Breve Historia del Ladrillo Tecnica y Sus Primeros Usos



Historia del Ladrillo -Técnicas y Sus Primeros Usos

Hace doce mil años, los hombres del paleolítico todavía eran cazadores nómadas, pero de vez en cuando construían toscos refugios con madera y piedras.

Los suelos y las paredes, y algunas veces los lugares donde se encendía el fuego, estaban cubiertos con arcilla arenosa, bruñida para que quedara lisa.

Durante el neolítico, cuando los hombres de Oriente Medio ya habían comenzado a convertirse en granjeros, que habita ban de modo fijo un lugar, se necesitaron estructuras mucho más permanentes.

Los constructores, que en muchas partes del Oriente Medio no disponían de piedras ni madera, tuvieron que considerar la posibilidad de emplear otros materiales existentes.

En los valles fluviales había gran abundancia de lodo, el cual se empleó para hacer los primeros ladrillos.

ladrillos historia
Fabricantes de ladrillos en Egipto, grupo encontrado en Beni Hassan. El hombre del centro maneja la herramienta de la que se sirve para excavar la arcilla. Después de mezclarla con agua, la arcilla húmeda se colocaba en moldes.

En algunos lugares, como las altiplanicies de Persia y Palestina, los primeros ladrillos se hacían simplemente a mano, dándoles una forma ovalada.

Pero en otros, por ejemplo en Jericó, los ladrillos estaban provistos de una serie de rebajes en la superficie superior para que fraguase en ellos el mortero arcilloso empleado como adhesivo para construir.

Estos ladrillos no se ponían al fuego, sino que, simplemente, se dejaban secar al sol hasta que se endurecían.

En Catal Hüyük, en el centro de Turquía, una de las poblaciones primitivas del neolítico, conocida desde hace tiempo, se daba forma a los ladrillos por un procedimiento bastante diferente.

escultura de ladrillos
La escultura hecha a base de ladrillos, arriba izquierda, puede fecharse a partir del J 590 a. de C, en Babilonia. Por regla general, los ladrillos se fabricaban con moldes de madera o piedra y se les aplicaba un vidrio coloreado. Las figuras que aquí aparecen son arqueros persas, procedentes de un friso de hacia el año 500 a. de C. que describe la guardia real de los reyes persas en el palacio de Darío.

El barro húmedo era apisonado dentro de una estructura de madera, que luego se levantaba y quedaba conformado un ladrillo rectangular, el cual se dejaba secar al sol.



Con el tiempo, esta técnica la adoptaría todo el Oriente Medio; así, una pintura de una tumba egipcia del 2000 a. de C. describe todo el proceso, desde la mezcla de arcilla hasta el almacenamiento de los ladrillos secos.

Por lo general, para fabricar los ladrillos se elegía barro arenoso, lo que reducía el riesgo de que aquéllos se agrietaran al secarse.

De esta forma, en algunos lugares la arcilla había que mezclarla con arena o paja para conseguir un ladrillo válido; esto explica el lamento, de los israelitas en el antiguo Egipto de que no podían fabricar ladrillos sin paja, pues los materiales de que disponían allí no permitían otra alternativa.

Los ladrillos secados al sol proporcionaban un material de construcción barato y fácilmente asequible; con ellos se construyeron ciudades enteras, incluso las murallas de defensa.

Sin embargo, tenían una desventaja importante: se desintegraban con las lluvias, lo que exigía reparar constantemente los edificios.

Por esta razón, los templos solían construirse con piedras, a pesar del elevado coste del transporte del material.

Hacia el 2500 a. de C. se halló en Mesopotamia una solución nueva, cuando los constructores empezaron a quemar los ladrillos.

Sin embargo, el combustible escaseaba, por lo que estos ladrillos endurecidos solamente se empleaban para esquinas, ángulos, jambas y arcos, o bien para reforzar una fachada hecha con simples adobes.

La idea de poner los ladrillos al fuego para que se hicieran más resistentes y duraderos fue una consecuencia lógica, puesto que miles de años antes los hombres ya conocían la cerámica y su proceso.

ladrillos a mano
Se coloca la masa de barro en unos moldes de madera. Una vez se separa el molde de madera de la arcilla húmeda, ésta se deja secar hasta que adquiere la dureza del cuero, antes de llevarla al horno.
ladrillos secados al sol
Esta clase de ladrillos que están secándose al sol, hechos de barro y paja, fueron los más primitivos materiales domésticos de construcción y todavía los emplean en la actualidad pueblos de Nigeria y del desierto del Sahara cuyo grado de desarrollo se encuentra a la altura de los pueblos primitivos. La paja impide que el barro se fragmente al secarse

Los ladrillos se amontonaban sobre el suelo, se construía como una especie de horno (un montón de carbón) sobre ellos y se encendía, procedimiento éste que también se había utilizado anteriormente para la cerámica.



El rendimiento máximo en cuanto a fabricación de ladrillos en el Medio Oriente lo alcanzaron indudablemente Asiría y Babilonia hacia el 500 a. de C.

Los ladrillos de las fachadas no sólo se hornearon, sino que se les dotó de una superficie vidriada coloreada, vidriado que se hacía con el mismo material empleado para la fabricación del vidrio, tanto en Egipto como en Mesopotamia, desde el 2000 a. de C.

Algunas veces se modelaron en bajorrelieve figuras de animales y guerreros.

Ver: Fabricacion de Ladrillos Comunes

Ampliar Sobre El Ladrillo

Fuente Consultada: Historia de los Inventos Editorial SALVAT -El Ladrillo-

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------