El Congreso de 1824 -Ley Fundamental Objetivos y Desarrollo



Congreso de 1824 – Ley Fundamental – Objetivos y Desarrollo

anarquia en argentinaintroducción: -Afirmación del espíritu democrático- Al cabo de veinte años de vida independiente el país no había logrado su organización y estabilidad. Las provincias rechazan todos los intentos unitarios, no aceptan la pérdida de su autonomía, ni están dispuestas a admitir la hegemonía de Buenos Aires.

El sentido de libertad inculcado por España y el celo por las autonomías locales se mantienen vivos. Las provincias no se han organizado como nación, pero el espíritu y sentimiento nacional están presentes en ellas.

Las luchas entre provincias, a esta altura de nuestra historia ya han costado más víctimas que la guerra de la independencia. Unitarios y federales merecen nuestro respeto. Todos eran hombres con pasiones y con intereses, pero supieron ofrecer a la patria lo mejor de sí mismos y defender con heroísmo sus ideas.

Los unitarios, gran parte de ellos deslumhrados por ideas importadas de otros países, no supieron captar la realidad y pretendieron implantar en el país un sistema que no estaba de acuerdo con su sentir, ni con sus tradiciones. El pueblo de la Nación estaba dispuesto a hacer valer su voluntad, a no renunciar a su poder soberano. Es esta su afirmación de espíritu democrático.

LA HISTORIA: El intento unitario de organizar el país bajo un régimen centralista ocupó los años que siguieron a la próspera administración de Martín Rodríguez. Un conflicto exterior, la guerra con el Brasil, resultado de la expansión imperialista de aquel Estado, creó una nueva situación sin contribuir a afianzar la unidad nacional quebrada por el enfrentamiento de unitarios y federales. En tal medio se desarrolló la presidencia de Rivadavia, plena de proyectos progresistas, no siempre ajustados a su tiempo.

El fracaso del Congreso de Córdoba demostró la importancia y la fuerza de Buenos Aires. La organización nacional debía partir de ella y algunas provincias así lo entendieron. Además la amenaza del avance portugués aceleró la reunión del proyectado congreso de representantes de las Provincias Unidas, pues era necesario un gobierno que pudiera hacer frente al conflicto.

En los dos últimos años la situación del país había cambiado. Artigas. Ramírez y Carrera habían desaparecido. López y Bustos ejercían en sus provincias un gobierno fuerte y estable tratando de contemporizar con Buenos Aires: la prosperidad porteña era reconocida en el país. A principios de 1824 el ministro Rivadavia presenta a la Legislatura un proyecto de ley, sancionado el 27 de febrero, por el que se convocaron oficialmente a los pueblos a la reunión de un congreso. También,casi por unanimidad fue elegida Buenos Aires como sede del Congreso.

El 2 de abril de 1824, al terminar el mandato de Martín Rodríguez, la Legislatura de la provincia de Buenos Aires eligió como gobernador de la misma a Juan Gregorio Las Heras. eficaz colaborador de San Martín en sus campañas. Intentó conservar los mismos ministros de la anterior administración y sólo Rivadavia no aceptó continuar en el cargo y  el 26 de junio se embarcó para Europa.

LA PROVINCIA DE BUENOS AIRES: En momentos en que iba a iniciar sus sesiones el Congreso, la Legislatura porteña en defensa de los intereses locales, el 15 de noviembre de 1824 sancionó una ley por la cual se reservaba el derecho de aceptar o no la constitución que se redactase. Además, la provincia señalaba que se regiría del mismo modo y bajo las mismas formas como lo había hecho hasta ese momento. Las provincias reprodujeron esta lev con respecto a sus propios gobiernos, y esas cláusulas fueron la condición precisa y el limite que se puso a las facultades del Congreso.

CONGRESO GENERAL CONSTITUYENTE DE 1824

El 1 de diciembre de 1824 había ya en Buenos Aires número suficiente de diputados como para inaugurar las sesiones del Congreso General Constituyente. Buenos Aires se atribuyó nueve diputados, de acuerdo con su población estimada en 135.000 habitantes con la proporción establecida por el reglamento. Todas las provincias enviaron sus representantes, incluso Misiones, Banda Oriental y Tarija. Cuarenta diputados constituyeron el Congreso, que comenzó a sesionar el 16 de diciembre bajo la presidencia de Manuel A. Castro. diputado por Buenos Aires. y la vicepresidencia de Narciso Laprida, diputado por San Juan. La Rioja demoró el envio de su representante debido a la pobreza del verano.



En diciembre de 1824 comenzó a sesionar en Buenos Aires y las resoluciones que adoptó estuvieron estrechamente relacionadas con el desarrollo que tuvo el conflicto con el Brasil. Durante los primeros meses, el acuerdo entre las provincias pareció posible.

En enero de 1825, el Congreso sancionó la Ley Fundamental. En ella, los representantes declaraban la voluntad unánime de mantener unidas las provincias y asegurar su independencia. Declaraban que el Congreso era constituyente pero que la futura Constitución sólo sería válida después de la aprobación de todas las provincias.

Encomendaban en forma provisional al gobierno de Buenos Aires el manejo de las relaciones exteriores, y al mismo tiempo afirmaban el principio de las autonomías provinciales, ya que el gobierno de las provincias continuaba a cargo de sus propias instituciones hasta la aceptación de la nueva Constitución. Pero la iniciación de la guerra contra el Brasil hizo necesarias rápidas resoluciones.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria6.jpg

DEBATE SOBRE LA FORMA DE GOBIERNO EN EL CONGRESO DE 1824

— La Junta de Representantes de Buenos Aires eligió el 2 de mayo de 1820 a Ramos Mejía, de definidas tendencias unitarias como gobernador provisorio.El 16 los jefes y oficiales del ejército invocando la «voluntad de los pueblos de la campaña» repusieron a Soler como Capitán General y lo hicieron proclamar Gobernador por el Cabildo de Lujan. Ramos Mejía renunció.

Los representantes no le aceptaron la renuncia pero le ordenaron entregar el mando al Cabildo. El día 20 de mayo existían en Buenos Aires tres gobernadores: Soler, Ramos Mejía y el Cabildo. Contrasta esta situación de Buenos Aires, con la estabilidad que van logrando las provincias bajo el gobierno de los caudillos.

— Soler, nombrado Gobernador por la Junta de Representantes duró pocos días. Entregó el gobierno provisoriamente a Dorrego y fue al frente de las tropas para oponerse a López que avanzaba sobre Buenos Aires. Fue derrotado en la Cañada de la Cruz.

— López convocó en Luján a los representantes de los pueblos de campaña que eligieron a Alvear como gobernador de la Provincia. Los representantes de la ciudad eligieron como tal a Dorrego.

— Dorrego derrotó a Alvear en San Nicolás, y a López en Pavón.

— La Junta de Representantes convocada por Dorrego eligió gobernador a Martín Rodríguez, amigo de Rosas, cuya actuación en la defensa de la ciudad y luego como je fe de las milicias del sur aumentaba día a día su prestigio.

— Martín Rodríguez gobernó en tranquilidad y prosperidad hasta 1824. Rivadavia de ideas liberales y progresistas fue su ministro de gobierno.



— En enero de 1822 Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe y Corrientes firman en Santa Fe el tratado del CUDRILATERO, para «asegurar una paz firme, verdadera amistad y unión permanente».Establecía este tratado que cualquiera de las provincias firmantes podía convocar un Congreso Gen ral. – La provincia de Buenos Aires convocó este Congreso General que inició sus sesiones el 16 de diciembre de 1824. Enviaron representantes todas las provincias, incluidas Misiones, Tarija y la Banda Oriental.

El 23 de enero de 1825 el Congreso sancionó LA LEY FUNDAMENTAL.

En ella:

a) se adoptaba oficialmente el nombre de Provincias Unidas del Río de la Plata;
b) se estatuía que las provincias debían regirse por sus propias instituciones;
c) establecía que la constitución antes de sancionarse debía ser sometida a la consideración de las provincias;
d) encargaba provisoriamente el manejo de las relaciones internacionales al gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

La ley Fundamental tuvo buena acogida en las provincias.

— Declara la guerra con el Brasil, Bedoya presentó un proyecto de crear «un ejecutivo permanente con carácter nacional».

El proyecto fue aprobado y se conoce con el nombre de Ley de Presidencia.

El día 6 de febrero de 1826 el Congreso eligió Presidente a Rivadavia. El nombramiento produjo malestar en las provincias por cuanto se había violado la ley fundamental y se había elegido presidente «para toda la nación» antes de que la constitución hubiese sido sancionada. Rivadavia por sus ideas liberales y unitarias no era bien visto en el interior.

Sucedía que mientras el sentimiento del país era casi uniformemente federal y tradicionalista, los miembros del congreso, perteneciente al grupo culto nutrido de ideas europeas, era liberal, centralista y unitario.

— En marzo de 1826 fue aprobada una ley de capitalización de Buenos Aires, que motivó el descontento tanto de los federales de Buenos Aires, como del interior.



— El Congreso se dedicó a preparar la constitución. Se hizo previa consulta a las Provincias sobre la forma de gobierno. Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, San Juan y Santiago del Estero se pronunciaron por el régimen federal;Tucumán, Salta, Jujuy y La Rioja por el unitario. Las restantes provincias excepto Buenos Aires y Misiones que no contestaron, por lo que resolviese el congreso.

— El 24 de diciembre fue aprobada la Constitución que establecía «la forma representativa, republicana, consolidada en unidad de régimen». De ella dice Ravignani: «…obra llena de sabias disposiciones, pero que contenía una falla capital, el sistema unitario en contra de la opinión de los pueblos».

— La constitución para su vigencia debía ser aprobada por cada provincia. Fueron enviados comisionados a las distintas provincias pero la constitución fue unánimemente rechazada.

— Rivadavia presentó su renuncia ante la indignación popular cuando se conoció la Convención Preliminar de Paz, firmada con él Brasil.

El Congreso aceptó la renuncia de Rivadavia, encargó al gobierno de la Provincia de Buenos Aires la dirección de la guerra y las relaciones internacionales y se declaró disuelto a sí mismo.

— La situación de la Nación interna y externamente era desastrosa.

— Dorrego, gobernador de Buenos Aires, tomó la dirección de la guerra con el Brasil y las relaciones diplomáticas del país. Las provincias recuperaban su autonomía plena.

Fuente Consultada:
Historia Argentina de Luchilo-Romano-Paz
Historia 3 Historia de una Nación Miretzky y Otros
Breve Historia de los Argentinos de Felix Luna
La Historia-Argentina y el Mundo Contemporáneo Alonso-Elizalde-Vazquez
Educación Democrática de Argentino Moyano Coudert – Texto Para 3º Año – Tercera Edición- Editorial Guadalupe

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------