Mapa Politico de Argentina Provincias y Capitales Republica Argentina






La República Argentina, situada en el extremo sur del continente, es el cuarto país americano en extensión, después de Canadá, Estados Unidos y Brasil. Limita al N. con Bolivia y Paraguay; al E. con Brasil, Uruguay y el Atlántico; al S. con el Atlántico y con Chile y al O. con Chile.

Su territorio presenta una configuración más o menos triangular, cuyo vértice llega hasta cerca del Círculo Polar Ártico. De norte a sur, entre Jujuy y Tierra del Fuego, alcanza su mayor desarrollo, con 3.694 km; su anchura máxima, en la latitud de Corrientes, es de 1.423 km. Las fronteras argentinas con los países vecinos se estiman en 9.37Ó km, y el litoral marítimo alcanza los 5.117 km.

Por sus características físicas el territorio argentino puede dividirse en seis regiones muy diferenciadas:

1) la tropical del N., de extensos bosques y llanuras aptas para cultivos propios de las zonas cálidas;
2) la montañosa del O. y NO., de cumbres imponentes, elevadas mesetas y profundos valles;
3) la fluvial del E., con notables ríos, suelos fértiles, algunas colinas y elevación serrana hacia el NE.;
4) la llanura del centro o pampeana, la más rica extensión agrícola-ganadera del país;
5) la Patagonia, arenosa, de clima frío, seco y ventoso, que concentra la cría del ganado lanar, y
6) los lagos del sur, zona muy fría, de ventisqueros y en parte boscosa.

MAPA POLÍTICO Y RUTAS

mapa politico de la republica argentina

Puede Acceder a Este Mapa Mas Grande

La división política de la REPUBLICA ARGENTINA
El espacio geográfico argentino se divide políticamente en 23 provincias y un distrito federal, la ciudad de Buenos Aires, que es la capital de la nación. Tanto las provincias corno la ciudad de Buenos Aires son autónomas, dictan su propia constitución y sus leyes, tienen un gobierno propio y representantes en el Congreso y el Senado de la Nación.

Las provincias se dividen, a la vez, en unidades políticas menores, llamadas departamentos. Por razones históricas, en la provincia de Buenos Aires, se denominan partidos. La provincia más joven es Tierra del Fuego, que dejó de ser territorio nacional en 1990 y abarca también las islas del Atlántico Sur y la Antártida Argentina.

En las últimas décadas se asiste a un proceso de descentralización del territorio, es decir que algunas funciones básicas, antes prestadas por el Estado nacional, como el servicio educativo, fueron transferidos a cada jurisdicción provincial, a partir del supuesto de que, desde el poder local, se está más cerca de los problemas y necesidades de la gente y se pueden respetar los particularismos de la idiosincrasia de cada comunidad. La relación entre la Nación y las provincias debe ser equilibrada y favorecer el diálogo entre sus respectivos representantes, de modo de facilitar la concreción de políticas de desarrollo.

También debe serlo entre las provincias. Lamentablemente, en ocasiones, la falta de manejo integrado de los recursos naturales compartidos, generó conflictos entre los pobladores de dos jurisdicciones colindantes. Es el caso de la guerra del agua , que se produjo en 1996 entre las provincias de Santiago del Estero y Santa Fe, porque en la primera regulaban el agua del río Salado para el riego durante una sequía excepcional, impidiendo el abastecimiento de los pobladores santafesinos. También, por el exceso de agua, se produjeron incidentes en el paralelo 28 que limita Chaco y Santa Fe, cuando durante las devastadoras inundaciones, los pobladores chaqueños, derribaron terraplenes y drenaron el agua hacia Santa Fe.

La Antártida y las islas del Atlántico Sur
La Argentina es un país reclamante ce soberanía en la Antártida. Sus reclamos se fundamentan en argumentos sólidos: su proximidad geográfica (junto con Chile son los países más cercanos al continente)  la continuidad geológica de sus estructuras físicas; la herencia histórica derivada de los tratados acordados en tiempos de la dominación española; la ocupación, presencia y actividad científica permanente (ininterrumpida desde 1904); la exploración, realizada en múltiples expediciones que alcanzaron incluso el Polo Sur; el salvamento de expediciones extranjeras cuyos buques quedaron atrapados por los hielos de los mares antárticos.

mapa antartidaSin embargo, la comunidad internacional no reconoce soberana alguna en la Antártida. Esto se debe a que este tiene un régimen internacional establecido por el Sistema Antártico, del cual la Argentina es miembro original desde 1961.

En un comienzo, doce países firmaron en Washington (Estados Unidos) un Tratado, por el cual siete (entre ellos la Argentina) reclaman soberanía sobre un sector del espacio político antártico.

Otros países no reclaman sector ni reconocen la soberanía de nadie, como los Estados Unidos y Rusia. La situación es más compleja porque el territorio reclamado por la Argentina se superpone con los reclamos de Chile y Gran Bretaña.

Por otro lado, la comunidad internacional presiona para que la Antártida sea declarada patrimonio de la humanidad, es decir que sea internacionalizada.


Anuncio Publicitario


Este criterio va tomando fuerza creciente. Mientras tanto, el Protocolo firmado en Madrid en 1992, prolonga por cincuenta anos el congelamiento de las pretensiones de soberanía, y las prohibiciones ce desarrollar actividades militares y explotar los recursos naturales, evitando así el deterioro de este frágil ambiente. En la actualidad se intenta fortalecer la cooperación científica entre los numerosos países que tienen presencia en la Antártida.

La Argentina continúa sin resolver también la cuestión de la soberanía sobre las islas Malvinas y otras islas del Atlántico Sur. Heredadas de la corona española y ocupada; por la nueva nación, fueron usurpadas por los ingleses en 1833. Desde entonces nuestro país reclamó por distintos medios sus derechos sobre los archipiélagos australes.

La frontera es el área dinámica que se extiende a ambos lados de un límite, con un intenso movimiento de las poblaciones que la habitan. Es frecuente que los pueblos que viven en la frontera compartan expectativas comunes, paisajes, costumbres, lenguas y tradiciones similares, y una fuerte actividad comercial que los relaciona.

En las fronteras, las aduanas controlan la entrada y salida de las personas y mercaderías que cruzan de un país a otro. No obstante, es frecuente el contrabando, producido particularmente por las diferencias económicas existentes entre los países vecinos. Estas se manifiestan por ejemplo en el tipo de cambio, relacionado con el valor de la moneca de cada país.

En las fronteras boliviana y paraguaya, se desarrolla el llamado contrabando hormiga con largas filas de personas pasan productos en grandes bultos sobre sus cabezas, para revenderlos en donde la diferencia de precios lo justifica.

Las personas que viven en la zona de frontera reciben muchas emisoras de radio y canales de televisión de los países vecinos. La influencia cultural que esto provoca se manifiesta en las lenguas en contacto. En la frontera con el Brasil se habla el “portuñol”, una mezcla de castellano (español) y portugués, con muchos términos tomados del guaraní.

Si bien a cada lado de la frontera late el corazón por la bandera del propio país, esto se comprueba, por ejemplo, cuando los países vecinos juegan las eliminatorias del mundial de fútbol), la frontera es un punto de encuentro y sus habitantes tienen problemas e intereses comunes, estén a uno u otro lado del límite. Con la consolidación  del  Mercosur,   se  construyeron  numerosos  puentes  que fortalecen los intercambios fronterizos, entre ellos el que une la ciudad de Posadas con la de Encarnación en Paraguay. (Fuente Consultada: SOCIEDAD EN RED 3° ciclo EGB 9 Editorial A-Z)





OTROS TEMAS EN ESTE SITIO



Leave a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *