La Vida Cotidiana en el Frente de Batalla En La Primera Guerra



La Vida Cotidiana en el Frente de Batalla En La Primera Guerra

Cuando se habla de la guerra, se suele centrar la atención en las fuerzas de combate, en las batallas que se produjeron y, sobre todo, en los éxitos o en las derrotas de los diversos ejércitos.

Sin embargo, detrás de las cifras, de los nombres de los generales o de las estrategias militares, una gran cantidad de hombres, mujeres y niños padecen, en los frentes o en la retaguardia, todos los horrores que un conflicto como la Primera Guerra Mundial pudo provocar.

El hambre, la muerte, el frío, el miedo, las familias deshechas y la violencia desenfrenada se convierten en la realidad cotidiana de millones de personas que, además, no tenían ningún tipo de responsabilidad en el inicio del conflicto.


DOCUMENTO 1 El ataque 

Sordo, mudo, saturado de pólvora y de ruido, camino automáticamente […] Veo a los hombres como caen a mi lado […]. Las balas llegan por ráfagas, muy bajas, y levantan la tierra a mi alrededor. «Nos están disparando con ametralladoras», dice mi compañero. […] Estamos a menos de 40 metros de sus trincheras y el enemigo aún es invisible.

GALTIER-BOISSIERE:La fleur au fusil

DOCUMENTO: 2 Las trincheras 

Las ratas se han multiplicado en estos últimos tiempos, sobre todo desde que casi no limpiamos las trincheras […]; las ratas son aquí particularmente repugnantes a causa de su medida […]. Parecen muy hambrientas. Se comen el pan de casi todo el mundo. Kropp tiene su trozo envuelto y escondido bajo su cabeza, pero no puede dormir porque las ratas le pasan sobre la cara para ir a buscar el pan […].

Los primeros momentos, con la careta antigás, son decisivos para saber si vivirás o morirás; la cuestión consiste en comprobar si es impermeable y no está rota […]. 

REMARQUE, EM.: Sin novedad en el frente.

DOCUMENTO: 3 Los gases 



La muerte nos envolvió, impregnó la ropa y las mantas y mató todo aquello que respiraba en nuestro entorno. Los pajarillos cayeron en las trincheras, y los gatos y los penos, compañeros nuestros de fatigas, se tendieron en el suelo a nuestros pies y nunca más despertaron. Habíamos visto de todo: minas, obuses, bombas lacrimógenas, la devastación de los bosques, los negros fragmentos de las minas que caían por todas partes, las más espantosas heridas y las avalanchas de hierro más asesinas, pero nada se podía comparar con esta niebla que, durante horas largas como siglos, ocultó a nuestros ojos el resplandor del sol, la luz del día, la blanca pureza de la nieve.

Lefllon, 20 de marzo de 1917.

DOCUMENTO: 4 La miseria iguala a los soldados de ambos bandos 

Dentro de todo este barro, los combatientes tienen el aspecto más extraordinario. La suciedad ha revestido a los soldados de un uniforme en el cual la invisibilidad desafia todo reconocimiento. Van vestidos de tierra, maquillados de tierra. Los pantalones, la capa, la cara, las armas están llenas de barro. […] Sólo la culata de los fusiles está cubierta con un trapo para protegerla. No podemos distinguir silos cadáveres que encontramos por el camino son franceses o alemanes. 

L’Illustration, 24 de abril de 1915.

DOCUMENTO: 5 La deserción de los soldados 

Suplico una vez más, de la manera más apremiante, que vengan a relevarme, puesto que ya sólo queda un tercio de los combatientes. […1 Resulta muy difícil mantener a los hombres en sus puestos amenazándoles con un consejo de guerra. Cada vez que cae una bomba, los hombres huyen y hay que empujarles hacia delante. Ni tan siquiera el ejemplo que dan los comandantes de las compañías produce el menor efecto. Tal situación es la consecuencia de los esfuerzos excesivos que se les han exigido del 2 al 13 de mayo, y del agotamiento físico y moral, interrumpido solo por escasas jornadas de descanso.

Fragmentos del diario de un oficial alemán, sobre los soldados, junio 1915.

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------