Intoxicaciones Agudas Alimenticias Por Medicamentos Por Hongos



Intoxicaciones Agudas Alimenticias

INTOXICACIONES AGUDAS: LAS INTOXICACIONES agudas, cualquiera que sea su origen, voluntario, accidental o criminal, van en aumento continuo. El primer reflejo, en caso de presunta intoxicación, debe ser llamar al centro toxicológico más próximo ya un médico.

Intoxicaciones alimentarias.  Las principales son:
— el botulismo: causado por la ingestión de conservas artesanas (carnes, verduras) o de productos de charcutería mal preparados o muy poco salados. Se debe a la liberación de una toxina producida por la bacteriaClostridiusn botulinum. La intoxicación se manifiesta entre l2y36 horas después de la ingestión del alimento (a veces más tarde), con la aparición de parálisis, garganta seca y problemas de deglución, trastornos de la visión característicos, estreñimiento, etc. A veces es mortal. La prevención se basa en la correcta esterilización de las conservas, el rechazo de las latas abombadas (producción de gas) y el salado suficiente de los alimentos que se quiere conservar.

— las infecciones por estafilococos: son causadas por la ingestión de productos lácteos, pasteles, helados o charcutería. La incubación es muy corta (2 a 4 h). El comienzo de la intoxicación es súbito, con dolores abdominales, diarrea, vómitos, sin fiebre. La curación sobreviene espontáneamente, en unas horas. El tratamiento consiste principalmente en luchar contra la deshidratación. La prevención se basa en el aislamiento de los individuos portadores de gérmenes (uñeros, forúnculos, etc.) y en la limpieza de los locales y utensilios de cocina.

— las salmonelosis; son debidas a bacterias que proliferan en las carnes picadas, menudillos, chacina, cremas, pasteles, huevos, mariscos y aguas contaminadas. El tifus es una salmonelosis. Después de la ingestión, la incubación es larga (de 12 a 24 horas); aparecen diarreas, vómitos y dolores abdominales, con fiebre de 39-40 0C. Pueden darse formas septicémicas graves. La prevención se basa en la detección de los portadores de gérmenes (especialmente los cocineros que trabajan para una colectividad) y la cocción de las carnes y mariscos.

— las intoxicaciones histamínicas se deben a la ingestión de pescados mal preparados (atún fresco o en conserva, camarones, mariscos). La incubación es corta (media hora), y las manifestaciones, parecidas a las de la alergia: hinchazón y enrojecimiento de la cara, urticaria, prurito. La evolución es espontáneamente favorable en unas horas. La prevención reside en la higiene del pescado.

intoxicaciones

Intoxicaciones medicamentosas. Se encuentran en muchas tentativas de suicidio y en los niños, debido a que la presentación de los medicamentos es generalmente atractiva. Las intoxicaciones medicamentosas crónicas aparecen, sobre todo, en personas depresivas o insomnes y son provocadas por los tranquilizantes y somníferos.

Constituyen, a veces, verdaderas toxicomanías, favorecidas por la automedicación (consumo de medicamentos no prescritos por el médico), que en Europa representa el 40 % de los gastos farmacéuticos.

— los barbitúricos son hipnóticos, es decir que provocan el sueño por acción directa sobre el cerebro. Las intoxicaciones agudas pueden ser mortales y manifestarse por un coma. Necesitan hospitalización. Su gravedad, a veces, se ve aumentada por la asociación con otros medicamentos (tranquilizantes, alcohol, aspirina). La intoxicación crónica produce problemas síquicos y digestivos (estreñimiento, por ejemplo).

— los tranquilizantes ejercen las más de las veces una acción antiansiosa y relajante; se utilizan en el tratamiento de depresiones, de nerviosismos, y hay mucha gente que abusa de ellos. Aumentan el poder de acción de los barbitúricos y del alcohol. Suelen utilizarse solos o asociados a otras sustancias en las tentativas de suicidio.

Los medicamentos contra el dolor (analgésicos): aspirina y paracetamol pueden también causar intoxicaciones. Las intoxicaciones agudas por aspirina son responsables de graves perturbaciones en el equilibrio ácido-básico (la aspirina es un ácido) y producen problemas respiratorios, hemorragias, deshidratación, la utilización continua y prolongada de paraetamol puede producir, sobre todo en las personas mayores, insuficiencias renales irreversibles.

Intoxicaciones por monóxido de carbono. Son frecuentes en el niño (juego con los mandos de la cocina de gas), en las tentativas de suicidio y en sitios mal aireados donde se produce una combustión (garajes, bodegas, incendios)

La intoxicación aguda se manifiesta por dolor de cabeza, dolores abdominales, vértigos, confusión, somnolencia y coma. Generalmente, el sujeto quiere levantarse para abrir una ventana, pero cae al suelo. Socorrer a la víctima puede ser peligroso para el salvador, y puede producirse una explosión por una minima cuspa.

Lo primero que se debe hacer es llamar a los bomberos; hay que cortar la corriente y el teléfono, y después abrir la ventana y sacar al afectado al exterior, reteniendo su respiración. Se puede practicar a continuación la respiración boca a boca.

Intoxicaciones por hongos. En general, los envenenamientos que tienen una incubación corta son menos peligrosos que los de incubación larga (sobre todo la amanita faloide), en los que la expulsión del tóxico se realiza de forma lenta.  Las manifestaciones tóxicas producidas por los hongos o setas se dividen en grandes familias de síntomas o síndromes:

Síndrome disentérico. Es debido a la ingestión de setas comestibles, pero mal cocinadas (mízcalo, Russula,Boletus, etc.). Se manifiesta por diarreas profusas, náuseas, vómitos e hipertensión arterial. Se resuelve en unos días.

Síndrome atropínico. Es debido a la falsa oronja (Amanita muscaria), ya la Amanita pantheriea, y se caracteriza por la aparición, entre 1 y3 horas después de comerlas, de dolores abdominales, hipertensión arterial, fotofobia, garganta seca y alucinaciones. Es posible el coma.

Síndrome muscarínico. Otro síndrome de incubación corta es provocado por hongos de los géneros Inocybe yClitocybe. Provoca hipersecreciones digestivas (diarrea, vómitos, hipersalivación) y sudores, junto con molestias por bajad a de la tensión arterial.

Síndrome faloide. Es debido a las amanitas faloide, verna y virosa. De incubación larga (6 a 40 horas), es muy grave. Produce destrucciones hepáticas a veces irreversibles. Las manifestaciones evolucionan en dos tiempos: comienzo súbito con diarreas, vómitos, riesgo de deshidratación y de shock, mejora durante 2-3 días y después manifestaciones hepáticas con ictericia, hemorragias difusas, anemia aguda y coma, que puede producir la muerte. El riesgo es proporcional a la edad del consumidor y a la cantidad ingerida. Existen creencias populares para determinar la toxicidad de las setas, como que las setas tóxicas cambian de color, o que as setas blancas son todas comestibles. Nada más erróneo que guiarse por ellas en el momento de consumirlas Si no se conocen las especies, sólo hay una receta: abstenerse de comerlas.

Los principales riesgos son, por orden de importancia: los medicamentos (barbitúricos, tranquilizantes, aspirina), los productos domésticos (lejía, amoníaco, sosa, detergentes), monóxido de carbono, alcohol etc. La presentación atractiva del producto es el principal inductor al consumo, y el lugar de más alto riesgo es la cocina.
Los primeros síntomas son trastornos digestivos, seguidos de alteraciones nerviosas. La prevención es importante, ya que las secuelas son a veces muy graves. Se recomienda poner los productos de limpieza en lugares inaccesibles, escoger los productos con sistema de apertura difícil, informar a los niños sobre los peligros potenciales en el hogar, etc.

Fuente:
Enciclopedia Larousse Ilustrada Tomo 3
Wikipedia-La Enciclopedia de la Vida Editorial Kapelusz
Guías La Vanguardia El Niño Cuadernillo 6 Cristine Bruell

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------