Historia de la Casa de Liniers Ubicación Monumento Histórico



MONUMENTO HISTÓRICO NACIONAL: CASA DE LINIERS

Esta casa, que fue residencia del héroe de la Reconquista de Buenos Aires don Santiago Liniers y Bremond, penúltimo virrey del Río de la Plata, desde 1805 hasta fines de agosto de 1809, se encuentra en la calle Venezuela 469, entre las de Defensa y Bolívar, en el barrio que antiguamente se conocí-a por Bajada de los Dominicos, por hallarse en sus proximidades el convento de Santo Domingo.

La construcción de este típico caserón del Buenos Aires colonial data de 1788 y era uno de los inmuebles pertenecientes a los suegros de Liniers, don Martín Simón de Sarratea y doña Tomasa de Altolaguirre. Está levantada sobre un terreno de forma irregular que tiene veinte metros treinta y nueve centímetros de frente, por unos cuarenta y cuatro de fondo, en la parte más larga y angosta.

casa de Liniers

En esta casa vivió con sus hijos el ilustre y pundonoroso marino, ya viudo de doña Martina de Sarratea.

Su arquitectura típicamente colonial, con anchas paredes, techos de tejas, la pesada y maciza puerta de entrada, sus clásicas ventanas enrejadas, las amplias habitaciones y sus espaciosos patios guardan el estilo de la época. Tras la entrada se encuentra un amplio zaguán de piedras desiguales y pulidas por el uso de los años, a cuya derecha se abre la puerta que da acceso a la habitación utilizada para dar albergue a un cuerpo de guardia durante el virreinato de Liniers.

A su izquierda se conserva, tal como era, la sala principal, donde, según la tradición familiar, al día siguiente de cumplida la Reconquista tuvo lugar la entrevista privada que Liniers le concedió al general Guillermo Carr Beresford, solicitada por éste por intermedio del ministro Casamayor, en cuya casa se alojó el general inglés. En presencia de aquél y del teniente Bernardo Artayeta, ayudante y amigo personal del dueño de casa, se trataron los términos de la tan discutida capitulación concedida por Liniers caballeresca y generosamente al general vencido.

Según antecedentes facilitados muy gentilmente por sus actuales propietarios, el primer dueño de esta casa fue don Martín Simón de Sarratea, suegro de Liniers, por haberse casado éste en segundas nupcias con doña Martina, hija de aquél. Años más tarde, al ocurrir la muerte de Sarratea, en su testamentaría le fue adjudicada la propiedad a otra hija suya, doña Juana, casada con el coronel ingeniero Ángel Monasterio, padres de Martina Monasterio y Sarratea, casada con el coronel Nicasio de Biedma, heredera a su vez de la propiedad.

A la muerte de ésta pasó a su hija doña Tomasa Biedma y Monasterio, que se casó con don Ángel de Estrada (hermano mayor de José Manuel y Santiago de Estrada), bisnietos del virrey Liniers. Ángel de Estrada y su esposa doña Tomasa Biedma eran descendientes en línea directa de los Sarratea. Ocurrido el fallecimiento de doña Tomasa Biedma y Monasterio y de su marido, heredan la casa sus hijos Ángel y Tomás Eduardo, pero como Ángel murió soltero en 1924 quedó como único propietario de la misma don Tomás E. de Estrada. A su fallecimiento pasó en condominio indiviso entre su viuda doña Silvina Lynch de Estrada y su hijos Tomás, Silvina, Cantina y Marcos. En el año 1939, al transformar la empresa editorial fundada por sus mayores en Sociedad Anónima, integraron entre los bienes de capital esta propiedad.

Es interesante hacer resaltar que la casa es de la familia de Estrada no como descendientes de don Santiago Liniers y también de los Sarratea por doña Martina, sino por la rama de los descendientes de don Ángel de Estrada, al casarse éste con doña Tomasa Biedma y Monasterio, que también desciende en línea directa de Martín Simón de Sarratea.



Al crear don Ángel de Estrada en 1869 la «Fundación Nacional de Tipos», primer establecimiento en su género en la Argentina, origen de la casi secular empresa editorial que lleva su nombre, destinó en 1874 los fondos de la histórica casa a dependencias de  la  Empresa,  demoliendo  los  interiores que estaban  semiderruidos y  haciendo las refacciones necesarias para poder instalar oficinas, depósitos y en parte talleres gráficos, pero respetando el frente del edificio en todos sus detalles, siendo desde aquel entonces la Editorial Estrada la conservadora del edificio. También estuvo instalada allí por algún tiempo la oficina de la fábrica de papel fundada por don Ángel de Estrada en 1884, en el partido de Zarate, en compañía de Ernesto Maupas y Mariano Escala, y que fue, puede decirse, la primera establecida en la Argentina, pues la pequeña planta instalada por Juan Alcántara en 1877 en la calle México N9 9 tuvo una vida efímera.

La Comisión Nacional de Homenaje el 12 de agosto de 1935 hizo colocar en el frente de la casa una placa que dice así: «A Don Santiago de Liniers. Jefe de la Gloriosa Reconquista y Heroica Defensa de Buenos Aires. 12 de Agosto de 1806 – 5 de Julio de 1807».
Fue declarada Monumento Histórico por Decreto N° 120.412 del 21 de mayo de 1942.

Fuente Consultada:
Los Monumentos y Lugares Históricos de Argentina Carlos Vigil -Edit. Atlántida-
(Atención: Puede que el nombre de algunas calles de la Capital Federal hayan sido modificados)

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------