Innovaciones Tecnologicas en la Revolucion Industrial



Innovaciones tecnológicas en la revolución industrial

A finales del s. XVIII en Gran Bretaña surgió una ola industrializadora que barrió Europa y América del Norte, transformando la sociedad rural del mundo occidental en una sociedad urbana y poniendo los conocimientos del capitalismo moderno.

Esta revolución industrial trajo cambios sociales profundos, junto con innovaciones tecnológicas que alimentaron un vasto crecimiento económico.

cuadro de inovaciones tecnologicas en la revolucion industrial

►INICIOS BRITÁNICOS:

La abundancia de recursos naturales como el hierro y el carbón, y una clase media creciente y dispuesta a invertir, permitieron a Gran Bretaña aprovechar al máximo los nuevos avances tecnológicos.

En la década de 1770, James Watt mejoró una máquina de vapor que aportaría la energía necesaria para diversos usos industriales, desde  el bombeo de agua en minas hasta la maquinaria de fábricas y molinos.

La producción textil en particular se mecanizó rápidamente —en 1835 había ya más de 120.000 telares mecánicos en las fábricas—, lo que atrajo en masa a hombres, mujeres y niños a las ciudades industriales, donde soportaban condiciones espantosas, largas jornadas laborales y sueldos míseros, hasta que la aparición de los sindicatos  comenzó a limitar los excesos de los dueños de las fábricas.

LA REVOLUCIÓN SE EXPANDE:

Las nuevas técnicas industriales se adoptaron en otros países, arraigando primero en Bélgica en la década de 1820 y extendiéndose rápidamente durante la segunda revolución industrial (1840-1870)  la construcción de ferrocarriles en Alemania.

Suiza y los EE. UU. que facilitaron el transponte de mano de obra y bienes.

En Europa, la emancipación de los siervos -en Francia en la década de 1790, en Alemania entre 1811 y 1848, y en Rusia y Polonia en la década en 1860- generó una fuerza de trabajo más disponible para la industria, papel que en los EE. UU. desempeñó la inmigración a gran escala.

En el año 1855, el inglés Henry Bessemer inventó un nuevo proceso para convertir el hierro en acero, un metal mucho más resistente y versátil que el hierro forjado.

Esto suministró materia prima a las nuevas líneas ferroviarias y mejoró la calidad de los barcos el poder del armamento.

La demanda de acero era casi insaciable, en 1910, Krupp, el mayor fabricante alemán , tenía unos 70.000 empleados, cuando en el año 1822 solo tenia 122.

LOS HOMBRES QUE HICIERON POSIBLE LA EVOLUCIÓN TECNOLÓGICA:

Los inventos y el perfeccionamiento de la tecnología constituyen una característica sobresaliente de la Revolución Industrial inglesa.

No se puede hablar de la misma sin mencionar la máquina de vapor, asociada en principio a la minería y luego a la industria textil y al uso del hierro y del carbón mineral o coque.

Su desarrollo fue fruto del ingenio de hábiles técnicos en el siglo XVIII. ya que el descubrimiento científico de la presión de los gases o vapor de agua fue realizado durante el siglo anterior.

En 1770 el físico francés Denis Papin había sido el primero en desarrollar un molar de pistón conocido como marmita, que aprovechaba el movimiento del aire y la presión del vapor.

Se la conocía como la máquina atmosférica muy sumaria que incluía un pistón flotante, destinada a abastecer de agua un depósito para los surtidores del jardín de Casel. Aunque la máquina no llegó a funcionar, logró entenderse mejor los conceptos físicos para las futuras innovaciones.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

Otros inventores ingleses, usando este principio, crearon nuevas máquinas para bombear agua: Thomas Savery en 1698
puso en funcionamiento una destinada a bombear el agua en las minas.

Esta «amiga del minero», como la denominó su inventor, no poseía ningún pistón y utilizaba el prinncipio del vacío creado por la condensación del vapor para aspirar el agua del fondo y arrojarla a la superficie por un juego de válvulas.

Tuvo una existencia efímera, dado que en esa época había muchos problemas todavía no resueltos, tanto en el terreno de la ciencia —presiones elevadas, condensación, como en el terreno de la técnica —resistencia al calor y a la presión de las canalizaciones, mecanización de los pistones y cilindros, estanqueidad.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

Newcomen, mercader de máquinas de minas, crea con los consejos del físico Robert Hooke, miembro de la Royal Society, una máquina atmosférica por fin verdaderamente funcional en 1712.

Destinada también al achicamiento del agua en minas y sin embargo de un rendimiento mediocre, durante aproximadamente sesenta años sirve de base a los trabajos de Watt, en Inglaterra, y de los hermanos Périer en Francia.

Como su nombre lo indica, estas primeras máquinas atmosféricas no utilizaban la presión del vapor en el ciclo motor, sino la acción de la presión del aire sobre el pistón en la fase de condensación.

Como ésta es generada por un chorro de agua fría sobre el pistón, se perciben las perdidas inherentes al sistema a través de los constantes enfria­mientos y calentamientos de la parte cilindro-pistón.

Por otra parte, mientras que hasta entonces todas las máquinas de potencia se fabricaban en madera, esos comienzos del siglo XVIII afrontan los problemas debidos a la utilización del metal pesar de eso, vemos instalarse en las regiones mineras de Inglaterra, y después del continente, una cantidad de esas máquinas de balancín, saliendo de un edificio levantado en pleno campo, mu su enorme «cabeza de caballo» al ritmo de un ciclo de cada de segundos.

Para darse una idea de esas máquinas en el paisaje siglo XVIII, muy parecido a las actuales bombas de petróleo, también ellas en pleno campo o cerca de un poblado, y que oscilan al ritmo de estas primeras bombas de fuego.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

La culminación de esta prehistoria de la máquina a vapor será con el nacimiento de la máquina de Watt, que implica perfeccionamientos importantes, entre ellos sobre todo el recurso al condensador separado y a la utilización de la presión de vapor sucesivamente sobre las dos caras del pistón.

Puesta en marcha con éxito 1776, se beneficia de los progresos que indujeron las máquinas teriores en la mecánica y la metalurgia.

En el curso del siglo XVIII se desarrolló todo un movimiento para resolver los problemas tecnicos que bloqueaban los progresos de la máquina de Newcomen.

La máquina para calibrar los cilindros, puesta en marcha en 1775 por Wilkinson, desempeña a ese nivel un papel esencial.

Una vez lanzada la dinámica, nada puede detener ahora el movimiento pendular que empezó a operarse, y en ese último tercio del siglo XVIII interfieren diversos factores: factores técnicos, por supuesto, pero también un terreno económico y social que condujo ese movimiento, aun cuando no haya sido su motor principal.

Hoy se conoce el rol preponderante que desempeñó la industria textil en este proceso de emergencia de un nuevo sistema técnico.

https://historiaybiografias.com/bullet_explorar.jpg

En la minería también las innovaciones fueron graduales.

A mediados del siglo XVIII se comenzaron a utilizar en las minas de carbón caballos para arrastrar los vagones, lo que permitió bajar los costos, ya que se reemplazaron los mineros carretilleros por jóvenes con menor salario.

Esto también abarató el costo del hierro, que para fundirse necesitaba carbón, y a la vez la rebaja de éste permitió el uso del hierro colado en importantes proporciones en la minería: para fabricar tirantes o vigas (lo que admitió excavaciones a mayores profundidades) y rieles para trasladar las vagonetas cargadas de minerales.

Todo incidió en la disminución aún mayor del precio del coque y del hierro.

En 1779 se construyó el primer puente de hierro, y diez años después, el primer barco; los ferrocarriles necesitaron un poco más cíe tiempo, surgiendo en la primera mitad del siglo XIX.

Aumentaron, entonces, la cantidad de altos hornos para la fundición de hierro con coque, con el estímulo cíe las guerras que demandaban municiones.

En la fundición se perfeccionaron los métodos, permitiendo los inventos de Henry Cort (1783 y 1784) utilizar también el coque para el pudelado (transformación del hierro colado en hierro dulce, especial para la mecánica, quemándole el carbono) y para el laminado (conversión del hierro en láminas).

Antes para ello debían hacerlo con carbón vegetal, que al ser escaso en Inglaterra se tenía que importar del Báltico.

Al autoabastecerse Gran Bretaña, la industria se concentró alrededor de las minas de Staffordshire.Yorkshire, Clyde y Gales del Sur.

Estos inventos no hubieran podido ser puestos en práctica sin la máquina de vapor cíe Watt, porque requerían mucha energía. En la industria textil los cambios fueron más rápidos.

James Hargreaves había desarrollado un torno o maquinaria simple, movida a mano, que podía hilar hasta ocho hilos a la vez (1767); al ser pequeño, favorecía la industria domiciliaria, pero su producto, suave, no era muy resistente, por lo que el hilado más firme debía hacerse a mano.

Para solucionar esto, Richard Arkwright -que no era ingeniero, sino barbero y fabricante de pelucas- solicitó ayuda a un relojero y construyó un bastidor mecánico 8 en 1768.

Pero necesitaba para moverle mayor energía que la humana, por lo que al principio se utilizaron caballos y luego se reemplazaron por fuerza hidráulica, por lo que se debieron instalar en fábricas en zonas rurales, ya no en casas particulares.

Los tejidos se perfeccionaron cuando Samuel Crompton, tejedor, inventó una máquina que era una mezcla de las otras dos: la hiladora intermitente.

Finalmente, cuando en 1790 comenzó a utilizarse el vapor para moverlas, se establecieron grandes fábricas urbanas.

Estos métodos fueron mejorándose, aunque al principio sólo fueron aplicables en las telas de algodón.

También, hemos dicho, la industria química se desarrolló, al buscar nuevas técnicas para el blanqueado de las telas y su posterior tintura.

La Historia del Mundo en Imágenes


Entradas Relacionadas Al Tema


------------- 000 -----------

imagen-index

------------- 000 -----------