Energía Mareomotriz Producir Electricidad Con Las Mareas



Energía Mareomotriz Producir Electricidad Con Las Mareas

USINAS ELECTRICAS QUE USAN LA FUERZAS DE LAS MAREAS

Hasta ahora, el hombre ha hecho muy poco para aprovechar la energía de los mares y utilizarla convenientemente. La central mareomotriz francesa de la Ranee, fue la primera en su estilo en el mundo, que produzcía electricidad a partir del regular flujo y reflujo de las mareas.

Ocurre que, en este lugar particular de la costa francesa, la diferencia entre pleamar y bajamar es lo suficientemente grande para poder hacer funcionar una planta eficaz. En realidad, hay pocos sitios en el globo terrestre donde el nivel del agua sube y baja lo suficiente como para que valga la pena llevar a cabo la operación.

El desnivel entre la pleamar y la bajamar en el estuario de la Rance tiene un valor medio de 11,4 metros y, por otra parte, la electricidad producida puede consumirse inmediatamente en la región. Por estas circunstancias, el proyecto resulta práctico. Dos veces en cada día lunar (24 horas y 50 minutos), una «ola astronómica» llega del Atlántico y penetra en el Canal de la Mancha.  Su potencia bruta se ha estimado en  56 millones de cabullos vapor.

Aproximadamente, una mitad de esta potencia se pierde en el Canal, al romper las olas y al rozar con el fondo del mar y a lo largo de la costa. Lo que los ingenieros intentan aprovechar con sus centrales mareomotrices es una parte de esta energía perdida.

El principio de la operación, en su conjunto, es sencillo. El hombre lo ha utilizado desde la antigüedad, con ruedas de molino impulsadas por la marea. Un canal, con una compuerta abierta cuando sube la marea, se llenará de agua.

Ésta podrá ser retenida cerrando la compuerta y, posteriormente, se utilizará para producir trabajo o para hacer funcionar algún tipo de planta generadora, cuando la marea baje.

Desgraciadamente, esta teoría tan sencilla fallará en la práctica, porque esto significa que sólo se puede producir electricidad cuando la marea está bajando, y una generación momentánea de electricidad en la madrugada no es útil a nadie. Se necesita una producción regular, para suministrar energía en el tiempo preciso, y esto exige una organización mucho más compleja.

En realidad, pura poder armonizar la producción de electricidad con la demanda se necesita una calculadora que dirija las operaciones de abrir y cerrar las compuertas.

VEINTICUATRO CENTRALES ELÉCTRICAS EN  UNA
La central de la Rance organiza su producción de electricidad por medio de veinticuatro elementos, que, para el espectador, aparecen como veinticuatro canales que corren a lo largo de una gran presa, construida a través del extremo del estuario de la Rance.



El conjunto tiene una longitud total de 750 m, y consta de Oeste a Este de:
  • Una esclusa que permite la navegación entre la parte embalsada y la parte de mar de la bahía, de 65 metros de largo por 13 metros de ancho.
  • Una planta mareomotriz de 390 metros de largo por 33 de ancho, formada por 24 turbinas «tipo bulbo», de 10 MW cada una.
  • Un dique de entronque de 163 metros de largo que completa el cierre del estuario entre la planta y el islote de Chalibert.
  • Una pesa movil de 115 metros de largo, provista de 6 válvulas de tipo «wagon», capaces de funcionar a una diferencia de altura de la columna de agua de 10 metros; siendo su ancho de 15 metros cada una.
  • Una carretera de doble sentido que une Dinard con St-Malo, la cual se ve sometida al paso de 26.000 coches diarios, siendo 60.000 en verano.

Represa Mareomotriz en Francia Dos veces al día pasan 184 millones de metros cúbicos a través de la presa, cayendo de una altura de 11,4 metros y proporcionando energía. Se eligen los momentos del día en que se necesita más electricidad, las horas de máximo consumo.

Lo energía básica de una central eléctrica mareomotriz depende de dos factores: la superficie del canal en el que se retiene el agua y la diferencia entre la pleamar y la bajamar. Por tanto, conviene elegir un lugar en el que este valor sea el más grande posible. El estuario de la Ronce tiene una superficie de 22 kilómetros cuadrados y el nivel del agua varía 11,4 metros, como valor medio, en cada marea, lo que significa una cantidad de agua de 184 millones de metros cúbicos que entra y sale dos veces al día. El Mediterráneo no podría utilizarse nunca para producir energía eléctrica, ya que la marea sólo hace variar el nivel del mar en pocos decímetros.

Cuando la marea sube, el agua se precipita dentro de los canales, impulsando las turbinas a su paso. Así se produce mucha menos energía que cuando las presas están vaciándose; pero, a pesar de todo, todavía resulta conveniente.

Al final de la marea se utiliza energía de la red ordinaria, para que la turbina siga girando y llene la presa por encima del nivel exterior durante esta operación. Este aumento extra de nivel es un métodopara obtener algo a partir de nada.

Cuesta muy poco tomar electricidad del sistema para hacer subir, artificialmente, el nivel del agua, digamos 50 centímetros más. Pero tres horas después, cuando el nivel del agua en el exterior haya bajado unos 6 metros, esta misma agua tendrá una caída de 6 metros y, en la práctica, podrá proporcionar una energía 12 veces mayor que la empleada para subirla a su posición inicial.

El tiempo en que se almacena el agua a este nivel artificial depende de la demanda de electricidad. En el momento oportuno, el agua puede salir hacia el mar y proporcionar así la electricidad a la red. La turbina que convierte el flujo de agua en   una   corriente   eléctrica   utilizable   está sumergida y se encuentra en el paso de la corriente de agua. Está rodeada de agua por todas partes y posee una gran hélice, que es impulsada por la corriente.

La hélice es de láminas ajustables, que pueden orientarse de modo que se adapte a las condiciones imperantes. Se puede llegar a la turbina sumergida por medio de un túnel con una escalera.

Cuando una presa se ha vaciado y alcanzó el nivel de la marea que la rodea, se toma otra vez un poco de energía de la red para producir un sobrevaciado. Entonces, el ciclo completo puede empezar nuevamente.

Cada pequeña central funciona independientemente de las demás, para responder a las distintas necesidades de corriente, según las diferentes mareas. El número de ciclos diversos que se pueden utilizar en el curso de un mes es variable, permitiendo, así, una adaptación a las más diversas demandas de electricidad y el mejor aprovechamiento de toda clase de mareas.

Es necesario tener en cuenta el hecho de que las mareas se retrasan 50 minutos cada día y no tienen siempre la misma amplitud. Se calcula que la producción anual de la central será de unos 540 millones de kilovatios-hora por año, producción muy pequeña para una central eléctrica. Pero el combustible no faltará nunca y la planta será una experiencia útil para decidir si se puede emplear el mismo principio en otro lugar del globo terráqueo.

esquema represa mareomotriz



La turbina, que está sumergida y se encuentra en el paso de la corriente de agua, gira,
proporcionando   una   pequeña   cantidad   de   electricidad.

Se toma de la red una pequeña cantidad de electricidad,
para elevar artificialmente el nivel del agua  en el estuario.

Represa mareomotriz

A medida que se vacía el embalse, la turbina produce una
gran cantidad de electricidad en el sistema.

Cuando el embalse está vacio, se toma un poco do electricidad para hacer
girar la turbina y vaciar todavía más la presa.

FUENTES DE ENERGÍA ELÉCTRICA
Casi toda la energía eléctrica producida actualmente prosede de combustible! extraídos de la Tierra, que pueden encontrarse en una u otra forma. Estos combustibles —carbón, petróleo y uranio— se extraen, retiran y trasporté?; antes de utilizarlos para trasformar el agua en el vapor que hará funcionar los generadores eléctricos. Además de estas fuentes de energía, existen otras —ríos de corriente rápida y el calor procedente del Sol.

En todos los métodos convencionales, la energía encerrada en el combustible se convierte, primero, en energía calorífica. En el carbón y en el petróleo, lo que se convierte es energía química; en el caso del uranio se utiliza la energía desprendida en la fisión controlada de los núcleos de uranio.

En la instalación de la Ranee, la energía mecánica de la marea se convertirá directamente en energía eléctrica.



El procedimiento es similar, en principio, a las centrales hidroeléctricas que funcionan en todo el mundo, mediante la energía mecánica que libera el agua al caer de un nivel a otro. Esta energía se convierte directamente en electricidad Este proyecto de la Ranee también se parece mucho a otros de almacenamiento por bombeo, ya en servicio en Luxemburgo (en Vianden) y en el país de Gales (en Ffestinlog).

En ambos proyectos, como en el de la Ranee, sólo se pers fluir el agua a través de los equipos generadores cuando se requiere, es decir, cuando hay una demanda en el circuito eléctrico. En los proyectos de almacenamiento por bombeo, el agua se hace subir a una colina desde una reserva hasta otra más elevada, en los momentos del día en que no hay una gran demanda de electricidad. Se guarda hasta que la demanda alcanza un máximo y entonces se libera, dejándosela fluir a través de los equipos generadores, para producir un suplemento de energía eléctrica, muy necesario.

Otro ejemplo de conversión de una energía natural es la utilización de la energía solar. Una gran cantidad de energía radiante procedente del Sol alcanza la superficie de la Tierra durante el día y puede utilizarse para trasformar agua en vapor. Este vapor puede hacer funcionar turbinas generadoras. Tales proyectos se han puesto en marcha en Rusia a partir de la década del 60´.

Fuente Consultada
Enciclopedia TECNIRAMA Fasc. N° 118 Electricidad Producida Por Las Mareas

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes



------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------