Casa de Sobremonte Historia y Ubicación Monumento Historico



HISTORIA DE LA CASA DEL VIRREY ESPAÑOL SOBREMONTE

En la vieja ciudad de Luján, sobre el lado derecho del Cabildo, en la calle Lezica y Torrezurri esquina General Lavalle, se encuentra ubicada esta histórica casa. Ocupa un solar de veinte metros de frente por setenta de fondo. Fue mandada construir a mediados del siglo XVIII por el mariscal dé campo don Manuel de Pina-zo, cabildante y hacendado de la zona que tuvo destacada actuación como jefe de fronteras de  la  provincia de  Buenos Aires.

Es una casa de bajos con anchas paredes de adobe, con un altillo sobre el zaguán. Sus techos, a dos aguas, son de tejas españolas, y sus tirantes, de algarrobo y urunday. Las puertas y ventanas, hechas de madera dura, ostentan herrajes trabajados a martillo.

Los patios, con pisos de gruesos ladrillos, están adornados con naranjos, talas, paraísos y muchas otras especies de plantas, que según aseveran los pobladores de la histórica villa; gran parte de las cuales fueron plantadas en la época de la construcción de la finca.

Hasta 1803 fue ocupada por don Antonio Pereira y Marino, quien instaló en ella las oficinas de la Real Renta de Tabacos en la localidad, que estaban a su cargo, al mismo tiempo que la utilizaba como residencia. En ese entonces la casa era conocida con el nombre de Estanco de Tabaco y Naipes.

Casa del Virrey Sobremonte

Cuando el virrey marqués Rafael de Sobremonte durante las Invasiones inglesas huyó hacia Córdoba, al pasar por la Villa de Lujan se alojó en esta finca, a la que se conocía ya como Casa del Virrey Sobremonte por haber pasado en ella con anterioridad cortas temporadas.

En julio de 1806 las fuerzas inglesas que se habían apoderado de los caudales del Virreinato utilizaron durante cinco días la histórica casa como alojamiento para varios oficiales y hombres de tropa del regimiento de Dragones y del famoso 71 de Highlanders.

Luego del triunfo de los patriotas sobre los invasores y obtenida su rendición, el gobierno del Virreinato dispuso que se alojaran en ella los oficiales que habían sido tomados prisioneros al ejército del general Carr Beresford. Estos, al igual que los demás militares británicos confinados en la ciudad de Luján, permanecieron allí hasta la primera quincena del mes de febrero de 1807, pues en esa fecha el gobierno dio una orden por la cual todos fueron trasladados, para su internación, a la capital de la provincia de Catamarca.

Durante los años de 1830 a 1845 la habitó el destacado hombre de ciencia doctor Francisco Javier Muñiz, quien realizó en aquel entonces interesantísimos estudios del suelo de Lujan y escribió varios textos que bien pueden considerarse como las bases de nuestra literatura paleontológica.



Años más tarde la propiedad fue adquirida por un hijo suyo, el que a su muerte la dejó en herencia a doña Elena Torres de Muñiz, dama muy religiosa y caritativa, quien por el año 1900 la donó para sede de los Círculos de Obreros Católicos.

En 1889 la finca fue habitada por Julio Jordán, que instaló en sus dependencias el órgano periodístico «La Verdad».

Este señor,  sugestionado por una  tradicional   leyenda,   hizo  cavar —sin  éxito—  los patios de la casa en procura de un tesoro que se dice dejó enterrado el   general   Beresford y que pertenecía a los bienes del Virreinato.

En 1917 el padre Vicente Dávani cedió la propiedad a cambio de otra, en atención al decreto dado en la fecha por el entonces interventor de la provincia de Buenos Aires, Dr. José Luis Cantilo, por el cual la casa pasaba a formar parte del Museo Histórico.

En el transcurso del año 1923 fue restaurada en su totalidad y desde entonces ha cobrado las mismas características que tenía en la época de su construcción,  pues con el  correr del tiempo y las modificaciones introducidas de acuerdo a los destinos que se le dieron habían alterado en gran  parte sus primitivas líneas arquitectónicas.

El 12 de octubre de 1923 se instaló en ella el Instituto del Museo, y desde entonces, junto con el viejo Cabildo, forman el actual Museo Colonial e Histórico de la Provincia de Buenos Aires.

Fue declarada Monumento Histórico por decreto N° 120.411 del 21 de mayo de 1942.

Fuente Consultada:
Los Monumentos y Lugares Históricos de Argentina Carlos Vigil -Edit. Atlántida-
(Atención: Puede que el nombre de algunas calles de la Capital Federal hayan sido modificados)

https://historiaybiografias.com/archivos_varios5/estrella1_bullet.png

ocio total

juegos siete diferencias

noparece

fotos

creencias

anticonceptivos

mujeres

actitudes

actitudes


puzzles


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------