Terremoto en Kobe en Japon Tragedia en Japon Tsunami Consecuencias Desastre






Terremoto en Kobe en Japón Tragedia en Japón

En 1995, Gran Terremoto de Hanshin  (M = 6.9), comúnmente conocido como el terremoto de Kobe, hacia colapsar la autopista Hanshin. Fue uno de los terremotos que más estragos ha causado en Japón, con más de 5.500 muertos y 26000 heridos. Las pérdidas económicas se ha estimado en alrededor de 200 mil millones de dólares. La proximidad del epicentro, y la propagación de la ruptura directamente debajo de la región altamente poblada, ayudaron a explicar la gran pérdida de vidas y el alto nivel de destrucción.

Terremoto Kobe en Japon Trahedia en Japon Tsunami Consecuencias Desastre

ANTECEDENTES: El Japón está localizado en el extremo occidental del llamado “Círculo de Fuego del Pacífico”, y es, sin lugar a dudas, uno de los países de mayor actividad sísmica y volcánica del mundo. Kobe forma parte de la llamada región Hanshin junto con Osaka y el área entre ambas, formando un abanico que da frente a la Bahía de Osaka. Esta región es la segunda en concentración de actividad económica del Japón, y con sus más de 12 millones de habitantes es igualmente la segunda región más poblada, después de Kanto, la Región Metropolitana de Tokyo.

El epicentro del terremoto fue localizado en el extremo norte de la Isla Awaji. Ocurrieron réplicas a lo largo de una zona de 40 km. de extensión (dirección NNE-SSO) desde la parte norte de la Isla Awaji hasta el extremo occidental de Osaka.

Desde el terremoto de Keicho-Fushimi de 1596 (magnitud 7.5), la poca actividad sísmica hacía que la población considerara a Kobe como segura en cuanto a sismos, siendo la mayor preocupación, en cuanto a desastres naturales, los tifones. Se consideraba que el intervalo activo para las fallas de esa región era de cada 1,000 años, y pasaron cuatro siglos para que ocurra otro terremoto destructivo en el área.

La Ciudad de Kobe
Kobe, con su millón y medio de habitantes es la sexta en tamaño en el Japón. Sofisticada y con un centro urbano cosmopolita de gran actividad, era considerada como uno de los lugares más agradables donde vivir en el Japón.

Su nacimiento como puerto internacional data de la segunda mitad del siglo XIX, y tuvo un gran crecimiento después de 1923, cuando el terremoto que destruyó a Tokyo y el puerto de Yokohama hizo que muchas actividades portuarias se trasladaran allí, buscando un lugar más “seguro.”

Destruida durante la II Guerra Mundial, y tuvo que ser reconstruida en medio de la escasez de materiales de construcción y técnica pobre. Con la recuperación económica del Japón, Kobe se convierte en el sexto puerto más grande del mundo y con la de mayor infraestructura para manejo de contenedores de carga en el Japón.

Escala y el epicentro:
Este gran terremoto ocurrió a las 5:46 de la mañana del Martes, 17 de enero 1995. Este terremoto también se conoce por los nombres siguientes: Kobe, Hyogo Sur, Hyogo-ken Nanbu. El terremoto tuvo una magnitud local de 7.2. La duración fue de unos 20 segundos. El foco del terremoto fue de menos de 20 Km. por debajo de Awaji-shima, una isla en el Mar de Japón interior. Esta isla se encuentra cerca de la ciudad de Kobe, que es una ciudad portuaria.
El terremoto fue particularmente devastador porque había un foco superficial. El sismo tuvo un “mecanismo de desgarre”. La ruptura de la superficie resultante tenía un desplazamiento horizontal promedio de alrededor de 1,5 metros en la falla Nojima. Esta falla que corre a lo largo de la costa noroeste de la isla de Awaji.

Número de Víctimas: El terremoto causó 5.100 muertes, principalmente en Kobe.

El terremoto de Hanshin fue el peor terremoto en Japón desde el terremoto de 1923 en Tokio, que es también llamado el Gran Terremoto de Kanto. El gran terremoto de Kanto cobrado 140.000 vidas. Por otra parte, respecto a la región de Kobe se pensaba que era bastante seguro en términos de actividad sísmica.

Daños Estructurales: Las ciudades de Kobe y Osaka están conectados por una autopista elevada. El terremoto partió en varias porciones a esta carretera. La mayoría de las muertes y lesiones se produjeron cuando las casas viejas con estructura de madera y pesados techos de teja de barro se derrumbó. Tenga en cuenta que esas casas solo han sido diseñados para ser muy fuerte en la dirección vertical, ya que debe soportar su peso estático propio. Por otro lado, los edificios pueden ser muy sensibles al movimiento horizontal del suelo.

Además, muchas de las estructuras en Kobe construidas desde 1981 habían sido diseñado con los estrictos códigos sísmicos. La mayoría de estos edificios resistieron el terremoto. En particular, la nueva construccióndúctil-marco para edificios de gran altura soportaron en general adecuadamente.

Desafortunadamente, muchos de los edificios en Kobe había sido construido antes del desarrollo de estrictos códigos sísmicos. El colapso de los edificios fue seguido por  más de 300 incendios a pocos minutos del terremoto. Los incendios fueron causados por las líneas de gas rotas. La respuesta a los incendios se vio dificultada por el hecho de que el sistema de abastecimiento de agua y la interrupción del sistema de tránsito.

El profesor Katayama: El Profesor de sismología japonés Tsuneo Katayama escribió que él ” …tuvo la oportunidad de observar los daños causados en Loma Prieta en 1989 y los terremotos de Northridge de 1994.” Sin embargo, pensó que las estructuras japonesas no se vendrían abajo como las estructuras de EE.UU.”,… también escribió: “Mientras que nuestro país tenía una economía de burbujas, los japoneses se olvidaron de prestar la debida atención a la madre naturaleza.”

PARA SABER MAS…
El terremoto de Kobe

La región Hanshin, conformada por las ciudades de Kobe y Osaka, se encuentra localizada hacia el Sur de la isla de Honshu, Japón, sobre la Bahía de Osaka. Es el segundo polo económico del país después de Kanto, región metropolitana de Tokio. La dudad de Kobe, con 1.500.000 habitantes, es una próspera dudad industrial, cuyo puerto es el sexto más grande del mundo. El puerto tuvo un gran crecimiento después de 1923, cuando el terremoto que destruyó a Tokio y el puerto de Yokohama condujo a que muchas actividades portuarias se trasladaran allí, buscando un lugar “más seguro” Kobe era más “segura” porque el último sismo se había producido en 1596 y desde entonces casi no se había registrado actividad sísmica.

Sin embargo, el 17 de enero de 1995, ocurrió un terremoto de magnitud 7,2 en la escala de Richter, que fue devastador para la ciudad-puerto de Kobe. El epicentro se localizó en el extremo norte de la Isla Awaji, a una profundidad de 20 km. El mayor daño se produjo sobre una franja localizada sobre una falla que se deslizó simultáneamente con la de la Isla de Awaji; la destrucción fue tal que se le asignó por primera vez la máxima intensidad de 7 en la escala japonesa (que equivale a una in tensidad de XI-XII en la escala de Mercalli). Las pérdidas económicas ascendieron a unos 100.000 millones de dólares, unas 5.500 personas perdieron la vida, 34.000 resultaron heridas y 230.000 habitantes se quedaron sin hogar.


Anuncio Publicitario


Los expertos japoneses que, desde el gran terremoto de Kyoto de 1923 fueron perfeccionando los reglamentos y métodos de construcción antisísmica (hubo una revisión de las normas en 1971 y otra en 1981) confiaban en que los daños ocurridos en otras partes del mundo no sucederían en el Japón. Sin embargo, la realidad demostró otra cosa: alrededor de 400.000 edificios y viviendas resultaron dañados. Las edificaciones con daños más severos fueron las construidas con los reglamentos anteriores a 1970, mientras que las construidas según el reglamento de 1981, fueron más resistentes.

Debido a la acción de las vibraciones sísmicas, los suelos arenosos de la región perdieron su capacidad de soportar cargas. Esta fue una de las mayores causas de destrucción de estructuras e instalaciones en las áreas costeras de la Bahía de Osaka, especialmente en las áreas ganadas al mar e islas artificiales como Port Island y Rokko.

Se calcula que la suma invertida en la reconstrucción de Kobe asciende a unos 120 mil millones de dólares.

Fuente de información: Sato y Kumagai (1996),
“Kobe: ¿un desastre no anunciado?”
En: Desastres y Sociedad N° 6;”Kobe resurge
de sus cenizas” en Ciudades en peligro.





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *