace presumir que cambiará su suerte. Las especulaciones políticas, la expectativa tensa, la ansiedad de que la vida dependa de decisiones arbitrarias muy lejos de su alcance, le producen temor. Pero la fuerte personalidad de la joven no se permite ni un minuto de desaliento, porque a través de sus palabras está siempre presente la alegría de estar viva. En un momento en que pudo mirar afuera por una ventana abierta exclamó: “Mientras esto exista y yo pueda ser sensible a ello -este sol radiante, este cielo sin nubes-, no puedo estar triste”.

Anna se sintió siempre afortunada de poder vivir escondida en aquella trastienda mientras sus amigos y parientes que no habían podido escapar sufrían despiadados vejámenes que solo concluían con la muerte. “Sí, nosotros estamos bien (…) a resguardo y nos permitimos hablar de la posguerra (…) cuando deberíamos economizar cada céntimo para salvar a los afligidos.”

La historia de Anna Frank es hoy muy conocida. Tal vez porque la publicación de su Diario la reveló como a una notable escritora en potencia; porque es el testimonio de la historia de la humanidad.

En realidad, su vida fue la de tantas otras muchachas que vivieron y murieron en Europa entre 1930 y 1945 y su muerte pasó inadvertida hasta que se conoció su Diario. Se la recuerda, no solo por lo que fue sino por lo que pudo haber sido; no únicamente por ella sola sino portados los niños que murieron en esos años terribles.

Fuente Consultada:
Vida y Pasión de Grandes Mujeres – Las Reinas – Elsa Felder
Fascículos Ser Mujer Editorial Abril
Enciclopedia Protagonistas de la Historia Espasa Calpe
Wikipedia





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *