Los Viajes de Colon Resumen del Descubrimiento de America



Los Viajes de Cristóbal Colón
Resumen del Descubrimiento de América

EUROPA A FINES DE LA EDAD MEDIA

Sintesis del Descubrimiento de America Cristóbal Colón:  Nació en Genova en 1451. Era hijo de Domingo Colón y Susana Fontanarrosa. De humilde origen, pues sus padres eran tejedores, hizo sus estudios primarios en una escuela que sostenía la corporación de obreros a la que aquéllos pertenecían.

En su juventud ejerció el oficio paterno, y joven aún realizó viajes por el mar Mediterráneo hasta la isla de Chío, de donde regresó a Génova para partir hacia Inglaterra. En este viaje la flota de que era tripulante fue apresada por los portugueses y llevada a Lisboa.

Prosiguió su viaje a Inglaterra, y una vez en ella siguió a las tierras del norte para volver luego a Portugal.

Allí contrajo enlace en 1478 con Felipa Moñíz de Perestrello, hija de Bartolomé Perestrello, uno de los descubridores de Madeira, por ese tiempo Colón realizó viajes a las costas atlánticas de África y a Madeira, enterándose allí de las leyendas que circulaban sobre la existencia de tierras al Occidente.

Maduró entonces su proyecto de viaje a las Indias por esa ruta y se lo presentó al rey de Portugal don Juan II, pero acompañado de tales exigencias que hicieron imposible su aceptación.

Decepcionado pasó a España, y en 1486 interesó al ministro Quintanilla, quien lo puso en relación con Fray Hernando de Talavera.

Este pidió consejo a un núcleo de sabios de la corte, que se reunieron en Córdoba para escuchar a Colón. Interrogado éste acerca de sus proyectos, no supo responder satisfactoriamente a ciertas preguntas que se le hicieron, debido a que sus conocimientos cosmográficos eran muy pocos, y no fue tomado en serio.

Insistió Colón nuevamente al ser protegido por el duque de Medinaceli, que quiso costear el viaje, pero el permiso real fue negado a último momento, cuando ya se terminaban los preparativos.

Decidió salir de España, dirigiéndose al puerto de Huelva, pero al no encontrar buque disponible se refugió en el convento franciscano de La Rábida. Allí, el prior, Fray Juan Pérez, se interesó por los planes del navegante y habló de ello al marino Martín Alonso Pinzón, quien encontró realizable el viaje.

Fray Juan Pérez, antiguo confesor de la reina Isabel la Católica, logró interesar a la soberana, quien recibió a Colón en Córdoba, donde el proyecto fue analizado por una junta de peritos y declarado factible.



Se ha dicho que la reina vendió sus joyas para costear la expedición, pero es absolutamente falso. La verdad es que dijo a sus íntimos que: «para ayudar al marino llegaría hasta a empeñar sus joyas si era necesario».

Finalmente, el 17 de abril de 1492, se realizaron entre Colón y la Corona las llamadas «Capitulaciones de la Ciudad de Santa Fe», que establecieron entre otras cosas:

a) Colón y sus descendientes recibirían el título de almirantes de las tierras que él descubriese,

b) Sería virrey y gobernador general de las mismas.

c) Recibiría la décima parte de la venta de los productos preciosos hallados en las tierras que descubriera.

d) Proveería la octava parte de los gastos de la expedición, y recibiría igual porcentaje de las ganancias de la misma.

1-Primer viaje: 

— Tres meses después de la firma de las capitulaciones estuvo equipada la expedición y tripulada por 90 hombres resueltos. Se aprontaron tres carabelas bastante deterioradas, la mayor de las cuales, la «Santa María», nave capitana comandada por Colón, medía 26 metros de longitud.

La seguían la «Pinta», a cargo de Martín Alonso Pinzón, y la «Niña», dirigida por Vicente Yáñez Pinzón, hermano del anterior.

El 3 de agosto de 1492 partió la expedición del puerto de Palos, y después de recalar en la Gran Canaria, pues la «Pinta» sufrió la rotura del timón, enfrentó el «Mar Océano», por el cual, según los cálculos del almirante, se podía llegar a las Indias. Seguramente estos cálculos eran demasiado optimistas, en lo que respecta al tiempo que para ello se invertiría.

Pero como las ansiadas playas no fueran avistadas después de varias semanas de navegación, los tripulantes amenazaron con retornar a España.



Por fin, el 12 de octubre de 1492, el marinero Juan Rodríguez Bermejo, tripulante de la «Pinta», divisó tierra.

Ese mismo día Colón desembarcó solemnemente en ella, tomando posesión en nombre de los reyes de España y. cambiándole la denominación de Guanahaní, que le daban los naturales, por la de San Salvador. Se trataba de una isla del grupo de las Lucayas, pero no se ha determinado aún exactamente cuál de ellas es.

De esta isla pasó a otras que llamó: Santa María de la Concepción, Fernandina, Isabela y Juana (Cuba), a la que por su extensión confundió con Cathay, enviando hacia el interior a dos emisarios que sabían varios idiomas para entrevistarse con el gran Khan, emperador de ese legendario reino, pero sin obtener resultado alguno.

De allí siguió a Haití, designándola Española, donde sufrió la pérdida de su nave, que encalló y se destruyó.

Con sus restos construyó un fuerte (Navidad), dejando a 43 hombres en el, en tanto que partía de regreso a España en enero de 1493, con la «Niña», pues Martín Alonso Pinzón, con la «Pinta», ya se había alejado, seriamente disgustado con el Almirante.

El viaje de regreso fue accidentado. En las islas Azores estuvo a punto de naufragar. Arribó a Portugal el 4 de marzo, donde dio a Juan II noticia del descubrimiento. El 15 de marzo de 1493 llegaba al puerto de Palos, 7 meases y 12 días después de su partida.

Como testimonio del viaje realizado llavaba varios indígenas, algunas plantas exóticas, perlas y una pequeña cantidad de oro. Fue recibido jubilosamente por los reyes en Barcelona, pero se creyó que sólo había hallado un camino hacia el lejano Oriente y no un continente nuevo.

2-Segundo viaje:

— El descubrimiento de las tierras por Colón produjo en España el deseo de obtener riquezas fabulosas. Esto y el espíritu aventurero del español hicieron que se aprontaran para el segundo viaje 17 naves con 1.500 hombres de tripulación, bajo las órdenes del Almirante.

El 25 de septiembre de 1493 partieron de Cádiz y llegaron el 2 de noviembre a las Antillas menores, descubriendo sucesivamente las islas Deseada, Dominica, Marigalante, Montserrat, Santa María la Redonda y la Antigua, San Martín, Santa Cruz y Puerto Rico.

Pasó a La Española, donde encontró el fuerte de Navidad destruido y sus habitantes muertos por los naturales. Fundó en la misma isla el poblado de Isabela y exploró las costas de Cuba descubriendo Jamaica, pero al volver a Isabela encontró a sus habitantes convulsionados. Poco después volvió a España con un cargamento de 500 indios esclavos, llegando a Cádiz el 10 de abril de 1495.



3-Tercer viaje.

— Tres años más tarde, en 1498, partió nuevamente con 600 hombres de desembarco por tercera vez;, desde San Lúcar en dirección a las tierras occidentales. Descubrió la isla de Trinidad y, con las bocas del Orinoco a la vista, exploró el golfo de Paria, las islas Margaritas y pasó .a La Española, donde su hermano Bartolomé había despoblado a la Isabela y fundado al sur de la isla a Santo Domingo, que fue el centro de la colonización en las Antillas.

Colón encontró a la población revolucionada, y las medidas en extremo rigurosas que adoptó para pacificar la isla fueron vanas.

Estas noticias llegaron a España, y los reyes enviaron al comisionado don Francisco de Bobadilla con plenos poderes. Este oyó a los descontentos y, precipitadamente, hizo encarcelar a Colón a sus hermanos Diego y Bartolomé, remitiéndolos engrillados a la Península, En España los reyes le restituyeron los antiguos honores y ordenaron su libertad.

4-Cuarto viaje.

— Colón realizó esta expedición como simple enviado de la Corona y con el objeto de explorar la tierra firme que descubriera en el viaje anterior. El producto se destinaría al rescate del Santo Sepulcro.

elogios importantes para la mujer

Salió de Cádiz con cuatro barcos y 120 hombres de tripulación el 11 de mayo de 1502. En las Antillas menores descubrió la isla Martinica. Trató de desembarcar en Santo Domingo, pero un nuevo enviado de la Corona, don Nicolás Ovando, se lo impidió, cumpliendo órdenes superiores.

El Almirante exploró el sur de Cuba (isla que nunca llegó a rodear) y pasó a las costas de América Central, que recorrió desde Honduras hasta el golfo de Darién, recogiendo en estas regiones una buena cantidad de oro. Pasó luego a Jamaica, donde naufragó, siendo recogido después de un año de penurias, para regresar finalmente a España en 1504, pobre y olvidado, sin que se le reconocieran sus derechos sobre lo que él creía que eran las Indias, murió en Valladolid el 21 de mayo de 1506.

PARA SABER MAS…

CRISTÓBAL COLÓN (1451-1506) fue relativamente justo en el tratamiento que dio a los indígenas del Nuevo Mundo. Los colonos españoles que le siguieron fueron mucho más crueles y despiadados.

MANO DE OBRA Los españoles emplearon a los indios como esclavos, gracias al sistema de encomienda. México y Perú fueron las principales colonias españolas del Nuevo Mundo. En estas áreas se encontraba el preciado oro y las minas de plata. También contaban con una gran población de indígenas para trabajar en ellas. Miles de nativos fueron explotados hasta la muerte, y otros se contagiaron de enfermedades endémicas en Europa, como la viruela y el sarampión.

EL PAPEL DE LA IGLESIA Para que los conquistadores no tuvieran el poder absoluto en las colonias, el gobierno español instauró un complicado sistema de control colonial. Los españoles justificaban la explotación de los nativos por el hecho de que ellos eran paganos (practicantes del culto a varios dioses) y no cristianos. Los sacerdotes cristianos intentaron convertir a los indígenas y derribaron los templos anteriores.

DERECHOS DE LOS NATIVOS
El gobierno español introdujo leyes para proteger a los indígenas a causa de las denuncias de Bartolomé de las Casas. España estaba muy lejos y los colonos creyeron que no era rentable tratar a los trabajadores nativos con humanidad.

NUEVOS ESCLAVOS DE ÁFRICA Hacia 1600, la población de indígenas americanos en las colonias españolas era la mitad de la que había cuando llegaron los españoles a comienzos del s. XVI. En aquella época las minas y plantaciones de azúcar en las colonias españolas y portuguesas las trabajaban esclavos traídos desde África. A partir del s. XVII, pero sobre todo a lo largo del s. XVIII, los holandeses y los ingleses se dedicaron a la trata de negros y empezaron a vender esclavos africanos a las colonias de América del Norte.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------