The Pink Floyd Historia de los Mejores Grupos de Rock Internacional



The Pink Floyd – Historia de los Mejores Grupos de Rock

Pink Floyd: El lado oscuro de la creación:

Si bien es muy cierto que la mayoría de las bandas no sobreviven sin su líder y cantante, también es cierto que en el caso de Pink Floyd se encarna la excepción que hace a la regla, ya que en su historia no sólo la agrupación logró sobrevivir a uno de sus cantantes, sino a dos.

La historia de Pink Floyd comienza en el año 1965 en la escuela Cambridge High School de Inglaterra, donde en su pasillos surgió una gran amistad entre tres jóvenes estudiantes, llamados Syd Barrett, Roger Waters y David Gilmour, que decidieron formar una banda. Pero lo cierto es que luego de la graduación, cada uno de ellos tomó caminos diferentes.

The Pink Floyd Historia

Waters asistió a una escuela de arquitectura en Londres, donde conoció a Nick Mason y Rick Wright, y junto a ellos formó un grupo de Rock & Blues llamado Sigma 6. Pero aquello no duraría demasiado.

Luego de varias idas y vueltas, finalmente la formación quedaría definida con Syd Barrett en la voz y la guitarra, Roger Waters en el bajo, Rick Wright en el teclado, y Nick Mason en la batería, y el nombre definitivo de la agrupación sería Pink Floyd, en honor a los músicos de blues Pinkney “Pink” Anderson y Floyd Council.

Una vez en el camino, la banda grabó su primera canción a principios del año 1966, titulada “Lucy Leave”, compuesta por Barrett, y que básicamente consistía en una interesante combinación de R&B con toques de pop. Pero en aquella oportunidad, este primer tema no sirvió para despertar el interés en la banda. Por aquellos días, Pink Floyd se dedicaba a brindar breves conciertos en el metro de Londres, pero pronto llegaría el éxito absoluto para la banda.

Fue en 1967 que lograron firmar un contrato discográfico con la compañía EMI Records, y lanzaron su primer single “Arnold Layne”, alcanzo cierto éxito en Inglaterra. Su siguiente single “See Emily Play” fue un rotundo éxito, y dio lugar a la edición del primer álbum de la banda, titulado “The Piper At The Gates Of Dawn”, que fue considerado como uno de los más destacados discos psicodélicos de la historia, desde que los Beatles sacaron su Sargento Pepper.

El éxito de este primer álbum les permitió comenzar con las giras, entre las cuales por ejemplo compartieron el escenario con el gran Jimi Hendrix. Fue precisamente durante el tour por los Estados Unidos que comenzaron a surgir los problemas internos en la banda, sobre todo provocados por la profunda adicción de Barret al LSD.

Debido a ello, decidieron contratar a Gilmour para que se hiciese cargo de la primera guitarra de la banda en las actuaciones en vivo. Mientras tanto, Barret continuaba siendo parte del grupo, pero sólo para las grabaciones en estudio.



Con el correr de los meses, la inestabilidad mental de Barret fue agravándose cada vez más, influyendo negativamente en la banda, y finalmente el músico decidió renunciar. Si bien Barret grabó luego dos discos como solista, lo cierto es que sus problemas con las drogas y sus patologías psiquiátricas hicieron que poco después abandonara por completo la escena pública.

Con la nueva formación, Pink Floyd editó “Saucerful Of Secrets”, tratando de seguir adelante sin Barret, y fue Waters quien comenzó a hacerse cargo de la mayor parte de las composiciones, al tiempo que se convirtió en el vocalista líder del grupo.

Algunos discos, infinidad de conciertos y cada vez más cantidad de seguidores en el mundo, hasta que en 1973 lanzaron su indiscutible obra maestra: “Dark Side Of The Moon”. Rápidamente se convirtió en uno de los álbumes más vendidos de la historia de la música, permaneciendo en los chats de Billboard por más de una década.

En 1975 la banda irrumpió nuevamente con otra obra maestra: “Wish You Were Here”, álbum dedicado al fundador de Pink Floyd, Syd Barrett, principalmente la canción “Shine On You Crazy Diamond”. El éxito del grupo continúo con la publicación de “Animals” en 1977, pero al mismo tiempo comenzaron una serie de problemas internos en la agrupación, que dio lugar a los rumores constantes de separación.

En medio de los conflictos, Pink Floyd lanzó un álbum doble que haría historia, publicado en 1979 bajo el título “The Wall”, que dio lugar a la producción cinematográfica que lleva el mismo nombre, dirigida por  Alan Parker.

Pero lo cierto es que a pesar del éxito internacional las relaciones dentro de la banda eran cada vez peor, sobre todo entre Waters y Wright. El conflicto entre los músicos llevó al despido de Wright. Pero aquello no solución las cosas, ya que la contienda continuó entre Waters por un lado, y Gilmour y Mason por otro.

No obstante, la banda siguió su camino, y en 1983 lanzaron “The Final Cut”, que en realidad se trató más de un proyecto creado por Waters, por lo que no tuvo demasiada participación de Gilmour y Mason. Lo cierto es que el álbum fue una gran decepción para los seguidores del grupo, por lo que poco después de su lanzamiento Pink Floyd se separó.

Luego vendrían años de conflictos legales por el uso del nombre de la agrupación, estando por una parte Waters y del otro lado del banquillo sus ex compañeros Gilmour, Mason y Wright que intentaban reflotar Pink Floyd sin Waters.

Superados los pleitos legales, el nuevo Pink Floyd lanzó “A Momentary Lapse Of Reason” y un año más tarde el disco en vivo “Delicate Sound Of Thunder”, que fue un verdadero éxito. El último álbum de estudio fue lanzado en 1994, bajo el título de “The Division Bell”, y luego de eso la banda se disolvió definitivamente.

Ver Tambien: Rock Internacional The Doors



juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------