Las Tierra Maravillosas del Oriente Descubiertas por Marco Polo



Tierra Maravillosas del Oriente Descubiertas por Marco Polo

Kublai Khan y Marco Polo: Kublai Khan gobernó como emperador de China durante treinta y cinco años. Adoptó el título dinástico de emperador en 1271, unos once años después de subir al poder, fundando una dinastía conocida como la dinastía Yuan, que duró más de un siglo.

Amaba la cultura china y gobernó de acuerdo con sus formas tradicionales. Pero no se fiaba de los chinos políticamente (habían surgido rebeliones menores durante todo su reinado) y eligió a sus consejeros, gobernadores y oficiales de otros territorios sometidos al dominio mongol.

Detestaba el derramamiento de sangre innecesario y había tomado el territorio de los Sung con muy pocas bajas, si se compara con los asesinatos a gran escala de sus antecesores. Su corte de Pekín era rica y brillante. Estimuló a los artistas, escritores y músicos y desarrolló el comercio con otros países. Los barcos se agolpaban en los florecientes puertos de Fuchow. Hangchou y Cantón.

Kublai Khan se hizo famoso en Europa a través de los escritos de un explorador y comerciante veneciano, Marco Polo, que vivió en la corte desde 1275 hasta 1292.Marco Polo nos ha dejado una vivida descripción de Kublai y de Khanbalik. nombre que entonces se daba a Pekín. El Gran Khan —escribió— era de estatura moderada y cutis «claro y rubicundo como una rosa». De sus cuatro mujeres tuvo veintidós hijos.

El palacio de Kublai despertó una especial admiración en Marco Polo. Hablaba de su enorme tamaño (según dijo, sólo el gran salón podía contener varios miles de personas) y de su brillante tejado. Los techos y paredes estaban adornados con oro y plata. En los suelos había un lago artificial lleno de peces de todas clases.

Tras la edad de oro de Kublai, que murió en 1294 a los 78 años, el imperio mongol empezó a desmembrarse rápidamente. Los gobernadores de las provincias alejadas actuaban independientemente y los sucesores de Kublai, a pesar de ser gobernantes capaces y benevolentes, no pudieron mantener unido el imperio. Los principales estados secesionistas fueron la Horda de Oro y el reino persa bajo los descendientes de Hulagu.

https://historiaybiografias.com/linea_divisoria3.jpg

TIERRA DE MARAVILLAS
El sensacional relato de Marco Polo sobre la China del siglo XIII

BAJO LA LÓBREGA luz del comedor del emperador chino, Marco Polo observaba asombrado, mientras los hechiceros murmuraban sortilegios sobre una hilera de fabulosas copas doradas dispuestas sobre el piso.

A 10 pasos, sobre una elevada plataforma, estaba sentado el emperador Kublai Kan, supremo gobernante de China y de casi todo el resto de Asia. Las copas se elevaron mágicamente, cruzaron la mesa del Kan y se posaron suavemente frente a éste.



Ni una gota de líquido se derramó. Los hechiceros lograron de este modo que ningún ser inferior tocara la copa de la que bebería el emperador.

marco polo

Viaje de familia: Ésta es sólo una de las maravillas que narra el viajero veneciano del siglo XIII en su libro Il milione, conocido como Los viajes de Marco Polo. Hasta donde se sabe, el veneciano no fue el primer europeo en llegar a China: su padre Niccolo y su tío Maffeo tuvieron ese privilegio. La fama de Marco Polo radica en haber sido el hombre que reveló a Occidente las maravillas de Catay, nombre con que se conocía entonces a China. Acompañó a su padre ya su tío en el segundo viaje de éstos a la legendaria corte de Kublai Kan y viajó por todo el imperio como emisario del Kan.

El espectáculo de las copas voladoras era, sin duda alguna, un elaborado acto de ilusionismo, que tal vez resultaba más plausible a los espectadores por el consumo de kumis, embriagante fermentación de leche de yegua o camella. Sin embargo, no era el único acto de magia que practicaban los hechiceros. Según Marco Polo, también controlaban el clima y alejaban las nubes del palacio imperial, aunque en las cercanías lloviera torrencialmente.

Modelo de eficiencia: Kublai Kan disfrutaría de las magias de sus hechiceros cortesanos; pero también dirigía un Estado asombrosamente moderno. Por ejemplo, el papel moneda existió en China desde el siglo VII. Lo hacían de corteza de morera, que machacaban hasta aplanarla y pegaban para formar hojas, a las que les imprimían una serie de complicados sellos para garantizar su autenticidad. Las tentativas de falsificación merecían la pena de muerte, no sólo para el falsificador sino para sus hijos y nietos.

El Kan se mantenía al tanto de los sucesos de su vasto imperio por un sistema postal que pocos Estados modernos, si acaso, podrían igualar. Según Marco Polo, en todos los principales caminos del imperio el Kan mantenía en suntuosos albergues y establos hasta 400 caballos para sus mensajeros, en paraderos separados por no más de 50 km. Unos 10.000 paraderos y más de 200.000 caballos atendían este sólido sistema de comunicaciones, complementado con corredores a pie.

Obsequios para el soberano En su segunda visita a Kublai Kan (en túnica azul oscuro forrada de armiño), los hermanos Polo llevaron consigo aceite consagrado. una carta del Papa, solicitada lO años antes, t.’ al joven Marco, de 17 años (arrodillado, de Lloica verde).

Marco Polo calculò que con esos recursos Kublai Kan recibía las noticias en menos de la sexta parte del tiempo que un viajero normal emplearía en tales distancias, y que en épocas de una emergencia nacional un jinete podía galopar hasta 400 km diarios, velocidad de comunicación difícilmente igualada hasta el advenimiento del ferrocarril.

¿Exageraba Marco Polo? No hay razones para creer que lo hiciera deliberadamente. Dictó su relato siendo prisionero de guerra (lo habían capturado los genoveses, grandes rivales de los venecianos, durante una batalla en el Mediterráneo), con pocas esperanzas de vivir para ver su hogar o alcanzar la libertad de nuevo. No habría ganado nada al decir algo que no fuera cierto.

Sabia ud. que..?



EN LA CHINA de Kublai Kan, cualquier agricultor cuyas cosechas se perdieran a causa de una tormenta eléctrica dejaba de pagar impuestos durante tres años. Esto no era caridad desinteresada. Los chinos creían que los rayos eran signo de desaprobación divina. De tal suerte, si el Kan aceptaba dinero de alguien que había provocado la ira de los dioses, podía convertirse en blanco de ésta.

SEGÚN MARCO POLO, los chinos creían que la vesícula biliar de los cocodrilos tenía propiedades medicinales, como curar la rabia y aliviar los dolores del parto.

MARCO POLO informó que Kublai Kan tenía un extraño poder sobre los animales salvajes en presencia del Kan, incluso los leones más grandes se tiraban al suelo «con toda la apariencia de humildad sincera». Además, permanecían así, obedientes, sin cadenas.

Fuente Consultada: Sabía Ud. Que..? Selecciones Reader Digest – Wikipedia – Historia Universal Tomo I y II.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------