Historia del Combate de Potrerillos Organización y Desarrollo



EL COMBATE DE POTRERILLOS EN MENDOZA: LUGAR HISTÓRICO

En Potrerillos, lugar situado a sesenta kilómetros de la ciudad de Mendoza, se libró el 25 de enero de 1817, el primer encuentro entre una avanzada del Ejército de los Andes y una patrulla realista.

El general José de San Martín había dispuesto que la parte principal de las tropas cruzase la cordillera por las rutas de Los Patos y Uspallata. Por este último paso debía avanzar la columna dirigida por el coronel Juan Gregorio de Las Heras, quien llevaba como segundo jefe de  la expedición al sargento  mayor Enrique  Martínez.

Esta división se hallaba compuesta por ochocientos hombres, correspondientes al batallón número 11; treinta granaderos a caballo; dos piezas de montaña con treinta artilleros de igual número de mineros zapadores, provistos de picos y barretas, y un escuadrón  de  milicias de San Luis, destinadas al arreo y cuidado del ganado.

Por ser la ruta de Uspallata más accesible que la de Los Patos, San Martín dispuso, además, que la artillería pesada, el parque y la maestranza, a las órdenes de fray Luis Beltrán, marchasen a la retaguardia de las tropas.

La división de Las Heras partió del campamento de El Plumerillo el 18 de enero de 1817 y, de acuerdo con el plan trazado previamente por el Gran Capitán, avanzó por la quebrada de Cañota directamente hacia el Oeste, alcanzando el valle de Uspallata el día 20. Allí levantó un campamento temporario en el que permaneció seis días, para dar tiempo a que el grueso de las tropas, que debían recorrer un camino más largo, pudiese realizar su marcha.

combate de potrerillos

Imagen de la zona donde ocurrió el combate

Mientras tanto, el jefe realista Miguel María de Atero, enviado por el mariscal Francisco Marcó del Pont, había dispuesto que un destacamento de doscientos cincuenta hombres al mando del mayor Miguel Marqueli practicase un reconocimiento para informarse de la situación de las tropas patriotas. Marqueli con cincuenta hombres avanzó hasta Picheuta y en la madrugada del 24 de enero sorprendió a la guarnición del fortín, compuesta por un cabo y trece soldados. Siete hombres lograron escapar y el resto fue tomado prisionero por los realistas, quienes se replegaron hasta  Potrerillos.

Al tener noticias de lo sucedido en Picheuta, Las Heras dispuso que una columna, formada por ochenta y tres hombres del batallón número 11 y los treinta granaderos a caballo, al mando del sargento mayor Martínez, saliese en persecución de los españoles.

Al amanecer del 25 de enero atacó al enemigo, que se hallaba situado en Potrerilios, en  la margen derecha del río de  las Vacas.



Los patriotas echaron pie a tierra y al instante se generalizó un combate que duró dos horas y media. Al cabo de ese tiempo, Martínez comprendió que la posición de los realistas era muy difícil de tomar y por ello ordenó la retirada, llegando hasta el Paramillo de las Vacas, donde se detuvo a la espera de los acontecimientos.

Marqueli, a su vez, emprendió el regreso apresuradamente. Ante tan inesperada actitud, Martínez dispuso que varias patrullas lo persiguiesen. Por ellas pudo luego saber que el enemigo había franqueado los pasos de las cumbres, alejándose del lugar.

El jefe argentino resolvió entonces regresar al campamento de Uspallata, dejando una avanzada de observación en Potrerilios y otra en Picheuta.

Fue declarado Lugar Histórico por Decreto N° 5.043 del 25 de agosto de  1952.

Fuente Consultada:
Los Monumentos y Lugares Históricos de Argentina Carlos Vigil -Edit. Atlántida-
(Atención: Puede que el nombre de algunas calles de la Capital Federal hayan sido modificados)

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------