Historia de la Casa del Acuerdo de San Nicolás Monumento Histórico



CASA DEL ACUERDO DE SAN NICOLÁS

En San Nicolás de Barí y de los Arroyos, que así se llama la ciudad, en la calle Nación, se encuentra esta histórica casa, que fue asiento de los gobernadores en el Acuerdo de 1852.

En 1831, fecha de su construcción, pertenecía a don Mariano Ruiz, rico propietario de aquella zona. Años después la adquirió don Pedro de Alurralde, juez de paz de dicha ciudad.

Es una casa de un solo piso, y según un plano de la manzana en que se halla ubicada, hecho en el año 1854 por el señor Malaver con datos del agrimensor Shuster, se demuestra que había una parte edificada de trece metros más ocho de terreno que se prolongaba hacia atrás y estaba cercada por una pared.

casa del acuerdo de san nicolas

Tenía una sala grande sobre el lado izquierdo y una piecita a la derecha, ambas con entrada por el zaguán y que daban a un patio. Está construida de barro, con techos de azotea y pisos de baldosas. Su frente, muy sencillo, no responde a ningún estilo, aunque puede comprenderse dentro del tipo común de edificación del siglo XVIII. En el patio o fondo existía un pozo de forma circular con brocal de ladrillo en lugar del tradicional aljibe.

Posteriormente al año 1852 se le agregaron las habitaciones del ala derecha que recuadran el patio en la actualidad. Pasados muchos años, en 1935, fue restaurada por el arquitecto Jorge A. Chute.

Así era y así es en la época actual esta histórica casa, que con verdadero orgullo guarda en su seno la ciudad de San Nicolás. El pueblo fue fundado el 14 de abril de 1748 por don José Rafael Aguiar, en las cercanías del Arroyo del Medio, sobre las márgenes del río Paraná, en terrenos de su esposa, doña N. de Ligarte. Erigido en parroquia en el mismo año, se elevó a partido en 1778, y el 23 de noviembre de 1819 el Congreso lo declaró ciudad en mérito a sus servicios contra la anarquía. Su nombre se debe a la devoción de su fundador por el santo epónimo.

Este pueblo, que tantos sacrificios había hecho para mantener el orden en la época de Rosas, fue elegido por el general Urquiza después de la batalla de Caseros para instalar la sede de los gobernadores de las provincias.

Por aquel entonces era juez de paz del partido don Pedro de Alurralde, y, como primera autoridad de la ciudad y gran amigo de Urquiza, cedió su casa para celebrar las reuniones. Ellas se realizaron en la sala de la histórica finca, donde se firmó el 31 de mayo de 1852 el pacto que dio las bases a la organización nacional y que hoy forma parte de nuestra historia con el  nombre de Acuerd.o de San  Nicolás.



En esos tiempos las calles de la ciudad carecían de nombre, y hasta 1854 no se comenzó su nomenclatura y numeración, llamándose aquella donde está situada la Casa del Acuerdo, calle de La Paz. En 1861, cuando el general Mitre la cruzó con su ejército después de la batalla de Pavón, se dice que la designó con el nombre de calle Nación, que es el que conserva actualmente. Esta tradición local ha sido recogida en un bronce colocado por la Asociación de Residentes Nicoleños de Buenos Aires en el cruce de esta calle con el Bulevar Saavedra.

Luego de discutidas iniciativas y de diversos proyectos presentados en el transcurso de los años para que se declarara de utilidad pública la vieja finca, fue al fin expropiada en 1919 y destinada a Biblioteca y Museo del Acuerdo. El día en que éste se inauguró el gobierno de la Nación hizo colocar en su frente una placa que dice: «Aquí nació la organización  de  la Constitución Argentina de la  República».

Al tratarse en la Cámara de Diputados de la Nación la expropiación de la casa, el diputado doctor Adrián Escobar, al informar en nombre de la comisión de legislación el despacho favorable del proyecto, dijo en la sesión del 10 de septiembre de 1919: «Los monumentos nacionales son los que señalan los derroteros a nuestra nacionalidad, orientan  las  nuevas generaciones y hacen  que  perduren  en   la  mentalidad  del   pueblo los grandes acontecimientos de nuestra historia.

La casa en que se discutió la Constitución Nacional, el año 53, ha sido demolida, y sólo queda, como recuerdo de aquellas discusiones memorables, la casa donde se celebró el Acuerdo de San Nicolás, en que los hombres bien inspirados formularon las bases de la Constitución que nos rige. Serenados ya los espíritus después de las ardorosas pasiones, después de los entreveros del caudillaje, y abatida la tiranía, la historia hace justicia a los hombres que proyectaron la organización constitucional de la República, y el Congreso debe rendir homenaje a un acto tan trascendental de la historia política de la Nación».

Fue allí donde los representantes de once provincias, presididos por Urquiza, resolvieron la adopción del federalismo y la inmediata convocatoria de una asamblea que sancionara la Constitución, dictada luego en Santa Fe.

Esta casa fue declarada de «utilidad pública» por Ley N° 10.778 del 25 de septiembre de 1919 y Monumento Histórico el 7 de junio de  1957 por Decreto  N° 6.080.

Fuente Consultada:
Los Monumentos y Lugares Históricos de Argentina Carlos Vigil -Edit. Atlántida-
(Atención: Puede que el nombre de algunas calles de la Capital Federal hayan sido modificados)

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------